ahí va, si ya es agosto

salimos de Madrid a dar un paseo por el cabo de Gata, ese espacio natural que tanto nos gusta, donde vamos a re-contactar con la naturaleza, las playas y las puestas de sol, quizás hacemos también algo de senderismo,

que no todo en la vida son cervezas y tapas,

y me doy cuenta que un año más, como casi todos, ha llegado agosto, ese mes tórrido, ilustrado con la paleta de los colores cálidos, rojo, naranja y amarillo, esos colores que introducen un baile en nuestro precioso mundo material,

en el mundo del tener.

   así lo vimos…

 

en el post de hoy de Leonardo Boff, leo un párrafo que entronca con el mundo del tener, que copio a continuación

Dar de comer nunca puede ser un gesto solamente asistencialista, sino de humanismo en grado cero. Juntos repetíamos con frecuencia: “este pan que tengo en mis manos es material; pero el pan que entrego al hambriento es también espiritual, pues va cargado de amor, de compasión, de humanidad y salva la vida”. 

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, un modelo en el que representamos las emociones en paralelo con los colores,

7 colores para entender el mundo, la paleta de los colores cálidos, la paleta de los colores fríos, que nos regalan el baile de la luz y la oscuridad,colores cálidos y fríos, ambos tan necesarios en este universo dual,

en el que estamos a punto de descubrir la energía del 3, con la ayuda del verde, ese color tan especial, que nos ayuda a realizar el puente entre el mundo del tener y el mundo del ser, desarrollo material y espiritual en nuestras vidas,

no está mal para empezar.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link

un pequeño ejercicio de recapitulación necesario (blogero o globero)

reviso por encima la actividad del blog de organizaciones con espíritu y corazón, con casi 1200 entradas publicadas, y otras 300 en borrador, que se quedaron en el camino,

y actualizo un apartado de un blog específico que creo para explicar ese programa que difundimos hace dos o 3 años ya en el mundo corporativo, organizaciones que encuentran y cuentan cuentos,

un programa que promueve una comunicación interna colaborativa,

comunicación coral desde la emoción, desde las personas, desde lo positivo,

una idea a la que aparentemente todavía no le ha llegado el tiempo, estamos muy enmarañados en la producción y en los resultados, ya sea de los negocios, de los productos, de la innovación, en una cultura de resultados,

en una concepción del mundo que desprecia sistemáticamente el proceso,

una propuesta a la que tal vez un futuro más próximo o más lejano ofrezca oportunidades nuevas, si tiene que ser será, y si no tiene que ser no va a ser, ni aunque te formes en la fila,

y reflexiono sobre 3 elementos que no tenemos documentados en la didáctica del cuentacuentos, 3 herramientas que hacen la diferencia, si nos ponemos prácticos, a aplicar en el desarrollo de este tipo de comunicación,

comunicación coral desde la emoción, desde las personas, desde lo positivo,

3 formas de mirar y estar en el mundo, si me dejas explicarlo de otra forma, que actualizamos en la web, bajo los títulos de “el zoom emocional”, “un mundo plagado de causualidades”, y “el gusto por lo pequeño”,

y respiro los 4 años que han pasado desde la constitución de organizaciones con espíritu y corazón, y la creación del blog asociado, y siento cómo hay que dejar correr el tiempo, para ver con distancia el sentido de lo que estamos haciendo,

en un ejercicio que tiene buena parte de recapitulación,

lo que he venido haciendo no estaba programado y planificado al detalle, antes al contrario, ha ido surgiendo de forma natural, orgánica, pequeños pasos que tienen continuidad en el tiempo,

rodeado por un universo de “causualidades” que nos pemiten re-contactar con la magia de la vida en cada esquina, desde la curiosidad que alimenta la sorpresa, y el agradecimiento por todo lo vivido,

al calorcito de esa emoción que calienta este camino de desarrollo personal en relación, crecemos en las relaciones, qué duda cabe, un mundo, ahora sí, triformado, como el ser humano,

pensar – sentir – hacer congruente, en ese intento andamos.

   así lo vimos…

 

en la importancia personal me pierdo,

en el afán del día me encuentro,

en la gran obra soy diminuto,

en el día de hoy soy eterno,

en el gran objetivo de mi vida soy minúsculo,

en mi pequeño quehacer sonrío y disfruto.

