las externalidades y la multiplicación de los peces

tras ayudarle a Silvia en su mudanza, un proceso en el que se pone muchas veces de manifiesto la de cosas inútiles que tenemos en nuestros armarios y en nuestros trasteros, y lo que nos cuesta librarnos de tantas cosas, convertidas en apegos,

surge una reflexión,

que me conecta con una idea que va tomando fuerza, somos la primera generación sobre este planeta que ha tenido demasiadas cosas, no sé si aprecias esta tendencia en tu casa, en especial si miras a tus hijos, si es que los tienes,

demasiados juguetes, demasiada electrónica, demasiado de todo, que acaba en aprecio a casi nada, qué más me da la última maravilla si basta con que vea la siguiente y mueva mi dedito y diga, “quiero eso”,

y en eso estoy que me llega, y leo con atención, el último post de Leonardo Boff,

y me quedo con la sensación de que tanto demasiado, tanto despilfarro, sobre todo en este primer mundo desmesurado, tiene un coste, que el mundo corporativo ha venido a llamar externalidad,

un impacto negativo que no implica nada en el balance de mis cuentas, es un perjuicio para otros, o para todos, que es una forma muy próxima al nadie, si somos conscientes de que los extremos se tocan,

externalidades que alguien, nadie y todos, va a acabar percibiendo, más tarde o más temprano.

    así lo vimos…

busco una imagen para acompañar este post en mi álbum, y pienso en esos dos peces, que se encuentran mirando cada uno en sentido contrario, en representación de la alteridad, el alter, el otro, la otra persona,

una imagen que conecto con el milagro de multiplicación de los panes y los peces, y me pregunto qué haremos cuando ya no nos queden peces que multiplicar, y sólo podamos multiplicar las externalidades.

La Tierra en números rojos: 

el ser humano, Satán de la Tierra 

El día 2 de agosto de 2017 sucedió un hecho preocupante para la humanidad y para cada ser humano individualmente. Fue el día anual de la “Sobrecarga de la Tierra” (Overshoot Day ). Es decir: fue el día en que gastamos todos los bienes y servicios naturales, básicos para sustentar la vida. Estábamos en verde y ahora entramos en números rojos, o sea, en un cheque sin fondos. Lo que gastemos de aquí en adelante será violentamente arrancado a la Tierra para atender las indispensables demandas humanas y, lo que es peor, para mantener el nivel de consumo perdulario de los países ricos.

A este hecho se le suele llamar “Huella Ecológica de la Tierra”. Mediante ella, se mide la cantidad de tierra fértil y de mar necesarios para generar los medios de vida indispensables como agua, granos, carnes, peces, fibras, madera, energía renovable y otros más. Disponemos de 12 mil millones de hectáreas de tierra fértil (selvas, pastos, cultivos) pero necesitaríamos en realidad 20 mil millones.

¿Cómo cubrir este déficit de 8 mil millones? Chupando más y más de la Tierra… ¿pero hasta cuándo? Estamos descapitalizando lentamente a la Madre Tierra. No sabemos cuándo llegará su colapso, pero, de continuar con el nivel de consumo y desperdicio de los países opulentos, vendrá, con consecuencias nefastas para todos.

Cuando hablamos de hectáreas de tierra, no pensamos solamente en el suelo, sino en todo lo que él nos permite producir, como por ejemplo, maderas para muebles, ropas de algodón, tinturas, principios activos naturales para la medicina, minerales y otros.

En promedio cada persona necesitaría para su supervivencia 1,7 hectárea de tierra. Casi la mitad de la humanidad (43%) está por debajo de este valor, como los países donde hace estragos el hambre: Eritrea con huella ecológica de 0,4 hectáreas, Bangladesh con 0,7, Brasil, por encima de la media mundial con 2,9. El 54% de la población mundial va mucho más allá de sus necesidades, como Estados Unidos con 8,2 hectáreas, Canadá 8,2, Luxemburgo 15,8, Italia 4,6 e India 1,2.

Esta Sobrecarga Ecológica es un préstamo que estamos tomando de las generaciones futuras para nuestro uso y disfrute actuales. Pero cuando les llegue el turno a ellas, ¿en qué condiciones van a satisfacer sus necesidades de alimento, agua, fibras, granos, carnes y madera? Podrían heredar un planeta depauperado.

