honrando el camino

preparo una presentación corta, de 3 páginas, para un grupo de compañeras que nos van a acompañar en el primer taller virtual de entornos de confianza, un taller que empezamos esta misma semana, el martes 17,

y preparo una foto con 3 elementos que están presentes en este viaje desde el inicio del trayecto, una mochila, unos bastones, y una cometa, sí, aunque no esté claro qué hay en el cilindro azul ahí se esconde una pequeña cometa,

3 elementos que tienen una correlación con 3 aperturas necesarias en nuestras vidas, porque realmente nos va mejor cuando abrimos nuestra mente, cuando abrimos nuestro corazón, y cuando abrimos nuestra voluntad a una voluntad mayor,

3 elementos que tienen una correlación con 3 momentos de nuestra vida, pasado, presente y futuro, y me acuerdo de Mario e Irene, en aquel tiempo pasado, no tan remoto, en el que colaboramos para el desarrollo de un proyecto de vida sin excusas,

un proyecto que no va a ver la luz, pero planta la simiente de un proceso de apreHendizaje y TRANSformación, un proyecto transversal que puede tocar cualquier ámbito, el social, la educación, o el económico, tanto da,

porque así es el viaje de las personas, cuando nos abrimos a la conciencia, al orgullo sano y al amor, una 3ple apertura que nos regala el 3ple camino, camino cuya consecuencia lógica es la vida en colaboración,

hoy no me queda otra que agradecer y honrar el camino.

   así lo vimos…

si tienes 5 minutos, te proponemos un juego sencillo,cada oveja con su pareja, con estos 9 elementos te animamos a que hagas 3 grupos de 3, por lo menos hay dos formas lógicas de agruparlos, por lo que seguramente tmbn hay 3…

creencias – futuro – apertura de corazón – apertura de mente – pasado – emociones – mochila – cometa – apertura de voluntad – presente – bastones, valores.

tienes más información del proceso de 7 sesiones que iniciamos este martes 17 de marzo del 2020 para el desarrollo de jardineras de entornos de confianza en este enlace, entornos de confianza ZOOMbando.

y tú, ¿qué agradeces desde este estado de conciencia en el que te encuentras hoy?

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

 

 

1 hora 17 minutos y 51 segundos y la máquina de coser

sigma Hace unos meses iniciamos un proyecto que tendrá por nombre, si nadie lo remedia, Proyecto de vida sin excusas. Para explicarlo brevemente se trata de diseñar tu propio proyecto de vida a partir del reconocimiento personal, a partir de ese particular “yo soy” que a todos nos toca.

Por hacer un resumen grueso llegué con tres pequeños problemas relacionales: problemas con la madre, problemas con la pareja (ya ex) y con los hijos. Hacia arriba, a mi nivel, y hacia abajo. Como lo resumió Mario, con los tres problemas que puede tener una persona. Adicionalmente, con problemas en el área de la abundancia, que se plasma en el dinero. Un dinero retenido en una represa, movimiento estancado.

Si hay 4 áreas que le tocan a una persona, a3, tocado, a4, tocado, a5, tocado, a6, yo estaba literalmente hundido. Pero como la vida es mucho más larga que el juego de los barquitos, con porta-aviones hundido y todo, seguí trabajando.

En el desarrollo de la relación con los padres, hicimos varios movimientos. La carta, a  la madre, sinceramente, no me produjo un movimiento grande. Yo le había mandado una carta un año antes de las que crean un antes y un después en una relación, pero que no había movido gran cosa nuestra relación.

Llegamos al punto de las virtudes que tienen tus padres, un ejercicio que a las personas que están estancadas en el reproche les cuesta infinito hacer, cuando me di cuenta de una característica que tiene mi madre que, de alguna forma, he heredado. Ella es una persona sumamente creativa. De hecho, de eso vivimos cuando mis padres se separaron. Ella convirtió su afición de toda la vida (la costura), en una fuente de ingresos parcial (confección casera), y en un negocio (empresa de confección de pronta moda propia). He hizo de sus dos grandes dones, el tesón y la creatividad, su vida. MI madre acertó de pleno. Gracias a su trabajo, y su imaginación, mi hermana y yo pudimos estudiar empresariales en Deusto e ingeniería. Cuando me di cuenta de que una de las características que más aprecio de mi vida actual era un regalo de mi madre, se me abrió algo en canal. Creo que se me abrió la vida y me salió el pus que infectaba la relación. Donde había rabia y dolor, donde había reproche por todo lo que no hizo, o no supo hacer mejor, incluyendo el reconocimiento a la figura de mi padre, pasó a haber agradecimiento y aceptación.

