3 iconos para escuchar es amar, la app

en el proceso de dar pasitos, a veces nos encontramos con ejercicios más sencillos, tal vez porque su resultado va a tener un alcance o una repercusión más reducida, tal vez esta presentación sólo la vea un grupo reducido de personas, en este entorno,

y a veces nos encontramos con un par de ellas que pueden tener una repercusión más duradera, ya sea el nombre de un programa, el logo de la organización, el diseño de 3 pantallazos para una app,

y en eso me encuentro, dando vueltas a una, dos, tres imágenes que pueden ser la base de la app escuchar es amar, en este proceso en el que seguimos desarrollando 3 tipos de escucha,

  1. la escucha de nuestro rico mundo emocional, por medio de 7 emociones,
  2. la escucha del mal trato que se despliega o repliega alrededor nuestro, y en nuestro interior, que ojalá seamos capaces de TRANSformar en buen trato,
  3. la escucha de nuestro campo de atención, que se convierte en 4 formas diferentes de escuchar, y de conversar, 4 formas diferentes que explicamos por medio de los 4 reinos,

3 escuchas que un día de estos van a tener un logo, una imagen, una puerta de entrada, por medio de una pantalla, vamos a pensar en el ejercicio de hoy como una pequeña aproximación.

  así lo vimos…

y me pregunto si se parecerá a esta imagen la pantalla de 7 emociones en la app,

a esta imagen esa propuesta para transitar del mal trato al bueno,

o a ésta, quién sabe por qué nos salen tan negritos los 4 reinos, en ese ejercicio que empieza por el ser piedra, y que necesita del concurso del ser vegetal y del ser animal, para llegar al monigote, en representación de el ser humano.

negro sobre blanco, y blanco sobre negro, damos un pasito adelante en este ejercicio de observar el baile de la luz focal del sol y de la luz difusa de infinito, nos han dicho por ahí que mucha gente la denomina oscuridad, en nuestras vidas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

cuando un espacio es realmente abierto

en este ejercicio de aproximación a las tecnologías Agile participo en una reunión del BAOS 2018, Big Agile Open Space 2018, un formato de conferencias  y conversaciones el viernes pasado, ayer,

y leo esta propuesta para el desarrollo del evento de hoy, el open space propiamente dicho, en el que rigen 4 principios, están los que tienen que estar, empieza cuando tiene que empezar, sucede lo que tiene que suceder y acaba cuando tiene que acabar,

y una única ley, cuando menos curiosa, la ley de los dos pies, por la que cuando creamos que no estamos aprendiendo ni contribuyendo podemos hacer uso de nuestra libertad personal, y desplazarnos a otro entorno paralelo,

en un proceso en el que podemos tener uno de los 4 roles siguientes,

  • Promotor: asumes el rol de dirigir, exponer y facilitar de alguna manera la sesión.
  • Seguidor: asistes y estás presente durante la sesión.
  • Abeja: no estás interesado en especial en ninguna sesión pero tienes muchas ideas que puedes ir dejando caer en todas ellas a modo de polinización y enriquecimiento.
  • Mariposa: ese momento en el que no tienes interés por ninguna sesión y decides revolotear por fuera y tomar algo. En ese momento puede haber más mariposas alrededor y se puede generar un “Open Space alternativo”,

qué esquema más divertido el de este BAOS, con cuatro principios y una ley,

un proceso que tiene su origen a mediados de los ochenta, en una conferencia que organiza Harrison Owen, el cual experimenta cómo en algunos casos el auténtico aprendizaje se consigue de puertas afuera de las conferencias formales,

qué bueno que estas dinámicas se abren camino, poco a poco, en este mundo nuevo.

   así lo vimos…

¿te imaginas un mundo en el que nos enseñan, en casa y en el cole, desde chiquitines, a aplicar la ley de los dos pies?

tienes más información de qué es un open space en este enlace, y una breve reseña de su promotor, Harrison Owen, autor, consultor, fotógrafo, un investigador de cómo podemos vivir una vida llena de significado y propósito, en este otro.

y cerramos por hoy este espacio en el que cuatro principios y una ley hacen nuevamente el 5.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

conversaciones improbables en la organización

me junto con Montse a ordenar mentalmente el hilo conductor de la presentación de conversaciones improbables, para el meetup del grupo de Agilismo en Madrid, el sábado de la semana que entra en Liferay, frente a las 4 torres,

en esa jornada en la que vamos a realizar un puente entre la teoría U, de Otto Scharmer, y Reinventar las Organizaciones, de Frederic Laloux, y los 3 principios que promueve en las organizaciones,

