contigo somos más

recibo esta invitación para asistir a las 13 edición de contigo somos más paz, muchas gracias, Joaquín, por perseverar en este proyecto, por acercarnos a este ejercicio de recontactar con otra forma de estar en el mundo,

más presentes, más felices, más unidas,

contigo somos más, efectivamente, muchas cosas,

ojalá sigamos siendo, cada vez que nos juntamos, más verdad, más amor, más paz.

   así lo vimos…

reenvío este mensaje a Eva y a Fernando, les encanta Santiago Carrillo, a ver si el domingo tenemos suerte y les vemos, y aprovechamos para disfrutar de otros enfoques, otras músicas, que seguro que nos aportan,

como cada vez que nos juntamos, va a ser que sí.

miro el pie de esta jornada, y observo una serie de organizaciones que acompañan este proceso por un mundo más humano, más amoroso, más pacífico, y me pregunto cuáles son las claves para llevar este enfoque, tan necesario,

a otros entornos, a otros ámbitos, también al mundo de las organizaciones, un entorno en el que el desarrollo del mundo de las emociones y del desarrollo de la conciencia también está presente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

Anuncios

las locomotoras contra el pueblo (y el pueblo contra las locomotoras)

me llega un correo de Avaaz, esta plataforma que moviliza el sentir de un buen puñado de personas anónimas, cuya voz no se escucha en muchos foros, a veces votamos a personas, llámales políticos, que no nos representan,

un correo que va a interrumpir el plácido discurrir de escuchar es amar, las historias que conducen, sin prisa pero sin pausa, a que surja este proyecto en el que ponemos en el centro la escucha y el desarrollo de la conciencia,

un correo en el que nos piden ayuda para hacer frente a una citación judicial por parte de Monsanto, qué curioso este mundo nuevo en el que un mundo corporativo interpone una demanda contra una plataforma de ciudadanas libres,

requiriéndoles que entreguen cualquier correo privado, nota o registro que tengan sobre Roundup, el herbicida de Monsanto, en el centro de su negocio, cada día está más claro que la información es poder, ,

y las formas que tienen los dueños del dinero de hacer evidentes las desigualdades, en procesos judiciales liderados por los abogados más brillantes, y también los más caros, no hace falta aquí, o tal vez sí, preguntarnos por qué será,

quién sabe por qué me viene a la mente la imagen de una locomotora contra una persona desvalida, en la mitad de un paso a nivel, ¿qué harías si te ves en una situación similar en tu vida?

   así lo vimos…

 

de la misma forma que está claro que el poder corrompe, y el poder absoluto parece corromper de forma absoluta, está claro que la unión hace la fuerza, y que cuando nos sentimos fuertes, y no sentimos el miedo, no salimos huyendo despavoridas,

y me planteo una imagen alternativa, en la cual la locomotora no se avalanza contra una persona desvalida, porque la unión hace la fuerza, y lo que se plantea es un choque de trenes, en el que uno o los dos trenes,

mucho me temo que ése es muchas veces el resultado, cuando obedecer no es una alternativa, y salir huyendo no se contempla, va a salir mal.

el mensaje y varios de los términos del mensaje de Avaaz me dejan pensativo, una de las respuestas naturales ante el miedo, cuando no hay intención de pelearse, es prepararse para la lucha, pero no tengo muy claro que éste sea el caso,

porque Avaaz está planteando desde años atrás campañas para denunciar diversas situaciones a lo largo y ancho del mundo, que atentan contra la dignidad humana, y contra la justicia,

tal vez estamos en una expresión de la rabia, que busca restablecer la justicia,

incluso más allá, cuando dos seres, desde la conciencia, cada uno desde la suya, van a entrar en la confrontación, y ahí me quedo pensando, en el miedo, en la rabia, en el orgullo, ese yo soy sano que se planta y dice “aquí estoy yo”,

quién sabe si estamos hablando del miedo, de la rabia o del orgullo, pero tal vez estas líneas y este caso sirven para una evolución, y para hacernos pensar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

en mi garaje no caben dos rolls, ni siquiera uno (buscando la felicidad de la otra forma)

rastreando las claves para la felicidad, me encuentro con la figura de Mo Gawdat, que ofrece una entrevista en la que nos va a hablar de su vida, de la insatisfacción y los problemas que da tener demasiado dinero,

de esa insatisfacción que crece y que te hace comprar en una noche 2 Rolls Royce por internet, con dos erres, como los pobres se comen un paquete entero de Donettes, con dos tes,

todo parece indicar que todo de cualquier cosa, ya sea de dinero o de falta de dinero, de tiempo libre o de tiempo comprimido, de sexo, de viajes paradisíacos y de rock & roll, todo de cualquier cosa no es la receta de la felicidad,

una receta que Mo parece haber encontrado, todo parece indicar que el cerebro procesa muchos más pensamientos negativos que positivos, y que las zonas que se encargan de estas tareas son más amplias,

una receta que nos quiere vender, de hecho así termina la entrevista, lee mi libro, el algoritmo de la felicidad, un consejo que no sé si voy a seguir, qué feo título, el algoritmo de la felicidad,

es curioso, este chico es un crack de la inteligencia artificial, trabaja en Google, y busca un algoritmo, cómo iba a buscar otra cosa, que desentrañe tamaña complejidad, como un martillo busca clavos que clavar,

y sigo leyendo, relajándome de la tensión que las fórmulas y el algoritmo me producen, todo parece indicar que Mo ha encontrado nuevas vías para la gestión de la presión y de los excesos que el mundo material acarrea,

acercándose a las filosofías orientales, el budismo o el sintoísmo, filosofías que parece que es capaz de aunar con la más pura mercadotecnia del mundo neoliberal, el de los donettes y los Rolls, ya sabes, si quieres, lee su libro,

a ver si la próxima noche en vela se relaja, y sólo se compra un Rolls.

   así lo vimos…

en la lectura que hago del artículo me acuerdo de la indagación apreciativa, una técnica o metodología que nos propone hacer grande el sí en nuestras vidas, e indagar en ese espacio tan bonito, bueno, necesario,

bucear en el sí, sería mi traducción, un sí que podemos ver crecer con un poco de entrenamiento, porque no hay habilidad que no se desarrolle con un poco de entrenamiento,

que nos aleje de nuestros hábitos de pensamiento, emocionales (eso que viene a llamarse temperamento) y de acción, y de esas dinámicas en los que la queja, la crítica, la ironía, y otras beldades similares, crecen en nuestro día a día.

de forma curiosa, en paralelo con esta oferta que nos hace Mo, compra mi libro, recibo una meditación de la fundación ananta, gratis total, que me ayuda a contactar con ese algoritmo a pedales, o ese cuadro a trazo, personal, que estoy construyendo,

te animo a que tú hagas el tuyo propio, para entender mejor el origen y los cauces de la felicidad, pero en primera persona, mi felicidad, tu felicidad.

