en este año sin subidón, una nueva sensación surge en medio del invierno, y me doy cuenta de que florezco con la emoción de lo nuevo

Es el segundo año sin pasar navidades en casa de mi madre, lo que empezó siendo un experimento el año pasado ahora es otra cosa, y si se perpetúa un año más, hay que vigilar ese dicho que dice que “no hay dos sin tres,” ya hemos creado una nueva tradición, y empiezo a observar cómo es un año sin subidón, mejor si me explico.

En mi año observo unos ciclos de comportamiento que se repiten más o menos de forma sistemática. Asocio el 31 de Octubre con una fase de expansión, en el que siento que puedo con todo, tengo ilusión, proyectos, energía e intención. Emprendo cosas que voy a perseguir, comunicar, que voy a promover y desarrollar. Y si avanzo un poco más allá en el año, empiezo a flojear por mi cumpleaños, medio año después, a finales de Abril, casi Mayo, con una situación que nos lleva hasta el verano, mala época para hacer consultoría en este país que se para casi dos meses, el de agosto, la quincena que le precede y la que le sigue.

Como no he aprendido a hacer magia con mi tiempo en verano, ni con el dinero, que fluye con cuentagotas, y se escapa con ligereza cuando haces un viaje y pasas unas noches fuera en ese ejercicio que se denomina veranear, aprovecho el tiempo libre del verano para hacer empalmes nuevos a la pajita, quién sabe si resista el año que viene un par de empalmes más.

Tomando conciencia de la estacionalidad de mis emociones me doy cuenta de que por algún motivo Abril es un mes crítico para mí. En este mes muere mi padre, muere mi abuelo materno, María me comunica que se quiere divorciar, seguramente hay más información que puedo asociar con la pérdida en esta época que nos lleva al verano, si miro más allá en el tiempo, el matrimonio de mis padres se empieza a deshacer en un verano en Benidorm, en el que mi padre no nos acompaña.

Tomando conciencia del bajón y del subidón en mi vida, y de la historia de vida que estoy repitiendo, qué parecida es mi vida a la de mi padre, a él también le divorciaron, él también perdió el contacto con sus hijos, él también se vio en una situación económica catatónica, de la que no pudo salir, con mi inestimable ayuda, y la de mi madre, su ex, realizo una terapia de biodescodificación que me conecta con mi linaje por parte de padre.

Aunque no soy partidario de una relación de ayuda estable en el tiempo, llámale terapia, quién sabe por qué me queda la impresión de que cedemos nuestro poder personal, y lo ponemos en manos del terapeuta, sí soy partidario de realizar actividades puntuales con personas que están especializadas en formas diferentes de ver la vida, y el ser humano en desarrollo y en relación.

En mi vida he realizado varias terapias raras, de ésas que se escapan del proceso terapéutico convencional, ya sea con constelaciones familiares, con numerología, imanes, con el árbol genealógico, nuestro sanador interior o bio-descodificación. Tengo que decir que todas ellas me han aportado una luz para entender la historia de mi vida, tan conectada con mis ancestros, con mi madre y mi padre, con mi abuelo paterno, con su padre. Quién sabe por qué llego a la conclusión de que vengo de una estirpe de niños maltratados, que empieza con Expósito, un niño de la inclusa, niños no vistos, niños maltratados, sí, que ofrecen a la siguiente generación parte de lo que han y no han recibido.

Y metido en esa línea, entiendo mejor el mal trato que no voy a aceptarle a mi hermana, ni a mi madre. Tal vez tampoco a mi ex, en una relación que va tomando forma en cómo mis hijos se relacionan conmigo, qué importante es la madre en la crianza de los hijos.

Un nuevo proyecto se está gestando. Tiene todo que ver con la energía de la que vengo. Del campo de la atención, en progreso, y del mal trato, hacia el buen trato, con las emociones en un ejercicio de desarrollo de nuestra responsabilidad personal.

Y experimento esta sensación conocida, es la emoción de lo nuevo, que pasa a acompañarme en este año en el que no he experimentado, al menos como en años anteriores, allá por finales de octubre, la energía del subidón.

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 24, en este año sin subidón, una nueva sensación surge en medio del invierno, y me doy cuenta de que florezco con la emoción de lo nuevo.

