escuchar es amar (la app), un proyecto en proceso

iniciamos el año con una anécdota que mueve hacia arriba nuestra energía cuando la anécdota se convierte en pregunta, y la pregunta se convierte en proyecto, que entendemos se puede desarrollar de forma colaborativa,

estoy hablando de esa pregunta tan tonta que nos puedes ayudar a responder,

para ti, ¿qué es amar?,

que da paso al proceso de financiación social en goteo de “escuchar es amar (la app)”, un proceso en el que tú también puedes participar, ayudándonos a conformar el universo gratuito de 7 emociones,

un universo creative commons, que incluye un libro, un SPOOC (simple paced on-line open course), una app, y que posiblemente, como cierre, también incluya un audiolibro y un juego, elementos que sirven para transmitir a la sociedad un elemento básico,

fundamenal, como el perejil de Arguiñano,

los mecanismos básicos del funcionamiento de nuestro mundo emocional, empezando por el miedo, la tristeza y la rabia, los 3 pilares del nuestro mundo material, sobre el que podemos construir nuestro desarrollo, no es al revés,

porque es bien difícil lidiar con el orgullo sin miedo bueno, sin tristeza buena, sin rabia buena, y es bien difícil llegar sin el concurso de un orgullo humilde a una comprensión que nos ayude a colaborar y compartir en vez de a competir,

y es desde ahí desde donde agradecemos a todas las personas y organizaciones que nos ayudan a sacar adelante este proyecto, y en este enfoque que llevamos también a otros proyectos que lideramos, como el futuro emerge,

proyectos en los que indagamos qué pasa cuando buscamos muchos pocos en vez de pocos muchos, qué pasa cuando le pides a organizaciones grandes, como calidad Pascual, Leroy Merlín o SEAT, que apoyen una iniciativa con menos de 1000 €uros,

para entender las dos caras de la moneda, o las múltiples facetas de la vida en colaboración, con historias que nos van a ayudar a destilar aprendizajes, que cualquier día de estos vamos a compartir,

en forma de principios del liderazgo colaborativo, que algo tienen que ver con los fundamentos de la abundancia, sí, porque sólo podemos desarrollar abundancia en el mundo que viene cuando al yo gano (w) y ganas tú (w – w) le juntamos la tercera w,

también tiene que ganar toda la sociedad.

   así lo vimos…

por medio de escuchar es amar (la app) desplegamos el campo de la observación, que se convierte en el campo de la atención, y en conversaciones empáticas y generativas, un objetivo a lograr ya en el cole,

en paralelo con el desarrollo del buen trato en nuestras vidas (desde la comprensión de los fundamentos del mal trato, de otra forma es im-posible) y en paralelo con la observación de nuestra respuesta y responsabilidad emocional,

y en paralelo con el desarrollo de la financiación social de la app, observamos líneas de desarrollo del proyecto, que tal vez toma forma en 7 coles de Bizkaia, con un apoyo de la fundación bbk, de la mano de un grupo de compañeras del CIE.

por medio de el futuro emerge compartimos las preguntas que mueven a las personas y que se hacen grandes en la sociedad, y facilitamos que personas y movimientos des-conectados entre sí se comuniquen, para ser + conscientes de qué grandes somos,

mucho más cuando nos conectamos y nos relacionamos.

en el proceso de dar pasitos adelante nos hemos encontrado este año con las 3 escuchas y con el 3ple camino, así como con las leyes de la abundancia, que compartimos en las jornadas de la semana próxima, en BIO y MAD,

el 05 y 06 de Junio en Bilbao, y el 08 y 09 de junio en Madrid, historias de la TRANS, que bien pueden servir para abrir las preguntas de el futuro emerge a más personas, fuera de los grupos de iniciativa iniciales.

entre pasito y pasito seguimos caminando, como Juanito el andarín, con la ayuda de nuestras amigas, si quieres tú también puedes ser parte del proceso de financiación social de “escuchar es amar (la app)”,

y de vez en cuando también hacemos una parada para agradecer a nuestras amigas su apoyo, éste es el caso, que toda etapa larga requiere una pausa, un poco de comida y bebida, para continuar caminando.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

tú también puedes ser turkanera

el 15 de Mayo de todos los años es San Isidro Labrador, festividad en Madrid, ocasión que aprovechamos hoy para acercarnos a ver majas y majos en las vistillas, y a pasear por el centro, ahora que la primavera despierta,

un paseo que nos lleva a la parroquia de Santiago y San Juan Bautista, quién sabe por qué extraña razón ha prendido en mí hacer unas pocas etapas del camino de Santiago, concretamente el tramo vasco, por la costa,

un camino que empieza en Irún y que pasa por Pasajes, porque mi intención es volver a dormir en el albergue de Pasajes San Juan, 7 años más tarde de aquella tarde en la que un joven, innortado, pide asilo a los hospitaleros del albergue, y se lo dan,

es muy interesante cuando nos atrevemos a pedir algo que no nos corresponde, pero necesitamos, y alguien se salta una norma, o mejor dicho, interpreta correctamente una norma, porque interpreta la sustancia, no la letra,

y seguimos paseando por Madrid, parece que todos los bares en los que preguntamos se han confabulado para abrir la cocina a las 8:30, y nos abren un tiempo para tomar el aire y ver el ambiente en las calles,

hasta que volvemos a parar en Turkana, ya en el camino de vuelta, este bar que hace unas croquetas caseras sencillamente exquisitas, como las que hacen nuestras madres, la de Silvia o la mía, croquetas de jamón o de boletus,

y nos enganchamos con la obra social del bar, sí, un bar también puede tener un proyecto social asociado, cirugía en turkana, en este caso, y con una colección de imágenes de chavales, y no tan chavales, negritos,

que nos animan comprar una camiseta, porque a veces la compra de una cosa ayuda un poco a que alguien tenga un poco más de algo que necesita, un poco de agua, de pan, de educación, o ayuda sanitaria, qué bueno que hoy pasábamos por aquí.

