lo que pasa cuando no me reconoces (III)

tal vez también a ti te ha ocurrido, aparece una persona en tu vida, tiene muy buena pinta, es mocetón espectacular, o una chica estupenda, puede que llegues a hacer algo con ella, o así lo piensas, en tu desarrollo personal o profesional,

tal vez la concibes como una nueva socia, como una pareja, da lo mismo,

y observas cómo evoluciona la relación, una relación que crece en intensidad, de vez en cuando hay un des-encuentro bestial, al rato hay un re-encuentro glorioso, llegas a un ajá, a una comprensión de la cosa a la que no habrías llegado solo,

si no hubiese mediado tanta tensión,

es la magia de la vida, que a veces requiere de la lucha de opuestos, y del fracaso y la frustración, para que nos re-planteemos qué creemos, cuáles son los fundamentos que nos sustentan, y cómo queremos ser de mayores,

y en eso estoy, con el cuaderno de trabajo del revés, patas arriba y boca abajo, porque en este proceso re-contacto con toda la falta de re-conocimiento que he experimentado en mi vida,

empezando por la falta de re-conocimiento primera, la de mi madre, que todavía hoy esconde a un hijo que acompaña personas y grupos de personas conscientes en el mundo organizativo, a ella eso no le suena importante, yo tenía que ser ingeniero,

siguiendo con una ristra de personas cercanas, mi ex, mi hermana, mi hija, ausencias de re-conocimiento gloriosas, a cual más dolorosas en el ámbito personal, en mi círculo familiar,

a las que se van a sumar las otras, Jesús y Tomás, Antonio, Paco, Marina, Eva o Montse, una ristra larga de personas que van a aparecer en el ámbito profesional con idéntica energía, sólo faltan Jaimito, Jorgito y el tío Gilito,

está claro que es un tema que va más allá de lo que entendemos como normal, aparece una persona y se siente con la libertad de cuestionarme, de mejorarme, como si hubiera algo que mejorar en mí, qué curioso,

cuando no le he pedido consejo ni ayuda,

y observo cómo me posiciono con esa persona nueva, y aprendo a establecer límites, esto no, esto no, esto no,

y pienso en otras posibilidades posibilidosas, tal vez un poco de chamanismo bien aplicado me va a venir reketebien en el tiempo nuevo, en las fechas por venir, y me hago el tontito, yo no sé gran cosa de esto, yo sólo pasaba por aquí.

 así lo vimos…

en el tiempo entre costuras,

el tiempo que media entre esta presentación y la otra, el tiempo en el que no tenemos que preparar el taller de esta jornada que hemos titulado “la magia de la TRANSformación (de memorias de escasez a enfoques abundantes)”,

una nueva dinámica aflora en el círculo, porque al gesto de dar y al gesto de recibir se une el gesto de tomar, y me imagino este ejercicio en un espacio abierto, con un grupo grande de personas, tal vez decenas, tal vez más,

y siento que una nueva energía está en circulación, seguro que nos vamos a divertir, desde una nueva comprensión.

cierro esta reflexión en 3 pasos de cómo puede ser la falta de re-conocimiento en nuestras vidas, dejándome sentir, y observo cómo me comporto cuando una persona nueva entra en mi vida, en mi círculo cercano, en el trabajo, en mi casa, en mi familia,

y me siento así o me siento asao,

y no filtro el encuentro en clave de oportunidad, sino de energía, esto es, observo cómo se modifica mi energía (me siento mejor o peor), cómo influye en mi comportamiento (puedo ser libre para comportarme como soy o tengo que adaptarme demasiado),

cómo evoluciona mi sonrisa (es natural, es forzada o la tengo que salir a buscar a la puerta y pedirle que vuelva a entrar en mi casa), cómo evoluciona mi gesto y mi cuerpo, siempre tan verdadero,

y re-conecto con este libro, el cuaderno de trabajo de pide y se te dará, un libro de Esther y Jerry Hicks que viene a animarnos a entender que somos entidades energéticas, y que tenemos una vibración propia,

y podemos hacer algo, porque nada hay en verdad obligatorio, para hacer que esa energía aumente, un proceso en el que el re-conocimiento propio es necesario, mal voy a poder re-conocer al otro si no me re-conozco yo,

y vuelvo a mi marco de referencia interno, que tan bien me sienta, y al azul oscuro de la comprensión, que me perdona por no dar siempre el 100, a veces ese dar lo mejor de mí misma se convierte en el 75 o en el 3.

la ley del espejo es una ley de aplicación siempre interesante, no siempre fácil, ya que muchas veces las personas que se acercan a nosotros ven en nosotros lo que ellos son, y vuelcan en nosotros sus conflictos y su forma de ver el mundo,

vestido con un traje nuevo, que nos quieren calzar,

sólo tú sabes si aceptas ese traje o lo devuelves a su origen, esto no es mío, esto es tuyo, mira que no te compro el género nuevo, que no voy a almacenar en mi ropero, muchas gracias, pero va a ser que no.

el orgullo es una de las 7 emociones que mueven este mundo, según nuestra concepción del mismo, una emoción correlacionada con el azul clarito, un orgullo que puede tener dos manifestaciones, fundamentalmente, a partir de la misma frase,

yo soy la pera limonera,

  1. y tú eres un mindundi, puerta para la arrogancia y el despotismo,
  2. y tú también (eres la pera limonera), puerta para el desarrollo sano del grupo y de la comunidad (o ecosistema),
  3. y como no hay dos sin 3,¿se te ocurre alguna otra frase de continuación?

la teoría U postula 3 grandes brechas que tenemos que navegar, 3 brechas que nos desconectan de:

  1. la naturaleza,
  2. el otro (el alter),
  3. de mí misma,

3 grandes brechas que bien se pueden re-leer como 3 grandes caminos de re-conexión, creo que está claro cuál de los 3 caminos ocupa nuestro día de hoy, un pasito más, otro paso adelante, en un proceso de sanación.

y así lo compartimos a nuestras listas de distribución…

¿y si yo me re-conozco a mí misma, para empezar?

