responsable de mis actos, de mis pensamientos y de mis emociones

en un momento del camino ya tenemos claro que 7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional en vez de un modelo de inteligencia emocional, ¿para qué me sirve la inteligencia si luego no soy lista, y no la pongo en práctica?

en un momento del camino decidimos filtrar los ejercicios y dinámicas que queremos hacer en los talleres, como es el caso de este ejercicio tan potente, gracias, madre, gracias, padre, por lo que no me pudiste dar.

en un momento del camino buscamos la forma de que una convicción personal rotunda no sea un impedimento para la conversación, y que la persona al otro lado no se vea forzada a creer nada, ni a rebatir nada,

a mí tampoco me gusta comulgar con ruedas de molino,

y proponemos un ejercicio a la imaginación, y a que cualquier persona desarrolle su niño natural, ése que todavía se permite jugar, ese Peter Pan que todavía vive a ratitos en el País de Nunca Jamás,

y les filtramos esa pregunta preciosa, imagínate sólo por un momento que tú has elegido a tu padre y a tu madre, las dos personas que más han influido en tu mundo, ¿en qué cambiaría tu percepción del mundo y tu relación con ellas?,

y dejamos que lo que tenga que ser, sea, y que ocupe progresivamente su lugar, y en algún lugar del camino podemos imaginar un mundo en el que nos dejamos de preguntar por qué me ha ocurrido esto a mí, pobre víctima,

y empezamos a indagar para qué he elegido yo así, y nacemos a un nuevo mundo, en el que podemos vivir nuestra responsabilidad personal, y desarrollarla sin límites, un mundo de responsabilidad al 100%.

   así lo vimos…

queremos agradecer a nuestros amigos Peter Pan y Campanilla, que en un momento del camino salen a nuestro encuentro y nos ayudan con esta clave sencilla para filtrar sin resistencias una posibilidad nueva,

una posibilidad con la que nuestra imaginación se permite jugar.

mi niño natural se muere de risa al ver la sencillez de este ajá, que no consiste en otra cosa que en ser consciente de que el adulto está muchas veces muy atado a su marco de creencias, un marco que llega a ser parte de su ser, incluso a definirle,

y que no podemos invocar en él un cambio, es tan difícil para el adulto cambiar…

pero podemos ayudarnos de su niño natural, que tal vez le permite jugar, y explorar de nuevo el mundo, y probar qué se siente si hacemos las cosas al revés, al niño le encanta tomarse con ligereza alguna que otra norma,

sacudiendo al padre rígido que también vive en él, para experimentar de nuevo la vida, y probar cómo sería su mundo si ponemos todo patas arriba, ¿qué te parece si experimentamos la vida sin la ley de la gravedad?

y me hace gracia que invoquemos a nuestro niño natural para que pueda entrar en nuestra vida el concepto de responsabilidad por todo, responsabilidad al 100%, esta característica propia del ser adulto,

como me muero de risa al imaginar que en vez de por la ley de la gravedad, Sir Isaac Newton y la manzana, y tanta gente seria y adusta y tal y tal, este mundo se puede regir por la ley de la ligereza y de la levedad.

y pienso en ese triple camino que todas tenemos por delante para desarrollar una vida plena, una vida radiante, ese espacio en el que nuestra madre protectora, nuestro Adulto y nuestro niño natural florecen.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace,

y que nos permite integrar teorías modernas de desarrollo social y organizacional con los fundamentos del buen trato y del campo de la atención, para el desarrollo de personas y comunidades sanas, innnovadoras,

radiantes o preciosas, sin más.

 

Anuncios

hibridando historias nuevas en el camino hacia la innovación

nos encantan los cuentos y las fábulas, cuando somos bebés, cuando somos enanitos, cuando somos adolescentes, cuando somos personas hechas y derechas, ése es uno de los fundamentos del cuentacuentos,

estamos programadas para escuchar y contar cuentos,

pero, y he ahí uno de los problemas, parece que el número de historias que podemos llegar a conocer es finito, y todos conocemos unas pocas historias, vamos a pensar que ésta es una limitación a esta aproximación,

hasta que un día pensamos que podemos componer o hibridar nuevas historias, juntando personajes dispares, que no se habrían conocido entre sí nunca jamás, porque, por ejemplo, pertenecen a dos cuentos diferentes,

y viven otra época, y nada tienen que ver, si te parece vamos a poner un ejemplo para ilustrarlo, ¿te imaginas cómo sería una historia en la que se juntan la Cenicienta  y Shreck?, vaya disparate, ¿verdad?,

pues mira que a mí no me lo parece, y es una dinámica que abre una puerta infinita a la imaginación, a que el niño natural que llevamos dentro juegue, y se permita explorar, eliminando barreras, limitaciones mentales que merman su creatividad,

