de puente a no puente, para no dejarse llevar por la corriente

en una tarde fresca por internet, en la que navego con mortal des-envoltura, acabo de re-contactar con la energía fresca de escribir sin un propósito, más bien sin una dirección fija ni objetivo, que propósito sí que hay en lo que hacemos,

y me encuentro saltando de una frase de un video de Julián Bouzzo, a una búsqueda libre en internet, en la que quiero confirmar si una cita de su video corresponde o no con Pablo Picasso,

y me encuentro con unos extraños resultados, y uno precioso, éste, al escribir en google “sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro”, no sé qué te parece el contenido de  este taller, titulado “taller para no dejarse llevar por la corriente”,

pero el que escribe se queda a cuadros con el enfoque, con los títulos, y con la generosidad de la propuesta compartida, creative commons, y me quedo pensando sobre este mundo alternativo, tan compartido,

y el otro mundo, el que habitamos la mayoría de las personas, tan posesivo, tan mío, tan competitivo, tan voraz, que quién sabe por qué funciona de forma tan extendida, algunas personas piensan que hasta fenomenal.

   así lo vimos…

curioso taller,  para no dejarse llevar por la corriente, taller para la des-obediencia, que lanza el grupo antimilitarista Tortuga, un taller creative commons que puedes encontrar en este enlace.

y me acuerdo de otro puente, en una fábula que compartimos hace un tiempo en este espacio, un puente que nos relaciona desde el conflicto, en este caso dos granjas separadas por una enemistad, y por un río.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

la soledad de Carlos

De niño me sentía solo, y todavía me siento así, porque sé cosas e insinúo cosas que otros parecen no conocer, y la mayoría no quiere saberlas. La soledad no consiste en no tener personas alrededor, sino en no poder comunicar las cosas que a uno le parecen importantes, o de callar ciertos puntos de vista que otros encuentran inadmisibles.

Carl Gustav Jung

   así lo vimos…

leo este texto corto de Carlos, que se encuentra solo, a pesar de que con Carlos también está Gustavo, es curioso, a veces estamos rodeados de gente pero no podemos evitar esta sensación de soledad,

que deriva de la falta de sintonía con el alter, las otras personas, en la forma de pensar, de sentir, en la forma de habitar en este mundo, llámale rutinas, llámale comportamientos, tan iguales, tan diferentes,

qué curioso, tan diferentes y tan intransigentes que en un punto del camino la verdad del otro no la queremos escuchar, ya hemos pasado el umbral, que convierte lo razonable en inadmisible.

de forma paralela a las 7 emociones, desarrollamos esquemas de relación con base en el buen trato, y desarrollamos el campo de la atención, escucha que se convierte en conversaciones,

con la ayuda de los 4 reinos, el ser piedra, el ser vegetal, el ser animal, y el ser humano, ese reino en el que nos parece habitar la mayor parte del tiempo, hasta que nos hacemos conscientes de nuestras extrañas formas de comunicar,

y de no comunicar.

Jung se refiere en el párrafo anterior, no poder comunicar las cosas que a uno le parecen importantes, o de callar ciertos puntos de vista que otros encuentran inadmisibles, al modo de comunicación piedra,

ése modo en el que somos políticamente correctos, o bien estamos ausentes, carentes de atención y presencia, hasta llegar a ese punto en el que simplemente no estamos, o en el que censuramos lo que tenemos y queremos decir, qué dura es la auto-censura,

porque simplemente sabemos que no va a ser aceptado.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

los 6 lados de la vaca, que se resumen en 3

El pájaro del que voy a hablar es el búho. El búho no ve de día y de noche es más ciego que un topo. No sé gran cosa del búho así que continuaré con otro animal que voy a elegir: la vaca.

La vaca es un mamífero. Tiene seis lados: el de la derecha, el de la izquierda, el de arriba, el de abajo. el de la parte de atrás tiene un rabo, del que cuelga una brocha. Con esta brocha se espantan las moscas, para que no caigan en la leche. La cabeza sirve para que le salgan los cuernos, y además, porque la boca tiene que estar en alguna parte. Los cuernos son para combatir con ellos. Por la parte de abajo tiene la leche. Está equipada para que se le pueda ordeñar. Cuando se le ordeña, la leche viene y ya no para nunca. ¿Cómo se las arregla la vaca? Nunca he conseguido entenderlo, pero cada vez sale con más abundancia.

El marido de la vaca es el buey. El buey no es mamífero. La vaca no come mucho, pero lo que come lo come dos veces, así que ya tiene bastante.

