qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)

en el proceso de charlar con Lilian y de escuchar buena parte de lo que tiene que contarme, seguramente no todo, ya cerca de la despedida, me propone contactar con un amigo suyo, que tiene un proyecto interesante,

relacionado con la educación, la pedagogía, las artes y la improvisación, un proyecto y un espacio al que llego por medio de su correo electrónico, que me conecta con una web, y con una página, que habla de la aladuría,

término que desconozco, y que pica mi curiosidad, qué será este palabro tan raro, parecido a habladuría, término que no figura en el diccionario de la RAE (Real Academia Española), pero que sí da un acceso en internet,

y me pongo a investigar las características de la aladuría, al menos de aquella aladuría que se precie de serlo,

  • Siente el error como parte del éxito.
  • Está mediada por la improvisación.
  • Necesita expresarse en grupo.
  • Es autónoma en su creación.
  • Siente en la pérdida un espacio de crecimiento.
  • Valora la imperfección por encima de la perfección.
  • Busca la verdad emocional antes que la verdad racionalizada.
  • Siente que donde hay miedo hay aprendizaje.
  • Siente en la confianza un camino para la creación.
  • Sabe que sólo se puede avanzar desde la afirmación integradora.
  • Evita el juicio y la comparación.
  • Sabe que cuando más me doy, más recibo.
  • Siente que no hay mayor fortaleza que entregar lo vulnerable.
  • Le da más credibilidad a lo espontáneo que a lo filtrado.
  • Tiene una postura humilde y arrogante frente al vacío creativo.
  • Trabaja desde la valentía y la aceptación de lo creado.
  • Se deja transformar por su propia creación.

Y me quedo alucinado, y pienso en ese mundo al que me gustaría acercarme, y en el que me gustaría habitar, aladuriendo, o como un simple aprendiz aladuriente, que me imagino lo difícil que debe ser senior antes de empezar a practicar.

   así lo vimos…

en el proceso del asombro y de la alucinancia, sigo leyendo la página, hasta esas notas finales que hablan de nuestra esencia, con las que no puedo estar más de acuerdo, qué importante es re-contactar con nuestra esencia,

en nuestro día a día … y en lo que está por venir.

Nuestra esencia

La esencia es aquello que éramos antes de que nos invadiesen las obligaciones, los juicios, las exigencias, las comparaciones, etc. La esencia es una parcela de nuestro ser que de niños teníamos abierta y, poco a poco, se fue cerrando por miedo al rechazo y al dolor. Nuestra esencia no está desaparecida ni muerta, sólo está anestesiada o escondida. La esencia es lo que nos hace sentir que la vida es maravillosa y un auténtico regalo y que, al compartirla, nuestros miedos, comparaciones y juicios desaparecen.

Nuestra esencia, para abrirse y entregarse, necesita de un espacio (grupo) en el que pueda:

  • Sentirse querida.
  • Sentirse arropada.
  • Sentirse recogida.
  • Sentirse acompañada.

La esencia es nuestro ser más bondadoso, sincero y tierno y la Aladuría es la forma de sacarla al mundo a bailar, brillar y jugar.

me pregunto por qué me gusta tanto esta página, que comparto con Cris Bolívar, coach esencial, creo que acabo de pillar el punto de lo que hace con la ayuda de Julián Bozzo, amigo de Lilian,

y me doy varias respuestas rápidas,

  • desde organizaciones con espíritu y corazón estamos interesadas en cualquier manifestación del mundo emocional (ahí está la palabra corazón) y de la esencia o identidad (para eso dejamos por medio la palabra espíritu),
  • este blog, con 5 años de recorrido, tiene un poco de improvisación, un proceso en el que se junta el asombro, la admiración por lo que el ojo observa, y el juego de las ideas, que componen puentes donde antes sólo había cosas inconexas,
  • y seguramente, esta tercera es muy tonta, a veces reconocemos con facilidad un crack (también pasa con la bondad y con la belleza), por muy brutos que seamos, cuando nos lo cruzamos en el camino, creo que es el caso,

y no te cuento más cosas, que seguro que tú también tienes muchas ganas de ponerte a aladurar…

ya sabes, ala, ala, a durar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

las locomotoras contra el pueblo (y el pueblo contra las locomotoras)

me llega un correo de Avaaz, esta plataforma que moviliza el sentir de un buen puñado de personas anónimas, cuya voz no se escucha en muchos foros, a veces votamos a personas, llámales políticos, que no nos representan,

un correo que va a interrumpir el plácido discurrir de escuchar es amar, las historias que conducen, sin prisa pero sin pausa, a que surja este proyecto en el que ponemos en el centro la escucha y el desarrollo de la conciencia,

un correo en el que nos piden ayuda para hacer frente a una citación judicial por parte de Monsanto, qué curioso este mundo nuevo en el que un mundo corporativo interpone una demanda contra una plataforma de ciudadanas libres,

requiriéndoles que entreguen cualquier correo privado, nota o registro que tengan sobre Roundup, el herbicida de Monsanto, en el centro de su negocio, cada día está más claro que la información es poder, ,

y las formas que tienen los dueños del dinero de hacer evidentes las desigualdades, en procesos judiciales liderados por los abogados más brillantes, y también los más caros, no hace falta aquí, o tal vez sí, preguntarnos por qué será,

quién sabe por qué me viene a la mente la imagen de una locomotora contra una persona desvalida, en la mitad de un paso a nivel, ¿qué harías si te ves en una situación similar en tu vida?

