para ayudar a volar a la gente

en el proceso de redacción del post “abrazar la plenitud” un parapente es la imagen central, de hecho me despierto con esa imagen, y con esa palabra, parapente, convertida en pregunta, ¿para qué?,

parapente, para ayudar a volar a la gente,

y pienso que no es mal momento para sacar a pasear las ceras, y pintar un monigote, primero el parapente en rojo, luego la persona, con colores varios, desconectada, para terminar haciendo la unión, con los hilos, casi invisibles, que nos conectan,

que nos ponen en relación,

y observo cómo, qué curioso, 2 entidades separadas entran en relación por medio de lo sutil, sutil pero que se puede percibir, y en el fondo esa persona, desprovista de miedo, sin techo y sin suelo, sin nada a su alrededor,

en mi vida sólo he “volado” una vez en parapente, una experiencia que revivo,

un viaje sin el vértigo propio de las alturas, que se da muchas veces cuando te subes a un balcón, el parapente te quita el suelo bajo tus pies, pero no hay problema, porque hay una fuerza ascensional que te lleva siempre para arriba, lejos del acantilado,

y mi atención se mueve a la persona, ahora relacionada con los hilos que asen sus manos, formando una curiosa forma, una especie de U, con la persona al fondo, en ese espacio en el que el coraje es la cualidad fundamental,

un coraje necesario para plantearse varias preguntas, ¿quién soy Yo?, ¿cuál es mi Trabajo?, ¿qué tengo que dejar ir para que lo nuevo emerja?, ¿qué tantas cosas me sobran?, ¿de qué lastres del pasado me tengo que librar?,

para eso es necesario el coraje, para que el vuelo libre pueda darse,

no es mi voluntad pequeña, mi ego, el que pilota mi vida, sino esa fuerza ascensional que no observamos a simple vista, pero que existe en cualquier caso, qué reconfortante pensar que no todo el viaje es hacia abajo,

en este peculiar proceso de la U.

   así lo vimos…

7 emociones es un modelo emocional inspirado por la teoría U, en especial por ese momento abajo de la U, en el que el EGO da paso a nuestro Yo soy, por medio del orgullo, esa emoción tan mal entendida,

y que intentamos explicar una vez vestida con el manto de la humildad,

orgullo humilde, un oximorón precioso para explicar lo inexplicable,

esa renuncia que abre la puerta a una nueva dimensión del desarrollo personal y de la comunidad.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link

haciendo el infinito (a veces menos es más)

lo que se anuncia en la final de Australia a principio de año, en la que Ferderer vence a Nadal a cinco sets, se está confirmando poco a poco, los dos grandes del tenis mundial de todos los tiempos están de vuelta,

Federer con 8 trofeos de Wimbledon, Rafa Nadal con 10 Roland Garros, encabezan el ranking de grand slams en modalidad individual (sin contar trofeos de dobles y mixtos), con 19 y 15 torneos,

y nos muestran esta rivalidad que hace grandes el tenis de nuestra época, nunca ha habito un jugador tan dominante sobre césped, nunca ningún tenista dominó de esta forma la tierra batida, tuya, mía, mía, tuya,

es normal que se quieran tanto,

los dos mejores tenistas de la historia coinciden en este tiempo que vivimos hoy, en el comienzo del siglo XXI, viven un duelo personal que les ha llevado a barrer los records históricos de este deporte,

ni Björn Borg, ni Nastase, ni Agassi ni Sampras, ni MacEnroe ni Becker, ni Lacoste ni Fred Perry, ni Lendl ni Kuerten, se han acercado a sus números en el pasado ni el futuro, ni Djokovic ni Murray se acercan lo suficiente en el presente,

no se ha visto antes, y es difícil que se vuelva a ver,

y no vamos a tardar mucho para ver a estos dos viejos rockeros encaramados en el primer y el segundo puesto del ranking mundial, monta tanto, tanto monta, Isabel como Fernando,

los dos mejores tenistas de la historia de este deporte frente a frente, en una cordial rivalidad, que lo más normal es que no dure mucho más, Roger Federer con 35 años, casi 36, Rafael Nadal con 31, ya no tienen cuerda para rato,

muy curiosa la respuesta que da Roger a una pregunta tras terminar el partido, ¿cómo lo ha conseguido?, seguramente descansando mucho más, este año se ha ahorrado la temporada de tierra batida, muy curioso este ejemplo tan contracultural,

en el que a veces, sólo a veces, menos es más.

