pinturas inconclusas, arte inconcluso, personas en desarrollo y TRANSformación

salgo del desayuno que ha organizado AECOP acompañando a Carmen Rayuela, que me cuenta de la publicación y presentación de un libro que acaba de escribir, y me pregunta si sé que ella pinta,

y me muestra 2 de sus obras en proceso, qué curioso, cuando me cuenta que no le gusta acabar los cuadros me hago otra imagen mental de un cuadro inacabado, y de lo que voy a ver, que contrasta tanto con lo que Carmen me muestra,

si te soy sincero me cuesta encontrar qué tienen estos dos cuadros de inacabados, pero sí, quedan rastros de esa obra en evolución, y Carmen me explica cómo ella se siente satisfecha cuando ese gesto que buscaba ya está ahí,

y me quedo pensando, qué bonito, qué interesante, y no puedo sino preguntarle hace cuánto tiempo que pinta, 3 años, Carmen es autodidacta, y mi asombro crece, no voy a reprimir mi intención de pedirle que me envíe uno de sus cuadros para el blog,

si puede ser ese negrito, que mi mente asocia con la pulsera azul que Matilde Fernández, presidenta del comité español de ACNUR nos acaba de regalar, al terminar la conversación,

y en mi mente se asocian la pintura de Carmen, la pulsera azul, que reza Refugees Refuxiados Réfugiés Refugiats Errefugiatuak Refugiados y se vuelve a repetir, claro, es una pulsera sin principio ni final, ya he dado la vuelta,

y pienso en todas esas obras de arte inconcluso, como el negrito que ilustra hoy el post, gracias a ese gesto que capta y comparte con todas nosotras Carmen, como el negrito, decía, como tú y yo,

arte inconcluso, arte en desarrollo, en proceso, en continua TRANSformación, quién sabe todas las cosas que nos han ocurrido, todas las cosas que ya hemos hecho, y las que nos quedan por hacer.

   así lo vimos…

en este mundo de causualidades, me maravilla coincidir con Carmen otra vez, en el ascensor que nos sube al cuarto piso desde este portal en la calle Velázquez, donde hoy nos acoge esta presentación de AECOP,

y siento que hoy nos teníamos que juntar, Carmen, y lo que ocurre dos veces a buen seguro que va a ocurrir una tercera, nos volveremos a juntar, a ver cómo puedo colaborar con vuestra asociación de coaching educativo, Carmen,

no puede ser más evidente que el futuro se siembra en una nueva educación, y en unas condiciones que permiten a los seres humanos cubrir las necesidades básicas (comida, cobijo, salud, …), plataforma necesaria desde la que progresar.

y recontacto con lo que ha pasado antes de bajar con Carmen en el ascensor, el mismo ascensor que nos sube y utilizamos como descensor, tras esta charla conversación que organiza AECOP,

en un formato que no es habitual, que tiene mucho más de conversación que de charla magistral, o de pregunta – respuesta, un juego que Matilde prende y que es muy interesante observar, tras 40 o 50 minutos de presentación,

la siguiente hora se cruzan preguntas, se anidan preguntas y comentarios, sí, son dos rondas de preguntas y comentarios tras los cuales Matilde interviene nuevamente, no estamos ante el formato de charla maestra ni de pregunta – respuesta,

estamos más cerca de ese tipo de conversación, generativa, que queremos prender en el futuro emerge, en el que un grupo de personas, se juntan, conversan, calientan el tema, y ofrecen una devolución al grupo,

que no es tanto una reflexión mental, mucho menos una batería de reflexiones mentales, como una comunicación empática, en la que lo que tú has aportado a mí me mueve, y devuelvo algo al grupo,

una posición nueva desde la que todas podemos, juntas, evolucionar.

hoy estoy aquí gracias a Montse Rossell, muchas gracias, Montse, que me hace llegar esta invitación para tomar un café con líderes emergentes, en concreto el liderazgo emergente en el ámbito social,

a ver si un día de estos extendemos unas líneas con ese enfoque que Matilde Fernández comparte con todas nosotras antes de desayunar.

7 emociones, creative commons, es un modelo creative commons de responsabilidad emocional que integra el buen trato en nuestras vidas con el desarrollo personal y grupal (atención, presencia, conciencia) para el desarrollo de la innovación.

