al rescate de nuestra niña natural

“Es vital que cada uno aflore desde lo más interno de su ser, a esa semilla que quedó sembrada a la que hemos llamado el niño interno y que, a medida que vamos creciendo y adaptándonos a las circunstancias de la vida, va quedando encerrada, 

ahogada  bajo el peso de una personalidad que se engruesa, se endurece y se vuelve inflexible,

a esa libertad de actuar, siguiendo únicamente el impulso del espíritu que alberga, y que a medida que maduramos, va quedando limitada, encerrada, canalizada y  sujeta a los dictados impuestos por la sociedad.

Se trata de despertar a los niños que han quedado dormidos en los cuerpos de los adultos. La inocencia y la candidez de la sonrisa infantil deberían acompañar siempre los labios de todas las personas.

El proceso de maduración, en realidad, muy frecuentemente, se vuelve un proceso degenerativo, en donde los valores naturales que son la correcta expresión del espíritu que mora dentro del ser, van siendo coartados,

hasta adquirir una personalidad ajena a las necesidades del ser, un carácter que responde al objetivo de sobrevivir dentro de una sociedad agresiva y que sin embargo, llena de conflictos a ese ser que se ve impedido de manifestarse en su natural expresión.

Es necesario andar el camino interior para encontrar el lugar donde todos hablamos el mismo lenguaje, el lenguaje del sueño, de la magia y la imaginación. Así pues, dejemos volar en completa libertad a ese espíritu,

eterno niño que mora en cada uno de nosotros.”
KWAN YIN

   así lo vimos…

recibo por wasap estas frases, escritas por Kwan Yin, ¿quién será Kwan Yin?, tal vez me ayuda la wikipedia, en esta entrada que transforman kwan yin en Guanyin, la bodibodhisattva de la compasión,

una figura que asociamos con las de las diosas madres y figuras maternas protectoras de otras religiones, tales como la Virgen María en el catolicismo, Isis en el antiguo Egipto, Tārā en el budismo tibetano y Śakti, Párvati, Sītā o Radha en el hinduismo,

no es extraño que esta fuera materna protectora nos hable de la importancia que tiene recatar la esencia de nuestra niña natural en nuestra vida.

en 3 juegos de características para el buen vivir  introducimos las figuras del 1 ser adulto, 2 de la madre protectora, y 3 del niño natural como nuestro camino de desarrollo personal,

3 juegos de características que podemos desarrollar de forma consciente en nuestra vida, 3 formas de estar en el mundo que nos llevan a el 3ple camino, ese camino que desarrollamos cuando nos libramos del ser en la sombra,

un camino para el que es fundamental conectar con nuestra niña interior, y con este gesto que le es propio, tan bonito, tan natural, en nosotras, el gesto de nuestra niña natural.

agradezco estas palabras que me llegan desde wasap, así como la foto de este cuadro de Mónica Lignelli, artista que pinta como pocas el universo de la mujer, con trazos, colores y formas que surgen desde su niña más natural.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

Anuncios

cuando sabemos a qué jugamos

cuando comprendemos la cosa, aunque sea tan banal como el fútbol, nuestra vida cambia, y normalmente a mejor, es lo bueno de la comprensión, que juega a nuestro favor,

y en eso estoy, leyendo artículos de opinión relacionados con la eliminación de España del mundial, y me topo con este artículo que se me antoja especialmente bueno, en el que se explica la regresión de España,

del tiki-taka al Isco-sistema,

un artículo en el que, aparte de la explicación de la involución del esquema que plantea Luis Aragonés, con el que somos campeones de Europa, mantiene del Bosque, campeones del mundo, y va derivando en el tiempo,

un poco con del Bosque, otro poco con Lopetegui, y a marchas forzadas con Hierro, una evolución que tiene su caricatura más evidente en el partido de los 1000 pases, está claro que a esa altura del viaje ya no sabemos a qué jugamos,

un artículo en el que me quedo con una anécdota de la etapa de Luis Aragonés, cuando tras ganar 4-1 a Rusia, unos periodistas le entrevistan, y lejos de colgarse medallas y de vanagloriarse, la jugada fácil, la más normal de las repuestas,

responde que no le ha gustado lo que ha visto en el partido, demasiado desplazamiento largo, y él no ha puesto a jugar a los bajitos para que hagan esto, Luis en estado puro, siempre tan franco y directo en sus opiniones y en sus respuestas,

y me queda claro qué diferente es saber a qué jugamos (la estrategia) y no tener del todo claro el fundamento de la historia, porque entendiendo la estrategia podemos acertar con los elementos que ponemos en juego y con la táctica,

y las piezas que ponemos a favor de nuestra partida, los bajitos o los altos, 3 aquí y 3 allá o uno al fondo para despistar, y sabemos si vamos a dar prioridad a nuestro juego o vamos a responder, y cómo, al fuego enemigo,

quizás todo esto es lo que los analistas ven y los aficionados perdemos en la jugada, qué interesante es comprender los fundamentos de la cosa, fundamentos que aplican en nuestro desarrollo personal y profesional,

en el fútbol, en la oficina y en casa, y que nos permiten entender, más con el paso del tiempo, por qué aquí nos fue tan bien, y por qué en esta otra situación no nos podía ir mejor.

