en la búsqueda del logo de “escuchar es amar”, camino a Belem

viendo cómo se acercan las navidades, retomo contacto con Gonzalo, en realidad es al revés, tras la organización y celebración de giving saturday, en la que toman parte, y al final cada cosa que hacemos, cada proyecto en el que participamos, tiene su qué,

y alguno de ellos detrae más energías y recursos de lo que inicialmente prevemos, es parte del mundo real en el que vivimos, con tantos palillos entre manos, ahora éste, ahora aquel, que no se me caiga aquel del fondo,

y en el proceso de recontactar con las especificaciones de “escuchar es amar”, refrescamos las preguntas que van a formar parte del juego inicial de ese 3ple itinerario, en el que monitorizamos 3 formas de estar en el mundo,

con la atención puesta en nuestras emociones, con nuestra atención en procesos de mal trato y buen trato de los que formamos parte, es nuestro mundo en relación, y de nuestra escucha en mayúsculas,

cómo prestamos atención, cómo observamos, cómo esa forma de estar deriva en una escucha más empática, más generativa, con la consecuencia del desarrollo de conversaciones de mayor valor, de una energía superior,

con la atención en nuestra atención, 

y en ese proceso de re-contacto volvemos a los logos que van a servir para presentar los 3 tipos de escucha, y el logo principal de la aplicación en los markets, el logo de este proyecto tan tonto, “escuchar es amar”.

   así lo vimos…

escuchar es amar, la app, está en camino, a ver cómo evoluciona, camino a Belem, esta navidad, mientras me quedo con esa pregunta de Gonzalo ayer, ¿quizás la app tenga una imagen relacionada con este puzzle de piezas que conforman un corazón?,

quién sabe, ¿verdad?

tienes más información de “escuchar es amar” en este enlace.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

Anuncios

transitando el cambio que nos toca

recibo una invitación para asistir a un taller para hombres titulado “ranuras para el cambio”, un espacio de autoexploración colectiva y transformación personal, muchas gracias, Iris,

un espacio en el que cuestionarnos como hombres nuestra posición en el mundo, para favorecer unas relaciones más justas con las mujeres, renunciando a los privilegios que disfrutamos a su costa,

asimilando e integrando los aprendizajes que derivan de la masculinidad, aumentando la empatía hacia las mujeres e integrando la autocrítica en tanto que hombres, en esta sociedad patriarcal, esto va de mi cosecha,

que ningunea por igual a las mujeres, a nuestros mayores y a nuestras niñas.

   así lo vimos…

y observo esta imagen al pie, una persona, aparentemente un hombre, descendiendo las escaleras, supongo que no es casual, de arriba hacia abajo, con un lema interesante, transitando el cambio que nos toca,

todo parece indicar que es tiempo de que el hombre integre capacidades y características femeninas en la medida que la mujer integra y desarrolla características y capacidades tradicionalmente masculinas,

en este universo en evolución, en el que mujeres y hombres estamos destinados a entendernos, para desarrollarnos de forma conjunta, de eso trata la energía violeta, del hacer conjunto,

porque en algún punto del camino “yo me reconozco”, azul clarito del orgullo humilde, paso necesario al siguiente, bajando la escalera, “yo te reconozco” de la comprensión, hasta que llegamos a esa situación de equidad, que no de igualdad,

porque iguales lo que se dice iguales creo que no somos,

para encontrarnos en el violeta que nos interpela, ¿y ahora qué podemos hacer juntas?

ayer mismo, en un taller, María me pregunta por qué utilizo el femenino en vez del masculino en muchas de las líneas de este espacio, una pregunta que tiene respuesta fácil, si observamos que hombres y mujeres, y los géneros,

se encuentran amigablemente en la palabra personas,

y la pregunta se hace grande, ¿y por qué no utilizas las mayúsculas?, pregunta que no encuentra respuesta inmediata, tal vez, al igual que ocurre en la informática, la mayúscula tiene connotación de grito, de agresión,

y es buen tiempo para utilizar las minúsculas, para bajar escaleras, para encontrarnos cara a cara, corazón a corazón, en un abrazo desde nuestra voluntad blanda que nos hace permeables a lo que está por venir,

con nuestra colaboración necesaria, sí, de eso creo que va este lema, tan interesante, transitando el cambio que nos toca.

