dejar ir, dejar venir (un último ejercicio para despedir el año)

un año termina poco a poco, languidece según la cuenta atrás se acerca, ya sólo le quedan 13 horas, está a punto de extinguirse, puede ser un buen momento para hacer un pequeño ejercicio de recapitulación, sencillo y potente,

en el que revisamos qué nos ha traído, qué hemos vivido, con sus significados, qué tenemos que agradecer, cuáles son los hallazgos fundamentales, los grandes apreHendizajes, si los ha habido, ojalá no hayas tenido ningún siniestro total,

y qué quieres dejar atrás, en forma de pensamientos, emociones y acciones disfuncionales, tu vieja piel que ya no te sirve, que ya no te protege, que no debería ser parte de tu caminar en este año nuevo,

tal vez es esa relación con ese hombre, tal vez esa relación con tu madre o con tu hermana, tal vez están metidos tu ex y tus hijos en esa ecuación a todas luces imperfecta,

tal vez es ese miedo que te come desde las entrañas y te hace conducirte cada día mirando al retrovisor del más sonoro de tus fracasos pasados, que te impide mirar con lucidez, confianza e ilusión cada día nuevo,

tal vez es esa pena por lo que pudo ser y no fue, pero tampoco es, y además es imposible que vuelva a ser, porque hay cosas en esta vida que son simplemente imposibles, y es bueno reconocerlo,

tal vez es una rabia que sigue clamando en el desierto de este mundo que a veces se te antoja tan bestia, tan grotesco y malcarado, tan desprovistro de cariño y de una mínima sensibilidad,

sea lo que sea eso que te molesta en este año que agoniza tenemos una mala y una buena noticia, la mala es que eso que te molesta no está fuera, vive en ti, la buena es que no está fuera, vive en ti, y por lo tanto sólo depende de ti dejarlo ir.

   así lo vimos…

si tienes un rato libre este día, te proponemos un ejercicio sencillo, tan sencillo como respirar, 7 respiraciones profundas durante un minuto pueden bastar, conecta con todo lo vivido, y con esos dos listados de cosas,

los apreHendizajes y los regalos, por una parte,

y todos esos viejos hábitos (pensamientos, emociones, acciones) de los que te quieres desprender,

dos listas sencillas que puedes plasmar con la ayuda de un lápiz y uno o dos papeles, mejor 2 para componer el número 3, dos papeles con lo que puedes hacer lo que quieras, los puedes quemar, los puedes guardar para revisarlos dentro de un año,

y observar cómo se han modificado, tal vez te sorprendes con la comparación, muchas cosas siguen en el mismo sitio, alguna cosa a buen seguro que se ha TRANSformado, alguna tanto que tal vez ya ni siquiera está,

también puedes asociar a los dos listados un símbolo que para ti haga significado y dos acciones bien diferenciadas, tal vez incluso asocias el símbolo con un ritual, es tan rica nuestra imaginación y tan sabia nuestra intuición…

piensa que lo que hagas es perfecto, está bien,

en este ejercicio que te conecta con tus emociones, y esperamos que de alguna forma sutil con la emoción de la comprensión, porque a veces sólo necesitamos comprender para sanar un poquito,

comprender-nos para comprender-les, recuerda,

entre tanta algarabía externa y tanto quedabien, entre tanto cava y turrón, bien regaditos esta noche con campanas y uvas, lo viejo termina, viva lo viejo, para que lo nuevo pueda tomar su lugar..

si lees esta propuesta pasado el día 31, el 1, el 2, el 3, no importa, siempre que no sea el cinco, puedes sustituir la lista de lo que quieres dejar ir por la lista de lo que quieres dejar venir.

 

dejar ir lo viejo, lo que no nos sirve, lo que es dis-funcional en nuestras vidas,

para que lo nuevo ocupe su lugar,

un ejercicio inspirado por la teoría U de Otto Scharmer.

a lo largo de este año (y años anteriores) hemos presentando 7 emociones como un modelo de inteligencia emocional, hasta que integramos que no estamos hablando de inteligencia emocional sino de responsabilidad emocional,

un sutil matiz que hace toda la diferencia,

es más que probable que en el 2018 y siguientes sigamos profundizando en ese concepto de la responsabilidad personal, también en nuestro rico y profundo mundo emocional.

