observa, observa, observa

en este año tan exacerbado, tan rarito, observamos extrañas situaciones alrededor nuestro, que en algún caso podríamos relacionar con procesos de inconsistencia de las relaciones en los grupos, y entre personas,

extrañas situaciones que por repetidas me animan a pensar si no seré yo el rarito, y me acuerdo de un tiempo lejano en el que me defino como un tipo normal, lo cual posiblemente sea la mayor de las mentiras que existen,

ya que la definición corta que hacemos de nosotras mismas muchas veces encierra la mentira más integral, debe ser que soy un tío super-híper-rekete-raro, y todas las personas que conducen en sentido contrario son personas super-híper-rekete-cuerdas,

cuerdas y sanas, a más no poder,

y en eso estoy, charlando con Silvia, y me enseña esta imagen, acompañada por esta frase de Jiddu, como Yoda, o así, tan chula, “no es saludable estar adaptado a una sociedad profundamente enferma”,

que me deja pensativo, va a ser que sí.

   así lo vimos…

en mi descargo, y para un consuelo que no sé si va a existir en esta vida, el chico normal, que lo intentó, se ha convertido en un tipo raro rarísimo, un auténtico inadaptado,

por fortuna hay bandas a las que me voy sumando, bandas de change-makers, les llaman, gestores del cambio, a ver si esta sociedad tan profundamente lo que sea va cambiando poco a poco,

ahora que la ilusión de que cambie rápidamente ha des-aparecido, y va cambiando a mejor, que para cambiar en el sentido que a veces observamos mejor pedimos la cuenta y salimos corriendo,

lástima que no sé dónde está la puerta de salida.

Si te fijas en el dedo de Jiddu tal vez te equivocas, a primera instancia parece que es el gesto del perseguidor. Si profundizas en su mirada puedes encontrarte con el gesto de Yoda, que viene a decir al discípulo,

observa, observa, observa el mundo a tu alrededor,

y en tu interior,

si sigues profundizando tal vez te encuentras con el gesto de E.T., el de mi casa,

ese maravilloso extra-terrestre que nos acompañó en su día de la mano de Spielberg, un productor de cine que alterna éxitos de un tipo, tiburón, con éxitos de otro tipo, Parque Jurásico, y tal y tal,

un dedo el de Jiddu – Yoda – E.T. que nos acompaña desde una mirada mansa, suave, amorosa, compasiva, una mirada que no juzga, que nos acompaña, que nos acepta tal como somos, normalitos y súper-raritas,

y que nos anima en este proceso bueno, bonito y verdadero, que es la vida,

observa, observa, observa el mundo a tu alrededor,

y en tu interior.

7 emociones es el punto de partida de un viaje en el que integramos un poco de teoría U, con los cuatro reinos, y la escucha y conversación que les son propias, para desarrollar el campo de la atención y de la observación,

y en el que aprovechamos para integrar también un poco de análisis transaccional, el mal trato que vive alrededor nuestro, y en nuestro interior, un mal trato que puede mudar a buen trato,

y en ese punto nos encontramos, promoviendo una 3ple observación, que toma forma en las 3 escuchas y la app escuchar es amar, con la ayuda de Jiddu, de Yoda, de E.T., y en un proceso de desarrollo consciente, por medio de el 3ple camino,

un camino en el que tú también nos puedes acompañar.

la teoría U promueve un proceso de transformación personal y social, que cuenta con 3 fases, la primera de las cuales ya la hemos comentado en las líneas anteriores, ahí va otra vez,

observa, observa, observa.

Las personas se conocen a sí mismas en la medida que conocen el mundo,

se conocen a sí mismas sólo dentro del mundo,

y conocen  el mundo sólo dentro de sí mismas.

Cualquier objeto, bien contemplado, abre un nuevo órgano de percepción en nosotras.

Johann Wolfgang von Goethe

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

cuidado, se busca

encuentro con sorpresa un cartel a la entrada de mi casa, un cartel de se busca, en el que se busca casa, un cartel que no tiene nada de significativo si no contemplamos cómo ha cambiado la cosa en estos últimos 10 años,

o un par de años más, para tener una foto del escenario posterior al desplome inmobiliario frente al escenario anterior, el de la burbuja inmobiliaria, en el que todo se compraba y vendía con absoluta facilidad,

y en el que el crédito circulaba por doquier, de una forma bestial e irresponsable, una etapa en la que las entidades financieras no sólo te dan el valor del 100% de una vivienda sobrevalorada,

sino que te dan un poco de dinero más, para las escrituras, para la reforma, y para un coche, y te animan a meterte un poco más adentro, hasta las trancas o hasta las barrancas, ya me imagino que hay quien pensará que estoy exagerando,

sí, tal vez exagero,

pero me alegro de que hoy en día haya una persona en este territorio que, 1 – 2 – 3, el mundo al revés, tiene crédito aprobado para una casa que todavía no conoce, y que no sabe si quiere comprar.

