con la confianza en el equipo por bandera (España sí tenía un plan)

disfruto del día después del partido Portugal – España, que da paso a los nuestros a la Final Four del próximo año, un torneo en el que van a estar Croacia, Países Bajos e Italia, y al que no acceden Alemania, Francia ni Inglaterra,

a veces qué interesante es ver la lista de los que no llegan,

y conecto con Peter, mi amigo del Real Madrid, confeso anti – Luis Enriquista, si ese término existe, como muchos socios del Real Madrid, y de la prensa de la capital, que ven en el selecionador español a un señor al que sólo le falta el rabo rojo y el tridente,

y me sonrío de todas las críticas que recibe por sus formas, por no hacer la selección que cualquier aficionado haría, no lleva a Ramos, no lleva a Aspas, no lleva a nadie de los que yo llevaría con los datos de la inteligencia artificial en la mano,

es evidente que no ríe las gracias de los cortesanos de Flo ni de nadie,

y me sigo sonriendo tras acordarme de la rueda de prensa previa al partido, que me gustaría enlazar aquí, en la que Luis Enrique desborda confianza en su grupo, y afronta una final, el último partido de una fase clasificatoria en el que sólo vale ganar, con entereza total,

a pesar de todos los cuestionamientos, de una prensa que no valora lo que tiene y sólo mira lo que falta, a la que no hay argumentos cabales que les saque de su particular trinchera contra el seleccionador,

sí, una persona que derrocha optimismo, espíritu positivo y confianza en su idea de juego y en su equipo, y que demuestra día a día ser un gran entrenador, no hay más que tirar de hemeroteca, o ver simplemente el partido de ayer,

en el que se demuestra que España tenía un plan, que le podía no haber salido, pero que en este caso, y no es la excepción, tmbn le funcionó, y me vuelvo a preguntar, Peter, qué no seremos capaces de hacer cuando sí nos vestimos el traje de la confianza,

sí, cuando la confianza desborda el vaso

así lo vimos…

escribo estas líneas desde la biblioteca del campus de Ciencias Sociales de la Universidad de Valencia, en la que tengo una reunión pendiente, dentro de nada, a y media, en la que seguramente vamos a hablar de lo que ocurre cuando la confianza des-aparece,

y su contraria, cuando la confianza permite, como el caso que nos ocupa de un partido de futbol y de un grupo que no se destaca por sus individualidades ni por tener el mejor killer del planeta fut, que aflore lo mejor en nos.

y tú, ¿de qué te sientes capaz cuando la confianza desborda?

tmbn puedes leer Luis Enrique se corrige a sí mismo

el estudio sobre la confianza en entornos organizativos (en España, Portugal y LATAM) es un proceso que se desarrolla bajo el paraguas de un doctorando en el instituto de investigación de políticas de Bienestar Social de la Universidad de Valencia,

un proceso en el que tú y tu organización tmbn podéis co-laborar.

empresas del futuro, empresas con futuro

desde Economía Humana y OEC (Organizaciones con Espíritu y Corazón) preparamos un presentador con 2 líneas de investigación – acción que entendemos pueden ser interesantes para cualquier organización,

y que ponemos al servicio de cualquier cámara de comercio, cluster sectorial o agrupación de organizaciones, de cualquier tipo, de cualquier dimensión, que puede ser interesante también para pequeñas organizaciones,

o grandes organizaciones a título individual, organizaciones vivas, formadas por seres humanos, personas, ¿cómo podemos pretender gestionar las organizaciones como si fueran máquinas?,

si la especie humana tiene futuro es porque las organizaciones lo tienen, y viceversa, qué bonito, necesario e interesante es sentir que esto es posible, cuando ponemos a las personas en el centro de la actividad organizativa y económica,

organizaciones formadas por personas y para las personas, por eso proponemos 2 líneas de investigación – acción complementarias, el desarrollo de entornos de confianza dentro y fuera de la organización, y la gestión de intangibles,

con el apoyo de 2 metodologías (formas de hacer) intencionales e innovadoras, de las cuales tú y tu organización también podéis ser parte.

así lo vimos…

si tienes interés, te adjuntamos la propuesta de este taller introductorio

tienes más información del estudio de la confianza en entornos organizativos en la página que hemos creado al efecto

y tú, ¿crees que tu organización tiene futuro?

