Stephen Covey y la procastinación

recibo un artículo titulado “GENIAL PROFESOR UNIVERSITARIO TE DA EL MÉTODO Y LA MOTIVACIÓN CORRECTA PARA DEJAR DE PROCRASTINAR”, que leo con cariño y curiosidad,

y no puedo evitar acordarme de Stephen Covey y los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, y el hábito 1, la proactividad, que nos habla de un mundo que no se mueve si no movemos nuestra energía interior, si no nos activamos,

la actitud contraria a la procastinación, ese hábito de no hacer nada, de perder el tiempo de cualquier manera, de tirarlo por la ventana de nuestro día a día,

un hábito que sigue con el segundo, comenzar con un fin en mente, que nos permite alinear nuestra vida con esa visión final de la persona que queremos llegar a ser, para que nuestras acciones estén dirigidas a ese fin último,

y que se consolida con el tercer hábito, primero lo primero, por el cual empezamos a diferenciar qué es importante y qué es urgente en nuestro día a día, y somos capaces de priorizar, con un matiz fundamental, qué es importante para nosotras mismas,

no para nuestras parejas, nuestros hijos, nuestras jefas, nuestros padres, para nosotras mismas,

y me pregunto qué diferencia existe en este material que leo hace la pila de años, en torno a 25, y lo que leo en este artículo hoy, y encuentro una sutil diferencia, en este sistema de clasificación,

que nos encuadra en uno de estos 5 grupos, extraversión, apertura, responsabilidad, cordialidad y neuroticismo, y que nos permite establecer un mapa de carreteras particular, que nos alinea con lo que en verdad somos,

por medio de esa motivación tan nuestra, para los extrovertidos  tener más amigos, para los cordiales desarrollar una relación íntima, para los de alta apertura la actividad creativa, para los neuróticos la seguridad,

una visión complementaria de quién soy yo que me permite orientar y articular ese plan.

   así lo vimos…

te dejo con el artículo al que hago referencia al principio de estas líneas, ojalá te guste, y con un resumen de los siete hábitos de la gente altamente efectiva, 7 hábitos de los cuales, como puedes observar, los 3 primeros nos acercan a la victoria personal,

para pasar a los 3 que nos facilitan la victoria pública, este “yo soy” que se manifiesta de la mejor de las formas posibles en aquellos entornos en los que nos desarrollamos, en nuestro rico mundo relacional.

tomo prestada la imagen de hoy de internet, de un catálogo que conduce a una página que no visito, y que se titula “16.000 €uros por estar tumbado, ¿te apuntas?”, cobrar por estar tumbado 60 días,

todo un ejemplo de este enfoque se difunde hoy en día por la sociedad, un buen ejemplo de lo que puede significar procastinar.

3 apuntes del artículo antes de terminar,

no vamos a llegar a un estado de dicha no haciendo nada, en contra de lo que nos venden, ahí no se encuentra la felicidad, o puesto en positivo,

o mucho mejor, puesto en positivo, re-contacta con tu capacidad creadora, y con tu proactividad, esa actitud abierta, dispuesta, que te lleva a volver a hacer cosas, para acercarte a un estado de bien estar personal

Peterson observa el hecho de que cuando desperdicias tu tiempo generalmente lo que ocurre es que te sientes miserable, no entras en un estado de dicha (el gran mito de nuestra época es pensar que no tener que hacer nada, que no tener responsabilidades es lo que determina el éxito y la felicidad).

pequeños éxitos alimentan el camino,

el éxito grande se alimenta de pequeños éxitos,

busca tus primeros éxitos, que refuerzan tu confianza en tus capacidades, 

Seguramente no vas a dejar de hacer las cosas más importantes y difíciles que sabes que debes dejar de hacer, pero puedes empezar por un subconjunto de otras cosas menores que también te puede beneficiar dejar de hacer y que son más fáciles de abandonar. Cuando logres hacerlo, apoyado en tu mismo sistema de recompensa, podrás luego tener más fuerza para intentar las otras.

el camino pasa por enfrentarse al miedo,

cuando te lo encuentres en el camino vas a necesitar coraje para cruzar el umbral, ánimo, mucho ánimo, que se puede.

la forma en la que un individuo crece realmente es enfrentándose a las cosas a las que le tiene miedo, por lo cual es fundamental empezar a dejar de hacer las cosas que sabemos que nos hacen daño y comenzar a hacer las cosas que sabemos que nos hacen bien (y nos llevan a nuestra meta) pero nos cuestan trabajo o nos dan miedo. 

como causualidad de esta entrada, la diosa fortuna le regala a este hombre tumbado el color púrpura, que se forma mezclando el violeta (la alegría, el nivel energético superior en 7 emociones) y el rojo (el miedo, el nivel energético más bajo),

ese punto raro en el que se juntan el máximo desarrollo personal y de los grupos con la dura supervivencia, quién sabe por qué me viene a la cabeza la palabra nini, ni estudio ni trabajo, o la palabra sin, sin hacer nada.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

Anuncios

si tienes menos de 42 años no leas este poema

despierto con un bip en mi teléfono, con este texto que me remite Biotz por wasap, y no puedo evitar una sonrisa, MI ALMA TIENE PRISA, se titula este poema, que te animo que no leas si tienes menos de 42 años,

en cuyo caso puedes, por ejemplo, congelarlo en el refrigerador, para sacarlo fresco dentro de unos años, si tienes 30 años, por ejemplo, dentro de 12, hasta que cumplas la condición del encabezado, aunque puedes esperar más,

y leerlo dentro de 17 o de 23,

mientras me río con esta actividad tan divertida de observar y compartir una canción, un texto de otras personas, un poema o un post, una afición en la que mis amigos hace ya un tiempo que colaboran,

y no soy yo el que desarrolla el post, sois vosotras, eres tú, hoy Biotz, en este curioso proceso de co-creación, en el que hoy mi estómago tiene prisa, buena hora para desayunar.

