del azul al rojo, y del rojo al azul (y el día en el que me hice de la Real Sociedad)

observo con gusto el proceso por el que Iñigo Martínez ficha por el Athletic de Bilbao, tras haber dejado en titulares, no hace muchos años, aquel titular, con letras grandes, de yo NUNCA jugaría para el enemigo,

y es un gusto que no tiene nada que ver con la rivalidad entre vecinos, no hay inquina ni ganas de molestar en el comentario, lo veo desde otro punto de vista, un sitio raro, lo reconozco,

tras pasar un par de horas la semana pasada en el pueblo de Pasajes, ese espacio en el que resucito hace 7 años, tras un proceso de ruptura que no es doloroso, podemos decir que es lo siguiente,

un proceso en el que observo cómo el fracaso empresarial lleva al fracaso de la pareja, a la ruptura familiar, sí, y posteriormente a la separación de mis hijos, que viven ahora al otro lado del charco, de este mar que nos separa y nos une,

porque podría llegar a las costas de Veracruz desde el puerto de Bermeo, en la costera vizcaína, la casa de mis padres y el origen de mi primer nacimiento, de la misma forma que podría llegar desde el puerto de Pasajes, en mi segundo nacimiento,

y observo cómo soy vizcaíno de origen y guipuzcoano de resurrección, rojo de origen y azul en mi nueva vida, no sé cómo van a llevar mis amigos de juventud, mi cuadrilla, esto de vivir con el enemigo,

pero sienta muy bien este proceso, en el que nos quitamos una etiqueta de la frente, nos quitamos un condicionamiento, un prejuicio y 3 postjuicios, y miramos en el ojo de nuestro vecino para vernos dentro, no reflejadas, sino dentro,

para observar que yo también moro ahí, y que yo soy tú.

   así lo vimos…

Si quieres saber algo más de procesos de cambio de camiseta, puedes abrir este enlace, qué curioso, 13 jugadores han cambiado en la historia las rayas azules por las rayas rojas, qué bonito número, 13, mi número favorito,

con el blanco de los ojos en común.

y observo con cariño la historia de mi vida, a veces nos hacen falta 7 años para recuperarnos de un batacazo, sí, 7 años, todo un septenio, se dice rápido, pero a ratos te desesperas, viendo pasar el tiempo, y observando que nada cambia,

o eso parece, y me acuerdo de la fábula del bambú, y me sonrío al ojear esta entrada, qué bonito es recordar, no hace tanto tiempo yo también pasaba por aquí, metidito en el rojo del miedo, en la energía del YO NO SOY.

poco a poco integro las emociones en mi vida, y entiendo mejor el azul clarito, ese orgullo sano, humilde, que me permite transitar a un espacio en el que el EGO es menor, en el que las otras personas existen,

en realidad son el espejo de mi existir, si lo que veo ahí fuera no es bueno, bonito y verdadero mejor si miro con cariño hacia mi interior, si lo que veo me complace buen síntoma, puedo seguir caminando,

hasta que nos encontramos con esa frase hecha, convertida en realidad en nuestro día a día, YO SOY TÚ, 3 palabras de las que es difícil arrepentirse, y dar un paso atrás, estamos llegando poco a poco a una nueva comprensión.

el rojo en 7 emociones, no te lo pierdas, hincha del Athletic, simboliza el miedo, tela marinera, esa energía que no queremos ni ver, mientras el azul clarito representa el orgullo humilde, la energía a la que me gustaría llegar cuando sea mayor,

y el azul oscuro, índigo, ¡¡¡aupa, Erreala!!!, representa la comprensión, esa emoción a la que prestamos tan poco caso en el mundo occidental, tan preocupados como estamos de lo externo, de los dineros y del tener, de la expresión facial,

y me quedo con ganas de seguir, mientras miro con una sonrisa ese día en el que me hago un poco de la Real Sociedad de San Sebastián, cerca del puerto de Pasajes, del puerto comercial y del pequeño embarcadero del pueblo pesquero,

siempre he confundico Pasajes San Pedro y Pasajes San Juan, creo que entre estos dos también hay rivalidad, un día tenemos que mapear la costera de nuestra infancia, con los puertos de Bermeo y el Abra de Bilbao, de la Concha y Pasajes,

los puertos y prados de nuestra vida, buen sitio para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

