reimaginando a Barrett

me acerco al meetup que el grupo de reimaginando organizaciones ha preparado para este sábado, con base en el modelo de valores de Barrett, donde saludamos a Marta, a Roberto, a Javier,

y donde vamos a pasar un rato precioso de la mano de Roberto Cruz y David Fernández, que nos han preparado una dinámica en 5 pasos para que tengamos una comprensión de este modelo basado en valores, que,

derivado de la teoría de las necesidades y la pirámide de Maslow, se representa por una doble pirámide que converge en un círculo central, con 7 niveles, qué curioso, como los 7 días de la semana, como las 7 notas musicales, como los 7 chakras,

como 7 emociones,

un modelo que representa el tránsito del mundo del ego al mundo del desarrollo del alma, al menos en la traducción que hago de lo que leo en internet, y del desarrollo personal y organizacional, con base en valores,

7 niveles del desarrollo de la conciencia que tienen una lectura a nivel personal, una lectura a nivel organizacional y una lectura a nivel social, qué interesante,

y hacemos ese ejercicio en el que asignamos los valores que nos gustaría que nuestra organización tenga, y su correspondencia con el modelo, para observar posteriormente los comportamientos del día a día, y la percepción de los empleados,

y la diferencia entre la realidad y la teoría, ahí está siempre la madre del cordero, una diferencia que vamos a visualizar con una nube de gommets, circulitos de color, con el azul para el mundo ideal, con el rojo para la manifestación negativa de la cosa,

valores potenciadores y valores limitantes,

un ejercicio que nos va a servir para hacer un contraste con la mesa de al lado, con la que compartimos caso, para observar cómo las gafas de cada uno restan importancia a este comportamiento (en esta o en estas frases),

y cómo le damos un significado especial a aquellas otras, es la magia de los casos, que tienen el nivel de información que tienen, y son evaluados por personas que no están adiestradas en el modelo, ni en el sistema de evaluación,

y que aportan su especial forma de mirar,

para terminar con esa idea de la entropía, qué porcentaje de los valores que hemos identificado en el cotidiano vivir de nuestra empresa  son azules, y cuántos son rojos, o por decirlo de otra forma, son limitantes,

está claro que nuestro caso, 7 rojos frente a 3 azules, 10 frente a 6 en las resolución de nuestra mesa compañera, por encima del 40 % en los dos casos, es un buen ejemplo de organización en crisis,

buen punto de partida para mejorar.

   así lo vimos…

la doble pirámide de Barrett, no sé por qué la llamo así, tal vez por la pirámide de las necesidades de Maslow, cuando en realidad es un modelo con dos triángulos, que se unen en una circunferencia central,

al igual que la pirámide de Maslow, se representa vertical, y crece sobre la base de las necesidades fisiológicas cubiertas, es curioso que en la ronda de preguntas un chico comenta que él tumbaría el modelo,

tal como yo la puedo observar desde mi mesa, y pienso cómo una doble pirámide se ha convertido en una pajarita, el nudo que enlaza el mundo de las necesidades con el mundo de las aspiraciones,

y me llama la atención ese otro comentario que hace una chica, en el que para ella el punto central le recuerda un punto de inflexión, y conecto con la imagen del infinito, en un mundo en el que no vamos a poder evitarlo,

lo material y lo espiritual conviven en perfecta armonía, ahora nos vamos un poco más allá pero volveremos, ahora nos venimos un poco más acá, pero nos volveremos a marchar.

tras la parada del café corremos una dinámica por la que vamos a identificar nuevas líneas para el desarrollo de este grupo, re-imaginando las organizaciones, qué bonito cuando el desarrollo de la cosa tiene en cuenta la aportación de cada quien.

navego por internet para buscar una imagen del modelo de Barrett que no voy a utilizar hoy, pero que me dirige a un post, relacionado con el modelo, que me va a hacer pensar, todo parece indicar que Barret ha hecho trampa con la pirámide de Maslow,

y no existe una correlación total entre su modelo y 7 emociones, que bebe de la misma fuente, pero que tiene otra orientación, influida por ese mensaje, casi mantra, que tiene su origen en la teoría U, al menos para mí, del ego al eco,

y que de alguna forma Maslow y Barret también comparten, no hay más que leer el título del post, how to shift from ego to soul activation?, cómo pasar del ego a la activación de nuestra alma, creo que de eso se trata,