   así lo vimos…

 

de la misma forma que está claro que el poder corrompe, y el poder absoluto parece corromper de forma absoluta, está claro que la unión hace la fuerza, y que cuando nos sentimos fuertes, y no sentimos el miedo, no salimos huyendo despavoridas,

y me planteo una imagen alternativa, en la cual la locomotora no se avalanza contra una persona desvalida, porque la unión hace la fuerza, y lo que se plantea es un choque de trenes, en el que uno o los dos trenes,

mucho me temo que ése es muchas veces el resultado, cuando obedecer no es una alternativa, y salir huyendo no se contempla, va a salir mal.

el mensaje y varios de los términos del mensaje de Avaaz me dejan pensativo, una de las respuestas naturales ante el miedo, cuando no hay intención de pelearse, es prepararse para la lucha, pero no tengo muy claro que éste sea el caso,

porque Avaaz está planteando desde años atrás campañas para denunciar diversas situaciones a lo largo y ancho del mundo, que atentan contra la dignidad humana, y contra la justicia,

tal vez estamos en una expresión de la rabia, que busca restablecer la justicia,

incluso más allá, cuando dos seres, desde la conciencia, cada uno desde la suya, van a entrar en la confrontación, y ahí me quedo pensando, en el miedo, en la rabia, en el orgullo, ese yo soy sano que se planta y dice “aquí estoy yo”,

quién sabe si estamos hablando del miedo, de la rabia o del orgullo, pero tal vez estas líneas y este caso sirven para una evolución, y para hacernos pensar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

en mi garaje no caben dos rolls, ni siquiera uno (buscando la felicidad de la otra forma)

rastreando las claves para la felicidad, me encuentro con la figura de Mo Gawdat, que ofrece una entrevista en la que nos va a hablar de su vida, de la insatisfacción y los problemas que da tener demasiado dinero,

de esa insatisfacción que crece y que te hace comprar en una noche 2 Rolls Royce por internet, con dos erres, como los pobres se comen un paquete entero de Donettes, con dos tes,

todo parece indicar que todo de cualquier cosa, ya sea de dinero o de falta de dinero, de tiempo libre o de tiempo comprimido, de sexo, de viajes paradisíacos y de rock & roll, todo de cualquier cosa no es la receta de la felicidad,

una receta que Mo parece haber encontrado, todo parece indicar que el cerebro procesa muchos más pensamientos negativos que positivos, y que las zonas que se encargan de estas tareas son más amplias,

una receta que nos quiere vender, de hecho así termina la entrevista, lee mi libro, el algoritmo de la felicidad, un consejo que no sé si voy a seguir, qué feo título, el algoritmo de la felicidad,

es curioso, este chico es un crack de la inteligencia artificial, trabaja en Google, y busca un algoritmo, cómo iba a buscar otra cosa, que desentrañe tamaña complejidad, como un martillo busca clavos que clavar,

y sigo leyendo, relajándome de la tensión que las fórmulas y el algoritmo me producen, todo parece indicar que Mo ha encontrado nuevas vías para la gestión de la presión y de los excesos que el mundo material acarrea,

acercándose a las filosofías orientales, el budismo o el sintoísmo, filosofías que parece que es capaz de aunar con la más pura mercadotecnia del mundo neoliberal, el de los donettes y los Rolls, ya sabes, si quieres, lee su libro,

a ver si la próxima noche en vela se relaja, y sólo se compra un Rolls.

   así lo vimos…

en la lectura que hago del artículo me acuerdo de la indagación apreciativa, una técnica o metodología que nos propone hacer grande el sí en nuestras vidas, e indagar en ese espacio tan bonito, bueno, necesario,

bucear en el sí, sería mi traducción, un sí que podemos ver crecer con un poco de entrenamiento, porque no hay habilidad que no se desarrolle con un poco de entrenamiento,

que nos aleje de nuestros hábitos de pensamiento, emocionales (eso que viene a llamarse temperamento) y de acción, y de esas dinámicas en los que la queja, la crítica, la ironía, y otras beldades similares, crecen en nuestro día a día.

de forma curiosa, en paralelo con esta oferta que nos hace Mo, compra mi libro, recibo una meditación de la fundación ananta, gratis total, que me ayuda a contactar con ese algoritmo a pedales, o ese cuadro a trazo, personal, que estoy construyendo,

te animo a que tú hagas el tuyo propio, para entender mejor el origen y los cauces de la felicidad, pero en primera persona, mi felicidad, tu felicidad.

“Es imposible que pase un día sin experimentar una inquietud, una contrariedad, un malestar. Pero desde el momento en que aparecen estas sensaciones, deteneos para examinarlas: ¿qué experimentáis exactamente? Tratad de recordad lo que habéis visto, oído, hecho, dicho, pensado justo antes… A veces, no tomamos inmediatamente consciencia de un cambio de estado interior; solo después de un buen rato, nos damos cuenta de un malestar, de una pesadez, de una oscuridad de la que nos sentimos incómodos.

