la soberbia y el orgullo, el Titanic y Neptuno, lo que se ve y lo que no se ve

en un paseo reciente, allá cerca del mar, un par de personas, un local y una turista, se acercan hasta el punte de Portugalete, el puente más elegante, ahora también conocido como puente Vizcaya, obra de Eiffel, el de la torre de París,

y como les sobra un cuarto de hora, van a acercarse al muelle de Churruca, desde donde se divisa el mar, el club naútico, la playa de Ereaga y el superpuerto de Bilbao mediante,

y no puedo sino sorprenderme de la escultura del muelle, no hay como acercarse con una turista a tu pueblo, y ver los viejos escondites con ojos nuevos, y leer por primera vez esa explicación que los ayuntamientos ponen al servicio de los turistas,

y de los locales que les acompañan en el proceso de enseñar la cosa, para asombro del mundo, porque no deja de asombrar este texto que habla del pueblo de Bilbao luchando contra y ganando al dios Neptuno, el dios del mar,

 

que se va a tener que sumergir y esconder más allá de la escollera que les separa, una escollera que el pueblo de mis ancestros muestra con orgullo, y no puedo dejar de mirar estos pocos metros,

que separan nuestra estupidez, tan grande, o tan pequeñita, depende de con qué la compares, de la atronadora inmensidad del mar, los días en el que el dios Neptuno truena, y en los que no también, si te paras a escuchar en la lejanía,

en este ejercicio tan divertido de observar, observar, observar.

   así lo vimos…

el orgullo, característica positiva donde las haya, qué bueno cuando estamos orgullosos de nuestro comportamiento, y quizás de algún que otro resultado del camino, es una de las 7 emociones fundamentales,

la que más me gusta a mí personalmente, la primera de las 3 puertas del desarrollo personal y de los grupos, la puerta que separa el EGO del Yo soy sano, un orgullo humilde que dice “yo soy la pera limonera”,

pero que está muy lejos de la soberbia, y muy cerca de la humildad, una humildad que no observo en esta estatua del dios de los bilbainos que humilla a Poseidón, con su trinche y su corona de vuelta a su recóndito refugio en la mar.

y quién sabe por qué me acuerdo de Titanic, el barco, no la película, y de esa frase que nos sirve para diferenciar el orgullo de la soberbia, una frase que tal vez ya conoces, este barco ni el dios Neptuno lo podrá hundir, ¿verdad que no?

no puedo sino disentir de la definición de soberbia de la wikipedia, según la cual soberbia y orgullo son sinónimos, qué desastre, madre mía, y antónimos de la humildad, se me hunden las 7 emociones,

como en un día no tan lejano se hunde el Titanic, ese barco que ni el dios Neptuno puede hundir, glu glu glú.

La soberbia (del latín superbia) u orgullo (del francés orgueil) es un sentimiento de valoración de uno mismo por encima de los demás.

Otros sinónimos son: altivezaltaneríaarroganciavanidad etc. Como antónimos pueden citarse los siguientes: humildadmodestia, sencillez, etc. El principal matiz que las distingue está en que el orgullo es disimulable, e incluso apreciado, cuando surge de causas nobles o virtudes, mientras que a la soberbia se la concreta con el deseo de ser preferido por otros, basándose en la satisfacción de la propia vanidad, del yo o ego.

el azul clarito representa en 7 emociones la energía del orgullo, orgullo sano, orgullo humilde, un orgullo que no vas a encontrar en la wiki, ni en muelle alguno, Neptuno hundido, derrotado como está por los pobrecitos humanos, tan pezqueñitos,

ojalá que encontremos esa energía tan bonita, tan buena, tan necesaria en el fondo o en algún recóndito lugar, una cueva chiquitita, de nuestro ser.

y a todo esto, hablando como estamos de la soberbia del Titanic, viajes marinos e icebergs,

el modelo del iceberg de la realidad actual (del ego al eco, teoría U, Otto Scharmer) sugiere que por debajo del nivel visible de eventos y crisis, existen estructuras subyacentes, paradigmas y fuentes de su creación,

un modelo que diferencia entre lo que se ve y lo que no se ve, y tal y tal,

aunque es bien sabido que un iceberg es una gran masa de hielo flotante desprendido de un glaciar o una banquisa, que sobresale en parte de la superficie del mar, en un fenómeno independiente del calentamiento global y de la navegación por mar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

el pensamiento mágico, la frustración y el fracaso

disfrutando como estamos de una colección de videos de Pilar Sordo, psicóloga chilena que ha realizado una serie de investigaciones y publicaciones en América latina referentes a la felicidad, la educación, las diferencias de género,

me acuesto charlando con Silvia del pensamiento mágico femenino, ese pensamiento que a veces nos lleva a la frustración y a la des-esperanza, porque el pensamiento mágico tiene mucho de eso, como la definición implica, de magia,

somos capaces de pensarlo, por lo que casi es cierto, y todo lo que no cubra la expectativa de nuestra imaginación, que por supuesto es capaz de hacer que la cosa sea perfecta, es un fiasco, un auténtico fiasco,

y es bastante normal que la realidad fracase ante esa imagen preciosa que nuestra imaginación ha diseñado, una imagen que no sé por qué asimilo al caballero combatiendo y venciendo al dragón, para salvar a la damisela en apuros,

