nuestro objetivo, con la ayuda del verde, es volver a la luz

estamos terminando el proceso de 7 emociones / 3 visiones en la escuela Micael, y la propuesta que llevo en el cesto va a verse relegada por una conversación, a partir de una anécdota que nos conecta con una situación de mal trato hacia un niño,

una situación que retrata nuestro comportamiento en lo que debería haber sido una actividad lúdica, estamos haciendo escalada en el tiempo libre, y el papá está mucho más interesado en el desarrollo de la actividad que el propio niño,

y esta conversación que inicia, con el hilo conductor del mal trato, una colleja que da paso a otras dos, nos permite a todas reconocer rincones en el que el mal trato campa a nuestro alrededor,

¿qué hago yo aquí en esta situación?,

en casa de nuestros padres, viendo lo mal que se hablan, con aquella vecina que chilla en la urbanización de forma tan burda a sus hijos, y a la que nadie le dice nada, tampoco yo, ¿dónde acaba el respeto y la libertad y dónde empiezo a inhibir mi Yo Soy?,

y el mal trato de otras personas da paso al mal trato, a veces pequeño, a veces sutil, con el que yo misma me comporto, hacia esas personas a las que quiero tanto, a mi pareja, a mis hijos, incluyéndome a mí misma,

y el grupo se encuentra a gusto, al menos esa es mi percepción, en este entorno en el que el respeto florece, en una conversación que crece en espiral, estamos en ese proceso en el que la conversación empática puede abrir la puerta a la generativa,

 

y Celia no puede aguantar más, y nos regala una tira de punto, envuelta sobre sí misma en espiral, que en centro es roja, y una capa más allá es naranja, y otra más allá amarilla, una espiral que conforma una caracola,

un juguete que los pequeñitos convierten en correas cuando juegan a los caballitos, o en un columpio, o en tantas y tantas cosas que florecen cuando damos rienda a la imaginación,

y Óscar nos interpela a todos por la energía del amor, esa emoción verde, entre el azul clarito y el amarillo, entre las necesidades y las aspiraciones, entre el mundo material de los apegos y el desarrollo de las personas y de los grupos, con base en el des-apego,

que ocupa un espacio tan central en las 7 emociones, y que tampoco vamos a intentar explicar hoy,

y, aunque no sepamos cómo ha ocurrido, un grupo de personas que hace unas pocas semanas, en algún caso, ni siquiera se conocen, están cerrando un proceso que tiene mucho de recorrido personal, de mirarse dentro para volver a mirar al mundo,

y de conectar, no sé explicar de otra forma el color verde, Óscar, con nuestra mejor intención, en un tránsito que nos lleva siempre a la luz, del rojo al amarillo, hacia la luz focal de sol, del azul claro al violeta, un tránsito hacia luz difusa de infinito,

nuestro objetivo es la luz,

y observo, llegando a casa, la de cosas que se pueden formar con esta caracola de punto, espirales que se envuelven sobre sí mismas, creando un corazón abierto, no podría ser de otra forma, multicolor.

   así lo vimos..

una de las aspiraciones de 7 emociones / 3 visiones es poner el foco en nuestros esquemas de atención, una atención que se convierte es escucha, y en diferentes esquemas de conversación,

para pasar progresivamente de nuestra atención piedra (reino mineral), y tomate – pepino (reino vegetal), a la atención caracol (con las emociones del reino animal presentes), y a la conciencia del ser humano,

ese monigote que hace presente su atención en esta nueva comunidad. 

7 emociones, creative commons, es un modelo inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe

luz y oscuridad en la pecera (la informática como ejemplo)

un post reciente, que tiene como base la universidad 42, que arranca con un proceso de selección brutal, y un proceso de inmersión en la pecera, 4 semanas al mes, 24 horas al día, con flexibilidad absoluta, me deja pensando,

y en eso sigo al leer la historia del fundador del invento, Xavier Niel,

un multimillonario que explica cómo “He ganado mucho dinero y quiero devolver algo a mi país”, unos 20 millones de euros para la puesta a punto del proyecto y 7 millones adicionales cada año durante la primera década, no está mal para empezar,

un ejemplo maravilloso de lo que es la fraternidad, esa ley que debería regir el mundo de los negocios, por medio de la cual los excedentes del trabajo, personales y de las organizaciones vuelven, sin contraprestaciones, al mundo cultural,

