todo es una manifestación de la conciencia (y nos brota lo que nos brota)

salgo con el patinete a hacer la última gestión (cuarto día) para concluir la matrícula en la Escuela Oficial de Idiomas, y me encuentro frente de mí esta furgoneta, que me deja perplejo, de la empresa Brota, supongo que subcontratista del ayuntamiento,

y le pido al empleado que la ha dejado ahí, que la retire, y me dice textualmente,

  • es increíble, estoy trabajando,

a lo que le respondo que efectivamente es increíble, y que si no la retira voy a llamar inmediatamente a la policía, y me voy pensando que todo es una manifestación de la conciencia,

ya resulta que los empleados del mantenimiento van a aparcar como la policía, donde les da la gana, con una prepotencia y con una desvergüenza digna de no ser copiada, pero es lo que tenemos, es lo que hay, por ahí corre el nivel de conciencia del país,

sí, y luego nos brota lo que nos brota.

así lo vimos…

no voy a tardar 5 minutos en encontrarme con la caricatura que la vida me trae hoy, en forma de policía en moto, que me detiene porque cruzo una avenida montando nel patinete, cuando el tráfico está detenido, el semáfoto está en rojo, y paso en diagonal,

para salir 50 metros más adelante del paso de cebra, para callejear entre calles de un único sentido, y en eso estoy que me hace pararme, me pide el carnet, saca una foto al bastidor del patinete, me va a denunciar,

le pido hablar con él, le enseño la foto de arriba, y me contesta que eso no es de su incumbencia, le digo que no estoy de acuerdo, ¿si eso no incumbe a la policía a quién le incumbe?, y me ofrece una frase maravillosa,

– si sigue usted así no me va a quedar otra solución que llevarle al calabozo,

eso es comunicación, eso es conversación, estamos donde estamos, con la conciencia que tenemos, si es que nos brota lo que nos brota.

y a ti, ¿qué te brota hacer hoy?

esta entrada podría clasificarse en varios apartados, pero me gusta pensar que tiene que ver con el camino de la conciencia, una de las 3 ramas de 3 retos 4 us, uno de los tres caminos que puedes caminar con nosotras,

ya sabes, caminante, no hay camino, se hace camino al andar, que el patinete está prohibido en Alicante, donde nos brota lo que nos brota.

con la confianza en el equipo por bandera (España sí tenía un plan)

disfruto del día después del partido Portugal – España, que da paso a los nuestros a la Final Four del próximo año, un torneo en el que van a estar Croacia, Países Bajos e Italia, y al que no acceden Alemania, Francia ni Inglaterra,

a veces qué interesante es ver la lista de los que no llegan,

y conecto con Peter, mi amigo del Real Madrid, confeso anti – Luis Enriquista, si ese término existe, como muchos socios del Real Madrid, y de la prensa de la capital, que ven en el selecionador español a un señor al que sólo le falta el rabo rojo y el tridente,

y me sonrío de todas las críticas que recibe por sus formas, por no hacer la selección que cualquier aficionado haría, no lleva a Ramos, no lleva a Aspas, no lleva a nadie de los que yo llevaría con los datos de la inteligencia artificial en la mano,

es evidente que no ríe las gracias de los cortesanos de Flo ni de nadie,

y me sigo sonriendo tras acordarme de la rueda de prensa previa al partido, que me gustaría enlazar aquí, en la que Luis Enrique desborda confianza en su grupo, y afronta una final, el último partido de una fase clasificatoria en el que sólo vale ganar, con entereza total,

a pesar de todos los cuestionamientos, de una prensa que no valora lo que tiene y sólo mira lo que falta, a la que no hay argumentos cabales que les saque de su particular trinchera contra el seleccionador,

sí, una persona que derrocha optimismo, espíritu positivo y confianza en su idea de juego y en su equipo, y que demuestra día a día ser un gran entrenador, no hay más que tirar de hemeroteca, o ver simplemente el partido de ayer,

en el que se demuestra que España tenía un plan, que le podía no haber salido, pero que en este caso, y no es la excepción, tmbn le funcionó, y me vuelvo a preguntar, Peter, qué no seremos capaces de hacer cuando sí nos vestimos el traje de la confianza,

sí, cuando la confianza desborda el vaso

así lo vimos…

escribo estas líneas desde la biblioteca del campus de Ciencias Sociales de la Universidad de Valencia, en la que tengo una reunión pendiente, dentro de nada, a y media, en la que seguramente vamos a hablar de lo que ocurre cuando la confianza des-aparece,

y su contraria, cuando la confianza permite, como el caso que nos ocupa de un partido de futbol y de un grupo que no se destaca por sus individualidades ni por tener el mejor killer del planeta fut, que aflore lo mejor en nos.

