cuando la nariz se nos queda atrapada en la verdad

en esta reflexión que bien podría haberse titulado el sincericidio y el miedo a la verdad, recojo tres enlaces recientes, relacionados con “El precio de decir la verdad”: la opinión de Manu Carreño sobre el despido de Álvaro Benito,

con Las declaraciones de Álvaro Benito por las que podría haber sido destituido y la columna de opinión de Relaño, siempre tan entretenida, en este caso al hilo de El ‘sincericidio’ de Sergio Ramos,

y observo qué poco nos gusta la libertad de opinión, y qué poquito nos seduce la verdad, libertad confiscada, opinión confiscada, atadas de pies y manos para que el que tiene el poder siga alimentando su mentira,

que sigue siendo mentira por muchas veces que se repita,

y observo esta parábola contraria al hijo pródigo, en el que el padre crítico manda cuadrarse a todos los alevines, todos a una, Fuenteovejuna, y el que discrepa, o no da un paso adelante a la voz de ein, se cae por el precipicio,

y pienso que otro mundo es posible cuando juntamos esos dos conceptos tan bonitos, libertad y opinión, que se confirma con los hechos, cuando nos expresamos, cuando compartimos lo que sentimos y es parte de nuestra vida, libertada expresada,

quién sabe por qué hoy me cae un poco mejor, quién me lo iba a decir, el sincericida que el papá crítico, Ramos que Relaño, en este mundo extraño, en el que hay que ver qué poco nos mola la verdad.

así lo vimos…

en la imagen de hoy la nariz de Pinocho se queda atrapada por los hilos del personaje, un personaje que nos recuerda las mentiras, qué curioso pensar que la nariz también se nos puede quedar atrapada en la verdad.

dicen que los niños y los borrachos dicen siempre la verdad, por lo que asocio la verdad con nuestro niño natural, esa forma de estar en la vida que suele estar acompañada por la curiosidad, el asombro, la investigación, la des-inhibición,

la prueba y el error, en ese mundo en el que somos inocentes, creatividad que deriva en innovación organizacional, como parte de este 3ple camino en el que el niño natural es acompañado por la madre protectora y el ser adulto,

nuestro camino de desarrollo personal.

en 4 reinos para 4 tipos de atención, de escucha, de conversación exploramos la evolución de nuestra escucha y conversaciones cuando salimos de la mentira y la comunicación políticamente correcta, tan cercana al ser piedra,

a la energía del miedo y del yo no soy, a la falta de presencia, porque ni estoy ni se me espera, secuestrada como está mi libertad de expresión.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

se nos ha dicho que todos podemos ser leones

pero en la práctica, observamos alrededor nuestro, al igual que pasa en la sabana africana, y hay muchos otros animales que no son leones, de hecho éstos son una inmensa minoría,

por lo que podemos pensar que no todos hemos nacido para ser leones, tal vez en esta vida yo soy un ñu, o me toca ser lirón, o hiena, quizás son una suricata o una codorniz, una gacela o un colibrí, un gusano o una hormiga,

es por eso que me hace gracia esta frase que me regala Artemio, padre de Ástor, padre del cole de mis hijos, en este paseo que damos por la dehesa de Navalcarbón, cruzando la A-6, no, no todas somos leonas, Artemio, ni lo podemos ser,

porque no tenemos boca de león, garras de león, pose y melena de león, hambre y sueño de león,

frase que me hace pensar cuán equivocadas estamos cuando compramos un boleto para una rifa a la que no nos han invitado, y en la que nadie quiere que ganemos el primer premio, ni el segundo, ni siquiera el de consolación.

así lo vimos…

y descartando posibilidades varias ejemplo de animales reales, como el águila, el caballo, el león, me pongo a imaginar cuál es el animal que más simpatía me provoca, y observo la infinidad de posibilidades, no todas brillantes, entre las cuales elegir.

por cierto, si tú no puedes ser león en esta vida, ¿qué animal te gustaría ser?

incapaz de elegir entre éste y aquel animal, te dejo este texto en el que puedes encontrar las diferencias entre burro, asno y mula, que vienen a ser como cebras a las que se les han caído las rayas blancas.