ése es uno de los fundamentos de la innovación, barrer limitaciones mentales,

y en eso andamos este fin de semana, juntando la historia de Cenicienta, esa niña buena que limpia y limpia sin parar, en casa de su madrastra, con un padre sumiso, que le baila el agua a la bruja, para recibir unas migajas de reconocimiento,

si lo piensas bien Cenicienta encarna la anti-princesa,

y a la que vamos a juntar con Shrek, el rey de la ciénaga, el abominable monstruo de la ciénaga, aquí no hay mayor discusión, la figura prototipo del anti-príncipe, al menos así nos lo han pintado de inicio,

y juntamos a los dos protagonistas con una situación, ahí está el 3, que puede dejar volar tu imaginación, Cenicienta está triste, su mamá, ups, su madrastra, no la ve, y Shrek, que ya vive con ella, quién sabe cómo llegaron a juntarse,

será una historia rara que algo tiene que ver con su transgeneracional,

Shrek no sabe qué hacer para animarla, y se le ocurre salir de compras, ¿qué crees que le puede comprar como regalo a Cenicienta?

   así lo vimos…

escribo estas líneas después de un domingo por la mañana en el ogro de la ciénaga sale a comprar un aspirador con Silvia, no te imaginas qué ilusión le puede llegar a hacer a una anti-princesa este anti-regalo,

que además, de puro contenta, va a acabar pagando ella misma.

el ejemplo de arriba es una dinámica que podemos proponer en cualquier cole, en la dinámica de crear puentes mentales que nos permiten abrir la mente a la diversidad, al otro, a posibilidades nuevas de relación,

pero que también podemos proponer en cualquier organización, en la que el pensamiento se haya tan encorsetado, tan limitado a lo que las buenas prácticas externas dictan, copia y pega de la peor calidad,

y surge después de una conversación disparatada con Javier Goikoetxea, monstruo de la creatividad e impulsor de la economía del bien Común, yo le invito a cenar con unos amigos en Algorta, a 70 km, y el se va a la India con tal de no aceptar,

a Bombai, debe ser la bomba ir a a la India, y me responde con un proyecto que es la bomba, en el que participa en colaboración con Anesvad, y me acuerdo de un cuento, en realidad es una fábula, que puedo relacionar con este proyecto de cooperación,

y pienso en una línea que junta (en realidad barre las barreras mentales entre) un proyecto de cuentacuentos y un proyecto de responsabilidad social corporativa, o un proyecto en el cole y un proyecto en la empresa,

o un proyecto en la India, y muchos como éste, gracias, Javier, y las 7 emociones, un proyecto para extender la responsabilidad emocional en el mundo, y sigo barriendo barreras,

¿qué organización podría estar interesada en un proyecto así? ,

y pienso en Save the children, y pienso en el movimiento de la EBC, y pienso en la fundación alares, en la fundación diversidad, en el pacto mundial, en programas para extender la educación promovidos por la Caixa o Telefónica,

y siento que alguna de estas posibilidades se va a dar, una vez que hemos barrido las barreras mentales, con escoba y pala funciona, pero no te puedes imaginar cómo de bien va con un aspirador AAAA.

este post habla de varias cosas, el cuentacuentos incluido,

pero me gustaría enmarcarlo dentro de la línea de ecosistemas innovadores, una línea que prende sí o sí, como cuando enchufamos la corriente a la aspiradora, la creatividad en las personas y despejamos el camino de la innovación en la organización.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

si no existiese el CIE, habría que crearlo

cosas extrañas, por no hablar de efectos para-normales, están ocurriendo en mi vida últimamente, el día de ayer, y esta misma mañana, no se escapan a esta corriente que crece y crece,

es curioso ver cómo ayer mismo, tras concluir la reunión de Sol España, en la que nos juntamos 8 compañeras para darle un empujón a la organización, y programar una serie de actividades para que SOL cobre nueva vida este 2018,

me pongo con Silvia y Fernando a buscar un sitio nuevo a las plantas del dinero, son ya cuatro, y no caben sobre mi mesa de despacho, por lo que, buscando soluciones, le pido a Fernando que me ayude a darle un empujón a la mesa, con cuidado, sí,

no se vaya a escogorciar, cosa que efectivamente ocurre,

y se junta Pedro a cenar, por lo que mis amigos se empiezan a meter con mi des-orden, y con esa mesa de la que me tengo que librar sí o sí, el último símbolo de una etapa anterior,

y no sé por qué les hago caso, desmantelo la mesa, y convierto la mesa de salón en mi mesa de escritorio, con lo que ya no hay mesa de salón, el espacio que ocupaba la mesa ahora está vacío,

y 3 sillas de mimbre se miran entre sí, formando un espacio de centro vacío,

una imagen que llama poderosamente la atención en esta noche en la que desvelo, y me levanto a las 5, otra vez, para desalojar los trastos de la cajonera, que también voy a tirar, y reordenar papeles,

me sobra tanto tiempo antes de des-ayunar que acabo ojeando cuadernos de viaje, esos preciosos compañeros que me acompañan aquí y allá, según voy haciendo actividades, talleres, tonterías varias,

y me encuentro con un apunte que habla del CIE, el Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco, esa organización que está en proceso de dar carpetazo a su andadura o de re-inventarse, para coger fuerza nueva,

como las plantas que me ha ayudado Pedro a replantar este finde, y que provocan mi cambio de escritorio,

y leo este texto que da título a las líneas de hoy, si no existiese el CIE, habría que crearlo, y pienso en asistir a la reunión de hoy, aunque sea de forma remota, y acompañar a mis compañeras en este proceso emocional de la re-fundación.