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, cono la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal, del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

¿es un bromista el mejor tenista de la pista?

quién sabe por qué siento una personal admiración por este jugador de tenis, que crece a la sombra alargada de dos de los grandes monstruos de la historia del tenis, Roger Federer, al que muchos le consideran el mejor de la historia,

y Rafa Nadal, al que casi todo el mundo le considera el mejor jugador de este deporte sobre tierra batida, como Nole reconoce abiertamente en esta entrevista este año, antes de iniciar su participación en el torneo Conde Godó,

distanciándose progresivamente del segundo, Guillermo Vilas,

y observo cómo estos 3 grandes tenistas han aprendido en los últimos años a conciliar su vida profesional con la vida familiar, por diferentes motivos, ya sea por la paternidad, ya sea por las lesiones o las decisiones personales, y ahí leemos, por ejemplo,

en una página que nos invita a conocer a la pareja de Novak Djokovic, unas frases que recojo,

  • “No estoy todavía dónde espero llegar en el futuro. Ahora trato de construirme día a día. Hay mucha luz en mi vida actual, gracias a mi familia. El tenis lo ha sido todo en mi vida, pero ahora intento mantener un cierto equilibrio entre el tenis y la vida personal”.
  • “El mayor reto que he vivido han sido mis dolencias físicas. Y de allí he aprendido las más grandes lecciones de superación y aprendizaje de la escuela de la vida.
  • El objetivo es regresar al número uno. Y creo que lo puedo conseguir… si sé disfrutar del camino y trabajar con confianza”.

Y sigo juntando enlaces, en este rato sin viento, qué agradable es internet cuando no se atisban tormentas en el horizonte, buen rato para navegar, en esta entrevista curiosa, en la que un periodista se hace una pregunta extraña,

¿y si Djokovic es el  mejor?,

en el que observamos un curioso dato,

Djokovic ha logrado voltear las estadísticas particulares en sus enfrentamientos con sus dos grandes rivales.

  • Hasta ese 2011, Rafa, sin ir más lejos, dominaba por 16-7, pero ahora es el serbio el que manda (27-25).
  • Lo mismo le ha pasado con Roger, que ganó 13 de los primeros 19 partidos, algo que cambió radicalmente en ese mágico 2011 para situarnos en el actual 24-22 para ‘Nole’.

y sigo navegando hasta que observo el pseudónimo que utiliza Nole en la red de redes,

DjokerNole,

donde Djokovic se convierte en D + joker (bromista),

y cierro este paseo por este tenista que no sé, de verdad no lo tengo claro, si es el tercero de la época que le ha tocado vivir, o es, al menos el balance personal con los otros dos gallos del corral así lo muestra, el mejor de la historia,

y me acuerdo de aquel día, hace ya unos años, en el que bromeo con Javi Urkiza, compañero de cuadrilla y amigo, sobre cuál de los 3 de estos tenistas nos gustan personalmente, para los gustos los colores,

y él se decanta por Nadal como yo elijo a Nole, una elección que se hace firme hoy, con DjokerNole, y una estadística que no está cerrada, antes al contrario, porque la vida es un camino de evolución, y un juego inacabado de TRANSformación.

   así lo vimos…

Javier, sólo una pregunta.

si Federer es el mejor jugador de la historia, y Nadal el mejor jugador de tenis en tierra batida, ¿cómo es posible que un bromista les haya ganado, en el cómputo global de partidos jugados entres ellos, a los dos?

de los grandes personajes de la historia, también del deporte, obtenemos grandes historias, de diferentes tipos, de fuerza de voluntad, de tenacidad, de abnegación, de capacidad de superación, es por eso que nos gustan tanto las grandes personas,

vidas que son ejemplos de valores que nos guían, y compartimos,

y es por eso que buscamos en su espejo ese brillo que nos permita re-contactar con nuestras altas capacidades, en este desarrollo del yo soy sano al hacer conjunto, en procesos de creación de nuevas comunidades,

a ver si somos capaces de encontrar más ejemplos que nos lleven del éxito individual al florecer de la comunidad.

fomentamos el desarrollo personal a partir de 3 juegos de características que todas podemos evolucionar, el 3ple camino, 3 juegos de capacidades para el buen vivir, que tienen que ver 3 formas de estar en el mundo, siendo parte del mundo,

con el desarrollo de nuestro ser adulto, de nuestra madre protectora, y de nuestro niño natural.