en este mundo raro en el que vivimos,

en el que nos han enseñado a compararnos con los demás,

en complacer a los demás (sobre todo a las mujeres),

en complacer a mamá (como primer eslabón de una cadena más larga de personas a las que complacer),

a veces, sólo a veces, rozamos con alguien, si es que no topamos con pared,

alguien que nos recuerda ese proceso de no re-conocimiento inicial, el no re-conocimiento de mamá,

y nos obliga a contactar con el primer re-conocimiento, y casi único re-conocimiento necesario, un proceso esencial,

que dice “yo me reconozco”.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

Anuncios

y entramos en contacto con el SPT (el PuenTe Social)

dicen que construyeron la vía del tren que une Viena con Venecia, cruzando los Alpes, antes de que existiera una locomotora que pudiera atravesar semejantes desniveles, en la confianza de que alguien la construiría,

de la misma forma que dicen que Otto Scharmer escribe la teoría U sin conocer a Arawana, que va a desarrollar con posterioridad la técnica del Social Presencing Theather, o (SPT), una técnica de traducción difícil al castellano,

porque la palabra presencing se forma en inglés al juntar precence + sensing, presencia y sensaciones, por lo que el SPT vendría a ser un teatro en el que se muestran la presencia y sensaciones sociales,

una especie, que me dicen que no es, de constelaciones de tercer nivel, por si no las conoces hago una referencia corta a Bert Hellinger, y a las constelaciones familiares y organizacionales, el primer y el segundo nivel de las constelaciones,

una herramienta que se denomina así porque las personas, representantes de alguien que no está, es como ocurre en el teatro, en el que la persona a la que vemos representa a una persona cuya vida narra la obra,

se mueven de un lado para otro, generando un movimiento que tiene todo que ver con los movimientos que se dan en el sistema familiar, que es lo más parecido a una constelación de estrellas vibrantes, somos seres energéticos en movimiento,

no es extraño que esta técnica, que nace en las representaciones aborígenes de tribus sudafricanas, cuando Bert Hellinger es un prelado que atiende a estas comunidades, se traslade inicialmente a Europa, aplicado a los círculos familiares,

y que posteriormente se traslade al ámbito organizacional, que no deja de ser una constelación de personas que se juntan en un momento de la historia organizativa en torno a un objetivo de transformación,

y que hoy en día se propicie este tercer movimiento, y aquí voy a desoír el consejo de Mery, que me dice que no asocie el SPT con las constelaciones de Bert Hellinger, ya que no tienen el mismo origen,

y me pregunto si el origen es o no el mismo, ya que estamos hablando de la energía y las emociones que se hacen presentes en el campo de la representación, en el teatro de esta vida, aplicado en este caso al campo social,

al campo de la TRANSformación de la sociedad, un campo que va más allá de la familia, un campo que va más allá de la organización, porque de lo social todas nosotras formamos parte, no hay escapatoria posible,

es la magia de esta herramienta, que un día alguien enuncia aunque no sabe quién va a construir esa locomotora que une Viena con Venecia, por encima de los Alpes, sube que te sube, baja que te baja,

por puentes escarpados, que conectan nuestro pasado con nuestro futuro, lo que ya hemos construido con todo lo que nos queda por construir, con la magia de la TRANS, a nivel social.

   así lo vimos…

 

“cuentan que construyeron la vía férrea sobre los Alpes entre Viena y Venecia antes de que existiera un tren que pudiera realizar el trayecto, aún y así la construyeron, sabían que algún día llegaría el tren”

fragmento extraído de la película “Bajo el sol de la Toscana”

de la mismo forma, empezamos a escuchar términos extraños, como el del liderazgo colaborativo, ya que mucho antes de que sean una realidad entre nosotras, alguien junta términos casi contrapuestos,

en la confianza de que un día la locomotora aparezca,

y se haga presente entre nosotras, y transite con naturalidad ese espacio que media entre el liderazgo actual, tan beligerante y competitivo en muchos casos, y la energía de la colaboración, una energía de la que nos falta un mundo por apreHender.

y para que esta energía se vaya haciendo presente entre nosotras, proponemos dos presentaciones y dos talleres en Bilbao y en Madrid que titulamos “de memorias de escasez a enfoques abundantes”,

en los que exploramos los fundamentos del liderazgo colaborativo y de la abundancia, con la ayuda del SPT, esa herramienta fundamental en la teoría U que Otto intuye, que Arawana desarrolla, y se hace presente entre nosotras con Mery Míguez,

el 05 y 06 de Junio en Bilbao, y el 08 y 09 de junio en Madrid.

con estas 4 actividades empezamos a abrir los círculos de iniciativa de el futuro emerge en Bilbao y Madrid, en un proceso que denominamos el tran tran del tren, sí, a nosotros también nos gustan los vagones y las locomotoras, el proceso,

y los fuegos artificiales, pequeñas fiestas en las que nos juntamos a celebrar la magia de la vida, que ocurre y se despliega a nuestro alrededor, si quieres tienes un poco más de información de este proceso del que tú también eres parte en este enlace.

el futuro emerge es un movimiento mediante el cual indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, un movimiento que nos permite crear puentes sociales entre territorios, como Viena y Venecia, desconectados por los Alpes,

aún cuando no hay locomotoras con capacidad para cubrir el trayecto, en la confianza y en la comprensión, ésta es la energía que nos ayuda a desplegar el futuro próximo, está ahí aunque no lo veamos, de que alguien las va a desarrollar, vaya que sí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

buscando el amanecer (con la presencia del Yo soY)

me levanto a las 5 de la mañana para cruzar Madrid antes de que el pertinaz atasco de cada día haga difícil lo que a estas horas es tan sencillo, y tomar la A2, esa autovía que nos conecta todas las mañanas con el amanecer,

por ahí levanta el sol, ligeramente desde el noreste, y soy consciente de ese milagro de cada día, que nos perdemos metidos en nuestros sueños, o en nuestros coches, o en las oficinas y fábricas de nuestros días,

