comunicación triple cero (comunicación SIN)

3libros533en el cuentacuentos (organizaciones que encuentran y cuentan cuentos) promovemos una comunicación triple cero, o tres veces sin. Sin críticas, sin quejas, sin acidez. Recuerda mucho a los anuncios de alimentación. Bebidas de cola sin cola, café sin cafeína y bebidas carbonatadas sin gas. Pocas grasas insaturadas, pocos excitantes, pocos excipientes y colorantes, poco de lo que nos hace mal. Y leído así, no sólo recuerda, sino que puede haber una conexión.

A mí, personalmente, me gusta el café con cafeína, como en su día, ya no, me gustaban los refrescos de cola con cola. Pero no dudo de que tengan su efecto excitante, como la comunicación CON. Me acuerdo, si miro más de 21 años en el retrovisor de una época en la que una comunicación con dominaba un grupo de amigos. La comunicación CON en ese entorno trataba de ser más ágil mentalmente, nada malo, pensarás. Pero más ágil, más listo, y más ocurrente pasaba de repente a ser más irónica, y esa puyita más ácida pasaba a ser este rejón más sarcástico.

Esa comunicación de mis tiempos mozos dejó un regusto de no quiero estar aquí, hasta que abandoné el grupo.

En mi vida profesional me he encontrado con varias formas diferentes de comunicar, ¿hay alguien por ahí que vive en la selva organizativa, ese entorno en las que las noticias corren paralelas a los bulos y a los rumores al son del tam tam?, y no en todas prima el respeto.

Porque es normal que en organizaciones que tienen una estructura de poder, el que tiene la sartén por el mango, de vez en cuando pegue un sartenazo. Y el que tiene el martillo, pegue clavos, o arregle las cosas a martillazos.

No sé por qué me acuerdo a estas alturas de mi abuelo, que llegado a un punto decía “esto lo arreglo o lo rompo”.

Alguna experiencia profesional y alguna experiencia personal, no todas recogidas en este pergamino, me hacen desconfiar de la comunicación CON. Por eso, entre otras cosas promovemos la comunicación SIN:

  • sin quejas,
  • sin críticas,
  • sin acidez.

En nuestros grupos de escritura, qué tonto comunicar por medio de la escritura en estos tiempos modernos en los que alquilar un juglar cuesta bien poco, ¿no?, la escritura encuentra su espejo en la lectura, porque somos lo que comemos y lo que bebemos, lo que transpiramos Y lo que leemos.

Y si leemos juntos, todos somos un poco más eso.

Por eso, cuidamos muy bien lo que el grupo lee junto. Promovemos lecturas con cariño, con emociones, con mensajes positivos, con luz.

En el espacio de flotación libre en el que el grupo se forma, yo me encuentro, y me encuentro contigo, y con tu forma de ser, compartimos “Los cuatro acuerdos”, “El mundo amarillo”, “el Manual del Guerrero de la Luz”. Y disfrutamos juntos de esa forma de caminar, de esa senda por la que otros ya pasaron con su mochila (vivencias y creencias), encarnando nuestra pasión de caminar (y otras pasiones ocultas que se manifiestan en el viaje y en el conversar), y nuestros valores, que, plásticos como son, no son tan lejanos a los valores de la organización que nos cobija, y a la que nosotros damos vida.

Un proceso muy entretenido en la que el camino se manifiesta en el caminar, en el conversar, en el compartir. Sin quejas, sin críticas, sin fina ironía ni burdos sarcasmos, alumbrados por la luz.

3librosmon   Así lo vimos…

y nos vamos poco a poco instalando en nuestra luz personal.

Tenemos muchos libros más que nos gustan:

  • 1 el camino del artista,
  • 2 un mundo nuevo, ahora,
  • 3 me gusta,
  • 1 una nueva mente,
  • 2 el vendedor más grande del mundo,
  • 3 cuentos con alma,
  • 1 el caballero de la armadura oxidada,
  • 2 el profeta,
  • 3 ideas que pegan

no todos sirven para todo, pero más de uno te puede servir. Para abrir conciencia y conectar y comunicar, desde el Ser.

será por cuentos e historias…

lo importante, no sé si queda claro, para que sea una comunicación triple cero, mis creencias, mis pasiones, mis valores, es que escojas los libros de tres en tres

3marx

y ya sabes:

estos son nuestros libros, si no te gustan tenemos otros.

los 7 principios de la indagación apreciativa

7creaciones

La Indagación Apreciativa (bucear en el SÍ) se fundamenta en 5+5=10 principios, 10, como los 10 mandamientos, que reconstruimos en 7, ya que a nosotros nos gustan los números primos.

