NON profit y FULL profit organizations

barco Coincido en skype, ese maravilloso invento gratis, como wordpress o wasap, con Carlos Carrera, compañero de fatigas y amigo, al que dejo enganchado a intenet cuando me acuesto, pasadas las 12:30 de la noche, y al que encuentro enganchado cuando me levanto, a eso de las 6:45.

Carlos es uno de los 3 promotores, junto con Marina Escalona y Jaime Buhigas, de “aprendemos todos”, un movimiento social por una nueva educación en España.

Aparte de saludar, tengo una intención clara, y se la voy a contar.

Estas últimas semanas he estado moviendo una presentación relacionada con dos movimientos contrapuestos y complementarios, que he titulado “los fuegos artificiales y el tran tran del tren”, dos movimientos que tienen por objeto mover la energía en una organización, de forma puntual (los fuegos artificiales) y con un enfoque de continuidad (el tran tran del tren). Estos 2 movimientos me han hecho pensar y me han movido finalmente a mí mismo.

Contacto con Carlos para animarle a “animar” y “movilizar” la tribu de aprendemos todos. Aquí, aparece una casualidad, siempre hay una casualidad en el camino, en forma de libro que estoy ojeando, “por qué necesitas un coach”, de Juan Carlos Cubeiro, un libro que he intercambiado con Silvia. En el capítulo 7, ¿quiénes te apoyan?, Cubeiro cita a Seth Godín, experto en marketing, autor de la vaca púrpura, que leí el verano pasado, y de Tribus, un libro que me va a interesar leer.

Según Godín, hoy el marketing va de engancharse con la tribu, y de entregar productos y servicios CON HISTORIAS que se difunden. Definitivamente, me interesa ya.

Para él, toda tribu es un canal mediático, como lo eran antaño los periódicos, las teles, las radios, que se mueve por 6 principios

  • transparencia
  • solidaridad
  • crecimiento
  • colaboración
  • exclusión (de aquellos que no pertenecen)
  • y desarrollo (apoyando el desarrollo de los que sí pertenecen),

y que tienen 5 elementos:

  • un manifiesto,
  • un mecanismo fácil para la conexión de nuevos miembros
  • un mecanismo de interconexión de los miembros,
  • la idea clara de que la cosa no va de dinero,
  • y una forma de evaluar los progresos.

Yo lo leo y me vienen a la mente los amantes de las Harley, o del 600, o del mini, o los clientes convertidos en fans y apóstoles de la manzanita. Por alguna extraña conexión neuronal, tal vez tengo una ruta imperfecta, he conectado de nuevo con el movimiento “aprendemos todos”.

Hace un par de semanas escaso, el 26 de Julio, me volví a encontrar con Marina y Jaime en un acto que era encuentro y despedida, ya que se celebraba el cierre del espacio abierto de la fundación Tomillo, qué extraño juego de palabras, con el que estaba interesado en colaborar. Como no tenía vida previa allí no sentí pena. Simplemente pensé que esa era una puerta que no se iba a abrir para mí. Allí charlé con Marina, ofreciéndole mi apoyo para reactivar la comunidad, una palabra que para mí tiene más sentido que tribu, de aprendemos todos. Y me acuerdo de Javier Estefanía, amigo con el que he compartido ayer comida y charla, según el cual estamos cerrando los viejos lazos (mi sangre, mi religión, mi tribu), y para crear nuevas formas y espacios de vinculación personal.

En eso estoy, charlando por skype con Carlos, y me dice que él no está este año, recién aterrizado en Kansas City, Missouri, en búsqueda de nuevo trabajo y desarrollo profesional, para actividades non profit. Me hace gracia escucharle después de la aventura del año pasado con Prepárate Madrid, evento, como los fuegos artificiales, en el que colaboramos como voluntarios con una alta implicación.

Me quedo pensando que es cierto. Es muy diferente el evento, el fuego artificial, del desarrollo en el día a día de la iniciativa (el tran tran del tren). Y le animo a Carlos a ser de nuevo voluntario, qué bonito es ser voluntario, y apoyar “aprendemos todos” desde un blog que no llegó a activarse mucho, y crear de nuevo comunidad, desde las ideas (los valores), con historias pequeñas del camino (a modo de comportamientos observables, observados y compartidos). Vamos hablando de posibilidades, 2 familiares ligados con el mundo de la educación, una relación con su hermana y su cuñado que actualmente residen en México DF, un congreso en el que, por casualidad, se ha apuntado para la semana que entra, en el que se trabaja el eje Canadá, EUA, México, en ámbitos de negocio (full profit) y de sociedad (non profit).

Me acuerdo de las 3 esferas de la triformación social (el viernes me junté a comer con mis compañeros del curso pasado, liderado por Luis Espiga), y la separación de las tres esferas, legislativa, social y económica, con las tres leyes que le son propias (igualdad, libertad y fraternidad), y pienso que bien podemos hacer cosas aquí y allá. Aquí (en España) y allá (EUA y México), full profit y non profit.

Le dibujo un escenario de posibilidad a Carlos, que pasa en el corto plazo por el non profit y aprendemos todos, para mover una tribu en el tran tran del tren con su ayuda, y un escenario full profit con el tran tran del tren (y el cuentacuentos) aplicado en organizaciones de su nuevo entorno vital en los estates, gracias por la geolocalización, Carlos.

Y empezamos a dibujar nuevos escenarios juntos. En uno, tan bonito como interesante, nos juntamos estas navidades en Distrito Federal, con su hermana y su cuñado y con mis hijos. Y aprovechamos para una segunda ronda comercial (y lo que pasa 2 veces volverá a pasar una tercera) en México.

madrid df latam

Desde luego es maravilloso este nuevo espacio de posibilidades. Entro en Google y me pongo a trazar rutas que llevan (Canadá – EUA – México) y traen (México – España) de aquí para allá, como he hecho para estas vacaciones de agosto. Pienso en un mundo en el que el full y el non son compatibles, un mundo en el que las organizaciones se abren al concepto de la fraternidad, y en el que el espacio y el tiempo no son tan importantes. Sin querer, mi mente se ha echado al mar. Estoy creando nuevas realidades, nuevos espacios de posibilidad, navegando de aquí para allá, y pienso en una nueva ruta comercial a abrir. Una imagen de un barco me acompaña. Lógico, si tengo que cruzar el mar.

enbarcomon   Así lo vimos…

Y apuro el tiempo mientras preparo la mochila del viaje. La semana que viene me tomo vacaciones, para juntarme a una singular escuela de verano. Se trata de una escuela de padres. Un poquito el mundo al revés. Un montón de adultos que nos juntamos para ser niños… otra vez.