hoy tengo la suerte de disfrutar de todas las fases que encierra un amanecer, desde la más cerrada oscuridad, pasando por ese tenue color ahí al fondo, algo empieza a cambiar, hasta el sol bien alto, que ya molesta,

todo es cuestión de que el trayecto nos lleve 1, 2, 3, 4 horas, sí, hoy tengo que llegar a Caparroso, ese pueblo navarro en el que hay una planta de manto de roca, una planta de Rockwool, sí, porque los daneses hacen manto de roca,

un tipo de material aislante que se utiliza en construcción, y me acuerdo de mi primera visita hace la 8 años, una reunión que va a ser la base de una oferta que hablar de la construcción del yo, que se conecta con otras personas, del grupo al equipo,

para poder todas juntas, nuevos enfoques, que tienen una repercusión en la innovación (procesos creativos en los que varias de nosotras concurrimos) y en nuestra pequeña (o no tan pequeña) comunidad,

y en ese sentir me ando, y despierto como tengo el observador, veo cómo dos aviones dibujan un camino ascendente en el cielo, parecen competir por llegar más alto, allá tras el castillo,

hasta que uno se separa, y toma el camino de la derecho, no puedo sonreír, cuando veo la figura que mis dos inesperados compañeros de viaje dibujan, porque de la I latina pasamos a la Y griega,

del yo soy inglés (I am), pasamos al Yo soY español, y me acuerdo de aquella primera oferta a Rockwool para correr un proceso en un grupo de Europa sur en inglés a la visita de hoy, tras la que seguramente hagamos otra oferta similar,

ahora en rudo castellano, 8 años después, un proceso en el que la persona que se acerca, en pos del amanecer, ha cambiado, vaya si ha cambiado, y el Yo soY que apuntaba ya está presente, esa es la buena noticia,

qué bonito volver a verte, Marilú, claro que podemos ayudaros, todo empieza con un pasito, más allá de donde estamos anclados, en un programa que junta lo que queremos ir filtrando en la organización,

un viaje en el que el Yo soy se va a hacer presente, con la emoción en el centro, facilitado por lo que nuestros clientes internos quieren comprar, nuevos modelos emergentes de gestión, empezando por teoría U, y reinventar las organizaciones,

esos dos modelos de una nueva forma de pensar – sentir – hacer que tanto van a influir a los líderes de este mundo, viejo y nuevo, porque lo que está por venir lo hacemos entre todas, hoy,

no podemos escabullirnos de nuestra responsabilidad, esperando que la próxima generación haga mañana lo que tenemos que hacer nosotras hoy, y arregle lo que ya no se puede arreglar.

   así lo vimos…

Marilú, es hora de observar lo que pasa alrededor nuestro. Esther no está presente, no va a ser ella la persona que va a impulsar este programa, no te engañes, si hay alguien que tiene esa capacidad en tu organización ésa eres tú.

en la conversación surge la figura del salmón contracorriente, hoy tu esposo, mañana un extraño ser que pasa por ahí, contando historias raras, con la extraña convicción de que sí se puede hacer tantas y tantas cosas con los mimbres que tenemos hoy,

no dejes de compartir con tu pareja  las 3 escuchasel 3ple camino, a ver qué tal le suena, y no te olvides de escuchar es amar, esta iniciativa que se hace grande con la ayuda de nuestras amigas, en la plataforma goteo,

seguro que conoces alguien en Pamplona con quien podemos contactar.

 

y Gaizka me hace llegar este video, mila esker (mil gracias), Gaizka,

en un día en el que el equilibro entre la tierra y el cielo es especialmente singular, y en el que podemos observar qué hacen otras personas con las piedras, polvo de estrellas de las que no sólo se pueden hacer mantos

y otras cosas surgen en el camino, qué bonito es este mundo en el que hemos decidido vivir.

y me río al pensar la de cosas que caben en un día, dentro de una hora, también voy a llegar tiritando, 5 minutos tarde, en dkv, una organización verde que tiene la posibilidad de moverse hacia el azul, en una repetición de una presentación años atras,

todo es tan parecido y a la vez tan diferente,

y en esa reunión que va a promover Alberto, qué bonito grupo, de 5 a 7, en una primera convocatoria, y de 7 a nueve, el futuro emerge en ZGZ, qué bonitos re-encuentros, qué bonito camino en busca del amanecer,

con el Yo soY presente, acompañado de la presencia y el cariño de la madre, y el niño prendido, un niño que me dice que quiere que le compre unas raquetas de nieve para caminar por encima de la nieve en las montañas,

antes de que llegue el deshielo, quién sabe si detrás de esos montes vislumbre de dónde surge todas las mañanas la luz.

en la reunión de la tarde, jugamos un rato con esas frases que hablan de la ley de la atracción, tan relacionadas con los fundamentos del liderazgo colaborativo, qué divertido es cuando las podemos compartir,

porque dar es recibir, y no somos menos cuando más y más personas se acercan a los fundamentos de la abundancia, unas bases que todas tendríamos que traer de serie con a ayuda de papá y mamá, de la maestra y el profe,

pero que tonterías digo, ellas no sabían, les pasa como con las emociones, nadie les enseñó, y es muy difícil compartir algo que tú no conoces, y estás lejos de integrar en tu vida, … pero bueno, nunca es tarde para empezar, otra vez.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

el curso de los milagros se hace presente en mi casa

quién sabe por qué un día de estas navidades comentamos durante un desayuno la idea de hacer un curso de milagros, quién sabe si conectamos con la idea de que sólo un milagro puede cambiar nuestra situación de vida,

tal vez nosotras solas no seamos capaces de conseguirlo,

y la idea pasa, porque las ideas vienen y van, ése es el potencial maravilloso de la mente, que se parece tanto al mar, ola viene, ola va, y siempre hay una ola más, en el reflujo incesante de la vida,

y en eso estamos, en la casa del libro en una tranquila mañana del sábado, de paseíto por Torrelodones, al encuentro de Fernando, al que le voy a pedir que le lleve 3 tonterías a mi hija Maitane, que vive en México,