Y como nos gustan las historias, con historias te los contamos.

1. las historias crean, http://wp.me/p3iA9W-T5

 indalomon

2. las palabras crean, http://wp.me/p3iA9W-Nc

maturanamon

3. las imágenes crean, http://wp.me/p3iA9W-Ta

gugg3mon 

4. las preguntas crean, http://wp.me/p3iA9W-TF

 preguntasagoramon

5. las personas voluntarias crean, http://wp.me/p3iA9W-Su

el observador lo ve

 mikelenelespejomon

6. los grupos de personas crean, http://wp.me/p3iA9W-Tp

la totalidad del sistema

 bucanerosmon

7.el desde dónde crea, http://wp.me/p3iA9W-TH

 laelipsemon

La Indagación Apreciativa (bucear en el SÍ) se fundamenta en 5+5=10 principios, 10, como los 10 mandamientos, que reconstruimos en 7, ya que a nosotros nos gustan los números primos

7creacionesmon   así lo vimos…

y si prefieres ver  presentación de los 5+5 principios que mueven la indagación apreciativa en formato powerpoint, te dejamos una presentación

en oé corazón integramos la Indagación Apreciativa en diferentes programas. Por ejemplo, en organizaciones que enCUENTrAN CUENTOS. Más información en http://www.oecorazon.com/el-cuentacuentos.html

lecciones de Hipatia de Alejandría (el círculo y la elipse)

laelipse

el principio positivo es el más importante de todos en la Indagación Apreciativa.

Nada tiene sentido sin el principio positivo. Ni el FOyAR (Fortalezas, Oportunidades, y Aspiraciones, Resultados), ni las preguntas, ni las imágenes, ni las palabras que construyen narraciones, ni las personas ni los grupos que constituyen comunidad, si trabajamos desde el no.

es por ello que es fundamental en nuestras vidas apagar el foco del NO.

Y si, Y SI, como diría Hipatia de Alejandría, ¿y si aprendemos a apagar el NO?

Y mucho mejor, ¿y si potenciamos en todo lo que hacemos el foco del SÍ?

laelipsemon   así lo vimos…

 

y si quieres ver presentación de los 5+5 principios que mueven la indagación apreciativa, te dejamos una presentación.

lecciones de Hipatia de Alejandría (¿ágora o agora?)

 

preguntasagoravivimos en un universo lleno de certezas y de afirmaciones, que nos dan seguridad en el vivir, o una aparente calma. Como a nuestro padres les dio seguridad saber que la tierra era plana, por ejemplo.

En este universo ayer plano, hoy redondo, mañana curvo, en el que la distancia más corta entre dos puntos hoy es la línea recta, desaprender es una necesidad apremiante.
Y para desaprender, no hay nada como formularse preguntas.
Preguntas nuevas que nos lleven a nuevas perspectivas, que fuercen la aparición del observador, de la conciencia, que den paso a la percepción de los sentidos, a la observación, que abran la puerta a la imaginación, y a las posibilidades de un mundo más grande, más bello, más bueno..

las preguntas se encuentran en dos de los principios de la indagación apreciativa:
en el principio de Simultaneidad, según el cual los cambios empiezan con la formulación de la pregunta, y en el principio de ser conscientes, un principio que es muy amplio, ya que podemos ser conscientes de nuestras palabras, de nuestras imágenes, de las historias que contamos y cómo las constamos, pero también de las preguntas que se formula el observador, ese ser, consciencia de cada persona, figura emergente que formula la pregunta. Una pregunta que, si lo hacemos bien, no obtendrá respuesta.

muy difícil esto último, ya que sabemos vivir con las grandes afirmaciones, no con las preguntas

y tú, ¿sabes formular preguntas sin esperar a la respuesta?

preguntasagoramon   así lo vimos…

En la película Ágora, de Amenábar, Hipatia de Alejandría se mueve en una pregunta eterna, una pistola llena de preguntas, qué digo pistola, una ametralladora, una pregunta que llega a parecer tortura.