A un mes de que mis hijos se fueran a vivir con su madre a México tenía dos opciones bien diferentes. Buscar un sitio en el que disfrutar con ellos fuera de mi familia materna o acercarme a mi familia para que ellas también, mi madre, mi hermana y su hija, otra vez tres niveles familiares, abuela, madre, hija, se pudieran despedir. Opté por la segunda. Y pasamos dos semanas, la segunda y la cuarta, en casa de mi madre en Algorta. Sin reproches ni recriminaciones por lo que pudo haber sido de otra forma y no fue.

Pasó el mes de agosto, y lo que estaba bloqueado se desbloqueó. Mi madre encontró un comprador para una casa que tenía en Polop, tras 3 años sin suerte. Qué casualidad, otra más, un mes después. Y me hizo efectiva la herencia de mi padre, muerto 23 años antes.

En estos últimos tres años yo he llevado a cabo un ejercicio necesario para mi desarrollo personal, el reconocimiento de padre, aita, te quiero, muchas gracias por todo lo que me has dado, esa generosidad y ese buen corazón grande grande grande, y  el reconocimiento de madre, ama, te quiero, muchas gracias por tu ejemplo en vida de empeño y creatividad, para desarrollar tu pasión y mantener y sacar adelante a tu familia.

Además, gracias a Mario, he dejado de echarles en cara lo que no tienen, su lado oscuro. Porque ese lado es el espejo en el que no me quiero mirar. Mi trabajo ahí es muy sencillo. hacer diferente. Sin juicio. Gracias a mis padres por lo que no me pudieron enseñar, porque ahí está mi senda, mi trabajo personal, mi capacidad para desarrollar un modelo de comportamiento diferente.

Mi madre, en vez de enquistar su relación conmigo tras hacer efectiva la herencia, se liberó. En vez de recriminarme nada a mí, se puso en otro sitio. Aceptó la situación. Me aceptó a mí. Nuevamente la ley del frontón. La pelota fue al fronton, … para volver. Fue con aceptación y volvió con aceptación.

Fruto de ese movimiento, dos anécdotas. Una conversación de 1 hora, 17 minutos y 51 segundos al teléfono, y una máquina de coser de colección. Tras la conversación, inusual por el contenido como la duración (a los hombres no nos gusta hablar, y somos secos al teléfono), decidí comprar esa máquina de coser que vimos en una de nuestras visitas al rastro de Navacerrada, en una de esas visitas que Silvia aprovecha para llorar. A mí me gusta el rastro y a ella llorar, y ahí encontramos solaz para los dos gustos.

Estaba en el proceso de salir a Navacerrada, y mi madre me llama por teléfono, con una pregunta:

“Mikel, me comentaste que estas navidades vas a ir a México a visitar a los niños. Me preguntaba qué te parece que te acompañe”.

No sé cómo lo vamos a hacer, seguramente alquilaremos una casa para los cuatro estas navidades, pero el plan está ahí. Donde había rencor, agua estancada, en proceso de putrefacción, hoy hay un plan con agua nueva, quién sabe si nos acerquemos a algún cenote o a algún arrecife coralino. Pero la imagen que hoy tengo en mente es esa.

sigmamon   Así lo vimos …

Por cierto. Cuando fui a comprar la máquina, que estaba expuesta en una tienda de regalos navideños, a 300 €, llamé por teléfono. Y pensé que preferiría pagar 230 que 300. La mujer me atendió me comentó que tenía un descuento, el dueño estaba al lado (su hijo, la máquina fue de la abuela), del 25%, 225 €uros. Qué curioso, pensé. CAmino de Navacerrada pensé en comprar esos cortes de sabina que tenía en la tienda, a 12 €, me acordé. 225 € + 12 = 237, 13 € de vuelta, mi número favorito, pagando con 5 billetes de 50.
Decidí comprar uno. Al decirle que me quería llevar uno, la señora me lo regaló. La máquina costo 225-12 = 213 €, otra vez 13. Una máquina que costó 213 € está en mi casa esperando como regalo de navidades de mi madre. Dos cortes de sabina, a 12 € cada uno le acompañan a los flancos. 5 billetes de 50 € se convirtieron en 13.