más verde y sin residuos emocionales tóxicos

Berdeago es una feria que se celebra en Durango en la que el CIE (el Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco), una asociación sin ánimo de lucro que crece al abrigo de innobasque (Agencia Vasca de Innovación),

una feria que seguramente tiene que ver algo con la ecología (Berde = verde, – ago = más), buen sitio para colar una presentación de ecología emocional, que van a presentar Igor, Platón y Pablo,

qué pena no estar más cerca para compartir este ratito con este grupo de abanderados de este mundo nuevo en el que las emociones sí están presentes en nuestras vidas, con esa idea me voy a la cama,

y no me extraña nada, cada vez me extrañan menos las “causualidades”, sólo me dejo maravillar, que al abrir un libro por la mañana, el Manual del Guerrero de la Luz, de Paulo Coelho, éste sea el texto que me recibe para empezar este día,

Existe una basura emocional: es producto de las usinas del pensamiento. Son dolores que ya pasaron y ahora ya no tienen ninguna utilidad. Son precauciones que fueron importantes en el paseo, pero de nada sirven en el presente. 

El guerrero también posee sus recuerdos, pero consigue separar lo que es útil de lo innecesario, él se desprende de su basura emocional. 

Dice un compañero: “Pero esto forma parte de mi historia. ¿Por qué debo abandonar sentimientos que han marcado mi existencia?” 

El guerrero sonríe, pero no intenta sentir cosas que ya no siente ahora. Él está cambiando, y quiere que sus sentimientos lo acompañen.

un texto que comparto con mis compañeras del CIE, compañeras de emociones, aunque mi favorito siga siendo Pablo.

   así lo vimos…

y hay un día en el que empezamos a limpiar las basuritas emocionales, esos dolores del pasado que ya no tienen ninguna utilidad, mientras observo como mi compañera de camino y de emociones hace precisamente eso,

reciclar emociones viejas y altamente contaminantes, con la ayuda del miedo bueno, una maravillosa herramienta para separar lo que sí es parte de nuestra vida y lo que yo no tiene sitio, ¿o acaso crees que no existe eso del miedo bueno?

por medio de 7 emociones explicamos el mundo emocional, muy especialmente el para qué positivo de el miedo, de la tristeza y de la rabia, las 3 emociones que más nos atan a tierra y a estados de mal – estar y mal – vivir,

para poder transitar poco a poco en una sinfonía de emociones ascendentes, más positivas, de las que también nos gusta hablar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace

 

 

 

un burdo rumor (abre el proceso de la encuesta)

iniciamos un proyecto nuevo con una anécdota familiar, bien divertida, bien profunda, tras la que ideamos un título, que vamos a esconder con una encuesta, de esas bien sencillitas, con una sola pregunta, además abierta,

para que no nos pase como les pasa a nuestros amigos en la mandrágora, con los que te dejamos, Krahe, Sabina y Alberto Pérez, no está mal empezar la semana con un poco de humor, con la canción titulada “un burdo rumor”,

 

… una encuesta he hecho a mi alrededor, 13 interesadas respondieron a esta encuesta, de las cuales una no sabe / no contesta, y entre las 12 división como veréis, se me puso en contra la mitad, es decir 6, ..

 

y no te olvides, si tienes 1 minutos, no es necesario más, te agradecemos con tu respuesta, en esta investigación de campo social, en la que esperamos tener más de 13 respuestas,

tú, en una sola palabra, ¿cómo definirías qué es amar?,

para ti, en una sola palabra, ¿qué es amar?

   así lo vimos…

 

 

con el paso del tiempo, en ello estamos, integramos en 7 emociones fundamentos de responsabilidad emocional con fundamentos del campo de la atención (un poquito de teoría U) y del buen trato (un poco de análisis transaccional),

y abrimos procesos de auto-conciencia, en los que observamos cómo afectan los mandatos de mamá y de papá, convertidos en creencias, que nos va a costar tanto identificar y des-hacer,

obedecer es amar, acuérdate,

cómo integramos el juicio y la crítica, en contacto con nuestros padres críticos, y la figura del perseguidor, cómo afecta en nuestra vida la culpa, qué bueno, ya se ha instalado en nosotros el juez, que nos castiga, ya no hace falta un juez exterior,

un ejercicio tan divertido como la vida misma, muchas gracias, mamá y papá, muchas gracias, Gorka y Maitane, por las posibilidades para vivir y desarrollarme, también por los sofocones, convertidos en apreHendizajes, va por vosotros.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos contigo por medio de este enlace.