¿y si la pureza del círculo nos ha estado impidiendo ver un poco más allá, del mismo modo que el brillo del sol no nos deja ver las estrellas?, preguntas espectaculares…

si quieres una presentación de los 5+5 principios que mueven la indagación apreciativa, entre los que se encuentran el principio de simultaneidad y el de ser conscientes, te dejamos una presentación.

Solo una pregunta, cuándo piensas empezar con las preguntas:
¿ágora o agora?

juntos podemos (equipo de primera, afición de Champions)

bucanerosPor azares del destino este viernes, Josu, amigo de la cuadrilla de toda la vida, me anima a que me acerque a Vallecas, a disfrutar de una tarde noche de fútbol. El Athletic, casi clasificado para la Champions del año que viene, a falta de 3 puntos en 3 jornadas, juega con un Rayo de primera, con una trayectoria espectacular en este final de liga. Quién sabe por qué ahí nos juntamos el viernes para asistir a un partido entre dos de los equipos revelación de la liga, un Rayo Vallecano y un Athletic, dos equipos de fútbol con dos buenos entrenadores, que les han dotado de un gusto especial por la pelota.

El campo del Rayo, en pleno Vallecas, es muy parecido al nuevo San Mamés. Creo que son los dos únicos campos de primera, me puedo equivocar, que sólo tienen 3 tribunas, ya que detrás de una de las dos porterías no hay ninguna localidad, ni de pie ni sentados nos vamos a encontrar ahí, si bien yo me encuentro sentado muy muy cerquita de ese punto, en el que la pared se convirtió en espectacular mural.

El partido, regular, con más presión que circulación, no se ve igual de bien desde la fila 3, que en este caso es la primera, ya que la fila 1 y la fila 2 están anuladas, y sirven como espacio de seguridad, pero se siente mucho mejor. A mis espaldas, la afición de mi equipo, enfrente, en el otro ala del campo, más seguidores del Ahletic, y en la tercera tribuna, que viene a ser la tribuna central, en el fondo de las portería contraria, concentrada, toda la afición del Rayo.

Como no soy futbolero a ese extremo, agradeciendo el 0-3 final, los tres golitos, los tres puntos, y la clasificación de mi equipo para la previa de la Champions del año que viene, me centro en disfrutar del ambiente, y muy especialmente de esa tribuna corazón, central, sentada detrás de nuestro portero en el primer tiempo, si es que alguien se sentó, y detrás del suyo propio después, que demora casi 15 minutos el comienzo del partido, tal es el calibre de la fiesta. Banderas al viento, bufandas, rollos de papel, y confeti, toneladas de confeti en una juerga ejemplar.

Durante buenos ratos del partido los cánticos se convierten en conversación. Una afición habla, y la otra responde. En el lanzamiento de una falta cientos de manos ondean de derecha a izquierda, y de izquierda a derecha, cual coral en un arrecife en esta tarde que se va convirtiendo en noche primaveral. Una nueva oleada de confeti sale de la tribuna, ¿cómo es posible tanta animación?

El partido termina, y los jugadores se retiran a vestuarios. Nadie se quiere ir a casa. Ellos, por su peculiar forma de ser, celebrando la permanencia en primera división. Nosotros, desplazados en la mayoría desde Bilbao, también de celebración. Hoy sólo un equipo ha ganado, pero las dos aficiones están de total celebración. Los jugadores, protagonistas por un rato de este teatro que es la vida, salen al campo a celebrar con su afición. Primero los del rayo, con su afición, en el corazón del estadio, esa grada tras la portería en la que está su palpitar. Luego, nuestro equipo, primero se acerca a nuestro extremo, el ala izquierda del estadio, y luego a la tribuna contraria, al otro ala de este estadio de 3 tribunas.

