gestiones de última hora (ata2 al cable)

aunque dudo entre acercarme a la Pinilla por la nacional I o bordeando el atasco matutino por la sierra norte de Madrid, todo parece indicar, en forma de dos gestiones de última hora que mi inconsciente ha elegido otra vez por mí,

me llama Martina para decirme que sí puedo pasar a recoger los dos libros que encargué por su tienda, que abre a las 7:30, esto no cambia gran cosa la ruta, tal vez sí llego a la Pinilla a la hora prevista,

y voy a tener que volver al bar en el que me quedo un rato a trabajar ayer, en el Arturo Soria Plaza, y en el que me olvido el cable del ordenador, sin cables no somos nada, y ahora es seguro que NO me da tiempo pasar por la estación de esquí,

qué curioso este mundo en el que a veces programamos algo, con nuestra mente consciente encendida a tope, dale que te pego, voy a hacer esto de esta forma, cuadriculada a más no poder,

y de repente nuestro inconsciente aparece en escena, y elige diferente, quién sabe por qué tengo que cruzar hoy Madrid por el centro, pasar por el Arturo Soria plaza otra vez, y abrir la mañana por la nacional I, y dejar la Pinilla a mi lado, para otra vez,

quién sabe por qué o quién sabe para qué, y dejo esa pregunta en el aire, tal vez lo llegue a entender en un rato, tal vez no lo llegue a entender nunca, en cualquier caso vamos a disfrutarlo, mientras está siendo.

   así lo vimos…

y observo que ese plan que tengo de pasar por la Pinilla, a sacar unas fotos, después de pasar en unos pocos días por Astún y Valdesquí no se va a dar, al menos hoy, si quiero estar, como tengo previsto, a las 10:50 en Aranda de Duero,

para llevar a dos personas de Aranda a Burgos, y seguir camino hacia Vitoria por nacional, hace ya varios viajes que la evito, muerto de prisas, atajando por la autopista, a ver qué me tiene que contar hoy este viaje raro,

en el que no voy a hacer lo que pretendía mi mente consciente, y en el que no voy por donde pensaba ir.

empiezo a entender la diferencia entre nuestra programación consciente y la adaptación continua a lo que la vida nos depara, acaba de ocurrir ayer en la presentación en calidad Pascual,

en la que tenemos una persona nueva, Conchi, a la que le hago un resumen quizás demasiado largo, y come tiempo de otras cosas que tengo en mente hacer, será que no tenía que ser,

o en la presentación posterior en Caixaforum, a la que voy para saludar a Irene, pero no puede ser, seguramente le salude por teléfono un día de estos, una llamada por teléfono corriendo mes, qué cerca estamos de mayo, tampoco está mal.

la observación cobra especial relevancia cuando vemos lo que la vida nos pone delante de las narices, porque no nos lo pone a nuestras espaldas, sino delante, de forma tan obvia, a veces salvaje y descarnada, que a veces es curioso que no lo veamos,

es para preguntarse si de verdad no lo vemos o simplemente no lo queremos ver.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons que hace hincapié en la observación y en el buen trato, un modelo inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

Anuncios

rendi2 a la magia de la vida

en esta semana rara en la que el mundo de la colaboración se abre,

no has más que atender las dos últimas conversaciones este sábado, de vuelta desde Huesca a Madrid, en dos tramos, Huesca – Zaragoza, con Juan, y Zaragoza – Madrid, con Pablo,

o los dos encuentros del domingo, a la mañana con Rocío, conocida de Silvia con la que quedamos supuestamente a comprar ropa, y a la tarde con Enyina, en una reunión entre 3 iguales diferentes que es tan difícil de mantener,

recuerdo este extraño suceso que ocurre del martes al miércoles, en Zaragoza, cuando dejo el coche y me acerco a una juguetería, y mi mirada se clava en un personaje de las películas de Disney,

el mismo personaje en el que se va a clavar mi mirada inconsciente, de vuelta a recoger el coche, camino de Huesca y del Pirineo, en otra tienda de chuches, muy cercana a la anterior, con una disposición de muñecos totalmente diferente,

no es extraño que decida incorporar esta imagen a mi colección de objetos de poder, se trata de Aladino, el chaval de la lámpara maravillosa, ya sabes, sólo tienes que frotar para tener 3 deseos,

mucho cuidado, el genio de la lámpara anda suelto.

   así lo vimos…

en las conversaciones con Juan, Pablo y Rocío queda patente la capacidad creativa y creadora del ser humano, capacidad que da un paso adelante en la reunión con Enyina, en la que sigo vislumbrando un taller de abundancia en colaboración,

lo que él trae, que es precioso, conjuntamente con 7 emociones y el 3ple camino, ese camino de sanación consciente, en el que el adulto, la madre protectora, y nuestro niño natural se hacen presentes en nuestra vida, cada día más,

más prósperos, más abundantes, más compartidos, es la magia de la colaboración, es la magia del liderazgo colaborativo, es la magia de abundancia, que hemos documentado en nuestra web, y que compartimos contigo,

en este universo bueno, bonito y abundante en el que hemos decidido vivir y desarrollarnos.

la reunión con Enyina nos lleva de vuelta a la puerta del colegio Ártica, qué curioso que el navegador nos lleve al número 62 de la calle la peseta, en vez de al 92, qué extraña y preciosa es esta vida,

que te ayuda a re-cordar lo que está en paso y puede serte de utilidad, sí, voy a hacer un nuevo intento de re-contactar con el colegio Ártica, ese colegio que tan buena impresión me dejó en la primera reunión.

el violeta de chaquetilla de Aladino es el color que simboliza el violeta, el color más energético que el ojo del ser humano puede percibir, es el color de la colaboración, de dos personas, 3 personas, un grupo, que van a traer al mundo lo nuevo,

la mejor opción posible, desde el hacer conjunto, con la ayuda de Aladino, y del genio de la lámpara, desde nuestra mejor intención, abierta a las posibilidades y al infinito, claro que sí.

