en mi garaje no caben dos rolls, ni siquiera uno (buscando la felicidad de la otra forma)

rastreando las claves para la felicidad, me encuentro con la figura de Mo Gawdat, que ofrece una entrevista en la que nos va a hablar de su vida, de la insatisfacción y los problemas que da tener demasiado dinero,

de esa insatisfacción que crece y que te hace comprar en una noche 2 Rolls Royce por internet, con dos erres, como los pobres se comen un paquete entero de Donettes, con dos tes,

todo parece indicar que todo de cualquier cosa, ya sea de dinero o de falta de dinero, de tiempo libre o de tiempo comprimido, de sexo, de viajes paradisíacos y de rock & roll, todo de cualquier cosa no es la receta de la felicidad,

una receta que Mo parece haber encontrado, todo parece indicar que el cerebro procesa muchos más pensamientos negativos que positivos, y que las zonas que se encargan de estas tareas son más amplias,

una receta que nos quiere vender, de hecho así termina la entrevista, lee mi libro, el algoritmo de la felicidad, un consejo que no sé si voy a seguir, qué feo título, el algoritmo de la felicidad,

es curioso, este chico es un crack de la inteligencia artificial, trabaja en Google, y busca un algoritmo, cómo iba a buscar otra cosa, que desentrañe tamaña complejidad, como un martillo busca clavos que clavar,

y sigo leyendo, relajándome de la tensión que las fórmulas y el algoritmo me producen, todo parece indicar que Mo ha encontrado nuevas vías para la gestión de la presión y de los excesos que el mundo material acarrea,

acercándose a las filosofías orientales, el budismo o el sintoísmo, filosofías que parece que es capaz de aunar con la más pura mercadotecnia del mundo neoliberal, el de los donettes y los Rolls, ya sabes, si quieres, lee su libro,

a ver si la próxima noche en vela se relaja, y sólo se compra un Rolls.

   así lo vimos…

en la lectura que hago del artículo me acuerdo de la indagación apreciativa, una técnica o metodología que nos propone hacer grande el sí en nuestras vidas, e indagar en ese espacio tan bonito, bueno, necesario,

bucear en el sí, sería mi traducción, un sí que podemos ver crecer con un poco de entrenamiento, porque no hay habilidad que no se desarrolle con un poco de entrenamiento,

que nos aleje de nuestros hábitos de pensamiento, emocionales (eso que viene a llamarse temperamento) y de acción, y de esas dinámicas en los que la queja, la crítica, la ironía, y otras beldades similares, crecen en nuestro día a día.

de forma curiosa, en paralelo con esta oferta que nos hace Mo, compra mi libro, recibo una meditación de la fundación ananta, gratis total, que me ayuda a contactar con ese algoritmo a pedales, o ese cuadro a trazo, personal, que estoy construyendo,

te animo a que tú hagas el tuyo propio, para entender mejor el origen y los cauces de la felicidad, pero en primera persona, mi felicidad, tu felicidad.

“Es imposible que pase un día sin experimentar una inquietud, una contrariedad, un malestar. Pero desde el momento en que aparecen estas sensaciones, deteneos para examinarlas: ¿qué experimentáis exactamente? Tratad de recordad lo que habéis visto, oído, hecho, dicho, pensado justo antes… A veces, no tomamos inmediatamente consciencia de un cambio de estado interior; solo después de un buen rato, nos damos cuenta de un malestar, de una pesadez, de una oscuridad de la que nos sentimos incómodos.

Pero como esos malestares tienen necesariamente una causa, es importante descubrirla y de sacar una enseñanza para el porvenir. Y si no la encontráis, no permanezcáis ahí sin reaccionar. Concentraros y tratad de liberaros uniéndoos al mundo de la luz, que es nuestra única salvación. Imaginad que os sumergís en ese fluido purificador, vivificante… Pronto os sentiréis liberados, aliviados, y podréis proseguir pacíficamente vuestras actividades.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

y mi natural bobalicón no puede des-hacerse de ese extraño paralelismo entre el Rolls Royce y los Donettes, la doble erre y la doble te, tal vez tenemos que experimentar fundiéndonos una noche un par de paquetes de donettes,

y me acuerdo de esa extraña frase que veo en pinterest, y que recuerdo vagamente, es lo que tiene traducir de memoria con un mal inglés, no me acuerdo de la pregunta, pero la respuesta es siempre la misma, el chocolate.

observo con detalle la captura de imagen de este fabuloso Rolls, casi no cabe en el cuadradito, mucho menos en el monigote, y de repente me da por pensar que no va a caber tampoco en mi garaje, mucho menos si compro dos,

y mi preocupación crece hasta que me doy cuenta de que no tengo garaje, qué tontería, casi mejor me aplico con el chocolate.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos, no hace falta que te lo compres, desde este enlace.

