7 años de aprendemos todos

me contacta Carlos Carrera desde Kansas City, más allá de las fronteras y de las aguas que nos unen y nos separan, para recordarme que estamos de cumpleaños, ya hace 7 años, un septenio, un mundo de tiempo,

de la primera edición de aprendemos todos, ese congreso inicial en el que un grupo de locos maravillosos se unen en torno a un sueño de Marina Escalona, tan bien acompañada por Jaime Buhigas, por Fidel Delgado, por Luis Emilio Oliver, por Carlos,

y no puedo evitar acordarme de ese fin de semana precioso que paso con todos ellos, y con más gente, bailando, respirando, incorporando la risa y la emoción en esa mirada que nos anima a seguir aprendiendo, jugando, mostrándonos,

buscando preguntas nuevas, ¿cuál es el mundo que queremos a nuestro alrededor?, ¿cuál es el mundo nuevo que quiero desarrollar desde mi interior?, un juego que es mucho más bonito y posible desde la relación,

gracias, Carlos, por este recordatorio, en el que hace 7 años, el 11 del 11 del 11, un grupo de locos mayorcitos se juntan para celebrar un mundo nuevo, una nueva forma de sentir , de pensar, de hacer, en torno a la educación,

convertida en procesos de aprendizaje, porque nos encanta aprender.

   así lo vimos…

y me acuerdo de ese manifiesto, convertido en vídeo, de una nueva educación, ese sueño de Marina que va tomando forma, aquí y allá

y reviso una serie de entradas de este blog, bajo la categoría que las aglutina, aprendemos todos, qué curioso, no hay una, sino dos, aprendemos todos una nueva educación,

y hablando de revisar, Carlos, a ver si contacto con Marina, con Jaime, con Fidel, ha pasado un rato desde que les veo por última vez, ¿sabes algo de Luis Emilio?, lo dicho, Carlos, felicidades, y muchas gracias por existir en mi vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

el 3ple camino

es domingo 29 de abril, y salgo a pasear el día después de mi cumpleaños, un día bastante rasposo para haberlo celebrado entre amigos, en este primer encuentro de formación de facilitadoras de 7 emociones,

y me encuentro un cruce de caminos saliendo de Garro, el caserío en el que nos hospedamos, y decido tirar por el camino de la derecha, que creo que me va a llevar más lejos,

un camino en el que se va cerrar antes de lo previsto, por las abundantes lluvias que convierten el camino en lodazal impracticable, y en el que me encuentro una estampa muy curiosa, 3 burros,

un camino que des-hago, volviendo al punto de partida, para tomar el camino de la izquierda, en el que me encuentro una evolución de la estampa anterior, mira que es juguetón el universo, ahora lo que hay en el monte son 3 caballos,

y observo en estas dos imágenes un símil visual de el 3ple camino, porque todos podemos ahondar en el triángulo de karpman, nuestra vida en la sombra, con las figuras del perseguidor, la víctima, y el salvador, los 3 burros,

o podemos desarrollar el ser adulto, el niño natural y la madre protectora, 3 conjuntos de características que nos ayudan en este proceso de buen vivir, de cuidarnos y ser un apoyo para las demás personas, a nuestro alrededor,

y siento que todo comienza en un punto, en el que empezamos a ser conscientes, y en el que tomamos una determinación, trazando un plan, el plan de nuestro desarrollo personal consciente, eso es el triple camino,

el plan al que nos podemos adherir con des-enfado, sí, la vida es mucho más bonita con des-enfado, cuando fallamos y nos perdonamos, cuando tropezamos y nos volvemos a levantar,

porque el que tropieza y no cae adelante un paso, y el que tropieza y cae, y se levanta, tiene todos los pasos de la vida por delante,

como hacen los pilotos de un avión, que no se rigen obsesivamente por el plan, cada segundo, sino que les sirve para corregir cada tanto, me he desviado un poco a la derecha, pues tuerzo a la izquierda,

porque la vida es mucho más fácil cuando sabemos lo que buscamos, cuáles son las capacidades que quiero desarrollar, y para qué lo estoy haciendo, ya nadie me obliga, es mi elección personal, voluntaria, y nos podemos aplicar.

   así lo vimos…

aunque no lo sé cuando tomo estos dos caminos, el de la derecha y el de la izquierda, muy cortito, hay un tercer camino, el de enmedio, que lleva por medio de unas escaleras a la colegiata de Cenarruza, es el camino de Ziortza,

un camino que voy a hacer un día de estos, no sé si de subida, si el grupo que formamos es pequeño, como es el caso de éste, o de bajada, si el grupo que formamos es más grande, porque la próxima vez también podemos dormir ahí, en Cenarruza.

es tan evidente lo pródiga en señales y acontecimientos que es la naturaleza que no puedo resistirme, no es mi mente racional la que dice “sería una buena idea montar un taller de 7 emociones o de liderazgo colaborativo en un medio rural”,

es todo mi ser el que vibra en el camino en estos últimos 5 viajes, por cabo de Gata, por Jaca (Aragón), por Munitibar y el Urdaibiai (Euskadi), la tierra de mis padres, por tierras de Javier y Leyre (Navarra), por la sierra de Navacerrada (Madrid),

un ser que profundiza un poco más en este 3ple camino, el camino de los 3 burros, todos podemos quedarnos ahí, animados por el gran burro, el perseguidor, ese elemento de cuidado, que no para de juzgar y criticar a todos sus semejantes,

o el camino de los 3 caballos, preciosos, que también viven en mí, y ahí no sé cuál me gusta más, la madre protectora, el ser adulto, o el niño natural, cada cual más bonito, más bueno, más verdadero, cada cual más espectacular.

