¿hay algún sitio en el mundo en donde está prohibido prohibir?

me llega esta imagen curiosa con una frase de Gandhi, maestro de la des-obediencia civil, a este hombre mira que le gustaba dar por saco, mira que sí,
cuando una ley es injusta, lo correcto es des-obedecer.
Gandhi
en este mundo en el que la prohibición se ha hecho la norma, en vez de la excepción, y en el que confinamos a las personas sanas, si es que todavía quedan, en vez de a las otras, a las locas de remate y a las enfermas,
y me animo a componerlas, frase e imagen, con dos decálogos de opciones en este proceso que hoy evito calificar, una en paso tampoco está tan mal, en una entrada que puedes encontrar íntegra en la web de Leonardo Boff.
   así lo vimos…

Diez consejos para enfrentar el encierroFrei Betto.

Estuve en prisión bajo la dictadura militar. Durante mis cuatro años en prisión, me encerraron en celdas solitarias en el DOPS de Porto Alegre y en la capital paulista, y también en el estado de São Paulo, en el cuartel general de la PM, en el Batallón ROTA, en la Penitenciaría del Estado en Carandiru y en la Penitenciaría Presidente Venceslau.

Por eso, comparto 10 consejos para ayudar a pasar mejor este período de encierro forzado por la pandemia:

1. Mantén el cuerpo y la cabeza juntos. Tener el cuerpo confinado en casa y la mente enfocada hacia afuera puede causar depresión.

2. Crea una rutina. No te quedes en pijama todo el día, como si estuvieras enfermo. Establece una agenda de actividades: ejercicio físico, especialmente aeróbico (para estimular el sistema respiratorio), lectura, limpieza de armarios, limpieza de habitaciones, cocina, búsqueda en internet, etc.

3. No pases todo el día delante de la televisión o del ordenador. Diversifica tus ocupaciones. No hagas como el pasajero que se queda en la estación todo el día sin la más mínima idea del horario del tren.

4. Usa el teléfono para hablar con familiares y amigos, especialmente los ancianos, los vulnerables y los que viven solos. Entretenerlos les hará bien, y a ti también.

5. Dedícate al trabajo manual: repara equipos, arma rompecabezas, cose, cocina, etc.

6. Juegos mentales. Si estás en compañía de otras personas, establece una hora del día para jugar al ajedrez, a las damas, a las cartas, etc.

7. Escribe el diario de la cuarentena. Aunque no tengas intención de que otros lo lean, hazlo para ti mismo. Poner ideas y sentimientos en el papel o en la computadora es profundamente terapéutico.

8. Si hay niños u otros adultos en casa, comparte las tareas domésticas con ellos. Organiza un programa de actividades, momentos de convivencia y momentos en que cada uno vaya a su aire.

9. Medita. Incluso si no eres religioso, aprende a meditar, ya que esto vacía tu mente, sujeta tu imaginación, evita la ansiedad y alivia la tensión. Dedica a la meditación al menos 30 minutos al día.

10. No te convenzas de que la pandemia terminará pronto o que durará tantos meses. Actúa como si el período de reclusión fuera a durar mucho tiempo. En prisión, nada peor que un abogado que asegura al cliente que recuperará su libertad en dos o tres meses. Esto desencadena una expectativa agotadora. Así que prepárate para un largo viaje dentro de tu propia casa.

Algunos puntos espirituales para la cuarentenaLeonardo Boff.

Dado que la cuarentena es un retiro forzado, haz como los religiosos y religiosas que deben hacer un retiro todos los años. Algunas sugerencias para la dimensión espiritual de la vida:

1. Toma tiempo para ti y haz revisión de tu vida.

2. ¿Cómo ha sido mi vida hasta ahora?

3. ¿De qué lado estoy? ¿Del de aquellos que están bien en la vida, o del lado de los que tienen alguna necesidad, de los que necesitan una palabra de consuelo, de quien es pobre y sufre?

4. ¿Cuál es mi opción fundamental? ¿Ser feliz por todos los medios? ¿Acumular bienes materiales? ¿Conseguir estatus social? ¿O ser bueno, comprensivo, dispuesto a ayudar y apoyar a quienes están en peor situación?

5. ¿Puedo tolerar los límites de los demás, a los aburridos, controlarme para no responder a las tonterías que escucho? ¿Puedo dejarlo pasar?

6. ¿Puedo perdonar de verdad, pasar página, y no ser rehén de resentimientos y malos juicios?

7. ¿Puedo encontrar las palabras correctas cuando tengo que decir algunas verdades y llamar la atención sobre los errores o equivocaciones de otros que están relacionados conmigo? ¿O van directamente, agresivamente, humillando a la persona?

8. ¿Cuando me levanto por la mañana, digo una oración con el pensamiento, no necesita ser con palabras, pidiéndole a Dios que me proteja a mí, a mi familia y a aquellos con quienes vivo y trabajo? ¿Y por la noche, antes de ir a dormir, elevo mi mente a Dios, incluso sin palabras, para agradecer el día, por todo lo que ha sucedido, y por estar vivo?

9. ¿Qué lugar ocupa Dios en tu vida? ¿Quieres intentar unos minutos de meditación pura, donde sólo Dios y tú estéis presentes, olvidando un poco el mundo? Simplemente levanta la mente y ponte en silencio ante Él. He escrito un pequeño libro: Meditación de la luz: el camino de la simplicidad, un método que une Oriente y Occidente, dejando que un rayo de luz de lo Alto penetre en todo tu cuerpo y en tus puntos de energía (chakras) y transfigure tu vida. Son suficientes unos minutos.

10. ¿Tienes el coraje de fomentar una actitud de entrega total a Dios, sabiendo que siempre estás en la palma de su mano? Todo lo que sucede proviene de su amor. La muerte es como un nacimiento y nadie ha visto su propio nacimiento. En la muerte, sin darnos cuenta, caeremos en los brazos de Dios Padre y Madre de infinita bondad y misericordia. No olvides nunca las palabras reconfortantes de la Primera Epístola de San Juan (3,20): “Si tu corazón te acusa, debes saber que Dios es más grande que tu corazón”. Entonces, parte en paz bajo el manto de la infinita misericordia divina.

quién sabe por qué me levanto pensando en estas 2 colecciones de consejos, y la gran diferencia que existe entre nuestra libertad “exterior” y nuestra libertad interior, creo que está claro en cuál podemos seguir enfocándonos, ¿verdad?

y tú, ¿qué 7 consejos nos darías para desarrollar nuestra libertad interior?

