frases de poder (yo soy, yo puedo, yo merezco, yo me permito)

yosoyel sábado, después de una mañana preciosa con Leo, después de comer y el cafecito, el grupo de ATEOs seguimos reunidos, y es el turno de Marina. Hoy va a ser el día del “yo soy”, y empezamos con una dinámica de danza, con 5 ritmos, que nos prepara para un ejercicio de autoafirmación en grupo. Nos disponemos en el pasillo central del salón de actos, y bajamos, una a una, al son de la música y de las palmas con las que nos acompañan más de 50 compañeras. Es curioso lo acostumbrados que estamos a que nos echen por tierra, y la vergüenza que nos entra cuando nos animan, tema a revisar.

ya más calmados, nos acercamos al escenario, y nos aprestamos a la siguiente dinámica. Marina reparte a los grupos de cuatro personas, un papel con 4 frases, unos palillos y unas barras de siliconas que partimos en pequeños cubitos.

yosoyyopuedo

y empezamos a construir frases positivas, afirmaciones e invocaciones, frases de poder, mientras hacemos crecer una figura que va tomando la forma que le toca, la nuestra es aérea, hasta que crece tanto que se nos despedaza entre las manos, y decidimos darle tierra y sustento.

hemos terminado la primera parte del ejercicio y ahí ha salido de todo. En nuestro grupo Ángela nos ha enseñado un tatuaje que le acompaña en el brazo, yo soy, qué divertido, ahora que lo cuenta, es capicua, leído por delante o por detrás.

angela

cada uno realiza un dibujo, el arte que acompaña al subconsciente, y los disponemos sobre las estructuras de nuestras frases de poder, el segundo movimiento está a punto de terminar.

el tercer movimiento es una conversación en el grupo grande relacionada con nuestras emociones, con nuestras resistencias en el ejercicio, hay personas a las que les ha costado expresar su “yo soy”, esa frase que en alguna que otra casa se confunde con prepotencia, orgullo, hablamos del egoísmo bueno, de la diferencia entre yo agradezco (asumo que ya está en mi vida) y del yo quiero (está fuera y re-conozco que no lo tengo y lo ansío, y el universo, en el ejercicio de querer hace grande el verbo, y cada vez quiero más), y del recuerdo, re-cordar es en palabras de Leo traer a la cuerda, al corazón, al sentir.

y yo recuerdo un taller que hago hace ya unos años en Armenteras, un taller que dirige Agustín, un chamán mexicano, en el que empiezo a conectar con el poder de la palabra, las frases de poder y la invocación, qué bonito es recordar, volver a vivir.

me han encantado los movimientos de la tarde, el grupo pequeño, el trabajo personal, el grupo grande, es bonito ver la evolución de las personas y del grupo, al amparo de ese paraguas tan bonito que Leo y Marina construyen para nos, que es otras y otros.

YOSOYMON   así lo vimos…

elgrupogrande

espagas grupogrande resultados vela

el grupo grande se convierte en grupos medianos, y estos en grupos de a uno, cada uno se dispone como puede o le da el cuerpo, y volvemos a reunirnos, haciendo la goma, grande pequeño, pequeño grande, es el sístole diástole de la vida, y jugando jugando vemos lo que resulta, un algo mucho más plural, más bonito, más divertido de lo que cualquiera de nosotros hubiera pensado.

Porque quién iba a pensar que unos palillos y unas gomitas o siliconas, unas ceras en una caja y unos papeles iban a dar para tanto, una maravilla la de cosas, sorpresas y magia que se encuentran dentro.

con la magia del yo soy, del yo puedo, del yo me merezco y del yo me permito

 

la o de oé corazón

laomuchas veces hacemos cosas que no entendemos en absoluto hasta que pasa un tiempo. Pasan unos días, unas semanas, unos meses, o unos años, cada uno tiene su ritmo, y encuentras un significado a una elección del pasado, una “causualidad” del camino.

a mí me acaba de pasar hoy con la O de “oé corazón”, ese símbolo que adoptamos quién sabe por qué. Sucede unos meses atrás, al componer un logo para “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, que posteriormente incorporamos en la tarjeta de presentación de oé corazón (organizaciones con espíritu y corazón).

