sinoloveomelocreo 11: con la ayuda de pepito grillo

11 k Con la ayuda de Pepito Grillo, Aprendemos todos

Me considero, dentro del catálogo de virtudes, o características / capacidades positivas, una persona de trato fácil y cariñoso. El trabajo nos da la oportunidad, como cualquier otra relación con personas, de descubrir, y demostrar, cómo somos. Si lees 50 claves de la Marca Usted, tienes la impresión de que eres una máquina de hacer contactos. Tú eres tus proyectos, tú eres tus relaciones, tú eres una máquina de relaciones utilitarias. Sin embargo, si tú eres natural, y te gusta la gente, al final de tu carrera profesional tendrás una buena relación de cariños, también entre compañeros de trabajo y clientes. De esta forma he mantenido trato durante 11 años con Daniel Beteta, el que fuera líder de un proyecto de implantación de la gestión por procesos conforme ISO / TS 16949, unas siglas muy raras para una norma que aplica a la cadena de suministro de la automoción. Contacté con Dani antes del verano de los cascotes, mi primer verano solo tras la separación. Y volví a contactar con él acabado el verano. Una oportunidad de trabajo se abría delante de mí. Por azares del destino, o causualidad, Dani, 11 años después, era director industrial de la planta de Gestamp en la que nos conocimos. Sigue leyendo

Anuncios

sinoloveomelocreo 10: abriendo melones, limones y buzones

10 j Abre el buzón, Mikel: rojo, verde, azul y … amarillo.

En el proceso de separación, mi intención principal es crear un ambiente de no hostilidad, en el que todos nos podamos sentir bien. Gorka y Maitane en primera instancia. Quién sabe lo que el futuro traerá, pero sigo queriéndole a María, el gran amor de mi vida. Yo siempre le he puesto delante de todos, incluyendo a los niños. Delante de sus padres, de mi hermana, de mi madre … sin dudar. O esa es mi versión, jajajá. Quién sabe si hay alguna posibilidad para volvernos a encontrar …

En esas estaba, discutiendo con María el régimen de visitas de los niños, cuando me dejé influir por Andrea. Pero casi mejor te la presento. Andrea Henning es terapeuta en constelaciones familiares. El mes de diciembre ese en el que nos fuimos todos juntos a celebrar la navidad a casa de mi madre, poco antes de acabar las clases, una profesora, Nelly, me interceptó en el colegio, y me preguntó por Gorka. Le seguía viendo con reacciones que no eran normales. Como he comentado antes, Gorka, por un motivo o por otro, nunca ha dejado que nos acomodáramos en exceso. Si hubo una zona de confort, siempre fue relativa y temporal.

Fui de vacaciones de navidad a Bilbao con la intención de llevar a Gorka a terapia con Andrea. Y volví de Bilbao, tras el guirigai familiar que se montó, que se quiten las peleas de gallos Sigue leyendo

sinoloveomelocreo 9: porque lo digo yo!!!

9 i  Te vas a divorciar de mí de mutuo acuerdo, porque lo digo yo. Ein!!!

De la misma forma que estaba escrito que nos teníamos que conocer, estaba escrito que nuestras familias no se iban a entender.

Mis dos padres pensaban diferente. Aunque mi padre se murió cuando yo tenía 24 años, ya había demostrado cuando comía pipas facundo que no estaba al 100% alineado con mi madre. La última demostración, después de separarse de mi madre, estaba en un herencia, que quedaba íntegramente para sus hijos.

Mis dos suegros tampoco estaban muy alineados que digamos, aunque en caso de disputas siempre mandaba la misma. A mi suegro le encantaba la idea del yerno vasco. A mi suegra, mi presencia en su vida familiar representaba la mayor de las putadas que su hija le había podido hacer: separarse de ella. Las cosas estaban divididas. Sigue leyendo

sinoloveomelocreo 8: el caballo del malo

8 h El caballo del malo, en la vida real, casi siempre corre más que el caballo del fiscal.

Mi relación con María, mi ex, siempre ha tenido dos puntos sombra. El dinero, ay, famoso dinero, y la relación familiar. Cuando conoces a una persona y te enamoras todo su mundo es brillante, maravilloso y perfecto. Es ideal. Así, al menos, me ocurrió a mí. Con el paso del tiempo te das cuenta de que tanta luz también comporta mucha sombra. Si somos sinceros, es proporcional.

