la historia del cuentacuentos (agenda de un viaje)

ertorohace unos años ya que escribo tonterías, rebautizadas como tolonterías, en un diario. Ese libro en el que en principio acostumbraba a desaguar (cuando te vas por las patas de miedo, viene bien), que he utilizado para putamadrear (cuando quieres insultarle a alguien, aunque la mayor parte de las veces te estés insultando a ti mismo), y aquí podemos utilizar también el término putopadrear, aunque no sea un término muy al uso, o que también he utilizado para conectar con todos mis anhelos, ilusiones, proyectos y expectativas, más o menos fundadas, hoy se ha convertido en un cuaderno de viaje, estilo Hemmingay.

En las librerías venden unos muy caros, creo que se llaman Moleskine, me puedo equivocar, hoy me ofrezco ese lujo de no comprobar la ortografía en internet. Como yo quiero algo que no sea tan estricto, negro, y cuente algo de cómo soy, me lanzo a uno de Kukuxumusu.

ya que lo compras y que te va a acompañar un rato, pues que te guste, ¿no?

y ya que escribes tolonterías, Mikel, que el cuaderno sea tonto, ¿no? Pero mira qué divertido que es, que de tan tonto que parece, esconde un bolígrafo de explorador. Puedo perder el cuaderno, pero si tengo el cuaderno a mano, boli tengo sí o sí.

Como consecuencia de un libro que me regaló mi buen amigo Bernardo, el mundo amarillo, he dedicado mi última agenda a construir mi expediente vital (como tenemos un expediente médico, y como las empresas que están certificadas con AENOR, que tienen un expediente del proceso de certificación, yo trabajé ahí unos añitos que ahora recuerdo con una sonrisa, al comprobar cómo todo lo vivido nos ha dejado huella, nos ha aportado y nos ha ayudado a crecer).

Como la agenda es pequeña, en vez de rollos patateros, para eso ya tengo ahora un blog, y mira que soy rollero, dibujo conceptos, imágenes, entrelazo palabras.

Reviso mi último cuaderno, todavía en curso, y miro cuándo comienza, el 09 de 2014, qué curioso, con el comienzo del cuentacuentos, después de un ajá que se produce sentado con Antonio y Juanan en la terraza de FresCo, estación de Chamartín, es que me encanta el espacio aéreo de Madrid, justo antes del verano.

En la primera hoja veo 5 programas, entre los que se encuentra el cuentacuentos. Sigo pasando hojas, y leo en dibujos los grandes hitos que transforman el cuentacuentos en la historia reciente de mi vida.

Un camino en el que se encuentran la palabra Gracias (2014/01/19), mezclada con los 10 principios de la indagación apreciativa, que en realidad son 7, volviendo de mis vacaciones de Navidad, unas vacaciones preciosas en México con Gorka y Maitane, mis hijos, eso es abajo, y mi madre, eso es arriba, o al revés, si pensamos en términos de evolución de la especie (adelante y atrás), conmigo por medio para liarla.

cucu1Un camino que empieza en amarillo para convertirse en rojo (curiosidad, actividad de crear, creatividad, innovación, qué bueno que el rojo está a la derecha y sube, ¿verdad, Tomás?), y una visita a BCN (Edita, Joan Pau, Miriam, Mikel, Silvia).

cucu2yo soy responsable de lo que hice y de lo que no hago, de cómo lo hago y de cómo lo dejé de hacer, con el nacimiento de la plastilina, que inunda nuestros correos electrónicos y tiene su sitio en nuestras ofertas.

Ahí estoy, siguiendo una pista que me deja caer Antonio, de vuelta en Barcelona, poniendo el acento en lo importante que es apreciar, eso que he aprendido a hacer en la escuela Micael, en Aprendemos todos, y en el desierto de la separación.

cucu4y una ajá, relacionado con una presentación en una universidad en Madrid, en un foro muy formal, tras la que tras atar cabo y cabo y cabo, simplemente, dices “qué tonto”, tanto tiempo dándole vueltas y es así de simple.

cucu5y cuando tú lo ves sencillo, y potente, así lo transmites y así es.

Un cuaderno de viaje, un libro de bitácora, o el libro de los momentos maravillosos de mi vida son 3 nombre a un lo mismo que es diferente para cada persona que lo lee, en función de su situación vital.

Pero es un ejercicio que siempre, siempre, siempre vamos a introducir. Escribir, pintar, tomar fotos, porque la memoria tiene muchos recobecos que nos van a engañar. Pasa el tiempo y es muy agradable leer y ver dibujos, con lo que salió y con lo que no salió, con todas esas historias que son hoy la historia de nuestra vida, nuestro mejor cuento.

Lo que hoy es, es perfecto, y además está bien así.

oecorazon513mon   así lo vimos…

Quiero agradecer a las personas y casualidades, rebautizadas como “causualidades” que me han acompañado en este año tan bonito, tan divertido, de construcción.

Aunque ellos saben quiénes son, y lo que han hecho, dos son muy importantes, Silvia, de 10, Carlos, qué os voy a decir que no sepáis, y como no hay dos sin tres, Antonio, qué bueno coincidir, en una lista que se hace extensa, Juanan, Miriam, Joan Pau, Rocío, Edita, Javier, Gaizka, Joserra, Pablo, Mario, Irene, Eva, Jorge, Male, Ignacio, Enrique, Ignacio, Fidel, Tomás, Joseba, Fátima, Manuel, Natalia, y que puede seguir un rato, Bernardo, José Luis, Gidor, Iñaki, eskerrik asko biotzez (gracias de corazón).

Los vascos somos raros hasta en eso. Eskerrik asko es algo así como una contradicción, eskerrik es una forma de negar eskerrak,  es un partitivo?, qué bueno no saber idiomas ni cómo explicarlo, asko es mucho, si lo pienso es como si dijese “no gracias muchas”, o “gracias no muchas”, cuando quiero decir lo contrario.

Mila esker, mil gracias, podría ser lo mismo, pero suena fatal. Vamos a dejarlo en Biotzez, de corazón, como ese corazón que metemos por aquí y allá, en nuestros apuntes y en nuestros dibujitos y en esta forma tan rara de contar.

oecorazon513

Anuncios

29 de Noviembre, convocados todos al mercadillo

magiahoy es 29 de Octubre de 2014, después de Jesucristo, que delante hubo muchos más. Llamo a la escuela Micael, para preguntar cuándo es la fecha para el mercadillo.Llamo y me identifico, soy Mikel, padre de Gorka, en ese entorno en el que nos conocen como padre de o madre de, aunque Gorka, y Maitane, también soy padre de Maitane, dejaron el centro hace dos ciclos lectivos, un año, 2 meses y 20 días más o menos. Ahora están en otro cole, en otro país, en otro continente, en el nuevo mundo.

