el poder de los grupos y de los proyectos comunes

me levanto para deshojando la margarita de la convocatoria de la próxima convocatoria de el futuro emerge en Madrid, para este jueves, de esta forma, de esta otra forma, tras dejar el fin de semana en paso,

y me encuentro con unas notas en wasap relacionadas con la refundación del CIE, unas notas que se entrecruzan, nos entrecruzamos, aunque yo ayer no participo, parte de las personas integrantes del grupo,

y observo cómo la decisión que va tomando forma es la de la disolución de la asociación, todo parece indicar que el grupo tractor no ha tenido la fuerza necesaria para re-activar la energía de la asociación,

qué curioso cómo autodenominamos el grupo de trabajo, CIE_power,

y miro con cariño ese ejercicio que intento hacer allá por abril, dando un paso al frente, y proponiéndome voluntario para una serie de actividades, fundamentalmente relacionadas con la comunicación,

y proponiendo dos proyectos que podrían haber ayudado en el proceso de re-activar la energía, ya sea desde el futuro emerge, ya sea desde 7 emociones, y una convocatoria abierta por la fundación bbk a la que podemos concurrir desde la asociación

un movimiento que no recibe respuesta por parte del grupo, si acaso contraria, todo parece indicar que alguna de las personas del grupo, y pienso en Pablo, compañero y amigo de viaje, que así me lo comenta, se incomoda con mis formas,

y observo cómo la energía que no se potencia, cuando estamos un poco bajos, se acaba perdiendo por los rincones, se filtra en la tierra, qué curioso, si no aparece aquí aparecerá en otro punto en el que haga falta,

es la dinámica de la vida, personas que lanzan proyectos, personas que se juntan, personas que potencian algo que está por venir, en tanto en cuanto el balance de energía, lo que me requiere y lo que me aporta, está equilibrado,

personas que cierran proyectos, o proyectos que dejan de tener sentido, cuando la energía, el para qué, o el desde dónde, flaquean, y donde ayer nos dedicábamos a una cosa, mañana nos dedicaremos a otra,

o a la misma cosa, con distinta forma, con otras personas a nuestro alrededor, porque lo nuevo, y dentro de eso nuevo incluyo cualquier movimiento que tenga su fundamento en el desarrollo de nuestro rico mundo emocional, y de la conciencia,

porque lo nuevo, no hay de otra, se construye en comunidad.

   así lo vimos…

este mismo jueves, qué curioso, participo en la junta de socios de SOL España, la otra asociación en la que he decidido aportar mi energía este año, y en la facilitación Irene y Montse nos dibujan un cohete, qué curioso,

y mi imaginación se mueve del CIE a SOL, a ver si un día de estos tenemos un hueco en este espacio para lo que pasó después de la reunión de los socios de SOL España, con el cohete como vehículo que nos lleva la 2030,

que no es el infinito, pero está un poco más allá del aquí y del ahora que habitamos.

para la reunión de el futuro emerge en Madrid, esa reunión de este jueves que no tengo claro tenga, o tengamos, la energía suficiente para convocar, revolotea una idea relacionada con lo que acabo de vivir,

esa experiencia de 10 personas que se juntan en una sede en Madrid, en un proyecto para el desarrollo de organizaciones y comunidades conscientes, organizaciones y comunidades que aprenden,

y una multitud de chavales y chicas, una auténtica marea, que asisten a una fiesta organizada por Vogue en el centro de Madrid, en la plaza de Colón e inmediaciones, en las calles de Serrano y Velázquez, un jueves laborable a la noche,

un contrapunto que me hace pensar sobre la sostenibilidad de las relaciones humanas en diferentes territorios, en el ámbito rural profundo, en la gran urbe, ese conglomerado también profundo de personas,

dos espacios tan diferentes que sus realidades parecen tocarse, porque los contrarios muchas veces se tocan, mira que sí.

y pienso en un futuro emerge en el que las personas que asisten se sientan parte, en una conversación coral, respetuosa, desde las emociones, no desde nuestro plano mental, que vamos dando forma entre todas,

un movimiento que no es de Mikel, es de todas nosotras, en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, en el campo profundo y en la profunda gran urbe, para continuar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

la moda de la felicidad

nos juntamos para seguir indagando en la sostenibilidad de las relaciones humanas, con un tema que aporta Maite, relacionado con la moda de la felicidad, un clásico que no pasa de moda,

una propuesta que parece contradictoria, si es un clásico es raro que esté de moda, es como un chaleco azul, si es clásico es muy difícil que esté de moda, y mucho menos a perpetuidad, o es un clásico o está de moda,

pero bueno, el tema va a salir adelante, en este ejercicio de encontrarnos con personas, tan diferentes a nosotras, tan iguales, compañeras de época, más o menos de la misma edad, chicos y chicas que conforman las cuadrillas del pueblo,

conocidas de cara de toda la vida, que nos vamos a enzarzar en este tema que ocupa a las personas y que pone en la agenda de las organizaciones la psicología positiva, con sus abanderados y sus detractoras,

enzarzar, verbo lleno de zarzas, y de pinchos, vaya palabra he elegido para describir este proceso que seguramente tiene otro fin y otras formas, mejor si tejemos una red común de confianza, con base en unas pocas historias de nuestra vida,

no se trata tanto de lo que pensamos sino de cómo sentimos el tema, y las manifestaciones en nuestro cotidiano vivir que nos acercan o nos alejan a la felicidad, tal como cada una la entiende,

y a otras experiencias cargadas de dolor o sufrimiento, que también se filtran en la conversación, y en el proceso de atender, escuchar, compartir, es evidente que todas nosotras hemos pasado por situaciones de vida duras,

tan fuertes que durante una época, más o menos larga, a veces de años, necesitamos echar mano de la negación, “esto, efectivamente, no me puede estar pasando a mí, de hecho no me está pasando”, parece que nos tratamos de convencer,