Cuando tiene hambre muge, y cuando no dice nada, es que ya está llena de hierba por dentro. Las patas le llegan hasta el suelo. Las vacas tienen un olfato muy desarrollado por lo que se le puede oler desde muy lejos. Por eso es que el aire del campo es tan puro.

Ejercicio de redacción escrito por un niño que se conserva en el Museo Pedagógico de París. El tema propuesto era describir un mamífero o un ave.

   así lo vimos…

me acuerdo sin querer del cole de mis hijos, ahora que ya van creciendo, un entorno en el que prima el contacto con la naturaleza, con las estaciones, en el que se potencian los procesos de observación y descripción,

dos procesos con los que el ser humano, por medio del niño natural, entra en contacto con la magia de la vida, que se despliega alrededor nuestro, y, así es fuera así es dentro, en nuestro interior.

y no puedo evitar reírme un rato con la descripción del búho, más ciego que un topo, con los seis lados de la vaca, con el marido de la vaca, que no es mamífero, debe ser que no tiene mamas, de las patas que llegan al suelo,

de esta vaca olorosa que pace en el campo, con un olfato tan desarrollado, es por eso que el campo libre huele tan bien.

y mi niño se pone a jugar, buscando una imagen para este post, los seis lados de la vaca, quién sabe por qué conecto con la vaca de vitrubio con B, la vaca loca que no pintó Leonardo, y que sí nos pintan en kukuxumusu,

en esa imagen que dibuja al hombre debajo de la vaca, agarrándole las ubres, como si quisiera agarrar el globo terrestre, en este ejercicio de cuadrar el círculo, o de redondear los cuatro lados del cuadrado.

y contacto con la naturalidad y la autenticidad de nuestro niño natural, dos de esas características que forman parte de una forma tan bonita de estar en el mundo, una de 3, el niño natural, la madre protectora, el ser adulto,

3 formas de estar en el mundo,  como las 3 dimensiones, como lo alto, lo gordo y lo profundo, que diría el niño de la redacción, que forman parte de nuestro proceso de desarrollo interior, y en comunidad.

lo alto corresponde con lo de arriba y lo de abajo,

la ancho corresponde con lo de la derecha y la izquierda,

y lo profundo corresponde con los cuernos y la brocha, cuando la vaca se pone a cuatro patas, porque cuando se pone de pie, como en la ilustración plana, eso es observación, los cuernos y la brocha pasan a la dimensión de lo alto.

estas 3 formas de estar en el mundo, el niño natural, la madre protectora, el ser adulto configuran el 3ple camino de desarrollo personal, de los grupos, y de las organizaciones.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

¿puede el mal ser banal?

un post del blog de Leonardo Boff, en el que analiza la situación actual de Brasil, y de las elecciones de octubre, inlcuye una cita al final, que hace referencia a personalidades judías en el exilio, como Einstein, Freud, Brecht, Arendt,

una cita que hace toc, toc en la puerta de la curiosidad, ¿quién era Arendt?, esa puerta que va a abrir, y por la que se cuela, el niño, que busca información respecto a Hannah, Hannah Arendt, con este link que nos traza a una película,

en la que se resume su vida, ése proceso en el que Hannah, alemana, judía refugiada, apátrida, nacionalizada estadounidense, se encuentra en el juicio de Eichmann en Jerusalén,

un proceso en el que no puede conciliar la mediocridad del hombre con las terribles consecuencias de sus actos,

un proceso en el que el acusado niega haber hecho nada por iniciativa propia, niega tener intención de ningún tipo, buena o mala, y defiende que él solo ha obedecido órdenes, un argumento habitual de los nazis,

que demuestra claramente, en las palabras de Hannah que el mal más grande del mundo puede ser cometido por cualquiera, y que para hacerlo no es necesario tener ningún motivo, o fuertes convicciones, o corazones crueles, o intenciones malévolas,

basta simplemente con dejar de ser persona,

por eso a este fenómeno ha venido a llamarle la banalidad del mal.

   así lo vimos…

Hannah defiende que los crímenes del proceso nazi no son crímenes contra el pueblo judío, sino crímenes contra la humanidad, porque los judíos son humanos, y es precisamente eso lo que los nazis quisieron quitarles.