Si te parece bien, mañana te hablo de la iniciativa de “aprendemos todos” que tiene lugar la semana que viene en Prado Luengo, Burgos.

 

lo que había por robar, ya está robado (y mientras aparece lo nuevo, ¿hacemos un 69?)

69pordelanteAyer por la tarde ultimé mi porra para el mundial, que incluía la eliminación de Brasil en la ronda previa, Croacia primera de grupo, Camerún segunda, algo que creo que no ha pasado en la historia del fútbol, Brasil, gran potencia del futbol mundial, estandarte del jogo bonito, eliminada en primera ronda.

Ayer, viendo el partido con Fernando, nos faltó Pedro, qué pena, para compartir las cervezas, levantarnos henchidos de gozo y gritar gol, me quedé con el cuerpo cortado al ver el desenlace del partido. Un desenlace previsible, por otra parte, pero no por esperado dejo de sentir vergüenza ajena. Está bien jugar contra 12 (el público local tiene derecho a animar), pero es terrible jugar contra 13 (al árbitro japonés sólo le faltó enfundarse la camiseta canrinha y bailar samba al pitar el penalti). En un juego en el que se gana por 1-0, caso del fútbol, que un árbitro se invente un penalti es demasiado.

El wasap de Pedro, ausente de la celebración, al finalizar el partido, resume lo sucedido a la perfección.

Brasil 1, Croacia 1, Japón 2.

Pero todo eso no es tan importante. La pregunta que nos podemos hace es por qué ocurre eso de forma tan sistemática. Me refiero a un apoyo tan exagerado al país anfitrión de un evento. Porque está bien jugar con 1 más, pero es excesivo jugar con 2 más, sobre todo si ese último encarna el papel de la justicia, ciega, indiferente a circunstancias, a veces no pequeñas, como los intereses económicos asociados al juicio.

Y de ahí, nos vamos directos a la organización del mundial de Brasil, y a la nota de Joana Havelange:

“No apoyo, no comparto y no vestiré de negro ningún día que haya partido durante el Mundial. Quiero que la Copa se desarrolle de la mejor manera. No voy a manifestarme en contra, porque lo que había de ser gastado, robado, ya fue. Si había que protestar, tenía que haberse hecho antes. Yo quiero que quien llegue de fuera vea un Brasil que sabe recibir, que sabe ser gentil. Quiero que quien llegue quiera volver. Quiero ver un Brasil lindo. Mi protesta contra la Copa será en las elecciones. Otra cosa, destruir lo que tenemos hoy no cambiará lo que se hará mañana”.

Y ahí estoy de acuerdo con Joana. Todos queremos ver un Brasil lindo, y un Qatar lindo, y una España, y un México, y un Estados Unidos, y un Irán lindo. El problema está en que donde hay mucho dinero, hay mucho dinero para robar, o para corromper, algún día abriremos ese suculento melón. Y es más suculento un mundial con 12 sedes, o 12 melones, que uno con 8, porque hay más. Aunque se demuestre, qué vergüenza, que no nos llega, ni con los sobrecostes en los que se incurren, para terminar a tiempo.

El problema es que cuando hay un interés económico fuerte, la justicia, vestida de negro, con o sin birrete, en un campo de fútbol verde, qué bonito, o en un tribunal de justicia, falla, a pesar de su ceguera, por el que más dinero tiene.

En este mundo que se parece cada vez más al circo, pan y circo inventado por los romanos, primeros maestros del marketing de masas, y explotado hasta la extenuación por la fifa, la uefa, la metro goldwyn mayer y Disney, vivimos de una forma cada vez más exagerada la concentración del capital.

Y cuando hay mucho interés económico, quién sabe por qué, la justicia no conoce la igualdad, y el arte no conoce la libertad.

Parece que todos somos conscientes de lo que pasa, y hemos decidido aceptar que esto es lo que hay.

69mon   Así lo vimos…

A principios del siglo XX, Steiner formula la triformación social, un movimiento que lleva el ideal de un mundo bueno, bello y noble al mundo económico, con la división de poderes político / judicial, social y económico, que se rigen, en ese marco ideal, por las leyes de la igualdad (el mundo político / judicial), la libertad (el mundo social), y la fraternidad (el mundo económico).

En el siglo XXI, hay movimientos que se acercan a este ideal. Por ejemplo, la Economía del Bien Común, de Christian Felber.

En ambos modelos se busca regular los excesos que surgen de la concentración de capital y de intereses en manos de unos pocos, y de un mundo económico que desconoce el sentido de la fraternidad.

Hablando de unos pocos, Joana Havelange es nieta de Joao Havelange, fue nombrada directora ejecutiva del COL, siglas de Comité Organizador Local (COL) del Mundial de Brasil, (durante el mandato de su padre al frente de la CBF (Confederação Brasileira de Futebol).

neymar

Muy interesante, por cierto, el artículo publicado en el país al efecto de la que tomo la captura de imagen superior.

Christian, mucho ánimo. Hay trabajo por delante. Ahí donde haya dinero, hay una oportunidad de cambio. Si hay mucho dinero, grande.

Por cierto, lo mires por donde lo mires, el penalti que pitó ayer el árbitro es un acto de amor. Ya lo mires por delante, primera imagen del post, ya lo mires por detrás, en esta última, la pareja que estaba en el campo estaba haciendo un 69. Y aquí hemos venido a jugar al fútbol, no a practicar sexo.

69

Releo estas líneas y me pregunto de qué hablan. Sí, no, sí, no, creo que tengo que volver al título, “lo que había por robar, ya está robado”, y a la idea subyacente, esto no lo vamos a cambiar, al igual que el penalti a favor del equipo anfitrión que sólo el árbitro vio, y creo que estoy hablando de responsabilidad personal.