¿cómo has cambiado tu vida estos últimos 7 años?

entro en Pasajes y ese barco de Carboneras que me acompaña en el coche se resbala en una curva minúscula, antes de aparcar, hay causualidades difíciles de pasar por alto,

y me pregunto por qué no acompaño esta miniatura de destino (el cabo de Gata) con otra que represente mi origen (el País Vasco, tierra de aita y ama y de mis ancestros),

quién sabe cómo entro en una sensación de orgullo y de pertenencia, yo soy de aquí, qué bonito volver a mi segunda casa, al pueblo de mi segundo nacimiento, Pasai Donibane, Aupa San Juan, y me lanzo a tomar fotos,

qué curioso, el móvil está sin batería, literalmente a cero, todavía no son las 12 de la mañana, mediodía, esta noche no lo he dejado a cargar,

sí o sí voy a tener que entrar en algún sitio a cargar un par de rayas del teléfono, al menos si quiero tomar unas pocas fotos de esta mañana tan bonita que acompaña un estado emocional precioso, el espíritu abierto 7 años después,

soy un bebé que transita al estado del niño,

y entro en una cafetería, donde encuentro una camiseta a rayas azules, firmada por los jugadores de la real sociedad, donde pido un pastel vasco, con su ikurriña y todo, sobre un plato azul, aquí en Donosti casi todo es azul, y me siento al sol,

en esta terraza de la cafetería Irune, qué nombre más bonito, el nombre de esta chica, enfermera de profesión, que atiende a ama en el proceso de convalecencia de una peritonitis que casi le lleva al otro barrio,

otro amor platónico más de este chaval de 18 años que tiene una división interna brutal con la mujer, por una parte me gusta más que a un tonto una tiza, por otro le tengo un miedo y una reserva casi ancestral, le temo más que a un nublado,

qué difícil de explicar, ¿será que ya sé lo que me va a pasar en mi vida de pareja, una vida parecida a la de mis padres, una historia de amor y des-encuentro total, una historia de abandono y pérdida tan difícil de llevar?,

y en eso estoy, de paseíto, observando signos del camino recorrido hace 7 años, en los 3 días previos a acercarme de visita a casa de mi madre, donde le doy la noticia de que María me ha divorciado,

observando similitudes y contrastes del antes y del ahora,

y observando observando veo un camino de Santiago que va hacia la derecha, hacia la izquierda, en ambos casos a pie, hacia adelante, en bote, veo el número 5 en la puerta de la hospitalería de Pasaia, el 5 del Ser humano, a 825 km de Santiago,

creo que un día no muy lejano voy a empezar este camino, el camino de las personas normales, que diría Coelho, por la costa, cerquita del mar, desde aquí, desde el sitio en el que vuelvo a nacer hace 7 años, un nacimiento a una nueva vida,

y veo ese barco encarcelado en el puerto, así vivió mi padre en una profesión que no era para él, mi padre disfrutaba con la madera y la familia, no con la distancia y el metal, cómo nos podemos llegar a equivocar en esto de la profesión,

de la misma forma que observo a esa mujer, enarbolando un remo, tela marinera, mejor nos tomamos un par de chiquitos más antes de entrar en casa, en la república independiente de Bermeo, territorio comanche, y también aquí, territorio azul,

y ese deporte, las traineras, en la taberna San Miguel, que es originario de hombres pero que aquí practica también la mujer, una forma de vida, la caza de la ballena, a ver quién llega antes a la venta con la caza, ése es el que mejor va a vender,

que se convierte en deporte competitivo, o colaborativo, todo depende desde dónde lo mires, desde la orilla, desde la otra embarcación, o desde dentro, porque esto no va a funcionar si no remamos todos a una,

algo que este pueblo, tan rudo y tan honesto, ha apreHendido, sí o sí, a hacer.

   así lo vimos…

 

 

y me preparo para este taller, a punto de empezar, 7 emociones, en el que algo vamos a hablar de responsabilidad emocional, un camino de desarrollo personal en el que algo tiene que ver mi emoción, y la capacidad de observar,

lo que ocurre a mi alrededor, lo que ocurre dentro, que hace ya mucho tiempo que dejamos de crear en las casualidades del camino, y lo que hago con todo ello, algún día llegaremos a la comprensión de que toda mi vida es un tema de responsabilidad,

de mi absoluta responsabilidad.