7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, accesible desde este enlace. entre campana y campana, y sobre campana una.

 

Anuncios

muchas gracias

observo las 3 entradas previas en este año 2017 que termina, 3, obra viva, dedicada a Alfonso, que nos pone en la vía de un taller en el que vamos a interactuar con un grupo de personas en el ámbito de la educación,

2, los milenials también pueden vivir sin conexión, dedicada a Carlos, con el que quedo en la plaza del museo Reina Sofía, y me ayuda a contactar con mi primer U-lab, y con el formato presencial de la teoría U en Madrid,

una vivencia en paralelo con la anterior, en la que surge una pregunta, y una inspiración que da pie a 7 emociones,

1, te deseamos un año abundante en casualidades, en el que nos hacemos eco de la felicitación de Arancha de año nuevo, unas letras que aprovecho para agradecer a Arancha y a Leo los fundamentos de inteligencia emocional compartidos, 2 modelos que ayudan a que surja esa pregunta,

y rescato un borrador con una canción con la que tropiezo navegando por internet, con una chica, una guitarra y una roca sobre la mar, titulada thank you very much, muchas gracias, creo que es una buena forma, cer0, de ir cerrando este 2017,

un año que hemos aprovechado para pasar de las musas (la inspiración inicial) al teatro, por medio de talleres presenciales de 7 emociones / 3 visiones, gracias, Pablo, Pepa, Biotz, Ricardo, Carmen, Betina,

en esta lista que no voy a alargar más, por las oportunidades para probar y equivocarnos, para probar y acertar,

en este 2017 que nos ha dado tanto.

   así lo vimos…

sí, observo las 3 entradas anteriores con curiosidad, nada hay premeditado en su confección, en su orden ni en su contenido, “causualidades de la vida”, que se enlaza sobre sí misma,

y recibo el último post del blog de eitb, un espacio gestionado por el CIE, en el que colaboro, un post en el que Maribel otea el 2018 con un deseo, ojalá seamos capaces de re-inventar las organizaciones en las que nos desarrollamos,

un deseo que compartimos desde organizaciones con espíritu y corazón, pero que seguramente hagamos grande en una cuenta nueva, ya sabes, progresiva, 1, 2, 3, 4, así vamos pasando el rato, durante el año que entra,

y me río de no haber llevado la serie hasta el 5, que tiene otra rima diferente, bien diferente, mientras me maravillo de esta “causualidad causualidosa” que es estar presente, en este gran teatro que es la vida.

3 en la cuenta inversa y 4 en la cuenta progresiva vuelven a hacer 7, como los 7 días de la semana, o las 7 notas musicales, o los 7 colores con los que simplificamos la preciosa complejidad del arco iris,

sí, no voy a perder la ocasión para agradecer a Goethe su aportación a nuestro proyecto, esa inspiración por la que integramos la luz y la oscuridad, con el órgano sensible del ser humano, de nuevo presente, en nuestras vidas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, sobre los fundamentos de inteligencia emocional que Leo y Arancha nos comparten,

7 emociones, creative commons, cualquier día intentamos explicar la sutil diferencia entre inteligencia y responsabilidad, un modelo que puedes descargar desde este enlace.

 

 

 

 

y Arancha nos felicita el 18, un año lleno de caminos

acabo de publicar el post de la obra viva, por medio del cual agradezco a Alfonso Llorente la “causualidad” de conocerle, y su maravillosa e invisible participación en la existencia de 7 emociones en mi vida,

tras el que escribo unas pocas palabras para distribuirlo a un grupo de amigos, en las que reconozco estar pasando unos días de aquella manera, y recibo esta tarjeta de felicitación de Arancha Merino, a la que conozco de aprendemos todos,

y que comparte con nosotras el Metamodelo de Análisis Transformacional de Preciada Azancot, y que sirve de inspiración, junto con la teoría U, la teoría del color de Goethe, y la teoría de emociones de la escuela Oliver, para 7 emociones,

es como si Arancha hubiese percibido en tiempo real este proceso de agradecimiento y hubiese levantado la mano, diciendo al viento “yo también quiero estar ahí, Mikel, acuérdate del MAT”,

sí, va a ser que sí,

y me alegro al leer esta felicitación tan bonita, cargada de luz y de esperanza, y que copio a continuación, así me parece de bonita.

