BEING ONE acerca el desarrollo personal al ágora (el ahora en la plaza)

BEING ONE, el evento que ha sido publicitado estos últimos meses como el encuentro más grande de desarrollo personal en Europa, por algún motivo, se ha des-inflado, o ésa es la sensación que tengo, sin tener una experiencia directa, de campo,

al menos es el eco que me llega la semana pasada, el mismo lunes, reunidos en Artxanda, en medio de una conversación de “el futuro emerge”, y apunto mentalmente que tengo que contactar con Eva y Fernando,

dos amigos que están registrados en el evento, y con Alfredo, nuestro amigo de “el olor de la lluvia”, que estaba desgranando la margarita a última hora, contratamos un espacio para dar a conocer la librería en este foro, no lo contratamos,

para preguntarles cuál ha sido su impresión de lo que ha sucedido en BEING ONE, y cómo han vivido los asistentes ese traslado del evento del Madrid Arena a la cubierta de Leganés,

un espacio en el que seguramente han podido tener un contacto mucho más directo, mucho más de calle, más cercano, con esas personas que están marcando tendencia, y son ejemplo para tantas y tantas personas en proceso de desarrollo personal,

y contacto con un video de uno de los ponentes del encuentro, que encuentra el lado positivo del proceso que han vivido, y pone en valor la unidad generada y las conversaciones que han tenido lugar alrededor de la cubierta de Leganés,

en un formato que no era el pre-establecido, es muy curioso observar la diferencia entre lo que pretendemos que ocurra, nuestra construcción mental, y lo que ocurre en la práctica, que muchas veces es más cercano a lo que tiene que ser,

y la entrevista gira con la presencia de una espontánea,

que relaciona lo que ahí está ocurriendo, un encuentro en el que la sociedad civil se vuelve a encontrar en la calle, en la plaza, en el ágora, aquí y ahora, con algo que ocurre en Sol, hace ya de esto cosa de 6 años, el movimiento 15M,

un encuentro de personas que promueven una revolución, es lógica la revolución cuando existe una injusticia importante a nivel social, es el caso del 15M, desde la energía de la rabia, que busca restablecer la justicia,

un encuentro de personas que bien pueden promover una evolución desde la conciencia, desde la comprensión de cómo funciona el sistema, para volver a hacer juntas, desde la emoción de la alegría, porque ése es el objetivo de la alegría,

traer algo nuevo al mundo, desde la comunidad, hacer que ocurra algo, facilitar la mejor opción del futuro, que quiere manifestarse entre nosotras, algo que bien podría ocurrir desde movimientos como BEING ONE, desde el NESI,

o desde “el futuro emerge”.

    así lo vimos…

7 emociones, CREATIVE COMMONS, puedes descargar el pdf gratis por medio de esta página, es un modelo emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y la teoría del color de Goethe.

7 emociones nos ayuda a entender e integrar, entre otras, las emociones de la rabia y de la alegría, 2 emociones que tienen todo que ver con la energía del hacer, esa energía tan necesaria para que este mundo cambie.

el futuro emerge es un evento que mezcla el antes y el después del BEING ONE, ponentes que alimentan una forma de pensar, el antes, que se canaliza por medio de conversaciones generativas, el después,

de una forma estructurada, en torno a los temas que nos mueven como sociedad,

en un ejercicio que vincula el ámbito social con el ámbito económico, y con los ámbitos en los que se conforma y se desarrolla el liderazgo nuevo, el cole, la formación profesional y la universidad,

una propuesta de revisión de nuestros marcos de pensar – sentir – hacer, en relación con los sistemas que mueven este mundo, desde la educación, la salud, la economía y el dinero, la conciencia y el desarrollo de la comunidad.

 

 

 

éxito de la economía del bien común en Madrid (Christian Felber cuelga el cartel de “no hay entradas”)

ebc333hace una semana me entero por medio de Elena Martínez, compañera de fundación CODESPA, gracias, Elena, te debo una, que Christian Felber visita Madrid.

la taza de mi ilusión se llena hasta el borde, y me apunto sin vacilar. Y participo a mis amigos y contactos en el mundo de la RS, ése al que los técnicos llaman Responsabilidad Social, y los iletrados e ignorantes conocemos como ReSpeto, esa conferencia, en el uve palito palito palito (octavo) aniversario del Instituto Tomás Pascual Sanz. Participo a mis amigos ReSpetuosos, y a otros contactos y cariños, más cercanos en el tiempo, en el ámbito del desarrollo de los recursos humanos (qué horror, quería decier en el desarrollo de personas), y en la comunicación interna.

contacto también con compañeros del campo de Energía de Madrid de la Economía del Bien Común, donde monto un bollo. ¿Será que he entrado con demasiada energía? Tal vez sí, a ver si soy capaz de aminorar una marcha, para no percutir.