  así lo vimos…

este año hemos visto de nuevo ese proceso en el que los 2 tenistas más grandes de la historia reconocen a su adversario, sus capacidades, su entrega, su buen hacer, en este partido en el que la moneda le ha regalado cara, o cruz,

ojalá tengamos la oportunidad de vivir ese proceso, y ese partido … otra vez.

7 emociones, un modelo de inteligencia emocional innovador, promueve el desarrollo del orgullo humilde, en el cole, en casa, en el trabajo, un orgullo humilde que nos permite crear espacios de confianza y de reconocimiento mutuo,

que nos permite crecer en relación.

Puedes descargar 7 emociones desde este link

 

atrapado en el reality (desconectado de la realidad)

por algún extraño motivo me engancho en la final de MasterChef 5, un programa que no sigo, quién sabe para qué, en una programación que todavía no lo sé, pero me va a llevar a la cama a las 2 de la madrugada, una salvajada,

pero me voy enganchando en un esquema que está concebido para eso, para enganchar la atención, en una primera prueba en la que 4 aspirantes luchan por un puesto de los dos libres en la final,

el primer puesto ya está asignado, en base a los méritos contraídos en la fase previa, Edurne, una madre tolosarra que seguro que hace unas alubias con piperrak para chuparse los dedos,

y me voy dejando enganchar en la dinámica que ahí se genera, Nathan tan pendiente y tan incondicional de Jorge, “yo contigo al fin del mundo”, Edurne, con un apoyo tan incondicional y directo a Elena, Miri, tan fresca, pendiente y enamorada de Jorge,

y observo el desaguisado que provoca Miri en cada preparación, mezclando los envasados, dejo el mío y me cojo el tuyo, y la benevolencia del jurado, como aceptando que “la chica es que es así”,

la rabia creciente hacia Miri por parte de Elena,  mientras Nathan y Jorge siguen en su particular luna de miel, Edurne a muerte con Elena, el jurado a muerte con Miri, en una dinámica que me empieza a parecer forzada, y que empieza a sonar a guión,

pero de los buenos, de los que enganchan,

y así me quedo, enganchado con la segunda prueba para acceder a la final, un menú completo de 6 platos que deben de hacer los 3 aspirantes, Elena, Miri y Nathan, 2 platos cada uno, 6 valoraciones, una por plato,

y el reloj sigue en su función, tic, tac, y va pasando el tiempo,

y la final no va a ser menos, 3 menús completos, primero, segundo y postre, 9 platos a elaborar, 3 por aspirante, 9 platos a degustar y sobre los que el jurado va a opinar, un jurado en el que se integra un Chef francés,

que casi le tira los tejos a Edurne en vivo y en directo,

¿qué vamos a hacer con su marido de toda la vida, que está ahí arriba observando, en el gallinero?, ¿cómo se lo vamos a contar?, ¿o será que él también lo está viendo?, ¿no tiene una escopeta recortada o un cuchillo a mano para hacer frente al francés?,

y sigo y sigo, hasta que la final termina, con un justo vencedor, Jorge, el amigo perfecto de Nathan, el novio perfecto de Miri, un chaval majo, sanote, sonriente, una sonrisa profidén total, de mayor yo también quiero ser así,

y hacer anuncios de pasta de dientes,

y libros de cocina sana,

y me voy a la cama, y el día siguiente me acoge a la hora que me acoge, tomo el desayuno, y pienso en escribir en caliente este post, pero hay platos que se sirven mejor fríos, y busco en internet opiniones sobre la final,

entre las que descubro ésta, que habla de la estricta programación de lo que pasa y vemos en MasterChef, y supongo que en otros realities tan de moda en nuestra televisión,

programas en los que un grupo de personas, cuidadosamente elegidas entre miles de candidatas, conviven en un espacio de tiempo y condiciones particulares, y en los que nos muestran parte de la realidad que ahí se da,

es curioso que Jorge, el ganador, haya aplicado y ha sido seleccionado fuera de plazo,