desde organizaciones con espíritu y corazón proponemos un cambio en la sociedad, que engloba también el entorno corporativo, un cambio que denominamos el 3ple camino,

un cambio que se puede traducir en clave de organizaciones innovadores, organizaciones saludables, organizaciones excelentes, en representación de 3 movimientos que todas las personas y los grupos de la organización podemos hacer,

rescatando nuestra curiosidad (ahí está el  niño natural), rescatando nuestra empatía y cariño (ahí está la madre protectora), conquistando el coraje y la voluntad blanda hoy tan necesaria (revalorizando la figura del ser adulto frente al perseguidor y al patriarca).

y observo esa ranura y ese brote verde, ojalá seamos capaces de alimentar y hacer crecer este principio de cambio.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

dudax fuera, ya sólo me queda aprender el lenguaje del corazón

en el proceso de re-conocimiento tan largo que es la vida, a veces estamos tan despistados que las cuatro o cinco primeras palabras con las que nos presentamos nos llevan a confundir al alter, yo soy una persona normal, era mi presentación,

hasta que me doy cuenta de que soy un auténtico anormal, un verso libre, en muchos aspectos, una persona rara donde las haya, en la forma de pensar, de hacer, de sentir no lo tengo tan claro, ya que tengo un poco bloqueado el sentir, a ver si me recupero,

en ese proceso tan largo, decía, a veces dudamos en exceso, y buscamos la aceptación donde no la vamos a encontrar, fuera, qué dislate, ¿cómo puede buscar un anormal la aprobación fuera, en la sociedad y personas a las que confronta?,

no es raro que las dudax acampen, y se queden a vivir entre nosotras, porque es fácil no dudar cuando el éxito arrasa con todo, y es mucho más difícil mantener ese espíritu cuando no todos los resultados acompañan,

en la noche oscura del alma,

hasta que volvemos a reconectar con nuestra esencia, con el trabajo que hemos venido a hacer, con esas dos preguntas que viven abajo en la U, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?,

por medio de un taller, por medio de una terapia, por medio de la llamada de dos amigos que nos dan una palmada en la espalda o una sacudida, a veces nos la merecemos, por un te quiero bien intencionado, por un gesto de un alma amiga,

y en eso andamos, conviviendo con las dudax, despejándo dudax, intentado que no sea el ego, nuestro yo chiquitito, el que se ponga al mando a dirigir, yo soy, yo puedo, todos bajo mis órdenes,

intentando que ese espacio en el que la seguridad del futuro, eso que llamamos incertidumbre, no nos coma, intentando practicar la confianza, en lo que está por venir, en las capacidades más sutiles, en lo no manifestado,

en ese latir del corazón tan tenue, es una pena tener tan aislado nuestro corazón, tapado por nuestra respiración y nuestra cháchara mental, incesante, implacable, y por el trajín y el quehacer de cada día,

mientras observo que ese ejercicio que empiezo a realizar hace apenas una semana, hacerme consciente del latido de mi corazón, empieza a hacer sus efectos, ya lo escucho, aquí y allá, ya sólo me queda aprender qué me quiere decir,

ya sólo me queda aprender el lenguaje del corazón.

   así lo vimos…

en el ejercicio de ayer en Piruetas, esa guardería en la que Betina me invita a compartir 7 emociones, quién sabe por qué extraña “causualidad” ayer iniciamos otro viaje para profundizar en el orgullo humilde, esa puerta al desarrollo del ser,

esa puerta que sólo se abre cuando reconocemos que no va a ser lo que yo quiero que sea, como quiero que sea, cuando quiero que sea, ese mensaje tan arraigado por nuestro chiqui-yo, también conocido como ego,

y que la solución va a fluir, si toca, cuando acepto lo que la vida me trae.