Un nuevo año siempre abre caminos.

Solemos pensar más en lo que necesitamos que en lo que tenemos.

Damos más importancia a lo que nos falta, a la carencia, que a la abundancia de la que ya disponemos.
Es por eso, que este año te propongo una reflexión que te sitúe en un lugar diferente.
Cambia la perspectiva con la que miras tu vida y conecta con la gratitud.

Sé consciente de toda la abundancia que hay en tu vida.

Valora tu recorrido hasta llegar aquí. Cada piedra, cada bache, eran una señal para empujar tu evolución.

Agradece y sonríe, pues todo lo que necesitas ya lo tienes.

qué bonita felicitación, Arancha, gracias por esta sonrisa compartida.

   así lo vimos…

y sí, no puedo sino compartir este agradecimiento contigo, Arancha, y con Leo, por compartir conmigo esos dos modelos de inteligencia emocional que son tan parecidos pero tan distintos, que se entrelazan y que se separan,

terreno fértil que sirve como base para 7 emociones, con la ayuda de una inspiración que surge de la teoría U, de ese orgullo humilde que nos acerca a la puerta de la comprensión, porque Yo soy … y tú también,

y de la teoría del color de Goethe, esa puerta a una vida llena de color.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, al menos desde este enlace

tecnologías de la observación, de la escucha y del corazón

me encuentro este video de Carlos Goga, autor de Lovetopía y cariño de la EBC (Economía del Bien Común), que nos habla un poco de smartphones, organizaciones y nativos digitales,

ese grupo que no para de crecer hasta que se convierta dentro de poco en “EL” grupo, el único grupo, porque dentro de unos años todas las personas vamos a ser nativas digitales,

y observo cómo muta la presentación, de lo digital, lo tecnológico, a esas tecnologías viejas, pero insuficientemente exploradas, a las que hace referencia Carlos, y que apunto con interés,

  1. la tecnología de observar,
  2. la tecnología de la escucha,
  3. y la tecnología del corazón,

3 tecnologías que tú también tienes o puedes poner a tu disposición, y del mundo que te rodea, incluso cuando se te apaga la batería, o te quedas sin cobertura o sin datos, con la buena noticia que te traen cuando a ellas te conectas,

se puede vivir sin conexión.

   así lo vimos…

y aprovecho la festividad de hoy, los santos inocentes, hoy compartimos santo tú y yo, personas inocentes, sin culpa, con esta imagen llena de monigotes, esta representación de nuestro niño natural,

des-enfadado, des-inhibido,

una imagen que me permite soñar con ese mundo en el que nos conectamos con otras personas, con estas 3 tecnologías tan necesarias en el proceso de re-conectar,

tecnologías relacionadas con nuestro niño natural, curioso, sí, porque cerca de la observación está siempre el niño, con su inherente curiosidad y  asombro, y con  nuestra madre protectora, cuidadora y atenta,

no te olvides de que así es la cosa es dentro, así es afuera, y de que hay una conexión externa que depende de tu conexión interior, ánimo con la atención, con la escucha, y con la conversación, mucho ánimo con el asombro y con el amor,

también en estas fechas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, que nos conecta con el campo de la atención y la presencia,

y con nuestra mejor intención, un texto sencillo que puedes descargar (download) desde este enlace (link).