de activar nuestra alma, y de hacerla presente en todo lo que hagamos, en nuestro desarrollo personal, en el trabajo, al igual que en cualquier espacio en el que colaboramos o influimos en la esfera social,

una entrada que me gustaría repasar con calma, traducirla y tal vez comentarla, en este camino del ego al eco, de la competición y la pelea a otro estadio en el que nuestro ser está presente, y en el que obramos desde una nueva comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

que

Anuncios

sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro

en el proceso de darle continuidad al contacto inicial con la página de aladuría, que publico en una entrada reciente, bajo el título “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”,

sigo viajando por links relacionados, y llego a este video de Improversa, en el que Julián Bozzo pronuncia, entre otras, esta frase que me llama tanto la atención, y que atribuye a Picasso, “sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro”,

allá por el minuto 7:00, una introducción a ese marco de referencia necesario para la interacción entre personas, que tiene, por otra parte, funcionamientos naturales, orgánicos, qué bueno que el símil es tan sencillo que nos cueste negarlo,

7:36 si riego una planta con agua, pasa una cosa,

y si riego una planta con gasolina, pasa otra cosa,

el cómo alimentemos, el cómo nutramos ese espacio,

es el que va a generar, es el que va a favorecer la creación de un tipo de creatividad que es la aladuría.

Y sigo escuchando este video, hacia alante y hacia atrás, de donde me permito copiar otro trozo, que conecta con nuestra explicación de los 4 reinos de la observación y la atención, que provocan y posibilitan modos tan diferentes de conversación,

6:25 las personas somos espejitos, y cuando una persona muestra lo que trae, ahí en su mente, el otro activa su mente, si una persona muestra y comparte desde lo que siente y desde lo que le está pasando, al otro se le activa lo mismo, ¿no?,

por eso es importante que sentir que es un espacio de cero agradar, de no querer caer bien a nadie, de no desear un aplauso, de no desear un “qué bien lo has hecho”,

casualmente, pasa algo, cuando no queremos gustar, gustamos más, en este espacio se va a ver muy claramente.

Y me conecto con ese mundo de posibilidades nuevas que se abre cuando nos acercamos a esa comunicación que nos contacta con las personas con las que nos relacionamos desde el corazón,

buen punto para comenzar.

   así lo vimos…

En el proceso de difusión de la entrada antes citada,  “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”, Cris Bolívar surge en mi ayuda, y me ofrece por correo electrónico un catálogo de definiciones que explican este término

Aladuría:

[Véase Aladúrico. f. del latín ala-, f. n. propio -duria: dar posibilidad]

En filosofía: facultad de transformar lo pesado en liviano. Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real.

En psicología: acto que concilia lo pasado con lo presente. Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil.

En música: momentos de creación libres, autónomos, transportados por el impulso de la inspiración.

leo estas definiciones, ya sea desde la filosofía, Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real,

facultad de transformar lo pesado en liviano, tela marinera,

ya sea desde la psicología,  Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil, o desde la música y pienso cómo me gustaría ser capaz de operar desde ahí.

los 4 reinos es una aproximación sencilla al campo de la observación y de la atención, que tienen como objetivo fundamental ese contacto con la esencia propia, de la persona y del grupo,

que nos permite conectar con ese espacio que se encuentra más allá del ego, tantas veces a la defensiva o al ataque, para crear juntas desde ese espacio vacío, suelo fértil para lo nuevo, para lo que está por venir, con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

liderando desde el futuro que emerge (u.lab is back)

tú también puedes ser parte de esta experiencia que se lanza desde el MIT (el Instituto Tecnológico de Masschusetts) y el instituto Presencing, un laboratorio de investigación acción soportado por la teoría U de Otto Scharmer,

un marco para el desarrollo de un liderazgo diferente, el liderazgo colaborativo que surge de una conciencia emergente, en el ámbito social, en el educativo, en el ámbito corporativo y de los negocios,

en este proceso que comienza el 13 de Setiembre de 2018, mañana, un proceso que tiene una duración inicial de 14 semanas, y que puede tener continuidad en tu día a día, personal y profesional,

cuando abres y cruzas, progresivamente, las puertas de la curiosidad (que derriba los prejuicios y nuestra mente crítica), de la empatía (que derriba nuestras máscaras y nuestro cinismo), y la del coraje,

porque hace falta coraje para dar un paso firme al frente cuando no hay certidumbre de que más allá de este paso tenga consistencia y sea firme la tierra que pisamos, es lo que tiene esta época que vivimos, de creciente incertidumbre y complejidad.

