des-conectado de la red / conectado con el universo

aprovecho el cambio de planes forzoso, para buscar el cable que me he dejado ayer olvidado en un bar, para experimentar lo que muchas personas en Madrid viven a diario, de 8 a 9 sumergido en el tráfico que se va convirtiendo en frustración,

y voy experimentando, cuando ya pasa más de la hora al volante, intentando integrarme en la M-30 dirección norte, para enganchar la nacional I, todavía no he llegado al nudo de Manoteras, una sensación que se convierte en ajá,

esto de la gran ciudad es un timo monumental, y le llamo a Silvia para conpartir el gran timo en el que vive la humanidad, muy en especial los ciudanitas, 2 horas o 3 horas al día pegados al coche o al transporte público,

2 o 3 horas que podrían estar dedicadas a cualquier otra actividad de nuestro interés, tocar la guitarra, aprender inglés o alemán, cultivar un huerto, o tocarnos descaradamente la bandurria,

pero no, eso no debe ser interesante para el sistema, que prefiere tener gente des-conectada, de sí misma, para empezar, la gran des-conexión, que nos permite des-conectar del otro, por medio de la competición,

y des-conectar del todo, y de la abundancia de la naturaleza.

   así lo vimos…

en el camino hacia el norte, tengo que parar en Aranda y Burgos, es una de las ventajas que tiene hacer viajes comunitarios, hoy Julio y su pareja son mis únicos compañeros de viaje, ellos eligen por mí dónde voy a parar,

y pienso qué puedo hacer con el tiempo que me va a sobrar en el camino,

son las 9 de la mañana y hasta las 16:00 no he quedado en Bilbao, y llamo a Gidor, tal vez me puedo juntar a comer con él en Legutiano, qué pena que hoy está en Donosti, ésta no va a poder ser, qué pena, y llamo a Ricardo, que trabaja en Aranda,

y hoy sí me recoge la llamada, es curioso, llevo 6 intentos de contactar con Ricardo en el último año fallidos, y hoy me invita a saludarle, aunque está a otra cosa, por Torremilanos, la finca familiar en la que desarrolla su actividad,

donde me voy a encontrar con una cuadrilla desenterrando unos nutrientes, preparado 500 les llama Ricardo, que van a servir para fertilizar el campo, en un nuevo ciclo eterno, y pienso en las causualidades de la vida,

este ritual sólo tiene lugar 1 día al año, los cuernos llevan durmiendo en el subsuelo medio año, todo el otoño y todo el invierno, y se retiran de la madre tierra en 1 día concreto, que en este caso es hoy,

y agradezco la magia de la vida, que me permite volver a saludarle a Ricardo, qué bien te veo, pirata, no me extraña que estés tan bien, tan cerca como estás de la naturaleza, conocer a tu primo, con el que quiero encontrarme desde hace 2 años,

conocer a Ángel, experto externo a la finca en biodinámica, lo que estoy viendo es un evento en el mundo de la agricultura biodinámica, yo quiero saber más de esto, mientras Silvia me pasa por wasap la imagen del libro que acaba de llegar a casa,

y me sonrío al imaginarme, sólo ha llegado un libro de los cinco que pedí, cuál puede ser, mientras todo está siendo.

en mi segunda parada en el viaje, Burgos, saco un tiempo para comer, el ticket me da margen hasta las 13:13, bonito número, en viva la Pepa, un restaurante con música chill-out, que hace un puente entre el agua y la piedra,

un bar desde el que vuelvo a llamarle a Silvia, convencido de que en un tiempo próximo ella también va a vivir así de bien, en la fluidez más absoluta, dejándose llevar a quién sabe dónde,

hoy a Aranda y a Burgos, muchas gracias, Julio, por elegir tan bien, más cerca de la tierra, más cerca de los otros, más cerca de sí misma.

quién sabe por qué conecto esta jornada en el campo con los huertos urbanos que Ricardo Colmenares promociona desde la fundación de Triodos Bank, y con el jardín ecológico de calidad Pascual,

y con el buen trato que llevo en forma de semillas en una bandolera nueva, la bandolera de la madre protectora, y con el futuro emerge, ese movimiento en el que la emoción, la madre y el niño (fundamentales en cualquier familia sana) están presentes,

y no puedo evitar imaginar una mesa en la que Ricardo Colmenares, Angel Amurrio, Ricardo y Javier Estefanía, otro loco biodinámico que tiene una plantación de estevia en la vera, están presentes,

y con la triple des-conexión que Otto Scharmer nos explica en la teoría U, y con el 3ple camino de desarrollo que compartimos desde 7 emociones, un regalo que se hace visible en este mundo de la mano del proyecto “escuchar es amar (la app)”,

tal vez lo que pasa es que está creciendo mi capacidad para re-conectar, y crear lazos de infinito y puentes entre mundos separados, donde antes sólo había tierra yerma, puedes llamarle desierto, o la palabra que en ti evoque la des-conexión.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

el viaje de vuelta de Mordor

una imagen rara entra en mi ordenador, es una especie de estación de metro muy profunda, esa es la impresión, con 3 escaleras, dos de bajada y una de subida, todo parece indicar que es más fácil llegar aquí que salir,

hay una columna de un grosor enorme a la derecha, todo parece indicar que hay un gran peso ahí arriba, es como si la columna soportase el peso del mundo, enorme, ahí arriba,

y una sensación metálica lo invade todo, sólo nos falta cierto olor a azufre para recrear el infierno en la tierra, te pongas como te pongas a mí no me gustaría estar en estas catacumbas mucho tiempo, si puedo estar sólo un poco de visita,

un pensamiento / sentimiento fugaz que correlaciono con un ajá reciente, relacionado con la visión de la abundancia en nuestras vidas, una visión que tiene todo que ver con cómo podemos construir esa escalera de salida del infierno,