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

nuestra tierra interior (compartiendo el estado de alerta exterior)

es este segundo día de des-confinamiento, estoy en casa de ama, en Algorta, me levanto pesado tras haber dormido bastante mal, corto y ligero, y me debato entre echar una cabezada después de desayunar y salir a pasear,

y aunque me apetece más la primera que la segunda la foto muestra lo que voy a hacer, un paseíto por la Galea, mirando al mar, un paseo en el que coincido con Gaizka, un encuentro en el que hablamos de otras cosas,

me refiero más allá de los temas de interés que se nos atribuyen a los hombres, a saber, fútbol y coches, que en el país vasco el tema de mujeres está prohibido, no vaya a ser que se den cuenta, nos capturen y reduzcan,

o nos quiten el carnet del txoko o del Athletic, lo que viene a ser prácticamente lo mismo,

y en este paseo ligerito conectamos con la comunidad del anillo, con los hobbits y su evolución, de esa alegría in-consciente dentro de “su” comarca, no sé por qué me recuerdan a los habitantes de esta tierra,

que van a realizar muy a su pesar un viaje de descubrimiento, que no es plato de gusto de casi nadie adentrarse en tierra de nashguls (espectros), ni de orcos, la tierra de Mordor no es muy acogedora, ahí no hay txokos,

conectamos con el ser humano en otros estados, representados por los hombres, por el elfo, por el enano, ellos sí conocen el mundo exterior, no es tan extraño que estén parcialmente des-conectados de su alegría,

conectamos con el mago Gandalf, el sabio, y el camino se siembra de figuras geométricas, triángulos que solapados e invertidos se convierten en hexágonos,o que convergen en el uno, qué curioso, y aparece el infinito,

un viaje de ida y vuelta entre la tierra y la mar, de corazón a corazón, de mente a mente, qué bueno coincidir en el camino, Gaizka, el sueño y el cansancio que esconden a su amiga la pereza bien pueden esperar.

   así lo vimos…

“Cuando el hombre descuida el lazo que le une al mundo divino, se corta con sus raíces verdaderas y pierde el sentido de la vida. El mundo divino no es como un país extraño y exterior a nosotros que podemos ignorar sin que ello comporte consecuencias. El mundo divino es nuestra tierra interior, es el mundo de nuestra alma y de nuestro espíritu y, cortando los lazos con él nos privamos de recursos que necesitamos para vivir. En las pruebas y las dificultades de la existencia, algunos encuentran instintivamente el contacto con esta realidad superior. Pero esto no es suficiente, es en todo momento de la vida cotidiana que debemos ser conscientes de la presencia en nosotros de este mundo tan rico y tan poderoso del que podemos sin cesar extraer recursos espirituales: la fuerza, el coraje, la inspiración.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos Cotidianos, Editorial Prosveta.

y acabo de llegar a casa, que el txoko de los amigos está cerrado, igual que San Mamés, extraño sitio para ir a rezar, una de las aficiones preferidas de los vascos, junto con levantar troncos y cortar piedras, a algunos tmbn les gusta caminar,

todos ellos pretextos para comer mejor,

y me encuentro con este video promocional del departamento turístico de Euskadi, titulado Itxaropena, La Esperanza, una cualidad de la que estamos tan necesitados, ahora, ayer y siempre,

porque siempre hemos necesitado creer que hay un más allá del más acá que conocemos, de la realidad presente, debe ser que al ser humano, en sus orígenes, cuando lo construyeron y no se intuían realidades por venir,

como el txoko y el futbol, grandes inventos masculinos, no me voy a meter hoy con los inventos femeninos, que también los hay, cuando lo construyeron, a base de barro y costillas de animal, con manzanas y serpientes como testigos del evento,

le insuflaron de ese lazo que nos une a lo divino, a lo intangible que está por ahí rondándonos, en ese lazo infinito, que nos trae y nos lleva, de la tierra al cielo y al mar, el lazo horizontal, de la existencia terrenal a lo que está por venir, el lazo vertical,

de lo cierto a lo in-cierto, de lo denso a lo sutil, de la ola que no cogemos a la que está por venir.

 

y tú, en este estado de alerta alertosa que vivimos, ¿con quién te juntas a caminar?

y tú, ¿cómo desarrollas la esperanza vital, ese recurso fundamental?

aunque lo obvio (lo más aparente) es asociar esta conversación con el camino de la conciencia, nuestras madres están presentes (la madre que vive en mí) hoy paseando, se ha ido estableciendo un vínculo de corazón a corazón,

y nuestros niños se reconocen, jugando con sus cromos, con sus números y sus formas, en el campo fértil de su imaginación, qué bonito es separar los conceptos, para ver cómo se juntan de nuevo para bailar,

hoy los 3 caminos tmbn pasaban por aquí, en esta conversación que tiene mucho de Goetheana, entre troncos y piedras, aire y agua, que el txoko y San Mamés todavía tienen que esperar.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

retiraT a tu oasis inTerior

recibo para comenzar la semana una notificación de Edoardo, la reserva en Oasis de Coyoacán, del 11 al 17 de mayo, se ha cancelado, su casa se encuentra cerrada, México está cerrada, como España, como los vuelos internacionales,

todo parece que este viaje de mayo queda para más adelante, como ocurre con el de marzo, pospuesto hasta octubre, o hasta más allá, o hasta un Dios dirá que no tiene fecha definitiva, y sigo abriendo correos,

esta meditación que me remite Joaquín desde fundación Ananta,

“El futuro es muy a menudo un tema de preocupación para los humanos: continuamente se preguntan si no les faltará dinero, si tendrán para comer o un lugar para cobijarse, etc. Y obsesionados hasta tal punto por estas preocupaciones, olvidan cuestiones mucho más importantes, cometen faltas que deberían reparar pero que no lo hacen; y como todo esto se va acumulando, llega un momento al fin en el que se sienten desbordados y aplastados. Para evitar caer en este engranaje, es necesario meditar las palabras de Jesús: «No os inquietéis por el día de mañana; porque el mañana cuidará de sí mismo».

