cruzando el desierto de mis creencias

Érase una vez que se era…

un joven que va al mercado todos los años atravesando el desierto para vender burros. Todos los años se acerca al mercado con 20 asnos. Y con el dinero que gana de la venta de los burros vuelve a su pueblo y vive todo el año.

Este amanecer se pone en camino con los 20 burros y anda todo el día bajo el sol, hasta que llega la noche. Ve unas palmeras y decide descansar, y ata a los burros con una cuerda a las palmeras. Pero desgraciadamente solo tiene 19 cuerdas, y se dice:

  • Voy a perder un burro y se me va a escapar por la noche.

Esto le fastidia mucho, pero está tan cansado que no puede vigilar al burro. Necesita dormir. Y empieza a llorar, no sabe qué hacer. Y sus lágrimas atraen la atención de un sabio que está meditando detrás de una duna.

El sabio se le acerca y le dice:

  • ¿Por qué lloras?, ¿qué te pasa?.

El vendedor le explica que le falta una cuerda y va a perder al burro.

El sabio le dice:

  • Esto es muy fácil. Haz como si tuvieras una cuerda, haces como si rodearas el cuello del burro con la cuerda y lo ataras.

El joven no sabe hacer nada mejor, y se dice, lo voy a hacer, aunque sea una tontería. Hace los gestos y se queda dormido. El día siguiente, nada más despertarse, mira a ver si el  vigésimo asno sigue allí.

¡Qué suerte, está allí, al lado del árbol!

Desata a los 19 burros y se pone en camino. Y ve que el burro al que había atado simbólicamente no viene. Vuelve a por él y le tira de la cola, le tira de las patas, pero el burro erre que erre, no se aparta del árbol.

Comprende que el sabio ha hecho algún sortilegio, algún extraño tipo de magia. Y va a buscar al sabio. Tras encontrarle, le pregunta cómo se hace para liberar al burro del maleficio.

Y el sabio le dice:

  • No te entiendo, buen hombre, ¿de qué sortilegio me hablas? No hay sortilegio alguno.
  • Pero, mira, el burro no quiere echar a andar.

Y el sabio le pregunta si ha desatado la cuerda con la que ató al burro la noche anterior, y el joven le responde que no, que no tiene caso, ya que no hay cuerda alguna en realidad, a lo que el sabio le responde, no te lo pierdas:

  • Eso lo sabes tú, pero el burro no.

… érase que se era, o así lo vimos, bajo la luz del sol, ¿será realidad o será espejismo?, y bajo la luz de las estrellas, cuando la noche cae, un burro atado a un árbol, con la imaginaria soga de sus creencias,

quién sabe si un día ese animal puede imaginarse una mano que le libera de la soga y del árbol, para desarrollar una vida en libertad.

   así lo vimos…

gracias, Silvia, por este cuento de regalo, una transcripción de aquella manera de este cuento que comparte con vosotras Christian Fleche, en un seminario de biodescodificación,

un cuento que retrata perfectamente cuán irracionales pueden llegar a ser mis creencias, las tuyas, las nuestras, como grupo de personas, como comunidad, de las creencias del burro mejor no hablar.

y me acuerdo de una vida pasada, no tan remota, en la que asociamos el desarrollo personal con 3 movimientos que todas nosotras podemos hacer en nuestra vida, un movimiento de pasado, asociado a las creencias,

un movimiento de presente, asociado con las pasiones, un movimiento de futuro, asociado con los valores, 3 movimientos que todas podemos hacer para vivir en plenitud, en este continuo fluir, ayer, hoy, mañana, que es la vida.

estos 3 movimientos están reflejados de forma perfecta en la teoría U de Otto Scharmer, con 3 movimientos de apertura, Open Mind (abrir la mente / creencias), Open Heart (abrir el corazón / emociones), Open Will (abrir la voluntad / valores),

te lo creas o no, por eso integramos la teoría U en nuestro cotidiano jugar, o al menos eso creo yo, un juego en el que hoy ha tenido especial presencia este ejercicio del OM, sí, del Open Mind (mente abierta), un buen ejercicio, con la soga al cuello,

para empezar…¿Existe alguna creencia en mi vida de la que me puedo liberar hoy?

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, creative commons, desde esta página de nuestra web.