 

 

 

 

 

Anuncios

el álbum de los momentos maravillosos de mi vida

con esta cruz en el corazón iniciamos un viaje precioso, por los momentos más maravillosos de nuestras vidas, de la misma forma que nuestro diario de aventuras inicia en su primera página, ¿te enrolas en este viaje?

y mientras seguimos soñando, la vida, firme, a veces incluso terca, sigue su curso, a una hucha le sigue otra hucha, de la misma forma que a una corbata le sigue siempre otra corbata

hasta que la vida se rompe, y me quedo solo, con el registro de nuestros sueños comunes, cuánto duele mirar atrás y contactar con nuestros sueños, y nuestros hechos … las cosas que iba a hacer y no hice,

y la vida continua triste, hasta que un día, por casualidad, me doy cuenta de que algo se esconde tras esa hoja de cosas que voy a hacer, y descubro todo lo que hemos hecho, los momentos maravillosos de nuestras vidas …

y un día nos damos cuenta que mientras nos queda vida podemos seguir con nuestro diario, con nuevas fotos, con nuevas actividades en hojas nuevas, qué bueno que hoy podemos comenzar con nuestro NUEVO diario de aventuras,

un álbum en el que una palabra hace TODA la diferencia.

  así lo vimos…

a pesar del tono meláncólico de la banda sonora de UP,

rememoro aquel taller, cuando todavía no conocía la indagación apreciativa, titulado “el álbum de los momentos maravillosos de mi vida”, un viaje que tú también puedes hacer, no te puedo explicar qué interesante puede llegar a ser,

una colección de textos, fotos, canciones, objetos varios, tú eliges qué forma adopta,

un álbum en el que pronto vas a encontrarte con una colección de tus momentos vibrantes, brillantes, positivos, verdaderas anclas que te conducen, o te reconectan de nuevo con tus momentos de bien-estar.

7 emociones, creative commons, es modelo de responsabilidad emocional que nos introduce en la realidad vibratoria de las emociones, de la más grave a la más vibrante, con la ayuda de la energía del color.

el anciano, el muchacho y el burro (educación y aprendizaje)

Un joven y un viejo viajaban con un burro. Mientras se acercaban a una aldea los dos iban caminado junto al animal. En un momento dado, los niños de una escuela empezaron a reírse al verles pasar y empezaron a decirles:

  • Mirad esos tontos. Tienen un buen burro y, sin embargo, van caminando. !Al menos el viejo podría ir montado en él!

Al oírlos, los hombres se dijeron:

  • ¿Cómo podemos arreglarlo? Esa gente se está riendo y ya nos acercamos al pueblo. Es mejor que sigamos sus consejos.

Así que el viejo se montó en el burro y el joven empezó a caminar tras ellos.

Entonces se encontraron con un grupo de gente que se puso a mirarlos diciéndoles:

¡Mirad! El viejo montado en el burro y el pobre muchacho caminando. ¡Qué tontos! El viejo debería andar y dejar que el chico montara en el burro.

De modo que cambiaron sus puestos: el viejo empezó a caminar dejando que el choco montara el burro.

Entonces se les acercó otro grupo de gente que les dijo:

  • ¡Mirad! ¡Que muchacho más engreído! Quizá el viejo sea su padre, o su maestro, y tiene que ir caminando mientras que él, el joven, va montando en el burro. Eso contradice todas las normas.

¿Qué hacer ahora? Al unísono decidieron probar la única posibilidad que les quedaba: montarse los dos en el burro. De modo que montaron en él.

Entonces otro grupo se les acercó y les dijo:

  • ¡Mirad! ¡Qué gente tan malvada! ¡El pobre burro está ya medio muerto! ¡Mejor sería que lo cargaran sobre sus hombros!

De nuevo se pusieron a discutir qué hacer y, mientras, llegaron a un puente que cruzaba un río. Casi habían llegado al pueblo, de modo que decidieron comportarse como la gente del lugar para que no les creyeran tontos.

Buscaron un bambú, lo cortaron, lo colocaron sobre sus hombros y colgaron de él al burro llevándolo a cuestas. El burro, atado por las patas, se resistía – como cualquier burro haría – y trató de escapar porque no creía ni en la sociedad ni en la opinión de los demás. Pero los dos hombres estaban empeñados en su solución y obligaron al burro a claudicar.

Estaban cruzando el puente cuando una multitud se congregó a su alrededor mientras les gritaba:

¡Mirad a estos tontos! No hemos visto nunca unos idiotas semejantes. En vez de montar en el burro lo llevan a cuestas. ¿Es que os habéis vuelto locos?

