instantes de felicidad

érase una vez que se era un hombre curioso, un hombre súper mental, un investigador que quiere comprender la vida, qué complicado, qué grande, comprender la vida, … no deja de ser una misión importante para un simple mortal.

Y este investigador decide dedicar su vida a esa búsqueda, “quiero comprender la vida”, como si se pudiera comprender el sabor de las fresas. Y para ello emprende un viaje a pie, echa a andar kilómetros y kilómetros y durante el camino no para de hacerse preguntas: ¿Por qué el cielo es azul?, ¿por qué me late el corazón?, ¿por qué esto?, ¿por qué aquello? Hay un montón de cosas que no comprende, ¿por qué sopla el viento?, ¿por qué sonríe la gente?, ¿por qué algunas veces tengo sensaciones agradables en el cuerpo?, si yo siempre soy el mismo. Algunas mañanas se despierta y se pregunta: “esta vida, ¿qué es?” Un día llega a lo alto de una montaña. Allí se siente muy alegre y se dice: “a lo mejor la vida es esto”, “igual la tengo dentro de mí”, y dice: “voy a prestar atención a esta sensación que está aquí dentro de mí.”

Baja de la montaña, coge un camino que sale a la derecha y la cosa que tenía dentro desaparece. Vuelve atrás, coge otro camino, y en ese otro camino vuelve a sentir que la cosa sigue ahí. Así, de camino en camino, cuida de estar siempre vigilante procurando mantener lo que tiene dentro.

Y caminando con esa sensación en su interior, llega a un pueblo. Hay un camino ancho y al final del camino está la entrada al pueblo. Avanza, la cosa sigue allí (en su interior). A los lados del camino de entrada al pueblo hay piedras, son como lápidas y en ellas están escritos nombres de personas, también pone edades, 5 años y 2 meses, 8 años y 3 días.. Y no entiende nada. De repente vuelve la cabeza y piensa, ¿cómo puedo sentir esto en mi interior que es tan agradable, dulce y al mismo tiempo mirar las tumbas? Sigue sin entender nada. ¿Cómo la gente de este pueblo se puede imponer mirar esto cada vez que entran y salen del pueblo? Así, con gran curiosidad, entra en el pueblo y en cuanto se tropieza con una persona, le pregunta, ¿cómo hacen ustedes en este pueblo?, cada vez que entran y salen tiene que ser insoportable ver estas tumbas con todos esos niños muertos. La persona del pueblo le dice, “escucha viajero, vete a ver al jefe del pueblo y él te lo explica”.

El viajero se presenta ante el jefe del pueblo y éste le explica lo siguiente: investigador, pareces curioso por comprender la vida. Nosotros aquí en nuestro pueblo hace mucho tiempo qué la comprendimos. Con lo cual la curiosidad del joven viajero cada vez es mayor, y le pregunta: ¿han comprendido la vida? Y el jefe del pueblo le dice: te voy a decir nuestro secreto. Cuando un niño llega a la edad de 15 años, yo, el jefe del pueblo, le regaló un cuaderno y en ese cuaderno cada persona va apuntando todos sus momentos de felicidad. Una gota de rocío por la mañana que se desliza por una hoja, diez segundos de felicidad. La sonrisa de mama al despertar, treinta segundos de felicidad. La mirada de mi amada todas las mañanas, ochenta y tres segundos de felicidad. Una puesta de sol con el cielo que se inflama, diez minutos de felicidad. El instante en que ella me dijo que sí, todavía más segundos de felicidad. El nacimiento de mi primer hijo, de mi segundo hijo, cada instante en el que le tomé en mis brazos y se apaciguó, se calmó, cada sonrisa, cada risa, otros tantos instantes de felicidad …

Y a lo largo de toda nuestra vida en nuestro pueblo anotamos con mucho cuidado todos esos instantes de felicidad, porque para nosotros son instantes de vida, así que cuando desaparece el cuerpo y nuestra alma se va a otro viaje, yo, el jefe del pueblo, cojo el cuaderno y sumó todos los segundos y los minutos, y eso, joven viajero, es lo que tú has visto encima de las tumbas. Son todos nuestros momentos de felicidad, porque para todos nosotros la vida son instantes de felicidad.

Así que os doy las gracias, porque durante estos tres días habéis participado para llenar mi cuaderno y me habéis permitido llenar instantes de felicidad. Muchas gracias.