Bo Cruz y CIA (felicidades a la familia)

no veo en directo la final del Eurobasket 2022 entre Francia y España, pero disfruto el día después de esta secuencia de 6 3ples de 7 que Juancho Hernángómez mete en el segundo cuarto de la final, que le valen el reconocimiento de MVP de la final,

y me acuerdo de esta película tontorrona y amable que veo hace poco, Garra, un regalo que habla de la superación personal de un chaval marginado, con un hispano, español, como protagonista, Juancho,

una peli con LeBron James, Adam Sandler y Bo Cruz, miembro de la familia, un regalo tan bonito como in-esperado.

así lo vimos…

la familia de España concurre al Eurobasket sin posibilidades, los pronósticos le auguran un puesto entre el décimo y el octavo puesto, como aquella Dinamarca (acabo de pasar al fut) no clasificada para la Eurocopa 1992, o como Grecia en la edición de 2004,

equipos sin posibilidades, y que acaban en lo más alto del deporte de competición, cenicientas in-esperadas de una vida rara, en la que la realidad supera, muchas veces, la ficción, según van cogiendo rodaje y confianza,

sí, alguien escribe por ahí que algún día este torneo será base de una tesis doctoral, y alguien filmará una película sobre este extraño proceso, en el que los potenciales se anidan y crecen, no hay más que preguntarle a la familia cómo se consigue.

y tú, ¿qué eres capaz de hacer cuando nadie espera nada de ti?

el estudio sobre la confianza en ambientes organizativos es un proyecto, en curso, en el que tú y tu organización tmbn podéis ser parte.

puedes seguir leyendo opiniones sobre esta gesta histórica del grupo en los Hernangómez se hacen grandes o en la entrevista a Sergio, que nos habla de valores de los grupos, al menos de éste, con generorsidad, altruismo, sin egos, al servicio del grupo,

un plus que multiplica los valores individuales.

tiburones y pececillos de colores

en la vida en el mar, todas sabemos que conviven el tiburón y el delfín, la ballena y los atunes, las sardinas y los pececillos de colores, todo eso es claro, seguramente de tan evidente que es te parece una obviedad,

porque un tiburón y pez de colores tiene forma, colores y actitudes bien diferentes, y cualquier persona las puede apreciar, ¿verdad?, por eso te vamos a proponer un ejercicio, el ejercicio de la varita mágica,

imagínate que con una varita mágica podemos transformar a los dos peces de colores en tiburones, con lo cual los 3 sujetos objeto de apreciación tienen forma de tiburón, color de tiburón y actitud de tiburón,

es evidente que tras la transformación mágica te va a costar más distinguir a los peces de colores del tiburón, ¿verdad?, porque los 3 tienen color, forma y actitud de tiburón, de tal forma que la imagen nos induce a pensar que los 3 son tiburones,

y lo mismo pasa al revés, con la ayuda de la varita mágica, que transforma al tiburón en pez de colores, con lo cual tenemos 3 peces de colores, con color, forma y actitud de peces de colores, en su arrecife de coral,

en este caso sería muy difícil diferenciar al tiburón, ya que ha adoptado el color, la forma y la actitud del pez de colores, dicho lo cual te preguntarás, ¿para qué este ejercicio tonto de varita mágica?, ¿qué me aporta y para qué me sirve este ejercicio de imaginación?,

pregunta harto interesante, que tiene aplicación en el mundo real, en el que los humanos, fuera del mar, parecemos una única especie, a pesar de que haya diferentes colores, razas, tamaños e idiomas (formas del mundo exterior),

diferentes colores y formas en el cuento de la varita mágica, pero tenemos diferentes actitudes y formas en el mundo, que vienen condicionadas por un elemento muy interesante, la conciencia,

algo que no podemos explicar bien pero que todo el mundo entiende más o menos, porque cualquier humano siente que él tiene más conciencia que un perro, por ejemplo, o que un chicharro, si queremos volver al mar, que un tiburón o un pececillo de colores, si seguimos el cuento de la varita mágica,

de la misma forma que sentimos tener más conciencia que un vegetal, un tomate o un pepino, o una piedra, lo cual abre una curiosa conversación, ¿hay en tu mundo personas con formas externas parecidas que se comportan de forma bien diferente?,

¿es atribuible esa diferencia a su raza, su idioma, su educación, sus circunstancias, su entorno, su religión, sus ídolos infantiles, sus apegos y mandatos parentales o acaso hay algo más?,