 

 

 

yo también quiero ser obra viva (gracias, Alfonso)

Alfonso me hace llegar esta imagen tras un par de correos en los que nos felicitamos las fiestas, casi 3 años después de conocernos de casualidad, si es que eso existe, en un evento de la fundación Codespa en Madrid,

unas fechas en las que Alfonso está aprovechando para cuidar las plantas, muy en especial la parte que no se ve,

para que la parte que se ve esté mejor,

una tarea necesaria, agradable, y que por lo general nos ayuda a sentirnos muy bien, una de esas tareas en las que podemos ocupar parte de nuestro invierno, buen momento para conectar con lo profundo y lo sutil,

y observo las definiciones asociadas a esta imagen, algunas que ya conozco, como la quilla, el calado y el pasamanos, y otras que desconozco, como el puntal y los candeleros, la obra viva y la obra muerta,

y no dejan de sorprenderme estas dos últimas definiciones, la obra viva es la parte del barco que sumergida, invisible, le permite flotar, mientras que la obra muerta es la parte visible, aparente, la fardona de la embarcación,

no me puedo evitar ese pensamiento, tal vez cuando me paro y no hago nada en mi mundo exterior (mi obra muerta, si aplico la definición naval), estoy re-conectando con los fundamentos que alimentan esta propuesta,

tan tontorrona, tan contracultural como su propio nombre, organizaciones con espíritu y corazón, personas y grupos de personas conectadas con los fundamentos de su vida interior, con sus emociones y su corazón,

con su alma y su espíritu, obra viva sin más.

   así lo vimos…

no sabes cómo me alegro de coincidir contigo hace casi 3 años, el 15 de enero del 15, Alfonso, y ese correo que me mandas, ya en setiembre, y que nos traza una estela hasta el II desafío talento solidario de la fundación Botín,

una escala en este viaje que nos lleva a preguntarnos qué podemos ofrecer al mundo educativo más allá de las comunidades de apreHendizaje, una pregunta que tiene respuesta en el mundo emocional y en 7 emociones,

muchas gracias, Alfonso, eres parte de la obra viva de nuestro barco, esa parte invisible de esta propuesta y de nuestro casco que es tan importante, aunque no se ve.

y celebro con el azul clarito del orgullo humilde la entrada 1313 del blog de organizaciones con espíritu y corazón, que no sé si es bueno o malo, pero no dudo de que es constante en su continuo palpitar,

tip – tap – tip – tap,

mientras hay vida… vida hay.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, un modelo que emerge en medio del II desafío talento solidario y del U-lab (laboratorio de la teoría U),

creative commons, un modelo que puedes descargar desde este enlace.

me voy a ser feliz (no sé si sobra el me o falta lo que falta)

rescato esta foto de entre las imágenes navideñas, por doblemente buena, pocas palabras en las que se encierran tantas mentirijillas, de esas que nos contamos a veces, a nosotras mismas, a veces sin la participación de amigos y familiares,

mentirijillas tan propia de estas fechas,

y pienso en la frase de la puerta de la fregoneta, que acepta varios cortes, cada cual más interesante, tal vez lo que pasa es que le sobran palabras, vamos a ver cómo queda con unas cuentas palabras menos,

me voy a ser feliz y no sé cuándo vuelva,

me voy a ser feliz,

qué difícil es irse a ser feliz a algún otro sitio cuando no soy feliz aquí,

me voy y no sé cuándo vuelva,

y pienso qué tontería, si mañana vuelvo a escribir unas líneas aquí, y no sé cuándo vuelva, cuando no me dejo de hacer compañía, siempre estoy conmigo misma, es que no lo puedo evitar,

voy a ser feliz,

o por lo menos lo voy a intentar,

y no sé por qué la frase se tiñe de alguna forma de despedida, cuando se hacen presentes las palabras que faltan, tal vez no sobran palabras sino que faltan, como faltan conversaciones entre muchas personas, también en navidad,

me voy a ser feliz (lejos de ti), y no sé cuándo vuelva (a verte),

qué mensaje más raro para mandarle a alguien por navidad.

   así lo vimos…

y me imagino qué canción y qué letra suena en el interior de esa fregoneta de las mentirijillas o de las palabras no dichas, una letra que bien podría cantar Rozalén, tal que así, y cuya letra copio a continuación.

Una niña triste en el espejo me mira prudente y no quiere hablar
hay un monstruo gris en la cocina
que lo rompe todo
que no para de gritar.

Tengo una mano en el cuello
que con sutileza me impide respirar
una venda me tapa los ojos
puedo oler el miedo y se acerca.