 

Anuncios

pasos firmes en el vacío

el caballero, tras transitar el sendero de la verdad, pasando por los castillos del Silencio, del Conocimiento, de la Voluntad y de la Osadía, acaba de llegar a la cima de la verdad, acompañado de Rebeca y Ardilla,

qué bueno que no está solo, de hecho Sam también le acompaña, y va a encontrarse con con el mayor de los desafíos, al leer esta inscripción, cuando se haya al límite de sus fuerzas, casi más allá,

Aunque este Universo poseo, nada poseo, pues no puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido,

un mensaje que le va a hacer recapitular sobre las cosas conocidas de su vida,

  1. su identidad (quién creía que era y que no era),
  2. sus creencias (aquello que pensaba que era verdad y lo que consideraba falso),
  3. sus juicios (las cosas que tenía por buenas y aquellas que consideraba malas),

identidad, creencias y juicios, qué interesante, 3 elementos que va a tener que dejar ir, 3 elementos a los que se aferra y que va a tener que soltar, en un confiar que le lleva en caída libre al vacío,

hasta que es capaz de contemplar su vida con claridad, sin juzgar y sin excusarse, aceptando su responsabilidad total por su vida, por la influencia que otras personas habían tenido sobre ella, y por todos los acontecimientos que la conforman,

para pasar a reconocerse como la causa, no el efecto, de todos sus errores y desgracias, un momento que le libra del miedo, y le conecta con una extraña sensación de poder,

la fábula se está acabando, y la caída libre del caballero se frena totalmente, y empieza a flotar hacia arriba, todo parece que va a conquistar de nuevo la cima, con un gesto que no tiene nada que ver con el gesto inicial,

antes necesitaba aferrarse a la seguridad de todo eso que le conforma, que supuestamente son él, sus creencias, sus juicios, sus formas viejas de pensar, sentir y hacer, convertidas en falsa identidad.

   así lo vimos…

el caballero de la armadura oxidada es una fábula preciosa, escrita por Robert Fisher, un libro que recomendamos cuando empezamos nuestro viaje por las 7 emociones, un viaje, no podría ser de otra forma, que empieza en el miedo,

esa energía que nos mantiene clavados a la fuerza del yo no soy, y a todas nuestras incapacidades, que son unas cuantas, incapacidades que se tornan cosa pequeña en el encuentro de nuestra identidad verdadera, en la cima de la verdad.

releo estas líneas finales de esta fábula, y no puedo sino recordar ese punto en la teoría U, abajito del todo, en el que tenemos que soltar lo viejo, lo que no nos sirve, tal vez muchas de las mentiras que hemos construido para sobrevivir,

dejar ir,

en ese punto de discontinuidad del trazo, un trazo que parecía firme y que desaparece, la incertidumbre se ha hecho presente en el camino, ¿qué hay más allá del punto?,  ¿qué hay más allá del más acá?,

y un paso firme en el vacío es necesario para que lo nuevo pueda ser una realidad en nuestras vidas, y a nuestro alrededor.

dejar ir – dejar venir,

o el viaje del miedo al orgullo humilde, el orgullo sano,

el viaje necesario del ego al eco,

porque la calidad de los resultados de nuestras organizaciones depende del nivel de conciencia, de energía, y la intención de las personas que las operan.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

precio, valor e inflacción en la carne de portero

los veranos son siempre temporadas para disfrutar del pescadito frito, mientras revisamos cómo aumenta el precio de la carne, al menos la de portero, tiempos de inflacción en los que se confunden los conceptos de valor y precio,

porque resulta extraño observar cómo Courtois va a acercarse a Madrid por 35 millones de €uros, tras declararse en rebeldía en el Chelsea, no acudiendo al primer día de entrenamiento, qué barata es la rebeldía en el fútbol,

o qué cara, depende quién la pague,

la misma portería a la que se acerca Kepa Arrizabalaga, portero formado en las categorías inferiores del Athletic de Bilbao, y que pudo recalar por 20 millones esta misma primaera en las filas del Real Madrid,

y al que vetó Zinedine Zidane, no necesito más porteros, su hijo estaba en la plantilla de porteros del equipo, qué curioso caso de independencia,

y va a ocupar, tras cambiar la claúsula de rescisión, de 20 a 80 millones, la portería del Chelsea, una portería escaparate que le va a permitir ingresar en la lista de los mejores porteros del mundo, una lista en la que ya están Oblak y Courtois,

una lista de la que se está borrando De Gea, en este verano en el que se ha decantado por la moda femenina, y las transparencias,

y en eso ando, revisando cómo el mejor portero del mundo, guante de oro del mundial con Bélgica, Courtois, vale 35, mientras que un meritorio, suplente del portero transparente en el mundial, vale 80, cuando en primavera no pagaban por él 20,

curiosos casos de deflacción y de inflacción, de falta de correspondencia entre valor y precio, que nos hace difícil entender a cuánto está, imagínate que vas a una charcutería, la carne de portero,

mira que sería difícil la compra, ¿usted cuála quiere, carne de meritorio, de transparente, de guante de oro?, una difícil decisión, mire, mejor me pone kilo y medio de carne de portero de discoteca, que tiene menos variantes e inflacción.