el 3ple camino es el camino del mejor YO SOY que puedo desarrollar en esta vida, mi ser en la luz, mi ser radiante, un ser que se desarrolla en contacto con los fundamentos de la abundancia, que coinciden con los del liderazgo colaborativo,

porque mi yo soy sano y abundante no compite, colabora, y crea entornos en los que desarrollar conjuntamente con otras personas, líderes radiantes, ese mundo mejor al que todas aspiramos, ese mundo que sólo se desarrolla desde nuestra colaboración,

voluntaria y necesaria,

y desde nuestra mejor intención.

puedes enlazar con los fundamentos de la abundancia, con los 3 conjuntos de características a desarrollar, con el 3ple camino, y con el itinerario visual que hemos trazado para actividades en la naturaleza, ¿coaching en la naturaleza?,

en 5 puntos de nuestra geografía, Cabo de Gata, Euskadi, Navarra, Aragón y Madrid, en la preciosa piel de toro, uy, qué rima más difícil tiene el 5, en este viaje virtual del ego al eco, con 5 puntos, decía, para empezar.

y empezamos a profundizar un mensaje que habla del tránsito del ego al ECO, gracias, Otto, que hablar de la triple w, w-w-w, por la que yo gano, tú ganas… y ganamos todas nosotras, en enfoques abundantes y compartidos,

nuevos líderes para un mundo en TRANSformación, es el camino del liderazgo colaborativo en el siglo xxi.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

y el Euskalduna de pie le pide a Rozalén “beste bat”

esta vez no voy a poder saludarle a Biotz, que está en algún sitio de este espacio precioso, el palacio Euskalduna de Bilbao, seguramente el mejor palacio Euskalduna del mundo, no iba a ser menos, que para algo estamos en Bilbao,

ya que llegamos tarde, es mi manía de meter en la agenda una cosa más, y de ahí venimos, de apurar la jornada de tarde, en el primer proceso de facilitadores de 7 emociones, que corremos en el balcón de Bizkaia, en Munitibar, en casa Garro,

ya que vamos a salir antes de tiempo, corriendo en la última canción, eso espero, Girasoles, el espectáculo además de bonito, bueno y verdadero, ha sido sensible y generoso,

y Rozalen responde al atronador y generoso “beste bat” (otra más) que el público reunido hoy en Bilbao le brinda, un público que tiene fama de ser muy buen crítico, una parroquia culta, cuando hablamos de toros, de fútbol y de canciones,

a esta gente le gusta caminar, comer y beber, hacer deportes y cantar, y es un pueblo duro con la mediocridad, y largo, muy largo con el arte, y lo que acaba de presenciar es el espectáculo de una artistaza, y de un grupo que el acompaña, que suena fenomenal,

no es extraño que unos y otras no se quieran marchar, sólo nosotros hemos llegado tarde, y sólo nosotras nos vamos a marchar despavoridas, la siguiente nos espera, hoy celebramos que mi madre cumple 52 años de vida,

y vamos a llegar justo a las 11:15, hora en la que sale de su vientre, por no hacerlo más gráfico, su primer hijo, en una cena que va a ser un poco como nuestra propia vida, un poco de esto, un poco de aquello, y un mucho de lo de más allá.

   así lo vimos…

en el taller de 7 emociones comparto una de mis creencias más absurdas, los niños elegimos a nuestros papás y a nuestras madres, una creencia que además de absurda mucha gente piensa que es infundada,

pero que a mí me sirve para preguntarme, de vez en cuándo, ¿para qué he elegido yo así?, una pregunta de poder, tan distante de esa otra que la gente normal acostumbra a hacerse,

¿por qué me habrá ocurrido esto a mí?, mucho más cercana a la víctima,

y me acuerdo que tengo un ejercicio pendiente en 7 emociones, una encuesta de entrada que me permita hacer una auto-evaluación de mi nivel de responsabilidad al principio del proceso, y al final,

para poder sacar una foto del antes y el después, del principio y el final.

quién sabe por qué voy a evitar introducir hoy en la entrada una foto del concierto, y una canción de Rozalén, eso me lo voy a permitir dudar hasta el último momento, tal vez me ayuda youtube, esa biblioteca de los videos,

y me voy a un bote de cayena que compramos en la tienda del pueblo, un espacio en el que somos claramente forasteros, y que nos cobran a su precio, 70 céntimos, qué bonito,

un 7, como 7 emociones, y un cero, como los círculos en los que pretendemos re-crear las organizaciones sin centro, unas organizaciones en las que el respeto está presente, y en el que nos tratamos todas como iguales,

y pienso en lo honrado que es este pueblo, el pueblo vasco, un pueblo rudo, duro, muy poco diplomático, claro, aquí, tan cerca de las montañas, nunca hubo corte, y las verdades las encuentra la gente en sus campos, en sus animales, en sus relaciones,

y me siento orgulloso de ser parte de este pueblo tan hosco a veces, tan sincero, casi siempre, en proceso de evolución, necesaria, y de haber elegido a papá y a madre, mamá y padre, aita y ama, en este proceso de evolución,

y conecto con este ejercicio que acabo de proponer al grupo, pocas horas atrás,

gracias, aita / ama, por todas las cosas tan bonitas que tenéis, y que son un regalo a veces no visto en mi niñez y en mi juventud, es que el pez muchas veces no es consciente del agua,

gracias, ama / aita, por todas las cosas tan bonitas que os faltan, y que no me habéis podido dar, claro, cómo me las vais a dar si no las tenéis, ¿no?, porque forman parte de mi camino de desarrollo personal.

