cuando el yo soy se hace presente

le acompaño a Silvia en su primera excursión padeleando más allá del cabo de Huertas, este promontorio de tierra que separa las playas de los judíos y la palmera de las de San Juan y Campello, tan cercanas entre sí y tan diferentes, playas nudistas y playas pijis,

etapa que vamos a hacer sin vuelta, algún día iremos y volveremos,

para experimentar con el cuerpo que alguno de los límites que nos imponemos son mentales, alguien nos dijo de pequeñas tú no puedes, déjalo de mi mano, que yo lo hago mejor que tú, quietita, calladita, a mi lado, estás mejor,

no salgas, no hagas, no pruebes, no cantes, no estudies, total, ¿para qué?,

hasta que desafiamos la pregunta, como hace ayer Silvia, para fortalecer el carácter, para desarrollar la confianza en mí misma, para demostrarme una vez más que soy capaz, y de que hay nuevos territorios por explorar, en los que adentrarme sin miedo.

así lo vimos…

en el ejercicio de hacernos mayores el yo soy se va consolidando, un yo soy que Silvia experimenta en cabo de Huertas, un yo soy que tmbn me acompaña a mí, y me acuerdo de un par de etapas del camino en la que esta sensación se ha ido conformando,

y que en Huertas toma forma en un extraño ejercicio,

gracias, aita, por todo lo que me has dado, y por todo lo que no me pudiste dar, porque no lo tenías, palada de derechas, boga, gracias, ama, por todo lo que me has dado, y por todo lo que no me pudiste dar, porque no lo tenías, palada de izquierdas, boga,

mientras observo pasar el cabo de Huertas a mi izquierda, también conocida como siniestra, qué curioso, el día en el que me hago farero descubro que tmbn puedo pasear por los alrededores, no sólo pisando tierra firme,

tmbn hay agua firme, boga, bofa, sobre la que flotar.

y tú, ¿cuándo has experimentado por última vez esa sensación rara del yo soy?

Silvia, muchas gracias por acercarme a este espacio en el que mar y tierra se encuentran, en el que puedo ser jardinera y farero, en el que no tengo que elegir más entre el sol y la mar, la luz y el agua, de poder elegir me quedaría siempre con las 2.

las fotos del álbum de mi vida

hago parcialmente mía esta entrada que me llega desde BeForget, muchas gracias, Alba, según la cual Gerda Taro y Ernö Friedmann, dos fotógrafas judías exiliadas del nazismo, se conocieron y se enamoraron en París en los años 30,

y juntas se inventan la figura e historia de Robert Capa, un famoso fotógrafo estadounidense que “acababa de llegar a Europa”, para pasar a firmar a partir de entonces todas las fotos de ambas, y así aumentar las poesibilidades de éxito,

una jugada que funciona, al convertir a Robert Capa en uno de los fotógrafos más importantes del siglo XX. 
taro
si te fijas juntas se convierten en Robert, no en Frida
Parte de su fama surgió al documentar la Guerra Civil Española, que tanto Gerda como Ernö cubrieron con sus respectivas cámaras. 

En julio de 1937, Gerda está cn los republicanos en las trincheras de Brunete, cerca de Madrid. Mientras se dirige a un coche con soldados heridos, un tanque fuera de control la atropella. Según la BBC, con 27 años pasa a ser la primera fotoperiodista muerta en una guerra.

Él se quedó con el nombre, la fama y el dolor. 
«Compartían copyright y realizaban las fotografías bajo el mismo seudónimo. Tras la muerte de Gerda, muchas de las fotos fueron atribuidas injustamente a Robert», cuenta Helena Janeczek en “La chica de la leica”. 
y nos pregunta Alba en medio de su post
El otro día hablaba con una buena amiga de cómo nos influyen las miradas de los demás. 
Hay personas que nos devuelven una imagen empequeñecida de nosotros mismos. En cambio, hay otras personas que cuando te miran te ven grande. ¿Tu equipo, tus compañeros de trabajo te miran como te gustaría? ¿Y tu pareja?
 ‌
«Fotografiar con sinceridad y eficacia es ver debajo de las superficies”, Gerda Taro.
‌y me hago eco de alguna forma de este post y esta pregunta, conectada con la historia de ayer, una visión de Dalmasio que habla de un proto yo soy, de un yo soy orientado a la acción, y de un tercer yo soy, más consciente, el yo soy auto-biográfico.
y me río al pensar que llevo más de 8 años con esta auto-bio-grafía, por el gusto de seguir escribiendo, fotografías o fotogramas de una vida tomadas como se toman las fotos, aquí y allá, sin una continuidad precisa,

es lo que pasa con la vida, a veces es tan divertida y tan fluida que no te da tiempo ni siquiera para sacar la cámara, otras tan tediosa y pesada que casi prefieres no sacarla, total, para lo que va a salir,

y en eso que la vida sigue, con un poco de fotografía, con otro poco de biografía

y tú, ¿en quién delegas las fotos del álbum de tu vida?