Si veláis cada día para que todo en vuestro comportamiento sea impecable, el mañana estará completamente despejado, y estaréis disponibles para emprender lo que hayáis decidido, permaneciendo aún vigilantes para no dejar nada pendiente. Así, cada nuevo día os encontrará libres, bien dispuestos, preparados para trabajar, estudiar o divertiros, y toda vuestra vida tomará un color extraordinario de felicidad y bendición  Sólo cuando ponéis cuidado en solucionarlo todo hoy, estáis indirectamente pensando en el mañana.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos Cotidianos, Editorial Prosveta,

qué curioso, todo parece indicar que no tiene sentido preocuparse por el mañana, tal vez me aplico con lo que tengo que hacer hoy, en un presente continuo que va a empezar por un paseo por el pinar,

en este ejercicio de cuidar la mente y el cuerpo, pensamientos y emociones, desde mi particular oasis interior.

   así lo vimos…

como una semana empieza donde termina la otra, conecto con la peli que vemos ayer por la tarde en el cine de la república independiente de mi casa, convertida en mi oasis particular, conversaciones con Dios, de Neale Donald Walsch.,

autor de la trilogía del mismo nombre, si tienes un rato libre, no te engañes con que el tiempo no te da para más,tú tmbn puedes tener una conversación con Dios, una por decir algo, dos, 3 o cuatro, qué más da, todo está en empezar.

y tú, ¿con quién te paras a conversar hoy desde tu oasis interior?

y el paseo mañenero de hoy me regala una naturaleza desatada, a pocos metros de mi oasis, qué bonito observar el ritmo de la vida, de la naturaleza, hace no tanto estábamos en pleno invierno, con las últimas nieves de esta temporada,

en este mundo azul y verde, hoy el azul se acerca al violeta, y a la acción conjunta, toca pensar qué podemos hacer juntas esta semana, empezando por el lunes, en nuestro empeño de hoy, ya estamos a 4 de mayo del 2020, el año del oasis,

un año que nos va a costar olvidar.

el camino del cuidado, hacia las demás y hacia nosotras mismas, es parte del camino de nuestra madre protectora y nutricia, todas tenemos una dentro, seamos hombre o mujer, un camino que también denominamos el camino del corazón.


desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

 

… y emerge el camino de la conciencia

hoy, tras una conversación con Silvia, cuya compañía en los desayunos es difícil de agradecer, nos liamos en una conversación que habla del proceso de sumisión al que estamos sometidas en el confinamiento forzoso en nuestras casas,

un mandato anti-constitucional, además de muy mal traído en España, único sitio del mundo en el que los niños no pueden salir de casa, dan unas ganas enormes de des-obedecer,

y conecto con esa imagen, la de la des-obediencia, la de la objeción de conciencia, personas libres que son congruentes con sus valores, con sus ideales, con sus principios rectores, con su camino de vida,

y, cosa curiosa, me hago consciente de todas las veces (relativamente pocas) que he sido objetor, en la mili, al no realizar la confirmación, tras completar todo el proceso, al dejar un trabajo fijo que no alimentaba mi alma sin tener ninguna seguridad,

al casarme con una chica que no era de mi pueblo ni de mi cultura, que iba a traer a la casa de mi madre hijos maquetos, qué horror, y me conecto con esa imagen, mi línea de la vida y todos los eventos en los que he demostrado en la práctica mis valores,

en los que he tenido un ajá, una comprensión de la vida, de los sistemas de los que formo parte, una comprensión del mundo que me rodea, y, quién sabe por qué, tengo un primer ejercicio, muy tonto, con el que empezar,

y lo que hoy considero igual de importante, ganas de iniciar este camino, varios años después de enunciarlo por primera vez, todo lleva su tiempo, qué interesante es ese momento en el que te das cuenta de que el tiempo ya ha llegado,

y además te apetece mucho o lo siguiente, mogollón.

   así lo vimos…

y me hacia gracia este dibujo, en el que la araña está tan abajito que no se deja ver en el marco del monigote, está tan cerca de la tierra que no se la ve, a ver qué hago para que vaya subiendo (como su conciencia) y la podamos ver un poco mejor.

sí, así sí la vimos…

Silvia, muchas gracias por estos desayunos tan ricos, en los vamos sumergiendo panes y galletas en el té y en el café, en el primero y en el segundo, el 3ro al llegar, y en los que emerge todo lo que tiene que emerger.

el camino de la conciencia es parte integrante de el 3ple camino, una idea que plasmo por primera vez en este espacio el 17 de mayo de 2018, dentro de nada son ya 2 añitos, qué curioso es este mundo,

cuando re-conectamos con una forma orgánica de hacer, y entendemos que las semillas tienen su tiempo para germinar, que no todos los espacios son buenos para su desarrollo, que el crecimiento natural lleva un tiempo,

es el flujo de la vida, si quieres te dejo con esta entrada en la que aparece por primera vez, que yo sepa, esta referencia a el 3ple camino, un camino que tiene todo que ver con el de las personas sencillas.

y vuelvo a disfrutar el camino de las personas sencillas

pero indagando me doy cuenta de que hay alguna entrada más, anterior, aquí te dejo varias,

Aurora, Agustín, Ignacio, un 3ple abrazo sin prisa

8 de mayor de 2018

el 3ple camino

7 de mayo de 2018

abiertas al camino

1 de mayo de 2018

y buscando, buscando, me encuentro una categoría, los 3 caminos del desarrollo personal, con una primera entrada el 26 de noviembre del 2015!!!, 4 años y medio de eso, un cuento que habla de 3 formas de estar en la vida,

no es lo mismo, pero qué divertido es caminar, para adelante,

y a veces también para atrás.

los 3 caminos

en este día de celebración en el que creo un nueva categoría, desayunos con Silvia, casi casi me olvido de la pregunta del día…

y tú, ¿qué camino eliges para el día de hoy?

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

papá, a nosotras venga tu reino

en el proceso de completar la ayuda básica para la app de el 3ple camino, con un conjunto de 27 capacidades que cualquiera de nosotras puede desarrollar en su día a día, convertido en camino de vida,

me encuentro con que ya es sábado, casi se pasa in-advertido el viernes santo, si no fuese por estos dos regalos que abren la mañana, la meditación de Leonardo Boff, titulada “Jesús sigue crucificado en los sufridores y sufridoras de hoy”,

y un vía crucis escrito por presas de Padua para el viernes santo, en una celebración  que no va a tener lugar en el coliseo romano, y que publica la web de Aleteia, con un enlace que insertamos más adelante,

y pienso en esas 27 capacidades repartidas en grupos de 9, 9 para el niño, 9 para la madre, 9 para el padre, de eso trata el 3ple camino, un viaje a los fundamentos y al re-encuentro personal, como estas líneas de Boff y de Aleteia.

En este tiempo del coronavirus que está produciendo miedo y trayendo muerte a muchas personas en todo el mundo, la celebración del Viernes Santo adquiere un significado especial. Hay Alguien que también sufrió y, en medio de terribles dolores, fue crucificado, Jesús de Nazaret. Sabemos que entre todos los que sufren se establece un misterioso lazo de solidaridad. El Crucificado, aunque por la resurrección haya sido hecho el hombre nuevo y el Cristo cósmico, continúa, por eso mismo, sufriendo y siendo crucificado en solidaridad con todos los crucificados de la historia. Así será hoy y hasta el final de los tiempos.