en el desarrollo de “organizaciones con espíritu y corazón, s.l.”, una propuesta para el desarrollo positivo de las personas y las organizaciones, con base espiritual (valores y conciencia) y emocional (corazón),

surgen en el camino la indagación apreciativa, la teoría U, Reinventar las organizaciones, Humberto Maturana o Claudio Naranjo, y observo cómo las categorías del blog se transforman,

lo que ayer era un esqueje hoy es una planta asentada, y mañana es un arbusto fuerte, que articula nuestras propuestas y programas, a la vez que da vida a nuestros pensamientos y a los posts,

esos globos que surcan en un segundo el espacio, disponibles aquí, accesibles allá, en un uso que entiendo es positivo de las tecnologías y de la potencia de la red.

y aprovechamos este medio hueco para difundir 7 emociones, creative commons, tú también nos puedes ayudar, un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe.

es mejor vivir liviano de equipaje

vivimos como pensamos, o pensamos como vivimos, una reflexión preciosa de Mújica, que hace la diferencia entre la sobriedad y la austeridad, ese concepto que hemos prostituido en Occidente,

y escucho esta entrevista corta que me remite Silvia, que me lleva a pensar en las diferencias entre lo sencillo y lo simple, la complejidad y la dificultad, términos que a veces mezclo y que estoy convencido que son diferentes,

o no son exactamente coincidentes, como le pasa a Mújica con la sobriedad y la austeridad, él se considera sobrio, no austero, y en ningún caso un cartujo, tiene todo lo que quiere y necesita en su cotidiano vivir.

   así lo vimos…

y copio la conversación que tiene lugar en paralelo por skype, una mujer a un mes de una mudanza y un hombre a cada lado del hilo …

no tener cosas.. cuantas menos mejor
vida sencilla

ya no sé qué diferencia hay entre sencillez y simplicidad, complejidad y dificultad, lo tengo que revisar
¿lo metemos en el blog de oé corazón?


Sencillo: Que está formado por un solo elemento, y no compuesto de varios. Que presenta pocas dificultades o complicaciones.
simplicidad: Cualidad de simple (sin complicación).
Dificultad: situación, circunstancia u obstáculo difíciles de resolver o superar.
complejidad: Aspecto o cosa compleja.

sí, las definiciones formales las conozco, tal vez busco la sencillez en la complejidad

buff, qué difícil!!!

ya te decía yo
(cwl)
un sistema familiar es un tema complejo

sí, mucho

nuestro desarrollo personal es complejo

yo soy compleja
me gustaría ser más sencilla

la magia de la vida es hacer sencillo lo complejo
porque no lo podemos hacer simple
porque no lo es

observo la conversación de arriba, y hago un paralelismo extraño con sobriedad y austeridad, a ver si me explico; siendo prácticamente lo mismo hay una acepción en simple que no me gusta, tal vez asocio simple con tontorrón,

como le ocurre a Mújica con la austeridad, palabra que siente hemos pervertido,

simple = tontorrón,

acepción que no observo en la sencillez.

y cierro estas líneas con la imagen de este chico que llega a ser presidente de su país, una persona que vive igual antes, durante y después, un extraño ejemplo de congruencia en el pensar, en el sentir y en el hacer,

en una vida valiente acompañada por la palabra.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional sencillo, y tal vez simple, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y la teoría del color de Goethe, una ruta para hacer más sencillo nuestro complejo mundo emocional,

una ruta para el buen vivir, o para vivir un poco mejor en el día a día, depende de qué signifiquen para ti estas palabras, creative commons, que puedes descargar desde este link.

 

 

 

jugando al tetris en 3D

me junto a una reunión de programación semanal en casa de un cliente, y observo maravillado cómo 7 cerebros realizan un juego que me recuerda de mis tiempos jóvenes, cuando jugaba al tetris, primero en 2 dimensiones,

para pasar posteriormente al siguiente nivel en 3D,

y empiezo a observar la complejidad que encierra un sistema cuando queremos optimizar máquina, hombre, flujos de materiales, proveedores y clientes, en sistemas que encierran una complejidad,

la capacidad finita,

y cómo las opciones, en contra de la imagen que tiene la organización cliente, que asimila la programación a un sudoku, son infinitas, una referencia se puede realizar en una sola máquina, con una única preparación,

