Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

des-conectado de la red / conectado con el universo

aprovecho el cambio de planes forzoso, para buscar el cable que me he dejado ayer olvidado en un bar, para experimentar lo que muchas personas en Madrid viven a diario, de 8 a 9 sumergido en el tráfico que se va convirtiendo en frustración,

y voy experimentando, cuando ya pasa más de la hora al volante, intentando integrarme en la M-30 dirección norte, para enganchar la nacional I, todavía no he llegado al nudo de Manoteras, una sensación que se convierte en ajá,

esto de la gran ciudad es un timo monumental, y le llamo a Silvia para conpartir el gran timo en el que vive la humanidad, muy en especial los ciudanitas, 2 horas o 3 horas al día pegados al coche o al transporte público,

2 o 3 horas que podrían estar dedicadas a cualquier otra actividad de nuestro interés, tocar la guitarra, aprender inglés o alemán, cultivar un huerto, o tocarnos descaradamente la bandurria,

pero no, eso no debe ser interesante para el sistema, que prefiere tener gente des-conectada, de sí misma, para empezar, la gran des-conexión, que nos permite des-conectar del otro, por medio de la competición,

y des-conectar del todo, y de la abundancia de la naturaleza.

   así lo vimos…

en el camino hacia el norte, tengo que parar en Aranda y Burgos, es una de las ventajas que tiene hacer viajes comunitarios, hoy Julio y su pareja son mis únicos compañeros de viaje, ellos eligen por mí dónde voy a parar,

y pienso qué puedo hacer con el tiempo que me va a sobrar en el camino,

son las 9 de la mañana y hasta las 16:00 no he quedado en Bilbao, y llamo a Gidor, tal vez me puedo juntar a comer con él en Legutiano, qué pena que hoy está en Donosti, ésta no va a poder ser, qué pena, y llamo a Ricardo, que trabaja en Aranda,

y hoy sí me recoge la llamada, es curioso, llevo 6 intentos de contactar con Ricardo en el último año fallidos, y hoy me invita a saludarle, aunque está a otra cosa, por Torremilanos, la finca familiar en la que desarrolla su actividad,

donde me voy a encontrar con una cuadrilla desenterrando unos nutrientes, preparado 500 les llama Ricardo, que van a servir para fertilizar el campo, en un nuevo ciclo eterno, y pienso en las causualidades de la vida,

este ritual sólo tiene lugar 1 día al año, los cuernos llevan durmiendo en el subsuelo medio año, todo el otoño y todo el invierno, y se retiran de la madre tierra en 1 día concreto, que en este caso es hoy,

y agradezco la magia de la vida, que me permite volver a saludarle a Ricardo, qué bien te veo, pirata, no me extraña que estés tan bien, tan cerca como estás de la naturaleza, conocer a tu primo, con el que quiero encontrarme desde hace 2 años,

conocer a Ángel, experto externo a la finca en biodinámica, lo que estoy viendo es un evento en el mundo de la agricultura biodinámica, yo quiero saber más de esto, mientras Silvia me pasa por wasap la imagen del libro que acaba de llegar a casa,

y me sonrío al imaginarme, sólo ha llegado un libro de los cinco que pedí, cuál puede ser, mientras todo está siendo.

en mi segunda parada en el viaje, Burgos, saco un tiempo para comer, el ticket me da margen hasta las 13:13, bonito número, en viva la Pepa, un restaurante con música chill-out, que hace un puente entre el agua y la piedra,

un bar desde el que vuelvo a llamarle a Silvia, convencido de que en un tiempo próximo ella también va a vivir así de bien, en la fluidez más absoluta, dejándose llevar a quién sabe dónde,

hoy a Aranda y a Burgos, muchas gracias, Julio, por elegir tan bien, más cerca de la tierra, más cerca de los otros, más cerca de sí misma.

quién sabe por qué conecto esta jornada en el campo con los huertos urbanos que Ricardo Colmenares promociona desde la fundación de Triodos Bank, y con el jardín ecológico de calidad Pascual,

y con el buen trato que llevo en forma de semillas en una bandolera nueva, la bandolera de la madre protectora, y con el futuro emerge, ese movimiento en el que la emoción, la madre y el niño (fundamentales en cualquier familia sana) están presentes,

y no puedo evitar imaginar una mesa en la que Ricardo Colmenares, Angel Amurrio, Ricardo y Javier Estefanía, otro loco biodinámico que tiene una plantación de estevia en la vera, están presentes,

y con la triple des-conexión que Otto Scharmer nos explica en la teoría U, y con el 3ple camino de desarrollo que compartimos desde 7 emociones, un regalo que se hace visible en este mundo de la mano del proyecto “escuchar es amar (la app)”,

tal vez lo que pasa es que está creciendo mi capacidad para re-conectar, y crear lazos de infinito y puentes entre mundos separados, donde antes sólo había tierra yerma, puedes llamarle desierto, o la palabra que en ti evoque la des-conexión.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

gestiones de última hora (ata2 al cable)

aunque dudo entre acercarme a la Pinilla por la nacional I o bordeando el atasco matutino por la sierra norte de Madrid, todo parece indicar, en forma de dos gestiones de última hora que mi inconsciente ha elegido otra vez por mí,

me llama Martina para decirme que sí puedo pasar a recoger los dos libros que encargué por su tienda, que abre a las 7:30, esto no cambia gran cosa la ruta, tal vez sí llego a la Pinilla a la hora prevista,

y voy a tener que volver al bar en el que me quedo un rato a trabajar ayer, en el Arturo Soria Plaza, y en el que me olvido el cable del ordenador, sin cables no somos nada, y ahora es seguro que NO me da tiempo pasar por la estación de esquí,

qué curioso este mundo en el que a veces programamos algo, con nuestra mente consciente encendida a tope, dale que te pego, voy a hacer esto de esta forma, cuadriculada a más no poder,

y de repente nuestro inconsciente aparece en escena, y elige diferente, quién sabe por qué tengo que cruzar hoy Madrid por el centro, pasar por el Arturo Soria plaza otra vez, y abrir la mañana por la nacional I, y dejar la Pinilla a mi lado, para otra vez,

quién sabe por qué o quién sabe para qué, y dejo esa pregunta en el aire, tal vez lo llegue a entender en un rato, tal vez no lo llegue a entender nunca, en cualquier caso vamos a disfrutarlo, mientras está siendo.