porque la cultura, en este mundo ideal de la triformación, debería ser libre (gratis), y debería ser plural (libre otra vez, esta vez desde la libertad de opción). universidades públicas, universidades privadas, con diferentes enfoques y metodologías,

me quedo pensando al observar cómo, además, Xavier Niel pretende ser un tipo de ejemplo, en el entendimiento de que otros jóvenes que hoy se forman en la universidad 42 serán multimillonarios mañana, y apoyarán el desarrollo del proyecto,

continuarán su impulso, no está mal para seguir,

tal vez me  quedo pensando al observar este modelo en el que el ganador se lo lleva todo, y formenta hasta tal punto la competencia, 24 horas al día para trabajar, sumidos en una pantalla, resolviendo problemas, puntos y comas, ceros y nulls,

bucles infinitos,

una pecera de minúsculos pececillos, sentados tras grandes monitores, televisiones para la programación, un día nos contaron que la informática nos liberaría, que podríamos hacer muchas más cosas,

lo que no entendimos es que lo que íbamos a hacer es programar más y más.

   así lo vimos…

y me quedo pensando en qué formulas se pueden articular para dejar de fomentar la acumulación de capital entre los jóvenes de la próxima generación, seguramente los de ésta ya estamos perdidos ante tanta contaminación,

metidos como estamos en el “STAR system”, Messi y Ronaldo, Mourinho y Guardiola, Mickel Jackson y Madonna, Javier Bardem y Penélope Cruz, un mundo en el que un poco más no es suficiente por decreto,

fórmulas que fomenten por igual la iniciativa personal y el bienestar común, el emprendimiento y el desarrollo de proyectos, y peceras en las que los pezqueñitos tienen más espacio y aguas libres para nadar,

y re-contacto con la figura de Christian Felber, y la economía del Bien Común, o con la de Otto Scharmer, y la teoría U, esos marcos de nueva generación que tal vez nos permiten construir, entre todos, un mundo diferente, y seguramente mejor.

Xavier Niel aprendió a programar por su cuenta con un Sinclair ZX81 que su padre le regaló cuando cumplió los 16 años. En lugar de dedicar su tiempo -como la mayoría de niños de su generación que tuvieron acceso a estos primeros ordenadores personales- a cargar juegos grabados en casetes, se apasionó por los lenguajes de programación. Sólo tres años después tenía suficiente experiencia en telecomunicaciones como para crear y vender (a buen precio) su primera compañía. Esas dos características, nuevas tecnologías y ojo para los negocios, han sido una constante en la vida de Niel y las que le han convertido en multimillonario. Niel, como Steve Jobs, Mark Zuckerberg y tantos otros empresarios tecnológicos, no tuvo un expediente académico brillante. Por eso, en 2013, después de declarar que en Francia el sistema educativo no funcionaba, comenzó a pensar en cuál podría ser su aportación para mejorar las cosas. La respuesta fue la École 42 de París, un experimento pedagógico para formar programadores en el que no existen profesores, exámenes, horarios ni títulos, gratuito para los alumnos y financiado totalmente por Xavier Niel. “He ganado mucho dinero y quiero devolver algo a mi país”, fue su respuesta cuando los periodistas le preguntaros porqué invertía parte de su fortuna en semejante idea. Los costes del proyecto -pagados, según dijo a Wired por su “tarjeta de crédito”- no son baratos: unos 20 millones de euros para comenzar a funcionar y 7 millones adicionales cada año durante la primera década. Después Niel confía en que en la gratitud de los alumnos formados en la 42 hará el resto para que siga funcionando, puesto que da por hecho que varios de ellos serán también millonarios gracias a las revolucionarias ideas que saldrán de allí.

La propuesta, que lleva tres años funcionando y y ha abierto una segunda sede en San Francisco, es una isla en medio de los tradicionales sistemas pedagógicos. Y los resultados que ofrecerá todavía un misterio. Cada curso reciben unas 80.000 solicitudes de ingreso, pero solo 3.000 alumnos son invitados a participar en el siguiente paso del proceso de selección: 15 días en la sede de la escuela, con un programa intensivo (pueden trabajar las 24 horas del día), en el que deben enfrentarse a distintos retos. Sólo 1.000 de ellos completan correctamente este paso e ingresan en la escuela. Una vez allí continúan trabajando a su ritmo -las aulas no cierran jamás-, con proyectos colaborativos que deben resolver por su cuenta y entregar a los tutores: no existen asignaturas, ni cursos (tienen niveles que cada uno completa en el tiempo que necesite), ni boletines de notas, ni títulos académicos. Talento en bruto y libre.