   así lo vimos…

tiro de retrospectiva y enlazo con un post de este blog, aquí manda usted, que se apoya en una entrevista con Xavi, titulada “Míster, nunca fuimos japoneses”, en el que surgen otras cuantas anécdotas preciosas de Luis Aragonés,

un tipo franco que sabe a qué quiere jugar, en este artículo de opinión en el que entresaco 3 perlas buena parte de todo lo bueno que va a hacer,

“Usted y yo sabemos que la pelota corre más que ellos. Y que la tocamos mejor que ellos”

“Voy a poner a los buenos, porque son tan buenos que vamos a ganar la Eurocopa”

“ésa es la clave, Xavi, saber a qué queremos jugar”

una generación de jugadores bajitos, Xavi, Iniesta, Senna, Cazorla, Silva, está a punto de des-aparecer, casi sólo nos queda Silva, aunque todo parece indicar que hay algún bajito nuevo, como es el caso de Isco, Thiago, Lucas Vázquez, Marco Asensio,

si bien no sabemos si nos van a traer a un entrenador alto, para que juguemos como juegan Suecia, Suiza, Alemania, que un día no tan lejano quiso jugar como España, un entrenador que hable japonés o ruso, o un entrenador gordito.

no sé por qué no me imagino a Luis tapándose la boca al hablar para que no le lean los labios, tan dado como era a decir verdades como puños.

en el fondo de la U dos preguntas nos esperan, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, dos preguntas que tienen todo que ver con este juego que desarrollamos en nuestras vidas, qué bueno cuando tenemos claro ese juego.

la comprensión, representada por el azul índigo, es la emoción del ajá, ese imperceptible ajá que no tiene una correspondencia con un gesto en la cara, por eso, y por lo infrecuente, es nuestra emoción más oculta, más remota, más inescrutable,

y quién sabe si más interesante.


7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

dibujando 3 infinitos

en el ejercicio de desgranar qué es una vida simple, sencilla o fácil, 3 términos que no son del todo sinónimos, buscamos ejemplos de complejidad, y de dificultad en nuestro día a día, en elementos de nuestro cotidiano vivir,

y nos encontramos en este verano madrileño, que no es excesivamente duro hasta la fecha, ha llegado con dos meses de retraso y el calor dista mucho de lo que hemos vivido años pasados, en la elección del sistema de refrigeración,

aire acondicionado, ventiladores convencionales,  ventiladores de pie, con o sin agua, con agua combinada con hielo, o ventiladores de techo, y mira que vamos a instalar uno en el techo, para ver qué tal funciona,

un modelo que tiene 6 aspas, de madera, y con bombilla, la elección es de Silvia, qué curioso, cuando a ella le gustan los modelos de 3 aspas, blancos, y sin bombilla, comentario que llega como una bomba cuando el ventilador está montado,

va a ser que me hago la vida fácil, ventilador en el techo en vez de aire acondicionado, este modelo que ya hemos montado en vez de otro nuevo y más no sé qué que está por montar, después de devolver éste a la tienda,

la vida fácil, una elección cada día, cada rato, una decisión que te permite avanzar un paso, tal vez sin llegar a la excelencia, o a la perfección más absoluta, en un ejercicio consciente de desarrollo,

personal y en relación.

   así lo vimos…

una vez montado me quedo mirando la curiosa imagen que dibujan las 6 aspas del ventilador, que forman un hexágono virtual, 3 palas iluminadas por la luz de la mañana, 3 aspas a la sombra, por efecto de su propia inclinación,

con una luz en el centro,

y trazo un extraño paralelismo con el modelo de 7 emociones,

con 3 emociones que representan la luz focal del sol (que se oscurece en contacto con la tierra), con 3 emociones que representan la luz difusa de infinito (que se aclara en contacto con el ser humano en desarrollo),

y con la energía del amor en el centro, un amor que recoge nuestra mejor intención,

y observo cómo, al igual que ocurre con 7 emociones, todas las palas tienen la misma inclinación, y su objetivo es acercarse al foco de luz, porque éste es el objetivo fundamental del ser humano en su desarrollo,

ya estemos en el mundo de la materia, el mundo del tener, o en el mundo espiritual, el mundo del desarrollo del ser humano y de la comunidad, apreHender para TRANformar, acercándonos progresivamente a la luz.