y me anima al ver al fondo de la habitación, a mis espaldas, mi tabla de surf,

un objeto simbólico que representa la flotación contra todo pronóstico, una flotación que confirmo un día de tormenta en una travesía en medio de la mar, de Bermeo a Izaro, en tierra de mis antepasadas, una travesía en la que lo sutil se hace manifiesto,

confía, estás en buenas manos.

desde Alicante con amor

es el domingo previo al cumpleaños de Silvia, y organizamos una escapada familiar a un vivero, donde sus padres le van a regalar un par de plantas, una yuka, que dejaremos para otro día, y una buganvilla,

esta planta trepadora tan bonita, que crece con flores que se anidan con la magia del 3 y del 5, una planta que nos lleva hasta, qué causualidad, al vivero Orts, unas instalaciones que viven pared con pared con la escuela Waldorf de Alicante,

un espacio educativo, de esos alternativos que hay en nuestro territorio, que bebe de la antroposofía, y ahí no puedo evitar acordarme de nuestra vida pasada, cuando movemos la casa para que Gorka, y luego Maitane, dis-fruten de esta cosmovisión,

en la escuela libre Micael, un espacio en los que nuestras hijas son vistas como un libro que se despliega ante nuestros ojos, en vez de un cuenco por llenar, y así se les trata,

no puedo sino sentir el regalo de esa vida en la que intentamos entender nuestro impulso vital y el sentido de nuestra vida, una vida en relación con otras personas, con nuestro amigo animal, con la hermana planta, y las preciosas piedras,

muchas gracias, Gorka, por acercarme a esta forma amable de entender el mundo y los 4 reinos, muchas gracias a Silvia y sus padres, Fernando y Esperanza, por recordarme este regalo un día cualquiera, un domingo de invierno,

digamos que fue ayer, pero hoy lo recuerdo, y re-cordar, traer al sentimiento amable del corazón, es volver a vivir.

   así lo vimos…

ya de noche conecto con Gorka, que me cuenta de las noticias en su vida de estudiante, buenas nuevas, este chico que iba para fracaso escolar en primero de primaria (*), supuestamente déficit de atención e hiperactividad,

hoy cursa su último año en la universidad, y planea terminar la carrera en Japón, para hacer posteriormente, del tirón, una maestría para la que ya ha conseguido superar la barrera de un examen de inglés,

vaya, vaya, qué curiosa es la vida, y no puedo evitar acordarme de la historia del autobús, esa historia que marca la delgada raya que existe entre un fracaso escolar y una vida en la más absoluta normalidad,

para él y para su familia, si es que existe esto que he venido a denominar normalidad.

nota al cant(*):

Gorka ha repetido un solo curso en su vida, el último curso de jardín de infancia, curso en el que sus padres deciden que es mejor trasplantar a su hijo a otro ecosistema, en el que no se utilizan herbicidas contras los niños,

afortunadamente a Gorka no le tratamos con Ritalín, ni es (como ocurre con otros muchos con diagnósticos similares) ni era déficit de atención e hiperactividad, otro invento nefasto de este precioso mundo en el que hemos elegido vivir.

en este ejercicio de apreciar la causualidades, no me imagino cuántos viveros hay en Alicante, y cuántos no están al lado de esta escuela tan especial, pienso lo mismo que Silvia, un día de estos tenemos que volver a estos viveros,

para volver a por unas flores, a verlas, a olerlas, quizás hasta a comprar alguna, y para traspasar esa pared, y saludar a quien aparezca en ese otro vivero, en el que se desarrolla un eco-sistema propicio para el desarrollo de personitas pequeñas,

bebés, niñas y jóvenes, libros por desvelar o escribir, cada quien escribe poco a poco el suyo, renglón a renglón, hoja a hoja, nos lleva toda una vida, si no más, libros por escribir que no cuencos por llenar.

gracias a Gorka y unas pocas causualidades en el camino hoy estamos desarrollando entornos de confianza, un proyecto transversal que fomenta el cariño, el cuidado, y el buen vivir como base de la relación.
y tú, ¿te sientes a gusto escribiendo el libro de tu vida?