es tanta mi ilusión, esa capacidad propia de mi niño natural, tan a flor de piel, que estoy por invitar a otros círculos de amigos, menos introducidos en este mundocorporativo, para que le conozcan, le escuchen y se formen una opinión.

este último movimiento lo omito, y dejo pasar una semana, en la que hago los países vascos, que se pasa en visitas a amigos, 3, en reuniones con personas relacionadas con lo social, otras 3, y encuentros con corporativos, 3 más. Como no podría ser de otra forma, en 3 días.

ya de vuelta en Madrid pasa el viernes, el fin de semana, y el lunes, y ya de martes, sentado en el escritorio de mi Remington Steel me encuentro con una agradable noticia. El cumpleaños está petado. El Instituto Pascual ha colgado el billete de “no hay entradas”.

me alegro infinito haber participado en la difusión del evento, una jornada en la que estoy seguro de que todos los asistentes vamos a poder aprender algo nuevo. Y algunos, un huevo.

en mi mollera, que no está totalmente vacía, pero algo debe pasar ahí dentro, porque hay eco, resuenan varias palabras de Felber:

alternativa sistémica,

un modelo económico alternativo,

¿a dónde Ir?

hacia una economía más ecológica

más social,

de distribución más justa,

hacia una economía más democrática

una economía que ponga en medio el ser humano y su dignidad

afán de lucro y competencia

reproducen valores contrarios a los que permiten florecer las relaciones humanas.

y se hace la pregunta del millón, ¿cuáles son los valores y comporamientos que permiten florecer las relaciones humanas?

confianza, honestidad, responsabilidad, cooperación, solidaridad, generosidad, compasión

aunque yo ya le he visto, no me importa repetir el enlace.

Si tienes 14 minutos sueltos, los puedes invertir aquí

un regalazo si no puedes asistir a la conferncia en el Instituto Pascual.

ebcmon   así lo vimos…

el próximo martes, estoy de en-hora-buena.

no soy una persona que haya crecido entre mitos. Nunca he seguido a nadie. Ni al Ché ni a Miterrand. Ni a Bill Gates ni a Javier Clemente. Hoy en día tampoco lo hago. Me encantan las personas que me ayudan en mi desarrollo personal. Si soy fan de alguien, suelo ser fan de personas a las que conozco. A saber, Silvia, Gidor, Bernardo, Iñaki, Tomás,Gorka y Maitane, Carlos, Luis Emilio, Marina, Jaime, Fidel, Félix, Javier, Rodolfo, gente maravillosa que ya está en mi vida.

pero sí tengo un grupo de personas a las que me gustaría conocer en persona, entrevistarme con ellas, Christian Felber entre ellas, en una lista que según pienso se hace larga, con Humberto Maturana, Echeverría, la pantera rosa, Albert Espinosa, sé que no se va a molestar de que lo ponga aquí en medio de 3 personajes de ficción, el capitán Sparrow, kung-fú panda, y otros personajes, muertos inmortales, como Oteiza y Chillida, creadores de huecos, Lennon o Einstein, trovadores de la imaginación, o Fofó, payaso de la tele, pintor de sonrisas entre los niños de mi edad, sí, la lista se hace larga, hay tanta y tanta gente que me gustaría entevistar…

un abrazo a todos mis amigos ReSpetuosos, del mundo del desarrollo de personas, también desde la comunicación, y a mis compañeras del campo de energía del Bien Común de Madrid, y de otros campos de energía en España, vayan o no vayan a la presentación de Felber el día 10 en Madrid. No sé por qué, creo que estoy pre-dispuesto, bota que bota, choca que te choca la generosidad con la cooperación, a pesar de todo este eco en mi cabezota huecota, creo que Christian, con su serenidad, su saber estar y su verbo (no exento de adjetivos, nombres y pronombres), me va a gustar.

 

 

una revolución de amor (qué bueno es conocer la cirujía del alma)

masallaJoaquín Tamames, qué bonito blog, qué bonitos correos, me invita desde la fundación Ananta a una presentación de Jorge Carvajal, ese médico maestro de médicos, que trabaja en una especialidad rara, no sé si de su creación, la sintergética, un término que no se encuentra en la wikipedia, por lo que lo mismo no me falta razón.

Tampoco encuentro una página en la wikipedia referida a Jorge, figura que recibe un comentario precioso en un blog, que copio literalmente, Jorge “emana la profundidad del sabio, la seguridad del científico, la belleza del poeta y la generosidad del hombre comprometido con su tiempo”, pero pienso que no va a tardar mucho en tener una.

Jorge, cirujano de almas, nos regala a más o menos 100 personas, 90 de ellas mujeres, con una charla que se titula, “Más allá de la culpa y el perdón: la medicina del amor incondicional”, en la que hace un recorrido por el mundo mineral, el vegetal, el animal, y el mundo de los humanos, el cuarto reino, y un quinto, del que cada vez somos más conscientes, el reino del alma.