el título que encabeza estas líneas no es “¿cómo ha cambiado tu vida estos últimos 7 años?” , sino ¿cómo has cambiado tu vida estos últimos 7 años?, estamos hablando de responsabilidad, un matiz que hace toda la diferencia.

observo cómo giran estas líneas, creía estar escribiendo de otras cosas, pero en realidad un tema aparece, desde el azul clarito del orgullo sano, yo soy de aquí, pasando por el azul oscuro de la comprensión, azul profundo como la mar,

para llegar al violeta de esta trainera y a la alegría,

sí, las traineras, y la energía y la emoción de hacer juntas, hombres y mujeres, para traer lo nuevo, sea lo que tenga que ser, desde nuestra mejor intención, unas líneas que hablan, a su forma, de las 3 puertas que todas nosotras podemos cruzar,

en el desarrollo personal y de los grupos en los que participamos, convertidos en nueva comunidad.

el 2018 se abre con un proyecto nuevo, un proyecto que se inicia con una pregunta, para ti, ¿qué es amar?, una pregunta que te animamos a responder, un proyecto para el desarrollo de un nuevo liderazgo, el liderazgo colaborativo,

ojalá nos veamos pronto en la trainera, hombro con hombro.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos, qué bonita palabra, desde este enlace.

 

la vida en un 7ptenio

bajo desde Alsasua hacia Donosti en coche, después de dormir en casa de Amaia y Gidor, después de tomar un cafecito con Tomás, después de hablar por teléfono con Daniel y con Silvia, personas todas ellas tan significativas en mi vida,

y me veo bajando por esta misma carretera por la que transito hace 7 años, con esa pregunta tan tonta que surge en cada bifurcación de caminos, ¿tomo el ramal de la derecha o el de la izquierda?,

y rememoro de pronto esos 3 días que paso en Fuenterrrabia y en los alrededores, incluyendo el monte Jaizkibel, la hospedería de Pasajes, y el parque natural de Aia, Aiako Harria,

antes de pasar por casa de mi madre para compartir una mala nueva, estoy en proceso de divorcio, María me divorcia, en un proceso que comienza y que va a traer unas cuantas consecuencias, hoy, sin ir más lejos, mis hijos viven a 10.000 km de distancia,

no es poca cosa,

y siento en un momento cómo ha cambiado mi vida en este septenio, y entiendo desde dentro el proceso del duelo y la tristeza tan grande que voy poco a poco a superar, la pérdida de mi relación de pareja, que lleva aparejada la distancia con mis hijos,

fundamentalmente con Maitane, tan pequeña, que se va a posicionar muy cerca de mamá, todo parece indicar que nos va a llevar unos añitos más reconducir la situación, tal vez otro septenio,

y decido tomarme vacaciones, tengo 3 horitas por delante antes de empezar este taller, en realidad son 3, en Mutualia, en la clínica Pakea, paz, qué nombre más significativo para mí, mi espíritu se encuentra de nuevo en paz,

después de un 7ptenio que me ha llevado reconducir mi vida, mi situación personal, mi desarrollo en el ámbito profesional, que ya no es trabajo, mi relación de pareja con una persona tan diferente a mi primera pareja de vida y a mi madre,

porque hay un momento bueno para tomar una decisión inconsciente, nuestro primer amor casi siempre lo es, y hay un momento mejor para tomar una decisión más consciente, totalmente diferente a la anterior,

y mi vida, en particular estos últimos 7 años, en particular los últimos 21, 7 para el bebé, 7 para el niño, 7 para el adolescente, que dan paso al adulto, pasa por delante de mis ojos en esta carretera que me lleva de Alsasua a Donosti,

donde un día tomo una decisión inconsciente, voy hacia la derecha 3 veces, Donosti – Hondarribi – Pasajes, hoy tomo una decisión consciente, voy a parar en Pasajes y voy a celebrar cómo ha cambiado mi vida en un 7tenio,

antes de empezar este taller, que no es uno sino 3, que se centra en esa capacidad que me gustaría desarrollar de mayor, todos enseñamos lo que tenemos que apreHender, la escucha,

una escucha que no es una, en realidad son 3, desde mi mejor intención.

   así lo vimos…

y disfruto como un niño este espacio de no tiempo en el tiempo, conectado con las casualidades, con el asombro (cuando tomo fotos es que estoy conectado con esa capacidad tan bonita de mi niño interior),