   así lo vimos…

la camiseta no puede ser más bonita, por su anverso, con una ilustración de un indígena, un árbol y el sol naciente, o en su ocaso, quién sabe, y por su reverso, donde se puede leer qué es ser turkanera, a saber,

y siento que a mí me gustaría ser turkanera de mayor, una persona que irradia optimismo y generosidad entre las personas que me rodean, desde ese espacio mágico en el corazón que nos conecta,

con el lenguaje de la igualdad, la tolerancia y el deseo de un mundo más justo.

la primera semana de junio desarrollamos 3 actividades en ZGZ, BIO y MAD relacionadas con el futuro emerge, un primer prototipo de este “heart tank”, un ejercicio de conectar personas desde el corazón,

personas y proyectos vitales que se buscan y se encuentran, conversando, en un espacio donde la diversidad es bienvenida, donde el respeto es la norma, no la excepción, donde exploramos la libertad, la igualdad y la fraternidad.

si quieres leer un poco más de el futuro emerge, puedes conectar aquí.

y si quieres acompañarnos en esta primera semana de junio, en un par de actividades en BIO y MAD, en las que vamos a explorar los fundamentos de la abundancia y del liderazgo colaborativo, con la ayuda del SPT (Social Presencing Theater),

el teatro de la presencia social, esa herramienta fundamental de la teoría U, por medio de la cual nuestro cuerpo nos ayuda a entender mejor nuestro camino personal y nuestra voluntad mayor, el tercer nivel de las constelaciones,

porque más allá de las constelaciones familiares y las constelaciones organizacionales nos encontramos con las constelaciones sociales, con un nivel más de agregación, de compromiso y de impacto en este mundo,

tan bonito, bueno y verdadero que creamos entre todas, turkaneras, del mundo entero.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

O De eSes 2030, de 30 en 30, de 3 en 3 (por el artículo 33)

llego 40 minutos tarde a la presentación de esta reunión que tiene mucho de conversación, las ponencias se han convertido en mesas redondas, en las que un grupo de 5 a 7 personas hablan con base en unas preguntas,

qué bueno, Isabel, le estamos pillando el hilo a lo nuevo, las nuevas comunidades se van a unir a conversar, ese acto que tenemos tan perdido, entre personas diferentes e iguales,

en mi mesa hay personas representantes de corporativos grandes, de la administración, el ICEX, represenantantes de micro empresas, yo misma, y todas tenemos derecho a opinar sobre las preguntas,

en una mesa que habla sobre las claves necesarias para la colaboración, de eso las organizaciones pequeñas sabemos un rato, porque no conseguimos gran cosa desde la prepotencia y el avasalle, ni desde el artículo 33,

y me pregunto por qué los objetivos del desarrollo sostenible no se han fijado para el año 33, sí, para el 2033, 20 del siglo que toca, y 33 del famoso artículo, porque lo digo yo, tal vez hemos descontado 3,

los que corresponden a las prácticas necesarias para el desarrollo colaborativo, en el que yo gano, 1, tú ganas, 2, y toda la comunidad, 3, incluyendo el medio ambiente, gana, en un ejercicio de desarrollo de la conciencia,

también en los negocios,

y pienso en todas las veces que aparece en mi vida el 3, también en este hotel tan bonito que hoy acoge la reunión, también en el baño, 3 escusados y 3 lavamanos, también en el lobby, 3 conjuntos de mesa y sillas, 1 mesa y dos sillas, 3 otra vez,

sí, debe ser eso, realmente los objetivos son del 2033, porque lo digo yo, a los que les hemos restado los fundamentos de la colaboración, 1, yo gano, 2, tú ganas, hasta aquí llegan bien la corrupción y el mangoneo, incluyendo a mis amigos listos,

hasta que llega el 3, y aquí todas ganamos, aquí ya no cabe lo que sí caben en el uno y en el dos, es la magia de la conciencia, y de la Santísima Trinidad, que siempre aparece dando la lata, con el 3 por aquí y por allá.

   así lo vimos…

me lo he pasado muy bien en la conversación, me lo he pasado muy bien en el pica-pica, jamás un evento por la sostenibilidad tuvo un pica-pica tan rico, y pocas veces me lo he pasado bien en el evento relacional posterior, para completar el 3,

mientras mis compañeras de evento siguen con la segunda conversación, porque si me quedo a charlar no llego a la comida con Iñaki, es buena hora para seguir viaje, para llegar al dos, parada y fonda necesaria para llegar al 3.

en el hotel hago pipí y me lavo las manos, al entrar y al salir, esto es, a ratos como Pilatos, sólo en uno de los 3 escusados y lavamanos disponibles, los otros dos me sobran, es la magia de el 3ple camino, el famoso 3 en 1.