no me digas que no se parecen…

en el ejercicio de buscar imágenes alternativas al hexágono, me monto la película de 3 infinitos, con un único centro, la energía que va y vuelve, fluyendo, en un ciclo continuo, como las mareas, marea alta, marea baja, como el juego de las estaciones,

y observo ese curioso juego en el que 3 vidas, puede ser la mía y la de mis dos hijos, Gorka y Maitane, la de mis padres y la mía, seguro que puedes buscar un ejemplo equivalente en tu propia casa,

tienen un punto de encuentro, y un algo que desentrañar, puede ser un misterio, o una lealtad oculta, o un algo que las hace extremadamente próximas, una energía sutil que las une, más allá de todo lo visible que tan bien sabemos manejar,

tal vez ahí radica alguna de las claves de la complejidad o dificultad de nuestras vidas, por medio del transgeneracional, historias que se repiten generación tras generación, hay gente que observa y cree esto, otras muchas personas no,

y en patrones de repetición que afectan a nuestro propio ser en desarrollo, en procesos de muerte y reencarnación, un efecto mucho más difícil de observar, hay gente que cree esto, la mayor parte de las personas seguramente no,

déjame que le llame transpersonal, aunque muy probablemente este término se utilice de forma mayoritaria con otro sentido,

y siento que la vida es más fácil cuando somos capaces de leer y comprender esas claves, tal vez una, tal vez son dos o 3 a lo sumo, que nuestro transgeneracional o nuestro transpersonal encierran,

claves que nos relacionan de aquella forma sutil con mi padre, con mi madre, o con mi abuelo José, cada cual puede poner en esta lista los nombres de las personas y de las historias que le acerquen a una vida mucho más fácil,

desde una comprensión más sutil de este mundo tan bonito, bueno, verdadero, y complejo, sí, complejo, en el que hemos decidido vivir.

hoy es el cumpleaños de Maitane, mi hija mayor, mi hija pequeña, porque sólo he tenido una chica, muchas felicidades, Maitane,

quién sabe cuánto tiempo te lleve elegir entre el aire acondicionado y un ventilador de techo, ni las observaciones y reflexiones a los que la vida te lleve, una vida tan fácil, difícil, sencilla o compleja como la queramos hacer.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

a vueltas con la ecuanimidad

buscando refinar este listado de capacidades que dan pie a nuestro triple camino me encuentro con la ecuanimidad, esa rara característica que habla de nuestra capacidad de templar nuestra respuesta emocional,

porque ecuanimidad tiene todo de igual ánimo, igual ánimo en el perder que en el ganar, igual ánimo cuando obtenemos nuestros objetivos que cuando no los hemos obtenido, igual ánimo cuando nos va bien que cuando nos va mal,

qué curiosa capacidad, qué fácil de enunciar, y qué difícil de desarrollar en nuestro día a día, en el que normalmente nos venimos arriba con los resultados positivos y abajo con los resultados que no esperamos,

contrarios a nuestros intereses, a aquello que deseamos, muchas veces de forma infantil, incluso sin tener mayor merecimiento,

pues en eso estoy, y se me junta la ecuanimidad, una capacidad que se me antoja muy propia del ser adulto, de la persona crecida, en su sitio, con las capacidades de dejar ir  y de dejar venir, de la teoría U, de Otto Scharmer,

y ese punto abajito de la U en el que algo extraño pasa, y el ego da paso a nuestra conciencia del eco, sí, todo parece indicar que la ecuanimidad tiene que ver con nuestro Ser adulto,

hasta que junto el dejar ir y el dejar venir con el saber ganar y el saber perder, dos capacidades que están más cerca del juego, porque cuando realmente jugamos, nos divertimos con la propia actividad,

y el resultado pasa a ser hasta cierto punto secundario, porque dis-frutamos, sin fruto, qué bonita palabra, de la actividad en sí misma, sí, sin-frutando somos capaces de relativizar el resultado,

aprendemos a ganar como aprendemos a perder, y voy más allá, en un juego, propiamente dicho, no debería haber ganadores ni vencidos, qué más da si todas nos lo hemos pasado bien,

y me acuerdo de aquellos juegos de niños, alrededor de un balón, en los que ya no sabemos cuántos goles hemos metido, y cuántos hemos recibido, y seguimos jugando al límite de la extenuación, tan propia del niño natural, que se entrega a la vida,

y a lo mejor hoy ganamos de uno, el que meta el último tanto gana, pero nos vamos a casa, normalmente ya es la hora, y a alguno de nosotros le han llamado un par de veces para la cena, con las ganas de volver a jugar.

   así lo vimos…

en el ejercicio de juntar el dejar ir / dejar venir con el saber ganar / saber perder y el juego, el ser adulto y el niño natural se hacen presentes, y me planteo la seria duda de dónde ubicar la capacidad de la ecuanimidad.

y ya puestos a dudar, me pregunto si el ser humano es en esencia competitivo, si se pueden disociar nuestro espíritu competitivo y nuestra capacidad de superación, o en algún punto del camino nos han enseñado a competir,

en vez de a colaborar.