sí, hasta Pilar Sordo lo cuenta, el pensamiento mágico es un pensamiento fundamentalmente femenino, más propio del ánima, o alma femenina, que del ánimus, o alma masculina,

que desarrollan mujeres y hombres, qué bueno cuando empezamos a entender que mujer no es lo mismo que femenino, y que hombre o varón no es lo mismo que masculino,

es por eso que puedo escucharle a Silvia, y reconocerme en sus palabras, está dándose cuenta de que la vida es perfecta en sus imperfecciones, y que está bien que no todo esté bien, qué bueno, que así es la vida,

y que podemos ser felices en una vida imperfecta, hoy nos pasa esto, mañana nos duele aquello, tal vez nos falta un poquito de esto y nos sobra un poco de aquella cosa que no vamos a contar en público, así es la vida,

y que podemos, a pesar de toda la imperfección que nuestro sueño no cumplido alberga, seguir disfrutando, y celebrando, y ofreciéndonos, y aportando, tú le puedes seguir a esta lista de verbos que habla de lo que nosotras,

desde nuestra conciencia en desarrollo, y desde nuestra voluntad, compromiso y responsabilidad personal, decidimos hacer, decidimos empezar, decidimos seguir haciendo,

y no puedo sino agradecer haberme topado con Pilar Sordo, esta divertidísima psicóloga chilena que abre en nuestra conversación y en nuestra vida una ventana para airear la frustración y el fracaso,

esos compañeros de viaje que a veces nos vienen a sacudir, de la mano de nuestro pensamiento mágico.

   así lo vimos…

escucho la reflexión de Silvia desde esta noticia que nos acaba llegar a la asociación historias que TRANSforman desde la fundación BBK, que nos cuenta que el proyecto 7 emociones (del mal trato al buen trato en el cole) no ha sido seleccionado,

una noticia que a veces recibimos como un jarro de agua fría, depende de las expectativas que hayas puesto en la balanza del sí se puede, que a veces se vence demasiado en el fiel, y llega a marcar seguro que lo conseguimos,

y que a veces nos lleva, cuando el pensamiento mágico descarga todo su peso, al pensamiento contrario, ya ves, nunca lo vamos a conseguir, y me pregunto cómo sería esta vida sin pensamiento mágico,

y un par de preguntas que pueden acompañar el proceso, del tipo,

  1. ¿es la única posibilidad de llevar a cabo esta iniciativa?
  2. ¿se puede reformular el proyecto en otro entorno, en otro territorio?
  3. ¿necesitamos realmente esta ayuda económica para ofrecerlo al público objetivo?
  4. ¿qué claves pueden faltar al proyecto para que sea de interés para la sociedad en su conjunto?
  5. ¿podemos empezar con una experiencia piloto, más pequeña, para posteriormente escalarlo?
  6. ¿realmente queremos hacerlo, independientemente del tiempo y de la financiación o apoyo de terceros?
  7. ¿ganamos o perdemos libertad con el impulso de terceros?

y donde inicialmente hay un no, que responde a nuestro pensamiento mágico, esa imagen del caballero que me salva del dragón, pobrecita de mí, damisela incapaz y compungida,

hay que ver cuánto mal han hecho las novelas de caballería y las películas de Disney en nuestra sociedad,  una sensación de frustración y de des-ánimo da paso a una actitud más abierta, así es la vida,

abrimos puertas nuevas, aireamos el castillo, sacudimos el sueño del dragón, que fundamentalmente habita en nuestra imaginación, eso sí que es pensamiento mágico, y afilamos nuestra varita mágica,

esa varita con la que dibujamos correos nuevos, nuevas presentaciones, nuevos posts, y rehacemos una lista de tareas pendientes, ahora que dejamos de esperar que nos digan, sí, yo también te quiero, para desarrollar el proyecto,

porque es verdad que nos habíamos quedado esperando, en el ejercicio de la margarita, ¿me querrá, no me querrá?, ¿me querrá, no me querrá?, dale que te pego, colgadas del pensamiento mágico.

el orgullo es una emoción en la que conviven las altas capacidades, la prepotencia, la vanidad, la altanería, la confianza en una misma, los resultados y las expectativas, no es extraño que ahí también encontremos la puerta de la frustración.

el azul clarito es el color que sirve para ilustrar en 7 emociones la emoción del orgullo, una de las emociones de las que no habla Pilar, que se centra en las cuatro fundamentales, la felicidad, el miedo, la tristeza y la rabia,

no puedo dejar de sentirme orgulloso de este modelo que pinta 3 adicionales, ésta que acabo de citar, la comprensión, la más oculta de las emociones, el azul índigo, y la energía indescifrable, al menos para nosotras, del amor,

7 emociones que proponen una evolución energética, siguiendo la energía del color, como el arco iris, ese puente que comunica mundos, del cielo a la tierra, como los chakras, de la tierra a nuestro mayor desempeño espiritual,

del infra al ultra, porque nuestra aspiración es llegar a la luz, un modelo del que le tengo que hablar a Pilar Sordo, qué bueno, ya tengo nuevo proyecto, ahora que he espantado uno de esos pensamientos mágicos que no te permiten avanzar.