Jesús no murió porque todos tenemos que morir. Fue asesinado como resultado de un doble proceso judicial, uno por la autoridad política romana y el otro por la autoridad religiosa judía. Su asesinato judicial se debió a su mensaje del Reino de Dios, que implicaba una revolución absoluta de todas las relaciones, a su nueva imagen de Dios, como “Papá” (Abba) lleno de misericordia, a la libertad que predicó y vivió frente a las doctrinas y tradiciones que pesaban sobre las espaldas del pueblo, a su amor incondicional, especialmente a los pobres y enfermos a quienes compadecía y curaba y, finalmente, por presentarse como el Hijo de Dios. Estas actitudes rompieron con el statu quo político-religioso de la época. Decidieron eliminarlo.

Tampoco murió simplemente porque Dios así lo quiso, lo cual sería contradictorio con la imagen amorosa de Dios que anunció. Lo que Dios quiso, esto sí, fue su fidelidad al mensaje del Reino y a Él, aunque eso implicase la muerte. La muerte fue el resultado de esta fidelidad de Jesús a su Padre y a su causa, el Reino, fidelidad que es uno de los mayores valores de una persona.

Los que lo crucificaron no podían definir el sentido de esta condena. El Crucificado mismo definió su sentido: una expresión de amor extremo y de entrega sin reservas para alcanzar la reconciliación y el perdón de todos los que lo crucificaron y de solidaridad con todos los crucificados en la historia, especialmente con aquellos que son crucificados inocentemente. Es el camino de la liberación y de la salvación humana y divina.

Para que esa muerte fuese realmente muerte, como última soledad humana, pasó por la tentación más terrible por la que alguien puede pasar: la tentación de la desesperación. Esto hace patente en su grito en la cruz. El choque ahora no es con las autoridades que lo condenaron. Es con su Padre.

El Padre con quien experimentó una profunda intimidad filial, el Padre que había anunciado como misericordioso y con la bondad de una Madre, el Padre, cuyo proyecto, el Reino, había proclamado y anticipado en su praxis liberadora, este Padre ahora, en el momento supremo de la cruz, parece haberlo abandonado. Jesús pasa por el infierno de la ausencia de Dios.

Hacia las tres de la tarde, momentos antes del desenlace final, Jesús grita con fuerte voz: “Eloí, Eloí, lemá sabachtani: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? ” Jesús está al borde de la desesperanza. Desde el vacío más abisal de su espíritu, surgen preguntas aterradoras que constituyen la tentación más terrible, peor que las tres de Satanás en el desierto.

¿Era absurda mi lealtad al Padre? La lucha sostenida por el Reino, la gran causa de Dios, ¿no tiene sentido? ¿Fueron en vano los peligros que corrí, las persecuciones que soporté, el degradante proceso capital que sufrí y la crucifixión que estoy padeciendo?

Jesús está desnudo, indefenso, totalmente vacío ante el Padre que calla. Este silencio revela todo su misterio. Jesús no tiene nada a lo que aferrarse.

Para los criterios humanos, él fracasó por completo. Su certeza interior se desvaneció. Pero aunque el suelo desaparece bajo sus pies, él continúa confiando en el Padre. Entonces grita con fuerte voz: “¡Dios mío, Dios mío! ” En el auge de la desesperación, Jesús se entrega al Misterio verdaderamente sin nombre. Él será su única esperanza y seguridad. Ya no tiene ningún apoyo en sí mismo, solo en Dios. La esperanza absoluta de Jesús solo es comprensible asumiendo su absoluta desesperanza.

La grandeza de Jesús consistió en soportar y vencer esta terrible tentación. Pero esta tentación le proporcionó el despojamiento total de sí mismo, un estar desnudo y un vacío absoluto. Solo así la muerte es realmente completa, en palabras del Credo, un “descender a los infiernos” de la existencia, sin que nadie te pueda acompañar. De ahora en adelante, nadie estará solo en la muerte. Él estará con nosotros porque ha experimentado la soledad de este “infierno” del Credo.

Las últimas palabras de Jesús muestran su entrega, no resignada sino libre: “Padre, en tus manos entrego mi espíritu” (Lc 23,46). “Todo está consumado” (Jn 19,30) “Y dando un fuerte grito, Jesús expiró” (Mc 15,37).

Este vacío total es la condición previa para la plenitud total. Ella vino por su resurrección. Ésta no es la reanimación de un cadáver, como el de Lázaro, sino la irrupción del hombre nuevo (novíssimus Adam: 2Cor 15,45), cuyas virtualidades latentes implosionaron y explosionaron en plena realización y floración.

Ahora el Crucificado es el Resucitado, presente en todas las cosas, el Cristo cósmico de las epístolas de San Pablo y de Teilhard de Chardin. Pero su resurrección aún no está completa. Mientras sus hermanos y hermanas permanecen crucificados, la plenitud de la resurrección está en proceso y todavía tiene futuro. Como enseña San Pablo, “él es el primero entre muchos hermanos y hermanas” (Rm 8,29; 2Cor 15,20). Por eso, con su presencia de Resucitado acompaña el viacrucis de dolores de sus hermanas y hermanos humillados y ofendidos.

Está siendo crucificado en los millones de personas que pasan hambre todos los días en las favelas, en los que están sujetos a condiciones inhumanas de vida y de trabajo. Crucificado en aquellos que en las UCI están luchando, sin aire, contra el coronavirus. Crucificado en los marginados de los campos y las ciudades, en los discriminados por ser negros, indígenas, quilombolas, pobres y de otra opción sexual.

Continúa crucificado en los perseguidos por la sed de justicia, en aquellos que se juegan la vida en defensa de la dignidad humana, especialmente la de los invisibles. Crucificado en todos los que luchan, sin éxito inmediato, contra los sistemas que extraen la sangre de los trabajadores, dilapidan la naturaleza y producen heridas profundas en el cuerpo de la Madre Tierra. No hay en esta vía dolorosa suficientes estaciones para retratar todas las formas por las que el Crucificado/Resucitado sigue siendo perseguido, encarcelado, torturado y condenado.