Jorge empieza con ejemplos muy sencillos de la importancia del orden, por ejemplo en el reino mineral, haciendo la diferencia entre el carbono del grafito y el diamante, la misma estructura química con dos presencias tan diferentes, gracias a un ejercicio de orden, o el hierro y un imán, cuestión de orientación de las cargas positivas y negativas, Fuenteovejuna, todos a una. Un orden que está antes del amor, un orden que potencia la energía del amor en nuestra vida.

No sé por qué llego a la íntima confianza de que este joven también cree que elegimos a nuestros padres como camino de desarrollo, y que tenemos más tiempo que vida (tiempo por atrás y tiempo por delante de esta vida).

En la charla, Jorge nos enseña a hacer un mudra precioso, una mariposa se queda en mi vida aleteando delante del cuarto chakra, conectando el hemisferio derecho y el otro, el izquierdo, de mi cerebro, y cierra la charla con una meditación de esas que me gustaría repetir muchas veces en mi vida, que sustancialmente resumiría así:

A pesar de, a pesar de, a pesar de, yo me reconozco, yo me acepto, yo me perdono, yo me amo incondicionalmente.

Definitivamente, voy a contactar con Joaquín, a ver si me ayuda a transcribirla.

Copio a continuación, una relación de frases de la conferencia de Jorge, transcritas por Joaquín en su post de ayer:

  • Quien comprende no juzga.
  • Amar no es poseer, no es retener.
  • Todo genuino amor tiene un punto de partida: la compasión.
  • Estamos hechos a imagen y semejanza de Creador. Podemos revelar al Príncipe que se esconde dentro de nosotros. Podemos quitarnos el traje de mendigo.
  • Mira todas las cosas con una profunda devoción.
  • Se tu el que quita la piedra del camino, el que quita los obstáculos.
  • Tu momento más poderoso es cuando te das entero.
  • Estate en presente. Se un regalo para el otro.
  • Si quieres mucho amor, entrega mucho amor.
  • El amor en movimiento es servicio.
  • Hay que hablar y vivir desde el corazón.
  • La alegría hay que practicarla todos los días

masallamon   Así lo vimos…

de la conferencia, me llevo un regalo maravilloso. En el punto uno del desarrollo del Ser, para empezar, Jorge propone la alegría, el disfrute, la levedad de nuestro niño interior, esa alegría que se riega con buen humor, en la que no hay culpa ni juicio, cimiento sobre el que construir, con la humildad del principiante, para seguir desarrollando ese reconocer las falsas creencias, y ese sencillo y fundamental “yo me reconozco, yo me acepto, yo me amo”, de adentro para fuera siempre, sobre el que avanzar.

y ese cuidar nuestro templo físico, empezando por la respiración, la alimentación (comer y beber, bendecir los alimentos, otro ejercicio de orden precioso), el aire (airear las estancias en las que permanecemos tanto tiempo) y la luz (exponernos de nuevo, tan metidos como andamos en fábricas y en oficinas, exponernos como las plantas y los animales a la luz), qué básico y qué potente, Jorge, qué regalo.

Luego llegarán palabras más gruesas, Devoción, convertida en Vocación, por medio de la cual una persona puede consagrar su vida, en un camino de amor, en el que el cerebro toma su rol superior como instrumento de la compasión, regado por la savia del amor, de vuelta del cerebro al corazón.

Ya siento, Jorge, que mis apuntes es wasap hayan sido tan desordenados como estas palabras, y haber molestado con el tip tip tip a mis vecinas de presentación, qué gusto conoceros, Carmen y María, un placer. En la siguiente, ya en primavera, pienso repetir.

una mariposa vuela en mi pecho, derecha e izquierda, derecha e izquierda, derecha e izquierda, tip, tip, tip, …

 

yo no rindo si no soy feliz

marcelotekede llegar un día a algún sitio, me gustaría ser como Marcelo, el lateral izquierdo del Real Madrid, y de la selección brasileña, un ejemplo de alegría y de humildad, una sonrisa al viento, y con ese punto de normalidad tan poco común entre las personas famosas.

Un chico con una sonrisa pegada a la cara, al gesto, una sonrisa que no se le borró ni siquiera en medio de una lesión, esa etapa en las que a todos nos falta la alegría, cuando la salud no acompaña, qué vamos a comentar en el caso de un deportista de élite…

Te dejo con unas declaraciones en la revista Panenka, sencillas, tontas, sin desperdicio.

Marcelo: “Me siento como un canterano del Real Madrid”

“Habría sido algo muy bonito haber jugado con el filial. Siento muy adentro el madridismo, al que llegué muy joven, y me siento canterano”.