 

en el metro, camino de la comida con Iñaki, observo la publicidad del metro, supuestamente bonita, new age, cool a más no poder, pero llena del artículo 33, los imperativos se nos cuelan por las costuras,

es lo que nos pasa en la vida, que nos gustaría colaborar, pero tenemos muy en vena esa educación del padre crítico, que nos dice qué debemos hacer y cómo lo debemos hacer, esto sí, eso no, porque lo digo yo, por el artículo 33,

pero estos mandatos paternales, tan bonitos, tan modernos, tal cool, son tan interesantes que los voy a dejar para otra ocasión, en este post que, como pasa con la vida, a buen seguro continuará.

O De eSes son 3 palabras que contienen 3 es, como el acrónimo de el futuro emerge, 3 palabras que representamos por 3 es, la gente nos pregunta por qué 3 es en vez de efe, e efe e, de el futuro emerge, a lo que la respuesta es clara,

nos hemos fijado en las 3 es implícitas en emerge, que también están en la palabra inglesa, “emerges”, e – e – e, 3 es que se forman con los 3 colores necesarios para el desarrollo sano de las personas y de las comunidaes,

el azul claro del orgullo humilde, la puerta del Yo soy, el azul índigo de al comprensión, la puerta del Yo soy tú, el violeta de la alegría, la puerta del “y nosotras hacemos juntas”, abriéndonos a la colaboración genuina,

3 puertas para el desarrollo de nuevas relaciones, algunas con más otras, con menos negocio asociado, porque algún día nos daremos cuenta, cuando nos falten el agua, el pan y los peces, que el dinero no nos lo podemos comer ni beber.

tienes más información de el futuro emerge, el primer “heart tank” del mundo, un proceso de conversaciones sobre los temas que nos importan del que tú y tu organización también podéis ser parte, en este enlace.

tienes más información de el 3ple camino aquí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative comons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos, qué bonita palabra, compartimos, desde este enlace.

 

 

la valla que guarda las vides

en este ejercicio de turismo rural que Bernardo me propone para estos dos días de vacaciones en el pirineo tenemos una experiencia nueva en el camino, Raúl, cuánto tiempo, tienes razón, no son años, son décadas,

compañero y amigo de Bernardo, cariño mío, reclama nuestra ayuda para cercar un terreno de 2 hectáreas y media, casi 3, en el que va a plantar vides, de hecho ya están plantadas, y quiere protegerlas de corzos y jabalíes,

y el primer paso, antes de tender la malla, es clavar una relación de 210 postes de hierro coarrugado, con la ayuda de un compresor, un taladro, una maceta y un mazo, trabajo físico no exento de una aproximación intelectual sana,

porque no es lo mismo arrastrar el compresor por el campo, parece lo más sencillo, pero las ruedas no están preparadas para los matorrales y las piedras, así es el primer tramo, en el que casi nos deslomamos,

que tirar cable desde el compresor, que vamos moviendo con la ayuda de la Suzuki, con 5 puntos y un cable largo vamos a hacer todo el perímetro, de la misma forma que no es lo mismo atacar los palos con o sin taburete,

con la maceta o con el mazo,

y va avanzando la mañana, y probamos el descanso de media mañana, y la pausa de la comida, y entramos en la tarde, en esta jornada que se convierte en comunión con el campo y la naturaleza,

qué bonita huerta has preparado, Raúl, cuando me acerque al campo voy a preguntarte un buen porrón de cosas, seguro que tienes muchas más cosas que explicarme que las que me has mostrado hoy,

en comunión con dos personas tan bonitas, con las que vuelvo a experimentar uno de los fundamentos del liderazgo colaborativo, aquí hay 3 personas a las que les gusta mandar más que a un tonto una tiza,

y vamos mandando y haciendo juntos, ahora Bernardo, ahora Raúl, ahora Mikel, y vamos ayudándonos, al final alguien sujeta la estaca, alguien mueve el taburete, lo nivela y lo sujeta, y alguien atiza con el mazo,

en turnos naturales que respetan las energías de cada quien, y siento que lo que hoy hemos hecho 3 personas en un día no habría sido posible para una persona sola en una semana de trabajo,

ésa es la magia del trabajo en colaboración, qué bueno volverlo a sentir, con la ayuda de mis amigos, que convierten estas vacaciones, y este tiempo de descanso en una experiencia religiosa, casi mística.

   así lo vimos…

de la dualidad que vivimos ayer Bernardo y yo, discusiones incluidas, pasamos ayer a la trinidad, y observo el papel de cada quién, Raúl tan cerca del cuidado, la madre, Bernardo siempre tan sensato, el adulto,

y yo siempre tan tontorrón, tan juguetón, tan dispuesto jugar otro rato más con el balón, que hoy se ha convertido en mazo, el niño natural al aire, sí, hoy también es un ejemplo de ese trío que nos ayuda a sanar nuestra vida,

la madre protectora, el ser adulto y el niño presentes, lo que venimos a llamar el 3ple camino.

por la noche salgo a pasear con Teresa y Bernardo, y nos vamos a tomar un algo juntos, qué gusto cambiar las costumbres, Teresa, y me llevan a la taberna de Edgar Allan Poe,

donde, no puedo evitarlo, introduzco en la conversación los fundamentos de la abundancia en nuestra vida, ese regalo que crece según lo compartimos aquí y allá, ya está decidido, mañana nos juntamos con Vicky,

hermana menor y representante de Bernardo, ahí el trío cambiará, Vicky, Bernardo y Mikel, y observando, veo unos ojos que nos miran, y en el medio 3 bicis, que pueden representar la personalidad de los transeúntes,

la de Bernardo, la de Teresa, la de Mikel, y me encanta este ejercicio en el que se está convirtiendo la vida, el ejercicio de pensar y hacer sintiendo, la emoción de nuevo presente, y de mirar mirando.