   así lo vimos…

y me guardo esta entrada, que tal vez reviso dentro de un año o 3, mucho me temo que el precio de la carne de futbolista está en evolución, lo que hace 2 años valía 130 y era mucho ahora vale 220 y es poco, en ambos casos una aberración,

que habla de este extraño mundo, en el que hemos decidido vivir, un extraño star system en el que los niños quieren ser futbolistas y las niñas modelos, para ingresar en la creme de la creme de esta sociedad.

y sigo en este proceso de observación que ofrece resultados contradictorios, el Athletic, desde la llegada de Urrutia a la presidencia, ha ido elevendo las claúsulas de rescisión de sus jugadores, firme en su decisión de no vender,

y ahí van saliendo, con precios cada vez más altos, Javi Martínez, Ander Herrera, Kepa Arrizabalaga, qué interesante es esto de ser club cantera no vendedor, vamos a ver cuánto nos pagan por Iñaki Williams, cuando aprenda el oficio del gol.

y se cuela en mi imaginación y en mis recuerdos el turrón 1880, y esa campaña que lo posiciona como el más caro del mundo, y no puedo sino desearle a Kepa, el portero más caro del mundo, lo mejor. 7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional gratis, en este mundo en el que todo se compra y se vende, ahora los modernos lo llaman creative commons, bienes comunes, inspirado en la teoría del color de Goethe y en la teoría U de Otto Scharmer, una aproximación para una sociedad nueva y un nuevo modelo de desarrollo y liderazgo que compartimos desde este enlace.

malas noticias, buenas noticias

un sobre relleno de azúcar, ese veneno blanco y refinado que nos acosa aquí y allá, nos regala una frase este verano, es lo bueno de salir a tomar un té o un café por ahí, en este caso en Carboneras, cerca del parque natural de cabo de Gata,

 la mala noticia es que el tiempo vuela, la buena es que tú eres el piloto,

y tomo conciencia de ese tiempo lento del verano y de la inacción, y de esa otra velocidad del tiempo, metido en jarana y proyectos varios, un tiempo y otro en el que la persona que pilota, hasta cierto punto, sigues siendo tú.

   así lo vimos…

la imagen, que apenas se ve, ofrece un chico, quizás una niña, con gafas y casco de otra época, al menos ésa es la impresión que me da, y contacto con una extraña película de aventuras, y un viaje en globo,

y esa entrada en la que hacemos unos pocos cortos de la película Up, en la que nos imaginamos cómo sería mi diario de aventuras, o el álbum de los momentos maravillosos de mi vida,  con

  • una cruz en el corazón,
  • sueños vienen, sueños van,
  • y ahora yo qué hago,
  • lo que he hecho,
  • nuevo diario de aventuras,

y re-contacto con lo que he hecho, mis diarios viejos de aventuras, que se juntan con el diario nuevo y con parte de lo que me queda por hacer, con los flecos de mi tiempo al viento … otra vez.

mientras recontacto conmigo misma, y esa energía interior que nos prende desde dentro, llámale ágape, llámale entusiasmo, me quedo con esta frase azucarada, ya lo sabes, ya lo sé, malas noticias, buenas noticias, el tiempo vuela, y el piloto eres tú.y observo los libros sobre mi mesa, la organización en desarrollo, de Bernard Lievegoed, el espíritu transformador, de Moggi y Burkhard, el peregrino, de Paulo Coelho, 3 libros para recontactar de dentro hacia afuera, azucarillo viene, azucarillo va.e intuyo un tiempo por venir, tal vez entrando en setiembre, buen momento para esas dos preguntas tan TRANSformadoras, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, que se encuentran en el punto inferior, sin continuidad aparente, tan cerca del abismo,

del recorrido de la U.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace. 

el amor que lo devora todo (y las otras formas del amor)

3 formas de amor son la base de esta conversación que tengo en una etapa del camino del norte con Dainius, hace 3 meses, en la que compartimos unas frases de el Peregrino, de Paulo Coelho, sí, vamos a hablar de eros, philos y ágape,

y la correlación con el triple camino, esas 3 formas de estar en el mundo que surgen de la didáctica de las 7 emociones, si quieres te copio unas frases que encuentro en internet, para poner en contexto o compartir estos 3 tipos de amor

En 1986, en la ciudad de Logroño, nos encontrábamos celebrando una boda cuando mi guía, Petrus, empezó a hablar de las tres palabras que utilizan los griegos para referirse al amor: Eros, Philos y Agape. Según él, esto ya lo había dicho Martin Luther King, pero valía la pena recordar que el sentimiento más importante del ser humano se puede dividir. Empezó por explicar qué es Eros, la atracción sana y necesaria que un ser humano siente por otro. A continuación, señalando a una pareja de ancianos, dijo:

-Mira a esos dos. No se dejarán contagiar por la hipocresía, como tantos otros. Por su aspecto, deben de ser una pareja de labradores. El hambre y la necesidad los han obligado a superar juntos muchas dificultades. Descubrieron la fuerza del amor a través del trabajo, que es donde Eros muestra su rostro más bello, también conocido como Philos.