me paso buena parte del concierto de Rozalén mirando al techo, quién sabe por qué a veces miro a sitios tan raros, ¿a quién se le puede ocurrir mirar al techo cuando es tan interesante el juego de luces, los bailes y las coreografías del escenario?,

y observo bailes de sombras preciosos, hay muchas, de diferentes colores, luces y sombras en el techo y en el escenario, al fin y al cabo eso es el color, el baile de la oscuridad y la claridad con la ayuda del órgano sensorio humano,

bailes del rojo al violeta,

quién sabe por qué hoy me subyugan estas curiosas sombras rojas, ¿será que le he visto a alguien, espejito, espejito mágico, quién es más bella que yo en este reino, incrustado en la energía del miedo y del no soy, y en la energía del no es posible?

es domingo por la mañana, y me pregunto qué me va a regalar el día de hoy, y qué le voy a regalar yo, mientras repaso los temas pendientes de este proceso en el que tenemos muchas cosas que cerrar, quizás demasiadas,

tal vez para hacer un taller de facilitación, con pausa, con cariño, necesitamos 5 días en vez de una semana, lo empiezo a percibir así, no hay tiempo para todo, y hay cosas que se van a caer, sí o sí,

porque no nos caben el coaching circle, la abundancia, los procesos de acreditación de facilitadores (ejem), el nexo de las 7 emociones con el mundo corporativo (teoría U y reinventar las organizaciones),

el turismo local (urdaibai margen derecho, Santimamiñe, Oma, Laga, e izquierdo, Mundaca, lleno de caca, Bermeo, Gaztelugatze, reconvertido en Rocadragón con la presencia de Jon nieve y la madre de ragones, la reina del miedo),

la comida, la re-capitulación de la jornada de ayer, la re-capitulación de cierre, … según lo enuncio me empiezo a marear, seguramente voy a hacer lo que aprendí hace años, en mi tiempo de auditor de AENOR,

darle sin parar, intentando meter una cosa más, y suene el gong, momento en el que el boli se cae, y sólo queda tiempo para un abrazo y la despedida, seguro que nos volvemos a ver pronto, caminante,

porque no hay camino, se hace camino al andar, tararí, tarará.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, que no de inteligencia, creative commons, inspirado por la teoría U del color y la teoría Scharmer de Goethe, ¿o era al revés?, que compartimos desde este enlace.

 

rendi2 a la magia de la vida

en esta semana rara en la que el mundo de la colaboración se abre,

no has más que atender las dos últimas conversaciones este sábado, de vuelta desde Huesca a Madrid, en dos tramos, Huesca – Zaragoza, con Juan, y Zaragoza – Madrid, con Pablo,

o los dos encuentros del domingo, a la mañana con Rocío, conocida de Silvia con la que quedamos supuestamente a comprar ropa, y a la tarde con Enyina, en una reunión entre 3 iguales diferentes que es tan difícil de mantener,

recuerdo este extraño suceso que ocurre del martes al miércoles, en Zaragoza, cuando dejo el coche y me acerco a una juguetería, y mi mirada se clava en un personaje de las películas de Disney,

el mismo personaje en el que se va a clavar mi mirada inconsciente, de vuelta a recoger el coche, camino de Huesca y del Pirineo, en otra tienda de chuches, muy cercana a la anterior, con una disposición de muñecos totalmente diferente,

no es extraño que decida incorporar esta imagen a mi colección de objetos de poder, se trata de Aladino, el chaval de la lámpara maravillosa, ya sabes, sólo tienes que frotar para tener 3 deseos,

mucho cuidado, el genio de la lámpara anda suelto.

   así lo vimos…

en las conversaciones con Juan, Pablo y Rocío queda patente la capacidad creativa y creadora del ser humano, capacidad que da un paso adelante en la reunión con Enyina, en la que sigo vislumbrando un taller de abundancia en colaboración,

lo que él trae, que es precioso, conjuntamente con 7 emociones y el 3ple camino, ese camino de sanación consciente, en el que el adulto, la madre protectora, y nuestro niño natural se hacen presentes en nuestra vida, cada día más,

más prósperos, más abundantes, más compartidos, es la magia de la colaboración, es la magia del liderazgo colaborativo, es la magia de abundancia, que hemos documentado en nuestra web, y que compartimos contigo,

en este universo bueno, bonito y abundante en el que hemos decidido vivir y desarrollarnos.

la reunión con Enyina nos lleva de vuelta a la puerta del colegio Ártica, qué curioso que el navegador nos lleve al número 62 de la calle la peseta, en vez de al 92, qué extraña y preciosa es esta vida,

que te ayuda a re-cordar lo que está en paso y puede serte de utilidad, sí, voy a hacer un nuevo intento de re-contactar con el colegio Ártica, ese colegio que tan buena impresión me dejó en la primera reunión.

el violeta de chaquetilla de Aladino es el color que simboliza el violeta, el color más energético que el ojo del ser humano puede percibir, es el color de la colaboración, de dos personas, 3 personas, un grupo, que van a traer al mundo lo nuevo,

la mejor opción posible, desde el hacer conjunto, con la ayuda de Aladino, y del genio de la lámpara, desde nuestra mejor intención, abierta a las posibilidades y al infinito, claro que sí.