   así lo vimos…

y observo que ese plan que tengo de pasar por la Pinilla, a sacar unas fotos, después de pasar en unos pocos días por Astún y Valdesquí no se va a dar, al menos hoy, si quiero estar, como tengo previsto, a las 10:50 en Aranda de Duero,

para llevar a dos personas de Aranda a Burgos, y seguir camino hacia Vitoria por nacional, hace ya varios viajes que la evito, muerto de prisas, atajando por la autopista, a ver qué me tiene que contar hoy este viaje raro,

en el que no voy a hacer lo que pretendía mi mente consciente, y en el que no voy por donde pensaba ir.

empiezo a entender la diferencia entre nuestra programación consciente y la adaptación continua a lo que la vida nos depara, acaba de ocurrir ayer en la presentación en calidad Pascual,

en la que tenemos una persona nueva, Conchi, a la que le hago un resumen quizás demasiado largo, y come tiempo de otras cosas que tengo en mente hacer, será que no tenía que ser,

o en la presentación posterior en Caixaforum, a la que voy para saludar a Irene, pero no puede ser, seguramente le salude por teléfono un día de estos, una llamada por teléfono corriendo mes, qué cerca estamos de mayo, tampoco está mal.

la observación cobra especial relevancia cuando vemos lo que la vida nos pone delante de las narices, porque no nos lo pone a nuestras espaldas, sino delante, de forma tan obvia, a veces salvaje y descarnada, que a veces es curioso que no lo veamos,

es para preguntarse si de verdad no lo vemos o simplemente no lo queremos ver.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons que hace hincapié en la observación y en el buen trato, un modelo inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

proyectos conscientes desde la emoción

termino una semana de creatividad en los negocios, creo que voy a tener que utilizar otra palabra, si observamos el origen etimológico de la palabra negocio, no ocio, negación del ocio,

porque hace mucho tiempo que no me lo paso tan bien hablando con la gente, e imaginando puentes nuevos, de eso se trata mi actividad en gran parte, de crear un puente nuevo sobre un abismo, o un desierto, tanto da,

un algo que comunica dos partes, 3 partes o más, porque en lo colaborativo un puente siempre une dos o más partes, no existe magia si conectas dos ideas para una única persona u organización,o el menos es una magia reducida,

y busco cómo podemos hibridar lo tuyo con lo mío, cómo te puedo ayudar yo, cómo me puedes ayudar tú, cómo le podemos ayudar a ellas, de eso trata el baile de la vida que surge en estos puentes nuevos,

que tienen en cuenta la mentalidad de la red, la mentalidad de las 3 uves dobles, www, la mentalidad del 3ple win, yo gano, tú ganas, el universo todo gana, con un enfoque que hay que entender bien para que sea realmente potente,

porque yo no es necesariamente yo, sino yo y los míos, o mi grupo, tú no es sólo tú, sino tú y las tuyas, tu comunidad, por lo que este triple ganar es terriblemente rico, mi grupo, el tuyo, y todos los demás grupos, creando un enfoque incluyente,

es fácil de entender que los proyectos triple win sólo sean posibles desde un cierto grado de conciencia (o comprensión), y que normalmente estén asociados a movimientos de elevación de la conciencia del grupo,

con la emoción presente.

   así lo vimos…

en los 4 niveles de la conversación observamos que hay 4 reinos que dan forma al mundo en el que vivimos, mineral, vegetal, animal y humano, 4 reinos que tienen asociadas 4 elementos diferentes, materia, vida, emociones y conciencia,

no es extraño ahora entender que lo emergente en lo humano tiene mucho de emocional y de conciencia, estos dos elementos que tenemos en cuenta cuando fundamos “organizaciones con espíritu (conciencia) y corazón (emociones)”

un enfoque que nos facilita de forma progresiva los desarrollos que realizamos, ya sean propuestas, talleres, proyectos, lo que sea que surja en el camino.

con la base de los 4 reinos profundizamos en las 3 escuchas del ser humano, que nos abre la vía del 3ple camino de desarrollo, personal, de los grupos y de las comunidades (organizaciones con y sin ánimo de lucro).

4 + 3 = 7 emociones, que facilitan que el tercer reino se haga presente en nosotras, a pesar del padre crítico, convertido en perseguidor, dueño de la verdad, garante de este drama patriarcal, en el que está a punto de quedarse solo,

sin la presencia de la mujer (tan emocionales, tan des-controladas, qué horror) y de los niños (tan tontorrones, tan insulsos, tan poco viajados), quién sabe por qué el perseguidor quiere quedarse solo,

tal vez eso le facilita en su proceso de hacer negocios (negado ya el ocio) y de hacerse materialmente rico, hasta llegar a una acumulación grosera y burda, probrecito, no sabe que cuando se muera no se la va a poder llevar,

qué bueno que vemos lo que vemos, y estamos decididas a seguir impulsando proyectos que pongan en valor las emociones (el tercer reino) y la conciencia (sin el tercer reino el cuarto es inviable),

qué bueno observar que de las últimas conversaciones surgen ideas preciosas, a elaborar, una conducción en la que la emoción y la conciencia están presentes, el ser humano conduce, qué bonito,

una ciudad en la que la emoción y la conciencia están presentes, urban creek, arroyos urbanos, qué bueno, un deporte en el que la emoción y la conciencia están presentes, yo también voy a la nevera, qué necesario,

y andando y escribiendo cobra sentido lo que voy haciendo.