Pero como esos malestares tienen necesariamente una causa, es importante descubrirla y de sacar una enseñanza para el porvenir. Y si no la encontráis, no permanezcáis ahí sin reaccionar. Concentraros y tratad de liberaros uniéndoos al mundo de la luz, que es nuestra única salvación. Imaginad que os sumergís en ese fluido purificador, vivificante… Pronto os sentiréis liberados, aliviados, y podréis proseguir pacíficamente vuestras actividades.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

y mi natural bobalicón no puede des-hacerse de ese extraño paralelismo entre el Rolls Royce y los Donettes, la doble erre y la doble te, tal vez tenemos que experimentar fundiéndonos una noche un par de paquetes de donettes,

y me acuerdo de esa extraña frase que veo en pinterest, y que recuerdo vagamente, es lo que tiene traducir de memoria con un mal inglés, no me acuerdo de la pregunta, pero la respuesta es siempre la misma, el chocolate.

observo con detalle la captura de imagen de este fabuloso Rolls, casi no cabe en el cuadradito, mucho menos en el monigote, y de repente me da por pensar que no va a caber tampoco en mi garaje, mucho menos si compro dos,

y mi preocupación crece hasta que me doy cuenta de que no tengo garaje, qué tontería, casi mejor me aplico con el chocolate.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos, no hace falta que te lo compres, desde este enlace.

 

precio, valor e inflacción en la carne de portero

los veranos son siempre temporadas para disfrutar del pescadito frito, mientras revisamos cómo aumenta el precio de la carne, al menos la de portero, tiempos de inflacción en los que se confunden los conceptos de valor y precio,

porque resulta extraño observar cómo Courtois va a acercarse a Madrid por 35 millones de €uros, tras declararse en rebeldía en el Chelsea, no acudiendo al primer día de entrenamiento, qué barata es la rebeldía en el fútbol,

o qué cara, depende quién la pague,

la misma portería a la que se acerca Kepa Arrizabalaga, portero formado en las categorías inferiores del Athletic de Bilbao, y que pudo recalar por 20 millones esta misma primaera en las filas del Real Madrid,

y al que vetó Zinedine Zidane, no necesito más porteros, su hijo estaba en la plantilla de porteros del equipo, qué curioso caso de independencia,

y va a ocupar, tras cambiar la claúsula de rescisión, de 20 a 80 millones, la portería del Chelsea, una portería escaparate que le va a permitir ingresar en la lista de los mejores porteros del mundo, una lista en la que ya están Oblak y Courtois,

una lista de la que se está borrando De Gea, en este verano en el que se ha decantado por la moda femenina, y las transparencias,

y en eso ando, revisando cómo el mejor portero del mundo, guante de oro del mundial con Bélgica, Courtois, vale 35, mientras que un meritorio, suplente del portero transparente en el mundial, vale 80, cuando en primavera no pagaban por él 20,

curiosos casos de deflacción y de inflacción, de falta de correspondencia entre valor y precio, que nos hace difícil entender a cuánto está, imagínate que vas a una charcutería, la carne de portero,

mira que sería difícil la compra, ¿usted cuála quiere, carne de meritorio, de transparente, de guante de oro?, una difícil decisión, mire, mejor me pone kilo y medio de carne de portero de discoteca, que tiene menos variantes e inflacción.

   así lo vimos…

y me guardo esta entrada, que tal vez reviso dentro de un año o 3, mucho me temo que el precio de la carne de futbolista está en evolución, lo que hace 2 años valía 130 y era mucho ahora vale 220 y es poco, en ambos casos una aberración,

que habla de este extraño mundo, en el que hemos decidido vivir, un extraño star system en el que los niños quieren ser futbolistas y las niñas modelos, para ingresar en la creme de la creme de esta sociedad.

y sigo en este proceso de observación que ofrece resultados contradictorios, el Athletic, desde la llegada de Urrutia a la presidencia, ha ido elevendo las claúsulas de rescisión de sus jugadores, firme en su decisión de no vender,

y ahí van saliendo, con precios cada vez más altos, Javi Martínez, Ander Herrera, Kepa Arrizabalaga, qué interesante es esto de ser club cantera no vendedor, vamos a ver cuánto nos pagan por Iñaki Williams, cuando aprenda el oficio del gol.

y se cuela en mi imaginación y en mis recuerdos el turrón 1880, y esa campaña que lo posiciona como el más caro del mundo, y no puedo sino desearle a Kepa, el portero más caro del mundo, lo mejor. 7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional gratis, en este mundo en el que todo se compra y se vende, ahora los modernos lo llaman creative commons, bienes comunes, inspirado en la teoría del color de Goethe y en la teoría U de Otto Scharmer, una aproximación para una sociedad nueva y un nuevo modelo de desarrollo y liderazgo que compartimos desde este enlace.