-¿Y qué es Philos?

-¿Y Agape?

-Agape es el amor total, el amor que devora a quien lo experimenta. Quien conoce y vivencia a Agape se da cuenta de que, en este mundo, nada sino amar tiene importancia. Este fue el amor que sintió Jesús por la humanidad, y fue tan grande que sacudió las estrellas y cambió el curso de la historia del hombre.

A lo largo de los milenios de la historia de la civilización -continuó-, muchas personas se sintieron invadidas por este amor que devora. Tenían tanto que dar (y el mundo les exigía tan poco) que tuvieron que buscar los desiertos y los lugares más apartados, porque el amor era tan grande que las transfiguraba. Se convirtieron en los santos ermitaños que hoy conocemos.

Para mí y para ti, que experimentamos otra forma de Agape, esta vida puede parecer dura, terrible -dijo-. Sin embargo, el amor que devora hace que todo lo demás pierda importancia: estas personas sólo viven para ser consumidas por su amor.

Hizo una pausa.

-Agape es el amor que devora -repitió, como si ésta fuese la frase que mejor definiese aquella extraña forma de amor-. Luther King dijo en una ocasión que, cuando Cristo hablaba de amar a los enemigos, se refería a Agape. Porque, según él, era “imposible querer a nuestros enemigos, a aquellos que nos hacen mal, y que intentan hacer aún más miserable nuestro sufrido día a día.”

Pero Agape es mucho más que querer -aseveró-. Es un sentimiento que invade todo, que se cuela por todas las rendijas, y que hace que todo intento de agresión se convierta en polvo.

Existen dos formas de Agape. Una es el aislamiento, la vida dedicada a la contemplación. La otra es lo contrario: el contacto con los seres humanos, y el entusiasmo, el sentido sagrado del trabajo. Entusiasmo significa trance, arrebato, vínculo con Dios. Entusiasmo es Agape dirigido a alguna idea, a alguna cosa.

Cuando amamos y creemos en algo desde el fondo de nuestra alma, nos sentimos más fuertes que el mundo y nos invade una serenidad que viene de la certeza de que nada podrá vencer nuestra fe. Esta fuerza extraña -dijo- hace que tomemos las decisiones correctas, en el momento preciso, y nos sorprendamos de nuestra propia capacidad cuando alcanzamos nuestro objetivo.

El entusiasmo se manifiesta con todo su poder en los primeros años de nuestra vida. Todavía tenemos un fuerte lazo con la divinidad, y nos lanzamos con tanto arrebato a nuestros juegos que las muñecas cobran vida y los soldaditos de plomo se ponen a desfilar. Cuando Jesús dijo que de los niños era el Reino de los Cielos, se refería a Agape en forma de entusiasmo. Los niños llegaron a El sin preocuparse por sus milagros o su sabiduría. Fueron a El alegres, movidos por el entusiasmo.

Que en ningún momento, en lo que queda de este año, durante el resto de tu vida, pierdas el entusiasmo: es una fuerza mayor, dirigida hacia la victoria final -concluyó-. No podemos dejar que se nos escape sólo porque, mes tras mes, tengamos que hacer frente a pequeñas y necesarias derrotas.

Busco y encuentro un texto parecido en el Peregrino, en los capítulos de el casamiento y el entusiasmo, si tienes la oportunidad yo leería el texto completo en el libro, y busco esa correlación de la que hablo con Dainius,

esa correlación con el 3ple camino, el camino de nuestro ser adulto, de nuestra madre protectora, y de nuestro niño natural, ese ser adorable que se mueve desde la desinhibición y el entusiasmo, no sé por qué creo que la tengo.

   así lo vimos…

si tuviese que realizar una correlación entre Eros, Philos y Ágape, a riesgo de equivocarme, relacionaría siempre a Eros, y el amor erótico, con el amor del ser adulto, ese amor consciente que puede engendrar nueva vida,

a Philos con el amor de la madre protectora, el amor incondicional que une a nuestra madre con su hijo, a nuestro padre con su hija, a cualquier persona con sus padres y familia, con sus amigos, a las personas en hermandades, a los grupos en comunidad, ,

y a Ágape con nuestro niño natural, tan desbordante, tan desbocado, tan abarcante, movido por su curiosidad, por su ilusión, por su entusiasmo, entregado absolutamente al juego, al desarrollo del proyecto, a aquello que está por venir,

con su participación necesaria, claro que sí.