Pipa me identifica perfectamente, y me contesta súper amable, qué gozada es sentirse reconocido, me indica en qué fecha se va a realizar el mercadillo este año, el 29 de noviembre, y me pregunta por Gorka y Maitane, es una maravilla cuando un proveedor supera tus expectativas, más cuando se terminó la relación de cliente. Me quito el sombreo ante Pipa, y agradezco con una sonrisota la idea que se va fraguando en mi cabezota.

un potencial cliente quiere organizar un fiestón con toda la planta. Al menos está en el proceso de considerar nuestra propuesta. Si lo ponemos formal tiene un nombre raro: cumbre de indagación apreciativa, y tiene como objeto, en este caso particular, bajar la visión y los valores a comportamientos, con la colaboración de todas las personas de planta. Es una empesa de menos de 250 personas, pequeñita y grande, depende cómo lo mires, de un sector puntero, relacionado con la salud, con un nombre precioso, de esas marcas reconocidas a nivel mundial.

Como nuestro símil en el programa que les ofrecemos después,  en el cuentacuentos, es el jardín de infancia (ese espacio en el que las personas se sienten protegidas para  aprender hábitos que les van a ser útiles para la vida posterior), que es donde tenemos los primeros ejemplos de cuentos en nuestras vidas, junto con los que nos contaban mamá, papá (no madre y padre), el abuelito y la abuelita, la niñera y nuestros hermanos mayores, la propuesta es clara. Vamos a ofrecerles vivir un rato ese entorno de cuento, para reunirnos en un jardín de infancia y en el colegio.

Vamos al entorno en el que nace el cuentacuentos, un programa en el que estimulamos la creatividad personal, el juego, el desarrollo del Ser, desde el buen trato, yo me bien-trato, yo te bien-trato, y vamos a vivir (ver, oír, sentir) qué es eso de una educación especial del Ser.

Adicionalmente, qué bueno es eso de escuchar de tanto en tanto, un par de los directivos de la organización pueden estar interesados en conocer el colegio en lo personal, ya que tienen hijos en edad escolar, y viven por el rumbo / como que por aquí.

la idea, tonta, tan tonta como potente, va tomando forma. Si tiene que ser que sí, será que sí. Si tiene que ser que no, va a ser que no. Todo es perfecto. Todo está bien hoy.magiamon   Así lo vimos…

desde oé corazón promovemos una sociedad de personas indivisas, sin corazón “partío”. Un ser completo que se desarrolla y disfruta (sin fruto) en el trabajo, que da lo mejor de sí, hace lo mejor que puede con la mejor intención y atención en sus actos y comportamientos de cada día, una persona que puede trabajar bien y blandito (mejor que duro) con el corazón puesto, que es la única forma de tenerlo “prendío”.

De las varias opciones posibles en youtube, hoy nos interesa elegir una live, que es donde se da la magia de la relación, y dejamos el enlatado para otro día.

 

miércoles de txoko (aprendiendo a hacer PAn)

lahogueraDesde pequeñito me ha encantado juntarme con gente, y salsear. Salsear en el estricto sentido de juntar ingredientes diferentes para hacer salsa. Siempre he juntado a mis amigos, por diferente que fuese su procedencia. Por eso hoy, por poner un ejemplo, nuestro grupo de padel se nutre de personas tan dispares como Pedro, amigo íntimo de villa Micael, Fernando, mi compañero de piso y tío adoptivo de mis hijos, Nacho, el hijo de Maripaz, amiga de Pedro, Javier, el presidente de la urba, Joserra y Óscares (porque son dos), compañeros de txoko.

Por eso me identifico tanto con la iniciativa que lanzó hace un año Joserra, con el apoyo de Enrique, y otros compañeros de villa Micael, y del entorno cercano. Además, existía un triple juego para hacer salsa, mejor que mejor, ya que a la propia dinámica que construye relaciones, una vez al mes, qué importante es desarrollar actividades periódicas, con una cadencia, se junta la actividad de cocinar, y la de charlar sobre temas que nos intrigan, que nos apasionan, o que simplemente se cruzan en nuestro camino de una forma tan tonta que cualquiera diría que nos hemos tropezado con ellos.

En esa dinámica natural que se da cuando no forzamos las cosas, un grupo de más de 24 personas se ha estabilizado en la docena de compañeros de mesa y charlas. Alguna que otra alta y baja (varias este verano), justificadas de una y otra forma, encierran el concepto de valor (qué espero yo de esta actividad, hasta qué punto está alineada con mis intereses y expectativas, qué dejo en el camino). Para lo que a algunas personas es hablar poco y beber mucho, para otras es hablar demasiado y comer poco, así es la vida. Como todo es perfecto, estamos los que tenemos que estar hoy. En la última cena, que es un miércoles como hoy, perdón por la distracción, que dura una semana, nos juntamos 11 compañeros de tertulia.

Nota al pie (mejor dicho al lado):

Me he encontrado con unos amigos que intuyen que el hombre también tiene emociones, me siento en casa, con una alegría enorme, con unas ganas irreprimibles de llorar, buaaaaaaá, buaaaaaá.  Como puedes suponer, podemos borrar la línea anterior. Va a ser difícil demostrar que el hombre es una criatura emocional.

Respecto a la última cena (siempre hay una y es la que ha pasado), hasta que la próxima cena le sustituya, y antes de mencionar el tema del que hablamos, siempre es bueno recordar el menú, porque antes de hablar (y durante) también comemos.

¿qué hay para comer, Camarero?