si tienes interés interés en los 3 juegos de capacidades del ser humano y el 3ple camino de desarrollo personal, puedes acceder a estos enlaces, por medio de los cuales promovemos el desarrollo de:

  1. nuestro Ser adulto,
  2. nuestra madre protectora,
  3. nuestro niño natural,

un desarrollo no exento de alguna duda que otra, como puedes observar.

releo en alto las preguntas al viento anteriores, que se juntan con otra palabra, la fluidez, una capacidad que se me antoja tan cercana al juego, y a esa idea de que lo que tenga que ser sea, mientras ya está siendo,

y observo cómo en este territorio de características y capacidades diferenciadas, en principio tenemos 3 listados, aparecen 3 círculos que se superponen, como los 5 aros olímpicos, pero sólo 3,

y en los que unas pequeñas áreas indican que esto puede ser tuyo y también puede ser mío, o lo que es mucho mejor, es una característica que nos distingue a las 2, y observo esa zona en el centro,

todo parece indicar que hay alguna característica que es propia de las 3.

e intento borrar de mi mente alguna celebración de las que vemos en el mundial de fútbol, por parte de alguno de los profesionales de la cosa, en la que queda patente que la ecuanimidad, ya sea del niño natural, ya sea del ser adulto,

no está para nada presente.

no es de extrañar nuestra confusión, cuando estamos juntando las palabras juego y profesional, competición y fluidez, no es extraño que de vez en cuando nos sintamos tan confundidas, tan perdidas, entre tantos y tan malos ejemplos,

pero nos perdonamos, y seguimos jugando, aquí y allá.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

el juego de los pares (pensando la app)

pensando la app escuchar es amar, tal vez el dinero que hemos conseguido en el proceso de financiación social no es suficiente para lo que queremos, empiezo a cambiar los números por los conceptos,

y empiezo a pensar cómo se transforman la escucha de campo (4 reinos para los 4 niveles del campo) en algo más sencillo, y convertimos la escucha y la conversación en un tema dual,

en el que  hacemos una diferencia entre los dos niveles inferiores (la piedra y el vegetal, la no escucha y el debate) frente a los dos niveles superiores (la conversación empática y la generativa, niveles a los que queremos acercarnos),

y empezamos a manifestar las emociones, 7, en su modo más sencillo, desde esa conciencia dual,

el miedo en su vertiente positiva, que la tiene, ya que me ayuda a establecer límites, cuando alguien me invade mi territorio, y en su vertiente negativa, que conocemos más que de sobra, el miedo que me paraliza, estoy aquí o estoy allá,

para seguir con el resto de las emociones, la tristeza y la rabia, para completar las 3 de tierra, el orgullo, la comprensión y la alegría, las 3 del espíritu, hasta cubrir las 7 emociones, con la ayuda del amor, nuestra mejor intención,

y hacemos algo parecido en el buen trato y el mal trato, donde identificamos 2 pares,

el triángulo de Karpman, el ser en la sombra, con las figuras del perseguidor, la víctima, el salvador, 3 figuras que nos tienen atados a la nada más absoluta, por medio de la crítica y la queja,

y la evolución positiva de este triángulo, una evolución en la que empiezan a florecer el adulto (frente al perseguidor), el niño (frente a la víctima), y la madre protectora (frente a la salvadora), y donde florecen el agradecimiento y el pensamiento positivo,

dos triángulos bien diferentes, el triángulo exterior, porque en la queja y en la crítica todo lo malo está fuera, y el triángulo interior, porque el amor, el agradecimiento, una palabra y un gesto amable siempre salen de nuestro interior,

y empiezo a sentir este juego dual en el que podemos desarrollar la conciencia, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, no se trata de obtener grandes estadísticos, tal vez un poco de conciencia, día a día, de dónde estoy,

y hacia dónde quiero encaminarme, porque nuestra energía sigue a nuestra atención.

   así lo vimos…

en este enfoque de escuchar es amar, los números y las estadísticas pierden buena parte de su protagonismo, y empiezo a pensar en otra forma de esta aplicación, tal vez más educativa, tal vez más sencilla de desarrollar,

en la que el juego de duales puede acompañarse por imágenes, la nueva generación vive de imágenes, y por frases de resumen, o lemas, más fáciles de retener, y seguramente de integrar.