Si crees que no se puede cambiar, es imposible.

Si crees que se puede cambiar, y pones tu granito de arena para que suceda. Hay una posibilidad.

Unos pocos activos hacen porque una multitud pasiva consiente. Todos y cada uno de nosotras, personitas mayores, puede cambiar su forma de pensar, su forma de sentir respecto las cosas, y lo que es tanto o más importante, su estado de actividad, pensar sentir y hacer. Porque lo que haces importa, vaya que sí.

y tú, ¿haces caso a las señales? (crossroads)

naufragoEn algún momento de nuestra vida todos nos hemos sentido un poco naúfragos, sin un rumbo claro que seguir, sin un objetivo, y sin una boya a la que aferrarnos, perdidos en la inmensidad. No te preocupes, siempre ha sido así.

Si tienes un rato corto, para coger vacaciones, puedes acompañarnos un rato en una isla paradisíaca, o mejor todavía, de vuelta de la isla, para recordar, con el álbum de fotos a cuestas, ahora digitales, recordar tan bellos momentos. Porque recordar es volver a vivir.

Si te gusta el cine, toma asiento, que te invitamos a un corto de Naúfrago, una película protagonizada por Tom Hanks, en la que algo se habla de la tiranía del tiempo, de las conversaciones en el no tiempo, y de las señales, que nunca llegan a destiempo.

Ya terminando la peli, nuestro amigo se encuentra sin casa, sin familia y sin un vínculo con su anterior trabajo, en su particular cruce de carreteras. Sólo le queda un acto de agradecimiento antes de ir a quién sabe dónde.

a veces, afortunadamente, escuchamos las señales del camino, o las de nuestro cuerpo, o las de nuestro corazón. No está mal para empezar.

naufragomon   Así lo vimos…

me acuerdo de un chico que acompaña a un amigo a una reunión de trabajo en Pamplona, hace aproximadamente 3 años por estas fechas. Su objetivo, terminando la entrevista, es coger camino del Pirineo, rumbo a Ochogavía, por poner un ejemplo. Desde hace un mes está en proceso de divorcio, roto y perdido. Terminando esa entrevista, se encuentra en la variante oeste de pamplona, cuando él pensaba encontrarse más al este. En vez de seguir a su mente (yo quiero ir allí), mira a los carteles que le surgen en el camino. El primero le da a elegir entre San Sebastián y Vitoria, Donostia y Gasteiz, anda, si puedo pasar a saludar a Gidor (que sería elegir Vitoria). Escucha a su corazón que le dice San Sabastián, qué raro, parece que quiere perder. Llegando a San Sebastián, otra elección difícil, Zarautz o Irún, con lo bonito que es Zarautz, qué curioso, su impulso le lleva a Irún.

El joven se encuentra tomando decisiones desde otro centro, un sitio alejado de la cabeza, de lo mental, que le lleva a comer en un restaurante del puerto de Hondarribi, Fuenterrabía, Goxodenda, que te quiere recomendar hoy. Goxo, sabroso, denda, tienda, tienda sabrosa, un nombre muy raro para un restaurante espectacular, que deja para darse un paseo por el monte Jaizkibel, a medio camino entre Hondarribi y Pasajes, un monte en el que hace una parada larga y se dedica a sentir y a observar.

Mikel termina durmiendo esa noche en el albergue de Pasajes, tras una conversación con los hospitaleros, al comienzo de una ruta de Santiago que hace una excepción con un viajero que no llega a pie, pero sí trae el espíritu del peregrino. Perdido en la inmensidad de este mundo chico, conectando con otro centro que no es su cabeza, que no es tengo que, o lo mejor que puedo hacer es, se da un fin de semana para ir tranquilo, para escuchar, para conectar. Tal vez ha estado demasiado tiempo, sin saberlo, perdido.

Han pasado tres años, y el joven, sentado a las teclas de su ordenador se sonríe, casi llora, qué tonto, y piensa qué bonito es naufragar.

Te dejo con una canción de naúfragos, return to sender, de Elvis,

3 elementos para una nueva comunicación

Un discípulo llegó muy agitado a la casa de Sócrates y empezó a hablar de esta manera:
– Maestro, quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…
Sócrates lo interrumpió diciendo:
– ¡Espera! ¿Ya hiciste pasar por las tres bardas lo que me vas a decir?
– ¿Las tres bardas?
– ¡Sí! – replicó Sócrates-. La primera es la VERDAD… ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?
– No… Lo escuché comentar a unos vecinos…
– Pero, por lo menos, lo habrás hecho pasar por la segunda barda, que es la BONDAD. ¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?
– No, en realidad no; al contrario…
– ¡Ah! – interrumpió Sócrates-. Entonces vamos a la última barda, la NECESIDAD. ¿Es necesario que me cuentes eso?
– Para ser sincero, no; necesario no es.
– Entonces – sonrió el sabio-, si no es verdadero, ni bueno, ni necesario … sepultémoslo en el olvido…

A veces nuestra lengua es muy rápida. Recapacitemos antes de hablar. Qué diferente sería si todos hiciéramos pasar por las tres bardas lo que decimos, quizá diríamos un tercio de lo que decimos…

Cuento extractado de Cuentos con alma, puentes de luz, de Rosario Gómez

3circulosmon Así lo vimos…

Leo las líneas anteriores y me sueña extrañamente conocido, o al menos cercano.

En la educación de mis hijos he tenido la suerte de vivir en un proceso en el que cuidan 3 etapas diferenciadas del desarrollo del Ser.

De los 0 a los 7 años, en el jardín de infancia, cuidan de dotar al bebé de un mundo BUENO, un mundo en el que la bondad, encarnada en la figura de la jardinera, representa en el colegio la figura de la mamá, y de la del papá.

De los 7 a los 14 años, el niño o la niña viven una realidad de un mundo BELLO. Sus sentidos abiertos exploran un mundo enorme, en sus relaciones, en su cotidiano vivir, estamos en primaria.

De los 14 a los 21, el hombrecito y la mujer recién estrenados se enfrentan a un mundo que no les gusta en todos sus extremos, cuyas leyes tienen que testear. ¿Es cierta esta regla? ¿Existe realmente? ¿Es justa? ¿Es verdadera? Pasamos por secundaria, por bachillerato, la universidad se avista en lontananza.