De entrantes, tostas de queso fresco con salmón ahumado, tostas de bacalao ahumado con pimiento del piquillo y emparedados de calabacín y morcilla, para adentrarnos después en un caldero de verduras, rematado con naranjas rellenas de yogur griego con muesli y pasas.

naranjayverde

Buen menú, Señor

Cuando llego, un poco tarde para mis costumbres, rayando las 9, un fuego incipiente en la terraza, quién sabe si un día de estos los vecinos nos echan, montado sobre una superficie metálica, que está separada del suelo por unos ladrillos refractarios, sujeta un caldero. Mi mente juvenil y la sangre de mis ancestros, irredentos aunque les vencieran, como a los galos de Astérix, me evoca al caldero del quesito de Astérix en Helvetia. Que no se me olvide que un día de estos tengo que hablar de los irredentos vascos (o vascones), a los que todos los reyes godos conquistaron (como reza en sus escudos de armas), dime de qué presumes y te diré de qué careces, Paco. Voy a ver si me acuerdo también, para cuando me toque de neuvo el turno de cocina, hacer algo más sencillo que el caldero, una fondué, por ejemplo, y así haciendo aprendo.

El caldero, de rústico barro castellano, ha soportado ya mil batallas. Al calorcito de la lumbre, tras la magia del fuego, un grupo de conocidos que con el roce acabarán siendo algo más, quién sabe si cariños, quién sabe si amigos, va comentando la jugada. Alguno de los que se fue estará comentando el partido de futbol, ¿toca hoy Champions? Un poco de agua parece supurar por la base. Como buenos ingenieros que somos, además de saber montar complicadas estructuras sobre el suelo (ingeniería mecánica), los hombres también sabemos de barro (ingeniería de materiales). Seguimos comentando la jugada, el agua no deja de salir por la base, hasta que la teoría de Pablo (una raja está desarrollándose en la base) gana adeptos. En el camino hemos ido retirando y apagando el fuego, porque con el fuego vivo eso parecía una torrentera. El caldo está frío. Trasvasamos con ese maravilloso plural mayestático, que viene a significar dos trasvasan mientras 7 trasiegan comentando la jugada, trasvasamos, que solito pierdo el hilo, las verduras y el caldo de la parte superior del caldero (nuestra maravillosa olla grecorromana, gracias, Astérix), a una olla convencional, de esas que ha soportado mil batallas, y soportará varias más, por lo menos la de hoy.

Al retirar el caldero, con un poso todavía de verduras y caldo en el fondo, la teoría del ingeniero Pablo se muestra acertada. El culo de la vasija grecorromana, también conocida como el caldero, se queda sobre la parilla, y el poco líquido que queda casi apaga el fuego.

Piedra, papel o tijera, volvemos a empezar, el fuego puede al metal, pensará algún ingeniero herrero, qué más dará. Al de un ratito, menos de lo que podemos pensar, tenemos el maravilloso caldero de verduras sobre la mesa.

Como no teníamos nada prefijado en la orden del día, propongo abrir una caja nueva de conversación. Se trata del PAn (PADRE, Adulto, Niño), que todos tenemos dentro, en lenguaje adulto “análisis transaccional”, un área de conocimiento con la que me he tropezado en los talleres con Leo y en el primer curso de tres que lleva al voluntariado en el teléfono de la esperanza. Qué curiosa es la vida, y los regalos que te pone en el camino.

Empezamos a hablar sobre las diferentes transacciones que establecemos en esta vida, desde el Padre (el crítico y el protector), con el niño (el natural y el adaptado, ese que se rebela o ese que se somete), y cómo el hijo rebelde pasa a ser padre crítico, hace aquello de lo que se quejó, aquello contra lo que se rebeló, ahora él encarna la figura de su padre, que ostenta el libro del la Ley, lo que se debe y no se debe hacer.

Pienso para mis adentros lo fácil que es prender un fuego, lo hemos visto en la terraza y lo vuelvo a experimentar en el salón, cuando la madera es buena. En este grupo es muy fácil hablar, compartir, aportar, desde la experiencia, todos hemos sido niños, todos tenemos un padre castigador y un padre “osito de peluche” dentro, y además alguno de estos señores, por qué no, además de albergar alguna emoción (eso que los hombres sentimos con la jarra de cerveza en la mano después de gritar goooooooooool), también albergamos un ser adulto.

con la satisfacción de la tarea cumplida, he prometido que además les voy a pasar documentación para continuar y profundizar en la charla, espero que en la próxima cena también haya PAn, mi síndrome de Cenicienta (me cuesta mucho conciliar el sueño pasadas las 12 de la noche), qué pena, me retira a un sillón.

Son las 12 y media de la noche. La cena ha terminado. Ya es mañana. Los tableros y las borriquetas recogidos, la vajilla limpia, el suelo de la cocina impecable. Uno de mis compañeros de fogatas me despierta. Estoy grogui, y me olvido de tomar las fotos de la vasija grecorromana.

Otra cena dentro de un mes, la próxima cena, que sustituirá a la última cena, está por llegar. En esta fuimos 11. Dos de los apóstoles se deben de haber tomado vacaciones o están gritando goooooool, en busca de la emoción. Cuando vuelvan les espera la historia del barro y el metal, de la vasija grecorromana y un nuevo fuego encendido en el que se cuece nuestro P-A-n.

lahogueramon   Así lo vimos…

Que nadie se apure, que los apuntes para hacer P-A-n no se van a hacer esperar. Continuará, claro que continuará.

  pan

Con el espíritu del círculo prendido, te dejamos al lado del fuego, con nuestro amigo Javier, que también se junta con sus amigos Antonio y Joaquín, para hacer el 3.

¿dónde está el interruptor de la oscuridad? quiero bañarme en tu luz

elinterruptor preparando la noche de halloween, mi portal está poblado de calaveras, telarañas y brujas. Es el tercer año en el que disfruto de esta festividad americana en mi nueva casa. Abro la puerta y casi me cago de miedo al encenderse la luz, si no fuese por la agradable presencia de un grupo de enanos que juegan en la planta baja junto al ascensor, corre para alante, corre para atrás, sobre sus patines. Ellos no tienen miedo, están jugando. Y además, cómo se van a asustar, si ellos mismos han preparado el teatro para el cada vez más conocido “truco o trato”.

Pienso en qué se encuentra detrás de esa expresión tan vulgar utilizada un poco más arriba: “cagarse de miedo”. Para ello, busco en el archivo de la memoria, y me acuerdo de dos películas épicas, de esas que nos gustan a los hombres (esto es género) y a la gente menor (niños y niñas de cualquier edad). Me refiero a “Harry Potter” y a “el Señor de los Anillos”. Si te fijas, las dos películas comparten un trasfondo. En las dos, la personificación del mal es muy clara, por medio de lord Voldemort y el ojo de Sauron.

La energía del mal es tan potente que pasan a ser figuras que es mejor no nombrar (innombrables / mejor no repetir su nombre) y mejor no ver (no encararlas / no hacerles frente con la mirada).