   así lo vimos…

y me pregunto qué mundo es más razonable, aquel en el que tienes un proyecto para el que buscas financiación, o aquel en el que tienes financiación para un proyecto por definir, y mira que me estoy encontrando también con este caso.

me acuerdo de una escena en esa etapa de la burbuja inmobiliaria, llorando en un banco cerca de la ribera de Manzanares, en el centro de Madrid, una casa que nos gusta y que cuadra con nuestras posibilidades económicas se acaba de ir,

publicada ayer en idealista, una persona ha dado la señal antes que nosotras, una señal que puedes dar a sabiendas que el banco te va financiar la operación, mira por dónde las cosas ahora parecen funcionar de otra forma,

puedes tener la casa y el banco te niega una y otra vez la financiación, y resulta que hoy lloramos por una cosa como ayer llorábamos por otra, y me imagino ese cliente con crédito aprobado en la circunstancia hipotética en la que no encuentra una casa,

si va a ser que siempre hay un motivo para llorar.

el color violeta representa en 7 emociones el hacer conjunto, el color de la alegría, una emoción que no es la contraria de la tristeza, qué raro es este mundo, en el que nos han enseñado tantas cosas, 1 – 2 – 3, al revés,

en el que cada uno entiende cada cosa de aquella manera, muchas veces dependiendo de cómo le va en la feria, y encuentra fuera confirmaciones de su particular forma de ver el mundo, así soy, así se refleja alrededor mío la realidad.

el ser humano, ese bicho raro que siempre busca mejorar su situación de vida, son cosas del afán de superación, tan propio de la especie, a veces busca cosas bien raras, en mi barrio un cliente con crédito aprobado busca casa,

y en el que cada quien busca lo que busca, a veces buscamos algo, en un plano más material, en un plano más espiritual, para el bien estar personal o para el bien estar de la comunidad,

en este mundo tan completito en el que hemos decidido vivir, tú seguramente también buscas algo, ¿tal vez pareja, crédito, clientes, tranquilidad interior, nuevos desafíos, cobijo, ser parte de una tribu, una persona que te entienda, proyecto de vida?

así es la vida, en este mundo tan bueno, bonito, verdadero, en el que hemos decidido vivir, en una incesante búsqueda, en la materia y en el desarrollo espiritual, personas preciosas, radiantes, que buscan acercarse a la luz.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

cuando sabemos a qué jugamos

cuando comprendemos la cosa, aunque sea tan banal como el fútbol, nuestra vida cambia, y normalmente a mejor, es lo bueno de la comprensión, que juega a nuestro favor,

y en eso estoy, leyendo artículos de opinión relacionados con la eliminación de España del mundial, y me topo con este artículo que se me antoja especialmente bueno, en el que se explica la regresión de España,

del tiki-taka al Isco-sistema,

un artículo en el que, aparte de la explicación de la involución del esquema que plantea Luis Aragonés, con el que somos campeones de Europa, mantiene del Bosque, campeones del mundo, y va derivando en el tiempo,

un poco con del Bosque, otro poco con Lopetegui, y a marchas forzadas con Hierro, una evolución que tiene su caricatura más evidente en el partido de los 1000 pases, está claro que a esa altura del viaje ya no sabemos a qué jugamos,

un artículo en el que me quedo con una anécdota de la etapa de Luis Aragonés, cuando tras ganar 4-1 a Rusia, unos periodistas le entrevistan, y lejos de colgarse medallas y de vanagloriarse, la jugada fácil, la más normal de las repuestas,

responde que no le ha gustado lo que ha visto en el partido, demasiado desplazamiento largo, y él no ha puesto a jugar a los bajitos para que hagan esto, Luis en estado puro, siempre tan franco y directo en sus opiniones y en sus respuestas,

y me queda claro qué diferente es saber a qué jugamos (la estrategia) y no tener del todo claro el fundamento de la historia, porque entendiendo la estrategia podemos acertar con los elementos que ponemos en juego y con la táctica,

y las piezas que ponemos a favor de nuestra partida, los bajitos o los altos, 3 aquí y 3 allá o uno al fondo para despistar, y sabemos si vamos a dar prioridad a nuestro juego o vamos a responder, y cómo, al fuego enemigo,

quizás todo esto es lo que los analistas ven y los aficionados perdemos en la jugada, qué interesante es comprender los fundamentos de la cosa, fundamentos que aplican en nuestro desarrollo personal y profesional,

en el fútbol, en la oficina y en casa, y que nos permiten entender, más con el paso del tiempo, por qué aquí nos fue tan bien, y por qué en esta otra situación no nos podía ir mejor.