y en lo que me demoro preguntando por varios títulos me encuentro con Silvia ojeando un libro gordo, de papel finito, encuadernado en azul, muy sobrio, sin dibujitos y con mucha letra, el tipo de libro que yo no me compraría nunca,

a los niños nos encantan los dibujos y los colores,

qué curioso, Silvia está leyendo “un curso de milagros”, un libro que nos vamos a llevar a casa sí o sí, y que ya es parte de nuestras estanterías, al que tal vez vamos a dedicar un atril, en el que sea bien visible la lección nuestra de cada día,

ayer, 05 de marzo, lunes, la lección 1, hoy, 06 de marzo, la lección 2, y de la misma forma que ayer observo cómo “nada de lo que veo en esta habitación significa nada”, eso es ayer,

hoy “le he dado a todo lo que veo en esta habitación todo el significado que tiene para mí”, y vuelvo a observar todos estos objetos que me rodean en mi mesa de despacho, algo así como mi fortín emocional,

objetos que están a mi alrededor con todo el significado que tienen para mí, y que yo les he dado, y te puedo asegurar que hay un mundo de objetos cada cual, por lo menos, con un significado, y con un recuerdo asociado,

y pienso en este año natural de 365 días, con sus correspondientes lecciones, un proceso a seguir que seguro nos trae alguna que otra sorpresa, en el ejercicio de observar observando que es la vida,

ola viene, ola va, las causualidades y los milagros.

   así lo vimos…

re-contacto siquiera por un momento con la ruta de esta semana, una ruta que me lleva de vuelta al País Vasco, Vitoria, Donosti, Bilbao, en este proceso tan interesante de abrir grupos y de cerrar grupos, ola va, ola viene, dar cera, quitar cera,

creo que me va a dar pena terminar 3 de los 5 grupos que hemos formado, en los que practicamos las 3 escuchas, este proceso tan sencillo, y tan potente, de prestar atención a lo que pasa a nuestro alrededor desde nuestro interior,

y re-contacto con estas tres entrevistas que salpican la semana, en Seat, en Mutualia, en Begoñazpi, qué divertida es esta vida cuando en cada sitio tienes una cosa diferente que contar, o la misma cosa con una aproximación tan diferente.

el futuro emerge, organizaciones que encuentran y cuentan cuentos, escuchar es amar son elementos que forman parte de nuestra propuesta transversal, una propuesta que sabe saltar entre cajas del mundo corporativo, social y educativo,

cajas convertidas en procesos de apreHendizaje de un nuevo liderazgo, que conecta mundos y espacios des-conectados, un liderazgo mucho más colaborativo, mucho más abierto, mucho más sano y coral.

el azul índigo que rodea la imagen de Albert Einstein y el azul oscuro del libro un curso de milagros es el color que en 7 emociones tiene la comprensión, nuestra emoción más oculta, porque no tiene una expresión facial evidente,

por eso es una de nuestras emociones favoritas, si te digo la verdad hay otras 6 más que, como los milagros, infinitos a nuestro alrededor y en el interior nuestro, también molan un montón.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

haciendo amigos nuevos en la máquina del café… y dentro de la nevera

acepto la invitación de Joaquín para asistir a un partido de la final de hockey hielo femenino de la liga regular que se celebra en la nevera, la verdad es que recibo la invitación por tercera vez, y a las 3 he dicho que sí,

circunstancia extraña donde las haya,

tal vez hay una “causualidad” esperándome, si tiene que ser será, y no puedo evitar escucharle a Carmen, la chica que se sienta a mi izquierda, su presentación personal, resulta que es responsable de patrocinios de Iberdrola,

de hecho ella está aquí por ese motivo, su organización patrocina el campeonato de hochey hielo femenimo, de la misma forma que es patrocinadora de otros eventos deportivos y culturales, es lo que tienen las grandes organizaciones,

y me hace gracia pensar en ese evento del que le voy a mandar información, el futuro emerge, porque le pido su tarjeta y me la da, relacionado con el liderazgo colaborativo en el siglo xxi, y con una mirada transversal al mundo,

un mundo nuevo en el que el corporativo y el mundo social están llamados a entenderse y caminar juntos, como están llamados a caminar juntas la educación y la salud, o la conciencia y el dinero,

sí, me río al pensar que la página de inicio de “el futuro emerge” tenga la imagen de una competición de traineras, una competición en la que una de las embarcaciones parece volar sobre las olas, ¿en realidad puede tomar vuelo una trainera?,

una imagen que no quiere decir que nos patrocinen sino que nos gusta esa idea, un grupo reducido de personas que surge de entre las olas, con una embarcación rosa, color que junto con el verde representan el amor,

porque lo que buscamos es un grupo de organizaciones amigas que acompañen este movimiento, tan bonito, bueno y necesario, de la inteligencia colaborativa, un grupo de personas remando juntas, buena imagen para empezar,

en este laboratorio de pensamiento – acción, guiado por las capacidades del corazón, un auténtico, aunque no creo que sea el primero ni el último, “heart tank”.

   así lo vimos…

en este proceso de lunes que sigue a la invitación que me hace Joaquín para asistir a la nevera, muchas gracias, Joaquín, siento qué importante es que todo movimiento, el futuro emerge, o escuchar es amar,

tenga una página central de presentación, desde la que se pueda entender los 3, 4, 5 elementos diferenciales del proyecto, que hacen la diferencia con otros tantísimos proyectos interesantes en este amplio mundo,

de la misma forma que es importante rendirse, una vez más, a la casualidad, y a lo que está por venir, se presente de la forma que se presente, al lado de la máquina del café o dentro de la nevera.

termino con las notas mentales de la jornada… 1, qué lejos está el deporte minoritario de los deportes de masa, casi tan lejos como los profesionales de los aficionados, y qué lejos está el deporte femenino del masculino,

2, a ver si vuelvo a quedar con Joaquín y se abre la conversación que no hemos podido tener hoy, tal vez puedo colaborar con él para difundir en el entorno organizativo la nevera, este semillero de talentos y medallas, ejemplo de la marca España,

3, y a ver si viajando de aquí para allá, Correos, levantarse y caerse, Endesa, Iberdrola, Skoda, Ferrovial, seguimos difundiendo este mensaje de paz que ilumina la pista, de la empresa Om Shanti, “quien está limpio de corazón, ríe

y me río de cómo voy a difundir estas líneas en linkedIn,

quien está limpio de corazón, ríe

y quien está limpio de corazón colabora, en vez de competir.

porque ése es parte del mundo nuevo al que tenemos que llegar, un mundo en el que la inteligencia colaborativa prende desde el corazón, como están prendidos estos dos proyectos, el futuro emerge y escuchar es amar,

dos proyectos que pueden encontrar un nuevo amigo en tu organización,

si es que coincidimos junto a la máquina de café, 

o dentro de la nevera,

porque cualquier sitio es bueno para coincidir, y compartir.