la primera imagen que compro para su uso en un repositorio de imágenes contiene ese arco iris doble que contiene nuestra O.

y han pasado unos días para llegue, en medio de una meditación, de una de esas que dirige Leo en nuestras reuniones de ATEOs (Aprendemos Todos + Escuela Oliver), en las que normalmente aprovecho para dormirme, para sentir el sentido profundo de la O.

en el arco iris, como en la vida, estamos acostumbrados a ver la parte superior del arco. Hay imágenes, fotos que puedes encontrar en internet,  muy bonitas, en las que el arco es doble. Realmente hay un arco principal y una réplica, más tenue y más grande, atrás.

por algún extraño motivo cuando elijo la O de oé corazón, de “organizaciones que encuentran cuentos”, de “historias que transforman organizaciones”, el arco iris es doble, y al superior,al que vemos, le añadimos uno inferior, completando un círculo de color.

este círculo, con los 7 colores del arco iris, simboliza, lo entiendo hoy, la réplica externa de lo que en nuestro interior acontece.

para que algo en el mundo exterior tenga lugar tiene que encontrar un acomodo primero en nuestro mundo interior.

y esto, que no está probado, aplica en las personas, en los grupos de personas y en las organizaciones.

a todos los niveles.

por poner un ejemplo burdo, pero efectivo, “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos” promueve una comunicación interior a partir de lo que ocurre en un entorno protegido, el pequeño grupo, que en el hacer, en el encuentro, consigue la capacidad.

yo me re-conozco, yo te re-conozco, y juntos re-conocemos una realidad más grande de la que formamos parte, y a la que damos vida. Y cuando se da en el grupo pequeño, protegido, estamos preparadas para integrarnos en el grupo grande.

y cuando desarrollamos un proceso de comunicación interna en el grupo grande, tan grande como nos atrevamos, el siguiente paso es la comunicación externa, y el grupo enorme.

aprendemos dentro, incorporamos capacidades, confianza  personal y del equipo, crecemos en nuestro grupo de pertenencia, y somos capaces de saltar al abismo, pero hacia arriba, en la siguiente etapa de la pirámide de Maslow, la motivación del logro.

cubiertas las tres capas de la base de pirámide, que habla de necesidades, entramos en las cuatro capas superiores, que hablan de motivación.

cuando lo de dentro es bueno, bonito y verdadero, podemos compartirlo en el grupo grande, en el exterior.

agradezco a Leo, a Marina, a Silvia, y a todas las personas que me acompañan en este proceso de crecimiento interior que se vierte en el desarrollo exterior de compañeras de camino y de grupos, aprehender y transformar, qué bonito regalo.

en su día entiendo el significado de la e, y hoy el de la o, 1 año y 4 meses después de constituir oé corazón, 2 años después de publicar posts, con el de hoy son 495, algo más que medio montón.

laomon   así lo vimos…

en realidad son un montón, el que se ve, el exterior, y el que no se ve, el interior, porque las realidades externas, si son reales, tienen una realidad, igual igualita, en otra capa, más interna.

los 7 colores del arco iris son los mismos que sirven para representar los 7 chakras. 1, rojo, miedo, 2 naranja, apegos, 3, amarillo, ira, para completar el grupo de 3 subdiafragmal, o nuestra existencia en la sombra.

4, verde, el bien pensar, 5, azul clarito, el bien decir, 6, azul índigo, el bien pensar, para completar otro grupo de 3, que completa el bien vivir, la puerta al 7, la conexión, violeta, o la comunidad, común unidad, ese violeta en el que nos disolvemos en el universo.

desde el 3, el amarillo, nuestra ira nos puede llevar en dos direcciones, hacia abajo, el 2, donde se encuentra nuestra falta de capacidades, o nuestra duda respecto las mismas, entrando a saco en la sombra, apegos y miedos, o hacia arriba, conectándonos con la motivación por el logro, subimos al 4, superamos el diafragma, que separa la sombra y la luz, estamos entrando en el buen sentir, la puerta al buen vivir.

hoy, qué bueno, la meditación ha hecho hincapié en el 4, y seguimos subiendo.

y no sé por qué me parece que un día de estos le toca a Maslow un dibujito, que divide las necesidades higiénicas, 3, fisiológicas, de seguridad (y ahí está la confianza, o su ausencia), de pertenencia, de las motivaciones, 4, para sumar 7, que empiezan en la motivación por el logro, pasando por motivación cognitiva y estética, y que terminan en la autorrealización.

hoy entiendo un poco mejor la O, esa que hacemos los del canuto, y veo con cariño un título de un programa de futuro, “la organización violeta”, una organización de 7, tan cerca de la comunidad, común unidad, y del universo, unum versum.