quién sabe por qué, llego a este espacio de economía humana, en el que esta imagen, dos cebras sin rayas negras, dos cebras albinas, me llama poderosamente la atención, una atención rota por este raro humor de viernes,

una imagen con dos animales que esconde otra más formal, el ser humano, la chica, ejecutiva, al menos viste así, medita, sentada, en medio de la calle, absorta del infernal trajín que tiene a su alrededor, realmente no sé cuál de las dos fotos me impacta más,

porque lo que unas piensan que son 2 ovejas, pueden ser 2 cebras albinas, o 2 leones disfrazados de oveja, recuerda, todas podemos ser leones… y leonas,  practicando una conversación centrada en el aquí y en el ahora, en medio de la sabana,

comunicación plena y consciente en el plano per y profe – sional.

y no puedo sino coincidir con esta frase que copio literalmente…

La comunicación que mantenemos con los otros es un fiel reflejo de la comunicación que mantenemos con nosotras mismas. En la medida que aprendemos a comunicarnos con nosotras mismas, mejora nuestra comunicación con el mundo.

tal vez por ello nos interesa tanto el campo de la atención,

que se convierte en 4 formas de observar, escuchar y conversar en este mundo, en el que 4 reinos, el ser piedra, el ser vegetal, el ser animal (cebras albinas incluidas), y el ser humano están presentes.

ya de paso, desde ese animal que eres, ¿te has parado a pensar cómo te comunicas?

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

así atendemos, así emerge

en uno de sus últimos posts, titulado Turning the Tide, cambio de marea, Otto Scharmer explica en qué ha cambiado su forma de explicar la teoría U en los últimos 10 años,

y no me puedo sino extrañar al observar que hay un único cambio en esa nueva definición que hace, sólo una palabra cambia, donde antes decía yo ahora dice nosotras,

un cambio de matiz, casi minúsculo, que hace toda la diferencia.

   así lo vimos…

traducción del párrafo final del post Turning the Tide (Google Translate)

Hace unas semanas, asistí a un evento de lanzamiento de mi reciente libro The Essentials of Theory U en Amsterdam. Frente a 400 personas, uno de los co-anfitriones me recordó que me había pedido hace una década que resumiera la Teoría U en una sola oración. En ese entonces, continuó, respondí con: “Atiendo [de esta manera], por lo tanto emerge [de esa manera]”. En otras palabras, la forma sigue a la conciencia. En el momento en que lo oí compartir ese recuerdo, supe lo que había cambiado en los últimos diez años. Hoy, mi resumen sería ligeramente diferente:

Atendemos [de esta manera], por lo tanto emerge [de esa manera].

El cambio que ha ocurrido concierne al colectivo, el movimiento de mí a nosotros, del ego al eco. Y tal vez por eso, a pesar de todos los desafíos, siento que estamos terminando el año con una nota esperanzadora. No estamos solos. “Donde hay peligro”, nos recuerda el poeta alemán Hölderlin, “el poder de salvación también crece”. Ese poder siempre está disponible para nosotros. Solo necesitamos aprender cómo acceder a él de manera más consciente, intencional y colectiva. El Laboratorio de Transformación de la Sociedad pretende ser un campo de práctica global para esto.

fuente: Turning the Tide: Living Inside the Axial Shifts

A few weeks ago, I attended a launch event for my recent book The Essentials of Theory U in Amsterdam. In front of 400 people one of the co-hosts reminded me that he had asked me a decade ago to summarize the Theory U in a single sentence. Back then, he continued, I responded with: “I attend [this way], therefore it emerges [that way].” In other words, form follows consciousness. The moment I heard him sharing that memory, I knew what had changed over the past ten years. Today, my summary would be slightly different:

We attend [this way], therefore it emerges [that way].

The shift that has happened concerns the collective, the movement from me to we, from ego to eco. And maybe that’s why, in spite of all the challenges, I feel we are ending the year on a hopeful note. We are not alone. “Where there is danger,” the German poet Hölderlin reminds us, “the saving power also grows.”That power is always available to us. We just need to learn how to access it more consciously, intentionally, and collectively. The Societal Transformation Lab aims to be a global practice field for this.

Figure 11 — We attend [this way], therefore it emerges [that way] — by Kelvy Bird

I want to express my gratitude to Kelvy Bird for her amazing art work (drawings) and to Sarina Ruiter-Bouwhuis for her edits and Rachel Hentsch for the finishing touches on the draft!