y no sé por qué me queda el poso de que no crecemos si no es en la adversidad, así de grande es el revolcón, así es la fortaleza que se desarrolla en nuestro interior, y la fortaleza de mi carácter, y algo de eso está pasando,

somos tan fuertes que hoy somos capaces de evocarlos, con el paso del tiempo, y compartirlos, de una u otra forma, qué bueno que en un punto del camino encontramos herramientas para vivir los revolcones, las marejadas y los tsunamis de la vida,

con la ayuda de nuestras amigas, de relaciones nuevas, de un taller de tai-chí, de respiraciones, con nuestra participación en un coro, que no es inmediata, nuestro cuerpo está ahí, pero nos va a llevar un tiempo que nuestra voz se haga presente,

con ayudas de una nueva forma de escuchar, a nuestras emociones, ahora empezamos a tomar contacto con ellas en nuestro día a día, de atender lo que ocurre en nuestro interior y a nuestro alrededor, de eso se trata,

con cariño, con compasión, yo me veo, me escucho, me reconozco, me vuelvo a aceptar, para poder recorrer el mismo camino con las personas que siembran mi día a día, cariños y relaciones que florecen, de nuevo,

a nuestro alrededor.

   así lo vimos…

nos despedimos en esta reunión de el futuro emerge en Bilbao, el txoko de Gaizka sigue obrando milagros, hemos quedado a las 8 de la tarde, y ya pasan unos minutos de la hora de Cenicienta, que no se quiere ir a casa,

no quiero volver a casa de mi madrastra, dale que te pego, a fregar y a limpiar, dale que te cose, dale que te barre, el jueves es día laborable, sí, no sin antes compartir esta historia por wasap.

Durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a una mujer:
-Te hace  feliz tu esposo? ¿Verdaderamente te hace feliz?
En ese momento el  esposo levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposa diría que sí, pues ella jamás se había quejado durante su matrimonio.
Sin embargo la esposa respondió con un rotundo
– NO. No me hace feliz.
Y ante el asombro del esposo, continuó:
– No me  hace feliz.¡Yo soy feliz! …
El que yo sea feliz o no, eso no depende de el, sino de  mí. Yo soy la  única persona, de quien depende mi felicidad. Yo determino  ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de alguna  persona, cosa o circunstancia sobre la faz de esta tierra, yo estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta  vida, cambia continuamente.  El ser humano, las  riquezas,  mi cuerpo, el clima, los placeres, y así podría decir una lista interminable.
A través de toda mi vida, he aprendido algo;
Decido ser feliz y lo demás lo llamo ‘experiencias’:
amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar.
Hay gente que dice:
–  No  puedo ser feliz porque estoy enferma, porque no tengo  dinero, porque hace mucho calor, porque alguien me insultó, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró.
Pero lo que no sabes es que PUEDES SER FELIZ, aunque estés enfermo, aunque haga calor, aunque no tengas dinero, aunque alguien te  haya insultado, aunque alguien no te amó, o no te haya valorado.
La vida es como andar en bicicleta,  te  caes, sólo si dejas de pedalear. Empieza tu día, tu semana y este nuevo mes con una sonrisa y no permitas que nada ni nadie la borre de tu rostro.

y observo el juego que dan las mujeres, en las conversaciones, en casa y en el trabajo, en la vida en general, si le hubiesen hecho la pregunta al hombre, pobrecito él, tan orgulloso en la oficina y tan de otra forma en otros sitios,

tal vez corto de palabras, tal vez de ideas, tal vez celoso de exponer sus sentimientos más íntimos, tal vez consciente de lo que le podía ocurrir de vuelta a casa si decía la verdad,

el hombre simplemente habría dicho que sí.

el futuro emerge es un proceso en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, y en los fundamentos del liderazgo colaborativo, este oximorón necesario en los tiempos que vienen, que están llegando, que ya están aquí.

si quieres compartir des-orden mental o de la personalidad, ya sabes, no tienes más que llamar y avisarnos de que vienes, antes de entrar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

¿y si ponemos la vida en el centro?

me llega desde aldea social una invitación para participar en un evento en Setiembre, titulado Participar para poner la vida en el centro, qué interesante, relacionado con los procesos de participación,

para trabajar de forma horizontal, cercana y vivencial los retos a los que nos enfrentamos de manera cotidiana: un lugar donde hacernos preguntas e intercambiar experiencias,

encuentros de Educación para la Participación que se caracterizan por ser espacios de autoconvocatoria y autogestionados, espacios de aprendizaje y autoformación desde una lógica horizontal, fruto de la construcción colectiva,

espacios para conectar contenidos y personas, reflexiones, experiencias, vivencias, no me puede interesar más, y observo cómo el objetivo tiene mucho que ver con ese lema de el futuro emerge,

crear una ciudadanía global crítica que participe activamente en la construcción de una sociedad que asegure la sostenibilidad y el cuidado de la Vida humana y medioambiental,

nosotras también queremos indagar en la sostenibilidad de las relaciones humanas, no sólo del medio ambiente, y este liderazgo colaborativo, más coral, más distribuido, en el que las experiencias y la emoción están presentes, más allá de las teoría,

y sigo leyendo las temáticas de este foro en ediciones previas, Organizar(nos) en la afectividad: pensar, sentir, actuar, Educar(nos) en la incertidumbre, sí, no dejo de resonar en esta forma de enfocar los retos actuales,

que compartimos, todas, como comunidad.

   así lo vimos…

me hace gracia leer este lema al pie del logo, Encuentro de Educación para la Participasión, pasión por participar, qué objetivo más interesante, qué complejo, qué bonito.

