Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

un nuevo liderazgo es necesario en este futuro emergente (también en la educación)

asisto a esta charla – conversación – desayuno en la que Matilde Fernández va a lanzar un espacio para el pensamiento, en torno al liderazgo emergente en el ámbito social, gracias, Montse, por hacerme llegar la invitación,

tras dos conversaciones previas que se lanzan desde AECOP, que tienen como foco las temáticas de los millenials, y de la mujer, qué casualidad que me acerque a esta reunión, marcada con el número 3,

en la que Matilde va a empezar haciendo un vuelo de helicóptero al entorno mayor en el que puede emerger un nuevo tipo de liderazgo, un entorno mayor en el que juegan un papel importante 3 factores:

  • qué calidad y qué tipo de democracia queremos tener, y qué rol van a jugar nuevos actores, que quieren participar,
  • qué ética se quiere implantar, y con qué reconocimiento va a contar (desde el punto de vista legal, individual y social),
  • y qué modelo de estado social queremos promover (el estado del bien-estar, un estado que es una mezcla de los modelos que se promulgan desde europa del norte y del este),

un entorno mayor que da paso a la reflexión de cómo ha evolucionado el líder carismático de antaño, un líder que seguramente tenga que evolucionar en un mundo que evoluciona,

y que seguramente está abocado a una gobernanza más difícil, debido a la emergencia de nuevas realidades sociales,

y a un repaso de acciones que tienen un impacto en cómo evoluciona en España el tejido social, desde 2 aspectos que hoy nos pueden parecer menores, pero que son significativos,

  • esa casilla en la declaración del IRPF que permite a cualquier persona definir el destino de un porcentaje de sus impuestos,
  • y el desarrollo de los planes de igualdad, dirigidos a la mujer,

y cómo esas acciones condicionan el desarrollo de organizaciones sociales corresponsables de la acción de gobierno (ONCE, Cruz roja), y de otras organizaciones, que sin llegar a este extremo, están enraizadas en la sociedad, y cubren necesidades sociales de diferentes tipos (ACNUR, cáritas,…),

un paseo por la historia que nos acerca a esa reflexión final, en la que los líderes individuales carismáticos de antaño empiezan a dar paso a un nuevo tipo de liderazgo, más compartido, más colaborativo, más colectivo,

un liderazgo emergente en el que necesitamos indagar más como sociedad.

   así lo vimos…

de la presentación de Matilde me gustaría destacar el vuelo de helicóptero inicial, que convierto en preguntas en las que tal vez no llegamos a ahondar en la conversación posterior,

  • ¿hasta qué punto queremos indagar en la democracia representativa o queremos avanzar en la democracia participativa a nivel social?
  • ¿cuáles son los valores que promovemos desde el estado y desde el mundo empresarial?, ¿qué valores promueve la televisión pública y los medios de comunicación privados, TVE o Antena 3, tanto da?, ¿qué tipo de ejemplos de triunfo tenemos alrededor?,
  • ¿qué tipo de bien-estar estamos construyendo en este mundo en el que hay tanta precariedad laboral, tanto paro, tantas familias pobres, tan pobre acceso al mercado laboral?, no me quiero imaginar en la piel de un millenial, no, por favor,

así como la cantidad de preguntas y comentarios que se derivan relacionadas con el ámbito de la educación, un tema que ocupa y preocupa a muchas de las personas presentes en esta sala,

qué bueno que en este foro en el que nos juntamos para hablar del liderazgo emergente a alguien (muchas personas, en realidad) le interese el papel que juega una nueva educación.

quién sabe por qué esta imagen que me llega al móvil se anida esta mañana con este post, tal vez nuestros hijos y nietas no tengan mucho tiempo, si seguimos al ritmo actual, y releo esta frase que seguramente conoces:

“Cuando el último árbol esté muerto, el último río envenenado y el último pez atrapado, sólo entonces entenderán que no se puede respirar, beber ni comer dinero”.

Tú qué crees, ¿lo entenderemos después o antes?

¿qué podemos hacer para TRANSformar el tipo de liderazgo de nuestras organizaciones HOY?

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional que promueve el desarrollo de un liderazgo mucho más plural, mucho más colaborativo, un liderazgo que es posible sólo desde el desarrollo personal,

desde la conquista personal del orgullo sano, ese orgullo humilde que me permite re-conocer mis logros, lo que me ha costado llegar a donde estoy hoy, la persona que soy hoy, incluyendo los fracasos, las derrotas, las renuncias,

a veces dónde estoy no es tan importante por las consecuciones y los logros como por las renuncias del camino,

un orgullo humilde, un orgullo sano que abre las puertas del Yo soy, un yo soy que es la pera limonera, pero que no está por encima de ti, yo me reconozco, y soy capaz de reconocerte a ti, yo soy la pera limonera y, seguramente,

… con toda seguridad, tú también.

7 emociones, creative commons, es un modelo de responsabilidad emocional que integra los fundamentos del buen trato y del desarrollo personal y de los grupos (atención, presencia, conciencia, valores),

inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que puedes descargar en este enlace.