 

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos el desarrollo del campo de la atención por medio de los 4 reinos, tras preguntarnos cómo explicaríamos los 4 niveles del campo de la atención a nuestras hijas,

porque así como es nuestra atención así son las conversaciones que entablamos, muchas gracias, Otto, por compartir este pequeño matiz que mueve el campo de la atención del yo al nosotras.

4 reinos para 4 tipos de atención, de escucha, de conversación.

así atendemos, así emerge

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goehte que compartimos desde este enlace.

sé viento, mi amiga

El capítulo 5 del Tao habla de la metahabilidad que yo llamo “Aliento cósmico”.

Aliento cósmico.

El cielo y la tierra no son humanos; tratan a los diez mil seres como perros de paja.

El sabio no es humano; trata a las cien familias como perros de paja.

El espacio entre el cielo y la tierra es como un fuelle,

como el Tao está vacío y con todo es inagotable.

Cuando más se mueve, tanto más exhala,

más se habla de él y menos se le alcanza.

Es mejor mantenerse en el centro.

“No son humanos” no quiere decir aquí que son crueles. quiere resaltar su carácter natural y no cultural. “Inhumano” se refiere a los sueños – a nuestra habilidad para el desapego, para comportarnos de una manera contracultural y no jerárquica.

Los “diez mil seres” se refieren a la realidad ordinaria y sus formas culturales. Los élderes multiculturales se hallan libres de las limitaciones culturales. Los antiguos sabios confucionistas respetaban las buenas maneras y las formas correctas. Los élderes taoístas son diferentes. Tratan a las buenas maneras como perros de paja, es decir como formas vacías. Como élder, eres libre para moverte en lo profundo de ti mismo. No te consumes en palabras sin significado o en costumbres “vacías y con todo inagotables”.

En lugar de forzar las cosas, espera a que el viento sople, y entonces síguelo. De esta manera, tu respiración es la de un “fuelle” y no tienes que respirar; formas parte de un aliento cósmico.

Seguir el curso del viento es una de las diferencias entre el Trabajo Global y las formas rígidas de otros procedimientos de negociación, del activismo social, la política y el desarrollo organizacional. Es diferente de la resolución clásica de conflictos y sus formas de arbitrio, conciliación, participación, mini-juicios y mediación. El trabajo de procesos también puede utilizar estos métodos, pero considera que ganar y perder son formas culturales.

Viento y agua no ganan. Se mueven, fluyen, se relacionan. Se mueven benévolamente más allá de las fronteras de la comunicación hasta alcanzar la comunidad. En tanto que élder de Trabajo Global, tu interés es el de una sociedad sostenible que imita la naturaleza. Esto exige mucho más que ser simplemente cortés, políticamente correcto o neutral.

   así lo vimos…

Tomo prestado el texto superior del capítulo 13, las metahabilidades de los élderes, del libro “sentados en el fuego”, de Arnold Mindell, padre del Trabajo de Procesos, y la imagen inferior de un video de interntet,

un montaje que tiene como base “blowing in the wind”, de Bob Dylan, un montaje que tiene bastante de denuncia del mundo en el que vivimos, y que entre todas construimos, de forma consciente o inconsciente,

un video que me acompaña mientras releo este trozo del Tao Te Ching, el cielo y la tierra no son humanos,  tratan a los diez mil seres como perros de paja, qué curioso, el cielo y la tierra no dan peso a las formas culturales que el ser humano construye,

que se manifiestan cuando utilizamos esa forma de comunicación “polite”, formal, que hemos venido a denominar piedra, tan dura y cerrada como el mundo mineral, y como la piedra que lo representa,

y pienso es ese mundo nuevo, en el que no te consumes, de la misma forma que no me consumo yo, ya somos dos, en palabras sin significado o en costumbres “vacías y con todo inagotables”.

los 4 reinos, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal, del ser humano, es una aproximación didáctica al campo de la atención que Otto Scharmer nos regala en la teoría U.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

plástico viene, plástico va, como soy transparente ya no me ves

capa tras capa, todo parece ser que estamos encapotados, y ciegos,

y apenas percibimos esta realidad que vivimos cada día, cuando separamos los vidrios de los plásticos y del cartón, y de los residuos biológicos, las mondas de patatas y los restos del puerro y las sardinas,

y que nos muestra cada día cómo ganan los plásticos, las latas y los briks, en una bolsa cada vez más grande, aunque intento meter una lata en otra lata y doblar el brik para que ocupe el menor espacio,

en una dinámica que parece difícil de parar, compro unas judías verdes con una canasta de plástico y una bolsa del mismo material, si compro judías verdes al peso otra bolsa de plástico, ¿es que no lo vemos?,

será que es transparente, y ya ni siquiera lo percibimos, capota tras capota, encapotados, en este ejercicio inmaterial de usar y tirar, o lo que es peor, de tirar y tirar y tirar materiales sin casi usar.