Os deseo muchos instantes de felicidad. Bien sea aquí o en otros lugares, en la descodificación y en una vida estupenda.

   así lo vimos…

Origen del cuento: relato de Beatriz Bourau-Glisia, profesora de la escuela francesa de biodescodificación, transcrito por Silvia Bascón Arbizu,

una chica preciosa que nos regala esta historia (érase una vez que se era), relacionada con la curiosidad, y una búsqueda que le acerca a esta comprensión de la vida, ahí va, qué curioso, nos volvemos a topar con el azul índigo de la comprensión.

si quieres, tú también puedes acompañarnos en este ejercicio, lástima que no podemos regalarte un cuaderno, que nos lleva de lo que pensamos hacer a lo que hicimos, y a lo que estamos haciendo, cosechando y regando, aquí y allá, instantes de felicidad,

en el álbum de los momentos maravillosos de nuestras vidas,

en érase una vez que se era,

una vida en plenitud.

7 emociones, creative commons, es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que puedes descargar desde esta página.

 

 

Anuncios

de vuelta a Bermeo

en el ejercicio de mirar qué no termina de fluir en nuestra vida como nos gustaría, es muy curioso, en contra de lo que nos han contado, y de nuestro gesto natural, que se empeña en mirar hacia delante, algunas veces es necesario mirar hacia atrás,

hacia esa parte de nuestra familia de  la que menos conocemos, que está más tapada, que es menos bonita, menos brillante, ya sea con una constelación familiar, ya sea trabajando nuestro árbol genealógico, ya sea de otras formas,

que hoy des-conozco,

pero es curioso observar cómo, algunas veces, ese gesto, por medio del cual nos ponemos en contacto con todo lo omitido, lo oculto, lo no visto, quién sabe si nos podemos llegar a morir sin echarle un vistazo, si alguien no nos anima,

nos pone especialmente contentos, a un grado que es difícil de explicar,

y así me pasa a mí, cuando re-contacto con mi tío, el hijo pequeño de mi padre, y con mi madre, y empiezo a indagar en una figura oculta en mi árbol genealógico, porque más allá de mi padre está mi abuelo paterno, José,

de la misma forma que más allá de mi abuelo paterno está mi bisabuelo, Antonio,

en este mundo en el que muchos niños de la inclusa, adoptados en una segunda casa, y algún que otro contrabandista, en este caso por voluntad propia, cambian de apellido, y reciben en una segunda vida el apellido que hoy acompaña mi nombre, Bilbao,

y aunque estoy seguro de que no voy a llegar tan lejos, y conocer el apellido de origen que esconde este apellido de regalo, buen apellido para una segunda vida,

que no somos de aquí,

que somos de Bilbao,

algo de bien va a hacer este proceso de tender la mirada hacia ese rincón de mi familia que nadie, ni mi padre ni mis dos tíos, ni mi hermana ni mis primos, que yo sepa, ni yo mismo hasta el día de ayer, ha querido conocer en mayor detalle,

quién sabe por qué será, ¿verdad?

en la primera aproximación a mi familia paterna surgen dos nombres, Alejo Bilbao Beltrán de Guevara, tío y referencia de mi padre, en palabras de José Luis, su hermano, héroe de un bando que hizo la guerra y la perdió,

y Tomás Arana Astoreca, abuelo de ambos y figura de referencia de José Luis, otro prohombre, de los cuales puedo encontrar información en esta enorme biblioteca que es internet,

todo parece indicar que no es ése el camino en el que me toca indagar … esta vez.

en la página del ayuntamiento de Bermeo capto la imagen de Izaro, esa isla que se divisa desde la casa de mis abuelos maternos, esa parte de mi familia que sí conozco y que sí he disfrutado,

y observo el aire que deja la isla de Izaro al pasar, el espacio en la cola, ese ingente espacio que deja el pasado, sobre el que se sitúan esas palabras en blanco, Bermeoko Udala, ayuntamiento de Bermeo,

donde continúa, si nadie lo remedia, esta pequeña historia, enterrada en el pasado, revivida por un correo y una cita para seguir buscando una pista, un pequeño cabo suelto del que tirar.

   así lo vimos…

y la captura de imagen de hoy genera una extraña imagen en la que se combina el azul del mar con los sones de la txalaparta, quién sabe desde qué profundo rincón del monte o de la mar surja esa nota, que se convierte en melodía,

hasta hoy mismo sepultada en la inmensidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que nos inspira en este viaje, del rojo al violeta,

pasando irremisiblemente por el azul oscuro, de la comprensión.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

descubriendo el alma sensible del hombre

me siento a charlar con Gorka, mi hijo mayor, mi hijo pequeño, esa broma que hago tantas veces, ya que solo tengo un hijo varón, y observo cómo la conversación que se desarrolla viene cargada hoy de presencia, respeto y cariño,

una conversación en la que le reenvío una poesía que me acaba de llegar al móvil, a la que Gorka me responde con otra poesía, especialmente bonita, que copio a continuación, en este impulso en el que compartimos la belleza en nuestras vidas,

En la vida ni se fracasa ni se triunfa.
En  la vida se aprende, 
se crece, 
se descubre; 
se escribe, 
se borra y se reescribe otra vez; 
se hila, 
se deshila y se vuelve a hilar.
El día que comprendí 
que lo único que me voy a llevar es lo que vivo,

empecé a Vivir lo que me quiero llevar.