y leo un ejercicio que propone Paulo, para recontactar con el entusiasmo, el ritual del globo azul, tal vez un día lo copio, qué interesante, recontactar con el entusiasmo, tan importante para vivir la vida en mayúsculas, una vida en plenitud.

el amor es una de las emociones que integra 7 emociones, la emoción central, una emoción que viene normalmente representada por el verde, el puente entre los colores cálidos y los fríos, pero que en algún caso también se representa por el rosa,

una emoción que no pretendemos explicar, con la que te dejamos hoy, ojalá encuentres esa conexión, tan necesaria, con tu mejor intención, y con el entusiasmo necesario para moverla en el mundo, claro que sí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

introducción a la comunicación pistolero

en el ejercicio de identificar modos de comunicación disfuncionales en nuestras vidas, y siguiendo con la comunicación medio limón, esa comunicación en la cual sólo una de las dos versiones está presente, medio mineral, medio vegetal,

avanzamos un paso, y nos encontramos con la comunicación pistolero, esa comunicación en la que las dos partes están presentes, pero van a comunicar como comunican los vaqueros en ok corral, a pistolazo limpio,

tú me disparas tu verdad, y yo te limpio a balazos con la mía, una comunicación en la que el ser humano, definitivamente, no está presente, nos estamos comunicando como animales, pero de mala manera,

todavía no hemos llegado a ese nivel puramente animal, el de la empatía, en el que somos conscientes de la emoción subyacente en la persona a nuestro lado, y en la que elaboramos a partir de lo que nos regala,

¿qué emoción suscita en mí?, ¿qué le devuelvo de mi mundo emocional movido?,

por lo que debemos estar en un territorio intermedio entre el ser vegetal y el ser animal, en una comunicación rápida, como las balas, sí, pero cuyo objeto es que la verdad del otro no me toque, mejor si la esquivo, porque me va a hacer sangrar,

y en la que aprovecho la mínima oportunidad para disparar, no es extraño que esa comunicación esté relacionada con la ira, y en sus dos versiones, la buena o la mala, la comunicación pistolero sea la de la ira mala, no hay duda,

mejor si esquivas las balas, o te van a matar.

   así lo vimos…

y busco una banda sonora o una canción que acompañe a esta curiosa forma de comunicar, tan propia de la adolescencia, es normal, hay tanta rabia contenida que el malestar tiene que salir de alguna forma,

y a veces las cosas salen como salen, con tanta presión que son difíciles de parar.

busco mentalmente un animal que se comporte así en la naturaleza, que entable luchas mortales, que lance dardos envenenados, tal vez estoy perezoso, pero no encuentro la imagen, tal vez lo más parecido que encuentro sea la berrea,

machos cabríos matándose a testarazos, quién sabe, pero la berrea se me hace más parecida a los debates, no me enacaja al 100%, tal vez me lo tengo que pensar otro rato más, ¿verdad?

si te interesa el tema de la comunicación, puedes echar un vistazo a los 4 reinos, un enfoque que nos ayuda a aproximarnos a 4 tipos de atención, de escucha, de  conversación, tan diferentes,

según nos movamos entre seres piedra, seres vegetales, seres animales o seres humanos, 4 tipos de seres que moran, todos juntos y arrepiñados, vaya que sí, en nuestro interior.

el azul claro encarna la emoción del orgullo, un orgullo que cuando es sano es un orgullo humilde, respetuoso con el alter, y que cuando es insano se traduce en prepotencia, soberbia, un poco en la actitud del pistolero,

quién sabe por qué me viene la actitud del gallo en el mundo animal, mira que tal vez sea ésta la imagen más parecida al pistolero en nuestro cercano mundo animal, no sé por qué pero creo que va a ser que sí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

¿te animas con un mapa de sensibilidad?

tras esta conversación mañanera con Silvia conecto con una extraña sensación, es una elusiva sensación del yo soy, esa sensación que nace de dentro, y que te dice que no necesitas aprobación de nadie en el exterior,

de tus padres ni de tus hermanas, de tu pareja ni de tus hijos, de tus compañeros de trabajo ni de tus amigas, como tampoco vamos a encontrar el yo soy en el reconocimiento que el dinero o la posición social traen,

hay algo que surge del interior, está o no está, y en ese fugaz momento lo siento,

y conecto esa sensación de poder con una anécdota de juventud, una historia en la que en un grupo de convivencias hacemos un ejercicio, qué características aprecias más de las personas de tu grupo,

