¿y cómo honramos la vida?

Silvia me regala una imagen de mañanita, con una conversación entre un abuelo y su nieto, en la que conversan de las múltiples formas en las que perdemos la vida, de entre las cuales a mí me llama especialmente la atención la primera,

perdemos la vida cuando vivimos la vida de otros y no la vida propia,

y me quedo pensando en las otras muchas formas en las que perdemos la vida, la alegría, la ilusión, tal vez podemos hacer una pequeña lista de las mil formas en las que tiramos por la borda nuestra energía, y con ella nuestra vida,

y una segunda lista con otras mil formas en las que recargamos las pilas, y ponemos nuestro ser al servicio de la vida, ¿te animas a completar tu particular listado de cómo honras la vida?.

   así lo vimos…

si te fijas bien, no es muy sutil el giro de hoy que digamos, el contrario de perder la vida (tirarla al cubo de la basura) no es ganar la vida, porque la vida la tenemos ganada, aunque nos insistan una y otra vez que nos la tenemos que ganar,

el tema es qué repercusión tiene en nuestro entorno, más próximo y extendido, entres nuestras amigas, familia y comunidad, para empezar, nuestro paso por este teatro, tan bonito, tan bueno, tan verdadero, sí, que es la vida.

 

en esta sociedad que busca respuestas inmediatas y resultados más rápidos aún, te animamos a sostener las preguntas, a calentarlas, a hacerte amiga de ellas, mientras dejamos que lo que está siendo sea

y seguimos en este ejercicio de agosto, viviendo una vida más fácil, e indagando el azul, mientras abro otra categoría para re-conocer las aportaciones de esta chica tan bonita que me acompaña en muchos posts, el rincón de Silvia.

 

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

volver a casa, sentirse en casa, querer regresar

la llegada a cabo de Gata no puede ser más agradable, tras dormir la primera noche en la cala bajo el Faro, veo levantarse el sol de entre la bruma, escribo unas palabras en el diario de viaje, releo algunas páginas, me pego un baño,

y me acerco al restaurante el Faro, ya son casi las 10, donde me encuentro a la familia limpiando, resulta que sí tienen una mesa en la terraza para comer a la una, que en realidad son las 13, en el primer turno de comidas,

que se extiende hasta las 2 y media,

y aprovecho el tiempo entre costuras para saludar a las hermanas, a su primo Gorka, que pese al nombre no es vasco, sino catalán, a José Luis, y entre una cosa y otra me ponen un café con leche y una tostada,

y me siento de nuevo en casa, en un bar que no atienden en la barra, en el que no dan desayunos, ahí estoy, de cháchara con esta gente tan agradable a la que me paso a visitar una vez al año,

en un extraño homenaje, y en un extraño proceso de re-conocimiento, si alguna vez regentara un bar, o fuese parte de una experiencia gastronómica, hay que ver que dura es la hostelería, que va a destajo cuando todas las demás estamos de vacaciones,

madruga para ir a la compra, prepara la cocina y las instalaciones, atiende un sin-número de mesas y comensales, sólo en la terraza al descubierto son 13 mesas, no sé cuántas más del otro lado, y todo con una sonrisa, con buena cara,

y me observo ahí, buscando un wi-fi que es cuando menos esquivo, aquí parece que hay señal pero se va, al rato volverá, interrumpiendo el proceso de limpieza de la terraza y de las mesas y sillas que van a configurar el comedor,

en un baile adaptativo, hoy tenemos un grupo de 6 que nos han pedido un espacio aquí, y también tenemos… y en eso estoy, y me encuentro de rodillas, escribiendo unas líneas a la espera de que el wi-fi re-aparezca, y pueda cortar y pegar,

cuando llama una clienta, no son 2 sino 3 amigas que se van a acercar a comer, y me preguntan si tengo algún problema para cambiar de la mesa 1 a la 3, mira qué casualidad, de la 1 a la 3 en esta terraza de 13 mesas, 12 + 1, me dicen,

en esta mañana y viaje que no pueden empezar mejor.

así lo vimos…

en este viaje que tiene como motivo indagar el azul, y en los entornos de confianza, me acuerdo de una foto que tomo ayer mismo en el bar León, en Granada, que reza “no te sientas cliente, somos amigos”,

una frase bonita, muy interesante, que puedes sentir o puedes no sentir, la verdad es que aunque los camareros son majos esta vez me he sentido cliente en el León, cosa que no ocurre en este espacio, donde me siento amigo,

con una receta bien simple, a mi modo de entender,

todo es cuestión de repetir un par de veces más, de contactar con las personas a un nivel más personal, de conectar con el cariño que todas llevamos dentro, y con una sonrisa que nace en el corazón, esa sonrisa que dice “me gustas”,

y le pregunto a Ana si me aceptan el año que viene como pinche, para ayudar una semana en la cocina a su hermana y a su marido, porque si un día saco un rato para  jugar a las cocinitas, qué rico todo, me encantaría hacer las prácticas aquí.