 

 

Anuncios

pinturas inconclusas, arte inconcluso, personas en desarrollo y TRANSformación

salgo del desayuno que ha organizado AECOP acompañando a Carmen Rayuela, que me cuenta de la publicación y presentación de un libro que acaba de escribir, y me pregunta si sé que ella pinta,

y me muestra 2 de sus obras en proceso, qué curioso, cuando me cuenta que no le gusta acabar los cuadros me hago otra imagen mental de un cuadro inacabado, y de lo que voy a ver, que contrasta tanto con lo que Carmen me muestra,

si te soy sincero me cuesta encontrar qué tienen estos dos cuadros de inacabados, pero sí, quedan rastros de esa obra en evolución, y Carmen me explica cómo ella se siente satisfecha cuando ese gesto que buscaba ya está ahí,

y me quedo pensando, qué bonito, qué interesante, y no puedo sino preguntarle hace cuánto tiempo que pinta, 3 años, Carmen es autodidacta, y mi asombro crece, no voy a reprimir mi intención de pedirle que me envíe uno de sus cuadros para el blog,

si puede ser ese negrito, que mi mente asocia con la pulsera azul que Matilde Fernández, presidenta del comité español de ACNUR nos acaba de regalar, al terminar la conversación,

y en mi mente se asocian la pintura de Carmen, la pulsera azul, que reza Refugees Refuxiados Réfugiés Refugiats Errefugiatuak Refugiados y se vuelve a repetir, claro, es una pulsera sin principio ni final, ya he dado la vuelta,

y pienso en todas esas obras de arte inconcluso, como el negrito que ilustra hoy el post, gracias a ese gesto que capta y comparte con todas nosotras Carmen, como el negrito, decía, como tú y yo,

arte inconcluso, arte en desarrollo, en proceso, en continua TRANSformación, quién sabe todas las cosas que nos han ocurrido, todas las cosas que ya hemos hecho, y las que nos quedan por hacer.

   así lo vimos…

en este mundo de causualidades, me maravilla coincidir con Carmen otra vez, en el ascensor que nos sube al cuarto piso desde este portal en la calle Velázquez, donde hoy nos acoge esta presentación de AECOP,

y siento que hoy nos teníamos que juntar, Carmen, y lo que ocurre dos veces a buen seguro que va a ocurrir una tercera, nos volveremos a juntar, a ver cómo puedo colaborar con vuestra asociación de coaching educativo, Carmen,

no puede ser más evidente que el futuro se siembra en una nueva educación, y en unas condiciones que permiten a los seres humanos cubrir las necesidades básicas (comida, cobijo, salud, …), plataforma necesaria desde la que progresar.

y recontacto con lo que ha pasado antes de bajar con Carmen en el ascensor, el mismo ascensor que nos sube y utilizamos como descensor, tras esta charla conversación que organiza AECOP,

en un formato que no es habitual, que tiene mucho más de conversación que de charla magistral, o de pregunta – respuesta, un juego que Matilde prende y que es muy interesante observar, tras 40 o 50 minutos de presentación,

la siguiente hora se cruzan preguntas, se anidan preguntas y comentarios, sí, son dos rondas de preguntas y comentarios tras los cuales Matilde interviene nuevamente, no estamos ante el formato de charla maestra ni de pregunta – respuesta,

estamos más cerca de ese tipo de conversación, generativa, que queremos prender en el futuro emerge, en el que un grupo de personas, se juntan, conversan, calientan el tema, y ofrecen una devolución al grupo,

que no es tanto una reflexión mental, mucho menos una batería de reflexiones mentales, como una comunicación empática, en la que lo que tú has aportado a mí me mueve, y devuelvo algo al grupo,

una posición nueva desde la que todas podemos, juntas, evolucionar.

hoy estoy aquí gracias a Montse Rossell, muchas gracias, Montse, que me hace llegar esta invitación para tomar un café con líderes emergentes, en concreto el liderazgo emergente en el ámbito social,

a ver si un día de estos extendemos unas líneas con ese enfoque que Matilde Fernández comparte con todas nosotras antes de desayunar.

7 emociones, creative commons, es un modelo creative commons de responsabilidad emocional que integra el buen trato en nuestras vidas con el desarrollo personal y grupal (atención, presencia, conciencia) para el desarrollo de la innovación.

 

 

 

 

 

nuestro curriculum vital (personas voluntarias que exploramos la autogestión y abrazamos la plenitud)

intento entender con palabras propias los 3 movimientos que nos propone Frederic Laloux en Reinventar las organizaciones, este enfoque para el desarrollo de organizaciones emergentes,

  1. exploramos la autogestión,
  2. abrazamos la plenitud,
  3. alineamos el propósito,

y los intento trazar con lo que venimos haciendo y proponiendo desde oé corazón, organizaciones con espíritu y corazón, qué bonito, qué necesario, para ver qué falta y qué podemos potenciar,

empezando por el primer bloque, exploramos la autogestión, en el que el hallazgo más significativo es el desarrollo de consejos en vez de consensos, y la figura de la persona voluntaria,

es curioso,

donde antes había (sigue habiendo) un jefe que acapara el poder, la figura del voluntario toma el poder, convierte los deberes en poderes y quereres, puede hacerlo, y quiere hacerlo, y lo hace, con el apoyo de todas las personas relacionadas,

a las que consulta por medio del consejo, sí, te pido consejo, pero un consejo que no es vinculante, al final la responsabilidad es personal, y compromete fundamentalmente a la persona voluntaria, que toma la responsabilidad y la decisión,

es evidente que estamos en el ámbito del orgullo, ese orgullo que vestimos con la capa de la humildad, orgullo humilde que permite a la persona voluntaria ir un paso más allá de sus obligaciones formales

y observo como nuestras pasiones (intereses más allá),

nuestros proyectos,

nuestros valores,

completan nuestro curriculum A, esto es,

qué nos mueve, con qué causas nos implicamos, cuáles son los valores que orientan nuestros comportamientos del día a día conforman un curriculum B que es necesario para el desarrollo de organizaciones nuevas, emergentes,

en las que personas plenas y alineadas exploran y se adentran en prácticas de autogestión.