 

 

 

 

Anuncios

notas sobre facilitación de conversaciones

durante la conversación España / Catalunya del grupo de Ulab de Sol España, tomo unas notas de la facilitación del proceso, en esta conversación en la que participamos 10 personas utilizando zoom, una plataforma de reuniones grupales,

en una reunión que empieza con todas las participantes conectadas unos minutos antes de la hora, con dos excepciones, que llegan justo sobre la campaña de inicio, ya estamos todas,

muchas gracias, Irene, por atender al aspecto tecnológico de la reunión, para que María abra el espacio con el saludo inicial en el que recordamos los fundamentos de la conversación con base en la teoría U,

una conversación en la que vamos a intentar suspender el juicio, abrir la curiosidad y tender puentes con las personas que nos acompañan, y no dejar en paso aquellas aportaciones que sólo nosotras podemos hacer,

respetando los turnos de palabra, para que sólo hable una persona cada vez, mediante un gesto, cada una elegimos un objeto que representa nuestro tótem de la palabra, que mostramos al grupo,

abrimos micrófono, que durante la escucha está cerrado evitando interferencias, hablamos, cerramos micrófono, y devolvemos la palabra al grupo, creando un espacio hasta la siguiente intervención, que va a repetir el mismo proceso,

unas instrucciones y un recordatorio que van a dar paso a una ronda para compartir la intención personal,

¿cuál es mi intención en esta conversación?

y dos preguntas para hacer una conexión con el tema en grupos grupos de 3 personas, en conversaciones paralelas con una duración de 20 minutos,

¿cómo me siento yo ante esta situación?

¿en qué estoy contribuyendo YO en esta situación sistémica?,

una pregunta que esconde otra, ¿cuál es nuestro punto ciego?

20 minutos que parecen muchos para responder estas dos preguntas, pero que van a ser pocos, sí, nos vamos a quedar cortos de tiempo antes de volver al grupo grande, en el que compartimos los elementos fundamentales de la conversación pequeña,

y en el que, parece que es inevitable, realizamos aportaciones adicionales, versos libres que van surgiendo en la interacción del escuchar y del dejarse sentir, todo parece que el tiempo que hemos programado para la conexión global va a ser corto,

y añadimos 10 minutos más al proceso, que va a terminar con 2 minutos de quietud, y dos preguntas,

¿cómo puedo ayudar a crear más armonía?

¿dónde está mi intención ahora?

un proceso circular, que termina donde empezó, en nuestra intención particular al acercarnos a esta conversación, todo parece indicar que los aquí presentes hemos disfrutado de las interacciones,

que surgen desde estas sencillas pautas compartidas, y desde la calidez de la facilitación de la reunión, y vamos a querer continuar el proceso, en el que tal vez, hablando de Catalunya y España,

mañana también hablamos con nuestras compañeras en Catalunya, no es mala idea para seguir.

así lo vimos…

busco una imagen que refleje la conversación, tan próxima a lo que puede ser una conversación Goetheana, perdón, busco una imagen que refleje las notas y los fundamentos que facilitan el desarrollo de la conversación,

mucho más difícil que el punto anterior, que podría ser un pantallazo de las personas que nos reunimos ayer, no, no es eso lo que busco,

y mi mente viaja a la palabra Goetheano, una palabra que internet asocia con una relación de imágenes, de las que elijo un plano, que viene a ser lo mismo, algo que existe antes de que la construcción de la cosa sea una realidad,

porque las letras de hoy poco tienen que ver con el contenido concreto de la conversación, y todo con los fundamentos y las reglas para que lo que tenga que ser emerja, por supuesto, siempre, siempre, siempre,

con nuestra colaboración necesaria, desde nuestra mejor intención.

en mis notas mentales sobre el proceso, destaco 3:

1. el guión y los tiempos, el diseño previo de lo que vamos a tratar, y cómo lo vamos a tratar (grupo grande, grupos pequeños),

2. la naturaleza y calidad de las preguntas, que pone en primer plano la emoción y mi responsabilidad personal,

¿cómo me siento yo ante esta situación?

¿en qué estoy contribuyendo YO en esta situación sistémica?,

y su capacidad generativa,

¿cómo puedo ayudar a crear más armonía?

3. la congruencia entre el fin, las formas y los pequeños trucos del proceso, con el micrófono silenciado para que el “ruido” de la conversación sea mínimo, que ya tenemos bastante con nuestro personal y particular “ruido” interior,

un 3 en el que se esconde el cuidado del entorno y del grupo, sí, el espacio también se puede cuidar, o descuidar, en internet.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos el campo de la atención (que deriva en procesos de escucha y de conversación empática y generativa) y el campo de la intención,

atención e intención que se integran en el modelo de responsabilidad emocional 7 emociones, un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y por la teoría del color de Goethe,

con 6 emociones que nos acompañan en el desarrollo del campo de la atención,

con una emoción, 6 + 1 = 7, que nos acompaña en el desarrollo de nuestra intención, sí, nuestra mejor intención, una emoción que no puede ser otra que la energía inexplicable del amor.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