OM SHANTI está compuesto por el mantra universal OM y por la palabra  sánscrita Shanti que significa Paz. Generalmente se recita tres veces: Om Shanti, Shanti, Shanti.

El número tres (y los triángulos) se repite mucho en el Yoga ya que tiene que ver con los tres planos de nuestro ser: cuerpo, mente y espíritu.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos, qué bonita palabra, cada ver me gusta más, desde este enlace.

 

qué bien se vive conecta2 al entusiasmo

Entusiasmo significa que disfrutas a fondo con lo que haces, más el elemento añadido de un objetivo o visión para los que trabajas. Cuando añades un objetivo al disfrute de lo que haces, el campo de energía o frecuencia vibratoria cambia. Al disfrute se le añade ahora cierto grado de lo que podríamos llamar tensión estructural, y eso lo convierte en entusiasmo. En la cumbre de la actividad creativa alimentada por el entusiasmo habrá una intensidad y una energía enorme en lo que hagas. Te sentirás como una flecha que va volando hacia la diana… y que disfruta con el vuelo.

A quien lo vea desde fuera, podrá parecerle que estás estresado, pero la intensidad del entusiasmo no tiene nada que ver con el estrés. Cuando lo que quieres es llegar a tu objetivo, y no hacer lo que estás haciendo, sufres estrés. Se pierde el equilibrio entre disfrute y tensión estructural, y ésta última vence.

El estrés siempre disminuye la calidad y la eficacia de lo que hacemos bajo su influencia. También existe una fuerte conexión entre el estrés y las emociones negativas, como la ansiedad y la ira. Además, el estrés es tóxico para el cuerpo.

A diferencia del estrés, el entusiasmo tiene una frecuencia de energía alta, y por eso está en resonancia con el poder creativo del universo. Por eso Ralph Waldo Emerson dijo que “nunca se ha conseguido nada grande sin entusiasmo”.

El entusiasmo sabe a dónde va, pero al mismo tiempo está en plena comunión con el momento presente, la fuente de su vitalidad, su alegría y su poder. El entusiasmo no “quiere” nada porque no le hace falta nada. Es uno con la vida y, por muy dinámicas que sean las actividades inspiradas por el entusiasmo, no te pierdes en ellas. Y siempre queda un espacio de calma pero intensamente vivo en el centro de la rueda, un núcleo de paz en medio de la actividad, que es la fuente de todo y que nada puede alterar.

qué bueno conectar con este texto Eckhart Tolle, en el libro “todos los seres vivos somos uno”, un texto que nos habla de entusiasmo y estrés, de objetivos y tensión estructural, de vitalidad, alegría y poder, abierta la puerta a la fluidez.

   así lo vimos…

en medio de esta mañana de sábado, observo cómo el entusiasmo se ha hecho realidad en mi casa, con la preparación del primer taller para capacitar a facilitadores de 7 emociones en Gredos, el 26, 27, 28 de marzo próximo,

y los talleres que estamos dando y recibiendo Silvia y yo, algo parece que se le ha movido a Silvia como consecuencia de las últimas sesiones de terapia, la última de ellas ayer,

y observo cómo vamos apuntando todos los talleres que tenemos comprometidos, lo que vamos a hacer, como facilitadores y como receptores, en un camino que describe muy bien Echeverría, aprender para TRANSformar,

y estoy apuntando esto y aparece Silvia por la puerta del salón con una frase magnífica, “ya está, pagada la reserva”, así es la vida, como hago yo la reserva del sengundo nivel de dragon dreaming, el sueño del dragón,

sí, efectivamente, vamos dejando atrás nuestros miedos, nuestros dragones dormidos, y observo cómo algo sutil va creciendo en nuestro interior, algo que surge de dentro y que no se puede parar, tal vez es nuestro entusiasmo,

ilusión por proyectar en el mundo algo nuevo, desde nuestra convicción creciente, sí se puede, desde nuestra mejor intención.

y las páginas del calendario, ayer vacías, empiezan a recoger esa secuencia de talleres y proyectos que se van a encadenar, empezando en febrero, a lo largo de este cuatrimestre, marzo y abril, por delante,

sin lugar alguna este camino que hoy te cuento continuará, esto no ha hecho más que empezar.

aunque no hay una correspondencia 100% entre todas las cosas, intentamos explicar el mundo a partir de 7 emociones fundamentales, me voy a dar un rato para ver dónde colocaría yo el entusiasmo,

pero creo que ocupa un sitio, o al menos ahí lo situaría yo, entre el azul claro del orgullo humilde y el azul índigo de la comprensión,

mientras que no me queda ninguna duda dónde se encuentra el título de este libro tan bonito que hoy nos regala este post, “todos los seres vivos somos uno”, en el terreno de la comprensión.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

¿cómo es la gente en este pueblo?

Érase que se era un hombre anciano en las puertas de la ciudad, en un país muy lejano, acompañado por su nieta pequeña, cuando llega un extranjero con intención de instalarse en su ciudad, al que le hace esta pregunta,

¿cómo es la gente de esta ciudad?,

a la que el anciano le responde con otra pregunta, ¿como es la gente de la ciudad de donde vienes?, a lo que el extranjero responde que es “la gente mas simpática del planeta, ya los echo de menos, los tengo en el corazón,”

a lo que el anciano le responde, con una sonrisa preciosa, “pues qué suerte, porque aquí te vas a encontrar con el mismo tipo de gente, toda la gente de esta ciudad va con el corazón en la mano, son todos magníficos,”

no es anormal que el extranjero decida entrar en la ciudad.