dedico estas líneas a mis amigas de Piruetas, Azahara, Nieves, María, Ale, Ana, Betina, muchas gracias por vuestra paciencia ayer, que hoy nos toca evolucionar desde esa frustración de la que hablamos, la octava emoción,

ya sé que hay más, la culpa, el remordimiento, el resentimiento, el odio,

para hablar de los mecanismos de gestión de conflictos, qué feo, de transformación de conflictos, un poco mejor, hasta que un día seamos capaces de apoyarnos en los conflictos, fluir con los conflictos, y bailar con ellos.

en este año áspero, porque mira que ha sido áspero el 2018 en muchos aspectos, lleno de conflictos (intra e interpersonales, y en la vida social y en grupo), observo cómo es una tendencia natural explicar aquello de lo que necesitamos aprender,

y esta trayectoria que me lleva a leer “sentados en el fuego”, de Arnold Mindell, gracias, Iris, “fierce conversations”, conversaciones fieras, gracias, Joseba, y a hacer este taller de Beehive, “leaning in to conflict”, gracias, José María,

3 enfoques para la resolución y transformación de conflictos que viven debajo de este taller en progreso, fluyendo en el conflicto.

el color amarillo, ayer lo explico y hoy lo repito aunque no se entienda, tiene todo que ver con el reino animal, el reino propio del mundo emocional, el reino de las vísceras, de la rabia, de todas las emociones, el tercer reino,

un paso atrás o antes del cuarto, en el que la identidad y el ser humano se hacen presentes, con la ayuda del orgullo humilde y el espectro frío (al azul claro le siguen el índigo y el violeta) de la luz.

y abrazo mi corazón, mira que es sencillo, y el animal que vive en mí, antes de abrazar mi identidad, mi destino de vida (o propósito) y el ser humano en desarrollo, ese anormal que un día, todavía cercano, se presentaba como una persona normal.

organizaciones con espíritu y corazón es posible hoy porque hay personas con corazón y espíritu, creo que ése es el orden.

el lenguaje del corazón es el lenguaje de nuestras emociones, es el lenguaje en el que los conflictos crecen, se transforman, y más adelante, sólo más adelante, se transmutan, con la ayuda de la alquimia,

un proceso por venir en el que el YO SOY, orgullo humilde, sí está presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

abrazando árboles

un grupo de personas reunidos este fin de semana largo en un taller de Inner Healer (nuestro sanador interior), salimos a pasear el sábado por la mañana, a tomar aire fresco, a desentumecer los músculos, a correr un par de procesos en la naturaleza,

y nos encontramos, casi sin querer, rodeados de árboles, esos amigos del mundo vegetal que incorporan vida a la piedra, el reino mineral, en el segundo nivel de evolución, unos árboles que vamos a abrazar,

unos árboles con los que vamos a juntarnos a respirar, un ejercicio que estoy seguro que tú también puedes hacer en cualquier momento, a nada que salgas un poco de la ciudad, porque abrazar farolas nos han dicho que no aporta las mismas sensaciones,

quién sabe por qué será.

   así lo vimos…

si quieres enriquecer este ejercicio, ya de por sí sano, puedes ofrecer un buen surtido de abrazos a un buen número de árboles, a ver si me explico, tantos como personas extrañas y no están a tu lado,

en este proceso de contactar con esas personas que ya no están entre nosotras o cuyo contacto es difícil por algún motivo, ya sea por causas físicas (distancia, accesibilidad, …) o inmateriales (una relación en una situación complicada, tensa, fria).

qué nos cuentas, ¿te animas a abrazar árboles?

hubo árboles antes de que hubiera libros, y acaso cuando acaben los libros continúen los árboles. Y tal vez llegue la humanidad a un grado de cultura tal que no necesite ya de libros, pero siempre necesitará de árboles, y entonces abonará los árboles con libros.