   así lo vimos…

y copio otras frases en mi cuaderno de viaje, el CIE no existe, tenemos que crear el CIE, ¿qué queremos hacer? /// camino del CIE – lo /// si no existiese el CIE lo tendríamos que crear /// mi jefe es maravilloso

quién sabe si voy a poder intervenir en la reunión de esta tarde, no sé por qué estoy creando un puente entre la misión del CIE y el objetivo de “el futuro emerge”, que no es otro que fomentar la sostenibilidad de las relaciones humanas,

a ver si me las apaño para hablar con Pablo y Maribel.

en la sopa de letras de hoy, SOL significa Society for Organizational Learning, sociedad para el apreHendizaje organizacional, mientras que el CIE es el Consorcio de Inteligencia Emocional

y pienso que si no existiesen el CIE ni el SOL tendríamos que crearlos, CIE-LOS, LOS es SOL al revés, qué curioso, y observo la confluencia de estos dos movimientos tan bonitos, tan de centro vacío, tan experimentales, sin ánimo de lucro,

y siento que este mundo en el que vivimos, tan ligado a la materia, tan pesado, tan apegado al tener, tan gallinero alborotado, tan de pelea de egos, necesita este tipo de personas y de espacios, entornos para el desarrollo del Ser y de la comunidad,

y para seguir experimentando la inteligencia colaborativa, ¡¡¡ojalá cobren un nuevo impulso los dos!!!

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

tienes en los ojos girasoles (en un mundo lleno de mujeres y hombres buenos)

escuchamos esta canción de Rozalén, Girasoles, y disfrutamos del video, que está filmado, si no me equivoco, en un patio del mercado de la cebada, en Madrid, una zona especialmente progre, abierta a los jóvenes, al movimiento okupa,

muy cerquita del rastro, muy cerquita de la librería El olor de la lluvia, este proyecto que abren Alfonso y Raquel, hace escaso dos añitos, un espacio que me hace recordar paseos fresquitos y al sol del domingo,

y nos quedamos enganchados con la letra, y con el video, de esta canción, de esta artista que tanto nos gusta, Rozalén, cantautora y compositora vocacional, que se va abriendo un espacio en nuestra casa,

cuando Silvia me pregunta si me apetece ir a un concierto suyo, y me parece que va a ser que sí, en un mundo en el que ya no compramos canciones, las oímos gratis desde internet, en el que no compramos discos,

¿qué podemos hacer para apoyar a los artistas que nos gustan, si no es ir a sus conciertos?,

y me hago una lista corta de los artistas que visito en internet y me gustaría ver en vivo, Fito y los Fitipaldis, y Rozalén, ya van dos, seguro que a nada que me esfuerce encuentro otro más, porque en esta vida no hay dos sin tres.

   así lo vimos…

el día de ayer es uno de esos días que me gustaría guardar en una cajita, las líneas sobre el entusiasmo no nos casuales, hay un momento en el que nuestra energía vital, y nuestra ilusión, está alta, estamos enchufadas,

qué bien se vive cuando estamos conecta2 al entusiasmo, ¿verdad?

y pienso qué podría hacer yo para “anclar” esos momentos, y me acuerdo de “el álbum de los momentos maravillosos de mi vida”, ese proyecto en curso al que puedes echar un vistazo, sí,

tal vez ese álbum, que hace unos años construiríamos en papel, hoy puede tener un componente importante en formato digital, tú eliges, tal vez así te puede acompañar mejor, aunque a mí, personalmente, me sigue encantando el papel,

es que no lo puedo evitar.

en el blog de organizaciones con espíritu y corazón tenemos una categoría que está dedicada a autores, fuentes externas, le llamamos, y que sirve para incluir a personas y autores que nos gustan,

Claudio Naranjo, Leonardo Boff, Joaquín Tamames, Luis Espiga, Luis Emilio Oliver, Otto Scharmer, pendiente de incluir, y me doy cuenta de que no he incluido cantantes que nos transmiten sus emociones, y mucho más, por medio de la música,

y no me resisto a la tentación, e incluyo el nombre de Rozalén, no sé por qué me da que ésta no va a ser la última entrada en la que nos va a acompañar.

 

¿qué emoción despierta en ti esta canción de Rozalén?,

porque a mí me acerca a esos domingos rastreros, que no arrastrados, cuesta arriba, cuesta abajo, chachareando, viendo cosas, la magia de los artesanos, cuero, tela, metal, cañita viene, cañita va, no muy lejos del soldado Cascorro,

hoy no te vamos a visitar, de paseo por el rastro de Madrid.

y te dejo con esta letra que habla de alguna forma de la emoción de la alegría, el violeta, una emoción que tiene todo que ver con el hacer comunitario, con la energía de traer juntas lo nuevo, como en la última frase,

El progreso de la condición humana requiere 
Inapelablemente que exista gente que se sienta en el fondo feliz
En gastar su vida al servicio del progreso humano,

en un mundo lleno de “mujeres y hombres buenos”.