Un poco mas tarde llega otro extranjero y les hace la misma pregunta, ¿cómo es la gente de esta ciudad?, pregunta que recibe la misma respuesta, ¿cómo es la gente en el lugar de donde vienes?

“Eran todos desagradables, odiosos, ya nos los soportaba, por eso me tuve que mudar, por eso estoy en este camino asqueroso, en búsqueda de un sitio habitable en el que poder arraigar”,

a lo que el anciano le responde, con la misma sonrisa abierta, “pues qué lástima, porque aquí te vas a encontrar con el mismo tipo de gente, todos insoportables, arrogantes, codiciosos, envidiosos, gente ruin a tal punto que no te puedes imaginar,”

no es anormal que el extranjero decida no entrar en la ciudad.

La nieta, patidifusa, algo ha pasado que no llega a entender, está claro, le pregunta al abuelo cómo es posible que la misma pregunta reciba dos respuestas tan contradictorias, no es que sean diferentes, son opuestas,

un comentario que se abre a la explicación del anciano, esta persona sabia que le va a explicar a su nieta, con palabras sencillas, adecuadas para su edad, que vemos el mundo exterior tal como somos nosotros en nuestro interior,

porque transportamos nuestro mundo interior por todas las partes a donde vamos, y si le preguntas a un águila cómo es el mundo te dirá que es amplio, mientras que un delfín te dirá que es húmedo,

y si le preguntas a un caballo salvaje te dirá que el mundo es espectacular y que en él se puede hacer todo lo que uno quiere, mientras que un caballo de labor te dirá que el mundo es esfuerzo e imposición, y si le preguntas a un caballo de circo cémo es el mundo te dirá que está lleno de sonrisas de niños, y una hormiga te dirá que es infinito,

está claro que hay seres humanos que son hormigas, otras son águilas, otros caballos de circo o caballos de labor o caballos salvajes, y además están seguros de que todo el mundo es un caballo o un águila o una hormiga,

y a eso se debe que nunca conozcamos a nadie, porque sólo nos volvemos a encontrar con nosotros mismos, salvo cuando descubrimos la tolerancia y la curiosidad y podemos abrir nuestro corazón a la novedad,

para así poder aprender algo nuevo.

   así lo vimos…

gracias, Silvia, por compartir con nosotras este cuento que surge en el taller de Christian Fleche, en el módulo de creencias, en este proceso tan bonito que nos permite entender la salud y la enfermedad en relación con las emociones y la vida,

un paseo que la escuela francesa de Biodescodificación nos propone,

un cuento que nos conecta con la ley del espejo, un cuento que tal vez nos hace reflexionar sobre esas personas y relaciones que nos sacan de quicio, buen sitio desde el que empezar a mirar,

porque hay algo ahí fuera que también es yo cuando algo no funciona en una relación, algo a lo que tengo la posibilidad de mirar, más si me pregunto cuál es mi contribución a la situación.

quién sabe por qué trazo la historia del extranjero, el abuelo sabio y la nieta con la imagen de Spirit, ese caballo libre al que hacemos referencia en el texto de 7 emociones, en donde le que asociamos con la energía del violeta,

tal vez por la simple cita de los 3 caballos,

  • el caballo libre,
  • el caballo de faena,
  • el caballo de circo,

por cierto, de estos 3 tipos de caballos, ¿a cuál te pareces más?

Si la pregunta no está suficientemente clara, tal vez te podemos ayudar con otra pregunta,

  • ¿te gusta charlar con las águilas?
  • ¿te gusta charlar con las hormigas?
  • ¿te gusta charlar con los niños?

 

y cada vez tengo menos dudas que la ley del espejo ocupa el espacio del azul índigo en el universo de las 7 emociones, ese espacio que destinamos a la emoción de la comprensión, la más insondable, la más profunda,

esa emoción de la que poco se habla en occidente, por no decir nada, esa emoción que nos acerca a ese mundo perfecto, en el que Yo también soy Tú.

cuando somos capaces de abrir los ojos con curiosidad, conectar con lo que es, observar sin prejuicios ni posjuicios, conectamos con nuestro niño interno, y estamos realizando ese proceso que en la teoría U se denomina “open mind”, mente abierta,

uno de los 3 caminos de desarrollo personal, y de la humanidad.

en este proceso de re-encuentro con nuestra sabiduría ancestral, con el caballo y el águila, con la hormiga y el delfín, con la hermana planta y la montaña, ponemos en valor las conversaciones que entablamos con otras personas,

4 tipos de conversaciones que se derivan de 4 reinos, y de 4 campos de la atención, un tema sutil, pero que se manifiesta de forma tan evidente en este mundo, porque así como es nuestra atención… así son nuestras conversaciones,0

por cierto, hablamos de 4 reinos, y tal vez no sabes cuáles son.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

del azul al rojo, y del rojo al azul (y el día en el que me hice de la Real Sociedad)

observo con gusto el proceso por el que Iñigo Martínez ficha por el Athletic de Bilbao, tras haber dejado en titulares, no hace muchos años, aquel titular, con letras grandes, de yo NUNCA jugaría para el enemigo,

y es un gusto que no tiene nada que ver con la rivalidad entre vecinos, no hay inquina ni ganas de molestar en el comentario, lo veo desde otro punto de vista, un sitio raro, lo reconozco,

tras pasar un par de horas la semana pasada en el pueblo de Pasajes, ese espacio en el que resucito hace 7 años, tras un proceso de ruptura que no es doloroso, podemos decir que es lo siguiente,

un proceso en el que observo cómo el fracaso empresarial lleva al fracaso de la pareja, a la ruptura familiar, sí, y posteriormente a la separación de mis hijos, que viven ahora al otro lado del charco, de este mar que nos separa y nos une,

porque podría llegar a las costas de Veracruz desde el puerto de Bermeo, en la costera vizcaína, la casa de mis padres y el origen de mi primer nacimiento, de la misma forma que podría llegar desde el puerto de Pasajes, en mi segundo nacimiento,

y observo cómo soy vizcaíno de origen y guipuzcoano de resurrección, rojo de origen y azul en mi nueva vida, no sé cómo van a llevar mis amigos de juventud, mi cuadrilla, esto de vivir con el enemigo,

pero sienta muy bien este proceso, en el que nos quitamos una etiqueta de la frente, nos quitamos un condicionamiento, un prejuicio y 3 postjuicios, y miramos en el ojo de nuestro vecino para vernos dentro, no reflejadas, sino dentro,

para observar que yo también moro ahí, y que yo soy tú.