la moda de la felicidad

nos juntamos para seguir indagando en la sostenibilidad de las relaciones humanas, con un tema que aporta Maite, relacionado con la moda de la felicidad, un clásico que no pasa de moda,

una propuesta que parece contradictoria, si es un clásico es raro que esté de moda, es como un chaleco azul, si es clásico es muy difícil que esté de moda, y mucho menos a perpetuidad, o es un clásico o está de moda,

pero bueno, el tema va a salir adelante, en este ejercicio de encontrarnos con personas, tan diferentes a nosotras, tan iguales, compañeras de época, más o menos de la misma edad, chicos y chicas que conforman las cuadrillas del pueblo,

conocidas de cara de toda la vida, que nos vamos a enzarzar en este tema que ocupa a las personas y que pone en la agenda de las organizaciones la psicología positiva, con sus abanderados y sus detractoras,

enzarzar, verbo lleno de zarzas, y de pinchos, vaya palabra he elegido para describir este proceso que seguramente tiene otro fin y otras formas, mejor si tejemos una red común de confianza, con base en unas pocas historias de nuestra vida,

no se trata tanto de lo que pensamos sino de cómo sentimos el tema, y las manifestaciones en nuestro cotidiano vivir que nos acercan o nos alejan a la felicidad, tal como cada una la entiende,

y a otras experiencias cargadas de dolor o sufrimiento, que también se filtran en la conversación, y en el proceso de atender, escuchar, compartir, es evidente que todas nosotras hemos pasado por situaciones de vida duras,

tan fuertes que durante una época, más o menos larga, a veces de años, necesitamos echar mano de la negación, “esto, efectivamente, no me puede estar pasando a mí, de hecho no me está pasando”, parece que nos tratamos de convencer,

y no sé por qué me queda el poso de que no crecemos si no es en la adversidad, así de grande es el revolcón, así es la fortaleza que se desarrolla en nuestro interior, y la fortaleza de mi carácter, y algo de eso está pasando,

somos tan fuertes que hoy somos capaces de evocarlos, con el paso del tiempo, y compartirlos, de una u otra forma, qué bueno que en un punto del camino encontramos herramientas para vivir los revolcones, las marejadas y los tsunamis de la vida,

con la ayuda de nuestras amigas, de relaciones nuevas, de un taller de tai-chí, de respiraciones, con nuestra participación en un coro, que no es inmediata, nuestro cuerpo está ahí, pero nos va a llevar un tiempo que nuestra voz se haga presente,

con ayudas de una nueva forma de escuchar, a nuestras emociones, ahora empezamos a tomar contacto con ellas en nuestro día a día, de atender lo que ocurre en nuestro interior y a nuestro alrededor, de eso se trata,

con cariño, con compasión, yo me veo, me escucho, me reconozco, me vuelvo a aceptar, para poder recorrer el mismo camino con las personas que siembran mi día a día, cariños y relaciones que florecen, de nuevo,

a nuestro alrededor.

   así lo vimos…

nos despedimos en esta reunión de el futuro emerge en Bilbao, el txoko de Gaizka sigue obrando milagros, hemos quedado a las 8 de la tarde, y ya pasan unos minutos de la hora de Cenicienta, que no se quiere ir a casa,

no quiero volver a casa de mi madrastra, dale que te pego, a fregar y a limpiar, dale que te cose, dale que te barre, el jueves es día laborable, sí, no sin antes compartir esta historia por wasap.

Durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a una mujer:
-Te hace  feliz tu esposo? ¿Verdaderamente te hace feliz?
En ese momento el  esposo levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposa diría que sí, pues ella jamás se había quejado durante su matrimonio.
Sin embargo la esposa respondió con un rotundo
– NO. No me hace feliz.
Y ante el asombro del esposo, continuó:
– No me  hace feliz.¡Yo soy feliz! …
El que yo sea feliz o no, eso no depende de el, sino de  mí. Yo soy la  única persona, de quien depende mi felicidad. Yo determino  ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de alguna  persona, cosa o circunstancia sobre la faz de esta tierra, yo estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta  vida, cambia continuamente.  El ser humano, las  riquezas,  mi cuerpo, el clima, los placeres, y así podría decir una lista interminable.
A través de toda mi vida, he aprendido algo;
Decido ser feliz y lo demás lo llamo ‘experiencias’:
amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar.
Hay gente que dice:
–  No  puedo ser feliz porque estoy enferma, porque no tengo  dinero, porque hace mucho calor, porque alguien me insultó, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró.
Pero lo que no sabes es que PUEDES SER FELIZ, aunque estés enfermo, aunque haga calor, aunque no tengas dinero, aunque alguien te  haya insultado, aunque alguien no te amó, o no te haya valorado.
La vida es como andar en bicicleta,  te  caes, sólo si dejas de pedalear. Empieza tu día, tu semana y este nuevo mes con una sonrisa y no permitas que nada ni nadie la borre de tu rostro.

y observo el juego que dan las mujeres, en las conversaciones, en casa y en el trabajo, en la vida en general, si le hubiesen hecho la pregunta al hombre, pobrecito él, tan orgulloso en la oficina y tan de otra forma en otros sitios,

tal vez corto de palabras, tal vez de ideas, tal vez celoso de exponer sus sentimientos más íntimos, tal vez consciente de lo que le podía ocurrir de vuelta a casa si decía la verdad,

el hombre simplemente habría dicho que sí.

el futuro emerge es un proceso en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, y en los fundamentos del liderazgo colaborativo, este oximorón necesario en los tiempos que vienen, que están llegando, que ya están aquí.

si quieres compartir des-orden mental o de la personalidad, ya sabes, no tienes más que llamar y avisarnos de que vienes, antes de entrar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

rastreando el verano

en medio paseo por el rastro de Madrid, recibo un mensaje en el móvil, gracias, Andrés, por estas letras de domingo, que me ayudan a recordar la ley del 70 y del 30 por ciento

En un teléfono de última generación 70% de sus funciones son inútiles.
Para un vehículo lujoso, 70% de la velocidad y los aditamentos no son necesarios. Si posees una casa o villa lujosa, 70% del espacio no se usa ni se ocupa.