   así lo vimos…

contacto mentalmente con un capítulo de “el mundo amarillo”, de Albert Espinosa, si crees en los sueños, ellos se crearán, en concreto con el sexto descubrimiento, “Cuando estás enfermo llevan un control de tu vida, un historial médico,

Cuando estás viviendo deberías tener otro. Un historial vital”,

un título significativo, si observamos 2 pequeñas diferencias, un historial médico y un historial vital, llevan o deberías tener, ellos o tú, 2 pequeños matices que hacen toda la diferencia,

un capítulo en el que Albert Espinosa explica cómo va creciendo con el paso de los años su expediente clínico, con anotaciones de más de 20 especialistas, su oncólogo, su traumatólogo, su terapeuta de recuperación,

una lista interminable de anotaciones que termina con la curación de Albert, sí, “el paciente está curado”, un paciente que nos habla de la importancia de hacer un segundo expediente, un expediente vital,

un diario en el que poder escribir, y releer, pasados unos años, lo que te preocupaba en su momento, para observar que ahora te importa un pepino, tal vez lo has conseguido, tal vez ni siquiera lo deseabas,

un diario en el que podrás observar que la vida es cíclica, todo vuelve y vuelve, tal vez pronto puedas observar que tus males y alegrías vitales se repiten, tal vez en tu expediente vital encuentras las respuestas a todo,

un expediente en el que puedes juntar anotaciones y objetos, trozos de servilleta, piedras de la playa, una entrada del cine, un expediente para el que nos ofrece 6 sencillos consejos, a saber:

1. Compra una carpeta que sea grande, casi como una caja. El color elígelo tú, pero yo te recomiendo el gris.

2.  Escribe cada día tres o cuatro cosas que te hayan hecho sentirte feliz. Tan sólo eso; no te enrolles más. Escribe: “hoy sentí felicidad en un momento del día”.

3. Apunta la hora, el día, el lugar y el motivo. ¿Todo debe tener que ver con la felicidad? No, claro que no. Puede hablar de nostalgia, de sonrisas, de ironía. pero todo tiene que ser positivo. En un historial médico no se habla más que de percances, de problemas y de recuperaciones; en el vital, debes hablar de vida, de vida positiva, de vida feliz.

Realiza ese ejercicio, piensa cosas buenas que te han pasado, con quién y dónde. Poco a poco descubrirás patrones. Gente que te hace feliz, lugares y horas del día en los que te sientes más vital.

4. Incluye material. Siempre que puedas coge algún objeto relacionado con ese momento. Los objetos se impregnan de felicidad y deben estar en tu historial vital. 

Cualquier cosa sirve, tan sólo tiene que pertenecer al sitio. Pero no almacenes miles de cosas; sé selectivo o el historial vital acabará comiéndose su hogar.

5. Reléelo, tócalo cuando te encuentres mal y triste y también cuando te sientas feliz. Al menos una vez cada seis meses, dedícale un vistazo, haz una visita a tu historial. Descubrirás cosas, descubrirás patrones y descubrirás cómo eres. Cada 1% que descubras de ti es casi un peldaño más hacia otro estado de ánimo.

6. Regálalo, légalo cuando mueras. Recuerda, no es sólo para ti, también es para los demás, para la gente que te quiere.

Con este segundo historial la gente que te quiere sabrá por qué te ríes, por qué te entusiasmas, por qué mueres.

No sé por qué, si no me equivoco mucho, en este expediente vital se pueden encontrar 2 trazas de esa persona voluntaria, que decide, en un momento de su camino, vivir una vida plena,

una vida que conecto con dos de los principios de Reinventar las organizaciones, exploramos la autogesión (persona voluntaria), y abrazamos la plenitud (pasiones y valores en el cotidiano vivir),

ya me imagino que es mucho más complejo, pero no está mal para empezar.

y sigo trazando pequeños puentes, entre este capítulo de “el mundo amarillo” y el diario de aventuras de Up, y con el álbum de los momentos maravillosos de mi vida, con el método del des-agudo, de el camino del artista, de Julia Cameron,

y con el journaling de Otto Scharmer y la teoría U, esa herramienta que más pronto que tarde vamos a introducir en nuestros talleres, en los que explicamos el azul clarito de las 7 emociones, ese orgullo humilde, ese orgullo sano,

la siguiente emoción que surge tras conquistar el amarillo, con el permiso del verde, un color tan especial que hoy también me voy a saltar, orgullo que surge en un momento del camino, con esa afirmación tan rotunda, tan bonita, buena y necesaria:

“yo soy”.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, que integra el desarrollo personal (el desarrollo de la atención, la presencia y la conciencia) y el buen trato en nuestras vidas,

inspirado por la Teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar desde este enlace.

 

la teoría U y el color

en un ejercicio de conducción, a veces conducir es muy aburrido, conecto con una pregunta que me he hecho hace tiempo, y que he dejado dormir unos cuantos meses, está claro que no quiero forzar la respuesta,

una pregunta que me va a acompañar un rato mientras conduzco, ¿de qué color pintaría la U, esa U que corresponde a la teoría U de Otto Scharmer, que fomenta el desarrollo de la salud y la innovación en nuestras organizaciones,

y que nos ayuda a liderar desde el futuro emergente?,

y empiezo a vislumbrar pequeñas certezas, empezando por la fase de downloading,en la que nos encontramos cerraditos, y descargamos machaconamente un programa, que tal vez hoy ni siquiera nos funciona,

una etapa que está muy próxima al miedo – rojo, y a esa energía tan potente del “yo no soy”,

con una apertura de mente, open mind, en la que me permito abrir la caja de las creencias, alguna tal vez no me sirve, y vuelvo a mirar el mundo, tal como es, y vuelvo a observar, observar, observar,