¿acaso han visto algún potencial en el chaval?,

¿o es que cocina espectacularmente bien?,

en procesos bestiales de edición, rebobino y observo cuántos comentarios en la final de MasterChef vienen de aquí y de allá, potenciando alguna imagen de lo que estamos viendo, no vaya a ser que se nos pase des-apercibida,

ay, mamasita, qué tarugos somos,

por algún motivo, que desconozco, mi pensamiento está más cerca de esa pregunta, ¿qué pastilla eliges?, realidad o ficción, de la película Matrix, o del teatro de la vida en la vida, con esa otra película magnífica, el show de Truman,

o de la serie los juegos del hambre, todo un montaje transmitido por televisión,

y tengo la certeza de que he caído en el mundo del reality,

tongo y más tongo,

y siento que a alguien le interesa tener adormecida la conciencia de esta sociedad, que la gente no despierte, que siga abstraída en la nube, no vaya a ser que conecte con la realidad de lo que está pasando,

en este juego recurrente en el que se nos da a elegir realidad o ficción, realidad o reality, y tantas y tantas personas, yo también ayer, elegimos por un motivo u otro que es mejor elegir reality, que vivir la realidad.

   así lo vimos…

Nathan, yo también quiero tener un amigo como tú,

o una novia como tú, Miri,

o un novio y un amigo como tú, Jorge,

y una mamá como tú, Edurne,

y la lista sigue y sigue,

en este mundo de ficción,

patrocinado en este caso por la primera de RTVE,

radio televisión española, la cadena de todas nosotras, que vela por el desarrollo de la cultura y los valores a nivel nacional.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos el desarrollo positivo de personas, grupos y organizaciones, desde el campo de la atención (la realidad no está ahí fuera y lejos, sino aquí cerca y dentro) y la conciencia,

porque la calidad de los resultados que obtenemos depende del nivel de conciencia desde el que operamos.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, y que entiende la emoción como el color, con un continuo vibracional ascendente.

en el azul claro del orgullo experimentamos una apertura de conciencia que nos permite desligarnos, siquiera un poco, de nuestro EGO, y conectar con nuestro Yo soy, toma de contacto necesaria para evolucionar a la comprensión,

y a la apertura de una conciencia eco-sistémica, del EGO al ECO, en la que Yo soy Tú, desde donde vamos a poder traer juntas lo nuevo,  en una evolución sana de las personas y de la comunidad.

haz lo máximo que puedas

recontacto con esta propuesta que nos regala los 4 acuerdos de Miguel Ruiz, “haz lo máximo que puedas”, y recontacto con la relatividad de la propuesta, ya que lo máximo que puedo hacer hoy es relativo a mi energía y mi nivel de ilusión,

a mi estado a día de hoy,

¿me encuentro sano o estoy enfermo?, ¿he dormido bien o estoy en estado patatónico?, ¿tengo energía para mover montañas o me desplomo al mover el boli?, ¿tengo ilusión en ese proyecto tan bonito o estoy en horas valle?,

y siento que si hago lo máximo que puedo mi mundo está bien hoy, y mañana, cuando vuelva a hacer lo máximo que pueda estará igualmente bien, en un ejercicio que tiene mucho con el cuidado personal,

cuando yo me exijo más de lo que estoy capacitado para ofrecer hoy, en realidad me estoy machacando, me estoy persiguiendo, no necesito perseguidor externo, ya que el perseguidor lo llevo incorporado, el perseguidor soy yo,

mientras que cuando acepto la relatividad de esa máxima, “hago lo máximo que puedo”, me empiezo a cuidar, tal vez lo que tengo que hacer ahora es dar un paseo por la naturaleza, respirar, meditar 5 minutos, echar la siesta, llamarle a un amigo,

felicitarle el cumpleaños a mi madre y pasarme un rato al teléfono, sin prisa, atendiéndole, y juntarme con personas que me nutren, que me acogen y que me devuelven el cariño que tengo por ellas, y reírme de una tontería,

que mañana, con el nivel de batería más alto, energía e ilusión un punto más arriba, seguro que esa montaña que veo hoy se ha convertido en una cuesta, y lo irresoluble e imposible tiene otra forma que voy a encontrar,

porque siempre hay dos o tres formas de responder ante una situación, tal vez hoy mi creatividad y mi intuición andan de aquella manera, apagadas o nubladas, tal vez mañana se van a desatascar, gracias, también, a los cuidados de hoy.

