responsable de mis actos, de mis pensamientos y de mis emociones

en un momento del camino ya tenemos claro que 7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional en vez de un modelo de inteligencia emocional, ¿para qué me sirve la inteligencia si luego no soy lista, y no la pongo en práctica?

en un momento del camino decidimos filtrar los ejercicios y dinámicas que queremos hacer en los talleres, como es el caso de este ejercicio tan potente, gracias, madre, gracias, padre, por lo que no me pudiste dar.

en un momento del camino buscamos la forma de que una convicción personal rotunda no sea un impedimento para la conversación, y que la persona al otro lado no se vea forzada a creer nada, ni a rebatir nada,

a mí tampoco me gusta comulgar con ruedas de molino,

y proponemos un ejercicio a la imaginación, y a que cualquier persona desarrolle su niño natural, ése que todavía se permite jugar, ese Peter Pan que todavía vive a ratitos en el País de Nunca Jamás,

y les filtramos esa pregunta preciosa, imagínate sólo por un momento que tú has elegido a tu padre y a tu madre, las dos personas que más han influido en tu mundo, ¿en qué cambiaría tu percepción del mundo y tu relación con ellas?,

y dejamos que lo que tenga que ser, sea, y que ocupe progresivamente su lugar, y en algún lugar del camino podemos imaginar un mundo en el que nos dejamos de preguntar por qué me ha ocurrido esto a mí, pobre víctima,

y empezamos a indagar para qué he elegido yo así, y nacemos a un nuevo mundo, en el que podemos vivir nuestra responsabilidad personal, y desarrollarla sin límites, un mundo de responsabilidad al 100%.

   así lo vimos…

queremos agradecer a nuestros amigos Peter Pan y Campanilla, que en un momento del camino salen a nuestro encuentro y nos ayudan con esta clave sencilla para filtrar sin resistencias una posibilidad nueva,

una posibilidad con la que nuestra imaginación se permite jugar.

mi niño natural se muere de risa al ver la sencillez de este ajá, que no consiste en otra cosa que en ser consciente de que el adulto está muchas veces muy atado a su marco de creencias, un marco que llega a ser parte de su ser, incluso a definirle,

y que no podemos invocar en él un cambio, es tan difícil para el adulto cambiar…

pero podemos ayudarnos de su niño natural, que tal vez le permite jugar, y explorar de nuevo el mundo, y probar qué se siente si hacemos las cosas al revés, al niño le encanta tomarse con ligereza alguna que otra norma,

sacudiendo al padre rígido que también vive en él, para experimentar de nuevo la vida, y probar cómo sería su mundo si ponemos todo patas arriba, ¿qué te parece si experimentamos la vida sin la ley de la gravedad?

y me hace gracia que invoquemos a nuestro niño natural para que pueda entrar en nuestra vida el concepto de responsabilidad por todo, responsabilidad al 100%, esta característica propia del ser adulto,

como me muero de risa al imaginar que en vez de por la ley de la gravedad, Sir Isaac Newton y la manzana, y tanta gente seria y adusta y tal y tal, este mundo se puede regir por la ley de la ligereza y de la levedad.

y pienso en ese triple camino que todas tenemos por delante para desarrollar una vida plena, una vida radiante, ese espacio en el que nuestra madre protectora, nuestro Adulto y nuestro niño natural florecen.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace,

y que nos permite integrar teorías modernas de desarrollo social y organizacional con los fundamentos del buen trato y del campo de la atención, para el desarrollo de personas y comunidades sanas, innnovadoras,

radiantes o preciosas, sin más.

 

Anuncios

si no existiese el CIE, habría que crearlo

cosas extrañas, por no hablar de efectos para-normales, están ocurriendo en mi vida últimamente, el día de ayer, y esta misma mañana, no se escapan a esta corriente que crece y crece,

es curioso ver cómo ayer mismo, tras concluir la reunión de Sol España, en la que nos juntamos 8 compañeras para darle un empujón a la organización, y programar una serie de actividades para que SOL cobre nueva vida este 2018,

me pongo con Silvia y Fernando a buscar un sitio nuevo a las plantas del dinero, son ya cuatro, y no caben sobre mi mesa de despacho, por lo que, buscando soluciones, le pido a Fernando que me ayude a darle un empujón a la mesa, con cuidado, sí,

no se vaya a escogorciar, cosa que efectivamente ocurre,

y se junta Pedro a cenar, por lo que mis amigos se empiezan a meter con mi des-orden, y con esa mesa de la que me tengo que librar sí o sí, el último símbolo de una etapa anterior,

y no sé por qué les hago caso, desmantelo la mesa, y convierto la mesa de salón en mi mesa de escritorio, con lo que ya no hay mesa de salón, el espacio que ocupaba la mesa ahora está vacío,

y 3 sillas de mimbre se miran entre sí, formando un espacio de centro vacío,

una imagen que llama poderosamente la atención en esta noche en la que desvelo, y me levanto a las 5, otra vez, para desalojar los trastos de la cajonera, que también voy a tirar, y reordenar papeles,