¿Qué tal las prendas en nuestros guardarropas? 70% de ellas no las usamos. Una vida de trabajo y ganancias: 70% es para que se lo gasten otros.

Así que debemos proteger y hacer un buen uso de nuestro 30%.

  • Ve a un chequeo médico, así no estés enfermo.
    Toma más agua, así no tengas sed.
    Aliméntate de hojas verdes y frutos secos.
  • Cada día intenta alimentarte con colores: frutas y verduras del mismo color. Estimulan tu imaginación y mejorarán tu nutrición.
    Aprende a dejar ir, incluso si te enfrentas a grandes problemas.
    Esfuérzate para dar tu brazo a torcer, incluso si estás en lo cierto.
    Permanece humilde, incluso si eres muy rico y poderoso.
    Aprende a estar satisfecho, incluso si no eres rico.
    Ejercita tu mente y cuerpo, incluso si estás muy ocupado.
    Haz tiempo para las personas que te importan, en especial a la más importante, la que ves en el espejo.
  • Especialmente, pon a tu Dios como la prioridad de tu vida.
    Ríe, ríe y ríe más, diviértete que la risa es contagiosa, no cuesta y es curativa.

   así lo vimos…

y sigo trasladando el mensaje, empezando por el principio, con este pequeño cuento, para terminar.

Uno de los magnates de negocios en China murió, su viuda quedó con 1.9 billones en el banco y se casó con su chófer. Su chofer dijo, “todo el tiempo pensé que yo trabajaba para mi jefe, ahora me doy cuenta que mi jefe trabajaba para mi todo el tiempo.”

La cruel realidad: es más importante vivir mucho que tener riquezas. Así que debemos esforzarnos por tener un cuerpo fuerte y saludable, no importa realmente quién trabaja para quién.

Cuando morimos nuestro dinero permanecerá en el banco. Aún así, cuando estamos vivos no tenemos suficiente para gastar. En la realidad, cuando partimos, habrá mucho dinero que no nos habremos gastado.

y volvemos poco a poco a casa, viendo círculos, hileras, filas dobles, y un montón de manifestaciones diversas, en los tenderetes, en los bares, en la gente que sube y baja y que cuirosea, tal vez no todas son conscientes de la ley del 30 por ciento,

esa ley que nos cuenta que la mayor parte de lo que importa lo podemos realizar sin echar mano al dinero que llevamos en el bolsillo del pantalón, a todo esto, ¿dónde está mi pantalón?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos, los días que luce el sol y los otros,

aquellos en los que rastreamos el verano y ésos en los que nos arrastramos,

desde este enlace.

y tú, ¿qué haces HOY para el año cinco?

me junto con Pedro, en este paseo en Vespa que nos lleva hasta el geriátrico, al otro lado de la autovía, que nos separa del Pinar, en este paseo que normalmente hacemos a pie,

en una conversación que gira del verano y las actividades próximas hacia nuestra familia, Pedro me habla de Gorka, mi hijo mayor, que va a habitar el mundo real, como si sus hijas, por haber elegido modalidades más artísticas no, qué curioso,

un mundo en el que los hijos de un pequeño comercio, antes propiedad de nuestros padres, ya sea un ultramarino, de aquel tiempo lejano en el que los países estaban separados por el mar,

qué curioso, ahora los comercios de alimentación en algún que otro caso serían ultra-aéreos, separados por el cielo, que todavía es bien difícil comprar alimentación por ultra-wifi, a un solo clic, ,

ya sea un pequeño comercio especializado en ferretería, en ropa técnica de montaña, en zapatillas de deporte, en cualquier especialidad, pesca, golf o viajes, pequeños comercios que ahora quedan englobados en el corporativo,

léase Decathlon, Leroy Merlín, Eroski, puedes poner el nombre a cualquier gran empresa de distribución, las únicas que se resisten a la distribución a un solo clic, y el mundo mágico de Alibaba, Facebok, Amazon, Uber, Airbnb,

portales de ventas de noches de ensueño, de casas, de viajes, de lo que sea, uy, casi me pierdo,

un mundo en el que los hijos de un pequeño comercio, antaño propiedad de nuestros padres, ahora somos fuerza de trabajo comprometida, claro, faltaría más, de una gran superficie, fuerza de trabajo a pie del lineal,

en una pescadería que no es tuya, en una frutería que no es tuya, en una charcutería que no es tuya, en una tienda de electricidad, de menaje del hogar, de pinchos y tapas, de cervezas, de objetos de jardinería, de plantas, de animales,

en un algo que no es realmente tuyo, ni lo va a ser,

y en eso estamos, en esa disección del mundo, tan interesante, que hemos elegido vivir, en esta era curiosa de la transnacionalización de los servicios y de las ventas, todavía en pleno inicio de la era de internet,

y me da por preguntarle a Pedro qué va a hacer hoy con ese proyecto, urban creeks, arroyos urbanos, al que apenas hemos dado un segundo tiento, para que dentro de 5 años, no hoy, no estemos repitiendo, punto por punto, esta conversación,

tan lúcida, tan de verdad, tan bonita, sí que es bonita la amistad y ver crecer el cariño, porque siempre hay un paso, o dos, entre verlo y hacer que las cosas sucedan, con nuestra colaboración necesaria, alrededor nuestro, y en nuestro interior.