   así lo vimos…

Si quieres saber algo más de procesos de cambio de camiseta, puedes abrir este enlace, qué curioso, 13 jugadores han cambiado en la historia las rayas azules por las rayas rojas, qué bonito número, 13, mi número favorito,

con el blanco de los ojos en común.

y observo con cariño la historia de mi vida, a veces nos hacen falta 7 años para recuperarnos de un batacazo, sí, 7 años, todo un septenio, se dice rápido, pero a ratos te desesperas, viendo pasar el tiempo, y observando que nada cambia,

o eso parece, y me acuerdo de la fábula del bambú, y me sonrío al ojear esta entrada, qué bonito es recordar, no hace tanto tiempo yo también pasaba por aquí, metidito en el rojo del miedo, en la energía del YO NO SOY.

poco a poco integro las emociones en mi vida, y entiendo mejor el azul clarito, ese orgullo sano, humilde, que me permite transitar a un espacio en el que el EGO es menor, en el que las otras personas existen,

en realidad son el espejo de mi existir, si lo que veo ahí fuera no es bueno, bonito y verdadero mejor si miro con cariño hacia mi interior, si lo que veo me complace buen síntoma, puedo seguir caminando,

hasta que nos encontramos con esa frase hecha, convertida en realidad en nuestro día a día, YO SOY TÚ, 3 palabras de las que es difícil arrepentirse, y dar un paso atrás, estamos llegando poco a poco a una nueva comprensión.

el rojo en 7 emociones, no te lo pierdas, hincha del Athletic, simboliza el miedo, tela marinera, esa energía que no queremos ni ver, mientras el azul clarito representa el orgullo humilde, la energía a la que me gustaría llegar cuando sea mayor,

y el azul oscuro, índigo, ¡¡¡aupa, Erreala!!!, representa la comprensión, esa emoción a la que prestamos tan poco caso en el mundo occidental, tan preocupados como estamos de lo externo, de los dineros y del tener, de la expresión facial,

y me quedo con ganas de seguir, mientras miro con una sonrisa ese día en el que me hago un poco de la Real Sociedad de San Sebastián, cerca del puerto de Pasajes, del puerto comercial y del pequeño embarcadero del pueblo pesquero,

siempre he confundico Pasajes San Pedro y Pasajes San Juan, creo que entre estos dos también hay rivalidad, un día tenemos que mapear la costera de nuestra infancia, con los puertos de Bermeo y el Abra de Bilbao, de la Concha y Pasajes,

los puertos y prados de nuestra vida, buen sitio para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

instantes de felicidad

érase una vez que se era un hombre curioso, un hombre súper mental, un investigador que quiere comprender la vida, qué complicado, qué grande, comprender la vida, … no deja de ser una misión importante para un simple mortal.

Y este investigador decide dedicar su vida a esa búsqueda, “quiero comprender la vida”, como si se pudiera comprender el sabor de las fresas. Y para ello emprende un viaje a pie, echa a andar kilómetros y kilómetros y durante el camino no para de hacerse preguntas: ¿Por qué el cielo es azul?, ¿por qué me late el corazón?, ¿por qué esto?, ¿por qué aquello? Hay un montón de cosas que no comprende, ¿por qué sopla el viento?, ¿por qué sonríe la gente?, ¿por qué algunas veces tengo sensaciones agradables en el cuerpo?, si yo siempre soy el mismo. Algunas mañanas se despierta y se pregunta: “esta vida, ¿qué es?” Un día llega a lo alto de una montaña. Allí se siente muy alegre y se dice: “a lo mejor la vida es esto”, “igual la tengo dentro de mí”, y dice: “voy a prestar atención a esta sensación que está aquí dentro de mí.”

Baja de la montaña, coge un camino que sale a la derecha y la cosa que tenía dentro desaparece. Vuelve atrás, coge otro camino, y en ese otro camino vuelve a sentir que la cosa sigue ahí. Así, de camino en camino, cuida de estar siempre vigilante procurando mantener lo que tiene dentro.

Y caminando con esa sensación en su interior, llega a un pueblo. Hay un camino ancho y al final del camino está la entrada al pueblo. Avanza, la cosa sigue allí (en su interior). A los lados del camino de entrada al pueblo hay piedras, son como lápidas y en ellas están escritos nombres de personas, también pone edades, 5 años y 2 meses, 8 años y 3 días.. Y no entiende nada. De repente vuelve la cabeza y piensa, ¿cómo puedo sentir esto en mi interior que es tan agradable, dulce y al mismo tiempo mirar las tumbas? Sigue sin entender nada. ¿Cómo la gente de este pueblo se puede imponer mirar esto cada vez que entran y salen del pueblo? Así, con gran curiosidad, entra en el pueblo y en cuanto se tropieza con una persona, le pregunta, ¿cómo hacen ustedes en este pueblo?, cada vez que entran y salen tiene que ser insoportable ver estas tumbas con todos esos niños muertos. La persona del pueblo le dice, “escucha viajero, vete a ver al jefe del pueblo y él te lo explica”.