Entre tanto, el burro fue poniéndose tan y tan nervioso que dio un salto y cayó desde el punte al río, matándose en el acto. Los dos hombres bajaron hasta el río, donde el animal yacía muerto, y, sentándose junto a él, el viejo le dijo al muchacho:

  • Ahora, escúchame…

por cierto, ¿qué crees que le dice el viejo, acuérdate que son las palabras de un maestro, al muchacho, su aprendiz?

   así lo vimos…

Estas son las palabras del viejo:

  • Mira, al igual que el burro, acabarás muerto si le das excesiva importancia a lo que dicen los demás. No te preocupes por lo que los demás digan. Hay millones de personas y todas tienen sus propias ideas  y cada una te dirá una cosa diferente. Si atiendes a las opiniones de los demás, estás acabado.

Esta no es una historia corriente: el viejo era un maestro sufí, un Iluminado, y el joven su discípulo.

El Maestro trataba de dar una lección al discípulo, porque los sufíes siempre crean esas situaciones. Dicen que, a menos que vivas una situación, no puedes aprender su verdad.

el cuento que has leído arriba forma parte del libro de Osho titulado “Tantra: la suprema comprensión”.

Y así nos pasa en tantos procesos educativos, en los que tenemos tanto de educación y aleccionamiento, y tan poquito de aprendizaje, tanto de memorizar y de adoptar sin cuestionarnos la verdad que nos dictan,

y tan poco de aprender (a mí me encanta la palabra apreHender, ya sé que no existe) o hacer propia esa verdad recién descubierta, y que me puede acompañar, según la confirmo y crece, a lo largo de mi vida.

la comprensión, azul índigo, es una de las emociones que promovemos en los procesos de acompañamiento que desarrollamos con base en 7 emociones

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otro Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar por medio de este link

ovejas, borregos, corderos y el camino

salgo de casa de Gidor, tras charlar de mañanita sobre nuestras vidas, no tengo mucha prisa para la siguiente reunión, que va a tener lugar en el Txakoli, en Artxanda, donde nos juntamos un grupo de amigos a las 2, para hablar de “el futuro emerge”,

por lo que le voy a acercar a recoger el coche, supongo que en algún lugar de Vitoria, al fin y al cabo no es tan grande la ciudad, un lugar de Vitoria que está más lejos de lo que había pensado, de hecho cruzamos toda la ciudad,

y me encuentro, qué casualidad, a dos manzanas de la casa de Tomás, el que fuera varios años mi jefe en AENOR, hoy reconvertido en cariño, al que había llamado ayer para saludar, aprovechando este rato de parada sin prisa en Vitoria Gasteiz,

y al que vuelvo a llamar, para tomar un café, todo parece indicar que esta vez sí que puede ser, un café en el que recordamos aquella reunión en la que dibujamos juntos un cohete, que simboliza el desarrollo de la innovación,

y el desarrollo de ecosistemas innovadores en el terreno empresarial, un espacio al que nos vamos acercando progresivamente desde la teoría U, esta teoría de Otto Scharmer que aplica tanto al desarrollo del mundo social como al corporativo,

un café en el que revisamos la necesidad de un comercial, una especie de traductor,

que ponga en valor en el mundo empresarial el mensaje de “organizaciones con espíritu y corazón”, y tal vez un socio que acompañe el proceso de dotar de elementos adicionales al muñeco,

indicadores de gestión y mecanismos anti-retorno, que permiten consolidar los avances, y nos animan a seguir adelante, no hay vuelta atrás, qué bueno volver a compartir contigo este rato y esta reflexión, Tomás,

y des-ando, poco a poco, el camino que me trae hasta Uleta, por Legutiano, camino hacia Bilbao, hoy voy a bajar por Urkiola, quién sabe por qué, donde, casi a la altura del alto, un rebaño de ovejas llama mi atención,

tal vez me acuerdo de Gorka, mi hijo pequeño, al que tanto le gustaban estos animales de pequeñín, ahora ya tiene 19 añazos, y me paro en el alto, para desandar unos metros, y sacar unas fotos al rebaño,

desde donde una oveja al loro del proceso me mira con atención, y saco una foto, dos y tres, y el rebaño se acerca, he captado su atención, y me despido y me acompaña, mientras me acuerdo vagamente de una cita en un libro de Coelho, ¿puede ser?,

en la que el cordero simboliza a Dios,

en este espacio entre Vitoria y Bilbao, las conversaciones pasadas y la conversación de “el futuro emerge”, que viene a continuación, bajo la fina lluvia, si me quedo aquí en medio me voy a calar, y lo que va a emerger es un constipado,

mejor me despido de este sirimiri, o calabobos, y del rebaño, convertido en símbolo vivo de algo que tal vez no soy capaz de aprehender, y sigo el camino, mientras pienso que es muy curioso este mundo lleno de “causualidades”,

en el que ayer aparece ese libro, “muchos pequeños granos de arena”, de la mando de Gidor, que hoy de mañanita me acerca a la hora del desayuno a casa de Tomás, sí, parece que nos teníamos que juntar, sí o sí, antes de pasar por aquí.