“La gente piensa que los brasileños no nos tomamos el fútbol en serio. ¡Cómo si fuera malo ser feliz! Yo si no estoy alegre, no rindo”

El brasileño se confiesa a la revista Panenka
Marcelo: “Podría jugar de 10”

marcelomon Así lo vimos…

En la final de la Champions, Marcelo, una vez más, no fue de la partida titular. Ni un gesto ni un aspaviento. Nunca. Cuando tocó inventar, nadar contracorriente, Ancellotti tiró de la magia que tenía guardada en el banquillo: Isco, centrocampista de ataque, y Marcelo, defensa sonriente.

feliz en la final

Como cuentan en la valoración de los jugadores, Ancelotti cambió el partido con los cambios de Morata e Isco, de 10. Isco, 9 puntos, Marcelo, 9 puntos, que podrían ser 10, un cuchillo, alegre y feliz. Un cuchillo que hoy tampoco se cree el hermano mayor de Dios, un cuchillo sonriente y humilde, que llegará al mundial, y si tiene que jugar, jugará, aportando a su equipo su alegría vital.

Pienso que por algún extraño motivo nos han inducido a pensar que la alegría está reñida con la profesionalidad. Hay cientos de ejemplos que sirven como excepciones que confirman la regla. Marcelo sólo es uno más. Seguiremos señalándolos.

9 de cada 10 hombres argentinos, y españoles, y hasta alemanes son gays

Veo un video para desternillarse de risa, si eso fuera posible, y estuviésemos atados con tornillos, en el que, tras una simple frase, “1 de cada 10 hombres argentinos es gay”, surge un proceso de indagación profunda. 1, 2, 3, 4, … 9, 10 soy yo, 1, 2, 3, …9, 10 soy yo, 1, 2, … 9, 10 soy yo, muy divertido.

Definitivamente, nada es tan grave mientras tengamos esa capacidad de reírnos, de lo que nos pasa, de lo que no nos ha pasado todavía, pero nos puede pasar, y de lo que seguramente no nos pase nunca. Esa es una de las acepciones de gay, alegre, jovial, tan cerca al sentido del buen humor.

Un campo en el que les ganamos de largo a las chicas, colectivo en el que hay menos gays, se pronuncia gueis, y menos geysas.

calcetinesrosasmonasí lo vimos de viernes …

pienso en alto sobre lo penalizado que está el sentido del humor en el entorno laboral, cuando es reconocido el valor terapeútico de la risa y del buen humor en nuestras vidas, y me da ganas de titular este post “y tú, ¿de qué te ríes?”, o “empresas, máquinas letales”, pero me entra la risa tonta de viernes, no vaya a ser que me “inspulsen” de mi organización

seres fantásticos y divergentes

5 me acuerdo de un juego de cuando Gorka y Maitane, mis dos hijos, eran pequeños. O, si soy sincero, más pequeños. El juego, como muchos de los juegos diseñados para niños, tenía un componente didáctico. Su objetivo era que el niño, casi bebé, montara puzles de 3 piezas. Las figuras, sobre piezas grandes de cartón, eran dibujos de animales: la gallina, el perro, el lobo, la oveja, el conejo, … Para facilitar el trabajo cada animal tenía un fondo de color distinto: rojo, granate, azul clarito, verde lima, …, una especie de guía didáctica para papás. Cada animal era un cuadrado de cartón, que se había dividido en tres rectángulos, ocupados, si miramos de arriba hacia abajo, por cabeza, cuerpo y piernas.

Hasta ahí, nada anormal, un juego de niños.

Y a partir de ahí, donde se acaba la normalidad, surge la magia. Cuando Maitane y Gorka aprendieron a montar los animales, el juego cambió. Y empezamos a montar animales fantásticos. Animales con cabeza de perro, cuerpo de gallina y patas de conejo, por poner un ejemplo. Porque las fichas tenían una característica peculiar: las dimensiones del corte superior, a la altura del cuello, y del corte inferior, a la altura de las caderas, tenían el mismo ancho. Y las figuras que resultaban tenían ese punto de armonía mínimo que da el tener un cuerpo “continuo”. Pero eran seres locos, grotescos, divertidos, raros, atípicos, maravillosos. Me acuerdo el concurso de hacer el muñeco más extravagante, el más chaladito, el más simpático.

Miro atrás y doy gracias a ese juego y la posibilidad de haber disfrutado ese proceso de acompañamiento a mis hijos, qué ratos más divertidos.

Miro a mi tiempo presente y pienso en las personas en las que se están convirtiendo mis hijos y en las personas que nos vamos convirtiendo sus mayores, seres con una cabeza (mente), un tronco (corazón) y unas piernas (voluntad). Y me pregunto si nuestro destino es Ser un lobo con cabeza de lobo, cuerpo de lobo y piernas de lobo, una oveja con cabeza de oveja y piernas de oveja, y un gato con cabeza de gato, tronco de gato y piernas de gato.

Me pregunto si llegar a eso es nuestro ideal, y si esa descripción tiene algo que ver con los términos linealidad, uniformidad, congruencia, coherencia, o con pensar, sentir y hacer lo mismo.