Poesía Purépecha.

y me paro a observar las conversaciones que no he tenido con mi padre, e intuyo que a él le pasó lo mismo con el suyo, tal vez educados ambos en esa imagen de hombre fuerte, el hombre no llora, sostén de su familia,

y conecto con esa sensibilidad que despierta en el varón, en contacto con otros hombres,

y que va más allá de las caricias físicas a otras personas a su alrededor, generalmente dedicadas a su compañera, de sexo femenino, o a sus hijos pequeños,

en un contacto entre almas sensibles que se reconocen,

y en el que experimentamos una nueva intimidad,

   así lo vimos…

muchas gracias por compartir, Gorka, en esta vida en la que hilamos y deshilamos, y en la que ójala seamos capaces de vivir, más a menudo, todo lo que nos queremos llevar.

me acuerdo de un libro de Margarete van den Brink, las 7 fases de desarrollo de personas y organizaciones, un libro que recomiendo a cualquier persona que quiera indagar más en temas de género,

ese mundo que tantas conversaciones encendidas despierta, en esa frontera en la que se mezclan la biología, la historia, la educación, ¿qué es propio de cada género, hombre y mujer, hembra y macho, y qué es un regalo envenenado de la educación?,

y en las características del alma sensible de la mujer (entendida como lo femenino) que el hombre puede desarrollar, y de las características del alma del hombre (entendido como lo masculino) que la mujer puede desarrollar,

en un proceso en el que yo me encuentro en el desarrollo de mis capacidades complementarias, y me formo como ser completo, un sitio siempre bueno desde el que conectar, y compartir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que traza puentes con el campo de la atención (convertida en escucha y conversaciones),

con el bien estar y la presencia, con una sociedad (ya estemos hablando a nivel social como organizativo) que se desarrolla con base en valores, creative commons, un texto que puedes descargar desde esta página.

 

 

¿quién es el Jon Snow de este proceso?

el camino de Jon nieve nos abre una secuencia de imágenes de un chaval que se convierte en el comandante de la guardia de la noche, antes de convertirse en el rey en el norte, sin buscar en ningún momento el poder, qué curioso,

un chaval que actúa escuchando los dictados de su corazón en todo momento, ¿qué es lo mejor para todas nosotras hoy?, una persona que tiene una comprensión mayor de cuál es su misión, y entiende el eco-sistema ampliado,

en un momento dado se da cuenta de que el muro no está para contener a los salvajes y la función de la guardia de la noche no es preservar al norte de los pueblos libres, su misión va más allá, ambas comunidades tienen una necesidad común,

sobrevivir ante los caminantes blancos, es la lucha de los vivos frente a los muertos, y los vivos sólo tienen una opción cuando caminan unidos frente a los muertos, porque cada batalla que ganamos o perdemos engrosa el ejército de muertos,

“quiero luchar en el bando que lucha por los vivos”,

es curioso el camino de este joven que da su propia vida en esta serie de ficción por una causa que es mayor que sí mismo, sus propios compañeros de la guardia de la noche no entienden lo que está haciendo,

ellos se guían por el manual y aplican las reglas al pie de la letra, a rajatabla, y aplican la letra tal como está escrita, sin vacilar, para ellos Jon Nieve no es ya su comandante, es simplemente un traidor,

Jon Nieve, una persona que se escucha (escucha su corazón y es fiel a sus valores), escucha a los miembros de su comunidad (aunque no siempre les haga caso), y escucha el llamado de un eco-sistema mayor,

un eco-sistema que necesita una interpretación diferente, una interpretación que se sale del manual.

 

   así lo vimos…

y termina esta serie de escenas que nos conducen a una suscripción gratis de un mes en HBO,

¿te gusta el anuncio?

inmersos como estamos en el proceso de Catalunya, me pregunto quién es el Jon nieve que, libre de necesidad de poder, tras escuchar anoche en la sexta el debate que conduce Ana Pastor creo que tiene que estar fuera de la estructura de partidos,

con capacidad de escucha (a su corazón, a sus ideales, a su entorno, a un eco-sistema mayor, que precisa una lectura amplia), plantee una solución nueva, que debería pasar por una conversación y un diálogo incluyente, a problemas viejos,

porque no se puede tapar el sol con un dedo, de la misma forma que Jon no se va librar de los caminantes blancos por el mero hecho de negar sus existencia.

desde “organizaciones con espíritu y corazón” integramos el campo de la atención (que se convierte en escucha y conversaciones) con la emoción, el buen trato y los valores, para el desarrollo positivo de personas y organizaciones.