no sé por qué asocio mentalmente la imagen del ser adulto con Federer, tan así, tan suizo él, correcto e impecable, tan ecuánime, y le regalo la del niño natural, tan bromista, tan irreverente, a DjokerNole, tal vez a él también le gusta verse así,

con lo que a Nadal, no sé qué te parece, Javier, si le queda alguna, le tenemos que regalar la de la madre protectora, tan enamorada del bollito suizo, Roger es así, Roger es asao, casi empalagosa, que al niño, a veces, no le prestó ni la menor atención.

mamá, papá, el enanito se está haciendo mayor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

sé más viejo

me acuerdo del primer traje que me compro de Adolfo Domínguez, un traje de lino azul, de la línea básico, creo que es el conjunto de chaqueta y pantalón que más me ha gustado de los que me he comprado en mi vida, y de esto hará ya 27 años,

un traje que voy a usar a destajo, hasta que un día me tiran vestido a una piscina en una fiesta de fin de semana, en casa de Rosa Mari, un chapuzón en el cloro al que el pantalón no va a resistir, terminando una historia de amor incondicional,

quién sabe cuántas puestas más le quedaban a ese traje, días o años, quién sabe, y me sonrío al recibir esta campaña de esta marca, totalmente contracultural, porque creo que esta vez vamos a estar de acuerdo,

en esta cultura en la que vivimos del más es mejor, normalmente hay que ser más delgada, más joven, más fuerte, más rápido, más sana, mas bronceado, más muchas cosas,

pero pocas veces más viejo,

y no puedo sino sonreír al ver cómo una marca de la que guardo una historia, no pasa en todos los casos, une la sostenibilidad del mundo con su imagen, y con un poco, o un mucho, de sentido común,

no está de más ese mensaje que, en contra del mainstream, esa corriente dominante que nos impulsa al consumo compulsivo, nos anima a elegir mejor para comprar menos, elegir bien lo que vamos a usar,

y no más cosas, en este caso ropa, que va a quedar albergada en el fondo del armario ropero, en ese montón de cosas que movemos de temporada en temporada, y que no acabamos de tirar, porque es de buena marca y está en buen uso,

pero que no vamos a volver a usar.

   así lo vimos…

y empezamos a ver más y más marcas que empiezan a lanzar un mensaje diferente al que lanza la corriente mayoritaria, más es mejor, en este caso “sé más viejo”, o elije bien qué te vas a comprar, y cuántas cosas de las que compras vas a usar.

quién sabe por qué re-contacto gracias a este zoom emocional con la web de “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, una web en la que un día de estos tal vez hablamos de los valores detrás de las marcas,

y de las historias que las personas que viven detrás, que se desarrollan y dan vida a la organización, comparten, entre sí, en una comunidad de personas radiantes, en un ejercicio de comunidad interna,

un ejercicio que podemos hacer grande, cuando proyectamos esas historias, comportamientos que muestran en la práctica del día a día la vigencia de los valores comunes, hacia el exterior.


7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

el todo y las partes

El ego analiza; el Espíritu Santo acepta. Solo por medio de la aceptación se puede llegar a apreciar la plenitud, pues analizar significa fragmentar o separar. Tratar de entender la totalidad fragmentándola es, claramente, el enfoque típicamente contradictorio que el ego utiliza para todo. El ego cree que el poder, el entendimiento y la verdad radican en la separación, y que para establecer esta creencia tiene que atacar. Al no darse cuenta de que es imposible establecer esa creencia, y obsesionado por la convicción de que la separación es la salvación, el ego ataca todo lo que percibe, desmenuzándolo en partes pequeñas y desconectadas, sin ninguna relación significativa entre sí, y desprovistas, por lo tanto, de todo significado. El ego siempre substituirá lo que tiene significado por el caos, pues si la separación es la salvación, la armonía es una amenaza.

   así lo vimos…

recojo este texto que me pasa Patxi Bonel después de esa reunión, ha pasado un tiempo desde que no nos vemos, ¿hace ya más de un año, Patxi?, un texto que he guardado para un día de éstos,

un día que se convierte en hoy, y me entra la duda incluso de si ya lo he publicado, y busco en el blog, ayudado por la lupa, cuándo he hecho referencia a Patxi anteriormente, a la palabra milagros, y encuentro esta otra entrada,

no, parece que no he publicado este texto corto que Patxi me regala, y que voy a encontrar también en un libro que tengo en casa, de estos gordos y de páginas finitas, como una Biblia, y que al igual que el anterior muchas veces tiene poco movimiento,

y me pregunto por qué no le doy una vuelta a la hoja, y continuo con este curso de milagros, uno al día, milagro viene, milagro va, mientras experimento con esta rara forma de hacer del ego,

mientras el yo soy se va haciendo presente, poco a poco, en mi día a día.