y va a resultar que el grupo me identifica como una persona sensible, un adjetivo con el que no sé si me identifico en primera instancia, pero que supongo tiene alguna relación con la realidad,

y aquí estoy, un pilón de años más tarde, en este rato tras esta conversación con Silvia, en la que tengo un ajá fundamental, para bien o para mal no voy a fomentar la comunicación medio limón en mi vida,

de la misma forma que no voy a fomentar la mentira y la manipulación, ni en desarrollo de entornos tóxicos, ojalá sea capaz de librarme de esas relaciones tóxicas para mí, eso es cuidarse,

eso es sensibilidad aplicada a la vida,

y ojalá sepa aceptar cuándo yo soy tóxico para esas personas a las que quiero, tal vez esta parte es más difícil de aceptar, para no seguir acercándome, y buscando la relación con esas personas a las que mi forma de ver la vida les hace mal,

esto también es sensibilidad aplicada al cotidiano vivir,

y pienso qué interesante es hacer un mapa de sensibilidad con las personas y relaciones que florecen, y a veces se marchitan, esa es la naturaleza de las cosas, las relaciones incluidas, a nuestro alrededor.

   así lo vimos…

recuerdo haber escrito algo de un test para identificar personas con alta sensibilidad en este blog, y busco la entrada, que encuentro, bajo este extraño título, y en un momento de la vida tenemos la fuerza, la entereza y el coraje para decir “no hay mus”,

un test que tal vez te puede ayudar, ¿eres una persona altamente sensible?

leo por encima la entrada del clan de toros para darme cuenta hasta qué punto hay historias que están grabadas en nuestra vida, y hacemos por eludirlas un rato, pero vuelven, como vuelve todos los años el verano, o la navidad.

en el mapa de sensibilidad es harto interesante ubicar a nuestros padres (y otras personas que pueblan la categoría de mis mayores), a nuestros iguales (pareja y hermanos), y a los siguientes, empezando por nuestros hijos,

una lista que puede crecer si queremos llevar el mapa a nuestro entorno laboral y social, para configurar ese mapa de las personas con las que queremos jugar, cómo y cuándo, con qué frecuencia, al mus,

un mapa que también nos va a ayudar con las partidas que nos vamos a ahorrar, en un ejercicio de buen trato, yo me bien trato, y te bien trato a ti.

 7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

introducción a la comunicación medio limón

estamos educados en el concepto de la media naranja, esa falacia por la que somos partes incompletas de un todo, y necesitamos encontrar la otra media naranja que nos complete, qué tontería,

en vez de vernos como un paraguayo completo, un plátano completo, una sandía completa, que juntándose con otros elementos puede crear un resultado maravilloso, quién sabe si un jugo de frutas,

por lo que no nos debería extrañar esta denominación, la comunicación medio limón, que, como su propio nombre indica, es tan pobre que no llega ni a 1 limón, con lo cual podemos empezar entendiendo que la mitad de la verdad se ha omitido.

este tipo de comunicación es el resultado de entornos disfuncionales, y por lo general altamente agresivos, en los que se ha sufrido algún tipo de violencia o mal trato, una situación en la que ha existido, por lo menos, un perseguidor y una víctima,

una persona que agrede y otra que recibe la agresión,

y, es curioso, a veces hacen falta años para que la víctima, muy tocada, recabe toda la fuerza que le ha faltado en el pasado para poder encarar al agresor, y buscar una restitución, al menos parcial, en forma de conversación, de lo pasado,

una restitución a la que el agresor se va a negar, de forma más o menos velada, de forma más bien sistemática, es consciente de lo que ha hecho, y con el paso del tiempo ha pintado un paisaje mucho más favorable,

al menos para sus intereses, con la ayuda de un grupo de personas, de su cuerda, sus compinches, si no sus cómplices, porque el maltrato es una circunstancia que necesita de apoyos, ya sea en casa, en el cole, o en la plaza pública,

hasta el punto de crear una realidad virtual que nada tiene que ver con la historia de lo que sucedió, es natural que el perseguidor no quiera ni oír hablar del pasado, en ese cuadro no se va a ver favorecido.

   así lo vimos…

la comunicación medio limón es un modo de no comunicación brutal, y aunque su destino es el mundo vegetal, cuando se exprese, y de naturaleza ácida, como la fruta que lo simboliza,

está más cerca del mundo inanimado del ser piedra, porque no hay conversación si una de las dos partes no quieren conversar, dos no bailan si uno no quiere, y tampoco discuten,

lo cual no significa que no esté pendiente esa conversación.

