dejar ir

en el ejercicio de empezar a escribir una serie de entradas, que bien podrían haber recibido el título de “la vida es fácil”, empiezan a ocurrir cosas a mi alrededor, de las que participo, porque de alguna forma he decidido ocupar el lado activo del infinito,

situaciones que no dejan de sorprenderme, alguna es más bien grotesca, y que vienen a señalar en el sentido contrario, la vida es densa, es desagradable, es difícil, y voy dejándome sentir, en procesos en los que rozo con unas cuantas personas,

personas a las que quiero, personas a las que aprecio, personas a las que no conozco y que aparecen en mi vida para desaparecer de escena en el lapso de dos días, un fin de semana o una semana de convivencia,

y me dejo sentir durante este proceso de poco más de 3 meses, sí, allá por abril, poco antes de mi cumpleaños, se inicia este proceso rasposo, amargo, yo diría que hasta duro, es justamente lo contrario de lo que esperaba experimentar,

y empiezo a observar con la distancia del tiempo, tan necesario, toda esta secuencia de episodios, alguno tan fuerte que parece una caricatura, y empiezo a girar el espejo, y me pregunto cuál es mi rol en lo sucedido,

a la luz y a la sombra de mis creencias, de mis valores, de mi concepción del bien y del mal, de los mandatos paternos y maternos, tan asumidos como invisibles, de los permisos que me doy y no me doy,

y empiezo a pensar en una fórmula que habla de la complejidad de los sistemas y de las relaciones, de esas pocas características que nos hacen personas únicas, de esos elementos en nuestras vidas a los que no deberíamos renunciar,

y de esos permisos que podemos desarrollar para lidiar con tanta densidad, con tanto dolor, mentira, comunicaciones disfuncionales e interesadas, para tratar todo lo que nos rodea y nos toca,

para relacionarnos con las personas que nos importan y con las que no,

desde una nueva levedad.

   así lo vimos…

en este ejercicio, a veces rasposo, que es la vida, en el que esta relación y este proyecto no va como nos gustaría, a veces tenemos que revisar nuestras expectativas y la realidad,

conecto con el concepto de dejar ir de la teoría U, convertido en pregunta, ¿qué debería yo dejar ir hoy, en relación con este proyecto, o con esta persona en particular, con mi relación conmigo misma o con este grupo de personas?,

y qué elementos del puzzle son fundamentales, con qué fichas y reglas quiero seguir contando en este nuevo juego que voy a montar.

en este ejercicio lleno de naranjas amargas, las hay con azúcar añadido y las hay sin, quién sabe por qué llevo unos años quitándome el azúcar refinado, esa gran mentira alimentaria, que aparentemente endulza las cosas, privándolas de su sabor natural,

mientras nos enferma,

y pienso en todas las medias verdades que nos contamos, azucarillos refinados que nos permiten salir del paso de aquella manera, más mal que bien, porque el cuerpo va a hablar ante procesos de incongruencia manifiesta,

qué bueno cuando hacemos congruentes nuestro pensar – nuestro sentir – nuestro hacer,

y me vuelvo a comprometer con una vida en la que soy capaz de ofrecerme un permiso, sí, y a las personas a las que quiero, empezando por las relaciones más fuertes que tenemos en la vida,

nuestros padres, nuestra pareja, nuestras hijas, nuestros hermanos,

y acepto lo que es, lo que está siendo, sin contarme mentiras que endulcen artificialmente la cosa, porque seguramente me gustaría que fuera de otra forma, bien diferente, a como la siento hoy.

te dejo ir, acepto tu comportamiento, te dejo ser, y me gustaría que algún día nuestra relación sea otra, para lo que quieras aquí estoy.

Resumen ejecutivo:

¿qué necesito dejar ir hoy?

¿qué elementos son indispensables para mi juego, y voy a mantener?

¿qué permisos me doy?

¿qué permisos doy a las personas a las que tanto quiero?

¿cuántos azucarillos me tomo para sobrevivir hoy?

¿puedo y quiero prescindir del azúcar?

¿qué verdades amables me cuento en este proceso de transición?

releo las líneas de más arriba del todo y pienso en la emoción de la frustración, y en ese proceso que nos lleva energéticamente hacia abajo, a la rabia mala, a la tristeza mala, al miedo malo, que en última instancia grita “yo no soy”,

y me pregunto cuántas naranjas normales, con su piel y todo, hacen falta para hacer un buen tarro de mermelada amarga, y cuántos terrones o raciones de azúcar refinado son necesarias para desconectarnos de nuestra ilusión y de nuestro camino,

y en última instancia de la verdad que hemos venido a experimentar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

dar lo mejor

me reúno de mañanita con Joseba, en esta dinámica de reuniones personales, entre las que vamos insertando reuniones con diferentes personas en su organización, y talleres para la formación y acompañamiento de su equipo,

una dinámica que es en sí misma un proceso,

un desayuno en el que vamos a compartir pequeñas historias del camino, su última semana en Boston, en el cierre parcial de un proceso relacionado con la innovación empresarial en la comunidad de Madrid,

dos años tras los cuales el equipo se tiene que replantear las bases para el funcionamiento posterior, todo parece indicar que hay un antes y un después, y que el planteamiento inicial tiene que madurar, para la continuidad del proyecto,

o las últimas nuevas relativas a la organización, alguna de las cuales es bien visible en esta botella de leche que nos acompaña en la conversación, una botella de leche entera, no desnatada, con un nuevo diseño, un nuevo tapón,

un nuevo lema, dar lo mejor, qué cortito, qué directo, en 3 palabras, un lema que me recuerda totalmente al acuerdo de Miguel Ruiz, “haz siempre lo máximo que puedas”, sí, está muy resumido, 6 palabras que pasan a ser 3,

dar lo mejor,

en infinitivo, en vez de en imperativo, en un tiempo verbal que me conecta con mi aspiración, dar lo mejor, nadie de fuera me manda que lo haga, ni siquiera me lo mando internamente yo,

es una aspiración que puedo y opto por activar cada día, qué bonito,

y conecto con esa pequeña historia que honra el origen del grupo, Don Tomás Pascual creo Leche Pascual en 1969 y fue quien nos transmitió la manera de hacer y los valores que hoy dirigen nuestra empresa. Se resumen en 3 palabras: dar lo mejor.