   así lo vimos…

tiro de retrospectiva y enlazo con un post de este blog, aquí manda usted, que se apoya en una entrevista con Xavi, titulada “Míster, nunca fuimos japoneses”, en el que surgen otras cuantas anécdotas preciosas de Luis Aragonés,

un tipo franco que sabe a qué quiere jugar, en este artículo de opinión en el que entresaco 3 perlas buena parte de todo lo bueno que va a hacer,

“Usted y yo sabemos que la pelota corre más que ellos. Y que la tocamos mejor que ellos”

“Voy a poner a los buenos, porque son tan buenos que vamos a ganar la Eurocopa”

“ésa es la clave, Xavi, saber a qué queremos jugar”

una generación de jugadores bajitos, Xavi, Iniesta, Senna, Cazorla, Silva, está a punto de des-aparecer, casi sólo nos queda Silva, aunque todo parece indicar que hay algún bajito nuevo, como es el caso de Isco, Thiago, Lucas Vázquez, Marco Asensio,

si bien no sabemos si nos van a traer a un entrenador alto, para que juguemos como juegan Suecia, Suiza, Alemania, que un día no tan lejano quiso jugar como España, un entrenador que hable japonés o ruso, o un entrenador gordito.

no sé por qué no me imagino a Luis tapándose la boca al hablar para que no le lean los labios, tan dado como era a decir verdades como puños.

en el fondo de la U dos preguntas nos esperan, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, dos preguntas que tienen todo que ver con este juego que desarrollamos en nuestras vidas, qué bueno cuando tenemos claro ese juego.

la comprensión, representada por el azul índigo, es la emoción del ajá, ese imperceptible ajá que no tiene una correspondencia con un gesto en la cara, por eso, y por lo infrecuente, es nuestra emoción más oculta, más remota, más inescrutable,

y quién sabe si más interesante.


7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

yo soy el seleccionador de la España que pudo haber sido

consumado ya el fiasco de la España que pudo haber sido campeona del mundial 2018, nadie sabe qué pudo haber pasado con esta selección que estaba siendo liderada con acierto por Lopetegui,

esta España que iba por el cuadro fácil de Rusia, Croacia, Suecia o Inglaterra, un cuadro que puede acercarte de una forma aparentemente fácil, luego hay que recorrer el camino, a la final del mundial 2018,

esta España que podría haber sido campeona del mundo por segunda vez, y en cuyo desaguisado final yo veo a un responsable principal en Lopetegui, no es el que ofrece un sobre el último responsable, sino el que lo acepta,

otra cosa bien diferente es que ofrezcas un caramelo, y se lo ofrezcas a un menor de edad, con una conciencia en proceso de desarrollo, en ese caso el que ofrece el caramelo es el mayor responsable, pero ése no es el caso,

consumado ya el fiasco de la España que puedo haber sido, de la mano de Lopetegui, nunca sabremos que habría sido, ya que no es lo mismo trabajar con un grupo de personas en su momento cumbre que cuando la batería se ha descargado,

y todo parece indicar que los mejores muchas veces llegan al final de temporada con las baterías descargadas, con un exceso de partidos, de kilómetros y de tensión, no hay más que ver a Ronaldo, a Messi, a Silva, tan pesados y densos,

y a Neymar, tan ligerito, tras unos meses de lesión, un aparente problema con tu club que te permite llegar a tu segundo empleo (la selección) como una rosa, es que a todas nos sientan bien, llegado el verano, un rato de vacaciones,

consumado ya el fiasco de la España que pudo haber sido, me llama la atención el curso de la carrera de este profesional del balón, y cómo le va a pesar, o no, esta historia en su carrera,

y cómo le va a devorar, o no, la maquinaria de tragar entrenadores que es el Real Madrid, la gran oportunidad de su carrera deportiva, que no ha podido rechazar, un auténtico caramelito… envenenado,

y cómo va a derivar tras el éxito o fracaso que se avecina, y ahí sí que vamos a poder ver si a la tercera Champions consecutiva se suma la cuarta, si hay liga o no hay liga, si el Madrid Real vuelve a ganar algún día la copa del rey,

y lo que es más importante, cómo deriva la carrera de un entrenador que llega al club más grande de la historia del fútbol, la verdad es que yo no daba un duro por Zinedine Zidane, y mira por dónde todo parece que me he vuelto a equivocar.