  1. desarrollamos la autogestión,
  2. abrazamos la plenitud,
  3. alineamos el propósito,

3 principios de las organizaciones TEAL que se encuentran implícitos en la teoría U, y que pretendemos desvelar mediante un juego de preguntas y respuestas, que se desarrollan de forma individual y en pequeños grupos,

un juego en el que pretendemos introducir una variante rara, la persona que ya conoce la respuesta, porque conoce la teoría U, se abstiene de participar, porque el objetivo es mover a la reflexión, no hacer un ejercicio de memoria,

con todo lo que la reflexión lleva aparejado, la incertidumbre, la comunicación que se genera desde el no saber, las dinámicas de consenso o de liderazgo dentro de un grupo pequeño, el ejercicio de buscar un sentido dentro de una sopa de letras,

investigar, proyectar, proponer, jugar con los significados y las relaciones, descubrir, déjame que no les ponga un orden,

en un juego en el que, si bien nos va, podemos llegar a plantear los 3 juegos de capacidades que cualquier persona, y por lo tanto cualquier cualquier agregado de personas, grupos y equipos, pueden llegar a desarrollar,

en lo que hemos venido a denominar el 3ple camino, una de cuyas patas es bien conocida por la comunidad Agile, ese grupo de personas que están entrenadas en el prototipado, en ciclos de realimentación rápida,

en construir pequeño el mínimo producto viable y explorar, antes de proyectar y construir la gran catedral de nuestros tiempos, no sé por qué mi mente me lleva a la Sagrada Familia de Barcelona, un edificio que no sabemos si va a albergar una misa,

y, tras ese primer bloque, en clave divulgación, que nos sirve para entender los fundamentos del otro esquema, siempre es bueno conocer qué hay más allá de mi campo de especialidad, y con qué otras realidades puedo conectar,

realizar un ejercicio de conversaciones que se despliega en 3, con base en el campo de la atención, un campo del que podemos ser progresivamente conscientes, para elevar nuestro discurso desde el plano mental,

ese plano en el que estamos adiestradas, porque somos perfectas en el dominio de las palabras, los argumentos, los datos y las cifras, los estudios, el análisis y la síntesis, ese plano desde el que convencemos, persuadimos, debatimos,

para llevar nuestra atención un plano más allá, al plano emocional, por medio de paseos empáticos, de círculos de coaching, de conversaciones Goetheanas, conversaciones improbables, todas ellas, en el mundo de la organización.

   así lo vimos…

y busco un par de enlaces, con materiales que nos pueden ayudar a desarrollar ese segundo bloque, en el que los paseos empáticos, los círculos de coaching (tal vez sólo hacemos uno) o las conversaciones goetheanas (idem de lienzo) tienen lugar.

coaching circles (presencing institute)

un ejercicio de contacto con la conversación Goetheana en Bilbao (el futuro emerge)

preparación de entrevistas / diálogos (presencing institute, descripción en inglés)

y me apunto un pendiente, aunque la lista es más grande, conversaciones goetheanas (instrucciones), a desarrollar y a subir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

siempre tenemos algo que celebrar

capturo esta imagen de un vídeo musical, Desencuentro, parece que el ordenador se ha quedado encallado aquí, ayer noche, y éste es el regalo de primera hora de la mañana,

una celebración espontánea en la que una hilera de botellas de cava, tal vez champán, ya que el vídeo se filma en París, se abren de forma mágica, y me pregunto qué tengo que celebrar hoy,

mientras me preparo para el desayuno, en el que Silvia y Fernando van a testear si mi estado de ánimo de ayer, tan burbujeante, resiste al efecto del sueño y de la noche, tan reparador muchas veces, tan nefasto otras, quién sabe a dónde viajamos en sueños,

y Fernando me vacila con el deporte, cuando me atreva nos podemos volver a citar en la pista de padel, se ofrece voluntariamente a dejarse ganar, y yo le pregunto si lo que debería ofrecerse es a dejarse perder,

y Silvia me vacila con una llamada que tengo pendiente para hoy a las 8 de la mañana, vaya, si ya es la hora, qué bonito es tener amigos que se ríen de nosotros, y con nosotros,

y quién sabe por qué viajo, ya en el ordenador, a esa presentación que empiezo a preparar ayer, conversaciones improbables en la organización, en la que vamos a presentar un puente entre la teoría U y reinventar las organizaciones,

y a esa transparencia que falta, que habla de ese extraño punto en la teoría U, ese punto de dis-continuidad en el que dejamos ir lo viejo, para que lo nuevo pueda hacerse presente en nuestras vidas,

y pienso en NAVEGA, esa plataforma de gestión que pudo haber sido y no fue, y que ayer mismo cierra su navegar, el último cliente que mantenemos ha realizado su último viaje,

buena hora para celebrar.