y con ese sello que marca este nuevo posicionamiento de la compañía,  leche entera que tiene su origen en granjas en las que se promueve el bienestar animal, un trabajo que resulta sencillo para la compañía,

en tanto en cuanto no es un cuento publicitario, sino un sello pone en valor una línea de colaboración que está presente en el quehacer de la organización con los proveedores de la leche desde hace años,

el buen quehacer de una organización, que se desarrolla inspirada por unos valores, los valores del padre, reconocibles aún en la organización, qué bueno cuando somos capaces de honrar a nuestros mayores,

y mejorar lo pasado, con estas palabras que hoy también nos pueden servir a todas nosotras en nuestro quehacer diario, dar lo mejor.

   así lo vimos…

en el resto del desayuno, hablamos de otras cosas, del desarrollo de escuchar es amar, una app para fomentar 3 escuchas y la autoconciencia, un proyecto en el que colaboro desde su origen,

de lo que hemos hecho antes, y de lo que podemos hacer después, sí, hablamos de  del desarrollo del pensamiento sistémico y de procesos, dos de las líneas que podemos reforzar en el curso que viene, tras el verano, ya tan cercano,

de los modelos de este nuevo mundo que nos rodea, modelos que recogen e integran la incertidumbre dinámica y la complejidad, como la teoría U y reinventar las organizaciones,

y de una serie de herramientas que cualquier persona de su equipo puede integrar, para complementar esa capacidad de observación (observar, observar, observar) todo lo que ocurre alrededor nuestro, y en nuestro interior,

para establecer conversaciones y dinámicas nuevas con personas que forman nuestro equipo de colaboradores extendido, más allá de departamentos o de silos que nos separan, cuando somos capaces de activar todo lo que nos une,

desde una mayor comprensión y una intención compartida que nos permite mover nuestro día a día, y el de la organización de la que formamos parte, otro pasito adelante, creo que de eso se trata.

en este ejercicio de observar tendencias a nuestro alrededor, que aplican al ámbito de la excelencia, la responsabilidad personal y empresarial, la ética y los valores que aplican en los negocios y en nuestra vida personal,

me alegra ver ejemplos en los que una nueva conciencia emerge, sí, todo parece indicar que somos progresivamente conscientes de la importancia de buscar el bien estar en los sistemas de los que formamos parte,

sistemas que pueden limitarse con la conciencia del ser humano, nosotras las personas somos lo importante, o pueden bajar progresivamente en la línea de la evolución, integrando al ser animal, al ser vegetal y al ser mineral, la madre tierra,

y no puedo sino acordarme de la explicación tan sencilla con la que difundimos los fundamentos del campo de la atención y de la observación, de la teoría U de Otto Scharmer, fundamentos que desde el M.I.T. y el presencing toman otra forma,

pero que nosotros compartimos con la línea, esta vez en su orden, de la evolución de la vida en el planeta tierra, empezando por el ser mineral, para seguir con el ser vegetal, el ser animal y el ser humano,

y no puedo sino sonreír al enlazar con los 4 reinos y sus formas arquetípicas de escuchar, observar y conversar, esta propuesta tan central para nosotras, y tan correlacionada con el buen trato y con el desarrollo de nuestro mundo emocional,

porque sólo desarrollamos capacidades relacionadas con la innovación desde nuestra escucha y conversación empática, en el nivel emocional, ese tercer nivel que reservamos en la escala evolución para el ser animal,

que el cuarto nivel, propio del ser humano, desde el que vamos a ser capaces de dar lo mejor, desarrollar organizaciones y proyectos con base en valores compartidos, con enfoques éticos, sostenibles, responsables, está al llegar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

la soberbia y el orgullo, el Titanic y Neptuno, lo que se ve y lo que no se ve

en un paseo reciente, allá cerca del mar, un par de personas, un local y una turista, se acercan hasta el punte de Portugalete, el puente más elegante, ahora también conocido como puente Vizcaya, obra de Eiffel, el de la torre de París,

y como les sobra un cuarto de hora, van a acercarse al muelle de Churruca, desde donde se divisa el mar, el club naútico, la playa de Ereaga y el superpuerto de Bilbao mediante,

y no puedo sino sorprenderme de la escultura del muelle, no hay como acercarse con una turista a tu pueblo, y ver los viejos escondites con ojos nuevos, y leer por primera vez esa explicación que los ayuntamientos ponen al servicio de los turistas,

y de los locales que les acompañan en el proceso de enseñar la cosa, para asombro del mundo, porque no deja de asombrar este texto que habla del pueblo de Bilbao luchando contra y ganando al dios Neptuno, el dios del mar,

 

que se va a tener que sumergir y esconder más allá de la escollera que les separa, una escollera que el pueblo de mis ancestros muestra con orgullo, y no puedo dejar de mirar estos pocos metros,

que separan nuestra estupidez, tan grande, o tan pequeñita, depende de con qué la compares, de la atronadora inmensidad del mar, los días en el que el dios Neptuno truena, y en los que no también, si te paras a escuchar en la lejanía,

en este ejercicio tan divertido de observar, observar, observar.