Hannah nos habla del pensamiento como el diálogo silencioso que el alma tiene consigo misma, y cómo Eichmann, al negarse a ser una persona, se convierte en su propia víctima,

porque la esencia del pensamiento a la que se refiere Hannah no es la del conocimiento,

sino la que distingue entre el mal y el bien, entre lo bello y lo feo, y lo que busca es que el pensar dé fuerza a las personas para que puedan evitar los desastres en aquellos momentos que todo parece perdido.

uno de los temas más polémicos del trabajo de Hannah estriba en la colaboración de los consejos judíos con los nazis, y el papel de los líderes judíos que colaboraron directamente en las actividades de Eichmann,

situación que le lleva a preguntarse si existe algo entre la resistencia y la colaboración, y a preguntarse si alguno de los líderes judíos, quizás, habría podido comportarse de otra manera,

porque el papel que tuvieron los consejos judíos como parte del sistema social fue en su totalidad de absoluta quiebra moral cuando los nazis invadieron sin contemplación a la respetable Europa.

en esta película y en este corto resuenan en mí la voz del cinismo de la teoría U, esa voz que me aísla del otro y de su sufrimiento, que me dice “esto no va contigo, esto no te está pasando a ti”,

esa voz que cosifica al otro, y lo desprovee de sus cualidades más humanas, esa voz que me cosifica a mí misma y me dice que eso es lo que tengo que hacer, al fin y al cabo sólo estoy obedeciendo órdenes, para eso me pagan,

y pienso en cuántas realidades que hoy vivo no soy parte contratante de la primera parte, y mis decisiones y mis acciones sí tienen influencia en las consecuencias de las que me quejo.

y copio (o tomo prestado) este texto que me llama la atención de la wikipedia,

Arendt defendía un concepto de «pluralismo» en el ámbito político: gracias al pluralismo, se generaría el potencial de una libertad e igualdad políticas entre las personas. Importante es la perspectiva de la inclusión del otro: en acuerdos políticos, convenios y leyes deben trabajar a niveles prácticos personas adecuadas y dispuestas. Como fruto de estos pensamientos, Arendt se situaba de forma crítica frente a la democracia representativa y prefería un sistema de consejos o formas de democracia directa.

Definitivamente, una adelantada a su tiempo … y al mío propio.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Sharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

hacia abajo, hacia los lados, y hacia arriba

un saludo de Paz y Bien, un saludo de paz y fraternidad con el sol y con la tierra, y este mensaje de nada ser, nada tener, nada poder, nada pretender,  llegan a mi cuenta de correo, un mensaje que tiene su origen en San Francisco de Asís,
un mensaje radical de humildad y de respeto ilimitado a cada ser, una fraternidad de paz, que comparto hoy contigo, espero que alto te aporte.
000
En nuestro país, en medio de un ambiente de mucho odio, destrucción de biografías y mentiras de todo tipo, vale la pena recurrir al espíritu de San Francisco de Asís, a su famosa Oración por la Paz y a su saludo de Paz y Bien. Era un ser que había purificado su corazón de toda dimensión de sombra, convirtiéndose en «el corazón universal… porque para él cualquier criatura era una hermana, y se sentía unido a ella por lazos de cariño”, como escribió el Papa Francisco en su encíclica ecológica» (nº 10 y 11). Por dondequiera que pasaba saludaba a las personas con su Paz y Bien, saludo que entró en la historia, especialmente en la de los frailes que empiezan sus cartas deseando Paz y Bien.

Construyó lazos de paz y de fraternidad con el señor hermano Sol y con la señora Madre Tierra. Esta figura singular, quizás sea una de las más luminosas que el Cristianismo y el propio Occidente han producido. Hay quien lo llama el «último cristiano» o «el primero después del Único», es decir, después de Jesucristo.

Con seguridad podemos decir que cuando el cardenal Bergoglio escogió el nombre de Francisco quiso apuntar a un proyecto de sociedad pacífica, de hermanos y hermanas reconciliados con todos los hermanos y hermanas de la naturaleza y de todos los pueblos. Al mismo tiempo pensaba en una Iglesia en la línea del espíritu de San Francisco. Éste era lo opuesto al proyecto de la Iglesia de su tiempo, que se expresaba por el poder económico y político sobre casi toda Europa, hasta Rusia, con suntuosos palacios, grandes abadías, inmensas catedrales.

San Francisco optó por vivir el Evangelio puro, al pie de la letra, en la más radical pobreza, con una simplicidad casi ingenua, con una humildad que lo colocaba junto a la Tierra, en el nivel de los más despreciados de la sociedad, viviendo entre los leprosos y comiendo con ellos de la misma escudilla.