   así lo vimos…

la presentación en preparación, preguntas en blanco sobre fondo negro, respuestas en negro sobre fondo blanco, me conecta con ese juego de la luz y la oscuridad, el baile del mundo material y del desarrollo espiritual,

y pienso que de la misma forma que una grieta puede permitir que una gota de agua penetre, y acabe fracturando la materia más densa, o una cerilla puede introducir una esperanza en un entorno frío, oscuro, hostil, sí, una cerilla ilumina la oscuridad,

una grieta puede permitir que nuestro sistema de valores entre en contradicción, al final para qué nos sirven nuestros valores si nuestros comportamientos no son un fiel reflejo de la vida que pretendemos vivir, perdiendo energía, ilusión, congruencia,

alejándonos de nuestro yo soy, siempre en desarrollo, siempre en construcción, en el baile de la vida, en este ejercicio de ecuanimidad necesario, siempre más fácil de enunciar que de ejercitar.

y hago esa llamada, pendiente de ayer, tras copiar estas botellas, que se abren ante una celebración inesperada, seguro que hoy también tenemos sobrados motivos para celebrar la vida, que se despliega a nuestro alrededor.

y me pongo con esa página en la presentación, en ese punto de dis-continuidad tan interesante, en el que dos preguntas nos acompañan, dos preguntas a las que les robamos el signo de interrogación, quién soy yo, y cuál es mi trabajo,

2 preguntas que van a bailar con dos de los 3 principios de reinventando las organizaciones, abrazamos la plenitud, y alineamos el propósito, porque debe ser difícil, por no decir imposible,

abrazar la plenitud desde el yo no soy, y alinear los propósitos que no existen.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

reimaginando a Barrett

me acerco al meetup que el grupo de reimaginando organizaciones ha preparado para este sábado, con base en el modelo de valores de Barrett, donde saludamos a Marta, a Roberto, a Javier,

y donde vamos a pasar un rato precioso de la mano de Roberto Cruz y David Fernández, que nos han preparado una dinámica en 5 pasos para que tengamos una comprensión de este modelo basado en valores, que,

derivado de la teoría de las necesidades y la pirámide de Maslow, se representa por una doble pirámide que converge en un círculo central, con 7 niveles, qué curioso, como los 7 días de la semana, como las 7 notas musicales, como los 7 chakras,

como 7 emociones,

un modelo que representa el tránsito del mundo del ego al mundo del desarrollo del alma, al menos en la traducción que hago de lo que leo en internet, y del desarrollo personal y organizacional, con base en valores,

7 niveles del desarrollo de la conciencia que tienen una lectura a nivel personal, una lectura a nivel organizacional y una lectura a nivel social, qué interesante,

y hacemos ese ejercicio en el que asignamos los valores que nos gustaría que nuestra organización tenga, y su correspondencia con el modelo, para observar posteriormente los comportamientos del día a día, y la percepción de los empleados,

y la diferencia entre la realidad y la teoría, ahí está siempre la madre del cordero, una diferencia que vamos a visualizar con una nube de gommets, circulitos de color, con el azul para el mundo ideal, con el rojo para la manifestación negativa de la cosa,

valores potenciadores y valores limitantes,

un ejercicio que nos va a servir para hacer un contraste con la mesa de al lado, con la que compartimos caso, para observar cómo las gafas de cada uno restan importancia a este comportamiento (en esta o en estas frases),

y cómo le damos un significado especial a aquellas otras, es la magia de los casos, que tienen el nivel de información que tienen, y son evaluados por personas que no están adiestradas en el modelo, ni en el sistema de evaluación,

y que aportan su especial forma de mirar,

para terminar con esa idea de la entropía, qué porcentaje de los valores que hemos identificado en el cotidiano vivir de nuestra empresa  son azules, y cuántos son rojos, o por decirlo de otra forma, son limitantes,

está claro que nuestro caso, 7 rojos frente a 3 azules, 10 frente a 6 en las resolución de nuestra mesa compañera, por encima del 40 % en los dos casos, es un buen ejemplo de organización en crisis,

buen punto de partida para mejorar.