este color, el azul clarito, el orgullo, que vibra con la fuerza del yo soy, es perfecto cuando se viste con el manto de la humildad, un manto que dice “no soy yo realmente, más bien es la cosa a través mío”,

tal vez por eso estoy orgulloso de 7 emociones, un texto tonto que compartimos, y que tal vez nos hace reflexionar, desde otra óptica, la de la emoción como continuo energético, energía que crece o decrece,

que nos permite entendernos, perdonarnos, lamer nuestras heridas y nuestros bajos desempeños, convivir con los resultados de nuestro pensamiento mágico y de nuestra intuición más genuina,

en este proceso tan bueno, bonito y verdadero que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

buen tiempo para disfrutar de otras cosas (de la voluntad blandita y de la co-laboración)

una lagartija se ha colado en nuestra cocina tras la noche de San Juan, esa noche mágica en la hace no tanto nos reunimos alrededor de una hoguera, costumbre que se desvanece en la medida que nos hacemos más civilizados,

y las normas y la seguridad lo invaden todo, no se puede jugar a la pelota en el jardín, los niños en fila de la manita, prohibido sonreír, prohibido dis-frutar, sólo estoy esperando el día en el que se prohíba prohibir,

va a ser un gran día ése,

y mientras ese día llega, empiezo a sentir los rigores del verano, el calor intenso se ha sumado a la noche corta, y me quedo enganchado al ver esta lagartija que se ha colado en la cocina,

un animal que me sonríe, juguetón, con mortal desenvoltura, y observo la dedicación que conlleva, mejor que trabajo, esta agrupación de teselas, pequeñas piezas seleccionadas con cariño,

éstas para las manos, éstas para la cabeza, éstas para el tronco, y con éstas podemos formar la colita, y me hago uno con este tiempo en el que las constantes vitales bajan, se me hace imposible no entender el ritmo de los países del sur,

quién sabe por qué esta idea del cariño y la dedicación sin prisa, podríamos haber hecho lo mismo de otra forma, me lleva a conectar con la figura de la persona voluntaria,

que ofrece lo mejor de sí misma también tras la noche de San Juan, ahora que el calorcito aprieta, buen tiempo para seguir disfrutando de lo mismo, de otra forma, haciendo parecidas cosas,

buen tiempo para las personas voluntarias.

 así lo vimos…

el color azul claro, que representa la emoción del orgullo, tiene connotaciones relacionadas con el alto rendimiento y los objetivos, con la realización de la cosa, con la emoción que nos embarga en estas circunstancias,

con el contacto con nuestras altas capacidades, un contacto que nos va a permitir conectar, humildad mediante, con nuestro yo soy, un espacio en el que la persona voluntaria emerge,

no es mi santa voluntad, mi voluntad dura, sino una voluntad blandita, que se ofrece para colaborar en el desarrollo de la mejor opción posible, buena para mí, buena para ti, buena para el resto de las lagartijas que habitan en esta casa,

y de las personas reunidas alrededor del fuego, o de la mesa, o de la alberca que nos aligera el calorcito creciente en este verano que acaba de hacer presencia, alrededor nuestro, y en nuestro interior.

el orgullo humilde, curioso oximorón, es una de las inspiraciones que hacen posible el modelo de 7 emociones, un ajá que  tiene su origen en la teoría U de Otto Scharmer, y es la primera de las 3 puertas que nos conduce del ego al eco,

3 puertas que nos permiten evolucionar de sistemas enfermos,

que enfrentan tu bien-estar con el mío (tú pierdes – yo gano) o que supeditan el bien-estar de la comunidad (casi todas pierden) a nuestro bien-estar particular (tú ganas y yo mucho más),

a sistemas más sanos, que entienden el 3ple ganar.

el azul clarito es la puerta del liderazgo colaborativo, y de las personas voluntarias, una puerta que tú y yo también podemos pasar.

si te preguntan de qué color pintarías una lagartija colaborativa, no tienes más que observar el mosaico, que te guía de cabeza a la respuesta, cualquier cosa, animal o persona colaborativa es de color azul.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, del ego al eco, y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

qué macarra es mi Yo soy, y qué apocadito mi yo no soy

terminamos una presentación de el futuro emerge en el parque tecnológico de Zamudio, y nos vamos a tomar una pizza a Baietz, allá por Górliz, en una mesa que ocupamos 6 personas, 5 de ellas mujeres, y un hombre,

en una animada charla que va a conectar con ese color, el azul clarito del orgullo humilde, la emoción que hace posible el liderazgo colaborativo, un mundo en el que yo soy líder y soy capaz de entrar en esquemas de colaboración,

en vez de en procesos de competición,

y surge de quién sabe dónde una conversación relacionada con el yo soy, esa energía que duerme en nuestras entrañas, y de vez en cuando, a veces no son muchas veces, se manifiesta en nuestras vidas,

y es tan bestia esa manifestación que no lo puedo negar, hay una fuerza que duerme en mí y que brota, mucho más potente que mi manifestación normal, a veces tan apocadita, otras tan políticamente correcta, tan polite,

sí, creo que Idoia tiene razón, nuestro Yo soy muchas veces tiene una manifestación un tanto macarra, pero yo diría que sana, no hay más que ver desde dónde actúa, y qué es lo que se empeña en que escuchemos,

creo que ahí está toda la diferencia.

   así lo vimos…

en la ronda de participaciones, te dejo con 3 anécdotas, que cuentan 3 de las 6 personas que ocupamos esa mesa, mientras nos fundimos y compartimos 3 pizzas, ahí van, 1 – 2 – 3,

