sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro

en el proceso de darle continuidad al contacto inicial con la página de aladuría, que publico en una entrada reciente, bajo el título “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”,

sigo viajando por links relacionados, y llego a este video de Improversa, en el que Julián Bozzo pronuncia, entre otras, esta frase que me llama tanto la atención, y que atribuye a Picasso, “sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro”,

allá por el minuto 7:00, una introducción a ese marco de referencia necesario para la interacción entre personas, que tiene, por otra parte, funcionamientos naturales, orgánicos, qué bueno que el símil es tan sencillo que nos cueste negarlo,

7:36 si riego una planta con agua, pasa una cosa,

y si riego una planta con gasolina, pasa otra cosa,

el cómo alimentemos, el cómo nutramos ese espacio,

es el que va a generar, es el que va a favorecer la creación de un tipo de creatividad que es la aladuría.

Y sigo escuchando este video, hacia alante y hacia atrás, de donde me permito copiar otro trozo, que conecta con nuestra explicación de los 4 reinos de la observación y la atención, que provocan y posibilitan modos tan diferentes de conversación,

6:25 las personas somos espejitos, y cuando una persona muestra lo que trae, ahí en su mente, el otro activa su mente, si una persona muestra y comparte desde lo que siente y desde lo que le está pasando, al otro se le activa lo mismo, ¿no?,

por eso es importante que sentir que es un espacio de cero agradar, de no querer caer bien a nadie, de no desear un aplauso, de no desear un “qué bien lo has hecho”,

casualmente, pasa algo, cuando no queremos gustar, gustamos más, en este espacio se va a ver muy claramente.

Y me conecto con ese mundo de posibilidades nuevas que se abre cuando nos acercamos a esa comunicación que nos contacta con las personas con las que nos relacionamos desde el corazón,

buen punto para comenzar.

   así lo vimos…

En el proceso de difusión de la entrada antes citada,  “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”, Cris Bolívar surge en mi ayuda, y me ofrece por correo electrónico un catálogo de definiciones que explican este término

Aladuría:

[Véase Aladúrico. f. del latín ala-, f. n. propio -duria: dar posibilidad]

En filosofía: facultad de transformar lo pesado en liviano. Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real.

En psicología: acto que concilia lo pasado con lo presente. Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil.

En música: momentos de creación libres, autónomos, transportados por el impulso de la inspiración.

leo estas definiciones, ya sea desde la filosofía, Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real,

facultad de transformar lo pesado en liviano, tela marinera,

ya sea desde la psicología,  Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil, o desde la música y pienso cómo me gustaría ser capaz de operar desde ahí.

los 4 reinos es una aproximación sencilla al campo de la observación y de la atención, que tienen como objetivo fundamental ese contacto con la esencia propia, de la persona y del grupo,

que nos permite conectar con ese espacio que se encuentra más allá del ego, tantas veces a la defensiva o al ataque, para crear juntas desde ese espacio vacío, suelo fértil para lo nuevo, para lo que está por venir, con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

niebla en el estrecho, continente aislado

Cada vez más la gente se queja de que le falta “algo”. Claro que les falta algo, pero no saben el qué, y piensan que lo encontrarán siempre en adquisiciones materiales o en experiencias nuevas: una relación, un viaje, un cambio en su profesión.

No, lo que necesitan pertenece al dominio del alma y del espíritu.

Pero como sólo tienen una idea muy vaga del alma y del espíritu, tratan siempre de satisfacer el cuerpo, el corazón o el intelecto. Pero el alimento del cuerpo, del corazón, o del intelecto, no puede saciar ni al alma ni al espíritu.

El alma y el espíritu tienen hambre y sed de infinito y de eternidad. Mientras que los humanos no sepan dar el infinito a su alma, y la eternidad a su espíritu, en el fondo de sí mismos se sentirán siempre insatisfechos.

   así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camino de Santiago portugués, entre Barcelos y Ponte de Lima, 20 junio 2018

recibo esta meditación este viernes por la mañana, tras charlar ayer por la noche con Jose, mi primo mayor, el nieto mayor en la casa de los abuelos, por parte paterna, como yo lo soy por parte materna, en una familia con dos hijos, un hombre y una mujer,

y hablamos de las casas de nuestros padres, y de la influencia que tiene en nuestro caso la educación que reciben por parte de su madre, nuestra abuela, una mujer que hace una diferencia sustancial en la educación de los hijos,

ejemplo vivo de esa frase de Michelle Obama, por la cual las mujeres educan a sus hijas, y aman a sus hijos, frase que en algunos casos roza la enfermedad, y el amor se convierte en adoración,

y cruzamos historias de los resultados que tiene en casa del hombre esa educación, y en casa de la mujer, quién sabe por qué hoy me encuentro de nuevo, en casa de mi madre, con esa forma tan fea que tiene mi abuela de evadir la conversación,

siempre que la conversación tenga alguna relación con algo profundo, importante, que tenga el más mínimo viso de confrontación, porque ellas, cómo lo sabes, no han hecho nada, ellas sólo pasaban por ahí,

y hay que ver qué rencoroso es el mundo, que no deja de hablar de cosas que a nadie le interesa, qué horror, ellas ya lo pasaron suficientemente mal, e hicieron todo lo que pudieron y más, siempre desde su mejor intención.