En nuestra vida, la energía del mal se hace presente cuando tenemos la vibración energética más baja posible. Esa energía que todos conocemos y tiene un nombre común: el miedo.

Rectifico este extremo en todas mis fuentes de conocimiento. Entre ellas, la última, el libro que me ha regalado Rocío este viernes pasado: “Manifiesta tus deseos”, de los autores de “Pide y se te dará”, libros en los que nos explican la teoría de la atracción. En este libro, que habla de energía, el ranking de emociones, empezando por el

1. Alegría / conocimiento / poder personal / libertad / amor / aprecio,

termina en el

22. Temor / desconsuelo / depresión / desesperación / impotencia.

Amor en el top 22 como vibración más positiva, y su contrario, que no es el odio, sino el temor, puntuando bajo que te mueres en el ranking.

La luz se apaga en el portal y me encuentro sumido en el pánico. El temor, ese otro nombre del miedo, la imagen de lord Voldemort y el ojo de Sauron se hacen presentes, y busco el interruptor de la luz.

Como está escrito en “manifiesta tus deseos”

no puedes entrar en una habitación muy iluminada y empezar a buscar el “interruptor de la oscuridad”. No podrás encontrar un interruptor que la inunde para tapar la luminosidad; en todo caso encontrarías un interruptor estropeado que no pudiera dar la luz, pues en ausencia de luz hay oscuridad. Del mismo modo, no hay fuente del “mal”, pero podría haber una resistencia a aquello que crees que es Bueno, como tampoco hay una fuente de enfermedad, sino una resistencia al Bienestar natural.

Con la luz ya encendida, el día prendido, y los fantasmas en fuga, comienza otro día.

elinterruptormon   Así lo vimos…

Me voy a acostar cuando aparece Carlos por skype, y me regala un texto de Goethe, ese autor que no me acuerdo si es de la generación del 98 o del 27, ah, no, que éste es alemán,

Johann Wolfgang von Goethe

y que sabía bastante del interruptor de la luz:

“Hasta que uno no se compromete, está la duda, la posibilidad de retroceder, siempre sin provecho. Por lo que se refiere a todos los actos de iniciativa (y de creación), hay una verdad cuya ignorancia mata un sinnúmero de ideas así como espléndidos planes: que en el momento en que uno se compromete de veras la Providencia también actúa.

Para ayudar a uno, ocurren todo tipo de cosas que, sin decisión, no ocurrirían jamás. Toda una corriente de acontecimientos se desprende de la decisión, provocando, a favor de uno, todo tipo de incidentes imprevistos, encuentros y ayuda material que nunca nadie hubiera soñado que sucederían.

Cualquier cosa que puedes soñar que puedes hacer, empieza a hacerla.

El atrevimiento conlleva genio, poder y magia.

EMPIEZA AHORA“.

 

 

 

disfrutando de la herrería, de la panadería, y de 3 bicis de vuelta a la casa mía

manifiestatusdeseos es domingo por la mañana y vamos a jugar al padle cuando observamos que están entrando en la pista nuestros amigos profesionales. Vencemos la frustración y nos encaminamos al Escorial, al bosque de la Herrería. Hace ya un mes que ha entrado el otoño, y aunque el día es de verano, la naturaleza rara vez miente. Seguramente podamos ver los efectos del mes de octubre en un bosque de hoja caduca.

De camino pasamos por “el 42”, un bar que se encuentra según dejas la A-6 camino de Guadarrama. Anoche hemos visto una película con ese título, 42, que trata la historia de la vida de Jackie Robinson, una historia de la lucha contra la segregación racial en Estados Unidos, una peli que se merece unos cortes, que tal vez podemos compartir en un rato de estos.

Llegando al bosque de la herrería, el otoño se abre espectacular, con una temperatura y una sensación más cercanos a la primavera o al verano, ante nosotros. Pasamos el bosque, y nos dirigimos a la silla de Felipe II, al que le ponían las pelotas “a huevo”, y que dejaría otros 3 reyes por medio, del tercero al quinto, hasta llegar al actual, ya son 6 Felipes, cuando nos damos cuenta, a la altura de la carretera que atravesamos antes de la ermita, que hay una prueba de ciclocross con meta probablemente en el Escorial, justo al lado del monasterio.

El camino, la subida, la bajada, el cruce con otros peregrinos, qué bonita palabra, padres y madres cargados con enanos a la espalda, enanos más crecidos que preguntan cuánto falta para llegar, las fotos que saco en el camino, la selección de piedras y palos que se convirtió casi en seña de identidad, y la conversación, son preciosos. Tal vez empezamos a disfrutar del acto de apreciar, o de observar con admiración todas las maravillas del camino.

Nos paramos a pensar en el libro que nos ha regalado este mismo viernes Rocío, con la que hemos comido después de casi un año, más o menos, sin juntarnos a tres. El libro, con título Manifiesta tus deseos, de los autores de “la ley de la atracción” y “pide y se te dará”, habla, entre otras cosas extrañas, del “punto vibratorio de atracción” y de la “fuente de energía”.

Echando un ojo a “Pide y se te dará” me quedé clavado en el capítulo 10, en el que resumen el proceso en tres fases, que empieza con la primera, “pedir”, y termina con la tercera, que es “permitir”. Según los autores, Esther y Jerry HIcks, el universo es como un terrible supermercado gratis. Tú pides y lo tienes al instante. Sólo hay un pequeño detalle. Para llevarte la mercancía tienes que vibrar con lo que te vas a llevar por la puerta. Si no vibras en consonancia con lo que has pedido, no te lo vas a llevar. Como hace bastante congruencia con mi experiencia personal, y un proyecto anterior en el que se da una fase de “creer dudando”, que es muy parecido a “creer sin creer”, me apunto la idea en el arcón de “a estudiar”. Me parece interesante. Va a ser que sí. Y forma parte de la excursión del domingo, también de la conversación.

De vuelta a casa leo la escala de las emociones, o de las frecuencias vibratorias con las que sintonizamos en nuestro proceso de pedir, y sobre todo, de aceptar.

En el número 1, “alegría / conocimiento / poder personal / libertad / amor / apreciación”.

No me hace falta nada más, ni escribir la lista completa, que llega a 22, las últimas energías más negritas que las primeras, ni llegar al 3 o al 7, para montar el post.