   así lo vimos…

mi alma tiene prisa

Conté mis años y descubrí que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora. 
Me siento como aquel niño que ganó un paquete de “dulces”; los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente. 
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada. 
Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido. 
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos. Quiero la esencia, mi alma tiene prisa… Sin muchos “dulces” en el paquete… 

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana. “Que sepa reír de sus errores”. Que no se envanezca, con sus triunfos. Que no se considere electa antes de la hora. Que no huya de sus responsabilidades. Que defienda la dignidad humana. Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez. 
Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena. 
“Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas”… 
“Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñaron a crecer con toques suaves en el alma” 
Sí…, tengo prisa…, tengo prisa por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar. 
Pretendo no desperdiciar parte alguna de los “dulces” que me quedan… Estoy seguro que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido. 
“Mi meta es llegar al final” satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia. 
Tenemos dos vidas y la  segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una…

observo mi vida desde mi atalaya de 51 años, está claro que me quedan menos dulces que los que me he comido, y observo cuáles de esas frases resuenan de forma especial en mi interior,

quiero vivir al lado de gente humana, que sepa reír de sus errores, quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas, a quien los golpes duros de la vida le enseñaron a crecer con toques suaves en el alma,

qué bonito, este mundo desde este tipo de relaciones, con estas personas preciosas a nuestro alrededor, y con alguna de estas características creciendo, poco a poco, no hay tanta prisa, en nuestro interior.

si tienes entre 42 y 21 años te tienes que preguntar por qué has leído estas letras que no te tocan, tú alma está en la fase de desarrollo inconsciente, de estas cosas no te tienes ni que enterar, seguramente ni aunque las leas te vas a enterar,

si tienes entre 21 y 14 años, vamos en cuenta descendente, está claro por qué has leído estas letras, estás haciendo lo que te toca, desobedecer, felicidades, muchas felicidades, ánimo y adelante,

si tienes entre 14 y 7 años, la verdad es que no sé qué decirte, tal vez que le des un abrazo muy grande a tus abuelos, si quieres les puedes reenviar este texto, o mejor se lo lees, a ver cómo les resuena, seguro que te dan un abrazo doble a ti,

y si tienes menos de 7 años, qué quieres que te diga, si tú casi no deberías ni saber leer, ¡¡¡mejor si te dedicas a jugar!!!

la imagen de hoy es una foto del calendario que me regalan Gabirel y Amaia en Kirikiño, una residencia del grupo Euskoges, y observo cómo los últimos posts hablan, sí o sí, de la infancia, de la tercera edad, de la educación y la salud, de la mujer,

de todos esos ámbitos que con tan poco cariño trata nuestra lógica patriarcal, canalla y avasalladora, no hay más que recordar las palabras de Claudio Naranjo, en este mundo que no cuida al anciano ni al niño, claro, ¡si no son productivos!

Si quieres reflexionar sobre las características de nuestra madre protectora, de nuestro niño natural sano y de nuestro ser adulto, 3 juegos de características que nos llevan a una vida sana, armónica, preciosa, puedes seguir este enlace,

y si quieres realizar un autodiagnóstico sencillo, puedes abrir éste.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

yo estoy equivocado, tú estás equivocada, ¿quién más está equivocado? (5 personas para cambiar el mundo)

Montse me regala este video de Eduardo Galeano, que nos habla de la vida de Domitila Barrios de Chungara, de una asamblea de mineros en la que alza su voz, entre un hombrerío, una sola mujer entre hombres rudos, y a los que les pregunta,

yo sólo quiero saber estito, una pregunta no más quiero hacer, estito quiero saber, ¿cuál es nuestro enemigo principal?,

una pregunta que abre una conversación que mejor que escuches de primera mano, de la voz de Eduardo,

y el video continua, como sigue la vida de Domitila, a la que Eduardo va a encontrar unos años después,

como parte de un grupo de 5 mujeres en huelga de hambre, sentaditas en medio de una plaza, hasta que caiga la dictadura del general Banzer, y el curioso proceso en el que 5 personas se convierten en 50, en 500, en 5000, en 50.000, en 500.000,

y la historia de todas esas personas que pasan, incrédulas en un principio, en una historia que no es muy diferente a nuestra propia historia y una actitud que no es tan diferente de nuestra forma de pensar actual,

cómo van a conseguir derribar un régimen militar 5 mujeres… 

y la historia continua, y todas esas personas que observan ese grupo de mujeres en huelga de hambre, observan con el pasar del tiempo, tú también te puedes incluir, observamos, que ellas, estas mujeres, no estaban equivocadas,

los que estamos equivocados somos nosotros, como está equivocado, no te pierdas el final del video, por favor, otro elemento que tiene un rol principal en esta historia, ¿quién más está equivocado?, sin desperdicio.

   así lo vimos…

 

la historia de las 5 mujeres entronca con uno de los regalos que nos hace Otto Scharmer en su primer libro, la teoría U, la visión TRANSformadora de que 5 personas con una intención común pueden cambiar este mundo.

este relato hablado conecta con Montse y conecta conmigo, y con un grupo de personas que promovemos una serie de conversaciones en torno a diferentes temas.que conforman nuestro mundo,

muchas gracias por compartirlo con nosotras, Montse,

en un proceso que hemos titulado “el futuro emerge”, y del que dejamos un pequeño rastro en este espacio, ojalá tengas un poco de tiempo para echarle un ojo, y ojalá te acerques, tú también puedes ser parte de este movimiento,

para que el grupo, hoy de 5 personas, sea mañana de unas pocas más, quién sabe si 50 o 15, que sea lo que tenga que ser, en este proceso lento pero inexorable del desarrollo de la conciencia en nuestras vidas, desde el campo de atención,

desde nuestras conversaciones y los espacios que generamos,

desde nuestra mejor intención.