   así lo vimos…

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos el desarrollo positivo de personas y organizaciones, por medio del desarrollo de nuestras capacidades emocionales y de nuestra identidad,

a partir del desarrollo de personas radiantes, con base en valores, que promueven entornos radiantes, pequeños grupos para empezar, que tienen una influencia mayor en la cultura y comportamientos de su organización,

por medio de programas que facilitan el desarrollo de entornos colaborativos

  1. innovadores (con la ayuda de el niño y su curiosidad),
  2. cuidadores, sanos, saludables (con la madre protectora, con la empatía y la compasión),
  3. excelentes, ejemplo de lo que está por venir (con nuestro ser adulto de nuevo presente, con su coraje, con su responsabilidad creciente),

con base en los fundamentos que comparten, entre otros, Otto Scharmer (teoría U), Frederic Laloux (reinventar las organizaciones), Peter Senge (la quinta disciplina),y Margarette van den Brink (las 7 fases de desarrollo en personas y organizaciones),

fundamentos que también puedes encontrar en este laboratorio de la teoría U.

tienes más información de este enfoque y de el 3ple camino de desarrollo de las personas en nuestra web.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que fomenta el desarrollo del liderazgo colaborativo.

puedes acceder a 7 emociones por medio de este enlace.

wer bin ich? (estoy acabando la carrera y me rapo el pelo, aunque me podría haber cortado la cabeza)

En tercero de carrera, Mikel periodista se dedica a montar un puzle de la serie Schmidt, un paisaje de Baviera de 3332 piezas, un empeño que me distancia por igual de la ingeniería y del periodismo.

Mi atención se centra en encontrar esa ficha que tiene esta formita, ésta de entrada aquí, ésta de salida allá, y más o menos este color, una forma como otra cualquiera de desarrollar el campo de la atención focal, mientras voy suspendiendo asignaturas, en realidad la que lo debe estar pasando fatal es mi madre, que va a reprobar casi todas, en este año puente.

Un ataque de responsabilidad me hace volver a intentarlo, y apruebo en setiembre todas menos una, que va a condicionar el cuarto curso hasta febrero, y ahí le sigo, sin mayor ilusión ni interés real en lo que hago. Cada vez observo con más claridad que mis compañeros de promoción son muy raros. Aunque tal vez el rarito soy yo.

Llego a sexto, y me apunto a una especie de máster paralelo. Además de cursar el último año de carrera, y el proyecto de fin de carrera, voy a aprender rudimentos de alemán, realizar un posgrado de 1.400 horas y un segundo proyecto en el extranjero, con una estancia de verano en Darmstadt, junto con un grupo de compañeros. En total somos 17.

En ese verano, con el pelo rapado, me acerco a una gasolinera, estoy perdido, y le pregunto al chico que atiende, en mi incipiente alemán, Wer bin ich?, pregunta ante la que se queda estupefacto.

Observo su cara y entiendo que algo va mal, en vez de preguntarle dónde me encuentro, Wo bin ich?, le he preguntado quién soy yo.

Miro la anécdota en la distancia y observo un Mikel des-ubicado, que es capaz de intentarlo y cerrar una etapa, de preguntar y observar una respuesta, de sonreír, de pedir una disculpa y despedirse.

En realidad, hoy miro esa anécdota, una causualidad del camino, y veo su importancia. No sé quién soy, ni cuál es mi camino, aunque cualquier camino es bueno cuando no sabes a dónde vas, y me va a llevar un tiempo encontrarme.

Unos cuantos añitos, o más.

 así lo vimos…

Dentro de más o menos 19 años, un alemán, Otto Scharmer, va a escribir la teoría U, un modelo en el que, en un momento del camino, abajito en la U, alguien se hace exactamente esta pregunta, ¿quién soy yo?, una pregunta desde la conciencia que mejora acompañada de otra que le complementa, ¿cuál es mi trabajo?,

pero eso es parte de una historia que está por venir.

escuchar es amar, capítulo 3, wer bin ich? (estoy acabando la carrera y me rapo el pelo, aunque me podría haber cortado la cabeza)