  así lo vimos…

quién sabe por qué conecto esta campaña de Greenpeace con el trabajo en un cliente en curso, que se cuestiona el envasado de sus productos, ¿es mejor la botella de plástico o el brik?, ¿hay alguna forma para potenciar de nuevo el vidrio?,

y con el ciclo de absencing de la teoría U, lo contrario del presencing, ese proceso en el que la U se convierte en O, y en el que todas juntas, como sociedad, obtenemos resultados que nadie quiere a nivel particular,

mares de plástico, exclusión social, un reparto tan desproporcionado de la riqueza, impactos medioambientales, sociales, que tienen una repercusión total a nivel personal,

en lo que vienen a ser las 3 grandes des – conexiones de nuestra época, des -conectadas como estamos de la naturaleza, des – conectadas del alter (las otras personas), des – conectadas de nosotras mismas.

y conecto con los 4 niveles de la atención y de la observación, que se convierten en 4 formas de estar en el mundo, empezando por el down-loading, esa forma que nos lleva a hacernos fuertes en nuestros hábitos, sin cuestionarnos nada, todo está bien así,

esa escucha que se va a convertir en conversación piedra, porque ni estamos presentes ni se nos espera,

en un proceso de 3 aperturas necesarias, abrimos la mente para ser conscientes de los resultados de nuestros actos, abrimos el corazón para conectar desde la empatía, sensibilizándonos con los resultados,

para poder crear nuevas conversaciones, unas conversaciones que son tan improbables como necesarias, conversaciones generativas con las que podemos conectar con la mejor opción posible, con ese futuro emergente,

que sólo es posible desde nuestro ser completo, triformado, conectados de nuevo el pensar (open mind) – el sentir (open heart) – y el hacer (open will), o voluntad blanda, al servicio de lo que está por venir.

tienes información de conversaciones improbables, puentes necesarios, un taller introductorio en teoría U y reinventando organizaciones, 2 modelos de gestión emergentes, en el enlace

los 4 reinos es una forma didáctica, sencilla, por medio de la cual introducimos los fundamentos del campo de la atención, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal, y de su amigo, el ser humano, en diferentes entornos,

más encapotados y más despejados, en grupos con diferentes niveles de desarrollo de la conciencia, en la educación, en el campo social y en el mundo de los negocios, 3 ámbitos en un proceso imparable de TRANSformación.

plástico viene, plástico va, como soy transparente ya no me ves

viene y va y no me ves, en este mundo al revés.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

la soledad de Carlos

De niño me sentía solo, y todavía me siento así, porque sé cosas e insinúo cosas que otros parecen no conocer, y la mayoría no quiere saberlas. La soledad no consiste en no tener personas alrededor, sino en no poder comunicar las cosas que a uno le parecen importantes, o de callar ciertos puntos de vista que otros encuentran inadmisibles.

Carl Gustav Jung

   así lo vimos…

leo este texto corto de Carlos, que se encuentra solo, a pesar de que con Carlos también está Gustavo, es curioso, a veces estamos rodeados de gente pero no podemos evitar esta sensación de soledad,

que deriva de la falta de sintonía con el alter, las otras personas, en la forma de pensar, de sentir, en la forma de habitar en este mundo, llámale rutinas, llámale comportamientos, tan iguales, tan diferentes,

qué curioso, tan diferentes y tan intransigentes que en un punto del camino la verdad del otro no la queremos escuchar, ya hemos pasado el umbral, que convierte lo razonable en inadmisible.

de forma paralela a las 7 emociones, desarrollamos esquemas de relación con base en el buen trato, y desarrollamos el campo de la atención, escucha que se convierte en conversaciones,

con la ayuda de los 4 reinos, el ser piedra, el ser vegetal, el ser animal, y el ser humano, ese reino en el que nos parece habitar la mayor parte del tiempo, hasta que nos hacemos conscientes de nuestras extrañas formas de comunicar,

y de no comunicar.