me sobra tanto tiempo antes de des-ayunar que acabo ojeando cuadernos de viaje, esos preciosos compañeros que me acompañan aquí y allá, según voy haciendo actividades, talleres, tonterías varias,

y me encuentro con un apunte que habla del CIE, el Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco, esa organización que está en proceso de dar carpetazo a su andadura o de re-inventarse, para coger fuerza nueva,

como las plantas que me ha ayudado Pedro a replantar este finde, y que provocan mi cambio de escritorio,

y leo este texto que da título a las líneas de hoy, si no existiese el CIE, habría que crearlo, y pienso en asistir a la reunión de hoy, aunque sea de forma remota, y acompañar a mis compañeras en este proceso emocional de la re-fundación.

   así lo vimos…

y copio otras frases en mi cuaderno de viaje, el CIE no existe, tenemos que crear el CIE, ¿qué queremos hacer? /// camino del CIE – lo /// si no existiese el CIE lo tendríamos que crear /// mi jefe es maravilloso

quién sabe si voy a poder intervenir en la reunión de esta tarde, no sé por qué estoy creando un puente entre la misión del CIE y el objetivo de “el futuro emerge”, que no es otro que fomentar la sostenibilidad de las relaciones humanas,

a ver si me las apaño para hablar con Pablo y Maribel.

en la sopa de letras de hoy, SOL significa Society for Organizational Learning, sociedad para el apreHendizaje organizacional, mientras que el CIE es el Consorcio de Inteligencia Emocional

y pienso que si no existiesen el CIE ni el SOL tendríamos que crearlos, CIE-LOS, LOS es SOL al revés, qué curioso, y observo la confluencia de estos dos movimientos tan bonitos, tan de centro vacío, tan experimentales, sin ánimo de lucro,

y siento que este mundo en el que vivimos, tan ligado a la materia, tan pesado, tan apegado al tener, tan gallinero alborotado, tan de pelea de egos, necesita este tipo de personas y de espacios, entornos para el desarrollo del Ser y de la comunidad,

y para seguir experimentando la inteligencia colaborativa, ¡¡¡ojalá cobren un nuevo impulso los dos!!!

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

Soraya no es la solución ni el referente de este pueblo descalzo

veo desde el móvil esta noticia relacionada con la campaña en las elecciones de Catalunya, y no me lo puedo creer, debe ser una broma, porque esto no es definitivamente campaña política,

es la más absoluta de las vergüenzas,

en este país en el que todo vale, porque aceptamos todo, y siento que es un buen momento para ver cómo funciona la plataforma avaaz, en la que voy a lanzar una campaña, con un texto sencillo,

en el que le pido a Soraya que ejerza su máxima responsabilidad política, y nos dé un ejemplo de lo que un político hace cuando se equivoca, que no es otra cosa que pedir perdón ante la opinión pública, y dimitir de todos sus cargos políticos,

una campaña con un texto sencillo,

Un político debería ser un ejemplo para su pueblo, y nunca al revés. Una persona que se dedica a la política debería unir, en vez de separar.

El discurso de Soraya Sáenz de Santamaría en plena campaña para las elecciones del nuevo gobierno de Catalunya es un ejemplo de todo lo contrario de lo que un político debe hacer. Ejercer su máxima responsabilidad política, mediante la dimisión de todos sus cargos, en su partido, y en el gobierno de España, es la mejor forma de pedir perdón. Otra persona, mejor preparada, y con mejor intención, le sustituirá. 

Por el bien de tu partido, Soraya, por el bien del gobierno de la nación, y de la relación con la autonomía de Catalunya, de todas las españolas y de todos los catalanes de paz, te solicito que dimitas de todos tus cargos políticos.

Si tienes alguna duda de las declaraciones de Soraya, puedes consultar este reportaje que se publica en la web del huffington post, titulado “Incredulidad por el discurso de Sáenz de Santamaría sobre Cataluña”, y publicado el 17 de Diciembre del 17,

un texto que tengo la intención de dejar flotar en internet, porque esto no se trata de empujar y tirar, sino de permitir que lo que tenga que ser suceda, con nuestro acompañamiento, siempre necesario, desde nuestra mejor intención.

   así lo vimos…

en el proceso de crear la campaña y compartirla con amigos, paso por diferentes emociones, desde la alegría, que tiene mucho del hacer conjunto desde la comprensión,

a cierta tristeza, según observo alguno de los comentarios y respuestas que recibo por el wasap, desde mi grupo de amigos de juventud,