y aquí me estoy refiriendo a una autopista consciente, no a la autopista in-consciente que nos proponen muchos cursos de desarrollo personal, no sé por qué últimamente veo cómo proliferan a mi alrededor,

todo el mundo ofrece talleres relacionados con el dinero y la prosperidad, síntoma de que estamos realmente jodidos, mal, muy mal, o requete-mal, a nivel personal (yo mi me conmigo) y a nivel global (como comunidad),

y observo que esta misma tarde, a la hora de comer, porque hemos comido muy tarde, el tema se ha filtrado en la conversación con Silvia, que esta misma tarde el tema se ha filtrado en la conversación con mis compañeras de SOL España,

en una charla que estaba relacionada con los fundamentos del liderazgo colaborativo, con base en los colores, ya me imagino tu cara, debes de sentir que lo uno y lo otro no tiene nada que ver, te entiendo, lo mismo pensaría yo,

y esta misma noche el tema se ha filtrado en la conversación con mis amigos de co-housing, Fernando, Silvia y Pedro, en un proceso que me ha servido para chequear la validez de un cuerpo de creencia inicial,

sobre el que vamos a seguir trabajando (tripaliando, sí), pero con un mortal des-enfado, por lo que, 1 – 2 – 3, todo parece indicar, foto incluida, que tengo que hablar de esto ya o ya, me ponga como me ponga, ahí va.

   así lo vimos…

en el viaje de entrada a Mordor dos personas han sido terriblemente significativas, son dos personas que conocemos todos por su rol, y en algunos casos también por su nombre, déjame que inicialmente les llame mamá y papá,

aunque algunas personas, más brutas, hayamos decidido que sean padre y madre,

2 personas que nos han regalado un juego de creencias viejo (papá y mamá representan el pasado de nuestra especie, mientras que hijo e hija representan el futuro, una evolución positiva), generalmente un cuerpo de creencias de mierda,

y una relación de hábitos congruentes, también malos, por medio de la educación, en la mayor parte desde su mejor intención (también conocida como amor), en la mayor parte de los casos basada en el miedo (ahí radica el primer gran problemita),

mamá y papá están previamente des-conectadas de la fuente, ellas también han sido educadas en el miedo,

de tal forma que nuestras creencias de partida y nuestras conductas de partida (hábitos mentales y conductuales) nos han metido en Mordor, estamos, sí, en los sótanos de la estación, bien profundo,

o en el centro de Matrix, tanto da,

y, si estás donde está la mayor parte de la humanidad, además estás des-conectada de tus emociones, te las han contado mal, para que no las entiendas, y para que no puedas hacer con ellas nada, o bien poco, en tu propio favor,

con lo cual tenemos pensamientos (mente), hábitos (haceres / voluntad) y sentimientos (hábitos emocionales) que nos atan de forma in-consciente a Mordor, con la ayuda de padre y madre,

2 relaciones que tenemos que sanar si ambicionamos la fuerza (la figura de papá es crucial en este aspecto) y el éxito en la vida (la figura de mamá es fundamental aquí), segun Bert Hellinger, padre de las constelaciones familiares.

estamos jodidas, sí, porque para salir de Mordor previamente hay que sanar las relaciones con las dos personas que nos han metido en Mordor, es una auténtica locura, tal vez por eso es tan difícil de conseguir.

además hay dos escaleras de bajada y una de subida, todo parece indicar que podemos salir a tomar aire, pero es más fácil volver a bajar al fondo de la estación que salir a la superficie y quedarse ahí,

vamos a tener que trabajar 3 cuerpos de hábitos (nuestras creencias, nuestras conductas y nuestros sentimientos, o hábitos emocionales arraigados), y su congruencia interna.

si, adicionalmente, queremos que ese camino sea consciente, para desarrollar la congruencia interna nos va a hacer falta una cosmovisión positiva que nos ayude a comprender el mundo, algo bastante complejo de desarrollar,

ya sé que te puedes estar perdiendo, a ver si me explico, una cosmovisión es como un ajá que afecta a todo lo que nos rodea, los cuatro reinos para empezar, de más complejo a más sencillo si empezamos por el ser humano, 4,

porque podemos entender inicialmente la relación entre iguales (hombre y mujer, ser humano con ser humano), 4, del ser humano con el ser animal, 4 – 3, del ser humano con la plantita, o ser vegetal 4 – 2, y del ser humano con la piedrita, 4 – 1, ser mineral,

y las relaciones que entrelazan los diferentes niveles entre sí, a esta fase yo le llamaría entender el mundo a nuestro alrededor, tal vez por eso el desarrollo consciente del Yo soy sea tan complejo,

porque al nivel 1 de dificultad (sanar a mamá y a papá, a padre y a madre) nos hace falta un adicional, vislumbrar un camino de desarrollo personal (y dentro de la comunidad) que sea claro, sencillo e ilusionante, y que se pueda actuar,

y aquí llegamos a un jardín sin flores, porque si esto tiene 2 niveles de complejidad seguro que el tres, como las escaleras, está al llegar, y cuando creemos que ya hemos salido a la superficie no tarda en aparecer,

tal vez cuando hemos sanado a madre y padre (1) y tenemos una cosmovisión aceptable del mundo material en el que vivimos (2) nos hace falta una comprensión y una aproximación al mundo sensible (3) y a todo lo que no se ve.

entendiendo que todo lo que cuento es una simplificación, sonrío al sentirme con fuerza  y ganas de empezar a preparar ese taller de abundancia (yo lo voy a llamar fundamentos del liderazgo colaborativo en el siglo xxi),

a sabiendas de que lo que hoy veo tan claro mañana no va a estar tan despejado, y seguramente voy a andar un poco más nublado mañana, sobre todo cuando la vida me ponga delante la prueba de turno, con la que nos hace el test del algodón,

oye tú, majete, ¿qué decías de la abundancia, de la prosperidad, de la fuerza y de la energía del dar y el recibir?