¿acaso somos diferentes en base al nivel de conciencia que albergamos?,

¿tú qué crees?

así lo vimos…

en el desarrollo del estudio de la confianza nos hemos encontrado con un libro, que estaba en la estantería de casa, durmiendo su hora de gloria, recomendación de Ferrán Caudet, es muy interesante entablar conversaciones y dejarse aconsejar,

muy instructivo bonito y potente leer textos interesantes, el poder contra la fuerza,

un libro en el que David R. Hawkings nos introduce en 2 campos atractores de la conciencia (o de la energía), que nos anima a pensar que no todas las personas estamos en el mismo nivel de conciencia, con Gandhi, el ahimsa y la marcha de la sal como ejemplo,

seguramente ni tú ni yo sentimos estar al nivel de conciencia de Gandhi, ¿verdad?,

un campo de conciencia que se va a manifestar en todo lo que hacemos, en la práctica, independientemente de nuestra forma y color exterior, es por ello que en el estudio sobre la confianza en entornos organizativos empezamos a integrar la LKC,

o Lectura Kinesiológica de Campo, una técnica energética que nos permite desvelar la energía de las personas y proyectos que nos van a acompañar en el camino, si queremos subir al monte más alto mejor si nos acercamos a la conciencia del pez de colores,

en vez de optar por la del tiburón.

y tú, ¿qué tipo de conciencia observas en tu organización, de pececillos de colores o de tiburón?

tú y tu organización tmbn podéis participar en el estudio sobre la confianza en entornos organizativos, ya sabes, si tu conciencia y la de tu organización ha evolucionado desde la forma y color de la conciencia del tiburón.

en tu espejo me reflejo, Katya

mira que llevo ya 3 días en esta casa en Suiza, en Balerna, aislado del mundo de alguna forma, a 2 estaciones de Como San Giovanni, con una frontera por medio, y todavía me pregunto cómo es que me he equivocado al reservar este airb&b,

hasta que aparece en la puerta, ya han transcurrido 3 días, Katya, la propietaria de la casa, de vuelta de unas vacaciones de 12 días por el sur de Portugal, en las que ha disfrutado de su gran afición, la bicicleta, por el Algarve y Ayamonte,

y entablamos una conversación en la que me cuenta la historia de mi vida al revés, ya que a Katya tmbn la divorciaron tras una infidelidad, en este caso su ex tenía el buen puesto de trabajo y el dinero, dinero con el que compra a sus 3 hijos,

primero a las dos mayores, luego al pequeño, niños que no dejan de reprocharle a Katya que no les quiere, cómo es que ha retirado sus cosas de su casa, después de que decidieran libremente irse a vivir con el padre, curioso,

cómo es que ha convertido sus habitaciones en un airb&b, a quién se le ocurre, y sigo indagando en la historia de Karen, que se encuentra en el camino de la vida con una pareja que no es lo que parecía,

con la que está desde los 17 años, 30 años de relación, que le es infiel por primera vez, y hace la goma, que le es infiel por segunda vez, y vuelve a hacer la goma, hasta que Katya le propone que se quede o se vaya definitivamente,

ante el estupor del mundo, – ¿qué vas a hacer sin trabajo ni dinero?, – estás mucho mejor con él, voces que definitivamente no va a escuchar, es mucho mejor estar sola que mal acompañada.

así lo vimos…

Karen, como muchas otras personas, se ha visto obligada a elegir, después de una vida dedicada a su familia, a su pareja del alma y a las 3 hijas del matrimonio, con una crisis del COVID que le impide ejercer, sin la green pass, ya que no se va a vacunar,

entre la vida en sumisión y la vida en libertad,

y elige la segunda, sin la comodidad del dinero, Katya se apunta a a sobrevivir en pelotas, polvo somos y en polvo nos vamos a convertir, 3 hurras por Katya, por cada uno de sus 3 hijos que no le entienden ahora,

y que no le van a entender durante buenos años, niños egoístas que se dejaron comprar por las comodidades del dinero, por la fuerza del opulento, sí, a sus hijos no les interesa entender nada, hasta 3 veces me repite Katya que su ex es rico,

aunque a ella no le haya pasado ni un duro, en el típico ejercicio de coerción, porque el dinero no quiere a la gente libre, la prefiere sumisa, calladita y atada a la pata de la cama, sí mi amor, yo tmbn te quiero, soy tu esclava, para lo que tú quieras y como quieras, amén.