o se va a realizar en una secuencia de 3 máquinas, con sus respectivas preparaciones, con la repercusión que puede tener en los tiempos para el desarrollo de la fabricación (lead-time) un problema en la máquina, o en una orden de fabricación interpuesta,

o una urgencia que haga imprescindible introducir un cambio en esa máquina, adelantado otra fabricación de otra referencia para otro cliente, y recontacto con ese tiempo pasado, en el que me gustaban los puzzles y jugar al tetris,

y me acuerdo del primer tetris que monto con Bernardo en Nissan Motor Ibérica, en el lanzamiento a producción de la Nissan Serena, un modelo que ya no se produce, en las mismas líneas que corre la Nissan Vanette, un producto anterior,

allá por el año 92,

y me acuerdo de aquel puzzle de la serie Schmidt, de 3332 piezas, que casi se lleva por medio mi curso de tercero de ingeniería y mi vista, unos años antes, a lo mejor estoy hablando del 87, y me hace gracia, me río para mis adentros,

todavía no soy abuelo pero voy desarrollando la capacidad de acordarme mejor de lo que hice hace 30 años de lo que he comido ayer, sí, Fernando, yo tampoco me acuerdo quién ganó contra quién el último mundial de fútbol,

y observo maravillado este proceso en el que la serie pequeña de fabricación, con todo lo que conlleva, nuevas herramientas, pedidos dedicados de material, modelos específicos de fundición, programas de control numérico para cada operación, referencia y máquina, retrasos y problemas, retrabajos y reprogramaciones,

mantiene ocupados 7 cerebros, jugando al tetris, semana sí, semana también, qué divertido cuando podemos ver el trabajo como un juego y no como una pesadilla o una obligación.

   así lo vimos…

no sé por qué me da que a Juanma le apasiona jugar al tetris, como a mí me gustaban los puzzles o aquel equilibrado para el lanzamiento a fabricación de un producto en Nissan Barcelona, en una ciudad olímpica, allá por el 92,

a ver cómo le podemos ayudar a jugar mejor este juego tan divertido, que necesita de esta visión de conjunto y de adaptación dinámica a las necesidades del cliente y de lo que está pasando, aquí y allá, hoy, hoy, hoy…

 

 

 

felicidades, ¿de qué?

recibo unas cuántas felicidades de contactos y amigos en linkedin, ante mi extrañeza, no tengo ni idea qué cumpleaños se celebra hoy, por lo que reviso mi perfil, hace 14 años que constituyo ideas Mekit,

en ese proceso en el que una persona deja la organización para la que trabaja, a la que preavisa con dos meses de antelación, empieza su desarrollo como profesional independiente, en el régimen de autónomos,

constituye una sociedad limitada para desarrollar un proyecto empresarial,

y van pasando los años, los proyectos, los clientes, los éxitos y los fracasos, y a los 7 años el bebé se transforma en niña, pasamos a los 14, la niña se transforma en adolescente, 7 añitos más para ver el proyecto empresarial como ser adulto,

no está mal, 14 años desde la constitución de ideas Mekit, una propuesta mucho más ingenieril que oé corazón, organizaciones con espíritu y corazón, un desarrollo relacionado con el desarrollo positivo de personas, grupos y organizaciones,

con un mismo enfoque de fondo, pero tan distinto,

conciencia y valores, y nuestro maravilloso mundo emocional y relacional como telón de fondo para todo lo que proponemos, 7 años para empezar, que se convierten en 14 años de camino, … vamos a ver qué tal son los años por venir, 1 a 1,

a ver si llegamos a los 21.

   así lo vimos…

en la recapitulación observo cómo ideas Mekti y 2+2=5 dan paso a MEKae y Navega, y Navega a responsIX, y a la ventanilla única, y éstas al desierto, ya metidos en la crisis y el divorcio, un desierto del que surge un cambio de rumbo, tras esa pregunta tonta,

¿qué quieres hacer de mayor, Mikel?