Yo le conocí a María en Egipto en el único viaje de vacaciones de una semana que había hecho sólo en mi vida, viva la causualidad. Si miro atrás, ese verano yo estaba especialmente raro. Siendo amiguero y teniendo una relación muy buena con mi hermana, siempre había realizado planes, uno o varios, en el verano. Ese verano rechacé unas vacaciones con mi hermana en Marruecos, una ruta con Jon por los Pirineos, otro plan con Bingen en Asturias, algo me estaba pasando. Me fui un jueves a una agencia de viajes y pregunté qué destinos tenían abiertos para salir el fin de semana. Entre Cuba y Egipto acabé decidiéndome por Egipto, básicamente porque empezaba con 4 días de ruta en barco, con actividades programadas para el grupo. “Si voy a estar solo, si no hago amigos, que sean pocos días”, pensé, “los dos últimos de estancia en el Cairo”. Entre dos viajes, uno que salía desde Barcelona, y otro desde Madrid, elegí sin dudar Madrid. 3 años trabajando en Nissan y viviendo en Barcelona en un ático en el ensanche, y 3 meses viviendo en Madrid compartiendo piso y habitación con Bernardo cerca de Ventas, no dejaban lugar a dudas. “Desde Madrid, por favor”. Sigue leyendo

sinoloveomelocreo 7: El plan B, el plan C, el plan D y el plan E.

7 g El plan B, el plan C, el plan D y el plan E.

Ya son varios años en la escuela Micael, y también en mi vida como emprendedor. He creado tres empresas para el desarrollo de consultoría empresarial y una plataforma de tecnologías de la información. La apuesta inicial, respaldada por familiares y amigos (friends and family), no da el resultado apetecido. Algún socio incumple los compromisos iniciales. Por la derecha y por la izquierda empiezan a abrirse vías de agua. NAVEGA, con un logo de un barco de papel, está en peligro. ¿Qué hacer?

  NAVEGA37

Todo emprendimiento nace de una idea genial, de una inspiración, de una propuesta de un cliente o amigo que se solidifica por actos de voluntad. En mi caso, después de pasarme dos años programando un gestor de procesos, documentación y mejora que tuve la desfachatez de llamar 2+2=5, llegué al corporativo de sistemas de una empresa de automoción española: Gestamp. Sigue leyendo

sinoloveomelocreo 5: mamá, ¿ves al conductor del autobús?

5 e  Mamá, ¿ves al conductor del autobús?

Gorka, hoy un chavalote de 14 años, es despierto, el capitán del equipo de baloncesto de su escuela, el niño más rápido y con más resistencia entre sus compañeros, una anguila, mete triples arrodillado, pega manguerazos jugando al pádel que me hace imaginar cómo puede ser enfrentarse a Djokovic (no a Federer o a Nadal) al otro lado de la red. Pero ése es el Gorka actual. El Gorka bebé tuvo una motricidad fina y una motricidad corporal pésima. Pasó por varias terapias y varias fases de inadaptado total. En su primera guardería, en el barrio (mientras niños de 3 años disfrutaban persiguiendo un balón él estaba retraído en su mundo con su cubito verde y sus muñecos), en su primer colegio bilingüe, porque el inglés, como en mi época (y dentro de poco el chino), es imprescindible para el desarrollo laboral de una persona hoy en día.

En eso estábamos, en el proceso de invertir en el desarrollo de nuestros hijos cuando la profesora de primaria le convocó a María a una reunión de tutoría. Era la primera quincena de Octubre. El curso acababa de empezar. La tutora de Gorka estaba sorprendida al conocer  a María; una mujer formada y educada era la madre del monstruo. María pasó ese día uno de los peores momentos de su vida. Su hijo, su adoración, se hacía bolita cuando su profesora le hablaba, se tapaba los oídos y se cerraba en banda. Molestaba a sus compañeros, no participaba, no iba a progresar en la vida. Era un bueno para nada. En el colegio le recomendaban hacer una serie de pruebas para confirmar que Gorka era hiperactivo, para pasar a tratarle con Ritalín. Sigue leyendo

sinoloveomelocreo 4: dos mejor que una, tres mejor que dos

4 d Las torres gemelas. Si hubieran sido trillizas, más espectáculo y más glamour.