en el código de 7 emociones el violeta es el color de la alegría, una energía que nos lleva al hacer conjunto, desde la comprensión de la cosa, desde el yo soy, sano, aquí está un poco menos presente el ego,

un hacer conjunto que se anuncia en el color de la chaqueta que me acabo de comprar en Jaca, y que llevo a la excursión, y que también vive en las flores del huerto de Raúl, no es extraño en este sitio en el que también disfrutamos de otros colores,

porque sólo se llega al violeta cuando hemos hecho todo el viaje, que empieza por el rojo, rojo – naranja – amarillo, porque en su día simplemente empezamos a gestionar bien la energía del miedo, el que guarda las viñas, sí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

los 2 cubos

aprovecho este paseo que me trae por el noreste, Caparroso – Zaragoza – Astún, para quedarme unos días en casa de Bernardo, ese amigo viejo que además es mi primer mentor, la primera persona que acompaña mi desarrollo en el mundo laboral,

sí, porque Bernardo es la primera persona de la que aprendo en el mundo laboral, en la planta de Nissan Motor Ibérica de Barcelona, hace ya más tiempo del que teníamos cuando nos conocemos, estoy hablando del año 91 más o menos,

27 años nos contemplan, 3 al cubo,

y es curioso, Bernardo aprovecha esta mañana para invitarme a plantar unas encinas, con la ayuda de 3 herramientas pesadas, un pico, una pala y una azada, y 3 cubos de plástico, te preguntarás por qué el post se titula los 2 cubos,

lo mismo me pasa a mí, pero creo que va a ser sencillo de comprender, un cubo está fenomenal, es uno de estas cubetas de obra, un cubo de albañil, resistente, que es bien difícil de reventar,

pero los otros dos son más sensibles, uno, azul clarito, tiene un boquete en la base, y el tercer cubo, de un verde esmeralda, teal, se desgarra por la parte superior, junto a uno de los agujeros que sujetan el asa,

cuando me apoyo en él para no verme absorbido por el barro, en mi intento de sacar mis pies de dentro, tiene que ser horrible morirse en arenas movedizas, cada movimiento que haces te lleva más dentro,

y en eso que me veo haciendo viajes para regar las plantas recién trasplantadas, y tengo que hacer dos viajes donde antes sólo hacía uno, una situación terrible para mí, persona ansiosa a la que le gusta aprovechar los viajes,

hasta que descubro, casi al final, que de los dos cubos rotos, inservibles, se puede hacer un apaño raro, ya que el cubo del boquete tiene un asa sana, y permite meter dentro el otro cubo, el desgarrado,

con lo que volvemos a tener una imagen del trabajo en equipo perfecto, en el que la suma de 1+1 supera el valor de las partes, y pasa a ser 5, o 7, o lo que quieras, no sé si se ve,

vamos a ponerlo al revés, 0,1 + 0,2 = 1, y me acuerdo de esa primera experiencia laboral, hace ya 27 años, 3 al cubo, en los que un grupo de personas imperfectas, pero complementarios, se convierten en equipo,

una experiencia casi religiosa, podríamos decir que mística, una experiencia tan bonita de la que todavía me acuerdo hoy, y que me encantaría volver a repetir, Bernardo, claro que sí, mira que creo que para eso estoy hoy aquí.

   así lo vimos…

el trabajo colaborativo es bastante complejo por varios aspectos, a veces cada uno quiere las cosas como las quiere, y no acepta las cosas del otro, nos va a pasar un poco más tarde, volviendo a casa,

viaje de vuelta en el que Bernardo se asfixia,

y se mete en la cuadrícula de cómo debe de ser, y no saca tiempo, 7 minutos, para dejar las herramientas en el cuarto de herramientas, y no me deja que le acompañe a la compra, me voy a sentir bastante mal esperando 20 minutos a que baje a por mí,

y tampoco se deja acompañar al taller en un esquema que no sea el suyo, es curioso observar cómo personas tan inteligentes y tan des-interesadas pueden llegar a discutir por chorradas,

es la magia del trabajo colaborativo, tan fácil de enunciar, 1+1=3, y tan esquivo, porque a veces dos genios, entes supuestamente capaces y completos, vamos a decir que 7 + 7, apenas suman 3.

todo ciudanita debería experimentar esta experiencia de conexión con la naturaleza un par de ratos en la vida, en los que tomas contacto con la tierra (el barro casi me traga), con las plantas (las que venimos a plantar y las que destrozamos),

con los animales (los gusanos en las zanjas, las mariposas en las flores, los pájaros en el aire), con el aire (aprovechado por 7, 8, 10 molinillos de viento), con el agua del deshielo,

una experiencia en toda la regla, sí señor, porque hoy en día priman las experiencias, experiencias en las que tomamos contacto con nosotras mismas, con nuestras semejantes, y con todo el resto.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría del color de Goethe y por la teoría U de Otto Scharmer que compartimos desde este enlace.