   así lo vimos…

y me acuerdo de aquel primer programa que presentamos hace unos años en Rockwool, que tiene como base este espacio, el santuario de Urkiola, en el nacimiento de “organizaciones con espíritu y corazón”,

un programa en el que proponemos una reflexión sobre el Yo, el Tú, convertidos en nosotros y en comunidad, en la que prende, y en la que se desarrolla, desde este territorio nutritivo y fértil, alimentado por el agua fina, la innovación.

si tienes interés en el desarrollo del liderazgo colaborativo en las organizaciones puedes enlazar aquí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer, que facilita procesos de desarrollo del liderazgo colaborativo en las organizaciones,

desde el desarrollo del campo de la atención, la conciencia y la intención.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

el lado amable del proceso

llego a casa de Gidor y Amaia en Legutiano, en una parada para saludar y cenar, camino de Algorta, una cena en la que se filtra un libro del proceso que está viviendo Catalunya estos años,

al hilo de una serie de actividades en las que Gidor es voluntario este año, de la mano de la plataforma Gure Esku (está en nuestra mano), que conduce a una votación en el ayuntamiento del pueblo,

un libro que se titula “muchos pequeños granos de arena”, que recoge exactamente eso, muchas pequeñas contribuciones de personas, en grupos más o menos grandes, que se juntan y hacen algo,

una acción más o menos simbólica, una foto en el monte, una quedada en la muralla china, o una hilera de manos como la que une Durango con Pamplona hace no tanto, 129 kilómetros de distancia unidos por una cadena humana,

¿130.000 personas?,

la de cosas de las que no me entero desde que no vivo por aquí,

muchos pequeños, y no tan pequeños, granos de arena, pequeñas reivindicaciones que se van anidando en el tiempo, 1 día, 1 semana, 1 mes, 1 año, 1 año tras otro año,

v de votar, v de vitoria en la diada del 2014, esa uve que para mí se convierte en u, esa U de la teoría de Otto Scharmer que ilumina mis últimos años,

hasta que vuelvo este libro, propaganda de la buena, y leo en la contraportada los fundamentos de este proceso, que no me pueden gustar más, empezando por el buen humor, la pluralidad, la no violencia y el énfasis en la democracia,

qué interesante cualquier proceso que se fundamenta en el buen humor y la no violencia, el ahimsa de Gandhi, un concepto filosófico que aboga por la no violencia y el respeto a la vida,

desde la fuerza del Yo soy, un Yo soy que se hace fuerte, rotundo, presente,

hay que ser muy fuerte para no reaccionar a una agresión,

y no puedo sino agradecer a Gidor y Amaia, qué gusto volver a veros, por este regalo en el camino, granitos de arena, y la cena se convierte en noche, y mañana nos vamos a juntar, otra vez, alrededor de la mesa, esta vez a desayunar.

   así lo vimos…

me llama la atención la afirmación de Gidor, que se admira de un proceso en el que no ha volado una sola piedra, “nos llevan 20 años de ventaja”, sí, mirando hacia fuera el pueblo catalán ha dado todo un ejemplo.

miro hacia adentro y observo que en este proceso, en el que el pueblo catalán quiere votar, el 1 de Octubre, como ha querido votar, y quiere, el pueblo vasco, en un proceso de auto-determinación,

me gustaría que vascos y catalanes pudiesen votar en libertad, y que decidiesen ser parte integrante de esta España tan plural, de hecho me cuesta ver España sin su concurso, sin su participación,

seguramente hoy siento que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa,

si me dejaran yo cambiaría ese lema tan viejo y tan a capón,

una, grande y libre,

por otro más moderno y más real,

muchos pequeñitos, diversos y unidos, desde la libertad,

muchos pequeñitos como los granos de arena, diversos y unidos, como catalanas y gallegos, extremeñas y vascos, madrileñas y canarios, formando una preciosa playa, frente a este inmenso mar.

muy interesante “el palabro”, auto + determinación, yo determino quién soy, sin injerencia externa, nadie me tiene que decir de fuera lo que yo soy o lo que yo no soy, en este proceso que no es legal,

qué curioso el mundo en el que vivimos,

porque otro realidad más grande que la nuestra, de la que formamos parte, nos dice que no nos podemos auto-determinar, una historia que empieza a parecerse mucho a ésa que se da en muchas casas,

un hijo que quiere dejar la casa materna, en la que su opinión no se tiene excesivamente en cuenta, va a saber él lo que le conviene mejor de lo que lo saben papá y mamá, convertidos en madre y padre castigadores,