esta historia nos habla del miedo, la emoción que dice “yo no soy”,

y del poder que despliega una mujer, que se convierte en 5 mujeres, desde un orgullo sano, humilde, desde su “yo soy”, en una evolución natural, “yo soy tú”, y “nosotras hacemos juntas”, para traer una evolución social,

porque juntas somos capaces de construir lo nuevo, y TRANSformar esta sociedad.

si quieres leer de la emociones que nos atan a tierra, empezando por el miedo, rojo, y de las que nos elevan y nos permiten crear nuevas comunidades, empezando por el orgullo humilde, azul clarito,

te invitamos a un paseo por las 7 emociones, creative commons, un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

¿tú eres tecnozoico o ecozoica?

leo la última entrada de Leonardo Boff con interés, un texto que nos acerca a la tierra como escuela de desarrollo espiritual, en el que recorto palabros y negriteo frases, de las cuales entresaco varias ideas, a continuación…
la era en la que vivimos, el ecoceno o ecozoico se caracteriza por la evolución, la expansión y la auto-creación de «emergencias» cada vez más complejas, que permiten el surgimiento de nuevas galaxias, estrellas y formas de vida en la Tierra,
una era en la que un universo cada vez más espiritual y autoconsciente nos situa en una disyuntiva, somos parte del problema tecnozoico –un futuro de exploración creciente de la Tierra como recurso, todo para el beneficio de los humanos–,
o somos parte de la solución, y nos hacemos uno con la época que nos toca vivir, en la evolución de la consciencia, y en la búsqueda de una relación amistosa hacia la naturaleza y la vida, y una profunda transformación en las formas de vivir,
y por algún motivo conecto la imagen con la que encabezo estas líneas, la imagen de la tierra, con un libro que he ojeado, por ahí anda mi ojo, estos últimos días, en los que leo algo de antroposofía y de biografía humana,
en esta extraña relación que comunica al ser humano con los reinos que le anteceden, el reino animal, el reino vegetal y el reino mineral, y que le conectan con los reinos suprasensibles que un día vamos a poder reconocer.
   así lo vimos…
y si te parece bien, te dejo con el post de Leonardo, con sus negritas (esa es mi aportación, discutible) y todo…

el futuro de la Tierra no cae del cielo

Lo que voy a escribir aquí será de difícil aceptación por la mayoría de los lectores y lectoras. Aunque lo que diga esté fundamentado en las mejores cabezas científicas, que hace casi un siglo, vienen pensando el universo, la situación del planeta Tierra y su eventual colapso, o un salto cuántico a otro nivel de realización, no ha penetrado, sin embargo, en la conciencia colectiva ni en los grandes centros académicos. Continúa en vigor el viejo paradigma, surgido en el siglo XVI con Newton, Francis Bacon y Kepler, un paradigma atomístico, mecanicista y determinista, como si no hubiera existido un Einstein, un Hubble, un Planck, un Heisenberg, un Reeves, un Hawking, un Prigogine, un Wilson, un Swimme, un Lovelock, un Capra y tantos otros que nos elaboraron la nueva visión del Universo y de la Tierra.

Para empezar, cito las palabras del premio Nobel de biología (1974) Christian de Duve que escribió uno de los mejores libros sobre la historia de la vida: Polvo vital: la vida como imperativo cósmico (editorial Norma, 1999). «La evolución biológica marcha a ritmo acelerado hacia una grave inestabilidad. Nuestro tiempo recuerda una de aquellas importantes rupturas en la evolución, señaladas por grandes extinciones masivas» (p. 355). Esta vez no procede de algún meteoro rasante, como en eras pasadas, que casi eliminó toda la vida, sino del propio ser humano, que puede ser no sólo suicida y homicida, sino también ecocida, biocida e incluso geocida. Puede poner fin a la vida en nuestro planeta, quedando sólo los microorganismos del suelo, bacterias, hongos y virus, que se cuentan por cuatrilones de cuatrilones.

En razón de esta amenaza montada por la máquina de muerte fabricada por la irracionalidad de la modernidad, se introdujo el concepto «antropoceno», para denominar como una nueva era geológica la actual, en la que la gran amenaza de devastación se proviene del ser humano mismo (anthropos ). Ha intervenido y continúa interviniendo de forma tan profunda en los ritmos de la naturaleza y de la Tierra, que está afectando las bases mismas ecológicas que lo sostienen.

Según los biólogos Wilson y Ehrlich desaparecen entre 70 a 100 mil especies de seres vivos por año debido a la relación hostil que el ser humano mantiene con la naturaleza. La consecuencia es clara: la Tierra perdió su equilibrio y los acontecimientos extremos lo muestran irrefutablemente. Sólo ignorantes como Donald Trump niegan las evidencias empíricas.

En cambio, el conocido cosmólogo Brian Swimme, que en California coordina una decena de científicos que estudian la historia del Universo, se esfuerzan por presentar una salida salvadora. Digamos de paso que B. Swimme, cosmólogo, y el antropólogo de las culturas Thomas Berry, publicaron, con los datos más seguros de la ciencia, una historia del universo, desde el big-bang hasta la actualidad (The Universe Story, San Francisco, Harper 1992), conocido como el más brillante trabajo hasta hoy realizado. (La traducción al portugués se hizo, pero fue más fuerte la tontería de los editores brasileños, y hasta hoy no fue editado. Al español se desestimó su traducción, porque el libro dedica demasiadas páginas a la situación concreta de Estados Unidos). Los autores crearon el concepto «la era ecozoica», o «el ecoceno», una cuarta era biológica que sucedería al paleozoico, al mesozoico y a nuestro neozoico.

La era ecozoica parte de una visión del universo, como cosmogénesis. Su característica no es la permanencia, sino la evolución, la expansión y la auto-creación de «emergencias» cada vez más complejas, que permiten el surgimiento de nuevas galaxias, estrellas y formas de vida en la Tierra, hasta nuestra vida consciente y espiritual.

No temen la palabra «espiritual» porque entienden que el espíritu es parte del Universo mismo, siempre presente, pero que en una etapa avanzada de la evolución se ha vuelto en nosotros autoconsciente, percibiéndonos como parte del Todo.

