organizaciones saludables

en un punto del camino observamos la organización, los grupos y las personas que la integran y la desarrollan como un todo, como un ecosistema natural, en desarrollo orgánico,

comprendemos la relación existente entre los modelos emergentes de liderazgo y desarrollo organizacional, reinventar las organizaciones de Frederic Laloux y la teoría U de Otto Scharmer, como grandes ejemplos,

y modelos que nos hablan de las relaciones entre las personas que mueven los procesos y los servicios de las organizaciones, organizadas por departamento y funciones, por procesos, por minifábricas, el análisis transaccional, fundamentalmente,

e integramos la triple vía de sanación de la organización que nos dejan entrever el análisis transaccional y la teoría U, porque las personas sanamos cuando potenciamos 3 conjuntos de capacidades,

y promovemos las capacidades de nuestro niño natural, que se expresa fundamentalmente en proceso que conducen a la innovación, por medio de la línea del liderazgo colaborativo y ecosistemas innovadores,

las capacidades de nuestro ser adulto, que se expresa fundamentalmente en procesos que nos llevan a recapitular y promover lo que realmente funciona, desde el ejemplo, desde la comunicación interna colaborativa,

sí, es nuestro ser adulto el que lidera procesos relacionados con el storytelling corporativo, de la misma forma que es el adulto el que cuenta los cuentos que van a ser el faro en la vida de sus hijas,

las capacidades de nuestra madre protectora, que se expresan fundamentalmente en procesos sutiles que preparan el terreno, ésa es la característica de la madre, que permite que todo lo demás tenga lugar,

sí, estamos hablando de una nueva conciencia que nos permite remover la tierra para que el aire la renueve, abonar el terreno, preparar los plantines, regar la tierra y dotar el entorno de las condiciones adecuadas de luz y humedad,

un proceso que posibilitamos por medio de 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional innovador, en el que las personas de nuestras organizaciones contactan con su calor interior, con su presencia, con su escucha, con su empatía, con su compasión,

y con todo lo que va a permitir que el niño natural (la creatividad personal que se convierte en innovación del grupo), y el adulto (la organización responsable y excelente guiada por valores comparidos) puedan emerger en este sociedad.

 

 

Anuncios