Acordándome de aquel taller de Pensar diferente para hacer diferente, mi mente se posa sobre otra gran mentirota, esta vez mucho más glamourosa. Voy a ver si me explico. Estaba en esa etapa de consultor por cuenta propia, un día por la mañana en mi casa de Madrid, cuando cosa curiosa, por infrecuente, me cruzo con una vecina que me comenta que están retransmitiendo por televisión, no me acuerdo por qué cadena, un accidente en Nueva York. Aparentemente, un avión comercial se ha estrellado contra una de las torres gemelas. Subo a casa como un cohete y prendo la televisión. Llevo dos minutos viendo cómo arde el combustible en los pisos superiores de una de las torres cuando un segundo avión impacta en la otra torre. El locutor no se ha enterado y sigue explicando cómo esa imagen es una repetición del impacto. Pasan tres minutos hasta que se dan cuenta de lo que todos hemos visto. No es un impacto. Son dos. El desconcierto es total. El mundo que conocemos está a punto de cambiar. Todavía no sabemos cuánto.

O no.

Un par de meses más tarde, José Manuel Piedrafita, en una mañana de preparación de materiales me contacta por skype a primera hora. Serían las 9:00. Y me pasa un enlace de un vídeo de más de dos horas de duración en el que explican cómo no se trató de un atentado sino de una demolición controlada. Sigue leyendo

sinoloveomelocreo 3: llegaremos a la luna

lunamon3 c y Keneddy dijo, “a finales de los 60 llegaremos a la luna”, y llegaron.

Me pasé los siguientes 3 años aprendiendo y pegándome con los trabajadores de Nissan, y a veces con mis compañeros, y mis jefes, para que algo, por favor, algo, mejorara. Más de una vez es difícil, muy difícil, soportar con números una mejora que no es inmediata, y que llegará, si nos ponemos en camino. Muchas veces, el camino se manifiesta cuando estamos en marcha. Es imposible vislumbrar el kilómetro 5 desde el comienzo. Pero es fácil desde el 4.

Los números entrañan grandes mentiras. Tantos como las letras. Pero no sabemos, por ahora, vivir sin los unos ni las otras.

En mi camino por el mundo laboral, acabé mi etapa como consultor de productividad al acabar un contrato de 3 años y verse la organización en la tesitura de hacerme fijo o no en la crisis del 93, que barrió buena parte de los clientes y los proyectos en curso. Me fui a la calle. Sigue leyendo

sinoloveomelocreo 2: el que pregunta se queda de cuadra

cap2mon2 b Jesús Calderón tenía una frase, El que pregunta se queda de cuadra. ¿Cuál es la tuya?

Una vez que terminé la carrera, me fui 2 meses a Inglaterra, a perfeccionar, según yo, mi inglés, para tener la suficiente confianza en ese apartado, en la búsqueda del trabajo. Una automentira como otra cualquiera, como demostraría poco más tarde, optando a un puesto de trabajo en el que no se necesitaba el inglés absolutamente para nada.

Me acuerdo como si fuese hoy la entrevista en la que, otra vez en manada, aunque no soy de carácter grupal, hice unas pruebas psicotécnicas, de personalidad e inteligencia con Pepe, Iñaki y Mikel, 3 compañeros de promoción. Esta vez, en una empresa en Madrid.

Me acuerdo los comentarios al terminar la entrevista.

          Si te ofreciesen un trabajo, ¿aceptarías?

          No. ¿y tú?

          No, yo tampoco. Sigue leyendo

sinoveomelocreo1: Quien tropieza y no cae, adelanta un paso.

oecmon1 A Quien tropieza y no cae, adelanta un paso. Quien se fostia y no se mata, tiene todo el camino por delante.

De pequeño, en el instituto, como muchos jóvenes, tenía un clasificador lleno de frases que para mí tenían un significado especial. Eran lo más. Por aquel entonces yo estaba en segundo o en tercero de BUP. Me acuerdo de algunas de esas frases relativamente bien

Si lloras tus lágrimas no te dejarán ver las estrellas,

No se hizo el peldaño para descansar, sino para pasar al siguiente,

Una brújula no dispensa de remar,

 pero una de ellas, principalmente una, se ha hecho cuerpo en mi vida.

El que tropieza y no cae, adelanta un paso. Sigue leyendo