esta reflexión respecto al ego que divide me hace preguntarme hasta qué punto está bien nuestra propuesta de el triple camino, que promueve fragmentar el camino único en tres caminos, y ver en detalle los elementos de cada camino,

el del niño natural, del de la madre protectora, el del ser adulto, para volver a juntarlos, como hacemos cuando jugamos a las cartas, que cortamos y volvemos a cortar para volver las cartas en orden diferente al mazo,

para volver a repartir y volver a jugar.

en 7 emociones planteamos un viaje emocional, acompañado por la teoría del color de Goethe, que nos lleva de los colores cálidos, luz focal del sol que se oscurece al entrar en contacto con la tierra,

colores cálidos que van a representar el mundo de la materia, y con la materia el mundo del tener y de los apegos, ese mundo peleado y dividido, agresor y agredido, en el que el ego se hace fuerte,

hacia nuevas realidades, en las que nos encontramos con cierta capacidad de des-apego, en un proceso de desarrollo personal, que facilita el encuentro con nuestra esencia, con lo que estamos llamadas a ser,

y con el alter, tan diferente a mí, tan parecido, en un proceso de desarrollo de la común unidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro

en el proceso de darle continuidad al contacto inicial con la página de aladuría, que publico en una entrada reciente, bajo el título “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”,

sigo viajando por links relacionados, y llego a este video de Improversa, en el que Julián Bozzo pronuncia, entre otras, esta frase que me llama tanto la atención, y que atribuye a Picasso, “sin reglas no hay libertad, sin marco no hay cuadro”,

allá por el minuto 7:00, una introducción a ese marco de referencia necesario para la interacción entre personas, que tiene, por otra parte, funcionamientos naturales, orgánicos, qué bueno que el símil es tan sencillo que nos cueste negarlo,

7:36 si riego una planta con agua, pasa una cosa,

y si riego una planta con gasolina, pasa otra cosa,

el cómo alimentemos, el cómo nutramos ese espacio,

es el que va a generar, es el que va a favorecer la creación de un tipo de creatividad que es la aladuría.

Y sigo escuchando este video, hacia alante y hacia atrás, de donde me permito copiar otro trozo, que conecta con nuestra explicación de los 4 reinos de la observación y la atención, que provocan y posibilitan modos tan diferentes de conversación,

6:25 las personas somos espejitos, y cuando una persona muestra lo que trae, ahí en su mente, el otro activa su mente, si una persona muestra y comparte desde lo que siente y desde lo que le está pasando, al otro se le activa lo mismo, ¿no?,

por eso es importante que sentir que es un espacio de cero agradar, de no querer caer bien a nadie, de no desear un aplauso, de no desear un “qué bien lo has hecho”,

casualmente, pasa algo, cuando no queremos gustar, gustamos más, en este espacio se va a ver muy claramente.

Y me conecto con ese mundo de posibilidades nuevas que se abre cuando nos acercamos a esa comunicación que nos contacta con las personas con las que nos relacionamos desde el corazón,

buen punto para comenzar.

   así lo vimos…

En el proceso de difusión de la entrada antes citada,  “qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)”, Cris Bolívar surge en mi ayuda, y me ofrece por correo electrónico un catálogo de definiciones que explican este término

Aladuría:

[Véase Aladúrico. f. del latín ala-, f. n. propio -duria: dar posibilidad]

En filosofía: facultad de transformar lo pesado en liviano. Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real.

En psicología: acto que concilia lo pasado con lo presente. Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil.