y tú, ¿a qué estás dispuesta a renunciar?

y no puedo sino agradecer a la vida los regalos que me trae, yo quería hablar en esta visita con Maitane, mi hija mayor, como quiero hablar con Gorka, mi hijo pequeño, son ya 9 años de nuestra separación,

aunque todo parece indicar que no se puede por ahora, su mamá tierna se los engulló, y esas 2 charlas están hoy negadas,

pero donde no surge una conversación aparece otra, esta vez con Karen, un reflejo de mi propia historia, descalza en la terraza de su casa, hablando con cualquier persona que casualmente para una noche por ahí,

sí, agradezco el regalo al Dios de airb&b, el mismo Dios de los soles y las lluvias, de los vientos y las tormentas, como la que cae ahora sobre Balerna, mientras escribo estas líneas que le haya ayudado a Katya por medio mía,

ayuda a otros que se convierte en ayuda a una misma, porque la pelota va al frontón… y vuelve, encantado de ayudarte, gracias por ayudarme a mí con este ejemplo de vida de necesidades mínimas, vacaciones en bici,

vida en libertad.

la vida nos muestra múltiples ejemplos de capacidades básicas que todas podemos apreHender, dejar ir para dejar venir, porque lo viejo tiene que morir para que lo nuevo aflore, con el coraje por medio, sí, la historia de Katya es la historia del coraje,

abierta a las poesibilidades, abierta a la vida,

en el camino de la conciencia del ser adulto sano, Otto Scharmer lo llama Open Will.

mi tronco

entre lo de abajo y lo de arriba, entre nuestras raíces y la copa, entre lo que recibe y lo que da, la tierra y el cielo, se encuentra la madera de nuestro tallo, el material del que está hecho nuestro canto, por eso hoy esta foto con madera y más madera,

con forma de txalaparta,

un ejercicio que tengo intención hacer antes de terminar el verano, buscar uno o dos travesaños de madera para conformar 3 o 4 tablas de diferente longitud, 90 cm, 1 metro, 110 cm, aunque no estaría mal tener por ahí un listón de 130,

las borriquetas y las baquetas ya están esperándome en casa, curiosas palabras, borriquetas, baquetas, sólo faltan unas pocas maderetas más para prender el fuego de este juego.

así lo vimos…

en el dibujo simbólico de nuestro árbol, en el centro se encuentra el 3ple camino, un viaje del ser humano que fuimos al que estamos destinados a ser, personas que encarnamos desde nuestra curiosidad y bien estar natural la conciencia del todo,

3ple camino que en un punto del viaje re-formulamos con un nombre curioso, 3 retos 4 us, 3 retos para todas nosotras, que toma formas bien diferenciadas, con el camino del juego y el dis-fruT, con el camino del corazón, con el camino de la conciencia,

para completar, con el viaje de los 0 a los 21 regalo de padre y mamá, 3 Us en la vida, de los 21 a los 42, el mundo en la higuera (in-consciencia), de los 42 a los 63, el viaje de la conciencia, de los 63 a los 84, el viaje a la serenidad desde el compromiso con la vida,

para terminar con un cuarto viaje, de los 84 en adelante, no todas elegimos seguir aquí más tiempo, del más acá al más allá, iniciando o preparando en la medida de lo posible el viaje de vuelta,

y tú, ¿ya conoces el sonido de tu tronco?

y mira que me llama la atención este taller que hoy recibe la madera de mi ser, quizás un día no tan lejano, tras integrarlo, todo lleva su aquel, tal vez lo hago mío, y yo tmbn lo imparto, txalaparta y auto-conocimiento.

los 3 elementos del libre albedrío (y de la libertad personal)

Tomo prestadas unas líneas de EL PODER Y LA ESTRUCTURA DE LA LIBERTAD, están comenzando el libro Libertad y Responsabilidad en el trabajo, líneas en las que los autores nos comparten los 3 elementos fundamentales del libre albedrío,

término que podemos traducir como libertad personal, si te parece ahí van…

EL CARÁCTER DEL LIBRE ALBEDRÍO

El libre albedrío es cualitativamente absoluto e infinito pero cuantitativamente relativo y
limitado. Nuestra experiencia del libre albedrío puede entenderse mejor si observamos los tres elementos que lo caracterizan: la espontaneidad, la autodeterminación y la elección.