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos (el ser mineral, el ser vegetal, el ser animal, el ser humano) es una forma didáctica, alternativa, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

sinfrutando las contradicciones (renegando de Murphy´s)

disfrutando el verano al ritmo de la marmota, los desayunos cobran una especial importancia, en ese espacio que aprovechamos para mantener conversaciones más o menos significativas, alrededor de los últimos ajás,

o descubrimientos,

y como el de hoy es más largo de contar, comparto contigo el de hace unos pocos días, que viene acompañado por una foto, con una tostada con mantequilla, que cae al suelo, y, ay, horror, cae por el lado de la tostada,

contradiciendo la famosa ley de Murphy, que nos augura siempre la peor de las posibilidades que se nos pueden ocurrir, qué ley más horrrorosa, ¿verdad?, y  de esta aparente contradicción surge una pregunta,

¿y si el tal Murphy es un cenizo y la ley que nos propone no es una ley sino una agonía, y bien podemos mirar el mundo con unos lentes nuevos, en los que a veces ocurre lo que queremos, y a veces ocurren otras cosas, sin más?

   así lo vimos…

y no puedo sino observar mi espíritu crítico, ligeramente o muy contreritas, me acuerdo en este punto del salmón, que no nada contracorriente, él vive en un medio en el que el agua baja, y si él bajase con el agua no sería un pez de agua dulce,

y no habría peces en los ríos, todos los peces estarían en el mar.

tal vez me afano en buscar las leyes de Murphy, a ver qué tonterías cuentan sobre los peces de agua dulce y los peces de mar, seguramente que, contreritas como me encuentro, si pone algo del tema se me antoja una sandez.

en un momento de la vida las contradicciones son maravillosas, se ha roto la congruencia entre nuestro pensar – sentir – hacer congruente, hay una falla en el sistema, la ley tiene una excepción, por lo que tal vez no es tal ley,

no está completa, o no es del todo fiel a la realidad, buen momento para iniciar un nuevo proceso de observación, para revisar lo viejo, que tal vez alguna vez alguien enunció de aquella manera, y creímos a pies juntillas,

sin tener en cuenta la excepción a la regla, si hay una tal vez hay unas cuantas, o un montón, y ahí seguimos nosotras, obedientes, irreflexivas, aceptando pato como animal de compañía, y claro, así nos va.

la curiosidad es una característica propia del niño natural, una capacidad que está relacionada con el asombro, que mira cada cosa que nos pasa, cada día, con ojos nuevos,

una característica que bien podemos desarrollar en nuestro 3ple camino de desarrollo personal, una capacidad que nos permite conectarnos de una forma diferente con el mundo, ahí va, mira la galleta en el suelo,

para trazar un camino que nos conduce a mundos nuevos, también al mundo de la innovación y de la creatividad, por qué no, y observo cómo sin quererlo, casi sin pretenderlo, ya he acabado este post,

que habla de algo de lo que no pensaba hablar, qué curiosa es la vida cuando dejamos de dirigir.

pato, que he dicho pato.

curiosidad – open mind – (teoría U) – nuestro niño natural (análisis transaccional), y los puentes surgen por aquí y por allá, manchados de mantequilla, en este verano agradable en el que sinfrutamos la conversación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

pasos firmes en el vacío

el caballero, tras transitar el sendero de la verdad, pasando por los castillos del Silencio, del Conocimiento, de la Voluntad y de la Osadía, acaba de llegar a la cima de la verdad, acompañado de Rebeca y Ardilla,

qué bueno que no está solo, de hecho Sam también le acompaña, y va a encontrarse con con el mayor de los desafíos, al leer esta inscripción, cuando se haya al límite de sus fuerzas, casi más allá,

Aunque este Universo poseo, nada poseo, pues no puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido,

un mensaje que le va a hacer recapitular sobre las cosas conocidas de su vida,

  1. su identidad (quién creía que era y que no era),
  2. sus creencias (aquello que pensaba que era verdad y lo que consideraba falso),
  3. sus juicios (las cosas que tenía por buenas y aquellas que consideraba malas),

identidad, creencias y juicios, qué interesante, 3 elementos que va a tener que dejar ir, 3 elementos a los que se aferra y que va a tener que soltar, en un confiar que le lleva en caída libre al vacío,

hasta que es capaz de contemplar su vida con claridad, sin juzgar y sin excusarse, aceptando su responsabilidad total por su vida, por la influencia que otras personas habían tenido sobre ella, y por todos los acontecimientos que la conforman,

para pasar a reconocerse como la causa, no el efecto, de todos sus errores y desgracias, un momento que le libra del miedo, y le conecta con una extraña sensación de poder,

la fábula se está acabando, y la caída libre del caballero se frena totalmente, y empieza a flotar hacia arriba, todo parece que va a conquistar de nuevo la cima, con un gesto que no tiene nada que ver con el gesto inicial,

antes necesitaba aferrarse a la seguridad de todo eso que le conforma, que supuestamente son él, sus creencias, sus juicios, sus formas viejas de pensar, sentir y hacer, convertidas en falsa identidad.