En música: momentos de creación libres, autónomos, transportados por el impulso de la inspiración.

leo estas definiciones, ya sea desde la filosofía, Proceso mediante el cual lo antiguo se deshace de todo cuanto le es innecesario hasta quedarse con la esencia propia, con lo puro, lo indispensable, es decir: lo real,

facultad de transformar lo pesado en liviano, tela marinera,

ya sea desde la psicología,  Proceso que sucede tras superar las barreras defensivas del Ego y que posibilita la creación desde el vacío vuelto fértil, o desde la música y pienso cómo me gustaría ser capaz de operar desde ahí.

los 4 reinos es una aproximación sencilla al campo de la observación y de la atención, que tienen como objetivo fundamental ese contacto con la esencia propia, de la persona y del grupo,

que nos permite conectar con ese espacio que se encuentra más allá del ego, tantas veces a la defensiva o al ataque, para crear juntas desde ese espacio vacío, suelo fértil para lo nuevo, para lo que está por venir, con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

contigo somos más

recibo esta invitación para asistir a las 13 edición de contigo somos más paz, muchas gracias, Joaquín, por perseverar en este proyecto, por acercarnos a este ejercicio de recontactar con otra forma de estar en el mundo,

más presentes, más felices, más unidas,

contigo somos más, efectivamente, muchas cosas,

ojalá sigamos siendo, cada vez que nos juntamos, más verdad, más amor, más paz.

   así lo vimos…

reenvío este mensaje a Eva y a Fernando, les encanta Santiago Carrillo, a ver si el domingo tenemos suerte y les vemos, y aprovechamos para disfrutar de otros enfoques, otras músicas, que seguro que nos aportan,

como cada vez que nos juntamos, va a ser que sí.

miro el pie de esta jornada, y observo una serie de organizaciones que acompañan este proceso por un mundo más humano, más amoroso, más pacífico, y me pregunto cuáles son las claves para llevar este enfoque, tan necesario,

a otros entornos, a otros ámbitos, también al mundo de las organizaciones, un entorno en el que el desarrollo del mundo de las emociones y del desarrollo de la conciencia también está presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

el poder de los grupos y de los proyectos comunes

me levanto para deshojando la margarita de la convocatoria de la próxima convocatoria de el futuro emerge en Madrid, para este jueves, de esta forma, de esta otra forma, tras dejar el fin de semana en paso,

y me encuentro con unas notas en wasap relacionadas con la refundación del CIE, unas notas que se entrecruzan, nos entrecruzamos, aunque yo ayer no participo, parte de las personas integrantes del grupo,

y observo cómo la decisión que va tomando forma es la de la disolución de la asociación, todo parece indicar que el grupo tractor no ha tenido la fuerza necesaria para re-activar la energía de la asociación,

qué curioso cómo autodenominamos el grupo de trabajo, CIE_power,

y miro con cariño ese ejercicio que intento hacer allá por abril, dando un paso al frente, y proponiéndome voluntario para una serie de actividades, fundamentalmente relacionadas con la comunicación,

y proponiendo dos proyectos que podrían haber ayudado en el proceso de re-activar la energía, ya sea desde el futuro emerge, ya sea desde 7 emociones, y una convocatoria abierta por la fundación bbk a la que podemos concurrir desde la asociación

un movimiento que no recibe respuesta por parte del grupo, si acaso contraria, todo parece indicar que alguna de las personas del grupo, y pienso en Pablo, compañero y amigo de viaje, que así me lo comenta, se incomoda con mis formas,

y observo cómo la energía que no se potencia, cuando estamos un poco bajos, se acaba perdiendo por los rincones, se filtra en la tierra, qué curioso, si no aparece aquí aparecerá en otro punto en el que haga falta,

es la dinámica de la vida, personas que lanzan proyectos, personas que se juntan, personas que potencian algo que está por venir, en tanto en cuanto el balance de energía, lo que me requiere y lo que me aporta, está equilibrado,

personas que cierran proyectos, o proyectos que dejan de tener sentido, cuando la energía, el para qué, o el desde dónde, flaquean, y donde ayer nos dedicábamos a una cosa, mañana nos dedicaremos a otra,

o a la misma cosa, con distinta forma, con otras personas a nuestro alrededor, porque lo nuevo, y dentro de eso nuevo incluyo cualquier movimiento que tenga su fundamento en el desarrollo de nuestro rico mundo emocional, y de la conciencia,

porque lo nuevo, no hay de otra, se construye en comunidad.

   así lo vimos…

este mismo jueves, qué curioso, participo en la junta de socios de SOL España, la otra asociación en la que he decidido aportar mi energía este año, y en la facilitación Irene y Montse nos dibujan un cohete, qué curioso,

y mi imaginación se mueve del CIE a SOL, a ver si un día de estos tenemos un hueco en este espacio para lo que pasó después de la reunión de los socios de SOL España, con el cohete como vehículo que nos lleva la 2030,

que no es el infinito, pero está un poco más allá del aquí y del ahora que habitamos.