Y no te preocupes, que otro día hablamos de los cortes de sabina.

Este post es parte de la colección de community manager 3.0, organizaciones que cuentan cuentos, un nuevo desarrollo de oé corazón que conjugala tecnología (las redes sociales internas y externas), los cuentacuentos (con las claves para que una historia se te quede “pegada”) y la seducción (porque dejamos de vender para que nos compren, sea cual sea nuestro “producto”). Cuéntamelo otra vez, Sam.

Si quieres, también nos puedes acompañar en linkedIN, unidos dentro, qué bonito: community manager 3.0, organizaciones que cuentan cuentos, un movimiento natural como la vida misma.

Este post es parte de Proyecto de vida sin excusas, un proyecto de Mario Reyes, Irene Aparici y Mikel BILBAO… GARAY, que también tengo madre.

pdvsinexcusas

31 de Octubre, celebrando el día de muertos

  altardemuertos2teke  Tengo unos vecinos en el primer piso que se han encargado de recordarme la fecha de hoy, ya que han decorado el portal para todos los vecinos. El lunes me encontré con una señora esparciendo algodones aquí y allá, en la puerta de su casa, en la del vecino, en el hueco de la escalera, colgando arañas y murciélagos, aquí y allá, una calavera aquí, otra bruja más a la derecha. Aunque no sabía cuando pasé por ahí si iba a estar el jueves a la noche, pensé en comprar caramelos para los niños, y dejarlos, en caso de que no pasase la noche, en el picaporte de la puerta, que se convirtió en pomo con la llegada del timbre eléctrico.

Estamos celebrando Halloween esta noche. Una fiesta que nunca se ha celebrado en España. Muy curiosa la influencia de los EUA en el mundo occidental de hoy. A mí, personalmente, me gustan los pueblos que preservan sus tradiciones, usos y costumbres, incluyendo la de celebrar a los muertos a su particular modo y manera. Sigue leyendo

pon una garlopa en tu vida

garlopaDesde hace no mucho que conozco el rastro de Navacerrada. No hará mucho más de medio año. Hasta ahora, el único rastro que conocía era el de Madrid, y poco. Pero últimamente me he acostumbrado a rastrear en la Sierra. Es muy divertido. Cualquier mañanita de domingo, ya haga fresco o calor, te acercas a Navacerrada pueblo, y combinas un paseo por el embalse, una caña en una terraza, con un rato en el mercado de artesanías (si es el primer o el tercer domingo del mes) y otro paseo, que en este caso se parece más a deambular, en el rastro.

En un rastro encontrarás siempre porquería y media. Y a su lado, obejtos maravillosos. Todos son, de alguna forma, productos que se salieron, en la mayor parte de los casos por influjo del tiempo, en series cortas. Tan cortas tan cortas que muchas veces el objeto del deseo es único. Sigue leyendo

cocodrilo Dundee en Bilbao (historia de una escalera y un ascensor)

iberdolarHoy tengo 47 años y estoy divorciado. Hace poco más de dos años, tiempo suficiente para vivir y atravesarel desierto del duelo. Muchos hombres, al divorciarse, entran en la lucha con las que fueron sus mujeres.  La mujer, por lo general, castiga al hombre con los niños, y con el dinero. En Estados Unidos ponen nombre de mujer a los tornados. Cuando se van, se han llevado tu coche y tu casa. Bromas aparte, es una dinámica que acabo de vivir en carnes propias. Mi ex vive con mis dos hijos en México desde hace dos meses. Haciendo un resumen sumario, siempre injusto para el que no escribe la historia, cuando el dinero dejó de entrar por la puerta el amor salió por la ventana. A las primeras peleas, siguieron la tensión y las desavenencias profundas. En el fondo del tema un proyecto personal que no funcionó. Se le llama emprendimiento.

Aunque vivo cerca del casino de Madrid, no me gusta la ruleta. Mi apuesta fue la tecnología. La plataforma que desarrollamos desde Madrid se llama NAVEGA. Un nombre que evoca al mar, fresquito, relajante, potente. Ahora, en estos tiempos modernos, a todos nos gusta navegar. Pues eso, aposté por un negocio que no lo fue. Fue, eso sí, negación de ocio y de tranquilidad familiar.

En mi caso no he tenido la tentación de sustituir una chica de 42 por dos de 21, pero conozco alguno que en ello anda. El hombre, para entrar en ese juego, normalmente, necesita 2 cosas. Estar bien y tener dinero. La mujer, en muchos casos, le ha intentado privar de lo uno y de lo otro.