Miguel de Unamuno


7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

el 3ple camino y sus 3 gestos

se acerca la Navidad, y recontactamos con el 3ple camino, ese camino que tiene que ver con 3 formas de estar en el mundo, en realidad son 3 gestos que se pueden hacer grandes en nuestro día a día,

y observo cómo, tras abrir ayer una presentación dormida durante unos meses, para darle un aire, hoy tengo una entrevista en la que voy a presentar a un compañero de camino, Ovidio, este proyecto, quién sabe qué interés despierte en él,

un mensaje en el móvil abre la mañana con una foto preciosa, una vidriera de la iglesia de Belem, y no puedo sino conectar con esas 3 formas de estar en el mundo, con nuestra madre protectora, nuestro ser adulto y nuestro niño interior despiertos,

otra vez.

   así lo vimos…

si tienes interés en indagar en este 3ple camino tal vez te animas con esta presentación, el 3ple camino y los 3 gestos, con tres nubes de etiquetas que nos ayudan a preguntarnos quién se esconde detrás de cada color.

adicionalmente, estos 3 enlaces tal vez te ayudan a formar tu propia imagen del niño natural, de la madre protectora, del ser adulto, mientras profundizas la comprensión de su gesto.

y dejo la imagen que me manda Tomás para dentro de unos días, porque lo que está por venir, allá por el 24 de Diciembre, un hombre que llega con su mujer parturienta a un establo de Belén, donde va a nacer un niño, todavía no es.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

otra vuelta de rueda (del 3.0 al 4.0 lab)

tras recibir la invitación a participar en un proceso de TRANSformación de la sociedad a nivel mundial, se nota que estos chicos del M.I.T. y del Instituto Presencing son un poco de Bilbao,

4.0 Lab: Inventing the Future of Food, Finance, Health, Ed, & Management,

y de documentar mínimamente 7 emociones, nuestro proyecto creative commons, alrededor del cual organizamos talleres, presentaciones y otras cosas relacionadas con la visión de un nuevo liderazgo en este mundo,

el liderazgo colaborativo,

y de leer este post tan interesante de Otto Scharmer en el que comparte con nosotras la evolución de esta sociedad en varios ámbitos, desde el nivel 1.0, más bien sumidas en el miedo y la inconsciencia,

hasta el nivel 4.0, un nivel que no es de este mundo, al menos hasta la fecha, estamos evolucionando y probando, acercándonos poco a poco, pero sin vivir de forma congruente en él,

recibo esta invitación para este laboratorio presencial / remoto, para gestores del cambio interesados en este proceso que nos lleva de la esencia de la piedra (el 1.0) a la esencia de la existencia como seres humanos conscientes (el 4.0),

una invitación que me encanta, qué pena del precio, y del idioma, y del viaje de ida y vuelta a Alemania, 3 matices que van a hacer toda la diferencia, entre ir y no ir, no es precisamente pequeña,

y pienso en qué forma y manera puedo contribuir yo, desde mi humilde presencia, sazonada por ausencias notables, ahora no estoy, ahora tampoco, para contribuir en el desarrollo de esta sociedad que construimos entre todas.

   así lo vimos…

https://www.presencing.org/files/4.0-lab/4.0-Lab-Overview.pdf

4.0 Lab is a one-year innovation journey that invite leaders from all sectors to shape a new economy together. It incorporates in-person meetings, sensing activities, and an online infrastructure that supports collaboration, peer learning, and co-creation.

on-line, presencial, actividades de cuerpo y de conexión, colaboración, co-creación y apreHendizaje entre pares, qué interesante.

y me acuerdo, sin querer pero queriendo, de esta forma tan tonta que tenemos de explicar y compartir los 4 niveles de la atención y la observación, convertidos en escucha y conversaciones,

con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal y del ser humano, lo que venimos a llamar los 4 reinos, todo parece que estamos llegando, poco a poco, al nivel del ser humano.

a veces, sólo a veces, nuestro niño interior se sumerge en las profundidades del abismo, no sé si se llega a ahogar o no en la espesura, pero deja de jugar y de divertirse, y lo notamos,

hasta que un día nos permitimos de nuevo hacer una broma, un chiste, una pequeña travesura, como hoy, con el correo con el que lanzo estas líneas a un par de grupos de amigas, son dos listas pequeñas de distribución,

en un correo que titulo, “si yo fuera tú, me apuntaría”, con un cuerpo de mensaje que lo remata, “que yo, por ahora, no puedo”, y me acuerdo del 3ple camino, ese camino de desarrollo en el que la madre protectora y nuestro ser adulto están presentes,

acompañados, cómo no, con la infatigable presencia de nuestro niño interior, qué bueno que está de vuelta en el juego de la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

que tu día de hoy sea brillante, precioso, como tú

 

que tu día de hoy sea brillante, precioso,

y que el mundo exterior refleje todo el brillo que tu mundo interior atesora.