Para aquel tipo de Iglesia y de sociedad, confiesa explícitamente: «quiero ser un novellus pazzus, un nuevo loco», loco por Cristo pobre y por la «señora dama pobreza», como expresión de total libertad: nada ser, nada tener, nada poder, nada pretender. Se le atribuye la frase: «deseo poco y eso poco que deseo lo deseo poco». En realidad era nada. Se consideraba «idiota, mezquino, miserable y vil».

A pesar de todas las presiones de Roma y de las internas de los propios cofrades, que querían conventos y reglas, nunca renunció a su sueño de seguir radicalmente a Jesús, pobre, junto a los más pobres.

La humildad ilimitada y la pobreza radical le permitieron una experiencia que viene al hilo de nuestras búsquedas: ¿es posible recuperar el cuidado y el respeto hacia la naturaleza? ¿Es posible una sociedad sin odios que incluya a todos, como él lo hizo con el sultán de Egipto que encontró en la cruzada, con la banda de ladrones, con el lobo feroz de Gubbio, y hasta con la «hermana muerte»?

Francisco mostró esta posibilidad, y que tal posibilidad era realizable, al hacerse radicalmente humilde. Se colocó en el mismo suelo (humus = humildad) y al pie de cada criatura, considerándola su hermana. Inauguró una fraternidad sin fronteras: hacia abajo con los últimos, hacia los lados, con los demás semejantes, independientemente de si eran papas o siervos de la gleba, y hacia arriba con el Sol, la Luna y las estrellas, hijos e hijas del mismo Padre bueno.

La pobreza y la humildad practicadas así no tienen nada de beatería. Suponen algo previo: el respeto ilimitado ante cada ser. Lleno de devoción, sacaba a la lombriz del camino para que no fuera pisada, vendaba una rama rota para que se recuperara, alimentaba en el invierno a las abejas que revolotean hambrientas por allí.

No negó el humus original ni las raíces oscuras de donde venimos todos. Al renunciar a cualquier posesión de bienes o de intereses iba al encuentro de los demás con las manos vacías y el corazón puro, ofreciéndoles simplemente el saludo de Paz y Bien, la cortesía, y un amor lleno de ternura.

La comunidad de paz universal surge cuando nos situamos con gran humildad en el seno de la creación, respetando todas las formas de vida y a cada uno de los seres, pues todos poseen un valor en sí mismos, al margen de cualquier uso humano. Esta comunidad cósmica, fundada en el respeto ilimitado, constituye el presupuesto necesario para la fraternidad humana, hoy sacudida por el odio y la discriminación de los más vulnerables de nuestro país. Sin ese respeto y esa fraternidad, difícilmente la Constitución y la Declaración de los Derechos Humanos tendrán eficacia. Habrá siempre violaciones, por razones étnicas, de género, de religión y otras.

Este espíritu de paz y fraternidad podrá animar nuestra preocupación ecológica de proteger a cada especie, a cada animal o planta, pues son nuestros hermanos y hermanas. Sin la fraternidad real nunca llegaremos a formar la familia humana que habita la «hermana y Madre Tierra», nuestra Casa Común, con cuidado.

Esta fraternidad de paz es realizable. Todos somos sapiens y demens, pero podemos hacer que lo sapiens en nosotros humanice nuestra sociedad dividida, que deberá repetir: «donde haya odio, que lleve yo el amor».

 

   así lo vimos…

Tienes más información directamente en estos dos enlaces, que nos acercan al pensamiento y a las propuestas de Leonardo Boff

y me quedo resonando con estas dos preguntas enlazadas, que nos lleva de la realidad más básica, ¿es posible recuperar el cuidado y el respeto hacia la naturaleza?, a un mundo en relación, ¿es posible una sociedad sin odios que incluya a todos?,
porque algún día nos daremos cuenta de que así como obramos con lo pequeño así obramos en lo grande, y vivimos en una evolución de lo más material, el ser piedra, a lo más sutil, el ser humano,
no está de más volver a re-contactar con nuestra relación con la madre naturaleza, con las plantas y los animales, para poder contactar conmigo misma y con el alter, en ese mundo en relación, en el que yo me bien trato a mí misma como te bien trato a ti.
4 reinos para 4 tipos de atención, de escucha, de conversación es un regalo de la teoría U que adaptamos para su comprensión en diferentes ámbitos (en la educación, en el ámbito social y en el desarrollo organizativo).
el cuidado y el respeto son dos características propias de la madre protectora, una de las 3 formas de estar en este mundo que forman parte de el 3ple camino de desarrollo, aplicable a personas, grupos y organizaciones.
quién sabe por qué mi memoria viaja a tiempos pasados, y a esta canción de la Mandragora, Nos ocupamos del mar
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

niños kanban, niñas ágiles y listas

nuestras hijas aprenderán a ser comunicativas, practicar la escucha activa, cuestionar, argumentar de manera lógica, participar, ser prácticos, compartir, respetar, ayudar, suena como el cielo en la tierra, ¿no te parece?