   así lo vimos…

el orgullo, característica positiva donde las haya, qué bueno cuando estamos orgullosos de nuestro comportamiento, y quizás de algún que otro resultado del camino, es una de las 7 emociones fundamentales,

la que más me gusta a mí personalmente, la primera de las 3 puertas del desarrollo personal y de los grupos, la puerta que separa el EGO del Yo soy sano, un orgullo humilde que dice “yo soy la pera limonera”,

pero que está muy lejos de la soberbia, y muy cerca de la humildad, una humildad que no observo en esta estatua del dios de los bilbainos que humilla a Poseidón, con su trinche y su corona de vuelta a su recóndito refugio en la mar.

y quién sabe por qué me acuerdo de Titanic, el barco, no la película, y de esa frase que nos sirve para diferenciar el orgullo de la soberbia, una frase que tal vez ya conoces, este barco ni el dios Neptuno lo podrá hundir, ¿verdad que no?

no puedo sino disentir de la definición de soberbia de la wikipedia, según la cual soberbia y orgullo son sinónimos, qué desastre, madre mía, y antónimos de la humildad, se me hunden las 7 emociones,

como en un día no tan lejano se hunde el Titanic, ese barco que ni el dios Neptuno puede hundir, glu glu glú.

La soberbia (del latín superbia) u orgullo (del francés orgueil) es un sentimiento de valoración de uno mismo por encima de los demás.

Otros sinónimos son: altivezaltaneríaarroganciavanidad etc. Como antónimos pueden citarse los siguientes: humildadmodestia, sencillez, etc. El principal matiz que las distingue está en que el orgullo es disimulable, e incluso apreciado, cuando surge de causas nobles o virtudes, mientras que a la soberbia se la concreta con el deseo de ser preferido por otros, basándose en la satisfacción de la propia vanidad, del yo o ego.

el azul clarito representa en 7 emociones la energía del orgullo, orgullo sano, orgullo humilde, un orgullo que no vas a encontrar en la wiki, ni en muelle alguno, Neptuno hundido, derrotado como está por los pobrecitos humanos, tan pezqueñitos,

ojalá que encontremos esa energía tan bonita, tan buena, tan necesaria en el fondo o en algún recóndito lugar, una cueva chiquitita, de nuestro ser.

y a todo esto, hablando como estamos de la soberbia del Titanic, viajes marinos e icebergs,

el modelo del iceberg de la realidad actual (del ego al eco, teoría U, Otto Scharmer) sugiere que por debajo del nivel visible de eventos y crisis, existen estructuras subyacentes, paradigmas y fuentes de su creación,

un modelo que diferencia entre lo que se ve y lo que no se ve, y tal y tal,

aunque es bien sabido que un iceberg es una gran masa de hielo flotante desprendido de un glaciar o una banquisa, que sobresale en parte de la superficie del mar, en un fenómeno independiente del calentamiento global y de la navegación por mar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

¿cuántos helados y refrescos necesita un niño al día?

un anuncio de una compañía de alimentación, Unilever, nos hace llegar el compromiso en nutrición de una de sus marcas, Frigo,  para una vida sostenible, un compromiso que atiende al crecimiento del sobrepeso infantil en España,

ya que según su información, que proviene del estudio ALADINO (AESAN), el 26,2% de los niños tienen sobrepeso y el 18,3% obesidad, para un total del 44,5%, ahí es nada, casi la mitad de la población infantil,

un compromiso que incluye el marcado de una serie de helados para niños por medio de un logotipo, por el cual los helados que son señalizados contienen un máximo de :

  1. 110 kcal por helado,
  2. 3 gr de grasas saturadas por helado,
  3. 20 gr de azúcares añadidos por cada 100 gr,

y me pongo a buscar este logo del compromiso Frigo, y me pongo a temblar, no lo encuentro en la primera búsqueda, ni en la segunda, voy a ser capaz de encontrarlo en la tercera,

y se me empiezan a revolver las entrañas, en un helado “sano” o “saludable” el 20% del contenido puede ser azúcares añadidos, y me pregunto cuánto azúcar añadido puede llevar aparejado un helado normal,

y cruzo el charco, y me voy a una fiesta infantil, con la típica e inofensiva composición de chuches, una bolsita con unos pocos o un montón de caramelos, refrescos y pica-pica, patatas, tarta y demás,

y me pregunto cuánta porquería somos capaces de administrar a esas personas, pequeñitas, a las que tanto queremos, a las que tanto decimos querer, y cuán grande es el tamaño de nuestra inconsciencia,

o de nuestra conciencia, tanto da.

   así lo vimos…

el azúcar refinado es uno de los cinco asesinos blancos, no sé si me atrevo a decir que el peor, y no tiene repercusiones únicamente en el peso, también tiene influencia en el comportamiento,

activando a los niños, poniéndoles más nerviosos, frenéticos en muchos casos,

un comportamiento que nos beneficia bien poco, y que en algunos casos la industria de la enfermedad va a etiquetar como déficit de atención e hiperactividad, un síndrome que en mis tiempos no existía, éramos simplemente niños nerviosos,

un síndrome que ahora se trata con diversos medicamentos, como es el caso del Ritalín, medicamentos que crean adicción y dependencia, una vez que empiezas va a ser difícil quitarle al niño la medicación.

no puedo dejar de pensar en un mundo que avanza a un ritmo frenético, con resultados que ninguna de nosotras queremos (como sociedad), pero que a alguien le beneficia de alguna forma (a nivel particular),

y me pregunto cuántos helados necesita un niño al día, cuántas Coca-Colas, y cuántos Ritalines para que sus mayores sigamos viviendo en este estado de bien-estar semi-consciente,

bien-estar mal administrado, o administrado de aquella forma, que en algunos casos deriva en opulencia para unos pocos, porque a los seres humanos, o al menos a los seres mayores, no se nos da especialmente bien eso de repartir.

en los procesos de reparto, muchas veces el corporativo aparte de dividendos, reparte externalidades, una forma bonita de denominar los impactos negativos que tiene su actividad en la sociedad, por los que no paga.

según el estudio ALADINO el 44,5 de los niños de España sufre sobrepeso u obesidad. “La obesidad se ha multiplicado por 10 en los últimos 40 años”, “Los niños de España, entre los más obesos de Europa”, rezan los titulares en internet.

de los datos de déficit de atención e hiperactividad prefiero no opinar.