y tú, ¿de qué te sientes capaz cuando la confianza desborda?

tmbn puedes leer Luis Enrique se corrige a sí mismo

el estudio sobre la confianza en entornos organizativos (en España, Portugal y LATAM) es un proceso que se desarrolla bajo el paraguas de un doctorando en el instituto de investigación de políticas de Bienestar Social de la Universidad de Valencia,

un proceso en el que tú y tu organización tmbn podéis co-laborar.

una economía desde Asís, una evolución estrictamente necesaria

«Nosotras, jóvenes economistas, empresarias, transformadoras, convocadas aquí en Asís desde todas las partes del mundo, conscientes de la responsabilidad que pesa sobre nuestra generación, nos comprometemos ahora, individualmente y todas juntas, a comprometer nuestras vidas para que la economía de hoy y de mañana se convierta en una Economía del Evangelio. Por lo tanto:

  • una economía de paz y no de guerra
  • una economía que se opone a la proliferación de armas, especialmente las más destructivas,
  • una economía que cuida la creación y no la depreda,
  • una economía al servicio de la persona, de la familia y de la vida, respetando a cada mujer, hombre, niño, anciano y especialmente a los más frágiles y vulnerables,
  • una economía en la que el cuidado sustituye al descarte y la indiferencia,
  • una economía que no deje a nadie atrás, para construir una sociedad en la que las piedras desechadas por la mentalidad dominante se conviertan en piedras angulares,
  • una economía que reconozca y proteja el trabajo decente y seguro para todas, especialmente para las mujeres,
  • una economía en la que las finanzas sean amigas y aliadas de la economía real y del trabajo, y no contra ellas,
  • una economía que sepa valorar y preservar las culturas y tradiciones de los pueblos, todas las especies vivas y los recursos naturales de la Tierra
  • una economía que combata la miseria en todas sus formas, que reduzca las desigualdades y que sepa decir, junto con Jesús y Francisco, «Benditas sean las pobres»,
  • una economía guiada por la ética de la persona y abierta a la trascendencia,
  • una economía que cree riqueza para todas, que genere alegría y no sólo bienestar, porque la felicidad que no se comparte es muy poca.

Creemos en esta economía. No es una utopía, porque ya la estamos construyendo. Y algunas de nosotras, en mañanas especialmente luminosas, ya vislumbramos el comienzo de la tierra prometida.

Asís, 24 de septiembre de 2022

  • Traducción realizada con la versión gratuita del traductor http://www.DeepL.com/Translator
  • y adaptada con la letra a, en la comprensión de que todas somos personas, bastantes años y siglos hemos escrito textos en el sobre-entendido que todos somos hombres.

así lo vimos…

recibo el último post de Leonardo Boff, Economia de Francisco: pacto assinado pelo Papa e pelos jovens, del cual omito el encabezado, en el que Leonardo nos explica el origen de este texto, este pacto firmado por el papa y los jóvenes, el primero que leo hoy,

que cabe conceptualmente en el cajón de la EBC, Economía del Bien Común,

texto que se hibrida misteriosamente con la última foto de ayer, tomada en el gaztetxe de Deusto, cruzando la calle que lo separa de la Iglesia de San Pedro (la iglesia vertical), todo me hace pensar que estamos en la iglesia de Pablo (la iglesia horizontal),

tocando la txalaparta, instrumento ancestral vasco, con esta imagen con un sol, un árbol y el rostro de una mujer que nos acompaña, bajo la cual se puede leer, ezin badut dantzatu hau ez da nire iraultza, algo así como si no puedo bailar ésta no es mi revolución,

frase que me conmueve, y que voy a completar, porque si no me puedo reír, si no puedo jugar, si no puedo intentar y fallar, si no puedo tocar por miedo a que se rompa tampoco es la evolución (a ver si dejamos la re- atrás) a la que me yo voy a apuntar.