 

 

 

¿qué? ¿entonces qué? ¿y ahora qué?

el lunes nos reunimos de nuevo en sesión del u.lab para todas juntas
ver la “live session”, una sesión en directo que ha tenido lugar el día 9, festivo en Madrid,

después de disfrutar, sentir y reflexionar con Jaume Plensa, guiados por Eva
Martínez, y después de la live session, en la que nos comparten la certeza de que podemos desarrollar la empatía, la compasión y la toma de perspectiva,

al menos así lo atestiguan los resultados de un estudio del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales Humanas (Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences), en la presentación de Tania Singer,

tan necesaria en procesos de prototipado de lo nuevo, la sesión en vivo, esta vez vivida en diferido está terminando, tras la que desembocamos en un “café del mundo” (world café), facilitado por María Lorente,

en el que vamos emplear un marco tan sencillo como potente que aprende de Chris Corrigan, con tres preguntas sencillas, tres preguntas clave que ligamos con las reflexiones de Julie Arts que escuchamos durante la sesión,

¿por qué éste marco de Chris Corrigan?, te puedes preguntar …

porque es sencillo para hacer que el conocimiento fluya a la superficie y poder darle sentido, y además, porque la primera pregunta define el contexto inicial de un proceso que está en acción,

porque la segunda pregunta nos ayuda a darle sentido a lo que estamos descubriendo
(sense making) de manera profunda y la tercera es la que nos ayuda a decidir
la acción,

¿QUÉ? – ¿qué ha ido ocurriendo para nosotras desde el primer día que
llegamos a ésta nueva edición del U.lab?. Hechos objetivos en la medida de
lo posible.

¿ENTONCES QUÉ? – ¿qué hemos aprendido?, ¿qué diferencias / cambios (de comportamiento, de forma de ser, de entender, de mirar, de participar …) he observado o he puesto en práctica?,

¿qué diferencias o cambios he observado en otros o visto poner en práctica a otros?. ¿Qué impacto han tenido estos cambios en mí y en los demás?

Ésta pregunta la relacionamos con el comentario de Julie Arts sobre el survey que se ha realizado (acknowledge shifts on your being-ness and your doing-ness / reconocemos cambios en nuestro ser y en nuestro hacer)

¿Y AHORA QUÉ? – ¿Cómo nos gustaría aplicar y/o consolidar el aprendizaje?.
¿Qué acciones específicas me gustaría / nos gustaría poner en marcha?, una pregunta que relacionamos con el comentario de Julie Arts sobre el survey realizado,

what shifts would you like to see in your doing-ness and on collective being-ness and doing-nes? / ¿qué cambios nos gustaría ver en nuestro particular hacer, y en el ser  y hacer colectivo?

Y, siendo nuestra intención la cosecha, además de poder trabajar todas con todas a través de las distintas rondas del world café, este café del mundo con el que cerramos esta sesión del Ulab en Sol Madrid, nos aprestamos a recoger la cosecha,

con la ayuda de estas 3 preguntas,

¿qué?, ¿entonces qué?, ¿y ahora qué?, que nos ayudan a bajar de los hechos a las sensaciones, y las musas al teatro que es la vida del hacer, un hacer provisto de emoción y sentido, no está mal para continuar.

   así lo vimos…

 

si te interesa el arte como elemento facilitador de procesos en los que el sentir está presente, tal vez te interesa estas imágenes de la obra de Jaume Plensa que nos facilita Eva en la primera dinámica,

unas imágenes qué también pueden ayudarte a sentir y a conectar,

¿hay alguna en especial con la que resuenas en tu momento actual?

y seguimos en este desarrollo del Ulab, el laboratorio de la U, este marco para liderar desde el futuro a medida que emerge, que se promueve a nivel mundial desde el instituto presencing, la plataforma edex y el M.I.T,

porque el resultado de nuestras organizaciones y de nuestro mundo depende del nivel de conciencia desde el que operamos, empezando por la primera persona del singular, que se convierte en plural, un yo convertido en nosotras,

en este campo de investigación acción que es la vida.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos talleres de investigación acción que profundizan en el liderazgo colaborativo, con base en la teoría U de Otto Scharmer y reinventando las organizaciones de Frederic Laloux,

y 7 emociones, un modelo creative commons de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, conciencia, presencia, observación, color, arte, …a nuestra entera disposición.