Estos ciclos, que resumo mucho, de los 0 a los 21, facilitan la creación del Ser, del yo. Y los vamos perfeccionando de los 21 a los 42, de los 42 a los 63, en procesos de profundidad, como la cebolla. Una capa tras la anterior.

Un universo Bueno, Bello y Verdadero, que también podemos traducir como Noble o Justo..

Me acuerdo de la fábula de Sócrates y me pregunto si la correlación es exacta o simplemente he trazado un paralelismo con la base del 3.

  • ¿Es verdad lo que me vas a contar?
  • ¿Es bueno lo que me vas a decir?
  • Y una tercera pregunta en la que parece indagar: si no es verdad, si no es bueno, ¿por lo menos es bonito, me va  a aportar algo positivo?, ¿es necesario o te lo puedes callar?

Cuando trabajamos con esquemas de comunicación distribuidos, como ocurre en organizaciones que enCUENTrAN CUENTOS es fundamental que todas las personas participantes compartan un desde dónde común.

Nuestra propuesta es muy sencilla. Cuentos, fábulas, historias tejidas desde el corazón. Historias buenas, historias bellas, historias verdaderas. Historias que iluminan nuestro vivir.

Un desde dónde necesario en una nueva comunicación.

perder un año para ganar la vida

barcoEn una actividad reciente en cliente, en un taller titulado “el mando intermedio en una organización innovadora”, presenté varias de las dinámicas de oé corazón, varios juegos para pensar, para reflexionar y hacer diferente.
Y me presenté por medio de una historia, una historia personal, porque no hay nada más universal que lo más personal, de la misma forma que no hay nada que mueva más a una persona que una historia de otra persona, una historia con corazón.
Ese día, me presenté con la historia de un niño, que en primero de primaria tuvo que cambiar de colegio, porque en la primera quincena de Octubre, casi sin un mes de curso, ya estaba catalogado como el monstruo de la clase. Además, entre otras circunstancias, la profesora y tutora estaba estresada porque no iba a conseguir acabar el temario, de primero de primaria, no se lo pierdan, señoras y señores.
Recapacitando sobre la historia del niño, no pude evitar una frase relativa a Gorka, mi hijo mayor. Perdiendo un año, ganó la vida, que impactó, vistas las evaluaciones del taller, a una persona. Porque lo que nos pasó fue exactamente eso.

Gorka cambió de colegio, y nos ofrecieron, ya que era de diciembre, una plaza en jardín de infancia, tras un periodo de evaluación de 2 semanas. Repetir un año, en resumidas cuentas, algo con tan mala prensa hoy en día, en un entorno en el que estamos tan interesados en ganarle tiempo al tiempo, donde rápido se entiende como mejor, y repetir curso es sinónimo de fracaso escolar.

El diagnóstico de Mariana fue contundente:

  • a Gorka le faltaba jugar,
  • y tiene miedo al profesor.

Tras reconocer los síntomas y aceptar el diagnóstico, Gorka estaba repitiendo el último año de jardín de infancia.

10 años más tarde podemos evaluar los resultados de lo que hicimos, y vemos un chaval sano, fuerte, responsable, buena gente, amigo de sus amigos y buen estudiante. Y aunque es imposible evaluar los resultados de lo que no hicimos, supongo que ya te has parado a pensar al respecto (no sabemos los resultados del camino que no tomamos), todo parece indicar que no medicarle con Ritalín como nos recomendaron en el centro educativo del que salimos huyendo fue un acierto.

Para este niño pequeño parar un año fue un regalo. Volver a jugar y a disfrutar de su infancia, de los columpios y del arenero fue una maravilla del mundo mundial. Y lo fue para toda su familia, que entró en contacto con otro ritmo y otra forma de hacer.

Gorka, nunca me ha tocado tanto una evaluación, y me lo permito repetir, qué regalo, perdiendo un año ganó la vida. Es curioso cuantas cosas se pueden hacer en un año, una unidad de medida en el que caben tantas cosas, con su invierno y su verano, con su otoño y su primavera.

Echo la mirada atrás y veo los primeros posts de oé corazón, publicados en marzo del 2013, a modo de recopilación de una serie de posts anteriores, publicados en diario responsable, un saludo desde aquí, Jordi, todo el éxito del mundo en el evento de esta semana, con referencia a la responsabilidad social, y los siguientes, ya en abril del 2013, con la impronta tonta de oé corazón, con ese modo de contar y entretejer historias con retazos de otras historias, y pienso qué estoy haciendo.

Sin duda, estoy haciendo lo que Gorka me enseñó. Estoy jugando en mi arenero, construyendo una historia diferente, una historia en el que hombres y mujeres mayores se vuelven a permitir jugar, también en el trabajo. Un juego inocente, en el que no hay miedo al profesor, ni al jefe, ni a la compañera, ni al subordinado, ni al qué dirán.

Un juego en un espacio con corazón, en el que los sentimientos pueden aflorar, en el que las emociones sí forman parte de nuestro ser, y se entrelazan con nuestro pensar y con nuestro actuar.

Un espacio en el que, poco a poco, el profesional se encuentra con su Ser, y se da cuenta de que esos atributos redescubiertos de la infancia, la desinhibición, la curiosidad, la dinámica de prueba y error, le hacen mucho más flexible a la adversidad, y le permiten volver a construir castillos más fácilmente, si el anterior se rompió este va a ser mejor. Un espacio en el que poco a poco el profesional se encuentra con otros profesionales, y se reconocen como personas y como grupo, y se dan cuenta de esas capacidades nuevas, que siempre estuvieron de forma potencial, que están redescubriendo juntos.

Porque qué fácil es crear cuando nos quitamos tres capas de miedo (cómo me voy a mostrar, qué dirán de mí, qué va a pasar) y nos aventuramos nuevamente en la pregunta, en el no sé, en el vamos a tener que probar…

Hace un año pensé que un blog podría ser una buena forma de compartir el camino de oé corazón con toda aquella persona que estuviese interesada en escuchar, en sentarse a escribir, a leer, a responder, a interactuar. Poco a poco, el camino se manifiesta y nuestra particular forma de hacer, plagada de reflexiones, de preguntas y de conversaciones, tan parecida a tricotar, da paso a otra reflexión compartida, a otro post.