en entornos en los que prima la comunicación, los mayores somos de nuevo ejemplo, nuestras hijas son proactivas, en entornos auto-gestionados que se adaptan con facilidad al cambio,

ésa es la promesa, si quieres puedes seguir leyendo.

reviso este proceso reciente, que se abre desde el ante-último encuentro en el meetup de reimaginando, en el que conozco a Angel Agueda, que me invita a participar en el BAOS 2018 (Big Agile Open Space),

en el que conozco a Diego Rojas, con el que voy a quedar a charlar, en ese espacio de co-working en el que se desarrolla la actividad de Thinking with you, y esa forma tan innovadora de gestionar las relaciones y los proyectos,

con trocitos de papel de colores,

y que tiene continuidad en la presentación que preparamos Montse y yo para la misma comunidad de agilistas, en la que trazamos un puente de color entre Reinventando las Organizaciones, de Laloux, y la teoría U, de Otto Scharmer,

un puente en el que entran de lleno las emociones, ahí colamos el arco iris, y aspectos relacionados con nuestra presencia, y con el campo de la atención, porque aspiramos a desarrollar capacidades que mejoren nuestras relaciones,

y cada día se hace más evidente que dependiendo de nuestra atención así es nuestra escucha, y dependiendo de nuestra escucha así es la conversación que enlazamos con otras personas,

una conversación que en la mayor parte de las ocasiones tiene mucho de mental, y que haríamos bien en mover hacia lo emocional, ¿cómo te sientes cuando te pasa esto?,

y sigo viajando en el tiempo, porque Diego me invita a contactar con un grupo de amigas suyas que organizan en Madrid un evento, Agile kids, sí, el agilismo está tomando cuerpo en las organizaciones,

pero también tiene un sitio en nuestros colegios y en nuestras casas, y busco un par de enlaces que me ayuden a entender qué es el agile kids, y qué es el kanban personal, porque en su día trabajé en la automoción, y algo me suena del kanban organizativo,

kanban, si no recuerdo mal, es una tarjeta, que se utiliza para identificar visualmente una situación, relacionada con las existencias, con una necesidad, con una tarea pendiente,

y contacto con esta jerga inglesa, wish list, lista de deseos, backlog, tareas pendientes, o pila de tareas, quién sabe por qué mis recuerdos contactan y revisitan a Covey, y la administración del tiempo con base en valores,

y me imagino un mundo en el que la auto-organización y el respeto crecen en cualquier entorno, en el trabajo, convertido en espacio de desarrollo laboral, y en nuestras casas, espacios en las que nuestras emociones también están presentes.

   así lo vimos…

si tienes medio rato, tal vez echas un vistazo a este powerpoint que me lleva de vuelta a Angel Agueda, así empieza la historia, así acaba, en este mundo que algo tiene de circular.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

zoombados

son las 6:20 de la tarde y entro en una sala de zoom, en la que vamos a mantener una reunión del grupo de SOL Spain, en la que seguimos con un orden día que tiene bastante de reflexión de futuro, continuando con la reunión anual de socios,

una reunión a la que se puede juntar, por ejemplo, Eva, desde BCN, y en la que discutimos si la próxima reunión va a ser presencial y remota o exclusivamente remota, si te fijas se descarta la posibilidad de que sea exclusivamente presencial,

una reunión que termina a las 8:00, justo cuando comienza otra reunión en zoom,  2PM ET, 8PM CEST, en la que vamos a mantener una conversación con Arawana, madre del Social Presencing Theater, el Teatro de la Presencia Social,

una de las herramientas más interesantes de la teoría U, una reunión en la que tenemos una conversación en el grupo grande, en torno a 30 personas, de Estados Unidos, latinoamérica, Europa, y una dinámica en grupos pequeños de 4 personas,

es curioso, porque en un momento salgo a preguntarle a Silvia a qué hora cenamos, yo me he integrado en esta segunda reunión sin vídeo ni sonido, y observo cómo ella está a su vez en otra reunión de zoom, en un taller de Enyina, fundador de Inner Healer,

y observo este extraño mundo en el que internet nos conecta, nos pone en contacto, y hace posibles cosas y actividades que ayer, o hace no tantos años, 10 o 20, ni siquiera estaban en nuestra imaginación.