   así lo vimos…

en este proceso de curiosidad abierta, open mind, observo con atención una sociedad que, por medio de las personas que ocupan las carteleras y el foco, se mueve con base en principios, cada cual tiene los suyos,

la lealtad, la perseverancia, la honradez, la autenticidad, la congruencia, la familia o el dinero, en verdad hay tantos, y cuando unos nos hacen flaquear son otros los que nos llevan adelante,

tal vez por eso sea difícil llegar a ninguna conclusión científica, creo que ni lo busco ni lo voy a conseguir, si acaso me voy fijando en qué hacen y cómo lo hacen ciertas personas que para mí son un ejemplo, y qué resultados obtienen,

y qué pasa con la vida de las personas del otro grupo, personas que no son precisamente mi ejemplo en esta vida, tan buena, tan bonita, tan verdadera, que hemos elegido vivir.

mientras observo esta imagen de archivo, Lopetegui sonriente con el pulgar en alto, con gesto abierto y ganador, desaliñado y pirata, todo depende de la mirada, con el escudo nacional y la estrella, una estrella lo adorna, no dos ni tres,

una, no un montón,

una estrella que es reflejo de la historia, relativamente reciente, no de mi aportación personal, una estrella de la que soy depositario, me pregunto qué habría hecho yo con el caramelito envenenado y con mi gran oportunidad,

porque obras son amores, y no buenas razones.

en el ejercicio de observar el hecho particular y al individuo, sus actos y las consecuencias que traen, a veces, nos olvidamos de observar el grupo, el equipo, la comunidad en su conjunto,

tal vez estamos muy adiestrados, demasiado, en la mirada que se centra en lo individual, en vez de en el sistema, que nos da otra información del nivel de salud o de enfermedad en el que estamos inmersas,

tal vez sea también interesante observar en el tiempo la evolución del sistema mayor, algo que tiene, por las numerosas variables que le afectan, por eso seguramente no lo miramos más, un grado mucho mayor de complejidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

a veces nos volvemos transparentes

tras el partido que clasifica a España de forma agónica en el mundial, más allá de la fase de grupos, leo un par de artículos de opinión, de los que uno me llama especialmente la atención,

éste en el que Cañizares habla de la transparencia, y nada más duro para un equipo de fútbol que su portero se convierta en un ente transparente, seguramente es un buen momento, no va a haber otro mejor, para que le dé el relevo a Kepa,,

y sigo leyendo, él también le quitaría a Carvajal, otro que no está, seguramente Azpilicueta daría un poco más de nervio y llegada al lateral derecho, en la línea de la defensa, segundo cambio, yo en este puesto me quedo con Odriozola,

Koke y Saúl en detrimento de Silva e Iniesta, que podrían aparecer frescos para cambiar tendencias, le darían un poco más de consistencia al equipo, desde el centro del campo, ya vamos cuatro,

y Iago Aspas sería a día de hoy su delantero centro titular, en detrimento de Diego Costa, coincido plenamente en los 5 cambios que sugiere Cañizares, o casi, yo barrería del equipo a Thiago, y le daría su sitio a Iago, dejando a Diego,

para asustar desde la presencia de 2 delanteros, como en su día jugamos con Villa y Torres, una doble presencia molesta y atemorizante, con pegada, si es que España quiere ir a otro sitio en este mundial.

así lo vimos…

el agua es una de las cosas que existen en este mundo que es transparente, más en algunas circunstancias que en otras, en el agua viven nuestras emociones, y es bueno entender el componente energético de la emoción,

tal vez sea interesante buscar en el vestuario para encontrar un par o tres de compañeros que anímicamente (en el plano emocional) no están tan tocados en estas fechas,

tal vez Kepa, tal vez Odriozola, tal vez Nacho y Saúl, tal vez Koke,

seres que están ahí aunque no les veamos todos los días, como el agua que acompaña la foto de hoy, está ahi, es consustancial con la vida, y sin embargo no la vemos, la hemos dejado de sentir.