“Es imposible que pase un día sin experimentar una inquietud, una contrariedad, un malestar. Pero desde el momento en que aparecen estas sensaciones, deteneos para examinarlas: ¿qué experimentáis exactamente? Tratad de recordad lo que habéis visto, oído, hecho, dicho, pensado justo antes… A veces, no tomamos inmediatamente consciencia de un cambio de estado interior; solo después de un buen rato, nos damos cuenta de un malestar, de una pesadez, de una oscuridad de la que nos sentimos incómodos.

Pero como esos malestares tienen necesariamente una causa, es importante descubrirla y de sacar una enseñanza para el porvenir. Y si no la encontráis, no permanezcáis ahí sin reaccionar. Concentraros y tratad de liberaros uniéndoos al mundo de la luz, que es nuestra única salvación. Imaginad que os sumergís en ese fluido purificador, vivificante… Pronto os sentiréis liberados, aliviados, y podréis proseguir pacíficamente vuestras actividades.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

y mi natural bobalicón no puede des-hacerse de ese extraño paralelismo entre el Rolls Royce y los Donettes, la doble erre y la doble te, tal vez tenemos que experimentar fundiéndonos una noche un par de paquetes de donettes,

y me acuerdo de esa extraña frase que veo en pinterest, y que recuerdo vagamente, es lo que tiene traducir de memoria con un mal inglés, no me acuerdo de la pregunta, pero la respuesta es siempre la misma, el chocolate.

observo con detalle la captura de imagen de este fabuloso Rolls, casi no cabe en el cuadradito, mucho menos en el monigote, y de repente me da por pensar que no va a caber tampoco en mi garaje, mucho menos si compro dos,

y mi preocupación crece hasta que me doy cuenta de que no tengo garaje, qué tontería, casi mejor me aplico con el chocolate.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos, no hace falta que te lo compres, desde este enlace.

 

niebla en el estrecho, continente aislado

Cada vez más la gente se queja de que le falta “algo”. Claro que les falta algo, pero no saben el qué, y piensan que lo encontrarán siempre en adquisiciones materiales o en experiencias nuevas: una relación, un viaje, un cambio en su profesión.

No, lo que necesitan pertenece al dominio del alma y del espíritu.

Pero como sólo tienen una idea muy vaga del alma y del espíritu, tratan siempre de satisfacer el cuerpo, el corazón o el intelecto. Pero el alimento del cuerpo, del corazón, o del intelecto, no puede saciar ni al alma ni al espíritu.

El alma y el espíritu tienen hambre y sed de infinito y de eternidad. Mientras que los humanos no sepan dar el infinito a su alma, y la eternidad a su espíritu, en el fondo de sí mismos se sentirán siempre insatisfechos.

   así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camino de Santiago portugués, entre Barcelos y Ponte de Lima, 20 junio 2018

recibo esta meditación este viernes por la mañana, tras charlar ayer por la noche con Jose, mi primo mayor, el nieto mayor en la casa de los abuelos, por parte paterna, como yo lo soy por parte materna, en una familia con dos hijos, un hombre y una mujer,

y hablamos de las casas de nuestros padres, y de la influencia que tiene en nuestro caso la educación que reciben por parte de su madre, nuestra abuela, una mujer que hace una diferencia sustancial en la educación de los hijos,

ejemplo vivo de esa frase de Michelle Obama, por la cual las mujeres educan a sus hijas, y aman a sus hijos, frase que en algunos casos roza la enfermedad, y el amor se convierte en adoración,

y cruzamos historias de los resultados que tiene en casa del hombre esa educación, y en casa de la mujer, quién sabe por qué hoy me encuentro de nuevo, en casa de mi madre, con esa forma tan fea que tiene mi abuela de evadir la conversación,

siempre que la conversación tenga alguna relación con algo profundo, importante, que tenga el más mínimo viso de confrontación, porque ellas, cómo lo sabes, no han hecho nada, ellas sólo pasaban por ahí,

y hay que ver qué rencoroso es el mundo, que no deja de hablar de cosas que a nadie le interesa, qué horror, ellas ya lo pasaron suficientemente mal, e hicieron todo lo que pudieron y más, siempre desde su mejor intención.

me quedo pensando en esa frase, medio broma medio seria, que mi primo me regala en medio de la conversación, y que se puede extrapolar a una forma de no comunicar, ni hablar de lo sustancial, de lo que pasó antes ni de lo que está pasando ahora,

porque hay personas que no van a querer enfrentarse con lo que hicieron, ni con lo que están haciendo, tan evidente en casa de mi abuela, tradición que hoy vive en casa de mi madre, esa frase que tal vez te resuena, y que se oye en una radio inglesa,

niebla en el estrecho, continente aislado.

y me hace gracia observar cómo tenemos tajo, en el mundo material, por medio de la meditación que hoy nos regala la fundación ananta, obra de Omraam Mikhaël Aïvanhov,

y en el mundo espiritual, ese mundo en la que nuestra alma busca expresarse, y nuestro espíritu el contacto con nuestro propósito, el mundo espiritual, sí, ese ámbito propio del desarrollo del ser humano en relación,

este doble ejercicio que proponemos desde 7 emociones, en el que el ser humano, muchas madres sordas y ciegas, que no mudas, y muchos hijos tocados incluidos, de ambos géneros, busca volver a encontrarse, por lo civil o por lo criminal, con la luz.