Josu me indica que las desmesuras de los políticos se pagan en las urnas, y que estamos en campaña, parece ser que estar en campaña es como estar en la ciudad sin ley, en esa ciudad en la que todo vale,

y Juan me indica que Soraya sólo representa a las personas que le votan, definitivamente yo tengo una idea un tanto diferente de lo que debería representar un presidente o un vicepridente de Gobierno, incluso un ministro,

dentro y fuera de una campaña electoral

y en un grupo de personas que asisten a un taller de 7 emociones en el CIE, varias de las cuales acaban abandonando el grupo, creo que alguna emoción ha tocado el texto, y han preferido “matar al mensajero”,

ay, qué fácil es tapar en vez de gestionar, escuchar en vez de hablar, no tomarnos las cosas personalmente, ponernos siquiera por un momento en los zapatos del otro, esa característica que está relacionada con la empatía,

sí, me resulta curioso observar qué mal aguantamos el tirón de las personas que piensan diferente de nosotras, qué poco preparadas estamos para hablar de temas candentes, y qué fácil nos vamos a los extremos, tan lejos del justo medio.

y me acuerdo del chiste del vendedor de zapatos en África, el enfoque pesimista, “no hay negocio posible, nadie lleva zapatos”, y el enfoque optimista, “el negocio potencial es brutal, nadie lleva zapatos”,

y no puedo sino observar una sociedad sin zapatos, en la que no hemos integrado ni siquiera un poquito esa democracia participativa, no la representativa en la que vamos una vez a votar cada cuatro años, sino la otra,

una sociedad formada por personas activas y responsables que se implican en pequeños procesos del día a día,

una sociedad sin zapatos, durante y fuera de campaña electoral, en la que hablamos el doble de lo que escuchamos, es curioso que tengamos dos orejas y una sola boca, será para potenciar el efecto estereofónico, sin más,

y en la que escuchamos tan poco desde el corazón, ese órgano que mora en nuestro interior, tip tap, tip tap, no sé si lo notas, a mí a veces también me cuesta, y no para, afortunadamente, de latir.

en el proceso posterior intento asentar lo vivido, y recontacto con el proceso, el título que le he puesto a la foto, Soraya no es la solución, un título que representa lo que siento, sí, la solución no pasa por exabruptos de la vicepresidenta del Gobierno,

dentro ni fuera de la campaña electoral, ése no es el papel de una persona que representa un Gobierno que ha aplicado una medida sin precedentes en la historia de la democracia española,

y observo un fenómeno curioso, en el que la imagen del mitin se enmarca en el monigote con trazo azul clarito, un azul claro que representa tradicionalmente al partido popular, y algo choca,

el color del estrado, y del logo al fondo, no debe ser una casualidad, ya no es azul clarito, sino morado, un color que utiliza otra fuerza o partido de nuestro panorama político, porque poco a poco los vamos aprendiendo los colores,

y re-conociéndolos, los rojos y los azules, los naranjas y los morados, y me pregunto el por qué (o el para qué) de este desparrame que hace vomitar a esta chica estas palabras, tras la comida del tercer domingo de adviento,

tal vez ha tenido naranja de postre, o se ha ofuscado con el estrado morado, sí, está morada a naranjas, o a uvas, va a llegar un momento en el que no representamos nada, y eso es lo que nos vamos a merecer, nada, absolutamente nada,

el mejor espacio posible para que aparezca un buen vendedor de zapatos, que ojalá sea mujer, porque el pueblo, como la vieja clase política que ya no le representa, y mejor no hablamos de ser referente o ejemplo, está descalzo.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que explica el nivel energético de las emociones con la ayuda del color,

un modelo que tiene toda la cancha del mundo, como nuestro rico mundo emocional, porque el pueblo está descalzo, y, diría más, huérfano de referentes, mira que sí que hay cancha para la evolución.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

 

 

 

 

hijas y mujeres de Expósito

en el ejercicio de mirar mirando, los detalles, a veces minúsculos, nos dan pistas, como sucede con esta partida de nacimiento, en la que una criatura, niño o niña, tanto da, es el siguiente eslabón de un padre o una madre, tanto da,

un padre que tiene una profesión y un domicilio, y una mujer que, te puedes asombrar o no, a principios del siglo XX, suena lejos o cerca, depende cómo lo mires, estamos hablando de la fecha de nacimiento de nuestros abuelos,

una mujer que, según reza el machote, está dedicada a las ocupaciones propias de su sexo y domiciliada en el de su marido, un machote que no da a la mujer oportunidad alguna de ejercer una profesión, más allá de sus labores,

y que supedita su domicilio al de su pareja, independientemente de que, tal vez, el domicilio familiar se haya comprado con el dinero de la mujer, o con el de la familia de la mujer, qué ocurrencia la mía, pensar que una mujer pueda tener dinero,

porque no es tan lejano el tiempo en el que una mujer no puede abrir una cuenta bancaria a su nombre (sin el consentimiento de su marido), comprar o vender una propiedad (sin el consentimiento de su marido),

ejercer el voto, qué ocurrencia más absurda, para qué querrá una mujer ejercer el derecho al voto, si además pensar no es una actividad propia de su sexo, tan lejos de sus labores,

cocinar, lavar y planchar, barrer y fregar, puertas afuera del dormitorio conyugal, y lo que proceda puertas adentro, tal vez en este punto no sea necesario especificar, y abrimos una puerta a nuestra imaginación,

no me extraña que 3 generaciones más tarde haya muchas mujeres indignadas, aquí y allá, con ejemplos varios en los que sienten que tienen un trato discriminatorio, y parten en posición de desventaja,

por no hablar de un mundo que no se respeta, que no se reconoce, y que ha evolucionado desde la lógica del más fuerte y del ejercicio aplastante del poder, un mundo que no tiene mucha consideración con el hombre,

y mucha menos con la mujer.