es lo que le pasa al pez, que por alguna extraña razón ha dejado de ver el agua.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

los sueños (Chambao) sueños son

y un día cualquiera, metidos como estamos en medio del verano, nuestro espíritu se simplifica, y se deja sentir, y se queda a gusto, acompañado por una canción, y ya está, y además es así…

 o así lo vimos

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, sí, somos responsables de nuestras emociones, y en la medida que entendemos la energía de nuestra emoción, construimos respuestas emocionales cada vez más energéticas,

en espirales ascendentes, que desarrollan nuestro contacto con la materia (la tierra) y el espíritu (sería muy sencillo asimilarlo con el cielo o el aire, creo que es un poco más sutil),

un modelo que se inspira en la teoría U de Otto Scharmer, porque es fundamental el concepto de dejar ir, y de dejar venir, y el tránsito del ego al eco, sí, y de los sistemas basados en el ego a los eco – sistemas,

en los que la relación del ser humano con la tierra (el ser mineral), con las plantas (los seres vegetales), con los animales (los seres animales) y con otras personas, de nuestra misma especie, es más sana,

un modelo que se inspira en la teoría del color de Goethe, porque Goethe nos regala la visión energética de la cosa, el baile de luz y oscuridad, luz focal de sol y luz difusa de infinito en continuo equilibrio y tránsito,

un modelo que compartimos, porque la cultura nace para ser compartida, para llegar a más y más personas, para cambiar poco a poco nuestra forma de pensar, de sentir, de hacer, ojalá de una forma un poco más congruente,

y todo eso lo traducimos en una frase, que se convirtió en mantra en nuestras entradas, que va casi siempre al final.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por le teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

si no lo has leído, te animamos a leerlo este verano.

7 emociones es un modelo que tiene en su centro la energía del amor, una energía que no intentamos explicar, pero que tiene algo que ver con la intención desde la que hacemos las cosas,

y crece este año con una pregunta, para ti, ¿qué es amar?,

una pregunta que compartimos contigo,

y que se convierte en proyecto, por medio de una de las muchísimas respuestas que nos mueven, para mí escuchar es amar, qué le vamos a hacer, y desarrollamos, o estamos en vía de desarrollar escuchar es amar (la app),

un proyecto en el que ojalá podamos avanzar en este tiempo entre costuras.

 si has leído 7 emociones y no lo has compartido, te animamos a compartirlo, porque compartir también es amar.

el juego de los pares (pensando la app)

pensando la app escuchar es amar, tal vez el dinero que hemos conseguido en el proceso de financiación social no es suficiente para lo que queremos, empiezo a cambiar los números por los conceptos,

y empiezo a pensar cómo se transforman la escucha de campo (4 reinos para los 4 niveles del campo) en algo más sencillo, y convertimos la escucha y la conversación en un tema dual,

en el que  hacemos una diferencia entre los dos niveles inferiores (la piedra y el vegetal, la no escucha y el debate) frente a los dos niveles superiores (la conversación empática y la generativa, niveles a los que queremos acercarnos),

y empezamos a manifestar las emociones, 7, en su modo más sencillo, desde esa conciencia dual,

el miedo en su vertiente positiva, que la tiene, ya que me ayuda a establecer límites, cuando alguien me invade mi territorio, y en su vertiente negativa, que conocemos más que de sobra, el miedo que me paraliza, estoy aquí o estoy allá,

para seguir con el resto de las emociones, la tristeza y la rabia, para completar las 3 de tierra, el orgullo, la comprensión y la alegría, las 3 del espíritu, hasta cubrir las 7 emociones, con la ayuda del amor, nuestra mejor intención,

y hacemos algo parecido en el buen trato y el mal trato, donde identificamos 2 pares,

el triángulo de Karpman, el ser en la sombra, con las figuras del perseguidor, la víctima, el salvador, 3 figuras que nos tienen atados a la nada más absoluta, por medio de la crítica y la queja,

y la evolución positiva de este triángulo, una evolución en la que empiezan a florecer el adulto (frente al perseguidor), el niño (frente a la víctima), y la madre protectora (frente a la salvadora), y donde florecen el agradecimiento y el pensamiento positivo,

dos triángulos bien diferentes, el triángulo exterior, porque en la queja y en la crítica todo lo malo está fuera, y el triángulo interior, porque el amor, el agradecimiento, una palabra y un gesto amable siempre salen de nuestro interior,

y empiezo a sentir este juego dual en el que podemos desarrollar la conciencia, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, no se trata de obtener grandes estadísticos, tal vez un poco de conciencia, día a día, de dónde estoy,

y hacia dónde quiero encaminarme, porque nuestra energía sigue a nuestra atención.

   así lo vimos…

en este enfoque de escuchar es amar, los números y las estadísticas pierden buena parte de su protagonismo, y empiezo a pensar en otra forma de esta aplicación, tal vez más educativa, tal vez más sencilla de desarrollar,

en la que el juego de duales puede acompañarse por imágenes, la nueva generación vive de imágenes, y por frases de resumen, o lemas, más fáciles de retener, y seguramente de integrar.