Miro la foto del fondo de la tribuna que no es tribuna, en la que hay una foto de la afición que ocupa el corazón del estadio, envuelta en papeles, confetis, risas y animación a raudales. Una foto en la que se puede leer “juntos podemos”. La de hoy, mucho me temo, no es la primera celebración. Mucho me temo que lo que he visto hoy, turista accidental, se repite muchas tardes en el estadio Teresa Rivero, gane el Rayo o pierda. Pienso en la vida, y pienso qué bonito es celebrar. De mayor, quiero ser del Rayo. Releo la última frase, y me entra la risa. Yo soy del Rayo ya.

bucanerosmon   Así lo vimos…

La indagación apreciativa es un movimiento que tiene 10 principios, aunque hay algunos bárbaros que piensan que se podrían reducir a 7. Uno de ellos es el principio de totalidad. Habla de que todos nos comportamos de otra forma cuando somos conscientes del todo del que formamos parte. Cuando experimentamos el todo, algo en nosotros cambia.

y si quieres ver mientras tanto una presentación de los 5+5 principios que mueven la indagación apreciativa, te dejamos una presentación.

Por azares del destino, según aparcamos el coche cerca del estadio, entablamos conversación con José Durán, boxeador que fue campeón del mundo, menos conocido que Poli Díaz, pero igual de campeón. Yo le doy ante el asombro de los hijos de Josu una palmada en la espalda, cuando caminamos juntos, antes de que tome rumbo al palco de honor. Nos despide con una sonrisa y un “que gane el mejor”, después de hablar un poco de alguno de sus combates en la Casilla, y de alguno de los bilbaínos ilustres que suele encontrar en el palco de personalidades, como Iríbar. A Josu se le olvida mandarle un saludo de su parte para Josu Urrutia, actual presidente del Athletic, y compañero de clase en Lauro de Mikel, su hermano menor. Así nos pasa en los sitios pequeños, en los que los 6 grados de conexión se convierten muchas veces en 3, en 2, o en 1.

Acabado ya el partido, sentado en el ala izquierda del campo, me acuerdo de Urrutia y de José, sentados en el palco de honor, un poco desplazados hacia el codo del ala derecha del campo, y me cae un ajá.

nosotrosMientras toda la plantilla al completo se acerca a saludarnos me doy cuenta de por qué los estadios congregan tanta energía. Directiva y personalidades, Urrutia y José Duran, cuerpo técnico, Valverde y colaboradores, utilleros, jugadores y aficionados, casi todos los actores del sistema, en perfecta comunión. Creo que es un buen ejemplo del principio de totalidad.

Gracias, Josu, por animarme a venir a Vallecas, cuna de Teresa Rivero y de Ángel Nieto, de los payasos de la tele, Gaby, Fofó y Miliki, de Poli Díaz y de José Durán, y de una afición de 10, o de 13, si me dejas agregarle un 3. Aupa, Rayo, equipo de primera, aupa Rayo, afición de Champions. Juntos podemos, claro que sí.

lecciones de Ainhoa (Ainhoa y Susana)

indalo

Mi sobrina pequeña, Ainhoa, que es la misma que mi sobrina mayor, ya que solo tengo una sobrina chica, nos ha dado este fin de semana un par de lecciones a sus mayores. Por ejemplo, a Susana, su madre, que es mi hermana pequeña, y mi hermana mayor, ya que sólo tengo una hermana.

Este finde nos reunimos, entre otras cosas para celebrar mi cumple, de vuelta (ellos) de unas vacaciones por Almería, Mojacar y Cabo de Gata, mi destino favorito en España.

Al terminar el viaje estábamos los dos, mi hermana y yo, acercándonos el viernes a Bilbao, en un viaje muuuuuuy largo desde Almería, más largo si viajas con dos niños, el más pequeño de dos años, y largo sin más desde Madrid. El viernes no nos juntamos, pero aprovechamos el finde para hacer vida familiar.

El sábado sin ir más lejos nos juntamos para que nos contaran cómo les había ido en Almería. Tras escucharle a mi hermana, que me contó la experiencia tan desastrosa de viaje, Almería un secarral, las playas ni fu ni fa, ni chica ni limoná, algunas muy largas, otras desaborías, la parada en el Felipe, un bar en Carboneras que les había recomendado y que no llegó a ser tal, porque ni siquiera entraron, el enano con fiebre, 37 y medio todo el viaje, preocupada, casi estresada con el tema de su salud, se me ocurrió preguntarle a Ainhoa.