una etapa que me abre a la curiosidad, a mi niño natural que busca territorios nuevos para explorar, y a la tristeza, esa fase en la que se desarrolla mi creatividad natural, porque si algo tiene la tristeza es que es mental, y me permite pensar mundos nuevos,

para pasar a una segunda apertura, open heart, o corazón abierto, una apertura que se propicia desde al compasión y la empatía, apertura a la que no le encuentro una correlación clara en 7 emociones, por lo que voy a dejarla en paso,

para pasar a la tercera apertura open will, o voluntad abierta, esa apertura para la que nos hace falta una dosis extra de coraje, porque a partir de aquí las cosas no van a funcionar como mi voluntad pequeña (o ego) dicta,

ahora que se rinde a una voluntad mayor, y a la mejor opción de futuro que quiere manifestarse, con nuestra colaboración necesaria, una apertura que relaciono con el orgullo humilde, el azul clarito,

para pasar a destilar nuestro propósito, y conectar con otras personas que están en un punto próximo del camino, personas abiertas a otras personas que comparten un ecosistema, desde una nueva comprensión,

con el azul índigo de la comprensión,

para pasar a ese proceso de prototipado rápido de soluciones, en la alegría de la acción conjunta, del hacer transformador que acerca a nuestro día a día lo nuevo, morado en la punta de la flecha para terminar.

   así lo vimos…

y observo cómo en algún punto antes del azul clarito deben estar presente el verde, la energía indescifrable e inexplicable del amor, una energía que tal vez encontramos abajo de la U, en un precioso momento de conexión,

y la energía del amarillo, la ira o la rabia, en ese territorio fecundo de la relación entre iguales, vestiditos hasta la almena de nuestro ego, a trancas barrancas, en el proceloso mundo del hacer, ira de la buena, seguro que sí,

territorio propicio para la apertura de la emoción, porque sólo en la relación con el alter, con otras personas, se puede obrar la verdadera apertura del corazón (Open Heart), que la otra, la de la teoría, es totalmente de mentirijillas, además de mental.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, que integra el desarrollo personal (el desarrollo de la atención, la presencia y la conciencia) y el buen trato en nuestras vidas,

un modelo que el que podemos basarnos para desarrollar equipos de alto rendimiento así como ecosistemas saludables e innovadores en la organización, a no ser que estés convencida de que son incompatibles los conceptos de salud e innovación.

puedes descargar 7 emociones, inspirado por la Teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, desde este enlace.

 

 

el álbum de los momentos maravillosos de mi vida

con esta cruz en el corazón iniciamos un viaje precioso, por los momentos más maravillosos de nuestras vidas, de la misma forma que nuestro diario de aventuras inicia en su primera página, ¿te enrolas en este viaje?

y mientras seguimos soñando, la vida, firme, a veces incluso terca, sigue su curso, a una hucha le sigue otra hucha, de la misma forma que a una corbata le sigue siempre otra corbata

hasta que la vida se rompe, y me quedo solo, con el registro de nuestros sueños comunes, cuánto duele mirar atrás y contactar con nuestros sueños, y nuestros hechos … las cosas que iba a hacer y no hice,

y la vida continua triste, hasta que un día, por casualidad, me doy cuenta de que algo se esconde tras esa hoja de cosas que voy a hacer, y descubro todo lo que hemos hecho, los momentos maravillosos de nuestras vidas …

y un día nos damos cuenta que mientras nos queda vida podemos seguir con nuestro diario, con nuevas fotos, con nuevas actividades en hojas nuevas, qué bueno que hoy podemos comenzar con nuestro NUEVO diario de aventuras,

un álbum en el que una palabra hace TODA la diferencia.

  así lo vimos…

a pesar del tono meláncólico de la banda sonora de UP,

rememoro aquel taller, cuando todavía no conocía la indagación apreciativa, titulado “el álbum de los momentos maravillosos de mi vida”, un viaje que tú también puedes hacer, no te puedo explicar qué interesante puede llegar a ser,

una colección de textos, fotos, canciones, objetos varios, tú eliges qué forma adopta,

un álbum en el que pronto vas a encontrarte con una colección de tus momentos vibrantes, brillantes, positivos, verdaderas anclas que te conducen, o te reconectan de nuevo con tus momentos de bien-estar.

7 emociones, creative commons, es modelo de responsabilidad emocional que nos introduce en la realidad vibratoria de las emociones, de la más grave a la más vibrante, con la ayuda de la energía del color.

así yo también soy español, claro que sí

no puedo sino hacerme eco de esta carta que escribe Laura Moreno de Lara, hace unos días, un texto que empieza con unas pocas palabras, no cariño, tú no eres español, un texto que se hace viral en internet,

unas letras que me llegan al móvil, gracias, Rodrigo, por compartirlo con el grupo, y que me hacen ser consciente de todo lo que nos une, espero que a muchas personas más les pase lo mismo…

No cariño, tú no eres español. Ser español no es llevar la bandera, ni gritar como un berraco frases de odio que espero que no sientas. Tampoco lo es ponerse una pulserita en la muñeca, ni cantar el cara al sol. El concepto de ser español es algo totalmente distinto, o al menos lo debería ser, porque a estas alturas de la historia yo ya no sé qué decirte.

Como española que soy, te voy a contar lo que para mí es ser español:

Ser español es arder cuando arde Doñana o temblar cuando tembló Lorca; es sentarte a escuchar historias de meigas en Galicia y llegar a creértelas; es ir a Valencia y no sentir rabia por leer un cartel en valenciano, sino que te agrade poder llegar a entenderlo y es presumir de que las Canarias nada tienen que envidiarle al Caribe.