hoy agradezco que el dinero que hemos recabado en el proceso de financiación social de escuchar es amar (la app) sea el que es, y no mucho más, un dinero que tal vez nos sirve para desarrollar un concepto diferente de app.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

la carta a mi abuelo José

en el ejercicio de tocar diferentes palos y terapias varias para sanar mi transgeneracional, y tras probar con constelaciones familiares y biodescodificación, acudo a la consulta de Maribel, que trabaja con imanes,

y me da una noticia que desconozco, es mi elección sanar a mi abuelo paterno, al padre de mi padre, mi abuelo José, ese abuelo al que llego a conocer pero con el que el trato no es especialmente fluido,

mi padre no tiene una relación fina con él, y casi siempre que vamos a Bermeo nos acabamos juntando con los otros abuelos, con los padres de mi madre, sí, porque la cabra tira al monte, y el hombre normalmente le acompaña,

en realidad mi abuelo José no tiene una relación fina con mucha gente, ni con mi padre ni con mi madre, y no creo a la fecha que tuviese muchos amigos en el pueblo, su mote en el pueblo es José chulo,

porque mi abuelo debe ser más chulo que la pana, que ya es decir, y va a morir cuando yo tengo 9 o 10 años, no lo sabría decir bien, de un cáncer que le lleva al otro barrio más rápido que lento, le tengo que preguntar a ama qué tipo de cáncer es,

y voy a tardar en descubrir en torno a 40 años + que yo vengo a este mundo a sanar esa energía que le dice constantemente al mundo yo soy, yo soy, yo soy, mírame, esa energía que seguramente no tiene los cimientos sanos,

una auto-estima que le acompañe en su día a día, una madre que le muestre el amor in-condicional, porque José, eres válido y bueno tal y como eres, no necesitas tener más, ni destacar más, ni ganar a nadie,

no hay nadie fuera a quien ganar, tal vez lo único que necesitas es contactar con el buen niño que eres, con lo buena persona que eres, con lo bonita que es la gente y la vida a tu alrededor,

tal vez todas venimos con parte de ese dolor inicial, de esa falta de adecuación, porque en un momento de la vida todas nos sentimos, en mayor o menor medida, no adecuadas, no suficientes, no aceptables,

ése es el infierno en nuestra vida, que no nos aceptamos tal y como somos, y desde ahí es bien difícil conectar con lo que hemos venido a ser, con nuestro llamado, con nuestro propósito personal,

y aquí estoy, 40 años más tarde, re-contactando con mi abuelo no visto,

porque es muy fácil hablar y contar historias de nuestra luz y todo lo bonito que nos rodea, es muy fácil hablar de José Tambor y la fiesta y las castañuelas, pero no es tan agradable ni tan usual contactar con nuestras sombras, con nuestra otra intimidad,

y en eso estoy, escribiendo una carta que reconoce a mi abuelo paterno, para liberarlo, escribiendo una carta que voy a quemar, y dejar en un sitio en el que el agua fluya, en el mediterráneo este fin de semana, o en el cantábrico, la semana que entra,

tengo mis dudas, tal vez da lo mismo, porque todas las aguas son parte de una única agua, y lo que vemos como Mediterráneo y Cantábrico, como el golfo del Yucatán o el de Bizkaia son parte de un único agua,

que también vive en las piedras y plantas, en los animales y en las personas, sí, estamos hoy vivas aquí porque compartimos ese agua que es parte de todo, agua de creación, no sé dónde vayan a parar las cenizas, tanto da,

pero en cualquier caso me voy a reservar un rato para pegarme un chapuzón en Aritxatxu, esa recóndita playa en Bermeo, tierra de mis padres, tierra de mis abuelos y ancestros, a la que acostumbra a acercarse José, a él le gusta pescar,

para entrar en contacto íntimo con la mar, y con esa gota de agua infinita que vive aquí y allá, en un ejercicio inenarrable de libertad, también en ti y en mí.

   así lo vimos…

en el proceso de reconocer y liberar al otro nos reconocemos y nos liberamos a nosotras mismas, de eso se trata, de la misma forma que es verdad su contraria, aunque a veces no la veamos,

en el proceso de juzgar y criticar al otro nos juzgamos y nos criticamos a nosotras mismas, y el juicio y la crítica pasan a ser parte de mi yo soy más íntimo, tal vez es por eso que de vez en cuando sea tan necesario soltar.

camino del sur-este o del norte, tanto da, agradezco este pasito, que tal vez me ayuda a abrir la vida es fácil, ese texto que está esperando ese punto de congruencia, también puedes llamarle verdad, siempre necesaria, para ver la luz,

me vuelvo a levantar de madrugada para escribir estas líneas, y las siguientes, esta noche he tenido una especie de ajá con varias características con las que le he querido vestir a mi ser adulto, como a mi abuelo José,

pero que son parte del niño natural, que todas nosotras necesitamos desarrollar en nuestro día a día, esa criatura que sólo le pide permiso a sus padres para que le dejen jugar, otro ratito más.

en el proceso de promover el desarrollo del alma consciente, una forma como otra cualquiera de nombrar nuestro desarrollo personal y profesional desde la conciencia, promovemos el 3ple camino,

o lo que viene a ser lo mismo, en otras palabras, el desarrollo consciente de 3 formas de estar en el mundo que viven en mí, por medio de el niño natural, la madre protectora y el Ser adulto, y el conjunto de características que tienen asociadas,