Tengo un nudo en las cuerdas que ensucia mi voz al cantar
tengo una culpa que me aprieta
se posa en mis hombros y me cuesta andar.

Pero dibujé una puerta violeta en la pared
y al entrar me liberé
como se despliega la vela de un barco.
Desperté en un prado verde muy lejos de aquí
corrí, grité, reí
sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

Una flor que se marchita
un árbol que no crece porque no es su lugar
un castigo que se me impone
un verso que me tacha y me anula.
Tengo todo el cuerpo encadenado
las manos agrietadas
mil arrugas en la piel
las fantasmas hablan en la nuca
se reabre la herida y me sangra.
Hay un jilguero en mi garganta que vuela con fuerza
tengo la necesidad de girar la llave y no mirar atrás.

Así que dibujé una puerta violeta en la pared
y al entrar me liberé
como se despliega la vela de un barco.
Aparecí en un prado verde muy lejos de aquí
corrí, grité, reí
sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

y leo el estribillo, que me hace sonreír,

Así que dibujé una puerta violeta en la pared
y al entrar me liberé
como se despliega la vela de un barco.
Aparecí en un prado verde muy lejos de aquí
corrí, grité, reí
sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

no somos los únicos que nos dedicamos a pintar puertas.

7 emociones nos ayuda a pintar puertas de colores varios, roja, para empezar, que me permite definir ese territorio en que estoy a salvo, sí, con la energía del miedo sano, que nos permite marcar límites, ESTO NO,

puedo oler el miedo y se acerca,

sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

puertas azul clarito, azul índigo, también violeta, sí, porque algún día volveremos a descubrir la magia y la alegría de hacer juntas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar desde este enlace.

 

 

preparados, listos … ya

todos los preparativos listos para recibir esta noche a la familia, cubertería, cristalería, comida, intendencia y logística asociada, hay hasta 3 huevos para la sopa de ajo, menos mal, todo parece indicar que nada puede salir mal,

porque a última hora, revisando la receta, me he dado cuenta de que no se hace sólo con pan, agua y ajo, 3 ingredientes, y que también lleva un poco de pimentón, aceite y huevo, otros 3 más, y como bien sabes 3 + 3 =7,

perdona que no me alargue en estas letras, pero me he pegado una panzada de la que no sé si voy a salir con bien, si tienes algún problema con la entrega esta noche te adjunto el correo de contacto,

nadapuedesalirhoymal@santa.org

   así lo vimos…

y si algo sale mal, no te preocupes, que la siguiente saldrá mejor.

si no te salen las cuentas de la suma anterior, 3 + 3 =7, puedes bajar el texto de las 7 emociones, 3 emociones que vienen de la luz del sol, cálidas, calientitas, y 3 emociones que tienen su origen en la luz de oscuridad,

reformulada como luz de infinito, frías, sí, no sé por qué las asocio con el polo norte, será por el efecto papá Noel, muy interesante este link que nos cuenta su historia, y nos habla de su color, parece que originalmente no es rojo, sino verde,

3 + 3 =7 emociones, 6 de las cuales nos hablan del campo de la atención, y una última, que las integra y les da sentido, relacionada con la intención, ese algo intangible que seguro que no falta en tu mesa esta noche,

verde, sí, como Santa, como la energía del amor, una energía que podemos entender como nuestra mejor intención, ese alimento etéreo pero verdadero que ojalá no des-aparezca de nuestras vidas con el efecto “navidad”.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del  color de Goethe.

 

 

 

 

¿brindamos?

se acercan peligrosamente las fiestas de navidad, nochebuena y navidad para empezar,  y desempolvamos copas, qué pena da ver la cristalería tan mermadita, en otros tiempos tan nutrida, para realizar este brindis entre iguales diferentes,

con estas 7 copas,

vino y cava

vino y brandy

cava y fino

quién sabe si lleguemos a brindar entre iguales e iguales,

este año todavía no hay cava en la despensa,

¿será una casualidad o será indicativo de algo?