   así lo vimos…

poderes

jugando con el azul del agua llego a la emoción del orgullo, esa emoción que encarna la energía del yo soy, y que nos abre la puerta para hablar de consecuciones, logros y expectativas, altas capacidades y energía,

recontacto con ese ejercicio que proponemos algunas veces en la visión nocturna, esa sesión enfocada en el desarrollo personal y de los grupos, orgullo y energía, curiosa pareja, un ejercicio que tú también puedes hacer,

un listado de las situaciones y actividades que te aportan energía, con su complementario, un listado de las actividades que te restan energía, un ejercicio que puedes complementar con personas,

personas que te nutren y personas que toman de ti, personas que en algún caso pueden llegar a ser tóxicas en su relación contigo,

ánimo, mucho ánimo con el ejercicio que no encuadramos en el capitulo de deberes, sino en el de poderes, lo puedes hacer, claro que sí, es muy sencillo, y tal vez te puedes, en una de éstas, llegar a sorprender.

llegamos por la mañana al coche y no arranca, nos hemos dejado una luz encendida, la batería se ha descargado, está claro que hacer lo máximo que podemos pasa por conectarla con las pinzas a otro coche, encender el motor y procurar que se recargue,

cosas del verano, hace mucho calor, el sol y las altas temperaturas se chupan el agua de nuestro alrededor, las plantas están secas, necesitan agua y las regamos, el adorno de piedras y agua también necesita que lo recarguemos,

¿es tan difícil aceptar que a veces también tenemos que cuidarnos como personas, y recargar nuestros depósitos de energía, de ilusión, nuestro depósito emocional, y cubrirlo de agua fresquita, agua nueva?

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional que traza un itinerario energético para el desarrollo del bien estar en este mundo material y espiritual, un itinerario en el que son tan importantes las necesidades como las aspiraciones,

7 emociones, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, accesible desde el azul del agua

 

¿y si tratamos de ser seres espectaculares?

me encuentro con esta frase que me llama la atención, “si siempre tratas de ser normal, nunca sabrás lo fantástica que puedes llegar a ser”, y siento la verdad tan grande que encierra,

si siempre tratas de ser convencional, como los demás, es más que posible que pases a engrosar el término medio, vas a ser marca blanca total, estándar, reproducible, sustituible, y lo que es peor,

vas a perderte la aventura de encontrarte en tus capacidades singulares, las que pueden hacer de ti una persona diferente, singular, indiscutiblemente única, luciendo en tu mayor potencial.

   así lo vimos…

ayer me engancho a ver la final del Roland Garros, en la que Rafael Nadal consigue su décimo título, una cita a la que sólo ha faltado 3 veces en los últimos 13 años, desde que iniciara su reinado, con 18 añitos,

y me acuerdo de esa apuesta con Javier Urkiza, compañero y amigo de juventud, Javier le va a Rafa, yo a Djokovic, y siento el gusto de la resurrección de Rafa, y el perder este pulso con Javi,

quién sabe qué se siente después de 2 años de lesiones, y de ver cómo caes en ranking, ya no eres primero, ya no eres segundo, ya no eres tercero ni cuarto, y una nueva hornada de jóvenes con talento te van sacando a raquetazos de tu sitio,

de un sitio que una vez fue tuyo,

quién sabe cuánto dure la resurrección, porque nadie es eterno, pero estoy seguro de que el título de ayer sabe a gloria, mucho mejor que muchos de los trofeos ganados de carrerilla, uno detrás del otro,

porque a veces nos hace falta perder para volver a apreciar, sentir la pérdida, aplicarnos con la tristeza buena, trazar un plan, aplicarnos día a día en la ejecución del plan, hasta que recuperamos esas sensaciones y capacidades ganadoras,

poco falta para que el orgullo sano ocupe, de nuevo, su sitio, felicidades, Rafa, felicidades, Javier, hoy os lo merecéis todavía más.