1,

una mujer se mosquea tanto con un hombre conduciendo en un tramo del pueblo en el que abundan los niños que se planta en medio de la carretera, y le llama la atención, y le ofrece un par de hostias si vuelve a pasar por ahí de esa forma,

qué divertido, una mujer menudita ofreciendo una paliza a un hooligan, curioso a más no poder,

2,

una mujer se queda atónita ante la maniobra de un hombre que casi se choca con un coche de niño, si le atiza lo mismo le mata al hijo, gana la ventanilla del acompañante, entra en el vehículo, apaga el motor, retira las llaves, y las tira a la alcantarilla,

tras increparle al conductor, casi me cambias la vida, so insensato, y se marcha temblando con su carrito, incrédula de lo que acaba de hacer,

3,

una mujer mira a su pareja que le amenaza con un revolver apuntándole a la cabeza, y le dice, templada con una fuerza que surge de su interior, dispara si te atreves, al fin y al cabo no vas a conseguir matarme, esto es sólo mi cuerpo,

1 – 2 – 3 manifestaciones que se suceden como una traca de petardos, pim – pam – pum, y no puedo sino entender el hilo narrativo de las 3 historias que hablan de la misma fuerza, es el Yo soy que se expresa,

y que dice yo no tengo miedo de manifestarme en el mundo, por aquí no paso, y no acepto pulpo como animal de compañía, fundamentalmente porque no me quiero quedar a vivir con el pulpo,

a partir de ahora elijo otro animal.

el azul clarito es una emoción fundamental en el modelo de 7 emociones, la emoción que nos permite traspasar la puerta del ego para adentrarnos en el yo soy, esa energía que re-conoce mis altas capacidades, y el sentido de mi vida, de mi existir,

para empezar…

el orgullo humilde es una emoción fundamental en procesos de transición del ego al eco, del ego-sistema al eco-sistema, en la construcción y desarrollo de entornos relacionales funcionales y sanos, y en el desarrollo de la innovación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad social creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

lo que pasa cuando no me reconoces (III)

tal vez también a ti te ha ocurrido, aparece una persona en tu vida, tiene muy buena pinta, es mocetón espectacular, o una chica estupenda, puede que llegues a hacer algo con ella, o así lo piensas, en tu desarrollo personal o profesional,

tal vez la concibes como una nueva socia, como una pareja, da lo mismo,

y observas cómo evoluciona la relación, una relación que crece en intensidad, de vez en cuando hay un des-encuentro bestial, al rato hay un re-encuentro glorioso, llegas a un ajá, a una comprensión de la cosa a la que no habrías llegado solo,

si no hubiese mediado tanta tensión,

es la magia de la vida, que a veces requiere de la lucha de opuestos, y del fracaso y la frustración, para que nos re-planteemos qué creemos, cuáles son los fundamentos que nos sustentan, y cómo queremos ser de mayores,

y en eso estoy, con el cuaderno de trabajo del revés, patas arriba y boca abajo, porque en este proceso re-contacto con toda la falta de re-conocimiento que he experimentado en mi vida,

empezando por la falta de re-conocimiento primera, la de mi madre, que todavía hoy esconde a un hijo que acompaña personas y grupos de personas conscientes en el mundo organizativo, a ella eso no le suena importante, yo tenía que ser ingeniero,

siguiendo con una ristra de personas cercanas, mi ex, mi hermana, mi hija, ausencias de re-conocimiento gloriosas, a cual más dolorosas en el ámbito personal, en mi círculo familiar,

a las que se van a sumar las otras, Jesús y Tomás, Antonio, Paco, Marina, Eva o Montse, una ristra larga de personas que van a aparecer en el ámbito profesional con idéntica energía, sólo faltan Jaimito, Jorgito y el tío Gilito,

está claro que es un tema que va más allá de lo que entendemos como normal, aparece una persona y se siente con la libertad de cuestionarme, de mejorarme, como si hubiera algo que mejorar en mí, qué curioso,

cuando no le he pedido consejo ni ayuda,

y observo cómo me posiciono con esa persona nueva, y aprendo a establecer límites, esto no, esto no, esto no,

y pienso en otras posibilidades posibilidosas, tal vez un poco de chamanismo bien aplicado me va a venir reketebien en el tiempo nuevo, en las fechas por venir, y me hago el tontito, yo no sé gran cosa de esto, yo sólo pasaba por aquí.

 así lo vimos…

en el tiempo entre costuras,

el tiempo que media entre esta presentación y la otra, el tiempo en el que no tenemos que preparar el taller de esta jornada que hemos titulado “la magia de la TRANSformación (de memorias de escasez a enfoques abundantes)”,

una nueva dinámica aflora en el círculo, porque al gesto de dar y al gesto de recibir se une el gesto de tomar, y me imagino este ejercicio en un espacio abierto, con un grupo grande de personas, tal vez decenas, tal vez más,

y siento que una nueva energía está en circulación, seguro que nos vamos a divertir, desde una nueva comprensión.