3 brechas o des-conexiones nos separan del mundo, según la teoría U de Otto Scharmer, la brecha con la naturaleza, la brecha con el otro, y la brecha con nosotras mismas, no sé si te es fácil o no compartir la siguiente foto,

  1. metidas en nuestras trincheras (sin contacto con la naturaleza), en ciudades cada vez más grandes, que nos dejan menos tiempo para hacer cosas fundamentales, metidas en cajitas de metal que nos llevan y nos traen,
  2. en procesos no participativos, si no insolidarios (separadas del alter), separadas de nuestra empatía natural, en procesos que en el mejor de los casos son representativos (regalamos un voto cada cuatro años para que nos representen),
  3. en-mi-mismadas a más no poder (sí, en-mí-misma empieza y acaba mi mundo, en el yo-yo que sube y baja, de forma obsesiva), en-problemadas con el tiempo y el dinero, y no sé cuántas cosas más,

3 brechas que podemos afrontar cuando recontactamos con nuestro gusto por participar, en un impulso vital (primero recontacto conmigo) que nos lleva a tener contacto con el alter (en procesos participativos), que ponen el foco en lo importante,

en la vida, en la sostenibilidad de las relaciones, y en la sostenibilidad de nuestras prácticas con nuestro entorno, desplazando el máximo beneficio económico u otros criterios similares asociados a la economía convencional,

3 brechas o des-conexiones que podemos revertir cuando las utilizamos como 3 vías de re-conexión.

si quieres eliminar el intermediario, tienes información de esta convocatoria, Encuentro de Educación para la Participasión, en este enlace, en la web de aldea social, y de el futuro emerge en esta página de resumen.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

el tono, el desde dónde, los tiempos y otras características de las conversaciones generativas

en el proceso de proponer unas mesas redondas para enlazar conversaciones que interesan a la comunidad, en las que participan personas como tú y yo, a las que no les encanta precisamente la situación de las cosas,

ya estemos hablando de salud o de educación, de participación ciudadana o de igualdad y desarrollo del tema de género, por no hablar del contubernio montado entre los poderes político, judicial y económico,

empezamos a contactar con aspectos fundamentales para que las conversaciones se desarrollen desde el respeto, y el cuidado por lo que puede surgir, por lo que es especialmente importante el tono con el que empezamos la conversación,

y el cuidado en nuestros comentarios hacia las personas que ahí nos juntamos, es por eso que buscamos una fórmula que vendría a propiciar una conversación empática, del tipo de

según mi experiencia personal …

yo siento que …

fórmulas sencillas que facilitan que aparezca una historia personal, una historia de vida, en vez de la teoría de la cosa, lo que yo sé porque he leído, o porque hay un estudio en tal universidad o centro de innovación que dice que,

ya que las conversaciones que desarrollamos en el futuro emerge tienen su base en la experiencia de vida y en la emoción, no en los datos, a nivel del corazón, no a nivel de la cabeza,

es por eso que el primer aspecto a cuidar en estas conversaciones es el tono,

que está asociado con el desde dónde desde el que operamos, cuál es nuestra intención de fondo, la intención más allá de nuestras palabras y de nuestra presencia en la conversación,

segundo aspecto a considerar,

y en eso estamos, recapitulando sobre la conversación que mantenemos el día anterior en Madrid, al olor de la lluvia, y nos preguntamos qué hacer cuando surge un tertuliano que es muy simpático, sí, muy ocurrente, sí, muy divertido, sí,

pero que se va continuamente a la cabeza, y enlaza una ocurrencia con otra ocurrencia, una historia con otra historia, y empieza a monopolizar la conversación, seguramente no nos hayamos dado cuenta, pero la cabeza está tomando su sitio,

no es ya el corazón el que interviene, o si interviene el corazón no es el corazón que respeta al otro, y deja que lo mío haga efecto, para que surja lo que lo mío influye en ti, es lo mío y más de lo mío,

por lo que es necesario introducir un factor corrector a estas situaciones, tal vez un tiempo pactado de antemano, del que las personas no se pueden pasar, y que limite la expresión de mi historia personal,

o un número de intervenciones de diferencia entre las personas que están en la mesa, calentando la conversación, imagínate el caso de que una persona ha intervenido 5 veces y otra no ha hecho acto de aparición,

¿cómo animamos a que no se dé el efecto espectador?,

porque buscamos que sean 5 personas las que inicien esta conversación, y se pueda extender a un colectivo mayor, 13 o 29 personas, imagínate un colectivo de estas características, calentando y tejiendo historias que dejan de hablar de lo mío,

y tienen en cuenta también lo que lo tuyo sugiere en mí,

y lo que to tuyo me hace sentir,

buen punto para que lo nuevo, lo que no es tuyo ni es mío, lo que forma parte del campo en movimiento, ese nosotros que va tomando forma, desde el respeto, desde el cariño compartido, pueda emerger.

   así lo vimos…

estas conversaciones, que podemos denominar generativas, tienen su principio en Goethe, un naturalista al que tal vez conoces por su obra literaria, Fausto, un naturalista que observa la naturaleza, y sus procesos de TRANSformación,

y promueve esa forma de estar en el mundo, imagínate que eres naturalista, y que observas la realidad a tu alrededor, y observando lo que a tu alrededor ocurre eres capaz de contactar con tu interior,

y de observar cómo te TRANSforma la conversación, porque no es sólo yo, yo, yo, también es lo que tú y tu vida, y todo lo que me rodea me toca, me conmueve, obrando la magia de la TRANSformación,

de ese se trata, personas que juntas llegan a un ajá, a una nueva comprensión, cada una la suya, a un punto diferente desde el que moverse en el mundo, algo nuevo ha surgido en la conversación que no estaba en el inicio,

no soy la misma persona, es la magia de la vida, llámale causualidades enlazadas, que obra milagros a mi alrededor, y en mi interior.

si tienes interés en este tipo de conversaciones, puedes revisar una entrada en la que introducimos los 4 reinos (el reino mineral, con el ser piedra, el reino vegetar, con el ser planta, el reino animal, con el ser animal, y el ser humano),