  así lo vimos…

siempre podemos quedarnos en el ejercicio de quejarnos de la cosa fuera, todo está fatal, el ejercicio de la víctima, desprovista de poder, el mundo que me rodea es tan malo y cruel,

o podemos preguntarnos cuál es nuestra capacidad de actuación, en un nicho, tal vez inexplorado, tal vez de bajo rendimiento, una buena noticia, para una organización grande,

porque a veces lo que no es un gran negocio para una organización grande sí lo es para una organización pequeña, qué vamos a decir si el negocio es de un particular, o un grupo reducido de autónomos,

guerrilleros de lo nuevo, porque si hace falta gran inversión, grandes arsenales, gran aparillaje y despliegue mucho me temo que va a ser que no.

y me vuelvo para casa pensando que lo que le cuento a Pedro, yo no voy a hacer por tirar de urban creek, ésa es tu labor, tu ilusión y tu proyecto personal, a lo sumo yo te puedo acompañar en el viaje,

bien me lo puedo aplicar en primera persona, y abro ese proceso en el que te cuento lo que te cuento para escucharlo yo, en voz alta, y el enunciado se convierte en pregunta,

¿realmente qué haría yo con lo que estoy lanzando hoy progresado el tiempo, a 5 años vista?

¿pienso que es realmente bonito, bueno y necesario?

¿siento que es verdadero, y que es un proyecto en el que puedo poner otro trocito de mi alma, y mi mejor intención?

observo cómo Pedro entiende mal mi comentario, ya que la idea no tiene nada que vez con dar el pelotazo y despedirme del proyecto dentro de 5 años, sino de empezar un camino del que me siento orgulloso, con el que me comprometo,

con el que disfruto, mi alma coge aire, y lo desarrolla en paralelo con mi actividad principal, muchas veces alimenticia, para poder, poco a poco, realizar ese cambio, entre el viejo mundo que ya conozco y el mundo nuevo,

que se despliega a mi alrededor, tal vez ya ha cogido forma dentro de 5 años, tal vez en ese periodo el puente entre lo viejo y lo nuevo ya es un hecho, en el ejercicio del desarrollo consciente de mi vida, también en el desarrollo profesional.

la conversación de hoy con Pedro transcurre tras un paseo en una vespa roja, de dos ruedas, que le ha dejado un amigo estas fechas, quién sabe por qué mi mente viaja de la sensación de la moto al coche,

y a mis cinco años, y al 5 de Meteoro,  un cocho blanco, descapotable, despanpanante, un coche del que casi no me acuerdo, con una M roja pintada en el capot, M de Meteoro,

extrañas asociaciones que hace el cerebro, y estas búsquedas raras en internet, donde conecto con otro detalle del que no me acuerdo, el volante del coche de Meteoro tiene 7 botones, no cinco, qué raro, que se disponen como las 7 emociones,

en un hexágono de 6, 3 más arriba, 3 más abajo, ya sé que todo es relativo, con una tecla en el centro, la G, más grande, una tecla que las relaciona a todas, o no, porque este invento del padre de Meteoro no tiene que ver necesariamente con el nuestro,

esas 7 emociones, como los 7 días de la semana, como las 7 notas musicales, como las novias y los hermanos, también en pares de 7, como los pecados capitales, tantos como las virtudes que les pueden contrapesar,

un número a medio camino del 5 de Meteoro, mi héroe, y el número del respeto, el 9, de su hermano, en un ejercicio de números impares en evolución.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

observa, observa, observa

en este año tan exacerbado, tan rarito, observamos extrañas situaciones alrededor nuestro, que en algún caso podríamos relacionar con procesos de inconsistencia de las relaciones en los grupos, y entre personas,

extrañas situaciones que por repetidas me animan a pensar si no seré yo el rarito, y me acuerdo de un tiempo lejano en el que me defino como un tipo normal, lo cual posiblemente sea la mayor de las mentiras que existen,

ya que la definición corta que hacemos de nosotras mismas muchas veces encierra la mentira más integral, debe ser que soy un tío super-híper-rekete-raro, y todas las personas que conducen en sentido contrario son personas super-híper-rekete-cuerdas,

cuerdas y sanas, a más no poder,

y en eso estoy, charlando con Silvia, y me enseña esta imagen, acompañada por esta frase de Jiddu, como Yoda, o así, tan chula, “no es saludable estar adaptado a una sociedad profundamente enferma”,

que me deja pensativo, va a ser que sí.

   así lo vimos…

en mi descargo, y para un consuelo que no sé si va a existir en esta vida, el chico normal, que lo intentó, se ha convertido en un tipo raro rarísimo, un auténtico inadaptado,

por fortuna hay bandas a las que me voy sumando, bandas de change-makers, les llaman, gestores del cambio, a ver si esta sociedad tan profundamente lo que sea va cambiando poco a poco,

ahora que la ilusión de que cambie rápidamente ha des-aparecido, y va cambiando a mejor, que para cambiar en el sentido que a veces observamos mejor pedimos la cuenta y salimos corriendo,

lástima que no sé dónde está la puerta de salida.