Sentirse español es sufrir por no haber podido vivir la movida madrileña, enamorarte del mar al oír Mediterráneo de Serrat, es pedirle borracha a tu amiga catalana que te enseñe a bailar sardanas, querer ir a Albacete para comprobar si su feria es mejor que la de Málaga y sorprenderte al ver lo bonita que es Ceuta.

Para mí ser español es presumir de que en Andalucía tenemos playa, nieve y desierto; sentir casi mérito mío que un alicantino esté tan cerca de un Nobel, pedirle a un asturiano que me enseñe a escanciar la sidra y morirme de amor viendo las playas del País Vasco en Juego de Tronos.

También es española la cervecita de las 13.00, el orujo gallego, la siesta, el calimotxo, la paella, la tarta de Santiago, las croquetas de tu abuela y la tortilla de patatas. Lo son las ganas de mostrarle lo mejor de tu ciudad al que viene de fuera y que tú le preguntes por la suya; es hacerte amiga de un vasco y pedirle que te enseñe los números en euskera, por si pronto vuelves a por 2 ó 3 pintxos; es enorgullecerte de ser el país ejemplo a nivel mundial en trasplantes, de formar parte de la tierra de las mil culturas y de ser los del buen humor.

No hay nada más español que se te pongan los vellos de punta con una saeta o con una copla bien cantá, atardecer en las playas de Cádiz, descubrir casi sin querer calas paradisiacas en Mallorca, hacer el camino de Santiago en septiembre maldiciendo el frío o que Salamanca y Segovia te enseñen que no hay que ser grande para ser preciosa.

Así que, acho, picha, miarma, perla, tronco, tete, mi niño… eso es ser español, lo otro es política. Pero si de política quieres impregnar este concepto, también te vuelvo a decir que te equivocas: porque ser español no es desear que le partan la cara a nadie, es sufrir la situación de paro de tu vecino o el desahucio que has visto en la tele; ser español no es oprimir el SÍ o el NO de toda una comunidad autónoma, es indignarte cuando nos llaman gilipollas con cada nuevo caso de corrupción; ser un buen español es querer que en tu país no haya pobreza, ni incultura, ni enfermos atendidos en pasillos del hospital y, joder, querer quedarte aquí para trabajar y aportar todo lo que, durante tanto tiempo, precisamente aquí has aprendido.

Eso es ser español, o al menos, eso espero.

… y siento la diferencia que surge cuando desarrollamos cualquier acción desde lo que nos separa o desde lo que nos une, cuando nos sentimos vistos o no vistos, sí, qué importante que es poner el acento, siempre, en todo lo que nos une.

   así lo vimos…

si te fijas bien, el concepto de español de este texto se construye a partir de las singularidades positivas de cada región, de cada comunidad, de cada pueblo, de tal forma que todas y cada una de nosotras se siente vista,

y nos podemos reconocer en esa realidad mayor, rica, diversa, heterogénea,

todo lo contrario de lo que nos pasa cuando sentimos que alguien pasa el rodillo de la uniformidad, homogeneiza la mezcla, y atribuye las particularidades que le interesan al todo, a esta mezcla ahora informe, insípida, des-naturalizada.

tal vez por eso, leyendo este texto me dejo sentir, y selecciono una imagen con  las banderas de cada comunidad, de cada región, elegiría las de cada pueblo, ¿dónde ha quedado el txakoli gorri de Bakio y los tomates de Deusto?,

que nos permita construir, entre todas, esa imagen mayor, incluyente, respetuosa, que trata con cariño nuestras particularidades, y también nuestros demonios, que también los hay, en este baile de claridad y oscuridad que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, que nos permite comprender que la calidad de los resultados de un sistema depende del nivel de conciencia de las personas que lo lideran,

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría del color de Goethe, que nos permite aproximarnos al baile que la luz y la oscuridad nos ofrecen, baile a 3 en el que es imprescindible el ojo del Ser humano,

cuando prendemos al observador, convertido en persona presente, atenta, consciente, no es mal punto para comenzar.

puedes despertar 7 emociones, creative commons, en este enlace

 

 

muchas gracias por hablar tan mal de ti misma con tanta sinceridad (doble ración de tálamo, para empezar)

cuando prendemos el observador empezamos a quedarnos con los detalles que nos ocurren directamente en el día a día, y con otras cosas que nos ocurren indirectamente, supuestamente no van con nosotras, pero están ahí,

y forman parte de nuestro día, qué curioso,

como el texto que viene a leerme Silvia, tras este taller de fin de semana, en el que estudian la conflictología asociada al sistema nervioso central y al sistema endocrino, quién sabe por qué quiere compartir conmigo este texto, y no otros,

relacionado con el tálamo, una parte del cerebro en la que reside el juicio, que no deja de ser una interpretación de una experiencia, porque, cuando alguien te juzga, ¿de quién está hablando realmente?,

seguramente está hablando de ella misma, sí,

en muchos casos le podríamos simplemente agradecer por hablar mal de sí misma con tanta sinceridad,

un juicio al que podemos ser absolutamente inmunes, sólo necesitamos no dar crédito alguno a las palabras que recibimos, porque cuando aceptamos parcialmente el regalo envenenado ya he entrado en el juicio a mí misma,

y siento enfadarme mucho contigo, porque tu juicio negativo hacia mi persona coincide muchas veces con el que yo ya tengo, y esta curiosa coincidencia no la puedo soportar, ante tus palabras me voy a revolver,