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, desde este enlace.

 

 

el anciano, el muchacho y el burro (educación y aprendizaje)

Un joven y un viejo viajaban con un burro. Mientras se acercaban a una aldea los dos iban caminado junto al animal. En un momento dado, los niños de una escuela empezaron a reírse al verles pasar y empezaron a decirles:

  • Mirad esos tontos. Tienen un buen burro y, sin embargo, van caminando. !Al menos el viejo podría ir montado en él!

Al oírlos, los hombres se dijeron:

  • ¿Cómo podemos arreglarlo? Esa gente se está riendo y ya nos acercamos al pueblo. Es mejor que sigamos sus consejos.

Así que el viejo se montó en el burro y el joven empezó a caminar tras ellos.

Entonces se encontraron con un grupo de gente que se puso a mirarlos diciéndoles:

¡Mirad! El viejo montado en el burro y el pobre muchacho caminando. ¡Qué tontos! El viejo debería andar y dejar que el chico montara en el burro.

De modo que cambiaron sus puestos: el viejo empezó a caminar dejando que el choco montara el burro.

Entonces se les acercó otro grupo de gente que les dijo:

  • ¡Mirad! ¡Que muchacho más engreído! Quizá el viejo sea su padre, o su maestro, y tiene que ir caminando mientras que él, el joven, va montando en el burro. Eso contradice todas las normas.

¿Qué hacer ahora? Al unísono decidieron probar la única posibilidad que les quedaba: montarse los dos en el burro. De modo que montaron en él.

Entonces otro grupo se les acercó y les dijo:

  • ¡Mirad! ¡Qué gente tan malvada! ¡El pobre burro está ya medio muerto! ¡Mejor sería que lo cargaran sobre sus hombros!

De nuevo se pusieron a discutir qué hacer y, mientras, llegaron a un puente que cruzaba un río. Casi habían llegado al pueblo, de modo que decidieron comportarse como la gente del lugar para que no les creyeran tontos.

Buscaron un bambú, lo cortaron, lo colocaron sobre sus hombros y colgaron de él al burro llevándolo a cuestas. El burro, atado por las patas, se resistía – como cualquier burro haría – y trató de escapar porque no creía ni en la sociedad ni en la opinión de los demás. Pero los dos hombres estaban empeñados en su solución y obligaron al burro a claudicar.

Estaban cruzando el puente cuando una multitud se congregó a su alrededor mientras les gritaba:

¡Mirad a estos tontos! No hemos visto nunca unos idiotas semejantes. En vez de montar en el burro lo llevan a cuestas. ¿Es que os habéis vuelto locos?

Entre tanto, el burro fue poniéndose tan y tan nervioso que dio un salto y cayó desde el punte al río, matándose en el acto. Los dos hombres bajaron hasta el río, donde el animal yacía muerto, y, sentándose junto a él, el viejo le dijo al muchacho:

  • Ahora, escúchame…

por cierto, ¿qué crees que le dice el viejo, acuérdate que son las palabras de un maestro, al muchacho, su aprendiz?

   así lo vimos…

Estas son las palabras del viejo:

  • Mira, al igual que el burro, acabarás muerto si le das excesiva importancia a lo que dicen los demás. No te preocupes por lo que los demás digan. Hay millones de personas y todas tienen sus propias ideas  y cada una te dirá una cosa diferente. Si atiendes a las opiniones de los demás, estás acabado.

Esta no es una historia corriente: el viejo era un maestro sufí, un Iluminado, y el joven su discípulo.

El Maestro trataba de dar una lección al discípulo, porque los sufíes siempre crean esas situaciones. Dicen que, a menos que vivas una situación, no puedes aprender su verdad.

el cuento que has leído arriba forma parte del libro de Osho titulado “Tantra: la suprema comprensión”.

Y así nos pasa en tantos procesos educativos, en los que tenemos tanto de educación y aleccionamiento, y tan poquito de aprendizaje, tanto de memorizar y de adoptar sin cuestionarnos la verdad que nos dictan,

y tan poco de aprender (a mí me encanta la palabra apreHender, ya sé que no existe) o hacer propia esa verdad recién descubierta, y que me puede acompañar, según la confirmo y crece, a lo largo de mi vida.

la comprensión, azul índigo, es una de las emociones que promovemos en los procesos de acompañamiento que desarrollamos con base en 7 emociones

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otro Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar por medio de este link

¿conoces la economía circular?

recibo una invitación de la cámara de comercio de Madrid para participar en un encuentro empresarial en Finlandia, y leo varias características de Finlandia, que copio a continuación,