   así lo vimos…

el caballero de la armadura oxidada es una fábula preciosa, escrita por Robert Fisher, un libro que recomendamos cuando empezamos nuestro viaje por las 7 emociones, un viaje, no podría ser de otra forma, que empieza en el miedo,

esa energía que nos mantiene clavados a la fuerza del yo no soy, y a todas nuestras incapacidades, que son unas cuantas, incapacidades que se tornan cosa pequeña en el encuentro de nuestra identidad verdadera, en la cima de la verdad.

releo estas líneas finales de esta fábula, y no puedo sino recordar ese punto en la teoría U, abajito del todo, en el que tenemos que soltar lo viejo, lo que no nos sirve, tal vez muchas de las mentiras que hemos construido para sobrevivir,

dejar ir,

en ese punto de discontinuidad del trazo, un trazo que parecía firme y que desaparece, la incertidumbre se ha hecho presente en el camino, ¿qué hay más allá del punto?,  ¿qué hay más allá del más acá?,

y un paso firme en el vacío es necesario para que lo nuevo pueda ser una realidad en nuestras vidas, y a nuestro alrededor.

dejar ir – dejar venir,

o el viaje del miedo al orgullo humilde, el orgullo sano,

el viaje necesario del ego al eco,

porque la calidad de los resultados de nuestras organizaciones depende del nivel de conciencia, de energía, y la intención de las personas que las operan.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

malas noticias, buenas noticias

un sobre relleno de azúcar, ese veneno blanco y refinado que nos acosa aquí y allá, nos regala una frase este verano, es lo bueno de salir a tomar un té o un café por ahí, en este caso en Carboneras, cerca del parque natural de cabo de Gata,

 la mala noticia es que el tiempo vuela, la buena es que tú eres el piloto,

y tomo conciencia de ese tiempo lento del verano y de la inacción, y de esa otra velocidad del tiempo, metido en jarana y proyectos varios, un tiempo y otro en el que la persona que pilota, hasta cierto punto, sigues siendo tú.

   así lo vimos…

la imagen, que apenas se ve, ofrece un chico, quizás una niña, con gafas y casco de otra época, al menos ésa es la impresión que me da, y contacto con una extraña película de aventuras, y un viaje en globo,

y esa entrada en la que hacemos unos pocos cortos de la película Up, en la que nos imaginamos cómo sería mi diario de aventuras, o el álbum de los momentos maravillosos de mi vida,  con

  • una cruz en el corazón,
  • sueños vienen, sueños van,
  • y ahora yo qué hago,
  • lo que he hecho,
  • nuevo diario de aventuras,

y re-contacto con lo que he hecho, mis diarios viejos de aventuras, que se juntan con el diario nuevo y con parte de lo que me queda por hacer, con los flecos de mi tiempo al viento … otra vez.

mientras recontacto conmigo misma, y esa energía interior que nos prende desde dentro, llámale ágape, llámale entusiasmo, me quedo con esta frase azucarada, ya lo sabes, ya lo sé, malas noticias, buenas noticias, el tiempo vuela, y el piloto eres tú.y observo los libros sobre mi mesa, la organización en desarrollo, de Bernard Lievegoed, el espíritu transformador, de Moggi y Burkhard, el peregrino, de Paulo Coelho, 3 libros para recontactar de dentro hacia afuera, azucarillo viene, azucarillo va.e intuyo un tiempo por venir, tal vez entrando en setiembre, buen momento para esas dos preguntas tan TRANSformadoras, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, que se encuentran en el punto inferior, sin continuidad aparente, tan cerca del abismo,

del recorrido de la U.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace. 