Pero ninguno de ellos está sólo. Jesús camina, sufre y resucita en todos estos compañeros suyos de tribulación y de esperanza. Cada victoria de la justicia, de la solidaridad y del amor son bienes del Reino que está ya realizándose en la historia, Reino, del cual ellos serán los primeros herederos.

y releo estas palabras del último párrafo de hoy, cada victoria de la justicia, de la solidaridad y del amor son bienes del nuevo reino entre nosotras, Jesús camina, sufre y resucita entre nosotras, qué interesanT,

y me quedo con dos palabras que no están presentes todavía entre las 27, lealtad y solidaridad, tal vez son parte de nuestra colección, quién sabe por qué este amor filial y a la comunidad se me acerca mucho a la imagen de la madre.

 así lo vimos…

y aquí tienes el Via Crucis desde la cárcel de Padua que resuena en la ciudad del Vaticano ayer.

y tú, ¿a qué o quién eres leal hoy, con qué o quiénes eres solidaria?

y me sonrío al pensar cómo en esta historias de hombres, el poder político y religioso, los judíos y los romanos, el hijo y el padre, es terrible este mundo escrito por hombres para los hombres,

se hace presente entre nosotras la figura de la madre protectora y nutricia, que abre con su empatía y compasión este camino, el camino del corazón, un camino del que tú, con tu lealtad y solidaridad, también puedes ser parT.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.
Open Will, voluntad abierta, es una de las 3 aperturas de la teoría U, una puerta que se cruza de la mano del coraje, y que nos permite trazar el camino de la conciencia, con la colaboración in-dispensable de nuestro ser adulto sano,

voluntad abierta que resuena en esta frase del texto de hoy, “Padre, en tus manos entrego mi espíritu”

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

apegos y libertad

leo la carta de hoy, que viene a decir así,

Gracias por ayudarme a soltar los apegos y conectar así con la libertad que soy.

y me quedo sintiendo este resumen perfecto de la evolución necesaria, del mundo material y la vida que crece iluminada por la luz focal del sol, así de fuerte es la luz así es la sombra, y así de grandes crecen nuestros apegos,

al des-apego, que me permite conectar con la libertad que soy.

   así lo vimos…

junto esta carta, azul clarito de fondo (color del orgullo humilde en el código de 7 emociones), bañada por la luz del sol, amarilla, blanca ahí lejos, sobre mi cuaderno de viaje verde, con su etiquetita sin des-prender, FLEXIBLE NOTEBOOK,

con la orla azul marina, azul oscura, con la orla de la comprensión, una colección de colores que coinciden con este mensaje de libertad y amor, ojalá tu día de hoy, empezando por la mañana, sea muy bonito HOY.

y tú, ¿de qué apego puedes des-prenderT hoy?

el orgullo humilde es la emoción que se correlaciona con el punto de quiebre de la teoría U, y con la tercera apertura, Open Will, voluntad abierta, o voluntad blanda, en la que nos conectamos con algo que está por venir, necesario para este viaje nuevo,

es lógico que hayan un par de cosas en la mochila que ya no nos sirven, y que seguramente hacemos bien en re-tirar, sí, tirar y volver a tirar.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.
Open Will, voluntad abierta, es una de las 3 aperturas de la teoría U, una puerta que se cruza de la mano del coraje, y que nos permite trazar el camino de la conciencia, con la colaboración in-dispensable de nuestro ser adulto sano.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

5 apreHendizajes en proceso (con la ayuda de la pandemia y la mirada de Leonardo Boff)

Leonardo Boff nos regala en su mirada de esta semana 5 apreHendizajes con hacHe que podemos hacer nuestros, 5 apreHendizajes co-relacionados con un camino con corazón

La pandemia del coronavirus nos obliga a todos a pensar: ¿qué es lo que cuenta verdaderamente, la vida o los bienes materiales? ¿El individualismo de cada uno para sí, de espaldas a los demás, o la solidaridad de los unos con los otros? ¿Podemos seguir explotando, sin ninguna otra consideración, los bienes y servicios naturales para vivir cada vez mejor, o podemos cuidar la naturaleza, la vitalidad de la Madre Tierra, y el «vivir bien», que es la armonía entre todos y con los seres de la naturaleza? ¿Ha servido para algo que los países amantes de la guerra acumulasen cada vez más armas de destrucción masiva, y ahora tengan que ponerse de rodillas ante un virus invisible evidenciando lo ineficaz que es todo ese aparato de muerte? ¿Podemos continuar con nuestro estilo de vida consumista, acumulando riqueza ilimitada en pocas manos, a costa de millones de pobres y miserables? ¿Todavía tiene sentido que cada país afirme su soberanía, oponiéndose a la de los otros, cuando deberíamos tener una gobernanza global para resolver un problema global? ¿Por qué no hemos descubierto todavía la única Casa Común, la Madre Tierra, y nuestro deber de cuidarla para que todos podamos caber en ella, naturaleza incluida?

Son preguntas que no pueden ser evitadas. Nadie tiene la respuesta. Una cosa sin embargo –atribuida a Einstein– es cierta: “la visión de mundo que creó la crisis no puede ser la misma que nos saque de la crisis”. Tenemos forzosamente que cambiar. Lo peor sería que todo volviese a ser como antes, con la misma lógica consumista y especulativa, tal vez con más furia aún. Ahí sí, por no haber aprendido nada, la Tierra podría enviarnos otro virus que tal vez pudiera poner fin al desastroso proyecto humano actual.

Pero podemos mirar la guerra que el coronavirus está produciendo en todo el planeta, bajo otro ángulo, éste positivo. El virus nos hace descubrir cuál es nuestra más profunda y auténtica naturaleza humana: es ambigua, buena y mala. Aquí veremos la dimensión buena.

En primer lugar, somos seres de relación. Somos, como he repetido innumerables veces, un nudo de relaciones totales en todas las direcciones. Por lo tanto, nadie es una isla. Tendemos puentes hacia todos los lados.

En segundo lugar, como consecuencia, todos dependemos unos de otros. La comprensión africana “Ubuntu” lo expresa bien: “yo soy yo a través de ti”. Por tanto, todo individualismo, alma de la cultura del capital, es falso y antihumano. El coronavirus lo comprueba. La salud de uno depende de la salud del otro. Esta mutua dependencia asumida conscientemente, se llama solidaridad. En otro tiempo la solidaridad hizo que dejásemos el mundo de los antropoides y nos permitió ser humanos, conviviendo y ayudándonos. En estas semanas hemos visto gestos conmovedores de verdadera solidaridad, no dando solo lo que les sobra sino compartiendo lo que tienen.