Alicia en el país de las maravillas (un ángel se persona en Pradoluengo)

barcopirataesta semanita de reclusión en Pradoluengo, Burgos, como no puede ser de otra forma, ha estado plagada de extrañas coincidencias. El miércoles, terminada la jornada, nos sentamos Maite y yo a hablar en la plaza del pueblo, a resguardo de la luna en una sombrilla. La conversación, casual, entra en un terreno común. Mi hijo mayor, Gorka, que también es el pequeño, ya que sólo tengo un hijo varón, fue diagnosticado TDH (síndrome de atención e hiperactividad) en su primer colegio, cuando empezaba a cursar primaria. Maite se dedica, entre otras cosas, a eso, al apoyo en el diagnóstico de la hiperactividad en jóvenes.

Le cuento la historia de Gorka. El día en el que nos animaron a tratarle con Ritalín en una prestigiosa institución en Madrid fue su último día en ese colegio. Contactamos con José Manuel Piedrafita, y rescatamos un consejo que nos llevó a dos opciones de aprendizaje alternativos, el Montesori o la antroposofía en la escuela Micael. Tras dos semanas a prueba (una ventana se abrió, ya que un niño acababa de cursar baja y 7 personas en la lista de espera no respondieron a la llamada), Gorka, todo parecía indicar en este sentido, estaba en un nuevo esquema educativo, perdiendo un curso. A Gorka le faltaba jugar y tenía miedo al profesor. Ese fue, al menos, el diagnóstico de su jardinera (profesora de jardín de infancia). Pasamos 4 años en el colegio, y a Gorka le apoyamos de las formas que nos indicaron en el colegio, hasta que le hicieron, ya en cuarto de primaria, una evaluación de reflejos.

Gorka, si bien no estaba medicado, era un desafío constante para sus profesores, y para alguno de sus compañeros y compañeras de clase. Un niño inquieto donde los haya.

En el test de reflejos que le hizo Alicia Bastos tenía un surtido majo, dentro del cual destacaba el reflejo de Moro, y tenía problemas de hiperacusia. Estábamos entendiendo por qué el niño se hacía bolita cuando le gritaban en el anterior colegio. Gorka oía demasiado.

La Escuela Micael fue un regalo para Gorka, porque no le machacó, ni le medicó. Y Alicia fue un ángel para Gorka. Tras más de un año de trabajo diario, estimulación por medio de ejercicios, unos CDs para corregir los defectos de audición y trabajos en la oscuridad del baño con una linterna, Gorka estaba libre de un par de problemas subcorticales, que le impedían sentarse correctamente, gatear bien y defenderse de las sorpresas, escuchar los graves y los agudos y ver con sus propios ojos.

En eso terminó la noche, con Maite pidiéndome el teléfono de Alicia Bastos. “Te la localizo mañana”, le dije. Hacía más de dos años que no la veía. No es mal tiempo para llamarla, y quedar con ella, recordando una llamada previa, que se convirtió en una invitación para que me apuntase al primer congreso de Aprendemos todos, en noviembre del 2011.

La mañana siguiente, cuál no sería mi sorpresa, Alicia estaba a media mañana entre nosotros. La primera persona a la que se presenta, acompañada por Marina, qué divertida es esta vida, es a Maite, claro que si, en la entrada del teatro de Pradoluengo.

– Maite, te presento a Alicia.

– ¿Alicia qué?

– ¿Por qué me preguntas eso?

– No, por nada.

– Alicia Bastos.

Maite, otro azar del destino, tiene ya su teléfono al mismo tiempo que yo vuelvo a coincidir con Alicia. Mi llamada de hace tres años para tomar un café, transformó el café en mi asistencia al primer congreso de Aprendemos todos en Madrid. Mi ejercicio de contacto entre Maite y Alicia en la primera escuela de verano de Aprendemos todos en Pradoluengo, Burgos, seguro que tiene vida propia.

y yo que sigo sin tomarme esa cerveza ni ese café (tampoco he aprovechado este jueves y viernes, qué bruto soy) con Alicia, ese ángel vestido de – peuta que transformó la vida de Gorka, mi hijo mayor, mi hijo pequeño, y con él la de toda su familia.