3 juegos de características para el buen vivir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

buen tiempo para disfrutar de otras cosas (de la voluntad blandita y de la co-laboración)

una lagartija se ha colado en nuestra cocina tras la noche de San Juan, esa noche mágica en la hace no tanto nos reunimos alrededor de una hoguera, costumbre que se desvanece en la medida que nos hacemos más civilizados,

y las normas y la seguridad lo invaden todo, no se puede jugar a la pelota en el jardín, los niños en fila de la manita, prohibido sonreír, prohibido dis-frutar, sólo estoy esperando el día en el que se prohíba prohibir,

va a ser un gran día ése,

y mientras ese día llega, empiezo a sentir los rigores del verano, el calor intenso se ha sumado a la noche corta, y me quedo enganchado al ver esta lagartija que se ha colado en la cocina,

un animal que me sonríe, juguetón, con mortal desenvoltura, y observo la dedicación que conlleva, mejor que trabajo, esta agrupación de teselas, pequeñas piezas seleccionadas con cariño,

éstas para las manos, éstas para la cabeza, éstas para el tronco, y con éstas podemos formar la colita, y me hago uno con este tiempo en el que las constantes vitales bajan, se me hace imposible no entender el ritmo de los países del sur,

quién sabe por qué esta idea del cariño y la dedicación sin prisa, podríamos haber hecho lo mismo de otra forma, me lleva a conectar con la figura de la persona voluntaria,

que ofrece lo mejor de sí misma también tras la noche de San Juan, ahora que el calorcito aprieta, buen tiempo para seguir disfrutando de lo mismo, de otra forma, haciendo parecidas cosas,

buen tiempo para las personas voluntarias.

 así lo vimos…

el color azul claro, que representa la emoción del orgullo, tiene connotaciones relacionadas con el alto rendimiento y los objetivos, con la realización de la cosa, con la emoción que nos embarga en estas circunstancias,

con el contacto con nuestras altas capacidades, un contacto que nos va a permitir conectar, humildad mediante, con nuestro yo soy, un espacio en el que la persona voluntaria emerge,

no es mi santa voluntad, mi voluntad dura, sino una voluntad blandita, que se ofrece para colaborar en el desarrollo de la mejor opción posible, buena para mí, buena para ti, buena para el resto de las lagartijas que habitan en esta casa,

y de las personas reunidas alrededor del fuego, o de la mesa, o de la alberca que nos aligera el calorcito creciente en este verano que acaba de hacer presencia, alrededor nuestro, y en nuestro interior.

el orgullo humilde, curioso oximorón, es una de las inspiraciones que hacen posible el modelo de 7 emociones, un ajá que  tiene su origen en la teoría U de Otto Scharmer, y es la primera de las 3 puertas que nos conduce del ego al eco,

3 puertas que nos permiten evolucionar de sistemas enfermos,

que enfrentan tu bien-estar con el mío (tú pierdes – yo gano) o que supeditan el bien-estar de la comunidad (casi todas pierden) a nuestro bien-estar particular (tú ganas y yo mucho más),

a sistemas más sanos, que entienden el 3ple ganar.

el azul clarito es la puerta del liderazgo colaborativo, y de las personas voluntarias, una puerta que tú y yo también podemos pasar.

si te preguntan de qué color pintarías una lagartija colaborativa, no tienes más que observar el mosaico, que te guía de cabeza a la respuesta, cualquier cosa, animal o persona colaborativa es de color azul.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, del ego al eco, y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

gestionando y TRANSformando conflictos (trabajo de procesos / process oriented psychology)

me siento a revisar los últimos conflictos de los que he sido parte, en procesos de facilitación de talleres a los que he asistido, y en procesos relacionales con los facilitadores, así como en procesos relacionales con amigas,

y siento en mis propias carnes la importancia de revisar esta dinámica en la que tanta gente raspa, ¿será, cómo en el chiste del padre con los hijos conduciendo en dirección contraria, todos los coches vienen de frente, que el que raspo soy yo?,

y en eso me encuentro, en esa revisión en la que mirando fuera acabo mirando dentro, que me topo con este vídeo relacionado con la transformación del conflicto por medio del trabajo de procesos, o la psicología orientada a procesos,

un vídeo largo, de una horita, en el que me voy a sumergir, y que voy a disfrutar, el vídeo tiene capas, y se nos explica de dónde surge esta metodología, que integra fundamentalmente 4 fuentes,