introducción a la comunicación pistolero

en el ejercicio de identificar modos de comunicación disfuncionales en nuestras vidas, y siguiendo con la comunicación medio limón, esa comunicación en la cual sólo una de las dos versiones está presente, medio mineral, medio vegetal,

avanzamos un paso, y nos encontramos con la comunicación pistolero, esa comunicación en la que las dos partes están presentes, pero van a comunicar como comunican los vaqueros en ok corral, a pistolazo limpio,

tú me disparas tu verdad, y yo te limpio a balazos con la mía, una comunicación en la que el ser humano, definitivamente, no está presente, nos estamos comunicando como animales, pero de mala manera,

todavía no hemos llegado a ese nivel puramente animal, el de la empatía, en el que somos conscientes de la emoción subyacente en la persona a nuestro lado, y en la que elaboramos a partir de lo que nos regala,

¿qué emoción suscita en mí?, ¿qué le devuelvo de mi mundo emocional movido?,

por lo que debemos estar en un territorio intermedio entre el ser vegetal y el ser animal, en una comunicación rápida, como las balas, sí, pero cuyo objeto es que la verdad del otro no me toque, mejor si la esquivo, porque me va a hacer sangrar,

y en la que aprovecho la mínima oportunidad para disparar, no es extraño que esa comunicación esté relacionada con la ira, y en sus dos versiones, la buena o la mala, la comunicación pistolero sea la de la ira mala, no hay duda,

mejor si esquivas las balas, o te van a matar.

   así lo vimos…

y busco una banda sonora o una canción que acompañe a esta curiosa forma de comunicar, tan propia de la adolescencia, es normal, hay tanta rabia contenida que el malestar tiene que salir de alguna forma,

y a veces las cosas salen como salen, con tanta presión que son difíciles de parar.

busco mentalmente un animal que se comporte así en la naturaleza, que entable luchas mortales, que lance dardos envenenados, tal vez estoy perezoso, pero no encuentro la imagen, tal vez lo más parecido que encuentro sea la berrea,

machos cabríos matándose a testarazos, quién sabe, pero la berrea se me hace más parecida a los debates, no me enacaja al 100%, tal vez me lo tengo que pensar otro rato más, ¿verdad?

si te interesa el tema de la comunicación, puedes echar un vistazo a los 4 reinos, un enfoque que nos ayuda a aproximarnos a 4 tipos de atención, de escucha, de  conversación, tan diferentes,

según nos movamos entre seres piedra, seres vegetales, seres animales o seres humanos, 4 tipos de seres que moran, todos juntos y arrepiñados, vaya que sí, en nuestro interior.

el azul claro encarna la emoción del orgullo, un orgullo que cuando es sano es un orgullo humilde, respetuoso con el alter, y que cuando es insano se traduce en prepotencia, soberbia, un poco en la actitud del pistolero,

quién sabe por qué me viene la actitud del gallo en el mundo animal, mira que tal vez sea ésta la imagen más parecida al pistolero en nuestro cercano mundo animal, no sé por qué pero creo que va a ser que sí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

introducción a la comunicación medio limón

estamos educados en el concepto de la media naranja, esa falacia por la que somos partes incompletas de un todo, y necesitamos encontrar la otra media naranja que nos complete, qué tontería,

en vez de vernos como un paraguayo completo, un plátano completo, una sandía completa, que juntándose con otros elementos puede crear un resultado maravilloso, quién sabe si un jugo de frutas,

por lo que no nos debería extrañar esta denominación, la comunicación medio limón, que, como su propio nombre indica, es tan pobre que no llega ni a 1 limón, con lo cual podemos empezar entendiendo que la mitad de la verdad se ha omitido.

este tipo de comunicación es el resultado de entornos disfuncionales, y por lo general altamente agresivos, en los que se ha sufrido algún tipo de violencia o mal trato, una situación en la que ha existido, por lo menos, un perseguidor y una víctima,

una persona que agrede y otra que recibe la agresión,

y, es curioso, a veces hacen falta años para que la víctima, muy tocada, recabe toda la fuerza que le ha faltado en el pasado para poder encarar al agresor, y buscar una restitución, al menos parcial, en forma de conversación, de lo pasado,

una restitución a la que el agresor se va a negar, de forma más o menos velada, de forma más bien sistemática, es consciente de lo que ha hecho, y con el paso del tiempo ha pintado un paisaje mucho más favorable,

al menos para sus intereses, con la ayuda de un grupo de personas, de su cuerda, sus compinches, si no sus cómplices, porque el maltrato es una circunstancia que necesita de apoyos, ya sea en casa, en el cole, o en la plaza pública,

hasta el punto de crear una realidad virtual que nada tiene que ver con la historia de lo que sucedió, es natural que el perseguidor no quiera ni oír hablar del pasado, en ese cuadro no se va a ver favorecido.