Pago la cuenta, en la que está incluida el café con leche y la tostada con tomate y aceite de la mañana, me despido del padre de este grupo de hermanas que se llevan curiosamente tan bien, en esta casa que siento un poco mía,

con la sensación de que a la mínima que pueda, 600 kilómetros nos separan, vuelvo a tomarme otra tostada y lo que se tercie, siempre tan rico y cocinado con tanto cariño, por aquí.

en el ejercicio del contacto con el yo soy, que tanto ayuda en el contacto con otras personas, con el alter, en ese espacio azul clarito que en 7 emociones representa la energía del orgullo sano, el orgullo humilde, 

aparece, como es el caso de hoy, la mirada apreciativa, esa capacidad que todas tenemos, y que podemos desarrollar de forma consciente, de valorar todo lo bueno que nos rodea, en un ejercicio de conexión con el amor,

porque apreciar es amar.

2 preguntas surgen en el camino,

hablando del orgullo sano, ¿cuál es la última vez que te pones de rodillas y por qué?

y hablando de sentirse como en casa, de ir y de volver,¿cuál es ese sitio en el que te sientes como en casa y al que esperas regresar?

en esta sociedad que busca respuestas inmediatas y resultados más rápidos aún, te animamos a sostener las preguntas, mientras dejamos que lo que está siendo sea.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

cuando juntamos pequeñas cosas

hablo con Silvia sobre este sentido de la existencia, el grande, el mayor, que tal vez vemos todavía lejos, y del otro, el pequeño, el que se va haciendo presente en las pequeñas cosas de cada día,

que nos aportan cierto grado de bien-estar, y cierto grado de levedad,

tal vez se trata de eso, de seguir dis-frutando de los pequeños momentos, mientras el dibujo  grande de nuestra vida se hace claro, y entendemos cuál es el sentido de nuestra existencia.

   así lo vimos…

y cada vez que junto un pequeño paquetito de esas cosas que me alegran el día a día de mi cotidiano vivir, de esas que transforman la existencia en existiendo, la teoría en práctica, las grandes palabras en pequeños ejemplos,

me pregunto si mi niño está presente y le estoy permitiendo jugar, si está presente la madre protectora que vive en mí, expresando su ternura y cariño, y si al uno y a la otra no se les ha olvidado convocar a mi ser adulto,

una pequeña lista de comprobación que me permite observar si voy avanzando en esta línea trenzada y espiral, para el centro y para adentro, hacia afuera y en exposición, que me anima a seguir.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

y nos volvemos a sentir acompañadas, otra vez

curiosidades de la vida, antesdeayer preparo, en realidad copio y pego, las cuatro leyes de la espiritualidad de la India, cuatro leyes de las que vamos a acabar hablando Isabel, Eva y yo en esta reunión con la que inicia el año, el 3 de enero,

qué curioso que Isabel acabe de recibir el mismo mensaje, que pasa a abrir y comparte con Eva y conmigo, si quieres te dejo con estas líneas, que tal vez te ayudan a cuestionarte hasta qué punto celebras la vida,

y aceptas la vida tal cual se presenta hoy.

   así lo vimos…

“En la INDIA se enseñan las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

La primera dice:
“La persona que llega es la persona correcta”. Es decir, que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotras, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el “si hubiera hecho tal cosa habría sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:
“En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última:
“Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegó a nuestras vidas hoy es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado.

y pienso en esta mañana tan rica, con Maribel, con Eva e Isabel, con Silvia, de vuelta a casa, mujeres que forman parte de la evolución de la conciencia planetaria, que avanzan en este proceso de aceptar lo que la vida nos trae, sin resignación,

en la que seguimos haciendo lo que nos toca hoy, parte de nuestro camino personal, parte de ese camino que vamos tejiendo y que según reza la segunda ley, mira que ésta me cuesta, no podía ser de otra manera.

conecto la fluidez y aceptación de este texto y de esta conversación mañanera con el ejercicio que me propone Maribel, y con esa frase que Rafael, vaya, un chico, me propone desde el ejemplo hace ya unos años, “acepto lo que la vida me trae”,

y conecto con este movimiento, dejar ir, dejar venir, que promueve la teoría U de Otto Scharmer, en ese punto abajito en la U, en el que la voluntad del ego se rinde a una voluntad mayor, una voluntad de la que podemos ser transmisoras, no dueñas,

porque no somos dueñas de la idea, ni del proyecto, ni de la vida que pasa a nuestro través, sino que pasamos a estar embarazadas por la idea, el proyecto o la vida que albergamos, en este continuo proceso de desarrollo y transformación.