Si te fijas en el dedo de Jiddu tal vez te equivocas, a primera instancia parece que es el gesto del perseguidor. Si profundizas en su mirada puedes encontrarte con el gesto de Yoda, que viene a decir al discípulo,

observa, observa, observa el mundo a tu alrededor,

y en tu interior,

si sigues profundizando tal vez te encuentras con el gesto de E.T., el de mi casa,

ese maravilloso extra-terrestre que nos acompañó en su día de la mano de Spielberg, un productor de cine que alterna éxitos de un tipo, tiburón, con éxitos de otro tipo, Parque Jurásico, y tal y tal,

un dedo el de Jiddu – Yoda – E.T. que nos acompaña desde una mirada mansa, suave, amorosa, compasiva, una mirada que no juzga, que nos acompaña, que nos acepta tal como somos, normalitos y súper-raritas,

y que nos anima en este proceso bueno, bonito y verdadero, que es la vida,

observa, observa, observa el mundo a tu alrededor,

y en tu interior.

7 emociones es el punto de partida de un viaje en el que integramos un poco de teoría U, con los cuatro reinos, y la escucha y conversación que les son propias, para desarrollar el campo de la atención y de la observación,

y en el que aprovechamos para integrar también un poco de análisis transaccional, el mal trato que vive alrededor nuestro, y en nuestro interior, un mal trato que puede mudar a buen trato,

y en ese punto nos encontramos, promoviendo una 3ple observación, que toma forma en las 3 escuchas y la app escuchar es amar, con la ayuda de Jiddu, de Yoda, de E.T., y en un proceso de desarrollo consciente, por medio de el 3ple camino,

un camino en el que tú también nos puedes acompañar.

la teoría U promueve un proceso de transformación personal y social, que cuenta con 3 fases, la primera de las cuales ya la hemos comentado en las líneas anteriores, ahí va otra vez,

observa, observa, observa.

Las personas se conocen a sí mismas en la medida que conocen el mundo,

se conocen a sí mismas sólo dentro del mundo,

y conocen  el mundo sólo dentro de sí mismas.

Cualquier objeto, bien contemplado, abre un nuevo órgano de percepción en nosotras.

Johann Wolfgang von Goethe

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

cuidado, se busca

encuentro con sorpresa un cartel a la entrada de mi casa, un cartel de se busca, en el que se busca casa, un cartel que no tiene nada de significativo si no contemplamos cómo ha cambiado la cosa en estos últimos 10 años,

o un par de años más, para tener una foto del escenario posterior al desplome inmobiliario frente al escenario anterior, el de la burbuja inmobiliaria, en el que todo se compraba y vendía con absoluta facilidad,

y en el que el crédito circulaba por doquier, de una forma bestial e irresponsable, una etapa en la que las entidades financieras no sólo te dan el valor del 100% de una vivienda sobrevalorada,

sino que te dan un poco de dinero más, para las escrituras, para la reforma, y para un coche, y te animan a meterte un poco más adentro, hasta las trancas o hasta las barrancas, ya me imagino que hay quien pensará que estoy exagerando,

sí, tal vez exagero,

pero me alegro de que hoy en día haya una persona en este territorio que, 1 – 2 – 3, el mundo al revés, tiene crédito aprobado para una casa que todavía no conoce, y que no sabe si quiere comprar.

   así lo vimos…

y me pregunto qué mundo es más razonable, aquel en el que tienes un proyecto para el que buscas financiación, o aquel en el que tienes financiación para un proyecto por definir, y mira que me estoy encontrando también con este caso.

me acuerdo de una escena en esa etapa de la burbuja inmobiliaria, llorando en un banco cerca de la ribera de Manzanares, en el centro de Madrid, una casa que nos gusta y que cuadra con nuestras posibilidades económicas se acaba de ir,

publicada ayer en idealista, una persona ha dado la señal antes que nosotras, una señal que puedes dar a sabiendas que el banco te va financiar la operación, mira por dónde las cosas ahora parecen funcionar de otra forma,

puedes tener la casa y el banco te niega una y otra vez la financiación, y resulta que hoy lloramos por una cosa como ayer llorábamos por otra, y me imagino ese cliente con crédito aprobado en la circunstancia hipotética en la que no encuentra una casa,

si va a ser que siempre hay un motivo para llorar.

el color violeta representa en 7 emociones el hacer conjunto, el color de la alegría, una emoción que no es la contraria de la tristeza, qué raro es este mundo, en el que nos han enseñado tantas cosas, 1 – 2 – 3, al revés,

en el que cada uno entiende cada cosa de aquella manera, muchas veces dependiendo de cómo le va en la feria, y encuentra fuera confirmaciones de su particular forma de ver el mundo, así soy, así se refleja alrededor mío la realidad.