   así lo vimos…

Pedro me llama por teléfono durante la primera reunión, me cuenta que está solo sin niñas el finde, y que le apetece hacer algo, tal vez dar una vuelta por el monte, casi estoy a punto de pedirle que me pase el link a la sala en zoom.

es de mañanita y me encuentro con un enlace en el teléfono, que nos habla de X, the moonshot company, y de cómo CREAMOS TECNOLOGÍAS RADICALES PARA RESOLVER ALGUNOS DE LOS PROBLEMAS MÁS DIFÍCILES DEL MUNDO,

un proceso que no ha hecho más que empezar y que a buen seguro continuará, porque todo cambia cuando nos olvidamos de las respuestas, y nos hacemos preguntas nuevas.

Pedro, porfa, no te olvides del link al paseo por el monte.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

 

X está constantemente investigando y creando prototipos de nuevas tecnologías. Estos proyectos se mantienen en secreto para que los equipos de la etapa inicial puedan aprender, iterar y regresar al tablero de dibujo tanto como lo necesiten.

Más información próximamente.

y nos acercamos al centro

me acerco al centro de Madrid, atraído por una invitación que Iris nos hace llegar al grupo de dragon dreaming, una invitación para explorar forum, una técnica de gestión emocional de grupos, que se desarrolla originalmente en la ecoaldea ZEGG,

atraído por esas preguntas que nos comparten en la convocatoria,

  1. ¿cómo se crea confianza?
  2. ¿cómo podemos gozar los encuentros en grupos?
  3. ¿cómo se transforma un mar de gente en un grupo auténtico de espíritu comunitario?

una presentación que va a tener lugar junto a CaixaForum, MediaLab Prado y el Impact Hub de Madrid, en un espacio totalmente alternativo, tal vez conoces la Ingobernable, qué curioso nombre, en la sala 2.10,

de la mano de Ena, Marta y Olga, que nos van a guiar en una sucesión de dinámicas de contacto, con nuestros nombres, con nuestros ojos, con preguntas que acompañan nuestra vida, en nuestro día a día, en nuestra infancia, en nuestra juventud,

con la escritura auto-mágica, tan parecida a la escritura automática, y en esa dinámica que nos lleva a experimentar el grupo como un eco-sistema de relaciones vivas, que se mueve cuando 2 personas que yo he elegido se mueven,

porque yo me muevo, y provoco reacciones a mi alrededor, porque de alguna forma yo también soy referencia para alguna otra persona del grupo, qué interesante estos ejercicios que nos permiten calentar la mirada, la palabra, el cuerpo, la atención,

para pasar a explorar esa experiencia de centro, espacio al que accedemos de forma voluntaria, y en el que podemos experimentar cómo nos sentimos cuando nuestra espalda no está protegida por una pared,

y sí o sí damos la espalda a alguien, espacio giratorio y central en el que ahora te doy la espalda a ti, luego a ella, y en la que se me acoge tal como soy, con mis emociones al aire, alborotadas o reprimidas, con mis palabras, ligeras o pesadas,

con mi cuerpo, suelto o contracturado, ligero o tenso,

un grupo que me acoge, que me acepta, que me aprecia, con todo lo que llevo en este momento, y que me aplaude cuando vuelvo a mi lugar,  por compartir, por participar, por estar ahí, de la misma forma que voy ahora vuelvo, entro y salgo del centro,

formando parte de esta comunidad.

   así lo vimos…

y entro en la página de las ecoaldeas ZEGG, una página titulada “Vida comunitaria como alternativa al afán de lucro y al consumismo”, de la que copio este texto

Crisis económica, cambio climático, conflictos  – ¿qué hacer? ¿Cuales son los caminos en los que podemos creer y qué aportan a la curación del planeta? 

Todos vivimos en la Tierra y de la Tierra. Deberíamos cooperar con la naturaleza y con los otros seres humanos. No es una visión bonita para el futuro. Es una necesidad. Ahora. 