…y nos volvemos a sentir acompañadas, otra vez.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

te invitamos a una chocolatada

Te invitamos a una chocolatada (el futuro emerge) en la que puedes encontrarte con gente como tú.

Compartimos ideas y proyectos de desarrollo personal / social / innovación social.

Y lo hacemos de la mano de Mery Míguez, facilitadora calificada en SPT (Social Presencig Theater), o el Teatro de la Presencia Social, herramienta fundamental de la teoría U.

Y de la mano de Mikel BILBAO, autor de 7 emociones, las 3 escuchas y el 3ple camino.

Juntas vamos a revisar los fundamentos del liderazgo colaborativo, los fundamentos de la abundancia, y vamos a conectar tus necesidades y aspiraciones, y tus proyectos, con las de otras personas que bien pueden ser de tu tribu.

¿Nos conocemos?

¿Nos juntamos?

Nuestro interés es que te acerques a conocer este movimiento, el futuro emerge, el primer “heart tank” a nivel mundial, no sé si se entiende, tal vez nosotras mismas no lo entendemos perfectamente, estamos explorando, es lo que pasa con lo nuevo, muchas personas conocen lo que es un “think tank”, pero nos sobrepasa el término nuevo.

¿te animas a explorar con nosotras, empezando por esta chocolatada?

tienes más información de el futuro emerge en este enlace7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

este texto surge en una conversación con Gaizka por skype, esta mañana de mayo, 17 de mayo, con referencia al próximo evento que estamos lanzando para abrir el futuro emerge, desde el grupo de iniciativa, a un grupo mayor,

una conversación en la que me sugiere sería interesante una reunión cena del grupo antes de la actividad, posiblemente la semana que entra, ya que mañana es muy precipitado, tal vez el próximo miércoles, día habitual de reunión,

y mientras conversamos recibo una llamada de Alejandra, que me va a posponer una cita para mañana, concertada hace más de un mes, qué pena, el viernes 18 no voy a poder juntarme con Ale en la fundación diversidad, resulta que está mala,

y un hueco se abre delante de mí, el viernes sin reuniones, el lunes una que acabo de concertar y puedo mover, el martes y el miércoles libres, tengo un hueco de 6 días que me pueden servir para darme un paseo por la costa, desde Irún a Algorta,

y observo la mochila, que está preparada desde antesdeayer,

y no sé por qué todo mi ser sabe que acabo de recibir una señal, y el camino de Santiago, el camino de las personas sencillas, se despliega ante mí, y hoy, unas horas más tarde, si nada lo remedia, tras dormir en Donosti,

empiezo esta primera etapa, Irún – San Sebastián,

que va a ser un poco más corta de lo que ahí se describe, ya que mi intención es parar a dormir en el albergue de Pasajes, en los alrededores del Jaizkibel, tras revisitar ese monte y ese puerto en el que hace 7 años un joven innortado, en no sabiendo qué hacer,

simplemente se queda a dormir, un hospitalero flexible me acoge, y lo que estaba roto se empieza a enmendar, 7 años han pasado de eso, buen momento para pararme un ratito a agradecer esta vida tan bonita, buena y verdadera que hemos decidido vivir.

el 3ple camino

es domingo 29 de abril, y salgo a pasear el día después de mi cumpleaños, un día bastante rasposo para haberlo celebrado entre amigos, en este primer encuentro de formación de facilitadoras de 7 emociones,

y me encuentro un cruce de caminos saliendo de Garro, el caserío en el que nos hospedamos, y decido tirar por el camino de la derecha, que creo que me va a llevar más lejos,

un camino en el que se va cerrar antes de lo previsto, por las abundantes lluvias que convierten el camino en lodazal impracticable, y en el que me encuentro una estampa muy curiosa, 3 burros,

un camino que des-hago, volviendo al punto de partida, para tomar el camino de la izquierda, en el que me encuentro una evolución de la estampa anterior, mira que es juguetón el universo, ahora lo que hay en el monte son 3 caballos,

y observo en estas dos imágenes un símil visual de el 3ple camino, porque todos podemos ahondar en el triángulo de karpman, nuestra vida en la sombra, con las figuras del perseguidor, la víctima, y el salvador, los 3 burros,

o podemos desarrollar el ser adulto, el niño natural y la madre protectora, 3 conjuntos de características que nos ayudan en este proceso de buen vivir, de cuidarnos y ser un apoyo para las demás personas, a nuestro alrededor,

y siento que todo comienza en un punto, en el que empezamos a ser conscientes, y en el que tomamos una determinación, trazando un plan, el plan de nuestro desarrollo personal consciente, eso es el triple camino,