en el mundo infinito en el que vivimos uno de los 3 deseos que le podemos proponer al genio, para eso es un genio generoso como infinito es el mundo en el que vivimos, es que abra la lista de deseos a n-mil, 7, 7000, 70.000, da lo mismo,

y si piensas que es avaricia no has entendido del todo la ley de la abundancia, esa ley que te permite seguir creando posibilidades, opciones y realidades en tu vida y a tu alrededor, sólo tienes que pararte un poquito y observar, ¿acaso no lo ves?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

la valla que guarda las vides

en este ejercicio de turismo rural que Bernardo me propone para estos dos días de vacaciones en el pirineo tenemos una experiencia nueva en el camino, Raúl, cuánto tiempo, tienes razón, no son años, son décadas,

compañero y amigo de Bernardo, cariño mío, reclama nuestra ayuda para cercar un terreno de 2 hectáreas y media, casi 3, en el que va a plantar vides, de hecho ya están plantadas, y quiere protegerlas de corzos y jabalíes,

y el primer paso, antes de tender la malla, es clavar una relación de 210 postes de hierro coarrugado, con la ayuda de un compresor, un taladro, una maceta y un mazo, trabajo físico no exento de una aproximación intelectual sana,

porque no es lo mismo arrastrar el compresor por el campo, parece lo más sencillo, pero las ruedas no están preparadas para los matorrales y las piedras, así es el primer tramo, en el que casi nos deslomamos,

que tirar cable desde el compresor, que vamos moviendo con la ayuda de la Suzuki, con 5 puntos y un cable largo vamos a hacer todo el perímetro, de la misma forma que no es lo mismo atacar los palos con o sin taburete,

con la maceta o con el mazo,

y va avanzando la mañana, y probamos el descanso de media mañana, y la pausa de la comida, y entramos en la tarde, en esta jornada que se convierte en comunión con el campo y la naturaleza,

qué bonita huerta has preparado, Raúl, cuando me acerque al campo voy a preguntarte un buen porrón de cosas, seguro que tienes muchas más cosas que explicarme que las que me has mostrado hoy,

en comunión con dos personas tan bonitas, con las que vuelvo a experimentar uno de los fundamentos del liderazgo colaborativo, aquí hay 3 personas a las que les gusta mandar más que a un tonto una tiza,

y vamos mandando y haciendo juntos, ahora Bernardo, ahora Raúl, ahora Mikel, y vamos ayudándonos, al final alguien sujeta la estaca, alguien mueve el taburete, lo nivela y lo sujeta, y alguien atiza con el mazo,

en turnos naturales que respetan las energías de cada quien, y siento que lo que hoy hemos hecho 3 personas en un día no habría sido posible para una persona sola en una semana de trabajo,

ésa es la magia del trabajo en colaboración, qué bueno volverlo a sentir, con la ayuda de mis amigos, que convierten estas vacaciones, y este tiempo de descanso en una experiencia religiosa, casi mística.

   así lo vimos…

de la dualidad que vivimos ayer Bernardo y yo, discusiones incluidas, pasamos ayer a la trinidad, y observo el papel de cada quién, Raúl tan cerca del cuidado, la madre, Bernardo siempre tan sensato, el adulto,

y yo siempre tan tontorrón, tan juguetón, tan dispuesto jugar otro rato más con el balón, que hoy se ha convertido en mazo, el niño natural al aire, sí, hoy también es un ejemplo de ese trío que nos ayuda a sanar nuestra vida,

la madre protectora, el ser adulto y el niño presentes, lo que venimos a llamar el 3ple camino.

por la noche salgo a pasear con Teresa y Bernardo, y nos vamos a tomar un algo juntos, qué gusto cambiar las costumbres, Teresa, y me llevan a la taberna de Edgar Allan Poe,

donde, no puedo evitarlo, introduzco en la conversación los fundamentos de la abundancia en nuestra vida, ese regalo que crece según lo compartimos aquí y allá, ya está decidido, mañana nos juntamos con Vicky,

hermana menor y representante de Bernardo, ahí el trío cambiará, Vicky, Bernardo y Mikel, y observando, veo unos ojos que nos miran, y en el medio 3 bicis, que pueden representar la personalidad de los transeúntes,

la de Bernardo, la de Teresa, la de Mikel, y me encanta este ejercicio en el que se está convirtiendo la vida, el ejercicio de pensar y hacer sintiendo, la emoción de nuevo presente, y de mirar mirando.

en el código de 7 emociones el violeta es el color de la alegría, una energía que nos lleva al hacer conjunto, desde la comprensión de la cosa, desde el yo soy, sano, aquí está un poco menos presente el ego,

un hacer conjunto que se anuncia en el color de la chaqueta que me acabo de comprar en Jaca, y que llevo a la excursión, y que también vive en las flores del huerto de Raúl, no es extraño en este sitio en el que también disfrutamos de otros colores,

porque sólo se llega al violeta cuando hemos hecho todo el viaje, que empieza por el rojo, rojo – naranja – amarillo, porque en su día simplemente empezamos a gestionar bien la energía del miedo, el que guarda las viñas, sí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

los 2 cubos

aprovecho este paseo que me trae por el noreste, Caparroso – Zaragoza – Astún, para quedarme unos días en casa de Bernardo, ese amigo viejo que además es mi primer mentor, la primera persona que acompaña mi desarrollo en el mundo laboral,

sí, porque Bernardo es la primera persona de la que aprendo en el mundo laboral, en la planta de Nissan Motor Ibérica de Barcelona, hace ya más tiempo del que teníamos cuando nos conocemos, estoy hablando del año 91 más o menos,

27 años nos contemplan, 3 al cubo,

y es curioso, Bernardo aprovecha esta mañana para invitarme a plantar unas encinas, con la ayuda de 3 herramientas pesadas, un pico, una pala y una azada, y 3 cubos de plástico, te preguntarás por qué el post se titula los 2 cubos,

lo mismo me pasa a mí, pero creo que va a ser sencillo de comprender, un cubo está fenomenal, es uno de estas cubetas de obra, un cubo de albañil, resistente, que es bien difícil de reventar,

pero los otros dos son más sensibles, uno, azul clarito, tiene un boquete en la base, y el tercer cubo, de un verde esmeralda, teal, se desgarra por la parte superior, junto a uno de los agujeros que sujetan el asa,

cuando me apoyo en él para no verme absorbido por el barro, en mi intento de sacar mis pies de dentro, tiene que ser horrible morirse en arenas movedizas, cada movimiento que haces te lleva más dentro,

y en eso que me veo haciendo viajes para regar las plantas recién trasplantadas, y tengo que hacer dos viajes donde antes sólo hacía uno, una situación terrible para mí, persona ansiosa a la que le gusta aprovechar los viajes,

hasta que descubro, casi al final, que de los dos cubos rotos, inservibles, se puede hacer un apaño raro, ya que el cubo del boquete tiene un asa sana, y permite meter dentro el otro cubo, el desgarrado,

con lo que volvemos a tener una imagen del trabajo en equipo perfecto, en el que la suma de 1+1 supera el valor de las partes, y pasa a ser 5, o 7, o lo que quieras, no sé si se ve,

vamos a ponerlo al revés, 0,1 + 0,2 = 1, y me acuerdo de esa primera experiencia laboral, hace ya 27 años, 3 al cubo, en los que un grupo de personas imperfectas, pero complementarios, se convierten en equipo,

una experiencia casi religiosa, podríamos decir que mística, una experiencia tan bonita de la que todavía me acuerdo hoy, y que me encantaría volver a repetir, Bernardo, claro que sí, mira que creo que para eso estoy hoy aquí.