La pequeñaja, 10 años bien puestos, nos empezó a contar un viaje por el menú del hotel en Mojácar en el que había de todo para desayunar, zumos, frutas, panes, bacon, y podías repetir, y unas piscinas maravillosas, de las que, ya con papel y pinturas en mano, me hizo un plano magnífico, una, con esta forma, y la segunda que era así, y había una tercera, enorme, y aquí nos tumbábamos en las tumbonas, y aquí medía 1,60, y aquí 1,10, y aquí 0,10, aquí de nuevo 1,60, y aquí había escaleras, y aquí …

yo estaba maravillado viendo el relato de mi sobrina de paseo por Mojácar y Cabo de Gata mágico.

Le miré a Susana, y no tengo muy claro si me entendió. No tengo muy claro si estaba escuchando a su hija, y se había quedado con la lección.

indalomon   Así lo vimos…

Ese mismo fin de semana en el que estamos escuchando la historia del viaje, preparo materiales de indagación apreciativa, en el que dos de los 10 principios tienen que ver con las historias que contamos. Porque según el principio poético, las organizaciones son libros abiertos, y las personas que trabajamos en ellas somos sus coautores, y según el principio narrativo creamos historias de nuestras vidas y vivimos en ellas. Literalmente “¿Vivimos nuestra vida o vivimos en la historia que narramos de nuestra vida?”

Suma estos dos principios y te encontrarás con diferentes historias y diferentes editores en tu vida. Porque lo que aplica en la organización también aplica en tu casa y en tu cotidiano vivir. Lo que contamos, cómo lo contamos, como decían en kodak, es volver a vivir.

Juntando el viaje por Almería y mi cumpleaños, me encuentro con un niki azul, con varios indalos blancos, superpuestos sobre un fondo que se mueve del amarillo (color que asociamos con la comunicación) al rojo (color que asociamos con la pasión, la curiosidad y la creatividad, que bien empleada se convierte en innovación), y no puedo por menos que pensar que mi sobrina pequeña, que es a la vez mi sobrina grande y mayor, está ahí para contarme algo, tal vez una historia relacionada con la comunicación, desde la ilusión, desde lo positivo, desde la pasión del sí. 1,60, 1,10, escaleras, 3 piscinas, se puede repetir, claro que sí, yo también quiero ir ahí. La próxima vez que me acerque a Almería la pienso invitar a otro par de cosas que estoy seguro que no ha visto. Con una parada en el Felipe para empezar…

y si quieres ver mientras tanto una presentación de los 5+5 principios que mueven la indagación apreciativa, te dejamos una presentación.

lecciones de Ainhoa (con Ainhoa, Silvia y amama Pily en el Guggenheim)

yokonetoguggEs viernes por la tarde, y se empieza a fraguar una visita que tendrá lugar el domingo por la mañana. Contacto con César, amigo de mi nueva vida, ya que no lo fuimos en la anterior, y le cuento que voy a pasar el finde por Bilbao, y le pregunto si organiza una partida de mus el sábado por la tarde. El sábado, qué le vamos a hacer, tiene comida de primos, es imposible. Sin mediar nada, me planta en el wasap “Si quieres te saco unas entradas para el domingo para el Guggenheim”. Medio en bromas medio en serio, le acepto la invitación, y pasamos a bromear cuántas entradas necesitamos o quiero. Me vale con 12 o mejor 200, me pregunta el muy bribón. Quedamos en juntarnos el sábado por la tarde, que se nos hace finalmente noche, y se convierte en domingo por la mañana, para pasar por las entradas, que finalmente serán 4, el resto se las dejamos al barman del Raven, y charlar.

Le veo a César bien, a pesar de los problemillas que entraña su nueva vida, con un cambio de trabajo con motivo de una fusión de organizaciones y una reestructuración de las zonas comerciales en su empresa, que seguramente le lleve a viajar más, y a perder un poco de presencia con su hija. Me despido de César con todo el cariño que se ha ido gestando en estos últimos tres años, y me encamino, tras otro cafecito mañanero con Gaizka, hay que aprovechar la vuelta a casa de ama para saludar a los amigos, a recoger a las chicas para ir al museo.

Son casi las 12 y 10 cuando llego, pero no están preparadas. 3 generaciones de mujeres no pueden estar preparadas así como así, faltaría más.

Tras 10 minutos de espera, otros 10 de viaje, y otros 10 para aparcar, ya estamos en el Guggenheim. Hay una exposición de Yoko Ono, otra de Ernesto Neto, a las que se une la magnífica instalación permanente de Serra.