3 horitas así de bonitas, de buenas, de necesarias,

3 horas que son suficientes para cambiar totalmente de chip, y pasar de lo viejo, de lo que ya no es realidad en mi vida, a lo nuevo, eso que sólo surge desde mi presencia y mi abandono,

para que venga lo mejor para mí, para ti, para el mundo, desde la apertura, desde la colaboración, gracias, Amaia, Gidor, Tomás, Daniel, Silvia, por enrutarme en esta energía que me re-conecta con mi mejor intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

una pequeña gran TRANSformación (compañeros del metal)

una pequeña transformación empieza siempre con un paso, tal vez eso está pasando con este proceso de acompañamiento en talleres mecánicos Paramio, un proceso lento que empieza cuando, a contracorriente,

en un entorno que no es especialmente propicio,

decidimos filtrar una forma nueva de entender y explicar el mundo, con dibujitos y color,

y en esto que estoy escribiendo y me pregunto que entorno lo es, y me acuerdo de un par de comentarios que se filtran en los últimos procesos, que corremos en Mutualia, qué interesante es nuestro rico mundo emocional, con la ayuda de 7 emociones,

una propuesta que sabe saltar de un taller de mecanizado a un colegio, en el territorio de la educacion, o a una mutua, o a un geriátrico, en el territorio de la salud, qué interesante este mundo relacional que no entiende de sector,

y observo cómo vamos venciendo las primeras resistencias, y se establecen conversaciones nuevas, y poco a poco vamos reconociendo los colores, el rojo, el naranja, el amarillo,

y esos elementos con los que explicamos y entendemos el campo de la atención, 

y los diferente tipos de comunicacion que entablamos desde ahí, la comunicación piedra, la comunicación tomate / pepino, que se convierte poco a poco en caracol, la comunicación humana ya esta próxima, al llegar.

con la ayuda de los dibujitos y el color, también con el azul clarito.     

así lo vimos..

 

en esta sesión introducimos el azul claro del orgullo sano, del orgullo humilde, una emoción que necesitamos para el desarrollo de procesos de mejora grupales, un color que nos introduce en la paleta de los colores fríos,

ego que compite y que deja paso a personas voluntarias que comparten y colaboran, con el 2018 por delante, un año que se rige por la energía del 11, 2 + 0 + 1 + 8 = 11, buen momento para el despliegue del liderazgo colaborativo,

buen año para compartir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirada por la teoria U de Otto Scharmer y por la teoria del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.

 

refugees welcome (hablando con Paco este mensaje pasaba por ahí)

acabo de despedirme de Juan Carlos, en esta reunión en la que quería venderle una colaboración y todo parece indicar que le voy a comprar una membresía, claro,  Juan Carlos es mucho mejor vendedor que yo,

y me pongo a chatear con Paco, camino a la reunion en MediaLab, un chat que  se hace largo, buen momento para coger el telefono y charlar, resulta que Paco me da la noticia de que me ha nominado para un concurso,

de ésta voy a acabar el mes con una membresia y  una termomix,

a ver si mi nominación al concurso de hombres evolucionantes prospera adecuadamente, y aquí no puedo evitar una sonrisa, eso de hombres evolucionantes debe significar que evolucionamos favorablemente respecto a lo que éramos antes,

lo cual no es mucho decir, si consideramos que todas nosotras no paramos de evolucionar ni un solo minuto de nuestras vidas, siempre en constante TRANSformacion, por lo que Paco tambien es un hombre evolucionante,

en clara evolucion respecto al Paco que yo conozco antes,

y paso por delante del edificio de correos, donde reza ese cartel, mezcla de lo que somos y de lo que queremos ser, “refugees welcome”, mezcla de verdad y de mentira, en esta sociedad evolucionante, medio en evolución medio alucinante,

medio en evolución medio vergonzante,

y me quedo pensativo, qué voy a hacer yo cuando Paco, Silvia, Montse, me dejen de poner una carnaza tan suculenta para escribir estas líneas diarias, a ver cuándo sale el concurso para mujeres evolucionantes y las nominamos a todas, Paco,

de ésta se van a enterar.

así lo vimos…

 

me hace gracia este mundo en el que las mujeres no paran de evolucionar y los hombres estamos tan estancados,

y me acuerdo de ese comentario de la madre de Reyes, esa broma del hombre, ése ser sentado en el sofá de casa con una cerveza en la mano, y que se levanta por fin, para gritar gooooooooooooollllllllllll,

¿y me pregunto que verán en nosotros?

a todo esto, Paco, ¿sabes si esta semana hay partido de Champions?

de la misma forma me hace gracia este cartel con el que el ayuntamiento de Madrid no deja de saludar a los refugiados que han entrado en España (supongo que en la ciudad), ¿sabes cuántos son?,

creo que sería mas operativo que montaran un grupo de wasap.