4 reinos con 4 niveles de atención, escucha y conversación bien diferenciados, qué interesante es observar que cada vez que conectamos con la cabeza y los datos el ser que habla por nosotros es el vegetal, tan cercano al ser piedra,

no es el ser más inteligente sino el más vegetal que vive en mí, que nos lleva a niveles inferiores en nuestra comunicación, ya que desde los datos y las teorías pocas veces conectamos con las otras personas (nivel animal, por medio de la empatía),

y con nosotras mismas, por medio de nuestra imaginación creativa, de nuestra intuición, y con la energía del campo (nivel ser humano), con nuestro propósito, y el propósito del grupo.

si tienes interés por el futuro emerge, tú también eres parte, puedes seguir este enlace.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

3 niveles en la facilitación y en la gestión de conflictos (pongamos que hablo de la vida)

estamos en una de esas experiencias que tienen capas, ya que a la vez que pretendemos pariticipar en una dinámica de Social Presencing Theater (SPT), en concreto el 4D Mapping,

un proceso de mapeo en 4 dimensiones de una situación social, que vemos como un problema, o como una situación desafiante, una dinámica que nos permite ver el antes y el después de la situación, con la ayuda del cuerpo,

y a la vez, mientras somos representantes de los agentes sociales, o espectadores conscientes del proceso, queremos adquirir las capacidades para facilitar con posterioridad otros procesos con la ayuda de esta herramienta,

por lo que se puede observar que el ejercicio tiene 2 capas, a las que Mery y Alberto van a ir prestando atención, hasta que estamos a punto de terminar, estamos en las recapitulaciones finales,

y una persona, Carmen, hace una observación, que entiende puede molestar, en concreto a la persona a la que va dirigida, a Eva, una observación que pasa del nivel del rol al nivel personal,

y aquí me voy a tener que explicar, porque este ejercicio trabaja en 3 niveles, el primero, personas representantes voluntarias, que toman un rol y ocupan un espacio en el escenario, por eso se llama teatro,

representantes de un agente social, por eso se llama social, en una posición desde la que se va a dejar sentir, por eso se llama de presencia, sí, la dinámica, SPT, se ha traducido al castellano como Teatro de la Presencia Social,

el segundo está implícito en esta explicación, ya que la persona no actúa desde su voluntad normal, sino en representación de un agente, por lo que el segundo nivel es el nivel del rol representado,

un rol que es dinámico y en relación con el todo, la energía del campo, del sistema representado, que tiene un nivel superior respecto al nivel inferior, por lo que hay un nivel superior, el tercero, el sistema que queremos observar y entender mejor,

por lo que resumiendo tenemos

  1. personas
  2. roles sociales
  3. el sistema social como un todo

no es extraño que salten chispas cuando una persona, Carmen, nivel 1, observa que otra persona, Eva, nivel 1, introduce en el sistema, nivel 3, y en su representación, nivel 2, su identidad personal, nivel 1,

y Eva, nivel 1, se lo toma a modo de recriminación o crítica personal, nivel 1, y se entabla una conversación entre ellas, con el resto de las compañeras que participan en el teatro, nivel 3, como representantes o espectadores, nivel 2,

y que ahora, asisten, nivel 1, a una refriega personal, nivel 1, y que van (en realidad vamos, yo también soy parte de la historia) a lidiar de aquella manera, yo diría que mal, cuando media entre nosotras el conflicto,

porque nos es muy difícil gestionar el conflicto en nuestra vida personal, y en nuestras relaciones, tal vez es una de las capacidades que tenemos que mejorar de forma prioritaria, junto con la comunicación,

y no vamos a poder hacer / ser capaces de hacerlo mejor en el grupo de lo que lo hacemos en nuestra vida personal, ése es un aprendizaje que me llevo de este ejercicio con tantas capas, 2 + 3, para hacer el 5,

ese número con una rima tan fácil, ese número que representa al ser humano, como nuestro monigote, una cabeza para pensar, 2 brazos, a la altura del corazón, esto es emoción, 2 piernas, más abajo, que ponen movimiento a nuestra voluntad,

porque somos 5, de la misma forma que somos 3.

   así lo vimos…

hablando con Mery 5 días más tarde de la dinámica todo parece indicar que Eva sigue molesta, ella siente que los facilitadores y el grupo le han dado la espalda, no se ha sentido protegida y cuidada,

y yo siento que tiene razón,

y observo los 3 niveles a los que tiene que llegar el proceso de restitución, empezando por el primer nivel, el nivel personal, yo siento que le debería pedir disculpas por no haber intervenido en el proceso, por no haberle acompañado,

antes de gestionar nada a nivel grupal ese mismo proceso, tal vez nos podemos reunir y expresarle nuestro pesar, sencillamente no lo supimos hacer mejor, ese es el segundo nivel,

antes de abrir la manzana de lo que se está representando a nivel sistémico, tal vez a nivel 3 podemos encontrar una explicación más profunda de lo que está ocurriendo, tal vez el sistema como un todo está buscando,

y sigue explorando en una dinámica que le procure la sanación, de eso se trata en última instancia, en indagar cuál es el movimiento que nos ayuda a sanar como sociedad, con esta herramienta y otras,

pero no está mal empezar con una, ésta, por ejemplo, que otras le acompañarán.

en la gestión de conflictos es bueno entender que hay cosas que no se pueden solventar cuando el fuego es fuerte, tal vez son necesarias 3 horas, o 5 días, para que la hoguera se convierta en ascuas,

para que la ebullición visceral, la emoción desatada, y la mental, el ego que dice “ésta qué se ha creído”, evolucionen hacia otro sitio, y se conviertan en ajá, porque en algún momento del camino vamos a necesitar una nueva comprensión,

de mí misma, del otro y su rol, y del papel que representamos en el teatro de la vida, también a nivel social.

me acuerdo sin querer de 4 capacidades que todas podemos desarrollar en el proceso de desarrollo de grupos de alto rendimiento,