3 chicas de 3 generaciones dan, en un museo enorme, con 3 exposiciones tan diferentes, para mucho más de lo que me puedo imaginar. Al entrar leo la presentación de Ernesto, titulada “El cuerpo me lleva”.

El viaje comienza en el Atrio y continúa a lo largo de la segunda planta. Cada sala ofrece una experiencia distinta y requiere un ritmo diferente para la contemplación o la interacción. La naturaleza como la maestra de la vida y del arte” es la idea que subyace a todos los espacios de la muestra y que los conecta. Durante el itinerario, el visitante se aproximará de forma diferente a cada una de las obras y observará que se cuerpo se transforma en múltiples paisajes.

gugg neto

Una especie de sillas tumbonas se encuentran en medio del hall, y hay varias niñas, acompañadas con sus mamás, mirando con prismáticos la obra, que en este caso está suspendida ahí arriba. No sé por qué me da que me lo voy a pasar bien. Empezamos la exposición con Ainhoa, mi sobrina, tumbada, a la que le sigue Silvia, la siguiente generación. Mi madre, la tercera generación creo que no se tumba en las sillas tumbonas, tal vez le parecen demasiado modernas, tal vez no se permite jugar. Se arrodilla acompañándole a Ainhoa, y eso sí, mira hacia arriba. Parece que sí se permite mirar.

gugg0Seguimos por las curvas de Serra, corremos, gritamos, hacemos eco, le propongo a Ainhoa varias carreras, y varias rutas paralelas tras las enormes mamparas alabeadas. “Ni se te ocurra, no se la vayan a robar”, salimos fuera y nos sacamos unas fotos en los chupachuses, y pasamos a la exposiciones temporales.

Chicas y chicos nos explican el sentido de la obra de Yoko Ono, una artista que es precursora del Arte Conceptual. Subiendo el ascensor una imagen se ha colado en el paseo. “No me acuerdo si he dejado el fuego encendido”. Es amama Pily. Es mi mamá, con un comentario que intento no oír. De entre todas las obras expuestas, me gustan especialmente tres.

En la primera, una oficina con muebles de oficina blancos mutilados por la mitad.

En la segunda, dos baldas con tarros de agua al 70%, con nombres de artistas y personalidades del mundo mundial. Greta Garbo y John Lenon, Kenedy y Adolf Hitler. Una chica le explica a Ainhoa que en el arte conceptual, lo que pretende el autor es hacer pensar a las personas. Al nacer, todos somos agua al 70%. Qué va a ser nuestra vida debe estar en el 30% restante que nos corresponde a nosotros desarrollar. Ainhoa no conoce a Adolf Hitler ni a Greta Garbo. Para que lo entienda le digo que ahí podrían estar pintados los nombres de Cristiano Ronaldo y de Messi. A Ainhoa le encanta Messi, y lo entiende.

gugg2

En la tercera, vuelve a aparecer mi madre, con la imagen de la comida en el fuego sin apagar, hay un incendio en la cocina, la casa una ruina, se va a ir en taxi, no perdón, hay unas máquinas expendedoras de productos encapsulados a 50 céntimos. La obra parece un aparato común y corriente de los que tienen que evitar los padres en los bares, sólo que con una modificación. Las cápsulas están vacías. Son máquinas expendedoras de cápsulas encapsuladoras de productos que no están. Mi madre nos ofrece coger un taxi y dejarnos en el museo por tercera vez. Le pido 50 céntimos a Silvia y compro mi cápsula encapsuladora, que abro, para encerrar la imagen de una comida al fuego sin apagar.

Salimos de la exposión de Ono, peleándonos con los bomberos, para ver algo de la obra de Neto. Un árbol lleno de etiquetas que escribimos todos nosotros nos ha encantado, y un laberinto suspendido en el aire con redes y almohadones llenos de pelotas de aire que Ainhoa no ha querido dejar pasar son nuestro próximos destinos, hay que ver que bonito es el arte cuando te permite participar, tocar, jugar. La siguiente estancia es algo así como una jaima transparente, de cuyo techo cuelgan especias, arroz, sustancias varias, y mi mano, no puedo evitarlo, se tiñe de un polvo anaranjado, espero que sea un tinte natural de esos de los que te puedes librar, y seguimos jugando, una mujer que cuida el espacio nos advierte que eso no se puede tocar, un guarda me indica que la obra no se puede fotografiar, y mi madre sigue haciendo de la maravillosa mañana de domingo una tortura individual.