Astérix y Obélix y la ley de la atracción

en estos pasos iniciales en los que empezamos a entender las leyes de la abundancia, como ocurre con cualquier bebé, y todos somos bebés cuando empezamos un nuevo camino, podemos aparentar la firmeza que no tenemos,

y que no es verdad, el próximo paso nos va a delatar,

viene a mi mente la figura de dos galos locos, Astérix y Obelix, los dos galos resistentes, una obra magnífica de la imaginación de Goscini y Uderzo, qué pena que sean franceses y no vascos,

en cuyo caso levantarían troncos y cortarían piedras, en vez de comer jabalí,

y te preguntarás qué tienen que ver Astérix y Obelix con la ley de la abundancia, aparte de las espectaculares jamadas de jabalí que se dan, de las espectaculares palizas que reparten a los romanos y a los piratas, tanto monta, monta tanto,

y las espectaculares risas que se echan al acabar cada episodio, con el bardo castigado, no vaya a ser que se le ocurra cantar, y se ponga a llover, y el cielo caiga sobre sus cabezas, lo peor que le puede pasar a un galo,

un tema menor para los vascos, por otra parte, tan acostumbrados como están los pobres a no ver el sol, y yo me hago la misma pregunta, qué tendrán que ver Astérix y Obelix con la ley de la atracción,

hasta que contacto mentalmente con ese capítulo extraño, la cizaña, en el que un adivino llega al pueblo, y enemista a los amigos, por medio de preguntas e insinuaciones infames, creando necesidad donde reinaba la abundancia natural,

porque los galos tienen más de lo que necesitan para vivir, ya sé por qué mi mente ha contactado con los galos, tienen suficiente libertad, más de la que necesitan, aunque su imperio está abatido y su aldea rodeada,

tienen suficientes jabalís para comer, tienen suficiente espacio para pasear, y suficientes condimentos para hacer la poción mágica que sustenta su forma de vivir, porque en el fondo de toda buena historia de abundancia está la magia,

alguien tiene la fórmula de la poción mágica, y la administra de forma sensata, hasta que la sensatez se convierte en la forma de bien vivir.

   así lo vimos…

y aunque no lo parezca, “la cizaña”, ese extraño capítulo en el que los amigos se enemistan, y el pueblo entero parece enloquecer, guarda otro valioso recurso a la hora de atraer la abundancia, cuando lo ponemos al revés,

porque la abundancia crece del revés,

a ver si me explico, porque la cizaña, mentiras y manipulación aparte, se basa en ponerle a un tercero en el punto de mira del segundo, digamos que yo soy el adivino mal-metedor que habla con Obélix  sobre algo que Astérix tiene, y Obélix no,

la cizaña se basa en dotar al tercero de algo que el segundo quiere y no alcanza,

pues bien, una cizaña positiva consiste en ponerle al segundo en la vía de conseguir algo que el tercero tiene, bueno, bonito, brillante, espectacular, y que el segundo, si así lo quiere, también puede conseguir.

en el liderazgo colaborativo utilizamos las leyes de la atracción y la de la cizaña positiva, por medio de las cuales unas cuantas pueden hacer juntas lo que antes sólo era potestad de uno solo.

por eso compartimos los pequeños éxitos del camino, como que Otalora es una organización amiga de escuchar es amar, ya me imagino que no sabes qué es Otalora si no eres galo ni vasca,

Otalora es la organización de desarrollo de directivos de la corporación Mondragón, esa corporación egipcia, como su propio nombre indica, Amón – Rá, noooooo, que los de Mondra son vascos, vecinos del sur de Astérix y Obélix,

y remarcamos mucho eso de la mayor corporación del mundo colaborativo (cooperativas) del mundo, y aquí nos sale el gen de Bilbao, “deme un mapa mundi de Bilbao”, en vez de un plano de la aldea, qué brutitos somos,

y en el proceso de difundir escuchar es amar (la app), cruzamos mundos, y creamos puentes in-existentes en los mapas mentales de nuestros interlocutores, entre el desarrollo de la educación, y el desarrollo de líderes,

y entre el desarrollo de líderes y el desarrollo organizativo,

y llevamos el ejemplo de Otalora a organizaciones que quieren que sus líderes se desarrollen, llámales banca (Bankinter, Kutxabank, Bankia), llámales distribución (Leroy Merlín), sector alimentario (calidad Pascual), automotriz (Seat), tanto da,

realmente nos vale cualquier organización de cualquier sector, porque, es curioso, nos hemos fijado que todas los sectores tienen organizaciones que tienen líderes que desarrollar, qué curioso, ¿será una casualidad?,

y llevamos el ejemplo de la formación de los líderes a la escuela, donde formamos a la siguiente generación por venir, ahí también formamos líderes potenciales, tanto en el sector privado como en el público, en los coles religiosos como en los laicos,

y nos preguntamos, ¿será también esto una casualidad?,

y como buscamos desarrollar la conciencia, contactamos con organizaciones que tienen modelos avanzados, en los que la conciencia global se extiende, y estamos hablando de conciliación, de diversidad, de desarrollo sostenible,

de objetivos del milenio, ya hemos llegado al tercero, qué bien, de organizaciones que entienden el mundo al revés, con modelos emergentes, como la EBC, o la B corp, corporaciones B, qué curioso, quién querrá ser B o c pudiendo ser A,

el mundo se hace grande cuando llegamos al 3 en este 3rcer milenio, y nuestra aldea se amplia, no hay empalizadas para la imaginación, cuando el miedo no anida en nuestro interior, somos libres para actuar, y tender nuevos puentes,

de eso se trata, y de pensar – sentir – actuar de forma congruente,

y dejamos que estos puentes se creen en la mente de nuestros interlocutores, un puente que esperamos que se atrevan a cruzar, ojalá muchas organizaciones piensen que ellas también quieren y pueden ser amigas de esta iniciativa,

organizaciones raras, como CIVSEM, en la que se juntan el hambre y las ganas de comer, o lo que es lo mismo, la leche y las galletas, organizaciones como fundación Alares, fundación diversidad, fundación masfamilia, hay tantas,

porque no se trata de competir y de ser el único que, hace ya tiempo que tenemos claro en la aldea gala que la mejor forma de prosperar (ojo, que no estamos hablando de sobrevivir) y de buen vivir es abrirnos a la colaboración.