 

 

 

 

 

… y si estás pensando que estamos defendiendo el boicot a los productos catalanes, nada más lejos de la realidad, de hecho nos vamos a avalanzar al súper ya mismo a hacer acopio de esas burbujitas doradas,

para que cada quien pueda elegir el líquido que más le apetezca, para realizar con nuestras manos ese rito de acercamiento, así se acercan nuestras manos como nuestros corazones, ojalá sea así, estas fechas,

al calor de la conversación.

   así lo vimos…

y me río al recibir una maldad de tantas que circulan por la red, 22 de diciembre – elecciones catalanas, 22 de diciembre – Lotería de navidad, 23 de Diciembre, Madrid – Barça, 24 de Diciembre , Nochebuena,

 

el que no riña estas navidades es porque no quiere, porque nos lo han puesto a huevo.

 

 

desde organizaciones con espíritu y corazón te animamos a mantener conversaciones  que superen el nivel ínfimo de la piedra / mineral (conversaciones polite / políticamente correctas, el modo suegring, en el que mi Ser está ausente),

el nivel bajito del tomate – pepino / vegetal (conversaciones mentales enganchadas en nuestras raíces y nuestras creencias, rápidas, duras, en las que no contactamos con el otro, también conocidas como debates),

para entrar en otro nivel, más cerca del mundo emocional, con la ayuda de la empatía y la compasión, para poder acercarnos algún día, ojalá esté próximo a las conversaciones generativas,

que nos permiten crear realidades nuevas a nuestro alrededor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional que integra emociones con buen trato y con los 4 niveles de la atención de la teoría U, inspirado por esta teoría, de Otto Scharmer, y por la teoría del color de Goethe.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace

 

amor y odio … y las semillas del futuro

el proceso del laboratorio de la U está terminando este 2017, con esta sesión en vivo,

y observo con claridad, aunque siempre han estado ahí, dos palabras que resumen de qué va esto, amor (love), odio y codicia (hate and greed), con dos bucles asociados,

un bucle inferior que nos lleva a vivir en el ciclo del amor, en el que cultivamos nuestra mente abierta (open mind), con las capacidades relacionadas con la curiosidad (nuestro niño interior),

las capacidades relaciones con la apertura de corazón (open heart), empatía, compasión, propias de nuestra madre protectora, hermanas pequeñas del amor con mayúsculas,

esa palabra que ha pasado relativamente des-apercibida en el proceso, tal vez nos da un poco de vergüenza hacerla explícita

y las capacidades relacionadas con la apertura de la voluntad (open will), fundamentalmente el coraje, una capacidad tan fácil de nombrar y de cultivo tan complejo,

una capacidad de nuestro ser adulto, que nos permite abrirnos a la mejor posibilidad futura, dejar ir lo viejo, sea lo que sea esta palabra para cada una, para que lo nuevo se haga presente en nuestras vidas,

y un bucle superior en el que no toca profundizar hoy, el ciclo del odio, en el que cerramos todas esas puertas, y vivimos en la ignorancia, las mentiras y la negación, (lo contrario a la mente abierta),

en la codicia, que no ve al otro, y sólo se ocupa de su propio ombligo, llegando a cosificar a todo lo que no soy yo, como hicieron los esclavistas con los negros, los nazis con los judíos, o hace en muchos casos el hombre con la mujer,

y en el miedo (el contrario del coraje), esa emoción que tan bien conocemos, y que está tan presente en nuestro mundo, no es extraño que el ciclo inferior tenga tantas dificultades para manifestarse,

y observo también, en esta despedida de ciclo, esa humildad con la que el equipo del U-lab valora los logros, y abre una puerta a lo que está por venir, y al poder de los comienzos,

todo lo que han hecho hasta hoy son semillas de futuro.

   así lo vimos…

miro las semillas de futuro que he traído a este laboratorio de la U,

y entiendo un poco mejor esta relación de la teoría U con otros fundamentos que compartimos desde 7 emociones, desde el análisis transaccional y el triángulo de Karpman / el ser en la sombra y su evolución natural y necesaria,

y 3 conjuntos de capacidades a desarrollar,

el niño natural y la curiosidad (open mind),

la madre cuidadora y el amor in-condicional (open heart),

el ser adulto y el coraje (open will),

con el juego de la luz y la oscuridad, renombrados como luz de sol y luz de infinito, que se convierten en baile a 3 con nuestra participación necesaria, gracias a la teoría del color del color de Goethe,

e imagino un futuro cercano en el que los fundamentos del buen trato, la conciencia y la presencia son una parte integrante de nuestro día a día.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe desde este enlace.