   así lo vimos…

el trabajo colaborativo es bastante complejo por varios aspectos, a veces cada uno quiere las cosas como las quiere, y no acepta las cosas del otro, nos va a pasar un poco más tarde, volviendo a casa,

viaje de vuelta en el que Bernardo se asfixia,

y se mete en la cuadrícula de cómo debe de ser, y no saca tiempo, 7 minutos, para dejar las herramientas en el cuarto de herramientas, y no me deja que le acompañe a la compra, me voy a sentir bastante mal esperando 20 minutos a que baje a por mí,

y tampoco se deja acompañar al taller en un esquema que no sea el suyo, es curioso observar cómo personas tan inteligentes y tan des-interesadas pueden llegar a discutir por chorradas,

es la magia del trabajo colaborativo, tan fácil de enunciar, 1+1=3, y tan esquivo, porque a veces dos genios, entes supuestamente capaces y completos, vamos a decir que 7 + 7, apenas suman 3.

todo ciudanita debería experimentar esta experiencia de conexión con la naturaleza un par de ratos en la vida, en los que tomas contacto con la tierra (el barro casi me traga), con las plantas (las que venimos a plantar y las que destrozamos),

con los animales (los gusanos en las zanjas, las mariposas en las flores, los pájaros en el aire), con el aire (aprovechado por 7, 8, 10 molinillos de viento), con el agua del deshielo,

una experiencia en toda la regla, sí señor, porque hoy en día priman las experiencias, experiencias en las que tomamos contacto con nosotras mismas, con nuestras semejantes, y con todo el resto.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría del color de Goethe y por la teoría U de Otto Scharmer que compartimos desde este enlace.

sólo sé que quiero ir al Pirineo y que mi niño quiere andar con raquetas de nieve

tras la primera reunión del martes del grupo de ZGZ, ya estamos cenando, atrás quedan las prisas para llegar desde Caparroso a la reunión en DKV a la hora, a las 13:00, y las dos reuniones de la tarde,

en realidad han sido 3, si cuento los dos grupos y la previa con Alberto, al que le comento que no tengo sitio para dormir, hotel o airbnb, si puede ser es mejor para mí esta primera opción,

y me dice que Santiago, uno de los miembros del grupo gestiona un airbnb, con el que me voy tras la cena a dormir, qué agradable es el desayuno en su casa, y la conversación que se empieza a entretejer, con él y su mujer, Pilar,

una conversación que empieza a las 8 y que termina cerca de las 12, es ya hora de marcharme a hacer algo, quién sabe por qué les comento esa sensación de que no sé por qué siento que tengo que ir al Pirineo, cuando estoy pensando en Astún,

y que mi niño interior quiere andar en raquetas de nieve, qué raro, y pienso en que tengo que comprar unas raquetas de nieve, que seguramente no vuelva a utilizar nunca, si tengo en cuenta lo poco deportista que soy,

pero mi niño interior se muere de ganas de que le regalen unas raquetas, qué rara es la vida a veces.

de camino a Astún, como en el bar de al lado de la casa de Bernardo un pincho de tortilla y una cerveza, y me paro a echar una siesta al pie de los mallos de Riglos, a pesar de que estoy comiendo pipas, un remedio infalible contra el sueño

un sueño insospechado hace presa en mí, un sueño raro al que le hago caso, mientras observo cómo mi paseo matutino por la nieve a este paso va a ser noctuno, el desayuno largo conduce a la siesta y Astún está todavía lejos,

y cuando llego a Jaca me entran remordimientos, tengo un trabajo pendiente para Pedro que no puedo aplazar hasta las 9, lo tengo que hacer antes de llegar a las pistas, por lo que me voy a parar al lado de la tienda de deportes Jorri, cerrada,

y voy a hacer unos testigos en un bar cercano, de nombre vasco, en el que dos chicos están hablando de una necesidad de fondos para el desarrollo de una carrera y de un centro de tecnificación de deportes de invierno en Aragón,

no voy a poder reprimir mi tendencia natural a interrumpir, casi enfermiza, y les pido su teléfono y correo, una idea acaba de surgir, conozco un corporativo, Iberdrola, que está invirtiendo en deporte relacionado con la mujer, creo que les voy a poner en contacto,

y así me voy, contento como una perdiz, a comprar unas raquetas para que mi niño ande sobre la nieve, unas raquetas que son carísimas, en Jorri, 145 €uros con un descuento del 20%, qué rabia que haya tantas cosas al 50% y las raquetas no,

la dependienta me pregunta si quiero hablar con el dueño, que es el único que puede aceptar un descuento superior, y le digo que no, y me voy, pero estas raquetas son más caras aún en la tienda al lado de Carrefour, y con un descuento inferior, el 5%,

por lo que mi niño se va tener que conformar sin raquetas, y a este paso sin Pirineo, son las 6 de la tarde pasadas cuando llego a Astún, no hay nadie en el aparcamientos, todas las tiendas de alquiler de material están cerradas, esto es un desierto helado,

por lo que tengo tiempo y espacio, estoy yo solo, para contactar con todo lo que me rodea, y observo un curso de conducción extrema patrocinado por Ford, qué curioso, y me acuerdo de Seat y de Gabriele, que hace no mucho me habla de lo mismo.

y conecto mentalmente a Seat (otro proveedor potencial, Seat + Iberdrola) con la necesidad que acabo de escuchar en el bar, en forma de patrocinio, y hablo con Gabriele, sí, les gustaría promocionar este tipo de espacios y actividades,

y observo cómo mi niño natural está contento, corriendo por la nieve sin raquetas, con la ayuda de dos bastones que le acompañan en el camino, es curioso observar que yo tenía que pasar por aquí, y escuchar esta conversación a esta hora,

para componer una relación que me va a dar más de una satisfacción, porque esto no ha hecho más que empezar, y la idea se hace grande, porque junto el centro de tecnificación de deporte de invierno de Aragón con la nevera,

otro centro de desarrollo de potenciales, en este caso de patinadores, con el que colaboro, no sé si ve la posibilidad, como la ve Bakero, ese jugador que tanto le gusta a Javier Clemente, un jugador que cuando va siempre aprovecha el viaje,

porque va a pillar balón o jugador, tanto da, mientras camina por la nieve, con o sin raquetas.