en el mundo infinito en el que vivimos uno de los 3 deseos que le podemos proponer al genio, para eso es un genio generoso como infinito es el mundo en el que vivimos, es que abra la lista de deseos a n-mil, 7, 7000, 70.000, da lo mismo,

y si piensas que es avaricia no has entendido del todo la ley de la abundancia, esa ley que te permite seguir creando posibilidades, opciones y realidades en tu vida y a tu alrededor, sólo tienes que pararte un poquito y observar, ¿acaso no lo ves?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

la vida se asienta tras la magia del arco iris

observo maravillado cómo surge la vida después de la tormenta, y cómo sale el sol tras lo mal que lo hemos pasado, y en algún punto vislumbro un arco iris en mi vida, un puente entre el cielo y la tierra,

o entre la tierra y el cielo, todo depende de en qué sentido lo recorras,

y observo cómo este mensaje, tan tonto, sirve para articular todo lo que estamos haciendo, desde talleres de responsabilidad emocional en el cole, ya sea con el claustro o con la ampa,

hasta talleres con la alta dirección de una corporación, o presentaciones con personas que están comprometidas con un proceso de apreHendizaje compartido, como es el caso de mis compañeras de SOL Spain,

SOL que viene a ser un acrónimo de Society for Organizational Learning, Asociación para el aprendizaje organizacional, una asociación que surge a nivel mundial apoyando el despliegue de “la quinta disciplina” de Peter Senge,

ese libro que me acabo de comprar en la casa del libro, y que estará disponible en la librería de Torre antes del 24 de este mes, qué bien, creo que voy a recogerlo después del finde del puente de mayo, tras mi cumple,

ese fin de semana en el que celebramos el primer taller encuentro de facilitadores de 7 emociones, en el País Vasco, en Munitibar, cerca del Urdaibai, tierra de mis ancestros (de aita y ama),

en un proceso que bien puede ser un desastre material, pero tiene todo de agradecimiento, y de celebración espiritual, aunque estas dos palabras unidas son redundantes, la celebración es un evento fundamentalmente espiritual,

ya que celebramos aquello que se escapa a la materia, aquello que supera nuestra comprensión, y muchas veces nuestras capacidades más terrenales y toda la lógica que las capacidades duras encierran,

sí, generalmente celebramos la vida,

y no puedo evitar observar la magia que se encierra tras el arco iris, y ese proceso por medio del cual compartimos los fundamentos del liderazgo colaborativo, ese liderazgo que no está en los libros de texto,

porque vivimos tiempos en los que el ego y la competición lo invaden todo, y como bien dice Maturana, cuando competimos no podemos colaborar, y es bonito observar cómo ese mensaje se va filtrando en los grupos  a los que acompañamos,

desde la visión diurna (los colores cálidos) pasando por la la visión nocturna (los fríos), para completar el puente con el verde (ese color de transición que permite integrar lo uno con la otra, lo masculino con la energía femenina),

y no puedo evitar la magia que estos últimos meses encierran, con un proceso proceso de aceleración, con las 3 escuchas y el 3ple camino de desarrollo de las personas, los grupos y las organizaciones (la comunidad),

con la magia que se despliega en los grupos de Mutualia, de Euskoges, de calidad Pascual, de SOL, de el futuro emerge, es la vida, abundante, que se manifiesta y se asienta, más allá del puente de color,

de ese arco iris que une la tierra con el cielo, o al revés, todo depende de nuestro particular punto de vista, y nuestra forma tan particular de mirar mirando, de eso se trata, de conectar nuestra atención,

y estamos cerca de enterarnos, va a ser que sí.

   así lo vimos…

me levanto con este extraño título en mente, y saco una foto de una hoja, en la que Silvia recoge varias frases, que van a ser un ejercicio dentro de los talleres de liderazgo colaborativo en sus próximos desarrollos,

y tal vez de un taller de abundancia, eso que siempre se encuentra tras un proceso de celebración, si te fijas siempre celebramos la abundancia, párate a pensarlo y contacta conmigo si no estás de acuerdo,

frases que copio a continuación, porque escuchar es amar, y compartir también.

(en esta vida es posible…)

  • trabajar poco y disfrutar mucho,
  • leer libros y aplicar lo que los libros dicen,
  • ir a cursos y aplicar el aprendizaje,
  • dominar el lenguaje de la atracción (yo tengo algo que tú quieres y no te puedes perder),
  • hay infinitos compradores con infinito dinero,
  • muchos pocos hacen un mucho,
  • lo que yo te doy tiene + valor que lo que tu pagas por ello y tú lo sabes,
  • si no crees en ello podemos trabajar por objetivos,
  • varios juntos tienen + fuerza que 1 solo,
  • el grupo llega donde la persona sola no llega,
  • tengo mucho más de lo que necesito para vivir bien,
  • colaborar es mejor que competir,
  • “tú y yo” puede ser mucho + que la suma de “tú” + “yo”

y me hace gracia pensar que sea tan evidente, y que por eso mismo sea tan difícil verlo, los principios de la abundancia son los fundamentos del liderazgo colaborativo, por lo que mucho me temo que vamos a seguir utilizando el mismo método,

un puente intangible, lleno de colores y de magia, que se traza aquí y allá, entre la tierra y el cielo, tú decides en qué sentido lo vives, que posibilita hacer simple un tema tan complejo.

7 emociones crece desde la inspiración que junta la teoría U con la teoría del color de Goethe, hace de ello un tiempo, ¿son 2 o 3 años ya de esto?, no lo tengo claro, en este ejercicio de vivir la vida con color.

abro el correo y me muero de risa, si alguna vez hemos copiado algo del 3 de la teoría U en estas páginas, ellas ya han empezado a copiarnos, tal vez inconscientemente, con un correo titulado “7 practices”

y escribo nuevamente esta frase, si cabe de una forma mucho más consciente, más presente, esta frase que se ha convertido en un mantra, con ligerísimas variaciones, este último año…