El nombre de la escuela hace justicia a su peculiar funcionamiento -una mezcla de reunión de frikis y genios tecnológicos- puesto que proviene de la serie de novelas Guía del autoestopista galáctico escritas por el británico Douglas Adams. En ellas “42” es la respuesta que ofrece la supercomputadora Deep Tought cuando se le pregunta cuál es “el sentido de la vida, el universo y todo lo demás”. Por ahora, parece que en la 42 los alumnos están centrados en responder a “todo lo demás”, pero quién sabe si de semejante reunión de jóvenes cerebros no saldrán otras respuestas. O, al menos, como sugería la obra de Adams, otras formas más adecuadas de plantear la pregunta.

yo soy un moro judío que vive con los cristianos (dos partes poniéndose de acuerdo por medio de la décima)

escucho con atención este video TED de Jorge Drexler, ese cantautor que tanto me gusta, y que nos comparte una conversación con Joaquín Sabina, que le introduce, con la ayuda de un posavasos, en la décima,

esa rima que lanza al mundo hispanoamericano Vicente Espinel, 10 versos octosílabos que riman entre sí más o menos así, 1 – 2 – 5, 6 – 9 – 10, 3 con 4, 7 con 8, una rima que le da una base rítimica a un contenido que él va a convertir en canción, contenido que observa en casa de sus padres,  en la que conviven la práctica judía con la católica,

mientras sigo escuchando a un Jorge Drexler que lanza a lo largo de su intervención un par de frases rotundas relativas a la dificultad que tienen 2 partes en conflicto para ponerse siquiera por un momento en el sitio del otro,

un recorrido en el que nos habla de mestizaje y adaptación con base en el ritmo y la música, y de repente no está hablando de música, allá por el minuto 11:00 nos habla de identidad y personas,

y sigue, avanzando el 12:00, las cosas sólo son puras si uno las mira desde lejos, es muy importante conocer nuestras raíces, saber de dónde venimos, conocer nuestra historia,

pero al mismo tiempo, tan importante como saber de dónde somos, es entender que todos, en el fondo, somos, de ningún lado del todo, y de todos lados un poco, y copio un cacho de esa canción que Jorge desarrolla desde ese estribillo,

recogido en un posavasos,

un cacho de ese contenido que Jorge torna en canción, con la ayuda del hilo musical de la décima,

no hay muerto que no me duela,

no hay un bando ganador,

no hay nada más que dolor,

y otra vida que se vuela,

la vida es muy mala escuela,

no importa el disfraz que viste,

perdonen que no me aliste,

bajo ninguna bandera,

vale más cualquier quimera,

que un trozo de tela triste.

escucho con atención y entiendo por qué me gusta tanto este tipo, de ningún lado del todo, y de todos lados un poco.

así lo vimos…

Así rezaba el posavasos:

yo soy un moro judío

que vive con los cristianos,

no sé qué Dios es el mío,

ni cuáles son sus hermanos.

la comprensión es de las 7 emociones la más sutil, a veces de sutil que es es nos escapa entre los dedos, y viste de color azul índigo,

en un camino de colores fríos, azul claro – azul índigo – antesala del violeta, energía de la alegría, del hacer comunitario, camino en el que el Ser humano se acerca progresivamente a la luz de infinito, porque nuestro destino es la luz

 7 emociones es un modelo de inteligencia emocional CREATIVE COMMONS, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, un poco como este post, de ningún lado del todo, y de todos lados un poco.