Finlandia, frecuentemente citada como ejemplo por su desempeño económico, competitividad e innovación, ha conseguido un crecimiento estable durante los últimos años, de 1,5% del PIB, y su renta per cápita es de las más altas del mundo, 39.200 euros en 2016, según datos del FMI. Dentro del grupo de países nórdicos, Finlandia ocupa el segundo puesto, tras Suecia, en cuanto a número de habitantes (5,5 millones) y es el único estado que pertenece a la eurozona. Por otra parte, su situación geográfica, próxima a los países Bálticos y a Rusia, refuerza su importancia en la región, como plataforma de acceso a estos mercados. Finlandia es el país europeo con mayor proporción de superficie forestal y de los primeros del mundo en publicar una completa hoja de ruta para alcanzar la economía circular. De ahí que el Gobierno da prioridad a las inversiones que promueven este nuevo modelo en sus proyectos. Otros de los objetivos del país son el fortalecimiento del sector industrial y la transición hacia las energías renovables.

… muy interesante, competitividad e innovación, líder europeo en superficie forestal y con un mapa de ruta para integrar la economía circular en sus modelos de negocios, un ejemplo de lo que todas podemos intentar.

   así lo vimos…

por cierto, ¿conoces la economía circular?, este movimiento que también pone el acento en cómo se usa el dinero, de dónde proviene y dónde se aplica, un debate que no es ajeno a todo lo que está vivo a nuestro alrededor.

en un día no muy lejano, vamos a observar más y más organizaciones, hasta convertirse en muchas, desarrollando, por convicción propia, prácticas de economía circular, incorporando el balance de la EBC (Economía del Bien Común),

y todos esos indicadores que tienen en cuenta las externalidades (los impactos que la práctica empresarial tienen en nuestra casa común) y el impacto mayor, y positivo, que las organizaciones generan,

con un enfoque de triple ganar, yo gano, vosotras ganáis, el mundo en el que todas habitamos gana.

en el modelo de 7 emociones, en el espectro frío del color, nos acercamos a los fundamentos de la comprensión y de la alegría, esas dos puertas que nos acercan al otro, al alter, tras conquistar la puerta del Yo soy,

en un ejercicio de conexión con el todo, Yo soy tú, que nos acerca a la alegría, esa energía que facilita la acción conjunta, una acción en la que nos ponemos al servicio del mejor futuro posible,

un futuro que sólo es viable con nuestra participación,

desde la colaboración.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link 

 

 

esnifando agua de mar

una visita a mi doctora, a principio del verano, me incita a comprar un medicamento y una solución acuosa con la que hago un lavado previo de las fosas nasales, es muy curioso qué baratos son los medicamentos y qué cara es esta botella de agua con sal,

Rhinomer, 135 ml, fuerza 2, que si ponemos a precio de supermercado viene a costar más de 60 €uritos el litro, más del doble de una buena botella de ginebra, si te gusta el gin-tonic, o de whisky, si eres más escocés,

o 60 litros de leche de vaca, si eres niño, 30 de leche de avena, si has sustituido la leche animal por la vegetal, y podemos seguir haciendo la correspondencia entre diferentes tipos de bebidas y sueros, pero creo que la imagen es suficiente para seguir,

y en eso estoy, acabando las vacaciones de verano, por Cabo de Gata, un día de paseo cerca de el faro, y se me ocurre pensar qué pasaría si sustituyo la preciosa solución de agua con sal por agua con sal del mar,

en algún libro reciente he leído que somos fundamentalmente agua con sal, ya que el ser humano tiene un origen anfibio, hace muchos miles de años, y tenemos una profunda memoria corporal,

y me aplico en la idea, y relleno 3 botellas vacías de agua mineral, hemos comprado agua de Lanjarón, de la sierra de Granada, no muy lejos de aquí, agua en relativa proximidad, directamente en la playa,

en una de esas playas de agua cristalina que permite observar las piedras del fondo, sí, esta playa es de piedras en vez de arena,

y me vuelvo a mi vida normal con estas 3 botellas que van a ser parte de un experimento en setiembre, experimento en el que sustituyo en primera instancia el Rhinomer por agua marina,

y en el que, puestos a experimentar, pruebo cuál es el efecto del agua marina y cuál es el efecto del medicamento, sí, decido quedarme sólo con el agua marina, suprimiendo la medicación,

para observar, con agrado, de hecho una sonrisa puebla mi cara, parece que me la han partido en dos, que dos tapones de agua esnifada, la tengo de introducir inspirando por la nariz, y despejarla por la boca,

un tapón por la noche, un tapón por la mañana,

son suficientes, sin el concurso de la medicación, para despejar, hidratar las fosas nasales, y mejorar ostensiblemente mi respiración.