Gorka, mi hijo mayor, también fue diagnosticado como TDAH, mal diagnosticado, por cierto. Gorka tenía un problema de reflejos, nada que ver con el TDAH. Ante un diagnóstico y un tratamiento tan feo, cambiamos la receta…

y le cambiamos a Gorka de colegio.

Pero todo parece indicar que el sistema educativo, y la lista se hace larga (sector alimentario, industria de la enfermedad, organizaciones de la educación) se ha ido por la ladera fácil del tema, mejor los medicamos y nos quitamos de en medio un problema,

que es muy difícil eso de educar.

Si miramos hacia Estados Unidos, país de referencia en obesidad mórbida, y cuna de la medicación de niños hiperactivos por medio de Metilfedinato, la perspectiva es aterradora. Copio literalmente un párrafo de la Wikipedia,

El MFD es en la actualidad el psicotrópico bajo fiscalización internacional con mayor distribución en el circuito legal. Se ha convertido en una de las manufacturas más rentables para el complejo industrial farmacéutico. Los ingresos derivados del mercado de drogas para el TDAH, incluyendo al MFD y sus competidoras, alcanzan solo en EE. UU. valores superiores a los 3100 millones de dólares.​ Nótese que el producto interior bruto (PIB) anual de unos 50 países estaría por debajo de esas cifras.

 

y el ciclo de la conciencia en evolución se cierra, mientras en Frigo creen firmemente que los helados tienen cabida en una alimentación variada y equilibrada y un estilo de vida saludable, todo parece indicar que el sistema necesita mejorar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

¿te imaginas un mundo sin hombres?

termina el video de Imagine y mi atención se posa en un detalle, que habla de un movimiento que observo, imparable, a mi alrededor, un movimiento en el que se desarrolla paulatinamente una conciencia más femenina del mundo,

una conciencia más amorosa, más cercana, más cálida,

en este mundo patriarcal que ha estado tanto tiempo bajo la energía del ánimus, el alma masculina, y en el que la ánima, o alma femenina, ha estado tan oprimida y subyugada,

pero me da un no sé qué al observar esta imagen en este vídeo promovido por Naciones Unidas, en el que esta frase, “y el mundo será uno solo”, se ve acompañada exclusivamente por mujeres,

haciendo una identificación extrema del ánima, o espíritu femenino con el género mujer / hembra, y del ánimus, o espíritu masculino con el género hombre / macho, o tal vez me equivoco, y soy yo el que hace la identificación.

   así lo vimos…

quién sabe por qué esta misma mañana me ha llamado la atención este mensaje de Otto Scharmer, padre de la teoría U, que habla de la espiritualidad femenina como clave para la comprensión de lo que viene.

y no me puedo imaginar cómo sea la espiritualidad masculina…

¿te la imaginas?

en el proceso de contactar con las capacidades a desarrollar por el ser humano, contactamos con los fundamentos del análisis transaccional, y el triángulo de Karpman (el perseguidor – la víctima – el salvador), o el ser humano en la sombra,

y su potencial evolución hacia la luz, que conlleva al evolución del perseguidor al ser adulto, de la víctima al niño natural y del salvador a la madre protectora, 3 formas de estar en el mundo sin género,

ya que cuando hablamos del niño natural, del ser adulto o del padre crítico, tanto da, no estamos hablando de un hombre, de la misma forma que no hablamos de una mujer cuando hablamos de la madre protectora,

sino de esas características que la figura arquetípica encierra, y que mora dentro de nosotras, ya seamos hombre o mujer.

si quieres leer más de los 3 juegos de características que viven en todas nosotras, 3 formas de estar en el mundo que están relacionadas con el bien vivir, y de el 3ple camino que podemos desplegar desde la conciencia, ya sabes,

sólo tienes que seguir el link, seas hombre o mujer.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría delo color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

¿te lo imaginas?

recontacto en la radio del coche con Imagine, este himno que John Lennon regala a la humanidad, y pido perdón en mi interior si algún día dudé cuál era mi canción y autor favorito de los Beatles,

y pienso en montar un post con base en esta canción, un post que seguramente va a hablar de dos de las frases de esta canción, “imagínate un mundo sin posesiones”, “sin necesidad de codicia (gula) o hambruna”,

y me pregunto cómo sería ese mundo sin estas dos cosas, posesiones y codicia, porque creo que muchas otras cosas son simplemente resultados evidentes de lo primero, de un espíritu que primero necesita sentirse propietario,

y que una vez ha aprendido a poseer empieza a atesorar, cosas más valiosas, más y más cosas, y se va alejando de una vida simple, en contacto con la naturaleza, con sus semejantes, del contacto profundo consigo misma,

y aprendiendo como ya ha aprendido a atesorar necesita también un poco para por si acaso, y otro mucho porque nunca está de más, hasta que llega un punto en que nunca es suficiente,

de hecho circula por ahí una frase que dice que en este mundo hay más que suficiente para todas nosotras, pero no hay suficiente para la codicia de unas pocas personas, frase con la que no estoy de acuerdo,

porque no son ellas las que son codiciosas, mientras nosotras somos buenas, porque todas nosotras hemos aprendido a poseer, necesitamos sentirnos propietarias, nos comparamos continuamente con otras personas,

hemos aprendido a tener una segunda cosa más, no necesaria, para por si acaso, y una tercera, en un hábito inexplicable que ya es parte nuestra, tal vez queremos llenar un vacío que no se llena con más cosas,

porque no hay nada ahí fuera que llene un vacío aquí dentro,

e intento imaginar ese mundo sin codicia y sin posesiones, ese mundo en el que a partir de un punto más ya no es mejor, sino innecesario, un despilfarro, un dislate, un absurdo que no compro, y que no promuevo en mi vida,

ni a mi alrededor.