“como te muevas te voy a dar una colleja que te vas a enterar”.

la teoría U de Otto Scharmer promueve el desarrollo del campo de la atención, que se convierte en escucha y conversación, una atención que nos permite contactar con lo que está siendo,

algo quiere emerger, a veces no se puede negar,

una escucha y atención que, libre de la energía del miedo, nos puede llevar a una nueva forma de conversar, mucho más empática, mucho más generativa, desde el respeto, desde el cariño, desde nuestra mejor intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer, y en la teoría del color de Goethe, creative commons, que integra emociones con presencia, buen trato y valores,

y los 4 campos de la atención, un potaje interesante, para comenzar.

 

 

abriendo la puerta a las posibilidades

de la misma forma que hay una mirada realista, cargada de pasado hasta las cachas, y con algún que otro no y fracaso por medio,

hay una mirada fresca, desenfadada, divertida, que conecta con nuestras ilusiones, nuestros empeños y con las mejores posibilidades,

y hay días, hoy como ejemplo, en los que el tránsito entre una y otra es posible,

y donde hace poco sólo se veía desánimo y desgracia se vuelve a pintar esa ilusión y un mundo lleno de colores,

y algo ocurre tras traspasar esa puerta,

¿es una ilusión o hay una hilera de escaleras que nos lleva a otra estancia por explorar?

así lo vimos…

en el mundo de etiquetas en el que vivimos las escaleras hacia arriba nos elevan, de la misma forma que las escaleras hacia abajo nos sumergen, arriba el cielo, abajo el infierno, arriba mejor que abajo, más mejor que menos,

etiquetas que en algún caso nos planteamos cuestionar, y de hecho cuestionamos,

dibujando un nuevo concepto de luz y oscuridad, los dos elementos que crean este mundo del color, con la participación necesaria de nuestra vista,

no es extraño que la claridad del blanco (en pared y peldaños) resalte sobremanera sobre el marrón (en puertas y escaleras) de esta extraña puerta, recta abajo, redondeada arriba,

en este precioso juego de contrarios y contrastes que es la vida.

no tengo nada contra las miradas realistas, si no fuese porque siento que es difícil que una mirada sea realista, objetiva, ecuánime, ya que estamos cargados hasta arriba de creencias, tan condicionadas por experiencias pasadas y nuestra educación,

miradas de realismo histórico tan basadas en el temor, en el miedo, y en un revivir constante de nuestras peores experiencias, quién sabe por qué la energía del miedo nos ata tanto y tan bien al pasado, ¿verdad?

en vez de nuestros momentos de luz, nuestros instantes gloriosos, nuestra mejor participación en este mundo tan bonito del que formamos parte,

tal vez por ello prefiero la mirada atlética (Athletic de Bilbao, si me das a elegir), esa mirada que me conduce al siguiente paso del camino, una mirada que pone énfasis en lo que hay por hacer, en las posibilidades y el sí es posible,

una mirada lúdica, desenfadada, tierna, a la que puedes poner tu propio lema,

déjame que hoy yo me quede con esa frase de Juanito andarín, cualquiera que sean tus sueños, keep walking.

en el ejercicio de ilusión que lanza esta reflexión hay un pequeño listado de proyectos viables para este año nuevo, qué gracia, con la proximidad de 7 emociones al mundo de la educación, en septiembre comenzamos año nuevo:

7 emociones la app,

7 emociones el juego,

7 emociones el nuevo MOOC,

7 emociones en inglés,

7 emociones (el libro de los momentos maravillosos de mi vida, mi cuaderno de viaje),

¿qué te parece?, ¿empezamos?

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional basado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, modelos que nos permiten jugar con el mundo de las emociones desde la conciencia y el color,

que nos permite entender el mundo del tener y del ser, y los dos elementos, luz y oscuridad, que componen nuestro canto.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link.