   así lo vimos…

la doble pirámide de Barrett, no sé por qué la llamo así, tal vez por la pirámide de las necesidades de Maslow, cuando en realidad es un modelo con dos triángulos, que se unen en una circunferencia central,

al igual que la pirámide de Maslow, se representa vertical, y crece sobre la base de las necesidades fisiológicas cubiertas, es curioso que en la ronda de preguntas un chico comenta que él tumbaría el modelo,

tal como yo la puedo observar desde mi mesa, y pienso cómo una doble pirámide se ha convertido en una pajarita, el nudo que enlaza el mundo de las necesidades con el mundo de las aspiraciones,

y me llama la atención ese otro comentario que hace una chica, en el que para ella el punto central le recuerda un punto de inflexión, y conecto con la imagen del infinito, en un mundo en el que no vamos a poder evitarlo,

lo material y lo espiritual conviven en perfecta armonía, ahora nos vamos un poco más allá pero volveremos, ahora nos venimos un poco más acá, pero nos volveremos a marchar.

tras la parada del café corremos una dinámica por la que vamos a identificar nuevas líneas para el desarrollo de este grupo, re-imaginando las organizaciones, qué bonito cuando el desarrollo de la cosa tiene en cuenta la aportación de cada quien.

navego por internet para buscar una imagen del modelo de Barrett que no voy a utilizar hoy, pero que me dirige a un post, relacionado con el modelo, que me va a hacer pensar, todo parece indicar que Barret ha hecho trampa con la pirámide de Maslow,

y no existe una correlación total entre su modelo y 7 emociones, que bebe de la misma fuente, pero que tiene otra orientación, influida por ese mensaje, casi mantra, que tiene su origen en la teoría U, al menos para mí, del ego al eco,

y que de alguna forma Maslow y Barret también comparten, no hay más que leer el título del post, how to shift from ego to soul activation?, cómo pasar del ego a la activación de nuestra alma, creo que de eso se trata,

de activar nuestra alma, y de hacerla presente en todo lo que hagamos, en nuestro desarrollo personal, en el trabajo, al igual que en cualquier espacio en el que colaboramos o influimos en la esfera social,

una entrada que me gustaría repasar con calma, traducirla y tal vez comentarla, en este camino del ego al eco, de la competición y la pelea a otro estadio en el que nuestro ser está presente, y en el que obramos desde una nueva comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

que

hasta los vientos contrarios nos conducirán a puerto seguro

leo la columna de Leonardo Boff, de la que entresaco un par de frases,

el desafío hoy es entender la política como cuidado de Brasil, de su gente, especialmente de los más vulnerables, como indios y negros, cuidado de la naturaleza, de la educación, de la salud, de la justicia para todos.

Nuestro desafío es mostrar que Brasil puede ser, de hecho, una pequeña anticipación simbólica de que todo es rescatable: la humanidad unida, una y diversa, sentados a la mesa en una comensalidad.

¿Es un sueño? Sí, el sueño bueno, el sueño necesario.    

Y me quedo con otros apuntes, como la imagen de ese casamiento entre el saber académico y el saber popular, la investigación en las fuentes aunado con la experiencia de vida, ambas tan ricas,

o esa imagen de la política como cuidado de la gentes, sobre todo la más desfavorecida, pero mejor eliminamos al intermediario, y te dejo con el texto todo, como dirían nuestros amigos brasileiros.

000

El pueblo brasilero se ha habituado a afrontar la vida y a conseguir todo “en la lucha y a la fuerza”, es decir, superando dificultades, y con mucho trabajo. ¿Por qué no “enfrentaría” también el último desafío de hacer los cambios necesarios, en medio de la actual crisis, que nos coloquen en el camino recto de la justicia para todos?

El pueblo brasileño todavía no ha acabado de nacer. Lo que heredamos fue la Empresa-Brasil con una élite esclavista y una masa de destituidos. Pero del seno de esta masa nacieron líderes y movimientos sociales con conciencia y organización. ¿Su sueño? Reinventar Brasil.

El proceso comenzó a partir de abajo, y ya no hay cómo detenerlo, ni siquiera por los sucesivos golpes sufridos, como el de 1964, civil-militar, y el de 2016, parlamentario-jurídico-mediático.

A pesar de la pobreza, de la marginación y de la perversa desigualdad social, los pobres inventaron sabiamente caminos de supervivencia. Para superar esta anti-realidad, el Estado y los políticos necesitan escuchar y valorar lo que el pueblo ya sabe y ha inventado. Sólo entonces habremos superado la división élites-pueblo, y seremos una nación no escindida ya, sino cohesionada.