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

con la extraña sensación de estar siendo guiado

me levanto tempranito con la pregunta de qué voy a escribir hoy, quién sabe si me anima a hablar de la vida fuera de la caja, título en borrador de una jornada en ciernes en APD, junto a Javier Ondarra,

o de esta presentación en el instituto Tomás Pascual Sanz, yo ya he estado aquí antes, no sé si hace dos o 3 años, en una presentación de Christian Felber, el padre de la Economía del Bien Común,

o tal vez de este libro que empiezo a leer anoche, de Berard Lievegoed, un libro que me recomienda hace dos años Luis Espiga, mi mentor en triformación social, todo lleva un tiempo, Luis, y que compro el domingo, de camino por el rastro,

en la librería “el olor de la lluvia”, en la que Alfonso me anima a realizar una presentación de las 3 escuchas, o de escuchar es amar, el último proyecto de la factoría de “organizaciones con espíritu y corazón”,

y abro el ordenador, y la pregunta se responde sola, al ver esta imagen, en la que se despliega la ancha mar, realmente soy libre de ir hacia donde quiera, pero no sé cómo explicarlo, siento estar siendo guiado,

hay un camino que se me insinúa de una forma brutal, sólo tengo que dejarme ir, entre palito y palito, por el caminito, sin hacer mayor esfuerzo, y observo cómo estoy completando un recorrido que empieza hace 5 años,

con el cuentacuentos,  que aunque en su día creo que es una expresión del niño en realidad es una expresión de nuestro Ser Adulto, acompañado, siempre, por el cariño de la madre y la des-inhibición del niño,

con ecosistemas innovadores, y la aportación inapreciable de Otto Scharmer, con su teoría, la teoría U, esa en la que tenemos que bajar para después subir, y la de Laloux, con esa obra con ejemplos de aplicación práctica, reinventar las organizaciones,

sí, que no se me olvide, ecosistemas innovadores es territorio del niño natural, con la ayuda inestimable de la madre y del adulto,

y con organizaciones saludables, la tercera línea de investigación – acción, que se lanza desde el centro de las 7 emociones, porque entender nuestro rico mundo emocional y la vida en relación es comprender el mundo,

esta tercera línea que acabo de publicar este sábado, antes de ir de paseo a la nevera, y de pasar por esta presentación en el instituto Pascual, 3 años después de escucharle a Christian Felber,

hoy es el turno de, no te lo pierdas, “salud pública, nutrición y estilo de vida, hábitos de vida saludables”, y no puedo sino reconocer la magia de la vida que se despliega ante mí, y ante todas nosotras, en este camino guiado, o insinuado por estos palitos,

a la izquierda y a la derecha,

porque con organizaciones saludables, esta línea de investigación – acción que lidera la madre protectora, con el calor del corazón, con la ayuda de nuestro niño natural y el ser adulto, se cierra este camino inspirado por la energía del 3,

por la triformación social, de eso hablaba Chistian Felber hace 3 años en este mismo escenario, y de la triformación del ser humano, de eso hablan estas líneas hoy, el pensar – sentir – hacer congruentes,

y por la fuerza del Ser Adulto, del niño natural y de la madre protectora, o lo que es lo mismo, con la fuerza del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, en este mundo que se entiende mucho mejor cuando nos acercamos a la energía del 3.

   así lo vimos…

y no tengo ni idea de qué se va a desplegar hoy, con la presentación anual de corresponsables en Madrid, quién sabe si llegue a hablar de “escuchar es amar” con Marcos, o con Germán, o con Isabel,

quién sabe qué surja en la entrevista posterior con Carlos Malagón, ex-profesor de baloncesto de mi hijo Gorka, cuánto te extraño, campeón, y representante de la fundación Rudolf Steiner, algún día llegamos a la escuela Micael para algo,

y veo un camino con palitos, a la derecha y a la izquierda, que se va desplegando, mientras sigo escribiendo, y viajando de aquí para allá, “noraezean”, aparentemente sin rumbo, “innortado”, con esta extraña sensación de estar siendo guiado.

nora-ez-ean, a dónde – no – en, no sabiendo a dónde, es un camino que recomiendo totalmente, es el ser al servicio del camino, es el no ego al servicio de la vida, creo que MIHALYI CSIKSZENTMIHALYI  lo denomina FLUIR.

observo la imagen, la recorto dentro del monigote, y siento que este camino es un camino con corazón, tal vez por eso empiezo a enunciar esta semana el concepto “heart-tank”, en referencia a “el futuro emerge”,

un evento guiado por la energía del corazón, al igual que está guiado por esta energía el proyecto “escuchar es amar”, dos posibilidades de investigación – acción de las que tú, o tu organización, también pueden ser amigas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que compartimos, porque compartir también es amar, desde este enlace.

 

 

entendiendo la blanca paloma

déjame que comparta contigo un ajá en 3 etapas, con la ayuda de 3 puentes.

1, 14 de Marzo, 13:30 aprox

estoy en la clínica Pakea de Donosti 1 hora antes de empezar la segunda sesión de 7 emociones, he llegado después de dormir tan poco estas dos últimas noches que me tumbo a descansar sobre el atril, debajo de una vidriera.

2, 14 de Marzo, 2 horas y media más tarde

durante el taller, no sé a cuenta de qué, hago referencia al ángel que hay en la vidriera, y varias de las chicas que me acompañan me preguntan de qué ángel hablo, y me vuelvo y me doy cuenta de que no es un ángel, sino una paloma,

en representación del Espíritu Santo.