   así lo vimos…

en el proceso de sustituir la solución salina perfectamente estéril y con un aplicador ergonómicamente impecable por el botellón de agua de Lanjarón y el tapón, y este proceso de esnifado, observo una cosa curiosa,

en contra de lo que podría parecer me siento más contento con la práctica del tapón, un proceso que me contacta con una vida más sencilla y más natural, que adicionalmente evoca esa playa preciosa con ese agua cristalina,

junto al Cabo de Gata, ese paraje agreste y diferente al que trato de acercarme una vez al año, y que, por azares del destino, y una idea (vamos a probar y ver qué pasa) que se convierte en un hábito, acerco a mi día a día por la noche y la mañana,

y parte de esa mar preciosa, agua y sal, mar mediterránea que se junta en algún punto con el océano atlántico, y con el resto de las aguas y los mares que conocemos, el Antártico y el Pacífico también, vive todos los días en mí,

y es más, yo soy parte integrante de esa gran mar.

qué bonito, yo soy mar

en un cálculo a la inversa, las 3 botellas de agua marina que traigo, 4 litros y medio, equivalen a 33 con 3 periodo recipientes de Rhinomer de 135 centilitros, o lo que es lo mismo sin serlo, 233 litros de leche, o más de 7 botellas de ginebra buena,

vamos a quitar las comas y el periodo,

y mejor si me dosifico, que si no me voy a emborrachar.

y en algún camino me pregunto por qué 3 botellas, y recontacto con esa imagen del Ser humano triformado, pensar – sentir – hacer congruentes, y me acuerdo de aquel taller de triformación social con Luis Espiga,

que se va a asentar posteriormente profundizando en la teoría U,

sí, vivimos mucho mejor cuando integramos, en las pequeñas cosas de nuestra vida, la emoción, porque somos capaces de pensar y de hacer, sí, pero ese proceso se enriquece con la emoción,

qué bueno que ahora sí, otra vez, pensar – sentir – hacer, la emoción está presente, y que traigo 3 botellas, aunque alguna de ellas tenga que esperar media eternidad.

7 emociones es un modelo (eso es, una simplificación) que nos permite entender el mundo, desarrollando la conciencia y la presencia, desde el buen trato, yo me bien trato para tratarte bien a ti, desde mi responsabilidad emocional,

un modelo que integra el mundo material y el espiritual con base en la triformación del ser humano y social, ya que nos conocemos y desarrollamos en relación, y que nos acerca a los fundamentos del liderazgo colaborativo,

un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link

camina conmigo (con solidaridad y fraternidad todo es posible)

me llega una invitación para ir al cine este fin de semana, y no puedo evitar acordarme de Patxi, amigo y compañero de triformación social, que me hablar de unas vacaciones cercanas en el tiempo, el verano pasado, en Plum Village,

bueno, Patxi, creo que tú me hablaste de retiro, no de vacaciones,

y del incansable ejercicio de Joaquín Tamames por acercar a Thich Nhat Hanh y su ejemplo de vida a España, y no puedo sino extender esta invitación desde este espacio, acompañándola con unas palabras y un video,

quién sabe si veamos esta peli en el cine, en Madrid, Barcelona o Mallorca, quién sabe si esta cinta supere el corte del negocio y la taquilla del mundo del cine, y se exponga en otros territorios,

o nos encontremos con ella con el paso del tiempo, en internet, y seamos capaces de ver en soledad o compartir este documental de una vida singular.

   así lo vimos…

“Walk With Me”, la película documental sobre el maestro zen Thich Nhat Hanh y Plum Village llega a España. A partir del día 15 de septiembre se proyectará en salas de Madrid, Barcelona y Mallorca .

Te animo a disfrutar de este viaje cinematográfico en un mundo de plena consciencia.
Compartelo con amigos/as, ayudando a transformar los cines en salas de Meditación.
El protagonista (Thay) dijo en 2007:

“He sido monje durante 65 años, y lo que he encontrado es que no hay religión, ni filosofía, ni ideología más alta que la hermandad. Con solidaridad y fraternidad, todo es posible.”

Es importante llenar las salas el fin de semana del 15 al 17 de septiembre para que la película siga en cartelera y puedan disfrutar de ella muchas personas.

Te rogamos que difundas esta información entre tus amigas/os,  también en las redes sociales, grupos de meditación, yoga, espiritualidad, otras tradiciones, herbolarios, etc. y sobre todo a todos tus contactos, amigos amigas y familiares para que la ola de paz y vida consciente se amplifique en toda la humanidad.

releo estas palabras de este monje que ponen el acento en la hermandad, en la solidaridad, en la fraternidad, esos valores que Luis Espiga relaciona, desde la triformación social, con el mundo económico,

y me pregunto, qué pregunta más tonta, cómo será este mundo cuando muchas más personas, yo me incluyo, más grupos y más organizaciones entiendan los fundamentos últimos de la fraternidad.