   así lo vimos…

en el camino de vuelta a casa de Bernardo, hoy duermo en casa de mi viejo amigo, y he quedado para ver el partido del Athletic a las 9:30, voy a andar justo, me paro en la estación de Canfranc, esa estación que une el indómito norte con nada,

ya que hace años que la estación no funciona, y todo parece indicar que no va a unir nunca España con Francia, y una idea absurda surge de mi viaje a la nieve, yo conozco a alguien en adif,  y hago una extraña unión, Iberdrola – Seat – adif,

tal vez estoy delirando, ¿o tal vez sí me encuentro en un punto de unión del Pirineo oscense con España y con Francia?, pero ésa es otra historia que tendrá que evolucionar, 

con la ayuda de calidad Pascual, de Bankinter, de dkv, el sueño ya está ahí.

en el camino de vuelta, mi niño interior, frustrado, es natural, los niños quieren lo que quieren, y lo quieren ya, va a entrar a jugar en la tienda Jorri, y va a preguntar por el dueño, y la magia se va a seguir produciendo, pero ésa también es otra historia.

y observo cómo la magia de la vida se despliega a mi alrededor, y se lo cuento a Gaizka, por teléfono, como se lo voy a contar luego a Pedro, también por teléfono, hay vida más allá de los testigos, y se lo cuento a Bernardo,

con el que me quedo a pasear hasta las 3 de la mañana, esa hora a la que con bastante frecuencia me levanto, cuando yo tengo el síndrome de cenicienta (a las 12 dormidita en casa), qué cosas más raras me están pasando,

durmiendo la siesta cuando no toca, despierto hasta las 3, cuando no toca,

pero ésa es otra historia.

empiezo a entender la importancia de empezar a escuchar el campo, la energía de todo lo que nos rodea, la energía de las posibilidades, dejarnos fluir, nuestro inconsciente es mucho más listo que nosotras.

de haber tomado una decisión racional, ayer habría dormido en casa de Pilar en vez de en casa de Santiago, o en un hotel, y habría salido rápido de Zaragoza, para pasarme un día libre en la nieve, si lo piensas bien, ZGZ está a dos horas escasas del Pirineo,

¿cómo es posible que llegue a las pistas pasadas las 6 de la tarde?

sólo siento que hoy tenía que oír una conversación, para que una posibilidad se despliegue, con mi colaboración necesaria, en un proceso que puede ser bueno para mí, bueno para tí, y bueno para todo el planeta, empezando por Aragón y Huesca.

las 3 escuchas y el 3ple camino nos conecta con nuestro campo de atención, y con la escucha del campo, de la misma forma que nos conecta con nuestras emociones, y con procesos de buen trato personal, en los que mi Yo soy se hace presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

buscando el amanecer (con la presencia del Yo soY)

me levanto a las 5 de la mañana para cruzar Madrid antes de que el pertinaz atasco de cada día haga difícil lo que a estas horas es tan sencillo, y tomar la A2, esa autovía que nos conecta todas las mañanas con el amanecer,

por ahí levanta el sol, ligeramente desde el noreste, y soy consciente de ese milagro de cada día, que nos perdemos metidos en nuestros sueños, o en nuestros coches, o en las oficinas y fábricas de nuestros días,

hoy tengo la suerte de disfrutar de todas las fases que encierra un amanecer, desde la más cerrada oscuridad, pasando por ese tenue color ahí al fondo, algo empieza a cambiar, hasta el sol bien alto, que ya molesta,

todo es cuestión de que el trayecto nos lleve 1, 2, 3, 4 horas, sí, hoy tengo que llegar a Caparroso, ese pueblo navarro en el que hay una planta de manto de roca, una planta de Rockwool, sí, porque los daneses hacen manto de roca,

un tipo de material aislante que se utiliza en construcción, y me acuerdo de mi primera visita hace la 8 años, una reunión que va a ser la base de una oferta que hablar de la construcción del yo, que se conecta con otras personas, del grupo al equipo,

para poder todas juntas, nuevos enfoques, que tienen una repercusión en la innovación (procesos creativos en los que varias de nosotras concurrimos) y en nuestra pequeña (o no tan pequeña) comunidad,

y en ese sentir me ando, y despierto como tengo el observador, veo cómo dos aviones dibujan un camino ascendente en el cielo, parecen competir por llegar más alto, allá tras el castillo,

hasta que uno se separa, y toma el camino de la derecho, no puedo sonreír, cuando veo la figura que mis dos inesperados compañeros de viaje dibujan, porque de la I latina pasamos a la Y griega,

del yo soy inglés (I am), pasamos al Yo soY español, y me acuerdo de aquella primera oferta a Rockwool para correr un proceso en un grupo de Europa sur en inglés a la visita de hoy, tras la que seguramente hagamos otra oferta similar,

ahora en rudo castellano, 8 años después, un proceso en el que la persona que se acerca, en pos del amanecer, ha cambiado, vaya si ha cambiado, y el Yo soY que apuntaba ya está presente, esa es la buena noticia,

qué bonito volver a verte, Marilú, claro que podemos ayudaros, todo empieza con un pasito, más allá de donde estamos anclados, en un programa que junta lo que queremos ir filtrando en la organización,

un viaje en el que el Yo soy se va a hacer presente, con la emoción en el centro, facilitado por lo que nuestros clientes internos quieren comprar, nuevos modelos emergentes de gestión, empezando por teoría U, y reinventar las organizaciones,

esos dos modelos de una nueva forma de pensar – sentir – hacer que tanto van a influir a los líderes de este mundo, viejo y nuevo, porque lo que está por venir lo hacemos entre todas, hoy,

no podemos escabullirnos de nuestra responsabilidad, esperando que la próxima generación haga mañana lo que tenemos que hacer nosotras hoy, y arregle lo que ya no se puede arreglar.

   así lo vimos…

Marilú, es hora de observar lo que pasa alrededor nuestro. Esther no está presente, no va a ser ella la persona que va a impulsar este programa, no te engañes, si hay alguien que tiene esa capacidad en tu organización ésa eres tú.

en la conversación surge la figura del salmón contracorriente, hoy tu esposo, mañana un extraño ser que pasa por ahí, contando historias raras, con la extraña convicción de que sí se puede hacer tantas y tantas cosas con los mimbres que tenemos hoy,

no dejes de compartir con tu pareja  las 3 escuchasel 3ple camino, a ver qué tal le suena, y no te olvides de escuchar es amar, esta iniciativa que se hace grande con la ayuda de nuestras amigas, en la plataforma goteo,

seguro que conoces alguien en Pamplona con quien podemos contactar.