Rafa hace de un par de características personales, entre las que se encuentran su coraje, su fuerza mental, y su golpe liftado, su fuerte, que le convierten en un personaje espectacular, como le pasa a Pippi Calzaslargas, la niña del recorte de hoy,

más si consideramos su saber estar, en las buenas y en las malas, el respeto al rival, todo parece indicar que estamos ante una persona sana, a la que el éxito y la fama no se le ha subido a la cabeza,

orgullo sano, orgullo humilde, hoy estoy aquí pero mañana puedo dejar de estar, estamos de enhorabuena, qué bueno que sus entrenadores no le animaron a ser más plano, y más parecido a los demás.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional innovador, inspirado en la teoría U y en la teoría del color de Goethe, que facilita una trayectoria de evolución personal con base en nuestras emociones básicas,

entender el mundo para poder fluir en él, puedes descargar 7 emociones, CREATIVE COMMONS, haciendo clic en el azul.

 

 

la carta de Dani Alves

Mierda, vine de la nada.

Estoy aquí.

Es irreal, pero estoy aquí.

estas frases, sacadas de la carta que escribe Dani Alves, de forma previa a jugar la final de la Champions, marcan un antes y un después, para mí, en la forma de entender a una persona, qué poco sabemos de alguien y qué fácil la juzgamos,

la verdad es que me acuesto el jueves leyendo la carta que escribe Alves, y me parece un ejercicio que todas deberíamos hacer, poner negro sobre blanco nuestra vida, nuestras luces y nuestras sombras,

en este ejercicio tan bonito que es la biografía, no puedo negar que después de leer a Dani me cae infinitamente mejor, no ya por lo dura que es su historia, no por el empeño a hacer frente a la adversidad,

me cae infinitamente mejor por su valentía, en el campo, y en la vida, no todo el mundo tiene el cuajo que tiene este chaval a la hora de reconocer que no tenemos que gustar a todo el mundo, hay gente a la que gustamos,

y hay gente a la que no vamos a poder caer bien en 100 vidas,

y se vale, es aceptable, es más, es normal, es bueno, no tenemos que gustar a todo el mundo, con que gustemos a una persona empieza a construirse un mundo diferente, no me imagino cómo nos iría de bien si nos cayésemos mejor a nosotras mismas,

en un ejercicio de presente continuo, ahora, ahora, ahora.

   así lo vimos…

yo que tú no me perdería la historia de Dani Alves, una historia que le lleva a un chaval a decirse,

Mierda, vine de la nada.

Estoy aquí.

Es irreal, pero estoy aquí.

y lo celebra, y lo disfruta, y se le nota, claro que se le nota, el orgullo necesita expresarse, como le pasa a Dani, una historia en la que una persona es fiel a su filosofía de vida, Ataque, ataque, ataque, ojalá le veamos hoy atacar con alegría.

en el orgullo conectamos con nuestras capacidades, sólo nosotros sabemos lo que nos ha costado llegar aquí, estamos orgullosos de nuestros logros, sí, y cuando ese orgullo se ve acompañado con la humildad, yo me reconozco,

y soy capaz de reconocerte a ti.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, CREATIVE COMMONS, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y la teoría del color de Goethe.

 

y cambiamos los deberes por los poderes

estamos en la segunda reunión de las 7 emociones, en la fundación Gil y Gayarre, el grupo es muy rico, creo que estamos entrando todas en la intención de la actividad, poco a poco, paso a paso,

entender nuestro mundo emocional, si hay alguna emoción que estaba un poco descolocada qué bueno es volverla a su sitio, volver a conectar con la escucha con lo que dentro de mí pasa antes de contactar con lo que pasa fuera,

y ver esos primeros indicios de mal trato en nuestras relaciones, para que el buen trato sea más presente en nuestras vidas, en eso estamos, poco a poco, tras una dinámica en la que se han presentado voluntarias Pepa, qué valiente,