hoy agradezco que el dinero que hemos recabado en el proceso de financiación social de escuchar es amar (la app) sea el que es, y no mucho más, un dinero que tal vez nos sirve para desarrollar un concepto diferente de app.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

aprendiendo a leer la energía (con la ayuda de los Simpson)

metido en este mundial como en ningún otro, me topo con un vídeo sorprendente, en el que los Simpson predicen la final del mundial 2018, entre la actual campeona de Europa, Portugal, y México, una auténtica outsider,

y no puedo sino sonreír, quién nos iba a decir que alguien le diese la más mínima oportunidad a México al comenzar el torneo, me gustaría revisar las probabilidades que les daban las máquinas, qué pena que no las encuentro,

y contacto con Gorka, mi hijo, que vive en la actualidad en México, y me imagino el buen ambiente que va a disfrutar estos días, hoy, segunda jornada, a las 5 de la tarde, tras ganar a Alemania, actual campeona del mundo, en el partido previo,

creo que es la primera vez que México le gana a Alemania en un mundial, y además jugando bien, quién sabe si un día de estos pueda ver ese partido, que marca un antes y un después en la historia de un país, a nivel deportivo,

y el primer paso de un camino que nadie podría haber predicho, salvo los Simpson, de la misma forma que “adivinan”, por llamarlo de alguna forma, el atentado contra las gemelas, o la presidencia de Donald Trump,

tal vez empiezo a cambiar mi impresión respecto a esta serie de dibujos animados para adultos, tan ácida, y empiezo a leer entre las líneas de la energía que destila, porque esta vida es más sencilla cuando aprendemos a leer la energía.

   así lo vimos…

reviso el cuadro del mundial y es factible que México y Portugal coincidan en la final, para lo cual hay dos posibilidades, que México sea primera de su grupo, el F, y que Portugal sea segunda del suyo, el B, o al revés, segunda y primera,

y en ambos casos, para que eso se produzca, México le gana a España en la semifinal, no sería mala noticia, si no hemos caído antes, como poco somos cuartas, y jugamos el partido del perdedor, en la peleíta por el bronce, contra no sé qué selección,

que los Simpson no llegan a predecir todo el cuadro del mundial.

no teniendo ni idea de cuál es la más improbable de estas 3 predicciones para ti,

  1. un atentado tumba las 2 torres gemelas,
  2. Trump es presidente de los Estados Unidos de América,
  3. México y Portugal disputan la final del mundial de fútbol,

las dos primeras ya son historia universal, no sé lo que vas a hacer tú, que yo me voy a poner a animar a México ya.

en este mundo tan material, en el que nos han contado que es tan importante pensar y hacer, dos manifestaciones de la voluntad dura, la emoción desterrada quién sabe dónde, seguramente en la maleta de las cosas sutiles,

nos olvidamos muchas veces de las manifestaciones energéticas de la cosa, E=mc2, somos energía, y estamos en mantillas en nuestros niveles de comprensión, presente – pasado – futuro, universos paralelos, realidades paralelas,

y no queremos reconocer que hay gente que sabe leer la historia del universo, todo está escrito en los registros akáshikos, la historia del ayer y del mañana, la historia de siempre, qué pena que la wiki no tiene una entrada todavía, o no la encuentro,

a ver si Eva y Fernando se apuntan, ellos ya han aprendido a leer, qué envidia, y me ayudan como editores de esta entrada, y seguimos complementando estas líneas, que no están mal para empezar,

Los registros akásicos o registros akáshicos son una especie de memoria de todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos que estaría registrada en el éter. Allí se almacenaría todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos y todos los conocimientos del universo.

qué le vamos a hacer, mientras aprendo a leer akáshicos tal vez me apunto a ver los Simpson, y vuelvo a ver el mundial con una nueva curiosidad, ¿quién va a eliminar a Alemania, Argentina, España, Brasil, Bélgica para que se dé esta final?

7 emociones es un modelo emocional que entiende el nivel energético del universo, del ser humano, y los puentes que existen entre el ser y la materia, el mundo del ser y del tener, y el baile de la luz y la oscuridad, con el ser humano presente, no hay dos sin 3,

algo que no vamos a intentar demostrar, qué absurdo intentar demostrar algo que la contraparte no quiere aceptar, mejor si lo experimentas, desde el campo de la observación prendida, ay, qué bonito es observar.