  1. la confianza (verdadera, en el potencial del otro),
  2. la comunicaión (empática, desde el corazón),
  3. la resolución de los conflictos (temprana, cuando son pequeñitos),
  4. la toma de decisiones (más horizontal, más participativa, más coral),

mientras sigo observando la vida, que se despliega, tan verdadera, tan buena, tan bonita, a nuestro alrededor, y en nuestro interior.

propicio que el SPT tenga un sitio en 2 dinámicas posteriores de el futuro emerge, en BIO y MAD, un movimiento que indaga en la sostenibilidad de las relaciones humanas, y en el liderazgo colaborativo en el siglo xxi,

un liderazgo en el que personas sanas, que están en proceso de encarnar un orgullo humilde, que se re-conoce, y que re-conoce al alter (el otro, otras personas), son capaces de traer al mundo lo nuevo,

por medio de esa voluntad blanda, no es lo que yo quiero, no es mi santa voluntad, sino la mejor opción de futuro posible, con mi colaboración necesaria, y con la de tantas y tantas personas que me acompañan,

en este ejercicio de evolución coral.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

entornos abiertos a la TRANSformación

en el proceso de hacerme presente para el viaje, que se despliega en torno a preguntas sencillas, ¿es bonito Donosti?, ¿tenemos tiempo para ir a Pamplona?, ¿Bilbao es diferente a esto?,

encadenamos una visita que va a completar el dibujo de la i griega vasca, Y, ya que entramos el lunes por la mañana por Victoria (sin visitar la ciudad) para llegar a Otalora, en el centro de la i griega vasca,

para visitar Donosti, al noreste de la i griega, para viajar a Algorta, la noroeste, desde donde hacemos un par de visitas / actividades y un poco de turismo, antes de la presentación el martes de este programa tan raro, al menos en nombre,

la magia de la TRANSformación (de memorias de escasez a enfoques abundantes),

tras la cual vamos de vuelta a Madrid, ya es miércoles de mañanita, y una pregunta nueva va a desplegar una actividad que no estaba prevista en la hoja de ruta, la visita a Bilbao, esa ciudad tan interesante, pequeña pero grande,

con una historia que se desarrolla en torno a un puerto y una ría, a un espíritu cerrado pero abierto, los vascos somos cerrados pero estamos abiertos, a la colaboración y a la mar, al extranjero, a otras culturas, a otras opiniones, con las que vamos a percutir,

porque no nos gusta que nos impongan nada, preferimos adoptar lo que nos gusta,

me hace gracia el comentario de Idoia Belasko, hay 17 formas en euskera de decir cabeza dura, sí, yo soy de esa cuadrilla que a veces se encastilla en una idea o en una forma de transmitir la cosa, aunque luego me lo piense,

y en esta visita que se despliega, no estaba en la hoja de ruta, déjame que insista, vamos a pasear desde el puente del ayuntamiento hasta el Guggenheim, y nos vamos a parar en la tienda del museo con un libro, TRANSformación,

un libro negro que habla de la vida de una ciudad y el arte, el arte lo cambia todo,

que muestra el antes y el después, cómo era Bilbao no hace tanto, en 1980, y cómo es ahora, y no puedo evitar quedarme tieso ante una imagen del puente de Deusto, en el que los trabajadores de la naval montan una algarada cada mañana,

en una conversación no siempre amable con los antidisturbios, que no aceptan de buen grado que prendan neumáticos a lo largo del puente, impidiendo el paso del tráfico rodado, y en buena medida la circulación tranquila de los viandantes,

sí, yo viví esos fuegos y esas peleas, mientras cursaba ingeniería junto a San Mamés, el tren no llegaba a la otra parte de la ría, a la otra parte de Bilbao, la parada estaba en Deusto, y pienso todo lo que ha cambiado esta ciudad en 30 años,

los 30 años que van a hacer desde que termino la carrera,

hoy el tren de cercanía se ha convertido en metro, los altos hornos en acería compacta, la naval en casi nada, la explanada para los contenedores del tren de mercancías son el actual Guggenheim, la naval es el palacio Euskalduna,

Bilbao es hoy una ciudad de servicios,

y observo la capacidad de estas gentes, duros de mollera como pocos, de conversación fuerte, llena de convicciones y valores, pero de mente abierta, en algún lugar ahí dentro hay una puerta siempre abierta a la innovación, a lo diferente,

a una pregunta, a lo que vive en ultramar, será que algo fluido, no sólo de monte y Pirineos vive el hombre y la sociedad vasca, algo de agua, también debe habitar en nuestro interior.

   así lo vimos…

en las fotos de este libro se observa el movimiento de dejar ir y de dejar venir que ha sufrido, sí, esta es la palabra, porque muchas veces el movimiento no es fluido, los cambios no los aceptamos de buen grado, esta pequeña gran urbe,

porque los trabajadores de la naval se resistieron, los trabajadores del metal se resistieron, toda la sociedad tuvo momentos de auténtica ansiedad, metida en una crisis de la que nos sabíamos si íbamos a salir,

es bonito ver hoy esta ciudad que ha experimentado un cambio tan profundo, desde el gris mortecino que nos regala la industria del carbón a estos colores alegres que empiezan a surgir por aquí y por allá,

paseos verdes, tranvías eléctricos, turistas de todos los orígenes, y no me puedo olvidar de ese tiempo en el que en el pueblo había un negro, y los niños nos parábamos a mirar al buen hombre con curiosidad,

¿sabes qué?, hoy he visto a un hombre negro, como el libro del Guggen, negro, que ahora me doy cuenta que también viene de más allá del mar.

en este proceso en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, la tensión que experimenta la sociedad en procesos de cambio me interpela, y pienso en el hombre negro,

que hoy se mezcla con mujeres amarillas, y personas de tez cobriza, deben ser pieles rojas, y personas más blancas que un folio, no sé cómo llamar a esta gente albina, ¿serán hombres blancos?,

y observo cómo el futuro emerge, no para de emerger a nuestro alrededor, y cómo la forma que todo lo disfraza, engañándonos a ratos, no permite que observemos con tranquilidad lo que duerme en nosotras, y se manifiesta desde nuestro interior,

ese yo soy tan potente que existe, vaya que sí existe, en cada persona, en cada grupo, en cada etnia, en cada ciudad, será por eso que el futuro emerge de diferentes formas en cada comunidad, en cada grupo y en cada ciudad.