de la mano de la triformación social, la indagación apreciativa, organizaciones que encuentran y cuentan cuentos, la teoría U, historias que TRANSforman, 7 emociones, y en eso estamos, en los primeros pasos del liderazgo colaborativo,

lo viejo va dando paso progresivamente a lo nuevo,

el futuro emerge,

 y el buey solo se va transformando…

7 emociones, creative commons, es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe

rememorando la ofrenda

dos circunstancias sin relación aparente me llevan a evocar un proceso en el ámbito de la educación que termina con una presentación singular, una presentación de una ofrenda ante la comunidad educativa ahí presente,

en el marco del II desafío del Talento Solidario, promovido por la fundación Botín, proceso que se desarrolla en el último cuatrimestre del 2015, dentro de poco va a hacer 2 años de la convocatoria,

en la que entramos rayando, y que supone la constitución de la asociación “historias que TRANSforman”,

qué curioso, han pasado casi 2 años y el proyecto que presentamos, comunidades de apreHendizaje, se ha ido TRANSformando a través de esa pregunta que nos hacemos, ¿qué podemos ofrecer nosotras en el ámbito de la educación?,

pregunta de la que surge el MOOC en inteligencia emocional, y su corazón, 7 emociones, este modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y por la teoría del color de Goethe,

y observo con curiosidad cómo en esta semana Gregorio Casado, de padre Piquer, recuerda este gesto y esa presentación de 7 emociones en la que nos acercamos a nuestras compañeras de viaje con una planta, a modo de ofrenda,

y cómo ese gesto se repite el sábado, al salir del supermercado, cargado con 6 paquetes de pan, el coche está muy cerca y no he pedido bolsas, con las manos abiertas, y los pulgares ligeramente hacia arriba,

los dedos centrales hacia abajo, como dibujando con las dos manos un corazón,

me hace tanta gracia la repetición del gesto que no puedo evitar pedirle a Silvia que me saque una foto, que voy a remitir a Pablo, compañero de camino desde Nuevos Ministerios, Castellana abajo, para girar a la izquierda a la altura de Colón,

y acercarnos a la sede de la fundación,

a Cristina, a Pilar, a Paco, a Javier, a las compañeras de este proceso con el que inicia su andadura 7 emociones, un proyecto que surge de esa pregunta tonta, casi ingenua,¿qué podemos ofrecer nosotras en el ámbito de la educación?,

que nos acerca a un punto ciego del sistema, no sólo en la educación, reconvertida en procesos de apreHendizaje, también en el mundo cultural y social, también en el desarrollo de los negocios, ese punto ciego compartido,

nuestro precioso mundo emocional.

   así lo vimos…

en la foto, aunque no sea de mucha calidad, se aprecian los colores rojo, azul y verde, rojo que representa los colores cálidos, azul que representa los colores fríos, y verde que los vincula,

presencia en el mundo material y desarrollo en el plano espiritual, necesidades y aspiraciones, tener y ser, en ese puente que vamos desarrollando, poco a poco, paso a paso, desde nuestra mejor intención.

no puedo por menos que rememorar ese paseo precioso por la Castellana de Madrid en el que Pablo Cueva me acompaña con esta ofrenda que vamos a presentar por primera vez, que no última,

siempre hay una primera vez, para empezar.

7 emociones, creative commons, un modelo emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, una ofrenda necesaria en nuestro tiempo que vincula necesidades y aspiraciones,

el mundo del tener y del Ser, desde nuestra mejor intención.

¿por qué no dejamos las cosas mejor de lo que estaban?

buscando una puerta para presentar 7 emociones / escuelas de familias, buceo en una agenda con contactos de hace un par de años, llamo a una chica muy maja en el Corte Inglés, intento un contacto con Gas Natural Fenosa,

buceo en linkedin, y no sé cómo, la verdad es que no sé cómo, aparezco en el perfil de Edurne Pasabán, la primera mujer que sube todos los ocholes del mundo, y empiezo a seguir un rastro natural, que me lleva a su página personal,

y a la página de su fundación, que financia proyectos educativos para la infancia en el Himalaya, y a la pagina de  LIFE leadership school, una iniciativa en la que participa, para el desarrollo del liderazgo en la naturaleza,

y me voy quedando encantado, leyendo páginas, viendo los perfiles de los integrantes del equipo, sus presentaciones, sus valores, hasta que me rindo, definitivamente, en una página que se titula “mejor de cómo lo encontramos”,

y leo 7 principios para “Intentar dejar el mundo mejor de como lo encontramos”, 7 pautas derivadas del programa educativo Leave no trace*Sin dejar huellas, qué bonita aspiración, que mi huella en este planeta, si existe, sea positiva,

y no puedo evitar acordarme de Paula, hija de Silvia, y de su grupo de amigos, scouts, con los que cenamos este mismo fin de semana, y le comparto el enlace, y pienso en ese mundo mejor,

en el que mi huella, si existe, haga lo que haga, sea, a ser posible, positiva.