Girasoles, Rozalén

Era necesario respirar para mirar alrededor 
Paseo por La Habana y un café frente al Malecón-cón-cón-cón
Comienzan los recuerdos las espinas afloran en mi interior 
Todo lo que no se atiende tarde o temprano reaparece 

Pero nos miramos, vaya año pasamos 
A ver si remontamos 
Sin dedicarle más tiempo 
Y el mundo está lleno de mujeres y hombres buenos 

Así que le canto a los valientes 
Que llevan por bandera la verdad 
A quienes son capaces de sentirse en la piel de los demás 
Los que no participan de las injusticias 
No miran a otro lado 
Los que no se acomodan 
Los que riegan simpre su raiz
A ti, mi compañero que me tiendes la mano 
Que es tu corazón bondad 
Me estudias con curiosidad 
Me miras con respeto 
Y besas con cariño cada parte de mi cuerpo

Tienes en los ojos girasoles 
Y cuando me miras soy la estrella que más brilla 
Cuando ríes se ilumina todo el techo 
Ya duermo tranquila, siento tanta calma adentro 
Y tienes en los ojos girasoles 
Y cuando me miras soy la estrella que más brilla 
Cuando ríes se ilumina todo el techo 
Ya duermo tranquila, siento tanta calma adentro

Es necesario revivir para poder saborear 
Encajo las ideas, reflexión para mejorar 
Antes de un gran impulso doy un paso pequeñito para atrás
Todo lo que no atendí 
Vuelve siempre a resurgir
Pero sonreímos 
Vaya si vivimos 
Todo lo que aprendimos 
No le dedicaré más tiempo pues el mundo está lleno de mujeres y hombres buenos

Así que le canto a los coherentes 
A los humildes que buscan la paz 
A los seres sensibles que cuidan de otros seres y saben amar 
A todos los que luchan por nuestros derechos 
Miran a todo hombre igual 
A quienes no me juzguen 
Y a quienes estén dispuestos a compartir
A ti mi compañero que tienes alma pura 
Que es tu corazón bondad 
Respetas mi espacio vital 
Me escuchas bien atento 
Y besas con cariño cada parte de mi cuerpo

Tienes en los ojos girasoles 
Y cuando me miras soy la estrella que más brilla 
Cuando ríes se ilumina todo el techo 
Ya duermo tranquila, siento tanta calma adentro 
Y tienes en los ojos girasoles 
Y cuando me miras soy la estrella que más brilla 
Cuando ríes se ilumina todo el techo 
Ya duermo tranquila, siento tanta calma adentro

El progreso de la condición humana requiere 
Inapelablemente que exista gente que se sienta en el fondo feliz
En gastar su vida al servicio del progreso humano

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos contigo desde este enlace.

y Arancha nos felicita el 18, un año lleno de caminos

acabo de publicar el post de la obra viva, por medio del cual agradezco a Alfonso Llorente la “causualidad” de conocerle, y su maravillosa e invisible participación en la existencia de 7 emociones en mi vida,

tras el que escribo unas pocas palabras para distribuirlo a un grupo de amigos, en las que reconozco estar pasando unos días de aquella manera, y recibo esta tarjeta de felicitación de Arancha Merino, a la que conozco de aprendemos todos,

y que comparte con nosotras el Metamodelo de Análisis Transformacional de Preciada Azancot, y que sirve de inspiración, junto con la teoría U, la teoría del color de Goethe, y la teoría de emociones de la escuela Oliver, para 7 emociones,

es como si Arancha hubiese percibido en tiempo real este proceso de agradecimiento y hubiese levantado la mano, diciendo al viento “yo también quiero estar ahí, Mikel, acuérdate del MAT”,

sí, va a ser que sí,

y me alegro al leer esta felicitación tan bonita, cargada de luz y de esperanza, y que copio a continuación, así me parece de bonita.

Un nuevo año siempre abre caminos.

Solemos pensar más en lo que necesitamos que en lo que tenemos.

Damos más importancia a lo que nos falta, a la carencia, que a la abundancia de la que ya disponemos.
Es por eso, que este año te propongo una reflexión que te sitúe en un lugar diferente.
Cambia la perspectiva con la que miras tu vida y conecta con la gratitud.

Sé consciente de toda la abundancia que hay en tu vida.

Valora tu recorrido hasta llegar aquí. Cada piedra, cada bache, eran una señal para empujar tu evolución.