así lo vimos…

para entender un proceso de violencia de género tenemos que contactar, en algunos casos, con la profunda carga transgeneracional que muchas mujeres llevan inscritas en sus células,

ya que, sin esa comprensión, me va a ser muy difícil contactar con el profundo dolor de mi hermana, yo no siento que yo me haya aprovechado en casa de nuestros padres por el hecho de ser hombre, antes al contrario,

o de mi hija, yo no siento que haya hecho nada en favor de mi hijo y en contra suya por motivos de género, ni de la hija de Silvia, que nos pone en la ruta de este video, en la que un grupo de alumnas toman la voz,

en medio de un acto en el que no se sienten representadas, un ejercicio absolutamente necesario, en el que la víctima se hace consciente, toma fuerzas, y desarrolla una estrategia, que lleva a la práctica,

y le permite contactar con su Yo soy,

un Yo soy que puede, que merece, que se posiciona, que toma su lugar en el mundo, se presenta donde siente que su voz puede ser más clara que la de un representante o un intermediario,

un representante que en muchos casos no nos representa en absoluto.

si alguien quiere entender un poco mejor el movimiento evolutivo del alma del hombre (tan cercana al ego y a esa mirada de tubo que se sumerge en los problemas y se aísla del mundo hasta su resolución),

y al movimiento evolutivo del alma de la mujer (tan cercana al cuidado del otro, de las relaciones, de la prole, y a esa mirada de entorno, que todo lo capta, que todo lo integra y lo tiene en consideración, y en el proceso necesita comunicarse, y expresar),

recomiendo un libro que trata la evolución del Ser humano, y de las organizaciones que construimos como especie, las 7 fases del desarrollo en personas y organizaciones, de Margarette Van den Brink, una mirada antropológica muy interesante,

que nos acerca al principio masculino y femenino, animus y anima, de las cosas.

en los talleres de 7 emociones integramos atención e intención con los fundamentos del buen trato, tras pasar por los del mal trato, dinámicas en las que fomentamos que lo pequeño se haga visible, como en esta partida de nacimiento,

procesos en los que nos interesa volver a entender desde dentro, desde nuestro sentir, más allá de nuestro pensar, las figuras del perseguidor y la victima, la persona maltratadora y la maltratada, sí, para volver a sentir…

qué sutil es en muchos casos la discriminación y el mal trato, qué obvio en muchos otros, aunque nos hayamos acostumbrado a no verlo, forma parte de nuestra vida, todo parece indicar que hemos aceptado cocodrilo como animal de compañía,

para que un día no sea necesario lidiar con lo grande, llámale bullying o mobbing, llámale acoso, violación, asesinato.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar desde este enlace.

amar la trama más que el desenlace

 

por algún extraño motivo esta canción de Jorge Drexler se cuela en esta mañana de jueves, en la que el desayuno nos lleva a revisitar un proyecto empresarial con un resultado funesto,

por delante de la convocatoria que nos llega de fuckupnights, en su tercer aniversario de eventos de fracaso, historias de emprendedores que se anidan de alguna forma en el este resultado  tan poco deseado,

personas que vuelven a re-hacerse desde los restos de la anterior aventura, y que vuelven a dar lo mejor de sí mismas, en este ejercicio tan interesante de pensar – sentir – hacer de forma congruente que es la vida.

   así lo vimos…

y no puedo sino copiar el texto de esta canción, todo parece que la convocatoria de fuckupnigths queda para otra ocasión, 3 años de personas resucitando, 3 personas por sesión, la próxima convocatoria en este enlace,

Súbitamente así sincronizados
Dos paseantes distraídos 
Han conseguido que el reloj de arena 
De la pena pare, que se despedace 
Y así seguir el rumbo que el viento trace

 

y me pregunto cómo sería esta vida cuando nos hacemos uno con la trama, y nos liberamos de la necesidad desesperante y desesperada de que el desenlace sea como yo quiero que sea, tan cerca del objetivo mental y de lo que las expectativas dictan,

y así seguir el rumbo que el viento trace,

mientras camino por Madrid en tu compañía.