3 21 de Marzo, 7 días más tarde

sido jUgando con la correspondencia entre el triple camino del desarrollo personal (el desarrollo del Adulto, el desarrollo de la madre protectora, el desarrollo del niño natural) y la teoría U, con esas 3 fases que aparentemente no tienen nada que ver,

OPEN MIND (mente abierta), gracias a la curiosidad, OPEN HEART (corazón abierto), gracias a la empatía y a la compasión, OPEN WILL (voluntad abierta a lo que tenga que ser, a la mejor opción posible por venir), gracias al coraje,

y encuentro una pasarela lógica entre lo uno y lo otro, que se convierte en pregunta a las personas con las que me encuentro y todavía me toleran, sois unos pocos pero os quiero mucho,

de los 3 caminos de desarrollo personal, ¿cuál tiene relación con la mente abierta y la curiosidad?, todo el mundo está de acuerdo en que ahí está el niño natural, y trazo el primer puente entre el análisis transaccional y la teoría U,

desarrollo del niño natural – open mind (curiosidad),

de los 3 caminos de desarrollo personal, ¿cuál tiene relación con el corazón abierto y la empatía?, todo el mundo está de acuerdo en que ahí está la madre protectora, y trazo el segundo puente entre el análisis transaccional y la teoría U,

desarrollo de la madre protectora – open heart (empatía – compasión),

de los 3 caminos de desarrollo personal, ¿cuál tiene relación con la voluntad abierta y el coraje?, todo el mundo está de acuerdo en que ahí está el adulto, y trazo el tercer puente entre el análisis transaccional y la teoría U,

desarrollo del adulto – open will (coraje),

y me da por buscar un puente entre estos dos conjuntos de 3 y el misterio de la santísima trinidad, Dios Padre, Dios Hijo, Espíritu Santo, y en una primera aproximación asocio el Padre con el adulto, el Hijo con el niño natural,

y me sonrío al ver qué bien casa la figura de Jesucristo con el niño natural, extrovertido, sociable, juguetón (camina sobre las aguas), que se asombra y asombra (hay un par de ejemplos en los que juega con el vino, con los peces, con los panes),

y me quedo pensando en la blanca paloma debajo de la que duermo una semana antes, en representación del Espíritu Santo, y no puedo sino pensar que esta tercera figura, tan poco entendida, no es otra cosa sino el amor que une a todas las personas,

ese pegamento intangible que nos aporta la madre protectora en el análisis transaccional, y el movimiento de abrir el corazón en la teoría U, y busco la correlación entre el amor incondicional, María en el pesebre, y la paloma,

y todo lo que estoy haciendo es claro,

porque el triple camino de desarrollo personal, 3 en 1, 3 en mí, es el misterio último de nuestra existencia, Dios es amor en mí y en nosotras, en todas y cada una de nosotras, y le acogemos cuando le dejamos que se manifieste,

en nuestro Adulto viajado, en nuestra madre protectora y su amor incondicional, y en nuestro niño natural que se permite jugar y volver a jugar, como el chico de la barba y las sandalias, el de los panes y los peces, el del agua y el vino,

dejad que los niños se acerquen a mí,

que vuelve a jUgar… otra vez.

   así lo vimos…

es tal mi estado de alegría que no puedo evitar compartir este hallazgo con Miguel, con Gidor, al que le llamo ex profeso para esto, y aprovecho para preguntarle si se anima un año más a ser el anfitrión turístico de el futuro emerge en el Urdaibai, con Silvia,

con este grupo de personas tan bonito que me rodea, y con el que siento esa energía, quién sabe por qué se representa con una paloma, quién sabe por qué se representa por una paloma, como la que Picasso pinta, con un laurel en el pico,

la paloma de la paz, y del amor, que se extiende entre nosotras, y todas nuestras compañeras.

la alegría es la emoción que toca cuando construimos juntas lo nuevo, violeta, desde una comprensión ampliada, azul índigo, a la que llegamos desde el orgullo sano, un orgullo humilde, azul clarito,

en un camino que se hace amplio, porque las puertas son cada vez más grandes, y nos permiten internarnos en territorios más amplios, con mejor energía, con más tiempo y espacio, con todos esos mases que el dinero no puede comprar,

con todos esos mases que no se gastan cuando se comparten, sino que crecen, inevitablemente, porque en el mundo espiritual, el del desarrollo positivo de las personas, de los grupos y de las organizaciones,

dar es recibir,

con la ayuda de la paloma y de la luz.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

del azul al rojo, y del rojo al azul (y el día en el que me hice de la Real Sociedad)

observo con gusto el proceso por el que Iñigo Martínez ficha por el Athletic de Bilbao, tras haber dejado en titulares, no hace muchos años, aquel titular, con letras grandes, de yo NUNCA jugaría para el enemigo,

y es un gusto que no tiene nada que ver con la rivalidad entre vecinos, no hay inquina ni ganas de molestar en el comentario, lo veo desde otro punto de vista, un sitio raro, lo reconozco,

tras pasar un par de horas la semana pasada en el pueblo de Pasajes, ese espacio en el que resucito hace 7 años, tras un proceso de ruptura que no es doloroso, podemos decir que es lo siguiente,

un proceso en el que observo cómo el fracaso empresarial lleva al fracaso de la pareja, a la ruptura familiar, sí, y posteriormente a la separación de mis hijos, que viven ahora al otro lado del charco, de este mar que nos separa y nos une,

porque podría llegar a las costas de Veracruz desde el puerto de Bermeo, en la costera vizcaína, la casa de mis padres y el origen de mi primer nacimiento, de la misma forma que podría llegar desde el puerto de Pasajes, en mi segundo nacimiento,

y observo cómo soy vizcaíno de origen y guipuzcoano de resurrección, rojo de origen y azul en mi nueva vida, no sé cómo van a llevar mis amigos de juventud, mi cuadrilla, esto de vivir con el enemigo,

pero sienta muy bien este proceso, en el que nos quitamos una etiqueta de la frente, nos quitamos un condicionamiento, un prejuicio y 3 postjuicios, y miramos en el ojo de nuestro vecino para vernos dentro, no reflejadas, sino dentro,

para observar que yo también moro ahí, y que yo soy tú.