Lo que ocurre una vez, puede no volver a ocurrir, pero lo que ocurre dos veces ocurrirá una tercera. Esta semana sigo conociendo un grupo de gente preciosa que ya ha  realizado dos congresos en Madrid, y un grupo de gente nueva, que ya ha realizado dos actividades (un congreso y una escuela de verano) en Burgos. Como habrá una tercera, ya no me cabe la duda, sólo me queda esperar cómo aparece esta vez Alicia.

barcopiratamon   Así lo vimos…

y recreo en mi retina un tiempo bonito y pasado en el que hice un ejercicio, acompañando a mi hijo, rima que te rima, canta que te canta, la canción del pirata, de Espronceda

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,                 5
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

  La luna en el mar rïela,
en la lona gime el viento,               10
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,          15
y allá a su frente Stambul:

  «Navega, velero mío,
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza                  20
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

  Veinte presas
hemos hecho
a despecho                               25
del inglés,
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.                              30

  Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
                                         
  Allá muevan feroz guerra               35
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo tengo aquí por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.              40

  Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de  esplendor,
que no sienta                            45
mi derecho
y dé pecho
a mi valor.

  Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,            50
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.


El caso de Gorka es uno más entre millares de niños mal diagnosticados. 
Niños que no requieren de medicación alguna. Ánimo, Maite.

NON profit y FULL profit organizations

barco Coincido en skype, ese maravilloso invento gratis, como wordpress o wasap, con Carlos Carrera, compañero de fatigas y amigo, al que dejo enganchado a intenet cuando me acuesto, pasadas las 12:30 de la noche, y al que encuentro enganchado cuando me levanto, a eso de las 6:45.

Carlos es uno de los 3 promotores, junto con Marina Escalona y Jaime Buhigas, de “aprendemos todos”, un movimiento social por una nueva educación en España.

Aparte de saludar, tengo una intención clara, y se la voy a contar.

Estas últimas semanas he estado moviendo una presentación relacionada con dos movimientos contrapuestos y complementarios, que he titulado “los fuegos artificiales y el tran tran del tren”, dos movimientos que tienen por objeto mover la energía en una organización, de forma puntual (los fuegos artificiales) y con un enfoque de continuidad (el tran tran del tren). Estos 2 movimientos me han hecho pensar y me han movido finalmente a mí mismo.

Contacto con Carlos para animarle a “animar” y “movilizar” la tribu de aprendemos todos. Aquí, aparece una casualidad, siempre hay una casualidad en el camino, en forma de libro que estoy ojeando, “por qué necesitas un coach”, de Juan Carlos Cubeiro, un libro que he intercambiado con Silvia. En el capítulo 7, ¿quiénes te apoyan?, Cubeiro cita a Seth Godín, experto en marketing, autor de la vaca púrpura, que leí el verano pasado, y de Tribus, un libro que me va a interesar leer.

Según Godín, hoy el marketing va de engancharse con la tribu, y de entregar productos y servicios CON HISTORIAS que se difunden. Definitivamente, me interesa ya.

Para él, toda tribu es un canal mediático, como lo eran antaño los periódicos, las teles, las radios, que se mueve por 6 principios

  • transparencia
  • solidaridad
  • crecimiento
  • colaboración
  • exclusión (de aquellos que no pertenecen)
  • y desarrollo (apoyando el desarrollo de los que sí pertenecen),

y que tienen 5 elementos:

  • un manifiesto,
  • un mecanismo fácil para la conexión de nuevos miembros
  • un mecanismo de interconexión de los miembros,
  • la idea clara de que la cosa no va de dinero,
  • y una forma de evaluar los progresos.

Yo lo leo y me vienen a la mente los amantes de las Harley, o del 600, o del mini, o los clientes convertidos en fans y apóstoles de la manzanita. Por alguna extraña conexión neuronal, tal vez tengo una ruta imperfecta, he conectado de nuevo con el movimiento “aprendemos todos”.