   así lo vimos…

por cierto, ¿existe para ti ese punto en el que más es peor, o en el que más es menos?

en 7 emociones intentamos desgranar las diferencias entre las emociones de tierra, o terrenales (y del tener) y las emociones espirituales (propias del desarrollo espiritual, personal y de la comunidad),

y nos hacemos preguntas relacionadas con la abundancia, y por qué en el mundo material buscamos acumular (aparentemente más es siempre mejor) mientras en el mundo espiritual es justamente al revés (cuanto más damos más tenemos).

si no se entiende lo anterior, podríamos resumir que en el mundo material viven las cosas, mientras en el mundo espiritual viven los pensamientos, los valores, las capacidades, siempre tan etéreas,

que se hacen presentes entre nosotras cuando las usamos,

de tal forma que cuando usamos un clavo y lo clavamos para sujetar un cuadro, tenemos un clavo más en la pared, que nos permite sujetar el cuadro, pero un clavo menos para clavar en otro sitio,

y si me pides 10 clavos y te los regalo, tengo 10 clavos menos, está claro que cuanto más te doy menos tengo, y menos es menos,

mientras que cuando usamos nuestra capacidad de escucha, y escuchamos a alguien, regalándola, esta capacidad crece, cuando usamos el amor, nuestra capacidad de amar crece, en una lista que se hace grande, sin excepciones aparentes,

un proceso en el que cuando más doy más tengo.¿te has parado a pensar en esta distinción?

Goethe nos ayuda a entender el color como el baile de la oscuridad y la luz con la presencia, necesaria, de nuestro aparato sensor, el ojo del ser humano, un baile a 3 en los que la energía, como en las emociones, está presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

camino de Santiago surgen las puertas del bien y el mal, y otras 3 puertas

“La verdadera moral aparece en los humanos cuando se despierta en ellos la sensibilidad a todo lo que es colectivo, universal, cósmico. Esta facultad les permite entrar en el alma y en el corazón de los demás, y cuando les hace sufrir, de experimentar ellos mismos el dolor que les infligen. De esta manera comprenderán, un día, que todo lo que hacen a los demás, tanto el bien como el mal, se lo hacen a sí mismos. Es evidente que cada ser está, en apariencia, aislado, separado de los demás; pero en realidad, hay una parte espiritual de sí mismo que vive en todas las criaturas, en todo el universo. Si esta consciencia universal está despierta en vosotros, en cuanto perjudicáis a los demás, sentís que os dañáis vosotros mismos. Y lo mismo sucede cuando les dais vuestra ayuda y vuestro amor. Este es el origen de la moral: cuando el hombre empieza a sentir el mal y el bien que hace a los demás.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

   así lo vimos…

camino de Santiago nos mandan esta foto,

que habla de ese camino que a ratos hacemos solas, y a ratos acompañadas,

un camino que habla de nuestra relación con lo bueno y lo malo,

con nuestra conciencia del bien y del mal,

que se plasma en la práctica en nuestras relaciones con otras personas,

y con otros seres,

un camino que no está tan lejos de nuestro camino de desarrollo personal,

y del desarrollo de los grupos y comunidades de los que formamos parte.

recibo este correo de la fundación ananta, y no puedo evitar pensar en la verdadera moral, en este texto que está tan cerca de la comprensión del mundo, y la comprensión del alter (el otro), ya sea otro ser humano,

ya sea otro ser de otro reino (un ser animal, un ser vegetal, un ser planta), una comprensión que nos acerca a la comprensión del todo, un camino de encuentro y de reconciliación conmigo misma,

y no puedo evitar re-leer este párrafo, “en cuanto perjudicáis a los demás / y lo mismo ocurre cuando les dais vuestra ayuda y vuestro amor”, y me dejo de preguntar qué fue primero, el huevo o la gallina,

y me quedo a solas con mi responsabilidad personal.

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camino de Santiago portugués, entre Barcelos y Ponte de Lima, 20 junio 2018

me acuerdo sin querer de los 7 hábitos de Stephen Covey, y las cuatro capacidades del ser humano,

  1. la auto-conciencia, o conciencia de mí misma,
  2. la conciencia del bien y el mal, tan relacionada con la verdadera moral,
  3. la voluntad independiente,
  4. y la imaginación creativa,

4 capacidades que todas nosotras podemos desarrollar.

y me pregunto con qué emociones, con qué valores, y con qué figuras de el 3ple camino de desarrollo personal (el ser adulto, la madre protectora y el niño natural) asocio yo estas 4 capacidades del ser humano.