Esta era ecozoica representa una restauración del planeta mediante una relación de cuidado, respeto y reverencia frente a ese don maravilloso de la Tierra viva. La economía no debe buscar la acumulación, sino lo suficiente para todos, de modo que la Tierra pueda rehacer sus nutrientes. El futuro de la Tierra no cae del cielo, sino de las decisiones que tomemos para estar en consonancia con los ritmos de la naturaleza y del Universo. Cito a Swimme:

El futuro se va a decidir entre quienes están comprometidos con el tecnozoico –un futuro de exploración creciente de la Tierra como recurso, todo para el beneficio de los humanos–, y quienes se comprometen con el ecozoico, un nuevo modo de relación para con la Tierra en que el bienestar de la Tierra y toda la comunidad de vida terrestre es el principal interés (p. 502).

Si no vence el ecozoico, probablemente conoceremos una catástrofe, esta vez producida por la propia Tierra, para librarse de una de sus criaturas, que ocupó todos los espacios de forma violenta y amenazadora de las demás especies, especies que, por tener el mismo origen y el mismo código genético, son sus hermanos y hermanas, no reconocidos sino maltratados y hasta asesinados.

Tenemos que merecer subsistir en ese planeta. Pero eso depende de una relación amistosa hacia la naturaleza y la vida, y una profunda transformación en las formas de vivir. Swimme añade: «No podremos vivir sin esa intuición (insight ) especial que las mujeres tienen en todas las fases de la existencia humana» (p. 501).

Ésta es la encrucijada de nuestro tiempo: o cambiar o desaparecer. Pero, ¿quién se lo cree? Nosotros seguiremos gritando.

la teoría U de Otto Scharmer habla de 3 grandes brechas que nos separan,

  1. a mí de mí misma,
  2. a mí del otro, el alter,
  3. a todas nosotras de la naturaleza,

no creo que haga falta explicar cuál de estas 3 brechas está relacionada con el texto de Leonardo Boff.

la teoría del P-A-n y el triángulo de Karpman nos introducen en el drama relacional que origina en este mundo la figura del padre crítico, o el perseguidor, el drama que origina nuestra cultura patriarcal,

está claro que para cambiar los problemas de nuestra relación con la naturaleza y con todos los seres vivos tenemos que cambiar nuestra cultura, y acercarnos al paradigma del cuidado, del cariño, del buen trato, por medio de la madre protectora,

o mejor, de nuestra madre nutricia, la madre nutricia que habita en todas nosotras, y que establece sus relaciones desde el amor incondicional, buen punto desde el que comenzar cualquier relación.

si te interesa revisar qué conjuntos de características están relacionadas con el bebé, con la madre cuidadora, y con la evolución sana del padre crítico, nuestro ser adulto,  puedes leer esta entrada, 3 juegos de características para el buen vivir,

no es la pera limonera pero te puede acompañar en esta era ecozoica, desde la conciencia que nos permite entablar relaciones casa día más amistosas (conmigo misma, contigo, con la naturaleza y la vida),

en un ejercicio que nos permite vivir la vida como escuela de desarrollo espiritual, en un proceso lento pero imparable que crece a nuestro alrededor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que, como no podía ser de otra forma, relaciona emociones con buen trato y con el campo de la atención,

que fundamenta la escucha y las conversaciones, y con un mundo basado en valores, y con tantas pequeñas cosas y aportaciones que es necesario rescatar hoy, y poner en nuestra agenda común, tecnozoica o ecozoica,

un modelo que compartimos desde este enlace.

 

perdona si te importuno, ¿un piropo es delito?

leo un artículo en el país que habla de machismo y feminismo, y de la opción que todas tenemos de pensar igual a la mayoría o por sentir diferente,

un artículo en el que me llama la atención la opinión de la autora, queda claro que para ella “se vale importunar”,

no sé por qué me viene a la cabeza esa diferencia que para mí existe entre el juicio crítico, tal vez es que la palabra crítica no la entiendo ni la comparto, y la independencia de juicio, que me parece mucho más interesante, y mucho más sana, una herramienta o una capacidad a desarrollar,

y pienso en cómo puede influir o importunar este artículo en un foro en el que estamos conversando sobre la construcción de comunidades, desde diferentes puntos de vista y aproximaciones, ya sea desde la cultura, desde los valores o desde el género,

y es curioso, al escribir estas letras me doy cuenta de que lo que existe en cualquier caso es una brecha que nos separa, una brecha cultural, una brecha de género, una brecha económica, que nos impide ponernos en el sitio del otro,

el alter, de contactar con este mundo tan diverso, tan plural, tan rico,

y nos quedamos en nuestro pequeño mundo, en nuestras fronteras cercanas, mi pueblo, mi ciudad, mi región, en las que hay muchas más personas como yo, hombre, de raza aria, con esta formación y este tipo de trabajo, con estos ingresos,

mientras observo el sentido que en mi vida tienen la palabra respeto y la palabra responsabilidad, así como el concepto de libertad, siempre tan personal, la mía acaba de alguna forma donde empieza la tuya, ¿o es al revés?,

y la importancia de los procesos personales de apreHendizaje, tan diferentes en muchos casos de la culturización y el amaestramiento de las masas y de nuestros menores, en ese proceso que denominamos educación,

y me imagino un mundo en el que hay menos negros y blancos, y muchos más grises,  muchos más colores y muchas más mulatas, muchas más personas mezcladitas, mucha más diversidad, de origen y de destino,

y contacto con esta conversación con Mar y Alejandra, este viernes pasado, en la que hablamos de la diversidad de origen, o las grandes etiquetas con las que nos separamos, negro – blanca, católica – musulmán, pobre – rica, hombre – mujer,

tan diferente de la diversidad de destino, porque en el destino, no tienes más que pensarlo, por formación, por el desarrollo de nuestros intereses y nuestras pasiones, por vivencias de vida, personales e incluso transgeneracionales,

todas somos tan diferentes

y en el extremo, a nada que nos miremos en el espejo de otras personas, en el espejo del alter, acabaremos observando que somos exactamente lo mismo, y yo soy tú, aunque aparentemente pensemos, sintamos y obremos de forma tan diferente.