una vida para seguir mejorando (y 3 redes neuronales diferenciadas, para empezar)

los resultados de un estudio del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales Humanas (Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences) se cuela en la sesión en vivo del laboratorio de la U (Ulab live session),

de la mano de Tania Singer,

un estudio relacionado con los efectos y las aplicaciones prácticas (incluyendo la reducción del estrés) de prácticas relacionadas con la meditación y la práctica de la atención plena (mindfulness),

ya estemos hablando de la meditación tradicional (amarilla en el gráfico) o de prácticas relacionadas con el desarrollo de la empatía y la compasión (roja en el gráfico) o de la inteligencia social y la toma de perspectiva (verde en el gráfico),

 

en una presentación de que dura más o menos desde el minuto 16 al 29, 13 minutos interesantes, en los que observamos cómo, tras un estudio en el que más de 300 personas son sometidas a un programas de 9 meses,

con prácticas individuales y en grupos de dos, con contactos diarios de 10 minutos entre 2 personas del grupo, tanto para el módulo de afecto (empatía y compasión) como para el de toma de perspectiva

nuestra compasión y empatía hacia otras personas aumenta (esto es, se puede entrenar) según realizamos los ejercicios de los módulos 2 y 3, no así cuando realizamos los ejercicios de meditación convencional, qué curioso,

de la misma forma que puede aumentar nuestra capacidad de toma de perspectiva,

esa capacidad necesaria para superar conflictos culturales, que ocurren cuando otras personas nos han ofendido, tienen opiniones diametralmente opuestas a las nuestras, que condenamos, como condenamos sus acciones,

es que muchas veces no podemos llegar a aceptar sus creencias, tan diferentes de las nuestras,

si bien esta capacidad sólo se desarrolla cuando hacemos ejercicios específicos, relacionados con este bloque (el bloque verde), qué curioso que el desarrollo de la compasión y la empatía no afecte a la toma de perspectiva,

fundamentalmente mediante la toma de contacto periódica con otras personas que tienen un marco de pensamiento diferente del nuestro, en conversaciones de 10 minutos.

Vamos terminando la presentación y nos ofrecen un par de transparencias relativas a la producción de cortisol (estrés objetivable), picos de estrés que se ven reducidos a la mitad gracias a los efectos de las prácticas del bloque rojo y verde,

siempre que desarrollemos estas prácticas de forma consistente (durante un periodo de tiempo suficiente), nos recomiendan procesos que duren meses, ¿9 meses, como un embarazo?,

para regenerar nuestra masa cerebral y las conexiones cerebrales, todo parece indicar que hay 3 redes neuronales que podemos entrenar de forma independiente, de las que vamos a obtener diferentes resultados, aplicables en nuestro día a día,

por medio de prácticas tradicionales (meditación convencional focalizada en la atención) y de prácticas dialógicas (2 personas conversando es suficiente), para practicar la empatía y la compasión, y el cambio de perspectiva,

la apertura del corazón y una vuelta de tuerca a nuestra visión del mundo, nuestras creencias en relación a otras personas, el alter, dos capacidades tan necesarias en este mundo tan así, pequeño y grande, global y local,

hiper-conectado y totalmente des-conectado,

que hemos elegido para vivir, y desarrollarnos.

   así lo vimos…

 

te dejo con unos pocos apuntes del video, en inglés, espero que el tuyo sea mucho mejor que el mío

loving and kindness, feelings of gratitude and love to one more people,

social affect, you are feeling with the suffering of the other,

and you practice other perspective taking, empathy or compassion,

perspective taking is important for overcoming cultural conflict,

bacause it´s nice to open your heart to your children,

what about people who have offended you, what about conflict areas, people who hold completely different beliefs, and you condemn these people, because of their actions, and you don´t understand their beliefs are different from yours.

you have to train what we call theory of mind, perspective taking or mentalizing.

So we need both,

opening your heart, loving, kindness and compassion (affect),

and perspective.4

Una palabra, Dyad, captura mi atención en la presentación,…

Dyad, ¿qué será esto del  Dyad?

Dyad

In sociology, a dyad (from Greek δύο dýo, “two” or Sanskrit दयाद “Dayadaha”) is a group of two people, the smallest possible social group. As an adjective, “dyadic” describes their interaction.

The pair of individuals in a dyad can be linked via romantic interest, family relation, interests, work, partners in crime, and so on. The relation can be based on equality, but may be based on an asymmetrical or hierarchical relationship (master–servant).

En sociología, una díada (del griego δύο dýo, “dos” o sánscrito दयाद “Dayadaha”) es un grupo de dos personas, el grupo social más pequeño posible. Como un adjetivo, “diádica” describe su interacción.