Agradece y sonríe, pues todo lo que necesitas ya lo tienes.

qué bonita felicitación, Arancha, gracias por esta sonrisa compartida.

   así lo vimos…

y sí, no puedo sino compartir este agradecimiento contigo, Arancha, y con Leo, por compartir conmigo esos dos modelos de inteligencia emocional que son tan parecidos pero tan distintos, que se entrelazan y que se separan,

terreno fértil que sirve como base para 7 emociones, con la ayuda de una inspiración que surge de la teoría U, de ese orgullo humilde que nos acerca a la puerta de la comprensión, porque Yo soy … y tú también,

y de la teoría del color de Goethe, esa puerta a una vida llena de color.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, al menos desde este enlace

Soraya no es la solución ni el referente de este pueblo descalzo

veo desde el móvil esta noticia relacionada con la campaña en las elecciones de Catalunya, y no me lo puedo creer, debe ser una broma, porque esto no es definitivamente campaña política,

es la más absoluta de las vergüenzas,

en este país en el que todo vale, porque aceptamos todo, y siento que es un buen momento para ver cómo funciona la plataforma avaaz, en la que voy a lanzar una campaña, con un texto sencillo,

en el que le pido a Soraya que ejerza su máxima responsabilidad política, y nos dé un ejemplo de lo que un político hace cuando se equivoca, que no es otra cosa que pedir perdón ante la opinión pública, y dimitir de todos sus cargos políticos,

una campaña con un texto sencillo,

Un político debería ser un ejemplo para su pueblo, y nunca al revés. Una persona que se dedica a la política debería unir, en vez de separar.

El discurso de Soraya Sáenz de Santamaría en plena campaña para las elecciones del nuevo gobierno de Catalunya es un ejemplo de todo lo contrario de lo que un político debe hacer. Ejercer su máxima responsabilidad política, mediante la dimisión de todos sus cargos, en su partido, y en el gobierno de España, es la mejor forma de pedir perdón. Otra persona, mejor preparada, y con mejor intención, le sustituirá. 

Por el bien de tu partido, Soraya, por el bien del gobierno de la nación, y de la relación con la autonomía de Catalunya, de todas las españolas y de todos los catalanes de paz, te solicito que dimitas de todos tus cargos políticos.

Si tienes alguna duda de las declaraciones de Soraya, puedes consultar este reportaje que se publica en la web del huffington post, titulado “Incredulidad por el discurso de Sáenz de Santamaría sobre Cataluña”, y publicado el 17 de Diciembre del 17,

un texto que tengo la intención de dejar flotar en internet, porque esto no se trata de empujar y tirar, sino de permitir que lo que tenga que ser suceda, con nuestro acompañamiento, siempre necesario, desde nuestra mejor intención.

   así lo vimos…

en el proceso de crear la campaña y compartirla con amigos, paso por diferentes emociones, desde la alegría, que tiene mucho del hacer conjunto desde la comprensión,

a cierta tristeza, según observo alguno de los comentarios y respuestas que recibo por el wasap, desde mi grupo de amigos de juventud,

Josu me indica que las desmesuras de los políticos se pagan en las urnas, y que estamos en campaña, parece ser que estar en campaña es como estar en la ciudad sin ley, en esa ciudad en la que todo vale,

y Juan me indica que Soraya sólo representa a las personas que le votan, definitivamente yo tengo una idea un tanto diferente de lo que debería representar un presidente o un vicepridente de Gobierno, incluso un ministro,

dentro y fuera de una campaña electoral

y en un grupo de personas que asisten a un taller de 7 emociones en el CIE, varias de las cuales acaban abandonando el grupo, creo que alguna emoción ha tocado el texto, y han preferido “matar al mensajero”,

ay, qué fácil es tapar en vez de gestionar, escuchar en vez de hablar, no tomarnos las cosas personalmente, ponernos siquiera por un momento en los zapatos del otro, esa característica que está relacionada con la empatía,

sí, me resulta curioso observar qué mal aguantamos el tirón de las personas que piensan diferente de nosotras, qué poco preparadas estamos para hablar de temas candentes, y qué fácil nos vamos a los extremos, tan lejos del justo medio.

y me acuerdo del chiste del vendedor de zapatos en África, el enfoque pesimista, “no hay negocio posible, nadie lleva zapatos”, y el enfoque optimista, “el negocio potencial es brutal, nadie lleva zapatos”,

y no puedo sino observar una sociedad sin zapatos, en la que no hemos integrado ni siquiera un poquito esa democracia participativa, no la representativa en la que vamos una vez a votar cada cuatro años, sino la otra,

una sociedad formada por personas activas y responsables que se implican en pequeños procesos del día a día,

una sociedad sin zapatos, durante y fuera de campaña electoral, en la que hablamos el doble de lo que escuchamos, es curioso que tengamos dos orejas y una sola boca, será para potenciar el efecto estereofónico, sin más,

y en la que escuchamos tan poco desde el corazón, ese órgano que mora en nuestro interior, tip tap, tip tap, no sé si lo notas, a mí a veces también me cuesta, y no para, afortunadamente, de latir.