 

y Gaizka me hace llegar este video, mila esker (mil gracias), Gaizka,

en un día en el que el equilibro entre la tierra y el cielo es especialmente singular, y en el que podemos observar qué hacen otras personas con las piedras, polvo de estrellas de las que no sólo se pueden hacer mantos

y otras cosas surgen en el camino, qué bonito es este mundo en el que hemos decidido vivir.

y me río al pensar la de cosas que caben en un día, dentro de una hora, también voy a llegar tiritando, 5 minutos tarde, en dkv, una organización verde que tiene la posibilidad de moverse hacia el azul, en una repetición de una presentación años atras,

todo es tan parecido y a la vez tan diferente,

y en esa reunión que va a promover Alberto, qué bonito grupo, de 5 a 7, en una primera convocatoria, y de 7 a nueve, el futuro emerge en ZGZ, qué bonitos re-encuentros, qué bonito camino en busca del amanecer,

con el Yo soY presente, acompañado de la presencia y el cariño de la madre, y el niño prendido, un niño que me dice que quiere que le compre unas raquetas de nieve para caminar por encima de la nieve en las montañas,

antes de que llegue el deshielo, quién sabe si detrás de esos montes vislumbre de dónde surge todas las mañanas la luz.

en la reunión de la tarde, jugamos un rato con esas frases que hablan de la ley de la atracción, tan relacionadas con los fundamentos del liderazgo colaborativo, qué divertido es cuando las podemos compartir,

porque dar es recibir, y no somos menos cuando más y más personas se acercan a los fundamentos de la abundancia, unas bases que todas tendríamos que traer de serie con a ayuda de papá y mamá, de la maestra y el profe,

pero que tonterías digo, ellas no sabían, les pasa como con las emociones, nadie les enseñó, y es muy difícil compartir algo que tú no conoces, y estás lejos de integrar en tu vida, … pero bueno, nunca es tarde para empezar, otra vez.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Astérix y Obélix y la ley de la atracción

en estos pasos iniciales en los que empezamos a entender las leyes de la abundancia, como ocurre con cualquier bebé, y todos somos bebés cuando empezamos un nuevo camino, podemos aparentar la firmeza que no tenemos,

y que no es verdad, el próximo paso nos va a delatar,

viene a mi mente la figura de dos galos locos, Astérix y Obelix, los dos galos resistentes, una obra magnífica de la imaginación de Goscini y Uderzo, qué pena que sean franceses y no vascos,

en cuyo caso levantarían troncos y cortarían piedras, en vez de comer jabalí,

y te preguntarás qué tienen que ver Astérix y Obelix con la ley de la abundancia, aparte de las espectaculares jamadas de jabalí que se dan, de las espectaculares palizas que reparten a los romanos y a los piratas, tanto monta, monta tanto,

y las espectaculares risas que se echan al acabar cada episodio, con el bardo castigado, no vaya a ser que se le ocurra cantar, y se ponga a llover, y el cielo caiga sobre sus cabezas, lo peor que le puede pasar a un galo,

un tema menor para los vascos, por otra parte, tan acostumbrados como están los pobres a no ver el sol, y yo me hago la misma pregunta, qué tendrán que ver Astérix y Obelix con la ley de la atracción,

hasta que contacto mentalmente con ese capítulo extraño, la cizaña, en el que un adivino llega al pueblo, y enemista a los amigos, por medio de preguntas e insinuaciones infames, creando necesidad donde reinaba la abundancia natural,

porque los galos tienen más de lo que necesitan para vivir, ya sé por qué mi mente ha contactado con los galos, tienen suficiente libertad, más de la que necesitan, aunque su imperio está abatido y su aldea rodeada,

tienen suficientes jabalís para comer, tienen suficiente espacio para pasear, y suficientes condimentos para hacer la poción mágica que sustenta su forma de vivir, porque en el fondo de toda buena historia de abundancia está la magia,

alguien tiene la fórmula de la poción mágica, y la administra de forma sensata, hasta que la sensatez se convierte en la forma de bien vivir.

   así lo vimos…

y aunque no lo parezca, “la cizaña”, ese extraño capítulo en el que los amigos se enemistan, y el pueblo entero parece enloquecer, guarda otro valioso recurso a la hora de atraer la abundancia, cuando lo ponemos al revés,

porque la abundancia crece del revés,

a ver si me explico, porque la cizaña, mentiras y manipulación aparte, se basa en ponerle a un tercero en el punto de mira del segundo, digamos que yo soy el adivino mal-metedor que habla con Obélix  sobre algo que Astérix tiene, y Obélix no,

la cizaña se basa en dotar al tercero de algo que el segundo quiere y no alcanza,

pues bien, una cizaña positiva consiste en ponerle al segundo en la vía de conseguir algo que el tercero tiene, bueno, bonito, brillante, espectacular, y que el segundo, si así lo quiere, también puede conseguir.

en el liderazgo colaborativo utilizamos las leyes de la atracción y la de la cizaña positiva, por medio de las cuales unas cuantas pueden hacer juntas lo que antes sólo era potestad de uno solo.

por eso compartimos los pequeños éxitos del camino, como que Otalora es una organización amiga de escuchar es amar, ya me imagino que no sabes qué es Otalora si no eres galo ni vasca,

Otalora es la organización de desarrollo de directivos de la corporación Mondragón, esa corporación egipcia, como su propio nombre indica, Amón – Rá, noooooo, que los de Mondra son vascos, vecinos del sur de Astérix y Obélix,

y remarcamos mucho eso de la mayor corporación del mundo colaborativo (cooperativas) del mundo, y aquí nos sale el gen de Bilbao, “deme un mapa mundi de Bilbao”, en vez de un plano de la aldea, qué brutitos somos,

y en el proceso de difundir escuchar es amar (la app), cruzamos mundos, y creamos puentes in-existentes en los mapas mentales de nuestros interlocutores, entre el desarrollo de la educación, y el desarrollo de líderes,

y entre el desarrollo de líderes y el desarrollo organizativo,

y llevamos el ejemplo de Otalora a organizaciones que quieren que sus líderes se desarrollen, llámales banca (Bankinter, Kutxabank, Bankia), llámales distribución (Leroy Merlín), sector alimentario (calidad Pascual), automotriz (Seat), tanto da,

realmente nos vale cualquier organización de cualquier sector, porque, es curioso, nos hemos fijado que todas los sectores tienen organizaciones que tienen líderes que desarrollar, qué curioso, ¿será una casualidad?,

y llevamos el ejemplo de la formación de los líderes a la escuela, donde formamos a la siguiente generación por venir, ahí también formamos líderes potenciales, tanto en el sector privado como en el público, en los coles religiosos como en los laicos,

y nos preguntamos, ¿será también esto una casualidad?,

y como buscamos desarrollar la conciencia, contactamos con organizaciones que tienen modelos avanzados, en los que la conciencia global se extiende, y estamos hablando de conciliación, de diversidad, de desarrollo sostenible,

de objetivos del milenio, ya hemos llegado al tercero, qué bien, de organizaciones que entienden el mundo al revés, con modelos emergentes, como la EBC, o la B corp, corporaciones B, qué curioso, quién querrá ser B o c pudiendo ser A,

el mundo se hace grande cuando llegamos al 3 en este 3rcer milenio, y nuestra aldea se amplia, no hay empalizadas para la imaginación, cuando el miedo no anida en nuestro interior, somos libres para actuar, y tender nuevos puentes,

de eso se trata, y de pensar – sentir – actuar de forma congruente,

y dejamos que estos puentes se creen en la mente de nuestros interlocutores, un puente que esperamos que se atrevan a cruzar, ojalá muchas organizaciones piensen que ellas también quieren y pueden ser amigas de esta iniciativa,

organizaciones raras, como CIVSEM, en la que se juntan el hambre y las ganas de comer, o lo que es lo mismo, la leche y las galletas, organizaciones como fundación Alares, fundación diversidad, fundación masfamilia, hay tantas,

porque no se trata de competir y de ser el único que, hace ya tiempo que tenemos claro en la aldea gala que la mejor forma de prosperar (ojo, que no estamos hablando de sobrevivir) y de buen vivir es abrirnos a la colaboración.