Para construir nuevas formas de convivencia no hay recetas hechas. Los retos de nuestra época son demasiados complejos. Aparte de los cambios externos necesarios (como tecnologías sostenibles) necesitamos espacios que apoyen el crecimiento interior. Hemos fundado el ZEGG en el año 1991 con la meta de unir los dos aspectos del cambio. ¿Qué necesita la Tierra, qué necesita el ser humano? 

Nuestra comunidad es un organismo vivo y cambia según las necesidades de los miembros. También nuestros visitantes forman parte de este organismo. 
Con nuestro programa queremos crear espacios para nuevas experiencias en los campos del amor, la comunidad y la comunicación y dar aliento para asumir la responsabilidad con el futuro. Sólo una red de modelos de vida múltiples puede llegar a ser la base de una nueva sociedad. 

Os invitamos cordialmente a conocer nuestro trabajo. Con alegría previa esperamos vuestra visita.

La comunidad ZEGG

y observo cómo estas palabras resuenan en mi interior,

necesitamos espacios que apoyen el crecimiento interior, espacios para nuevas experiencias en los campos del amor, la comunidad y la comunicación y dar aliento para asumir la responsabilidad con el futuro,

no está mal, ¿verdad?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

bienvenidas a mi realidad

cerramos el taller de conversaciones improbables, en el meetup de reimaginando organizaciones, con la despedida, todo parece indicar que se han desarrollado relaciones cuando menos interesantes en más de un grupo,

es lo que tiene contactar con otras personas desde el corazón, y en espacios en los que nos hacemos presentes, al servicio de los demás, de ese problema o ese proyecto en curso, por medio de los círculos de coaching,

momento de cierre y de despedidas en el que Marta lanza un proceso de feedback del taller, en el que todas podemos compartir lo que estuvo mal, lo que estuvo bien, lo que cambiaríamos, un feedback que compartimos en este enlace,

junto con alguna foto del proceso, capturas parciales de lo que ahí ocurre, y de la realidad que llevamos dentro, tan bonita, de la que no podemos desprendernos cuando proporcionamos retroalimentación a otras personas,

a ver cuándo volvemos a coincidir, muchas gracias por vuestra presencia, vuestro cariño, y esa realidad tan bonita que compartís esta jornada con nosotras, con Marta, con Montse, conmigo, en este proceso de crear comunidades nuevas,

desde esa realidad que compartimos, por medio de conversaciones, que ojalá sean cada vez menos improbables, en los entornos en los que nos desarrollamos laboralmente, y en nuestras casas.

  así lo vimos…

quién sabe por qué me topo con este video de ZAZ, y de esta chica que toca la turuta de una forma tan singular, en esta versión de Je veux con esta captura de pantalla, que reza “BIENVENIDO A MI REALIDAD”.

en esta jornada compartimos los fundamentos de la atención de la teoría U, con la ayuda de la versión oficial, a la que le sumamos la versión alternativa, los 4 reinos, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal,

qué bueno que el ser humano se ha hecho, de nuevo, presente, y un hueco en estos círculos de coaching.

tienes información de cómo desarrollar un círculo de coaching en este enlace, que puedes completar en la página del instituto presencing.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Goethe, Maslow, Barrett, Laloux y Scharmer (o la improbable relación entre el arco iris y el desarrollo de la conciencia)

de vez en cuando aprovechamos para pintar el arco iris, el espectro de la luz que surge del encuentro de la luz y la oscuridad, con la ayuda del agua (como las emociones), y que representamos, de aquella forma, burda, por medio de 7 colores,

3 de los cuales, rojo – naranja – amarillo, representan mundo material, con las energías asociadas, de más densa a más ligera, de las emociones de tierra, el miedo – la tristeza – la rabia,

3 colores del espectro cálido de la luz, o lo que es lo mismo, la luz focal del sol que se oscurece, amarillo – naranja – rojo, al entrar en contacto con la tierra,

y 3 colores adicionales, azul claro – azul índigo – violeta, que representan el mundo del desarrollo del ser, de los grupos y las organizaciones, con las energías asociadas, de más densa a más ligera, el orgullo- la comprensión – la alegría,

3 colores del espectro frío de la luz, o lo que es lo mismo, los 3 colores del cielo, o la luz difuso de infinito que se aclara en contacto con el ser humano, alegría – comprensión – orgullo,

azul claro y amarillo que se hacen uno en el verde, color de transición, para hacer, 3 + 3, el siete, y este extraño arco iris circular,