en el proceso posterior intento asentar lo vivido, y recontacto con el proceso, el título que le he puesto a la foto, Soraya no es la solución, un título que representa lo que siento, sí, la solución no pasa por exabruptos de la vicepresidenta del Gobierno,

dentro ni fuera de la campaña electoral, ése no es el papel de una persona que representa un Gobierno que ha aplicado una medida sin precedentes en la historia de la democracia española,

y observo un fenómeno curioso, en el que la imagen del mitin se enmarca en el monigote con trazo azul clarito, un azul claro que representa tradicionalmente al partido popular, y algo choca,

el color del estrado, y del logo al fondo, no debe ser una casualidad, ya no es azul clarito, sino morado, un color que utiliza otra fuerza o partido de nuestro panorama político, porque poco a poco los vamos aprendiendo los colores,

y re-conociéndolos, los rojos y los azules, los naranjas y los morados, y me pregunto el por qué (o el para qué) de este desparrame que hace vomitar a esta chica estas palabras, tras la comida del tercer domingo de adviento,

tal vez ha tenido naranja de postre, o se ha ofuscado con el estrado morado, sí, está morada a naranjas, o a uvas, va a llegar un momento en el que no representamos nada, y eso es lo que nos vamos a merecer, nada, absolutamente nada,

el mejor espacio posible para que aparezca un buen vendedor de zapatos, que ojalá sea mujer, porque el pueblo, como la vieja clase política que ya no le representa, y mejor no hablamos de ser referente o ejemplo, está descalzo.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que explica el nivel energético de las emociones con la ayuda del color,

un modelo que tiene toda la cancha del mundo, como nuestro rico mundo emocional, porque el pueblo está descalzo, y, diría más, huérfano de referentes, mira que sí que hay cancha para la evolución.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

 

 

 

 

el miedo – la ira – el odio – el sufrimiento

buceando en internet me encuentro con el blog de filmoterapia, y la web de HODGSON & BURQUE psicólogos, de esta página a aquella, y de aquella a la wikipedia, intentando entender qué tipo de psicología y terapia practican,

la terapia cognitiva o la cognitivo-conductual, pero sobre todo disfruto de alguna de sus entradas, de alguno de sus citas, de alguno de sus posts, entre otras ésta de la guerra de las galaxias,

en la que Yoda ve algo en el alma de Anakin, ese proyecto de Jedi que puede ser la llave de un nuevo futuro, sí, Yoda ve miedo, y le regala esta frase que habla bien claro de esta emoción básica,

“El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti”.

Y siento que puede haber algunas derivaciones intermedias en primera persona del singular, pero coincido que el principio y el fin, el miedo y el sufrimiento, suelen estar en ese mismo sitio.

   así lo vimos…

y se me ocurre contactar un día con Hodgson & Burque, o tal vez con Jaime, para que me cuente cómo junta psicología y películas, dos de sus pasiones, si no me equivoco, para preguntarle si le puedo poner como ejemplo en alguno de nuestros talleres,

y si le apetece, no hay dos sin 3, colaborar con nosotros en una de las 3 dinámicas asociadas a 7 emociones, que nos permite contactar con las emociones desde esas películas que tanto nos han gustado, y nos han impactado, en nuestras vidas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional (yo soy responsable de mis emociones), a partir de una mínima conciencia del para qué positivo y negativo de las emociones básicas,

una propuesta inspirada por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de goethe, dos teorías en las que los dos autores componen sobre el baile de la luz y la oscuridad, la conciencia (presencing) y la falta de conciencia (absencing),

con el Ser humano como tercer elemento imprescindible, en este baile a 3 que es la vida.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

hijas y mujeres de Expósito

en el ejercicio de mirar mirando, los detalles, a veces minúsculos, nos dan pistas, como sucede con esta partida de nacimiento, en la que una criatura, niño o niña, tanto da, es el siguiente eslabón de un padre o una madre, tanto da,

un padre que tiene una profesión y un domicilio, y una mujer que, te puedes asombrar o no, a principios del siglo XX, suena lejos o cerca, depende cómo lo mires, estamos hablando de la fecha de nacimiento de nuestros abuelos,

una mujer que, según reza el machote, está dedicada a las ocupaciones propias de su sexo y domiciliada en el de su marido, un machote que no da a la mujer oportunidad alguna de ejercer una profesión, más allá de sus labores,

y que supedita su domicilio al de su pareja, independientemente de que, tal vez, el domicilio familiar se haya comprado con el dinero de la mujer, o con el de la familia de la mujer, qué ocurrencia la mía, pensar que una mujer pueda tener dinero,

porque no es tan lejano el tiempo en el que una mujer no puede abrir una cuenta bancaria a su nombre (sin el consentimiento de su marido), comprar o vender una propiedad (sin el consentimiento de su marido),

ejercer el voto, qué ocurrencia más absurda, para qué querrá una mujer ejercer el derecho al voto, si además pensar no es una actividad propia de su sexo, tan lejos de sus labores,

cocinar, lavar y planchar, barrer y fregar, puertas afuera del dormitorio conyugal, y lo que proceda puertas adentro, tal vez en este punto no sea necesario especificar, y abrimos una puerta a nuestra imaginación,

no me extraña que 3 generaciones más tarde haya muchas mujeres indignadas, aquí y allá, con ejemplos varios en los que sienten que tienen un trato discriminatorio, y parten en posición de desventaja,

por no hablar de un mundo que no se respeta, que no se reconoce, y que ha evolucionado desde la lógica del más fuerte y del ejercicio aplastante del poder, un mundo que no tiene mucha consideración con el hombre,

y mucha menos con la mujer.