 

escenarios españoles del rodaje de Juego de Tronos (ven y cuéntalo)

enganchado como estoy a la serie “Juego de Tronos”, no puedo sino disfrutar las conversaciones de Jon Nieve con la reina de dragones en las escaleras que suben a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe,

peña reconvertida en Rocadragón,

y no puedo sino apuntar un par de enclaves de esta serie de culto en el País Vasco, que no conozco, la playa Muriola, en Barrika, a escasos 7 kilómetros de la casa de mi madre, que vive en Algorta,

casi a tiro de piedra de la casa de mi hermana, que vive en Sopelana, una playa que no voy a tardar en visitar, pero que no tiene la presencia de la foto al pie durante la marea alta, que casi la cubre por completo,

claro, por eso el verde de las algas,

y en la que disfruto de un atardecer de película con Silvia, esa chica tan bonita que me acompaña, que puebla mis mañanas y mis tardes, sobre el acantilado, atardecer sin imágenes, ya que no traemos cámaras ni móviles,

en una secuencia que fotos sin photoshop que bien puede quedar grabada en el álbum de los momentos maravillosos de mi vida,

a ver cuándo saco un rato para cruzar la frontera, esa separación virtual en esta Europa de los pueblos, yo soy de Villaconejo de arriba, y yo soy de Villaconejo de abajo, y me acerco a la playa de Itxurun, en Zumaia,

en esa preciosa costera guipuzcoana, casi tan bonita, alguien dirá que más incluso, para gustos los colores, como la nuestra.

   así lo vimos…

Si tienes interés, tal vez tienes una localización de esta serie a las puertas de tu casa, y no la conoces, como me ocurre a mí, buena excusa para hacer un poco de turismo interior,

a veces no hay que viajar a Egipto ni a Cuba, a los Balcanes o a Oceanía para encontrar un espacio mágico del que disfrutar.

Por si acaso, te paso el link

Hay un mundo en el que hacemos lo que está bien, lo que el sistema nos dicta, lo que les gusta a nuestros mayores, lo políticamente correcto, y existe otro mundo en el que conectamos con lo que a nosotros nos mueve el alma,

conversaciones y cuentos preciosos,

en la bruma, en la espesura, con sabor a salitre, con olor a nenúfares, al contacto con el musgo, cada quién sabe qué le gusta, y siempre es bienvenida esa aproximación personal,

que nos contacta con los que nos da vida.

la transformación del Ser humano (un reino en proceso de metamorfosis)

La transformación puede a veces ser dramática. No hay mejor ejemplo en la naturaleza para reflejar esto que la metamorfosis. Basta mirar la transformación de una oruga en una mariposa -una transformación increíble en funcionalidad, apariencia, organización de los componentes y finalidad – pues transforma un gusano de aspecto desagradable, voraz, inestable y que repta, en una criatura delicada, graciosa y voladora.

Los biólogos nos dicen que en el interior del tejido de una oruga hay unas células llamadas células imaginativas. Resuenan en una frecuencia distinta. También son tan distintas a las otras células de las orugas, que el sistema inmunitario del gusano piensa que son enemigos e intenta destruirlas. Pero las nuevas células imaginativas siguen apareciendo, y cada vez son más. De repente, el sistema inmunitario de la oruga no puede destruirlas lo suficientemente rápido y se vuelven más fuertes conectándose entre ellas hasta que forman una masa crítica que reconoce su misión de llevar a cabo el increíble nacimiento de una mariposa.

En 1969 Margaret Mead dijo: “Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos considerados y entregados pueden cambiar el mundo. Ciertamente, es lo único que lo ha logrado. Creo firmemente, junto con muchos otros, que hay una efervescencia evolutiva dentro de los tejidos de la sociedad establecida de hoy día. A pesar del clamor del miedo que prevalece, la avaricia, el consumo desbordado y la violencia expresada a través de los tejidos de la sociedad, hay una unión de las células imaginativas que están revelando un mundo distinto, una transformación, una metamorfosis”.

El poeta uruguayo, Mario Benedetti, escribió: “¿Qué pasaría si un día cuando nos despertásemos nos diéramos cuenta que somos mayoría? Yo digo que las células imaginativas dominarían y harían emerger la mariposa de un mundo de apariencia de gusano”.

Esta es la hora del despertar. Grupos de células imaginativas se están agrupando en todos los lugares; están empezando a reconocerse unas a otras; están desarrollando las herramientas de organización para mejorar la conexión, para que la próxima etapa de nuestra sociedad humana se manifieste, para lograr una nueva sociedad que se compararía con la actual como una mariposa a una oruga. Una nueva dimensión de la vida, una sociedad más compasiva y justa, una humanidad con raíces de felicidad y comprensión mutua. Sois células imaginativas; conectaos con las otras, agrupaos, congregaos, y entre todos construyamos una Alianza para una Nueva Humanidad.