si existe el árbol es porque un día hubo una raíz, si existe la raíz un día hubo una semilla, y no está de más honrar esa humilde semilla, símbolo de la magia de la vida y la TRANSformación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace,

y que explicamos de la mano del campo de la atención y del mal trato, mal trato del que podemos hacernos conscientes, para TRANSformarlo progresivamente, lo que hoy es mal trato mañana puede ser bien distinto, claro que sí.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.
porque un día imaginamos ecosistemas en los que el ser humano puede florecer, desde su desarrollo profesional, ya sea en el ámbito social, en el cole o en el corporativo, hoy compartimos entornos de confianza.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre cuidándonos, jugando y riendo, aprehendiendo y caminando,

feliz 2021 y buen camino.

una navidad de 10

me llega esta imagen en un grupo de wsp y no puedo evitar reírme, con esta frase que hace un uso curioso el término sin problemas, se pueden reunir sin problemas, o 10 personas sin problemas,

y miro adelante a estas navidades, en las que no llego a vislumbrar el número 5, el 7 y el 8 por el medio, qué lejos me queda el 10, y qué lejos, al menos en el día de hoy, esta vida sin problemas.

   así lo vimos…

proyectamos cuando estamos en grupo lo que somos y dónde estamos a nivel personal, tal vez por eso nos interesa tanto ese movimiento personal, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, ¿dónde está mi motivación y mis ilusiones?

y tú, ¿te imaginas una navidad de 10?

y observo qué me dice la meditación de cada día, y qué correlación tiene con mi día de hoy, qué curiosa esta carta que me va a conectar con mis pasiones, mejor elimino mi interpretación de qué significa para mí,

activo la pasión que hay en mí, me comprometo con ella, pues me ayuda a vivir con más implicación y presencia, gracias.

Oraciones, Marta Salvat, carta164

y me acuerdo de un movimiento que se da hace años, de la mano de Mario e Irene, cuando llego a una comprensión profunda de cómo cambia mi vida cuando yo cambio, y hago 3 movimientos relacionados con mis creencias, mis pasiones y mis valores,

a ver cómo vivo hoy esta carta.

en este ejercicio de todos los días en los que voy asociando este monigote o este otro con este color, hoy toca el violeta, que tiene un sentido muy particular en 7 emociones, la alegría del hacer conjunto,

una alegría en la que tmbn habita el así no, una energía que habla de des-encuentro en el desarrollo personal relacionado con la vida comunitaria, ojalá sea capaz de habitar esa sensación de hoy, la alegría estropeada, es lo que toca,

hace ya tiempo que he decidido habitar cada momento, e intentar ponerle su nombre, y una cara y palabras que sean congruentes entre sí, ya no es tiempo de hacernos trampas al solitario y hacer grande la incongruencia,

y miro hacia adelante, hacia estas navidades, una época tan compleja para muchas personas durante los años normales, en las que nos encontramos con papá y madre, o con su ausencia, con nuestras hermanas y cuñados, o su ausencia, tanto da,

con espejos que nos devuelven a veces de forma obscena lo que nos falta por aceptar y trabajar a nivel personal, no quiero ni pensar en la que se nos avecina en este año espectacularmente anormal.

porque un día imaginamos ecosistemas en los que el ser humano puede florecer, desde su desarrollo profesional, ya sea en el ámbito social, en el cole o en el corporativo, hoy compartimos entornos de confianza.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

supermaSomenoS casi se muere hace 7 años en la media MAD

haciendo un poco de orden en un armario, un ejercicio nunca suficientemente bien ponderado, todas deberíamos hacer orden más a menudo, porque así está nuestro mundo exterior así está nuestro mundo interior,

y generalmente es más fácil hacer orden en el mundo de las cosas,

me encuentro con uno de esos cachibaches que tienen una lectura profunda en mi vida, una cartera que me dan en la media maratón de MADrid hace 7 años, porque yo nunca he estado más en forma que hace 7 años,

una prueba en la que supermaSomenoS se acerca con la actitud de Superman, el pobre hombre realmente estaba des-esperado, sin mayor esperanza en el futuro próximo, veía la que se le venía encima,

a supermaSomenoS también lo divorciaron al de poquito,

esa prueba en la que supermaSomenoS escucha una voz, la incorrecta, y toma una actitud, la incorrecta, y trata de ser otra cosa que no es él, y se lanza a correr como un poseso,

una prueba en la que va a tener un mareo del carajo, menos mal que no estaba volando a 2000 metros de altura, estaba corriendo, a ras del suelo, la maratón de MADrid,

un evento del que guardo este recuerdo, que aparece en el ejercicio de hacer orden en un armario, sí, re-conozco que es mentira, es muy difícil hacer orden en un armario, cuando te pones siempre acabas re-ordenado dos o 3,