así lo vimos…

para entender un proceso de violencia de género tenemos que contactar, en algunos casos, con la profunda carga transgeneracional que muchas mujeres llevan inscritas en sus células,

ya que, sin esa comprensión, me va a ser muy difícil contactar con el profundo dolor de mi hermana, yo no siento que yo me haya aprovechado en casa de nuestros padres por el hecho de ser hombre, antes al contrario,

o de mi hija, yo no siento que haya hecho nada en favor de mi hijo y en contra suya por motivos de género, ni de la hija de Silvia, que nos pone en la ruta de este video, en la que un grupo de alumnas toman la voz,

en medio de un acto en el que no se sienten representadas, un ejercicio absolutamente necesario, en el que la víctima se hace consciente, toma fuerzas, y desarrolla una estrategia, que lleva a la práctica,

y le permite contactar con su Yo soy,

un Yo soy que puede, que merece, que se posiciona, que toma su lugar en el mundo, se presenta donde siente que su voz puede ser más clara que la de un representante o un intermediario,

un representante que en muchos casos no nos representa en absoluto.

si alguien quiere entender un poco mejor el movimiento evolutivo del alma del hombre (tan cercana al ego y a esa mirada de tubo que se sumerge en los problemas y se aísla del mundo hasta su resolución),

y al movimiento evolutivo del alma de la mujer (tan cercana al cuidado del otro, de las relaciones, de la prole, y a esa mirada de entorno, que todo lo capta, que todo lo integra y lo tiene en consideración, y en el proceso necesita comunicarse, y expresar),

recomiendo un libro que trata la evolución del Ser humano, y de las organizaciones que construimos como especie, las 7 fases del desarrollo en personas y organizaciones, de Margarette Van den Brink, una mirada antropológica muy interesante,

que nos acerca al principio masculino y femenino, animus y anima, de las cosas.

en los talleres de 7 emociones integramos atención e intención con los fundamentos del buen trato, tras pasar por los del mal trato, dinámicas en las que fomentamos que lo pequeño se haga visible, como en esta partida de nacimiento,

procesos en los que nos interesa volver a entender desde dentro, desde nuestro sentir, más allá de nuestro pensar, las figuras del perseguidor y la victima, la persona maltratadora y la maltratada, sí, para volver a sentir…

qué sutil es en muchos casos la discriminación y el mal trato, qué obvio en muchos otros, aunque nos hayamos acostumbrado a no verlo, forma parte de nuestra vida, todo parece indicar que hemos aceptado cocodrilo como animal de compañía,

para que un día no sea necesario lidiar con lo grande, llámale bullying o mobbing, llámale acoso, violación, asesinato.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar desde este enlace.

a fuego lento

salgo al supermercado a comprar una barra de pan, unos huevos y unos ajos, en un viaje que también va a tener sitio para una bandeja de pollo, pimientos y cebollas, vino y cerveza, a ver si una o dos botellas llegan a las fiestas de navidad,

para una cena en la que se van a juntar Iñaki y Pedro, una pena que no se pudo celebrar ayer, también habríamos coincidido con Gaizka, de paso express por Madrid, qué le vamos a hacer,

una cena a la que tampoco se va a poder juntar Laura, en unas conferencias en Roma, a ver qué nos cuentas la próxima cena de ese paseo por esa ciudad preciosa, y de tantas cosas que a buen seguro han pasado desde que no te vemos,

y me encuentro cortando 4 cebollas y 3 pimientos, para pocharlas después en la sartén, y con otra olla en la que se van haciendo los ajos, los panes, el pan y el agua, y observo este milagro de la alquimia que ocurre en la cocina,

en una TRANSformación que muchas veces ocurre a fuego lento,

cuanto más lento es el puchero sabe mejor,

y siento que lo mismo ocurre con el desarrollo personal, y con las relaciones, que requieren ese mismo proceso, ese mismo cariño, ese mismo tiempo, un tiempo que es necesario para mostrarnos, para reconocernos,

y para que lo que ahí está sucediendo ocurra, ya no es huevo, ya no es ajo, ya no es agua, ya no es pan, y estamos disfrutando de una sopa de ajo, o de una sopa castellana, tanto da,

en esta tarde noche en la que pudo no haber reunión, pero salimos de la pereza y le dimos un tiento a este proceso, a fuego lento, de conversar, conocernos, mostrarnos y mezclarnos,

ya no soy sólo ajo, sólo agua, solo huevo, sólo pan.