Espontaneidad

Puede pensarse que las acciones y las inacciones están determinadas por factores externos y no son espontáneas, pero se experimentan como tales. Un acto libre se manifiesta literalmente como si viniera de la nada.

El verdadero espíritu de la ciencia permite que los hechos hablen por sí mismos. Los hechos de la experiencia del libre albedrío son que ciertos actos nuestros aparecen como verdaderos, inequívocos e inconfundiblemente espontáneos, incluso arbitrarios. Aunque nuestro pasado, nuestra cultura trate de impulsarnos a actuar de cierta manera, no determina que lo hagamos. Siempre tenemos la opción de no seguir los dictados de nuestro entorno, aceptando a menudo pagar un precio por elegir nuestro propio camino.

Poseemos un poder casi divino, el poder de iniciar eventos de ningún lado y de la nada. En un sentido real, tenemos el poder de la creación. No podemos crear un universo, pero sí un
mundo de acción, de carácter, de felicidad y de una existencia humana significativa.

Si en el pasado fuimos racionales, ahora podemos decidir ser irracionales. Por el contrario, sí antes éramos emocionales y volátiles, podemos decidir de ahora en adelante en un camino racional de acción y comportamiento. Si tenemos un patrón de abandono frente al conflicto, podemos ahora mantenernos y enfrentarlo.

Al tomar cualquiera de las decisiones creamos nuestra esencia de esa estructura total, literalmente de la nada. Creamos nuestro mundo en el mismo sentido en que Dios creó el universo: espontáneamente.

El carácter espontáneo de la conciencia humana es la fuente de la explicación de la
agonía de la toma de decisiones. O saltamos o no saltamos. Todas las decisiones llevan
consigo el elemento de peligro, soledad y azar: en una palabra, una de las características esenciales de la experiencia del libre albedrío es que se trata de una expresión espontánea. En esa espontaneidad reside tanto la carga como el poder de la libre voluntad (libre albedrío).
Esto se hace más claro al mirar las decisiones importantes, pero el principio es válido en todas nuestras elecciones.

Autodeterminación

El segundo elemento de nuestra libertad es la autodeterminación. Un acto libre es un
acto realizado por el individuo – por la esencia misma y el núcleo de su individualidad. Es un acto independiente, autosuficiente y autónomo. La persona que elige es tan única como el acto mismo. El elemento de la autodeterminación deja claro la singularidad y el valor irreemplazable de cada ser humano. La espontaneidad de un acto libre se hace concreta y real por nosotros mismos y no por otros.

Tú eres esa decisión. El peso de la decisión, así como la gloria o el desastre de su consumación, recae directa y totalmente sobre tus propios hombros. El sentido de poder, responsabilidad y divinidad que acompaña a tu percepción de la espontaneidad se ve potenciado por tu reconocimiento de que la decisión te hace y te define como ser humano. Te creas a ti mismo -tu propia persona, tu propio carácter, tu propio mundo, tus propios
valores- con y a través del ejercicio de tu libre albedrío.

Elección

La tercera dimensión fundamental en la experiencia del libre albedrío es que invariablemente va acompañada de la conciencia de que yo podría haber actuado de otra manera. Actuar libremente es elegir. Elegir significa ser consciente -o tener la disposición de ser consciente- de que había alternativas abiertas y que elegiste una de ellas no sólo espontáneamente de la nada, sino también con autodeterminación.

Cada acto, de hecho, cada estado del ser, contiene reconociblemente dentro de él tal estructura de «Pude haber actuado de otra manera». El reconocimiento afectivo, o
sentimiento, de esa estructura se llama «culpa».

y se me hace in-evitable, aunque no lo sea, si te fijas es la primera característica del libre albedrío, la espontaneidad, asociar, yo asocio, la segunda autodeterminación, este texto que aparentemente no tiene nada que ver con la libertad en el trabajo, aunque yo opino que sí, elección, en una polémica mundial que me apasiona,

la pandemia COVID y los voceros COVID,

personas irrespetuosas de las opciones personales del álter cuando no coinciden con las suyas propias, generalmente muy cercanas al seguidismo y a la obediencia cerril, no importa cuán carentes de razón sean las posturas que apoyan,

y por eso dejo este link con un artículo en el que el enésimo vocero de turno arremete contra Nole Djokovic por no quererse vacunar, qué barato sale llamarle egoísta a alguien que pone delante su salud personal,

en este mundo lleno de perseguidores, de juicio y reprobación.