Jung se refiere en el párrafo anterior, no poder comunicar las cosas que a uno le parecen importantes, o de callar ciertos puntos de vista que otros encuentran inadmisibles, al modo de comunicación piedra,

ése modo en el que somos políticamente correctos, o bien estamos ausentes, carentes de atención y presencia, hasta llegar a ese punto en el que simplemente no estamos, o en el que censuramos lo que tenemos y queremos decir, qué dura es la auto-censura,

porque simplemente sabemos que no va a ser aceptado.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

conversando con las rosas, con Goethe y con otros animales (una conversación improbable)

tal vez no conoces la conversación Goetheana, aunque supongo que si formulamos la pregunta mucho me temo que la respuesta va a ser no, ya que no es una conversación en el mainstream,

pocas personas la conocen, y menos aún la practican, pero no importa, ya sea sí o no la respuesta, si te interesa establecer conversaciones respetuosas y generativas con personas de tu entorno,

no es necesario que se trate de un equipo de trabajo, con cualquier grupo de personas puede valer, conocidas o desconocidas, de tu entorno próximo o de orígenes y destinos diversos, tal vez estas notas al aire te pueden ser de interés.

por si acaso, ahí van.

Exponemos / acordamos el tema de la conversación.

El tema no es necesariamente un problema o un proyecto que requiere un enfoque colaborativo. Para ello podríamos utilizar otras aproximaciones, como los círculos de coaching de la teoría U.

El tema es esa pregunta o esa situación que nos llama, que nos interesa, que nos interpela o nos mueve de alguna extraña manera, en alguna forma no nos deja indiferentes, y tiene una connotación emocional / personal.

Las personas participantes en la conversación tienen 3 entradas cada una. Y buscamos que estas entradas sean breves. Podemos proponer limitar la duración de cada entrada a 3 minutos, por ejemplo, con un margen de flexibilidad, que puede llevar cada interlocución a las 4, 5, 6 minutos, 7 casi es demasiado.

Primera ronda de intervenciones.

En la primera ronda de intervenciones, sin orden, se propone que cada persona participante comparta una experiencia personal, cuanto más emocional mejor, relacionada con el tema. Esta primera intervención de cada persona ayuda a establecer el tono de la conversación. En clave de los cuatro reinos, se trata de empezar por el tercer reino, el ser animal y el mundo emocional, para intentar subir, con la colaboración de todas las personas participantes, al cuarto reino, el ser humano y la comunicación generativa.

Una vez que todas las personas que componen el círculo han hecho una aportación, sin excepción, empieza la segunda ronda. Si somos, por ejemplo, 6 personas, deberíamos haber consumido en torno a 21 minutos.

Segunda ronda de intervenciones.

En la segunda ronda, la dinámica cambia ligeramente. Se trata, empezando sin orden, por una persona que se ofrece voluntaria, a tejer una conversación, en la que se entrelazan las historias previas, que hemos compartido en la primera ronda, en intervenciones en las que devolvemos la emoción que nos mueve.

Importante: en esta ronda, como en la anterior, no se trata de dar ni quitar razones, una dinámica que nos induciría al segundo reino, en un plano mental que en general va a bajar la energía de la conversación. No se trata de aportar datos, referencias a estudios, centros tecnológicos y de investigación, no se trata de tener razón. Intentamos seguir componiendo una conversación emocional.

E intentamos participar sin abalanzarnos, sería bueno que entre participación y participación se cree un espacio.

Adicionalmente, es interesante componer sobre la última aportación, no sobre la ante – ante – anterior, en un ejercicio tan habitual de la conversación desde el plano mental, me he quedado con aquello que dijiste, y me gustaría apostillar, complementar, rebatir, no se trata de eso.

En algún caso, sentimos la necesidad de participar. Dejamos un espacio, creamos un hueco. Si nadie toma la palabra, es mi turno.

Si hacemos buen uso del tiempo, y de las reglas para la conversación, 21*3 = 63 minutos, en una hora terminamos el proceso que hemos empezado.

Todas las personas integrantes del círculo, en este caso 6, hemos aportado desde nuestra experiencia personal y nuestra mejor intención. No hay una voz dominante. Todas hemos intervenido. Todas hemos tenido nuestro tiempo para hablar y para escuchar, y nuestro tiempo para dejarnos sentir.

Terminando la conversación.