La trama y el desenlace

Camino por Madrid en tu compañía
Mi mano en tu cintura copiando a tu mano en la cintura mia
A paso lento, como bostezando
Como quien besa al barrio el hilo pisando
Como quien sabe que cuenta con la tarde entera 
Sin nada más que hacer que acariciar aceras
Y sin planearlo tu acaso como que sin querer lo bailo azul 
Te vi cambiar tu paso hasta ponerlo en fase
En la misma fase que mi propio paso
Ir y venir, seguir y guiar, dar y tener, entrar y salir de fase
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Fue un salto ínfimo, disimulado
Un mínimo cambio de ritmo apenas
Paso cambiado y dos cuerdas que resuenan 
Como un mismo número en distintos lados
O el paso exacto de los soldados
Como dos focos intermitentes
Súbitamente así sincronizados
Dos paseantes distraídos 
Han conseguido que el reloj de arena 
De la pena pare, que se despedace 
Y así seguir el rumbo que el viento trace
Ir y venir, seguir y guiar, dar y tener, entrar y salir de fase
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Por ahí como en un film de Eric Rommer
Sin esperar que algo pase
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Te vi cambiar tu paso, hasta ponerlo en fase
En la misma fase que mi propio paso
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Amar la trama más que el desenlace
Camino por Madrid en tu compañía
Autores de la canción: Jorge Abner Drexler / Jorge Abner Drexler Prada
Letra de La trama y el desenlace © Warner/Chappell Music, Inc
el púrpura es un color que surge de la mezcla del violeta y el rojo, la alegría del hacer conjunto y el miedo, un color que no exploramos en 7 emociones, pero que un día nos puede dar cancha para una nueva aventura.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, 2 alemanes, qué curioso, o 2 almas sensibles,
depende cómo lo quieras mirar,
como Jorge Drexler, como tú y yo, quién sabe qué nos une, camino por Madrid en tu compañía, ya somos 10, y así seguir el rumbo que el viento trace, que puedes descargar desde este enlace.

el des-en-Trump-etizador que lo des-en-Trump-etizare buen des-en-Trump-etizador será

 desde mi atalaya observo cómo el mundo se está en-Trump-etizando,

y me pregunto quién lo des-en-Trump-etizará,

y me acuerdo de que el des-en-Trump-etizador que lo des-en-Trump-etizare, sin ningún tipo de dudas, buen des-en-Trump-etizador será,

y no puedo evitar escribir esta frase – recordatorio en esta presentación en la que antes tenía cargados 12 monigotes, 3 filas repetidas de 4 colores, azul oscuro, granate, verde oscuro y amarillo, que han dejado una fila en medio,

en la que surgen las imágenes a la izquierda de estos curiosos animales, que tienen la cabeza, la emoción y el cuerpo al revés, seres triformados de aquella manera, incongruente, seres monstruosos y divertidos como tú y como yo,

las 3 es de el futuro emerge, en la derecha, sí, hay 3 es en la palabra EmErgE, tanto en castellano como en inglés, ese movimiento, todavía incipiente, quién sabe si un día salga de ese estado, en el que buscamos generar conversaciones nuevas,

y escribo en el centro esta frase que incluye esta curiosa palabra, Trumpetizando, en gerundio, algo que está ocurriendo con este mundo, un movimiento que estoy seguro que se da en los 5 continentes, que para eso tiene presente las 5 vocales,

¿acaso no observas ejemplos claros de Trump-etización a tu alrededor?

así lo vimos…

y abro una página nueva en la que ya hay 8 monigotes nuevos esperándome, los 4 de arriba, azul oscuro, granate, verde oscuro y amarillo, y los cuatro de abajo, violeta, azul clarito, dorado y púrpura, para continuar.

y en el ejercicio de contar contando observo cómo se desarrolla esta persona que juega un ratito, día va y día viene, observando y narrando, desde el campo de la atención en desarrollo, con la mejor intención,

sí, claro, des-en-Trump-etizadora intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado en la teoría U de Otto Scharmer, que correlaciona emociones con fundamentos del bien estar, el campo de la atención y de la  intención,

y una sociedad que se desarrolla con base en valores, en el campo social en el que tienen lugar los procesos de la “presenciación” y de la “ausenciación”.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace

50 años después se demuestra que sí se puede cambiar

un día como hoy, hace 50 años, a las 4:50 de la mañana, todos los coches de un país se paran 10 minutos, y donde antes conducían por el carril izquierdo, ahora, a las 5:00 de la mañana, conducen por el carril derecho,

ésta es la curiosa noticia que nos regala hoy la radio, este suceso que tiene lugar en Suecia, siendo Olof Palme ministro, 2017 menos 50 = 1967, mira por dónde, yo sólo tenía un añito,

y no puedo dejar de pensar la de cosas que se pueden hacer en una familia, en un pueblo, en una región, en un país, o en ámbitos superiores, cuando buscamos un acuerdo, 

y hay un interés común, y hay un bien mayor que nos inspira, como puede ser, en este caso, facilitar la comunicación de nuestro territorio con los territorios que nos rodean, Noruega, Finlandia, Dinamarca,

todo parece indicar que sí que es posible cambiar,

y pienso qué cosas han sucedido en nuestro País hace 50, hace 40, hace 30 años, hace 3 semanas, que eran necesarias y buenas en ese contexto histórico, y tal vez ahora requieren una revisión en profundidad,

tal vez ahora sea necesario parar 10 minutos, o media hora, en el arcén, para reanudar la marcha, y volver a crear comunidad.

   así lo vimos…

copio de la wikipedia un par de párrafos de la bibliografía de Olof Palme, ministro que llega a ser primer ministro de Suecia, cargo que ocupa durante la friolera de 125 meses, más de 10 años

Defendió con firmeza sus principios en diversos foros, criticando a los Estados Unidos con respecto a la guerra de Vietnam, la Unión Soviética con respecto a la ocupación de Checoslovaquia, las armas nucleares y la política del apartheid en Sudáfrica; en tanto que defendió el derecho a la autodeterminación de Palestina y la no intervención estadounidense en Cuba. Pero ante todo, lo caracterizaban su defensa del pacifismo y el universalismo.