   así lo vimos…

observando la foto de ayer, 2 pucheros al fuego, que dibujan el infinito, pienso que no hay 2 sin 3,

de hecho hoy me desplazo a Bilbao para reunirme con el grupo de paisanas con las que preparamos el jueves otra sopa, esta vez de piedras, en el proceso de “el futuro emerge”, tienes razón, Gaizka, qué grupo de personas más bonito,

tras ese paseo al fresco y a tren por la noche de Madrid, tras esa cena de lunes que no pudo ser, y que acaba siendo de martes, qué bonito poder compartir, las alegrías y las penas, para qué son si no los amigos, ¿verdad?,

y evoco la fábula de la sopa de piedras, esa sopa en la que cada cual aporta lo que puede, desde sus capacidades y su voluntad, en un proceso totalmente voluntario, en el que se da, solve et coagula, la magia de la TRANSformanción.

hoy, sin quererlo, estoy hablando de los momentos maravillosos de nuestras vidas, ese álbum de momentos que todos tenemos, que todas nosotras podemos poner en valor, te animo a que lo hagas,

un álbum en el que, supongo que no te va a extrañar, pocas veces estás sola, y en muchos casos te encuentras acompañada de tus cariños, las personas a las que quieres, que dan luz a tu vida,

Gaizka, Iñaki, Pablo, Pedro, Fernando, Eva, Laura, Tomás, Maite, Iban, qué bonito cuando la lista se alarga, Silvia, esas personas que te nutren y a las que tú también aportas una pizca de sal o pimienta, de ajo o de azafrán.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, un modelo en que integramos, o relacionamos, fundamentos del buen trato,

de la atención y de la presencia, en procesos que se desarrollan conectados con nuestros valores, personales y del grupo, puede ser de otra forma pero es mucho mejor así, a fuego lento, desde nuestro ser voluntario, desde nuestra mejor intención.

puedes descargar 7 emociones desde este enlace.

amar la trama más que el desenlace

 

por algún extraño motivo esta canción de Jorge Drexler se cuela en esta mañana de jueves, en la que el desayuno nos lleva a revisitar un proyecto empresarial con un resultado funesto,

por delante de la convocatoria que nos llega de fuckupnights, en su tercer aniversario de eventos de fracaso, historias de emprendedores que se anidan de alguna forma en el este resultado  tan poco deseado,

personas que vuelven a re-hacerse desde los restos de la anterior aventura, y que vuelven a dar lo mejor de sí mismas, en este ejercicio tan interesante de pensar – sentir – hacer de forma congruente que es la vida.

   así lo vimos…

y no puedo sino copiar el texto de esta canción, todo parece que la convocatoria de fuckupnigths queda para otra ocasión, 3 años de personas resucitando, 3 personas por sesión, la próxima convocatoria en este enlace,

Súbitamente así sincronizados
Dos paseantes distraídos 
Han conseguido que el reloj de arena 
De la pena pare, que se despedace 
Y así seguir el rumbo que el viento trace

 

y me pregunto cómo sería esta vida cuando nos hacemos uno con la trama, y nos liberamos de la necesidad desesperante y desesperada de que el desenlace sea como yo quiero que sea, tan cerca del objetivo mental y de lo que las expectativas dictan,

y así seguir el rumbo que el viento trace,

mientras camino por Madrid en tu compañía.

La trama y el desenlace

Camino por Madrid en tu compañía
Mi mano en tu cintura copiando a tu mano en la cintura mia
A paso lento, como bostezando
Como quien besa al barrio el hilo pisando
Como quien sabe que cuenta con la tarde entera 
Sin nada más que hacer que acariciar aceras
Y sin planearlo tu acaso como que sin querer lo bailo azul 
Te vi cambiar tu paso hasta ponerlo en fase
En la misma fase que mi propio paso
Ir y venir, seguir y guiar, dar y tener, entrar y salir de fase
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Fue un salto ínfimo, disimulado
Un mínimo cambio de ritmo apenas
Paso cambiado y dos cuerdas que resuenan 
Como un mismo número en distintos lados
O el paso exacto de los soldados
Como dos focos intermitentes
Súbitamente así sincronizados
Dos paseantes distraídos 
Han conseguido que el reloj de arena 
De la pena pare, que se despedace 
Y así seguir el rumbo que el viento trace
Ir y venir, seguir y guiar, dar y tener, entrar y salir de fase
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Por ahí como en un film de Eric Rommer
Sin esperar que algo pase
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Te vi cambiar tu paso, hasta ponerlo en fase
En la misma fase que mi propio paso
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Camino por Madrid en tu compañía
Autores de la canción: Jorge Abner Drexler / Jorge Abner Drexler Prada
Letra de La trama y el desenlace © Warner/Chappell Music, Inc
el púrpura es un color que surge de la mezcla del violeta y el rojo, la alegría del hacer conjunto y el miedo, un color que no exploramos en 7 emociones, pero que un día nos puede dar cancha para una nueva aventura.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, 2 alemanes, qué curioso, o 2 almas sensibles,
depende cómo lo quieras mirar,
como Jorge Drexler, como tú y yo, quién sabe qué nos une, camino por Madrid en tu compañía, ya somos 10, y así seguir el rumbo que el viento trace, que puedes descargar desde este enlace.