los 4 reinos para cuatro tipos de atención, de escucha, de conversación nos trazan un itinerario de evolución personal en el ámbito de la atención y de la conversación, empezando por la escucha y la atención piedra,

una forma de no atención (ausencia de presencia) más extendida en este mundo de lo que pensamos, tal vez si miras a tu alrededor, en casa de tus padres, en tu empresa o en tu interior encuentras algún ejemplo que lo ilustra,

buen punto para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

camino de Santiago surgen las puertas del bien y el mal, y otras 3 puertas

“La verdadera moral aparece en los humanos cuando se despierta en ellos la sensibilidad a todo lo que es colectivo, universal, cósmico. Esta facultad les permite entrar en el alma y en el corazón de los demás, y cuando les hace sufrir, de experimentar ellos mismos el dolor que les infligen. De esta manera comprenderán, un día, que todo lo que hacen a los demás, tanto el bien como el mal, se lo hacen a sí mismos. Es evidente que cada ser está, en apariencia, aislado, separado de los demás; pero en realidad, hay una parte espiritual de sí mismo que vive en todas las criaturas, en todo el universo. Si esta consciencia universal está despierta en vosotros, en cuanto perjudicáis a los demás, sentís que os dañáis vosotros mismos. Y lo mismo sucede cuando les dais vuestra ayuda y vuestro amor. Este es el origen de la moral: cuando el hombre empieza a sentir el mal y el bien que hace a los demás.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

   así lo vimos…

camino de Santiago nos mandan esta foto,

que habla de ese camino que a ratos hacemos solas, y a ratos acompañadas,

un camino que habla de nuestra relación con lo bueno y lo malo,

con nuestra conciencia del bien y del mal,

que se plasma en la práctica en nuestras relaciones con otras personas,

y con otros seres,

un camino que no está tan lejos de nuestro camino de desarrollo personal,

y del desarrollo de los grupos y comunidades de los que formamos parte.

recibo este correo de la fundación ananta, y no puedo evitar pensar en la verdadera moral, en este texto que está tan cerca de la comprensión del mundo, y la comprensión del alter (el otro), ya sea otro ser humano,

ya sea otro ser de otro reino (un ser animal, un ser vegetal, un ser planta), una comprensión que nos acerca a la comprensión del todo, un camino de encuentro y de reconciliación conmigo misma,

y no puedo evitar re-leer este párrafo, “en cuanto perjudicáis a los demás / y lo mismo ocurre cuando les dais vuestra ayuda y vuestro amor”, y me dejo de preguntar qué fue primero, el huevo o la gallina,

y me quedo a solas con mi responsabilidad personal.

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camino de Santiago portugués, entre Barcelos y Ponte de Lima, 20 junio 2018

me acuerdo sin querer de los 7 hábitos de Stephen Covey, y las cuatro capacidades del ser humano,

  1. la auto-conciencia, o conciencia de mí misma,
  2. la conciencia del bien y el mal, tan relacionada con la verdadera moral,
  3. la voluntad independiente,
  4. y la imaginación creativa,

4 capacidades que todas nosotras podemos desarrollar.

y me pregunto con qué emociones, con qué valores, y con qué figuras de el 3ple camino de desarrollo personal (el ser adulto, la madre protectora y el niño natural) asocio yo estas 4 capacidades del ser humano.

la comprensión, la menos visible de nuestras emociones, representada por el azul índigo, es la segunda de las 3 puertas que nos permite transitar caminos desde el ego-sistema enfermo al eco-sistema sano, un viaje de desarrollo personal y de los grupos,

un viaje similar al camino de Santiago, un viaje en el que ahora transito en absoluta soledad, y ahora hacemos totalmente acompaña2, un viaje por 3 puertas que tú también puedes pasar cada día de forma + consciente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

con un tornillo y 3 pelotas (de vuelta a la escuela)

me encuentro camino de la jornada de innovación en la educación que organiza DIM EDU en Bilbao, y me doy cuenta de que lo que podría ser una presentación convencional pasa a ser un recorrido emocional por mi vida,

la jornada se realiza en la escuela de ingenieros de Bilbao, mira que hay cientos de sitios en los que se puede organizar un evento, y resulta que se celebra en la escuela en la que yo estudio, qué curioso,

un evento de educación aquí,

y entro en la escuela vieja, tras aparcar frente a la puerta, en la calle de Briñas, nadie tiene ni idea del evento, ni en la conserjería nueva ni en la tradicional, hasta que alguien me orienta hacia un nuevo edificio, frente al nuevo San Mamés,

yo no sabía que había un segundo edificio,

y me dejo sentir el tiempo y sus señales, y observo una ingeniería de las cosas, 3 turbinas en el patio, un armario eléctrico en un vestíbulo, un concurso de puentes cerca de la entrada vieja,

y pienso la diferencia que hay entre lo viejo y lo nuevo, en la ingeniería y en la educación, y observo cómo en esta jornada de innovación en la educación hay muchas personas entregadas a los procesos, a los espacios y a la tecnología,

todo eso es parte de lo viejo,

y muchas menos personas orientadas a las emociones y a la identidad, que va a ser lo que nos define como personas, como comunidades y como sociedad, y llego con un discurso muy breve, quizás demasiado,

saco de mi mochila, que se ha convertido en una tartera, el agua y las croquetas que me ha preparado mi mamá para el recreo, y un perno que mi inconsciente ha cargado para el paseo de hoy, un perno que representa la ingeniería de las cosas,

un perno que representa el pasado y lo viejo,

un perno que se fabrica en Herza, fábrica de tornillos que ya no existe, y en la que realizo las prácticas de sexto de carrera, junto con Javi, qué tiempos aquellos, Javi, te tengo que llamar un día de estos para volver a quedar,

un perno que no enseño en la presentación,

y un juego de 3 pelotas, que vienen a representar las 3 escuchas que promovemos en cualquier entorno social, también en el cole, y que explicamos de una forma muy tonta, como se debería explicar las cosas a los peques, para que lo entiendan,

la escucha del 3, o la escucha del buen trato, que se convierte en buen trato, una escucha que se explica con una bola roja, con una cara sonriente, puerto de destino del buen vivir, y de la vida sin mal trato,

la escucha del 4, o la escucha de los 4 reinos, o la escucha de campo, que tiene su origen en la teoría U, que se lanza a nivel mundial desde el M.I.T., una escucha para la que el destino depara una bola roja con cuatro puntos blancos,

y la escucha del 7, que también es la escucha del 6, con el modelo de 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría del color de Goethe, una escucha que se representa por una bola verde, de la AECC,

una bola que deja en el aire una pregunta, que compartimos con el público asistente al evento, para ti, profe

o maestra, en cuyas manos está en buena medida el desarrollo de las nuevas generaciones, ¿qué es amar?,

una pregunta que tú también puedes ayudarnos a contestar.