A nivel internacional se comprometió profundamente con la problemática de los países del Tercer Mundo, así como en cuestiones sobre la democracia y el desarme. Condenó, a menudo en términos drásticos, los desmanes de dictadura tanto de derecha como de izquierda. Durante la guerra de Vietnam criticó duramente la actuación de Estados Unidos. Realizó una serie de misiones internacionales, siendo mediador de la ONU durante cierto período en la guerra entre Irán e Irak.

pienso cuál es el logo más interesante para el post de hoy, ¿una imagen de un coche parado en el arcén izquierdo en un paraje nevado?,  tal vez la imagen de la bandera española en la jura de la constitución,

ratificada en referéndum el 6 de diciembre de 1978, posteriormente sancionada por el rey Juan Carlos I el 27 de diciembre y publicada en el Boletín Oficial del Estado el 29 de diciembre del mismo año,

van a ser dentro de poco 39 años, 3 veces 13, qué numero más interesante, el año que entra ya es cuarentona,

pero me inclino por esa imagen que se titula “lo que nos une”, una imagen que ayer, quién sabe por qué,

nuestro inconsciente a veces se adelanta a nuestra acción consciente, a veces el inconsciente sabe lo que el consciente ignora, qué curioso,

pasa a ser la imagen visible de la web de “organizaciones con espíritu y corazón” y de este blog, en una demostración de que sí se puede cambiar, yo puedo cambiar, tú puedes cambiar, nosotras podemos cambiar,

qué bueno cuando por medio de ese cambio hacemos grande todo lo que nos une.

desde “organizaciones con espíritu y corazón” estamos comprometidas en el desarrollo positivo de personas y organizaciones, integrando el campo de la atención, observación que deriva en escucha y conversaciones, y nuestra mejor intención.

integramos 7 emociones, creative commons, en procesos de desarrollo de la conciencia (atención, presencia, conversación), del bien estar y del desarrollo de la creatividad individual y de la innovación en la organización.

 

 

es mejor vivir liviano de equipaje

vivimos como pensamos, o pensamos como vivimos, una reflexión preciosa de Mújica, que hace la diferencia entre la sobriedad y la austeridad, ese concepto que hemos prostituido en Occidente,

y escucho esta entrevista corta que me remite Silvia, que me lleva a pensar en las diferencias entre lo sencillo y lo simple, la complejidad y la dificultad, términos que a veces mezclo y que estoy convencido que son diferentes,

o no son exactamente coincidentes, como le pasa a Mújica con la sobriedad y la austeridad, él se considera sobrio, no austero, y en ningún caso un cartujo, tiene todo lo que quiere y necesita en su cotidiano vivir.

   así lo vimos…

y copio la conversación que tiene lugar en paralelo por skype, una mujer a un mes de una mudanza y un hombre a cada lado del hilo …

no tener cosas.. cuantas menos mejor
vida sencilla

ya no sé qué diferencia hay entre sencillez y simplicidad, complejidad y dificultad, lo tengo que revisar
¿lo metemos en el blog de oé corazón?


Sencillo: Que está formado por un solo elemento, y no compuesto de varios. Que presenta pocas dificultades o complicaciones.
simplicidad: Cualidad de simple (sin complicación).
Dificultad: situación, circunstancia u obstáculo difíciles de resolver o superar.
complejidad: Aspecto o cosa compleja.

sí, las definiciones formales las conozco, tal vez busco la sencillez en la complejidad

buff, qué difícil!!!

ya te decía yo
(cwl)
un sistema familiar es un tema complejo

sí, mucho

nuestro desarrollo personal es complejo

yo soy compleja
me gustaría ser más sencilla

la magia de la vida es hacer sencillo lo complejo
porque no lo podemos hacer simple
porque no lo es

observo la conversación de arriba, y hago un paralelismo extraño con sobriedad y austeridad, a ver si me explico; siendo prácticamente lo mismo hay una acepción en simple que no me gusta, tal vez asocio simple con tontorrón,

como le ocurre a Mújica con la austeridad, palabra que siente hemos pervertido,

simple = tontorrón,

acepción que no observo en la sencillez.

y cierro estas líneas con la imagen de este chico que llega a ser presidente de su país, una persona que vive igual antes, durante y después, un extraño ejemplo de congruencia en el pensar, en el sentir y en el hacer,

en una vida valiente acompañada por la palabra.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional sencillo, y tal vez simple, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y la teoría del color de Goethe, una ruta para hacer más sencillo nuestro complejo mundo emocional,

una ruta para el buen vivir, o para vivir un poco mejor en el día a día, depende de qué signifiquen para ti estas palabras, creative commons, que puedes descargar desde este link.