Yolanda, te quiero agradecer de forma personal tu apoyo a escuchar es amar dentro de Otalora, y tu disposición a hospedar a un grupo de peregrinas en la próxima edición de el futuro emerge, si llega el caso, o mejor, cuando llegue el caso,

en un viaje que puede empezar en cualquier sitio del mundo, pero con varias escalas preciosas, en Otalora, por ejemplo, centro de desarrollo de directivos de Mondra, la corpo, el mayor grupo que la inteligencia colaborativa, llámale cooperativas,

ha creado en este mundo, de la mano del padre Arizmendiarreta, y de 5 personas, que inician en ULGOR este camino del que bien podemos tomar ejemplo, porque 5 personas pueden cambiar el mundo, vaya que sí.

todo lo que hacemos tiene como base un modelo gratis que, como el amor, no se gasta cuando se usa, ni cuando se da, antes al revés, crece según se utiliza y se comparte, es la magia del amor y de la colaboración, 7 emociones, el modelo.

las lineas de hoy, y la imagen de Astérix y Obélix, metidos en la pelea, gracias a la cizaña, se enmarcan con el color del violeta, un color que en 7 emociones está relacionado con la alegría,

esa emoción que nada tiene que ver con el alegrón ni el botellón, y tiene todo que ver con la acción de traer juntas a este mundo lo nuevo, todo lo que está por venir, con nuestra colaboración necesaria, de eso se trata.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

escuchar es amar (la app) crece con la energía de la colaboración

yo también soy amiga de escuchar es amar (la app)

la vida se asienta tras la magia del arco iris

observo maravillado cómo surge la vida después de la tormenta, y cómo sale el sol tras lo mal que lo hemos pasado, y en algún punto vislumbro un arco iris en mi vida, un puente entre el cielo y la tierra,

o entre la tierra y el cielo, todo depende de en qué sentido lo recorras,

y observo cómo este mensaje, tan tonto, sirve para articular todo lo que estamos haciendo, desde talleres de responsabilidad emocional en el cole, ya sea con el claustro o con la ampa,

hasta talleres con la alta dirección de una corporación, o presentaciones con personas que están comprometidas con un proceso de apreHendizaje compartido, como es el caso de mis compañeras de SOL Spain,

SOL que viene a ser un acrónimo de Society for Organizational Learning, Asociación para el aprendizaje organizacional, una asociación que surge a nivel mundial apoyando el despliegue de “la quinta disciplina” de Peter Senge,

ese libro que me acabo de comprar en la casa del libro, y que estará disponible en la librería de Torre antes del 24 de este mes, qué bien, creo que voy a recogerlo después del finde del puente de mayo, tras mi cumple,

ese fin de semana en el que celebramos el primer taller encuentro de facilitadores de 7 emociones, en el País Vasco, en Munitibar, cerca del Urdaibai, tierra de mis ancestros (de aita y ama),

en un proceso que bien puede ser un desastre material, pero tiene todo de agradecimiento, y de celebración espiritual, aunque estas dos palabras unidas son redundantes, la celebración es un evento fundamentalmente espiritual,

ya que celebramos aquello que se escapa a la materia, aquello que supera nuestra comprensión, y muchas veces nuestras capacidades más terrenales y toda la lógica que las capacidades duras encierran,

sí, generalmente celebramos la vida,

y no puedo evitar observar la magia que se encierra tras el arco iris, y ese proceso por medio del cual compartimos los fundamentos del liderazgo colaborativo, ese liderazgo que no está en los libros de texto,

porque vivimos tiempos en los que el ego y la competición lo invaden todo, y como bien dice Maturana, cuando competimos no podemos colaborar, y es bonito observar cómo ese mensaje se va filtrando en los grupos  a los que acompañamos,

desde la visión diurna (los colores cálidos) pasando por la la visión nocturna (los fríos), para completar el puente con el verde (ese color de transición que permite integrar lo uno con la otra, lo masculino con la energía femenina),

y no puedo evitar la magia que estos últimos meses encierran, con un proceso proceso de aceleración, con las 3 escuchas y el 3ple camino de desarrollo de las personas, los grupos y las organizaciones (la comunidad),

con la magia que se despliega en los grupos de Mutualia, de Euskoges, de calidad Pascual, de SOL, de el futuro emerge, es la vida, abundante, que se manifiesta y se asienta, más allá del puente de color,

de ese arco iris que une la tierra con el cielo, o al revés, todo depende de nuestro particular punto de vista, y nuestra forma tan particular de mirar mirando, de eso se trata, de conectar nuestra atención,

y estamos cerca de enterarnos, va a ser que sí.

   así lo vimos…

me levanto con este extraño título en mente, y saco una foto de una hoja, en la que Silvia recoge varias frases, que van a ser un ejercicio dentro de los talleres de liderazgo colaborativo en sus próximos desarrollos,

y tal vez de un taller de abundancia, eso que siempre se encuentra tras un proceso de celebración, si te fijas siempre celebramos la abundancia, párate a pensarlo y contacta conmigo si no estás de acuerdo,

frases que copio a continuación, porque escuchar es amar, y compartir también.

(en esta vida es posible…)

  • trabajar poco y disfrutar mucho,
  • leer libros y aplicar lo que los libros dicen,
  • ir a cursos y aplicar el aprendizaje,
  • dominar el lenguaje de la atracción (yo tengo algo que tú quieres y no te puedes perder),
  • hay infinitos compradores con infinito dinero,
  • muchos pocos hacen un mucho,
  • lo que yo te doy tiene + valor que lo que tu pagas por ello y tú lo sabes,
  • si no crees en ello podemos trabajar por objetivos,
  • varios juntos tienen + fuerza que 1 solo,
  • el grupo llega donde la persona sola no llega,
  • tengo mucho más de lo que necesito para vivir bien,
  • colaborar es mejor que competir,
  • “tú y yo” puede ser mucho + que la suma de “tú” + “yo”

y me hace gracia pensar que sea tan evidente, y que por eso mismo sea tan difícil verlo, los principios de la abundancia son los fundamentos del liderazgo colaborativo, por lo que mucho me temo que vamos a seguir utilizando el mismo método,

un puente intangible, lleno de colores y de magia, que se traza aquí y allá, entre la tierra y el cielo, tú decides en qué sentido lo vives, que posibilita hacer simple un tema tan complejo.