observo cómo se acaban de anidar dos proyectos lanzados hace 5 años, organizaciones con espíritu y corazón y coaching de olas y viento, por medio de una propuesta en la web de oé corazón, coaching en la naturaleza,

observo cómo se van desarrollando de forma orgánica el futuro emerge, con la aparición del ultimo grupo en ZGZ, cómo organizaciones que encuentran y cuentan cuentos se para y resucita,

cómo historias que TRANSforman es el germen de todo lo nuevo, con 7 emociones por medio,

y siento que todo lo que está emergiendo, empezando por el proyecto escuchar es amar (la app), y terminando con lo más nuevo, yo también voy a la nevera, el ser humano conduce, y arroyos urbanos,

será lo que tenga que ser, no puede ser de otra forma, en este universo perfecto.

las webs de estos 3 últimos proyectos se visten con la misma imagen, la isla de Manhattan, sede de la ciudad de Nueva York, qué curioso, qué grande es la nueva York en comparación con la vieja York,

quién sabe qué pase con estos 3 proyectos que empezamos hoy, si alguno tiene que crecer a buen seguro crecerá, mientras buscamos esas fotos que hablen del deporte, de la eficiencia energética y el bien-estar, del ser humano al volante,

y se me ocurre buscar el volante de una bicicleta, y surge una pregunta, ¿dónde está el volante de un monopatín?, o el de una goitibera (goitik – behera, de arriba hacia abajo sin frenos, Manolo, te la vas a dar),

el juego está empezando, qué bueno que el niño natural está presente, dis-frutando, o sin-frutando, como prefieras, un juego en el que la emoción y la conciencia están presentes, buenos compañeras de camino, para empezar.

si aceptamos el postulado de la teoría U, según el cual este mundo está des-conectado, por medio de una 3ple des-conexión, la des-conexión con la naturaleza, con el otro (el alter) y conmigo misma,

no hay nada más fácil en cualquier cosa que hagamos que pensar – dejarnos sentir – y hacer por encontrar puentes de re-conexión, de adentro hacia fuera, conmigo misma, contigo, y con todo lo que nos rodea,

creo que de eso se trata …

más o menos.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

rendi2 a la magia de la vida

en esta semana rara en la que el mundo de la colaboración se abre,

no has más que atender las dos últimas conversaciones este sábado, de vuelta desde Huesca a Madrid, en dos tramos, Huesca – Zaragoza, con Juan, y Zaragoza – Madrid, con Pablo,

o los dos encuentros del domingo, a la mañana con Rocío, conocida de Silvia con la que quedamos supuestamente a comprar ropa, y a la tarde con Enyina, en una reunión entre 3 iguales diferentes que es tan difícil de mantener,

recuerdo este extraño suceso que ocurre del martes al miércoles, en Zaragoza, cuando dejo el coche y me acerco a una juguetería, y mi mirada se clava en un personaje de las películas de Disney,

el mismo personaje en el que se va a clavar mi mirada inconsciente, de vuelta a recoger el coche, camino de Huesca y del Pirineo, en otra tienda de chuches, muy cercana a la anterior, con una disposición de muñecos totalmente diferente,

no es extraño que decida incorporar esta imagen a mi colección de objetos de poder, se trata de Aladino, el chaval de la lámpara maravillosa, ya sabes, sólo tienes que frotar para tener 3 deseos,

mucho cuidado, el genio de la lámpara anda suelto.

   así lo vimos…

en las conversaciones con Juan, Pablo y Rocío queda patente la capacidad creativa y creadora del ser humano, capacidad que da un paso adelante en la reunión con Enyina, en la que sigo vislumbrando un taller de abundancia en colaboración,

lo que él trae, que es precioso, conjuntamente con 7 emociones y el 3ple camino, ese camino de sanación consciente, en el que el adulto, la madre protectora, y nuestro niño natural se hacen presentes en nuestra vida, cada día más,

más prósperos, más abundantes, más compartidos, es la magia de la colaboración, es la magia del liderazgo colaborativo, es la magia de abundancia, que hemos documentado en nuestra web, y que compartimos contigo,

en este universo bueno, bonito y abundante en el que hemos decidido vivir y desarrollarnos.

la reunión con Enyina nos lleva de vuelta a la puerta del colegio Ártica, qué curioso que el navegador nos lleve al número 62 de la calle la peseta, en vez de al 92, qué extraña y preciosa es esta vida,

que te ayuda a re-cordar lo que está en paso y puede serte de utilidad, sí, voy a hacer un nuevo intento de re-contactar con el colegio Ártica, ese colegio que tan buena impresión me dejó en la primera reunión.

el violeta de chaquetilla de Aladino es el color que simboliza el violeta, el color más energético que el ojo del ser humano puede percibir, es el color de la colaboración, de dos personas, 3 personas, un grupo, que van a traer al mundo lo nuevo,

la mejor opción posible, desde el hacer conjunto, con la ayuda de Aladino, y del genio de la lámpara, desde nuestra mejor intención, abierta a las posibilidades y al infinito, claro que sí.