cierro esta reflexión en 3 pasos de cómo puede ser la falta de re-conocimiento en nuestras vidas, dejándome sentir, y observo cómo me comporto cuando una persona nueva entra en mi vida, en mi círculo cercano, en el trabajo, en mi casa, en mi familia,

y me siento así o me siento asao,

y no filtro el encuentro en clave de oportunidad, sino de energía, esto es, observo cómo se modifica mi energía (me siento mejor o peor), cómo influye en mi comportamiento (puedo ser libre para comportarme como soy o tengo que adaptarme demasiado),

cómo evoluciona mi sonrisa (es natural, es forzada o la tengo que salir a buscar a la puerta y pedirle que vuelva a entrar en mi casa), cómo evoluciona mi gesto y mi cuerpo, siempre tan verdadero,

y re-conecto con este libro, el cuaderno de trabajo de pide y se te dará, un libro de Esther y Jerry Hicks que viene a animarnos a entender que somos entidades energéticas, y que tenemos una vibración propia,

y podemos hacer algo, porque nada hay en verdad obligatorio, para hacer que esa energía aumente, un proceso en el que el re-conocimiento propio es necesario, mal voy a poder re-conocer al otro si no me re-conozco yo,

y vuelvo a mi marco de referencia interno, que tan bien me sienta, y al azul oscuro de la comprensión, que me perdona por no dar siempre el 100, a veces ese dar lo mejor de mí misma se convierte en el 75 o en el 3.

la ley del espejo es una ley de aplicación siempre interesante, no siempre fácil, ya que muchas veces las personas que se acercan a nosotros ven en nosotros lo que ellos son, y vuelcan en nosotros sus conflictos y su forma de ver el mundo,

vestido con un traje nuevo, que nos quieren calzar,

sólo tú sabes si aceptas ese traje o lo devuelves a su origen, esto no es mío, esto es tuyo, mira que no te compro el género nuevo, que no voy a almacenar en mi ropero, muchas gracias, pero va a ser que no.

el orgullo es una de las 7 emociones que mueven este mundo, según nuestra concepción del mismo, una emoción correlacionada con el azul clarito, un orgullo que puede tener dos manifestaciones, fundamentalmente, a partir de la misma frase,

yo soy la pera limonera,

  1. y tú eres un mindundi, puerta para la arrogancia y el despotismo,
  2. y tú también (eres la pera limonera), puerta para el desarrollo sano del grupo y de la comunidad (o ecosistema),
  3. y como no hay dos sin 3,¿se te ocurre alguna otra frase de continuación?

la teoría U postula 3 grandes brechas que tenemos que navegar, 3 brechas que nos desconectan de:

  1. la naturaleza,
  2. el otro (el alter),
  3. de mí misma,

3 grandes brechas que bien se pueden re-leer como 3 grandes caminos de re-conexión, creo que está claro cuál de los 3 caminos ocupa nuestro día de hoy, un pasito más, otro paso adelante, en un proceso de sanación.

y así lo compartimos a nuestras listas de distribución…

¿y si yo me re-conozco a mí misma, para empezar?

en este mundo raro en el que vivimos,

en el que nos han enseñado a compararnos con los demás,

en complacer a los demás (sobre todo a las mujeres),

en complacer a mamá (como primer eslabón de una cadena más larga de personas a las que complacer),

a veces, sólo a veces, rozamos con alguien, si es que no topamos con pared,

alguien que nos recuerda ese proceso de no re-conocimiento inicial, el no re-conocimiento de mamá,

y nos obliga a contactar con el primer re-conocimiento, y casi único re-conocimiento necesario, un proceso esencial,

que dice “yo me reconozco”.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

lo que pasa cuando no me reconoces (II)

cuando hablamos del reconocimiento tenemos que manejar dos niveles, el reconocimiento externo, lo que aparentemente filtramos al mundo exterior, yo te valoro, te considero, te tengo en cuenta,

y lo que filtramos al mundo interior, lo sutil, que no siempre está en concordancia con la manifestación externa de la cosa, con lo que formalmente presentamos en las ruedas de prensa, y en las celebraciones de los títulos,

tal es el caso del des-encuentro entre Florentino, que aparenta reconocer a Zinedine Zidane, y este último, que va a dejar el barco, la casa blanca, uno de los mayores clubes del mundo, tras ganar de forma consecutiva la Champions, 3 veces,

ahí es nada, una hazaña que va a ser difícil que alguien iguale, no digo ya mejore, en la historia del futbol europeo, 3 veces de forma consecutiva, cuando otros clubes aspiran a levantar el trofeo por primera vez,

tal es el caso del Paris Saint Germain o el Manchester City, cargados hasta las orejas de petrodólares, en una demostración bien bonita de que a vece, sólo a veces, el dinero no lo es todo en la vida, una lección que a algunos les cuesta entender,

pero voy a retomar el hilo de hoy, en forma de preguntas, porque, vamos a ser honestos, ¿dejarías tú un club en el que hay una dinámica ganadora, en 3 años 3 grandes trofeos, en el que se te respeta y admira?,

¿dejarías tú un club en el que fijas la dirección de los fichajes, no quiero a Kepa Arrizabalaga en el equipo, y no se le ficha, quiero que siga Cristiano, y Cristiano sigue, en el que tu opinión se tiene en cuenta por la dirección deportiva?,

¿dejarías un club que tiene poder económico para re-estructurar la plantilla en un año, con dos o 3 fichajes de relumbrón, adaptando el presente de éxito al futuro por venir, que seguro que es brillante?,

¿o es que nos han colado una versión oficial, me voy porque siento que hay una necesidad de que este club siga ganando y no va a ser posible conmigo aquí, de la boca de un entrenador que ha traído no sé cuántos trofeos en 3 años?