el plan al que nos podemos adherir con des-enfado, sí, la vida es mucho más bonita con des-enfado, cuando fallamos y nos perdonamos, cuando tropezamos y nos volvemos a levantar,

porque el que tropieza y no cae adelante un paso, y el que tropieza y cae, y se levanta, tiene todos los pasos de la vida por delante,

como hacen los pilotos de un avión, que no se rigen obsesivamente por el plan, cada segundo, sino que les sirve para corregir cada tanto, me he desviado un poco a la derecha, pues tuerzo a la izquierda,

porque la vida es mucho más fácil cuando sabemos lo que buscamos, cuáles son las capacidades que quiero desarrollar, y para qué lo estoy haciendo, ya nadie me obliga, es mi elección personal, voluntaria, y nos podemos aplicar.

   así lo vimos…

aunque no lo sé cuando tomo estos dos caminos, el de la derecha y el de la izquierda, muy cortito, hay un tercer camino, el de enmedio, que lleva por medio de unas escaleras a la colegiata de Cenarruza, es el camino de Ziortza,

un camino que voy a hacer un día de estos, no sé si de subida, si el grupo que formamos es pequeño, como es el caso de éste, o de bajada, si el grupo que formamos es más grande, porque la próxima vez también podemos dormir ahí, en Cenarruza.

es tan evidente lo pródiga en señales y acontecimientos que es la naturaleza que no puedo resistirme, no es mi mente racional la que dice “sería una buena idea montar un taller de 7 emociones o de liderazgo colaborativo en un medio rural”,

es todo mi ser el que vibra en el camino en estos últimos 5 viajes, por cabo de Gata, por Jaca (Aragón), por Munitibar y el Urdaibiai (Euskadi), la tierra de mis padres, por tierras de Javier y Leyre (Navarra), por la sierra de Navacerrada (Madrid),

un ser que profundiza un poco más en este 3ple camino, el camino de los 3 burros, todos podemos quedarnos ahí, animados por el gran burro, el perseguidor, ese elemento de cuidado, que no para de juzgar y criticar a todos sus semejantes,

o el camino de los 3 caballos, preciosos, que también viven en mí, y ahí no sé cuál me gusta más, la madre protectora, el ser adulto, o el niño natural, cada cual más bonito, más bueno, más verdadero, cada cual más espectacular.

el 3ple camino es el camino del mejor YO SOY que puedo desarrollar en esta vida, mi ser en la luz, mi ser radiante, un ser que se desarrolla en contacto con los fundamentos de la abundancia, que coinciden con los del liderazgo colaborativo,

porque mi yo soy sano y abundante no compite, colabora, y crea entornos en los que desarrollar conjuntamente con otras personas, líderes radiantes, ese mundo mejor al que todas aspiramos, ese mundo que sólo se desarrolla desde nuestra colaboración,

voluntaria y necesaria,

y desde nuestra mejor intención.

puedes enlazar con los fundamentos de la abundancia, con los 3 conjuntos de características a desarrollar, con el 3ple camino, y con el itinerario visual que hemos trazado para actividades en la naturaleza, ¿coaching en la naturaleza?,

en 5 puntos de nuestra geografía, Cabo de Gata, Euskadi, Navarra, Aragón y Madrid, en la preciosa piel de toro, uy, qué rima más difícil tiene el 5, en este viaje virtual del ego al eco, con 5 puntos, decía, para empezar.

y empezamos a profundizar un mensaje que habla del tránsito del ego al ECO, gracias, Otto, que hablar de la triple w, w-w-w, por la que yo gano, tú ganas… y ganamos todas nosotras, en enfoques abundantes y compartidos,

nuevos líderes para un mundo en TRANSformación, es el camino del liderazgo colaborativo en el siglo xxi.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

y el Euskalduna de pie le pide a Rozalén “beste bat”

esta vez no voy a poder saludarle a Biotz, que está en algún sitio de este espacio precioso, el palacio Euskalduna de Bilbao, seguramente el mejor palacio Euskalduna del mundo, no iba a ser menos, que para algo estamos en Bilbao,

ya que llegamos tarde, es mi manía de meter en la agenda una cosa más, y de ahí venimos, de apurar la jornada del sábado, en el primer proceso de facilitadores de 7 emociones, que corremos en el balcón de Bizkaia, en Munitibar, en casa Garro,

ya que vamos a salir antes de tiempo, corriendo en la última canción, eso espero, Girasoles, el espectáculo además de bonito, bueno y verdadero, ha sido sensible y generoso,

y Rozalen responde al atronador y generoso “beste bat” (otra más) que el público reunido hoy en Bilbao le brinda, un público que tiene fama de ser muy buen crítico, una parroquia culta, cuando hablamos de toros, de fútbol y de canciones,