Otto Scharmer explica en la teoría U 3 des-conexiones que nos aíslan del mundo, la des-conexión con la naturaleza, la des-conexión con el otro, y la des-conexión conmigo misma,

3 des-conexiones que podemos convertir, a nada que le demos la vuelta al catalejo de mirar, en 3 ejes de re-conexión.

7 emociones da pie al programa de desarrollo de las 3 escuchas, que articulamos con el proyecto colaborativo escuchar es amar, y a el 3ple camino, dos o 3 temas de los que vamos a seguir compartiendo, no lo dudes, aquí y allá.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

en el faro (y un día nos imaginamos una celebración progresada exactamente aquí)

una vez al año, generalmente en verano, pero alguna vez en otoño o en primavera, como en este caso, paramos por el cabo de Gata, es que nos encanta la tranquilidad y la energía de esta región,

y tenemos el ritual de llegar al Faro, es como cuando caminamos por la playa, y no nos volvemos hasta tocar pared, más allá de este sitio no se puede llegar, pero esta vez lo hacemos al revés, vamos a hacer un poco de ejercicio,

y dejamos el coche en el último parking del otro lado, pasadas las playas de Genoveses y Monsul, en un camino que empieza en San José, y experimentamos con el camino, a ver si un día de estos nos animamos con el de Santiago,

y ya en la comida, en este restaurante en el que las chicas que lo llevan son tan majas y en el que se come tan rico, no sé si es el aire o qué es, pero para mí es la mejor cocina del mundo mundial, o así lo siento hoy,

y en eso estamos, dis-frutando como niños del placer de haber llegado aquí, lo nuestro nos ha costado, y conversando, y Silvia me cuenta una imaginación progresada, un sueño de una imagen por venir,

en la que estamos con nuestros hijos, Paula, Gorka y Maitane, y sus respectivas familias, parejas, hijas, lo que sea, dentro de unos años, quizás 15, compartiendo con ellos nuestra historia, que es en buena medida también parte de la suya.

   así lo vimos…

qué curioso, el comentario de Silvia me hace recordar un post antigüito, en el que a un chico le hacen una entrevista en cabo de Gata, hace años que se ha desplazado a vivir ahí, al que le visita uno de sus nietos, que va a volver a Madrid con la entrevistadora,

un post que comparto contigo por medio de este enlace, un post que se titula 30 años contando cuentos (una historia de amor con la vida), escrito en el 2013, hace casi 5 años, ya sólo quedan 25.

me sonrío al pensar que todas llevamos un poco de transgeneracional a cuestas, sí, ya lo sé, mucho más de lo que pienso, y venimos a resolver cosas pendientes en nuestro árbol, incluyendo el dolor no visto de alguno de nuestros ancestros,

y al pensar que hay bollos que nos superan, y que hay bollos para repartir, con lo que no me queda otro remedio que relajarme, Paula, Gorka y Maitane, nuestros hijos, han elegido sus propios bollos,

de la misma forma que Silvia y yo elegimos en su día los propios, y en esos andamos, en el lento e inexcusable camino, sin prisa pero sin pausa, del desarrollo de la conciencia.

de camino al Faro, deshago 500 metros de cuesta para buscar mi gorro, y en eso estoy, medio corriendo medio andando, que un ajá viene a acompañarme, relacionado con el camino de Silvia (biodescodificación e inner healer) y el mío,

porque 7 emociones (el desarrollo consciente de la conciencia, del Ser y de los grupos) empieza donde termina el desarrollo de la biodescodificación, que nos libera de alguna de las trabas de base que no nos dejan avanzar,

por el camino de la escucha, sí, las 3 escuchas son imprescindibles en nuestra vida, para abrir el 3ple camino de desarrollo personal.

7 emociones es un modelo de responsabildiad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

me colé en una fiesta

estoy paseando por Algorta con Karmele, intentando explicarle las ventajas de que sea ella la que cambie interiormente, porque es imposible que cambien todos los chicos con los que intenta asentar una relación, sin éxito,

y nos encontramos cerca de Satistegi con un grupo animado, dentro celebran algo, y un cartel que me llama la atención, la iniciación a un cuaderno de viaje, y me pregunto si detrás de ese cartel hay algo parecido a un viaje autobiográfico,

un viaje hacia adentro que le pueda ayudar a Karmele a mirar dentro en vez de tanto mirar fuera, y entramos en el local, donde preguntamos qué están celebrando, ¿acaso es la inauguración de algo?,

y sale a nuestro encuentro Begoña, que nos va a explicar la historia del centro que ella regenta, adi, y las actividades que desarrollan por las tardes, de lo más variadas, adi es como un centro de cultura alternativa en Algorta,

y lo que hacen por las mañanas, en una actividad que tiene todo de contreritas, porque hace unos años Begoña fue agente de seguros, y ahora se ha inventado una profesión nueva, desde el conocimiento de la letra pequeña,

ahora Begoña ayuda a personas que no conocen todos los detalles que la letra pequeña encierra en procesos con la aseguradora que les cubre situaciones de las cuales luego no se quieren hacer responsables, qué giro más bonito,

y me quedo maravillado con el giro de la historia, un proceso que ocupa inicialmente el 80% del tiempo de Begoña, que no cobra a sus clientes, realmente Begoña trabaja a éxito y “le pagan”, entrecomillado como observarás,  las mutuas,

y que progresivamente va a ocupar el 60%, quizás ahora está cerca del 40 o del 30% del tiempo, una actividad que le da lo que necesita para vivir, y para seguir realizando por la tarde, lo que a ella le gusta,

y descubro un mundo en el que apoya a chicas emprendedoras, en el que organiza talleres de cocina, de pintura, de conocimiento del arte, cuántas cosas y qué interesantes,

y pienso en Begoña como una participante más de el futuro emerge, un futuro que se gesta aquí y allá, a veces buscamos los grandes ejemplos, y a veces nos encontramos pequeños grandes ejemplos, preciosos, aquí y ahora, a nuestro alrededor,

qué te voy a decir, Begoña, de mayor me gustaría ser como tú.