   así lo vimos…

en mi modesta opinión, Florentino, celoso del éxito de su entrenador, no permite que nadie brille más que él, le pasa lo mismo con su jugador enseña, Cristiano Ronaldo, va a fumigar al entrenador a la primera de cambio,

en este tercer año de Zidane los pasillos del Santiago Bernabeu han recogido el rum-rum de la sustitución del entrenador, incluso ganando la tercera, de no haberla ganado la destitución era prácticamente segura, sin liga ni Champions,

y esta dinámica, no sé cómo la percibes tú, para mí es una falta absoluta de respeto al trabajo del otro, y lanza un mensaje nefasto al mundo exterior, ser segundo es una des-honra, casi una lacra,

no aceptamos ser segundos, qué pena de mundo, qué ejemplo de orgullo prepotente, de orgullo convertido en altanería, yo de mayor no quiero trabajar con una organización ni un presidente así,

3 años son suficientes para empezar mi carrera de entrenador, muchas felicidades, Zinedine, es un éxito salir 3 minutos antes de que te echen, porque tú ya sabes que la puerta de salida está abierta desde hace un tiempo para ti,

qué bueno que te vas y no te echan, qué bueno que eliges una forma elegante de decir adiós, a Dios os encomiendo, vaya que sí, porque con ese presidente, orgullo del otro, seguro que lo vais a necesitar.

el orgullo es una de las 7 emociones que mueven este mundo, según nuestra concepción del mismo, una emoción correlacionada con el azul clarito, un orgullo que puede tener dos manifestaciones, fundamentalmente, a partir de la misma frase,

yo soy la pera limonera,

  1. y tú eres un mindundi, puerta para la arrogancia y el despotismo,
  2. y tú también (eres la pera limonera), puerta para el desarrollo sano del grupo y de la comunidad (o ecosistema),
  3. y como no hay dos sin 3,¿se te ocurre alguna otra frase de continuación?

en el ejercicio de observar el mundo, que no es otra cosa que lo que ocurre alrededor nuestro, y en nuestro interior, en nuestro cotidiano vivir, no hace falta irse al Himalaya ni al Tibet a meditar,

podemos contactar con el  campo de la atención, que nos lleva a diferentes niveles de la comunicación y de la conversación, que nosotros explicamos por medio del los 4 reinos,

el reino de las piedras, el reino de los vegetales, el reino de los animales y el reino de los seres humanos, 4 niveles en la evolución de la vida, que todas podemos identificar con facilidad, en esta entrada,

4 reinos para 4 tipos de atención, de escucha, de conversación, 

4 niveles con los que te dejo, acompañados por un pregunta, ¿qué nivel de los 4 aflora en la rueda de prensa de Zinedine Zidane cuando dice que el club no puede seguir ganando con él al frente?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

lo que pasa cuando no me reconoces

no es que Cristiano sea un ejemplo en mi forma de ver el mundo precisamente, mucho más coral que volcado en el egocentrismo y en el star system, en el que el ganador de lo lleva todo, y las desproporciones aumentan, de forma brutal, hasta grotesca,

es más, Cristiano es para mí en muchos sentidos el ejemplo de lo que un jugador de equipo no debe ser, qué curioso que esté escribiendo hoy de él, uno de los profesionales más trabajadores en el mundo del futbol,

el martillo pilón de las defensas contrarias, una especie del Thor del fútbol, reconociéndole en un sentido que habla de mi camino de desarrollo personal, contactando con qué pasa en una relación cuando el reconocimiento no se da,

porque si se va Cristiano del Madrid antes de tiempo no será porque su tiempo futbolístico haya pasado, aunque se acerca este tiempo también, ni por falta de reconocimiento por parte de la afición, aunque haya habido sus cosas,

ni por falta de reconocimiento de sus compañeros, que saben la bestia que tienen a su lado, y de todas las batallas en las has salido vencedores gracias a la potencia de su martillo, toma gol,

si un día, tal vez próximo, Ronaldo se va, será por la equidistancia con la que le ha tratado el presidente, el señor de la pasta, Florentino, que nunca ha visto en Ronaldo un fichaje suyo,

no es el chico del presi, está claro, no le ha soltado cumplidos, aunque sí le haya soltado pasta, como les ha soltado a Bale o a Benzemá, ellos sí que son los niños bonitos del presidente.

   así lo vimos…

leo la historia detrás de estas líneas, Ronaldo vai sair do Real (Madrid), y me pregunto hasta qué punto estamos ante un tira y afloja para conseguir más pasta, lo que sería un ejercicio de manipulación más,

o hasta qué punto estamos en un punto y final, una especie de hasta aquí hemos llegado, el vaso se desbordó, y pongo primero lo primero, no voy a seguir colaborando con una entidad que no me reconoce,

y sé que el reconocimiento que busco no está en una frase, ni en un gesto, ni en una cifra en un contrato, y que esta persona al cargo de esta entidad no me va a reconocer nunca, porque no está en su código re-conocer-me,

porque yo no soy de su partida, porque él no me eligió de partida, porque yo ya estaba cuando él llegó, y su ego no puede permitir eso, un sol radiante, que brille tanto como él, una referencia para todo el madridismo, para la historia de esta entidad.

y metidos en estas líneas, que tienen un poco de niños berrinchudos peleándose, me caben varias preguntas, relacionadas con cómo queremos ser de mayores, y a quién va a recordar la historia por qué,