   así lo vimos…

en este ejercicio emocional de la presentación me doy cuenta de que, por azares del destino, las famosas “causualidades”, Pere ha convocado a la directora del Trueba, centro en el que curso primaria y secundaria,

así como convoca a la directora de Getxo I, donde curso BUP y COU (secundaria y bachillerato), y estamos en la escuela de Ingeniería de Bilbao, donde mi madre estudia la carrera de ingeniería,

sí, definitivamente hoy juego en casa, nada malo puede pasar.

reviso el monigote que se forma hoyo, un ser humano con un perno a la altura del corazón, qué imagen muy curiosa, y 3 bolas que pueden estar ligadas con los 3 corazones que tenemos en realidad,

nuestro cerebro tiene neuronas, sí, pero también hay neuronas en el corazón y en nuestras vísceras, porque somos un ser tri-cerebrados, algún día entenderemos la ingeníería del ser humano,

tan diferente de la ingeniería de las cosas.

y me llega de mañanita esta meditación desde fundación ananta, que habla de la ingeniería de los árboles y las personas, muchas gracias, Joaquín, que no puedo evitar compartir…

“Algunos árboles nos impresionan por su aspecto imponente, pero esta materia no es en realidad más que una condensación de energías. Sí, porque el árbol es una criatura viva que sabe atraer y acumular la energía solar. Si se quema, se comprueba que está hecho de un poco de tierra, de agua en mayor cantidad, de aire un poco más aún, pero es el fuego, la luz, de lo que está en gran parte constituido

El hombre está construido a imagen del árbol: él también está hecho de fuego, de luz, posee la misma quintaesencia que el sol. ¿Por qué nos desorientan repitiéndonos que somos polvo y que volveremos al polvo? Los Iniciados, al contrario, nos dicen: «Estáis hechos de luz, podéis alimentaros de luz, y volveréis a la luz.» Sí, el hombre es idéntico al árbol, y si conociera las leyes con las que trabaja la naturaleza, también él podría fijar y conservar esta fuerza cósmica, esta energía del fuego celestial, es decir todas estas formas del espíritu que son la sabiduría y el amor.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos.

si quieres ver más imágenes de este jornada en la escuela, he abierto una carpeta en Pinterest. si quieres responder nuestra encuesta, para ti, ¿qué es amar?, puedes acceder por medio de esta anécdota y este enlace.

si quieres ver un resumen de la jornada de innovación educativa, gracias, Pere, o sobre la presentación que vamos a realizar próximamente sobre las 3 escuchas en el IES Miguel Unamuno, hay enlaces y más enlaces, por aquí y por allá.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este puente.

 

tienes en los ojos girasoles (en un mundo lleno de mujeres y hombres buenos)

escuchamos esta canción de Rozalén, Girasoles, y disfrutamos del video, que está filmado, si no me equivoco, en un patio del mercado de la cebada, en Madrid, una zona especialmente progre, abierta a los jóvenes, al movimiento okupa,

muy cerquita del rastro, muy cerquita de la librería El olor de la lluvia, este proyecto que abren Alfonso y Raquel, hace escaso dos añitos, un espacio que me hace recordar paseos fresquitos y al sol del domingo,

y nos quedamos enganchados con la letra, y con el video, de esta canción, de esta artista que tanto nos gusta, Rozalén, cantautora y compositora vocacional, que se va abriendo un espacio en nuestra casa,

cuando Silvia me pregunta si me apetece ir a un concierto suyo, y me parece que va a ser que sí, en un mundo en el que ya no compramos canciones, las oímos gratis desde internet, en el que no compramos discos,

¿qué podemos hacer para apoyar a los artistas que nos gustan, si no es ir a sus conciertos?,

y me hago una lista corta de los artistas que visito en internet y me gustaría ver en vivo, Fito y los Fitipaldis, y Rozalén, ya van dos, seguro que a nada que me esfuerce encuentro otro más, porque en esta vida no hay dos sin tres.

   así lo vimos…

el día de ayer es uno de esos días que me gustaría guardar en una cajita, las líneas sobre el entusiasmo no nos casuales, hay un momento en el que nuestra energía vital, y nuestra ilusión, está alta, estamos enchufadas,

qué bien se vive cuando estamos conecta2 al entusiasmo, ¿verdad?

y pienso qué podría hacer yo para “anclar” esos momentos, y me acuerdo de “el álbum de los momentos maravillosos de mi vida”, ese proyecto en curso al que puedes echar un vistazo, sí,

tal vez ese álbum, que hace unos años construiríamos en papel, hoy puede tener un componente importante en formato digital, tú eliges, tal vez así te puede acompañar mejor, aunque a mí, personalmente, me sigue encantando el papel,

es que no lo puedo evitar.

en el blog de organizaciones con espíritu y corazón tenemos una categoría que está dedicada a autores, fuentes externas, le llamamos, y que sirve para incluir a personas y autores que nos gustan,

Claudio Naranjo, Leonardo Boff, Joaquín Tamames, Luis Espiga, Luis Emilio Oliver, Otto Scharmer, pendiente de incluir, y me doy cuenta de que no he incluido cantantes que nos transmiten sus emociones, y mucho más, por medio de la música,

y no me resisto a la tentación, e incluyo el nombre de Rozalén, no sé por qué me da que ésta no va a ser la última entrada en la que nos va a acompañar.

 

¿qué emoción despierta en ti esta canción de Rozalén?,

porque a mí me acerca a esos domingos rastreros, que no arrastrados, cuesta arriba, cuesta abajo, chachareando, viendo cosas, la magia de los artesanos, cuero, tela, metal, cañita viene, cañita va, no muy lejos del soldado Cascorro,

hoy no te vamos a visitar, de paseo por el rastro de Madrid.

y te dejo con esta letra que habla de alguna forma de la emoción de la alegría, el violeta, una emoción que tiene todo que ver con el hacer comunitario, con la energía de traer juntas lo nuevo, como en la última frase,

El progreso de la condición humana requiere 
Inapelablemente que exista gente que se sienta en el fondo feliz
En gastar su vida al servicio del progreso humano,

en un mundo lleno de “mujeres y hombres buenos”.