me quedo pensando en esa frase, medio broma medio seria, que mi primo me regala en medio de la conversación, y que se puede extrapolar a una forma de no comunicar, ni hablar de lo sustancial, de lo que pasó antes ni de lo que está pasando ahora,

porque hay personas que no van a querer enfrentarse con lo que hicieron, ni con lo que están haciendo, tan evidente en casa de mi abuela, tradición que hoy vive en casa de mi madre, esa frase que tal vez te resuena, y que se oye en una radio inglesa,

niebla en el estrecho, continente aislado.

y me hace gracia observar cómo tenemos tajo, en el mundo material, por medio de la meditación que hoy nos regala la fundación ananta, obra de Omraam Mikhaël Aïvanhov,

y en el mundo espiritual, ese mundo en la que nuestra alma busca expresarse, y nuestro espíritu el contacto con nuestro propósito, el mundo espiritual, sí, ese ámbito propio del desarrollo del ser humano en relación,

este doble ejercicio que proponemos desde 7 emociones, en el que el ser humano, muchas madres sordas y ciegas, que no mudas, y muchos hijos tocados incluidos, de ambos géneros, busca volver a encontrarse, por lo civil o por lo criminal, con la luz.

los 4 reinos para cuatro tipos de atención, de escucha, de conversación nos trazan un itinerario de evolución personal en el ámbito de la atención y de la conversación, empezando por la escucha y la atención piedra,

una forma de no atención (ausencia de presencia) más extendida en este mundo de lo que pensamos, tal vez si miras a tu alrededor, en casa de tus padres, en tu empresa o en tu interior encuentras algún ejemplo que lo ilustra,

buen punto para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

dar lo mejor

me reúno de mañanita con Joseba, en esta dinámica de reuniones personales, entre las que vamos insertando reuniones con diferentes personas en su organización, y talleres para la formación y acompañamiento de su equipo,

una dinámica que es en sí misma un proceso,

un desayuno en el que vamos a compartir pequeñas historias del camino, su última semana en Boston, en el cierre parcial de un proceso relacionado con la innovación empresarial en la comunidad de Madrid,

dos años tras los cuales el equipo se tiene que replantear las bases para el funcionamiento posterior, todo parece indicar que hay un antes y un después, y que el planteamiento inicial tiene que madurar, para la continuidad del proyecto,

o las últimas nuevas relativas a la organización, alguna de las cuales es bien visible en esta botella de leche que nos acompaña en la conversación, una botella de leche entera, no desnatada, con un nuevo diseño, un nuevo tapón,

un nuevo lema, dar lo mejor, qué cortito, qué directo, en 3 palabras, un lema que me recuerda totalmente al acuerdo de Miguel Ruiz, “haz siempre lo máximo que puedas”, sí, está muy resumido, 6 palabras que pasan a ser 3,

dar lo mejor,

en infinitivo, en vez de en imperativo, en un tiempo verbal que me conecta con mi aspiración, dar lo mejor, nadie de fuera me manda que lo haga, ni siquiera me lo mando internamente yo,

es una aspiración que puedo y opto por activar cada día, qué bonito,

y conecto con esa pequeña historia que honra el origen del grupo, Don Tomás Pascual creo Leche Pascual en 1969 y fue quien nos transmitió la manera de hacer y los valores que hoy dirigen nuestra empresa. Se resumen en 3 palabras: dar lo mejor.

y con ese sello que marca este nuevo posicionamiento de la compañía,  leche entera que tiene su origen en granjas en las que se promueve el bienestar animal, un trabajo que resulta sencillo para la compañía,

en tanto en cuanto no es un cuento publicitario, sino un sello pone en valor una línea de colaboración que está presente en el quehacer de la organización con los proveedores de la leche desde hace años,

el buen quehacer de una organización, que se desarrolla inspirada por unos valores, los valores del padre, reconocibles aún en la organización, qué bueno cuando somos capaces de honrar a nuestros mayores,

y mejorar lo pasado, con estas palabras que hoy también nos pueden servir a todas nosotras en nuestro quehacer diario, dar lo mejor.

   así lo vimos…

en el resto del desayuno, hablamos de otras cosas, del desarrollo de escuchar es amar, una app para fomentar 3 escuchas y la autoconciencia, un proyecto en el que colaboro desde su origen,

de lo que hemos hecho antes, y de lo que podemos hacer después, sí, hablamos de  del desarrollo del pensamiento sistémico y de procesos, dos de las líneas que podemos reforzar en el curso que viene, tras el verano, ya tan cercano,

de los modelos de este nuevo mundo que nos rodea, modelos que recogen e integran la incertidumbre dinámica y la complejidad, como la teoría U y reinventar las organizaciones,

y de una serie de herramientas que cualquier persona de su equipo puede integrar, para complementar esa capacidad de observación (observar, observar, observar) todo lo que ocurre alrededor nuestro, y en nuestro interior,

para establecer conversaciones y dinámicas nuevas con personas que forman nuestro equipo de colaboradores extendido, más allá de departamentos o de silos que nos separan, cuando somos capaces de activar todo lo que nos une,

desde una mayor comprensión y una intención compartida que nos permite mover nuestro día a día, y el de la organización de la que formamos parte, otro pasito adelante, creo que de eso se trata.