¿de mayor quieres ser como Ronaldo, quieres ser como Florentino, o tal vez prefieres ser como Zidane?, y no puedo sino acordarme de una foto que tomo de Zidane, en un periódico que está en la barra del bar, hace una semana, en ZGZ,

una foto que está a punto de convertirse en una reflexión.

el orgullo es una de las 7 emociones que mueven este mundo, según nuestra concepción del mismo, una emoción correlacionada con el azul clarito, un orgullo que puede tener dos manifestaciones, fundamentalmente, a partir de la misma frase,

yo soy la pera limonera,

  1. y tú eres un mindundi, puerta para la arrogancia y el despotismo,
  2. y tú también (eres la pera limonera), puerta para el desarrollo sano del grupo y de la comunidad (o ecosistema),
  3. y como no hay dos sin 3,¿se te ocurre alguna otra frase de continuación?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

333 amigos en facebook

observo con incredulidad cómo la ley del 3 se hace presente en mi vida, 333 amigos en facebook, actualizar información, 3, registro de actividad, 3, vivo en el portal 3, piso 3, puerta C, qué divertido,

las 7 emociones se transmiten por medio de las 3 visiones, 3 sesiones de 3 horas, separadas entre sí 3 semanas, y estoy comprometido con las 3 escuchas, y con el 3ple camino de desarrollo social,

me encanta la triformación social, y las 3 voces de la teoría U, la voz del miedo, la voz del cinismo, y la voz del juicio, así como las 3 des-conexiones, estamos des-conectadas de la naturaleza, de los otros (el alter) y de nosotras mismas,

3 des-conexiones que a nada que las mires bien se convierten en 3 claves para la re-conexión, a veces es así de sencillo,

lo mires por donde lo mires emerge el número 3, pensar – sentir – hacer congruente, los 3 tipos de neuronas que tenemos, en el cerebro, en el corazón, en los intestinos, lo neguemos todo el tiempo que queramos o no, va a dar lo mismo,

te pongas como te pongas,

nuestra naturaleza entiende la ley del 3, de la misma forma que la sociedad entiende el triple win, un día todas estaremos sanas, cuando en todo lo que hagamos apliquemos una conducta limpia,

que se ocupa de que yo gane, de que ganes tú, y de que con nosotras toda la sociedad gane, los seres que hoy nos acompañan, seres humanos, animales (seres animales), plantas (seres vegetales), y seres piedras, y los que están por venir.

   así lo vimos…

entre las últimas aportaciones de este año par, terminado en 8, 2 al cubo, 2 que se multiplica 3 veces a sí mismo, te enlazamos con 3 que me parecen de interés especial, en torno a las que giran buena parte de las cosas que hacemos,

  1. las 3 escuchas,
  2. el 3ple camino,
  3. las leyes del liderazgo colaborativo y de la abundancia,

3 enlaces, qué curioso número, que se repite aquí y allá.

y nos acompaña hoy el azul claro, ese color que abre la primera de las 3 puertas en el desarrollo del ser, la puerta del orgullo, la emoción fundamental en el desarrollo del liderazgo colaborativo, ese liderazgo de futuro,

un orgullo que se viste de humildad, gracias, Otto, por la aportación, porque yo soy consciente de mis capacidades, de las que he sido capaz de desarrollar y de las que no, de lo que me ha costado, y de todo lo que conlleva,

y abro esa puerta que dice “yo soy la pera limonera” con ese gesto humilde, yo me re-conozco, sí, pero al otro lado de la puerta estás tú, y me miro en tu espejo, y también te re-conozco, no hay otra forma posible de desarrollar y traer juntas lo nuevo.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

y vuelvo a disfrutar el camino de las personas sencillas

quién sabe por qué re-contacto con el camino de Santiago, el camino de las personas sencillas, y con la ilusión de hacer a pie unas pocas etapas del camino, aprovechando un hueco de una semana, creo que puedo abrir un hueco de 5 o 6 días,

en los que acercarme a Irún, y hacer una primera etapa que me lleva a Pasajes, con el alto de Jaizkibel por medio, tal vez con hacer esta primera etapa me bastaría, una etapa que rememora mi segundo nacimiento, hace 7 años,

el nacimiento a Mikel giputxi, sí, porque he descubierto que hay un guipuzcoano sano en mí, un chaval que lleva 7 años desarrollando un mensaje que une el azul del cielo y del mar, el azul de aita marino, con el verde de los comportamientos,

para acercarme poco a poco, de Pasajes a Donosti, de Donosti a Zarautz, a Getaria, a Zumaia, qué divertida tiene que ser la costera guipuzcoana hasta Deba, para adentrarme hacia el interior, hacia Markina y la Bizkaia profunda,

una Bizkaia profunda que se hace realidad en Munitibar, a ver si en la cuarta etapa, o en la quinta, puedo dormir en la colegiata de Cenarruza, y bajar ese sendero que pasa directamente por delante de la puerta de Garro,

este caserío en el que desarrollamos hace un par de semanas el primer encuentro para el desarrollo de facilitadores de 7 emociones, quién iba a pensar hace 7 años que íbamos a estar hablando de esto, ¿verdad, aita?,