 

 

 

lo que sí aporta la comunidad LTBG en nuestra familia

ayer es el cumpleaños de Karmele, amiga de infancia, que me devuelve la llamada un cuarto de hora antes de cerrar el día, llevo una hora en la cama y me despierta el móvil, qué duro es el síndrome cenicienta algunos días,

que está como unas castañuelas, un pilón de amigos y conocidas le han felicitado el cumple, ¿habrán llegado a 200 personas?, y vamos haciendo repaso de nuestras vidas, trabajo, parejas, hijos, presencias y ausencias,

y me cuenta que Jonan, su hijo, un chaval majísimo, sensible, cariñoso, un amor de chaval, ya tiene pareja, Erik, hace una pausa Karmele, para ver si he escuchado bien, Erik, no Erika, y me cuenta lo que le ha costado aceptarlo,

sí, seguramente no me lo imagino,

y me marcho de vuelta a la cama, y me despierto con esa pregunta, ¿qué aporta la comunidad LTBG a nuestra sociedad?, y más concretamente, ¿qué aporta la comunidad LTBG en nuestra casa?,

porque es diferente cuando algo le ocurre a mi vecina, a mi mejor amiga, o cuando algo ocurre en mi propia casa, y me ocurre a mí en estricta primera persona, y me acuerdo de aquellos tiempos en los que yo era un chaval,

y en mi pueblo, Algorta, sólo había un hombre negro, y Francia era un país lejano, al que mis padres cruzaban para ver una película o comprar achicoria en Carrefour cada cuatro años, tan cerca, a escasos 150 kilómetros, y tan lejos,

aquel mundo en el que yo viajo al extranjero por primera vez con 23 años,

y observo el mundo en el que hoy viven mis hijos, que ya son modelos híbridos, mezcla de español y mexicana, un mundo mucho más mezcladito, más diverso, y espero que también más sensible, un mundo más consciente,

tal vez es ésa la gran aportación de todo lo que viene, una nueva consciencia, y una nueva sensibilidad, que se expresa cada vez más libremente, también en el terreno más íntimo, en nuestra sexualidad.

   así lo vimos…

abro el correo con la pregunta de si toca escribir de esto o toca escribir de otra cosa, y la meditación que remite diariamente la fundación Ananta me responde que sí, que es buen momento de hablar de este mundo sensible…

“La vida te requiere realmente sensible, es decir vulnerable, humilde, tolerante y flexible. Así tendrás un buen carácter, una gran sensibilidad para dar la nota que viniste a dar y acompañarte de otros instrumentos para que, entre todos, pueda resonar la sinfonía de la humanidad”.

Jorge Carvajal, “Amor, Vida y Medicina” (1995) p. 40, Anahata Ediciones, 2008. Imagen: Parque Natural de Redes, Asturias, 6 julio 2017 (cortesía de Violeta Arribas)

y pienso en este mundo de mayorías y minorías, es curioso, siento que, en contra de lo que nos cuentan y nos han inculcado, el mundo no lo mueven las mayorías, lo mueven las minorías con poder,

hasta que las mayorías consiguen la representatividad necesaria,

y siento que estos procesos, en los que lo nuevo se abre paso, poco a poco, dejar ir para dejar venir, van instaurándose progresivamente, cogiendo fuerza, haciéndose grandes, ayer perseguidos, y hoy orgullosos, ése es el camino,

hasta que son capaces de traer lo nuevo a la comunidad, ése es el verdadero sentido de la alegría, el hacer comunitario, desde una nueva comprensión, desde una sensibilidad nueva, más eco-sistémica,

desde una conciencia más integradora,

y seguramente más integral.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, en el que explicamos las 3 emociones de tierra, y las 3 emociones del desarrollo de las personas y de los grupos,

convertidos en comunidad, con la ayuda del arco iris, un puente entre el cielo y la tierra, expresión del baile entre la claridad y la oscuridad, con el Ser humano como observador, un puente re-descubierto por la comunidad LTBG.