en el mundo infinito en el que vivimos uno de los 3 deseos que le podemos proponer al genio, para eso es un genio generoso como infinito es el mundo en el que vivimos, es que abra la lista de deseos a n-mil, 7, 7000, 70.000, da lo mismo,

y si piensas que es avaricia no has entendido del todo la ley de la abundancia, esa ley que te permite seguir creando posibilidades, opciones y realidades en tu vida y a tu alrededor, sólo tienes que pararte un poquito y observar, ¿acaso no lo ves?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

menú para dos (en épocas de austeridad)

en el ejercicio de una vida más fácil, compruebo hasta qué punto podemos combinar un presupuesto ajustado con un lujito aquí y allá, ahora en la comida, que bien podemos hacer fuera, un menú viene a ser algo asequible,

una opción funcional que nos va a servir cualquier día entre semana, con un costo de 10 €uros por persona, más o menos, 20 €uros para una pareja, mucho más barato que una carta normal, que ya se va a poner en 30 o 40 €uros,

en una alternativa para una cena de finde,

y voy a explorar cuánto cuesta esa cena en otro escenario, en el salón o en la cocina de nuestra casa, una cena alternativa en la que nos permitimos algún lujo, la de hoy con base de marisco,

unas pocas pipas de camarón, poco más de 100 gramos, menos de un €uro y medio, un centollo la pera de grande, 3,99 €uros, y una botella de sidra, menos de dos €uros, y dos onzas de chocalate para terminar,

la cena para dos nos sale por la friolera de 7 €uros, y me pregunto cuánto voy a tener que trabajar para ahorrar este dineral, y si voy a tener que aceptar algún trabajo que no sea de mi agrado, o voy a poder discriminar,

y creo estar en el buen camino, en un mundo en el que necesito menos (de gastos contenidos), no exento de pequeños lujos y celebración, y realizando actividades en las que mi ser se expande,

no es mala esta receta para continuar.

   así lo vimos…

desayunamos en esta mesa de terraza, herencia de mis abuelos, tras la cena de anoche, y me acuerdo de la figura de mi abuelo José, padre de mi madre, y me acuerdo cómo le gustaba a él el marisco,

creo que le habría gustado verme cenando anoche con Silvia, le habría gustado ver que su nieto soltero ya tiene pareja, y que disfruta de lo uno y de lo otro, y de la vida en general,

en este ejercicio en el que los fundamentos de la abundancia se van filtrando en el día a día, y en el que los compartimos con extremada naturalidad, porque la abundancia crece cuando la compartimos, al igual que pasa con el amor,

por eso te animamos a leer estos fundamentos que hemos convertido en página de nuestra web, un universo abundante, de la misma forma que compartimos escuchar es amar, las 3 escuchas, y el 3ple camino.

observo el desarrollo de las últimas conversaciones, y hasta qué punto me lo paso bien hablando de la abundancia, con Bernardo, con Teresa, con Santiago ya sé que este tema va a ser un tema central en el desarrollo de personas y organizaciones,

un regalo no buscado de las 7 emociones, que surge al crear un puente entre la persona y esa pregunta que parece que es una tontería, y que todavía no es de nuestro tiempo, ahí estamos equivocadas, es una pregunta cuyo tiempo ha llegado,

¿qué color (y qué emoción) posibilita el desarrollo del liderazgo colaborativo?

a las personas que nos preguntan qué es eso del liderazgo colaborativo les respondemos de una forma sencilla, imagínate que se juntan en esta mesa 3 personas, cada cuál más líder,

si entre ellas compiten estamos en el liderazgo tradicional, y si entre ellas colaboran estamos en el liderazgo colaborativo, y somos conscientes de que al que no lo entiende no se lo vamos a poder explicar, porque es así de simple.

en el ejemplo de arriba no está explícito, por lo que es interesante comentarlo, las dos personas que se dan esta cena, la de los 7 €uros, no son ricas según los parámetros al uso, ya que no tienen casa y su sueldo no es ejecutivo,

es más bien proletario de clase baja, y sus circunstancias de vida les han acercado a prácticas alternativas, como el co-housing (compartir casa), los viajes en blablacar (compartir coche),

y de ahí pasan a compartir proyectos vitales (la vida como escuela) y empresariales, hay que ver qué bonito es cuando empezamos a ver posibilidades juntas, cuando yo te apoyo en lo tuyo, y tú me apoyas en lo mío,

convertido en lo nuestro.

si no sabes del color que nos faculta para el desarrollo del liderazgo colaborativo, te animamos a indagar en el azul clarito, y la energía del orgullo humilde, esa energía que nos va a facilitar un camino del ego al eco,

un camino en el que nos vamos a encontrar con 3 puertas,

que nos llevan de los egosistemas enfermos (líderes que compiten) a los ecosistemas sanos (líderes que colaboran), gracias, Otto, por esta visión tan sencilla, y tan transformadora, porque de eso se trata en esta vida,

de apreHender para TRANSformar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

la valla que guarda las vides

en este ejercicio de turismo rural que Bernardo me propone para estos dos días de vacaciones en el pirineo tenemos una experiencia nueva en el camino, Raúl, cuánto tiempo, tienes razón, no son años, son décadas,

compañero y amigo de Bernardo, cariño mío, reclama nuestra ayuda para cercar un terreno de 2 hectáreas y media, casi 3, en el que va a plantar vides, de hecho ya están plantadas, y quiere protegerlas de corzos y jabalíes,

y el primer paso, antes de tender la malla, es clavar una relación de 210 postes de hierro coarrugado, con la ayuda de un compresor, un taladro, una maceta y un mazo, trabajo físico no exento de una aproximación intelectual sana,

porque no es lo mismo arrastrar el compresor por el campo, parece lo más sencillo, pero las ruedas no están preparadas para los matorrales y las piedras, así es el primer tramo, en el que casi nos deslomamos,

que tirar cable desde el compresor, que vamos moviendo con la ayuda de la Suzuki, con 5 puntos y un cable largo vamos a hacer todo el perímetro, de la misma forma que no es lo mismo atacar los palos con o sin taburete,

con la maceta o con el mazo,

y va avanzando la mañana, y probamos el descanso de media mañana, y la pausa de la comida, y entramos en la tarde, en esta jornada que se convierte en comunión con el campo y la naturaleza,

qué bonita huerta has preparado, Raúl, cuando me acerque al campo voy a preguntarte un buen porrón de cosas, seguro que tienes muchas más cosas que explicarme que las que me has mostrado hoy,

en comunión con dos personas tan bonitas, con las que vuelvo a experimentar uno de los fundamentos del liderazgo colaborativo, aquí hay 3 personas a las que les gusta mandar más que a un tonto una tiza,

y vamos mandando y haciendo juntos, ahora Bernardo, ahora Raúl, ahora Mikel, y vamos ayudándonos, al final alguien sujeta la estaca, alguien mueve el taburete, lo nivela y lo sujeta, y alguien atiza con el mazo,

en turnos naturales que respetan las energías de cada quien, y siento que lo que hoy hemos hecho 3 personas en un día no habría sido posible para una persona sola en una semana de trabajo,