El par de individuos en una díada puede vincularse a través del interés romántico, la relación familiar, los intereses, el trabajo, los compañeros en el crimen, etc. La relación puede basarse en la igualdad, pero puede basarse en una relación asimétrica o jerárquica (amo-servidor).

¿podemos entrenar la compasión y la empatía?

sí,

¿podemos mejorar nuestra perspectiva del mundo y del otro?,

sí,

¿podemos mejorar nuestra capacidad para el desarrollo de procesos co-creación de lo nuevo, procesos con base altruísta?

sí,

todo parece indicar que podemos “entrenar” la compasión y la empatía, así como podemos entrenar la perspectiva, y que cuando desarrollamos estas capacidades mejoramos nuestra respuesta a situaciones de estrés,

no está mal para empezar, si nos aplicamos.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional que integra el campo de la atención, que deriva en el de la escucha y la atención, con el mundo emocional y el desarrollo del buen trato.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

 

al mundo le hace falta más gente que sienta las cosas que dice (y Maite se suelta el pelo… otra vez)

me llega una foto de Maite con el pelo suelto en el grupo de “el futuro emerge” de Bilbao, una foto de un dibujo en el que Maite responde a una relación de documentos que hemos preparado tras la última reunión del grupo,

incluida una presentación que subo a una carpeta común, para comentarios,

en la que compartimos los valores que queremos ver florecer en este mundo, tan bonito, en el que hemos decidido vivir, junto con varios fundamentos de este movimiento, en el que también puedes encontrar nuestra misión, nuestros intereses,

una relación de palabras que a buen seguro evolucionarán,

y observo la diferencia entre los resultados del powerpoint y los de la mano suelta, no importa que en el fondo nos encontremos casi siempre con cualquier tipo de cuadrícula que nos limita, quién sabe si nos pretende maniatar,

y me sonrío al leer la frase que encabeza el dibujo, “al mundo le hace falta más gente que sienta las cosas que dice”, y no puedo sino coincidir, y preguntarme cómo sería un mundo con mucha más gente así.

     así lo vimos…

y me acuerdo de una de las 4 dis-funciones del liderazgo actual, en la teoría U de Otto Scharmer, esa falta de correlación entre lo que pensamos y lo que decimos, lo que nuestra mente sabe y lo que nuestro cuerpo y boca expresan,

no está mal para empezar.

con base en 7 emociones integramos el campo de la atención (presencia que se traduce en la evolución de los campos de la escucha y de la conversación) con los fundamentos del buen trato (nuestra mejor intención),

y los fundamentos del liderazgo colaborativo, un liderazgo plano, transversal, raro, con nuevas formas de hacer que van tomando forma, poco a poco, y a pesar de la cuadrícula imperante, a nuestro alrededor,

un tipo de liderazgo que integra nuestro propósito con el de la organización, nos reconoce como personas plenas y facilita procesos de autogestión, posibilitando el desarrollo de ecosistemas innovadores en la organización.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

descubriendo el alma sensible del hombre

me siento a charlar con Gorka, mi hijo mayor, mi hijo pequeño, esa broma que hago tantas veces, ya que solo tengo un hijo varón, y observo cómo la conversación que se desarrolla viene cargada hoy de presencia, respeto y cariño,

una conversación en la que le reenvío una poesía que me acaba de llegar al móvil, a la que Gorka me responde con otra poesía, especialmente bonita, que copio a continuación, en este impulso en el que compartimos la belleza en nuestras vidas,

En la vida ni se fracasa ni se triunfa.
En  la vida se aprende, 
se crece, 
se descubre; 
se escribe, 
se borra y se reescribe otra vez; 
se hila, 
se deshila y se vuelve a hilar.
El día que comprendí 
que lo único que me voy a llevar es lo que vivo,

empecé a Vivir lo que me quiero llevar.

Poesía Purépecha.

y me paro a observar las conversaciones que no he tenido con mi padre, e intuyo que a él le pasó lo mismo con el suyo, tal vez educados ambos en esa imagen de hombre fuerte, el hombre no llora, sostén de su familia,

y conecto con esa sensibilidad que despierta en el varón, en contacto con otros hombres,

y que va más allá de las caricias físicas a otras personas a su alrededor, generalmente dedicadas a su compañera, de sexo femenino, o a sus hijos pequeños,

en un contacto entre almas sensibles que se reconocen,

y en el que experimentamos una nueva intimidad,

   así lo vimos…

muchas gracias por compartir, Gorka, en esta vida en la que hilamos y deshilamos, y en la que ójala seamos capaces de vivir, más a menudo, todo lo que nos queremos llevar.