¿cómo es la economía que rige tu mundo?

en el código de colores de 7 emociones la palabra revolución está relacionada con la rabia, amarilla, como el fondo del cartel, emoción que es necesaria (y positiva) cuando se trata de restablecer la justicia, re-evolución para re-establecer, no sé si se ve,

una emoción totalmente terrenal que en el plano espiritual se TRANSforma en alegría, de color violeta, entendida como el gozo del hacer compartido, desde una conciencia eco-sistémica emergente al servicio de un colectivo de personas (yo soy) sanas, y del mundo,

aquí cabe el árbol de la imagen, madre tierra que cobija al lobo y al pájaro, a la mujer y al hombre, a las piedras angulares y a las otras, las simples piedras preciosas, en una evolución co-laborativa, con co- y sin re-, para traer juntas lo nuevo.

quién sabe por qué me acuerdo hoy de 7 emociones hoy, un modelo de responsabilidad emocional inspirado en la teoría del color de Goethe y en otra teoría, la teoría U de Otto Scharmer,

y de este baile perpetuo de luces y sombras, la luz focal del sol y la luz difusa de infinito, mundo terrenal y espiritual, tierra y cielo, mira que al final este modelo con 7 colores en verdad va a ser de utilidad en el vivir,

sí, nuestro objetivo en esta vida es acercarnos a la luz…

y tú, ¿bailas al son que tú eliges, o te acoplas al que la vida te ofrece?

oh, grande creatividade

Teletodo TV Mr Bean TV3 actor Rowan Atkinson

leo con gusto este artículo de Alberto del Campo, titulado el loco, una pequeña apología de la creatividad, en la que se trazan caminos paralelos entre la vida personal y la vida en mi desarrollo profesional,

¿cómo voy a ser un tipo innovador y rupturista si soy un bien – queda, un señor políticamente correcto, que hace lo que debe y que a todo el mundo gusta, una especie de Federer de mi mundo, con el Rolex bien a la vista, y unos chocolates bien dulces?,

¿cómo puedo romper un mundo que no funciona ni a rastras si no me permito sacar los pies un poco o un mucho del tiesto?, sí, ¿acaso son la seriedad y la formalidad valores superiores al placer y a la creactividad, convertida en actividad de crear?,

qué bonita pregunta, Alberto,

y me acuerdo del niño natural que todas llevamos dentro, al que en la mayor parte de los casos hace mucho tiempo, demasiado, dejamos de dar cuerda, pobrecito niño lindo, que se sumergió en la formalidad de un mundo mal – carado y demasiado bestia,

sí, hay días en los que simplemente deberíamos des – enchufarnos de tanta tontería, mejor en lunes que en domingo, soltarnos el pelo y olvidarnos de la corbata, y volver a ser un poco más naturales, más nosotras mismas,

juguetonas, divertidas, asombrosas, y asombrarnos con tantas y tantas maravillas que nos rodean, el palo de una escoba, el vuelo y las alas de una mariposa, el pecho calentito de mamá y la mirada atrevida de padre,

ay, cuándo nos dejaremos volver a ser niñas otra vez…

así lo vimos…

y no puedo evitar acordarme de Rowan Atkinson, debo tener todavía fresco el impacto de su última obra, al menos la última que veo, la serie «el hombre y la abeja», disculpa si le he cambiado el nombre, Rowan,

gracias por ayudarnos a explorar el mundo desde tu particular corbata de Jon el inglés.

y tú, ¿que haces los domingos con tu creactividad?

en 3 retos 4 us indagamos 3 caminos para el desarrollo de la innovación, los entornos laborables saludables y la conciencia, búsqueda en la que las personas estamos presentes, mientras no nos sustituyan por la inteligencia artificial, por las emociones programadas y el sexo virtual, todo se andará, pensar – sentir – voluntad al servicio del establishment,

3 caminos a cuál más interesantes, el camino de la conciencia, el camino del corazón, el camino del juego y el dis-fruT, ¿a que sí adivinas de cuál de los 3 estamos compartiendo unas líneas hoy?

si quieres leer otro texto de este chico juguetón con las letras y las ideas, Alberto del Campo, aquí encontrarás otra pequeña oda a nuestro niño descarado, eutrapelia des – en – cadenada, con la melena al viento, o jogador / el jugador.