ésa es la magia del trabajo en colaboración, qué bueno volverlo a sentir, con la ayuda de mis amigos, que convierten estas vacaciones, y este tiempo de descanso en una experiencia religiosa, casi mística.

   así lo vimos…

de la dualidad que vivimos ayer Bernardo y yo, discusiones incluidas, pasamos ayer a la trinidad, y observo el papel de cada quién, Raúl tan cerca del cuidado, la madre, Bernardo siempre tan sensato, el adulto,

y yo siempre tan tontorrón, tan juguetón, tan dispuesto jugar otro rato más con el balón, que hoy se ha convertido en mazo, el niño natural al aire, sí, hoy también es un ejemplo de ese trío que nos ayuda a sanar nuestra vida,

la madre protectora, el ser adulto y el niño presentes, lo que venimos a llamar el 3ple camino.

por la noche salgo a pasear con Teresa y Bernardo, y nos vamos a tomar un algo juntos, qué gusto cambiar las costumbres, Teresa, y me llevan a la taberna de Edgar Allan Poe,

donde, no puedo evitarlo, introduzco en la conversación los fundamentos de la abundancia en nuestra vida, ese regalo que crece según lo compartimos aquí y allá, ya está decidido, mañana nos juntamos con Vicky,

hermana menor y representante de Bernardo, ahí el trío cambiará, Vicky, Bernardo y Mikel, y observando, veo unos ojos que nos miran, y en el medio 3 bicis, que pueden representar la personalidad de los transeúntes,

la de Bernardo, la de Teresa, la de Mikel, y me encanta este ejercicio en el que se está convirtiendo la vida, el ejercicio de pensar y hacer sintiendo, la emoción de nuevo presente, y de mirar mirando.

en el código de 7 emociones el violeta es el color de la alegría, una energía que nos lleva al hacer conjunto, desde la comprensión de la cosa, desde el yo soy, sano, aquí está un poco menos presente el ego,

un hacer conjunto que se anuncia en el color de la chaqueta que me acabo de comprar en Jaca, y que llevo a la excursión, y que también vive en las flores del huerto de Raúl, no es extraño en este sitio en el que también disfrutamos de otros colores,

porque sólo se llega al violeta cuando hemos hecho todo el viaje, que empieza por el rojo, rojo – naranja – amarillo, porque en su día simplemente empezamos a gestionar bien la energía del miedo, el que guarda las viñas, sí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

los 2 cubos

aprovecho este paseo que me trae por el noreste, Caparroso – Zaragoza – Astún, para quedarme unos días en casa de Bernardo, ese amigo viejo que además es mi primer mentor, la primera persona que acompaña mi desarrollo en el mundo laboral,

sí, porque Bernardo es la primera persona de la que aprendo en el mundo laboral, en la planta de Nissan Motor Ibérica de Barcelona, hace ya más tiempo del que teníamos cuando nos conocemos, estoy hablando del año 91 más o menos,

27 años nos contemplan, 3 al cubo,

y es curioso, Bernardo aprovecha esta mañana para invitarme a plantar unas encinas, con la ayuda de 3 herramientas pesadas, un pico, una pala y una azada, y 3 cubos de plástico, te preguntarás por qué el post se titula los 2 cubos,

lo mismo me pasa a mí, pero creo que va a ser sencillo de comprender, un cubo está fenomenal, es uno de estas cubetas de obra, un cubo de albañil, resistente, que es bien difícil de reventar,

pero los otros dos son más sensibles, uno, azul clarito, tiene un boquete en la base, y el tercer cubo, de un verde esmeralda, teal, se desgarra por la parte superior, junto a uno de los agujeros que sujetan el asa,

cuando me apoyo en él para no verme absorbido por el barro, en mi intento de sacar mis pies de dentro, tiene que ser horrible morirse en arenas movedizas, cada movimiento que haces te lleva más dentro,

y en eso que me veo haciendo viajes para regar las plantas recién trasplantadas, y tengo que hacer dos viajes donde antes sólo hacía uno, una situación terrible para mí, persona ansiosa a la que le gusta aprovechar los viajes,

hasta que descubro, casi al final, que de los dos cubos rotos, inservibles, se puede hacer un apaño raro, ya que el cubo del boquete tiene un asa sana, y permite meter dentro el otro cubo, el desgarrado,

con lo que volvemos a tener una imagen del trabajo en equipo perfecto, en el que la suma de 1+1 supera el valor de las partes, y pasa a ser 5, o 7, o lo que quieras, no sé si se ve,

vamos a ponerlo al revés, 0,1 + 0,2 = 1, y me acuerdo de esa primera experiencia laboral, hace ya 27 años, 3 al cubo, en los que un grupo de personas imperfectas, pero complementarios, se convierten en equipo,

una experiencia casi religiosa, podríamos decir que mística, una experiencia tan bonita de la que todavía me acuerdo hoy, y que me encantaría volver a repetir, Bernardo, claro que sí, mira que creo que para eso estoy hoy aquí.

   así lo vimos…

el trabajo colaborativo es bastante complejo por varios aspectos, a veces cada uno quiere las cosas como las quiere, y no acepta las cosas del otro, nos va a pasar un poco más tarde, volviendo a casa,

viaje de vuelta en el que Bernardo se asfixia,

y se mete en la cuadrícula de cómo debe de ser, y no saca tiempo, 7 minutos, para dejar las herramientas en el cuarto de herramientas, y no me deja que le acompañe a la compra, me voy a sentir bastante mal esperando 20 minutos a que baje a por mí,

y tampoco se deja acompañar al taller en un esquema que no sea el suyo, es curioso observar cómo personas tan inteligentes y tan des-interesadas pueden llegar a discutir por chorradas,

es la magia del trabajo colaborativo, tan fácil de enunciar, 1+1=3, y tan esquivo, porque a veces dos genios, entes supuestamente capaces y completos, vamos a decir que 7 + 7, apenas suman 3.