Entiendo otra vez, desde otro ángulo, lo importante que es el proceso de apreciar (al mismo nivel que el de amar, expresar la alegría, desarrollar la libertad o el poder personal). Cuando apreciamos lo que la vida nos da, cuando realmente resonamos, disfrutamos con y de lo que es, estamos diciéndole al universo que queremos más de eso, que estamos dispuestos para recibir más.

tu energía resuena, y eso tan raro que los autores llaman “punto vibratorio de atracción actual”, se ha alineado con tu fuente de energía. Eso de lo que tu atención se hace eco, eso que es objeto de tu atención, eso que te acerca a esa emoción tan positiva, tan limpia, tan bonita, que la gente normal definimos como estar bien, a buen seguro que se vuelve a manifestar en tu vida.

Meto en el coche 3 piedras y 2 palos. Silvia una bolsa con hojas y una botella con bellotas. En el próximo paseo estoy seguro que volvemos a encontrar más.

manifiestatusdeseosmon   Así lo vimos…

De vuelta a casa, antes de volver a pasar por el 42, un coche lleva tres bicicletas en el porta, justo delante nuestro. 2 miran hacia adelante, 1 hacia atrás, con el número 1297, un número corriente, como cualquier otro. Como hice una carrera de ciencias (números), y estoy acostumbrado a sumar y restar, hago una operación muy sencilla. 1300-3=1297. Ahí delante se juntan 2 de mis números favoritos, el 3 y el 13, amplificado 2 veces con el cero, aunque tengo más, porque es algo natural en el proceso de apreciar. Apreciando hoy un poco mañana somos capaces de apreciar más.

1297el 8, o dos al cubo, una forma de convertir el 2, el patito, en un infinito, está esperando su oportunidad para aparecer en el blog. 13, 3, 2, 8, qué bonito es esto de apreciar, y maravillarse con todo lo que hay.

camino virutas roble

buenos días, creatividad

magiaUna educación rica en artes aumenta en un 17,6% las posibilidades de cursar estudios superiores y de conseguir mejores trabajos, al tiempo que reduce en un 10% las probabilidades de caer en el desempleo. Por el contrario, la carencia de este tipo de educación, eleva en cinco veces, a partir de los 26 años, las posibilidades de acabar siendo dependientes de ayuda o asistencia pública. Estos datos, entre otros, se recogen en el informe “Buenos días creatividad”, realizado por la Fundación Botín y un equipo de expertos internacionales.

LLego a este texto después de charlar con Carlos, mi amigo americano, el de aprendemos todos, el de la granja en el middle west, un poco antes de llegar al far west. Él, como yo, tuvo la suerte de educar a sus hijos en un entorno en el que la creatividad, por medio de las artes, se potencia al máximo desde la más tierna infancia. Y cuando digo tierna infancia, es literal. Gorka, mi hijo mayor, empezó a participar de este entorno en el último año de jardín de infancia, en un jardín de infancia unitario, con niños de 3, 4 y 5 años. Llegando la Navidad los niños representaban el belén. Los mayores, de 5 años, los papeles más complejos, María, José, los tres reyes de Oriente. Los medianos, papeles secundarios, y los más pequeños, eran las ovejas de los pastores. Esta introducción a las artes escénicas se prolonga en primaria, con las representaciones trimestrales, y sigue, y sigue, con el teatro de octavo (segundo de secundaria).

Me acuerdo cómo aprendía Gorka en periodos divididos por números, letras y formas (ciencias, letras y arte). Pasa el tiempo y entiendo lo profundo de ese esquema tan sencillo, en el que no fuerzan los ritmos del niño, en el que no hay prisa para que el niño escriba ni lea antes de tiempo (en jardín de infancia no son objetivos lectivos), porque el niño con 5 años necesita jugar, con la arena y con la pala, en el columpio, chapotear en el agua cuando llueve, e introducirse paulatinamente en el gusto por aprehender, si es posible de forma integral. La motricidad basta, subirse al columpio, o encima del columpio, o a un árbol, la motricidad fina, hacer punto, primero en un telar, luego con agujas, son parte del camino de expresar su ser.

Cuando el tiempo llega, te das cuenta de que han llegado al mismo sitio sin prisas, de que han llegado mejor. Gorka se leyó toda la obra de Harry Potter en ¿cuarto de primaria? porque tenía ganas de leer, y porque nadie le forzó. Ahora, años más tarde, al cambiar de país de residencia y de sistema educativo, promedia 9.5.

Leo el párrafo que he copiado en la cabecera, Una educación rica en artes , y pienso en las últimas reformas de la ley de educación. No me echo las manos a la cabeza porque están ocupadas en el teclado.

Para no cambiar mucho el contenido de la información, te dejo con un enlace, qué bonito es esto de matar al intermediario.

Carlos me regaló con otro video, de Christopher Clouder, una personalidad reconocida en el mundo en el que Gorka creció.

Vivimos en una sociedad multicultural y esto es maravilloso, no debemos volver a la homogeneidad.

No hay una receta para la creatividad, ni para la educación emocional y social. Tiene que brotar del interior de las personas, del entorno, de la escuela.

Por eso creo que cada país y su forma de hacer las cosas es diferente, y deberíamos conocerlas (explore them), disfrutarlas (qué bonito), aprender a trabajar con ellas, pero no reducirlas a una única fórmula para todos.

Esto empobrecería el mundo.

Good morning creativity

Awakening human potential through education

Un regalo de Christopher Clouder y de la fundación Botín

Yo lo he visto en casa y me lo creo al 100.

magiamon  Así lo vimos…

En oé corazón pensamos que la educación en la curiosidad  y en la creatividad, actividad de crear, se desarrolla a lo largo de toda una vida. Christopher empezó en ello cuando era adolescente. Legó a ello, pero le sirvió, y cómo, en la vida. Tengas la edad que tengas tú también puedes renacer a tu creatividad, en tu casa y en tu trabajo, una creatividad que en el ámbito laboral se transforma en innovación, y que convierte tu vida en un regalo, para ti y para los tuyos, todas esas personas que te rodean y te acompañan.

Es tan bonito crear…

Ay, se me olvidaba un video relacionado con el origen del post, Carlos Carrera, y Aprendemos todos, un modelo para una nueva educación, también en el cole.