a esta gente le gusta caminar, comer y beber, hacer deportes y cantar, y es un pueblo duro con la mediocridad, y largo, muy largo con el arte, y lo que acaba de presenciar es el espectáculo de una artistaza, y de un grupo que le acompaña, que suena fenomenal,

no es extraño que unos y otras no se quieran marchar, sólo nosotros hemos llegado tarde, y sólo nosotras nos vamos a marchar despavoridas, la siguiente nos espera, hoy celebramos que mi madre cumple 52 años de vida de madre,

y vamos a llegar justo a las 11:15, hora en la que sale de su vientre, por no hacerlo más gráfico, su primer hijo, en una cena que va a ser un poco como nuestra propia vida, un poco de esto, un poco de aquello, y un mucho de lo de más allá.

   así lo vimos…

en el taller de 7 emociones comparto una de mis creencias más absurdas, los niños elegimos a nuestros papás y a nuestras madres, una creencia que además de absurda mucha gente piensa que es infundada,

pero que a mí me sirve para preguntarme, de vez en cuándo, ¿para qué he elegido yo así?, una pregunta de poder, tan distante de esa otra que la gente normal acostumbra a hacerse,

¿por qué me habrá ocurrido esto a mí?, mucho más cercana a la víctima,

y me acuerdo que tengo un ejercicio pendiente en 7 emociones, una encuesta de entrada que me permita hacer una auto-evaluación de mi nivel de responsabilidad al principio del proceso, y al final,

para poder sacar una foto del antes y el después, del principio y el final.

quién sabe por qué voy a evitar introducir hoy en la entrada una foto del concierto, y una canción de Rozalén, eso me lo voy a permitir dudar hasta el último momento, tal vez me ayuda youtube, esa biblioteca de los videos,

y me voy a un bote de cayena que compramos en la tienda del pueblo, un espacio en el que somos claramente forasteros, y que nos cobran a su precio, 70 céntimos, qué bonito,

un 7, como 7 emociones, y un cero, como los círculos en los que pretendemos re-crear las organizaciones sin centro, unas organizaciones en las que el respeto está presente, y en el que nos tratamos todas como iguales,

y pienso en lo honrado que es este pueblo, el pueblo vasco, un pueblo rudo, duro, muy poco diplomático, claro, aquí, tan cerca de las montañas, nunca hubo corte, y las verdades las encuentra la gente en sus campos, en sus animales, en sus relaciones,

y me siento orgulloso de ser parte de este pueblo tan hosco a veces, tan sincero, casi siempre, en proceso de evolución, necesaria, y de haber elegido a papá y a madre, mamá y padre, aita y ama, en este proceso de evolución,

y conecto con este ejercicio que acabo de proponer al grupo, pocas horas atrás,

gracias, aita / ama, por todas las cosas tan bonitas que tenéis, y que son un regalo, a veces no visto en mi niñez y en mi juventud, es que el pez muchas veces no es consciente del agua,

gracias, ama / aita, por todas las cosas tan bonitas que os faltan, y que no me habéis podido dar, claro, cómo me las vais a dar si no las tenéis, ¿no?, porque forman parte de mi camino de desarrollo personal.

me paso buena parte del concierto de Rozalén mirando al techo, quién sabe por qué a veces miro a sitios tan raros, ¿a quién se le puede ocurrir mirar al techo cuando es tan interesante el juego de luces, los bailes y las coreografías del escenario?,

y observo bailes de sombras preciosos, hay muchas, de diferentes colores, luces y sombras en el techo y en el escenario, al fin y al cabo eso es el color, el baile de la oscuridad y la claridad con la ayuda del órgano sensorio humano,

bailes del rojo al violeta,

quién sabe por qué hoy me subyugan estas curiosas sombras rojas, ¿será que le he visto a alguien, espejito, espejito mágico, quién es más bella que yo en este reino, incrustado en la energía del miedo y del no soy, y en la energía del no es posible?