Miro hacia atrás y me pregunto si no somos todos un poco como esos seres con cuerpo de cobra, cabeza de faquir y patas de gallo, por poner tres animales que no estaban en nuestro juego del tres. Miro hacia dentro y me pregunto si no es magnífico, como juego para toda una vida, de introspección, de prueba y error, de descubrimiento.

5mon   Así lo vimos…

Como en el juego de la cabeza, el tronco y los pies, caso dos ideas que no tienen relación aparente, salvo que están en este mismo post.

Donde en mi vida relacionada con el desarrollo de las personas juego a los seres fantásticos (esta cabeza, vamos a ver qué tal queda con este cuerpo y estos pies), espacio con el que se relacionan estas líneas, en un proyecto relacionado con las tecnologías de la información, otra vida paralela, quiero que todos los datos tengan cabeza, cuerpo y pies. Miro al espejo y reconozco un gesto divertido, como que me dice, “cómo eres, Mikel”.

Y para acabar con el post, me acuerdo de una conversación reciente con Gorka, en la que me hace un resumen de un libro que acaba de leer, y que seguramentepronto veremos en el cine : “divergentes”. En un mundo que por supuesto no es éste, las personas tienen que encajar en un patrón: la erudición, la valentía o la moral, por poner sólo 3 ejemplos, siempre 3. En función del patrón predominante de cada persona, se le mantiene en su familia y entorno de origen (lo que es lo más normal, teniendo en cuenta la fuerza que ha tenido una madre, un padre, unos hermanos y unos profesores del mismo “sesgo” en su desarrollo y educación), o se le re-asigna en un nuevo entorno (imaginamos la niña que nace en un entorno de erudición pero es del grupo valentía). En ese extraño mundo, que no tiene nada que ver con el actual, hay seres divergentes, que no son claramente asignables a un sesgo. Digamos que, por ejemplo, tienen notas similares en erudición, valentía y moral. Esos seres, en ese mundo, son peligrosos. Te preguntarás por qué, como me pregunté yo. Son peligrosos por impredecibles, porque nadie sabe cómo van a responder, cómo se van a comportar o qué es lo que van a hacer.

Miro hacia adentro y a mi alrededor, por mí y por todos mis compañeros, y otra sonrisa de complicidad con la realidad se dibuja en el espejo que no hay frente a mí. Afortunadamente, estamos en un mundo parecido a ése, pero al revés, lleno de divergentes. Cabezas de elefante sobre cuerpos de mantis religiosa y pies de toro pueblan nuestra realidad.

Ya sé que yo también quiero tener alineado el pensar, el sentir y el querer, ser congruente y, si me está permitido y es posible, levitar, pero me parece que por lo que me queda de día me voy a dejar ser una persona normal. Gracias, Gorka y Maitane, por compartir conmigo el juego del tres. Gracias, Edita, por animarme a recordar lo bonito que es construir sin pies ni cabeza, fantástico y divergente, pero al revés.

Mamá se va a la guerra en el día mundial del cáncer de mama

irenefuerzatekemonIrene Aparici es una compañera de viaje en un proyecto común, que iniciamos hace ya unos meses con Mario Reyes. El proyecto en cuestión se llama Proyecto de vida sin excusas. Este proyecto, encabezado por Mario, me ha dado la oportunidad de conocer a Irene, una mujer luchadora y vital, una chica preciosa, que ha pasado por un encuentro con el cáncer de mama. Irene ha hecho lo que muchas mujeres que lo padecen, buscar la mejor alternativa médica para sanarse, recuperarse, y seguir con su vida normal. Pero, adicionalmente ha hecho un par de cosas más. Entre otras, ha descrito su trayectoria vital de la mano de esa enfermedad a la que ninguno de nosotros es inmune. Mi abuelo materno, por poner un ejemplo cercano, murió de cáncer. Él lo llamaba mamarro. Mi abuelo paterno también, aunque entonces yo era más pequeñito, y no tenía conciencia de esa enfermedad tan rara. Sigue leyendo

re-calculando

boadilla2Miércoles a la mañana. Tengo una cita a las 10, comprimida con otra a las 11, a escasos 10 kilómetors de distancia. De 11 13 ocupado. Luego tenemos un rato para comer, para una cita a las 4 de la tarde en el centro de Madrid.

Entro en Pozuelo desde Boadilla, porque me he saltado una salida desde la autovía. Llevo 20 minutos atascado para hacer 1 km y me quedan 2. Si nada lo remedia, son las diez menos cuarto, llego tarde a la cita, pospuesta media hora, porque inicialmente estaba prevista a las 9:30.

Pienso en llegar tarde para ir rápido y mal, y seguir la mañana peor, y se me ponen los pelos como escarpias. Pienso en seguir, a vuelta de rueda, pero dos minutos más tarde cambio el chip. Recalculando, recalculando, y decido llamar. ¿Es posible reunirnos a las 13:00? La respuesta es afirmativa. No hay ningún problema. La persona con la que nos reunimos está sí o sí en la oficina durante toda la mañana, y no le hago ningún tipo de desperfecto.