una cartera que me ayuda a re-cordar, traer al corazón, ese instante de mi vida pasada, hace 7 años, en el que estoy corriendo como un poseso para no mirar lo que ocurre a mi alrededor, en mi casa, con mi pareja, en mi trabajo, con mis proyectos,

una cartera que abro, llena de electrodos, un recuerdo de cómo acabamos cuando negamos la realidad, cuando nos excedemos en nuestras capacidades, cuando corremos una carrera que no es la nuestra,

una cartera que voy a utilizar, en este ejercicio semi-periódico e intermiente de hacer un poco de orden a mi alrededor, ahora sí, ahora no, para guardar cachivaches del camino, tal vez me sirve, sí, para guardar tarjetas de visita,

para acordarme dentro de 7 años de todos esos sitios por los que pasé, ahora ya más atento, menos des-esperado, la esperanza ha vuelto a mi vida cuando he contactado con lo que soy, y con la atención de lo que ocurre a mi alrededor

y en mi interior.

   así lo vimos…

si quieres leer de otra forma este episodio de supermaSomenoS, tienes que viajar al principio de este espacio, a dos entradas que cuentan, de aquella manera, lo que sucedió en la media maratón de MADrid, aquel desmayo monumental,

y que aprovecho para contar un cuento, no hay mejor forma de vender un proyecto o una ilusión que contar un buen cuento, si es posible que sea personal y verdadero,  las pyme sucumben en la media maratón de la RSC,

y de lo que va a pasar dos semanas más tarde, en la maratón completa MAD MAD MAD, en otra entrada titulada, hay que ver qué títulos más extraños, «éxito de las pymes en la respetuosa maratón de la vida»

en este ejercicio de hacer orden en los armarios y en el ordenador, y de echar una mirada hacia atrás, me encuentro buscando en slideshare, hay cosas que encuentro ahí y me es imposible encontrar en mi equipo, 7 años después,

esta presentación en la que utilizo la historia de la media maratón, y de la maratón completa, para presentar el programa RS PYMES con Mar Aguilera, de fundación Alares, cuídate mucho, Mar,

con la ayuda de supermasSomenoS, encarnado en la figura de ficción Jack Sparrow, ese pirata loco que tanto me gusta, qué le voy a hacer si no lo puedo ni lo quiero evitar, sí, yo de mayor también quiero ser como él.

en este ejercicio de re-capitulación observo que de las 33 presentaciones que he subido a slideshare, la primera, hace 5 años, está relacionada con este recuerdo, y con esta presentación, que ocurre hace 7 años,

y la última, porque la vida continúa cuando supermaSomenoS no se muere, el tran tran del tres y los fuegos artificiales, hay que ver qué titulos más raritos, relacionada con el último proyecto en curso, el futuro emerge, la he subido ayer.

el azul clarito, el color que abre las puertas al liderazgo colaborativo, gracias a la emoción del orgullo humilde, el orgullo sano, enmarca hoy el bolsito de los electrodos, sí, no puedo dejar de sentirme orgulloso de este episodio,

una vez que he conseguido asimilar que hoy soy lo que soy también por mis errores, y que, me ponga como me ponga, en el corto plazo no vemos un carajo, yo tenía que pasar por ahí.

si hoy me preguntan qué cambiaría en mi vida para que mejorase un muchito, yo cambiaría mi campo de atención, que me permite escuchar y conversar de otra forma con todas las personas a mi alrededor,

por eso estoy tan contento, al ver cómo está emergiendo el programa de las 3 escuchas, y el 3ple camino de desarrollo personal, de los grupos y las organizaciones, por medio del proyecto y la app «escuchar es amar».

por cierto,¿tú te escuchas?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

¿cómo has cambiado tu vida estos últimos 7 años?

entro en Pasajes y ese barco de Carboneras que me acompaña en el coche se resbala en una curva minúscula, antes de aparcar, hay causualidades difíciles de pasar por alto,

y me pregunto por qué no acompaño esta miniatura de destino (el cabo de Gata) con otra que represente mi origen (el País Vasco, tierra de aita y ama y de mis ancestros),

quién sabe cómo entro en una sensación de orgullo y de pertenencia, yo soy de aquí, qué bonito volver a mi segunda casa, al pueblo de mi segundo nacimiento, Pasai Donibane, Aupa San Juan, y me lanzo a tomar fotos,

qué curioso, el móvil está sin batería, literalmente a cero, todavía no son las 12 de la mañana, mediodía, esta noche no lo he dejado a cargar,

sí o sí voy a tener que entrar en algún sitio a cargar un par de rayas del teléfono, al menos si quiero tomar unas pocas fotos de esta mañana tan bonita que acompaña un estado emocional precioso, el espíritu abierto 7 años después,