y tú, ¿reconoces en tu vida los 3 elementos del libre albedrío?

necesitamos más y más personas que hayan traspasado la puerta del coraje, una puerta que nos lleva al orgullo sano, un poco más adelante está la confianza, tan necesaria para ser ejemplos diferentes, de otra cosa, acaso un apunte de libertad personal,

un virus que se puede extender en tu entorno, para desarrollar entornos de confianza, en las que las personas vuelven a conectar con todo su potencial de forma natural, un potencial creativo, amable, desde una responsabilidad creciente, responsabilidad por todo,

para el desarrollo de organizaciones innovadoras, saludables y conscientes.

tú y tu organización tmbn podéis ser parte del estudio sobe la confianza en entornos organizativos.

libertad y responsabilidad en el trabajo

copio unos pocos párrafos de un texto que me llega, gracias, Juan Pablo, de la mano de el estudio sobre la confianza en entornos organizativos, un libro que habla de temas in-usuales en el trabajo, el libre albedrío personal y la libertad en la vida,

no desde un enfoque psicológico o sociológico, o meramente de empresa (ingenieril / mecanicista), sino de una perspicacia filosófica que nos permite conectar con grandes preguntas existenciales,

que incluyen nuestra capacidad para modelar el propósito evolutivo de nuestras organizaciones, y de la influencia que pueden tener los espacios en los que las personas podamos juntarnos a conversar, otra vez, a tejer la trama de la vida organizativa,

buen final de un libro para animar una conversación nueva sobre la confianza en entornos organizativos, vaya que sí.

si te parece bien, te dejo con un poco de corta-pega correspondientes a la PARTE IV ORGANIZACIONES PLENAMENTE HUMANAS / implicaciones.

Lo que es interesante de la perspicacia filosófica es que propone que vamos a sentirnos culpables, sin importar lo que pase. Es una característica, si no un beneficio, de estar vivo y ser humano. Así que las preguntas se convierten en, «¿Qué tipo de culpa elegimos para nosotros mismos?» y «¿Qué creemos que es lo que mejor apoya a los demás?» Sí creemos que una cultura responsable proviene de la experiencia de la libertad, buscaríamos formas de apoyar a las personas para que sean más ellas mismas. Como mínimo dejaríamos de cavar el hoyo de la culpa neurótica. Esto nos exigiría cuestionar nuestras estrategias de prescripción, definición de roles y la importancia de las expectativas de los líderes. Adoptaríamos estrategias de invitación y consentimiento. Implicaría una escucha más fuerte, un diálogo más profundo y personal, objetivos de aprendizaje auto definidos, un enfoque en las fortalezas en lugar de las deficiencias. Los detalles podrían adoptar cien formas, pero la simple cuestión de cómo una institución enfrenta a las personas con su libertad y les pide que se pongan todos a trabajar constituiría la base de una nueva conversación, lo que iniciaría un cambio hacia una experiencia liberadora de pertenencia, en lugar de una basada en la restricción y la conformidad.

EL PROBLEMA DEL SIGNIFICADO La perspicacia filosófica nos desafía a ser más plenamente humanos y nos exige enfrentarnos con más valor al significado de nuestra existencia. Las organizaciones son el campo de juego donde es probable que se encuentre el significado. El desafío es participar en esta búsqueda colectivamente en lugar de individualmente. Las instituciones son algo más que colecciones de propósitos individuales. Forzan la cuestión de lo que queremos crear juntos, quitando el enfoque de lo que quiero crear individualmente. El propósito colectivo es lo que a la psicología le cuesta abordar.

En esta cultura individualista, nos cuesta pensar en lo colectivo.

La necesidad de un propósito más amplio y convincente es especialmente necesaria en una cultura materialista donde la pregunta dominante es «¿Qué hay para mí?»

Lo que es clave es el diálogo sobre el propósito, más que la expectativa de que haya una respuesta final. El ingeniero que hay en nosotros quiere una respuesta específica que dure toda la vida, pero esto trata el significado como si fuera una cosa, un objeto. El significado se encuentra en la lucha con la pregunta, en el diálogo con los demás, al enfrentar la inutilidad de tratar de expresar en una frase algo que es más grande que cualquiera de nosotros y esencialmente innombrable.

la libertad y la responsabilidad son preguntas que nunca responderemos satisfactoriamente.