Me doy la vuelta en la primera rotonda y cambio el plan. Me acerco a la segunda cita sin cubrir la primera y decido descansar. Me lo he ganado. Soy un campeón.

De camino a casa de Irene le pregunto si tiene un sitio una hora antes, y me acoge con un té o un café, y no me responde. El paseo será por Boadilla del Monte pueblo.

El pueblo está en fiestas, o en preparación de. Me acuerdo de la última vez que estuve en Boadilla, en una mañana de primavera, ya hará sus 7 años. Por aquel entonces estaba casado, con Maitane muy pequeña, y nos juntamos con una amiga de la guarde y sus padres, italianos, ha llovido desde entonces, desde aquella mañana de domingo. TAmbién paseamos por el pueblo.

Sigo mi paseo, pensamientos y recuerdos, que se van mezclando, hilando, con sensaciones muy ricas del día de hoy, el fresquito mañanero, el sol que empieza a templar, una esplanada muy bonita, un edificio imponente, un sarao prepaparado para la noche, y empiezo a buscar un sitio para pasar media hora larga que me queda. Este bar, no, este bar, no, sigo paseando hasta un chiquero portátil. Y en el bar más cercano me dan la información del finde. Todavía no tienen programa de fiestas. Sniff. Me dicen el nombre de la virgen patronal de la que me olvido con la misma facilidad con la que me olvido de casi todas las cosas que no me llaman. En el siguiente bar me quedo sí. Veo el recorrido del encierro, señalado con barreras rojas y la plaza de toros, donde muere la fiesta, y me quedo en la barra de un bar junto a la rotonda.

Un periódico deportivo y un café con leche han hecho el resto. La chica al otro lado de la barra no es especialmente amable, pero no va a conseguir cambiar mi buen humor recién estrenado, tras salir del atasco y del agobio mental de las prisas. La siguiente cita puede esperar, pero esta vez llegaré puntual. No se anuncian atascos a las 11 en los alrededores de la casa de Irene.

En el periódico me llama más la atención una entrevista a Simeone que la penuria de principio de año del Madrid. Un equipo formado por jugadores y el talante de un técnico muy bueno, y otro formado por millones. Las mujeres creen que los hombres encuentran en el as gusto por la contraportada y acomodo a su atonía mental en el resto de las páginas. En el primer punto aciertan al 200 por ciento, pero fallan en el segundo juicio. Algunos hombres miran el diario deportivo como pueden mirar una organización empresarial. Yo, cada día más, estoy capturado en la ética del esfuerzo, de la capacidad de superación personal, de la química que crea un equipo de lujo a partir de retazos, y en la magia del campeón, que bien puede quedar tercero o séptimo. Me encantan las historias de equipos de éxito, aunque terminen como el rosario de la aurora. Le pasó al Athletic el primer año con Bielsa, y le está ocurriendo al Atletico con Simeone, que no siempre puede ganar, pero está cada día más cerca.

boadillame paro a pensar en Simeone, y pienso en dedicarle unas líneas en exclusiva. Me acuerdo de aquel tipejo que le pisó a Julen Guerrero, nuestro Julen, una tarde de liga, con saña, alevosía e impunidad, qué mal me caía, y me doy cuenta que me encanta el espírity combativo de su actual equipo, el grupo que lidera. Y me doy cuenta de que son la misma cosa. Es su espíritu de entonces hecho grupo hoy. Pienso en dedicarle unas líneas otro día y me alegro de la capacidad de ver a una persona, la misma, desde otro sitio, y sin apasionamiento. Será que ahora me gusta más porque veo como su Atleti le gana al Madrí. Me encanta su rueda de prensa, que el periodista titula “sin el esfuerzo del equipo no hay nada”, que puede ser muy bien titular para él, pero no creo que sea el mejor título para el post de hoy, precisamente.

Pago el café, 1,30, tan parecido a mi número favorito, el 13, y tomo las de Villadiego. Aprovecho para llamar a dos contactos de Prepárate, y a un potencial cliente. Una cita para la semana siguiente cierra una hora magnífica.

Me doy cuenta de que sigo tomando fotos de todo, también saliendo del bar. El móvil lo tengo abarrotado. Debo de tener más de mil fotos. Las tengo que descargar. Empieza a gustarme esa actitud de sorpresa ante cualquier tontería, la sonrisa de un niño para admirar este mundo tan bonito.

Ya en el coche diviso la M-50, por encima de la cual cruzo, camino de casa de Irene, en la que nos reunimos hace ya unos meses, en el proceso de parir un bicho que se llamará “proyecto de vida sin excusas”. Enrachado, de buen humor, recuerdo la conversación tan fea que tuve ayer por skype con Gorka y Maitane, y lo veo con claridad. El tono de mi conversación, inducido por su actitud, fue mi responsabilidad. Y me trazo un plan para cambiar.