me acuerdo de un libro de Margarete van den Brink, las 7 fases de desarrollo de personas y organizaciones, un libro que recomiendo a cualquier persona que quiera indagar más en temas de género,

ese mundo que tantas conversaciones encendidas despierta, en esa frontera en la que se mezclan la biología, la historia, la educación, ¿qué es propio de cada género, hombre y mujer, hembra y macho, y qué es un regalo envenenado de la educación?,

y en las características del alma sensible de la mujer (entendida como lo femenino) que el hombre puede desarrollar, y de las características del alma del hombre (entendido como lo masculino) que la mujer puede desarrollar,

en un proceso en el que yo me encuentro en el desarrollo de mis capacidades complementarias, y me formo como ser completo, un sitio siempre bueno desde el que conectar, y compartir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que traza puentes con el campo de la atención (convertida en escucha y conversaciones),

con el bien estar y la presencia, con una sociedad (ya estemos hablando a nivel social como organizativo) que se desarrolla con base en valores, creative commons, un texto que puedes descargar desde esta página.

 

 

el des-en-Trump-etizador que lo des-en-Trump-etizare buen des-en-Trump-etizador será

 desde mi atalaya observo cómo el mundo se está en-Trump-etizando,

y me pregunto quién lo des-en-Trump-etizará,

y me acuerdo de que el des-en-Trump-etizador que lo des-en-Trump-etizare, sin ningún tipo de dudas, buen des-en-Trump-etizador será,

y no puedo evitar escribir esta frase – recordatorio en esta presentación en la que antes tenía cargados 12 monigotes, 3 filas repetidas de 4 colores, azul oscuro, granate, verde oscuro y amarillo, que han dejado una fila en medio,

en la que surgen las imágenes a la izquierda de estos curiosos animales, que tienen la cabeza, la emoción y el cuerpo al revés, seres triformados de aquella manera, incongruente, seres monstruosos y divertidos como tú y como yo,

las 3 es de el futuro emerge, en la derecha, sí, hay 3 es en la palabra EmErgE, tanto en castellano como en inglés, ese movimiento, todavía incipiente, quién sabe si un día salga de ese estado, en el que buscamos generar conversaciones nuevas,

y escribo en el centro esta frase que incluye esta curiosa palabra, Trumpetizando, en gerundio, algo que está ocurriendo con este mundo, un movimiento que estoy seguro que se da en los 5 continentes, que para eso tiene presente las 5 vocales,

¿acaso no observas ejemplos claros de Trump-etización a tu alrededor?

así lo vimos…

y abro una página nueva en la que ya hay 8 monigotes nuevos esperándome, los 4 de arriba, azul oscuro, granate, verde oscuro y amarillo, y los cuatro de abajo, violeta, azul clarito, dorado y púrpura, para continuar.

y en el ejercicio de contar contando observo cómo se desarrolla esta persona que juega un ratito, día va y día viene, observando y narrando, desde el campo de la atención en desarrollo, con la mejor intención,

sí, claro, des-en-Trump-etizadora intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado en la teoría U de Otto Scharmer, que correlaciona emociones con fundamentos del bien estar, el campo de la atención y de la  intención,

y una sociedad que se desarrolla con base en valores, en el campo social en el que tienen lugar los procesos de la “presenciación” y de la “ausenciación”.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace

¿y si soltamos carrete?

en el desarrollo del campo de la atención pasamos progresivamente de la atención piedra (reino mineral, en el que la atención escasea, prácticamente no existe) a la atención tomate – pepino (propia del reino vegetal),

ese modo de atender que conocemos de bien, apegados a nuestras creencias y a nuestros juicios de valor (bueno / malo, correcto / incorrecto), pegaditos a nuestro mapa de navegación, ese modo de atender que nos conduce al debate,

de forma irremisible vamos a discutir, tus ideas contra las mías, a ver quién se apea del burro, a ver quién tiene razón,

en un desarrollo que nos lleva al reino animal (y al mundo de las emociones, porque la atención y escucha emocional es propia de los animales, sí), en un tipo de atención que bien podemos entrenar,

si te parece bien te vamos a ofrecer una técnica a continuación, que bien podríamos denominar “soltar carrete”, para la que sólo hace falta una caña de pescar, y un poco de paciencia, para empezar.

Para “soltar carrete” tienes que elegir una persona a la que vas a acompañar, o puedes simplemente aplicar esta forma de conversar cuando encuentres a alguien con la necesidad de des-ahogarse, de contarte algo,

cualquiera de la dos posibilidades es buena, mucho más fácil de aplicar si la persona con la que te encuentras desarrolla un tema que te es de interés personal, si bien este aspecto no es necesario para desarrollar esta habilidad.