nadie ante el dios de muchos rostros

Arya Stark, la hija menor de la casa Stark, elige un duro entrenamiento para convertirse en nadie en la casa del dios de muchos rostros, un proceso en el que sufre vejaciones, palos, y una persecución constante,

todo parece indicar que llegar a ser nadie es bastante complicado,

corre la serie 6 de la saga de juego de Tronos, sí,

y por algún extraño motivo, podríamos señalar un pequeño problema de conciencia, ya que Arya tiene que matar a dos personas en su proceso de entrenamiento, y su pepito grillo le hace saltar las alarmas,

algo no es correcto si para ser nadie tienes que tomar la vida de una persona inocente,

motivo por el cual se interrumpe su proceso formativo, Jaqen H’ghar decide que Arya debe morir, a manos de su instructora, una perseguidor dura, una perseguidora tenaz, que la persigue hasta que la caza,

pero Arya no quiere morir todavía,

y lo que es mejor, acaba de interrumpir su entrenamiento, cuando más capacitada está, y su mentor reconoce que ya está preparada para ser nadie,

  • finalmente una chica es nadie,
  • una chica es Arya Stark, de la casa Invernalia, y decide volver a su casa,

porque ella opta por ser alguien, Arya Stark, de la casa Invernalia, todo parece indicar que vamos a ver a Arya en la nueva entrega de juego de tronos.

   así lo vimos…

en 7 emociones, el orgullo es una emoción de transición, atrás quedan el miedo, la tristeza y la rabia, propios del mundo material, detrás quedan el plan y el duro entrenamiento, detrás quedan la constancia, convertida en perseverancia,

hemos adquirido las capacidades, y nuestro Ser se expresa, un Ser que dice al mundo, por la boca, si bien el orgullo se expresa por todos los poros de la piel con una frase rotunda, que tiene únicamente dos palabras,

yo soy,

dos palabras que se pueden complementar con un par de ellas más, si quieres hacer una frase más larga, del tipo “yo soy Arya Stark, de la casa Invernalia”, realmente cuando llegamos al orgullo sano no hace falta mucho más,

un orgullo que requiere una cualidad que te puede extrañar, parece un oximorón, la humildad, porque en el orgullo humilde reconocemos nuestra capacidad, y las capacidades de las personas que nos rodean,

mi trabajo me ha costado, y otro tanto te debe haber pasado a ti, no puede ser de otra forma, si aspiramos a crecer en comunidad,

común unidad,

qué concepto más bonito, pero eso es parte de otra emoción, y de otra historia, que a buen seguro descubriremos más tarde, sin lugar a dudas este viaje, el viaje por las emociones y la vida, continuará…

puedes leer algo más del orgullo humilde, y de nuestro precioso mundo emocional, en 7 emociones, un recurso CREATIVE COMMONS, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer, y en la teoría del color de Goethe.

BEING ONE acerca el desarrollo personal al ágora (el ahora en la plaza)

BEING ONE, el evento que ha sido publicitado estos últimos meses como el encuentro más grande de desarrollo personal en Europa, por algún motivo, se ha des-inflado, o ésa es la sensación que tengo, sin tener una experiencia directa, de campo,

al menos es el eco que me llega la semana pasada, el mismo lunes, reunidos en Artxanda, en medio de una conversación de “el futuro emerge”, y apunto mentalmente que tengo que contactar con Eva y Fernando,

dos amigos que están registrados en el evento, y con Alfredo, nuestro amigo de “el olor de la lluvia”, que estaba desgranando la margarita a última hora, contratamos un espacio para dar a conocer la librería en este foro, no lo contratamos,

para preguntarles cuál ha sido su impresión de lo que ha sucedido en BEING ONE, y cómo han vivido los asistentes ese traslado del evento del Madrid Arena a la cubierta de Leganés,

un espacio en el que seguramente han podido tener un contacto mucho más directo, mucho más de calle, más cercano, con esas personas que están marcando tendencia, y son ejemplo para tantas y tantas personas en proceso de desarrollo personal,

y contacto con un video de uno de los ponentes del encuentro, que encuentra el lado positivo del proceso que han vivido, y pone en valor la unidad generada y las conversaciones que han tenido lugar alrededor de la cubierta de Leganés,

en un formato que no era el pre-establecido, es muy curioso observar la diferencia entre lo que pretendemos que ocurra, nuestra construcción mental, y lo que ocurre en la práctica, que muchas veces es más cercano a lo que tiene que ser,