no tenemos que olvidar que un juicio es una interpretación, y por lo tanto una deformación, de la realidad, pero una deformación que funciona, única y exclusivamente porque la creemos, porque le damos peso, porque le damos valor,

un juicio al que no le vamos a dar valor alguno si nuestra identidad está bien construida, si sabemos quiénes somos y por qué hacemos las cosas, desde dónde hacemos las cosas, me gustaría añadir,

un juicio que no plantea en este caso, ya sea falso, por eso mismo, ya sea verdad, por eso mismo, cuando esa verdad está aceptada e integrada ya no supone un problema en nuestra vida, ya que no afecta a nuestra identidad,

y sigo leyendo estos apuntes de Silvia, según los cuales un juicio, muchas veces, viene derivado de un exceso en un valor, tenemos hinchado el valor de la honestidad, o de la humildad, o de la generosidad, y éste se convierte en nuestra vara de medir,

y ese apunte, tan interesante, que relaciona la necesidad de juzgar a los demás con el deshonor en el transgeneracional, deshonor que podemos entender como una falta que comete un antepasado y que trae vergüenza a todo el árbol, a sus descendientes,

un deshonor que está vinculado con la imagen, qué curioso, ahora entiendo mejor a tantas y tantas personas para las que la imagen es tan importante, tan importante que ponen antes el parecer que el ser,

anteponen el mundo exterior al mundo interior,

personas para las que el honor y la imagen son tan importantes, tal vez acarrean el conflicto del embajador, embajadoras de su familia, embajadoras de su linaje, que tienen que demostrar continuamente lo que ellas son,

proyectando en el mundo una imagen estética, una imagen social, por medio de una boda, un cochazo, todo para fuera, un título, eres médico o arquitecta, ingeniero o abogada,

un juicio que mata las relaciones, porque mantiene la relación en las formas externas, y en la imagen social, no en la realidad, una realidad que es maravillosa cuando me acepto a mí misma y a las personas que me rodean tal como son,

ésa es la felicidad,

unas líneas que me animan esta mañana de viernes, muchas gracias por compartirlas, Silvia, quién sabe por qué te has acordado ayer de mí, en el día del Pilar, ¿verdad?, como mi madre, vaya “causualidad”, no me lo puedo creer,

para terminar con estos apuntes finales,

que señalan cómo el juicio vuelve rígidas a las personas,

que el honor no tiene nada que ver con el respeto (el juicio está ligado a la vergüenza), que el recurso es cambiar juicio por bondad, que el sistema educativo es un sistema perverso de sanciones (que nos introduce y nos adiestra en el juicio más y más),

que el juicio a los otros me pone por encima a mí misma (poniendo a un lado mi propia desvalorización personal), claro, si a ti te juzgo mal yo estoy al otro lado, yo estoy bien, ése es en buena medida el conflicto del tálamo,

un conflicto ante el que tenemos que elegir “ser personas bien” (hacer lo que los demás nos dicen para ser aceptadas) o “ser personas vivas” (ser nosotras mismas, con nuestra historia de vida, no siempre preciosa), en evolución.

   así lo vimos…

 

si conoces alguna persona como está arriba descrita, rígida, crítica con todo, esmerada en exceso en su aspecto exterior, en su imagen, en el qué dirán, no te extrañe si es muy crítica contigo, no te preocupes,

no te está hablando de ti, te está hablando de sí misma, tu ejercicio pasa por no tomarte las cosas personalmente, sí, ya sabemos que es más fácil de decir que de hacer, a ver cuándo te atreves a regalarle la frase mágica,

muchas gracias por hablar mal de ti misma con tanta sinceridad“.

no sé qué imagen utilizar para simbolizar el juicio, y me voy por el conflicto de embajador, por lo que busco las palabras embajador y pajarita en internet, y me encuentro ésta, tan diferente, tan poco convencional, una pajarita de madera,

y me imagino a la persona que me juzga con la pajarita puesta como anteojos, no debe ver mucho de lo que tiene frente a sí, no, y me sonrío al pensar que esta imagen no dista mucho de lo que ocurre en muchos casos en la realidad,

en 7 emociones integramos el triángulo de karpman, el ser en la sombra, ya que para llegar al buen trato necesitamos entender los fundamentos del mal trato,

con las figuras del perseguidor, la víctima y el salvador,  un perseguidor que juzga y critica, sí, que juzga continuamente a los demás, que seguramente también se debe juzgar duro a sí mismo (así es afuera, así es adentro).

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional que integra el buen trato, la conciencia, los valores (presentes también en el juicio) y el campo de la atención,

7 emociones, creative commons, un texto inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe.

el anciano, el muchacho y el burro (educación y aprendizaje)

Un joven y un viejo viajaban con un burro. Mientras se acercaban a una aldea los dos iban caminado junto al animal. En un momento dado, los niños de una escuela empezaron a reírse al verles pasar y empezaron a decirles:

  • Mirad esos tontos. Tienen un buen burro y, sin embargo, van caminando. !Al menos el viejo podría ir montado en él!

Al oírlos, los hombres se dijeron:

  • ¿Cómo podemos arreglarlo? Esa gente se está riendo y ya nos acercamos al pueblo. Es mejor que sigamos sus consejos.

Así que el viejo se montó en el burro y el joven empezó a caminar tras ellos.

Entonces se encontraron con un grupo de gente que se puso a mirarlos diciéndoles:

¡Mirad! El viejo montado en el burro y el pobre muchacho caminando. ¡Qué tontos! El viejo debería andar y dejar que el chico montara en el burro.

De modo que cambiaron sus puestos: el viejo empezó a caminar dejando que el choco montara el burro.