todo ciudanita debería experimentar esta experiencia de conexión con la naturaleza un par de ratos en la vida, en los que tomas contacto con la tierra (el barro casi me traga), con las plantas (las que venimos a plantar y las que destrozamos),

con los animales (los gusanos en las zanjas, las mariposas en las flores, los pájaros en el aire), con el aire (aprovechado por 7, 8, 10 molinillos de viento), con el agua del deshielo,

una experiencia en toda la regla, sí señor, porque hoy en día priman las experiencias, experiencias en las que tomamos contacto con nosotras mismas, con nuestras semejantes, y con todo el resto.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría del color de Goethe y por la teoría U de Otto Scharmer que compartimos desde este enlace.

sólo sé que quiero ir al Pirineo y que mi niño quiere andar con raquetas de nieve

tras la primera reunión del martes del grupo de ZGZ, ya estamos cenando, atrás quedan las prisas para llegar desde Caparroso a la reunión en DKV a la hora, a las 13:00, y las dos reuniones de la tarde,

en realidad han sido 3, si cuento los dos grupos y la previa con Alberto, al que le comento que no tengo sitio para dormir, hotel o airbnb, si puede ser es mejor para mí esta primera opción,

y me dice que Santiago, uno de los miembros del grupo gestiona un airbnb, con el que me voy tras la cena a dormir, qué agradable es el desayuno en su casa, y la conversación que se empieza a entretejer, con él y su mujer, Pilar,

una conversación que empieza a las 8 y que termina cerca de las 12, es ya hora de marcharme a hacer algo, quién sabe por qué les comento esa sensación de que no sé por qué siento que tengo que ir al Pirineo, cuando estoy pensando en Astún,

y que mi niño interior quiere andar en raquetas de nieve, qué raro, y pienso en que tengo que comprar unas raquetas de nieve, que seguramente no vuelva a utilizar nunca, si tengo en cuenta lo poco deportista que soy,

pero mi niño interior se muere de ganas de que le regalen unas raquetas, qué rara es la vida a veces.

de camino a Astún, como en el bar de al lado de la casa de Bernardo un pincho de tortilla y una cerveza, y me paro a echar una siesta al pie de los mallos de Riglos, a pesar de que estoy comiendo pipas, un remedio infalible contra el sueño

un sueño insospechado hace presa en mí, un sueño raro al que le hago caso, mientras observo cómo mi paseo matutino por la nieve a este paso va a ser noctuno, el desayuno largo conduce a la siesta y Astún está todavía lejos,

y cuando llego a Jaca me entran remordimientos, tengo un trabajo pendiente para Pedro que no puedo aplazar hasta las 9, lo tengo que hacer antes de llegar a las pistas, por lo que me voy a parar al lado de la tienda de deportes Jorri, cerrada,

y voy a hacer unos testigos en un bar cercano, de nombre vasco, en el que dos chicos están hablando de una necesidad de fondos para el desarrollo de una carrera y de un centro de tecnificación de deportes de invierno en Aragón,

no voy a poder reprimir mi tendencia natural a interrumpir, casi enfermiza, y les pido su teléfono y correo, una idea acaba de surgir, conozco un corporativo, Iberdrola, que está invirtiendo en deporte relacionado con la mujer, creo que les voy a poner en contacto,

y así me voy, contento como una perdiz, a comprar unas raquetas para que mi niño ande sobre la nieve, unas raquetas que son carísimas, en Jorri, 145 €uros con un descuento del 20%, qué rabia que haya tantas cosas al 50% y las raquetas no,

la dependienta me pregunta si quiero hablar con el dueño, que es el único que puede aceptar un descuento superior, y le digo que no, y me voy, pero estas raquetas son más caras aún en la tienda al lado de Carrefour, y con un descuento inferior, el 5%,

por lo que mi niño se va tener que conformar sin raquetas, y a este paso sin Pirineo, son las 6 de la tarde pasadas cuando llego a Astún, no hay nadie en el aparcamientos, todas las tiendas de alquiler de material están cerradas, esto es un desierto helado,

por lo que tengo tiempo y espacio, estoy yo solo, para contactar con todo lo que me rodea, y observo un curso de conducción extrema patrocinado por Ford, qué curioso, y me acuerdo de Seat y de Gabriele, que hace no mucho me habla de lo mismo.

y conecto mentalmente a Seat (otro proveedor potencial, Seat + Iberdrola) con la necesidad que acabo de escuchar en el bar, en forma de patrocinio, y hablo con Gabriele, sí, les gustaría promocionar este tipo de espacios y actividades,

y observo cómo mi niño natural está contento, corriendo por la nieve sin raquetas, con la ayuda de dos bastones que le acompañan en el camino, es curioso observar que yo tenía que pasar por aquí, y escuchar esta conversación a esta hora,

para componer una relación que me va a dar más de una satisfacción, porque esto no ha hecho más que empezar, y la idea se hace grande, porque junto el centro de tecnificación de deporte de invierno de Aragón con la nevera,

otro centro de desarrollo de potenciales, en este caso de patinadores, con el que colaboro, no sé si ve la posibilidad, como la ve Bakero, ese jugador que tanto le gusta a Javier Clemente, un jugador que cuando va siempre aprovecha el viaje,

porque va a pillar balón o jugador, tanto da, mientras camina por la nieve, con o sin raquetas.