¿verdad, ama?, porque en este tramo, ya bizkaitzarra, ya vizcaíno, de vuelta a mi primer nacimiento, en la tierra de mis padres, en el Urdaibai, lo mismo decido perderme, y hacer una etapa de Gernika a Bermeo,

y disfrutar despacio ese camino que tantas veces hemos hecho deprisa, aprisados, en el coche, porque nuestra vida muchas veces es simplemente eso, lo que tenemos que hacer cuando lleguemos allí,

en vez de lo que estamos haciendo durante, mientras estamos caminando, en el proceso, mientras las cosas y eso que llamamos vida pasa, en medio del camino,

   así lo vimos…

y me hace gracia este pensamiento, casi me muero de risa, literalmente, ¿en qué se puede convertir el camino de Santiago cuando no tienes la menor intención de llegar a Santiago?

en mi mochila empiezo a encontrarme con pocas cosas, de poco peso, un listado corto de cachibaches que incluyen un libro, un cuaderno de viaje, unas pinturas acuareleables, que por un motivo u otro no conocen el agua,

y un montón de cosas necesarias, muy ligeritas, un par de zapatillas de recambio, unas chanclas para la ducha, un chaleco térmico, un impermeable, entre las que echo en falta un saco de dormir de seda, o un liner, un saco de algodón,

a ver si me acerco este finde al rastro y busco uno, en la ribera de curtidores, creo que hasta le pongo cara a la tienda, creo que ya sé lo que quiero comprar para acabar mi equipaje para tan corto viaje.

no sé por qué recontacto mentalmente con esa idea de escribir un libro, el título ya lo tengo, de esta vida tan buena, tan bonita, tan verdadera, que hemos elegido vivir, esta vida que a veces es tan complicada, y que a veces es tan fácil,

y empiezo a juguetear con una serie de imágenes que tienen en su origen el camino de Santiago, el camino de las personas sencillas, y un logo que progresa desde un trisquel a un sixquel, la verdad es que no tengo ni idea qué forman 2 trisqueles desfasados,

superpuestos uno sobre el otro, en una flor que se parece a un hexágono en movimiento, y que bien puede ser el segundo logo de organizaciones con espíritu y corazón, cuando nos acercamos a la naturaleza y a lo sencillo.

tal vez te interesa indagar en los caminos del norte, y ya que hablamos de eso,

si te interesa indagar en caminos, yo te aconsejaría te acerques a el 3ple camino, ese camino de desarrollo personal que nos conduce a nuestro mejor yo soy posible, y que abre las puertas al desarrollo de la colaboración,

al desarrollo de grupos y equipos de alto rendimiento, en organizaciones sanas,

un camino que, cómo no, otra “causualidad” para empezar el día, se alimenta de la energía del azul clarito, color que en 7 emociones abre la primera puerta, la del orgullo humilde, la del orgullo sanito.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

25 meses no son nada

cumplo 25 meses desarrollando una actividad profesional que no me gusta nada, que es profundamente contraria a lo que mi naturaleza pide, a lo que yo soy, pero estoy agradecido,

y observo lo que me ha dado esta actividad, puramente alimenticia, y muy mal pagada, a lo largo de estos 25 meses, un número que suena a pequeñito, 5 veces 5, de rima rasposa, pequeñito como 400 km, y hay que ver lo que cuesta hacerlos,

y agradezco ese esquema tan rígido que este trabajo me ha regalado, y una atención que no es del 100%, pero que se le aproxima, porque es muy difícil hacer una actividad mecánica con muchos detallitos cuando estás en babia, pensando en cualquier cosa,

o estás a lo que estás o no estás,

y he ido esa capacidad, no me ha quedado otra, de estar a lo que estoy, con una ocupación casi de jornada completa, cuando empiezo hace dos años, menor, cuando 3 pedidos se convierten en 2, menor cuando 2 se convierte en 1,

y casi testimonial ahora, cuando decido dejarla, pero tal vez puedo seguir haciéndola sin dejarla, porque no hay sustituta para actividad tan casposa, y no encuentro una persona a la que super-contratar esta actividad.

   así lo vimos…

Peter, me temo que vamos a tener que llegar a un nuevo convenio para que el caballo no se vuelva loco en días de mucha actividad externa, tal vez me tienes que ayudar rellenando alguna que otra cuadrícula.

súper-contratación es un concepto contrario al de sub-contratación, que consiste en pasarle a alguien parte del trabajo que tú tienes que hacer y pagarle más de lo que te pagan a ti por él, ya lo sé, es un concepto raro, que tenemos que explorar.

por medio de el 3ple camino planteamos una evolución consciente de una serie de características personales que nos acercan a esa persona que queremos ser, 3 juegos de características relacionadas con nuestro ser adulto, nuestra madre y nuestro niño,

en un camino que tiene mucho de constancia, porque para desarrollar el plan que la tristeza ha diseñado hace falta mucha ira buena, energética, porque sin energía no hay plan, ni desarrollo del plan, ni desarrollo de las capacidades,

es por eso que el azul claro (el orgullo bueno) está después del naranja (la tristeza buena) y el amarillo (la ira buena), un azul clarito que siente ese orgullo sano, humilde, por esas características que tanto le han costado desarrollar.

en este caso particular, 25 meses necesarios para conseguir un poco más de atención, de humildad, y de foco, tras los cuales ya puedo soltar este regalito envenenado, porque si hago mucho de esto no hago nada de lo otro, que el universo me ha traido,

o que yo misma he elegido para mi desarrollo personal.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.