   así lo vimos…

una vez nos hemos colado en esta fiesta, nos quedamos a charlar con el grupo de cocina que organiza Begoña y que imparte Lucía, esto no era una inauguración sino el cumple de Lucía, zorionak, Lucía,

tus alumnas no sé si aprenderán mucho de cocina, pero lo que es disfrutar sí que saben disfrutar de la vida, y conversar, cuando organices otro taller avísame, que yo también quiero pasármelo así de bien,

entre platillos y vinito, alrededor de una mesa y del fuego, … otra vez.

quién sabe por qué al amanecer, un bip del wasap tiene la culpa, me levanto y re-contacto con esta canción de Mecano, me colé en una fiesta, soy consciente de lo que acabo de hacer, me acabo de colar en una fiesta,

no sé si he hecho esto antes, qué corte, qué vergüenza, ¿verdad?

el azul claro, el orgullo bueno, acompaña estas líneas, y pienso en la de cosas que somos capaces de hacer, en contra de lo que nos han dicho mamá y padre, no molestes, no hables con desconocidos, no, no, no, no, no…

cuando estamos sanos, de eso se trata en última instancia, de vivir una vida propia, no la de papá y mamá, que ellos ya vivieron, o lo están intentando, la suya propia.

charlando con Lucía me doy cuenta de un movimiento que he hecho varias veces en mi vida y que no he conseguido mover adelante, relacionado con el dibujo y con las artes, sí, esas grandes olvidadas en mi vida,

porque me acuerdo de dos viajes en los que llevo con toda mi intención mis acuarelas y mis lapiceros, y mi cuaderno de dibujo (blanco, como te podrás imaginar), aquel viaje ya remoto a Egipto, en el que voy a conocer a María, la madre de Gorka y Maitane,

y unos años más tarde en Carboneras, donde ya estoy en la modalidad naúfrago, el año del divorcio, el hombre perdido en ningún sitio, solo, hablando con alguien que ya no está, solo aunque haya tanta gente alrededor,

dos viajes en los que no consigo realizar ni un dibujo, ni un boceto, y en los que el álbum de dibujo vuelve tan en blanco como lo llevo yo, y me hago la pregunta de cómo iniciar un cuaderno de viaje cargado de bocetos y de color,

y pienso en lo fácil que es, no puede ser más difícil que empezar un blog,

y me acuerdo de aquel día en el que pienso crear unas líneas, y compartirlas, hace de eso ya 5 años, ¿seré capaz de escribir un post al día como Cubeiro?, sí, tal vez lo que me molan a mí son las preguntas, por lo que me voy a auto-provocar,

¿seré capaz de hacer un boceto a lápiz y con colores una vez al día?

quién sabe por qué creo que en estas líneas nace una nueva afición y una nueva forma de viajar por la vida, que complementa las letras y la cámara del móvil, con mi cuaderno de viaje a todo color,

gracias, Martin, por el ejemplo.

 

y siento lo que he visto en este espacio, tan femenino, con restos de colección de Ana Ortuondo, que volverá con su nueva cole, con árboles en la pared, con esta presentación a la que gustaría asistir, Regalo para Kushbu,

en este espacio tan singular, adi, adi egon, atiende, sí, definitivamente por aquí ha pasado la madre protectora, con su cariño, su amor incondicional, su buen gusto y sus detalles, adi egon, que algo se cuece a nuestro alrededor.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons, responsabilidad, Karmele, que pone el foco siempre dentro, porque no es la vida que pasa por encima mío, sino lo que pasa en mi interior cuando la vida ocurre,

de eso habla la fluidez,

un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, que compartimos, como Begoña comparte adi, qué bonita actitud, muchas gracias, y como Lucía, zorionak, Lucía, qué 45 años más bonitos, desde este enlace.

 

 

 

forges inolvideibol (ellas te lo debemos)

en una de esas semanas en las que no caben más alfileres, termino el último taller en Mutualia, me despido de Pablo, qué gusto coincidir contigo siempre, y me reúno con Cristina en la fundación BBK, donde vamos a hacer varios dibujos juntas,

a ver si alguno de los 2 o 3 que hacemos es posible,

y me avalanzo al metro, hoy voy a entrar en el mundo subterráneo en la estación de Abando, camino del último quehacer antes de acercarme al centro de Algorta para la cena con la cuadrilla de quintos que no hicieron la mili,

y me paro de golpe al ver estos carteles con Forges como protagonista, a primera hora de la mañana había pensado pasar por aquí a sacar unas fotos con menos gente y se me había olvidado, qué buen momento para bajar una marcha, o dos,

sacar estas fotos, y sonreír un rato, con este genio del humor, y estas radiografías del hombre y la mujer de nuestro entorno, Mari Puri y Manuel, y pienso qué interesante sería filtrar una o dos de estas viñetas,

para iniciar una conversación sobre género, siendo tan estrecho el margen que existe entre en pensar y el hacer no creo que esté lejano el momento en el que simplemente lo voy a hacer.

   así lo vimos…

y así nos lo contaba él

hay personas que tienen una sensibilidad especial, que observan lo que sucede a nuestro alrededor, y lo fotografían, lo radiografían, lo caricaturizan, lo cuentan y nos lo explican, o lo ponen de tal forma que no podemos dejar de mirarlo,

muchas gracias, Forges, por tu preciosa forma de mirar y compartir, “ellas” te lo debemos.