 

atrapado en el reality (desconectado de la realidad)

por algún extraño motivo me engancho en la final de MasterChef 5, un programa que no sigo, quién sabe para qué, en una programación que todavía no lo sé, pero me va a llevar a la cama a las 2 de la madrugada, una salvajada,

pero me voy enganchando en un esquema que está concebido para eso, para enganchar la atención, en una primera prueba en la que 4 aspirantes luchan por un puesto de los dos libres en la final,

el primer puesto ya está asignado, en base a los méritos contraídos en la fase previa, Edurne, una madre tolosarra que seguro que hace unas alubias con piperrak para chuparse los dedos,

y me voy dejando enganchar en la dinámica que ahí se genera, Nathan tan pendiente y tan incondicional de Jorge, “yo contigo al fin del mundo”, Edurne, con un apoyo tan incondicional y directo a Elena, Miri, tan fresca, pendiente y enamorada de Jorge,

y observo el desaguisado que provoca Miri en cada preparación, mezclando los envasados, dejo el mío y me cojo el tuyo, y la benevolencia del jurado, como aceptando que “la chica es que es así”,

la rabia creciente hacia Miri por parte de Elena,  mientras Nathan y Jorge siguen en su particular luna de miel, Edurne a muerte con Elena, el jurado a muerte con Miri, en una dinámica que me empieza a parecer forzada, y que empieza a sonar a guión,

pero de los buenos, de los que enganchan,

y así me quedo, enganchado con la segunda prueba para acceder a la final, un menú completo de 6 platos que deben de hacer los 3 aspirantes, Elena, Miri y Nathan, 2 platos cada uno, 6 valoraciones, una por plato,

y el reloj sigue en su función, tic, tac, y va pasando el tiempo,

y la final no va a ser menos, 3 menús completos, primero, segundo y postre, 9 platos a elaborar, 3 por aspirante, 9 platos a degustar y sobre los que el jurado va a opinar, un jurado en el que se integra un Chef francés,

que casi le tira los tejos a Edurne en vivo y en directo,

¿qué vamos a hacer con su marido de toda la vida, que está ahí arriba observando, en el gallinero?, ¿cómo se lo vamos a contar?, ¿o será que él también lo está viendo?, ¿no tiene una escopeta recortada o un cuchillo a mano para hacer frente al francés?,

y sigo y sigo, hasta que la final termina, con un justo vencedor, Jorge, el amigo perfecto de Nathan, el novio perfecto de Miri, un chaval majo, sanote, sonriente, una sonrisa profidén total, de mayor yo también quiero ser así,

y hacer anuncios de pasta de dientes,

y libros de cocina sana,

y me voy a la cama, y el día siguiente me acoge a la hora que me acoge, tomo el desayuno, y pienso en escribir en caliente este post, pero hay platos que se sirven mejor fríos, y busco en internet opiniones sobre la final,

entre las que descubro ésta, que habla de la estricta programación de lo que pasa y vemos en MasterChef, y supongo que en otros realities tan de moda en nuestra televisión,

programas en los que un grupo de personas, cuidadosamente elegidas entre miles de candidatas, conviven en un espacio de tiempo y condiciones particulares, y en los que nos muestran parte de la realidad que ahí se da,

es curioso que Jorge, el ganador, haya aplicado y ha sido seleccionado fuera de plazo,

¿acaso han visto algún potencial en el chaval?,

¿o es que cocina espectacularmente bien?,

en procesos bestiales de edición, rebobino y observo cuántos comentarios en la final de MasterChef vienen de aquí y de allá, potenciando alguna imagen de lo que estamos viendo, no vaya a ser que se nos pase des-apercibida,

ay, mamasita, qué tarugos somos,

por algún motivo, que desconozco, mi pensamiento está más cerca de esa pregunta, ¿qué pastilla eliges?, realidad o ficción, de la película Matrix, o del teatro de la vida en la vida, con esa otra película magnífica, el show de Truman,

o de la serie los juegos del hambre, todo un montaje transmitido por televisión,

y tengo la certeza de que he caído en el mundo del reality,

tongo y más tongo,

y siento que a alguien le interesa tener adormecida la conciencia de esta sociedad, que la gente no despierte, que siga abstraída en la nube, no vaya a ser que conecte con la realidad de lo que está pasando,

en este juego recurrente en el que se nos da a elegir realidad o ficción, realidad o reality, y tantas y tantas personas, yo también ayer, elegimos por un motivo u otro que es mejor elegir reality, que vivir la realidad.

   así lo vimos…

Nathan, yo también quiero tener un amigo como tú,

o una novia como tú, Miri,

o un novio y un amigo como tú, Jorge,

y una mamá como tú, Edurne,

y la lista sigue y sigue,

en este mundo de ficción,

patrocinado en este caso por la primera de RTVE,

radio televisión española, la cadena de todas nosotras, que vela por el desarrollo de la cultura y los valores a nivel nacional.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos el desarrollo positivo de personas, grupos y organizaciones, desde el campo de la atención (la realidad no está ahí fuera y lejos, sino aquí cerca y dentro) y la conciencia,

porque la calidad de los resultados que obtenemos depende del nivel de conciencia desde el que operamos.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, y que entiende la emoción como el color, con un continuo vibracional ascendente.

en el azul claro del orgullo experimentamos una apertura de conciencia que nos permite desligarnos, siquiera un poco, de nuestro EGO, y conectar con nuestro Yo soy, toma de contacto necesaria para evolucionar a la comprensión,

y a la apertura de una conciencia eco-sistémica, del EGO al ECO, en la que Yo soy Tú, desde donde vamos a poder traer juntas lo nuevo,  en una evolución sana de las personas y de la comunidad.