En el proceso de apostar todo lo que tenía, eso que se llama emprendimiento, y volvemos a la cifra de 21, pensé que, de ir mal el plan inicial, podía contar con el colchón de la herencia de mi padre, muerto hace unos años. Unos cuantos. Tantos como 21.

El 03 del 10 de 2013, un número que encierra dos veces el número 13, mi número de la suerte, vuelvo a casa de mi madre para hacer efectiva la herencia de mi padre, qué curioso.

sabinoaranaLlego en el autobús de Laredo, con parada en Burgos, a eso de la una de la tarde, pasando por el nuevo estadio de San Mamés, sede de ese Athletic del que fui socio 21 años antes, al lado de la escuela de ingenieros, en la cursé estudios, y decido pasar a saludar a Luis Mauleón, viejo cariño, y a mis ex-compañeros de AENOR. Sin darme cuenta, me voy a sumergir en el juego de igual-diferente. Esto está igual, mira cómo ha cambiado esto, veo las obras de desmonte de la conexión de la autovía con la avenida Sabino Arana, y me acuerdo de los carteles de los vecinos, denunciando los ruidos de la autovía, años y años colgados en sus balcones y ventanas, y me alegro por ellos, y por todos nosotros, y lo que hemos ganado en conciencia.

ciclistas Atravieso las vías del metro ligero, después de cruzar el paso de cebra, alejándome de Garellano. Nuevos peligros en la carretera se ciernen sobre el peatón. Me cruzo con un grupo de ciclistas en una vía roja, en una perpendicular a la Gran Vía. Voy tan despistado que casi me arrollan. El metro ligero, ciclistas por medio del centro de Bilbao, esto parece Amsterdam. Lo clasifico mentalemente como diferente. En el paseo, comercios de toda la vida se alternan con nuevas cafeterías, panaderías y comercios de diseño, hay que ver cómo hemos ganado en estilo. Llego al EME, el bar que sirve el mejor sandwich del mundo, de mi mundo, de ese mundo en el que el premio del viernes era parar ahí, mientras esperábamos al hermando de Juan Carlos, Miguel. El que podía, en vez de uno, se comía dos. El camarero del EME está igual que hace 21 años. Me despido y salgo camino de Ibáñez de Bilbao, donde trabajé 4 añitos en AENOR, donde conocí a Luis Mauleón, al que me encuentro en la puerta de Asenta, saliendo escopeteado a una reunión, al que acompaño un trayecto hasta la nueva sede de AENOR, ahora en la torre IBERDÓLAR, otro que no ha cambiado nada, pero nada nada, “qué bien te veo, Luis, con qué claridad de ideas, qué gusto de verte de nuevo, tenemos que hablar por teléfono si es que no te acercas un día de éstos por Madrid”. Todo esto no es nuevo.

iberdolar2Me acerco al parque de Bilbao (no me acuerdo del nombre de la plaza nueva esa que han hecho enfrente del Museo de Arte Moderno), y entro en el edificio en el que se alberga la ofi de mis ex, esto sí que ha cambiado, vaya lujazo asiático, esto sí que es un hall.

Me acredito tras preguntar por Karmele, la jefa en la sombra de la delegación, y me acuerdo de cuando la conocí para la entrevista que me abriría una etapa de más de 6 años de trabajo por cuenta ajena, los últimos hasta la fecha.

En el ascensor aparece cocodrilo Dundee. No es broma. Miro a mi derecha. Miro a mi izquierda. Miro enfrente. ¿Dónde está la botonera para marcar el número 20? Pienso en salir. Salgo. No hay otro ascensor en la planta baja de una batería enorme de ascensores, o al menos eso me lo parece a mí. Vuelvo a entrar en el ascensor. Cuando me resigno, la puerta se cierra, el display marca automáticamente el 20 y el ascensor sube solo. No me puedo contener y me echo a reír. Parezco un paleto en la ciudad.

guggenya en la oficina pregunto por Karmele, que me enseña el despacho de Luz, qué preciosas vistas de la ría y del Guggen, eh? Lástima que las cortinillas no se pueden correr. Hay que ver qué poco ha cambiado Karmele, lo mismo que Merche, Ane, Rosa, Francisco, que me invita a tomar un zurito, y me cuenta de su vida, del trabajo, de la familia y de un amigo común, que está pero que muy malito.