   así lo vimos…

la comunicación medio limón es un modo de no comunicación brutal, y aunque su destino es el mundo vegetal, cuando se exprese, y de naturaleza ácida, como la fruta que lo simboliza,

está más cerca del mundo inanimado del ser piedra, porque no hay conversación si una de las dos partes no quieren conversar, dos no bailan si uno no quiere, y tampoco discuten,

lo cual no significa que no esté pendiente esa conversación.

la comunicación medio limón aplica en todos los procesos de restitución de la memoria histórica, hoy es el caso en España, con objeto de la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos,

ocurre en los entornos laborales, en los que muchas veces, más de las necesarias, negamos el conflicto, pero también es el caso en muchos entornos familiares, en los que uno de los miembros ha sufrido el maltrato de sus padres,

abusos sexuales del padre a la niña, educación castrense de un hijo sensible, competencia de la madre con su hija (madres enamoradas del varón que educan a sus hijas), padres enamorados con ausencia de relación con los hijos,

hay muchas modalidades de maltrato en el seno familiar, un maltrato que pasados los años busca una restitución, un proceso al cual el perseguidor, con el apoyo de sus cómplices y sus compinches, no es especialmente proclive,

de una forma u otra sabe que van a salir desfigurados.

dedico este post a todos los niños que han sufrido maltrato en casa de sus padres, pobres víctimas indefensas, empezando por Miguel, María Pilar, Silvia, Susana, Gorka, Maitane, conozco más, la lista es larga,

personas que desarrollan un mundo consciente, desde la sensibilidad y el buen trato a los siguientes, personas que no logran dar el paso, y se integran en la horda de bárbaros, maltratadores, que perpetúan esta lacra para la sociedad.

y quién sabe por qué esta entrada, el medio limón, un limón, medio limón, me ayuda a evocar la imagen del árbol del que este fruto tan ácido viene, si existen limones es porque en algún sitio existe el limonero, y busco en youtube el link

si quieres conocer un poco más de la comunicación propia de los cuatro reinos (del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal y del ser humano), con la piedra, el tomate, el pepino, el caracol, y tal y tal, todos ellos viven en realidad en nosotras,

no tienes más que hacer clic en este enlace.

estoy a punto de soltar esta entrada cuando Fernando me regala una imagen, “la ropa sucia se lava en casa”, que se convierte en pregunta, ¿qué pasa cuando no queremos lavar la ropa sucia?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, por medio del cual indagamos en el buen trato, en la comunicación, y en la resolución de conflictos,

un texto que compartimos en este enlace.

y tumbamos el tiempo en medio de la conversación

iniciamos una conversación con unas reglas extrañas, y unos elementos que pretenden que esas reglas sean visuales para todas las personas que participamos de la conversación, y que lo implícito sea explícito, con la ayuda de,

  1. un reloj de arena, que marca cuánto dan de sí 3 minutos,
  2. unos macarrones verdes, que marcan el número máximo de participaciones por persona, y que limitamos al número de 3,
  3. unos macarrones rojos, que marcan las posibilidades que cada persona tiene de advertir a otra de las personas participantes que no está siendo fiel a las reglas pactadas, cada una tenemos 2 macarrones,
  4. y un quesito de colores  que nos sirve para identificar quién es la persona que tiene la palabra,

y establecemos las reglas de la conversación, la propuesta es que nuestras intervenciones surjan de nuestro corazón, no de nuestra cabeza, por lo que vamos a empezar por una ronda de intervenciones individuales,

somos 7 personas, por lo que pueden existir 7 aportaciones relacionadas con el tema, antes de esa segunda ronda, ya libre, que nos va a permitir relacionar lo que yo traigo, mi historia, en relación con el tema, y con lo que otras personas aportan,

y cómo esas aportaciones mueven mi mundo emocional, y cómo soy capaz de calentar y devolver ese movimiento, si toca, en el curso de una conversación en la que no estoy sola, otras personas también pueden estar interesadas en participar,

en este ejercicio que pretende, mediante esta dinámica, generar una conversación que nos permita pasar de nuestro mundo emocional, tan rico y potente, hacia una conversación generativa, con un nivel de energía superior,

en la que nuevas realidades aparecen, no estaban ahí cuando llegamos, y tal vez nos acompañan cuando cerremos la puerta, una vez hayamos consumido los macarrones, y nuestros turnos de intervención.

   así lo vimos…

comentarios al viento, sobre cómo transcurre la conversación

El proceso, tan sencillo, en el que tomo la palabra, cogiendo el queso, aportando mi macarrón verde al centro y volteando el reloj de arena, resulta relativamente ortopédico, no diría que es imposible pero nos cuesta.