empresas del futuro, empresas con futuro

desde Economía Humana y OEC (Organizaciones con Espíritu y Corazón) preparamos un presentador con 2 líneas de investigación – acción que entendemos pueden ser interesantes para cualquier organización,

y que ponemos al servicio de cualquier cámara de comercio, cluster sectorial o agrupación de organizaciones, de cualquier tipo, de cualquier dimensión, que puede ser interesante también para pequeñas organizaciones,

o grandes organizaciones a título individual, organizaciones vivas, formadas por seres humanos, personas, ¿cómo podemos pretender gestionar las organizaciones como si fueran máquinas?,

si la especie humana tiene futuro es porque las organizaciones lo tienen, y viceversa, qué bonito, necesario e interesante es sentir que esto es posible, cuando ponemos a las personas en el centro de la actividad organizativa y económica,

organizaciones formadas por personas y para las personas, por eso proponemos 2 líneas de investigación – acción complementarias, el desarrollo de entornos de confianza dentro y fuera de la organización, y la gestión de intangibles,

con el apoyo de 2 metodologías (formas de hacer) intencionales e innovadoras, de las cuales tú y tu organización también podéis ser parte.

así lo vimos…

si tienes interés, te adjuntamos la propuesta de este taller introductorio

tienes más información del estudio de la confianza en entornos organizativos en la página que hemos creado al efecto

y tú, ¿crees que tu organización tiene futuro?

Bo Cruz y CIA (felicidades a la familia)

no veo en directo la final del Eurobasket 2022 entre Francia y España, pero disfruto el día después de esta secuencia de 6 3ples de 7 que Juancho Hernángómez mete en el segundo cuarto de la final, que le valen el reconocimiento de MVP de la final,

y me acuerdo de esta película tontorrona y amable que veo hace poco, Garra, un regalo que habla de la superación personal de un chaval marginado, con un hispano, español, como protagonista, Juancho,

una peli con LeBron James, Adam Sandler y Bo Cruz, miembro de la familia, un regalo tan bonito como in-esperado.

así lo vimos…

la familia de España concurre al Eurobasket sin posibilidades, los pronósticos le auguran un puesto entre el décimo y el octavo puesto, como aquella Dinamarca (acabo de pasar al fut) no clasificada para la Eurocopa 1992, o como Grecia en la edición de 2004,

equipos sin posibilidades, y que acaban en lo más alto del deporte de competición, cenicientas in-esperadas de una vida rara, en la que la realidad supera, muchas veces, la ficción, según van cogiendo rodaje y confianza,

sí, alguien escribe por ahí que algún día este torneo será base de una tesis doctoral, y alguien filmará una película sobre este extraño proceso, en el que los potenciales se anidan y crecen, no hay más que preguntarle a la familia cómo se consigue.

y tú, ¿qué eres capaz de hacer cuando nadie espera nada de ti?

el estudio sobre la confianza en ambientes organizativos es un proyecto, en curso, en el que tú y tu organización tmbn podéis ser parte.

puedes seguir leyendo opiniones sobre esta gesta histórica del grupo en los Hernangómez se hacen grandes o en la entrevista a Sergio, que nos habla de valores de los grupos, al menos de éste, con generorsidad, altruismo, sin egos, al servicio del grupo,

un plus que multiplica los valores individuales.

5 o 7 reglas básicas para detectar a un tiburón

en la entrada de ayer, tan marina, que habla de tiburones y pececillos de colores, abrimos una puerta para re-contactar con las capacidades que tiene el perseguidor, el malo de la peli en el mundo de la inconsciencia, ya fuera del agua,

en la tierra que todas compartimos,

si te parece hoy vamos a buscar pautas de comportamiento por los que le puedes des-enmascarar, ya sabes, ahora que no es evidente en el mundo de los humanos distinguirles por el color o la forma, tiramos del hilo de los comportamientos,