Perder un año para ganar la vida, parar un poco para pisar con más fuerza y determinación, definitivamente qué bonito es este camino, también en el seno de tu organización, convertida en una unidad generadora de innovación.

barcomon   Así lo vimos…

1 año creando posts

9 años en lontananza nos permitirán evaluar los resultados de alguna de las decisiones que tomamos hoy, sin miedo a cómo nos vamos a mostrar, al qué dirán, a qué va a pasar, sin miedo a experimentar y a jugar, elementos clave de la creatividad. También de la innovación.
 

una de fútbol ficción (¿fichará el Madrid al genio del tiken taken?)

pepva por delante mi reconocimiento a dos grandes clubes de la historia del fútbol, seguramente el mejor club del siglo XX y el mejor club del siglo XXI, el club con más copas de Europa, el Madrid, con 10 menos una, y el club que ha desarrollado el mejor equipo de la historia del fútbol (con 6 de 6 triunfos posibles en una temporada) y una racha de 5 años escandalosa. Sí, estoy hablando del Real Madrid y del Barcelona, los dos clubes dominantes de la liga española.

en la comparativa y en las líneas que siguen, fuera aparte de las características propias del club y del entorno en el que se desarrollan (características del socio madridista y del socio culé), aflora una figura, que empezó pequeña y se va haciendo grande con el paso del tiempo. Tal vez te ayude una pista. Se llama José, y no es Mourinho. y si te hace falta otra, le llaman Pep, porque es catalán. Sí, la figura que hace la diferencia notable entre unos y otros es Pep Guardiola, actual entrenador del Bayern (esto también es una novedad, el fútbol español creando escuela a nivel mundial), y maestro de ceremonias del Barca del tiqui taca, ahora reconvertido en el tiken taken alemán.

En mi proceso de seguir las noticias del fútbol, el circo romano moderno, me puede mi gusto por lo colectivo (cómo se forma y se mantiene un equipo) y lo social (cómo mueve a la sociedad) frente al carácter individual al que estamos tan expuestos (Messi vs Ronaldo). Porque el fútbol, mira por donde, es un deporte de equipo, característica que los medios, tan proclives al efecto gladiador, son tendentes a olvidar.

En la ruta de la comparativa, Guardiola destaca en la pugna entre estos dos clubes por varias ideas, que transformo en apuntes personales.

1 El Barca no era nada frente al Madrid (ni estadísticamente ni en realidades tangibles) hasta que Guardiola llegó (no me olvido de Cruyff, que tuvo lo suyo que ver en esta revolución).

2 El equipo que recibió Guardiola, lejos de ser un equipo ganador, era un equipo descompuesto (se libró de Ronaldinho, de Deco, y cuando pudo, al de un año, de Etoó), y confió en un grupo de chavales que subió de segunda (Busquets), que no tenían presencia en las alineaciones y estaban por formar (Piqué), o en figuras emergentes dentro del club, jóvenes con proyección (Messi, Iniesta).

3 Guardiola, como todo buen líder, se equivoca, pero no se casa con la equivocación. Es evidente que se equivocó con Ibra y con Chigrinsky, pero sólo le duró un año cada equivocación. Billete de ida y vuelta en ambos casos, sin apenas dudar.

4 Cuando el Barca necesitaba una renovación (en un artículo cuyo título no recuerdo se hablaba de 5 titulares a los que quiso dar aire, Alves, Piqué, …, quién sabe si Messi), y no encontró apoyo en la directiva, decidió emigrar.

5 Entre las diferentes alternativas que tenía, como buen caballo ganador, eligió a un equipo de leyenda: el Bayern alemán. Uno de los grandes en el mundo continente europeo, un equipo Champions, en detrimento de otras opciones en Italia (un poco de anti-futbol) o Inglaterra (donde posiblemente se volvería a encontrar con Mou). Y llegó a un Bayern ganador, aunque cuando fichó no se conocía el desenlace de Liga y Champios, al Bayern de Heynckes, otro gran entrenador.

6 Lejos de hacerse pequeño, después de perder la supercopa alemana, con las críticas que recibió, ha seguido a la suya, bajando a Javi Martínez a la defensa, fichando a Tiago (vaya fallo del Barcelona de Tito, que no le hizo jugar ni le dio cancha ni confianza), subiendo a Lahm al centro del campo, una decisión de valientes, otra más. La reconversión del lateral derecho con más historia del fútbol alemán en centro campista jugón, un salto en el vacío del que sólo un valiente es capaz. Y no le quita ningún mérito al jugador, que además es el capitán del equipo: “Sería imposible estar aquí sin Lahm”.

7 La última es curiosa. El jugador, hasta ahora suplente de Lahm, es brasileño. Y lo ha hecho tan bien, que está convocado por su país, y le disputará el puesto a Dani Alves, de la misma forma que Javi Martínez, reconvertido en central por Bielsa, y reconfirmado en el puesto por Pep, cualquier día se lo quita a Piqué en la roja. ¿Venganza de Guardiola, del destino, o simple casualidad?

Y ya jugando un juego nuevo, al de adivino, releo una noticia en la que le preguntan a Xabi Alonso sobre su futuro en la liga americana, cómo nos gusta eso de las quinielas, quién viene, quién va, un juego parecido al del despelleje en el pueblo, mira cómo se ha vestido hoy la vecina del sexto, y pienso en todos los grandes jugadores que han compartido en su carrera los colores del Barca y Madrid: Schuster, Figo, Luis Enrique entre otros, y me surge una pregunta curiosa.

Ya que para llegar a la undécima, hay que pasar por la décima, ¿cuánto va a tardar el Real Madrid en hacerse amigo de su mayor enemigo? Porque ya ha tropezado varios años con el Barca del tiqui taca de Guardiola, y puede encontrarse otros más, éste el primero, con el tiken taken del Bayern de Guardiola (creo que a estas alturas ya habrás adivinado que apuesto por los otros). ¿Cuánto crees que va a tardar Florentino, o su sucesor, en fichar al maestro de ceremonias de Santpedor? Tuya mía, tuya mía, tuya mía, me la quedo yo.

pepmon   Así lo hemos visto…

A esta pregunta le vamos a añadir otra.