Girasoles, Rozalén

Era necesario respirar para mirar alrededor 
Paseo por La Habana y un café frente al Malecón-cón-cón-cón
Comienzan los recuerdos las espinas afloran en mi interior 
Todo lo que no se atiende tarde o temprano reaparece 

Pero nos miramos, vaya año pasamos 
A ver si remontamos 
Sin dedicarle más tiempo 
Y el mundo está lleno de mujeres y hombres buenos 

Así que le canto a los valientes 
Que llevan por bandera la verdad 
A quienes son capaces de sentirse en la piel de los demás 
Los que no participan de las injusticias 
No miran a otro lado 
Los que no se acomodan 
Los que riegan simpre su raiz
A ti, mi compañero que me tiendes la mano 
Que es tu corazón bondad 
Me estudias con curiosidad 
Me miras con respeto 
Y besas con cariño cada parte de mi cuerpo

Tienes en los ojos girasoles 
Y cuando me miras soy la estrella que más brilla 
Cuando ríes se ilumina todo el techo 
Ya duermo tranquila, siento tanta calma adentro 
Y tienes en los ojos girasoles 
Y cuando me miras soy la estrella que más brilla 
Cuando ríes se ilumina todo el techo 
Ya duermo tranquila, siento tanta calma adentro

Es necesario revivir para poder saborear 
Encajo las ideas, reflexión para mejorar 
Antes de un gran impulso doy un paso pequeñito para atrás
Todo lo que no atendí 
Vuelve siempre a resurgir
Pero sonreímos 
Vaya si vivimos 
Todo lo que aprendimos 
No le dedicaré más tiempo pues el mundo está lleno de mujeres y hombres buenos

Así que le canto a los coherentes 
A los humildes que buscan la paz 
A los seres sensibles que cuidan de otros seres y saben amar 
A todos los que luchan por nuestros derechos 
Miran a todo hombre igual 
A quienes no me juzguen 
Y a quienes estén dispuestos a compartir
A ti mi compañero que tienes alma pura 
Que es tu corazón bondad 
Respetas mi espacio vital 
Me escuchas bien atento 
Y besas con cariño cada parte de mi cuerpo

Tienes en los ojos girasoles 
Y cuando me miras soy la estrella que más brilla 
Cuando ríes se ilumina todo el techo 
Ya duermo tranquila, siento tanta calma adentro 
Y tienes en los ojos girasoles 
Y cuando me miras soy la estrella que más brilla 
Cuando ríes se ilumina todo el techo 
Ya duermo tranquila, siento tanta calma adentro

El progreso de la condición humana requiere 
Inapelablemente que exista gente que se sienta en el fondo feliz
En gastar su vida al servicio del progreso humano

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos contigo desde este enlace.

alegría y gratitud

leo en paralelo dos correos, la meditación que hoy desde fundación Ananta, gracias, Joaquín, y un correo de un colegio en Valladolid, que nos hacen una consulta relacionada con 7 emociones,

en los dos hay un guiño a la alegría, un guiño que no pasa inadvertido, y que me anima a escribir estas líneas, en las que volvemos a esbozar nuestra particular forma de entender la alegría,

pero vamos por partes, empezando por la meditación.

“La verdadera alegría es una disposición del alma que, más allá de las dificultades, los obstáculos y las penas, siente la vida como un don de Dios por el que sólo puede sentir  gratitud y la necesidad de agradecer.

Si queréis recibir a menudo las visitas de la alegría, cultivad en vosotros ese sentimiento de gratitud hacia el Creador, pero también hacia la naturaleza y los seres humanos. De esta forma, aunque no tengáis ningún motivo para alegraros, este sentimiento que os habréis acostumbrado a mantener, llegará y os cogerá por sorpresa. Como aquellos amigos que llegan algunas veces de imprevisto a haceros una visita que no esperabais.”

Y me acuerdo de este viaje que tengo programado para esta semana que entra, de vuelta a casa de ama, mi madre, a ver si aprovecho para saludar a alguno de mis amigos, que ya no esperan ni por navidad.

    así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: “Mongolia” (1938), pintura de Nicholas Roerich

en el segundo correo una figura al pie reza “tu alegría, la mía”, creo que se puede observar, en el que dos personas en disposición de apertura conectan, la pequeña parece abrazar a la grande, la grande parece abrazar al mundo

en el modelo de responsabilidad emocional 7 emociones la alegría es la energía propia de nuestra capacidad, como seres humanos, creativos y creadoras, de traer al mundo lo nuevo, de hacer juntas,

un proceso que está fundamentalmente en el campo del hacer, un hacer que no está desprovisto de gratitud, faltaría más, justo al contrario, de contento interior, que busca manifestarse y compartir,

tras haber pasado la puerta del orgullo sano, un orgullo humilde que dice “yo soy la pera limonera, … y tú también”, para acercarnos a el umbral de la comprensión, esa segunda puerta que me permite integrar esa emoción tan profunda, “yo soy tú”,

dos puertas que son necesarias antes de atravesar la tercera puerta, la de la alegría, en la que se demuestra nuestra capacidad de crear nuevas realidades, no somos dos realidades desconectadas, sino una realidad nueva en un nuevo hacer,

para que lo mejor por venir se manifieste entre nosotras, con la ayuda de estas 3 puertas, propias del desarrollo del Ser humano y de los grupos, desde nuestra colaboración necesaria, desde nuestra mejor intención.

tu alegría, la mía, qué bonito, que en un momento del camino se ha convertido en nueva comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos contigo desde este enlace.

 

 

¿tú eres tecnozoico o ecozoica?