Son casi las 3 y me despido corriendo al Fosterito (boca de metro de Bilbao), en la plaza Moyua. El notario, notaria en este caso concreto, nos recibe a las tres y media. Mi madre me ca a matar, pienso, sabedor que si no lo ha hecho a la fecha no se va a estrenar hoy.

Mi mañana, después de una preciosa parada en Burgos, se ha convertido en un profundo ejercicio de recuerdo, igual-diferente, cariño, qué importante son nuestros cariños, y agradecimiento por todo lo vivido.

En el metro pienso en las dos figuras más controvertidas de mi vida: mi padre y mi madre. Aun hoy no entiendo cómo pudieron llegar a juntarse. Algo parecido deben estar pensando mis hijos.

Agradezco de mi padre su legado de generosidad y su gran corazón 21 años después, gracias aita por existir en mi vida. Agradezco de mi madre su creatividad y su tesón. Gracias ama por existir en mi vida. Esos son la herencia positiva que he recibido de vosotros, la parte de luz.

La parte de sombra, que no procede detallar, pero también existe, y es grande, es la herencia que trabajo cada día por incorporar en positivo. Es el regalo de lo que ellos no tenían y no me pudieron dar. Ese regalo también es maravilloso hoy. Porque eso es lo que vine, también, a trabajar. Hoy soy capaz de engancharme un poco menos con eso, porque no soy yo.

En el metro, sudado, porque sudo con facilidad, y hoy hace mucho bochorno en Bilbao, un 03 de Octubre del 2013, una fecha que encierra dos treces, un chico que tiene una historia que contar de un ascensor, se acordará de una historia de una escalera, de Delibes, si no recuerda mal. Una historia circular en la que la siguiente generación repite el desastre de la anterior.

Gracias, aita y ama, por lo que sí me disteis. Gracias por lo que no me pudisteis dar, que es mi trabajo desarrollarlo hoy. Gracias por lo que me habéis obligado a desarrollar por mí mismo.

Un hoy en el que estoy preparado para materializar la herencia del padre. Un poco de orden se hace en mi casa, en la casa de mis padres, en la mía propia, en la casa de mis hijos. Hoy.

Un ascensor y una escalera me recuerdan, 21 años más tarde, cosas que ya cambiaron, y cosas por cambiar. Qué bonito día que, por azares del destino, encierra dos veces el número trece, mi número favorito.

Todo está por cambiar. Todo ha cambiado ya.

iberdolarmon   Así lo vimos…

Este post está relacionado con proyecto de vida sin excusas, un desarrollo iniciado y liderado por Mario Reyes, Marito para los amigos.

Aprovecho el viaje para invitarte al grupo bottom up 3.0una corriente aguas arriba de buen trato, de vida sana, de sentido común, de responsabilidad por los actos propios, que desarrollamos en linkedIN.

 Si el grupo es de tu interés, te esperamos, con los brazos abiertos, y con una sonrisa ASIIIIIIiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiIÍ de grande.

espiritualidad en desarrollo

kungfupandaCuando trabajo el rol espiritual, que no tiene nada que ver con la religión, me apoyo en las virtudes que quiero desarrollar y potenciar.

Las enumero, eligiendo de 5 a 10, y las pongo en orden, de más importante a menos.

Para cada una de ellas creo mi definición, por medio de ejemplos y situaciones en las que tiene aplicación, creando mi propio diccionario emocional. Qué es y qué no es, para mí, esa virtud.

También puedo crear o reconocer un modelo de conducta. ¿Quién encarna esta virtud? Si tengo claro quién la encarna, puedo modelar (repetir) sus formas de actuar, llegando a sus resultados. He creado un modelo positivo, en vez de negativo.

A partir de este momento, puedo traducir la VIRTUD, en letras mayúsculas, en pequeñas acciones, Sigue leyendo

que tengas ilusión por hacer, por reír, por compartir, por jugar

mañanitasHoy Maitane, mi hija pequeña, y mayor a la vez, porque no tengo otra hija, cumple 11 añitos. 11 añazos, y el bebé se va haciendo grande, hoy niña, mañana mujer. Maiti, espero que tu día sea precioso. El día de hoy, y lo que es más importante, todos los días que componen tu año. Que en todos tengas ilusión por celebrar, por reír, por compartir, por jugar. Y aprovechando el viaje, que disfrutes también de la musiquita.

Sigue leyendo