   así lo vimos…

y sigo disfrutando este viaje, 20 años después, en el que la lucha de la luz y la oscuridad, luz focal del sol y luz difusa del infinito, convertida en baile continuo, con la ayuda inestimable del ser humano en el medio,

se hace presente en nuestras vidas,

ahora en esta parte tan brillante del mar, ahora en esta parte tan oscura de la tierra, ahora en la claridad de esta parte de la nube, ahora en su parte más oscura, en este universo dual en el que hemos elegido vivir,

tan bueno, tan bonito, tan verdadero,

y me pregunto cómo va a brillar hoy mi sol interior ante los regalos que el día, a buen seguro, de uno y otro tipo, me va a ofrecer.

y celebro que un día como hoy, hace 20 años, nace Gorka, mi hijo mayor, mi hijo pequeño, ya que solo tengo un hijo varón, maestro de vida, 20 años, quién lo diría, todo un chaval, todo un hombretón.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

de máquinas extractivas a plantas generativas

en uno de sus últimos posts, Otto Scharmer comparte con nosotras los fundamentos que nos llevan del nivel 3 al 4 de la existencia, ese nivel que nos hace realmente seres humanos, en cualquier manifestación de nuestra creatividad,

ya sea en la alimentación, en las finanzas, en la salud, en la educación o en la gestión, que progresivamente denominamos gobernanza, ya sea de las organizaciones, ya sea de las instituciones políticas que nos ordenan,

un post que tú también puedes leer en el HUFFPOST, o mediante una búsqueda en internet, si introduces este texto,

4.0 Lab: Inventing the Future of Food, Finance, Health, Ed, & Management,

un texto que me engancha, es curioso cómo esta vez no me voy a la gestión ni a la educación, el tema que más me va a llamar la atención tiene que ver con el mundo financiero, y su evolución del 3.0 al 4.0,

una evolución que lleva, según el autor, de la banca de inversión responsable, con una conciencia creciente de las externalidades positivas y negativas de la inversión, con 3 criterios fundamentales de actuación, en la mayor parte de los casos,

  • (1) la tecnología es la solución,
  • (2) el problema se puede medir y resolver dentro de diez años,
  • y (3) el donante puede tomar las decisiones.

3 elementos que en la lógica 4.0 evolucionan como sigue,

  • (1) el enfoque se extiende más allá de la tecnología para regenerar los bienes creativos, sociales y ecológicos,
  • (2) el impacto es a largo plazo y sistémico,
  • y (3) el donante está dejando de lado el control para desatar el nivel más alto de creatividad e impacto colectivo.

y me quedo pensando en ese mundo 4.0 no extractivo, realmente colaborativo, en el que muchas personas dejan de hacer las cosas con el objetivo principal del bien personal y el bien común se hace progresivamente presente.

   así lo vimos…

Si te parece bien, copio textualmente este párrafo que tanto ha llamado mi atención, regenerar los bienes comunes, con un impacto sistémico y a largo plazo, y en el que dejamos ir el control de lo que está por venir, sea lo que sea,

esperemos que mucho y bueno.

4.0 Lab: Inventing the Future of Food, Finance, Health, Ed, & Management.

Finance: From extractive to generative capital

The stage is set for OS 3.0: impact investing and more responsible uses of money—i.e., more awareness of the positive and negative externalities. Most foundations, impact investors, and venture philanthropists share these ideas and goals. Still, their projects and programs rarely address the root causes of our failing systems, let alone transform them. As a leading venture philanthropist in Silicon Valley explained to me recently: “Most high-net-worth people do not like to give away their money. So they don’t. And if they do it, they only do it under three conditions: (1) technology is the solution; (2) the problem can be measured and solved within ten years, and (3) the donor can call the shots.” These three points sum up everything that’s wrong with philanthropy today.