leo la última entrada de Leonardo Boff con interés, un texto que nos acerca a la tierra como escuela de desarrollo espiritual, en el que recorto palabros y negriteo frases, de las cuales entresaco varias ideas, a continuación…
la era en la que vivimos, el ecoceno o ecozoico se caracteriza por la evolución, la expansión y la auto-creación de «emergencias» cada vez más complejas, que permiten el surgimiento de nuevas galaxias, estrellas y formas de vida en la Tierra,
una era en la que un universo cada vez más espiritual y autoconsciente nos situa en una disyuntiva, somos parte del problema tecnozoico –un futuro de exploración creciente de la Tierra como recurso, todo para el beneficio de los humanos–,
o somos parte de la solución, y nos hacemos uno con la época que nos toca vivir, en la evolución de la consciencia, y en la búsqueda de una relación amistosa hacia la naturaleza y la vida, y una profunda transformación en las formas de vivir,
y por algún motivo conecto la imagen con la que encabezo estas líneas, la imagen de la tierra, con un libro que he ojeado, por ahí anda mi ojo, estos últimos días, en los que leo algo de antroposofía y de biografía humana,
en esta extraña relación que comunica al ser humano con los reinos que le anteceden, el reino animal, el reino vegetal y el reino mineral, y que le conectan con los reinos suprasensibles que un día vamos a poder reconocer.
   así lo vimos…
y si te parece bien, te dejo con el post de Leonardo, con sus negritas (esa es mi aportación, discutible) y todo…

el futuro de la Tierra no cae del cielo

Lo que voy a escribir aquí será de difícil aceptación por la mayoría de los lectores y lectoras. Aunque lo que diga esté fundamentado en las mejores cabezas científicas, que hace casi un siglo, vienen pensando el universo, la situación del planeta Tierra y su eventual colapso, o un salto cuántico a otro nivel de realización, no ha penetrado, sin embargo, en la conciencia colectiva ni en los grandes centros académicos. Continúa en vigor el viejo paradigma, surgido en el siglo XVI con Newton, Francis Bacon y Kepler, un paradigma atomístico, mecanicista y determinista, como si no hubiera existido un Einstein, un Hubble, un Planck, un Heisenberg, un Reeves, un Hawking, un Prigogine, un Wilson, un Swimme, un Lovelock, un Capra y tantos otros que nos elaboraron la nueva visión del Universo y de la Tierra.

Para empezar, cito las palabras del premio Nobel de biología (1974) Christian de Duve que escribió uno de los mejores libros sobre la historia de la vida: Polvo vital: la vida como imperativo cósmico (editorial Norma, 1999). «La evolución biológica marcha a ritmo acelerado hacia una grave inestabilidad. Nuestro tiempo recuerda una de aquellas importantes rupturas en la evolución, señaladas por grandes extinciones masivas» (p. 355). Esta vez no procede de algún meteoro rasante, como en eras pasadas, que casi eliminó toda la vida, sino del propio ser humano, que puede ser no sólo suicida y homicida, sino también ecocida, biocida e incluso geocida. Puede poner fin a la vida en nuestro planeta, quedando sólo los microorganismos del suelo, bacterias, hongos y virus, que se cuentan por cuatrilones de cuatrilones.

En razón de esta amenaza montada por la máquina de muerte fabricada por la irracionalidad de la modernidad, se introdujo el concepto «antropoceno», para denominar como una nueva era geológica la actual, en la que la gran amenaza de devastación se proviene del ser humano mismo (anthropos ). Ha intervenido y continúa interviniendo de forma tan profunda en los ritmos de la naturaleza y de la Tierra, que está afectando las bases mismas ecológicas que lo sostienen.

Según los biólogos Wilson y Ehrlich desaparecen entre 70 a 100 mil especies de seres vivos por año debido a la relación hostil que el ser humano mantiene con la naturaleza. La consecuencia es clara: la Tierra perdió su equilibrio y los acontecimientos extremos lo muestran irrefutablemente. Sólo ignorantes como Donald Trump niegan las evidencias empíricas.

En cambio, el conocido cosmólogo Brian Swimme, que en California coordina una decena de científicos que estudian la historia del Universo, se esfuerzan por presentar una salida salvadora. Digamos de paso que B. Swimme, cosmólogo, y el antropólogo de las culturas Thomas Berry, publicaron, con los datos más seguros de la ciencia, una historia del universo, desde el big-bang hasta la actualidad (The Universe Story, San Francisco, Harper 1992), conocido como el más brillante trabajo hasta hoy realizado. (La traducción al portugués se hizo, pero fue más fuerte la tontería de los editores brasileños, y hasta hoy no fue editado. Al español se desestimó su traducción, porque el libro dedica demasiadas páginas a la situación concreta de Estados Unidos). Los autores crearon el concepto «la era ecozoica», o «el ecoceno», una cuarta era biológica que sucedería al paleozoico, al mesozoico y a nuestro neozoico.

La era ecozoica parte de una visión del universo, como cosmogénesis. Su característica no es la permanencia, sino la evolución, la expansión y la auto-creación de «emergencias» cada vez más complejas, que permiten el surgimiento de nuevas galaxias, estrellas y formas de vida en la Tierra, hasta nuestra vida consciente y espiritual.

No temen la palabra «espiritual» porque entienden que el espíritu es parte del Universo mismo, siempre presente, pero que en una etapa avanzada de la evolución se ha vuelto en nosotros autoconsciente, percibiéndonos como parte del Todo.

Esta era ecozoica representa una restauración del planeta mediante una relación de cuidado, respeto y reverencia frente a ese don maravilloso de la Tierra viva. La economía no debe buscar la acumulación, sino lo suficiente para todos, de modo que la Tierra pueda rehacer sus nutrientes. El futuro de la Tierra no cae del cielo, sino de las decisiones que tomemos para estar en consonancia con los ritmos de la naturaleza y del Universo. Cito a Swimme:

El futuro se va a decidir entre quienes están comprometidos con el tecnozoico –un futuro de exploración creciente de la Tierra como recurso, todo para el beneficio de los humanos–, y quienes se comprometen con el ecozoico, un nuevo modo de relación para con la Tierra en que el bienestar de la Tierra y toda la comunidad de vida terrestre es el principal interés (p. 502).

Si no vence el ecozoico, probablemente conoceremos una catástrofe, esta vez producida por la propia Tierra, para librarse de una de sus criaturas, que ocupó todos los espacios de forma violenta y amenazadora de las demás especies, especies que, por tener el mismo origen y el mismo código genético, son sus hermanos y hermanas, no reconocidos sino maltratados y hasta asesinados.

Tenemos que merecer subsistir en ese planeta. Pero eso depende de una relación amistosa hacia la naturaleza y la vida, y una profunda transformación en las formas de vivir. Swimme añade: «No podremos vivir sin esa intuición (insight ) especial que las mujeres tienen en todas las fases de la existencia humana» (p. 501).