soy un bebé que transita al estado del niño,

y entro en una cafetería, donde encuentro una camiseta a rayas azules, firmada por los jugadores de la real sociedad, donde pido un pastel vasco, con su ikurriña y todo, sobre un plato azul, aquí en Donosti casi todo es azul, y me siento al sol,

en esta terraza de la cafetería Irune, qué nombre más bonito, el nombre de esta chica, enfermera de profesión, que atiende a ama en el proceso de convalecencia de una peritonitis que casi le lleva al otro barrio,

otro amor platónico más de este chaval de 18 años que tiene una división interna brutal con la mujer, por una parte me gusta más que a un tonto una tiza, por otro le tengo un miedo y una reserva casi ancestral, le temo más que a un nublado,

qué difícil de explicar, ¿será que ya sé lo que me va a pasar en mi vida de pareja, una vida parecida a la de mis padres, una historia de amor y des-encuentro total, una historia de abandono y pérdida tan difícil de llevar?,

y en eso estoy, de paseíto, observando signos del camino recorrido hace 7 años, en los 3 días previos a acercarme de visita a casa de mi madre, donde le doy la noticia de que María me ha divorciado,

observando similitudes y contrastes del antes y del ahora,

y observando observando veo un camino de Santiago que va hacia la derecha, hacia la izquierda, en ambos casos a pie, hacia adelante, en bote, veo el número 5 en la puerta de la hospitalería de Pasaia, el 5 del Ser humano, a 825 km de Santiago,

creo que un día no muy lejano voy a empezar este camino, el camino de las personas normales, que diría Coelho, por la costa, cerquita del mar, desde aquí, desde el sitio en el que vuelvo a nacer hace 7 años, un nacimiento a una nueva vida,

y veo ese barco encarcelado en el puerto, así vivió mi padre en una profesión que no era para él, mi padre disfrutaba con la madera y la familia, no con la distancia y el metal, cómo nos podemos llegar a equivocar en esto de la profesión,

de la misma forma que observo a esa mujer, enarbolando un remo, tela marinera, mejor nos tomamos un par de chiquitos más antes de entrar en casa, en la república independiente de Bermeo, territorio comanche, y también aquí, territorio azul,

y ese deporte, las traineras, en la taberna San Miguel, que es originario de hombres pero que aquí practica también la mujer, una forma de vida, la caza de la ballena, a ver quién llega antes a la venta con la caza, ése es el que mejor va a vender,

que se convierte en deporte competitivo, o colaborativo, todo depende desde dónde lo mires, desde la orilla, desde la otra embarcación, o desde dentro, porque esto no va a funcionar si no remamos todos a una,

algo que este pueblo, tan rudo y tan honesto, ha apreHendido, sí o sí, a hacer.

   así lo vimos…

 

 

y me preparo para este taller, a punto de empezar, 7 emociones, en el que algo vamos a hablar de responsabilidad emocional, un camino de desarrollo personal en el que algo tiene que ver mi emoción, y la capacidad de observar,

lo que ocurre a mi alrededor, lo que ocurre dentro, que hace ya mucho tiempo que dejamos de crear en las casualidades del camino, y lo que hago con todo ello, algún día llegaremos a la comprensión de que toda mi vida es un tema de responsabilidad,

de mi absoluta responsabilidad.

el título que encabeza estas líneas no es «¿cómo ha cambiado tu vida estos últimos 7 años?» , sino ¿cómo has cambiado tu vida estos últimos 7 años?, estamos hablando de responsabilidad, un matiz que hace toda la diferencia.

observo cómo giran estas líneas, creía estar escribiendo de otras cosas, pero en realidad un tema aparece, desde el azul clarito del orgullo sano, yo soy de aquí, pasando por el azul oscuro de la comprensión, azul profundo como la mar,

para llegar al violeta de esta trainera y a la alegría,

sí, las traineras, y la energía y la emoción de hacer juntas, hombres y mujeres, para traer lo nuevo, sea lo que tenga que ser, desde nuestra mejor intención, unas líneas que hablan, a su forma, de las 3 puertas que todas nosotras podemos cruzar,

en el desarrollo personal y de los grupos en los que participamos, convertidos en nueva comunidad.

el 2018 se abre con un proyecto nuevo, un proyecto que se inicia con una pregunta, para ti, ¿qué es amar?, una pregunta que te animamos a responder, un proyecto para el desarrollo de un nuevo liderazgo, el liderazgo colaborativo,

ojalá nos veamos pronto en la trainera, hombro con hombro.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos, qué bonita palabra, desde este enlace.