es domingo por la mañana, y me pregunto qué me va a regalar el día de hoy, y qué le voy a regalar yo, mientras repaso los temas pendientes de este proceso en el que tenemos muchas cosas que cerrar, quizás demasiadas,

tal vez para hacer un taller de facilitación, con pausa, con cariño, necesitamos 5 días en vez de un fin de semana, lo empiezo a percibir así, no hay tiempo para todo, y hay cosas que se van a caer, sí o sí,

porque no nos caben el coaching circle, la abundancia, los procesos de acreditación de facilitadores (ejem), el nexo de las 7 emociones con el mundo corporativo (teoría U y reinventar las organizaciones),

el turismo local (Urdaibai margen derecho, Santimamiñe, Oma, Laga, e izquierdo, Mundaca, lleno de caca, Bermeo, Gaztelugatxe, reconvertido en Rocadragón con la presencia de Jon nieve y la madre de ragones, la reina del miedo),

la comida, la re-capitulación de la jornada de ayer, la re-capitulación de cierre, … según lo enuncio me empiezo a marear, seguramente voy a hacer lo que aprendí hace años, en mi tiempo de auditor de AENOR,

darle sin parar, intentando meter una cosa más, hasta que suene el gong, momento en el que el boli se cae, y sólo queda tiempo para un abrazo y la despedida, seguro que nos volvemos a ver pronto, caminante,

porque no hay camino, se hace camino al andar, tararí, tarará.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, que no de inteligencia, creative commons, inspirado por la teoría U del color y la teoría Scharmer de Goethe, ¿o era al revés?, que compartimos desde este enlace.

 

2 años más allá del más acá

me junto a celebrar con Pedro en la Bohemia que dos años no son nada, sobre todo después de que los has pasado, en una celebración contenida, una cerveza y una hamburguesa, que hoy pago yo, así es la vida,

después de haberme juntado con Miguel, compañero de andanzas de Pedro y de Yolanda, arquitectos de formación, que hace dos años empiezan a buscar una persona que les ayude en su actividad de tasaciones,

y me acuerdo de esa reunión, sentados en esta misma mesa, Pedro, Silvia y yo, cuando Pedro comenta que van a buscar una persona que les ayude en la actividad, y Silvia me mira, hay miradas que lo dicen todo, hay miradas que atraviesan,

Mikel, ¿por qué no te ofreces tú?,

y no dejo esa mirada en paso, voy a tardar sólo un día para llamarle a Pedro y ofrecerme, hay veces que el trabajo tiene mucho de desarrollo personal y hay otras muchas en las que tiene bastante de alimenticio,

y hoy agradezco estos dos años en los que adoptando esta actividad alimenticia, haciendo lo que no quiero, y alejándome de lo que supuestamente quiero, pago un peaje necesario, el peaje del orgullo arrogante, el malo,

y me pongo realmente a disposición del universo, para que sea lo que sea, ya sé que es difícil de entender, también lo ha sido para mí, a veces el camino se forja por la senda del sí, otras por la del quizás, y otras por la del no,

todo parece indicar que esta vez la senda ha sido la del no,

y celebro con Pedro, tras agradecerle a Miguel en su despacho en Madrid su ayuda, tan generosa, ya sólo me falta Yolanda, estos dos años de desierto, en los que he descubierto que en el desierto también hay agua, y se puede vivir,

un descubrimiento que me va a acompañar allá donde vaya, ahora ya puedo hablar desde la experiencia, mucho más allá de la teoría, de la resiliencia, y de un camino labrado gota a gota, desde el corazón.

   así lo vimos…

muchas gracias, Pedro, Miguel, Yolanda, por ayudarme a labrar los cimientos de mi casa, muchas gracias, Silvia, por esa mirada que separa a una persona que quiere hacerse el tarugo de una persona que toma las riendas de su vida.

en este tiempo moderno, no sé por qué tengo la impresión que en el 2018 todo se acelera, poco antes de pasar por el despacho de Miguel me he reunido en Liferay con Javier, que va ser nuestro anfitrión en las reuniones próximas de Meetup,

el futuro emerge MAD,

que se van a celebrar en el Paseo de la Castellana 280, frente a las 4 torres, en lo que antaño fuera la ciudad deportiva del Real Madrid, en una cafetería preciosa, en la que también va a haber espacio para algún que otro futbolín,

y me acuerdo de tiempos remotos, parezco ya el abuelo cebolleta, totalmente digital, en los que los seres humanos también jugaban al futbolín real, a punto de desaparecer por la consola y la play,

y agradezco estos tiempos modernos en los que el futuro emerge así de ligerito, con la ley del 3, en BIO, MAD, ZGZ,

muchas gracias, Javier, nos vemos, si no media nada, el primer viernes de mayo, a las 7 pm, en Liferay, ¿rayo de vida?, indagando la sostenibilidad de las relaciones humanas más allá y más acá de la tecnología.

aunque mi intención es muy otra cuando me caigo de la cama, esta imagen del pingüino me está esperando al abrir el ordenador, una imagen de la que tomo nota, como de la mirada de Silvia,

una imagen que evoca mi paso por el desierto, sí, ya sé que te has imaginado el desierto con arena, ése fue el anterior, esta vez he disfrutado del otro desierto, el del frío, hacía tanto frío ahí fuera que el blog casi se congela hace 2 años,

pero lo que no nos mata nos hace más fuertes, y nos ayuda a desarrollar capacidades de lo más insospechadas.