para la reunión de el futuro emerge en Madrid, esa reunión de este jueves que no tengo claro tenga, o tengamos, la energía suficiente para convocar, revolotea una idea relacionada con lo que acabo de vivir,

esa experiencia de 10 personas que se juntan en una sede en Madrid, en un proyecto para el desarrollo de organizaciones y comunidades conscientes, organizaciones y comunidades que aprenden,

y una multitud de chavales y chicas, una auténtica marea, que asisten a una fiesta organizada por Vogue en el centro de Madrid, en la plaza de Colón e inmediaciones, en las calles de Serrano y Velázquez, un jueves laborable a la noche,

un contrapunto que me hace pensar sobre la sostenibilidad de las relaciones humanas en diferentes territorios, en el ámbito rural profundo, en la gran urbe, ese conglomerado también profundo de personas,

dos espacios tan diferentes que sus realidades parecen tocarse, porque los contrarios muchas veces se tocan, mira que sí.

y pienso en un futuro emerge en el que las personas que asisten se sientan parte, en una conversación coral, respetuosa, desde las emociones, no desde nuestro plano mental, que vamos dando forma entre todas,

un movimiento que no es de Mikel, es de todas nosotras, en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, en el campo profundo y en la profunda gran urbe, para continuar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

diversidad e inclusión, ejercicios pendientes

estoy leyendo el último capítulo de “sentados en el fuego”, un texto de Arnold Mindell que trata sobre cómo transformar grandes grupos mediante el conflicto y la diversidad, mediante el trabajo de procesos, del que es precursor,

un texto que me hace recapacitar sobre las dificultades que la gestión y transformación del conflicto encierra, porque es muy fácil quedarnos en enfoques superficiales, déjame que los denomine lolailo,

enfoques que pretenden obviar la ira, el miedo, el deseo de venganza de las personas marginadas y sometidas, y partir desde un punto ficticio, desde ese limbo maravilloso en el que nos gustaría vivir,

aquí no ha pasado nada,

un texto que habla de poder y de rango, de ese poder que está implícito por una serie de señas que pasan más o menos inadvertidas en las relaciones, como pueden ser el género, la educación, la situación económica,

un texto que habla de las personas oprimidas, por motivos de género, de raza, de religión, de dinero, de historia familiar y personal, un texto que me hace pensar en las leyes de punto final, aquí no ha pasado nada,

y de todo lo que nos queda por avanzar en procesos de comprensión y de compasión, hasta que lleguemos a ver a la otra persona, tan diferente de mí en muchos aspectos, como una igual,

de cuánto nos queda por avanzar en la gestión de la inclusión y de la diversidad, y me llega esta invitación de Laura, vecina y amiga, madre de Manuel, compañero de cole en su día, hace ya unos años, de Gorka, mi hijo,

una invitación a participar, y a difundir esta actividad, un grupo de teatro permanente en el que Laura se desarrolla estos últimos años, ella sí tiene un contacto profundo con una de las muchas realidades que recogen esas dos palabras,

inclusión y diversidad.

   así lo vimos…

y me quedo pensando en todas esas veces que hemos pensado “aquí no pasa nada”, claro que pasa algo, y que vamos por la vida con esa actitud tan poco comprometida de “yo solo pasaba por aquí”.

el azul claro de la emoción del orgullo nos acompaña hoy en nuestro recorte, un recorte con forma de monigote, en representación del ser humano, un ser que cuando está sano es capaz de contactar con su “yo Soy”,

y es capaz de decirle al espejo “yo Soy la pera limonera”, desde un orgullo humilde que no compite, que no necesita que tú estés mal, un orgullo humilde que abre una puerta necesaria para encontrarse con el alter, “y tú también”,

porque sólo cuando yo me veo te puedo ver a ti.

por si no lo ves bien, Laura Sánchez, 617992901, laura@lauraenorbita.net, te invita a una actividad de teatro permanente en Pozuelo, unos cuantos kilómetros a la izquierda, en poniente, en la zona oeste de Madrid.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

conecto con mi padre muerto y no me acerco a celebrar navidades a casa de mi madre, ni de mi hermana, mis hijos están muy lejos, en esta primera navidad sin

En este ejercicio de explicar el mundo de las emociones, sin eludir esas que tanto nos des-agradan, el miedo, la tristeza y la rabia, empiezo hacer una diferencia que es fundamental entre el miedo y la rabia, y la energía asociada a los límites y las reglas.