Pienso en todo lo que me ha influido en mi vida reciente para hacer de mi día a día un entorno más sereno, más respetuoso con mi ritmo, con mis necesidades, y agradezco un consejo de Artemio, que me llevó a un taller de la fundación el Arte de Vivir, con el Arte de Respirar. Pienso en que todo lo que cae sobre suelo fértil, siempre y cuando las condiciones ambientales sean propicias para “la cosa”, puede germinar, y reconozco la influencia del Proyecto de vida de Mario en mi “proyecto de vida” actual. Agradecido, sigo camino, esta vez seré puntual.

El día es luminoso, como mi actitud. Todo porque he sido capaz de levantar la cabeza y parar, y apartar a un lado el debo hacer, porque he sido capaz de pensar en otra posibilidad, y le he abierto la puerta.

Todo puede ser diferente, pero el primer paso está en mí. No está en el atasco, no está en la carretera, no está en Gorka ni en Maitane, no está en mi cliente, no está ahí fuera. Recalculando, fuera de ruta siempre, vuelvo a sonreír.

boadilla3mon   Así lo hemos visto…

Recalculando, recalculando, el día fue precioso y la primera reunión se convirtió en la segunda, porque la segunda le adelantó. Todo se ordenó. Todo tuvo su pausa y su tiempo. Todo salió bien.

Dicen que los aviones están el 90%  del tiempo fuera de ruta, y no paran de recalcular. ¿Y a ti, qué tal se te da volar tu avión?

Este post es parte de la colección de bottom up 3.0, un nuevo desarrollo de oé corazón que conjuga la vida sana (meditación, respiración, yoga, alimentación, también en la organización), el buen trato (me bien trato, te bien trato, trabajo con base en valores, los míos y los de mi organización) y el sentido común (ese que nos ha sido regalado a todas las personas), como pegamento de nuestros pensamientos, sentimientos y actos.

Si quieres, también nos puedes acompañar en linkedIN, unidos dentro, qué bonito: bottom up 3.0, un movimiento natural aguas arriba.

hacia una nueva relación

mujeryhombretekees miércoles por la noche, y, como casi todos los miércoles, nos juntamos a cenar, hoy en casa de Pedro, hoy en casa de Natalia. Somos padres de compañeros de colegio, cuyas relaciones descarrilaron en el camino. Nos juntamos para cenar, compartir un rato de conversación adulta, jugar al padel, actividades varias para pasar el rato. Hoy, aunque todo parezca igual va a ser una noche diferente. Hay mucho barullo en casa de Natalia antes de la cena, con invitados adicionales, viene Cristina, y a última hora decido ir a  casa a por una botellita de vino, que todo parece indicar que me he quedado corto. Total, no cuesta nada, vivo a dos manzanas.

Saliendo de casa, recibo una llamada de Fernando, mi compañero de piso, que parece que también llega a cenar. Fernando me dice que no, que mejor cena en casa. Avanzo 100 metros y recibo otra llamada. Se trata de Gaizka, compañero de la cuadrilla, de mis tiempos mozos, allá por los 17 años, que está de paseo por Madrid, él vive en Algorta, cerquita de Bilbao, que me invita a cenar. Está en la ciudad de la imagen. Me quito la vergüenza y le digo que se venga a casa a cenar. Ya ha estado dos veces antes, por lo que con darle la dirección y refrescarle la memoria puede ser suficiente. Y por si fuera poco, tenemos estas maravillas de “vaya ud por la derecha” metidas en el móvil. Yo nunca habría creído que iba a ser tan interesante el smartphone. Con la tontería del wasap (“qué pasa, Paco”), la camarita integrada, “te paso una foto, Natalia”, el correo, el teléfono, sólo les falta el agua corriente para pegarte una ducha o lavarte las manos en caso de necesidad. Con cortauñas y cepillo de dientes ya estarían fenomenal.

Pues eso, que Gaizka se hace de esperar mientras Fernando y yo hacemos la cena. Le he avisado a Natalia mi cambio de planes. Yo que ella no me creería. Suena a trola  trolera. Para que me crea, creo que para nada más, les invito a juntarse cuando acaben de cenar. He diseñado un ejercicio para un taller que me gustaría testar: se llama “pon un pirata en tu vida”. Es tan sencillo como preparar un mojito en grupo, y una cata ciega posterior. Tan sencillo, tan sabroso, tan divertido. Con una trampa por medio, un miembro introducido en uno de los grupos con una receta triunfadora, que consiguió en “el hecho”, en Huertas, Madrid, uno de esos bares en los que puedes disfrutar de la hierba buena. Si el ejercicio se repite, con los miembros del mejor primer mojito “diseminados” en los demás grupos, esto se puede convertir en un ejercicio de gestión del conocimiento. O de toña colectiva, tanto da.