El brasileño mantiene su compromiso con la esperanza. «Es lo último que se pierde». Por eso tiene la seguridad de que Dios escribe derecho aun con líneas torcidas. La esperanza es el secreto de su optimismo, que le permite relativizar los dramas, bailar su carnaval, luchar por su equipo de futbol… y mantener encendida la utopía de que la vida es bella y que el mañana puede ser mejor. La esperanza nos remite al principio-esperanza de Ernst Bloch, que es más que una virtud; es una pulsión vital que siempre nos hace suscitar sueños nuevos, utopías y proyectos de un mundo mejor.

Se da en el momento actual, marcado por un casi naufragio del país, un cierto miedo. Lo opuesto al miedo, sin embargo, no es el valor. Es la fe de que las cosas pueden ser diferentes, de que organizados podemos avanzar. Brasil mostró que no es sólo bueno en el carnaval y la música, sino que puede ser bueno en la agricultura, en la arquitectura, en las artes y en su inagotable alegría de vivir.

Una de las características de la cultura brasileña es la jovialidad y el sentido del humor, que ayudan a aliviar las contradicciones sociales. Esa alegría jovial nace de la convicción de que la vida vale más que cualquier otra cosa. Por eso debe ser celebrada con fiesta, y ante el fracaso, mantener el humor que lo relativiza y lo hace soportable. El resultado es la levedad y la vivacidad que tantos admiran en nosotros.

Se está dando un casamiento que nunca antes se dio en Brasil entre el saber académico y el saber popular. El saber popular es “un saber hecho de experiencias”, que nace del sufrimiento y de las mil maneras de sobrevivir con pocos recursos. El saber académico nace del estudio, bebiendo de muchas fuentes. Cuando esos dos saberes se unan, habremos reinventado otro Brasil. Y seremos todos más sabios.

El cuidado pertenece a la esencia de lo humano, y de toda la vida. Sin cuidado enfermamos y morimos. Con cuidado, todo se protege, y dura mucho más. El desafío hoy es entender la política como cuidado de Brasil, de su gente, especialmente de los más vulnerables, como indios y negros, cuidado de la naturaleza, de la educación, de la salud, de la justicia para todos. Ese cuidado es la prueba de que amamos a nuestro país y queremos a todos incluidos en él.

Una de las marcas del pueblo brasileño bien analizada por el antropólogo Roberto da Matta, es su capacidad de relacionarse con todo el mundo, de sumar, juntar, sincretizar y sintetizar. Por eso, en general, no es intolerante ni dogmático. Le gusta acoger bien a los extranjeros.

Pues bien, estos valores son fundamentales para una globalización de rostro humano. Estamos mostrando que es posible y la estamos construyendo. Infelizmente, en los últimos años ha surgido, en contra de nuestra tradición, una oleada de odio, discriminación, fanatismo, homofobia y desprecio a los pobres (el lado sombrío de la cordialidad, según Buarque de Holanda), que nos muestran que somos, como todos los humanos, sapiens y demens, y ahora más demens. Pero eso seguramente pasará y predominará la convivencia más tolerante y apreciadora de las diferencias.

Brasil es la mayor nación neolatina del mundo. Tenemos todo para ser también la mayor civilización de los trópicos, no imperial, sino solidaria con todas las naciones, porque incorporó en sí a representantes de 60 pueblos diferentes que vinieron aquí. Nuestro desafío es mostrar que Brasil puede ser, de hecho, una pequeña anticipación simbólica de que todo es rescatable: la humanidad unida, una y diversa, sentados a la mesa en una comensalidad fraterna, disfrutando de los buenos frutos de nuestra bonísima, grande, generosa Madre Tierra, nuestra Casa Común.

¿Es un sueño? Sí, el sueño bueno, el sueño necesario.

000

muchas gracias, Leonardo, por compartir este sueño brasileño, de una casa común nueva, un sueño bueno, bonito, necesario.

   así lo vimos…

puedes acceder al blog de Leonardo Boff en estos enlaces

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative comons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

en este año sin subidón, una nueva sensación surge en medio del invierno, y me doy cuenta de que florezco con la emoción de lo nuevo

Es el segundo año sin pasar navidades en casa de mi madre, lo que empezó siendo un experimento el año pasado ahora es otra cosa, y si se perpetúa un año más, hay que vigilar ese dicho que dice que “no hay dos sin tres,” ya hemos creado una nueva tradición, y empiezo a observar cómo es un año sin subidón, mejor si me explico.

En mi año observo unos ciclos de comportamiento que se repiten más o menos de forma sistemática. Asocio el 31 de Octubre con una fase de expansión, en el que siento que puedo con todo, tengo ilusión, proyectos, energía e intención. Emprendo cosas que voy a perseguir, comunicar, que voy a promover y desarrollar. Y si avanzo un poco más allá en el año, empiezo a flojear por mi cumpleaños, medio año después, a finales de Abril, casi Mayo, con una situación que nos lleva hasta el verano, mala época para hacer consultoría en este país que se para casi dos meses, el de agosto, la quincena que le precede y la que le sigue.