Tememos que nuestros descendientes, mirando hacia atrás, acaben maldiciéndonos: “ustedes no pensaron en sus hijos, nietos y biznietos; no supieron ahorrar y desarrollar un consumo sobrio y frugal para que quedase algo bueno de la Tierra para nosotros, y no sólo para nosotros, también para todos los seres vivos, que necesitan aquello que nosotros apreciamos”. Esto nos trae a la memoria las palabras del indígena Seattle: «Si todos los animales se acabasen, el ser humano moriría de soledad de espíritu, porque todo lo que sucede a los animales, le sucederá también al ser humano, pues todo está interrelacionado».

Lo que predomina en el mundo es una perversa injusticia social, cruel y despiadada: el 15% de los que viven en las regiones opulentas del Norte del planeta dispone del 75% de los bienes y servicios naturales y del 40% de la tierra fértil. Algunos millones de personas, cual perros famélicos, deben esperar las migajas que caen de las bien servidas mesas de aquéllos.

En verdad la Sobrecarga de la Tierra es el resultado del tipo de economía dilapidadora de las “bondades de la naturaleza”, como dicen los andinos, deforestando, contaminando aguas y suelos, empobreciendo ecosistemas y erosionando la biodiversidad. Estos efectos son considerados “externalidades”, que no afectan al lucro y no entran en la contabilidad empresarial. Pero afectan la vida presente y futura.

El eco-economista Ladislau Dowbor de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo, en su libro Democracia económica (Vozes 2008) resume el problema con palabras claras: «Parece bastante absurdo, pero lo esencial de la teoría económica con la cual trabajamos no considera la descapitalización del planeta. En la práctica, en economía doméstica, sería como si sobreviviésemos vendiendo los muebles, la plata de la casa… y creyésemos que con ese ingreso podríamos seguir viviendo con normalidad, y que estaríamos administrando bien nuestra casa. Estamos destruyendo el suelo, el agua, la vida en los mares, la cobertura vegetal, las reservas de petróleo, la capa de ozono, el propio clima, pero lo que contabilizamos es sólo la tasa de crecimiento» (p. 123).

Ésta es la lógica vigente de la actual economía de mercado neoliberal, irracional y suicida. De modo radical yo diría: el ser humano se está revelando como el Satán de la Tierra y no su ángel de la guarda.

Puedes acceder al blog de Koinomía en este link

y me acuerdo de la economía del bien común, ese movimiento que encabeza Christian Felber, y que es tan interesante, porque incluye en el balance aspectos qué sí que nos importan cuando tenemos cuenta al otro, al alter,

y el bien común de nuestra casa compartida, una casa de la que no nos vamos a poder mudar.

Si tú también piensas que una nueva conciencia es necesaria sobre la tierra, te animamos a leer 7 emociones, un modelo de inteligencia emocional, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe,

que nos prepara para la acción colectiva, desde una nueva comprensión.

Anuncios

qué te parece, ¿empezamos a medir externalidades?

la economía del bien común, con un balance que recoge otros aspectos que no están en el PIB, ese medidor que sólo incluye din€ero y din€ro, sin atender a su impacto real en el mundo, externalidades lo llaman,

entra en la agenda €uropea, una €uropa que muestra al mundo entero un camino a seguir, si de verdad nos interesa nuestro futuro como especie, y el bien-estar en este planeta tierra,

precioso planeta en el que hemos elegido vivir.

 

Felicidades, Javier, felicidades, Christian, felicidades, Diego Isabel,

muchas gracias por vuestro impulso y constancia,

entre todas juntas sí se puede.

Si te parece bien, te dejo con el post que lanza Javier Goikoetxea, qué bueno, desde bikonsulting, consultora especializada en el bien común, el tuyo, el mío, y el de todas nuestras compañeras.

   así lo vimos…

azul clarito, con ese color que en 7 emociones relacionamos con el orgullo, es buen momento de estar orgullosos, el camino no ha sido corto, ni especialmente fácil, qué interesante re-contactar con el orgullo bueno,

en medio de la celebración.