  1. un mucho de psicología jungiana,
  2. un  bastantito de física cuántica,
  3. un tanto y de chamanismo,
  4. y un poco de homeopatía,

una metodología que pretende ser transpersonal, holística y multidimensional, ya que abarca el nivel personal, con la experiencia interna, el interpersonal, y el grupal, 3 niveles de nuestra construcción y desarrollo personal,

y que busca apoyar el diálogo entre la diversidad interior y exterior, en un proceso de vivir bien, en el que saber amar es importante, y en el que Ana nos recalca la importancia de la calidad y la textura de nuestra presencia,

en nuestro estar y en nuestras relaciones sociales,

en el que acogemos el conflicto, como lo hace la homeopatía, amplificándolo, para que se pueda resolver, porque nada vamos a conseguir en la evitación, porque en la evitación el conflicto se hace pesado,

un conflicto para el que no forzamos la resolución, cada conflicto tiene sus tiempos, es importante que mantengamos el conflicto como cliente, que lo sintamos, y que sepamos observar, des-apegado de la experiencia, mira lo que me está pasando,

qué complicado es sentir el conflicto en una y verlo desde fuera, un conflicto que existe en los grupos y en las organizaciones, al igual que ocurre con las personas, en 3 niveles, qué bueno que aparece la ley del 3,

  1. a nivel estructural,
  2. a nivel subjetivo,
  3. y a nivel de esencia,

de los cuales me llaman especialmente el nivel subjetivo (nuestros sistemas de valores, los sueños), y el nivel de esencia (o de inspiración, donde residen nuestros valores más profundos, ese cuerpo de vida que nos aporta nuestra esperanza última),

ese tercer nivel que tiene que ver con nuestro significado, con nuestro llamado, con nuestro motivo último de estar aquí, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, un nivel que nos puede llevar toda una vida desgranar,

y que duerme abajito en la U (es el punto que duerme abajo en la teoría U de Otto Scharmer),

y sigo escuchando lo que pasa cuando aceptamos el conflicto como una forma de entrar en congruencia, sí, seguramente de eso se trata, de que nuestro ser se encuentre, y que nuestro pensar – sentir – hacer sea un reflejo de lo mismo,

de ese Yo soy que busca su camino de expresión en el espíritu del tiempo, que nos trae sus propios retos, entre los cuales está dónde ponemos la mirada, en el mundo del tener o en el mundo del ser.

   así lo vimos…

en el ejercicio de observar y respirar lo que escucho ayer, y de buscar una imagen en internet que refleje el conflicto, o la lucha de contrarios, encuentro una imagen del ying y el yang, de la noche y del día,

pero conecto con otra, personal, un dibujo que tengo grabado sobre una pizarra en mi casa, sí, qué divertido cuando tenemos un espacio para pintar y dibujar en nuestra casa,

con las 7 emociones, 7 emociones que hablan del baile de la luz y la oscuridad, reconvertidas en luz de sol y luz de infinito, 3 emociones del mundo del tener, 3 emociones para el desarrollo espiritual,

con el amor, que no es sino nuestra intención, la mejor u otra no tan buena, para hacer la balanza, y encuentro ese espacio en el que lo que estoy viviendo es una especie de vacuna, o un remedio homeopático,

es difícil explicar a otros lo que no necesito vivir, o lo que no vive en mí, por lo que agradezco el conflicto que reina en mi alrededor, como reflejo del mío propio, en mi interior,

con mi hermana, con mi madre, con mis dos hijos, con Lilian, Mery, Montse, Paula, qué divertido, la mayoría de mi mundo es femenino, tal vez hay una lectura ahí que puedo utilizar en el tiempo por venir.

apuntes mentales para hoy – agradezco el conflicto – lo reconozco – lo acojo – le doy su tiempo – lo siento y lo observo – una tercera fuerza va a aparecer cuando sea su tiempo – en mi interior (en mi calidad interior y en mi textura) y a mi alrededor.

vivimos negando los conflictos, no es extraño que se hagan grandes,

hasta que algo cambia en nosotras,

cuando podemos aceptarlos,

cuando les damos la bienvenida,

y empezamos a bailar con ellos,

te siento y te veo,

como bailan la luz y la oscuridad, 

en este baile eterno que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la toería U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

 

termina el proceso de financiación social de escuchar es amar

15 cofinanciadores aportan aproximadamente 4500 €uros para el desarrollo de escuchar es amar, la app, un proyecto con el que iniciamos el año 2018, un año para indagar en la energía de la colaboración,

y antes de que el tic tac del reloj empiece a achucharnos el paso de la siguiente fase es buen momento para agradecer a las personas y organizaciones que nos acompañan en este proceso sus aportaciones, su confianza, su cariño,

también es buen momento para crear ese espacio de re-capitulación, y re-pensar qué funciona y qué no funciona en los procesos de financiación social, en qué medida funcionan las plataformas de crowdfunding,

y en qué medida el proyecto queda en manos del impulso que el equipo tractor realiza, contactando con todas las fuentes de financiación posibles, o a su alcance, en una mancha de aceite que, empezando por el círculo más cercano,

se va haciendo progresivamente grande, con algún que otro contacto improbable y algún contacto imposible, que sin embargo va a convertirse en realidad, es la magia de la vida que nos acompaña, aquí y allá.