el mundo emocional, el mundo que se transmite en nuestro agua interior, nos permite contactar con nosotras mismas, en un contacto que nos permite contactar con otras personas, de adentro hacia fuera, en procesos de empatía y de compasión,

y pienso que un día vamos a ofrecer viajes de exploración emocional, ojalá que también alguno que otro por Bilbao.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

va a ser que sí

en el taller que realizamos para empezar a difundir en futuro emerge alrededor nuestro, que tiene como objetivo fundamental abrir el grupo al exterior, ampliando el círculo nuclear, compartiendo el proyecto,

voy a conectar con diferentes personas y redes, por lo que puedo apreciar el diferente comportamiento de cada una de ellas, tanto en la respuesta, como en el acompañamiento y difusión posterior,

un proceso en el que otra vez va a vislumbrarse la ley del 3,

porque distingo claramente entre 3 grupos, empezando por el primero, el de los facilitadores de la cosa, personas activas y con un montón de contactos en este mundo que pueden estar interesadas en acompañar un movimiento amigo,

y me vienen a la cabeza Javier, Nice, Alberto, Asier, María, todos ellos con cara y apellidos, aunque al efecto de estas líneas no sea relevante hacer a la persona concreta más visible, un grupo en el que básicamente no hay respuesta,

para seguir con el segundo, el CIE, o Consorcio de Inteligencia Emocional, del que formo parte de unos años atrás, otro grupo que supuestamente debería mostrar interés, profesionales del mundo emocional,

que promueven el mundo emocional en el País Vasco, y del que además formo parte desde el nuevo grupo tractor, todo me dice que alguien debería estar interesado al leer “primer heart tank” a nivel mundial, podemos ser parte de este sueño nuevo,

un grupo en el que la respuesta es menor que en el anterior, nula al cubo,

para terminar con el tercer grupo, hemos sobrepasado la barrera de los facilitadores y la de los especialistas del mundo emocional, ese grupo que habla de la importancia de la comunicación aunque luego no se comunique entre sí,

un tercer grupo precioso, el de las personas normales, que empieza en la respuesta de Idoia, técnica que lanza desde Getxo el año pasado, un taller de acompañamiento de personas emprendedoras, con base en el u-lab (laboratorio de la teoría U),

un grupo de mujeres con las que he tenido un contacto previo en la presentación de ULU (un lenguaje universal), el lenguaje del amor, en una presentación en el centro de Algorta, el pueblo de mi juventud,

y que convoca a un grupo de personas de su círculo personal y profesional, que sí responden, con las que desarrollamos esta presentación en la que repasamos un poco la teoría U, con la ayuda de el Teatro de la Presencia Social,

esta herramienta, siempre tan interesante, y que va a terminar con unas pizzas, qué curioso, 3, en el restaurante de la hija de Maite, en Górliz, este restaurante con extraño nombre, Baietz, todo parece indicar que va a ser que sí.

   así lo vimos…

 

en la cenita nos da para hablar de varias brechas que observamos y que nos interpelan en este mundo tan bonito en el que hemos elegido vivir (muchas gracias por vuestro respeto en la exposición de la brecha de género),

y en la que afloran varias situaciones de nuestra vida en las que hemos dicho de una forma contundente “aquí estoy yo”, esa forma a veces tan fuerte en el que nuestro YO SOY se expresa, y que nos deja tan descolocadas,

porque no es que nuestro yo soy sea macarra, Idoia, es que tiene muy claro, más de lo que creemos, qué no consiente, y por dónde no va a pasar.

en este taller que tiene lugar en euskaltel, qué bonita sala, nos vamos con ganas de repetir, muchas gracias, 3 horas se nos quedan un poco cortas, vuelvo a filtrar un libro que yo recomendaría leer a cualquier gestor del cambio, más si es mujer,

las 7 fases de desarrollo de personas y organizaciones, de Margarette van den Brink, un regalo brutal.

el futuro emerge es un proceso en el que personas normales indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, empezando por aquellas preguntas que se hacen grandes en nuestra vida y en nuestra sociedad,

¿es posible vivir una vida guiada por el corazón?, qué bonita pregunta, Elena, la lucha, integración y aceptación, gracias, Isabel, ¿cómo integro el hombre en mí?, qué bueno, Tania, yo también busco lo mismo, integrar la mujer en mí,

Cómo dejar la lucha, gracias, Nuria, cómo diseñamos una sociedad de cuidados en esta nueva forma en ese futuro que queremos, aprender para crecer, Idoia, yo de mayor quiero ser como tú, a ver si nos juntamos más veces y sigo apreHendiendo,

y me perdonáis si no las cito todas, o no encuentro en un futuro próximo alguna, no soy muy bueno precisamente, y me doy permiso, este tema es muy importante, a la hora de recoger y ordenar.