Isabel, Jose, Jorge, Begoña, qué buena compañía, para teatralizar las voces de nuestra educación, padres, amigos, jefes, sociedad, conciencia, las voces que nos han conformado y que nos acompañan, no siempre positivas,

y seguimos sumando capas, sin prisa pero sin pausa, y hemos llegado a la hora de la despedida, el tiempo se ha acabado, time out, y me río, con esa pregunta tonta que cada vez me gusta más,

¿qué tenemos que hacer de aquí a tres semanas?

con una respuesta, cuando menos, sorprendente,

nada, porque nada hay que tengamos que hacer, no hay nada obligatorio, no hay deberes,

si acaso hay poderes,

posibilidades que abren nuevas puertas, porque si no hacemos nada, no pasa nada, literalmente nada, para lo bueno y para lo malo, nosotros pasamos por el taller, pero el taller no pasó por nosotras, esta dinámica, este ejercicio, esta propuesta,

y si nos hacemos presentes hay un mundo de posibilidades, todas sencillitas, todas muy tontas, posibilidades que me acompañan a la mañana, al mediodía, a media tarde o a la noche, cuando yo elija, esta o aquella,

y siento cómo esa pregunta que comparto aquí y allá,

¿qué tenemos que hacer?,

acompañada de esa respuesta contracultural, porque vivimos en un mundo cargado de deberes y responsabilidades, tiempo escaso y todo a 120 por hora, ¿para ayer?, no, era para antes-de-ayer, ¿no lo tienes?, ¿todavía no está?,

esa respuesta,

nada, no hay nada que tengamos que hacer,

toma un sentido más profundo en mí,

no tenemos que hacer NADA, y poco a poco esta extraña sensación en la que los deberes se convierten en poderes me toma, me rodea, me acompaña, y qué te voy a decir, me siento leve, siento calorcito, si te cuento lo contrario te miento,

esa extraña sensación me hace sentir bien.

   así lo vimos…

en el modelo de las 7 emociones, el orgullo, esa emoción que confundimos con altanería, arrogancia, prepotencia, vanidad, soberbia, y que está relacionada con el poder, abre una puerta al mundo azul, inmenso como el mar y el cielo,

en una puerta que no es especialmente fácil de atravesar, esa puerta que separa el EGO del Yo Soy, ¿existirá en realidad en este mundo o es una quimera que perseguimos?, ¿existe en realidad o sólo tiene sitio en nuestra imaginación?,

el orgullo, esa emoción tan mal entendida, tan poco vista, tiene un sitio esencial,

orgullo azul clarito, para empezar, en un tránsito al azul índigo y al violeta, luz de infinito que nos atrae, en un camino de desarrollo de las personas, de forma individual y en grupos, para crear una nueva comunidad.

7 emociones, CREATIVE COMMONS, un modelo emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, qué será eso del orgullo humilde, qué raro, ¿verdad?,  y la teoría del color de Goethe

¿qué nos ocurre cuando dejamos de celebrar?

en medio del domingo echo un vistazo al móvil, y veo una noticia que me extraña, el Barca no celebrará la Copa, ni pagará prima por el título, y me pregunto qué es lo que nos está pasando cuando dejamos de celebrar,

porque celebrar es uno de los actos más importantes en la vida, estamos orgullosos, hemos trazado un plan, hemos desarrollado ese plan con intención y cariño, nos lo hemos currado, y hemos conseguido ese objetivo,

somos la pera limonera, y en el camino nos hemos encontrado nuestras dificultades, hemos desarrollado capacidades, nos hemos encontrado con rivales de nuestra talla, ellos también podrían haber ganado,

en este espacio de orgullo sano, de orgullo humilde, de reconocimiento propio y del entorno,

lo lógico es celebrar,

a no ser que pensemos que somos más, y que nos merecemos más, mucho más, porque lo digo yo, algo que es normal cuando venimos de un periodo triunfal, que nos hace hincharnos, en el que el orgullo se ha convertido en vanidad y arrogancia,