Si podemos tolerar preguntas de esta naturaleza, el carácter de nuestras organizaciones comenzará a cambiar Las instituciones se convertirán en lugares en los que esperamos luchar con las preguntas más profundas de la vida y descubriremos que podemos ahondar profundamente y no sólo sobrevivir, sino también hacer el trabajo. Dará una importancia a nuestros lugares de trabajo y de hecho aumentará nuestras expectativas de lo que pueden llegar a ser. Es en este punto en el que empezaremos a creer que podemos ser nosotros mismos y también tener éxito.

EL ACTO EMPRESARIAL DE LA CREACIÓN

Cada organización a la que pertenecemos comenzó como una idea en la mente de alguien, y no sólo tuvo el pensamiento, sino también la voluntad y el sentido de su propia libertad para llevarla a cabo.

Tenemos mitos sobre la madurez de las empresas: tienen que expulsar al empresario y traer a los profesionales, deben instituir controles y ser más previsibles. Como resultado, tomamos instituciones que comenzaron como una libertad y las convertimos en campos de restricción y precaución.

Cuando los grandes sistemas crecen y se encogen más rápido que nunca, se refuerza la llamada a recrear constantemente nuestras vidas y nuestras instituciones. Sin embargo, la idea de que estamos creando nuestras vidas y nuestras instituciones va en contra de nuestro deseo de seguridad.

Si mi libertad es un hecho, y si soy responsable de lo que me rodea, entonces, ¿qué otra opción tengo sino moverme voluntariamente hacia el fuego del mercado? Yo encuentro energía en la creación de organizaciones que se basan en un sentido filosófico, aunque algo trágico, de lo que significa ser un ser humano. Y, con otros en el mismo lugar, podemos crear organizaciones que reconozcan y apoyen nuestra humanidad en lugar de negarla.

La filosofía existencial supone que somos capaces de realizar el acto de creación—que nosotros, lo admitamos o no, hemos creado el mundo en el que vivimos, incluido el lugar de trabajo.

y tú, ¿te consideras responsable, desde tu libertad personal, de modelar tus espacios de desarrollo profesional?

servicio, facilidad, ligereza, tmbn en el mundo organizativo

En este momento muchos necesitan apoyo y podemos sentirnos llamados a servir. El servicio no consiste en dar conferencias, sino dondequiera que estés, en el trabajo, en casa, considera que ese es tu campo de servicio. Cuando cocines la comida, hazlo con tanto amor que la comida se llene de esa vibración. Las vibraciones de amor y paz ayudan a la gente a dejar de lado sus preocupaciones. En cada paso, cuando haya un pensamiento de servir, en cualquier acción que estés haciendo, sirve de manera ilimitada a través de tus pensamientos, palabras y acciones. Encontrarás que tus vibraciones a través de tus poderosos pensamientos y tus palabras, pueden estar sirviendo en cada momento”.

BK Mohini, Directora de Brahma Kumaris, World Spiritual University, 28 de julio de 2022. Imagen: amanece en el Mediterráneo, frente a la playa de San Juan, no muy lejos de cabo Huertas

“To offer no resistance to life is to be in a state of grace, ease and lightness.”

«ofrecer no resistencia a la vida es estar en un estado de gracia, facilidad y ligereza».

Eckhart Tolle

tal vez quieres leer algo más sobre la no resistencia

así lo vimos…

vuelvo a casa tras una entrevista con Aitor Alapont, compañero de carrera un par de generaciones más allá, que me invita a visitar P4Q, una empresa de la que es socio, 1 de los 6 fundadores, 1 de los 5 que continúan ligados al proyecto,

y siento que todo lo que está haciendo Aitor en el ámbito de personas, y ahí podríamos hablar de auto-gestión o cultura, de libertad y responsabilidad, de comunicación y confianza, aunque no sé bien cómo explicarme, es simplemente verdad,