Hace un par de semanas escaso, el 26 de Julio, me volví a encontrar con Marina y Jaime en un acto que era encuentro y despedida, ya que se celebraba el cierre del espacio abierto de la fundación Tomillo, qué extraño juego de palabras, con el que estaba interesado en colaborar. Como no tenía vida previa allí no sentí pena. Simplemente pensé que esa era una puerta que no se iba a abrir para mí. Allí charlé con Marina, ofreciéndole mi apoyo para reactivar la comunidad, una palabra que para mí tiene más sentido que tribu, de aprendemos todos. Y me acuerdo de Javier Estefanía, amigo con el que he compartido ayer comida y charla, según el cual estamos cerrando los viejos lazos (mi sangre, mi religión, mi tribu), y para crear nuevas formas y espacios de vinculación personal.

En eso estoy, charlando por skype con Carlos, y me dice que él no está este año, recién aterrizado en Kansas City, Missouri, en búsqueda de nuevo trabajo y desarrollo profesional, para actividades non profit. Me hace gracia escucharle después de la aventura del año pasado con Prepárate Madrid, evento, como los fuegos artificiales, en el que colaboramos como voluntarios con una alta implicación.

Me quedo pensando que es cierto. Es muy diferente el evento, el fuego artificial, del desarrollo en el día a día de la iniciativa (el tran tran del tren). Y le animo a Carlos a ser de nuevo voluntario, qué bonito es ser voluntario, y apoyar “aprendemos todos” desde un blog que no llegó a activarse mucho, y crear de nuevo comunidad, desde las ideas (los valores), con historias pequeñas del camino (a modo de comportamientos observables, observados y compartidos). Vamos hablando de posibilidades, 2 familiares ligados con el mundo de la educación, una relación con su hermana y su cuñado que actualmente residen en México DF, un congreso en el que, por casualidad, se ha apuntado para la semana que entra, en el que se trabaja el eje Canadá, EUA, México, en ámbitos de negocio (full profit) y de sociedad (non profit).

Me acuerdo de las 3 esferas de la triformación social (el viernes me junté a comer con mis compañeros del curso pasado, liderado por Luis Espiga), y la separación de las tres esferas, legislativa, social y económica, con las tres leyes que le son propias (igualdad, libertad y fraternidad), y pienso que bien podemos hacer cosas aquí y allá. Aquí (en España) y allá (EUA y México), full profit y non profit.

Le dibujo un escenario de posibilidad a Carlos, que pasa en el corto plazo por el non profit y aprendemos todos, para mover una tribu en el tran tran del tren con su ayuda, y un escenario full profit con el tran tran del tren (y el cuentacuentos) aplicado en organizaciones de su nuevo entorno vital en los estates, gracias por la geolocalización, Carlos.

Y empezamos a dibujar nuevos escenarios juntos. En uno, tan bonito como interesante, nos juntamos estas navidades en Distrito Federal, con su hermana y su cuñado y con mis hijos. Y aprovechamos para una segunda ronda comercial (y lo que pasa 2 veces volverá a pasar una tercera) en México.

madrid df latam

Desde luego es maravilloso este nuevo espacio de posibilidades. Entro en Google y me pongo a trazar rutas que llevan (Canadá – EUA – México) y traen (México – España) de aquí para allá, como he hecho para estas vacaciones de agosto. Pienso en un mundo en el que el full y el non son compatibles, un mundo en el que las organizaciones se abren al concepto de la fraternidad, y en el que el espacio y el tiempo no son tan importantes. Sin querer, mi mente se ha echado al mar. Estoy creando nuevas realidades, nuevos espacios de posibilidad, navegando de aquí para allá, y pienso en una nueva ruta comercial a abrir. Una imagen de un barco me acompaña. Lógico, si tengo que cruzar el mar.

enbarcomon   Así lo vimos…

Y apuro el tiempo mientras preparo la mochila del viaje. La semana que viene me tomo vacaciones, para juntarme a una singular escuela de verano. Se trata de una escuela de padres. Un poquito el mundo al revés. Un montón de adultos que nos juntamos para ser niños… otra vez.

Si te parece bien, mañana te hablo de la iniciativa de “aprendemos todos” que tiene lugar la semana que viene en Prado Luengo, Burgos.