Decidimos abandonar el museo a prisa y corriendo, Ainhoa y yo encontramos una salida inesperada por debajo de una escultura singular, una vuelta por el suelo y ya está. Miro a la bola en la que he encapsulado la imagen del incendio y me entran mis dudas. Parece que una pequeña parte de la imagen no está ahí. Algo del encapsulado ha funcionado mal.

No se sabe por qué, el domingo me reuno con tres grandes artistas, con tres mujeres, y con varias imágenes. Aunque no te lo creas, la del incendio no es la ganadora. Al llegar a casa lo vemos claro. El fuego está apagado.

gugg3mon Así lo vimos…

En la indagación apreciativa, entre los 10 principios nos encontramos el principio anticipatorio. Habla de que cualquier cosa que creamos la hemos creado previamente en otro sitio, en nuestra imaginación. Está muy claro en el caso de la obra de Serra, tan difícil de realizar, no te pierdas la sala lateral en la que se expone el proceso de construcción y la maqueta de la obra, es muy divertido ver desde arriba las chapas entre las que has andado.

gugg1Está muy claro en el arte conceptual de Yoko Ono, que nos anima a pensar. Alguien imaginó la mejor forma de hacernos pensar. Y está muy claro en el incendio de domingo que amama Pily (mi madre) provocó, y que no hemos sido suficientemente diestros ni capaces de encapsular.

gugg3El domingo salimos aprisa y corriendo. Y tal como le resumió Ainhoa a mi hermana en la comida, “amama Pily nos ha estresado”, qué loro más bonito. El día siguiente, ya lunes, mi madre todavía está agotada por culpa del estrés vivido, hoy martes prefiero no llamarla, porque supongo que sigue mal.

Pues eso, principio anticipatorio, que todos somos responsables de utilizar bien o mejor.

Si quieres información adicional de los 10 principios de la indagación apreciativa, hemos colgado una presentación en slideshare.

yo soy responsable (el observador sí es responsable)

Cita

yo soy responsable,
de lo que hice,
y de lo que no hago,
de cómo lo hago,
y de cómo lo dejé de hacer.

mikelenelespejomon   Así lo vimos y así lo vemos …

Miro a mi pasado, miro a mi presente, e intento dejar de mirar al futuro, ese futuro mejor que todos queremos construir. Pienso en cada uno de los ejercicios en los que puedo ejercer mi responsabilidad, esa actitud y esa acción que me define hoy.

Y poco a poco, reflejando en otros esa misma actitud, o actuando con los demás como intento actuar conmigo mismo, observo cómo aparece en mi vida, poco a poco, el observador, ese otro que no soy yo, o que es más yo de lo que mi otro yo es.

si quieres una presentación de los 5+5 principios que mueven la Indagación Apreciativa, entre los que se encuentra el principio de libre contribución, por el cual todas las personas son responsables del alcance, forma y modo de su contribución como voluntarias en un proceso que nos abarca a todas las personas que componemos un sistema, te dejamos una presentación.

como vivimos compitiendo, siempre estamos negando a los demás

Si estás interesada en el desarrollo del liderazgo, te adjunto un par de preguntas sencillas, con sus respuestas, espectaculares, de Humberto Maturana, biólogo y filósofo chileno.

Si no tienes inconveniente, te llevo hasta el final, allá por el minuto 23.

23:49 Y a propósito de eso, en twitter nos preguntan si son compatibles, y cómo son compatibles, la colaboración con el liderazgo.

Una muy buena pregunta. Yo  creo que, como se entiende el liderazgo en general, no son compatibles. Porque en la historia, la historia de la palabra liderazgo, es una historia de aceptar la autoridad de otro. Y en el momento que usted acepta la autoridad de otro, no colabora. Obedece. Se somete. Entonces, confundimos mucho. Es totalmente distinto de la conversación, la coordinación con otros, que permite generar una idea,  y ponerse de acuerdo, y en el momento en que nos ponemos de acuerdo sobre el quehacer, es el acuerdo el que guía el quehacer, no el liderazgo.

No la dominación.

No la obediencia, efectivamente.

24:53 Y si usted atiende bien, se dará cuenta de que cada vez que uno obedece, uno se siente mal.