 

del middle east de Madrid al middle west de los estates

farm Cierro la noche del martes, después de cenarnos las anchoas que hemos comprado en la última tienda que ha abierto Mercadona en Madrid, en el centro este, en la zona de Arturo Soria, y después de jugar a las cartas, con una conversación por skype con Carlos, uno de los tres lanzadores de ese sueño que se está haciendo grande que es “aprendemos todos”, una propuesta por una nueva educación en España.

Carlos, compañero voluntario de Prepárate Madrid 2013, colaborador de oé corazón, me cuenta, ya desde hace unos meses, las dificultades que está encontrando para abrirse paso en el mercado laboral estadounidense, en la zona a la que se ha mudado, acompañando un movimiento familiar, que empezó con una hija y su pareja, que ha seguido con las otras dos hijas, y que ha terminado en la compra de una FARM, una granja en el midwest americano, un poco antes de llegar al far west, en tierra de sooners (pioneros del oeste que se saltaron la hora de salida para la conquista del oeste). En lenguaje coloquial un “sooner” vendría a ser un rapidillo, un tramposo, o un madrugador, depende cómo lo mires. Como salieron un poco antes, tempraneros ellos, no tuvieron que llegar más adelante / adentro. La familia de Carlos se quedó en su día cerca de Kansas City, y es ahí desde donde me llama, maravillas de las tecnologías de la información, el middle east de Madrid y el middle west de estados unidos de américa unidos a coste cero por internet.

En el proceso de charlar e intercambiar vidas, Carlos me ha ido contando de la dificultad de venderse con un curriculum “no encajado”. Como primer punto a tener en cuenta una presentación en linkedIN mejorable (nosotros le damos menos importancia que ellos, que la usan de forma normal en procesos de autoventa personal y de selección de candidatos), y como segundo un perfil más humanista y variado (estilo Leonardo da Vinci) que especializado. Con dos ingenierías a cuestas, inglés fluido, y experiencia en el mundo de las tecnológicas, los últimos años de Carlos han dibujado un perfil tan rico como desconcertante, al parecer, para los headhunters americanos.

Anoche, Carlos me cuenta que acaba de cerrar el proceso de ofrecerse, y que empieza a trabajar para una red de distribución de alimentos local, “una especie de Mercadona”, en palabras literales suyas.

Si es como Mercadona, no me cabe la menor duda de que Carlos va a cuadrar, lo va a hacer bien, y hará carrera, en caso de que ese sea su objetivo, porque capacidades y actitud tiene de sobra. Hablo con él y visualizamos un futuro en el que “organizaciones que enCUENTrAN y CUENTAN cuentos” cuenta con un corresponsal en Estados Unidos y México. Si tiene que ser, será. Hoy empezamos a trabajar la posibilidad. La que podría haber sido una colaboración desde el centro de Madrid puede convertirse en una colaboración al otro lado del Atlántico. Nuestras referencias las puede explotar él, unidas a su forma de ver el mundo, ese mundo nuevo en el que el destino, no sin su decisión, le ha puesto. Un mundo que tomará la forma que el mirar de este gran amigo grande, este gran corazón rodeado de un corpachón que es Carlos, vaya capturando y describiendo, en un blog que no sé todavía cómo se va a llamar.

Carlos, qué bonito tenerte tan cerca, al otro lado del charco. Un regalo compartir historias de este lado del este de Madrid, Mercadona, y de aquel, no me acuerdo bien del nombre de la organización para la que empiezas a trabajar, ¿era Price Chopper?

farmmon   Así lo vimos…

Cada vez que cuento algo de “aprendemos todos” me doy el permiso de incluir un video que tal vez ya conoces. No importa, pues sigue siendo vigente. Hoy lo vuelvo a ver y me gusta más que ayer, en una educación que no sólo abarca a los niños, porque nunca dejamos de desarrollarnos y aprehender.

Por cierto, es miércoles por la tarde y accedo a un correo que me manda Carlos, desde su FARM en el Middle West americano, titulado “mira que eres pesado, Mikel”. En el cuerpo del mensaje, un link a su nuevo blog, desde Kearney, en wordpress.

No puedo explicar en palabras lo contento que me siento. Todo lleva su tiempo, pero cuando la fruta madura, es hora de recoger.

davinciFelicidades, Carlos, porque ya has terminado el proceso en el que estabas. Y un abrazo cargado de amor. Ahora toca lo que toca. Hacia arriba, adelante.

Fuerza y éxito en el camino.

laetorcida

 

una estrella emergente en un MERCADO en el que no se mueve NÁ

PESCADOSayer, martes 21, el este de Madrid vivió un día de fiesta. En un mercado interno en el que todavía no hay muchos brotes verdes, esos que mentalmente tienen que ver con la recuperación económica, un operador emergente, casi nuevo en el mercado, abre un nuevo centro de distribución. La zona, Arturo Soria, zona bonita del este de Madrid, a la altura del cruce de la A-2 con la M-30, y un poco más allá, sobre la calle Telémaco.

En ese MERCADO en el que los más pesimistas dicen que no se mueve NÁ, MERCADONA es un buen espejo en el que mirarse. ¿Hay algo que haya hecho bien, rematadamente bien estos últimos años? que sí, que no, en mi experiencia personal, yo también soy cliente de MERCADONA, veo tres elementos característicos en su oferta.

En cada centro de Mercadona al que voy siento que me tratan bien. No sé cómo lo consiguen, pero los chicos de la pescadería de Torrelodones, los de Európolis, y los de Mercadona Arturo Soria, inaugurado ayer, son muy agradables, mujeres y chicos con los que da gusto intercambiar unas palabras, banales, tontas, sobre el tiempo, o sobre cualquier cosa con más carga profundidad, cuando el trato abre paso a un conocimiento más personal, de tu historia y la suya. Pongo mentalmente cara a trabajadores de Mercadona con los que tengo un vínculo parecido al que me imagino que mi madre tiene con su pescatero o con el dueño de la tienda de ultramarinos que hace años despareció, quizás siendo yo niño. Eso es de 10 en una gran superficie. El cliente existe.

El  segundo está muy cerca del primero. Yo siento que ellos nos tratan bien porque la organización en la que trabaja les trata bien a ellos. En la selección, en el desarrollo (formación, acompañamiento), en la orientación en su quehacer. Personas infelices difícilmente procuran la felicidad de sus clientes. En Mercadona yo veo eso cada vez que voy, trabajadores contentos de estar ahí. No pasa lo mismo en otros supermercados, más caros y de más postín. A la frase de su presidente, “hay que pagar muy bien al trabajador”, se suman otros factores. El Mercadona cierra los domingos. Un ejemplo más de buen trato al trabajador. 6 días para hacer la compra ya está bien, ¿no te parece?