A cualquier entrenador, casi, le encantaría recibir una oferta de Barca o del real Madrid. ¿Crees que Guardiola, chico listo e inteligente, catalán de pro, aceptaría entrenar al Real Madrid?

Por idiomas, ya sabemos que no hay la menor dificultad. Si ha aprendido alemán antes de empezar su aventura en el Bayern, bien podría integrar en su lenguaje uno que otro giro cañí.

¿O tal vez piensas que ese cargo le supondría algún problema en su carrera hacia la presidencia del Barca, o mejor aún, de la Generalitat?

3 veces bien y mejorando

espiralrealmonHay días que son espectaculares en la vida. Para mí, el jueves 12 lo fue. Y empezó a ser espectacular un poco antes, el 11 por la noche, que aprovechamos para reunirnos unos cuantos colaboradores de Prepárate, para hacer balance de lo positivo y de lo negativo, que de todo hubo, de las cosas que repetiríamos y las que nos gustaría hacer diferente. Una reflexión que creo tiene que tener un sitio más pausado, más tranquilo y más grande, en fechas próximas, tal vez cuando empecemos con el traslado de prepárate a Galicia, un traspaso que puede ser muy sencillo y natural si José Luis encuentra un dónde gratis para celebrar el evento, ya sea en Pontevedra, en Vigo, o en Santiago de Compostela, en donde el santo.

A mí, si me dejan elegir, me apunto a Santiago, una ciudad preciosa, destino de peregrinos, en esta vida que tiene mucho de eso. Porque todos vamos de un sitio a otro, a veces muy orientados, y a veces no tanto.

Y desorientados salimos de la reunión, no por las ideas, sino por los vinos y la noche. Para mí fue un placer reunirme una vez más con 7 personas normales, como yo, no 7 magníficos, aunqe sí 7 peronas magníficas, que han movido los hilos de Prepárate Madrid. José María, Beatriz, Antonio, Rosa, Belén, Javier (sé que si estabas, Javier), bajo la mirada siempre cálida de Juanan, el garante de que el espíritu de Prepárate no se desparramaba en Madrid, convirtiéndose en otra cosa. Y con los amigos que se acercaron después, Miguel, Carlos, Macu, Silvia, …, a la parte más lúdica del encuentro, ese qué bueno que nos animamos a colaborar.

La noche es corta, y el día comienza con regalo sorpresa. Las escrituras de oé corazón, fresquitas en el registro mercantil. Y un paseíto de compras de navidad por Sol, en la línea 5, que une gregorio marañón con Sol, para celebrar. Estoy tan contento que vuelvo a comprar lotería de Navidad, unos años después, al escucharle a una lotera de la manolita cantar que tiene un décimo en 13, mi número favorito. Debo estar totalmente desorientado porque me quedo con ganas de comprar otro terminado en 15, la niña bonita, un número precioso, que contiene el 3 y el 5.

En la fnac regalitos para todos que llega la navidad. Para Mikel, una cámara para filmar 3 copas y 5 copas para celebrar la vida y la muerte, que cualquier día se anima a publicar, para Gorka y Maitane 2 juegos, otros dos para los hijos de Sandra, amiga de Silvia, a la que visitamos este finde en Cáceres, y unos cuantos libros para seguir leyendo y compartiendo caminos.

aenormariadelpilarDe camino a los premios CODESPA, en donde termino a buen seguro este día glorioso, me paro en Aenor, la que fue mi casa durante 6 años. En la recepción María del Pilar me regala el título del post de hoy, y una sonrisa preciosa, que guardo en el corazón, de esas que iluminan la mañana y la vida, y un par de anécdotas que cuento cualquier día de estos. En la planta primera me reuno con Carmen, la voz de AENOR, mucho mejor que la de Sinatra, esa mujer que me hace disfrutar cualquier llamada a contactos, conocidos y amigos de la casa, “hola, Mikel, te he confundido con Gonzalo”,  y con Sandra, otro espíritu sonriente. Compartimos un par de propósitos y planes y nos felicitamos la navidad, ya tan cercana.

aenorcarmen Después de charlar sin la prisa de “me han dicho que tengo que estar a las 12 en punto”, salgo caminando a la siguiente cita, con la intención de cerrar el día. La mañana, soleada, fresquita, bonita, está completando un día precioso. 3 veces bien y mejorando, como dice María del Pilar, hasta acabar en el auditorio Rafael del Pino, para la entrega de premios de CODESPA. En el evento me acuerdo tres veces de Jorge Villalobos, persona a la que admiro y aprecio como:

– ponente del primer encuentro de fundaciones iberoamericanas, que se celebra hace no mucho, ¿hace un año?, en este mismo escenario, esto es pasado,

– parte del jurado de los premios CODESPA que se entregan hoy, esto es presente,

– persona con la que me espero juntarme a comer y a charlar el  próximo miércoles 18, ya en México, esto es futuro.

En el evento dibujo sin rabia, sobre el discurso del príncipe, una réplica de la corona (mi familia es republicana), y una espiral (yo soy un firme creyente de que la línea recta no es el camino más recto de evolución, ni siquiera entre dos puntos). La chica sentada a mi izquierda me pregunta si me gusta pintar. Y aunque no lo había pensado, todo parece indicar que sí. Me gusta dibujar, bailar, reír, me gusta escribir, reunirme con amigos a comer, a beber, a charlar, me gusta pasear, me encanta hacer el tonto y alborotar, me gusta jugar al mus y perder, me gusta el discurso de Felipe para clausurar el evento, me gusta cómo está tranquilo en medio de una nube de gente en el brindis porsterior, qué difícil tiene que ser una figura pública, me gustan los canapés que voy tomando, uno tras uno, mimetizado entre los chicos de la prensa, otro más, y este también, el de merluza qué rico está, este viene del mar, como mi padre y mi madre, y mis abuelos, me gusta la cervecita que me traen al de media hora y tras pedirla tres veces.