7 emociones crece desde la inspiración que junta la teoría U con la teoría del color de Goethe, hace de ello un tiempo, ¿son 2 o 3 años ya de esto?, no lo tengo claro, en este ejercicio de vivir la vida con color.

abro el correo y me muero de risa, si alguna vez hemos copiado algo del 3 de la teoría U en estas páginas, ellas ya han empezado a copiarnos, tal vez inconscientemente, con un correo titulado “7 practices”

y escribo nuevamente esta frase, si cabe de una forma mucho más consciente, más presente, esta frase que se ha convertido en un mantra, con ligerísimas variaciones, este último año…

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

el viaje de vuelta de Mordor

una imagen rara entra en mi ordenador, es una especie de estación de metro muy profunda, esa es la impresión, con 3 escaleras, dos de bajada y una de subida, todo parece indicar que es más fácil llegar aquí que salir,

hay una columna de un grosor enorme a la derecha, todo parece indicar que hay un gran peso ahí arriba, es como si la columna soportase el peso del mundo, enorme, ahí arriba,

y una sensación metálica lo invade todo, sólo nos falta cierto olor a azufre para recrear el infierno en la tierra, te pongas como te pongas a mí no me gustaría estar en estas catacumbas mucho tiempo, si puedo estar sólo un poco de visita,

un pensamiento / sentimiento fugaz que correlaciono con un ajá reciente, relacionado con la visión de la abundancia en nuestras vidas, una visión que tiene todo que ver con cómo podemos construir esa escalera de salida del infierno,

y aquí me estoy refiriendo a una autopista consciente, no a la autopista in-consciente que nos proponen muchos cursos de desarrollo personal, no sé por qué últimamente veo cómo proliferan a mi alrededor,

todo el mundo ofrece talleres relacionados con el dinero y la prosperidad, síntoma de que estamos realmente jodidos, mal, muy mal, o requete-mal, a nivel personal (yo mi me conmigo) y a nivel global (como comunidad),

y observo que esta misma tarde, a la hora de comer, porque hemos comido muy tarde, el tema se ha filtrado en la conversación con Silvia, que esta misma tarde el tema se ha filtrado en la conversación con mis compañeras de SOL España,

en una charla que estaba relacionada con los fundamentos del liderazgo colaborativo, con base en los colores, ya me imagino tu cara, debes de sentir que lo uno y lo otro no tiene nada que ver, te entiendo, lo mismo pensaría yo,

y esta misma noche el tema se ha filtrado en la conversación con mis amigos de co-housing, Fernando, Silvia y Pedro, en un proceso que me ha servido para chequear la validez de un cuerpo de creencia inicial,

sobre el que vamos a seguir trabajando (tripaliando, sí), pero con un mortal des-enfado, por lo que, 1 – 2 – 3, todo parece indicar, foto incluida, que tengo que hablar de esto ya o ya, me ponga como me ponga, ahí va.

   así lo vimos…

en el viaje de entrada a Mordor dos personas han sido terriblemente significativas, son dos personas que conocemos todos por su rol, y en algunos casos también por su nombre, déjame que inicialmente les llame mamá y papá,

aunque algunas personas, más brutas, hayamos decidido que sean padre y madre,

2 personas que nos han regalado un juego de creencias viejo (papá y mamá representan el pasado de nuestra especie, mientras que hijo e hija representan el futuro, una evolución positiva), generalmente un cuerpo de creencias de mierda,

y una relación de hábitos congruentes, también malos, por medio de la educación, en la mayor parte desde su mejor intención (también conocida como amor), en la mayor parte de los casos basada en el miedo (ahí radica el primer gran problemita),

mamá y papá están previamente des-conectadas de la fuente, ellas también han sido educadas en el miedo,

de tal forma que nuestras creencias de partida y nuestras conductas de partida (hábitos mentales y conductuales) nos han metido en Mordor, estamos, sí, en los sótanos de la estación, bien profundo,

o en el centro de Matrix, tanto da,

y, si estás donde está la mayor parte de la humanidad, además estás des-conectada de tus emociones, te las han contado mal, para que no las entiendas, y para que no puedas hacer con ellas nada, o bien poco, en tu propio favor,

con lo cual tenemos pensamientos (mente), hábitos (haceres / voluntad) y sentimientos (hábitos emocionales) que nos atan de forma in-consciente a Mordor, con la ayuda de padre y madre,

2 relaciones que tenemos que sanar si ambicionamos la fuerza (la figura de papá es crucial en este aspecto) y el éxito en la vida (la figura de mamá es fundamental aquí), segun Bert Hellinger, padre de las constelaciones familiares.

estamos jodidas, sí, porque para salir de Mordor previamente hay que sanar las relaciones con las dos personas que nos han metido en Mordor, es una auténtica locura, tal vez por eso es tan difícil de conseguir.

además hay dos escaleras de bajada y una de subida, todo parece indicar que podemos salir a tomar aire, pero es más fácil volver a bajar al fondo de la estación que salir a la superficie y quedarse ahí,

vamos a tener que trabajar 3 cuerpos de hábitos (nuestras creencias, nuestras conductas y nuestros sentimientos, o hábitos emocionales arraigados), y su congruencia interna.

si, adicionalmente, queremos que ese camino sea consciente, para desarrollar la congruencia interna nos va a hacer falta una cosmovisión positiva que nos ayude a comprender el mundo, algo bastante complejo de desarrollar,

ya sé que te puedes estar perdiendo, a ver si me explico, una cosmovisión es como un ajá que afecta a todo lo que nos rodea, los cuatro reinos para empezar, de más complejo a más sencillo si empezamos por el ser humano, 4,

porque podemos entender inicialmente la relación entre iguales (hombre y mujer, ser humano con ser humano), 4, del ser humano con el ser animal, 4 – 3, del ser humano con la plantita, o ser vegetal 4 – 2, y del ser humano con la piedrita, 4 – 1, ser mineral,

y las relaciones que entrelazan los diferentes niveles entre sí, a esta fase yo le llamaría entender el mundo a nuestro alrededor, tal vez por eso el desarrollo consciente del Yo soy sea tan complejo,

porque al nivel 1 de dificultad (sanar a mamá y a papá, a padre y a madre) nos hace falta un adicional, vislumbrar un camino de desarrollo personal (y dentro de la comunidad) que sea claro, sencillo e ilusionante, y que se pueda actuar,

y aquí llegamos a un jardín sin flores, porque si esto tiene 2 niveles de complejidad seguro que el tres, como las escaleras, está al llegar, y cuando creemos que ya hemos salido a la superficie no tarda en aparecer,

tal vez cuando hemos sanado a madre y padre (1) y tenemos una cosmovisión aceptable del mundo material en el que vivimos (2) nos hace falta una comprensión y una aproximación al mundo sensible (3) y a todo lo que no se ve.

