los dos regalos (la vida y la libertad para vivirla)

SILVIAcuando me fui de mi casa , niño aún, mi madre me acompañó a la estación, y cuando subí al tren me dijo: éste es el segundo y último regalo que puedo hacerte: el primero fue darte la vida, el segundo, la libertad para vivirla.

Facundo Cabral

nos levantamos el sábado por la mañana, y Silvia ha dormido fatal, tal como predijo al salir de casa de Fernando y Eva, esa pareja de niños preciosos que hemos encontrado en el camino.

desayunamos en la marea del no sueño, o del cansancio de no dormir, Silvia busca un por qué falso de lo que le pasa, para pasar inmediatamente a la acción, y a matar gigantes donde sólo hay gusanos.

con todo el cariño del mundo le acompaño con una pregunta que puede ayudarle a mirar en otra dirección, y enfrentarse directamente con los molinos, ¿no será el sueño malo y el cansancio que se deriva un regalo auto-inflingido?

¿no será un programa que repites para no vivir la vida que quieres?

antes del segundo café, abro el libro que está leyendo, uno de los tres, ¿y tú qué crees?, en la hoja que tiene señalada, y la respuesta de Facundo Cabral no puede estar más acertada, la libertad que nos damos para vivir la vida.

SILVIAMON   así lo vimos…

la selección de la imagen de hoy es mágica, como cualquier otro día.

como no estoy en casa, pienso qué hay alrededor mío que pueda valer, y me encuentro con el calendario de la fundación Adsis, esa en la que el año pasado Silvia tiene una entrevista, y que no da paso a una colaboración,

por algún motivo Silvia no saca tiempo para “otros proyectos” que vayan + allá de sacar el pan para vivir, qué curioso, cómo nos atamos a una mesa en esta vida, y nos negamos cosas de las que somos perfectamente capaces,

qué bonita esta imagen de una chica que abre la ventana, se proyecta en el infinito, empezando por la naturaleza, un pájaro y un montón de ramas y de hojas, el pelo al viento, una ventana está abierta para todas nosotras,

con el ejemplo de Silvia.

ENLAVENTANAYA

la imagen recoge de forma accidental, más a la derecha no hay buena luz, un móvil, unos cascos para escuchar música, un teclado, el segundo café, un cuarzo, y un libro de Albert Espinos, Brújulas que buscan sonrisas perdidas,

sonrisas de niños, en contacto con su ser y la naturaleza, personitas en desarrollo, qué bonito volver a vivir la vida, otra vez.

Esta entrada fue publicada en actitudes en la vida, amar la vida, autores, biografía, comunicación AMARILLA, Mikel, mis creencias, yo soy voluntaria y etiquetada , , , , , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s