¿Ha surgido algo nuevo?, ¿hay una comprensión nueva, un ajá, a nivel personal, o a nivel del grupo? Si la respuesta es sí, qué bueno. Si la respuesta es no, esperamos que la conversación haya sido nutritiva, respetuosa, positiva. Y a seguir intentándolo.

   así lo vimos…

Consideraciones adicionales.

La conversación Goetheana es un proceso autogestionado. Al principio todas las personas asistentes convienen y aceptan unas formas en la conversación. Se puede establecer de mutuo acuerdo una forma de limitar y hacer visibles los tiempos de cada intervención y el número de intervenciones de cada persona del grupo.

Se pueden acordar formas en las que cualquier persona del grupo llama la atención, de forma sutil, a otra de las personas participantes cuando incumple las reglas convenidas, ya sea por no respetar la palabra, por faltar el respeto a otra participante, por bajar el nivel energético de la conversación con un enfoque mental, por defenderse o atacar, por cortar el flujo e iniciar un debate, por cualquier práctica propia de los niveles inferiores de la comunicación, el nivel del ser piedra (mineral) o del ser vegetal.

Para efectos prácticos se pueden utilizar, por ejemplo, un reloj, cualquier objeto que sirva a modo de palo de palabra (que nos sirve para identificar a la persona en uso de la palabra), 3 macarrones por participante (para las participaciones / turnos de palabra, consumidas y pendientes), y 2 gommets (para las llamadas de atención o amonestaciones).

Nota:

La conversación Goetheana toma su nombre de Goethe, un genio prolífico, que además de otras muchas actividades (dramaturgo, tal vez le conoces por Fausto,…) es naturalista. Su observación de campo le lleva a observar el mundo con ojos limpios, en primavera, en verano, en otoño, en invierno. Nos introduce en la metamorfosis de la rosa (de las plantas en general) y desarrolla la teoría del color. La propuesta de este tipo de conversaciones, en cierta medida improbable, tiene mucho que ver con esta actitud que nos acerca, con respeto y asombro, a lo que está siendo, a nuestro alrededor, y en nuestro interior.

las personas se conocen a sí mismas en la medida que conocen el mundo, se conocen a sí mismas sólo dentro del mundo, y conocen el mundo sólo dentro de sí mismas.

cualquier objeto, bien contemplado, abre un nuevo órgano de percepción en nosotras.

Johann Wolfgang v. Goethe

puedes acceder a una breve explicación del campo de la atención de la teoría U, por medio de varios videos de los 4 reinos (el ser mineral, el ser vegetal, el ser animal, el ser humano) en el enlace adjunto.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

conversaciones improbables en la organización

me junto con Montse a ordenar mentalmente el hilo conductor de la presentación de conversaciones improbables, para el meetup del grupo de Agilismo en Madrid, el sábado de la semana que entra en Liferay, frente a las 4 torres,

en esa jornada en la que vamos a realizar un puente entre la teoría U, de Otto Scharmer, y Reinventar las Organizaciones, de Frederic Laloux, y los 3 principios que promueve en las organizaciones,

  1. desarrollamos la autogestión,
  2. abrazamos la plenitud,
  3. alineamos el propósito,

3 principios de las organizaciones TEAL que se encuentran implícitos en la teoría U, y que pretendemos desvelar mediante un juego de preguntas y respuestas, que se desarrollan de forma individual y en pequeños grupos,

un juego en el que pretendemos introducir una variante rara, la persona que ya conoce la respuesta, porque conoce la teoría U, se abstiene de participar, porque el objetivo es mover a la reflexión, no hacer un ejercicio de memoria,

con todo lo que la reflexión lleva aparejado, la incertidumbre, la comunicación que se genera desde el no saber, las dinámicas de consenso o de liderazgo dentro de un grupo pequeño, el ejercicio de buscar un sentido dentro de una sopa de letras,

investigar, proyectar, proponer, jugar con los significados y las relaciones, descubrir, déjame que no les ponga un orden,

en un juego en el que, si bien nos va, podemos llegar a plantear los 3 juegos de capacidades que cualquier persona, y por lo tanto cualquier cualquier agregado de personas, grupos y equipos, pueden llegar a desarrollar,

en lo que hemos venido a denominar el 3ple camino, una de cuyas patas es bien conocida por la comunidad Agile, ese grupo de personas que están entrenadas en el prototipado, en ciclos de realimentación rápida,