Which brings us to OS 4.0. Generative capital has the highest transformative impact, not only individually, but also systemically. Generative capital is defined by the antithesis of the three conditions just mentioned: (1) the focus extends beyond technology to regenerating the creative, social, and ecological commons; (2) the impact is long term and systemic; and (3) the donor is letting-go of control in order to unleash the highest level of creativity and collective impact.

miro la foto en la que un grupo de personas jóvenes hacen un trabajo en el suelo, mientras una señora más mayor cruza la sala andando, y me pregunto cómo será el futuro de una de estas chicas,

en esta sociedad que prima tanto al ganador y castiga tanto al fracasado, y en el que el ganador muchas veces se lo lleva todo, propiciando procesos de acumulación, en uno y otro bando,

y me pregunto si ese mundo por venir, con tanta conciencia compartida, va a cambiar los fundamentos de este juego en el que unas pocas personas han aprendido a extraer tanto de casi todas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

un grupo de personas están en el origen de 7 emociones, que se gesta como un proyecto que denominamos inicialmente “historias que TRANSforman”, y que recibe financiación social en la plataforma Goteo. Ellas son nuestras amigas:

 

 

me equivocaría otra vez

recibo la invitación de Javier, y no puedo más que apreciar todo el cariño que el tiempo ha construido, y no puedo sino compartir este cuarto cumpleaños de un evento que antesdeanoche se llamaba Fuckup nights,

y ahora, rebautizado, menos escatológico, se llama “el éxito del fracaso”, un cuarto cumple al que voy a ir con Silvia, mi compañera de camino después del fracaso, que María Fernanda, la compañera de antes, ya no está,

y le contesto a Javier que Silvia y yo ya estamos apuntados, y que aprovecharemos el viaje a Madrid para tomarnos unas cervezas después, y que se merece, de corazón, que el espacio se llene,

y todas podamos disfrutar esta curiosa mirada, en la que a veces es necesario perder, caernos, darnos de bruces en el intento, para volvernos a levantar, sacudirnos el polvo, lamernos las heridas, llorar un rato,

y volvernos a poner en el camino, en busca de otra ilusión, de un nuevo sueño, ojalá hayamos aprendido algo en la caída, y ojalá el día nuevo sea propicio, porque el que tropieza y no cae adelanta un paso,

pero el que se cae y se levanta tiene una vida nueva, y el camino todo, por delante.

  así lo vimos…

Javier, ahí va la convocatoria y contenidos de esta edición del éxito del fracaso, y el enlace a este cumpleaños en entradium

me sigue sorprendiendo cómo estoy escuchando “me equivocaría otra vez”, de Fito & Fitipaldis, antes de irme a cenar, después, entre otra cosas, de inscribirme en el evento al que al de un rato me invita Javier,

y cómo, inconscientemente, ése es mi otro yo, mi yo listo, vuelvo a esta canción después de cenar, después de recibir un correo particular de Javier, y de responderle, qué listo es mi otro yo,

es tan listo que incluso dudo de que se haya equivocado antes,

como dudo de que se esté equivocando otra vez.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

no importa cuál sea la pregunta

 

a veces nos hacemos muchas preguntas, algunas veces incluso demasiadas, y a veces nos cuesta años llegar a entender que muchas de esas preguntas tienen una única respuesta, y es bien sencilla.

   así lo vimos…

y contactamos con el amor, o el campo de la intención, ese especial “desde dónde” desde el que hacemos las cosas, en el centro de ese baile entre la luz y la oscuridad,  baile a 3 en el que surge el color, y la emoción,

con el ser humano presente.

para que verdaderamente sea amor tiene que ser in-condicional

y una piedra que nos regalan dos amigos, Eva y Fernando, nos ayuda a entender el concepto de IN, NO, en la palabra in-condicional, a ver cuándo llegamos a entender que la medida del amor es amar sin medida…

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.