Yolanda, te quiero agradecer de forma personal tu apoyo a escuchar es amar dentro de Otalora, y tu disposición a hospedar a un grupo de peregrinas en la próxima edición de el futuro emerge, si llega el caso, o mejor, cuando llegue el caso,

en un viaje que puede empezar en cualquier sitio del mundo, pero con varias escalas preciosas, en Otalora, por ejemplo, centro de desarrollo de directivos de Mondra, la corpo, el mayor grupo que la inteligencia colaborativa, llámale cooperativas,

ha creado en este mundo, de la mano del padre Arizmendiarreta, y de 5 personas, que inician en ULGOR este camino del que bien podemos tomar ejemplo, porque 5 personas pueden cambiar el mundo, vaya que sí.

todo lo que hacemos tiene como base un modelo gratis que, como el amor, no se gasta cuando se usa, ni cuando se da, antes al revés, crece según se utiliza y se comparte, es la magia del amor y de la colaboración, 7 emociones, el modelo.

las lineas de hoy, y la imagen de Astérix y Obélix, metidos en la pelea, gracias a la cizaña, se enmarcan con el color del violeta, un color que en 7 emociones está relacionado con la alegría,

esa emoción que nada tiene que ver con el alegrón ni el botellón, y tiene todo que ver con la acción de traer juntas a este mundo lo nuevo, todo lo que está por venir, con nuestra colaboración necesaria, de eso se trata.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

escuchar es amar (la app) crece con la energía de la colaboración

yo también soy amiga de escuchar es amar (la app)

del ego al eco en 7 meses

en este primer finde de la primavera del 18 hacemos recapitulación de lo que han sido los últimos 3 meses, desde el 25 de diciembre, día de navidad, qué duda cabe que han pasado muchas cosas desde entonces,

en una comida en la que nos juntamos a celebrar las fiestas con la familia de Silvia en nuestra casa de Madrid, y en las que no voy a pasar por casa de mi madre en el País Vasco,

tres meses que nos han servido para lanzar un proyecto nuevo, “escuchar es amar (la app)”, un proyecto colaborativo con impacto en la educación y en la salud, en el desarrollo personal y de las organizaciones,

tres meses en los que se consolidan las 3 visiones de 7 emociones, por medio de las las 3 escuchas, y en los que empezamos a proponer un proceso de desarrollo personal y de los grupos, por medio de los 3 caminos,

un proceso en el que se hacen presentes las figuras de la madre protectora y del niño natural, que van a acompañar el desarrollo de nuestro ser adulto, que no de nuestro padre crítico, que no es lo mismo,

3 meses en los que el grupo de Bilbao de el futuro emerge se consolida, en el que retomamos las reuniones del de Madrid, y en el que surge la posibilidad de Zaragoza, que va a tomar el lugar de Barcelona, todo parece indicar que ZZA es el 3, sí,

y no puedo evitar observar, desde la distancia del tiempo y del espacio, con 3 días por delante para experimentar cómo se siente en Almería el comienzo de la primavera, estos 3 meses de invierno,

ojalá la primavera sea igual de abundante y de bonita, en posibilidades y en relaciones,

y a siete meses vista, con el verano mediante, esa estación en la que nos quedamos tiesos, con tanto calor y con tanto sol, el futuro emerge, ese espacio de conversaciones para pasar progresivamente del EGO al ECO,

es muy curioso que la próxima cena del grupo de Madrid la vayamos a celebrar en EO7, un espacio en el que la G del eGo y la C del eCo se ausentan, y en el que se pueden hacer presentes nuestras 7 emociones,

y alguna más, que haberlas haylas, que son 7 sólo para empezar.

   así lo vimos…

y tú, ¿qué retrospectiva haces de tu invierno?, ese espacio del tiempo en el que el ser humano se hace fuerte en su interior, como los árboles, como la naturaleza, acosada por el frío, por las inclemencias del tiempo exterior, por los días sin luz,

¿estás con ganas de recibir la primavera y de salir al exterior?

en 7 días, desde el lunes al sábado, hemos cubierto el tramo mínimo para el desarrollo de “escuchar es amar (la app)” en la plataforma goteo, muchas gracias a todas las personas y organizaciones que nos han ayudado, con el domingo para descansar,

y muchas gracias a todas las personas que nos van a acompañar y ayudar a continuación, y en los meses que están por venir, quién sabe dónde estamos dentro de 3 meses más, o de 7, en una realidad que no para de emerger,

desde nuestra mejor intención, y en colaboración.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.