las capacidades que llamamos blandas (soft skills) en muchos casos son muy difíciles de desarrollar, y se necesitan condiciones extremas, extremo calor, extremo frío, extrema soledad, y pasar un desierto que no está en nuestro marco voluntario,

por eso son tan difíciles de desarrollar, a pesar de ser tan necesarias,

un desierto que pocas veces elegimos, y que, de vez en cuando, por causualidades del destino, yo no estaría hoy aquí si no pasé por donde pasé, ya no creo en la casualidad, nos toca transitar.

hoy agradezco el frío, gracias, Pedro, como agradezco el contacto con el sol y la arena, gracias, María, y no me despido del desierto, qué va, como no hay dos sin 3 sé que hay nuevos desiertos que transitar…

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

 

 

 

del ego al eco en 7 meses

en este primer finde de la primavera del 18 hacemos recapitulación de lo que han sido los últimos 3 meses, desde el 25 de diciembre, día de navidad, qué duda cabe que han pasado muchas cosas desde entonces,

en una comida en la que nos juntamos a celebrar las fiestas con la familia de Silvia en nuestra casa de Madrid, y en las que no voy a pasar por casa de mi madre en el País Vasco,

tres meses que nos han servido para lanzar un proyecto nuevo, “escuchar es amar (la app)”, un proyecto colaborativo con impacto en la educación y en la salud, en el desarrollo personal y de las organizaciones,

tres meses en los que se consolidan las 3 visiones de 7 emociones, por medio de las las 3 escuchas, y en los que empezamos a proponer un proceso de desarrollo personal y de los grupos, por medio de los 3 caminos,

un proceso en el que se hacen presentes las figuras de la madre protectora y del niño natural, que van a acompañar el desarrollo de nuestro ser adulto, que no de nuestro padre crítico, que no es lo mismo,

3 meses en los que el grupo de Bilbao de el futuro emerge se consolida, en el que retomamos las reuniones del de Madrid, y en el que surge la posibilidad de Zaragoza, que va a tomar el lugar de Barcelona, todo parece indicar que ZZA es el 3, sí,

y no puedo evitar observar, desde la distancia del tiempo y del espacio, con 3 días por delante para experimentar cómo se siente en Almería el comienzo de la primavera, estos 3 meses de invierno,

ojalá la primavera sea igual de abundante y de bonita, en posibilidades y en relaciones,

y a siete meses vista, con el verano mediante, esa estación en la que nos quedamos tiesos, con tanto calor y con tanto sol, el futuro emerge, ese espacio de conversaciones para pasar progresivamente del EGO al ECO,

es muy curioso que la próxima cena del grupo de Madrid la vayamos a celebrar en EO7, un espacio en el que la G del eGo y la C del eCo se ausentan, y en el que se pueden hacer presentes nuestras 7 emociones,

y alguna más, que haberlas haylas, que son 7 sólo para empezar.

   así lo vimos…

y tú, ¿qué retrospectiva haces de tu invierno?, ese espacio del tiempo en el que el ser humano se hace fuerte en su interior, como los árboles, como la naturaleza, acosada por el frío, por las inclemencias del tiempo exterior, por los días sin luz,

¿estás con ganas de recibir la primavera y de salir al exterior?

en 7 días, desde el lunes al sábado, hemos cubierto el tramo mínimo para el desarrollo de “escuchar es amar (la app)” en la plataforma goteo, muchas gracias a todas las personas y organizaciones que nos han ayudado, con el domingo para descansar,

y muchas gracias a todas las personas que nos van a acompañar y ayudar a continuación, y en los meses que están por venir, quién sabe dónde estamos dentro de 3 meses más, o de 7, en una realidad que no para de emerger,

desde nuestra mejor intención, y en colaboración.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.

 

¿cómo has cambiado tu vida estos últimos 7 años?

entro en Pasajes y ese barco de Carboneras que me acompaña en el coche se resbala en una curva minúscula, antes de aparcar, hay causualidades difíciles de pasar por alto,

y me pregunto por qué no acompaño esta miniatura de destino (el cabo de Gata) con otra que represente mi origen (el País Vasco, tierra de aita y ama y de mis ancestros),

quién sabe cómo entro en una sensación de orgullo y de pertenencia, yo soy de aquí, qué bonito volver a mi segunda casa, al pueblo de mi segundo nacimiento, Pasai Donibane, Aupa San Juan, y me lanzo a tomar fotos,

qué curioso, el móvil está sin batería, literalmente a cero, todavía no son las 12 de la mañana, mediodía, esta noche no lo he dejado a cargar,