 

la línea del tiempo (4 años de voluntario)

termino una reunión en la escuela de la fundación Gil Gayarre, un centro especializado en capacidades especiales, una reunión con 6 personas implicadas en diferentes etapas y especialidades de la vida en el centro,

que disfrutan con la presentación de 7 emociones, una presentación tan diferente, y me despido con una sonrisa en el alma y 2 regalos en el macuto,

estoy de tan buen humor que voy a aprovechar para hacer un recado, un pendiente, camino de casa, aprovechando el día de sol, voy a comprar en Carralero unos papeles de colores con cola,

antiguamente post-its, ahora les han copiado, y se llaman paper-it,

un recado que mi sub-consciente aprovecha para ponerme de frente con el Starbucks en el que me reúno hace 4 años con Juanan Esteban, reunión que tiene como resultado un año de voluntariado en Prepárate,

una feria para apoyar a personas en des-empleo y con necesidades de orientación laboral (emprendimiento incluido), y me acuerdo de aquella reunión, son justo 4 años que nos reunimos aquí, qué curioso, estoy de cumpleaños,

y no puedo pensar cuán parecida y cuán diferente es mi vida hoy y mi vida hace cuatro años, qué parecida en algunos aspectos, y qué diferente es en otros, y no puedo evitar llamarle a Silvia, para compartir con ella el momento,

y mi día se tiñe de celebración, no voy a poder evitar hacer una línea del tiempo antes de acostarme, para visualizar qué hitos ocurren en el camino, una línea que empieza en el 2011 y se prolonga hasta el 2018,

y visualizo este cuarto cumpleaños de voluntario, un proceso en el que descubro la magia de dar, se acabó prepárate, un movimiento sin continuidad, yo habría seguido vinculado, ése era mi impulso, qué pena,

y ahora soy voluntario de dos causas nuevas,

7 emociones (una educación emocional de padres y estudiantes), ese proyecto que surge de quién sabe dónde, qué curioso, y que ilumina mi día a día a la fecha, una presentación en un cole este mes, una reunión en una AMPA, qué bonito,

y el futuro emerge, un think tank de la inteligencia del corazón, y de la energía de la colaboración, que bien puede ser en un futuro próximo un movimiento de continuidad, todo va a depender de las fuerzas que confluyan en el camino,

y siento que todo es igual, y todo es diferente, y agradezco a la vida estos 4 años de camino.

   así lo vimos…

cuando haces el ejercicio de la línea del tiempo puedes pararte a evaluar varios aspectos del camino, tan necesarios todos, y tan diferentes entre sí,

  • cómo está mi cuenta bancaria y mi balance anual de gastos e ingresos,
  • cómo de entretenido es mi día, qué tipo de actividades hago y cuánto disfruto, son actividades nuevas o son actividades viejas,
  • qué tiempo de calidad dedico a mis ideales, esos proyectos que me dan la vida, con los que vibro, que están en relación con ese mundo que aspiro a construir para la siguiente generación,

puedes considerar un ciclo de 3 años, de 4, de 5, de 7, o periodos más largos de tiempo, puedes ver tu vida desde el nacimiento,

también puedes ponerle a cada año o cada periodo un nombre,

puedes pintar de colores el tiempo, de qué colores pintarías 7 emociones, de qué colores pintarías prepárate, de qué colores es la reunión en Starbucks, de qué color es el segundo Ulab (laboratorio de la teoría U),

qué forma tienen, qué olor, qué textura, podemos volver a hacer esculturas,

nunca es tarde para abrir el proceso de representación artística de nuestra vida, pensamiento que se hace realidad en la mesa de mi escritorio, con unas ceras Stockmar, unos lapiceros Lyra y unas acuarelas Schmincke,

va a ser que sí, el color vuelve progresivamente a mi vida.

¿para qué sirve la arquitectura?

plano1

yo de jovencito quería ser arquitecto, sin embargo mi madre quería ser ingeniera, como mi padre, que en realidad era maquinista naval, tan es así que cuando nos encontrábamos con una amiga suya, yo tendría por aquel entonces 5, 6, 7 años,

le decía, «mi hijo quiere ser ingeniero y jugador del Athletic», esa sí que era mi pasión, la segunda, a pesar de ser por aquel entonces extremadamente malo con el balón en los pies, yo quería ser jugador del Athletic, claro que sí,

y la vida me da el regalo hoy de poder colaborar con un trío de arquitectos, en procesos de tasación de inmuebles, un proceso que requiere a veces de un plano, el titular de la vivienda lo ha perdido,

un proceso en el que se toman los datos a mano alzada y se pasan luego a autocad, ya no hace falta el papel cebolla y los rotring, qué maravilla, y en eso estoy, en una colaboración que deja momentos maravillosos,

alguna que otras risas compartidas, como esa conversación en la que discuten si los arquitectos son más de letras o de ciencias, y en la que se olvidan que fundamentalmente la arquitectura está relacionada con el arte,

un arte que tiene un fin social, ya que el arte de la arquitectura no tiene tanto que ver con amontonar gente en un espacio reducido para el mayor beneficio del promotor, y del propietario del suelo,