El tercer factor es de dimensión. Los Mercadonas son centros en los que hay de todo, pero no hay demasiado de nada. No tienes la oferta tan desorbitante de otros centros bajo la categoría de hipermercados, con cientos y miles de referencias de todo tipo de comida, en los que compras más de lo que necesitas y menos de lo que ibas buscando (la segunda unidad al 70% o al 50%). Aquí recorres menos pasillos, encuentras mejor las cosas, el proceso de la compra es más sencillo.

Por todo ello, no me da vergüenza contar que ayer por la mañana pasé a inaugurar de forma personal el centro de Mercadona en Telémaco, una ubicación que no puede estar mejor elegida. Ha pasado una generación completa para que haya un súper decente en una zona dejada de la mano de Dios (en lo que a distribución alimentaria se refiere).

A la mañana, para comprar un pack con filetitos de caballa, un paté de jamón (en recuerdo de Gorka, ese hijo mayor grande al que extraño y al que le encanta), y una botella de Martini (quién sabe si el agente 003 se quería encontrar con la chica BOND), y un pan de esos que tanto le gustan al agente con semillitas.

Y ya después, a la tarde, con esa chica que mejora a la BOND, después de asistir a una reunión para padres del insti que algo le ha dado que pensar al agente, quién sabe si lo escriba, para comprar unas anchoas para cenar. El Mercadona, en día de inauguración en un mercado que no sube ni baja, sino todo lo contrario, es lo más parecido a la Gran Vía en hora punta. Una auténtica fiesta. Todo el barrio se ha juntado a conocerlo y comprar. Abuelas se cruzan con hombres de traje y corbata, y mujeres con chaqueta de ejecutivo, que se dan un salto al acabar la jornada laboral, porque la zona también es rica en empresas de buena dimensión (MSD, …). Más de un profesional tiene un nuevo centro de habituallamiento habitual.

Salimos del tumulto, bien organizado, y un chico nos despide con una sonrisa espectacular, una sonrisa y cinco dedos al viento que dan ganas de volver a entrar y abrazarle. Sin duda volveremos a entrar.

PESCADOSmon   así lo vimos…

Orientación al cliente, buen trato a las personas (ahí cabemos todos, clientes, empleados y proveedores), y una oferta sencilla e interesante, 3 soles que relucen en una estrella emergente en la distribución nacional.

Y además, Mercadona es auténtica. Una historia de productos sin gluten está en el ADN de su fundador, que admite con naturalidad que si ellos suben otros tendrán que bajar en el reparto de la tarta de la distribución, al menos hasta que el mercado nacional repunte. Y cuando repunte, se van a enterar (debe pensar).

 

 

 

hijo pobre, hijo rico

semananacional en la vida hay mujeres y hombres ricos, que vienen de familias ricas y no tan ricas. Ricos en dinero, ricas en otros elementos. Aunque nos parezca que la riqueza es un concepto mucho más amplio, hoy lo vamos a tratar desde ese punto de vista que tanto ocupa, y en algunos casos preocupa, a la sociedad occidental: la capacidad de generar dinero.

la semana pasada, por una de estas “causualidades” terribles, después de recibir un video motivador, hice clic en la columna de la derecha de youtube, y empecé a navegar por videos relacionados. Uno, otro, uno, otro, hasta que di con éste. Desde el primer momento se me hizo conocido. Esto es México, qué gracioso. Luego, viéndolo, veo que es la semana PYME del 2009. Qué gracia, yo estuve allí.

cómo piensan los pobres

El video de Mariano Regil, enlaza con otro, y con otro, y tal vez me falta alguno para hacer el enlace completo de la serie, pero me deja con una sabor de boca de “ya lo entendí”.

cómo piensan los ricos

En el origen de la charla se encuentra el libro “Padre rico, padre pobre: lo que los padres ricos enseñan a sus hijos acerca del dinero y la clase media no”, de KiYosaki. Aunque no he leído el libro me ha impactado el título, y he abierto un par de videos en youtube en el que explican las reglas básicas relacionadas por el autor en su obra.

Me acerco al cuadrante del dinero y veo cuán fácil es para una persona normal pensar en trabajar, trabajar y trabajar. Le surge una posibilidad de montar un negocio y lo que piensa inmediatamente es en ponerse a trabajar al mando del negocio. En términos del cuadrante del negocio, la aspiración del pobre es pasar de “Empleado” por cuenta ajena (E), a “Autoempleado” (A), o empleado por cuenta propiA.

Y lo difícil que resulta a una persona trabajadora pensar en poner a trabajar a otros para ella. El trabajador piensa en que la vida es dura y ardua, por lo que piensa inmediatamente en trabajar él. Si no, le van a romper la creencia, y eso no es bueno. Al pensar así, actuará así, y obtendrá las consecuencias lógicas, que le reafirmarán en su forma de pensar. La vida es dura y hay que chambear (trabajar) duro, mucho, sin descanso, para obtener pocos réditos.

Sin embargo, y creo que ahí estriba la educación de las clases altas, una persona con educación financiera pensará en primera instancia en cómo crear una marca, un sello distintivo, un sistema reconocible que, por ejemplo, pueda ser la base de una franquicia. ¿Trabajar duro un rato? Sí, por qué no, pero con el fin de dejar de trabajar duro algún día, y que sean otros, los franquiciados, los que muevan el negocio en el día a día. Y que sean otros, muchos pocos juntos, los que muevan en el día a día mi bien-estar.

El domingo hice la prueba con dos amigos, Rafael y Erika. Los dos se encuentran ante una posiblidad empresarial muy maja, que no está exenta de trabajo. La pregunta es si al final del camino ven un autoempleo o la propiedad de un negocio. Hicimos una prueba recogiendo un folleto al terminar la marcha de 4 kilómetros organizada por la AECC en el Parque del Rey JCI. La prueba consistía en identificar la palabra clave del folleto. Como todas las pruebas buenas, tenía truco. Aunque hay varias respuestas buenas, lo que discrimina la respuesta buscada es la intención de la pregunta.