 

vosê abusou

voceabusounos llega a la bandeja de entradas un mail, siempre interesante, de Leonardo Boff, que me permito compartir en este espacio.

el título del correo, el derecho contra la derecha, no me gusta especialmente, pero no le doy mayor importancia, acabo el post, relaciono lo leído con una conversación con una amiga brasileña, como Leonardo, hace cuánto que no charlaba con kali, qué casualidad, y una canción, y un nuevo título viene a acompañarnos…

 —

Prolongando reflexiones anteriores, veo que para intentar salir de la crisis actual (si es que es posible) hay dos presupuestos que deben ser considerados seriamente. De lo contrario corremos el riesgo de perder todo lo que hayamos proyectado: el colapso del orden capitalista y los límites de la Tierra que no se pueden traspasar. Naturalmente se trata de hipótesis, pero creo que fundadas.
Primer presupuesto: el sistema del capital ha entrado en colapso, lo que significa su fin en un doble sentido: fin en el sentido de que ha alcanzado su propósito fundamental: aumentar la acumulación privada hasta su límite extremo. Como constató Thomas Piketty en El capital en el siglo XXI: «los pocos que están arriba tienden a apropiarse de una gran parcela de la riqueza nacional». Hoy esa tendencia es no sólo nacional sino global.

Los datos varían de año en año, pero en el fondo se resumen en esto: un grupo cada vez menor detenta y controla gran parte de la riqueza mundial. Hoy son, según datos de la respetada Escuela Politécnica Federal de Zurich (ETH), 737 actores que controlan cerca del 80% de los flujos financieros mundiales. Dentro de poco serán muchos menos.
Pero ese fin significa también fin como colapso y desenlace final. La agonía puede prolongarse, pues usa mil estratagemas para perpetuarse, pero la crisis es inevitablemente terminal. El capitalismo ha tocado techo y no consigue ir más allá; peor aún, no tiene nada más que ofrecer, a no ser más de lo mismo, que es aquello que produce la crisis: su ilimitada voracidad.
Ocurre que sobrepasó los límites físicos de la Tierra; el agotamiento de los bienes naturales es de tal orden que ya no tiene condiciones para autorreproducirse, pues los necesita. Al forzar su lógica interna, puede volverse biocida, ecocida y, en el límite, geocida. Como no puede autorreproducirse más, se vuelve sobre sí mismo, acumulando con más y más furia, vía especulación financiera: dinero haciendo dinero. El lema sigue siendo el mismo, el perverso “greed is good” (la codicia es buena). Que se dañe la humanidad, la naturaleza y el futuro de las próximas generaciones.

Si en Brasil queremos salir de la crisis a base de esta lógica, estamos escogiendo el camino del abismo. Dentro de poco, todos experimentaremos en carne propia el sentido de la metáfora de Sören Kirkegaard: el payaso pidió a los espectadores que ayudasen a apagar el fuego de las cortinas de atrás del teatro. Todos reían y aplaudían pues pensaban que era parte del espectáculo. Nadie hizo caso al payaso hasta que el fuego quemó el teatro entero y a todos los que estaban dentro y aún en los alrededores.

El segundo presupuesto, ausente casi siempre en los analistas económicos convencionales, es el estado gravemente enfermo del planeta Tierra. La aceleración productivista está destruyendo rápidamente las bases físico-químicas que sustentan la vida, además de producir una espantosa erosión de la biodiversidad (cerca de cien mil especies, según E. Wilson, desparecen cada año) y el imparable calentamiento global, cuyos gases de efecto invernadero han alcanzado en la actualidad los niveles más elevados desde hace 800 mil años. Con la subida de la temperatura 2 grados centígrados podremos todavía gestionar la biosfera. Sin embargo, si no hacemos nada a partir de ahora, como afirmó ya en 2002 la sociedad científica norteamericana, aun en este siglo podríamos conocer el “calentamiento abrupto”. Este podría llegar a 4-6 grados centígrados más. Bajo esa temperatura, advierte la comunidad científica, las formas de vida conocidas no podrían subsistir y gran parte de la humanidad se vería afectada gravemente con millones de víctimas.