la comunicación medio limón aplica en todos los procesos de restitución de la memoria histórica, hoy es el caso en España, con objeto de la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos,

ocurre en los entornos laborales, en los que muchas veces, más de las necesarias, negamos el conflicto, pero también es el caso en muchos entornos familiares, en los que uno de los miembros ha sufrido el maltrato de sus padres,

abusos sexuales del padre a la niña, educación castrense de un hijo sensible, competencia de la madre con su hija (madres enamoradas del varón que educan a sus hijas), padres enamorados con ausencia de relación con los hijos,

hay muchas modalidades de maltrato en el seno familiar, un maltrato que pasados los años busca una restitución, un proceso al cual el perseguidor, con el apoyo de sus cómplices y sus compinches, no es especialmente proclive,

de una forma u otra sabe que van a salir desfigurados.

dedico este post a todos los niños que han sufrido maltrato en casa de sus padres, pobres víctimas indefensas, empezando por Miguel, María Pilar, Silvia, Susana, Gorka, Maitane, conozco más, la lista es larga,

personas que desarrollan un mundo consciente, desde la sensibilidad y el buen trato a los siguientes, personas que no logran dar el paso, y se integran en la horda de bárbaros, maltratadores, que perpetúan esta lacra para la sociedad.

y quién sabe por qué esta entrada, el medio limón, un limón, medio limón, me ayuda a evocar la imagen del árbol del que este fruto tan ácido viene, si existen limones es porque en algún sitio existe el limonero, y busco en youtube el link

si quieres conocer un poco más de la comunicación propia de los cuatro reinos (del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal y del ser humano), con la piedra, el tomate, el pepino, el caracol, y tal y tal, todos ellos viven en realidad en nosotras,

no tienes más que hacer clic en este enlace.

estoy a punto de soltar esta entrada cuando Fernando me regala una imagen, “la ropa sucia se lava en casa”, que se convierte en pregunta, ¿qué pasa cuando no queremos lavar la ropa sucia?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, por medio del cual indagamos en el buen trato, en la comunicación, y en la resolución de conflictos,

un texto que compartimos en este enlace.

y tumbamos el tiempo en medio de la conversación

iniciamos una conversación con unas reglas extrañas, y unos elementos que pretenden que esas reglas sean visuales para todas las personas que participamos de la conversación, y que lo implícito sea explícito, con la ayuda de,

  1. un reloj de arena, que marca cuánto dan de sí 3 minutos,
  2. unos macarrones verdes, que marcan el número máximo de participaciones por persona, y que limitamos al número de 3,
  3. unos macarrones rojos, que marcan las posibilidades que cada persona tiene de advertir a otra de las personas participantes que no está siendo fiel a las reglas pactadas, cada una tenemos 2 macarrones,
  4. y un quesito de colores  que nos sirve para identificar quién es la persona que tiene la palabra,

y establecemos las reglas de la conversación, la propuesta es que nuestras intervenciones surjan de nuestro corazón, no de nuestra cabeza, por lo que vamos a empezar por una ronda de intervenciones individuales,

somos 7 personas, por lo que pueden existir 7 aportaciones relacionadas con el tema, antes de esa segunda ronda, ya libre, que nos va a permitir relacionar lo que yo traigo, mi historia, en relación con el tema, y con lo que otras personas aportan,

y cómo esas aportaciones mueven mi mundo emocional, y cómo soy capaz de calentar y devolver ese movimiento, si toca, en el curso de una conversación en la que no estoy sola, otras personas también pueden estar interesadas en participar,

en este ejercicio que pretende, mediante esta dinámica, generar una conversación que nos permita pasar de nuestro mundo emocional, tan rico y potente, hacia una conversación generativa, con un nivel de energía superior,

en la que nuevas realidades aparecen, no estaban ahí cuando llegamos, y tal vez nos acompañan cuando cerremos la puerta, una vez hayamos consumido los macarrones, y nuestros turnos de intervención.

   así lo vimos…

comentarios al viento, sobre cómo transcurre la conversación

El proceso, tan sencillo, en el que tomo la palabra, cogiendo el queso, aportando mi macarrón verde al centro y volteando el reloj de arena, resulta relativamente ortopédico, no diría que es imposible pero nos cuesta.

No hemos terminado la primera ronda de aportaciones de inicio, e Idoia, que ya ha intervenido, tiene la necesidad de volver a hablar, y hacemos un stop, quizás demasiado largo para explicar por qué no deberíamos intervenir ahora por segunda vez.

Una vez cerramos esta intervención, el nivel de la energía ha bajado un poco, y Gaizka y Maite, las dos personas a las que les falta intervenir, se resisten, no han entendido, tal vez no lo he explicado bien, que la primera ronda, de aportaciones libres, es obligatoria, antes de realizar las intervenciones cruzadas, en las que empezamos a elaborar cómo me mueve lo que ésta o aquella persona ha compartido en el grupo.

Una vez cerrada la primera vuelta, observamos cómo hemos hecho tres excepciones a las reglas, un turno ha durado más de 6 minutos, hemos volteado dos veces el reloj de arena, y Maite, que tiene la palabra, no toma conciencia del tema.