entendiendo que todo lo que cuento es una simplificación, sonrío al sentirme con fuerza  y ganas de empezar a preparar ese taller de abundancia (yo lo voy a llamar fundamentos del liderazgo colaborativo en el siglo xxi),

a sabiendas de que lo que hoy veo tan claro mañana no va a estar tan despejado, y seguramente voy a andar un poco más nublado mañana, sobre todo cuando la vida me ponga delante la prueba de turno, con la que nos hace el test del algodón,

oye tú, majete, ¿qué decías de la abundancia, de la prosperidad, de la fuerza y de la energía del dar y el recibir?

Otto Scharmer explica en la teoría U 3 des-conexiones que nos aíslan del mundo, la des-conexión con la naturaleza, la des-conexión con el otro, y la des-conexión conmigo misma,

3 des-conexiones que podemos convertir, a nada que le demos la vuelta al catalejo de mirar, en 3 ejes de re-conexión.

7 emociones da pie al programa de desarrollo de las 3 escuchas, que articulamos con el proyecto colaborativo escuchar es amar, y a el 3ple camino, dos o 3 temas de los que vamos a seguir compartiendo, no lo dudes, aquí y allá.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

supermaSomenoS casi se muere hace 7 años en la media MAD

haciendo un poco de orden en un armario, un ejercicio nunca suficientemente bien ponderado, todas deberíamos hacer orden más a menudo, porque así está nuestro mundo exterior así está nuestro mundo interior,

y generalmente es más fácil hacer orden en el mundo de las cosas,

me encuentro con uno de esos cachibaches que tienen una lectura profunda en mi vida, una cartera que me dan en la media maratón de MADrid hace 7 años, porque yo nunca he estado más en forma que hace 7 años,

una prueba en la que supermaSomenoS se acerca con la actitud de Superman, el pobre hombre realmente estaba des-esperado, sin mayor esperanza en el futuro próximo, veía la que se le venía encima,

a supermaSomenoS también lo divorciaron al de poquito,

esa prueba en la que supermaSomenoS escucha una voz, la incorrecta, y toma una actitud, la incorrecta, y trata de ser otra cosa que no es él, y se lanza a correr como un poseso,

una prueba en la que va a tener un mareo del carajo, menos mal que no estaba volando a 2000 metros de altura, estaba corriendo, a ras del suelo, la maratón de MADrid,

un evento del que guardo este recuerdo, que aparece en el ejercicio de hacer orden en un armario, sí, re-conozco que es mentira, es muy difícil hacer orden en un armario, cuando te pones siempre acabas re-ordenado dos o 3,

una cartera que me ayuda a re-cordar, traer al corazón, ese instante de mi vida pasada, hace 7 años, en el que estoy corriendo como un poseso para no mirar lo que ocurre a mi alrededor, en mi casa, con mi pareja, en mi trabajo, con mis proyectos,

una cartera que abro, llena de electrodos, un recuerdo de cómo acabamos cuando negamos la realidad, cuando nos excedemos en nuestras capacidades, cuando corremos una carrera que no es la nuestra,

una cartera que voy a utilizar, en este ejercicio semi-periódico e intermiente de hacer un poco de orden a mi alrededor, ahora sí, ahora no, para guardar cachivaches del camino, tal vez me sirve, sí, para guardar tarjetas de visita,

para acordarme dentro de 7 años de todos esos sitios por los que pasé, ahora ya más atento, menos des-esperado, la esperanza ha vuelto a mi vida cuando he contactado con lo que soy, y con la atención de lo que ocurre a mi alrededor

y en mi interior.

   así lo vimos…

si quieres leer de otra forma este episodio de supermaSomenoS, tienes que viajar al principio de este espacio, a dos entradas que cuentan, de aquella manera, lo que sucedió en la media maratón de MADrid, aquel desmayo monumental,

y que aprovecho para contar un cuento, no hay mejor forma de vender un proyecto o una ilusión que contar un buen cuento, si es posible que sea personal y verdadero,  las pyme sucumben en la media maratón de la RSC,

y de lo que va a pasar dos semanas más tarde, en la maratón completa MAD MAD MAD, en otra entrada titulada, hay que ver qué títulos más extraños, “éxito de las pymes en la respetuosa maratón de la vida”

en este ejercicio de hacer orden en los armarios y en el ordenador, y de echar una mirada hacia atrás, me encuentro buscando en slideshare, hay cosas que encuentro ahí y me es imposible encontrar en mi equipo, 7 años después,

esta presentación en la que utilizo la historia de la media maratón, y de la maratón completa, para presentar el programa RS PYMES con Mar Aguilera, de fundación Alares, cuídate mucho, Mar,

con la ayuda de supermasSomenoS, encarnado en la figura de ficción Jack Sparrow, ese pirata loco que tanto me gusta, qué le voy a hacer si no lo puedo ni lo quiero evitar, sí, yo de mayor también quiero ser como él.

en este ejercicio de re-capitulación observo que de las 33 presentaciones que he subido a slideshare, la primera, hace 5 años, está relacionada con este recuerdo, y con esta presentación, que ocurre hace 7 años,

y la última, porque la vida continúa cuando supermaSomenoS no se muere, el tran tran del tres y los fuegos artificiales, hay que ver qué titulos más raritos, relacionada con el último proyecto en curso, el futuro emerge, la he subido ayer.

el azul clarito, el color que abre las puertas al liderazgo colaborativo, gracias a la emoción del orgullo humilde, el orgullo sano, enmarca hoy el bolsito de los electrodos, sí, no puedo dejar de sentirme orgulloso de este episodio,

una vez que he conseguido asimilar que hoy soy lo que soy también por mis errores, y que, me ponga como me ponga, en el corto plazo no vemos un carajo, yo tenía que pasar por ahí.

si hoy me preguntan qué cambiaría en mi vida para que mejorase un muchito, yo cambiaría mi campo de atención, que me permite escuchar y conversar de otra forma con todas las personas a mi alrededor,

por eso estoy tan contento, al ver cómo está emergiendo el programa de las 3 escuchas, y el 3ple camino de desarrollo personal, de los grupos y las organizaciones, por medio del proyecto y la app “escuchar es amar”.

por cierto,¿tú te escuchas?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.