   así lo vimos…

no nos han enseñado a conversar con el alter, tan metiditos como estamos en la crítica y el juicio, en nuestro padre crítico y en el perseguidor, enraizados en nuestras creencias y en procesos de no escucha,

que en el mejor de los casos evolucionan al debate,

tal vez por eso tenemos que buscar nuevas formas de encuentro, de expresión, de contacto con esa otra realidad que también existe en mí, que también soy yo, ¿tal vez es parte de mi sombra y por eso re-acciono de forma tan radical?,

un mundo nuevo se abre ante nosotras, ante nuevas formas de atender, de escuchar, de contactar con nuestra emoción, ¿qué siento yo al escuchar estas palabras?, de contactar con la emoción del alter,

del significado profundo de lo que ahí se expresa, porque, ¿qué leo yo en esa frase tan bestia de Catherine Millet, “Lamento mucho no haber sido violada, porque así podría dar fe de que una violación también se supera”?, 

si te fijas habla en estricta primera persona y no te desea lo mismo a ti,

porque muchas veces no contactamos con la intención profunda, con el sentido TRANSformador de las cosas, sino con nuestra herida tan a flor de piel, con nuestro dolor, convertido en sufrimiento, y nuestra necesidad de sanar.

si quieres probar tu facilidad para provocar un debate, bien puedes proponer este texto relacionado con el género, seguro que hay dos o tres personas que a la primera de cambio piensan diferente:

“Hay que dejar de creer que la mujer siempre es una víctima”

 

si tienes interés en buscar nuevas formas de comunicación, tal vez te interesa este post, relacionado con 4 reinos y los 4 niveles de la atención, nos quedan 2 por explorar, más allá de la comunicación piedra (mineral) y el debate (vegetal),

o tal vez te acercas a 3 grupos de iniciativa de el futuro emerge, en MADrid, BIlbaO, BarCeloNa, en los que vamos a seguir indagando en este proceso de comunicación, llámale conversaciones, empáticas y generativas,

en el que 2 o más personas nos juntamos a compartir y a explorar este universo en el que personas tan diversas y tan distintas también somos Tú.

este texto de hoy pretende, más allá de generar polémica, ahondar nuestra comprensión del mundo del género, más allá de los extremos, machismo y feminismo, que muchas veces se tocan.

la comprensión es una de las 3 emociones del desarrollo del Ser y de los grupos, convertidos en nuevas comunidades en el modelo de 7 emociones, en un tránsito por 3 puertas que es más fácil de enunciar que de desarrollar en la práctica,

la puerta del orgullo humilde, que nos permite transitar del EGO al Yo soy, la puerta de la comprensión, azul índigo, que nos permite pasar de la energía del Yo soy al Yo soy Tú, la energía de la alegría, que nos permite traer juntas lo nuevo,

nosotras hacemos juntas, y construimos nuevas comunidades, y nuevas formas de hacer.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, gracias por el orgullo humilde, Otto, y por el tránsito del EGOsistema al ECOsistema, y por la teoría del color de Goethe,

creative commons, un modelo que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

patRiaRcas y madRes tRilita

rebuscando en un cajón encuentro un dibujo que me hace Maitane, mi hija mayor, en jardín de infancia, un dibujo en el que se observa un pez subiendo aguas arriba, por una cascada de agua, andado contracorriente,

un dibujo en el que se puede leer, en el anverso, papá,

y vuelvo emocionalmente a ese estadio en el que un bebé siente que tiene un papá y una mamá, cuando a veces lo que realmente tiene es una madre y un padre, que no es exactamente lo mismo,

no sé si te puedo ayudar a hacer la diferencia,

es curioso ver cómo un bebé, fíjate en la repetición de las sílabas, be-be, va a pronunciar con facilidad las palabras papá, pa-pa, con la repetición de las sílabas, y la de mamá, ma-ma, con la misma repetición, no hay nada más sencillo que repetir,

y conforme avanza el tiempo va a incorporar fonemas más complejos, y palabras más elaboradas, como cuchara y plato, la pe con la ele, retrete ya es la pera, la te con la erre, y en parecido nivel de dificultad se encuentran las palabras padre y madre,

hasta que llega a la adolescencia, época de confrontación con mamá y papá, sí, porque el bebé pasa a ser niño, y luego el niño pasa a ser adolescente, afortunadamente para todas nosotras,

¿te imaginas que tu hija sigue teniendo con 15 años a su mamá en el centro de su adoración y a papá en igual estadio?, qué horror, ¿cómo podría llegar a desarrollar desde esa aproximación su particular y único Yo soy,

y conectar con sus valores, con su destino, con su personalidad íntima?,

sí, cada etapa del desarrollo del ser humano tiene su aquel, y es diferente el universo bueno del bebé, el universo bonito del niño y el universo verdadero de la adolescente, que se forja en buena medida en contraposición de la figura de padre y madre,

y qué bueno que en un momento del camino la niña, convertida en adolescente, ya sabe que tiene una madre, con erre, ese fonema tan duro en nuestro abecedario, y un padre, que nada como el salmón, contracorriente, con 3 erres.

   así lo vimos…

y me quedo pensando en uno de los dramas de nuestra más tierna infancia, que no es otro que no haber tenido figura de cariño y protección ni en mamá ni en papá, porque los dos eran realmente padre y madre,

en esta cultura en la que abunda tanto el patriarca, no hay más que escuchar un poco a Claudio Naranjo, y la madre trilita, o mapadre, para el efecto de tomar conciencia vale cualquier libro de Laura Gutman,