7 emociones es un modelo de responsabilidad social creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace

 

una hemorragia de creac-tividad

llego a casa y me pregunto, Mikel, ¿cuántos posts puedes generar en un día, 1, 2, 3?

observo la bandeja de entrada, con 3 correos que pueden ser la base de un post, tras hablar por teléfono con Montse, tras estar reunido en Paramio, tras una reunión con Juan Carlos de la Osa, tras hablar con Paco por teléfono,

tras una reunión con tés y cervezas con Carmen, Marga y Fernando, y lleno una colección de paper-ins, la versión barata del post-it, ¿son ya 7, son 8, son 9?,

y hago un recuento de lo que puede producir un día, son 10, 11, 12 posts, a cuál más interesante, a cual más absurdo o banal, depende de quién los lea, pero no entro en el juez, y me conecto con la abundancia de este universo, una abundancia ingente,

que se manifiesta a tiempo real a nuestro alrededor, creando conexiones y puentes, creando una emoción a la que podemos ser sensibles, o de la que podemos pasar, y hacer como si sólo pasásemos por ahí,

de cuerpo presente y espíritu ausente, y entiendo desde otro sitio este mundo precioso de la causualidad… y de la conexión, y la mecánica del zoom emocional, un mecanismo para re-conectar.

   así lo vimos…

observo una dinámica que se hace fuerte en mi día a día, en la actividad de crear posts (escribir), he leído en algún sitio que las personas que escriben no han sido “escuchadas” en su juventud o infancia, me cuadra todo,

una dinámica que crece desde el compromiso, hay un punto en el camino con el que nos podemos comprometer con una actividad, me gusta y lo hago para mí, es parte de mi desarrollo personal, lo cual me hace relativamente independiente del resultado,

y es la dinámica de trazar puentes, de buscar las relaciones entre cosas aparentemente des-conectadas, modelos independientes, buscar lo que tienen en común, y ver qué pasa,

y observo cómo estos 3 últimos años de actividad han ido acercando el campo de la atención de la teoría U, un regalo de Otto Scharmer, a los fundamentos del buen trato, que podemos desarrollar si entendemos el mal trato,

y la teoría de karpman, con el perseguidor – la víctima – el salvador, el ser humano en la sombra, un poco de análisis transaccional, y veo cómo se acercan el Open Mind – Open Heart – Open Will al desarrollo del niño natural, la madre protectora y el adulto,

y otro puente se hace grande entre la escucha y las 7 emociones, un tercer catalejo que me permite observar la misma realidad, y los puentes crecen, la teoría U y reinventando las organizaciones,  un regalo de Laloux,

y en el crear me encuentro, con mis creencias, con mis pasiones, con mis valores, con la línea de la vida, y observo cómo un poquito de todo esto vive en mí, y de alguna forma sutil, también es yo.

el ser capaz de conectar con el observador, gracias al zoom emocional (hacer grande la sensación interior de la cosa) y a la teoría de puentes (trazar relaciones), y aumentar la creatividad de esta forma tan brutal hoy tiene varios problemas,

no pequeños,

empezando por el primero, si tengo hecho el trabajo de observación que da origen a 11 posts, esto es, más de una semana de publicaciones, ¿qué hago con el observador mañana, qué hago con él pasado mañana, lo echo a dormir?

y  seguimos con el segundo, una hemorragia de creac-tividad se parece en muchos casos más de lo que parece a hacer crack, mi cabeza está demasiado activa, y no para, no para, y me voy a levantar a las cuatro de la mañana, el día después del día bueno,

y el día posterior, está muy bien, he entrado en actividad, tras el proceso de hibernación y letargo, pero es cansado, a las 12 del mediodía ya hay por medio una jornada de 8 horas, y necesito echar una cabezada,

¿alguien me puede ayudar?