   así lo vimos…

y va cayendo la tarde, después de pasear por las playas y la costa, y las montañas de este precioso planeta tierra en el que hemos decidido vivir, con KABI travels, founded at 8.000 meters, de la mano de LIFE leadership schools,

y me imagino un mundo en el que estos 7 principios están integrados en la escuela de esas personas pequeñitas, en tamaño, que integran la próxima generación por venir, de la misma forma que entienden e integran 7 emociones,

porque el mundo es otro cuando integramos el respeto, los valores y las emociones.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional innovador, diferente, que explica el baile entre la oscuridad y la luz, entre el cielo y la tierra, el mundo del desarrollo de las personas y los grupos (el Ser), y el mundo material (el TENER),

7 emociones, bajo licencia CREATIVE COMMONS, está inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe.

 

 

los días estrechos y los días anchos

en este día normal, 28 de abril, un día más, un día especial, en el que cumplo 1 año más, el año pasado fueron 50, empiezo a perder la cuenta, me hago consciente, y decido celebrar los días estrechos y los días anchos,

días en los que no se ve por dónde y la perspectiva de las posibilidades mengua, días para esconderse, mejor hoy no toco nada, que lo que toco seguro lo rompo, y lo voy a tener que arreglar mañana,

días en los que el camino se hace evidente, y la ilusión aflora, días abundantes en confianza, en los que la cancha se hace grande y caben todas las bolas, ahí le va una de derechas, ahora otra de revés,

y entiendo que en estas fechas por venir en este regalo del “añito nuevo al saco” abundarán los unos y los otros, los días estrechos y los días anchos, ojalá encuentren buena comunicación entre ellos, y aprendan a aceptarse,

y a darse paso, qué aburridos serían los unos sin los otros, como pasa con tantas cosas en la vida, como con las emociones, o con las personas, qué aburridas son también las otras sin las unas.

   así lo vimos…

y miro las fotos de ayer, las del campo y las de la ciudad, la casa fortificada y la casa del abad, en la universidad y en el centro de formación de directivos, fotos que miran de frente, que miran hacia abajo, que miran al cielo,

y dis-fruto los regalos sutiles del día de hoy, recién comenzado, unas velas en un pastel, o un señor lleno de colores, hay que ver cuántas fotos y empeños caben en un día, en el de ayer y en el de hoy,

no me imagino cuántas fotos y empeños caben en un año,

en este año nuevo.

 

 

 

4 años componiendo versos y trovas de lo cotidiano

recibo la felicitación de wordpress por el día del padre, hace 4 años que me inscribo en wordpress con una vaga idea de crear un blog, idea que se convierte rápido en hechos, cuando me inscribo en la plataforma, y creo mi primer blog, éste,

decisión de la que hoy me alegro,

y migro mi primera entrada desde un foro de responsabilidad social en el que escribo de ciento en viento, no consulto la fecha pero bien puede ser de un día como hoy, hace de eso 4 años, y miro hacia detrás, con un buen pilón de pensamientos al viento,

y miro hacia adelante, camino despejado, qué rico, y me dedico a celebrar la maravilla de estar vivo, respirando este aire fresco mañanero, otro día que comienza, otro día por descubrir, ¿cuál será el empeño de hoy?,

quién lo sabe, ¿verdad?,

porque cada día trae su empeño, y un motivo o dos para dis-frutar,

sin fruto, sin expectativas, la mejor forma posible de fluir con lo que está por pasar, por supuesto, con nuestra colaboración, con la mejor intención.

 

   así lo vimos…

y copio un texto que me despide del día viejo, y me recibe en el nuevo, de un trovador de lo cotidiano, y de lo pequeño y lo sutil, hecho arte.

Entonces lo repito:

Los guerreros de la luz se reconocen por la mirada. Están en el mundo, forman parte del mundo, y al mundo fueron enviados sin alforja ni sandalias. Muchas veces son cobardes. No siempre actúan acertadamente.

Los guerreros de la luz sufren por tonterías, se preocupan por cosas mezquinas, se juzgan incapaces de crecer. Los guerreros de la luz de vez en cuando se consideran indignos de cualquier bendición o milagro.