en construir pequeño el mínimo producto viable y explorar, antes de proyectar y construir la gran catedral de nuestros tiempos, no sé por qué mi mente me lleva a la Sagrada Familia de Barcelona, un edificio que no sabemos si va a albergar una misa,

y, tras ese primer bloque, en clave divulgación, que nos sirve para entender los fundamentos del otro esquema, siempre es bueno conocer qué hay más allá de mi campo de especialidad, y con qué otras realidades puedo conectar,

realizar un ejercicio de conversaciones que se despliega en 3, con base en el campo de la atención, un campo del que podemos ser progresivamente conscientes, para elevar nuestro discurso desde el plano mental,

ese plano en el que estamos adiestradas, porque somos perfectas en el dominio de las palabras, los argumentos, los datos y las cifras, los estudios, el análisis y la síntesis, ese plano desde el que convencemos, persuadimos, debatimos,

para llevar nuestra atención un plano más allá, al plano emocional, por medio de paseos empáticos, de círculos de coaching, de conversaciones Goetheanas, conversaciones improbables, todas ellas, en el mundo de la organización.

   así lo vimos…

y busco un par de enlaces, con materiales que nos pueden ayudar a desarrollar ese segundo bloque, en el que los paseos empáticos, los círculos de coaching (tal vez sólo hacemos uno) o las conversaciones goetheanas (idem de lienzo) tienen lugar.

coaching circles (presencing institute)

un ejercicio de contacto con la conversación Goetheana en Bilbao (el futuro emerge)

preparación de entrevistas / diálogos (presencing institute, descripción en inglés)

y me apunto un pendiente, aunque la lista es más grande, conversaciones goetheanas (instrucciones), a desarrollar y a subir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro

en el proceso de darle continuidad al contacto inicial con la página de aladuría, que publico en una entrada reciente, bajo el título “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”,

sigo viajando por links relacionados, y llego a este video de Improversa, en el que Julián Bozzo pronuncia, entre otras, esta frase que me llama tanto la atención, y que atribuye a Picasso, “sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro”,

allá por el minuto 7:00, una introducción a ese marco de referencia necesario para la interacción entre personas, que tiene, por otra parte, funcionamientos naturales, orgánicos, qué bueno que el símil es tan sencillo que nos cueste negarlo,

7:36 si riego una planta con agua, pasa una cosa,

y si riego una planta con gasolina, pasa otra cosa,

el cómo alimentemos, el cómo nutramos ese espacio,

es el que va a generar, es el que va a favorecer la creación de un tipo de creatividad que es la aladuría.

Y sigo escuchando este video, hacia alante y hacia atrás, de donde me permito copiar otro trozo, que conecta con nuestra explicación de los 4 reinos de la observación y la atención, que provocan y posibilitan modos tan diferentes de conversación,

6:25 las personas somos espejitos, y cuando una persona muestra lo que trae, ahí en su mente, el otro activa su mente, si una persona muestra y comparte desde lo que siente y desde lo que le está pasando, al otro se le activa lo mismo, ¿no?,

por eso es importante que sentir que es un espacio de cero agradar, de no querer caer bien a nadie, de no desear un aplauso, de no desear un “qué bien lo has hecho”,

casualmente, pasa algo, cuando no queremos gustar, gustamos más, en este espacio se va a ver muy claramente.

Y me conecto con ese mundo de posibilidades nuevas que se abre cuando nos acercamos a esa comunicación que nos contacta con las personas con las que nos relacionamos desde el corazón,

buen punto para comenzar.

   así lo vimos…

En el proceso de difusión de la entrada antes citada,  “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”, Cris Bolívar surge en mi ayuda, y me ofrece por correo electrónico un catálogo de definiciones que explican este término

Aladuría:

[Véase Aladúrico. f. del latín ala-, f. n. propio -duria: dar posibilidad]

En filosofía: facultad de transformar lo pesado en liviano. Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real.

En psicología: acto que concilia lo pasado con lo presente. Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil.