y me imagino cómo sería una mesa redonda con Forges, con Maturana, con Claudio Naranjo, con Mafalda y Miguelito, en la que conversaran sobre esta cultura patriarcal en la que no hay sitio para las mujeres, para los niños, para nuestros mayores,

una conversación generativa en el futuro emerge,

y mi alma sonríe, una sonrisa cálida en la que reconozco a mi madre protectora, una sonrisa juguetona en la que reconozco a mi niño interior, una sonrisa que no va dejar tan fácil de sonreír, en la que reconozco a mi ser Adulto,

3 sonrisas en las que se dibujan un triple camino de desarrollo personal, y de sanación, un triple camino que también aplica a los grupos, a las organizaciones y a la sociedad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

las mujeres de la tabla redonda

hubo un tiempo, érase que se era, en Camelot, un movimiento encabezado por el rey Arturo y un grupo de caballeros, los caballeros de la tabla redonda, en un mundo que necesitaba un revolcón, una auténtica revolución,

y el tiempo pasa, y la energía masculina, poco a poco, da paso a una energía más femenina, más cordial, porque la madre protectora emana su cariño desde el corazón, la madre protectora, fundamentalmente, es amor,

y un grupo de mujeres se junta en un restaurante de Madrid, el Maceiras, en plena calle de Huertas, ¿de verdad hubo en su día una huerta aquí?. sí, Madrid era una ciudad mucho más pequeñita,

y empezamos a charlar, y a conocernos, porque hay personas que no se conocen hasta esta misma noche, para que el calor de las conversaciones y la comida, regada según los gustos, vaya haciendo su efecto,

para volver a hablar de la sopa de piedras, esa magnífica sopa en la que cada persona tiene algo que aportar, su sello particular, su camino de desarrollo personal, obsesión que se convierte en pasión,

sí, porque el futuro emerge se trata de eso, de conectar movimientos que ya se están dando, no tanto de crear nada nuevo, si algo tiene que aparecer en el camino a buen seguro que aparecerá,

y hablamos de ese camino de conversaciones que a acoger Sol España en Madrid, la próxima reunión va a ser el segundo jueves de abril, en vez del primero, aprovechando la junta anual de la asociación,

gracias, Efa, por tu regalo, en forma de txoko,

porque algo tiene de mágico el calor del fuego, que nos permite, qué pena que lo hemos dejado de mirar, juntar ingredientes, tan diferentes, pan, agua y ajo, que se van a convertir en otra cosa,

con la ayuda de las piedras, las piedras preciosas que nos han juntado y que cada una de nosotras puede acercar al calor de este hogar en el que se obra el milagro de la alquimia, y en el que la revolución pasa a ser evolución,

que es lo que toca, con la energía femenina, en este mundo en profunda TRANSformación.

   así lo vimos…

varias personas invitadas no pueden asistir hoy, algunas de ellas hombres afanados, están en la guerra con sus dragones particulares, no se tienen que preocupar, que les vamos a seguir invitando, tal vez a la siguiente sí pueden venir.

en esta noche de perros, llueve en tromba a eso de las 8 de la noche, una hora antes de la convocatoria, una sorpresa nos espera a la salida, hay una multitud de personas en una hilera, devotas del cristo de Medinacelli,

lo que para muchas personas es una noche de perros para otra es una noche para el encuentro y la devoción, qué bonita es la vida, qué diversa, qué rica, aunque muchas veces no lo podamos reconocer.

de vuelta a casa en coche, qué causualidad que Efa viva tan cerca mío y me puede acercar, si no yo no habría podido estar tan tranquilo hasta tan tarde, el último tren sale a las 11:20,

hablamos de la facilidad que alguna de las personas de este grupo, Efa como ejemplo, tienen de cambiar de registro y entorno, y relacionarse por igual con el alto ejecutivo y la propietaria como con el último peón de la organización,

una capacidad maravillosa en este movimiento, el futuro emerge, que junta mundos. CaixaForum y la INgobernABLE, o Medialab Prado e Impact Hub, lo público y lo privado, lo corporativo y lo social, la salud y la educación,

si te quieres acercar, échale un vistazo, seguramente tú también tienes una piedra que aportar.

el futuro emerge se inspira por las figuras que nos hacen pensar que un mundo diferente es posible, Otto Scharmer, Christian Felber, Christian Fleche, y florece cuando la teoría se hace vida desde el corazón,

en procesos en los que se hace evidente el liderazgo colaborativo, una forma de estar en el mundo mucho más horizontal, mucho más cercana, mucho más cariñosa, mucho más coral, mucho más vivida desde la emoción y la conexión,

ése es el movimiento que compartimos ayer, unas pocas personas, una pequeña tribu, no hacen falta más de 5 para cambiar el mundo, y en eso andamos, en el ejercicio de caminar para tener más sed, y más hambre, hasta que nos volvamos a juntar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad social creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

con la extraña sensación de estar siendo guiado

me levanto tempranito con la pregunta de qué voy a escribir hoy, quién sabe si me anima a hablar de la vida fuera de la caja, título en borrador de una jornada en ciernes en APD, junto a Javier Ondarra,

o de esta presentación en el instituto Tomás Pascual Sanz, yo ya he estado aquí antes, no sé si hace dos o 3 años, en una presentación de Christian Felber, el padre de la Economía del Bien Común,

o tal vez de este libro que empiezo a leer anoche, de Berard Lievegoed, un libro que me recomienda hace dos años Luis Espiga, mi mentor en triformación social, todo lleva un tiempo, Luis, y que compro el domingo, de camino por el rastro,