¿Cómo salir de ese impasse? Tal vez nadie tenga condiciones para ofrecer una alternativa realmente viable, porque tiene una dimensión que va más allá de Brasil, pues es global. A nosotros, los intelectuales, nos toca reflexionar, alertar y urgir medidas concretas. Es nuestro imperativo ético.
Mi bola de cristal me sugiere tres caminos:

El primero, ante la gravedad de la crisis, consiste en crear un consenso mínimo, suprapartidario, que incluya a parlamentarios progresistas, sindicatos, empresas, intelectuales, ONGs, iglesias y pueblo de la calle en torno a un proyecto mínimo de Brasil fundado en algunos principios y valores asumidos por todos (seguramente se exigirá una reforma política, tributaria y fuerte inversión en la agroecología). Estimo que el liderazgo de Lula sería suficientemente fuerte todavía para encabezar esta propuesta. El Gobierno de Itamar Franco, pos-crisis Collor, podría servir de referencia inspiradora.

El segundo sería constituir un frente amplio y vigoroso de partidos progresistas, sindicatos y otros grupos e intelectuales progresistas para hacer frente al fuerte avance de la derecha con sus políticas neoliberales, asociadas al proyecto-mundo liderado por los países centrales. La derecha no tiene una preocupación social consistente, pues ella está interesada en el crecimiento vía PIB que favorece a las clases propietarias y a los bancos, dejando a los pobres allí donde siempre han estado, en la periferia.

Nuevamente estimo que la figura más adecuada para tejer este frente progresista sería Lula. Pero su dirección debería ser pluralista y no personalista. La convergencia en la diversidad no anularía las singularidades de los partidos y de los grupos que tienen su identidad y su historia. Pero ante un peligro general, deben relativizar lo particular en función de lo universal.

El tercer camino sería que el PT haga una rigurosa auto-crítica (hasta hoy no la ha hecho), se recomponga internamente, refuerce el nexo del poder con los movimientos sociales, politice lo más rápidamente posible las bases y se presente con una agenda nueva que completaría la primera, cuyos temas básicos serían la infraestructura de salud, educación, transporte, la urbanización de las favelas, la reforma política, la tributaria y la agraria, entre otros puntos.

Pero veo que el desgaste del PT, a partir de un puñado de traidores y ladrones que llenaron de vergüenza a más de un millón de afiliados y desmoralizaron al país ante sí mismo y ante el mundo, vuelve frágil, tal vez hasta ineficaz este camino.

Por algunas de estas salidas se podrá superar la perplejidad, el sentimiento de impotencia y construir alguna esperanza de que todavía tenemos solución. En cualquier caso, lo que de verdad cuenta en la superación de cualquier crisis es esta tripleta, verdadera Trinidad de la economía sana que va más allá del PIB pequeño o grande: el empleo, el salario y la promoción social de las bases. Eso garantizará la supervivencia de la mayoría y creará un orden soportable.

En todo caso, a la derecha política que elucubra salidas fuera de la democracia, debemos oponer el derecho. No podemos aceptar que se rompa el rito democrático pues la historia ha mostrado que aquella no tiene un compromiso serio con la democracia; para salvar sus intereses no teme romper las reglas.

En cuanto a nosotros, no nos es permitido desistir de buscar lo mejor para nuestro país, más allá de las diferencias y desavenencias que puedan existir. El bien común debe prevalecer sobre cualquier otro bien particular..

y aquí termina Boff, mientras me acuerdo de la cena del cumple de Carmen, en su casa, en el que está Kalia, amiga brasileira, y damos un paseo por música de aquí y de allá, entre otras esta canción de Daniela Mercuri,

sacó provecho de mí, usted abusó,

sacó partido de mí, abusó,

de mi cariño usted abusó,

y no sé por qué creo que pega con el texto que he recibido,

en esta vida en la que lo cuadrado convive con lo redondo,

voceabusou

y con otras formas extrañas,

que no son ni lo uno ni lo otro

voceabusoumon

 

con una presentación ligeramente diferente, me permito relacionar el mensaje de Leonardo Boff, con la figura de Christian Felber, uno de los padres de la Economía del Bien Común,

ese bien común que, como acaba Leonardo, debe prevalecer sobre cualquier otro bien particular.

juntas cuidamos del mar y de la tierra (Ada y Manuela)

davidygoliatcorre el domingo 24, día de elecciones, después de votar, derecho constitucional que tengo casi olvidado, así de descreído andaba, y le acompaño a Silvia a su colegio electoral.

como ha cambiado de casa hace 2 años, no está segura de si le corresponde el colegio electoral de su domicilio anterior o del nuevo, y empezamos por el colegio Méjico, el viejo, donde se acerca a una mesa en la que no está inscrita.