“Mujeres visibles, madres invisibles”, “La Maternidad y el encuentro con la propia sombra”, El poder del discurso materno”, “Amor o dominación (los estragos del patriarcado)”,

un drama que se resume en la necesidad del bebé de recibir cariño y amor incondicional por parte de nuestra mamá protectora, que se ve sustituida por la rigidez y la educación fría y distante, a rajatabla y a capón, del padre crítico.

aunque me considero una persona cariñosa, quién sabe por qué, tal vez me faltó el ejemplo de la mamá cálida en casa de mis padres, tengo menos desarrollada mi faceta protectora de lo que me gustaría,

quién sabe si a la altura del viaje en el que me encuentro inmerso sólo me queda decirles a Maitane y a Gorka, mis 2 hijos, hijos de la vida, que hoy seguramente lo haría diferente, y les tocaría más, y les cubriría con muchos más besos y cariños,

y pedirles perdón, no lo supe hacer mejor, Maitane, tal vez estaba muy condicionado en la búsqueda del diplodocus, y en una historia familiar, eso es transgeneracional, sin todo ese cariño y ternura que me sirviera como ejemplo.

si te interesa revisar qué conjuntos de características están relacionadas con el bebé, con la madre cuidadora, y con la evolución sana del padre crítico, nuestro ser adulto,  puedes leer esta entrada, 3 juegos de características para el buen vivir,

y si te interesa evaluar en qué medida eres un patriarca / madre trilita (padre crítico), mamá o papá (madre amante y cariñosa), y cuántas eRRes encieRRa tu caRgo de padRe o tu Rol de madRe, puedes hacer este sencillo autodiagnóstico,

no es la pera limonera pero te puede ayudar a dar un paso.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

un momentito de lucidez (a momentary lapse of reason)

paseo con Silvia y le explico, realmente me lo explico yo mismo, cómo me he encontrado sumido unos meses en nowhere, en ningún sitio, tal vez desde abril, y poco a poco voy despertando,

no estoy de subidón, como otros años, en el umbral que separa octubre de noviembre, allá por el 31 de octubre, fecha de muertos, una fecha que tiene en mi historia de vida un efecto “resurrección”, quién sabe por qué marca un antes y un después,

algo ha cambiado este año, en el que abril ha dado paso a agosto, y agosto a diciembre, en una tendencia medio pesada, y tras estas navidades “interiores”, algo se estaba reponiendo dentro, he debido estar en vagotonía,

empiezo a sentir signos de despertar, quién sabe por qué mi inconsciente se entreacuerda, no estoy seguro, del título del nombre de una canción, a momentary lapse of reason, no sé ni de quién es, pero lo busco en la biblioteca de Youtube,

todo parece indicar que no es una canción, sino un álbum de Pink Floyd, y le doy al play, con la primera canción del listado, signs of life, signos de vida, y me pregunto qué va a pasar ahora que parezco despertar,

y me sonrío, si medio-dormido soy capaz de mantener un mínimo de actividad, y hacer mis cositas, ahora tenemos que experimentar con los primeros signos de vida alrededor, el oso despierta del letargo invernal.

   así lo vimos…

veo la foto del álbum, un hospital en una playa, y me sonrío, qué triste, qué melancólica, como el estado de este año pasado, el 2017, como el Mikel que recuerdo en mi juventud, con un proceso de separación entre mis padres muy duro,

qué curioso, tras estas navidades en las que rememoro la figura de mi padre muerto hace una pana de años, en el 92, hace ya 25 años, y en las que no me he juntado a celebrar las fiestas en casa de mi madre,

y siento hasta qué punto he estado solo, mi – me – conmigo, rumiando algo, acompañado por mi amiga la tristeza, ahora toca un poco de rabia buena, con la ayuda del orgullo sano, ese que me dice “Mikel, eres la pera limonera”,

como tanta y tanta gente, como tú también.

la tristeza tiene un componente de creatividad, que nos ayuda a salir de donde estamos, por medio de un plan, claro, esto es lo que me pasa, he estado alumbrando en estos 9 meses un plan,

de la misma forma que un bebé se forma en el vientre de una mujer en el proceso de un embarazo,

un plan que empiezo a verbalizar y a compartir, un plan que visualizo como un proyecto en colaboración, con diferentes contrapartes, con apoyos que tal vez vengan del mundo de la educación, de la salud, de la conciliación, de la diversidad,

tenemos que explorar diferentes caminos, para que sea lo que tenga que ser, ahora toca compartir el plan desde nuestra mejor intención y observar las respuestas (eso es atención),

porque lo que tenga que ser será, mientras ya está siendo.

y me sonrío, tras Signs of life, signos de vida, viene Learning to fly, aprendiendo a volar, espero que esto no sea un momento transitorio de lucidez, antes de volver, de nuevo, al pozo, sino un momento fugaz al que acompaña otro, y otro…

A Momentary Lapse of Reason es el decimotercer álbum de estudio de la banda británica de rock Pink Floyd, lanzado al mercado en septiembre de 1987. En 1985, el guitarrista David Gilmour comenzó a reunir a músicos para dar forma a su tercer álbum en solitario. Sin embargo, para finales de 1986 cambió de idea y decidió que el nuevo material serviría para un nuevo álbum de Pink Floyd. Para ello decidió volver a contar con el batería Nick Mason y el teclista Richard Wright para el proyecto. A pesar de que por motivos legales Wright no podía ser readmitido como miembro de la banda, él y Mason ayudaron a Gilmour a poner a punto lo que sería el primer álbum de Pink Floyd desde el abandono del letrista y bajista Roger Waters en diciembre de 1985. Se grabó principalmente en el estudio de Gilmour, Astoria, construido en una casa flotante. La producción estuvo marcada por una disputa legal entre Roger Waters y la banda respecto a quién debía tener los derechos sobre el nombre de “Pink Floyd”, disputa que no se resolvió hasta varios meses después del lanzamiento del disco. A diferencia de la mayoría de los álbumes de estudio de la banda, A Momentary Lapse of Reason no tiene un tema central, pues se trata de una colección de canciones de rock compuestas en su mayoría por Gilmour y el músico Anthony Moore.

qué curioso que este álbum sea el número 13 de esta mítica banda de Rock, y el resultado de la colaboración de una parte de la banda, tras lo que parece ser una dura disputa, porque a veces toca pelearse, separarse, y aceptar la pérdida,

y lamerse las heridas, con la ayuda de nuestra amiga la tristeza, para que lo nuevo aparezca.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que compartimos desde este enlace.