por cierto, ¿qué tal se te da eso de observar?, ¿mejor o peor que leer?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

entornos abiertos a la TRANSformación

en el proceso de hacerme presente para el viaje, que se despliega en torno a preguntas sencillas, ¿es bonito Donosti?, ¿tenemos tiempo para ir a Pamplona?, ¿Bilbao es diferente a esto?,

encadenamos una visita que va a completar el dibujo de la i griega vasca, Y, ya que entramos el lunes por la mañana por Victoria (sin visitar la ciudad) para llegar a Otalora, en el centro de la i griega vasca,

para visitar Donosti, al noreste de la i griega, para viajar a Algorta, la noroeste, desde donde hacemos un par de visitas / actividades y un poco de turismo, antes de la presentación el martes de este programa tan raro, al menos en nombre,

la magia de la TRANSformación (de memorias de escasez a enfoques abundantes),

tras la cual vamos de vuelta a Madrid, ya es miércoles de mañanita, y una pregunta nueva va a desplegar una actividad que no estaba prevista en la hoja de ruta, la visita a Bilbao, esa ciudad tan interesante, pequeña pero grande,

con una historia que se desarrolla en torno a un puerto y una ría, a un espíritu cerrado pero abierto, los vascos somos cerrados pero estamos abiertos, a la colaboración y a la mar, al extranjero, a otras culturas, a otras opiniones, con las que vamos a percutir,

porque no nos gusta que nos impongan nada, preferimos adoptar lo que nos gusta,

me hace gracia el comentario de Idoia Belasko, hay 17 formas en euskera de decir cabeza dura, sí, yo soy de esa cuadrilla que a veces se encastilla en una idea o en una forma de transmitir la cosa, aunque luego me lo piense,

y en esta visita que se despliega, no estaba en la hoja de ruta, déjame que insista, vamos a pasear desde el puente del ayuntamiento hasta el Guggenheim, y nos vamos a parar en la tienda del museo con un libro, TRANSformación,

un libro negro que habla de la vida de una ciudad y el arte, el arte lo cambia todo,

que muestra el antes y el después, cómo era Bilbao no hace tanto, en 1980, y cómo es ahora, y no puedo evitar quedarme tieso ante una imagen del puente de Deusto, en el que los trabajadores de la naval montan una algarada cada mañana,

en una conversación no siempre amable con los antidisturbios, que no aceptan de buen grado que prendan neumáticos a lo largo del puente, impidiendo el paso del tráfico rodado, y en buena medida la circulación tranquila de los viandantes,

sí, yo viví esos fuegos y esas peleas, mientras cursaba ingeniería junto a San Mamés, el tren no llegaba a la otra parte de la ría, a la otra parte de Bilbao, la parada estaba en Deusto, y pienso todo lo que ha cambiado esta ciudad en 30 años,

los 30 años que van a hacer desde que termino la carrera,

hoy el tren de cercanía se ha convertido en metro, los altos hornos en acería compacta, la naval en casi nada, la explanada para los contenedores del tren de mercancías son el actual Guggenheim, la naval es el palacio Euskalduna,

Bilbao es hoy una ciudad de servicios,

y observo la capacidad de estas gentes, duros de mollera como pocos, de conversación fuerte, llena de convicciones y valores, pero de mente abierta, en algún lugar ahí dentro hay una puerta siempre abierta a la innovación, a lo diferente,

a una pregunta, a lo que vive en ultramar, será que algo fluido, no sólo de monte y Pirineos vive el hombre y la sociedad vasca, algo de agua, también debe habitar en nuestro interior.

   así lo vimos…

en las fotos de este libro se observa el movimiento de dejar ir y de dejar venir que ha sufrido, sí, esta es la palabra, porque muchas veces el movimiento no es fluido, los cambios no los aceptamos de buen grado, esta pequeña gran urbe,

porque los trabajadores de la naval se resistieron, los trabajadores del metal se resistieron, toda la sociedad tuvo momentos de auténtica ansiedad, metida en una crisis de la que nos sabíamos si íbamos a salir,

es bonito ver hoy esta ciudad que ha experimentado un cambio tan profundo, desde el gris mortecino que nos regala la industria del carbón a estos colores alegres que empiezan a surgir por aquí y por allá,

paseos verdes, tranvías eléctricos, turistas de todos los orígenes, y no me puedo olvidar de ese tiempo en el que en el pueblo había un negro, y los niños nos parábamos a mirar al buen hombre con curiosidad,

¿sabes qué?, hoy he visto a un hombre negro, como el libro del Guggen, negro, que ahora me doy cuenta que también viene de más allá del mar.