   así lo vimos…

y en el proceso de re-conocimiento hay uno, diferente, que le debemos al propio proyecto, a escuchar es amar, un proyecto que enciende la llama de la ilusión, comenzando el año 2018, y que dota al año de energía,

energía que se hace visible en el ajá de las 3 escuchas, porque son 3 los modos de escucha que queremos fomentar a nuestro alrededor, desde nuestro interior, y en el 3ple camino, porque 3 son los caminos de sanación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

va a ser que sí

en el taller que realizamos para empezar a difundir en futuro emerge alrededor nuestro, que tiene como objetivo fundamental abrir el grupo al exterior, ampliando el círculo nuclear, compartiendo el proyecto,

voy a conectar con diferentes personas y redes, por lo que puedo apreciar el diferente comportamiento de cada una de ellas, tanto en la respuesta, como en el acompañamiento y difusión posterior,

un proceso en el que otra vez va a vislumbrarse la ley del 3,

porque distingo claramente entre 3 grupos, empezando por el primero, el de los facilitadores de la cosa, personas activas y con un montón de contactos en este mundo que pueden estar interesadas en acompañar un movimiento amigo,

y me vienen a la cabeza Javier, Nice, Alberto, Asier, María, todos ellos con cara y apellidos, aunque al efecto de estas líneas no sea relevante hacer a la persona concreta más visible, un grupo en el que básicamente no hay respuesta,

para seguir con el segundo, el CIE, o Consorcio de Inteligencia Emocional, del que formo parte de unos años atrás, otro grupo que supuestamente debería mostrar interés, profesionales del mundo emocional,

que promueven el mundo emocional en el País Vasco, y del que además formo parte desde el nuevo grupo tractor, todo me dice que alguien debería estar interesado al leer “primer heart tank” a nivel mundial, podemos ser parte de este sueño nuevo,

un grupo en el que la respuesta es menor que en el anterior, nula al cubo,

para terminar con el tercer grupo, hemos sobrepasado la barrera de los facilitadores y la de los especialistas del mundo emocional, ese grupo que habla de la importancia de la comunicación aunque luego no se comunique entre sí,

un tercer grupo precioso, el de las personas normales, que empieza en la respuesta de Idoia, técnica que lanza desde Getxo el año pasado, un taller de acompañamiento de personas emprendedoras, con base en el u-lab (laboratorio de la teoría U),

un grupo de mujeres con las que he tenido un contacto previo en la presentación de ULU (un lenguaje universal), el lenguaje del amor, en una presentación en el centro de Algorta, el pueblo de mi juventud,

y que convoca a un grupo de personas de su círculo personal y profesional, que sí responden, con las que desarrollamos esta presentación en la que repasamos un poco la teoría U, con la ayuda de el Teatro de la Presencia Social,

esta herramienta, siempre tan interesante, y que va a terminar con unas pizzas, qué curioso, 3, en el restaurante de la hija de Maite, en Górliz, este restaurante con extraño nombre, Baietz, todo parece indicar que va a ser que sí.

   así lo vimos…

 

en la cenita nos da para hablar de varias brechas que observamos y que nos interpelan en este mundo tan bonito en el que hemos elegido vivir (muchas gracias por vuestro respeto en la exposición de la brecha de género),

y en la que afloran varias situaciones de nuestra vida en las que hemos dicho de una forma contundente “aquí estoy yo”, esa forma a veces tan fuerte en el que nuestro YO SOY se expresa, y que nos deja tan descolocadas,

porque no es que nuestro yo soy sea macarra, Idoia, es que tiene muy claro, más de lo que creemos, qué no consiente, y por dónde no va a pasar.

en este taller que tiene lugar en euskaltel, qué bonita sala, nos vamos con ganas de repetir, muchas gracias, 3 horas se nos quedan un poco cortas, vuelvo a filtrar un libro que yo recomendaría leer a cualquier gestor del cambio, más si es mujer,

las 7 fases de desarrollo de personas y organizaciones, de Margarette van den Brink, un regalo brutal.

el futuro emerge es un proceso en el que personas normales indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, empezando por aquellas preguntas que se hacen grandes en nuestra vida y en nuestra sociedad,

¿es posible vivir una vida guiada por el corazón?, qué bonita pregunta, Elena, la lucha, integración y aceptación, gracias, Isabel, ¿cómo integro el hombre en mí?, qué bueno, Tania, yo también busco lo mismo, integrar la mujer en mí,

Cómo dejar la lucha, gracias, Nuria, cómo diseñamos una sociedad de cuidados en esta nueva forma en ese futuro que queremos, aprender para crecer, Idoia, yo de mayor quiero ser como tú, a ver si nos juntamos más veces y sigo apreHendiendo,

y me perdonáis si no las cito todas, o no encuentro en un futuro próximo alguna, no soy muy bueno precisamente, y me doy permiso, este tema es muy importante, a la hora de recoger y ordenar.

Baietz significa en euskera “que sí”.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.