en la librería “el olor de la lluvia”, en la que Alfonso me anima a realizar una presentación de las 3 escuchas, o de escuchar es amar, el último proyecto de la factoría de “organizaciones con espíritu y corazón”,

y abro el ordenador, y la pregunta se responde sola, al ver esta imagen, en la que se despliega la ancha mar, realmente soy libre de ir hacia donde quiera, pero no sé cómo explicarlo, siento estar siendo guiado,

hay un camino que se me insinúa de una forma brutal, sólo tengo que dejarme ir, entre palito y palito, por el caminito, sin hacer mayor esfuerzo, y observo cómo estoy completando un recorrido que empieza hace 5 años,

con el cuentacuentos,  que aunque en su día creo que es una expresión del niño en realidad es una expresión de nuestro Ser Adulto, acompañado, siempre, por el cariño de la madre y la des-inhibición del niño,

con ecosistemas innovadores, y la aportación inapreciable de Otto Scharmer, con su teoría, la teoría U, esa en la que tenemos que bajar para después subir, y la de Laloux, con esa obra con ejemplos de aplicación práctica, reinventar las organizaciones,

sí, que no se me olvide, ecosistemas innovadores es territorio del niño natural, con la ayuda inestimable de la madre y del adulto,

y con organizaciones saludables, la tercera línea de investigación – acción, que se lanza desde el centro de las 7 emociones, porque entender nuestro rico mundo emocional y la vida en relación es comprender el mundo,

esta tercera línea que acabo de publicar este sábado, antes de ir de paseo a la nevera, y de pasar por esta presentación en el instituto Pascual, 3 años después de escucharle a Christian Felber,

hoy es el turno de, no te lo pierdas, “salud pública, nutrición y estilo de vida, hábitos de vida saludables”, y no puedo sino reconocer la magia de la vida que se despliega ante mí, y ante todas nosotras, en este camino guiado, o insinuado por estos palitos,

a la izquierda y a la derecha,

porque con organizaciones saludables, esta línea de investigación – acción que lidera la madre protectora, con el calor del corazón, con la ayuda de nuestro niño natural y el ser adulto, se cierra este camino inspirado por la energía del 3,

por la triformación social, de eso hablaba Chistian Felber hace 3 años en este mismo escenario, y de la triformación del ser humano, de eso hablan estas líneas hoy, el pensar – sentir – hacer congruentes,

y por la fuerza del Ser Adulto, del niño natural y de la madre protectora, o lo que es lo mismo, con la fuerza del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, en este mundo que se entiende mucho mejor cuando nos acercamos a la energía del 3.

   así lo vimos…

y no tengo ni idea de qué se va a desplegar hoy, con la presentación anual de corresponsables en Madrid, quién sabe si llegue a hablar de “escuchar es amar” con Marcos, o con Germán, o con Isabel,

quién sabe qué surja en la entrevista posterior con Carlos Malagón, ex-profesor de baloncesto de mi hijo Gorka, cuánto te extraño, campeón, y representante de la fundación Rudolf Steiner, algún día llegamos a la escuela Micael para algo,

y veo un camino con palitos, a la derecha y a la izquierda, que se va desplegando, mientras sigo escribiendo, y viajando de aquí para allá, “noraezean”, aparentemente sin rumbo, “innortado”, con esta extraña sensación de estar siendo guiado.

nora-ez-ean, a dónde – no – en, no sabiendo a dónde, es un camino que recomiendo totalmente, es el ser al servicio del camino, es el no ego al servicio de la vida, creo que MIHALYI CSIKSZENTMIHALYI  lo denomina FLUIR.

observo la imagen, la recorto dentro del monigote, y siento que este camino es un camino con corazón, tal vez por eso empiezo a enunciar esta semana el concepto “heart-tank”, en referencia a “el futuro emerge”,

un evento guiado por la energía del corazón, al igual que está guiado por esta energía el proyecto “escuchar es amar”, dos posibilidades de investigación – acción de las que tú, o tu organización, también pueden ser amigas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que compartimos, porque compartir también es amar, desde este enlace.

 

 

¿y si hacemos un cuadro de gratitud?

tras la sesión del viernes en Mutualia, una sesión que termina a las 5 con una sensación muy curiosa, la magia se ha hecho presente entre nosotras, y parece que nadie se quiere ir, qué raro, más que raro, rarísimo,

de hecho me da la sensación que estoy echando al grupo cuando repito por tercera vez que ya se ha acabado, qué malo soy, y 3 días más tarde Fermando nos remite una propuesta extraída de un libro de Melodie Beattie,

y observo con una sonrisa que estamos plantando semillas en terreno fértil, todo parece indicar que en este grupo algo va a germinar, y va a crecer, sí, todo parece indicar que sí, muchas gracias, Fernando, por tu regalo,

un regalo cargado de gratitud.

   así lo vimos…

Un día, años después de descubrir el poder de la gratitud, me sentía atascado, bloqueado e ingrato. De nuevo. Después de unos minutos de esto, supe qué hacer. Entendí claramente cuál era el remedio para mi situación.

Fui a una tienda en la ciudad y elegí la cajita más hermosa que pude encontrar. Era plateado, con grabados en él. Alrededor de cuatro pulgadas de alto y seis pulgadas de ancho. Luego fui a casa y saqué una libreta de papel. Lo rompí en pequeñas tiras pequeñas. En cada hoja de papel, escribí una cosa que me molestaba o preocupaba: desde las finanzas, al trabajo, al amor.

Cuando terminé de escribir mi lista de problemas, comencé con otra. Ahora, en cada hoja de papel, escribí los nombres de las personas por las que quería orar, las personas que amaba, las personas a las que quería pedirle a Dios que las bendijera.
Cuando terminé, puse cada pequeña tira de papel en la caja.