No hemos terminado la primera ronda de aportaciones de inicio, e Idoia, que ya ha intervenido, tiene la necesidad de volver a hablar, y hacemos un stop, quizás demasiado largo para explicar por qué no deberíamos intervenir ahora por segunda vez.

Una vez cerramos esta intervención, el nivel de la energía ha bajado un poco, y Gaizka y Maite, las dos personas a las que les falta intervenir, se resisten, no han entendido, tal vez no lo he explicado bien, que la primera ronda, de aportaciones libres, es obligatoria, antes de realizar las intervenciones cruzadas, en las que empezamos a elaborar cómo me mueve lo que ésta o aquella persona ha compartido en el grupo.

Una vez cerrada la primera vuelta, observamos cómo hemos hecho tres excepciones a las reglas, un turno ha durado más de 6 minutos, hemos volteado dos veces el reloj de arena, y Maite, que tiene la palabra, no toma conciencia del tema.

En otro caso, Elena ha utilizado el macarrón rojo explicitando la regla contravenida, cuando lo que trata el macarrón rojo es de aportar ese punto de conciencia sin introducirnos en el juicio o crítica hacia la otra persona, sin mediar palabra,

todo parece indicar que cuando explicitamos lo negativo, o esa llamada de atención relativa a las reglas, nuestro objetivo es elaborar desde las emociones, no desde la cabeza, y acompañamos esta llamada de atención con palabras, la energía baja.

En uno de los stops que hacemos para comentar este aspecto, Elena se molesta conmigo, parece no aceptar que esa llamada de atención tenga un juicio por su parte, y mi observación está fuera de lugar.

Yo, después de decirle a Elena que no deberíamos explicitar el por qué del macarrón rojo, he hecho lo mismo con Maite, porca miseria, acabo de contravenir la regla que acabo de explicar.

En un momento del camino, una de nosotras tumba el tiempo, ¿es Iban?, y surge una conversación más natural, en un formato en el que nos sentimos más libres, pero con el tiempo tumbado dejamos de mover también los macarrones,

y se reproducen viejos defectos de nuestras conversaciones, personas más activas con turnos recurrentes de palabra, más largos, y a veces más des-conectados de la emoción que provoca lo que la otra persona me trae, y qué se mueve en mí,

volvemos a hablar desde la cabeza, al menos ésa es mi impresión, desde lo que yo soy y lo que traigo puesto, y personas con turnos cortos o que prácticamente des-aparecen de la conversación.

en la valoración final de la dinámica hay un poquito de todo, pero creo que no hablamos de la extraña sensación de alivio que nos produce haber tumbado el tiempo, ni por qué hemos dejado de contar nuestras intervenciones con los macarrones,

pero es curioso que Iban señale que no entendía del todo el objeto del macarrón rojo, el de la advertencia, tal vez llamarlo juicio es exagerado, el que ha tensado en un punto del camino la comunicación,

y que él se habría puesto a sí mismo un macarrón rojo, qué bueno que el observador ha aparecido, se ha hecho presente en la conversación, que ahora entiende los macarrones rojos, y los volvería a utilizar.

y me quedo con ganas de repetir el ejercicio para ver cómo se mueve esta dinámica, con las mismas personas, con otro tema de base, con pequeñas modificaciones, para poder evaluar cómo la práctica ayuda al maestro,

llevamos años de debates, de interrupciones, de monólogos compartidos, jugando al  yo-yo-yo, de comunicación mental, tal vez nos podemos regalar una segunda y una tercera oportunidad.

y recontacto con los 4 reinos, y con ese ejercicio que queremos potenciar, del mundo animal, del nivel emocional, el tercer nivel, al mundo del ser humano, con las características que nos hacen tan diferentes, y nos permiten este tipo de comunicación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.