en este ejercicio de observar tendencias a nuestro alrededor, que aplican al ámbito de la excelencia, la responsabilidad personal y empresarial, la ética y los valores que aplican en los negocios y en nuestra vida personal,

me alegra ver ejemplos en los que una nueva conciencia emerge, sí, todo parece indicar que somos progresivamente conscientes de la importancia de buscar el bien estar en los sistemas de los que formamos parte,

sistemas que pueden limitarse con la conciencia del ser humano, nosotras las personas somos lo importante, o pueden bajar progresivamente en la línea de la evolución, integrando al ser animal, al ser vegetal y al ser mineral, la madre tierra,

y no puedo sino acordarme de la explicación tan sencilla con la que difundimos los fundamentos del campo de la atención y de la observación, de la teoría U de Otto Scharmer, fundamentos que desde el M.I.T. y el presencing toman otra forma,

pero que nosotros compartimos con la línea, esta vez en su orden, de la evolución de la vida en el planeta tierra, empezando por el ser mineral, para seguir con el ser vegetal, el ser animal y el ser humano,

y no puedo sino sonreír al enlazar con los 4 reinos y sus formas arquetípicas de escuchar, observar y conversar, esta propuesta tan central para nosotras, y tan correlacionada con el buen trato y con el desarrollo de nuestro mundo emocional,

porque sólo desarrollamos capacidades relacionadas con la innovación desde nuestra escucha y conversación empática, en el nivel emocional, ese tercer nivel que reservamos en la escala evolución para el ser animal,

que el cuarto nivel, propio del ser humano, desde el que vamos a ser capaces de dar lo mejor, desarrollar organizaciones y proyectos con base en valores compartidos, con enfoques éticos, sostenibles, responsables, está al llegar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

lo que pasa cuando no me reconoces (II)

cuando hablamos del reconocimiento tenemos que manejar dos niveles, el reconocimiento externo, lo que aparentemente filtramos al mundo exterior, yo te valoro, te considero, te tengo en cuenta,

y lo que filtramos al mundo interior, lo sutil, que no siempre está en concordancia con la manifestación externa de la cosa, con lo que formalmente presentamos en las ruedas de prensa, y en las celebraciones de los títulos,

tal es el caso del des-encuentro entre Florentino, que aparenta reconocer a Zinedine Zidane, y este último, que va a dejar el barco, la casa blanca, uno de los mayores clubes del mundo, tras ganar de forma consecutiva la Champions, 3 veces,

ahí es nada, una hazaña que va a ser difícil que alguien iguale, no digo ya mejore, en la historia del futbol europeo, 3 veces de forma consecutiva, cuando otros clubes aspiran a levantar el trofeo por primera vez,

tal es el caso del Paris Saint Germain o el Manchester City, cargados hasta las orejas de petrodólares, en una demostración bien bonita de que a vece, sólo a veces, el dinero no lo es todo en la vida, una lección que a algunos les cuesta entender,

pero voy a retomar el hilo de hoy, en forma de preguntas, porque, vamos a ser honestos, ¿dejarías tú un club en el que hay una dinámica ganadora, en 3 años 3 grandes trofeos, en el que se te respeta y admira?,

¿dejarías tú un club en el que fijas la dirección de los fichajes, no quiero a Kepa Arrizabalaga en el equipo, y no se le ficha, quiero que siga Cristiano, y Cristiano sigue, en el que tu opinión se tiene en cuenta por la dirección deportiva?,

¿dejarías un club que tiene poder económico para re-estructurar la plantilla en un año, con dos o 3 fichajes de relumbrón, adaptando el presente de éxito al futuro por venir, que seguro que es brillante?,

¿o es que nos han colado una versión oficial, me voy porque siento que hay una necesidad de que este club siga ganando y no va a ser posible conmigo aquí, de la boca de un entrenador que ha traído no sé cuántos trofeos en 3 años?

   así lo vimos…

en mi modesta opinión, Florentino, celoso del éxito de su entrenador, no permite que nadie brille más que él, le pasa lo mismo con su jugador enseña, Cristiano Ronaldo, va a fumigar al entrenador a la primera de cambio,

en este tercer año de Zidane los pasillos del Santiago Bernabeu han recogido el rum-rum de la sustitución del entrenador, incluso ganando la tercera, de no haberla ganado la destitución era prácticamente segura, sin liga ni Champions,

y esta dinámica, no sé cómo la percibes tú, para mí es una falta absoluta de respeto al trabajo del otro, y lanza un mensaje nefasto al mundo exterior, ser segundo es una des-honra, casi una lacra,

no aceptamos ser segundos, qué pena de mundo, qué ejemplo de orgullo prepotente, de orgullo convertido en altanería, yo de mayor no quiero trabajar con una organización ni un presidente así,