la comprensión, la menos visible de nuestras emociones, representada por el azul índigo, es la segunda de las 3 puertas que nos permite transitar caminos desde el ego-sistema enfermo al eco-sistema sano, un viaje de desarrollo personal y de los grupos,

un viaje similar al camino de Santiago, un viaje en el que ahora transito en absoluta soledad, y ahora hacemos totalmente acompaña2, un viaje por 3 puertas que tú también puedes pasar cada día de forma + consciente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

las líneas rectas, las líneas torcidas, las líneas oblongas

abro la mañana con una meditación que me manda Miguel, y que incluye una idea que me sorprende, el ser humano es la única especie del planeta que puede pintar líneas rectas, sí, no deja de sorprenderme,

y pienso en todas las líneas rectas que trazamos, les solemos llamar objetivos, para los cuales establecemos planes de acción, generalmente también rectos, con acciones alineadas con el objetivo,

y pienso en otras líneas, las líneas curvas, de las que también se compone nuestra vida, y en eso estoy, con las unas y con las otras, mientras abro este correo del Huffington Post, que habla del fenomeno del burnout, agotado, quemado,

y de la figura de Arianna Huffington, redactora jefa del Huffington, ¿será parte de la propiedad del medio o será parte integrante de la familia fundadora?, tal vez luego podemos investigar, que nos regala esta frase fuerza de hoy,

tenemos que aceptar que no siempre tomaremos las decisiones correctas, que a veces nos equivocaremos, entender que el fracaso no es lo opuesto al éxito, es parte del éxito,

y me sorprende que el traductor de google, translate, haya traducido failure, fallo, como fracaso, qué le vamos a hacer, porque la frase cambia ligeramente si la re-escribimos, adoptando algún cambio adicional, de la siguiente forma,

tenemos que aceptar que no siempre tomaremos las decisiones correctas, que a veces nos equivocaremos, entender que el fallo no es lo opuesto al éxito, fallar es parte inherente y necesaria de un proceso exitoso.

   así lo vimos…

A la vanguardia de uno de los sitios de noticias más exitosos del mundo y una figura clave en la actual revolución de las comunicaciones, Arianna Huffington celebra su trabajo como cofundadora y editora jefe del Huffington Post. Es autora de quince libros, incluidas sus publicaciones más recientes, Thrive y The Sleep Revolution, y ha sido incluida en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo y en la lista de las mujeres más poderosas de Forbes.

Huffington lanza The Huffington Post en 2005, un sitio de noticias y blogs que rápidamente se convierte en una de las marcas de medios más ampliamente leídas, vinculadas y citadas en Internet, ganando en 2012 un Premio Pulitzer de periodismo nacional.

En agosto de 2016, lanza Thrive Global, una plataforma corporativa y de bienestar y productividad para el consumidor con la misión de cambiar la forma en que trabajamos y vivimos al poner fin al engaño colectivo de que el agotamiento es el precio que debemos pagar por el éxito.

Lectura recomendada: “Prosperar”.

Huffington redefine lo que significa ser exitoso en el mundo de hoy. Basándose en las últimas investigaciones innovadoras en los campos de la psicología, los deportes, el sueño y la fisiología que muestran los efectos profundos y transformadores de la meditación, la atención plena, desenchufar y dar, ella nos muestra el camino hacia una revolución en nuestra cultura, lugar de trabajo y vida.

Arianna Huffington, conferenciante del WOBI (World of Bussiness Ideas) de Nueva York, el próximo 14 – 15 de Noviembre del 2018, de nombre soltera Stasinopoúlou, estuvo casada con el congresista republicano Michael Huffington.

El Partido Repúblicano (GOP) (en inglés, Republican Party; también conocido como GOP, de Grand Old Party, El Gran Partido Viejo) es un partido político de los Estados Unidos, al lado del Partido Demócrata son los dos únicos partidos que han ejercido el poder en ese país desde mediados del siglo XIX. El partido se asocia comúnmente con el conservadurismo. En la actualidad es el partido de gobierno al que pertenece el presidente Donald Trump y el que posee la mayoría tanto en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos como en el Senado de los Estados Unidos.

fuente: wikipedia

me quedo pensando cómo las ideas nuevas (los efectos profundos y transformadores de la meditación, la atención plena, desenchufar y dar, Otto Scharmer y la teoría U tienen una tribuna en el Huffington Post) tienen una relación con lo viejo,

The Grand Old Party, y cómo lo nuevo, para darse a conocer, tiene que pagar de alguna forma, tributo a lo viejo, o amigarse con lo viejo, y me pregunto si somos parte de un mundo nuevo o somos una parte menos vieja de un mundo viejo,

que utiliza todas las formas posibles de educación y amaestramiento que están a su disposición, entre las cuales los medios (la tele, los diarios, los blogs) no son precisamente una parte pequeña, para mantenernos quietos donde tenemos que estar.

y vuelvo a la meditación inicial, cerrando un círculo oblongo, y pienso en todas las líneas rectas que he trazado en mi vida, con escuadra y cartabón, como el viejo mapa de África, como las láminas que dibujo cursando ingeniería,

y pienso en unas pocas de todas las líneas oblongas de mi vida, hay muchas, pero creo que deberíamos animar el desarrollo de más líneas oblongas, en nuestro desarrollo personal y en el profesional,

y pienso en algún que otro renglón torcido, varias líneas y algún que otro capítulo entero, y me pregunto si tengo ganas de leer el texto de Arianna Stasinopoúlou Huffington, Thrive, o me quedo con los renglones torcidos de Torcuato Luca de Tena.

y para muestra del cuidado que hay que tener al elegir el libro que voy a leer, sigo tirando de wikipedia, vamos a investigar el origen ideológico del autor de los renglones torcidos de Dios.

Torcuato Luca de Tena y Álvarez-Ossorio (Sevilla, 21 de febrero de 1861-Madrid, 15 de abril de 1929) fue un periodista y empresario español, I marqués de Luca de Tena. Fue fundador de la revista Blanco y Negro que se englobaría en el grupo de medios Prensa Española, del que también formó parte el periódico ABC.