y a la otra pregunta, mucho más prosaica, ¿cómo podemos acercar el mindfulness (conciencia plena) a nuestra vida?, le damos una respuesta comercial, tal vez puedes descargar y leer 7 emociones

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional que promueve el buen trato y el desarrollo de la conciencia desde nuestra responsabilidad emocional, un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe,

7 emociones, conciencia – buen trato – emociones, creative commons,

un modelo que puedes descargar desde este link.

alineamos el propósito desarrollando lo que nos une

rescato una entrada antigua titulada “lo que nos une”,

tras charlar por teléfono con Joseba, en este ejercicio de vida tan centrado en compartir, y mantener conversaciones que crecen, en torno al cariño que TRANSforma nuestras relaciones y nuestras vidas,

en torno a lecturas compartidas, como es el caso de “Reinventando las organizaciones”, de Frederic Laloux, uno de los últimos hallazgos de este año, que se suma a regalos preciosos de años anteriores,

“el espíritu transformador”, “las 7 fases de desarrollo en personas y organizaciones”, “la indagación apreciativa” o “la teoría U”,

regalos que integramos progresivamente en proyectos y procesos que aterrizan los conceptos, haciéndolos progresivamente aplicables en nuestras vidas, en este ejercicio de bajar el cielo a la tierra,

para convertir los valores en comportamientos, observables, observados y compartidos, ahora sí, en diferentes ámbitos de la organización, ya estemos hablando de comunicación interna colaborativa,

del desarrollo de la innovación o de la integración del negocio con la responsabilidad social de la organización, del desarrollo del talento, de procesos de transformación del liderazgo o transformación cultural,

porque en el fondo de cualquier transformación subyace el nivel de conciencia de las personas que lideran la organización, la intención y el particular “desde dónde” desde el que operamos,

y observo cómo escribíamos este proceso que trata de alinear el propósito, el mío personal, con el de la organización con la que colaboro y en la que crezco y me desarrollo, hacer ya un par de añitos,

en este post publicado el 31 de mayo del 2015, hace ya un tiempo, y observo cómo todo cambia a mi alrededor, mientras lo realmente sustancial permanece, y una sonrisa crece alrededor de estas líneas, y de este post,

qué gusto volver a charlar contigo, Joseba, un regalo coincidir.

 

“lo que nos une”

en cualquier ámbito de nuestra vida, el trabajo no es una excepción, podemos trabajar en lo que nos une, o en lo que nos separa.

nosotros promovemos trabajar, siempre, siempre, siempre, con base en lo que nos une y en lo que nos da energía.

en el ámbito de los valores, este ejercicio necesita una explicación, que vamos a intentar hacer muy sencilla por medio de 3 dibujos.

en el primer dibujo vemos una organización como se ve, redondita y azul, y a una persona como se ve, verde y con forma de monigote.

or

el área de confluencia es muy pequeña, y las formas de uno y otro son diferentes, muy diferentes.

en el segundo dibujo vemos una organización como se ve, redondita y azul, y a una persona como dice ser, para gustar a la organización en la que trabaja, que le proporciona el sustento, el desarrollo, buena parte de su reconocimiento (seguridades de todo tipo, higiénicas, de seguridad y pertenencia).

la persona, en este segundo caso, también es, qué curioso, redondita y azul.

os

un poco más pequeñita, no necesariamente mucho, el área de confluencia entre la organización y yo es muy grande.

en el tercer dibujo, vemos la organización como se ve, y la persona como se ve.

en este tercer dibujo no hay un ejercicio de adaptación de ningún tipo, por lo que la organización y la persona son como son.

hay áreas de la organización que la persona no cubre, y hay áreas de la persona que la organización no cubre, parece natural, ¿no?

opdesde ese área de confluencia, en el que yo soy yo, y también soy tú, podemos trabajar los dos desde la máxima comodidad, y lo que es mejor,  desde ese área de confluencia, represento perfectamente lo que tú quieres seguir siendo.

de esta forma, 1-2-3, si hacemos un ejercicio relacionado con los valores, al trabajar desde mis valores personales, cuando los he identificado, soy capaz de ser un embajador o una emisaria perfecta de los valores organizativos.

oppom   así lo vimos…

dentro del programa de las 3 copas, pasado – presente – futuro, creencias – pasiones – valores, explicamos algo, un poco, que tampoco sabemos tanto, de análisis transaccional, la teoría del P-A-n (PADRE ADULTO niño) y de nuestros comportamientos relacionales,

que incluyen relaciones desde el Padre crítico, la Madre protectora, el Adulto, y el niño, ya sea el niño natural o el adaptado (niño rebelde o niña sumisa), puedes cambiarle el género donde quieras

en el primer dibujo tenemos un ejemplo de niña rebelde

en el segundo un ejemplo de niño sumiso,

en el tercer dibujo tenemos un ejemplo de relación adulta, en la que yo (organización) me reconozco, en la que yo persona también me reconozco, y en el que juntas nos reconocemos, y actuamos en consecuencia, para nuestro bien común.