y la entrevista gira con la presencia de una espontánea,

que relaciona lo que ahí está ocurriendo, un encuentro en el que la sociedad civil se vuelve a encontrar en la calle, en la plaza, en el ágora, aquí y ahora, con algo que ocurre en Sol, hace ya de esto cosa de 6 años, el movimiento 15M,

un encuentro de personas que promueven una revolución, es lógica la revolución cuando existe una injusticia importante a nivel social, es el caso del 15M, desde la energía de la rabia, que busca restablecer la justicia,

un encuentro de personas que bien pueden promover una evolución desde la conciencia, desde la comprensión de cómo funciona el sistema, para volver a hacer juntas, desde la emoción de la alegría, porque ése es el objetivo de la alegría,

traer algo nuevo al mundo, desde la comunidad, hacer que ocurra algo, facilitar la mejor opción del futuro, que quiere manifestarse entre nosotras, algo que bien podría ocurrir desde movimientos como BEING ONE, desde el NESI,

o desde “el futuro emerge”.

    así lo vimos…

7 emociones, CREATIVE COMMONS, puedes descargar el pdf gratis por medio de esta página, es un modelo emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y la teoría del color de Goethe.

7 emociones nos ayuda a entender e integrar, entre otras, las emociones de la rabia y de la alegría, 2 emociones que tienen todo que ver con la energía del hacer, esa energía tan necesaria para que este mundo cambie.

el futuro emerge es un evento que mezcla el antes y el después del BEING ONE, ponentes que alimentan una forma de pensar, el antes, que se canaliza por medio de conversaciones generativas, el después,

de una forma estructurada, en torno a los temas que nos mueven como sociedad,

en un ejercicio que vincula el ámbito social con el ámbito económico, y con los ámbitos en los que se conforma y se desarrolla el liderazgo nuevo, el cole, la formación profesional y la universidad,

una propuesta de revisión de nuestros marcos de pensar – sentir – hacer, en relación con los sistemas que mueven este mundo, desde la educación, la salud, la economía y el dinero, la conciencia y el desarrollo de la comunidad.

 

 

 

un espacio para los sentimientos y la emoción

Salvador se suelta con un discurso en el que habla de la música como una vía de expresión de los sentimientos, más allá de la pompa y el artificio de la representación, tras ganar el festival de Eurovisión,

qué bonito y qué necesario volver a contactar con ese mundo de sentimientos y emociones al que un día estuvimos más próximos, no está de más felicitarle al héroe del re-encuentro,

un chico con una imagen y una pose muy poco festivalera, que es capaz de traernos una nana, y cantarla con toda la ternura de la que sólo son capaces nuestros vecinos portugueses, un pueblo extremadamente amable, en contacto con el aire atlántico,

cerca de esa costa que un día creímos que era la costa del fin del mundo,

qué equivocados estábamos, qué equivocados debemos estar, sí que hay mundo más allá de las costas de Portugal, de la misma forma que sí se puede ganar un festival de Eurovisión con una canción de cuna cantada en portugués,

quién sabe si también haya un espacio en el mundo para la emoción más acá de Portugal.

   así lo vimos…

7 emociones es una propuesta para rescatar nuestro mundo emocional inspirada en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe

 

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

Todas las personas, tú y yo, tenemos una tendencia excesiva a dar consejos.

Esto funciona así.

Llegas a una casa, y eres un niño precioso, la encarnación del amor más puro. Tu nombre es bebé.

Bebé se pasa el día durmiendo, y sólo interrumpe su sueño para llorar. Tiene caca, pis o hambre. O le duele algo, la tripita, el oído, la garganta.

Mamá y papá lo acogen, y le dan todo su amor y cariño.

Bebé es tan bonito…

Y papá y mamá empiezan a cuidarle, y a explicarle cómo es el mundo, bebé, deja de llorar por las noches, han leído un libro muy bueno para que el bebé deje de llorar por la noche, duérmete niño.

Y no observan, y no escuchan, y no leen lo que ahí está escrito, aunque está bien clarito, “duérmete, niño”, y ellos lo que tienen en casa es un bebé,

es como si comprasen un manual de cocina al vapor para poner en funcionamiento la barbacoa nueva, o un manual de permacultura para arreglar la caseta del perro, sencillamente no va a funcionar.