vamos con ello, este tipo de personas…

  1. disfrutan con los juegos de competición, lo suyo nunca es la colaboración, lo suyo es unos contra otros, vencedores y vencidos, si en el juego sólo gana uno, él o ellos, su equipo, les gusta más, si es a muerte mucho mejor que a susto,
  2. disfrutan empujando o tirando, nada de orgánico, natural, suave, con cariño, lo suyo es a tirones o a empujones, puestos a empujar les mola la violación, son violentos y violan los derechos, intereses legítimos y espacios ajenos, los suyos son sacrosantos,
  3. no les gusta decir hola cuando entran en un espacio, ni despedirse cuando salen, ante estas actitudes de las personas normales prefieren otras, que les salgan a recibir y que les despidan con reverencias,
  4. disfrutan de ejercicios de manipulación y mentira, que pueden o no incluir el uso de datos, en muchos casos torticeros, que sesgan realidades, que acercan el ascua a su sartén, les encanta reducir las realidades a simplezas y tener razón,
  5. no gustan de la verdad, de las conversaciones francas, del ritmo pausado y lento, su vida es ejecutiva, todo rápido, todo aparente, les encanta el elevator pitch, y hacer como que lo entienden, también les gusta decirte que no está depurado y que así no vas a vender nada,
  6. creen que si ellos no lo entienden es que es ininteligible, en vez de que ellos son muy simples y tontos, si no tienen paciencia es demasiado largo para que nadie lo lea, si es demasiado abstracto (conceptual) para ellos es un problema, sin matices, en un juego de blanco o negro, se manejan mejor,
  7. creen que el camino más recto entre dos puntos siempre es la línea recta, que intentan dominar, por medio de ejercicios de planificación y control, si hace falta derribarán a patadas un obstáculo, la recta siempre es la solución, los obstáculos se remueven a la fuerza, no se sortean, la complejidad no se comprende, se obvia,
  8. pueden no saber hacer la o con un canuto, pero curiosamente a veces tienen títulos superiores y hasta estudios de posgrado,
  9. pueden ser asquerosamente poco empáticos, clasifican siempre para sí, el dolor del mundo no les importa, ni aunque sean ellos mismos los principales causantes,
  10. valoran los resultados, no les importa el cómo ni los procesos,
  11. son artistas de la pose, les gusta los relojes caros, las chaquetas, trajes y bolsos de marca, los coches más potentes y sofisticados, se les puede ver en actos sociales de relumbrón, en los que disfrutan siendo el centro de atracción, el mundo del bluf es el suyo, aprecian las formas y desdeñan los fondos,
  12. lo suyo es la fuerza bruta, que visten de una apariencia externa irreprochable, detrás de un mínimo de inteligencia que utilizan desde su posición de poder, no siempre legítima, y muchas veces se permiten ironías y sarcasmos que son francamente in-aceptables en cualquier entorno relacional sano,
  13. desconocen los fundamentos sistémicos, las leyes del orden y del amor.
así lo vimos…

de todo lo anterior no se desprende, por lo que debe ser un añadido, no son personas especialmente sensibles, la sensibilidad se la pela, es por eso que muchas personas conscientes viven a día de hoy trituradas por una persona in-consciente,

y a veces, además, mala, muy mala, que desarrolla un ambiente tóxico allá donde esté, en casa, en el cole y en el trabajo, convertidos los 3 en diferentes formatos de triturado de la conciencia emergente, y todo lo bueno por venir.

y tú, ¿conoces a algún tiburón?

para ser un tiburón no hay que atesorar las 13 capacidades, con tener una, dos o 3 ya vas por buen camino, las otras pueden estar disque-ocultas, por lo que es mejor des-confiar y estar ojo avizor.

notas al pie:

en un mundo en el que el respeto no es una virtud precisamente universal, puedes encontrarte tiburones grandes y chiquititos, esos que te dan las luces en la autopista y te amochan para que te apartes, vestidos en su Seat Ibiza o en su flamante Cupra,

mira que yo tmbn soy suficientemente agresivo,

o te insisten 10 veces para que les compres un crédito (a pesar de que no les has pedido dinero, de hecho acabas de anular la línea de financiación anterior) o cambies a su línea telefónica, de la que has salido escopeteada tras poner una reclamación,

agresividad y falta de respeto a la que puedes contestar con un sencillo y sensato no, gracias, mira que no me interesa el mundo que promueves, mejor si dejamos de hablar ya, solución que suele ser suficiente, al menos en el caso de los pequeñitos,

que para los grandes pueden ser necesarios y de utilidad grandes remedios, como la última frase del Padre Nuestro, si no te acuerdas de ella te la copio, ya sabes, copia y pega, Padre nuestro, de verdad te lo ido, líbranos del mal.