Ésta es la encrucijada de nuestro tiempo: o cambiar o desaparecer. Pero, ¿quién se lo cree? Nosotros seguiremos gritando.

la teoría U de Otto Scharmer habla de 3 grandes brechas que nos separan,

  1. a mí de mí misma,
  2. a mí del otro, el alter,
  3. a todas nosotras de la naturaleza,

no creo que haga falta explicar cuál de estas 3 brechas está relacionada con el texto de Leonardo Boff.

la teoría del P-A-n y el triángulo de Karpman nos introducen en el drama relacional que origina en este mundo la figura del padre crítico, o el perseguidor, el drama que origina nuestra cultura patriarcal,

está claro que para cambiar los problemas de nuestra relación con la naturaleza y con todos los seres vivos tenemos que cambiar nuestra cultura, y acercarnos al paradigma del cuidado, del cariño, del buen trato, por medio de la madre protectora,

o mejor, de nuestra madre nutricia, la madre nutricia que habita en todas nosotras, y que establece sus relaciones desde el amor incondicional, buen punto desde el que comenzar cualquier relación.

si te interesa revisar qué conjuntos de características están relacionadas con el bebé, con la madre cuidadora, y con la evolución sana del padre crítico, nuestro ser adulto,  puedes leer esta entrada, 3 juegos de características para el buen vivir,

no es la pera limonera pero te puede acompañar en esta era ecozoica, desde la conciencia que nos permite entablar relaciones casa día más amistosas (conmigo misma, contigo, con la naturaleza y la vida),

en un ejercicio que nos permite vivir la vida como escuela de desarrollo espiritual, en un proceso lento pero imparable que crece a nuestro alrededor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que, como no podía ser de otra forma, relaciona emociones con buen trato y con el campo de la atención,

que fundamenta la escucha y las conversaciones, y con un mundo basado en valores, y con tantas pequeñas cosas y aportaciones que es necesario rescatar hoy, y poner en nuestra agenda común, tecnozoica o ecozoica,

un modelo que compartimos desde este enlace.

 

descendientes de tribus guerreras

Claudio Naranjo nos habla en esta entrevista de menos de media hora de un mundo supuestamente civilizado en el que crecen nuestros hijos, bajo un dominio masculino, que se rige por una actitud bandida, canalla,

para conformar una sociedad bárbara y un mundo en el que nos relacionamos desde una lógica depredadora, conquistadora, aunque el mundo esté 10 veces conquistado, y quede poca cosa por conquistar,

una sociedad enferma en la que no tenemos espacios de verdad para compartir las cosas íntimas, en la que no tenemos libertad para decir sí o no, ni para amar de verdad,

un mundo que no está hecho para niños, que no cuida a sus pequeños ni a sus mayores, parece que no son una inversión rentable, un mundo en el que nos invitan a que sigamos ciegas, en vez de sanar la familia y nuestro ser interior, tricerebrado,

un cerebro que se compone de 3, no sólo existe la corteza cerebral y el córtex, tan ponderado por esta tribu guerrera, también existe un cerebro propio de nuestro niño natural y de nuestra madre protectora,

en fin, 30 minutos que te pueden dar que pensar sobre esta sociedad de la que todas nosotras somos cómplices, más o menos inocentes, cada quien sabe en qué medida se compromete en su desarrollo personal,

o se hace la tonta, o se queda muda y ciega.

   así lo vimos…

y transcribo unos cachos, perdóname que no sea 100% literal, la paciencia y el tiempo dan para lo que dan, yo que tú me regalaría 30 minutos para escuchar a este maestro de vida, Claudio Naranjo, un auténtico regalo para este año par.

 

Claudio nos habla de …heridas y traumas de las relaciones paterno filiales, el trauma patriarcal,

de un mundo que no está hecho para el niño, este mundo está hecho para una ética guerrera, somos descendientes de tribus guerreras que se disputaban el territorio de forma muy violenta

un problema que no está en los pueblos precivilizados,

los ingleses se encontraron con los indígenas americanos con un mundo de gran colaboración, no con un mundo competitivo, querían ellos comprar tierras y se encontraron que no habían dueños de la tierra, porque la gente sentía que la tierra es la madre, no es una propiedad material,

entonces querían los ingleses, colonizadores, saber quién es el jefe, aquí no tenemos jefes, todo lo discutimos en grupos, somos tribus, es como el grupo familiar, en el que hay cariño, y todo se ve juntos,

2:35 ¿hemos matado lo primitivo en nosotros?

hemos prohibido lo primitivo en nosotros,

lo que llamamos civilización es el dominio masculino, que empezó hace 7000 años nace el dominio de la masculino, con el calendario, la escritura, la investigación científica, el conocimiento, siempre se destacaron los progresos de la civilización,

y no se vio lo que ahora están viendo los arqueólogos, con el comienzo también de la injusticia, la esclavitud, las guerras continuas, el espíritu combativo que el dominio masculino trae consigo,

7:00, somos portadores de una dureza al decirle al niño que tiene que ser de esta manera y no de otra, estamos cumpliendo con una función que nos toca como padres de transmitir la cultura,

un niño que es un ser que nace libre, y que poco a poco es condicionado a través del miedo, domesticado, la palabra que más escucha un niño es no, el mundo no está hecho para los niños.

6:40, no queremos reconocer que lo hemos hecho mal, en cierto modo fuimos inocentes, no hemos sido tan creativos para darle la vuelta a esto, somos el conducto a través del cual pasa la sociedad,

con la ideología del padre severo, si alguien hace algo mal la mejor manera de remediarlo en la de amenazar, frente a la posición más materna, mas femenina, una fe de que lo que necesita el niño es comprensión.

y aumenta la severidad de acuerdo a la voluntad de doblegar, de domesticar, y hay un resultado relativamente bueno en lo exterior, que descansa sobre una creencia de que el niño es malo, que no va a querer obedecer, que hay una maldad que no hay que auspiciar.

tiene que haber límites, ¿cómo se componen esos límites no castrando?

a un niño se le puede castigar de manera cariñosa, de una manera que haya comunicación,

una forma que no cree pánico, que no cree una respuesta de respeto temeroso

quien manda aquí soy yo,

una gran tentación de los padres, poco a poco el amor a los padres que se fue transformando poco a poco en respeto, que los convierte en una autoridad intocable,

los padres se refugian porque se sienten culpables, se refugian en el respeto y en la actitud represiva,

se puede tener una mejor comunicación, y tratar de equilibrar el cariño con el respeto, no dejarse llevar por las respuestas agresivas,

no sabemos bien en qué medida se les echa a perder la vida una infancia de excesiva seriedad, reproche, obligación, de no ser vistos, de no ser realmente oídos