La cena con Gaizka es muy divertida. Tanto él como Fernando son personas muy agradables, por lo que no puede ser de otra forma. No hemos terminado y aparece en casa toda la comitiva. Pedro, Natalia, Jose, Cristina, somos medio mogollón, aburruñados en la mesa del salón.

Mientras acabamos la cena, antes de preparar los mojitos, Natalia, siempre tan expansiva, reconoce un adorno sobre una mesa, “qué bonito, Mikel, no lo había visto antes”, una pareja de negritos unidos por una cadena de madera, uno de esos trenzados imposibles de la África negra. Como el adorno es una cadena, se acuerda de una película de su época macarra y los empieza a mover como utzakus, no sé si está bien escrito, tan masculina ella. Con tan mala suerte que el negrito sale por los aires, cabeza al vuelo. A mí me da pena que un recuerdo de mi padre, casi una reliquia, ha saltado hecho trizas. Gaizka me pide el eslabón roto y lo mira con detenimiento. Ante mi asombro, este legado de mi padre, muerto hacer ya más de 21 años, es una muestra del nuevo arte africano. La cadena de madera son medios eslabones pegados. El ébano tal vez no es ébano, pienso. Puede ser madera teñida. Cuando te la han colado una vez piensas que te la pueden colar 100.

La noche sigue animadamente. Natalia decide boicotear el ejercicio de los mojitos con Pedro, ellos nos esperan en el sofá, y el mojito del grupo que no tenía la receta del bar “el Hecho” gana. El mundo al revés una vez más.

La mujer negra se ha quedado con casi todos los eslabones en el proceso de separación forzado. Hoy, la cadena de hombre y mujer entrelazados, reposan encima de una estrella y un cristal, esperan, de alguna forma, a que lo que separó una mujer y el destino vuelva a unirlo quién sabe qué fuerza, tal vez divina.

mujeryhombremon   Así lo vimos…

En esta etapa de vida, reflexiono sobre lo diferentes que somos hombre y mujer, diferentes géneros o diferentes especies, yo creo que más bien esto último. Estamos condenados a entendernos, posiblemente. Pero son tan grandes las diferencias que a veces da hasta un poco de miedito. Otra anécdota con Gaizka y Javi, otro amigo de la cuadrilla, ya en Algorta, forma parte de esta cadena de reconocimiento entre especies, pero creo que ésa es ya otra historia.

Día a día estamos construyendo una nueva relación con los demás, pero mucho más importante, con nosotros mismos. Reflejamos en todo lo que hacemos todo lo que somos. Con tus nuevos amigos, con tu nueva compañera de trabajo, con ese chico raro o con esa chica tan chocante. Siempre podemos quedarnos en terreno conocido, o aventurarnos un poco, qué bonita palabra. Aventúrate un poco. Coge esa cadena y pruébala como utzakus. Que no funciona, que se rompe, qué mas da!!! Haz nuevos amigos, construye relaciones nuevas, prueba, juega otra vez.

Y si te parece que perdiste mucho, mira atrás y sonríe, con el regustillo a hierbabuena: más se perdió en Cuba.

Instrucciones para un mojito perdedor (a mí me supo muy rico):

Cortas hierbabuena fresca y la pones en un baso con una cucharada de azúcar blanca, y la machacas para que saque la savia. Importante. No se machacan las hojas, sino el tallo. El azúcar se espesa al mancharse con la savia. Puedes apreciar el

Le añades el zumo de limón y ron en proporción 2-6 (2 segundos de limón, 6 segundos de ron). Si es posible Ron blanco, Varadero de 3 años si hacemos publicidad. Se disuelve bien el azúcar en el líquido. No te quedes corta. Dale otras vueltas más. Va mejor.

Luego le puedes echar los hielos, picados para mojito, y para terminar agua con gas. Rico, rico, una bebida pirata para terminar un día más.

líneas y círculos, ¿a quién le vas?

circulosayer y antesdeayer he tenido la oportunidad de asistir a dos eventos similares, relacionados con la misma temática, las personas en situación de desempleo, en Madrid,  mi ciudad de acogida, y en Barcelona, la ciudad en la que tuve mi primer trabajo cuando me egresé (terminé estudios). Hasta ahí todo parejo. Empate a uno.

en el caso del evento de Madrid, el I Foro Primer Empleo, se celebraba en dos jornadas en el pabellón 2 de Ifema. En el caso de Prepárate, en jornada única en el Palacio de Congresos de la Fira, dos sitios representativos en las dos ciudades bandera de España. Empate a dos.

en ambos casos hay una serie de ponencias plenarias para ayudar a la persona en situación de desempleo a encontrar trabajo, y hay una serie de organizaciones que apoyan el evento. Empate a tres.

Hasta aquí llegaron las grandes similitudes, que abren paso a los pequeños matices que hacen la diferencia. Sigue leyendo