Una vez que entablas una comunicación, piensa que es más un ejercicio de escucha que de conversación, sólo tienes que mostrar interés por el hilo argumental de la otra persona, ya te esté hablando de un problema, de un proyecto, de su vida personal,

cada cierto tiempo tal vez te permites asentir, con diferentes fórmulas, “ah, sí”, “¿de verdad?”, “jo, qué curioso”, que pueden variar en su forma dependiendo del hilo de comunicación, “parece increíble, ¿verdad?”,

pero que tienen un único objetivo expresar que estás presente, mientras permites que la persona con la que estás en relación se exprese, sí, tienes razón, puedes pensar que tú, parcialmente, te has borrado, piensa que no necesitas hacerte más presente,

porque no se trata de que repliques con tu historia personal, con aquella anécdota que confirma o desdice un punto, nadie te ha pedido ese consejo tan brillante que puede estar relacionado con el tema en curso,

se trata simplemente de un entrenamiento de tu capacidad de atención, piensa que estás donando tu tiempo y atención a la otra persona, hoy simplemente te estás haciendo presente al otro,

tu ego y tu necesidad de expresarte, y de que te escuchen y te presten atención a ti, ha quedado en cualquier otro sitio,

en un entrenamiento que mañana te va a llevar a esa nueva capacidad, en la que puedes entablar una conversación mucho más empática, mucho más relacionada con tu mundo emocional, y el de la otra persona,

a la que poco a poco has apreHendido a escuchar.

así lo vimos…

si este ejercicio te parece difícil, puedes entablar procesos de escucha con personas que te gusten por algún motivo en especial, tal vez por el tipo de vida que tienen, o la actividad que desarrollan.

Tal vez te sirve mi ejemplo, tal vez no, a mí me resulta relativamente más fácil “soltar carrete” en una feria de artesanía, con cualquier artesano que vende su arte, que en casa de mi madre, quién sabe por qué será,

no me cabe ninguna duda dónde puedo acercarme, cuando haya desarrollado con personas desconocidas mi capacidad de atención caracol, para hacer la prueba del algodón.

en una evolución del campo de la atención, una vez dominamos la escucha caracol (propia del reino animal) podemos entrar en la escucha del agricultor (propia del ser humano), en la que nos abrimos progresivamente al campo,

a todo lo que sucede, a veces de forma mágica, a nuestro alrededor, al mundo de las posibilidades y de las “causualidades”, esos pequeños milagros de la vida que florecen aquí y allá.

puedes acceder a unos videos en los que explicamos los 4 niveles del campo de la atención por medio de este enlace, titulado “4 reinos para 4 tipos de atención, de escucha, de conversación”.

7 emociones, creative commons, es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que da color a las 7 emociones,

un modelo en el que integramos nuestro rico mundo emocional con el desarrollo personal y de los grupos (atención, presencia, conciencia) y fundamentos del buen trato, que puedes descargar desde este enlace.

¿quién es el Jon Snow de este proceso?

el camino de Jon nieve nos abre una secuencia de imágenes de un chaval que se convierte en el comandante de la guardia de la noche, antes de convertirse en el rey en el norte, sin buscar en ningún momento el poder, qué curioso,

un chaval que actúa escuchando los dictados de su corazón en todo momento, ¿qué es lo mejor para todas nosotras hoy?, una persona que tiene una comprensión mayor de cuál es su misión, y entiende el eco-sistema ampliado,

en un momento dado se da cuenta de que el muro no está para contener a los salvajes y la función de la guardia de la noche no es preservar al norte de los pueblos libres, su misión va más allá, ambas comunidades tienen una necesidad común,

sobrevivir ante los caminantes blancos, es la lucha de los vivos frente a los muertos, y los vivos sólo tienen una opción cuando caminan unidos frente a los muertos, porque cada batalla que ganamos o perdemos engrosa el ejército de muertos,

“quiero luchar en el bando que lucha por los vivos”,

es curioso el camino de este joven que da su propia vida en esta serie de ficción por una causa que es mayor que sí mismo, sus propios compañeros de la guardia de la noche no entienden lo que está haciendo,

ellos se guían por el manual y aplican las reglas al pie de la letra, a rajatabla, y aplican la letra tal como está escrita, sin vacilar, para ellos Jon Nieve no es ya su comandante, es simplemente un traidor,

Jon Nieve, una persona que se escucha (escucha su corazón y es fiel a sus valores), escucha a los miembros de su comunidad (aunque no siempre les haga caso), y escucha el llamado de un eco-sistema mayor,

un eco-sistema que necesita una interpretación diferente, una interpretación que se sale del manual.