Como no he aprendido a hacer magia con mi tiempo en verano, ni con el dinero, que fluye con cuentagotas, y se escapa con ligereza cuando haces un viaje y pasas unas noches fuera en ese ejercicio que se denomina veranear, aprovecho el tiempo libre del verano para hacer empalmes nuevos a la pajita, quién sabe si resista el año que viene un par de empalmes más.

Tomando conciencia de la estacionalidad de mis emociones me doy cuenta de que por algún motivo Abril es un mes crítico para mí. En este mes muere mi padre, muere mi abuelo materno, María me comunica que se quiere divorciar, seguramente hay más información que puedo asociar con la pérdida en esta época que nos lleva al verano, si miro más allá en el tiempo, el matrimonio de mis padres se empieza a deshacer en un verano en Benidorm, en el que mi padre no nos acompaña.

Tomando conciencia del bajón y del subidón en mi vida, y de la historia de vida que estoy repitiendo, qué parecida es mi vida a la de mi padre, a él también le divorciaron, él también perdió el contacto con sus hijos, él también se vio en una situación económica catatónica, de la que no pudo salir, con mi inestimable ayuda, y la de mi madre, su ex, realizo una terapia de biodescodificación que me conecta con mi linaje por parte de padre.

Aunque no soy partidario de una relación de ayuda estable en el tiempo, llámale terapia, quién sabe por qué me queda la impresión de que cedemos nuestro poder personal, y lo ponemos en manos del terapeuta, sí soy partidario de realizar actividades puntuales con personas que están especializadas en formas diferentes de ver la vida, y el ser humano en desarrollo y en relación.

En mi vida he realizado varias terapias raras, de ésas que se escapan del proceso terapéutico convencional, ya sea con constelaciones familiares, con numerología, imanes, con el árbol genealógico, nuestro sanador interior o bio-descodificación. Tengo que decir que todas ellas me han aportado una luz para entender la historia de mi vida, tan conectada con mis ancestros, con mi madre y mi padre, con mi abuelo paterno, con su padre. Quién sabe por qué llego a la conclusión de que vengo de una estirpe de niños maltratados, que empieza con Expósito, un niño de la inclusa, niños no vistos, niños maltratados, sí, que ofrecen a la siguiente generación parte de lo que han y no han recibido.

Y metido en esa línea, entiendo mejor el mal trato que no voy a aceptarle a mi hermana, ni a mi madre. Tal vez tampoco a mi ex, en una relación que va tomando forma en cómo mis hijos se relacionan conmigo, qué importante es la madre en la crianza de los hijos.

Un nuevo proyecto se está gestando. Tiene todo que ver con la energía de la que vengo. Del campo de la atención, en progreso, y del mal trato, hacia el buen trato, con las emociones en un ejercicio de desarrollo de nuestra responsabilidad personal.

Y experimento esta sensación conocida, es la emoción de lo nuevo, que pasa a acompañarme en este año en el que no he experimentado, al menos como en años anteriores, allá por finales de octubre, la energía del subidón.

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 24, en este año sin subidón, una nueva sensación surge en medio del invierno, y me doy cuenta de que florezco con la emoción de lo nuevo.

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, cono la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal, del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

¿es un bromista el mejor tenista de la pista?

quién sabe por qué siento una personal admiración por este jugador de tenis, que crece a la sombra alargada de dos de los grandes monstruos de la historia del tenis, Roger Federer, al que muchos le consideran el mejor de la historia,

y Rafa Nadal, al que casi todo el mundo le considera el mejor jugador de este deporte sobre tierra batida, como Nole reconoce abiertamente en esta entrevista este año, antes de iniciar su participación en el torneo Conde Godó,

distanciándose progresivamente del segundo, Guillermo Vilas,

y observo cómo estos 3 grandes tenistas han aprendido en los últimos años a conciliar su vida profesional con la vida familiar, por diferentes motivos, ya sea por la paternidad, ya sea por las lesiones o las decisiones personales, y ahí leemos, por ejemplo,

en una página que nos invita a conocer a la pareja de Novak Djokovic, unas frases que recojo,

  • “No estoy todavía dónde espero llegar en el futuro. Ahora trato de construirme día a día. Hay mucha luz en mi vida actual, gracias a mi familia. El tenis lo ha sido todo en mi vida, pero ahora intento mantener un cierto equilibrio entre el tenis y la vida personal”.
  • “El mayor reto que he vivido han sido mis dolencias físicas. Y de allí he aprendido las más grandes lecciones de superación y aprendizaje de la escuela de la vida.
  • El objetivo es regresar al número uno. Y creo que lo puedo conseguir… si sé disfrutar del camino y trabajar con confianza”.