11:45 ¿cómo hacemos para des-bloquearnos, para sacar la parte más comprensiva?

salimos muy resentidos de la escasez de amor, ninguna generación tiene todo el amor que necesita, los padres están trabajando, están en la guerra, no alcanza que los dos trabajen, ¿dónde está la atención para los niños?,

las situaciones económicas y las situaciones de vida han perjudicado mucho a los niños,

cada generación está en una situación en la que cada uno quiere ser querido, la madre no tuvo suficiente amor, no llenó su recipiente, y en cuanto tiene que darle al hijo está en conflicto, no tiene la plenitud que le permitiría darse por completo, no está tan disponible, necesita ocuparse de sí misma, necesita su propia búsqueda,

¿cómo un persona puede llegar a una mayor plenitud?, entonces podrá dar más

procesar el pasado, la infancia, para poder dejarlo atrás, ya eso pasó, ahora soy dueño de ser en una vida menos condicionada por esos hábitos del pasado

Todos somos víctimas de una sociedad enferma.

la civilización es una respuesta a una época en la que hubo gran escasez, los líderes masculinos tuvieron que convertirse en predadores, conquistadores, pero el mundo está 10 veces conquistado, no hay más que conquistar y seguimos siendo conquistadores,

la actitud conquistadora es una actitud bandida, una actitud canalla,

el mundo civilizado es un mundo muy inmoral, muy malvado, que no quiere al otro, que no tiene sentido del bien común, hay que defenderse tomando todo lo que se pueda,

estar haciendo uno algo para mejorar como persona introduce un gran cambio,

Gurdjeff decía que si trabajas en ti mismo se benefician tus hijos,

la mayor parte de la gente no tiene mucha vida interior, está ocupada en hacer lo que hay que hacer,

cada vez hay una esclavitud laboral más fuerte, menos ocio, más necesidad de sobrevivir, sin embargo hay personas que hacen el sacrificio de dedicarse algo de su tiempo en mirar hacia dentro, escribir, que ayuda a tener más claridad sobre lo que te está pasando, la amistad, como sustituto de la psicoterapia, el amor,

hay un elemento transformador en los contactos profundos, es bueno que la gente tenga un espacio de verdad, en el que se dicen las cosas íntimas, un gran estímulo para no hacerse el ciego a lo que nos está pasando,

el mundo invita a que uno se vuelva ciego.

19:20 en algunas sociedades el niño tiene mucho poder

el ambiente americano es muy ambivalente, muy mentiroso, parece que se les hacen muchas fiestas a los niños, con muchos juguetes, es mucho negocio, la televisión tiene como objetivo al niño, hay mucho amor falso también, con mucho alarde de amor por parte de los padres a los niños,

es una especie de infanticidio silencioso,

cuando uno llega como terapeuta a ayudar a un adulto aparece mucho el niño interior dentro del adulto que se queja de lo que no supo quejarse cuando era niño, es muy importante que el adulto sepa despertar a ese niño interior muy enojado, que pueda expresar esa rabia irracional que sintió el niño,

porque sin el permiso de sentir esa rabia uno vive como un animal castrado,

todo animal puede ser domesticado, hay un momento en el animal se rinde, a los adultos hay que devolverles el dolor y la rabia infantil para que puedan estar enteros, sólo desde ahí se puede recuperar el amor,

para amar hay que tener la libertad de decir sí o no,

hay que salir de que tengo que ser un niño bueno,

la rabia incondicional es el comienzo de una nueva libertad,

hay una contradicción en la ética cristiana que predica el amor a los demás, pero no predica el amor a uno mismo

dice ama al prójimo como a ti mismo, en la práctica es como si el mensaje que transmite la cultura es no te ames a ti mismo, porque eso es egoista,

no funciona el amor al prójimo si no hay amor a uno mismo,

la mayor parte de la gente se tortura a sí misma, se antagoniza, son capataces de sí mismos, o se reprimen a sí mismos, se desvalorizan a sí mismos, hay muchas cosas que hacemos para disminuirnos a nosotros mismos, para esclavizarnos a nosotros mismos.

23:50 cada vez estamos más alejados, tal vez por la tecnología, por la forma de vida, falta contacto…

hay una escasez de amor, tiene que ver con la subordinación de la mujer, es una cultura demasiado masculina la cultura civilizada, la mujer tiene menos poder, y a veces cuando el niño tiene el cariño de la madre el cariño de la madre no cuenta tanto, porque la madre no es nadie,

no sabemos cuánto estamos pagando por la infelicidad,

para sanar la sociedad habría que sanar la familia, y para sanar la familia habría que sanar una familia interior, porque tenemos tres partes en el cerebro, se dice que somos tricerebrados,

un cerebro instintivo, del niño, que desea, un cerebro medio, como una madre, que heredamos de los mamíferos, con el sentido del otro, y el cerebro propiamente humano, la corteza cerebral, el  intelecto,

a mí me gusta el planteamiento de Gurdjeff que decía que necesitamos una educación para tricerebrados, estamos enseñando sólo al intelecto, enseñando cosas sobre el mundo, ¿para qué?,

la información abunda, lo que necesitamos es el cariño, lo que necesitamos es la libertad, es como este exceso de padre, sobre la madre y sobre el hijo, tendrían para sanar que ser tres poderes equilibrados,

tendría que haber más democracia familiar, no solo entre hombres y mujeres, que no haya tanto abuso de poder, tanta ceguera para ver lo que quiere el hijo, o lo que percibe el hijo,

se necesita en el mundo una política de la conciencia, una política que se desarrolle en el desarrollo de la conciencia, en sanar estas cosas de las que hablamos.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional que integra los fundamentos del desarrollo de la conciencia (atención, presencia) y del buen trato (a partir del desarrollo de nuestro niño interior, nuestra madre protectora, nuestro ser adulto),

no es extraño que la teoría del P-A-n y los procesos de apreHendizaje y  la educación de nuestros menores (culturización, adiestramiento, amaestramiento) formen parte de nuestra propuesta, y que nos guste tanto esta entrevista a Claudio Naranjo.

Si quieres reflexionar sobre las características de nuestra madre protectora, de nuestro niño natural sano y de nuestro ser adulto, 3 juegos de características que nos llevan a una vida sana, armónica, preciosa, puedes seguir este enlace,

y si quieres realizar un autodiagnóstico sencillo, puedes abrir éste.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, desde este enlace.