sí o sí voy a tener que entrar en algún sitio a cargar un par de rayas del teléfono, al menos si quiero tomar unas pocas fotos de esta mañana tan bonita que acompaña un estado emocional precioso, el espíritu abierto 7 años después,

soy un bebé que transita al estado del niño,

y entro en una cafetería, donde encuentro una camiseta a rayas azules, firmada por los jugadores de la real sociedad, donde pido un pastel vasco, con su ikurriña y todo, sobre un plato azul, aquí en Donosti casi todo es azul, y me siento al sol,

en esta terraza de la cafetería Irune, qué nombre más bonito, el nombre de esta chica, enfermera de profesión, que atiende a ama en el proceso de convalecencia de una peritonitis que casi le lleva al otro barrio,

otro amor platónico más de este chaval de 18 años que tiene una división interna brutal con la mujer, por una parte me gusta más que a un tonto una tiza, por otro le tengo un miedo y una reserva casi ancestral, le temo más que a un nublado,

qué difícil de explicar, ¿será que ya sé lo que me va a pasar en mi vida de pareja, una vida parecida a la de mis padres, una historia de amor y des-encuentro total, una historia de abandono y pérdida tan difícil de llevar?,

y en eso estoy, de paseíto, observando signos del camino recorrido hace 7 años, en los 3 días previos a acercarme de visita a casa de mi madre, donde le doy la noticia de que María me ha divorciado,

observando similitudes y contrastes del antes y del ahora,

y observando observando veo un camino de Santiago que va hacia la derecha, hacia la izquierda, en ambos casos a pie, hacia adelante, en bote, veo el número 5 en la puerta de la hospitalería de Pasaia, el 5 del Ser humano, a 825 km de Santiago,

creo que un día no muy lejano voy a empezar este camino, el camino de las personas normales, que diría Coelho, por la costa, cerquita del mar, desde aquí, desde el sitio en el que vuelvo a nacer hace 7 años, un nacimiento a una nueva vida,

y veo ese barco encarcelado en el puerto, así vivió mi padre en una profesión que no era para él, mi padre disfrutaba con la madera y la familia, no con la distancia y el metal, cómo nos podemos llegar a equivocar en esto de la profesión,

de la misma forma que observo a esa mujer, enarbolando un remo, tela marinera, mejor nos tomamos un par de chiquitos más antes de entrar en casa, en la república independiente de Bermeo, territorio comanche, y también aquí, territorio azul,

y ese deporte, las traineras, en la taberna San Miguel, que es originario de hombres pero que aquí practica también la mujer, una forma de vida, la caza de la ballena, a ver quién llega antes a la venta con la caza, ése es el que mejor va a vender,

que se convierte en deporte competitivo, o colaborativo, todo depende desde dónde lo mires, desde la orilla, desde la otra embarcación, o desde dentro, porque esto no va a funcionar si no remamos todos a una,

algo que este pueblo, tan rudo y tan honesto, ha apreHendido, sí o sí, a hacer.

   así lo vimos…

 

 

y me preparo para este taller, a punto de empezar, 7 emociones, en el que algo vamos a hablar de responsabilidad emocional, un camino de desarrollo personal en el que algo tiene que ver mi emoción, y la capacidad de observar,

lo que ocurre a mi alrededor, lo que ocurre dentro, que hace ya mucho tiempo que dejamos de crear en las casualidades del camino, y lo que hago con todo ello, algún día llegaremos a la comprensión de que toda mi vida es un tema de responsabilidad,

de mi absoluta responsabilidad.

el título que encabeza estas líneas no es “¿cómo ha cambiado tu vida estos últimos 7 años?” , sino ¿cómo has cambiado tu vida estos últimos 7 años?, estamos hablando de responsabilidad, un matiz que hace toda la diferencia.

observo cómo giran estas líneas, creía estar escribiendo de otras cosas, pero en realidad un tema aparece, desde el azul clarito del orgullo sano, yo soy de aquí, pasando por el azul oscuro de la comprensión, azul profundo como la mar,

para llegar al violeta de esta trainera y a la alegría,

sí, las traineras, y la energía y la emoción de hacer juntas, hombres y mujeres, para traer lo nuevo, sea lo que tenga que ser, desde nuestra mejor intención, unas líneas que hablan, a su forma, de las 3 puertas que todas nosotras podemos cruzar,

en el desarrollo personal y de los grupos en los que participamos, convertidos en nueva comunidad.

el 2018 se abre con un proyecto nuevo, un proyecto que se inicia con una pregunta, para ti, ¿qué es amar?, una pregunta que te animamos a responder, un proyecto para el desarrollo de un nuevo liderazgo, el liderazgo colaborativo,

ojalá nos veamos pronto en la trainera, hombro con hombro.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos, qué bonita palabra, desde este enlace.