7 emociones que también podemos dibujar en un esquema radial, rojo – azul claro representando el eje del sentir, naranja – azul índigo el eje del pensar, amarillo – violeta el eje del hacer, 6 colores que representan el campo de la atención,

y con el verde en el centro, en representación del campo de la intención,

qué curioso, 7 colores que dispuestos al revés coinciden, uno por uno, empezando por el chakra de tierra (rojo), creatividad – sexualidad (naranja), el chakra solar (amarillo), y seguimos hasta el violeta, a la altura de la fontanela, con los 7 chakras,

no es de extrañar que encontremos una similitud con la pirámide de las necesidades de Maslow, una doble pirámide, compuesta por 3 necesidades (1, higiénicas, 2, de seguridad, 3, de relación), tan propias del mundo material,

y 3 aspiraciones (5, autoestima / satisfacción del logro, 6, aspiración de conocimiento, 7, aspiraciones estéticas), tan propias del mundo del desarrollo espiritual, y en las que residen las claves de la motivación humana superior,

no es de extrañar que exista una correlación alta con el esquema de liderazgo de Richard Barrett, este modelo que marida liderazgo con evolución de la conciencia, que sería perfecto si Gardner no llevase la autoestima por debajo del color verde,

o con reinventar las organizaciones, de Frederic Laloux, este modelo que explica el desarrollo antropológico de los esquemas productivos y sociales en los que vivimos y nos desarrollamos,

empezando, cómo no, otra vez por el rojo, gracias al miedo que nos permite sobrevivir, ese miedo del que son buen ejemplo, qué curioso, estos dos modelos, tan diferentes y tan parecidos, el ejército y la iglesia,

un modelo que llega hasta el color teal, un azul verdoso raro, y que seguramente, cuando sigamos evolucionando nos permita observar lo que está más allá, seguramente, si nada demuestra lo contrario, el violeta,

no es extraño que la teoría U integre los mismos elementos en el viaje que desarrollamos para la construcción de ecosistemas sociales y organizativos sanos, basados en la conciencia,

un dibujo en el que podemos incorporar, flotando en la nada, cómo no, el verde, esa intención desde la que operamos, elemento intangible o sutil que hace, en última instancia, toda la diferencia.

   así lo vimos…

si el arco iris representa el puente entre el cielo y la tierra, cada ser humano, tú y yo, somos una representación del puente contrario, o el mismo puente, un precioso puente entre la tierra y el cielo,

tal vez por eso resonamos con ciertos modelos y formas de entender el mundo,

  • ya sea desde el punto de vista de la explicación de cómo funciona el ser humano (necesidades y aspiraciones, Maslow),
  • del desarrollo del liderazgo (o cómo el ser humano se planta en el mundo, Barrett),
  • desde el punto de vista del desarrollo de la sociedad y los modelos productivos que el ser humano desarrolla (Frederic Laloux),
  • o de la evolución de proyectos y ecosistemas, del ego al eco, qué bonito mensaje, de egosistemas a eco-sistemas conscientes, en al ámbito social u organizativo (Otto Scharmer),

con la ayuda de Goethe y el color, con la ayuda del arco iris y 7 colores, puente mágico y energías que resuenan en nuestro interior, tal vez solo ocurre eso, que resuena en nuestro interior este hecho cierto.

y vuelvo a leer las 7 emociones (seis), en el sentido del reloj,

empezando por el rojo del miedo, entornos de seguridad que nos permiten sobrevivir, para pasar al naranja, con la aceptación de la pérdida y el desarrollo del plan, que se va a encargar de ejecutar la rabia, tan energética, que restaura la justicia,

plan ejecutado que nos lleva a la autoestima, con la satisfacción del logro, orgullo humilde del azul claro que permite pasar del ego al yo soy, yo soy que se encuentra con el alter, con el otro, y yo soy tú, con la ayuda de la comprensión, azul índigo, yo convertido en nosotros que va a traer lo nuevo al mundo, gracias a la alegría, violeta.

esta lectura también la podemos hacer en el sentido de los 3 ejes.

del rojo al azul claro, el eje del sentir, de los espacios de seguridad a los espacios de confianza,

del naranja al azul índigo, el eje del pensar, de la aceptación de la pérdida en el mundo material a la celebración del encuentro en el mundo espiritual,

del amarillo al violeta, el eje del hacer, de restablecer la justicia a establecer el orden nuevo, con nuestra colaboración necesaria,

3 ejes que representan 3 grandes viajes que se encuentran en el centro, en el verde, porque de nada nos sirve tanto movimiento si no conectamos con nuestra mejor intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.