En música: momentos de creación libres, autónomos, transportados por el impulso de la inspiración.

leo estas definiciones, ya sea desde la filosofía, Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real,

facultad de transformar lo pesado en liviano, tela marinera,

ya sea desde la psicología,  Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil, o desde la música y pienso cómo me gustaría ser capaz de operar desde ahí.

los 4 reinos es una aproximación sencilla al campo de la observación y de la atención, que tienen como objetivo fundamental ese contacto con la esencia propia, de la persona y del grupo,

que nos permite conectar con ese espacio que se encuentra más allá del ego, tantas veces a la defensiva o al ataque, para crear juntas desde ese espacio vacío, suelo fértil para lo nuevo, para lo que está por venir, con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

niebla en el estrecho, continente aislado

Cada vez más la gente se queja de que le falta “algo”. Claro que les falta algo, pero no saben el qué, y piensan que lo encontrarán siempre en adquisiciones materiales o en experiencias nuevas: una relación, un viaje, un cambio en su profesión.

No, lo que necesitan pertenece al dominio del alma y del espíritu.

Pero como sólo tienen una idea muy vaga del alma y del espíritu, tratan siempre de satisfacer el cuerpo, el corazón o el intelecto. Pero el alimento del cuerpo, del corazón, o del intelecto, no puede saciar ni al alma ni al espíritu.

El alma y el espíritu tienen hambre y sed de infinito y de eternidad. Mientras que los humanos no sepan dar el infinito a su alma, y la eternidad a su espíritu, en el fondo de sí mismos se sentirán siempre insatisfechos.

   así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camino de Santiago portugués, entre Barcelos y Ponte de Lima, 20 junio 2018

recibo esta meditación este viernes por la mañana, tras charlar ayer por la noche con Jose, mi primo mayor, el nieto mayor en la casa de los abuelos, por parte paterna, como yo lo soy por parte materna, en una familia con dos hijos, un hombre y una mujer,

y hablamos de las casas de nuestros padres, y de la influencia que tiene en nuestro caso la educación que reciben por parte de su madre, nuestra abuela, una mujer que hace una diferencia sustancial en la educación de los hijos,

ejemplo vivo de esa frase de Michelle Obama, por la cual las mujeres educan a sus hijas, y aman a sus hijos, frase que en algunos casos roza la enfermedad, y el amor se convierte en adoración,

y cruzamos historias de los resultados que tiene en casa del hombre esa educación, y en casa de la mujer, quién sabe por qué hoy me encuentro de nuevo, en casa de mi madre, con esa forma tan fea que tiene mi abuela de evadir la conversación,

siempre que la conversación tenga alguna relación con algo profundo, importante, que tenga el más mínimo viso de confrontación, porque ellas, cómo lo sabes, no han hecho nada, ellas sólo pasaban por ahí,

y hay que ver qué rencoroso es el mundo, que no deja de hablar de cosas que a nadie le interesa, qué horror, ellas ya lo pasaron suficientemente mal, e hicieron todo lo que pudieron y más, siempre desde su mejor intención.

me quedo pensando en esa frase, medio broma medio seria, que mi primo me regala en medio de la conversación, y que se puede extrapolar a una forma de no comunicar, ni hablar de lo sustancial, de lo que pasó antes ni de lo que está pasando ahora,

porque hay personas que no van a querer enfrentarse con lo que hicieron, ni con lo que están haciendo, tan evidente en casa de mi abuela, tradición que hoy vive en casa de mi madre, esa frase que tal vez te resuena, y que se oye en una radio inglesa,

niebla en el estrecho, continente aislado.

y me hace gracia observar cómo tenemos tajo, en el mundo material, por medio de la meditación que hoy nos regala la fundación ananta, obra de Omraam Mikhaël Aïvanhov,

y en el mundo espiritual, ese mundo en la que nuestra alma busca expresarse, y nuestro espíritu el contacto con nuestro propósito, el mundo espiritual, sí, ese ámbito propio del desarrollo del ser humano en relación,

este doble ejercicio que proponemos desde 7 emociones, en el que el ser humano, muchas madres sordas y ciegas, que no mudas, y muchos hijos tocados incluidos, de ambos géneros, busca volver a encontrarse, por lo civil o por lo criminal, con la luz.

los 4 reinos para cuatro tipos de atención, de escucha, de conversación nos trazan un itinerario de evolución personal en el ámbito de la atención y de la conversación, empezando por la escucha y la atención piedra,

una forma de no atención (ausencia de presencia) más extendida en este mundo de lo que pensamos, tal vez si miras a tu alrededor, en casa de tus padres, en tu empresa o en tu interior encuentras algún ejemplo que lo ilustra,

buen punto para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.