Torcuato Luca de Tena Brunet

Miembro de una conocida familia de periodistas monárquicos, era nieto del fundador de la revista Blanco y Negro (1891) y de ABC (1903), Torcuato Luca de Tena y Álvarez Ossorio, hijo de Juan Ignacio Luca de Tena —que dirigió ese periódico entre 1929 y 1936—, y hermano del también periodista Guillermo Luca de Tena.

ten cuidado con lo que lees, no vaya a ser que acabes comprando la idea de éxito y fracaso republicano o demócrata americano de turno que alguien ha diseñado para ti, y que tus acciones y tus líneas sean demasiado rectas para el mundo,

tal vez demasiado rectas para tu entorno relacional,

tal vez demasiado rectas incluso para ti misma.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 


 

observa, observa, observa

en este año tan exacerbado, tan rarito, observamos extrañas situaciones alrededor nuestro, que en algún caso podríamos relacionar con procesos de inconsistencia de las relaciones en los grupos, y entre personas,

extrañas situaciones que por repetidas me animan a pensar si no seré yo el rarito, y me acuerdo de un tiempo lejano en el que me defino como un tipo normal, lo cual posiblemente sea la mayor de las mentiras que existen,

ya que la definición corta que hacemos de nosotras mismas muchas veces encierra la mentira más integral, debe ser que soy un tío super-híper-rekete-raro, y todas las personas que conducen en sentido contrario son personas super-híper-rekete-cuerdas,

cuerdas y sanas, a más no poder,

y en eso estoy, charlando con Silvia, y me enseña esta imagen, acompañada por esta frase de Jiddu, como Yoda, o así, tan chula, “no es saludable estar adaptado a una sociedad profundamente enferma”,

que me deja pensativo, va a ser que sí.

   así lo vimos…

en mi descargo, y para un consuelo que no sé si va a existir en esta vida, el chico normal, que lo intentó, se ha convertido en un tipo raro rarísimo, un auténtico inadaptado,

por fortuna hay bandas a las que me voy sumando, bandas de change-makers, les llaman, gestores del cambio, a ver si esta sociedad tan profundamente lo que sea va cambiando poco a poco,

ahora que la ilusión de que cambie rápidamente ha des-aparecido, y va cambiando a mejor, que para cambiar en el sentido que a veces observamos mejor pedimos la cuenta y salimos corriendo,

lástima que no sé dónde está la puerta de salida.

Si te fijas en el dedo de Jiddu tal vez te equivocas, a primera instancia parece que es el gesto del perseguidor. Si profundizas en su mirada puedes encontrarte con el gesto de Yoda, que viene a decir al discípulo,

observa, observa, observa el mundo a tu alrededor,

y en tu interior,

si sigues profundizando tal vez te encuentras con el gesto de E.T., el de mi casa,

ese maravilloso extra-terrestre que nos acompañó en su día de la mano de Spielberg, un productor de cine que alterna éxitos de un tipo, tiburón, con éxitos de otro tipo, Parque Jurásico, y tal y tal,

un dedo el de Jiddu – Yoda – E.T. que nos acompaña desde una mirada mansa, suave, amorosa, compasiva, una mirada que no juzga, que nos acompaña, que nos acepta tal como somos, normalitos y súper-raritas,

y que nos anima en este proceso bueno, bonito y verdadero, que es la vida,

observa, observa, observa el mundo a tu alrededor,

y en tu interior.

7 emociones es el punto de partida de un viaje en el que integramos un poco de teoría U, con los cuatro reinos, y la escucha y conversación que les son propias, para desarrollar el campo de la atención y de la observación,

y en el que aprovechamos para integrar también un poco de análisis transaccional, el mal trato que vive alrededor nuestro, y en nuestro interior, un mal trato que puede mudar a buen trato,

y en ese punto nos encontramos, promoviendo una 3ple observación, que toma forma en las 3 escuchas y la app escuchar es amar, con la ayuda de Jiddu, de Yoda, de E.T., y en un proceso de desarrollo consciente, por medio de el 3ple camino,

un camino en el que tú también nos puedes acompañar.

la teoría U promueve un proceso de transformación personal y social, que cuenta con 3 fases, la primera de las cuales ya la hemos comentado en las líneas anteriores, ahí va otra vez,

observa, observa, observa.

Las personas se conocen a sí mismas en la medida que conocen el mundo,

se conocen a sí mismas sólo dentro del mundo,

y conocen  el mundo sólo dentro de sí mismas.

Cualquier objeto, bien contemplado, abre un nuevo órgano de percepción en nosotras.

Johann Wolfgang von Goethe

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

el pensamiento mágico, la frustración y el fracaso

disfrutando como estamos de una colección de videos de Pilar Sordo, psicóloga chilena que ha realizado una serie de investigaciones y publicaciones en América latina referentes a la felicidad, la educación, las diferencias de género,

me acuesto charlando con Silvia del pensamiento mágico femenino, ese pensamiento que a veces nos lleva a la frustración y a la des-esperanza, porque el pensamiento mágico tiene mucho de eso, como la definición implica, de magia,

somos capaces de pensarlo, por lo que casi es cierto, y todo lo que no cubra la expectativa de nuestra imaginación, que por supuesto es capaz de hacer que la cosa sea perfecta, es un fiasco, un auténtico fiasco,

y es bastante normal que la realidad fracase ante esa imagen preciosa que nuestra imaginación ha diseñado, una imagen que no sé por qué asimilo al caballero combatiendo y venciendo al dragón, para salvar a la damisela en apuros,

sí, hasta Pilar Sordo lo cuenta, el pensamiento mágico es un pensamiento fundamentalmente femenino, más propio del ánima, o alma femenina, que del ánimus, o alma masculina,