   así lo vimos…

en el camino de vuelta a casa de Bernardo, hoy duermo en casa de mi viejo amigo, y he quedado para ver el partido del Athletic a las 9:30, voy a andar justo, me paro en la estación de Canfranc, esa estación que une el indómito norte con nada,

ya que hace años que la estación no funciona, y todo parece indicar que no va a unir nunca España con Francia, y una idea absurda surge de mi viaje a la nieve, yo conozco a alguien en adif,  y hago una extraña unión, Iberdrola – Seat – adif,

tal vez estoy delirando, ¿o tal vez sí me encuentro en un punto de unión del Pirineo oscense con España y con Francia?, pero ésa es otra historia que tendrá que evolucionar, 

con la ayuda de calidad Pascual, de Bankinter, de dkv, el sueño ya está ahí.

en el camino de vuelta, mi niño interior, frustrado, es natural, los niños quieren lo que quieren, y lo quieren ya, va a entrar a jugar en la tienda Jorri, y va a preguntar por el dueño, y la magia se va a seguir produciendo, pero ésa también es otra historia.

y observo cómo la magia de la vida se despliega a mi alrededor, y se lo cuento a Gaizka, por teléfono, como se lo voy a contar luego a Pedro, también por teléfono, hay vida más allá de los testigos, y se lo cuento a Bernardo,

con el que me quedo a pasear hasta las 3 de la mañana, esa hora a la que con bastante frecuencia me levanto, cuando yo tengo el síndrome de cenicienta (a las 12 dormidita en casa), qué cosas más raras me están pasando,

durmiendo la siesta cuando no toca, despierto hasta las 3, cuando no toca,

pero ésa es otra historia.

empiezo a entender la importancia de empezar a escuchar el campo, la energía de todo lo que nos rodea, la energía de las posibilidades, dejarnos fluir, nuestro inconsciente es mucho más listo que nosotras.

de haber tomado una decisión racional, ayer habría dormido en casa de Pilar en vez de en casa de Santiago, o en un hotel, y habría salido rápido de Zaragoza, para pasarme un día libre en la nieve, si lo piensas bien, ZGZ está a dos horas escasas del Pirineo,

¿cómo es posible que llegue a las pistas pasadas las 6 de la tarde?

sólo siento que hoy tenía que oír una conversación, para que una posibilidad se despliegue, con mi colaboración necesaria, en un proceso que puede ser bueno para mí, bueno para tí, y bueno para todo el planeta, empezando por Aragón y Huesca.

las 3 escuchas y el 3ple camino nos conecta con nuestro campo de atención, y con la escucha del campo, de la misma forma que nos conecta con nuestras emociones, y con procesos de buen trato personal, en los que mi Yo soy se hace presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

buscando el amanecer (con la presencia del Yo soY)

me levanto a las 5 de la mañana para cruzar Madrid antes de que el pertinaz atasco de cada día haga difícil lo que a estas horas es tan sencillo, y tomar la A2, esa autovía que nos conecta todas las mañanas con el amanecer,

por ahí levanta el sol, ligeramente desde el noreste, y soy consciente de ese milagro de cada día, que nos perdemos metidos en nuestros sueños, o en nuestros coches, o en las oficinas y fábricas de nuestros días,

hoy tengo la suerte de disfrutar de todas las fases que encierra un amanecer, desde la más cerrada oscuridad, pasando por ese tenue color ahí al fondo, algo empieza a cambiar, hasta el sol bien alto, que ya molesta,

todo es cuestión de que el trayecto nos lleve 1, 2, 3, 4 horas, sí, hoy tengo que llegar a Caparroso, ese pueblo navarro en el que hay una planta de manto de roca, una planta de Rockwool, sí, porque los daneses hacen manto de roca,

un tipo de material aislante que se utiliza en construcción, y me acuerdo de mi primera visita hace la 8 años, una reunión que va a ser la base de una oferta que hablar de la construcción del yo, que se conecta con otras personas, del grupo al equipo,

para poder todas juntas, nuevos enfoques, que tienen una repercusión en la innovación (procesos creativos en los que varias de nosotras concurrimos) y en nuestra pequeña (o no tan pequeña) comunidad,

y en ese sentir me ando, y despierto como tengo el observador, veo cómo dos aviones dibujan un camino ascendente en el cielo, parecen competir por llegar más alto, allá tras el castillo,

hasta que uno se separa, y toma el camino de la derecho, no puedo sonreír, cuando veo la figura que mis dos inesperados compañeros de viaje dibujan, porque de la I latina pasamos a la Y griega,

del yo soy inglés (I am), pasamos al Yo soY español, y me acuerdo de aquella primera oferta a Rockwool para correr un proceso en un grupo de Europa sur en inglés a la visita de hoy, tras la que seguramente hagamos otra oferta similar,

ahora en rudo castellano, 8 años después, un proceso en el que la persona que se acerca, en pos del amanecer, ha cambiado, vaya si ha cambiado, y el Yo soY que apuntaba ya está presente, esa es la buena noticia,

qué bonito volver a verte, Marilú, claro que podemos ayudaros, todo empieza con un pasito, más allá de donde estamos anclados, en un programa que junta lo que queremos ir filtrando en la organización,

un viaje en el que el Yo soy se va a hacer presente, con la emoción en el centro, facilitado por lo que nuestros clientes internos quieren comprar, nuevos modelos emergentes de gestión, empezando por teoría U, y reinventar las organizaciones,

esos dos modelos de una nueva forma de pensar – sentir – hacer que tanto van a influir a los líderes de este mundo, viejo y nuevo, porque lo que está por venir lo hacemos entre todas, hoy,

no podemos escabullirnos de nuestra responsabilidad, esperando que la próxima generación haga mañana lo que tenemos que hacer nosotras hoy, y arregle lo que ya no se puede arreglar.

   así lo vimos…

Marilú, es hora de observar lo que pasa alrededor nuestro. Esther no está presente, no va a ser ella la persona que va a impulsar este programa, no te engañes, si hay alguien que tiene esa capacidad en tu organización ésa eres tú.

en la conversación surge la figura del salmón contracorriente, hoy tu esposo, mañana un extraño ser que pasa por ahí, contando historias raras, con la extraña convicción de que sí se puede hacer tantas y tantas cosas con los mimbres que tenemos hoy,

no dejes de compartir con tu pareja  las 3 escuchasel 3ple camino, a ver qué tal le suena, y no te olvides de escuchar es amar, esta iniciativa que se hace grande con la ayuda de nuestras amigas, en la plataforma goteo,

seguro que conoces alguien en Pamplona con quien podemos contactar.