¿a quién se le ocurrió un día que el suelo podía ser propiedad del hombre?,

y del ayuntamiento, y de los amigos de tal o cual persona, que da los permisos,

el fin social de la arquitectura tiene todo que ver con crear espacios para la convivencia entre los diferentes grupos que componen una sociedad, al fin, unos años tarde, como que unos 33, por fin lo he entendido,

yo soy ingeniero ya que mi madre quería ser ingeniera y yo era muuuuuuy malo con el balón, aúpa, Ahtletic, y porque ser ingeniero es mucho más fácil que jugar en un equipo de primera división, qué curioso,

y de vez en cuando me aproximo, sin tocarla ni un poquito, a esa profesión que pone  a los seres humanos en relación desde la concepción de los espacios intermedios, eso es entender los huecos, y me doy cuenta de que yo también soy arquitecto… por fin.

planosss   así lo vimos…

sigo haciendo planos de casas, cubículos más bien apretados, para el uso familiar, y pienso la de planos que puedo llegar a hacer sin tocar ese objetivo último de la arquitectura, el arte del ser humano en relación,

en el ágora o en campo de fútbol mejor que en la etxea.


y me acuerdo de Alicia, esa profesora tan maja, ese regalo en mi vida, que me pone un 13 en un ejercicio que hacemos en segundo de BUP, en aquellos dibujos con 3 puntos de fuga que me gustaban tanto,

ahora entiendo por qué,

3 puntos de fuga, 13 = 10 + 3,

y pienso en las capacidades innatas que tenemos, y cómo nos crecemos cuando nos desarrollamos en esa actividad que nos gusta, en la que el tiempo deja de existir y nos dejamos fluir,

no lo sabía hasta ahora, pero realmente hoy estoy hablando del orgullo, desde el cariño a esa profesora que me regala 3 puntos en un ejercicio de re-conocimiento precioso, 3 puntos de regalo por encima del 10,

gracias, Alicia, por existir en mi vida, te quiero un buen.

hoy el orgullo, esa emoción tan importante en el esquema de 7emociones, va por ti.

puedes descargarte el libro en este link.

aquellas noches de la cagaste

mikelbilbaogarayenfuckupnightshace ya unos meses que estoy pensando participar en un evento que me llama la atención, Fuckup nights, en Madrid, y compartir mi experiencia de fracaso en el desarrollo de NAVEGA,

esa experiencia que da al traste con mi economía familiar, y posteriormente con mi matrimonio, y que me tiene hoy a 10.000 kilómetros de distancia de mis hijos, un palmo en un mapa mundi,

y en eso he andado, en la pregunta de si es bueno o si es malo remover el pasado, y hablar de los desastres de mi vida,

¿es bueno?, ¿me va a aportar algo a mí?, ¿no vuelvo a hacer más grande el NO de mi vida?, ¿es necesario?

¿es bueno para alguien?, ¿le va a aportar algo?,

para volver otra vez a esa energía del yo-yo, yo, mi, me, conmigo,

¿para qué remuevo la caca?,

por algún motivo, que no llego a entender con profundidad, me ofrezco a principios de diciembre a los organizadores, que me invitan en Enero a participar, a última hora, por lo visto tienen 2 ponentes agendados y les falta uno,

y simplemente acepto, sin pensármelo mucho,

veo las presentaciones de los otros dos y me lleno de envidia, pero de la mala, ellos son fracasadores – triunfadores, jo, ¿y qué hago yo aquí?, pero no me entra el desasosiego, preparo la documentación, y mi presentación,

que, no voy a negarlo, me gusta, en la que reconozco mi fracaso como emprendedor en el mundo de las tecnologías de la información, qué pena que no supe vender en un sector que no era el mío, estuve a punto, casi es un sí,

y en la que trazo un puente a mi proyecto de vida actual, y en el proceso de preparar la presentación, 24 páginas en powerpoint, rememoro éxistos y fracasos, y muuuuchos intentos, muuuuuchas posibilidades, muuuuuchas puertas tocadas,

en un intento que me lleva todo un septenio,

24 páginas, me han pedido sólo 10, que ahora lo tengo claro, sí que voy a pasar, sólo tengo 10 minutos, 24 páginas que  se van a convertir en una pregunta, para abrir una conversación de 8 – 12 minutos,

en la que posiblemente pueda transmitir, 2 o 3 ideas / claves de mi fracaso profesional, que me llevan en mi actual desempeño, y en los proyectos en los que me meto, a tomar decisiones y caminos distintos, creo que de eso se trata,

porque nunca acabamos de caminar, y hoy entiendo, más que nunca, la vida como camino de apreHendizaje y TRANSformación.