 

¿por qué responsabilidad emocional en vez de inteligencia emocional?

en un momento del camino un ajá surge y observamos la perfección de la vida que estamos viviendo, con sus zapatazos incluidos, con sus desgracias y sus siniestros totales, sí, con todo y todo,

conectamos con el principio de causalidad, y nuestra vida se llena de “causualidades” (en vez de casualidades), nos dejamos de preguntar por qué a mí (la pregunta del oso de peluche y la víctima), y conectamos con para qué a mí,

y con una comprensión que va más allá, y que integra el transgeneracional, la historia de mis padres, de mi familia más allá de mis padres, para desentrañar pequeños misterios y grandes adhesiones,

y se abre una pregunta que es difícil de integrar si no estás en esta vibración, ¿para qué elijo esta experiencia?, ¿acaso soy absolutamente responsable de todo lo que estoy viviendo, de todos y cada uno de los acontecimientos que pueblan mi vida?,

no sé por qué me da que la respuesta va a ser que sí.

te animamos a que realices un pequeño test de responsabilidad, en el que a cualquier pregunta, empezando por las 7 siguientes, puedes asignar una de las siguientes respuestas, yo – ellas (otra u otras personas) – la providencia

¿quién ha elegido a mi mamá?

¿quién ha elegido a mi padre?

¿quién ha elegido a mi primera pareja?

¿quién ha elegido este trabajo?

¿quién ha elegido esta separación?

¿quién ha elegido esta pérdida?

¿quién ha elegido este día a día sin ilusión?

en una lista que tú misma puedes completar a tu gusto, eso es responsabilidad, pero por favor no elimines las dos primeras preguntas, que son procedentes, para pasar a valorar los resultados de la siguiente manera,

cuando dices yo asumes tu responsabilidad, cuando eliges otras personas o la providencia echas balones fuera, es una forma como otra cualquiera de responder yo no, por lo que no asumes tu responsabilidad, ya sabes,

depende cuál sea tu porcentaje de respuestas en el primer saco (yo) y en el segundo saco (yo no) así es tu aproximación a la responsabilidad por todo, y por absolutamente todas las situaciones que pueblan tu vida.

 

   así lo vimos…

si observamos el origen de la palabra responsabilidad, habilidad para responder, es fácil de entender que nos gusta mucho más que la inteligencia, ya que en la responsabilidad se conjugan la teoría y la práctica, 

esto es, el conocimiento y la aplicación de este conocimiento en nuestro día a día,

es más que lógico que seamos promotoras de las responsabilidad en todos los ámbitos de nuestra vida, responsabilidad social, sí, responsabilidad medio-ambiental, responsabilidad en la rendición de cuentas (en nuestros comportamientos), sí,

responsabilidad emocional, claro que sí,

y conectamos con ese texto que acompaña la contraportada de 7 emociones, que habla del color, muchas gracias, Goethe, por regalarnos la teoría del color y la comprensión energética en la que basamos 7 emociones,

color que surge como un baile entre la claridad y la oscuridad, con la participación del Ser Humano, en el ejercicio de observar, un baile de 3 elementos, en el que el observador se hace presente,

de la misma forma que hablamos de nuestra capacidad de actuar como observadores de lo que nos rodea y de lo que en nuestro interior se encuentra,

esa persona observadora que es capaz de sentir su emoción, entenderla, y hacer con ella (no somos sujetos pasivos a los que las emociones les pasan por encima), desde su mejor intención,

hacer lo mejor,

para sí misma y para su entorno próximo,

y ahí volvemos a la primera página de este libro, a la cita de Goethe,

y conociéndome mejor a mí misma, conozco el mundo que me rodea,

y entendiéndome mejor soy capaz de entenderte mejor a ti, persona, animal, amiga planta, mundo mineral, en un viaje infinito hacia lo minúsculo y hacia lo inconmensurable, lo infinito,

es lógico entender que no termina ahí el viaje, si acaso estamos comenzando, y encadenamos preguntas nuevas,

sí, por estos dos motivos nos cuadra mucho más la responsabilidad que la inteligencia, ojalá tu reto esté en poner estos pocos fundamentos en práctica, y en pasar de las musas al teatro,

a este teatro tan bonito que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

 

3 dimensiones de desarrollo en la teoría U

fruto de los talleres de 7 emociones, que estructuramos por medio de 3 sesiones, en los que desarrollamos 3 visiones, y de nuestro interés en la teoría U, de Otto Scharmer, buscamos puentes que nos relacionen lo uno con lo otro,

no debería ser difícil ya que en buena medida las 7 emociones están inspiradas por la teoría U,

pero observo cómo aparece un puente que estaba ahí pero no hemos visto con suficiente claridad hasta hace nadadebe ser el efecto del cava y el turrón, exceso de azúcar y de burbujas estas navidades, sin lugar a dudas,

un puente que relaciona la teoría U con el análisis transaccional y la teoría del PAn (Padre – Adulto – niño), una teoría que incorporamos gracias a los apreHendizajes en la escuela Oliver, gracias, Leo, y en el teléfono de la esperanza,

y los 3 caminos de sanación que todo ser humano tiene en esta vida, a través de 3 dimensiones inherentes al ser humano, con una profunda raigambre biológica, y en las que todas nosotras podemos profundizar, somos seres tri-cerebrados,

sí, estoy hablando de:

el niño natural (la curiosidad, el ser desinhibido, el juego, la libertad),

la madre protectora (con el arquetipo de la madre nutricia, que representa el amor incondicional),

nuestro ser adulto (la ecuanimidad, el buen juicio y mucho más, incluyendo ese coraje que a veces hace falta cuando parece que el suelo escasea a nuestros pies, y no tenemos certidumbre de lo que será en este futuro por venir),