3 años son suficientes para empezar mi carrera de entrenador, muchas felicidades, Zinedine, es un éxito salir 3 minutos antes de que te echen, porque tú ya sabes que la puerta de salida está abierta desde hace un tiempo para ti,

qué bueno que te vas y no te echan, qué bueno que eliges una forma elegante de decir adiós, a Dios os encomiendo, vaya que sí, porque con ese presidente, orgullo del otro, seguro que lo vais a necesitar.

el orgullo es una de las 7 emociones que mueven este mundo, según nuestra concepción del mismo, una emoción correlacionada con el azul clarito, un orgullo que puede tener dos manifestaciones, fundamentalmente, a partir de la misma frase,

yo soy la pera limonera,

  1. y tú eres un mindundi, puerta para la arrogancia y el despotismo,
  2. y tú también (eres la pera limonera), puerta para el desarrollo sano del grupo y de la comunidad (o ecosistema),
  3. y como no hay dos sin 3,¿se te ocurre alguna otra frase de continuación?

en el ejercicio de observar el mundo, que no es otra cosa que lo que ocurre alrededor nuestro, y en nuestro interior, en nuestro cotidiano vivir, no hace falta irse al Himalaya ni al Tibet a meditar,

podemos contactar con el  campo de la atención, que nos lleva a diferentes niveles de la comunicación y de la conversación, que nosotros explicamos por medio del los 4 reinos,

el reino de las piedras, el reino de los vegetales, el reino de los animales y el reino de los seres humanos, 4 niveles en la evolución de la vida, que todas podemos identificar con facilidad, en esta entrada,

4 reinos para 4 tipos de atención, de escucha, de conversación, 

4 niveles con los que te dejo, acompañados por un pregunta, ¿qué nivel de los 4 aflora en la rueda de prensa de Zinedine Zidane cuando dice que el club no puede seguir ganando con él al frente?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

diferentemente iguales

en el ejercicio de pulir y mejorar el proceso de 3 visiones, dar cera, quitar cera, intentamos ser fieles a las 3 escuchas, la escucha del 3, la escucha del 4 y la escucha del 6, si te fijas nos saltamos la escucha del cinco,

y nos damos cuenta que en los procesos que hemos corrido durante el 2017 no nos hemos atrevido, ésa es la palabra, más que que no hemos tenido tiempo, porque solemos sacar tiempo para lo que queremos,

no nos hemos atrevido a incluir la conversación propia del cuarto reino, el de los seres humanos, y nos preguntamos cómo la podemos introducir, desde esa atención que Otto Scharmer denomina generativa, y que Luis Espiga denomina goetheana,

y tomamos una opción radical, vamos a introducir, sí o sí, una dinámica que sirve para hacer un primer círculo de acompañamiento en nuestras vidas, un coaching circle, en la denominación de origen de la teoría U,

una dinámica que va a correr inicialmente sobre proyectos que nosotras podemos estar interesadas en desarrollar, pero que también puede correr sobre proyectos o problemas que las personas asistentes nos regalen,

para que puedan conectar en primera persona del singular, desde la vivencia personal, con las ventajas que tiene este proceso en el que 4 o 5 personas se convierten en coaches aficionados o acompañantes espontáneos,

con una ventaja fundamental respecto al desarrollo de un proceso con un coach profesional, por muy cualificado que esté, en el círculo de acompañamiento no se introduce sesgo alguno,

ya que cuando tenemos 4 o 5 sesgos particulares, eso es lo que tiene juntar a 4 o 5 personas, no hay un sesgo que predomine, y todas escuchamos las diferentes voces que surgen en el proceso,

y todas componemos sobre lo que las aportaciones que hacen otras personas nos desvelan, un proceso precioso, bueno, bonito y necesario, para cerrar este proceso de 3 visiones,

con la visión diurna, luz focal del sol que provoca tanta sombra a nuestro alrededor para empezar, con la luz nocturna, luz difusa de infinito, que nos permite evolucionar en el desarrollo del Yo soy, necesario para avanzar en el grupo sano,

con este cierre de los cambios de visión, yo estaba aquí ayer y quién sabe dónde esté mañana, porque, abierta a la observación y a la escucha, algo cambia en mi interior, y me permito cambiar.

   así lo vimos…

si quieres descargarte las instrucciones del círculo de acompañamiento, te vamos a pedir disculpas, sólo tenemos la guía de los.coaching circles, en perfecto inglés americano, hasta que Paco nos pasa la traducción al español de la clínica de casos,

esta herramienta que se promueve desde el Instituto Presencing, y está avalada por el M.I.T.

en los círculos de acompañamiento es necesario un par de circunstancias previas, entre las que me gustaría destacar el desarrollo de un clima de escucha (es bueno haber realizado algún ejercicio de escucha empática),

y un clima de respeto, en el que todas somos iguales, y no hay trazas de jerarquía organizacional, ese condimento que es tan bueno para ciertas dinámicas, y tan pernicioso para otras, ligadas a la participación verdadera,

no es extraño que me acuerde aquí de los fundamentos del liderazgo colaborativo y de la fábula de la sopa de piedras.