fuckupmon   así lo vimos…

mi inglés no es muy lúcido, por eso trabajo en el mercado local, Chile como local extendido lejano y futurible, mejor México, e intento traducir Fuck up nights del inglés, ya sé que está mal, como «aquellas noches de la cagaste», Burt Lancaster,

y aunque todavía me da algo de yuyu recordar aquellas noches y miedos de «la cagaste», siento que para estar donde hoy estoy he tenido que pasar por donde he pasado, así es la vida, y la ley del camino,.

la crisis del 2 (y la pista americana)

pistaamericana salimos a pasear el domingo por la mañana, después de disfrutar el sábado en el mercadillo del cole, por ese pinar que tengo delante de casa, la dehesa de Navalcarbón, y nos encontramos con Jose Valle y Alicia,

de paseo matutino con siesta, y nos animamos a compartir paseo,

un rato al sol de noviembre con una sensación térmica y anímica de primavera, nada que ver con el invierno que se avecina, hay que aprovechar, y un rato en el que compartimos un cacho de nuestra vida, y circunstancias varias,

entre las que no son poca cosa los 55 tacos de Jose, hoy cumple años, y las noticias relacionadas con los enanos, Jose hijo ha empezado a estudiar ingerniería de la energía, un mix de la antigua ingeniería de minas y la igeniería industrial energética,

y acaba de pasar la primera crisis del 2, y les pregunto qué es eso,

y resulta que es esa crisis que se despierta en el joven, bien preparado, que va sacando pecho por la vida, cuando le cascan el primer suspenso sonrojante de la carrera, no es un 4,8, no, es un dos,

y todo su mundo queda patas arriba, 4 días para asimilarlo, otros 3 para decidir dejar la carrera, con el soniquete de fondo de «yo no soy, yo no valgo», y otros tantos para recomponer la figura, y pensar que inicia una nueva etapa en la vida,

la pista americana,

Jose padre ha estudiado ingeniería, como yo, Alicia medicina, Silvia administración de empresas, sabemos un poco de la pista americana en la que acaba de entrar Jose hijo, se va a aburrir de recibir golpes, no todos ellos con un sentido formativo,

y en la conversación trasluce un cierto orgullo de padres que valoran lo duro del camino y el sacrificio, parece que hemos aceptado que esto tiene que ser duro, y que está bien que así sea,

y hablamos también de la valoración de las personas en el trabajo, parece que es natural trabajar los puntos débiles, para elevar las dis-capacidades, en vez de identificar las altas capacidades, y re-alzarlas,

en un proceso que nos conecta con el individuo (intentamos que cada individuo tenga todas las capacidades) en vez de con el grupo (personas complementarias que juntas tienes todas las capacidades que necesitamos),

una dinámica que nos lleva al individualismo, al desarrollo personal contra el otro desarrollo personal y a la competición, en vez de a la cooperación y al trabajo armónico dentro del grupo.

terminamos el paseo, en este 55 cumpleaños de Jose, qué bueno coincidir hoy también, de celebración, y nos quedamos con ese regusto que deja el ver cómo nuestro sistema educativo no desarrolla, una generación después,

ayer fuimos nosotros, hoy nuestras hijas,

nuevos hábitos,

y un enfoque en el que la crisis del 2 no sea necesaria.

pistaamericanamon   así lo vimos…

y me acuerdo de ese sexto año de carrera, qué bueno que ahora las carreras son de 4 años, en el que compatibilizo el curso, con un posgrado de un carro de horas, creo que 1400, aunque las cuentas no me salen, con el aprendizaje de alemán,

con el proyecto de fin de carrera y el proyecto del posgrado,

sí, creo que más que a un ingeniero educaron a una bestia de carga, una mula hábil para esquivar empalizadas electrificadas, disparos a ráfagas, muros y trincheras, el viejo concepto de la pista americana.

y quién sabe por qué mi mente viaja a esa exquisita película, en la que kung fu panda tiene que desarrollar las capacidades para cumplir la profecía, porque él es el guerrero del dragón,

un nuevo camino de maestría  empieza siempre por un paso.

pasamos de no tener ni idea a saber un poco.

la pregunta que despierta es cuánto sacrificio y calamidades hacen falta pasar.