3 dimensiones fundamentales a desarrollar en esta construcción tan bonita que es la vida, 3 dimensiones que tienen una relación clara con los 3 movimientos que propone Otto Scharmer en la teoría U,

el desarrollo de la mente abierta (Open Mind) por medio de la curiosidad, desconectando la voz del juicio y la crítica, de las etiquetas, prejuicios y posjuicios, y esa actitud de sabelotodo que tanto nos aísla de la realidad,

el desarrollo del corazón abierto (Open Heart) por medio del contacto con la empatía y la compasión, desconectando la voz del cinismo, que nos separa de las otras personas que nos rodean,

el desarrollo de la voluntad abierta (Open Will) por medio del contacto con nuestro coraje, y la libertad que nos da des-conectar la voz del miedo, esa energía tan densa que nos tiene atadas a la peor de las realidades posibles,

y que evita que lo nuevo emerja,

ojos nuevos para ver del niño, el concepto de des-aprender,

corazón nuevo de la madre, el concepto del amor in-condicional,

y una voluntad nueva para nuestro ser adulto, un ser que afirma su Yo soy que no compite con otras personas, porque en algún punto del camino, con un niño sano y una madre sana en su interior ha dejado de competir,

y es capaz de sumergirse en la magia de la vida, que colabora, que comparte, que re-conoce, porque Yo también soy Tú, mientras la vida se manifiesta, no puede ser de otra forma, a nuestro alrededor.

   así lo vimos…

el puente descrito arriba está relacionado con  el tramo descendente de la teoría U, un tramo en el que es fundamental el desarrollo personal, un requisito para que la vida sana del grupo (el ser en relación) se manifieste a nuestro alrededor,

en nuevas realidades que ahora sí, somos capaces de co-crear.

3 muñecos ilustran estas 3 dimensiones del ser humano en un proceso de sanación y desarrollo de las muchas que podrían haber aparecido  en el proceso de ilustrar este puente,

3 muñecos que vamos a relacionar un día de estos con  3 movimientos biográficos, pasado – presente – futuro, que vivimos en este teatro precioso que es la vida, 3 movimientos que no pueden ser ajenos en nuestro viaje en la U.

Si quieres reflexionar sobre las características de nuestra madre protectora, de nuestro niño natural sano y de nuestro ser adulto, 3 juegos de características que nos llevan a una vida sana, armónica, preciosa, puedes seguir este enlace,

y si quieres realizar un autodiagnóstico sencillo, puedes abrir éste.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, sobre la base del MAT y del análisis transaccional y la teoría del PAn (gracias, Leo),

creative commons, y que tú también puedes compartir desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

 

el camino del maestro

camino de Aranjuez, para una entrevista en un colegio, paso al lado de la planta de Gestamp en Seseña, y no puedo evitar acordarme de Dani, este joven que conozco en mi primera etapa como consultor, en un proceso de desarrollo de procesos,

que termina con una exitosa certificación, en una auditoría en la que no detectan ninguna no conformidad, hecho extraño en la política de AENOR, al menos en aquellas fechas, poco o nada puedo comentar de la certificación de sistemas hoy en día,

un proceso al que sigue, 11 años más tarde, un segundo proceso relacionado con la identidad corporativa y las relaciones personales dentro de la organización, tras una reunión en la que se va a gestar el nombre de nuestra organización,

una reunión en la que Dani me hace recordar los 7 hábitos de Covey, y los cuatro elementos que existen en cualquier persona, y en cualquier agrupación de personas que podemos formar, los planos mental – físico – emocional, 3, y el plano identitario,

dos de ellos tan tangibles siempre, el plano mental y el plano físico, dos de ellos tan des-estructurados y dejados de lado, en muchos casos, en el mundo organizativo, dos planos a los que responde nuestro nombre,

organizaciones con espíritu y corazón,

en una alusión clara a estos 2 ámbitos fundamentales, que priorizamos y cuyo desarrollo acompañamos, la identidad de la organización y las relaciones, el mundo relacional de todo tipo, dentro y alrededor de la organización,

quién sabe por qué re-contacto con la web que Dani ha creado en esta nueva etapa de desarrollo, el viaje del maestro, the sensei journey, una página que habla de una trayectoria responsable, dinámica, lúcida, vivida desde el respeto,

una página que habla de ese interés que siempre ha tenido Dani por las personas y su desarrollo, personal y profesional, los dos elementos que conforman nuestro canto, desde su particular Yo soy.

   así lo vimos…

y re-contacto con Dani, tal vez una conversación puede dar vida a un nuevo proyecto, porque lo que ocurre una vez puede no ocurrir una segunda, pero lo que tiene lugar dos veces ocurrirá, sin lugar a dudas, una tercera.

y me sonrío al ver la cabecera de este espacio, y el nombre que esa conversación inspira, nuestro nombre, organizaciones con espíritu y corazón, qué bonito, Dani, qué bueno, y como no puede ser de otra forma, qué necesario.

si un día de estos estás buscando un coach, un compañero de viaje, aquí tienes mi recomendación, no dejes de contactarle, Daniel Beteta, un cariño grande en esta obra de teatro, también conocida como biografía, que es mi vida.

 

Dani, tengo ganas de contarte y compartir contigo 7 emociones,

un modelo de responsabilidad emocional, creo que te va a alegrar ver juntas estas dos palabras, creative commons, inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer,

una obra fundamental, con el desarrollo del campo de la atención y la teoría del campo, y una estructura para el desarrollo del liderazgo colaborativo desde la responsabilidad personal, y un camino de sanación personal,

open mind – open heart – open will,

que tiene todo que ver con 3 dinámicas de evolución sanadoras, que todas nosotras podemos desarrollar en nuestras vidas, pero creo que ese es otro tema que no va a tardar en salir en este espacio, sin lugar a dudas continuará…