Los guerreros de la luz con frecuencia se preguntan qué están haciendo aquí. Muchas veces piensan que su vida no tiene sentido.

Por eso son guerreros de la luz. Porque se equivocan. Porque preguntan. Porque continúan buscando un sentido. Y terminan encontrándolo.

Paulo Coelho

Manual del guerrero de la luz

y me acuerdo de ese tiempo lejano cercano en el que leía a Coelho, hace cuatro años, y recomendaba su lectura, qué curioso, hoy también lo recomiendo,

como recomiendo a nuevas trovadoras y nuevos creadores de lo cotidiano.

la línea del tiempo (4 años de voluntario)

termino una reunión en la escuela de la fundación Gil Gayarre, un centro especializado en capacidades especiales, una reunión con 6 personas implicadas en diferentes etapas y especialidades de la vida en el centro,

que disfrutan con la presentación de 7 emociones, una presentación tan diferente, y me despido con una sonrisa en el alma y 2 regalos en el macuto,

estoy de tan buen humor que voy a aprovechar para hacer un recado, un pendiente, camino de casa, aprovechando el día de sol, voy a comprar en Carralero unos papeles de colores con cola,

antiguamente post-its, ahora les han copiado, y se llaman paper-it,

un recado que mi sub-consciente aprovecha para ponerme de frente con el Starbucks en el que me reúno hace 4 años con Juanan Esteban, reunión que tiene como resultado un año de voluntariado en Prepárate,

una feria para apoyar a personas en des-empleo y con necesidades de orientación laboral (emprendimiento incluido), y me acuerdo de aquella reunión, son justo 4 años que nos reunimos aquí, qué curioso, estoy de cumpleaños,

y no puedo pensar cuán parecida y cuán diferente es mi vida hoy y mi vida hace cuatro años, qué parecida en algunos aspectos, y qué diferente es en otros, y no puedo evitar llamarle a Silvia, para compartir con ella el momento,

y mi día se tiñe de celebración, no voy a poder evitar hacer una línea del tiempo antes de acostarme, para visualizar qué hitos ocurren en el camino, una línea que empieza en el 2011 y se prolonga hasta el 2018,

y visualizo este cuarto cumpleaños de voluntario, un proceso en el que descubro la magia de dar, se acabó prepárate, un movimiento sin continuidad, yo habría seguido vinculado, ése era mi impulso, qué pena,

y ahora soy voluntario de dos causas nuevas,

7 emociones (una educación emocional de padres y estudiantes), ese proyecto que surge de quién sabe dónde, qué curioso, y que ilumina mi día a día a la fecha, una presentación en un cole este mes, una reunión en una AMPA, qué bonito,

y el futuro emerge, un think tank de la inteligencia del corazón, y de la energía de la colaboración, que bien puede ser en un futuro próximo un movimiento de continuidad, todo va a depender de las fuerzas que confluyan en el camino,

y siento que todo es igual, y todo es diferente, y agradezco a la vida estos 4 años de camino.

   así lo vimos…

cuando haces el ejercicio de la línea del tiempo puedes pararte a evaluar varios aspectos del camino, tan necesarios todos, y tan diferentes entre sí,

  • cómo está mi cuenta bancaria y mi balance anual de gastos e ingresos,
  • cómo de entretenido es mi día, qué tipo de actividades hago y cuánto disfruto, son actividades nuevas o son actividades viejas,
  • qué tiempo de calidad dedico a mis ideales, esos proyectos que me dan la vida, con los que vibro, que están en relación con ese mundo que aspiro a construir para la siguiente generación,

puedes considerar un ciclo de 3 años, de 4, de 5, de 7, o periodos más largos de tiempo, puedes ver tu vida desde el nacimiento,

también puedes ponerle a cada año o cada periodo un nombre,

puedes pintar de colores el tiempo, de qué colores pintarías 7 emociones, de qué colores pintarías prepárate, de qué colores es la reunión en Starbucks, de qué color es el segundo Ulab (laboratorio de la teoría U),

qué forma tienen, qué olor, qué textura, podemos volver a hacer esculturas,

nunca es tarde para abrir el proceso de representación artística de nuestra vida, pensamiento que se hace realidad en la mesa de mi escritorio, con unas ceras Stockmar, unos lapiceros Lyra y unas acuarelas Schmincke,

va a ser que sí, el color vuelve progresivamente a mi vida.