Baietz significa en euskera “que sí”.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

el círculo de Otalora (en el centro de la i griega vasca)

Yolanda nos recibe en Otalora, creo que es la tercera vez que paso por aquí en estos dos años, en un día que es representativo de la climatología de nuestro país, nubes bajas, encapotado, parece que va a empezar a llover en cualquier momento,

y efectivamente empieza a chispear cuando recibimos su llamada, sí, estamos a escasos 20 metros de la puerta, aunque todavía no nos veamos, en una visita que va a empezar en esta sala en la que me junto por primera vez con Yolanda,

bajo la bicicleta de José María Arizmendiarrieta, el alma máter del movimiento que inician en los años 50 cinco chavales del pueblo, que van a fundar ULGOR, hoy creo que sólo viven Larrañaga y Ormaechea,

bajo ese póster con esas frases elegidas por Yolanda, inspiraciones para el camino, que ahora, en esta remodelación, dan paso a un tronco azul, que muestra el paso del tiempo y de las estaciones,

hay varios años que se funden aquí, años duros, años de pasarlas canutas, que se abren a años de bonanza, en los que a un invierno que siempre rasca un poco le siguen una primavera y un verano pródigos,

es el ciclo de la vida, y aquel grupo inicial, 5 personas pueden cambiar el mundo, da paso a uno de los mayores grupos cooperativos del mundo mundial, ¿o tal vez es el mayor ejemplo del mundo colaborativo a nivel mundial?,

el grupo cooperativo Mondragón, un grupo que crece desde la educación, en la época de la posguerra, si queremos tener un futuro para la juventud del pueblo necesitamos escuelas de formación profesional,

y que sigue con el ahorro, si queremos invertir para crear empresas producitivas el ahorro de 5 personas no nos va a ser suficiente, vamos al banco Popular a que nos expliquen cómo se gestiona este negocio, para poder montar un banco,

y que sigue con el desarrollo de centros de investigación e innovación, con empresas de sectores terciarios, distribución alimentaria, la universidad, cuando la formación inicial se hace grande, un proceso que no para de crecer en la actualidad,

con una creciente actividad empresarial en el exterior,

qué bonito viaje por la historia, qué rica acogida, Yolanda, qué recordatorio más interesante de lo que 5 personas pueden hacer cuando están alineadas, con un propósito firme, con una intención profunda,

qué bonito es este mundo cuando está claro para qué hacemos las cosas, las que hacemos hoy día, y las que a buen seguro vamos a hacer a continuación, de eso se trata, pasito a pasito se anda el caminito.

   así lo vimos…

en el proceso de invitar a personas a este fuego que calienta nuestras preguntas, y los temas que nos interesan, el futuro emerge sigue su curso, con estas presentaciones de esta semana, empezando por la de hoy martes en Euskaltel,

en este movimiento de corazones, no es nuestra cabeza la que está al mando, en este ejercicio que nos ayuda a indagar en la sostenibilidad de las relaciones humanas, y en los principios del liderazgo colaborativo en el siglo XXI.

Yolanda nos cuenta el proceso de reflexión estratégica que en Otalora desarrollan hace año y medio, que les lleva a conformarse como un equipo auto-organizado, para ser ejemplo de lo que viene en este mundo nuevo,

para poder transformar el modelo de educación / formación hacia un modelo de acompañamiento en el desarrollo de las habilidades, siempre más cerca del puesto de trabajo y de la realidad,

70 / 20 / 10, 70% en ese aprendizaje experiencial, porque en verdad aprendemos haciendo, 20% en un aprendizaje entre pares, con la ayuda de nuestras compañeras, 10% para la formación convencional, con talleres, lecturas, estudio personal,

bastante diferente a lo que nos enseñaron, bastante diferente a lo que estamos acostumbrados a proponer y a recibir, qué bueno que ya estamos, poco a poco, cambiando.

en el camino de acercarnos a Getxo, donde vamos a asistir a una tertulia relacionada con ULU, nos desviamos hacia la derecha a Donosti, qué curioso, Victoria, Mondragón, Donosti, Zarautz, Getxo, hoy vamos a dibujar la Y (i griega) vasca.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

¿qué hacemos cuando no nos representan?

me llega una campaña de avaaz para despedirle a Rajoy, dándole gracias por todo lo que ha hecho para desmontar el estado de la cosa, que llamaban bienestar y se está quedando en brecha social de primera magnitud,

muy buena hora para que todas las personas corruptas, no imputadas ni presuntas, sino juzgadas y condenadas, tomen otro camino, y para despedirles agradeciéndoles sus servicios,

y me pregunto quién es peor, quien lo hace o quien lo consiente y lo promueve en su casa, tal vez es peor todavía si es el presidente de la casa y no se entera, seré raro, pero a mí me gustaría vivir en un país en el que el presidente sí se entera,

y además es responsable

   así lo vimos…

miro al otro lado de la parrilla de salida, y veo el ejemplo de Pablo y su pareja, la incongruencia entre lo que dicen y lo que hacen, y siento el flaco favor que hacen en este juego de “yo sé hacerlo peor todavía”,

o de “yo no tengo el poder, pero os vais a enterar cuando lo tenga”,

y me pregunto qué podemos hacer cuando no nos representan, ¿tal vez podemos pedir que vuelvan Franco, Mussolini y Hitler, los 3 magníficos, y hagan unos cuantos pantanos más y ejecuten a unos cuantos cientos de irredentos?

 

en una situación kafkiana, como la situación política española actual, en la que hay 3 mociones de censura en línea, la primera del partido socialista, la segunda de ciudadanos, la tercera de socialistas y podemos,

¿o era de ciudadanos + podemos?,

donde está claro que cada quien mira por su interés particular, los votos y el poder que viene, donde queda claro que los interlocutores políticos no se hablan, tenemos que pararnos a revisar qué funciona y qué no funciona en nuestro sistema político actual,

y por qué es posible que se den estos juegos de poder,

y sin olvidarnos que cuando hay alguien que se corrompe también hay una contraparte, la que corrompe, estamos hablando de los poderes político y económico, tan independientes y tan relacionados entre sí,

no hay más que ver el destino de ex-presidentes de gobierno o ministros, las famosas puertas giratorias, en las que se les paga en diferido los favores prestados cuando ocupan el poder,

tal vez es buen tiempo de revisar la democracia representativa, 1 voto cada 4 años y calladitas todas, el sistema de listas cerradas, tan interesante para los amigos y el comadreo, y las leyes electorales, que dan más al que más tiene,

en vez de lo que sería lógico, a los pequeños, juego que fomentaría la diversidad, frente a los mecanismos actuales, que  perpetúan a los mismos en el poder, para que esto siga como a unos pocos, los que tienen la pasta, el poder económico, les interesa.