   así lo vimos…

Si quieres saber algo más de procesos de cambio de camiseta, puedes abrir este enlace, qué curioso, 13 jugadores han cambiado en la historia las rayas azules por las rayas rojas, qué bonito número, 13, mi número favorito,

con el blanco de los ojos en común.

y observo con cariño la historia de mi vida, a veces nos hacen falta 7 años para recuperarnos de un batacazo, sí, 7 años, todo un septenio, se dice rápido, pero a ratos te desesperas, viendo pasar el tiempo, y observando que nada cambia,

o eso parece, y me acuerdo de la fábula del bambú, y me sonrío al ojear esta entrada, qué bonito es recordar, no hace tanto tiempo yo también pasaba por aquí, metidito en el rojo del miedo, en la energía del YO NO SOY.

poco a poco integro las emociones en mi vida, y entiendo mejor el azul clarito, ese orgullo sano, humilde, que me permite transitar a un espacio en el que el EGO es menor, en el que las otras personas existen,

en realidad son el espejo de mi existir, si lo que veo ahí fuera no es bueno, bonito y verdadero mejor si miro con cariño hacia mi interior, si lo que veo me complace buen síntoma, puedo seguir caminando,

hasta que nos encontramos con esa frase hecha, convertida en realidad en nuestro día a día, YO SOY TÚ, 3 palabras de las que es difícil arrepentirse, y dar un paso atrás, estamos llegando poco a poco a una nueva comprensión.

el rojo en 7 emociones, no te lo pierdas, hincha del Athletic, simboliza el miedo, tela marinera, esa energía que no queremos ni ver, mientras el azul clarito representa el orgullo humilde, la energía a la que me gustaría llegar cuando sea mayor,

y el azul oscuro, índigo, ¡¡¡aupa, Erreala!!!, representa la comprensión, esa emoción a la que prestamos tan poco caso en el mundo occidental, tan preocupados como estamos de lo externo, de los dineros y del tener, de la expresión facial,

y me quedo con ganas de seguir, mientras miro con una sonrisa ese día en el que me hago un poco de la Real Sociedad de San Sebastián, cerca del puerto de Pasajes, del puerto comercial y del pequeño embarcadero del pueblo pesquero,

siempre he confundico Pasajes San Pedro y Pasajes San Juan, creo que entre estos dos también hay rivalidad, un día tenemos que mapear la costera de nuestra infancia, con los puertos de Bermeo y el Abra de Bilbao, de la Concha y Pasajes,

los puertos y prados de nuestra vida, buen sitio para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

la vida en un 7ptenio

bajo desde Alsasua hacia Donosti en coche, después de dormir en casa de Amaia y Gidor, después de tomar un cafecito con Tomás, después de hablar por teléfono con Daniel y con Silvia, personas todas ellas tan significativas en mi vida,

y me veo bajando por esta misma carretera por la que transito hace 7 años, con esa pregunta tan tonta que surge en cada bifurcación de caminos, ¿tomo el ramal de la derecha o el de la izquierda?,

y rememoro de pronto esos 3 días que paso en Fuenterrrabia y en los alrededores, incluyendo el monte Jaizkibel, la hospedería de Pasajes, y el parque natural de Aia, Aiako Harria,

antes de pasar por casa de mi madre para compartir una mala nueva, estoy en proceso de divorcio, María me divorcia, en un proceso que comienza y que va a traer unas cuantas consecuencias, hoy, sin ir más lejos, mis hijos viven a 10.000 km de distancia,

no es poca cosa,

y siento en un momento cómo ha cambiado mi vida en este septenio, y entiendo desde dentro el proceso del duelo y la tristeza tan grande que voy poco a poco a superar, la pérdida de mi relación de pareja, que lleva aparejada la distancia con mis hijos,

fundamentalmente con Maitane, tan pequeña, que se va a posicionar muy cerca de mamá, todo parece indicar que nos va a llevar unos añitos más reconducir la situación, tal vez otro septenio,

y decido tomarme vacaciones, tengo 3 horitas por delante antes de empezar este taller, en realidad son 3, en Mutualia, en la clínica Pakea, paz, qué nombre más significativo para mí, mi espíritu se encuentra de nuevo en paz,

después de un 7ptenio que me ha llevado reconducir mi vida, mi situación personal, mi desarrollo en el ámbito profesional, que ya no es trabajo, mi relación de pareja con una persona tan diferente a mi primera pareja de vida y a mi madre,

porque hay un momento bueno para tomar una decisión inconsciente, nuestro primer amor casi siempre lo es, y hay un momento mejor para tomar una decisión más consciente, totalmente diferente a la anterior,

y mi vida, en particular estos últimos 7 años, en particular los últimos 21, 7 para el bebé, 7 para el niño, 7 para el adolescente, que dan paso al adulto, pasa por delante de mis ojos en esta carretera que me lleva de Alsasua a Donosti,

donde un día tomo una decisión inconsciente, voy hacia la derecha 3 veces, Donosti – Hondarribi – Pasajes, hoy tomo una decisión consciente, voy a parar en Pasajes y voy a celebrar cómo ha cambiado mi vida en un 7tenio,

antes de empezar este taller, que no es uno sino 3, que se centra en esa capacidad que me gustaría desarrollar de mayor, todos enseñamos lo que tenemos que apreHender, la escucha,

una escucha que no es una, en realidad son 3, desde mi mejor intención.

   así lo vimos…

y disfruto como un niño este espacio de no tiempo en el tiempo, conectado con las casualidades, con el asombro (cuando tomo fotos es que estoy conectado con esa capacidad tan bonita de mi niño interior),