El viajero se presenta ante el jefe del pueblo y éste le explica lo siguiente: investigador, pareces curioso por comprender la vida. Nosotros aquí en nuestro pueblo hace mucho tiempo qué la comprendimos. Con lo cual la curiosidad del joven viajero cada vez es mayor, y le pregunta: ¿han comprendido la vida? Y el jefe del pueblo le dice: te voy a decir nuestro secreto. Cuando un niño llega a la edad de 15 años, yo, el jefe del pueblo, le regaló un cuaderno y en ese cuaderno cada persona va apuntando todos sus momentos de felicidad. Una gota de rocío por la mañana que se desliza por una hoja, diez segundos de felicidad. La sonrisa de mama al despertar, treinta segundos de felicidad. La mirada de mi amada todas las mañanas, ochenta y tres segundos de felicidad. Una puesta de sol con el cielo que se inflama, diez minutos de felicidad. El instante en que ella me dijo que sí, todavía más segundos de felicidad. El nacimiento de mi primer hijo, de mi segundo hijo, cada instante en el que le tomé en mis brazos y se apaciguó, se calmó, cada sonrisa, cada risa, otros tantos instantes de felicidad …

Y a lo largo de toda nuestra vida en nuestro pueblo anotamos con mucho cuidado todos esos instantes de felicidad, porque para nosotros son instantes de vida, así que cuando desaparece el cuerpo y nuestra alma se va a otro viaje, yo, el jefe del pueblo, cojo el cuaderno y sumó todos los segundos y los minutos, y eso, joven viajero, es lo que tú has visto encima de las tumbas. Son todos nuestros momentos de felicidad, porque para todos nosotros la vida son instantes de felicidad.

Así que os doy las gracias, porque durante estos tres días habéis participado para llenar mi cuaderno y me habéis permitido llenar instantes de felicidad. Muchas gracias.

Os deseo muchos instantes de felicidad. Bien sea aquí o en otros lugares, en la descodificación y en una vida estupenda.

   así lo vimos…

Origen del cuento: relato de Beatriz Bourau-Glisia, profesora de la escuela francesa de biodescodificación, transcrito por Silvia Bascón Arbizu,

una chica preciosa que nos regala esta historia (érase una vez que se era), relacionada con la curiosidad, y una búsqueda que le acerca a esta comprensión de la vida, ahí va, qué curioso, nos volvemos a topar con el azul índigo de la comprensión.

si quieres, tú también puedes acompañarnos en este ejercicio, lástima que no podemos regalarte un cuaderno, que nos lleva de lo que pensamos hacer a lo que hicimos, y a lo que estamos haciendo, cosechando y regando, aquí y allá, instantes de felicidad,

en el álbum de los momentos maravillosos de nuestras vidas,

en érase una vez que se era,

una vida en plenitud.

7 emociones, creative commons, es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que puedes descargar desde esta página.

 

 

de vuelta a Bermeo

en el ejercicio de mirar qué no termina de fluir en nuestra vida como nos gustaría, es muy curioso, en contra de lo que nos han contado, y de nuestro gesto natural, que se empeña en mirar hacia delante, algunas veces es necesario mirar hacia atrás,

hacia esa parte de nuestra familia de  la que menos conocemos, que está más tapada, que es menos bonita, menos brillante, ya sea con una constelación familiar, ya sea trabajando nuestro árbol genealógico, ya sea de otras formas,

que hoy des-conozco,

pero es curioso observar cómo, algunas veces, ese gesto, por medio del cual nos ponemos en contacto con todo lo omitido, lo oculto, lo no visto, quién sabe si nos podemos llegar a morir sin echarle un vistazo, si alguien no nos anima,

nos pone especialmente contentos, a un grado que es difícil de explicar,

y así me pasa a mí, cuando re-contacto con mi tío, el hijo pequeño de mi padre, y con mi madre, y empiezo a indagar en una figura oculta en mi árbol genealógico, porque más allá de mi padre está mi abuelo paterno, José,

de la misma forma que más allá de mi abuelo paterno está mi bisabuelo, Antonio,

en este mundo en el que muchos niños de la inclusa, adoptados en una segunda casa, y algún que otro contrabandista, en este caso por voluntad propia, cambian de apellido, y reciben en una segunda vida el apellido que hoy acompaña mi nombre, Bilbao,

y aunque estoy seguro de que no voy a llegar tan lejos, y conocer el apellido de origen que esconde este apellido de regalo, buen apellido para una segunda vida,

que no somos de aquí,

que somos de Bilbao,

algo de bien va a hacer este proceso de tender la mirada hacia ese rincón de mi familia que nadie, ni mi padre ni mis dos tíos, ni mi hermana ni mis primos, que yo sepa, ni yo mismo hasta el día de ayer, ha querido conocer en mayor detalle,

quién sabe por qué será, ¿verdad?

en la primera aproximación a mi familia paterna surgen dos nombres, Alejo Bilbao Beltrán de Guevara, tío y referencia de mi padre, en palabras de José Luis, su hermano, héroe de un bando que hizo la guerra y la perdió,

y Tomás Arana Astoreca, abuelo de ambos y figura de referencia de José Luis, otro prohombre, de los cuales puedo encontrar información en esta enorme biblioteca que es internet,

todo parece indicar que no es ése el camino en el que me toca indagar … esta vez.

en la página del ayuntamiento de Bermeo capto la imagen de Izaro, esa isla que se divisa desde la casa de mis abuelos maternos, esa parte de mi familia que sí conozco y que sí he disfrutado,

y observo el aire que deja la isla de Izaro al pasar, el espacio en la cola, ese ingente espacio que deja el pasado, sobre el que se sitúan esas palabras en blanco, Bermeoko Udala, ayuntamiento de Bermeo,

donde continúa, si nadie lo remedia, esta pequeña historia, enterrada en el pasado, revivida por un correo y una cita para seguir buscando una pista, un pequeño cabo suelto del que tirar.

   así lo vimos…

y la captura de imagen de hoy genera una extraña imagen en la que se combina el azul del mar con los sones de la txalaparta, quién sabe desde qué profundo rincón del monte o de la mar surja esa nota, que se convierte en melodía,

hasta hoy mismo sepultada en la inmensidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que nos inspira en este viaje, del rojo al violeta,

pasando irremisiblemente por el azul oscuro, de la comprensión.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.