Y el bebé, al que le enseñamos a no llorar para empezar, va a aprender muchas cosas, que tienen como base el amor condicionado de papá y mamá, y su mundo lleno de miedos, miedo a los enchufes, a la batidora, a las puertas que se abren y se cierran, miedo al coche cuando el niño está dentro del coche, y del coche cuando el niño está fuera del coche, en el negocio de la seguridad.

Tan adiestrado está en el miedo que de mayor va a aceptar con naturalidad el colegio, modernas cárceles infantiles, las extraescolares, y los trabajos humillantes, con una promesa de prosperidad, una promesa en la que sólo los más rápidos y des-piadados van a prosperar.

Porque en el cole hemos adiestrado militares sumisos, no personas libres.

Esa persona sumisa, educada en el miedo, que ha aprendido a no llorar, a no sentir, está ahora dándote un consejo, y no puede entender que tú eres una persona en busca de aire libre para respirar, en busca de un espacio más arriba de las galeras o los infiernos.

¿Quién se ha llevado mi queso?, ¿y quién lo ha gratinado a 1100º en la fundición?, ¿a qué sabe el queso que se hace con leche que no sabe a leche que sale de una vaca que no muge, sino que relincha?

Vacas locas que dan consejos locos, ten mucho cuidado cuando elijas un coach o un mentor, mira si su vida te gusta, pregúntate si de mayor quieres ser como ella, lo más normal es que si pones la mano en el corazón tu camino no está en esa persona, que muchas veces pasaba por ahí, después de un ERE, o un despido procedente, o una jubilación anticipada, le ha tocado sufrir, sí, pero a lo mejor no le pides consejo sobre el alcohol a un alcohólico en una barra de un bar, ¿verdad?

He desarrollado más de 300 procesos de auditoría en AENOR, la asociación española de normalización y certificación y sé sin duda, lo he vivido, que la organización que se quiere certificar se certifica, y lo mismo pasa con las personas, les llames como les llames, psicólogos, psiquiatras o coachs.

Pon uno en tu vida, si te apetece, pero no cierres tu emoción, déjate sentir que tipo de persona te acompaña, no vaya a ser que sea una de tantas, y al cabo de un tiempo, más corto que largo, tú también pases simplemente por ahí, con un plan  de negocio al uso, que habla de un proyecto local pero mundial, la hostia de grande, que da la hostia de pasta, y que mola mogollón, ya sabes a quién, al del oximorón, al business angel, angelitos blancos de carne y hueso que te van a poner su pasta gansa a tu disposición. Porque tú lo vales, claro que sí.

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

nuestro objetivo no es hacer que todos los alumnos salgan iguales, cada alumno es diferente

42,

peer to peer, aprendizaje entre iguales,

un programa en el que no hay exámenes ni programa, 

no les damos un título ni un programa, porque no estamos de acuerdo con lo que implican los títulos,

nuestro objetivo no es hacer que todos los alumnos salgan iguales, cada alumno es diferente,

desarrolladores creativos y desarrolladores colaborativos, ése es el objetivo, 

ya que la informática está más próxima al arte que a la ciencia, qué interesante,

curiosas las claves de la universidad 42, este proceso en el que 70.000 solicitudes se filtran, sólo 3000 van a poder acceder a la piscina, el 15% abandona a la primera semana, 24 horas al día, 7 días a la semana, 4 semanas de trabajo en grupos,

trabajo auto-organizado,

un desafío continuo,

está claro que el mundo de la informática ha venido para quedarse, y algo tenemos que aprender de esta forma de incorporar conocimientos desde la práctica, con base en desafíos y proyectos de aplicación,

y el aprendizaje continuo.

   así lo vimos…

Carlos Carrera me hace llegar este caso de nueva educación, yo más bien sustituiría educación por procesos de apreHendizaje, en un diagnóstico certero, “me parece que te va a gustar”, va a ser que sí, qué bien me tienes escaneado, Carlos,

tanto que el video va a dar para una segunda entrada, porque la luz y la oscuridad se hacen patentes en este baile que es la vida, a ver cuándo me animo a publicar el siguiente, la parte 2 de la primera parte, que bien se podría titular