yo soy la pera limonera, y tú eres un mindundi,

actitud desde la cual todo lo que conseguimos es poco, nosotros somos un equipo de Champions, ¿cómo vamos a celebrar una triste copa del Rey?, ¿cómo vamos a celebrar un segundo puesto en el podio, el puesto del primer derrotado?,

y ahí podemos revisar el proceso cíclico de los éxitos que damos por sentados después de un periodo triunfal, ya hablemos de futbol, el Barca, el Atlético Madrid, el Real Madrid, la roja, de coches, Fernando Alonso, de tenis, Rafa Nadal,

realmente en cualquier actividad,

un día nos creímos tan buenos que pensamos que no podíamos dejar de ganar, y casi dejamos de celebrar, y la vida, jugadora de fondo como es, nos vuelve a poner a todas en nuestro lugar,

con un par de compañeros de equipo que se van, con un cambio de escudería, de motor y de reglamentación, con una mala elección de entrenador o con una lesión que nos aparta de nuestro momento de confianza,

es curioso, qué fácil es dejar de observar el flujo de la vida, qué fácil es creernos por encima de, qué fácil es olvidarnos de la humildad en nuestros momentos de orgullo, y creernos merecedoras de todo y más,

la vida, paciente como es, nos va a volver a poner en nuestro lugar, para que podamos redescubrir la importancia de esa capacidad que deberíamos tener siempre cerca del orgullo, la humildad,

esa capacidad que nos permite volver a celebrar.

   así lo vimos…

y me acuerdo de un relato breve, que busco, encuentro y copio

El guerrero de la luz se sienta con sus compañeros en torno a una hoguera.

Comentan sus conquistas, y los extraños que se incorporan  al grupo son bienvenidos, porque todos están orgullosos de su vida y del Buen Combate. El guerrero habla con entusiasmo del camino, cuenta cómo resistió a cierto desafío, qué solución encontró para un momento difícil. Cuando cuenta historias, reviste sus palabras de pasión y romanticismo.

A veces se permite exagerar un poco. Recuerda que sus antepasados también exageraban de vez en cuando.

Por eso hace lo mismo. Pero sin confundir jamás orgullo con vanidad, y sin creer sus propias exageraciones.

Manual del guerrero de la luz

Paulo Coelho

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, inspirado por la teoría U y la teoría del color de Goethe, CREATIVE COMMONS, que compartimos contigo aquí.

el azul claro del orgullo humilde nos abre la puerta del Yo soy, un Yo soy que se reconoce, y pude decir en voz alta “Yo soy la pera limonera”, un Yo soy que reconoce al otro, y que le permite apreciar que tú también lo eres,

un buen punto de encuentro para continuar.

nadie ante el dios de muchos rostros

Arya Stark, la hija menor de la casa Stark, elige un duro entrenamiento para convertirse en nadie en la casa del dios de muchos rostros, un proceso en el que sufre vejaciones, palos, y una persecución constante,

todo parece indicar que llegar a ser nadie es bastante complicado,

corre la serie 6 de la saga de juego de Tronos, sí,

y por algún extraño motivo, podríamos señalar un pequeño problema de conciencia, ya que Arya tiene que matar a dos personas en su proceso de entrenamiento, y su pepito grillo le hace saltar las alarmas,

algo no es correcto si para ser nadie tienes que tomar la vida de una persona inocente,

motivo por el cual se interrumpe su proceso formativo, Jaqen H’ghar decide que Arya debe morir, a manos de su instructora, una perseguidor dura, una perseguidora tenaz, que la persigue hasta que la caza,

pero Arya no quiere morir todavía,

y lo que es mejor, acaba de interrumpir su entrenamiento, cuando más capacitada está, y su mentor reconoce que ya está preparada para ser nadie,

  • finalmente una chica es nadie,
  • una chica es Arya Stark, de la casa Invernalia, y decide volver a su casa,

porque ella opta por ser alguien, Arya Stark, de la casa Invernalia, todo parece indicar que vamos a ver a Arya en la nueva entrega de juego de tronos.