Y sigo juntando enlaces, en este rato sin viento, qué agradable es internet cuando no se atisban tormentas en el horizonte, buen rato para navegar, en esta entrevista curiosa, en la que un periodista se hace una pregunta extraña,

¿y si Djokovic es el  mejor?,

en el que observamos un curioso dato,

Djokovic ha logrado voltear las estadísticas particulares en sus enfrentamientos con sus dos grandes rivales.

  • Hasta ese 2011, Rafa, sin ir más lejos, dominaba por 16-7, pero ahora es el serbio el que manda (27-25).
  • Lo mismo le ha pasado con Roger, que ganó 13 de los primeros 19 partidos, algo que cambió radicalmente en ese mágico 2011 para situarnos en el actual 24-22 para ‘Nole’.

y sigo navegando hasta que observo el pseudónimo que utiliza Nole en la red de redes,

DjokerNole,

donde Djokovic se convierte en D + joker (bromista),

y cierro este paseo por este tenista que no sé, de verdad no lo tengo claro, si es el tercero de la época que le ha tocado vivir, o es, al menos el balance personal con los otros dos gallos del corral así lo muestra, el mejor de la historia,

y me acuerdo de aquel día, hace ya unos años, en el que bromeo con Javi Urkiza, compañero de cuadrilla y amigo, sobre cuál de los 3 de estos tenistas nos gustan personalmente, para los gustos los colores,

y él se decanta por Nadal como yo elijo a Nole, una elección que se hace firme hoy, con DjokerNole, y una estadística que no está cerrada, antes al contrario, porque la vida es un camino de evolución, y un juego inacabado de TRANSformación.

   así lo vimos…

Javier, sólo una pregunta.

si Federer es el mejor jugador de la historia, y Nadal el mejor jugador de tenis en tierra batida, ¿cómo es posible que un bromista les haya ganado, en el cómputo global de partidos jugados entres ellos, a los dos?

de los grandes personajes de la historia, también del deporte, obtenemos grandes historias, de diferentes tipos, de fuerza de voluntad, de tenacidad, de abnegación, de capacidad de superación, es por eso que nos gustan tanto las grandes personas,

vidas que son ejemplos de valores que nos guían, y compartimos,

y es por eso que buscamos en su espejo ese brillo que nos permita re-contactar con nuestras altas capacidades, en este desarrollo del yo soy sano al hacer conjunto, en procesos de creación de nuevas comunidades,

a ver si somos capaces de encontrar más ejemplos que nos lleven del éxito individual al florecer de la comunidad.

fomentamos el desarrollo personal a partir de 3 juegos de características que todas podemos evolucionar, el 3ple camino, 3 juegos de capacidades para el buen vivir, que tienen que ver 3 formas de estar en el mundo, siendo parte del mundo,

con el desarrollo de nuestro ser adulto, de nuestra madre protectora, y de nuestro niño natural.

no sé por qué asocio mentalmente la imagen del ser adulto con Federer, tan así, tan suizo él, correcto e impecable, tan ecuánime, y le regalo la del niño natural, tan bromista, tan irreverente, a DjokerNole, tal vez a él también le gusta verse así,

con lo que a Nadal, no sé qué te parece, Javier, si le queda alguna, le tenemos que regalar la de la madre protectora, tan enamorada del bollito suizo, Roger es así, Roger es asao, casi empalagosa, que al niño, a veces, no le prestó ni la menor atención.

mamá, papá, el enanito se está haciendo mayor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

sé más viejo

me acuerdo del primer traje que me compro de Adolfo Domínguez, un traje de lino azul, de la línea básico, creo que es el conjunto de chaqueta y pantalón que más me ha gustado de los que me he comprado en mi vida, y de esto hará ya 27 años,

un traje que voy a usar a destajo, hasta que un día me tiran vestido a una piscina en una fiesta de fin de semana, en casa de Rosa Mari, un chapuzón en el cloro al que el pantalón no va a resistir, terminando una historia de amor incondicional,

quién sabe cuántas puestas más le quedaban a ese traje, días o años, quién sabe, y me sonrío al recibir esta campaña de esta marca, totalmente contracultural, porque creo que esta vez vamos a estar de acuerdo,