 

   así lo vimos…

y termina esta serie de escenas que nos conducen a una suscripción gratis de un mes en HBO,

¿te gusta el anuncio?

inmersos como estamos en el proceso de Catalunya, me pregunto quién es el Jon nieve que, libre de necesidad de poder, tras escuchar anoche en la sexta el debate que conduce Ana Pastor creo que tiene que estar fuera de la estructura de partidos,

con capacidad de escucha (a su corazón, a sus ideales, a su entorno, a un eco-sistema mayor, que precisa una lectura amplia), plantee una solución nueva, que debería pasar por una conversación y un diálogo incluyente, a problemas viejos,

porque no se puede tapar el sol con un dedo, de la misma forma que Jon no se va librar de los caminantes blancos por el mero hecho de negar sus existencia.

desde “organizaciones con espíritu y corazón” integramos el campo de la atención (que se convierte en escucha y conversaciones) con la emoción, el buen trato y los valores, para el desarrollo positivo de personas y organizaciones.

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, desde este enlace.

 

 

la ignorancia conduce al miedo, el miedo al odio (y desarrollamos el journaling en la sesión en directo del Ulab)

nos volvemos a conectar desde Sol Madrid a la sesión en vivo del Ulab, en la que Otto Scharmer va a recapitular lo sucedido hasta ahora en este proceso, en el que se hace presente la palabra miedo como potencial inhibidor de nuestro progreso,

http://webcast.mit.edu/u.lab1x/live/1738/

allá por el minuto 19,

un miedo que vuelve a hacerse presente en el proceso de la ausenciación, un proceso muy sencillo, en el que la ignorancia, acompañada por una política de mentiras orquestadas, conduce a la rabia, al racismo y al miedo,

el caldo de cultivo ideal para el odio, para una separación entre ellos y nosotras, en un proceso de des-conexión emocional progresiva, nos ponemos un caparazón y somos incapaces de re-conectar con otras personas,

ellas son las culpables de todo lo que está pasando a nuestro alrededor, en una dinámica que nos conduce a la destrucción del estado de bien estar que tanto nos ha costado desarrollar,

¿a alguien le suena conocido este proceso?,

y pone de ejemplo el proceso de elección de Trump en EUA,

y se pregunta que está ocurriendo hoy en día en Catalunya, tal vez podemos crear un espacio en el que volvemos a contactar con el otro, abrir la mente, abrir la emoción, para que nuevas posibilidades se abran en el proceso,

abiertas a una voluntad mayor,

un proceso que sigue hasta el minuto 29, en el que va a introducir una práctica positiva, el journaling, una práctica en la que la inteligencia de nuestro cuerpo toma la iniciativa, tras una meditación guiada,

con 18 preguntas que nos llevan a un viaje de pasado, presente, futuro, con una visión de helicóptero de nuestra vida, con un umbral, o una puerta que vamos a traspasar, un viaje que quizás estás interesada en seguir, acompañando este video,

qué interesante este proceso, tras el que vamos a desarrollar una reflexión en parejas, en la que re-conectamos con lo que ahí ha querido emerger, tal vez tenemos una sensación en proceso que necesitamos elaborar,

hablando en alto, con la colaboración de una escucha atenta,

para volver de nuevo a la sala, una sala en la que pasamos a cerrar la reunión, ya hemos formado los grupos de coaching, hemos realizado la dinámica que nos proponen y hemos cosechado qué nos aporta el ejercicio del journaling en un post,

y aparece un listado nuevo, una dinámica voluntaria, impulsada por José María, Irene y María, para desarrollar una conversación sobre Catalunya con base en la teoría U, para crear un espacio en el que podamos re-conectar,

desde esta mente abierta, desde el corazón abierto, abiertas a la voluntad mayor que quiera emerger en el proceso de la conversación.

   así lo vimos…

releo lo escrito y miro los posts de la cosecha, y me pregunto cuál es la salida, dónde está la puerta, observo un dibujo con una puerta tras la que se esconde quién sabe qué, está tan oscuro allí atrás …

y entiendo a tanta gente que no ve la salida a la situación,

no me cabe la menor duda que existe una posibilidad cuando nos volvemos a sentar a conversar desde una nueva actitud que tenemos la necesidad, sí o sí, de desarrollar, por tu bien, por el mío, por el de nuestra comunidad,

desde nuestra mejor intención.

 

si quieres acceder a esta sesión en vivo del Ulab, el laboratorio de la teoría U, puedes hacer clic en este enlace

¿te juntas con nosotras a conversar?