Definitivamente me quedo con un día precioso en el que me sentí 3 veces bien y mejorando. He hecho mis deberes. En 3 días estoy camino de México para pasar las navidades y celebrar el 2014 con Gorka y Maitane, mis dos hijos, y con mi madre. Mi padre, cuando vea la imagen, se va a alegrar. A él también le gustaría estar acompañándonos. Un beso desde aquí, aita, a 3 metros de un príncipe que algún día será rey de España, un hombre majo, como tú o como yo, que somos 3, como Carmen, como Sandra, como María del Pilar, que también son 3. Hoy también he hecho los deberes. 3 semanas de vacaciones me separan de mi próximo post. Feliz 2014, un año en el que buscaré la fuerza del 3, la fuerza de la comunicación. Éxito y fuerza para todas. Abundancia y prosperidad para todos.

Así lo vimos,

 aenormariadelpilarmon  espiralrealmon  aenorcarmenmon

a pesar de los vinos de la noche, y las cervezas, y los canapés.

3 veces bien, y mejorando.

Mamá se va a la guerra en el día mundial del cáncer de mama

irenefuerzatekemonIrene Aparici es una compañera de viaje en un proyecto común, que iniciamos hace ya unos meses con Mario Reyes. El proyecto en cuestión se llama Proyecto de vida sin excusas. Este proyecto, encabezado por Mario, me ha dado la oportunidad de conocer a Irene, una mujer luchadora y vital, una chica preciosa, que ha pasado por un encuentro con el cáncer de mama. Irene ha hecho lo que muchas mujeres que lo padecen, buscar la mejor alternativa médica para sanarse, recuperarse, y seguir con su vida normal. Pero, adicionalmente ha hecho un par de cosas más. Entre otras, ha descrito su trayectoria vital de la mano de esa enfermedad a la que ninguno de nosotros es inmune. Mi abuelo materno, por poner un ejemplo cercano, murió de cáncer. Él lo llamaba mamarro. Mi abuelo paterno también, aunque entonces yo era más pequeñito, y no tenía conciencia de esa enfermedad tan rara. Sigue leyendo

cocodrilo Dundee en Bilbao (historia de una escalera y un ascensor)

iberdolarHoy tengo 47 años y estoy divorciado. Hace poco más de dos años, tiempo suficiente para vivir y atravesarel desierto del duelo. Muchos hombres, al divorciarse, entran en la lucha con las que fueron sus mujeres.  La mujer, por lo general, castiga al hombre con los niños, y con el dinero. En Estados Unidos ponen nombre de mujer a los tornados. Cuando se van, se han llevado tu coche y tu casa. Bromas aparte, es una dinámica que acabo de vivir en carnes propias. Mi ex vive con mis dos hijos en México desde hace dos meses. Haciendo un resumen sumario, siempre injusto para el que no escribe la historia, cuando el dinero dejó de entrar por la puerta el amor salió por la ventana. A las primeras peleas, siguieron la tensión y las desavenencias profundas. En el fondo del tema un proyecto personal que no funcionó. Se le llama emprendimiento.

Aunque vivo cerca del casino de Madrid, no me gusta la ruleta. Mi apuesta fue la tecnología. La plataforma que desarrollamos desde Madrid se llama NAVEGA. Un nombre que evoca al mar, fresquito, relajante, potente. Ahora, en estos tiempos modernos, a todos nos gusta navegar. Pues eso, aposté por un negocio que no lo fue. Fue, eso sí, negación de ocio y de tranquilidad familiar.

En mi caso no he tenido la tentación de sustituir una chica de 42 por dos de 21, pero conozco alguno que en ello anda. El hombre, para entrar en ese juego, normalmente, necesita 2 cosas. Estar bien y tener dinero. La mujer, en muchos casos, le ha intentado privar de lo uno y de lo otro.

En el proceso de apostar todo lo que tenía, eso que se llama emprendimiento, y volvemos a la cifra de 21, pensé que, de ir mal el plan inicial, podía contar con el colchón de la herencia de mi padre, muerto hace unos años. Unos cuantos. Tantos como 21.

El 03 del 10 de 2013, un número que encierra dos veces el número 13, mi número de la suerte, vuelvo a casa de mi madre para hacer efectiva la herencia de mi padre, qué curioso.

sabinoaranaLlego en el autobús de Laredo, con parada en Burgos, a eso de la una de la tarde, pasando por el nuevo estadio de San Mamés, sede de ese Athletic del que fui socio 21 años antes, al lado de la escuela de ingenieros, en la cursé estudios, y decido pasar a saludar a Luis Mauleón, viejo cariño, y a mis ex-compañeros de AENOR. Sin darme cuenta, me voy a sumergir en el juego de igual-diferente. Esto está igual, mira cómo ha cambiado esto, veo las obras de desmonte de la conexión de la autovía con la avenida Sabino Arana, y me acuerdo de los carteles de los vecinos, denunciando los ruidos de la autovía, años y años colgados en sus balcones y ventanas, y me alegro por ellos, y por todos nosotros, y lo que hemos ganado en conciencia.

ciclistas Atravieso las vías del metro ligero, después de cruzar el paso de cebra, alejándome de Garellano. Nuevos peligros en la carretera se ciernen sobre el peatón. Me cruzo con un grupo de ciclistas en una vía roja, en una perpendicular a la Gran Vía. Voy tan despistado que casi me arrollan. El metro ligero, ciclistas por medio del centro de Bilbao, esto parece Amsterdam. Lo clasifico mentalemente como diferente. En el paseo, comercios de toda la vida se alternan con nuevas cafeterías, panaderías y comercios de diseño, hay que ver cómo hemos ganado en estilo. Llego al EME, el bar que sirve el mejor sandwich del mundo, de mi mundo, de ese mundo en el que el premio del viernes era parar ahí, mientras esperábamos al hermando de Juan Carlos, Miguel. El que podía, en vez de uno, se comía dos. El camarero del EME está igual que hace 21 años. Me despido y salgo camino de Ibáñez de Bilbao, donde trabajé 4 añitos en AENOR, donde conocí a Luis Mauleón, al que me encuentro en la puerta de Asenta, saliendo escopeteado a una reunión, al que acompaño un trayecto hasta la nueva sede de AENOR, ahora en la torre IBERDÓLAR, otro que no ha cambiado nada, pero nada nada, “qué bien te veo, Luis, con qué claridad de ideas, qué gusto de verte de nuevo, tenemos que hablar por teléfono si es que no te acercas un día de éstos por Madrid”. Todo esto no es nuevo.

iberdolar2Me acerco al parque de Bilbao (no me acuerdo del nombre de la plaza nueva esa que han hecho enfrente del Museo de Arte Moderno), y entro en el edificio en el que se alberga la ofi de mis ex, esto sí que ha cambiado, vaya lujazo asiático, esto sí que es un hall.