 

 

 

 

 

que la fuerza te acompañe en tu mejor intención

estamos terminando el camino que desde Sol España seguimos un grupo de personas, acompañando el taller del U-lab, el laboratorio de la teoría U, en esta edición del 2017,

con el liderazgo de José María y Efa, María e Irene, para asistir a la última sesión en vivo, retransmitida desde el M.I.T. y el instituto Presencing, una sesión en vivo de la que posiblemente escribamos unas líneas un día de estos,

una sesión en la que se juntan compañeras de otro Hub en Madrid, y en la que vamos a tener una pausa de café que nos deja 2 imágenes magníficas, una foto de un cuadro de Gustav Klimt, y otra de una estrella de mar,

dos imágenes que paso a explicar ya que no son auto-explicativas, por lo que te cuento lo que yo veo, empezando por la segunda, esta estrella de mar virtual, 5 patas que aportan sendas personas, y que dejan un espacio en el interior,

porque 5 personas podemos cambiar este mundo, y porque, muchas veces, más de las que pensamos, más importante que el espacio lleno tenemos que reflexionar sobre el “vacío”, o el espacio entre medio,

incluyendo el espacio para la reflexión, o la conexión con lo sutil, sea lo que sea, como tú misma lo entiendas,

y siguiendo con la primera, no sé si eres capaz de ver la U, o de intuirla,

así como las diferencias entre la parte izquierda del cuadro, una imagen del individuo, aislado y mal-carado, o de aparente mal humor, y la parte derecha, una pareja abrazándose, en representación de la comunidad (común unidad),

 

dos imágenes que bien pueden ilustrar este viaje que  hoy termina, con intención de continuidad, una vez que hemos aprendido a pintar la U, tras la presentación, tras el café, cuando recapitulamos con un juego de etiquetas, que son dos,

las amarillas y las otras,

lo que ha supuesto este taller para nosotras, sí, con las amarillas, y la energía del Sol, y lo que hemos apreHendido, o incorporamos de este proceso, que nos parece relevante y queremos compartir,

 

con cualquier otro color, menos el amarillo, claro está, y cómo lo queremos poner en práctica, traer al mundo, hacer vida, prototipar, porque a veces, antes de acometer lo grande tenemos que ejercitarnos, y desarrollar músculo, con lo pequeño,

 

y en eso estamos, compartiendo este proceso, en el que un grupo de personas, de Sol España, soles radiantes necesarios en este proceso tan bonito, tan bueno, tan necesario en los tiempos que corren,

facilitan este proceso de reunión de iguales diferentes,

en el que la energía, la del Sol, y la de la organización, que la auspicia, la asociación nuclear española, nos acompaña,

como bien dice Izaskun, para cerrar esta reunión, “aquí hay más fuerza (energía) que en un reactor,”

un reactor que se prende cuando conectamos con la energía de nuestro amor, con nuestro Sol interior, y con otros soles radiantes, que nos acompañan en este viaje tan bonito que es la vida,

y no nos olvidamos de la ley del 5,

en este ejercicio de apreHender para TRANSformar, con la ayuda de Otto Scharmer y su equipo, que nos regalan desde el M.I.T. y el instituto presencing esta nueva edición del u-lab, el laboratorio práctico de la teoría U.

   así lo vimos…

puedes acceder a la sesión en vivo en este enlace,

y me permito buscar en internet esta imagen de Gustavo, mucho mejor que la foto que tomo del cuadro de la sala del café, que compongo con esta frase de Izaskun, con este deseo abierto a todas las personas que integran este grupo,

… y esta comunidad en desarrollo de practicantes de la teoría U,

que la fuerza te acompañe en tu mejor intención.