Entonces se les acercó otro grupo de gente que les dijo:

  • ¡Mirad! ¡Que muchacho más engreído! Quizá el viejo sea su padre, o su maestro, y tiene que ir caminando mientras que él, el joven, va montando en el burro. Eso contradice todas las normas.

¿Qué hacer ahora? Al unísono decidieron probar la única posibilidad que les quedaba: montarse los dos en el burro. De modo que montaron en él.

Entonces otro grupo se les acercó y les dijo:

  • ¡Mirad! ¡Qué gente tan malvada! ¡El pobre burro está ya medio muerto! ¡Mejor sería que lo cargaran sobre sus hombros!

De nuevo se pusieron a discutir qué hacer y, mientras, llegaron a un puente que cruzaba un río. Casi habían llegado al pueblo, de modo que decidieron comportarse como la gente del lugar para que no les creyeran tontos.

Buscaron un bambú, lo cortaron, lo colocaron sobre sus hombros y colgaron de él al burro llevándolo a cuestas. El burro, atado por las patas, se resistía – como cualquier burro haría – y trató de escapar porque no creía ni en la sociedad ni en la opinión de los demás. Pero los dos hombres estaban empeñados en su solución y obligaron al burro a claudicar.

Estaban cruzando el puente cuando una multitud se congregó a su alrededor mientras les gritaba:

¡Mirad a estos tontos! No hemos visto nunca unos idiotas semejantes. En vez de montar en el burro lo llevan a cuestas. ¿Es que os habéis vuelto locos?

Entre tanto, el burro fue poniéndose tan y tan nervioso que dio un salto y cayó desde el punte al río, matándose en el acto. Los dos hombres bajaron hasta el río, donde el animal yacía muerto, y, sentándose junto a él, el viejo le dijo al muchacho:

  • Ahora, escúchame…

por cierto, ¿qué crees que le dice el viejo, acuérdate que son las palabras de un maestro, al muchacho, su aprendiz?

   así lo vimos…

Estas son las palabras del viejo:

  • Mira, al igual que el burro, acabarás muerto si le das excesiva importancia a lo que dicen los demás. No te preocupes por lo que los demás digan. Hay millones de personas y todas tienen sus propias ideas  y cada una te dirá una cosa diferente. Si atiendes a las opiniones de los demás, estás acabado.

Esta no es una historia corriente: el viejo era un maestro sufí, un Iluminado, y el joven su discípulo.

El Maestro trataba de dar una lección al discípulo, porque los sufíes siempre crean esas situaciones. Dicen que, a menos que vivas una situación, no puedes aprender su verdad.

el cuento que has leído arriba forma parte del libro de Osho titulado “Tantra: la suprema comprensión”.

Y así nos pasa en tantos procesos educativos, en los que tenemos tanto de educación y aleccionamiento, y tan poquito de aprendizaje, tanto de memorizar y de adoptar sin cuestionarnos la verdad que nos dictan,

y tan poco de aprender (a mí me encanta la palabra apreHender, ya sé que no existe) o hacer propia esa verdad recién descubierta, y que me puede acompañar, según la confirmo y crece, a lo largo de mi vida.

la comprensión, azul índigo, es una de las emociones que promovemos en los procesos de acompañamiento que desarrollamos con base en 7 emociones

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otro Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar por medio de este link

co-incidimos en Madrid

Pilar me hace llegar una invitación relacionada con CO-INCIDIMOS, un proyecto para acompañar el desarrollo de la inteligencia colaborativa en Madrid, un proyecto de MediaLab Prado al que todavía te puedes apuntar,

de hecho la inscripción termina mañana, y casi se me pasa, qué bueno que esta entrada está en pendientes, y al retomarla me permite acceder al formulario de registro, donde incluyo los datos que se requieren, incluyendo nombre, teléfono, correo,

nacionalidad (opcional), España, página web (opcional), www.elfuturoemerge.net

descripción de tu proyecto:

desde el futuro emerge promovemos conversaciones generativas con un enfoque interdisciplinar, que tiendan puentes entre diferentes ámbitos de actuación, educación y salud, desarrollo empresarial y desarrollo personal, banca, ética y conciencia, en procesos que incluyen una mirada a buenas prácticas y enfoques emergentes.

el futuro emerge tiene como objetivo visibilizar (dar mayor visibilidad) y conectar (no somos tan raros, ni tan pocos, ni estamos tan solos) movimientos en desarrollo, algunos de ellos en fase incipiente, en muchos casos desde el campo social.

resumen biográfico:

mi objetivo es integrar el calor y el color, el buen trato y la energía, en todas las actividades que desarrollo, en 3 ámbitos (en el mundo corporativo, en el mundo social y en la educación).

presencia, conciencia, valores, buen trato y emociones, que florecen en relaciones entre iguales.

7 emociones es un modelo, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que utilizo como base para el desarrollo del mundo emocional, la conciencia y el buen trato en los 3 ámbitos de mi quehacer.

motivaciones y expectativas:

mi intención es seguir profundizando en procesos de inteligencia colaborativa,

y conocer personas, proyectos, metodologías y aplicaciones prácticas de la inteligencia colaborativa.

bueno, ya casi está, sólo me queda darle al botón de enviar.

   así lo vimos…

y recibo un correo desde MediaLab Prado, un email automático que no garantiza la plaza: se pondrán en contacto conmigo para confirmarla y enviarme más información si es preciso,

qué bien, yo ya he hecho, esta vez en plazo, lo que tenía que hacer.