En tercer lugar, somos seres esencialmente de cuidado. Sin el cuidado, desde nuestra concepción y a lo largo de la vida, nadie podría subsistir. Tenemos que cuidar de todo: de nosotros mismos, de lo contrario podemos enfermar y morir; de los otros, que pueden salvarme o salvarles yo a ellos; de la naturaleza, si no, se vuelve contra nosotros con virus dañinos, con sequías desastrosas, con inundaciones devastadoras, con eventos climáticos extremos; cuidado con la Madre Tierra para que continúe dándonos todo lo que necesitamos para vivir y para que todavía nos quiera sobre su suelo, siendo que, durante siglos, la hemos agredido sin piedad. Especialmente ahora bajo el ataque del coronavirus, todos debemos cuidarnos, cuidar a los más vulnerables, recluirnos en casa, mantener la distancia social y cuidar la infraestructura sanitaria sin la cual presenciaremos una catástrofe humanitaria de proporciones bíblicas.

En cuarto lugar, descubrimos que todos debemos ser corresponsables, es decir, ser conscientes de las consecuencias benéficas o maléficas de nuestros actos. La vida y la muerte están en nuestras manos, vidas humanas, vida social, económica y cultural. No basta la responsabilidad  del Estado o de algunos, debe ser de todos, porque todos estamos afectados y todos podemos afectar. Todos debemos aceptar el confinamiento.

Finalmente, somos seres con espiritualidad. Descubrimos la fuerza del mundo espiritual que constituye nuestro Profundo, donde se elaboran los grandes sueños, se hacen las preguntas últimas sobre el significado de nuestra vida y donde sentimos que debe existir una Energía amorosa y poderosa que impregna todo, sostiene el cielo estrellado y nuestra propia vida, sobre la cual no tenemos todo el control. Podemos abrirnos a Ella, acogerla, como en una apuesta, confiar en que Ella nos sostiene en la palma de su mano y que, a pesar de todas las contradicciones, garantiza un buen final para todo el universo, para nuestra historia sapiente y demente. y para cada uno de nosotros. Cultivando este mundo espiritual nos sentimos más fuertes, más cuidadores, más amorosos, en fin, más humanos.

Sobre estos valores nos es concedido soñar y construir otro tipo de mundo, biocentrado, en el cual, la economía, con otra racionalidad, sustenta una sociedad globalmente integrada, fortalecida más por alianzas afectivas que por pactos jurídicos. Será la sociedad del cuidado, de la gentileza y de la alegría de vivir.

   así lo vimos…

la imagen de hoy, let your heart guide your way, ilustra perfectamente un camino con corazón, un camino en el que nos descubrimos como seres sociales, inter-dependientes, seres de cuidado y co-responsables,

4 capacidades relacionadas con el camino del corazón, un camino en el que la madres protectora y nutricia se hace grande, con su empatía, su compasión, y otras capacidades que le adornan,

a la que se suma la quinta, somo seres con espiritualidad, capacidad que el ser humano trae a este mundo, espiritualidad y conciencia como tránsito a la siguiente etapa, al quinto reino,

pero por ahora con 4 está bastante bien.

y a ti, ¿en cuál de estos 5 apreHendizajes T gustaría profundizar?

let your heart guide your way / deja que tu corazón guíe tu caminar

El coronovirus despierta en nosotros lo humano (Leonardo Boff)

por cierto, ¿sabes por qué escribimos apreHendizajes con hacHe?

si te interesa volver a apreHender pasados los 21 años, te dejamos con este proceso en 7 fases, un buen método para profundizar.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

ecocidas y geocidas, unidas podemos volver a amar la vida

es domingo, la primavera ya ha comenzado, buen momento para liberar estas líneas de Leonardo Boff, que él publica bajo el título “Coronavirus: ¿reacción y represalia de Gaia?”, y que bien nos puede dar que pensar,

y que sentir, para volver a hacer…

ojalá diferente.

Todo está relacionado con todo: es hoy un dato de la conciencia colectiva de los que cultivan una ecología integral, como Brian Swimme y tantos otros científicos y el Papa Francisco en su encíclica “Sobre el cuidado de la Casa Común”. Todos los seres del universo y de la Tierra, también nosotros, los seres humanos, estamos envueltos en intrincadas redes de relaciones en todas las direcciones, de suerte que no existe nada fuera de la relación. Esta es también la tesis básica de la física cuántica de Werner Heisenberg y de Niels Bohr.

Eso lo sabían los pueblos originarios, como lo expresan las sabias palabras del cacique Seattle en 1856: “De una cosa estamos seguros: la Tierra no pertenece al hombre. Es el hombre quien pertenece a la Tierra. Todas las cosas están interligadas como la sangre que une a una familia; todo está relacionado entre sí. Lo que hiere a la Tierra hiere también a los hijos e hijas de la Tierra. No fue el hombre quien tejió la trama de la vida: él es meramente un hilo de la misma. Todo lo que haga a la trama, se lo hará a sí mismo”. Es decir, hay una íntima conexión entre la Tierra y el ser humano. Si agredimos a la Tierra, nos agredimos también a nosotros mismos y viceversa.

Es la misma percepción que tuvieron los astronautas desde sus naves espaciales y desde la Luna: Tierra y humanidad son una misma y única entidad. Bien lo declaró Isaac Asimov en 1982 cuando, a petición del New York Times, hizo un balance de los 25 años de la era espacial: “El legado es la constatación de que, en la perspectiva de las naves espaciales, la Tierra y la humanidad forman una única entidad (New York Times, 9 de octubre de 1982)”. Nosotros somos Tierra. Hombre viene de húmus, tierra fértil, el Adán bíblico significa hijo e hija de la Tierra fecunda. Después de esta constatación, nunca más ha apartado de nuestra conciencia que el destino de la Tierra y el de la humanidad están indisociablemente unidos.

Desafortunadamente ocurre aquello que el Papa lamenta en su encíclica ecológica: “nunca hemos maltratado y herido tanto a nuestra Casa Común como en los dos últimos siglos” (nº 53). La voracidad del modo de acumulación de la riqueza es tan devastadora que hemos inaugurado, dicen algunos científicos, una nueva era geológica: la del antropoceno. Es decir, quien amenaza la vida y acelera la sexta extinción masiva, dentro de la cual estamos ya, es el mismo ser humano. La agresión es tan violenta que más de mil especies de seres vivos desaparecen cada año, dando paso a algo peor que el antropoceno, el necroceno: la era de la producción en masa de la muerte. Como la Tierra y la humanidad están interconectadas, la muerte se produce masivamente no solo en la naturaleza sino también en la humanidad misma. Millones de personas mueren de hambre, de sed, víctimas de la guerra o de la violencia social en todas partes del mundo. E insensibles, no hacemos nada.