En otro caso, Elena ha utilizado el macarrón rojo explicitando la regla contravenida, cuando lo que trata el macarrón rojo es de aportar ese punto de conciencia sin introducirnos en el juicio o crítica hacia la otra persona, sin mediar palabra,

todo parece indicar que cuando explicitamos lo negativo, o esa llamada de atención relativa a las reglas, nuestro objetivo es elaborar desde las emociones, no desde la cabeza, y acompañamos esta llamada de atención con palabras, la energía baja.

En uno de los stops que hacemos para comentar este aspecto, Elena se molesta conmigo, parece no aceptar que esa llamada de atención tenga un juicio por su parte, y mi observación está fuera de lugar.

Yo, después de decirle a Elena que no deberíamos explicitar el por qué del macarrón rojo, he hecho lo mismo con Maite, porca miseria, acabo de contravenir la regla que acabo de explicar.

En un momento del camino, una de nosotras tumba el tiempo, ¿es Iban?, y surge una conversación más natural, en un formato en el que nos sentimos más libres, pero con el tiempo tumbado dejamos de mover también los macarrones,

y se reproducen viejos defectos de nuestras conversaciones, personas más activas con turnos recurrentes de palabra, más largos, y a veces más des-conectados de la emoción que provoca lo que la otra persona me trae, y qué se mueve en mí,

volvemos a hablar desde la cabeza, al menos ésa es mi impresión, desde lo que yo soy y lo que traigo puesto, y personas con turnos cortos o que prácticamente des-aparecen de la conversación.

en la valoración final de la dinámica hay un poquito de todo, pero creo que no hablamos de la extraña sensación de alivio que nos produce haber tumbado el tiempo, ni por qué hemos dejado de contar nuestras intervenciones con los macarrones,

pero es curioso que Iban señale que no entendía del todo el objeto del macarrón rojo, el de la advertencia, tal vez llamarlo juicio es exagerado, el que ha tensado en un punto del camino la comunicación,

y que él se habría puesto a sí mismo un macarrón rojo, qué bueno que el observador ha aparecido, se ha hecho presente en la conversación, que ahora entiende los macarrones rojos, y los volvería a utilizar.

y me quedo con ganas de repetir el ejercicio para ver cómo se mueve esta dinámica, con las mismas personas, con otro tema de base, con pequeñas modificaciones, para poder evaluar cómo la práctica ayuda al maestro,

llevamos años de debates, de interrupciones, de monólogos compartidos, jugando al  yo-yo-yo, de comunicación mental, tal vez nos podemos regalar una segunda y una tercera oportunidad.

y recontacto con los 4 reinos, y con ese ejercicio que queremos potenciar, del mundo animal, del nivel emocional, el tercer nivel, al mundo del ser humano, con las características que nos hacen tan diferentes, y nos permiten este tipo de comunicación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

besar el alma

recibo este poema, besar el alma, cuya autoría no es evidente, tal vez su autor es desconocido, aunque en algún caso se atribuye a Mario Benedetti, y conecto con esa ternura tan necesaria para empezar la semana,

ojalá te haga bien.

El alma no crece en los árboles, sin embargo se nutre de nuestro entorno, como el cuerpo de la comida

El alma necesita ser alimentada con visiones hermosas, palabras que llenen o por quien sabe llenarlas de besos.

Besar el alma es saber tener paciencia, comprensión, simplemente aceptar a las personas como son.

Besar el álma es abrazarte cuando hay soledad, cuando se esta triste, sin decir nada, solo sostenerse con ese abrazo de apoyo.

Besar el alma es sentarse juntos cuando no hay necesidad de hablar, cuando solo hace falta el silencio, cuando sobran las preguntas.

Besar el alma es sentir otras manos que dan apoyo fortaleciendo esa esperanza de vida y de compañía.

Besar el álma es decir te quiero con la mirada

Besar el alma es fácil y es gratuito, solo falta que decidamos bajar del pedestal del orgullo que muchas veces nos rodea y nos consume.

BESAR EL ALMA

¿Cuántos de nosotros necesitamos de ese beso en el alma que nunca llega y que se llama ternura?

Pero mientras llega ese beso, ¡besa tú el alma de los demás y pon el corazón en tu mirada!

   así lo vimos…

y pienso en dos personas de las que me gustaría estar más cerca, ojalá sea capaz de acercarme siquiera un poco, si no puede ser hoy de otra forma, con el corazón de mi mirada.

el color verde, que enmarca el dibujo de hoy, esa mariquita roja con un corazón en el lomo, sobre un fondo violeta, representa el amor, esa emoción que se escapa a nuestra comprensión, y a cualquier explicación que la enmarque,

salvo esa forma de mirar y contactar con las otras personas, y con nosotras mismas, desde nuestra mejor intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.