 

hibridando historias nuevas en el camino hacia la innovación

nos encantan los cuentos y las fábulas, cuando somos bebés, cuando somos enanitos, cuando somos adolescentes, cuando somos personas hechas y derechas, ése es uno de los fundamentos del cuentacuentos,

estamos programadas para escuchar y contar cuentos,

pero, y he ahí uno de los problemas, parece que el número de historias que podemos llegar a conocer es finito, y todos conocemos unas pocas historias, vamos a pensar que ésta es una limitación a esta aproximación,

hasta que un día pensamos que podemos componer o hibridar nuevas historias, juntando personajes dispares, que no se habrían conocido entre sí nunca jamás, porque, por ejemplo, pertenecen a dos cuentos diferentes,

y viven otra época, y nada tienen que ver, si te parece vamos a poner un ejemplo para ilustrarlo, ¿te imaginas cómo sería una historia en la que se juntan la Cenicienta  y Shreck?, vaya disparate, ¿verdad?,

pues mira que a mí no me lo parece, y es una dinámica que abre una puerta infinita a la imaginación, a que el niño natural que llevamos dentro juegue, y se permita explorar, eliminando barreras, limitaciones mentales que merman su creatividad,

ése es uno de los fundamentos de la innovación, barrer limitaciones mentales,

y en eso andamos este fin de semana, juntando la historia de Cenicienta, esa niña buena que limpia y limpia sin parar, en casa de su madrastra, con un padre sumiso, que le baila el agua a la bruja, para recibir unas migajas de reconocimiento,

si lo piensas bien Cenicienta encarna la anti-princesa,

y a la que vamos a juntar con Shrek, el rey de la ciénaga, el abominable monstruo de la ciénaga, aquí no hay mayor discusión, la figura prototipo del anti-príncipe, al menos así nos lo han pintado de inicio,

y juntamos a los dos protagonistas con una situación, ahí está el 3, que puede dejar volar tu imaginación, Cenicienta está triste, su mamá, ups, su madrastra, no la ve, y Shrek, que ya vive con ella, quién sabe cómo llegaron a juntarse,

será una historia rara que algo tiene que ver con su transgeneracional,

Shrek no sabe qué hacer para animarla, y se le ocurre salir de compras, ¿qué crees que le puede comprar como regalo a Cenicienta?

   así lo vimos…

escribo estas líneas después de un domingo por la mañana en el ogro de la ciénaga sale a comprar un aspirador con Silvia, no te imaginas qué ilusión le puede llegar a hacer a una anti-princesa este anti-regalo,

que además, de puro contenta, va a acabar pagando ella misma.

el ejemplo de arriba es una dinámica que podemos proponer en cualquier cole, en la dinámica de crear puentes mentales que nos permiten abrir la mente a la diversidad, al otro, a posibilidades nuevas de relación,

pero que también podemos proponer en cualquier organización, en la que el pensamiento se haya tan encorsetado, tan limitado a lo que las buenas prácticas externas dictan, copia y pega de la peor calidad,

y surge después de una conversación disparatada con Javier Goikoetxea, monstruo de la creatividad e impulsor de la economía del bien Común, yo le invito a cenar con unos amigos en Algorta, a 70 km, y el se va a la India con tal de no aceptar,

a Bombai, debe ser la bomba ir a a la India, y me responde con un proyecto que es la bomba, en el que participa en colaboración con Anesvad, y me acuerdo de un cuento, en realidad es una fábula, que puedo relacionar con este proyecto de cooperación,

y pienso en una línea que junta (en realidad barre las barreras mentales entre) un proyecto de cuentacuentos y un proyecto de responsabilidad social corporativa, o un proyecto en el cole y un proyecto en la empresa,

o un proyecto en la India, y muchos como éste, gracias, Javier, y las 7 emociones, un proyecto para extender la responsabilidad emocional en el mundo, y sigo barriendo barreras,

¿qué organización podría estar interesada en un proyecto así? ,

y pienso en Save the children, y pienso en el movimiento de la EBC, y pienso en la fundación alares, en la fundación diversidad, en el pacto mundial, en programas para extender la educación promovidos por la Caixa o Telefónica,

y siento que alguna de estas posibilidades se va a dar, una vez que hemos barrido las barreras mentales, con escoba y pala funciona, pero no te puedes imaginar cómo de bien va con un aspirador AAAA.

este post habla de varias cosas, el cuentacuentos incluido,

pero me gustaría enmarcarlo dentro de la línea de ecosistemas innovadores, una línea que prende sí o sí, como cuando enchufamos la corriente a la aspiradora, la creatividad en las personas y despejamos el camino de la innovación en la organización.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

y yo, ¿qué gano?

no ha pasado mucho tiempo desde que me reúno con Tomás en la cafetería de los jardines de Uleta, ese hotel que empieza a ser parada periódica en Vitoria, en el paseíto entre mi casa y la casa de mi madre,

con parada y fonda en casa de Gidor y Amaia,

en la que Tomás me ayuda con la visión comercial de un proyecto, un mono que se puede vender a cualquier responsable de un corporativo, y que responde a la pregunta del millón, y yo, ¿qué gano?,

cuando le ofrecemos un programa que sirve para desarrollar las competencias blandas,  soft, esas competencias blandas de las que tanto hablamos y que son tan etéreas, tan intangibles, y tan difíciles de apreHender,

en el sentido de incorporar,

y es muy curioso, no tardo mucho en encontrarme de lleno con la pregunta, me la va a hacer Mikel, compañero de carrera y cariño, ejecutivo de una empresa grande del mundo de la automoción, ese sector tan exigente, tan cañero,

y yo, ¿qué gano?,

qué buena pregunta, Mikel, menos mal que Tomás ya me la ha hecho, y llevo una respuesta en esta colección de dibujos, que habla de cómo somos capaces de prender la innovación en cualquier sector,

y cómo podemos correlacionar esas capacidades blandas, intangibles, con los resultados del negocio, que es ese output, conocido, en el que nos vamos a fijar, sí o sí, mientras trabajamos en todo eso que facilita que los resultados se den,

y mejoren, de eso trata la innovación.

   así lo vimos..

en el proceso de dibujar el muñeco, empezamos con un auto-test, que siempre ayuda a que la gente se pique, y que adicionalmente nos va a dar una foto del antes de la comunidad objetivo de desarrollo, 