y observo cómo este ejercicio se relaciona con uno de los fundamentos de Reinventando las organizaciones, de Frederic Laloux, alineamos el propósito, dos años antes de leer este texto,

de la misma forma que los tres tiempos del pie, pasado – presente – futuro, creencias – pasiones y emociones – valores, tienen una estrecha correlación con las 3 aperturas necesarias según Otto Scharmer para vivir una vida plena,

Open Mind – Open Heart – Open Will,

y observo cómo integramos en nuestras propuestas y en nuestros talleres todo aquello en lo que de verdad creemos, un proceso natural, yo diría fundamental, porque si no nos lo creemos nosotras, ¿cómo nos vas a creer tú?

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, creative commons, que articula nuestras propuestas, y que puedes descargar aquí.

Otto, Osho, esto y lo otro

estoy sentado en la piscina de la urba, de vuelta ya al trabajo, tras las vacaciones de agosto, y recibo una llamada de Pablo, mientras leo un libro que he estado a punto de dejar, así de duro me ha parecido en un momento inicial,

titulado “Tantra: la suprema comprensión”, de Osho, un libro que se convierte en el libro del verano, no cabe ninguna duda, casi es el único que he leído,

y charlo animadamente con Pablo, no sé si te ocurre, hay personas que te alegran con sólo escuchar su voz, un tono siempre positivo, agradable, ilusionante, y me cuenta de las curvas del verano,

una idea que compartimos, a veces creemos que la distancia más corta entre dos puntos es la linea recta, y queremos viajar rápido, casi queremos llegar a destino ya, antes de empezar el viaje,

pero la carretera tiene curvas, está en nosotros disfrutarlas o penar,

y en eso estamos compartiendo sus curvas toledanas y mis curvas vascas, preámbulo interesante para la puesta en común de las curvas comunes, y las actividades que podemos desarrollar este último cuatrimestre del año en torno a 7 emociones,

una serie de actividades que tal vez hacemos, o tal vez no,

hasta que cuelgo el teléfono y observo el párrafo del libro que me ocupa justo cuando Pablo contacta conmigo, un ejercicio que es muy interesante hacer, ¿en qué estaba yo cuando me he torcido el tobillo, esta persona me dice que sí, esta otra que no?,

qué me rodea y qué hay en mi interior,

y leo este párrafo,

Y cuando permaneces simplemente natural, sin rechazar ni aceptar; sin luchar ni rendirte; sin decir ni “sí” ni “no”; cuando dejas que las cosas sucedan, entonces, lo que tiene que suceder, sucede. No te ves obligado a escoger. Simplemente te das cuenta de lo que va sucediendo y no tratas de cambiar nada, no tratas de modificar nada. No estás preocupado por mejorarte. Permaneces tal como  eres,”

y sigo leyendo ese párrafo que tanto evoca la actitud en que observo en Pablo y en mí mismo en esta conversación que acabamos de tener, sin rechazar ni aceptar, sin luchar ni rendirte,

y pienso en las “causualidades” de esta vida, mientras revivo el gusto de charlar contigo, Pablo, otra vez.

   así lo vimos…

dos notas del libro, en las páginas 173 y 247 evocan los principios del journaling y del presencing, dos palabros que conozco de la teoría U de Otto Scharmer, ese marco para entender el mundo que integra oriente y occidente,

el mundo del desarrollo social y el mundo económico y de los negocios, un modelo que nace en el tecnológico de Massachusetts,

y que integra la triformación del ser, pensar – sentir – hacer congruentes,

open mind – open heart – open will 

dos notas, journaling y presencing, que cualquier día de estos dan pie a algún comentario en este espacio.

y voy conectando los contenidos de este libro, “el tantra: la comprensión suprema” con una de las 7 emociones de ese modelo de inteligencia emocional que hemos desarrollado, inspirado por la teoría U,

la memos visible de las 7 emociones, la comprensión, esa emoción que se viste de azul índigo, un color tan especial como la propia emoción que representa,

y entiendo por qué las 7 emociones integran el mundo material y la tierra (miedo – tristeza – rabia) con el desarrollo de las personas y de los grupos (el orgullo – la comprensión – la alegría), esto es, el mundo espiritual.

muchas gracias Otto, por la inspiración que la teoría U nos aporta, muchas gracias, Osho, por este paso adelante para profundizar en los secretos de la comprensión, un paseo para una vida, … o dos.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, un modelo de inteligencia emocional relacionado con el desarrollo de nuestra conciencia y nuestra responsabilidad personal, desde este link