que desarrollan mujeres y hombres, qué bueno cuando empezamos a entender que mujer no es lo mismo que femenino, y que hombre o varón no es lo mismo que masculino,

es por eso que puedo escucharle a Silvia, y reconocerme en sus palabras, está dándose cuenta de que la vida es perfecta en sus imperfecciones, y que está bien que no todo esté bien, qué bueno, que así es la vida,

y que podemos ser felices en una vida imperfecta, hoy nos pasa esto, mañana nos duele aquello, tal vez nos falta un poquito de esto y nos sobra un poco de aquella cosa que no vamos a contar en público, así es la vida,

y que podemos, a pesar de toda la imperfección que nuestro sueño no cumplido alberga, seguir disfrutando, y celebrando, y ofreciéndonos, y aportando, tú le puedes seguir a esta lista de verbos que habla de lo que nosotras,

desde nuestra conciencia en desarrollo, y desde nuestra voluntad, compromiso y responsabilidad personal, decidimos hacer, decidimos empezar, decidimos seguir haciendo,

y no puedo sino agradecer haberme topado con Pilar Sordo, esta divertidísima psicóloga chilena que abre en nuestra conversación y en nuestra vida una ventana para airear la frustración y el fracaso,

esos compañeros de viaje que a veces nos vienen a sacudir, de la mano de nuestro pensamiento mágico.

   así lo vimos…

escucho la reflexión de Silvia desde esta noticia que nos acaba llegar a la asociación historias que TRANSforman desde la fundación BBK, que nos cuenta que el proyecto 7 emociones (del mal trato al buen trato en el cole) no ha sido seleccionado,

una noticia que a veces recibimos como un jarro de agua fría, depende de las expectativas que hayas puesto en la balanza del sí se puede, que a veces se vence demasiado en el fiel, y llega a marcar seguro que lo conseguimos,

y que a veces nos lleva, cuando el pensamiento mágico descarga todo su peso, al pensamiento contrario, ya ves, nunca lo vamos a conseguir, y me pregunto cómo sería esta vida sin pensamiento mágico,

y un par de preguntas que pueden acompañar el proceso, del tipo,

  1. ¿es la única posibilidad de llevar a cabo esta iniciativa?
  2. ¿se puede reformular el proyecto en otro entorno, en otro territorio?
  3. ¿necesitamos realmente esta ayuda económica para ofrecerlo al público objetivo?
  4. ¿qué claves pueden faltar al proyecto para que sea de interés para la sociedad en su conjunto?
  5. ¿podemos empezar con una experiencia piloto, más pequeña, para posteriormente escalarlo?
  6. ¿realmente queremos hacerlo, independientemente del tiempo y de la financiación o apoyo de terceros?
  7. ¿ganamos o perdemos libertad con el impulso de terceros?

y donde inicialmente hay un no, que responde a nuestro pensamiento mágico, esa imagen del caballero que me salva del dragón, pobrecita de mí, damisela incapaz y compungida,

hay que ver cuánto mal han hecho las novelas de caballería y las películas de Disney en nuestra sociedad,  una sensación de frustración y de des-ánimo da paso a una actitud más abierta, así es la vida,

abrimos puertas nuevas, aireamos el castillo, sacudimos el sueño del dragón, que fundamentalmente habita en nuestra imaginación, eso sí que es pensamiento mágico, y afilamos nuestra varita mágica,

esa varita con la que dibujamos correos nuevos, nuevas presentaciones, nuevos posts, y rehacemos una lista de tareas pendientes, ahora que dejamos de esperar que nos digan, sí, yo también te quiero, para desarrollar el proyecto,

porque es verdad que nos habíamos quedado esperando, en el ejercicio de la margarita, ¿me querrá, no me querrá?, ¿me querrá, no me querrá?, dale que te pego, colgadas del pensamiento mágico.

el orgullo es una emoción en la que conviven las altas capacidades, la prepotencia, la vanidad, la altanería, la confianza en una misma, los resultados y las expectativas, no es extraño que ahí también encontremos la puerta de la frustración.

el azul clarito es el color que sirve para ilustrar en 7 emociones la emoción del orgullo, una de las emociones de las que no habla Pilar, que se centra en las cuatro fundamentales, la felicidad, el miedo, la tristeza y la rabia,

no puedo dejar de sentirme orgulloso de este modelo que pinta 3 adicionales, ésta que acabo de citar, la comprensión, la más oculta de las emociones, el azul índigo, y la energía indescifrable, al menos para nosotras, del amor,

7 emociones que proponen una evolución energética, siguiendo la energía del color, como el arco iris, ese puente que comunica mundos, del cielo a la tierra, como los chakras, de la tierra a nuestro mayor desempeño espiritual,

del infra al ultra, porque nuestra aspiración es llegar a la luz, un modelo del que le tengo que hablar a Pilar Sordo, qué bueno, ya tengo nuevo proyecto, ahora que he espantado uno de esos pensamientos mágicos que no te permiten avanzar.

este color, el azul clarito, el orgullo, que vibra con la fuerza del yo soy, es perfecto cuando se viste con el manto de la humildad, un manto que dice “no soy yo realmente, más bien es la cosa a través mío”,

tal vez por eso estoy orgulloso de 7 emociones, un texto tonto que compartimos, y que tal vez nos hace reflexionar, desde otra óptica, la de la emoción como continuo energético, energía que crece o decrece,

que nos permite entendernos, perdonarnos, lamer nuestras heridas y nuestros bajos desempeños, convivir con los resultados de nuestro pensamiento mágico y de nuestra intuición más genuina,

en este proceso tan bueno, bonito y verdadero que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.