en esta cultura en la que vivimos del más es mejor, normalmente hay que ser más delgada, más joven, más fuerte, más rápido, más sana, mas bronceado, más muchas cosas,

pero pocas veces más viejo,

y no puedo sino sonreír al ver cómo una marca de la que guardo una historia, no pasa en todos los casos, une la sostenibilidad del mundo con su imagen, y con un poco, o un mucho, de sentido común,

no está de más ese mensaje que, en contra del mainstream, esa corriente dominante que nos impulsa al consumo compulsivo, nos anima a elegir mejor para comprar menos, elegir bien lo que vamos a usar,

y no más cosas, en este caso ropa, que va a quedar albergada en el fondo del armario ropero, en ese montón de cosas que movemos de temporada en temporada, y que no acabamos de tirar, porque es de buena marca y está en buen uso,

pero que no vamos a volver a usar.

   así lo vimos…

y empezamos a ver más y más marcas que empiezan a lanzar un mensaje diferente al que lanza la corriente mayoritaria, más es mejor, en este caso “sé más viejo”, o elije bien qué te vas a comprar, y cuántas cosas de las que compras vas a usar.

quién sabe por qué re-contacto gracias a este zoom emocional con la web de “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, una web en la que un día de estos tal vez hablamos de los valores detrás de las marcas,

y de las historias que las personas que viven detrás, que se desarrollan y dan vida a la organización, comparten, entre sí, en una comunidad de personas radiantes, en un ejercicio de comunidad interna,

un ejercicio que podemos hacer grande, cuando proyectamos esas historias, comportamientos que muestran en la práctica del día a día la vigencia de los valores comunes, hacia el exterior.


7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

el todo y las partes

El ego analiza; el Espíritu Santo acepta. Solo por medio de la aceptación se puede llegar a apreciar la plenitud, pues analizar significa fragmentar o separar. Tratar de entender la totalidad fragmentándola es, claramente, el enfoque típicamente contradictorio que el ego utiliza para todo. El ego cree que el poder, el entendimiento y la verdad radican en la separación, y que para establecer esta creencia tiene que atacar. Al no darse cuenta de que es imposible establecer esa creencia, y obsesionado por la convicción de que la separación es la salvación, el ego ataca todo lo que percibe, desmenuzándolo en partes pequeñas y desconectadas, sin ninguna relación significativa entre sí, y desprovistas, por lo tanto, de todo significado. El ego siempre substituirá lo que tiene significado por el caos, pues si la separación es la salvación, la armonía es una amenaza.

   así lo vimos…

recojo este texto que me pasa Patxi Bonel después de esa reunión, ha pasado un tiempo desde que no nos vemos, ¿hace ya más de un año, Patxi?, un texto que he guardado para un día de éstos,

un día que se convierte en hoy, y me entra la duda incluso de si ya lo he publicado, y busco en el blog, ayudado por la lupa, cuándo he hecho referencia a Patxi anteriormente, a la palabra milagros, y encuentro esta otra entrada,

no, parece que no he publicado este texto corto que Patxi me regala, y que voy a encontrar también en un libro que tengo en casa, de estos gordos y de páginas finitas, como una Biblia, y que al igual que el anterior muchas veces tiene poco movimiento,

y me pregunto por qué no le doy una vuelta a la hoja, y continuo con este curso de milagros, uno al día, milagro viene, milagro va, mientras experimento con esta rara forma de hacer del ego,

mientras el yo soy se va haciendo presente, poco a poco, en mi día a día.

esta reflexión respecto al ego que divide me hace preguntarme hasta qué punto está bien nuestra propuesta de el triple camino, que promueve fragmentar el camino único en tres caminos, y ver en detalle los elementos de cada camino,

el del niño natural, del de la madre protectora, el del ser adulto, para volver a juntarlos, como hacemos cuando jugamos a las cartas, que cortamos y volvemos a cortar para volver las cartas en orden diferente al mazo,

para volver a repartir y volver a jugar.

en 7 emociones planteamos un viaje emocional, acompañado por la teoría del color de Goethe, que nos lleva de los colores cálidos, luz focal del sol que se oscurece al entrar en contacto con la tierra,

colores cálidos que van a representar el mundo de la materia, y con la materia el mundo del tener y de los apegos, ese mundo peleado y dividido, agresor y agredido, en el que el ego se hace fuerte,

hacia nuevas realidades, en las que nos encontramos con cierta capacidad de des-apego, en un proceso de desarrollo personal, que facilita el encuentro con nuestra esencia, con lo que estamos llamadas a ser,

y con el alter, tan diferente a mí, tan parecido, en un proceso de desarrollo de la común unidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.