preguntamos cuál es siguiente colegio electoral, y nos desplazamos en coche, camino de casa, cuando recibo una imagen por wasap, en la que aparezco en un acto de la precampaña de Manuela Carmena y de Ada Colau al lado de Xana, así como un video.

me hace gracia la situación, de ser parte pequeñita, un observador anónimo, de un proceso de cambio del que forman parte un buen número de madrileñas y barceloneses, en un movimiento en el que la ciudadanía trabaja por recobrar parte de su poder perdido.

y le acompaño a Silvia en el proceso de buscar su mesa electoral, como no ha cambiado su domicilio la papeleta con los datos le habrá llegado al antiguo, claro, o lo que es lo mismo, no le ha llegado.

y volvemos a preguntar en el segundo colegio electoral, en el que no está, y en un tercero, hasta en un total de 7 mesas, no, no, no, y aceptamos que sólo nos puede sacar de ésta, 3 colegios electorales, 7 mesas, 3+7, el 010 del ayuntamiento.

Silvia me responde que va a ser que no, que ya lo ha intentado, y que el servicio está colapsado, pero no le hago caso, mejor volver a intentar, hasta que un chico muy amable nos recibe la llamada, y nos pone de vuelta, de nuevo, rumbo al colegio Méjico.

el proceso de votar ha tenido su aquel, nos ha llevado dos horas, y llegamos tarde a un encuentro familiar, pero ha merecido la pena tomar conciencia de que siempre podemos ser un poco más activos en estos procesos de cambio.

uncambiomon   así lo vimos…

llegando a casa puedo ver el video de un acto de pre-campaña electoral que ya es historia, y voy a decir que histórico,

si te interesa saber qué es lo que cuentan Manuela y Ada a sus vecinas de Madrid y Barcelona, en un mensaje que se demuestra ganador, mejor que escucharlo por bocas de terceros, creo que hay un resumen interesante en el link,

3 días después de lo visto el domingo, hoy pienso que estamos más cerca de participar en presupuestos municipales participativos, y en procesos de voto para temas puntuales durante la legislatura municipal, más allá de nuestra paticipación olímpica (una vez cada cuatro años) para votar, y me acuerdo de un chiste malo malo malísimo, en el que un amigo le pregunta a otro qué tipo de polvo prefiere, el matemático o el olímpico.

como ayuda para elegir, el matemático es cada 2*3, mientras que el olímpico es cada 4 años.

para que las personas religiosas no se vean desplazadas, también existe el religioso, “de pascuas a ramos”.

y ya terminando, un video de la época de Manuela Carmena, una canción que se gesta en la movida madrileña, en una mandrágora en la que se escucha “también cuidadamos de la tierra, y también con el trabajo dividido, yo troncos, frutos y flores, ella riega lo escondido”

por cierto, qué agradable es que los colegios electorales se ubiquen en colegios de primaria y secundaria, un entorno que nos recuerda que estamos eligiendo a esas personas que pueden cuidar nuestro medio ambiente

mar   mar y tierra

primaveraen este mundo que es un préstamo de nuestros menores

33

 

 

 

 

un mundo que no es ajeno a nuestros valores, que se convierten en el día a día en comportamientos, observables, observados, y compartidos.

si te interesa un poco este enfoque de una nueva democracia, participativa (en vez de representativa), en el que los valores sí existen, y se perciben en el día a día, en los comportamientos de nuestras representantes, te dejo con otro link, en este caso de Christian Felber, uno de los padres de la economía del Bien Común, un movimiento amplio de cambio de nuestras viejas formas de pensar.

 

el extraño caso del ayuntamiento de Torrelodones

transparencia administrativadesde hace un tiempo tengo ganas de saber más sobre la gestión del ayuntamiento de Torrelodones, siendo como soy vecino del ayuntamiento colindante, y visitante asiduo, una vez al mes, de un espacio en el que un grupo de hombres nos juntamos a charlar alrededor de una mesa, en el txoko “a la sal”.

y lo voy posponiendo desde que en una de nuestras cenas me comentaron del extraño caso de este ayuntamiento, en el que un grupo de vecinos, hace 4 años, ganaron las elecciones desbancando a los dos partidos mayoritarios, digamos que rojos y azules.

hasta que me levanto, en este viernes previo a las elecciones del finde, y veo cómo puedo comprobar mis notas mentales, que tienen esta pinta, o estas trazas, poco material por el que empezar.