re-leo las líneas de arriba y  conecto con las ayudas que me prestan Paco, Montse, Silvia, en este ejercicio de mirar el mundo, desde un catalejo o desde una lupa, o desde este gesto de volver la mirada hacia una esquina, hacia ese detalle en paso,

y me hace gracia, esto también es un proceso de co-creación, una sopa de piedras, tal vez diferente a como yo me la imaginaba, en una trama de relaciones  (algo tan diferente a una lista) que se va ampliando poco a poco,

y veo cómo Montse trae a Maite, que entabla relación con Gaizka y Tomás, que ya se conocían de antes, y con Iban, y cómo llega Biotz, a ver si hoy a la noche regamos la reunión de el futuro emerge con buen vino de Alava, tienes razón, Javier,

en Bizkaia como no lo plantemos en San Mamés…

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

iniciamos una investigación de campo (para ti, ¿qué es amar?)

varios amigos del grupo del Ulab 2015 nos volvemos a juntar en MediaLab Prado, de aquel grupo grande de aproximadamente 20 personas que acompaña el proyecto de María somos los restos, o los rescoldos, mucho mejor los rescoldos,

esas brasitas que pueden volver a encender en un momento un fuego nuevo,

un grupo que ha tenido continuidad gracias a Transperiencias, el proyecto de Marga y Carmen, en el que colabora Paco, hoy en Vitoria, Fernando, que se va a juntar hoy, Montse, con una reunión que le lleva a otro punto en Madrid, yo mismo,

Santiago, Mariana, Jesús, …

un grupo que pasa de 21 a 7, de 7 a 4 ayer, primera reunión del 2018 para la que quedamos en MediaLab, pero nos vamos a reunir en la cafetería de CaixaForum, las chicas llegan primero y eligen cambiar el sitio de reunión,

y me río mientras subo las escaleras con Fernando, no puedo evitar acordarme de el futuro emerge, ese evento que se ha convertido a lo largo del 2017 en proceso, de evento a conversaciones, y que tiene una reserva para un sábado del 2018 aquí,

en el auditorio de CaixaForum,

un evento que puede ser, de la misma forma que puede no ser, si va a ser es porque a un grupo de personas, con un mínimo de energía, y con un interés común, se implica, se interesa, sopla sobre estas brasas,

y en eso estoy, con este calor y esta sonrisa que me calienta el ánimo, compartiendo con Carmen, Marga y Fernando esta pregunta que se va a convertir en una investigación de campo en toda la regla, una investigación social,

para ti,  en una palabra, ¿qué es amar?,

y leo las respuestas que me regalan mis amigas, amar es dar, amar es libertad, amar es felicidad, amar es pasarlo bien juntos, amar es saber cómo se hace el pan, amar es esperar, amar es perdonar, amar es reír y llorar,

y me sonrío, ninguna de estas definiciones acierta en el blanco del proyecto (el título) que vamos a lanzar este año 2018, aunque todas están relacionadas, y juntas suenan extremadamente bien,

más si están pintadas con este lapicero que me regala Carmen, que ha comprado en la librería de CaixaForum, multicolor, un lapicero que mezcla el rojo con el amarillo, el verde con el naranja y el azul,

como se juntan en nosotras las emociones, aunque algún zoquete (me miro al espejo y me sonrío, estoy hablando de mí mismo) se empeñe en separar, porque hay que ser bruto para separar el rojo del amarillo,

y preguntarse qué es el amor en una palabra,

por cierto, ¿nos ayudas con tu opinión en esta encuesta?

a quién se le ocurrirá semejante atrocidad, ¿verdad?

   así lo vimos…

salgo de CaixaForum tomando unas fotos al grupo y a esa escalera que hoy nos sirve para acercarnos al hueco del ascensor y subir hasta la cafetería, en la cuarta planta, y que un día, tal vez, nos lleve hacia abajo, al auditorio,

para que el futuro emerja no se me ocurre mejor sitio,

mucho mejor que emerja desde abajo,

¿verdad?

el futuro emerge surge del laboratorio de la U, el Ulab, ese espacio que se lanza a nivel mundial desde el M.I.T., con la colaboración del instituto presencing, una institución que apoya el desarrollo de la teoría U, obra central de Otto Scharmer.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

no te tomes las cosas personalmente

subtítulo: y tú, ¿te dejas importunar?