No sin razón James Lovelock, el formulador de la teoría de la Tierra como un superorganismo vivo que se autorregula, Gaia, escribió un libro titulado La venganza de Gaia (Planeta 2006). Calculo que las enfermedades actuales como el dengue, el chikungunya, el virus zica, el sars, el ébola, el sarampión, el coronavirus actual y la degradación generalizada en las relaciones humanas, marcadas por una profunda desigualdad/injusticia social y la falta de una solidaridad mínima, son una represalia de Gaia por las ofensas que le infligimos continuamente. No diría como J. Lovelock que es “la venganza de Gaia”, ya que ella, como Gran Madre que es, no se venga, sino que nos da graves señales de que está enferma (tifones, derretimiento de casquetes polares, sequías e inundaciones, etc.); y, al límite, porque no aprendemos la lección, toma represalias como las enfermedades mencionadas.

Recuerdo el libro-testamento de Théodore Monod, tal vez el único gran naturalista contemporáneo, Y si la aventura humana fallase (París, Grasset 2000): «somos capaces de una conducta insensata y demente; a partir de ahora se puede temer todo, realmente todo, inclusive la aniquilación de la raza humana; sería el precio justo de nuestras locuras y crueldades» (p.246).

Esto no significa que los gobiernos de todo el mundo, resignados, dejen de combatir el coronavirus y de proteger a las poblaciones ni de buscar urgentemente una vacuna para combatirlo, a pesar de sus constantes mutaciones. Además de un desastre económico-financiero puede significar una tragedia humana, con un número incalculable de víctimas. Pero la Tierra no se contentará con estas pequeñas contrapartidas. Suplica una actitud diferente hacia ella: de respeto a sus ritmos y límites, de cuidado a su sostenibilidad y de sentirnos, más que hijos e hijas de la Madre Tierra, la Tierra misma que siente, piensa, ama, venera y cuida. Así como nos cuidamos, debemos cuidar de ella. La Tierra no nos necesita. Nosotros la necesitamos. Puede que ya no nos quiera sobre su faz y siga girando por el espacio sideral pero sin nosotros, porque fuimos ecocidas y geocidas.

Como somos seres de inteligencia y amantes de la vida podemos cambiar el rumbo de nuestro destino. Que el Espíritu Creador nos fortalezca en este propósito.

   así lo vimos…

el sufijo “-cida” es un sufijo de origen latino que indica “que mata, extermina o elimina a”. Etimológicamente procede del latín “caedere” que significa “matar”. El sufijo “-cida” está relacionado con el sufijo “-cidio” (acción de matar): homicidio, regicidio, magnicidio…

en el camino del corazón nos acercamos a nuestra madre protectora y nutricia, y re-conectamos con la energía vibrante de este órgano central que nos permite conectar con nosotras mismas, con el Alter, con la naturaleza y la vida,

que abunda a nuestro alrededor.

y tú, ¿cómo puedes comprometerte hoy con el camino del corazón?

puedes leer más entradas de la columna semanal de Leonardo Boff en Koinomía.

des-conectadas como estamos de nosotras mismas es normal que des-conectemos del Alter, y de la madre naturaleza, son las 3 grandes des-conexiones de la teoría U, tal vez es buen momento para revertir este proceso,

y crear 3 grandes puentes y caminos de re-conexión.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

corona2 por el amor

recibo unas notas de Luis Espiga, profesor y maestro de triformación social, que nos transmite una composición escrita por Henriette Dekkers, cofundadora de la Federación Internacional de Asociaciones de Psicoterapia Antroposófica (IFAPA),

en un correo compuesto tres partes, que David Tresemer representante de AAP (Asociación de Psicología Antroposófica, América del Norte) también reenvia a sus socios.
GA 312 Rudolf Steiner: [5 de mayo de 1914]
“Cuando no puedes pensar en otra cosa, aparte del miedo a las enfermedades que están ocurriendo a tu alrededor en una epidemia, y te vas a dormir por la noche con estos pensamientos de miedo, se crean imágenes posteriores e inconscientes, imbuidas de miedo, en el alma. Este es un buen semillero en el que los gérmenes patógenos pueden anidar, prosperar y encontrar un buen caldo de cultivo.”
Comentario de Henriette Dekkers:
Si tenemos en cuenta que el miedo es una constricción del área media del ser humano físico, es decir, del área corazón-pulmón, esta region orgánica y funcional resulta ser un lugar particularmente sensible y vulnerable, donde pueden producirse infecciones pulmonares virales. Corazón y pulmones: el área psíquica para el mundo sensorial, para la relación entre el mundo interior y el exterior. El área de reflexión, coordinación, compasión, interés y entusiasmo, que son las contraimágenes efectivas del miedo y la ansiedad.
Pero la experiencia del miedo (estrechez, opresión) se ha convertido en un hábito en nuestro tiempo. Miedo al rendimiento, miedo al despido, miedo a los extranjeros, miedo a la soledad, miedo al clima, miedo financiero, miedo político, miedo a que nuestro hijo se vuelva adicto al juego…
El miedo puede hacerse extensivo a cualquier cosa, a nuestro pensamiento y melancolía, a la acción, miedo en la voluntad, miedo en la vida emocional. El miedo no solo causa un resfriado psicológico, sino también físico. Calambres y tensiones en el cuerpo y el alma, tensiones y estrés, también físicamente. Esto causa hipoperfusión (*)  en el sistema circulatorio y un debilitamiento del sistema inmune. El miedo despierta todos los opuestos.
(*)  hipoperfusión: disminución del flujo de sangre que pasa por un órgano).
Es sorprendente cómo Rudolf Steiner conecta las infecciones virales y bacterianas con estos Counterpowers of the Heart and Lungs (contrafuerzas del corazón y pulmones) (“ideas materialistas”, como él las llama): mentiras, chismes, sospechas, hipocresía.
Sin embargo las fuerzas para las cuales la región central de nuestro organismo está realmente destinada: son: entusiasmo, calidez, asombro, interés, empatía, compasión, vivencias de comunidad, fe, esperanza y amor.
A través de todo esto, también se desarrolla calor físico, la sangre fluye más activamente, se transporta más oxígeno a todo el organismo y el sistema inmunitario se fortalece. Y esto tiene un efecto curativo.
Comentario de Gisela Wielki, Comunidad de Cristianos. Febrero 2020
Corona es un círculo de luz alrededor de un objeto.
La corona más magnífica de nuestro universo es la corona alrededor del sol. Es una corona circular ardiente con brotes intensos ocasionales. Sus rayos se extienden millones de millas en el espacio. ¡Qué cuerpo tan majestuoso es nuestro sol, la fuente de luz y de vida!.
Pero el corazón tiene también su propia corona. El músculo cardíaco tiene su propio suministro de sangre y este proviene de una corona de vasos sanguíneos que rodean el corazón: los vasos coronarios. Esta corona puede estar defectuosa, hablamos entonces de enfermedad coronaria.
 Y ahora tenemos un corona-virus que ha desatado el pánico en todo el mundo. Las fronteras han sido cerradas. El transporte aéreo ha sido parcialmente suspendido. Millones de personas están bajo régimen de encierro. Los corona-virus se llaman así por los picos en forma de corona en la superficie del virus. Por lo general, causan infecciones leves a moderadas de las vías respiratorias superiores, como el resfriado común. Pero también pueden causar enfermedades más graves, como bronquitis y neumonía, que por supuesto pueden provocar la muerte.
 Desde hace algún tiempo, personas de todo el mundo parecen haber caído bajo el hechizo del miedo. El miedo ha entrado en nuestras vidas como un virus de rápida propagación. Se ha convertido en una corona de oscuridad en todo el mundo. Al igual que los picos en forma de corona del virus corona, los picos oscuros del miedo separan a las personas. El miedo lleva a las personas al aislamiento. El miedo contrae y constriñe el corazón.
¿Y no está sufriendo el corazón de la humanidad de enfermedades coronarias, de opresión y, por lo tanto, de falta de suministro de amor? El contagio de amor, la vida y la risa están dando paso a infecciones mortales del alma y el espíritu. El mundo necesita curación. Necesitamos curación.
 Cuando era niño solía cantar: “El sol está en mi corazón”. Necesitamos redescubrir el ser del sol en nuestros corazones, en medio de nosotros, para que su corona pueda abrazar a nuestra humanidad asustada y alejar la fría y oscura corona del miedo, y para que podamos encontrar el coraje para tocar nuestras almas con el poder contagioso y curativo del amor.
   así lo vimos…
de refilón leo cómo unos cuantos madrileños van a aprovechar para salir de la comunidad antes de que el gobierno imponga el toque de queda, y no permita entrar ni salir, para contagiar alegría en la costa, en sus segundas residencias de verano,
en estas improvisadas vacaciones de un invierno que se acerca a las puertas de la primavera.
quién sabe por qué hoy me llama la atención en pinterest esta imagen de un Volkswagen cucaracha rojo, que nos permite llevar nuestro miedo y otros tipos de trastes, pensamientos y sentimientos, de aquí para allá.
nota: en 7 emociones el rojo es la energía vibratoria (color) que corresponde con la emoción del miedo, mientras que el verde (como la línea del monigote que circunscribe la imagen de hoy) está asociada con la emoción del amor.
y tú, ¿qué haces para redescubrir el sol en tu corazón?
aunque el post de hoy toque de refilón el camino de la conciencia, madrileños por el mundo podría haber sido un buen título para la entrada, está claro que hoy estamos hablando del camino del corazón.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