 

así lo vimos…

me llega este texto, un regalo de Montse, que me hace conectar con un mensaje sencillo, relacionado con los 4 reinos, reino mineral, vegetal, animal y ser humano, 4 reinos que utilizamos para explicar los fundamentos de la atención,

atención que se convierte en escucha y conversación,

y entiendo cómo cada reino incorpora en sí elementos del reino anterior, es evidente que las plantas tienen un soporte físico, por lo que algo tienen de piedra, aunque nos suene bruto, piedra / soporte físico / materia a la que se suma la energía vital,

y otro tanto le pasa al reino animal, que incorpora la piedra, el mundo de la materia, y la energía vital del reino vegetal, incorporando a su vez una capacidad nueva, un basto y rico mundo emocional,

para llegar al cuarto reino, el ser humano, mujer y hombre, que incorpora nuevas capacidades sobre las capas de materia, de energía vital, de emocionalidad, capacidades que se expresan conjuntamente con las otras 3,

no es extraño que el hombre y la mujer se comporten de vez en cuando como piedras, no es extraño que nos comportemos aquí y allá como vegetales, ni que nuestro comportamiento sea muchas veces muy animal,

no hay más que ver la de disfunciones que se desarrollan en torno al sexo y al poder, no hay más que ver a dónde nos llevan los procesos en los que irrumpen con presencia la seducción y la fuerza,

pero somos un poco más que eso, piedras preciosas, ricas plantas, animales maravillosos, hay un algo adicional que empieza a emerger dentro de nuestro reino, hoy muy mezcladito con los otros 3 niveles,

pero que poco a poco nos va a llevar a otro sitio, una nueva conciencia se abre, supongo que lo aprecias, a nuestro alrededor, creo que de eso habla el escrito con el que Montse me regala,

una nueva conciencia emergente a nivel personal, que se va convirtiendo en una conciencia del grupo, en la medida que el Ser humano, ese cuarto reino, desarrolla, poco a poco, y descubre, la libertad personal.

y aunque tenemos otras capacidades, propias de la piedra, del tomate y el pepino, y del caracol, no está de más ir desarrollando esas capacidades que nos conforman como Seres humanos auténticos y verdaderos.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, inspirado por la teoría U, y por la teoría del color de Goethe, que nos ayuda en esa comprensión de nuestro rico mundo emocional, estamos hablando del nivel III, ojo al dato,

y en la transición al nivel IV, ese liderazgo colaborativo que está en proceso, ahí le va, ahí le va, poco a poco, viniendo, está por llegar.

puedes descargar 7 emociones, creative commo haciendo clic en este link

es mejor vivir liviano de equipaje

vivimos como pensamos, o pensamos como vivimos, una reflexión preciosa de Mújica, que hace la diferencia entre la sobriedad y la austeridad, ese concepto que hemos prostituido en Occidente,

y escucho esta entrevista corta que me remite Silvia, que me lleva a pensar en las diferencias entre lo sencillo y lo simple, la complejidad y la dificultad, términos que a veces mezclo y que estoy convencido que son diferentes,

o no son exactamente coincidentes, como le pasa a Mújica con la sobriedad y la austeridad, él se considera sobrio, no austero, y en ningún caso un cartujo, tiene todo lo que quiere y necesita en su cotidiano vivir.

   así lo vimos…

y copio la conversación que tiene lugar en paralelo por skype, una mujer a un mes de una mudanza y un hombre a cada lado del hilo …

no tener cosas.. cuantas menos mejor
vida sencilla

ya no sé qué diferencia hay entre sencillez y simplicidad, complejidad y dificultad, lo tengo que revisar
¿lo metemos en el blog de oé corazón?


Sencillo: Que está formado por un solo elemento, y no compuesto de varios. Que presenta pocas dificultades o complicaciones.
simplicidad: Cualidad de simple (sin complicación).
Dificultad: situación, circunstancia u obstáculo difíciles de resolver o superar.
complejidad: Aspecto o cosa compleja.

sí, las definiciones formales las conozco, tal vez busco la sencillez en la complejidad

buff, qué difícil!!!

ya te decía yo
(cwl)
un sistema familiar es un tema complejo

sí, mucho

nuestro desarrollo personal es complejo

yo soy compleja
me gustaría ser más sencilla

la magia de la vida es hacer sencillo lo complejo
porque no lo podemos hacer simple
porque no lo es

observo la conversación de arriba, y hago un paralelismo extraño con sobriedad y austeridad, a ver si me explico; siendo prácticamente lo mismo hay una acepción en simple que no me gusta, tal vez asocio simple con tontorrón,

como le ocurre a Mújica con la austeridad, palabra que siente hemos pervertido,

simple = tontorrón,

acepción que no observo en la sencillez.

y cierro estas líneas con la imagen de este chico que llega a ser presidente de su país, una persona que vive igual antes, durante y después, un extraño ejemplo de congruencia en el pensar, en el sentir y en el hacer,

en una vida valiente acompañada por la palabra.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional sencillo, y tal vez simple, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y la teoría del color de Goethe, una ruta para hacer más sencillo nuestro complejo mundo emocional,

una ruta para el buen vivir, o para vivir un poco mejor en el día a día, depende de qué signifiquen para ti estas palabras, creative commons, que puedes descargar desde este link.