acabo de difundir el post del lunes y me pongo a desarrollar el post del martes, así es la vida, en este proceso de conexión con lo que a uno le gusta, en este ejercicio del cuentacuentos, compartir y contar cuentos, y pequeñas historias,

que algo tienen que ver con nuestra biografía, y el hilo de la vida, nuestras creencias (un movimiento de pasado), nuestras pasiones (un moviemiento de presente) y nuestros valores (un movimiento de futuro),

y veo cómo esa pregunta de ayer, en realidad de la semana pasada, ¿tú crees que se vale importunar?, con el significado que tiene la palabra importunar, de molestar a los demás, se desdobla en dos, parecidas pero diferentes,

  1. a ti, ¿te gusta importunar?
  2. tú, ¿te dejas importunar?

y pienso en las propuestas que nacen desde las siete emociones, y ese compromiso con el buen trato, que no prescinde de una conexión con la independencia del juicio (mucho mejor que el juicio crítico), ni de la conciencia,

porque, a veces, sólo a veces, parece que la actitud lo ocupa todo, y crece un discurso relacionado con la actitud positiva, que sirve para justificar desmán y medio, y soslayar esa mirada independiente, llámale crítica, aunque a mí no me guste la palabra,

y parece que hay que elegir, o soy una persona positiva o soy una persona que vive en la crítica, o peor aún, en la queja, porque la persona que ejerce la crítica de alguna forma está en una posición de poder, mientras que la queja renuncia al poder,

y en eso estoy, y me descubro como una persona a la que le gusta importunar, sí, lo reconozco, a veces me gusta funcionar en modo “despertador”, y no evito lanzar una pullita, tal vez en la confianza de que alguien puede despertar de su modo en off,

y despertar a su particular pepito grillo, buena imagen para el post de hoy,

mientras defiendo una postura en la vida que impide que las personas se dejen importunar, y me acuerdo uno de los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz, ese librazo, no te tomes las cosas personalmente,

y de alguna forma entiendo mi juego, este juego que pasa a ser muy simple, y está en relación directa con esa capacidad de la que vamos a hablar este año un par o tres de veces, y que nos gustaría desarrollar, la responsabilidad personal,

una responsabilidad que me ayuda a ser consciente de lo que puede pasar cuando respondo sí a la primera pregunta, sí, a mí me gusta importunar, al menos un poquito, y cuando respondo no a la segunda,

ojalá tú tampoco te dejes importunar, y crees una distancia entre los estímulos externos y tu respuesta, por eso defiendo un mundo en el que florece y se amplía nuestra responsabilidad personal.

   así lo vimos…

como todo está conectado, me acuerdo de dos círculos concéntricos en un libro que lee una chica en un avión, más allá del pasillo que nos separa, dos círculos concéntricos que ilustran el primer hábito de un modelo de liderazgo,

los 7 hábitos de las personas altamente efectiva, de Stephen Covey,

relacionado con la proactividad, dos círculos que sirven para ilustrar nuestro círculo de influencia (interno) y nuestro círculo de preocupación (el externo), dos círculos que se pueden convertir en un LP (Long Play / disco de vinilo) o en un anillo.

puedes formar estas dos imágenes bien diferentes en tu imaginación,

en la primero tenemos un LP, o lo que es lo mismo, un círculo de influencia pequeño (nuestra voz interior) en relación con nuestro entorno (la voz exterior), está claro que nuestro poder es pequeño, y vamos acabar bailando la música que nos pongan,

en el segundo nos encontramos con un anillo, don un círculo de influencia grande (nuestra voz interior) en relación con nuestro entorno (la voz exterior), está claro que nuestro poder es grande, y vamos acabar bailando la música que nos guste bailar.

conecto estas dos imágenes con un libro de Anthony Robbins, poder sin límites, y los paradigmas, y una división que separa a las personas en dos, aquellas que tienen un marco de referencia interno y aquellas que tienen un marco de referencia externo,

y no puedo evitar pensar que son más libres en este mundo las personas del primer grupo, aunque en última instancia los unos y las otras, desde donde están, pueden ejercer de igual manera su responsabilidad personal.

en una tercera conexión, no hay dos sin 3, me acuerdo de los cuatro acuerdos, ese regalo que nos hace Miguel Ruiz, filosofía tolteca para el buen vivir, y de ese hábito que da título hoy a estas líneas, un hábito tan recomendable,

no te tomes las cosas personalmente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.