pasen sin entrar, por favor

reutilizo esta imagen con 3 puertas, que tienen el significado de 3 aperturas que todas podemos hacer en nuestras vidas, una apertura mental, una apertura de corazón y una apertura de voluntad,

para pensar, sentir y hacer diferente,

3 aperturas que nos abren 3 caminos bien buenos, bonitos e interesantes (verdaderos),

  1. el camino del juego y del dis-frute (recuperando nuestro niño natural),
  2. el camino del corazón (recuperando a nuestra madre protectora y nutricia),
  3. el camino de la conciencia (haciéndonos uno con nuestro ser adulto sano),

3 caminos que son uno único, por eso los denominamos el 3ple camino, y leo este articulo que lanza en koinomía Leonardo Boff, una voz que generalmente apoya al papa Francisco,

un Leonardo que en este post se maravilla de 3 de las cuatro partes del escrito, y se queda cortado, progresivamente, al leer la cuarta, ¿es la misma persona la que escribe?, ¿es el mismo puño y letra?, ¿está viva la misma intención?,

y me quedo con esa imagen de la contradicción, pasen y siéntense en su casa, pero recuerden que la casa es mía, no es suya, un pasen pero no pasen, por favor, por favor, pasen pero no entren, no sé si puedo explicarme mejor,

una imagen de la incongruencia en nuestras vidas, te acepto y eres lo más para mí pero desconfío de cómo se puede abrir el camino si te cojo de la mano y camino junto contigo, no sé si me explico,

y confío o no confío, te abro los brazos y te abrazo o no lo hago, te amo sincera y des-interesadamente o te pongo mis condiciones y mis reglas para aceptarte en mi casa, y topo pared con esa regla del algodón que a veces es bueno recordar,

o traer a la cuerda vibrante del corazón, eso es re-cordar,

si no es des-interesado no es amor.

   así lo vimos…

el post Querida Amazonía: una in-culturación truncada nos habla de 4 sueños que se convierten en 3 sueños (el social, el cultural, el ecológico) y medio, el eclesial, y medio porque el cuarto sueño en un punto del camino se convierte en pesadilla,

cuando pasamos de prestigiar la sabiduría ancestral, los valores, las costumbres y la forma de ser indígena, a proteger el celibato del sacerdote que preside la comunidad cristina católica,

que es la única de las 25 Iglesias católicas que impone este requisito, todo hace pensar que una de las 3 puertas no se ha abierto todavía, nos falta un poco de apertura mental, y un mucho de niño natural,

que se permite curiosear y ver qué pasa cuando cambiamos una regla, y nos permitimos hacer las cosas de forma diferente, sí, mira que está claro, entra en mi casa, por favor, entra en mi casa y siéntete cómodo, como en la tuya,

pero no te rías como ríes tú, no bromees como bromeas tú, no hagas chistes como te gusta a ti, en mi casa no se permite el juego y el dis-frute, los que vivimos en esta casa honramos el sufrimiento y el pecado,

y si podemos elegir, cuando nos dan la oportunidad, elegimos pasarlo mal o fatal.

y tú, ¿qué regla de convivencia en tu casa no te permites cambiar?

si te fijas bien, el viejo patriarca está al mando cuando no cede su cetro al ser adulto sano, a la madre protectora y nutricia y al niño natural, 3 formas de estar en el mundo que todas llevamos dentro,

truncando las posibilidades a la comunidad, un proceso en que perdemos todas, pero más las des-favorecidas (niños, mujeres, ancianos), y en este caso, a mí me parece claro, no da paso al niño natural, truncando la innovación en el ámbito eclesial,

tendrán que pasar unos cuantos años, esperemos que no siglos, tal vez necesitamos 3 concilios más o 37 encíclicas, hasta que se de otra apertura mental.


desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.