Luego, sostuve la caja en mis manos y agradecí a Dios por todo lo que había dentro.
Todavía tengo mi caja de gratitud. Lo mantengo a la vista. La gente piensa que es solo una decoración bonita, pero para mí significa mucho más que eso. De vez en cuando, cuando me siento deprimido, abro la caja. Saco un trozo de papel y practico la gratitud por cualquier resbalón que haya salido. A veces, saco un nombre de alguien a quien quiero que Dios bendiga. Para ese día, mi misión es rodear a esa persona con mis oraciones.

La mayoría de los problemas que puse en esa caja se resolvieron hace tiempo. Pero la caja todavía está alrededor para recordarme el poder de la gratitud.

¿Tiene algunos problemas en su vida hoy en día, áreas que parece que no puede resolver? Si aún no tienes uno, considera hacer una caja de agradecimiento. Recuerde, hay una diferencia entre saber sobre el poder de la gratitud y realmente aplicar la gratitud en nuestras vidas.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

y me pregunto por qué hago un cuadro en vez de una caja, pero con el mismo sentido, tal vez es mi inconsciente, que me ayuda a seguir jugando, ¿qué caja?, la que sube y baja, y veo cómo mi niño natural se expresa, por aquí y por allá,

jUgando, es tan importante jUgar…

 

recientemente descubrimos el triple camino, un camino de sanación, un camino de salvación personal, que tal vez tiene cierta capacidad de contagio, te animamos a que lo pruebes, tal vez tú tienes alguna de las 3 patas más corta que las otras,

tal vez ésa es tu vía para mejorar.

si quieres jUgar sencillo puedes juntar a tu madre protectora, paciente y cariñosa, que va a pintar un mandala, una actividad que además nos conecta con una energía sutil que nos puede acompañar en el resto de las actividades del día,

y a tu niña natural, que va a juntar el dibujo con cualquier tontería, dentro de un marco hueco, quién sabe por qué a los niños les fascinan las cosas sencillas, como los palos y las piedras, unas piedras que son preciosas, gracias a la imaginación,

y dejamos que pase lo que pase, ¿qué te parece nuestro manualidad de hoy?

7 emociones es un mod0

los recuerdos robados a las estrellas muertas

por un extraño motivo enlazo en esta charla mañanera con Silvia  la figura de su madre y la mía con un ejercicio que me propone hacer Mario hace ya unos años, gracias, mamá, por las 3 cosas que me has regalado en mi vida,

gracias, madre, por las 3 cosas que no me has podido dar en la vida, porque tú misma no las tenías, un ejercicio que se repite igual de sencillo con nuestra figura paterna, gracias, papá, gracias, padre,

enlazo esta charla con el post de hoy, una postal que nos habla del camino de los chamanes, y conecto con Agustín (Itzcoatl Paplotzin) y la familia azul, y estos dos libros que me regala su contacto con él,

Las 7 ventanas del chamanismo (la danza con la muerte el reencuentro con la vida), un libro que compro y todavía guardo en mi librería, y los secretos robados a las estrellas muertas, un libro que compro para regalar y no regalo,

y que por algún extraño motivo pierdo en uno de mis últimos cambios de casa, y me acuerdo con cariño de Agustín, el chamán de la familia azul, y aquella casa en Armenteras, antes centro de operaciones de la familia azul en España,

ahora otra cosa difícil de explicar,

y agradezco la charla de este domingo de febrero, con 3 talleres de 7 emociones en curso, en realidad son 5, 3 de ellos en la segunda sesión, 2 de ellos en la primera sesión, una charla que me va a ayudar a poner, sí o sí,

porque toca, este ejercicio fundamental en la construcción personal, y en lo que está por venir, el desarrollo del grupo y de la comunidad, porque poco o nada podemos hacer si no estamos completas y sanas,

de eso se trata, de estar bien yo, para poder estar mejor contigo.

   así lo vimos…

busco la forma de bajar gratis o comprar este libro, descatalogado, profundamente poético, un librazo, los recuerdos robados a las estrellas muertas, y no lo consigo, salvo un cachito, que encuentro en un blog en internet,

espero que te guste este recuerdo robado en la blogosfera, a veces viva, a veces medio muerta, de internet.

Háblanos del conocimiento – preguntó con gran alegría-.

– Quieres que te hable del conocimiento, Karolita, pero tus preguntas sólo llevan a que yo hable de lo que sé, y tú hables de lo que sabes tú.

Aprendamos nuevas maneras de jugar con palabras, las palabras son aire que salen en forma armónica de la boca. El conocimiento es la congruencia con la que atamos todos nuestros actos.

Si realmente quieres saber, escucha, no hables. Pero no me escuches a mí, no escuches a un intermediario, busca tú mismo la fuente. Escucha a la madrecita Tierra, a la madre creadora del Universo, al Espíritu,  a Dios, escucha una piedra o mejor escucha el latido de tu corazón, ése si sabe lo que es la disciplina y la armonía.

Mira, Karolita, tienes una gran sabiduría y tu forma de vida lo enmarca, el conocimiento te corteja y a veces lo pierdes todo por una falta de silencio externo e interno.

A ti nadie te ha regalado nada. Cada cosa de tu vida la has ganado por mérito propio. Yo nunca te he visto quejarte salvo raras ocasiones, ni criticar con mala intención. Dios, el Espíritu, te quiere mucho, por lo que eres y por lo que te has permitido ser. Tu vida no ha sido fácil. Eres una mujer de lucha, de esfuerzo, de sobreesfuerzo. Pero yo te pregunto qué es lo que vas a hacer con tu vida. Hoy en esta etapa de tu existencia necesitas ser muy congruente con “tu” conocimiento.