En un fin de semana en el que voy a visitar a mi madre, y en el que voy a participar en una jornada en Bilbao, enfrente del Guggenheim, a la que me invita mi hermana, no puedo evitar lo inevitable.

Aunque mi comportamiento externo es bueno, yo diría que estupendo, la procesión va por dentro. Si fuese objetivo, la situación de mi vida es catatónica. Divorciado de la mujer con la decido en su día emprender un camino para toda la vida, chapadito a la antigua como estoy, y a 10.000 kilómetros de distancia de mis dos hijos, tras esa decisión que toma de irse a vivir a México con ellos, y tras la decisión que tomo yo de quedarme a vivir en España, mi vida relacional está tocada. Mi vida económica ahí le anda, intentando respirar sin suerte. Un par de deudas colean del fracaso de Navega. Hay días en los que siento que la pajita que me conecta con el aire y el mundo exterior no va a aceptar más empalmes. Mi modo, si se puede equiparar a alguno que conozcas, es de estricta supervivencia.

Sin embargo, como no solo de pan vive el hombre, los proyectos en curso, hoy 7 emociones, mañana el futuro emerge, la construcción diaria del blog de organizaciones con espíritu y corazón, hoy esto, mañana aquello, me van aportando vidilla. Silvia, convertida en pareja, Fernando, mi compañero de casa, soy tan moderno y práctico que practico la moda del co-housing, y Pedro, padre de Esther, compañera de clase de Maitane, son ese núcleo duro de relaciones que todas necesitamos para florecer, un aspecto que está más allá de la supervivencia.

En este marco de vida encuadro esta visita, en un día en el que me siento especialmente alegre, saco unas cuantas fotos del espacio y de las conversaciones nada más llegar, un espacio en el que voy a entablar, al de media hora, concluida la jornada de conversaciones, una conversación casual con una conocida de mi hermana, con una de las chicas que organizan el encuentro, y con Gabriela, compañera del CIE, Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco, que también está hoy por aquí.

Unas conversaciones, la vida son conversaciones, que van a sacar a mi hermana de quicio, que entra a juzgar cómo le he podido decir esto a su conocida, cómo le he podido decir aquello a Gabriela, conocida mía, como le he podido decir aquella otra cosa a la organizadora. Las fotos que le he sacado y que comparto con ella por wasap, no sé si lo puedes adivinar, también le parecen mal.

La conversación con mi hermana no va a ser especialmente agradable, en nuestra vuelta a casa. En pocas palabras le vengo a decir que no le he pedido consejo sobre cómo tengo que comportarme en mi vida, ya soy mayorcito. Si algún día necesito sus consejos se los pediré.

Si todo esto ocurre el viernes, el sábado va a servir para empeorar la situación, Susana no le permite a su hija que se junte conmigo a pasear ni a saludarme en Sopelana, y la incursión de nuestra madre el domingo, que le llama por teléfono para pedirle cuentas, cómo se pudo comportar conmigo así, acaba siendo el detonante de la ruptura de nuestra relación.

Susana, hecha una fiera, viene a hacerme una visita el domingo a la hora de la comida, fuera de sí, y le ofrezco un ejercicio de espejo. Me voy a comportar exactamente como ella.

Mi madre hace un ejercicio de escapismo, seguramente no puede con esta situación en el que dos personas se gritan como posesos, que le contacta con una etapa pasada, ya remota, nuestro padre tuvo una enfermedad en la que no le supimos ayudar, mi padre fue alcohólico, y tenía un alcohol agresivo, chillón. Es comprensible que el efecto del miedo en mi madre le llevó a mimetizarse con la pared, el efecto camaleón.

Yo pude haber reaccionado con otra de las modalidades del miedo, podría haberme echado a correr, pero tomé otra decisión. De la misma forma que puedo tomar otra decisión pasadas unas semanas, pero decido, lejos de mis hijos, qué lejos está México de España, y qué cerca de los Estados Unidos de América, pasar mi primera Navidad fuera de casa de mi madre, y del contacto con la familia de mi hermana, en la que va a ser mi primera navidad sin.

Y comprendo desde lo más íntimo de mi ser la diferencia entre los límites y las reglas, creo que en esta vida no se me va a olvidar.