«Hacer el bien, es ser capaz de dar frutos. Todos hemos venido a la tierra para dar frutos, es decir, pensamientos, sentimientos y actos hermosos, nobles, grandes. Por eso siempre hay que vigilar en qué estado interior nos encontramos con los demás.

Si visitáis a alguien sin preocuparos de los efectos que produciréis sobre él por vuestros gestos, vuestra mirada y vuestras palabras, le produciréis una indigestión o le intoxicaréis. Actuar de ese modo prueba que no habéis comprendido la ciencia del bien. Y no os sorprendáis después si vuestra vida es solitaria y triste… ¿Por qué no habéis aprendido a dar frutos? Cuando damos, nunca estamos solos. Dad pues un fruto, es decir, un trabajo, un sacrificio, un pensamiento, una buena mirada, una sonrisa…»

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

tiburones y pececillos de colores

en la vida en el mar, todas sabemos que conviven el tiburón y el delfín, la ballena y los atunes, las sardinas y los pececillos de colores, todo eso es claro, seguramente de tan evidente que es te parece una obviedad,

porque un tiburón y pez de colores tiene forma, colores y actitudes bien diferentes, y cualquier persona las puede apreciar, ¿verdad?, por eso te vamos a proponer un ejercicio, el ejercicio de la varita mágica,

imagínate que con una varita mágica podemos transformar a los dos peces de colores en tiburones, con lo cual los 3 sujetos objeto de apreciación tienen forma de tiburón, color de tiburón y actitud de tiburón,

es evidente que tras la transformación mágica te va a costar más distinguir a los peces de colores del tiburón, ¿verdad?, porque los 3 tienen color, forma y actitud de tiburón, de tal forma que la imagen nos induce a pensar que los 3 son tiburones,

y lo mismo pasa al revés, con la ayuda de la varita mágica, que transforma al tiburón en pez de colores, con lo cual tenemos 3 peces de colores, con color, forma y actitud de peces de colores, en su arrecife de coral,

en este caso sería muy difícil diferenciar al tiburón, ya que ha adoptado el color, la forma y la actitud del pez de colores, dicho lo cual te preguntarás, ¿para qué este ejercicio tonto de varita mágica?, ¿qué me aporta y para qué me sirve este ejercicio de imaginación?,

pregunta harto interesante, que tiene aplicación en el mundo real, en el que los humanos, fuera del mar, parecemos una única especie, a pesar de que haya diferentes colores, razas, tamaños e idiomas (formas del mundo exterior),

diferentes colores y formas en el cuento de la varita mágica, pero tenemos diferentes actitudes y formas en el mundo, que vienen condicionadas por un elemento muy interesante, la conciencia,

algo que no podemos explicar bien pero que todo el mundo entiende más o menos, porque cualquier humano siente que él tiene más conciencia que un perro, por ejemplo, o que un chicharro, si queremos volver al mar, que un tiburón o un pececillo de colores, si seguimos el cuento de la varita mágica,

de la misma forma que sentimos tener más conciencia que un vegetal, un tomate o un pepino, o una piedra, lo cual abre una curiosa conversación, ¿hay en tu mundo personas con formas externas parecidas que se comportan de forma bien diferente?,

¿es atribuible esa diferencia a su raza, su idioma, su educación, sus circunstancias, su entorno, su religión, sus ídolos infantiles, sus apegos y mandatos parentales o acaso hay algo más?,

¿acaso somos diferentes en base al nivel de conciencia que albergamos?,

¿tú qué crees?

así lo vimos…

en el desarrollo del estudio de la confianza nos hemos encontrado con un libro, que estaba en la estantería de casa, durmiendo su hora de gloria, recomendación de Ferrán Caudet, es muy interesante entablar conversaciones y dejarse aconsejar,

muy instructivo bonito y potente leer textos interesantes, el poder contra la fuerza,

un libro en el que David R. Hawkings nos introduce en 2 campos atractores de la conciencia (o de la energía), que nos anima a pensar que no todas las personas estamos en el mismo nivel de conciencia, con Gandhi, el ahimsa y la marcha de la sal como ejemplo,

seguramente ni tú ni yo sentimos estar al nivel de conciencia de Gandhi, ¿verdad?,

un campo de conciencia que se va a manifestar en todo lo que hacemos, en la práctica, independientemente de nuestra forma y color exterior, es por ello que en el estudio sobre la confianza en entornos organizativos empezamos a integrar la LKC,

o Lectura Kinesiológica de Campo, una técnica energética que nos permite desvelar la energía de las personas y proyectos que nos van a acompañar en el camino, si queremos subir al monte más alto mejor si nos acercamos a la conciencia del pez de colores,

en vez de optar por la del tiburón.