y me encuentro con esta canción, diferentemente iguales, de Bebe,

con un título que habla de diversidad y de la inteligencia colaborativa que un círculo de acompañamiento requiere, qué bonito cuando dos o más personas, tan iguales y tan diferentes, se juntan a conversar, … o a hacer cualquier cosa.

y cerramos este proceso de 3 escuchas en el que ya le sabemos dar un sitio y una forma al campo de atención del ser humano, que propicia una escucha de campo, que nos ayuda a desarrollar conversaciones de cuarto nivel,

conversaciones generativas, déjame que yo las llame goetheanas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer que compartimos desde este enlace.

y yo, ¿qué gano?

no ha pasado mucho tiempo desde que me reúno con Tomás en la cafetería de los jardines de Uleta, ese hotel que empieza a ser parada periódica en Vitoria, en el paseíto entre mi casa y la casa de mi madre,

con parada y fonda en casa de Gidor y Amaia,

en la que Tomás me ayuda con la visión comercial de un proyecto, un mono que se puede vender a cualquier responsable de un corporativo, y que responde a la pregunta del millón, y yo, ¿qué gano?,

cuando le ofrecemos un programa que sirve para desarrollar las competencias blandas,  soft, esas competencias blandas de las que tanto hablamos y que son tan etéreas, tan intangibles, y tan difíciles de apreHender,

en el sentido de incorporar,

y es muy curioso, no tardo mucho en encontrarme de lleno con la pregunta, me la va a hacer Mikel, compañero de carrera y cariño, ejecutivo de una empresa grande del mundo de la automoción, ese sector tan exigente, tan cañero,

y yo, ¿qué gano?,

qué buena pregunta, Mikel, menos mal que Tomás ya me la ha hecho, y llevo una respuesta en esta colección de dibujos, que habla de cómo somos capaces de prender la innovación en cualquier sector,

y cómo podemos correlacionar esas capacidades blandas, intangibles, con los resultados del negocio, que es ese output, conocido, en el que nos vamos a fijar, sí o sí, mientras trabajamos en todo eso que facilita que los resultados se den,

y mejoren, de eso trata la innovación.

   así lo vimos..

en el proceso de dibujar el muñeco, empezamos con un auto-test, que siempre ayuda a que la gente se pique, y que adicionalmente nos va a dar una foto del antes de la comunidad objetivo de desarrollo, 

¿dónde estoy?, ¿cómo soy?, ¿qué me falta?, tres preguntas que van a permitirnos crear un comparativo antes – después, información subjetiva de comparación que nos permite una aproximación al crecimiento / desarrollo personal,

en clave auto-evaluación, en la parte izquierda,

que conecta con el sueño del proyecto, las personas han crecido, y dejan de mirar hacia adelante, unas miran hacia adelante, otras hacia atrás, parece más una familia, una comunidad en la que hay personas que han crecido más, otras menos,

pero todas parecen haber crecido, este es el sueño del programa, facilitar el desarrollo de una comunidad,

que va a conectar, si lo explicamos bien, con el sueño del negocio, el cohete de la innovación y los resultados empresariales crecientes, este mismo cohete que dibujamos en esta misma cafetería, Tomás, el 25/11/2013,

han pasado más de 4 años, cómo pasa el tiempo, y lo que otro día era un enunciado se acerca cada día más a una realidad tangible, con un programa que permite que estas capacidades se desarrollen, y que las podamos medir.

y me guardo la foto con los 5 consejos que me das, para que un día veamos, espero que no haga falta esperar 4 años más, el desarrollo de esta conversación, porque la vida son conversaciones, Tomás,

muchas gracias de corazón.

en los talleres de 7 emociones integramos el desarrollo de el campo de la atención de Otto Scharmer, con base en 4 reinos que todas conocemos, el análisis transaccional (la teoría del P-A-n), convertido en procesos de buen trato,

y 7 emociones, 7 pinceladas en clave de responsabilidad emocional,

con los fundamentos para el desarrollo de ecosistemas innovadores, fundamentos que beben de la teoría U de Otto Scharmer, de Reinventar las organizaciones, de Frederic Laloux, de las 7 fases de Margarette van den Brink,

una mirada diferente del mundo organizacional, necesaria para cambiar el futuro de nuestras organizaciones.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

perdona si te importuno, ¿un piropo es delito?