por alguna razón, escribiendo estas líneas me acuerdo de una conversación reciente con Gidor, en este fin de semana en el que me acerco a Bilbao, para una conversación con el grupo de “el futuro emerge” de Bilbao,

una conversación en la que Gidor me lanza una pregunta, en referencia a 7 emociones, ¿qué aporta 7 emociones que no tengan otros modelos de inteligencia emocional?,

una pregunta que sólo puede responderse desde el conocimiento profundo de qué aportan otros modelos de inteligencia emocional, que no es el caso, por lo que reformulo la pregunta de mi amigo,

¿cuántos modelos de inteligencia emocional pueden facilitar una comprensión de los procesos de mal trato y buen trato que se dan en nuestras vidas, en casa, en el cole, en el trabajo?,

¿cuántos modelos de inteligencia emocional trazan puentes con el campo de la atención, que se convierte en escucha y en conversaciones, con el campo de la conciencia, y con un mundo que se desarrolla con base en valores?,

¿cuántos modelos de inteligencia emocional son tan respetuosos con la verdad subyacente en la energía del color, en el arco iris, en el baile de la claridad y la oscuridad en nuestras vidas?,

¿cuántos modelos de inteligencia emocional trazan puentes con los fundamentos de la inteligencia colaborativa?, ¿cuántos modelos integran el mundo del tener y el mundo del Ser?,

y entiendo por qué quiero co-incidir con otras personas y otros proyectos relacionados con el liderazgo colaborativo en mi territorio, vamos a confiar en que co-incidimos en Madrid.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

 

con la ayuda de la empatía y de su hermana mayor, la compasión

Silvia me cuenta una historia en la que una chica realiza un proceso de biodescodificación, un proceso por medio del cual va a volver a experimentar el dolor que impregna su vida desde la tierna infancia,

un proceso en el que vuelve a sentir el desamparo y el abandono en su vida, un proceso que le lleva a sentir el dolor y el sufrimiento de esa joven, esa niña, de ese bebé, un ser con el que conecta profundamente,

con el que se reconecta por medio de un sentimiento de compasión profunda,

una compasión que le permite re-contactar con el sufrimiento y el dolor de otros seres queridos, que pueblan su vida, y le acompañan, el dolor y el sufrimiento de su madre, en primera instancia, con la que restablece un vínculo energético, ahora sanador,

y con la que su relación empieza a mejorar como si de un milagro se tratara, ella no hace hoy gran cosa que no hiciera ayer, qué curioso, todo es igual, pero todo es diferente,

y se maravilla de ese proceso que entiende la biología humana, una biología que le preserva de todo lo que le puede dañar de forma inconsciente, preservando la vida, a veces generando una enfermedad, tras sufrir un bioshock,

esto es, un shock que afecta a la biología,

un suceso traumático, repentino, sin solución, vivido en soledad,

este proceso que entiende la biología humana, y su respuesta, a veces no suficientemente inteligente (desde luego, no va a ser una respuesta racional, y por lo tanto no la vamos a poder racionalizar),

es normal que no entendamos la enfermedad desde la cabeza, y que desde la cabeza no la podamos curar,

y me sonrío al recordar este relato corto que me ayuda a entender la diferencia entre la compasión y la empatía, mucho más fácil de entender y aceptar, mucho más “light”, una empatía que aceptamos en nuestra vida,

y que la integramos con facilidad, porque,

¿cómo no voy a ser empática yo?

   así lo vimos…

si quieres hacerte la pregunta bien, la pregunta del millón, sólo tienes que cambiar la palabra empatía por compasión, y hacerte esa pregunta de corazón, no desde la cabeza,

¿cómo no voy a ser compasiva yo?

en este ejercicio de la empatía hacia los otros muchas veces es necesario experimentar la compasión hacia mí misma, porque, ¿cómo voy a derramar en el mundo el líquido que no existe en mí, o que yo misma no me permito beber?

la teoría U cuenta con 3 movimientos que son fáciles de resumir y que son un poco más difíciles de integrar y aplicar, hasta que aceptamos que vivimos en la negación y nos mentimos como locos,

3 movimientos que se pueden resumir en 6 palabras, Open Mind, Open Heart, Open Will, mente abierta, corazón abierto, voluntad abierta, así de sencillo, 3 movimientos que llevan aparejados 3 capacidades básicas,

la curiosidad, la compasión, el coraje,

hoy es buen día para hablar un poco de la compasión, un término que tiene un tinte católico o cristiano, muchas personas asocian esta palabra con enseñanzas que han recibido en el cole o en la parroquia, en la tierna infancia o en la juventud,

y que, en algún caso, genera distancia, no es anormal que se vea sustituida en algún que otro caso y entorno por la empatía, una capacidad que todas podemos desarrollar, en este mundo en el que prevalecen tanto las fuerzas del pensar y el hacer,

porque la empatía tiene mucho de emocional, esa fuerza que opera en nosotros desde el mundo emocional.

y recibo en el correo, qué casualidad, en el que nos explican, desde el Ulab, el laboratorio de la U, que movemos ficha, hemos terminado el módulo 1, e iniciamos el módulo 2, y nos acercamos al Open Heart, éste en el que nos podemos dejar sentir,

con la ayuda de la empatía, y de su hermana mayor, la compasión.

Dear u.lab Participants,

If you haven’t yet, we encourage you to have a look at Module 2 (Co-Sensing). In this Module, you will learn two social technologies (learning journeys and stakeholder interviews) that help you gather new types of information about the issue, challenge or system you’re helping to change.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional que integra emociones, el buen trato, la presencia y el campo de la atención desde nuestra mejor intención,

7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, un modelo para entender mejor nuestro precioso mundo emocional, desde un corazón abierto, empático, compasivo,

que se permite otra vez latir,

qué bonito, Silvia, gracias por compartir.