Y la intención es evidente: ¿quieres ser una trabajadora autoempleada o una persona que tiene y gestiona un negocio propio? Con esta intención, la palabra clave en el folleto es “Franquiciada”, en Madrid Norte, para más señas. Lo cual implica que puede haber otra franquiciada en Madrid Sur, en Madrid Oeste, en Madrid Este, en Madrid Centro, ya vamos cinco. Y otra en Majadahonda, y otra en Brunete, y otra en Parla, y otra en San Agustín de Guadalix, y otra en el Escorial. Como no conozco muy bien el territorio, busco en Internet, resulta que Madrid cuenta con 179 municipios. Qué bueno, y eso sin salir de Madrid. Guadalajara, Toledo, por no hablar de Cuenca, que también existe, Salamanda, los de los cuchillos, y ahí, ignorante, busco el mapa Michelín, Albacete, sí, y veo que hay más y más capitales, más y más territorios en los que montar una franquicia.

Niño pobre se queda en su pueblo autoempleado. Niña rica sale de su casa generando una franquicia. En el fondo fondo, la franquicia tiene como base una marca, un sello diferente y reconocible. Erika y Rafael tienen la posiblidad. Yo lo veo claro. Ahora depende de cómo direccionan su trabajo. Trabajar duro para seguir trabajando o trabajar para que su invento trabaje para ellos.

semananacionalmon   Así lo vimos…

Si quieres ver el video completo de Marco Antonio Regil, creo que este es el enlace bueno

Cierro el post preguntándome si estuve en la semana pyme 2009 o en alguna anterior. Creo que estuve en la primera.

En una búsqueda de internet me encuentro con la semana pyme 2008, en una nota de universia:

Se llevará a cabo del 3 al 7 de noviembre. Se espera que el pabellón más visitado sea el

de Financiamiento y el de Consultoría Empresarial y Franquicias.
Las micro, pequeñas y medianas empresas en México constituyen la columna vertebral de la economía nacional, ya que representan 99.8% y generan 72% del empleo, eso sin
contar con que representan 52% del  PIB en el país, según cifras de la Secretaría de Economía, de ahí la importancia de la Semana Nacional PyME 2008, que se llevará a cabo del 3 al 7 de noviembre en el Centro Banamex.”
Sigo buscando en internet y parece que también hubo una semana pyme 2007, y una 2006, y una 2005. Si mi memoria no me falla, y yo estuve en la primera edición, son ya 9, 3+3+3, o 3*3, que no 5, los años que han pasado desde que estuve allí,
ay mamasita querida, cómo pasa el tiempo…

 

traer el azul al VERDE

zapatillas traer el azul al VERDE es un movimiento parecido a traer el cielo a la TIERRA, el agua al SUELO, es un ejercicio de vivir CONFORME A.

conforme a nuestros valores, que se hacen realidad, y pasan del marco conceptual, intelectual y abstracto al mundo real, físico, tangible, cuando los vivimos, por medio de nuestros COMPORTAMIENTOS.

azul y VERDE, cielo y TIERRA, valores y COMPORTAMIENTOS, todos son importantes.

escribo estas líneas acordándome de un amigo, Joan Pau, y de la organización en la que trabaja, Infojobs, que se ha integrado en el grupo Schibsted. Si la memoria no me falla, tras hablar con Joan Pau la semana pasada, hoy, viernes 17, es el día en el que presentan los nuevos valores fruto de un proceso de integración.

tengo la suerte de conocer a Joan Pau como consecuencia de un proceso de voluntariado que me lleva desde masfamilia (Roberto Martínez) a una reunión con Juanan Esteban (ex de Infojobs), y a un año colaborando en el desarrollo de Prepárate Madrid, un proceso en el que 3 se convirtieron en 30, y 30 en 500, para dar servicio a 5000, un proceso de un año durante el que se gestó la semilla del cuentacuentos.

en ese 2013 en el que en una reunión con Juanan y Antonio siento un movimiento ascendente (estoy haciendo, me encanta hacerlo, ¿por qué no lo puedo ofrecer como un servicio a mis clientes?) que me lleva de la voluntad y el hacer a la emoción y el sentir, y de ahí al pensarl, para integrar 3 en 1.

en ese 2013 en el que dos notas de prensa se convirtieron en 17 posts, historias del camino, como un ejemplo de una nueva comunicación aplicado a un movimiento social y en las redes.

repaso mentalmente el camino que lleva desde lo social en el ámbito social a lo social en el ámbito corporativo, y las presentaciones recientes del cuentacuentos en empresas líderes de diferentes sectores empresariales en España (banca y energía, alimentación, tecnología y comunicaciones, ingeniería, educación y distribución), y me sonrio.

descuelgo de la pared de mi salón un par de zapatillas que compré para ejemplificar el camino que proponemos del azul al VERDE, del cielo a la TIERRA, de los valores a los COMPORTAMIENTOS.

Joan Pau debe estar más o menos a estas horas disfrutando del proceso de la presentación de los nuevos valores del grupo Schibsted, el domingo estreno mis zaptillas azules y verdes con dos amigos de oé corazón en la marcha en apoyo de las personas y familias relacionadas con el cáncer, el lunes será buen momento para saludarle a Joan Pau y preguntarle qué tal le fue, aunque ya sé que la respuesta es bien.

Como la vida se hace a pasitos, ya lo sabe bien él, algún día esos valores pueden bajar a tierra por medio de COMPORTAMIENTOS, observables (se pueden observar, qué perogrullo, ¿no?), observados (los observamos cuando estamos entrenados en la observación, porque de lo contrario, corriendo de aquí para allá, rápido, rápido, más rápido, esto también es para antesdeayer, se nos pasan muchas veces desapercibidos) y compartidos (cuando tenemos la cultura de compartir lo observado).

De eso trata nuestra propuesta de una nueva comunicación en entornos corporativos. Desde las personas (porque el corporativo son muchas personas), desde la emoción (porque las personas nos emocionamos, no somos máquinas), desde lo positivo (porque nuestra energía va allá donde va nuestra emoción, nuestra atención y allá donde se posa nuestra intención).

zapatillasmon así lo vimos…

Agradezco el año 2013 por sus regalos, en las personas de Juanan, Joan Pau, Antonio, y tantos amigos y compañeras con los que lanzamos Prepárate Madrid 2013, y al 2014 porque sí, y porque no ha habido Prepárate. El 2015 está a la vuelta de la esquina. Con mis zapatillas nuevas, azules y verdes, sigo caminando un rato, corriendo otro, para sudar, y para tener sed.

Y espero que en el 2015 también podamos colaborar desde “oé corazón” en Prepárate, un movimiento social en apoyo de la sociedad..