leo un artículo en el país que habla de machismo y feminismo, y de la opción que todas tenemos de pensar igual a la mayoría o por sentir diferente,

un artículo en el que me llama la atención la opinión de la autora, queda claro que para ella “se vale importunar”,

no sé por qué me viene a la cabeza esa diferencia que para mí existe entre el juicio crítico, tal vez es que la palabra crítica no la entiendo ni la comparto, y la independencia de juicio, que me parece mucho más interesante, y mucho más sana, una herramienta o una capacidad a desarrollar,

y pienso en cómo puede influir o importunar este artículo en un foro en el que estamos conversando sobre la construcción de comunidades, desde diferentes puntos de vista y aproximaciones, ya sea desde la cultura, desde los valores o desde el género,

y es curioso, al escribir estas letras me doy cuenta de que lo que existe en cualquier caso es una brecha que nos separa, una brecha cultural, una brecha de género, una brecha económica, que nos impide ponernos en el sitio del otro,

el alter, de contactar con este mundo tan diverso, tan plural, tan rico,

y nos quedamos en nuestro pequeño mundo, en nuestras fronteras cercanas, mi pueblo, mi ciudad, mi región, en las que hay muchas más personas como yo, hombre, de raza aria, con esta formación y este tipo de trabajo, con estos ingresos,

mientras observo el sentido que en mi vida tienen la palabra respeto y la palabra responsabilidad, así como el concepto de libertad, siempre tan personal, la mía acaba de alguna forma donde empieza la tuya, ¿o es al revés?,

y la importancia de los procesos personales de apreHendizaje, tan diferentes en muchos casos de la culturización y el amaestramiento de las masas y de nuestros menores, en ese proceso que denominamos educación,

y me imagino un mundo en el que hay menos negros y blancos, y muchos más grises,  muchos más colores y muchas más mulatas, muchas más personas mezcladitas, mucha más diversidad, de origen y de destino,

y contacto con esta conversación con Mar y Alejandra, este viernes pasado, en la que hablamos de la diversidad de origen, o las grandes etiquetas con las que nos separamos, negro – blanca, católica – musulmán, pobre – rica, hombre – mujer,

tan diferente de la diversidad de destino, porque en el destino, no tienes más que pensarlo, por formación, por el desarrollo de nuestros intereses y nuestras pasiones, por vivencias de vida, personales e incluso transgeneracionales,

todas somos tan diferentes

y en el extremo, a nada que nos miremos en el espejo de otras personas, en el espejo del alter, acabaremos observando que somos exactamente lo mismo, y yo soy tú, aunque aparentemente pensemos, sintamos y obremos de forma tan diferente.

   así lo vimos…

no nos han enseñado a conversar con el alter, tan metiditos como estamos en la crítica y el juicio, en nuestro padre crítico y en el perseguidor, enraizados en nuestras creencias y en procesos de no escucha,

que en el mejor de los casos evolucionan al debate,

tal vez por eso tenemos que buscar nuevas formas de encuentro, de expresión, de contacto con esa otra realidad que también existe en mí, que también soy yo, ¿tal vez es parte de mi sombra y por eso re-acciono de forma tan radical?,

un mundo nuevo se abre ante nosotras, ante nuevas formas de atender, de escuchar, de contactar con nuestra emoción, ¿qué siento yo al escuchar estas palabras?, de contactar con la emoción del alter,

del significado profundo de lo que ahí se expresa, porque, ¿qué leo yo en esa frase tan bestia de Catherine Millet, “Lamento mucho no haber sido violada, porque así podría dar fe de que una violación también se supera”?, 

si te fijas habla en estricta primera persona y no te desea lo mismo a ti,

porque muchas veces no contactamos con la intención profunda, con el sentido TRANSformador de las cosas, sino con nuestra herida tan a flor de piel, con nuestro dolor, convertido en sufrimiento, y nuestra necesidad de sanar.

si quieres probar tu facilidad para provocar un debate, bien puedes proponer este texto relacionado con el género, seguro que hay dos o tres personas que a la primera de cambio piensan diferente:

“Hay que dejar de creer que la mujer siempre es una víctima”

 

si tienes interés en buscar nuevas formas de comunicación, tal vez te interesa este post, relacionado con 4 reinos y los 4 niveles de la atención, nos quedan 2 por explorar, más allá de la comunicación piedra (mineral) y el debate (vegetal),

o tal vez te acercas a 3 grupos de iniciativa de el futuro emerge, en MADrid, BIlbaO, BarCeloNa, en los que vamos a seguir indagando en este proceso de comunicación, llámale conversaciones, empáticas y generativas,

en el que 2 o más personas nos juntamos a compartir y a explorar este universo en el que personas tan diversas y tan distintas también somos Tú.

este texto de hoy pretende, más allá de generar polémica, ahondar nuestra comprensión del mundo del género, más allá de los extremos, machismo y feminismo, que muchas veces se tocan.

la comprensión es una de las 3 emociones del desarrollo del Ser y de los grupos, convertidos en nuevas comunidades en el modelo de 7 emociones, en un tránsito por 3 puertas que es más fácil de enunciar que de desarrollar en la práctica,

la puerta del orgullo humilde, que nos permite transitar del EGO al Yo soy, la puerta de la comprensión, azul índigo, que nos permite pasar de la energía del Yo soy al Yo soy Tú, la energía de la alegría, que nos permite traer juntas lo nuevo,

nosotras hacemos juntas, y construimos nuevas comunidades, y nuevas formas de hacer.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, gracias por el orgullo humilde, Otto, y por el tránsito del EGOsistema al ECOsistema, y por la teoría del color de Goethe,

creative commons, un modelo que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

¿y si soltamos carrete?