Me acredito tras preguntar por Karmele, la jefa en la sombra de la delegación, y me acuerdo de cuando la conocí para la entrevista que me abriría una etapa de más de 6 años de trabajo por cuenta ajena, los últimos hasta la fecha.

En el ascensor aparece cocodrilo Dundee. No es broma. Miro a mi derecha. Miro a mi izquierda. Miro enfrente. ¿Dónde está la botonera para marcar el número 20? Pienso en salir. Salgo. No hay otro ascensor en la planta baja de una batería enorme de ascensores, o al menos eso me lo parece a mí. Vuelvo a entrar en el ascensor. Cuando me resigno, la puerta se cierra, el display marca automáticamente el 20 y el ascensor sube solo. No me puedo contener y me echo a reír. Parezco un paleto en la ciudad.

guggenya en la oficina pregunto por Karmele, que me enseña el despacho de Luz, qué preciosas vistas de la ría y del Guggen, eh? Lástima que las cortinillas no se pueden correr. Hay que ver qué poco ha cambiado Karmele, lo mismo que Merche, Ane, Rosa, Francisco, que me invita a tomar un zurito, y me cuenta de su vida, del trabajo, de la familia y de un amigo común, que está pero que muy malito.

Son casi las 3 y me despido corriendo al Fosterito (boca de metro de Bilbao), en la plaza Moyua. El notario, notaria en este caso concreto, nos recibe a las tres y media. Mi madre me ca a matar, pienso, sabedor que si no lo ha hecho a la fecha no se va a estrenar hoy.

Mi mañana, después de una preciosa parada en Burgos, se ha convertido en un profundo ejercicio de recuerdo, igual-diferente, cariño, qué importante son nuestros cariños, y agradecimiento por todo lo vivido.

En el metro pienso en las dos figuras más controvertidas de mi vida: mi padre y mi madre. Aun hoy no entiendo cómo pudieron llegar a juntarse. Algo parecido deben estar pensando mis hijos.

Agradezco de mi padre su legado de generosidad y su gran corazón 21 años después, gracias aita por existir en mi vida. Agradezco de mi madre su creatividad y su tesón. Gracias ama por existir en mi vida. Esos son la herencia positiva que he recibido de vosotros, la parte de luz.

La parte de sombra, que no procede detallar, pero también existe, y es grande, es la herencia que trabajo cada día por incorporar en positivo. Es el regalo de lo que ellos no tenían y no me pudieron dar. Ese regalo también es maravilloso hoy. Porque eso es lo que vine, también, a trabajar. Hoy soy capaz de engancharme un poco menos con eso, porque no soy yo.

En el metro, sudado, porque sudo con facilidad, y hoy hace mucho bochorno en Bilbao, un 03 de Octubre del 2013, una fecha que encierra dos treces, un chico que tiene una historia que contar de un ascensor, se acordará de una historia de una escalera, de Delibes, si no recuerda mal. Una historia circular en la que la siguiente generación repite el desastre de la anterior.

Gracias, aita y ama, por lo que sí me disteis. Gracias por lo que no me pudisteis dar, que es mi trabajo desarrollarlo hoy. Gracias por lo que me habéis obligado a desarrollar por mí mismo.

Un hoy en el que estoy preparado para materializar la herencia del padre. Un poco de orden se hace en mi casa, en la casa de mis padres, en la mía propia, en la casa de mis hijos. Hoy.

Un ascensor y una escalera me recuerdan, 21 años más tarde, cosas que ya cambiaron, y cosas por cambiar. Qué bonito día que, por azares del destino, encierra dos veces el número trece, mi número favorito.

Todo está por cambiar. Todo ha cambiado ya.

iberdolarmon   Así lo vimos…

Este post está relacionado con proyecto de vida sin excusas, un desarrollo iniciado y liderado por Mario Reyes, Marito para los amigos.

Aprovecho el viaje para invitarte al grupo bottom up 3.0una corriente aguas arriba de buen trato, de vida sana, de sentido común, de responsabilidad por los actos propios, que desarrollamos en linkedIN.

 Si el grupo es de tu interés, te esperamos, con los brazos abiertos, y con una sonrisa ASIIIIIIiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiIÍ de grande.

personas ayudando a personas con la financiación de organizaciones

arbolentro en el blog y no sé muy bien de qué voy a escribir, aunque tengo una vaga idea de que quiero ver unas fotos del evento de Prepárate. Varias fotos están en el móvil, otras en la cámara digital. Me voy a dos grupos de fotos. En el primero, tanto a la mañana como a la tarde, recogí grupos de gente que hacían actividades de cuerpo.

Los títulos de las actividades, que se repitieron de mañana y de tarde son:

Cómo generar emociones positivas.

Actitud positiva. La risa como herramienta.

Seikodo (el camino hacia el éxito). Nunca es tarde para volver a empezar.

cuerpoEn el segundo, los tablones del agradecimiento. A lo largo del evento de prepárate, funcionaron dos sistemas tecnológicos de recogida de la información. El primero fué el felizómetro, un móvil con cuatro caras que servía para capturar la felicidad del público asistente al entrar y al salir. El segundo, una batería de tres portátiles (qué horror, cuando he escrito batería mi mente se ha ido a la segunda guerra mundial, a las trincheras, y me he imaginado muchos, en vez de a la cocina, en la que hay muchos menos, y además más afables), que alimentaban, qué bonita palabra, el twitter del evento. En vez de retransmitir ya somos mil, ya somos dosmil, la retransmisión era “Soy Pepa, y estoy contenta de haber venido”. Sigue leyendo