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 23, conecto con mi padre muerto y no me acerco a celebrar navidades a casa de mi madre, ni de mi hermana, mis hijos están muy lejos, en esta primera navidad sin.

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser mineral, del ser vegetal, del ser animal, del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)

en el proceso de charlar con Lilian y de escuchar buena parte de lo que tiene que contarme, seguramente no todo, ya cerca de la despedida, me propone contactar con un amigo suyo, que tiene un proyecto interesante,

relacionado con la educación, la pedagogía, las artes y la improvisación, un proyecto y un espacio al que llego por medio de su correo electrónico, que me conecta con una web, y con una página, que habla de la aladuría,

término que desconozco, y que pica mi curiosidad, qué será este palabro tan raro, parecido a habladuría, término que no figura en el diccionario de la RAE (Real Academia Española), pero que sí da un acceso en internet,

y me pongo a investigar las características de la aladuría, al menos de aquella aladuría que se precie de serlo,

  • Siente el error como parte del éxito.
  • Está mediada por la improvisación.
  • Necesita expresarse en grupo.
  • Es autónoma en su creación.
  • Siente en la pérdida un espacio de crecimiento.
  • Valora la imperfección por encima de la perfección.
  • Busca la verdad emocional antes que la verdad racionalizada.
  • Siente que donde hay miedo hay aprendizaje.
  • Siente en la confianza un camino para la creación.
  • Sabe que sólo se puede avanzar desde la afirmación integradora.
  • Evita el juicio y la comparación.
  • Sabe que cuando más me doy, más recibo.
  • Siente que no hay mayor fortaleza que entregar lo vulnerable.
  • Le da más credibilidad a lo espontáneo que a lo filtrado.
  • Tiene una postura humilde y arrogante frente al vacío creativo.
  • Trabaja desde la valentía y la aceptación de lo creado.
  • Se deja transformar por su propia creación.

Y me quedo alucinado, y pienso en ese mundo al que me gustaría acercarme, y en el que me gustaría habitar, aladuriendo, o como un simple aprendiz aladuriente, que me imagino lo difícil que debe ser senior antes de empezar a practicar.

   así lo vimos…

en el proceso del asombro y de la alucinancia, sigo leyendo la página, hasta esas notas finales que hablan de nuestra esencia, con las que no puedo estar más de acuerdo, qué importante es re-contactar con nuestra esencia,

en nuestro día a día … y en lo que está por venir.

Nuestra esencia

La esencia es aquello que éramos antes de que nos invadiesen las obligaciones, los juicios, las exigencias, las comparaciones, etc. La esencia es una parcela de nuestro ser que de niños teníamos abierta y, poco a poco, se fue cerrando por miedo al rechazo y al dolor. Nuestra esencia no está desaparecida ni muerta, sólo está anestesiada o escondida. La esencia es lo que nos hace sentir que la vida es maravillosa y un auténtico regalo y que, al compartirla, nuestros miedos, comparaciones y juicios desaparecen.

Nuestra esencia, para abrirse y entregarse, necesita de un espacio (grupo) en el que pueda:

  • Sentirse querida.
  • Sentirse arropada.
  • Sentirse recogida.
  • Sentirse acompañada.

La esencia es nuestro ser más bondadoso, sincero y tierno y la Aladuría es la forma de sacarla al mundo a bailar, brillar y jugar.

me pregunto por qué me gusta tanto esta página, que comparto con Cris Bolívar, coach esencial, creo que acabo de pillar el punto de lo que hace con la ayuda de Julián Bozzo, amigo de Lilian,

y me doy varias respuestas rápidas,

  • desde organizaciones con espíritu y corazón estamos interesadas en cualquier manifestación del mundo emocional (ahí está la palabra corazón) y de la esencia o identidad (para eso dejamos por medio la palabra espíritu),
  • este blog, con 5 años de recorrido, tiene un poco de improvisación, un proceso en el que se junta el asombro, la admiración por lo que el ojo observa, y el juego de las ideas, que componen puentes donde antes sólo había cosas inconexas,
  • y seguramente, esta tercera es muy tonta, a veces reconocemos con facilidad un crack (también pasa con la bondad y con la belleza), por muy brutos que seamos, cuando nos lo cruzamos en el camino, creo que es el caso,

y no te cuento más cosas, que seguro que tú también tienes muchas ganas de ponerte a aladurar…

ya sabes, ala, ala, a durar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.