en el desarrollo del campo de la atención pasamos progresivamente de la atención piedra (reino mineral, en el que la atención escasea, prácticamente no existe) a la atención tomate – pepino (propia del reino vegetal),

ese modo de atender que conocemos de bien, apegados a nuestras creencias y a nuestros juicios de valor (bueno / malo, correcto / incorrecto), pegaditos a nuestro mapa de navegación, ese modo de atender que nos conduce al debate,

de forma irremisible vamos a discutir, tus ideas contra las mías, a ver quién se apea del burro, a ver quién tiene razón,

en un desarrollo que nos lleva al reino animal (y al mundo de las emociones, porque la atención y escucha emocional es propia de los animales, sí), en un tipo de atención que bien podemos entrenar,

si te parece bien te vamos a ofrecer una técnica a continuación, que bien podríamos denominar “soltar carrete”, para la que sólo hace falta una caña de pescar, y un poco de paciencia, para empezar.

Para “soltar carrete” tienes que elegir una persona a la que vas a acompañar, o puedes simplemente aplicar esta forma de conversar cuando encuentres a alguien con la necesidad de des-ahogarse, de contarte algo,

cualquiera de la dos posibilidades es buena, mucho más fácil de aplicar si la persona con la que te encuentras desarrolla un tema que te es de interés personal, si bien este aspecto no es necesario para desarrollar esta habilidad.

Una vez que entablas una comunicación, piensa que es más un ejercicio de escucha que de conversación, sólo tienes que mostrar interés por el hilo argumental de la otra persona, ya te esté hablando de un problema, de un proyecto, de su vida personal,

cada cierto tiempo tal vez te permites asentir, con diferentes fórmulas, “ah, sí”, “¿de verdad?”, “jo, qué curioso”, que pueden variar en su forma dependiendo del hilo de comunicación, “parece increíble, ¿verdad?”,

pero que tienen un único objetivo expresar que estás presente, mientras permites que la persona con la que estás en relación se exprese, sí, tienes razón, puedes pensar que tú, parcialmente, te has borrado, piensa que no necesitas hacerte más presente,

porque no se trata de que repliques con tu historia personal, con aquella anécdota que confirma o desdice un punto, nadie te ha pedido ese consejo tan brillante que puede estar relacionado con el tema en curso,

se trata simplemente de un entrenamiento de tu capacidad de atención, piensa que estás donando tu tiempo y atención a la otra persona, hoy simplemente te estás haciendo presente al otro,

tu ego y tu necesidad de expresarte, y de que te escuchen y te presten atención a ti, ha quedado en cualquier otro sitio,

en un entrenamiento que mañana te va a llevar a esa nueva capacidad, en la que puedes entablar una conversación mucho más empática, mucho más relacionada con tu mundo emocional, y el de la otra persona,

a la que poco a poco has apreHendido a escuchar.

así lo vimos…

si este ejercicio te parece difícil, puedes entablar procesos de escucha con personas que te gusten por algún motivo en especial, tal vez por el tipo de vida que tienen, o la actividad que desarrollan.

Tal vez te sirve mi ejemplo, tal vez no, a mí me resulta relativamente más fácil “soltar carrete” en una feria de artesanía, con cualquier artesano que vende su arte, que en casa de mi madre, quién sabe por qué será,

no me cabe ninguna duda dónde puedo acercarme, cuando haya desarrollado con personas desconocidas mi capacidad de atención caracol, para hacer la prueba del algodón.

en una evolución del campo de la atención, una vez dominamos la escucha caracol (propia del reino animal) podemos entrar en la escucha del agricultor (propia del ser humano), en la que nos abrimos progresivamente al campo,

a todo lo que sucede, a veces de forma mágica, a nuestro alrededor, al mundo de las posibilidades y de las “causualidades”, esos pequeños milagros de la vida que florecen aquí y allá.

puedes acceder a unos videos en los que explicamos los 4 niveles del campo de la atención por medio de este enlace, titulado “4 reinos para 4 tipos de atención, de escucha, de conversación”.

7 emociones, creative commons, es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que da color a las 7 emociones,

un modelo en el que integramos nuestro rico mundo emocional con el desarrollo personal y de los grupos (atención, presencia, conciencia) y fundamentos del buen trato, que puedes descargar desde este enlace.

¿quién es el Jon Snow de este proceso?

el camino de Jon nieve nos abre una secuencia de imágenes de un chaval que se convierte en el comandante de la guardia de la noche, antes de convertirse en el rey en el norte, sin buscar en ningún momento el poder, qué curioso,

un chaval que actúa escuchando los dictados de su corazón en todo momento, ¿qué es lo mejor para todas nosotras hoy?, una persona que tiene una comprensión mayor de cuál es su misión, y entiende el eco-sistema ampliado,

en un momento dado se da cuenta de que el muro no está para contener a los salvajes y la función de la guardia de la noche no es preservar al norte de los pueblos libres, su misión va más allá, ambas comunidades tienen una necesidad común,

sobrevivir ante los caminantes blancos, es la lucha de los vivos frente a los muertos, y los vivos sólo tienen una opción cuando caminan unidos frente a los muertos, porque cada batalla que ganamos o perdemos engrosa el ejército de muertos,