“42 horas al día, con flexibilidad, eso sí”

es muy curioso cómo a veces hace falta cambiar la forma de mirar el mundo, cambiar nuestro esquema de creencias, para hacer cosas radicalmente nuevas, diferentes, como es este caso de educación convertido en procesos de apreHendizaje,

en el que el profesor deja de ser el centro, la teoría deja de ser el centro, y nos acercamos al reto, al desafío, al apreHendizaje entre iguales – diferentes, yo hoy te puedo ayudar a ti en esto, mañana me puedes ayudar tú en esto, o una tercera persona,

en un enfoque centrado en el proyecto y en las capacidades combinadas del grupo, en un esquema mucho más horizontal, mucho más colaborativo, mucho más práctico, experimental, mucho más adaptado a la necesidad del mercado y a la vida,

todo porque un día alguien cambió su forma de mirar el mundo,

OPEN MIND, mente abierta, en la terminología de la teoría U.

 

 

mapeando el futuro

hemos terminado la conversación de “el futuro emerge” en Artxanda, con una sensación muy bonita, nos hemos juntado 7 personas que hemos ido compartiendo preguntas, proyectos, ideas y propuestas,

a la vera de la antigua rueda del funicular al empezar la reunión, a la sombra de los árboles que nos protegen del sol cuando continuamos charlando, sobre el suelo húmedo cuando ya cae la noche,

una conversación en esta tarde de primavera que va a tener una continuación, Tomás y yo nos vamos a tomar una caña en el Txakolí, en un rato en el que Tomás va ha hacer un bosquejo del propósito, azul sobre blando, con base en lo que ha escuchado,

en un planetario que empieza por el centro, emoción – conciencia, liderazgo colaborativo, ponencias y conversaciones, libertad, y unir, esas son las palabras que acompañan el futuro emerge,

y un planetario de temáticas relacionadas, bienestar / salud, desarrollo personal, educación, smart cities, nuevas economías, … globos alrededor de los cuales se organizan foros, pero que desconectamos entre sí,

y empezamos a tirar conectores, ¿podría existir una relación, una mesa de conversaciones en torno a desarrollo personal y educación?, sí, ¿podría existir una relación, una mesa de conversaciones en torno a smart cities y administración?, sí,

y las conexiones continúan al son de la conversación que trae Tomás,

y el dibujo de “el futuro emerge”, este dibujo en el que se plasma de una forma diferente el propósito de este evento que une lo viejo y lo nuevo, la esfera corporativa y la social / cultural, los líderes actuales y el liderazgo en formación,

se va desarrollando, alrededor de una rueda, del verde, a la sombra y sobre la humedad, con una cerveza en el Txakolí, aquí y allá, y el futuro nos encuentra conversando, es buena hora de volver a casa a cenar.

   así lo vimos…

y siento que este monigote va a evolucionar con la ayuda de los recién llegados al grupo, con Maite, con Iñigo, con Tomás, en cualquier caso se trata de conectar realidades, hoy se han juntado al grupo 3 nuevas formas de mirar la cosa,

la libertad en la vida (también en la universidad), conversaciones que conectan memorias en Iparralde, la biodescodificación y un taller de unas seguidoras de Hammer que tal vez tiene continuidad en Leioa, para continuar.

 

conversaciones a vista de pájaro, para empezar

hemos terminado de comer, y hacemos una ruta corta hasta San Pedro de Atxarre, para observar desde lo alto estos espacios que generamos las personas, lo llamamos civilización,

espacios en los que vivimos así de juntos, aquí al frente Mundaca, más al fondo Bermeo, tierra de mis padres, espacios en las que las personas nos juntamos, para vivir en relación,

espacios finitos en los que vivimos, en los que vive nuestra mente, con las limitaciones de lo que pensamos y nos permitimos decir, las limitaciones de lo que nos permitimos sentir, las limitaciones en las que se articula nuestra comunicación,

mientras observo el azul infinito del cielo y el mar, que se funde en algún sitio cercano con el verde, valores y comportamientos, el cielo y la tierra, mundo aspiracional y terrenal que se dan la mano,

para que nosotros podamos transitar, de aquí a allá, de donde aspiramos estar a donde realmente estamos, de donde estamos a donde aspiramos a estar.

   así lo vimos…

y seguimos jugando a conversar, hoy en Atxarre, mañana en Artxanda, porque nuestro mundo cambia cuando cambiamos nuestro modelo de atención, que se convierte en modelo de escucha, y en modelo de conversación.