y tú, ¿qué tipo de conciencia observas en tu organización, de pececillos de colores o de tiburón?

tú y tu organización tmbn podéis participar en el estudio sobre la confianza en entornos organizativos, ya sabes, si tu conciencia y la de tu organización ha evolucionado desde la forma y color de la conciencia del tiburón.

la auténtica felicidad

uno de los viajes del verano me regala esta frase que no fotografío, pero que se puede encontrar en la gran biblioteca de internet, tanto en castellano como en inglés, una frase que hoy resuena en mí como una gran verdad,

sólo hay una felicidad en la vida: amar y ser amado,

George Sand

así lo vimos…

volver al amor in-condicional que somos es el movimiento fundamental que tiene que hacer la madre protectora y nutricia que vive en nosotras, madre que se preocupó más de sí misma que del álter, que se ocupó de su propia felicidad,

que ofreció su amor de forma torticera, te quiero con un «si» condicionado, te quiero sólo si haces lo que quiero y como yo quiero, en caso contrario no te quiero, porque no eres digno de mi amor, pobrecita mamá que se perdió,

y que está por encontrarse en el flujo de la vida, y que algún día, ojalá no demasiado tarde, se encontrará en su esencia y origen, en la aceptación in-condicional del álter, en el movimiento de apreciar al otro,

porque apreciar desde el respeto al álter tmbn es amar.

el camino de la madre nutricia de vuelta al amor que es lo hemos denominado el camino del corazón, y es uno de los grandes retos de nuestra vida, en este 3ple camino que promovemos en 3 retos 4 us,

3 retos que tú tampoco te puedes perder.

y me encuentro con una foto de Carlos de Inglaterra, el príncipe que no quiso a Diana de Gales, la princesa del pueblo, un hombre que ante la incomprensión general era muy pero que muy de Camila, antes, durante y después,

no puedo sino celebrar que no todo el mundo elija a la princesa del cuento de hadas, ¿qué sería de nosotros los feos, en caso contrario?, ¿qué sería de la gente diferente?, ¿qué sería del mundo si sólo hubiese una forma de contar cuentos, al modo Disney?,

sí, no puedo sino celebrar y agradecerle a Calos de Inglaterra, hijo de madre dura, Isabel, reina eterna del imperio del bien estar común, que le prometió a su hijo primogénito que no reinaría, reina bestia donde las haya,

sí, no queda sino agradecerle a Carlos, hoy Carlos III, porque no hay 2 sin 3, número curioso, por su ejemplo de amor y congruencia, cuando prefiero atender al amor verdadero en mi vida antes que a tus requerimientos interesados y despiadados, madre.

la felicidad verdadera

uno de los viajes del verano me regala esta frase que no fotografío, pero que se puede encontrar en la gran biblioteca de internet, tanto en castellano como en inglés, una frase que hoy resuena en mí como una gran verdad,

sólo hay una felicidad en la vida: amar y ser amado,

George Sand

así lo vimos…

volver al amor in-condicional que somos es el movimiento fundamental que tiene que hacer la madre protectora y nutricia que vive en nosotras, madre que se preocupó más de sí misma que del álter, que se ocupó de su propia felicidad,

que ofreció su amor de forma torticera, te quiero con un si condicionado, si haces lo que quiero y como yo quiero, en caso contrario no te quiero, porque no eres digno de mi amor, pobrecita mamá que se perdió,

y que está por encontrarse en el flujo de la vida, y que algún día, ojalá no demasiado tarde, se encontrará en su esencia y origen, en la aceptación in-condicional del álter, en el movimiento de apreciar al otro, más allá de su propio ombligo,

porque apreciar desde el respeto al álter tmbn es amar.

el camino de la madre nutricia de vuelta al amor que es lo hemos denominado el camino del corazón, y es uno de los grandes retos de nuestra vida, en este 3ple camino que promovemos en 3 retos 4 us,

3 retos que tú tampoco te puedes perder.

y tú, ¿qué ejercicio de ombliguismo dejas de hacer, en pos del amor, y de la verdadera felicidad?