24:58 ¿Es importante respetar los errores? Este es un mundo que no respeta los errores.

Absolutamente. Porque si no respeto los errores, no me doy cuenta de ellos, o los oculto, o miento. Pero el otro también tiene que respetar mis errores. Cuando yo digo cometí un error, estoy diciendo una cosa muy potente. Me doy cuenta de que hice algo que era inoportuno, aunque en el momento pensaba que era así. Y eso debiera abrir la posibilidad de una conversación para corregir el error, para compensarlo. Bueno, ¿hay errores terribles? Por supuesto que sí, que hay errores terribles, que uno quisiera no quisiera haber cometido, pero resulta que cuando uno hizo lo que hizo no quería cometer un error, pensaba que era válido.

Lo que yo digo aquí es parte de lo que pensamos, hacemos en investigación humana.

http://www.matriztica.cl

maturana

y si quieres viajar hacia adelante, hay otra pregunta tonta, cuya respuesta da que pensar.

17:19 Desde twiter nos preguntan cuál es el camino alternativo a la competencia.

La colaboración. Usted suprime la competencia, y aparece la colaboración.

Entre todos lo vamos a lograr.

Bueno, entre todos. Pero claro. Porque en el momento en el que suplimos la competencia dejo de estar centrado en ser mejor que el otro. Puedo mirar lo que el otro hace, y aprender de él o ella, y el otro puede mirar lo que yo hago porque también no está compitiendo conmigo. Entonces, ¿qué aparece? La posibilidad de hacer algo juntos. Aparece la colaboración. En qué caso, en el que corresponda, en la situación en la que nos encontramos. Suspende la competencia y aparece la colaboración.

y si bajamos un poco más en el tiempo…

9:22 ¿Por qué estamos tan centrados en la lógica de la imposición de nuestras ideas?

Porque vivimos en la cultura de la competencia, del ganar, del progreso, del éxito, del competir. Fíjese que la competencia, implica la negación de lo que uno hace, porque uno hace las cosas en función de lo que hace el otro. Lo que guía mi hacer no es lo que yo quiero, …

Estamos negando a los demás para nosotros conseguir algo, porque pensamos y actuamos como si lograr algo en términos de la calidad de nuestro hacer dependiese del otro, y no es cierto. No depende del otro, depende de la calidad de lo que yo hago.

10:37 ¿Podemos vivir de manera distinta, o estamos condenados a vivir de esta forma?

No, no, no estamos condenados, los seres humanos no estamos condenados, porque siempre podemos reflexionar. Y aquí, a donde lleva la reflexión. La reflexión consiste en que uno se detiene un instante a mirar lo que está haciendo, y se pregunta, “¿me gusta lo que estoy haciendo o no? ” Pero tengo que mirarlo, y para mirarlo tengo que detenerme, tengo que aceptar que posiblemente no sé, no veo. Entonces, en ese acto de reflexión se abre la posibilidad de cambiar de dirección, se abre la posibilidad de que realmente no quiero lo que estoy haciendo. Así que vivir en la competencia, en la lucha, en este esfuerzo continuo del éxito, no hace que hagamos mejor las cosas. No nos abre espacios de reflexión que nos permitan escoger un camino u otro en función de lo que queremos vivir, según lo que queremos conservar en la convivencia.

Gracias, Humberto, por tu pensar, y por tus quehaceres en Chile.

maturanamon   Así lo vimos…

Como un pensamiento nuevo, fresco, que nos transporta a otro espacio, que es el mismo espacio, de otra manera.

 

La Indagación Apreciativa tiene 10 principios. Dos de ellos, el construccionismo (juntos construimos la realidad), y el principio de congruencia (vivimos hoy nuestro futuro / como si), los hemos agrupado en un concepto que se podría agrupar como “las palabras crean”. El coaching ontológico, con figuras como Maturana o Echeverría, es una escuela que todos podemos seguir, y practicar, siendo impecables con las palabras que pronunciamos, viviendo desde nuestras palabras nuestro futuro, un futuro responsable, lleno de reconocimiento, respetuoso, con nosotros mismos y con cualquier otra persona.

Si quieres una presentación de los 5+5 principios que mueven la Indagación Apreciativa, entre los que se encuentran los dos principios anteriores, construccionismo y congruencia, te dejamos una presentación.