Aitor está siendo auténtico en su forma de gestionar y de entablar relaciones, internamente y con colaboradores, proveedores clave que pueden ser locales, nacionales o chinos, tanto da, y lo hace desde la energía que encarna,

es difícil de explicar, pero es muy bonito observar que lo que leemos en libros de gestión de nuevo cuño es perfectamente posible, y no puedo sino incluir estas frases que me esperan en la bandeja de entrada,

que hablan de servicio, de facilidad, de ligereza, de no resistencia a lo que la vida nos ofrece, con la sensación de que en esta organización, P4Q, el estudio de la confianza tiene una organización amiga, ojalá sea así,

y si no es será que no tocaba,

pero nadie me quita esta impresión tan grata de hoy que me cuenta que otra forma de hacer las cosas es poesible, gracias, Aitor, por tu ejemplo, por tu tiempo y cariño hoy por la mañana, un auténtico regalo coincidir.

y tú,¿cómo consigues esa sensación de facilidad y ligereza?

y tú,¿practicas la no resistencia en el mundo organizativo?

el logo de entornos de confianza habla de 3 capas, yo, nosotras, los eco-sistemas mayores de los que formamos parte, la organización como un todo, la cadena de valor de la misma, el entorno… la vida,

por eso hoy tiramos a la mayor, al 3, con la ayuda de la no resistencia a la vida.

sólo quedarán ocho

un día más sigo el cuadro del individual masculino de Wimbledon, este espacio en el que todo mundo viste de blanco sobre verde, tan elegante, tan formal, en un sistema que se parece al de los gladiadores, por eliminación, al final sólo puede quedar uno vivo,

estamos ya en octavos, por lo que en la siguiente ronda sólo quedarán 8, para pasar a cuartos, donde sólo quedarán 4, luego a segundos, tmbn conocidos como semifinales, porque ya ahí se permiten mirar al final del túnel, donde sólo quedarán 2,

buen momento para hacer apuestas, por el lado izquierdo yo me apunto al derrumbe de Nole, un chico que pasó del primero al séptimo del ranking, y que no va a ganar puntos en esta edición del torneo, con ganarlo le basta,

y por el lado derecho creo que Kyrgios se va a cargar a Nadal, tiene todo para hacerle un roto, hasta esas formas no formales que tanto le encrespan al campeón de la formalidad, obsesivo con sus botellitas, con su toallita, con los 1000 botes antes del saque,

sí, no sé cuál va a ser el mejor partido del torneo, Kyrgios – Nadal, Kyrgios – Djokovic o Carlos – Nole, no sé por qué me apunto a este tercero, un partido que un buen aficionado a la sangre y al circo, esto va de gladiadores, no se debería perder.

así lo vimos…

si lo observamos bien, vivimos en un mundo viejo y antipático en el que casi el 98% del tiempo tenemos información i-relevante, del viejo baile del mundo, el futbolista y la corista, la fuerza bruta y la seducción bruta tmbn,

entremezclada con suficientes dosis de gladiadores y competición en el que sólo uno sobrevivirá, el campeón se lo lleva todo, sublimado en sus virtudes, en sus defectos el mundo mira hacia otro lado, hasta que la sombra se hace gigante, y se lo come todo,

mientras imagino un mundo nuevo en el que la co-laboración es lo normal, y no me imagino cómo serían los diarios deportivos, el Marca y el As, seguramente en el tenis el cuadro no sería decreciente, sino creciente, cada día se juntarían más tenistas co-laboradores,

¿verdad que es difícil contemplar e imaginarse un mundo sin competición?

y a ti, ¿tmbn te pone cachonda la sangre?

entiendo que MARCA es el acrónimo de marcados por el éxito, y AS de asesinos de sueños, aunque estamos en domingo, y como todo el mundo sabe los domingos no son buen tiempo para trabalhar, pensar, ni discernir con tino,

por lo que me puedo equivocar… una vez más, pero decido perdonarme hoy, que a mí tmbn me gustan tus equivocaciones, vaya que sí.

en el recuerdo de los grandes días miro atrás, y me quedo con una opinión de Humberto Maturana, que vive en este post viejito, que no viejuno, del 14, hace 8 años ya, como los 8 gladiadores, como vivimos compitiendo siempre estamos negando a los demás,

algún día lo entenderemos y dejaremos de darle bombo y platillo al ganador solo, al máximo devorador, porque hay otra forma de poblar la tierra, Gaia, este espacio precioso y abundante que tiene de sobra para todas,

aunque no suficiente para la codicia de unas pocas depredadoras en competición cerril.