3 horitas así de bonitas, de buenas, de necesarias,

3 horas que son suficientes para cambiar totalmente de chip, y pasar de lo viejo, de lo que ya no es realidad en mi vida, a lo nuevo, eso que sólo surge desde mi presencia y mi abandono,

para que venga lo mejor para mí, para ti, para el mundo, desde la apertura, desde la colaboración, gracias, Amaia, Gidor, Tomás, Daniel, Silvia, por enrutarme en esta energía que me re-conecta con mi mejor intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

así yo también soy español, claro que sí

no puedo sino hacerme eco de esta carta que escribe Laura Moreno de Lara, hace unos días, un texto que empieza con unas pocas palabras, no cariño, tú no eres español, un texto que se hace viral en internet,

unas letras que me llegan al móvil, gracias, Rodrigo, por compartirlo con el grupo, y que me hacen ser consciente de todo lo que nos une, espero que a muchas personas más les pase lo mismo…

No cariño, tú no eres español. Ser español no es llevar la bandera, ni gritar como un berraco frases de odio que espero que no sientas. Tampoco lo es ponerse una pulserita en la muñeca, ni cantar el cara al sol. El concepto de ser español es algo totalmente distinto, o al menos lo debería ser, porque a estas alturas de la historia yo ya no sé qué decirte.

Como española que soy, te voy a contar lo que para mí es ser español:

Ser español es arder cuando arde Doñana o temblar cuando tembló Lorca; es sentarte a escuchar historias de meigas en Galicia y llegar a creértelas; es ir a Valencia y no sentir rabia por leer un cartel en valenciano, sino que te agrade poder llegar a entenderlo y es presumir de que las Canarias nada tienen que envidiarle al Caribe.

Sentirse español es sufrir por no haber podido vivir la movida madrileña, enamorarte del mar al oír Mediterráneo de Serrat, es pedirle borracha a tu amiga catalana que te enseñe a bailar sardanas, querer ir a Albacete para comprobar si su feria es mejor que la de Málaga y sorprenderte al ver lo bonita que es Ceuta.

Para mí ser español es presumir de que en Andalucía tenemos playa, nieve y desierto; sentir casi mérito mío que un alicantino esté tan cerca de un Nobel, pedirle a un asturiano que me enseñe a escanciar la sidra y morirme de amor viendo las playas del País Vasco en Juego de Tronos.

También es española la cervecita de las 13.00, el orujo gallego, la siesta, el calimotxo, la paella, la tarta de Santiago, las croquetas de tu abuela y la tortilla de patatas. Lo son las ganas de mostrarle lo mejor de tu ciudad al que viene de fuera y que tú le preguntes por la suya; es hacerte amiga de un vasco y pedirle que te enseñe los números en euskera, por si pronto vuelves a por 2 ó 3 pintxos; es enorgullecerte de ser el país ejemplo a nivel mundial en trasplantes, de formar parte de la tierra de las mil culturas y de ser los del buen humor.

No hay nada más español que se te pongan los vellos de punta con una saeta o con una copla bien cantá, atardecer en las playas de Cádiz, descubrir casi sin querer calas paradisiacas en Mallorca, hacer el camino de Santiago en septiembre maldiciendo el frío o que Salamanca y Segovia te enseñen que no hay que ser grande para ser preciosa.

Así que, acho, picha, miarma, perla, tronco, tete, mi niño… eso es ser español, lo otro es política. Pero si de política quieres impregnar este concepto, también te vuelvo a decir que te equivocas: porque ser español no es desear que le partan la cara a nadie, es sufrir la situación de paro de tu vecino o el desahucio que has visto en la tele; ser español no es oprimir el SÍ o el NO de toda una comunidad autónoma, es indignarte cuando nos llaman gilipollas con cada nuevo caso de corrupción; ser un buen español es querer que en tu país no haya pobreza, ni incultura, ni enfermos atendidos en pasillos del hospital y, joder, querer quedarte aquí para trabajar y aportar todo lo que, durante tanto tiempo, precisamente aquí has aprendido.

Eso es ser español, o al menos, eso espero.

… y siento la diferencia que surge cuando desarrollamos cualquier acción desde lo que nos separa o desde lo que nos une, cuando nos sentimos vistos o no vistos, sí, qué importante que es poner el acento, siempre, en todo lo que nos une.

   así lo vimos…

si te fijas bien, el concepto de español de este texto se construye a partir de las singularidades positivas de cada región, de cada comunidad, de cada pueblo, de tal forma que todas y cada una de nosotras se siente vista,

y nos podemos reconocer en esa realidad mayor, rica, diversa, heterogénea,

todo lo contrario de lo que nos pasa cuando sentimos que alguien pasa el rodillo de la uniformidad, homogeneiza la mezcla, y atribuye las particularidades que le interesan al todo, a esta mezcla ahora informe, insípida, des-naturalizada.

tal vez por eso, leyendo este texto me dejo sentir, y selecciono una imagen con  las banderas de cada comunidad, de cada región, elegiría las de cada pueblo, ¿dónde ha quedado el txakoli gorri de Bakio y los tomates de Deusto?,

que nos permita construir, entre todas, esa imagen mayor, incluyente, respetuosa, que trata con cariño nuestras particularidades, y también nuestros demonios, que también los hay, en este baile de claridad y oscuridad que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, que nos permite comprender que la calidad de los resultados de un sistema depende del nivel de conciencia de las personas que lo lideran,

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría del color de Goethe, que nos permite aproximarnos al baile que la luz y la oscuridad nos ofrecen, baile a 3 en el que es imprescindible el ojo del Ser humano,

cuando prendemos al observador, convertido en persona presente, atenta, consciente, no es mal punto para comenzar.

puedes despertar 7 emociones, creative commons, en este enlace