en este proceso en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, la tensión que experimenta la sociedad en procesos de cambio me interpela, y pienso en el hombre negro,

que hoy se mezcla con mujeres amarillas, y personas de tez cobriza, deben ser pieles rojas, y personas más blancas que un folio, no sé cómo llamar a esta gente albina, ¿serán hombres blancos?,

y observo cómo el futuro emerge, no para de emerger a nuestro alrededor, y cómo la forma que todo lo disfraza, engañándonos a ratos, no permite que observemos con tranquilidad lo que duerme en nosotras, y se manifiesta desde nuestro interior,

ese yo soy tan potente que existe, vaya que sí existe, en cada persona, en cada grupo, en cada etnia, en cada ciudad, será por eso que el futuro emerge de diferentes formas en cada comunidad, en cada grupo y en cada ciudad.

el mundo emocional, el mundo que se transmite en nuestro agua interior, nos permite contactar con nosotras mismas, en un contacto que nos permite contactar con otras personas, de adentro hacia fuera, en procesos de empatía y de compasión,

y pienso que un día vamos a ofrecer viajes de exploración emocional, ojalá que también alguno que otro por Bilbao.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

el abrazo entre las negras y las blancas

en el proceso de despedida de este taller que han facilitado Mery y Alberto, con el Social Presencing Theatre como tema de desarrollo en el medio, nos preguntan qué nos llevamos del taller de vuelta a casa,

y vamos respondiendo de forma aleatoria, yo tengo apuntadas tres cosas que me llevo, todo parece indicar que me voy a saltar, una vez más, la norma, al igual que Ángel, mi compañero de la izquierda, que también hace trampa,

él también se lleva 3 cosas a casa,

en mi caso un baile, un abrazo y el fuego del centro, que calienta las preguntas que hacemos, y la pizza que se ha formado en estos dos días de cocción, a partir de los ingredientes que hemos aportado,

qué interesante el concepto del fuego, creo que lo voy a utilizar aquí y allá, el fuego que todo lo calienta, el fuego que acoge, el fuego purificador, que en última instancia todo lo reduce, del polvo venimos y en polvo nos convertiremos,

y siento cómo este baile me lo llevo en el cuerpo, de la misma forma que siento en el cuerpo el sábado por la noche la necesidad de bailar, a los sones de Buenavista Social Club, en un bar del centro histórico de Huesca, acompañado por Bernardo,

sí, tengo que rescatar un poco el baile en mi vida,

y un abrazo muy especial, que tiene que ver con la integración del mundo masculino y el femenino, siento que se está abriendo una brecha en España en torno al tema de género, un tema que yo me aplico en no obviar,

allá donde puedo lo introduzco o lo mento, es que en el fondo soy confrontador, sí, me encuentro a gusto interpelando a la gente, no rehuyo el conflicto, siento que a veces lo introduzco, y que me parece fundamental soportarlo,

y siento que es importante sostener el espacio para que lo nuevo emerja, sí, de la misma forma que es necesario sostener el conflicto cuando éste ha surgido, no lo hemos llamado, pero por una tontería u otra está ahí, acogotándonos,

qué bueno que de vez en cuando no lo esquivamos, le ponemos palabras, sentimientos y gestos, porque el conflicto que no se trata crece, de forma inevitable, es lo mismo que pasa con los árboles y los niños pequeños,

a veces se tuercen, y ya de mayorcitos es difícil enderezarlos, qué le vamos a hacer.

   así lo vimos…

en la ronda de despedidas finales, nos regalamos los abrazos de rigor, los rigurosos, y los del corazón, esos abrazos elegidos, unos pocos, a personas que han sido especialmente significativas en estos días,

por un intercambio sutil, una complicidad en una dinámica, una ayudita que surge en forma de ajá, y de una nueva comprensión de lo cosa, mira que esto no lo habría descubierto sin ti, y todas esas tonterías que pasan cuando entramos en relación.

en una de las despedidas finales, cruzo unas palabras con Jose, de vuelta hacia Madrid, no me he fijado en su camiseta hasta que me pongo a su lado, y observo esta manada de ovejas, las negras mirando hacia su lado, las blancas hacia el suyo,

4 elementos irredentos dentro del bando enemigo, casi todas alineadas en el gesto, alguna que otra jugando, el lobo, como casi siempre, disfrazado y escondido, pero visible para el ojo que observa,

no sé por qué esta imagen me recuerda que yo quiero suscitar, ya estoy totalmente convencido, es absolutamente necesario, la conversación de género, una de las brechas más candentes hoy en España, cuando sea que el futuro emerja.

el futuro emerge es un movimiento en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, y en los principios del liderazgo de la sociedad que viene, una sociedad que espero que sea más tolerante con el baile y los abrazos.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Nota de color (blanco y negro)

a todo esto, en la teoría de Goethe, el color surge del baile entre la claridad y la oscuridad, luz focal de sol y luz difusa de infinito, con el aparato perceptor del ser humano por medio, en este juego en el que el 3 también está presente.