 

y Gaizka me hace llegar este video, mila esker (mil gracias), Gaizka,

en un día en el que el equilibro entre la tierra y el cielo es especialmente singular, y en el que podemos observar qué hacen otras personas con las piedras, polvo de estrellas de las que no sólo se pueden hacer mantos

y otras cosas surgen en el camino, qué bonito es este mundo en el que hemos decidido vivir.

y me río al pensar la de cosas que caben en un día, dentro de una hora, también voy a llegar tiritando, 5 minutos tarde, en dkv, una organización verde que tiene la posibilidad de moverse hacia el azul, en una repetición de una presentación años atras,

todo es tan parecido y a la vez tan diferente,

y en esa reunión que va a promover Alberto, qué bonito grupo, de 5 a 7, en una primera convocatoria, y de 7 a nueve, el futuro emerge en ZGZ, qué bonitos re-encuentros, qué bonito camino en busca del amanecer,

con el Yo soY presente, acompañado de la presencia y el cariño de la madre, y el niño prendido, un niño que me dice que quiere que le compre unas raquetas de nieve para caminar por encima de la nieve en las montañas,

antes de que llegue el deshielo, quién sabe si detrás de esos montes vislumbre de dónde surge todas las mañanas la luz.

en la reunión de la tarde, jugamos un rato con esas frases que hablan de la ley de la atracción, tan relacionadas con los fundamentos del liderazgo colaborativo, qué divertido es cuando las podemos compartir,

porque dar es recibir, y no somos menos cuando más y más personas se acercan a los fundamentos de la abundancia, unas bases que todas tendríamos que traer de serie con a ayuda de papá y mamá, de la maestra y el profe,

pero que tonterías digo, ellas no sabían, les pasa como con las emociones, nadie les enseñó, y es muy difícil compartir algo que tú no conoces, y estás lejos de integrar en tu vida, … pero bueno, nunca es tarde para empezar, otra vez.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

surfeando la ola buena

en un día de esos intensos, camino de Parla a Madrid, mis amigos de Paramio creen que estoy a punto de enloquecer, les acabo de proponer un evento para crear equipo en la Nevera,

paro para tomarme un algo con Javier, para sondear la posibilidad de crear una asociación o un movimiento similar al que Gabirel promueve en Bilbao, DENON ARTEAN, entre todas, qué bonito nombre,

y me encuentro esperándole en Décimas, no sé por qué he entrado a curiosear, y tengo la impresión de que voy a comprar algo, como no veo un pantalón de mi gusto acabo comprando un pelotón de colores,

con el que subimos a la cafetería de un centro que está desolado, las tiendas han desaparecido, los bares están cerrados, y un futbolin, otra de mis aficiones de infancia y juventud, nos espera solo,

en un futbolín en el que no vamos a jugar, esta vez me voy a ahorra ese €urito que en otros casos muevo tan alegremente, y hablando de mover, me pregunto cómo se puede mover el pelotón que acabo de comprar en la mesa del futbolín,

y observo cómo lo grande no se posa en lo pequeño, los jugadores la sujetan en lo alto, y conecto el juego del que mis compañeros de Paramio no quieren participar, dudan que el juego atraiga a la gente,

con un juego que está por venir, tal vez en la Nevera, sobre una pista blanca, de hielo, y de otra dimensión este pelotón de colores tiene una posibilidad, se están creando un nuevo deporte,

surfeando en la nevera, vaya que si vamos a jugar a este juego, con unas reglas para el desarrollo del liderazgo colaborativo que todas vamos a crear, vaya que sí, aprovechando que la locura aumenta,

y que nos permitimos progresivamente jugar.

   así lo vimos…

aunque he vivido cerca de un pueblo surfero, yo no lo soy, será que le tengo mucho respeto al agua, por lo que no tengo muy claro los fundamentos de este deporte, salvo el de la ola buena,

una ola que no siempre se da, muchas veces ves un mogollón de surfistas que se empeñan en coger LA OLA buena, como si sólo hubiese una, sin observar que sólo hay una ola buena en cada momento, esta ola,

por lo que hay infinitas olas buenas, si aprendemos a vivir cada momento, en este día en el que me he reunido con Joaquín y he disfrutado, he hecho la compra en LIDL y he disfrutado, en el que me he presentado el IVA en hacienda, tu amo te atienda,

me he desparramado con mis amigos de PARAMIO, me he reunido con Javier, con Enyina, en este día tan apretado en el que he dis-frutando tanto, sin fruto, sin un objetivo claro,

eso es dis-frutar, vivir el momento, la ola buena, esta hola, en la que estoy montado, y reírme que mi pelotón no lo puedo aprovechar en este futbolín, pero estoy seguro que va a ser de utilidad, aquí o allá.

estoy con ganas de escribir un libro sobre creatividad, de la misma forma que estoy con ganas de escribir un libro sobre abundancia, tal vez estos dos conceptos se anidan en uno solo, como se anidan el pelotón y el futbolín,

con la magia del arco iris, y me doy cuenta de que eso de voy a escribir no existe, o escribo o no escribo, y observo, subido a esta buena, en el lado activo del infinito, que ya estoy escribiendo ese libro, la vida es fácil,

un libro que ha comenzado en mi mente el viernes pasado, pero que ya se está manifestando en mi vida, todo este fin de semana, y también hoy, con la sensación de que todo lo que necesito me encuentra, qué le vamos a hacer.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.