 

 

 

lo que sí aporta la comunidad LTBG en nuestra familia

ayer es el cumpleaños de Karmele, amiga de infancia, que me devuelve la llamada un cuarto de hora antes de cerrar el día, llevo una hora en la cama y me despierta el móvil, qué duro es el síndrome cenicienta algunos días,

que está como unas castañuelas, un pilón de amigos y conocidas le han felicitado el cumple, ¿habrán llegado a 200 personas?, y vamos haciendo repaso de nuestras vidas, trabajo, parejas, hijos, presencias y ausencias,

y me cuenta que Jonan, su hijo, un chaval majísimo, sensible, cariñoso, un amor de chaval, ya tiene pareja, Erik, hace una pausa Karmele, para ver si he escuchado bien, Erik, no Erika, y me cuenta lo que le ha costado aceptarlo,

sí, seguramente no me lo imagino,

y me marcho de vuelta a la cama, y me despierto con esa pregunta, ¿qué aporta la comunidad LTBG a nuestra sociedad?, y más concretamente, ¿qué aporta la comunidad LTBG en nuestra casa?,

porque es diferente cuando algo le ocurre a mi vecina, a mi mejor amiga, o cuando algo ocurre en mi propia casa, y me ocurre a mí en estricta primera persona, y me acuerdo de aquellos tiempos en los que yo era un chaval,

y en mi pueblo, Algorta, sólo había un hombre negro, y Francia era un país lejano, al que mis padres cruzaban para ver una película o comprar achicoria en Carrefour cada cuatro años, tan cerca, a escasos 150 kilómetros, y tan lejos,

aquel mundo en el que yo viajo al extranjero por primera vez con 23 años,

y observo el mundo en el que hoy viven mis hijos, que ya son modelos híbridos, mezcla de español y mexicana, un mundo mucho más mezcladito, más diverso, y espero que también más sensible, un mundo más consciente,

tal vez es ésa la gran aportación de todo lo que viene, una nueva consciencia, y una nueva sensibilidad, que se expresa cada vez más libremente, también en el terreno más íntimo, en nuestra sexualidad.

   así lo vimos…

abro el correo con la pregunta de si toca escribir de esto o toca escribir de otra cosa, y la meditación que remite diariamente la fundación Ananta me responde que sí, que es buen momento de hablar de este mundo sensible…

“La vida te requiere realmente sensible, es decir vulnerable, humilde, tolerante y flexible. Así tendrás un buen carácter, una gran sensibilidad para dar la nota que viniste a dar y acompañarte de otros instrumentos para que, entre todos, pueda resonar la sinfonía de la humanidad”.

Jorge Carvajal, “Amor, Vida y Medicina” (1995) p. 40, Anahata Ediciones, 2008. Imagen: Parque Natural de Redes, Asturias, 6 julio 2017 (cortesía de Violeta Arribas)

y pienso en este mundo de mayorías y minorías, es curioso, siento que, en contra de lo que nos cuentan y nos han inculcado, el mundo no lo mueven las mayorías, lo mueven las minorías con poder,

hasta que las mayorías consiguen la representatividad necesaria,

y siento que estos procesos, en los que lo nuevo se abre paso, poco a poco, dejar ir para dejar venir, van instaurándose progresivamente, cogiendo fuerza, haciéndose grandes, ayer perseguidos, y hoy orgullosos, ése es el camino,

hasta que son capaces de traer lo nuevo a la comunidad, ése es el verdadero sentido de la alegría, el hacer comunitario, desde una nueva comprensión, desde una sensibilidad nueva, más eco-sistémica,

desde una conciencia más integradora,

y seguramente más integral.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, en el que explicamos las 3 emociones de tierra, y las 3 emociones del desarrollo de las personas y de los grupos,

convertidos en comunidad, con la ayuda del arco iris, un puente entre el cielo y la tierra, expresión del baile entre la claridad y la oscuridad, con el Ser humano como observador, un puente re-descubierto por la comunidad LTBG.