   así lo vimos…

en 7 emociones, el orgullo es una emoción de transición, atrás quedan el miedo, la tristeza y la rabia, propios del mundo material, detrás quedan el plan y el duro entrenamiento, detrás quedan la constancia, convertida en perseverancia,

hemos adquirido las capacidades, y nuestro Ser se expresa, un Ser que dice al mundo, por la boca, si bien el orgullo se expresa por todos los poros de la piel con una frase rotunda, que tiene únicamente dos palabras,

yo soy,

dos palabras que se pueden complementar con un par de ellas más, si quieres hacer una frase más larga, del tipo “yo soy Arya Stark, de la casa Invernalia”, realmente cuando llegamos al orgullo sano no hace falta mucho más,

un orgullo que requiere una cualidad que te puede extrañar, parece un oximorón, la humildad, porque en el orgullo humilde reconocemos nuestra capacidad, y las capacidades de las personas que nos rodean,

mi trabajo me ha costado, y otro tanto te debe haber pasado a ti, no puede ser de otra forma, si aspiramos a crecer en comunidad,

común unidad,

qué concepto más bonito, pero eso es parte de otra emoción, y de otra historia, que a buen seguro descubriremos más tarde, sin lugar a dudas este viaje, el viaje por las emociones y la vida, continuará…

puedes leer algo más del orgullo humilde, y de nuestro precioso mundo emocional, en 7 emociones, un recurso CREATIVE COMMONS, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer, y en la teoría del color de Goethe.

¿a quién prestas oídos?

empieza la mañana con un link a un video tontorrón, unas ranas saltando, y dos de ellas caen a un pozo profundo, les va a costar un mundo salir del fondo, con la ayuda de sus compañeras arriba, que les gritan desesperadamente que no lo intenten,

total, no lo van a conseguir,

pero está tan hondo que las ranas de abajo no les entienden, e interpretan las voces como ánimo del grupo, y una de ellas lo intenta, lo intenta, lo vuelve a intentar, hasta que consigue lo imposible, saliendo del pozo,

y ya en superficie se dan cuenta que la rana que sale del pozo es sorda.

espero te guste este video que encuentro en inglés, con subtítulos en portugués, no es lo mismo que el castellano, pero se deja ver, y algo se entiende, el mensaje es bien simple, ten cuidado qué voz escuchas,

¡¡¡fuera y dentro!!!, a veces la voz interior es más negativa incluso que la escuchamos en el exterior,

ánimo, se puede, claro que es posible, si creemos en nuestras posibilidades es muuuuucho más fácil, de largo.

   así lo vimos…

en las 7 emociones el orgullo bueno tiene relación con el desarrollo de las capacidades, con el logro personal, con la perseverancia, a veces hace falta perseverar mucho para conseguir nuestros objetivos,

por eso el orgullo es tan complejo de conquistar, una idea clara, el dedo en el guión, y dale, y dale, y dale, a veces hacen falta años para que el hábito, las pruebas y el error, las prueba y el acierto, nos acerquen a la maestría,

donde vivimos una vida en la que amamos lo que hacemos, y hacemos lo que amamos, y nuestro mundo real y el aspiracional se van juntando (nos ganamos la vida, qué expresión más fea, cuando la vida es un regalo, haciendo lo que nos gusta),

por eso el orgullo no es la emoción positiva más común de nuestro día a día.

Otras palabras , que también están relacionadas con el orgullo, aunque un poco menos alentadoras, son el trabajo sufrido, las expectativas, tan ligadas al éxito…  y al fracaso, la arrogancia, la prepotencia, la soberbia, la altivez,

hay tantas palabras “feas” relacionadas con el orgullo que en muchos casos tiñen de forma negativa esta emoción tan bonita y necesaria, porque en un lugar del camino el orgullo, el yo soy, se convierte en orgullo humilde,

si yo soy, y me descubro en los leñazos (también conocidos como apreHendizajes) y en los resultados positivos del camino (desarrollo mis capacidades poco a poco), tú no debes de andar muy lejos,

y en ese proceso de encontrar-me y encontrar-te andamos, encontrando-nos

ya estés en el fondo del hoyo, como nuestra rana sorda, o arriba, como el grupo de animadoras, puedes bajar 7 emociones, CREATIVE COMMONS, aquí