El silenció inundó el tipi. Chusmi había percibido el mensaje como si en realidad se lo hubiera dirigido a él y miró a Agustín. Quería hablar pero no se atrevía a romper el silencio sagrado. Agustín asintió con la cabeza y Chusmi dejó salir la confusión de su alma.

 –          Me siento derrotado y todavía no he empezado. Juego con las palabras tratando de engañarme y  de engañar al mundo – dijo con lágrimas en sus ojos-.

–          Querido Chusmito –respondió Agustín- Caminar el camino del guerrero es saber que no tenemos oportunidad alguna de conseguir la victoria, pero a pesar de eso tenemos la obligación de intentarlo una y otra vez.

“Es como estar en la falda de una gran montaña, sin equipo, sin comida, sin ayuda, y sabiendo  que lo único que  queremos es subir a la cima. Cuando uno limpia sus lazos con el Espíritu, por el camino vas encontrando lo que necesitas. Las puertas se abren, pero también descubres que la cima está mucho más alta de lo que nunca imaginabas. Y cuando llegas a lo que creías que era la cima, existe otro punto más alto todavía. Muchos se quedan en el camino. Hace falta una confianza absoluta en tu poder personal y una gran capacidad para ver el entorno. Un día, contemplando el paisaje, descubre que ya llegaste a la cima. Pero también descubres que ya no te importa.

Mira este agujero de tierra, esta madriguera. En toda mi vida no he aprendido tanto como desde que duermo aquí dentro.

He aprendido todo lo que ya sabía, pero que no había acertado nunca a explicar con palabras.

A mí me puedes engañar pero a nuestra madrecita Tierra no hay manera. Tarde o temprano todo lo que eres regresará a ella. La Tierra sabe siempre la verdad.

No sirve de nada viajar si adonde vamos llevamos siempre los mismos problemas, las mismas preguntas y salimos con las mismas respuestas. Cambia el nombre de las calles o de las ciudades que visitamos pero todas ellas serán siempre lo mismo.

A pocas personas quiero como a ti, pero todo mi amor no moverá un centímetro la condición humana a la que te estás enfrentando. De entre todos los aprendices eres el que más alto está aspirando, te digo y escúchalo bien, volarás mas alto de lo que yo soy capaz.

No tenemos oportunidad de ganar. Lo único que nos queda es disfrutar el máximo nuestro mejor intento, crecer, evolucionar y cambiar para así adentrarnos en el viaje maravilloso que es el conocimiento y los misterios que encontraremos en el camino.

Estás solo, amigo mío, pero siempre  viajarás acompañado, un día partirás y yo te voy a extrañar mucho, cuando regreses que yo vea tus triunfos no en  palabras, sino en tu calidad de vida.

quién sabe por qué termino esta mañana y estas líneas con la certeza de que este ejercicio, gracias, mamá, gracias, madre, gracias, papá, gracias, padre, va a ser uno de los fundamentos de la sesión 2 de 7 emociones,

y si no… al tiempo,

y reviso entradas antiguas en las que ya está enunciado, por ejemplo en estas líneas, tituladas “gracias por lo que no me puedes dar”,  ahora toca llevarlo al mundo con una energía nueva, desde una nueva comprensión.

 

Nota:

“gracias, mamá, por las 3 cosas que me has regalado en mi vida” representa el reconocimiento a un regalo natural que nuestros progenitores han puesto en nuestro camino, es algo que se ha hecho presente en nuestras vidas sin esfuerzo alguno,

“gracias, madre, por las 3 cosas que no me has podido dar en la vida, porque tú misma no las tenías” se torna en agradecimiento sincero cuando me doy cuenta de que tu oscuridad es parte de la luz que yo he venido a desarrollar,

y de mi camino personal, de mi Trabajo en esta vida, esa característica negativa en ti, y que no voy a poder dejar de mirar cada vez que me encuentro contigo,y son muchas las veces, es el recordatorio, en buena medida, de para qué estoy yo aquí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

una pequeña gran TRANSformación (compañeros del metal)

una pequeña transformación empieza siempre con un paso, tal vez eso está pasando con este proceso de acompañamiento en talleres mecánicos Paramio, un proceso lento que empieza cuando, a contracorriente,

en un entorno que no es especialmente propicio,

decidimos filtrar una forma nueva de entender y explicar el mundo, con dibujitos y color,

y en esto que estoy escribiendo y me pregunto que entorno lo es, y me acuerdo de un par de comentarios que se filtran en los últimos procesos, que corremos en Mutualia, qué interesante es nuestro rico mundo emocional, con la ayuda de 7 emociones,

una propuesta que sabe saltar de un taller de mecanizado a un colegio, en el territorio de la educacion, o a una mutua, o a un geriátrico, en el territorio de la salud, qué interesante este mundo relacional que no entiende de sector,

y observo cómo vamos venciendo las primeras resistencias, y se establecen conversaciones nuevas, y poco a poco vamos reconociendo los colores, el rojo, el naranja, el amarillo,

y esos elementos con los que explicamos y entendemos el campo de la atención, 

y los diferente tipos de comunicacion que entablamos desde ahí, la comunicación piedra, la comunicación tomate / pepino, que se convierte poco a poco en caracol, la comunicación humana ya esta próxima, al llegar.

con la ayuda de los dibujitos y el color, también con el azul clarito.     

así lo vimos..

 

en esta sesión introducimos el azul claro del orgullo sano, del orgullo humilde, una emoción que necesitamos para el desarrollo de procesos de mejora grupales, un color que nos introduce en la paleta de los colores fríos,

ego que compite y que deja paso a personas voluntarias que comparten y colaboran, con el 2018 por delante, un año que se rige por la energía del 11, 2 + 0 + 1 + 8 = 11, buen momento para el despliegue del liderazgo colaborativo,

buen año para compartir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirada por la teoria U de Otto Scharmer y por la teoria del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.