el ser humano, ese bicho raro que siempre busca mejorar su situación de vida, son cosas del afán de superación, tan propio de la especie, a veces busca cosas bien raras, en mi barrio un cliente con crédito aprobado busca casa,

y en el que cada quien busca lo que busca, a veces buscamos algo, en un plano más material, en un plano más espiritual, para el bien estar personal o para el bien estar de la comunidad,

en este mundo tan completito en el que hemos decidido vivir, tú seguramente también buscas algo, ¿tal vez pareja, crédito, clientes, tranquilidad interior, nuevos desafíos, cobijo, ser parte de una tribu, una persona que te entienda, proyecto de vida?

así es la vida, en este mundo tan bueno, bonito, verdadero, en el que hemos decidido vivir, en una incesante búsqueda, en la materia y en el desarrollo espiritual, personas preciosas, radiantes, que buscan acercarse a la luz.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

cuando sabemos a qué jugamos

cuando comprendemos la cosa, aunque sea tan banal como el fútbol, nuestra vida cambia, y normalmente a mejor, es lo bueno de la comprensión, que juega a nuestro favor,

y en eso estoy, leyendo artículos de opinión relacionados con la eliminación de España del mundial, y me topo con este artículo que se me antoja especialmente bueno, en el que se explica la regresión de España,

del tiki-taka al Isco-sistema,

un artículo en el que, aparte de la explicación de la involución del esquema que plantea Luis Aragonés, con el que somos campeones de Europa, mantiene del Bosque, campeones del mundo, y va derivando en el tiempo,

un poco con del Bosque, otro poco con Lopetegui, y a marchas forzadas con Hierro, una evolución que tiene su caricatura más evidente en el partido de los 1000 pases, está claro que a esa altura del viaje ya no sabemos a qué jugamos,

un artículo en el que me quedo con una anécdota de la etapa de Luis Aragonés, cuando tras ganar 4-1 a Rusia, unos periodistas le entrevistan, y lejos de colgarse medallas y de vanagloriarse, la jugada fácil, la más normal de las repuestas,

responde que no le ha gustado lo que ha visto en el partido, demasiado desplazamiento largo, y él no ha puesto a jugar a los bajitos para que hagan esto, Luis en estado puro, siempre tan franco y directo en sus opiniones y en sus respuestas,

y me queda claro qué diferente es saber a qué jugamos (la estrategia) y no tener del todo claro el fundamento de la historia, porque entendiendo la estrategia podemos acertar con los elementos que ponemos en juego y con la táctica,

y las piezas que ponemos a favor de nuestra partida, los bajitos o los altos, 3 aquí y 3 allá o uno al fondo para despistar, y sabemos si vamos a dar prioridad a nuestro juego o vamos a responder, y cómo, al fuego enemigo,

quizás todo esto es lo que los analistas ven y los aficionados perdemos en la jugada, qué interesante es comprender los fundamentos de la cosa, fundamentos que aplican en nuestro desarrollo personal y profesional,

en el fútbol, en la oficina y en casa, y que nos permiten entender, más con el paso del tiempo, por qué aquí nos fue tan bien, y por qué en esta otra situación no nos podía ir mejor.

   así lo vimos…

tiro de retrospectiva y enlazo con un post de este blog, aquí manda usted, que se apoya en una entrevista con Xavi, titulada “Míster, nunca fuimos japoneses”, en el que surgen otras cuantas anécdotas preciosas de Luis Aragonés,

un tipo franco que sabe a qué quiere jugar, en este artículo de opinión en el que entresaco 3 perlas buena parte de todo lo bueno que va a hacer,

“Usted y yo sabemos que la pelota corre más que ellos. Y que la tocamos mejor que ellos”

“Voy a poner a los buenos, porque son tan buenos que vamos a ganar la Eurocopa”

“ésa es la clave, Xavi, saber a qué queremos jugar”

una generación de jugadores bajitos, Xavi, Iniesta, Senna, Cazorla, Silva, está a punto de des-aparecer, casi sólo nos queda Silva, aunque todo parece indicar que hay algún bajito nuevo, como es el caso de Isco, Thiago, Lucas Vázquez, Marco Asensio,

si bien no sabemos si nos van a traer a un entrenador alto, para que juguemos como juegan Suecia, Suiza, Alemania, que un día no tan lejano quiso jugar como España, un entrenador que hable japonés o ruso, o un entrenador gordito.

no sé por qué no me imagino a Luis tapándose la boca al hablar para que no le lean los labios, tan dado como era a decir verdades como puños.

en el fondo de la U dos preguntas nos esperan, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, dos preguntas que tienen todo que ver con este juego que desarrollamos en nuestras vidas, qué bueno cuando tenemos claro ese juego.

la comprensión, representada por el azul índigo, es la emoción del ajá, ese imperceptible ajá que no tiene una correspondencia con un gesto en la cara, por eso, y por lo infrecuente, es nuestra emoción más oculta, más remota, más inescrutable,

y quién sabe si más interesante.


7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.