“quiero luchar en el bando que lucha por los vivos”,

es curioso el camino de este joven que da su propia vida en esta serie de ficción por una causa que es mayor que sí mismo, sus propios compañeros de la guardia de la noche no entienden lo que está haciendo,

ellos se guían por el manual y aplican las reglas al pie de la letra, a rajatabla, y aplican la letra tal como está escrita, sin vacilar, para ellos Jon Nieve no es ya su comandante, es simplemente un traidor,

Jon Nieve, una persona que se escucha (escucha su corazón y es fiel a sus valores), escucha a los miembros de su comunidad (aunque no siempre les haga caso), y escucha el llamado de un eco-sistema mayor,

un eco-sistema que necesita una interpretación diferente, una interpretación que se sale del manual.

 

   así lo vimos…

y termina esta serie de escenas que nos conducen a una suscripción gratis de un mes en HBO,

¿te gusta el anuncio?

inmersos como estamos en el proceso de Catalunya, me pregunto quién es el Jon nieve que, libre de necesidad de poder, tras escuchar anoche en la sexta el debate que conduce Ana Pastor creo que tiene que estar fuera de la estructura de partidos,

con capacidad de escucha (a su corazón, a sus ideales, a su entorno, a un eco-sistema mayor, que precisa una lectura amplia), plantee una solución nueva, que debería pasar por una conversación y un diálogo incluyente, a problemas viejos,

porque no se puede tapar el sol con un dedo, de la misma forma que Jon no se va librar de los caminantes blancos por el mero hecho de negar sus existencia.

desde “organizaciones con espíritu y corazón” integramos el campo de la atención (que se convierte en escucha y conversaciones) con la emoción, el buen trato y los valores, para el desarrollo positivo de personas y organizaciones.

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, desde este enlace.

 

 

listening (o qué hay detrás del 1-O)

abro el calendario por la mañana, qué curioso, y despliego el mes de Octubre, ayer no me doy cuenta de pasar hoja, y observo este dibujo nuevo, Octubre ya ha comenzado, y al 1 le sigue el 2, como todos los meses,

de la misma forma que al gesto de la boca (1) le siguen el gesto par de los ojos (2) y de los oídos (2), y me pregunto por qué será que el ser humano tiene 2 ojos y 2 oídos y una sola boca,

tal vez este hecho contrastado nos quiere dar un mensaje subliminal, por el cual es importante escuchar y observar antes de hablar, y me pregunto cómo sería nuestra vida si siguiésemos la ley del carpintero,

ésa por la cual es importante medir 2 veces antes de cortar, bien, una sola vez,

y siento que tal vez por eso en la teoría U Otto Scharmer le da tanta importancia al campo de la atención, a la escucha, a la observación, a la percepción directa de la realidad, de lo que está pasando a nuestro alrededor,

antes de explicar lo que para nosotros supone, y pronunciarnos al respecto,

y no puedo dejar de copiar este texto que hace referencia a la mente abierta – el corazón abierto – la voluntad abierta y los 4 campos de la atención (1 – yo en mí, 2 – yo en ello, 3 – yo en ti, 4 – yo en el ahora),

La mente abierta – es decir, la capacidad de ver con una mirada fresca, indagar y reflexionar – nos permite navegar por el primer punto de inflexión, del campo 1 al campo 2 (abrirnos y dejar los hábitos en suspensión),.

El corazón abierto – la capacidad de escuchar empáticamente, para una indagación apreciativa, y para “intercambiarnos de sitio” con otra persona o sistema – nos permite navegar por el segundo punto de inflexión, del campo 2 al campo 3 (inmersión profunda y redireccionamiento). 

La voluntad abierta – la capacidad de dejar ir las identidades y las intenciones antiguas y sintonizar con un campo de posibilidad futuro emergente – nos permite navegar por el tercer punto de inflexión, del campo 3 al campo 4 (dejar ir y dejar venir).

Y siento qué importante es abrirnos a una nueva escucha (2 ojos y 2 oídos) antes de volver a abrir la boca para entablar una nueva conversación, en este día 2 que sigue, como casi todos los meses, al día 1,

a ver cuándo lo organizamos al revés.

   así lo vimos…

desde organizaciones con espíritu y corazón explicamos los cuatro niveles de la escucha por medio de los 4 reinos (mineral, vegetal, animal, ser humano), 4 reinos que aportan a cada nivel de atención y escucha su característica particular,

y estamos comprometidos con la difusión y con el desarrollo del campo de la atención,

por lo que compartimos recursos sencillos para que puedas, por ejemplo, monitorizar la evolución de tu atención y escucha, y mejorarla, una mejora que se plasma en nuevos modos y modelos de conversación,

nuevos modos de conversación tan necesarios en casa y en la familia, en nuestro desarrollo profesional, y en el ámbito social, tal vez no estás de acuerdo, aunque hoy no haya más que observar un poco a nuestro alrededor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar desde este enlace.