estos temas, como otros tantos, están en la agenda de el futuro emerge, porque no vamos a ser libres mientras sigamos jugando juegos macabros con cartas marcadas, listas únicas, amigotes y comadreo,

corrupción de quita y pon, ahora te compro a ti, ahora me vendo yo.

en la triformación social, 3 leyes rigen las 3 esferas del mundo, independientes entre sí, la esfera social, en la que debería imperar la libertad, la esfera política / judicial, con la igualdad, la económica, con la fraternidad,

tal vez te suena el mantra, liberté, egalité, fraternité, sí, de la revolución francesa,

es una pena que los mecanimos que regulan el juego hoy haga que nadie entienda nada, y entre la actividad política / judicial y la económica exista tal nivel de comadreo, que se traduce en corrupción,

mientras la esfera social sigue, quién sabe por qué, adormecida, y parada.
tienes información de el futuro emerge en este enlace.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

y entramos en contacto con el SPT (el PuenTe Social)

dicen que construyeron la vía del tren que une Viena con Venecia, cruzando los Alpes, antes de que existiera una locomotora que pudiera atravesar semejantes desniveles, en la confianza de que alguien la construiría,

de la misma forma que dicen que Otto Scharmer escribe la teoría U sin conocer a Arawana, que va a desarrollar con posterioridad la técnica del Social Presencing Theather, o (SPT), una técnica de traducción difícil al castellano,

porque la palabra presencing se forma en inglés al juntar precence + sensing, presencia y sensaciones, por lo que el SPT vendría a ser un teatro en el que se muestran la presencia y sensaciones sociales,

una especie, que me dicen que no es, de constelaciones de tercer nivel, por si no las conoces hago una referencia corta a Bert Hellinger, y a las constelaciones familiares y organizacionales, el primer y el segundo nivel de las constelaciones,

una herramienta que se denomina así porque las personas, representantes de alguien que no está, es como ocurre en el teatro, en el que la persona a la que vemos representa a una persona cuya vida narra la obra,

se mueven de un lado para otro, generando un movimiento que tiene todo que ver con los movimientos que se dan en el sistema familiar, que es lo más parecido a una constelación de estrellas vibrantes, somos seres energéticos en movimiento,

no es extraño que esta técnica, que nace en las representaciones aborígenes de tribus sudafricanas, cuando Bert Hellinger es un prelado que atiende a estas comunidades, se traslade inicialmente a Europa, aplicado a los círculos familiares,

y que posteriormente se traslade al ámbito organizacional, que no deja de ser una constelación de personas que se juntan en un momento de la historia organizativa en torno a un objetivo de transformación,

y que hoy en día se propicie este tercer movimiento, y aquí voy a desoír el consejo de Mery, que me dice que no asocie el SPT con las constelaciones de Bert Hellinger, ya que no tienen el mismo origen,

y me pregunto si el origen es o no el mismo, ya que estamos hablando de la energía y las emociones que se hacen presentes en el campo de la representación, en el teatro de esta vida, aplicado en este caso al campo social,

al campo de la TRANSformación de la sociedad, un campo que va más allá de la familia, un campo que va más allá de la organización, porque de lo social todas nosotras formamos parte, no hay escapatoria posible,

es la magia de esta herramienta, que un día alguien enuncia aunque no sabe quién va a construir esa locomotora que une Viena con Venecia, por encima de los Alpes, sube que te sube, baja que te baja,

por puentes escarpados, que conectan nuestro pasado con nuestro futuro, lo que ya hemos construido con todo lo que nos queda por construir, con la magia de la TRANS, a nivel social.

   así lo vimos…

 

“cuentan que construyeron la vía férrea sobre los Alpes entre Viena y Venecia antes de que existiera un tren que pudiera realizar el trayecto, aún y así la construyeron, sabían que algún día llegaría el tren”

fragmento extraído de la película “Bajo el sol de la Toscana”

de la mismo forma, empezamos a escuchar términos extraños, como el del liderazgo colaborativo, ya que mucho antes de que sean una realidad entre nosotras, alguien junta términos casi contrapuestos,

en la confianza de que un día la locomotora aparezca,

y se haga presente entre nosotras, y transite con naturalidad ese espacio que media entre el liderazgo actual, tan beligerante y competitivo en muchos casos, y la energía de la colaboración, una energía de la que nos falta un mundo por apreHender.

y para que esta energía se vaya haciendo presente entre nosotras, proponemos dos presentaciones y dos talleres en Bilbao y en Madrid que titulamos “de memorias de escasez a enfoques abundantes”,

en los que exploramos los fundamentos del liderazgo colaborativo y de la abundancia, con la ayuda del SPT, esa herramienta fundamental en la teoría U que Otto intuye, que Arawana desarrolla, y se hace presente entre nosotras con Mery Míguez,

el 05 y 06 de Junio en Bilbao, y el 08 y 09 de junio en Madrid.

con estas 4 actividades empezamos a abrir los círculos de iniciativa de el futuro emerge en Bilbao y Madrid, en un proceso que denominamos el tran tran del tren, sí, a nosotros también nos gustan los vagones y las locomotoras, el proceso,

y los fuegos artificiales, pequeñas fiestas en las que nos juntamos a celebrar la magia de la vida, que ocurre y se despliega a nuestro alrededor, si quieres tienes un poco más de información de este proceso del que tú también eres parte en este enlace.

el futuro emerge es un movimiento mediante el cual indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, un movimiento que nos permite crear puentes sociales entre territorios, como Viena y Venecia, desconectados por los Alpes,

aún cuando no hay locomotoras con capacidad para cubrir el trayecto, en la confianza y en la comprensión, ésta es la energía que nos ayuda a desplegar el futuro próximo, está ahí aunque no lo veamos, de que alguien las va a desarrollar, vaya que sí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.