¿dónde estoy?, ¿cómo soy?, ¿qué me falta?, tres preguntas que van a permitirnos crear un comparativo antes – después, información subjetiva de comparación que nos permite una aproximación al crecimiento / desarrollo personal,

en clave auto-evaluación, en la parte izquierda,

que conecta con el sueño del proyecto, las personas han crecido, y dejan de mirar hacia adelante, unas miran hacia adelante, otras hacia atrás, parece más una familia, una comunidad en la que hay personas que han crecido más, otras menos,

pero todas parecen haber crecido, este es el sueño del programa, facilitar el desarrollo de una comunidad,

que va a conectar, si lo explicamos bien, con el sueño del negocio, el cohete de la innovación y los resultados empresariales crecientes, este mismo cohete que dibujamos en esta misma cafetería, Tomás, el 25/11/2013,

han pasado más de 4 años, cómo pasa el tiempo, y lo que otro día era un enunciado se acerca cada día más a una realidad tangible, con un programa que permite que estas capacidades se desarrollen, y que las podamos medir.

y me guardo la foto con los 5 consejos que me das, para que un día veamos, espero que no haga falta esperar 4 años más, el desarrollo de esta conversación, porque la vida son conversaciones, Tomás,

muchas gracias de corazón.

en los talleres de 7 emociones integramos el desarrollo de el campo de la atención de Otto Scharmer, con base en 4 reinos que todas conocemos, el análisis transaccional (la teoría del P-A-n), convertido en procesos de buen trato,

y 7 emociones, 7 pinceladas en clave de responsabilidad emocional,

con los fundamentos para el desarrollo de ecosistemas innovadores, fundamentos que beben de la teoría U de Otto Scharmer, de Reinventar las organizaciones, de Frederic Laloux, de las 7 fases de Margarette van den Brink,

una mirada diferente del mundo organizacional, necesaria para cambiar el futuro de nuestras organizaciones.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

luz al fondo, luz al frente (50 añitos caminando)

recibo una curiosa invitación de Gregorio que viene a decir algo así, tal vez te apetece acercarte a la fiesta del cole, Mikel, celebramos 50 años de la andadura de Padre Piquer, en una celebración que empieza por una eucaristía,

una invitación que no me cuestiono, tengo un hueco el viernes por la mañana que va a servirme para acercarme a Padre Piquer, qué curioso que me encuentre en la puerta del cole con Gregorio, al lado del director del cole,

con el que me gustaría charlar un rato de estos, tal vez hoy no es el mejor día, para compartir dos proyectos en procesos de lanzamiento, una app para difundir los fundamentos de la escucha, asociada a 7 emociones,

un proyecto en evolución, que resurge con esta pregunta tonta, ¿para ti, qué es amar?, si tienes un rato te invitamos a que participes en esta encuesta, de una sola pregunta, no te va a llevar mucho tiempo,

… y hablando de tiempo, llego con la antelación necesaria para deambular, sentarme en cualquier sitio, levantarme y sacar unas pocas fotos de esta iglesia, tan bonita, pero que no tiene comparación con la celebración que va a tener a continuación,

en la que, entre otras cosas “anómalas”, vamos a ver una coreografía, y un grupo de alumnas de diferentes confesiones, en dos momentos diferentes del culto, desde budistas, musulmanes a cristianos ortodoxos, que van a intervenir,

en este mundo tan diverso, tan plural, tan rico, en esta comunidad tan mezcladita, ejemplo de integración cultural, que conforman las familias que desde hace 50 años crecen y crean comunidad en el noroeste de Madrid, en el barrio de Almenara,

50 años, iba a decir que no es nada, pero es toda una vida, 2 generaciones, de este proyecto tan bueno, bonito y necesario, que ha sabido integrar las diferencias, la diversidad, ejemplo del aprendizaje colaborativo, y de un mundo nuevo por venir,

con nuestra colaboración necesaria, muchas gracias por existir.

   así lo vimos…

observo mis fotos, he hecho una buena colección, que hablan algo de esta parroquia de San Francisco Javier, detalles arquitectónicos, dos figuras al lado de un cartel, “El amor se debe poner + en las obras que en las palabras”,

ese mensaje tan jesuíta que consiste en traer el cielo a la tierra, con hechos, no con palabras, supongo que serán Ignacio de Loyola, y Francisco Javier, sus fundadores, la imagen de la Virgen de la Luz, el cartel de agradecimiento,

sí, muchas gracias por invitarme, Gregorio, tengo la sensación de que hoy, simplemente, tenía que estar aquí.

observo el altar y su cruz, observo la pared trasera de la iglesia, y su cruz, tal vez no es evidente, pero está ahí, y la calidez de la luz, tan diferente la interna de la externa, y me acuerdo de 7 emociones, y la teoría del color de Goethe,

el color que surge de un baile a tres, la luz y la oscuridad, con el órgano perceptor del Ser humano, en el ejercicio más o menos consciente de percibir lo que ocurre en tiempo real, ahora, ahora, ahora, a nuestro alrededor.

veo esa cruz dibujada adelante y detrás, y me acuerdo de una entrada rara, quién sabe por qué me acuerdo ahora mismo del monte Gólgota, y de un evento que cambia para siempre la historia de la humanidad, porque hay un antes y un después, vaya que sí,

un evento desde el que entiendo la triformación social, y la teoría U, y muchas otras cosas que nos rodean, en este juego de la luz y la oscuridad bailando a nuestro alrededor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.