– el ayuntamiento de Torrelodones pasa en los últimos 4 años del déficit al superhábit

– entre las medidas que toma el pleno, liderado por un partido que surge de la iniciativa ciudadana, hay una serie de medidas orientadas a la reducción del gasto corriente, de las que podríamos aplicar en nuestras casas.

  • la alcaldesa, y sus colaboradoras, no tienen coche ni chófer a cargo del ayuntamiento,
  • no hay gastos de dietas en comidas ni cenas, la alcaldesa y sus colaboradoras son vecinas, y comen en sus casas,
  • una alfombra que se lavaba con un coste mensual de 600 €uritos, deja de lavarse, es más, se retira de uso, 7200 €uros más en caja cada año,
  • el equipo municipal ha reducido drásticamente los sueldos de los asesores del anterior equipo de gobierno municipal, es más, ha eliminado los asesores.

pudiendo ser todas estas notas falsas, mis informante son amigos, no periodistas, pido disculpas por anticipado, entro en la página web del ayuntamiento y observo que ayer mismo a la noche, a las 21:00, había un encuentro de los principales grupos políticos con los vecinos de Torre, qué pena que me lo he perdido, y sigo observando extrañas costumbres que el nuevo equipo gestor ha implantado en estos 4 años de gestión.

un botón en la página web se titula “dónde van mis impuestos”

dondevanmisimpuestos

veo un damero de casillas, a modo de tablero de ajedrez, que pone “transparencia administrativa”

transparencia administrativa

leo la descripción de los perfiles personales del equipo gestor, empezando por la alcaldesa, Elena Biurrun, en el que se incluyen sus sueldos,

equipodegobiernoTorrelodones

y veo una noticia relacionada con los niños activos, ¿serán los mismos a los que en otros ayuntamientos denominan Déficit de Atención e Hiperactividad, y se sacan de encima con Ritalín?

niñosmuyactivos

miro la página web y veo información para aburrir a una persona paciente, todas las actas de reunión del ayuntamiento, bandos, noticias de todo tipo, el acceso a la radio local, servicios de información y atención al ciudadano.

convencido de que un grupo de personas normales, como tú y como yo, que no son políticos de carrera, pueden gestionar satisfactoriamente las cosas de su pueblo, me quedo rekete-hiper-súper tranquilo.

me da pena no ser de Torre, porque tendría muy claro a qué partido votar, un partido que no es rojo, que no es azul, que no es de ningún color, salvo que desde hace poco el sentido común y el interés por el Bien Común tengan color.

transparenciamon   así lo vimos…

 

para más información de Vecinos por Torrelodones, V*T, empezando por la wikipedia

Ideología

Aunque circunscrito al entorno municipal, se identifica con la ideología del movimiento ciudadano, basada en los siguientes principios:

  • Crear los cauces necesarios para poner la administración al servicio de los ciudadanos, para que sean éstos y su voluntad mayoritaria, el referente de todas las actuaciones políticas, haciendo de la descentralización y desconcentración administrativa punto fundamental de referencia.
  • Defender y propugnar un modelo de sociedad democrática, participativa, solidaria, libre y justa, reflejo de la manera de ser y sentir de nuestros ciudadanos.
  • Crear cauces de participación de los ciudadanos en la vida pública para que puedan autogestionar la solución de sus problemas.
  • Promover un modelo de desarrollo sostenible compaginando la mejora de calidad de vida con la conservación del medio ambiente.
  • Impulsar la participación activa de los ciudadanos en la vida política a través de agrupaciones, federaciones u otro tipo de asociaciones en defensa de la identidad local.
  • Luchar y defender los intereses de los municipios y de las comarcas en los foros municipales, regionales, estatales y europeos.
  • Desarrollar y propiciar políticas en las que se subordinen los intereses partidistas frente al bien común de todos los ciudadanos.
  • Conseguir una adecuada y proporcional distribución de los presupuestos de las administraciones públicas en función de las necesidades reales y número de habitantes, evitando repartos tendentes a conceder beneficios injustos y guiados por objetivos no declarados.
  • Participar en todas las instituciones políticas, mediante la comparecencia en comicios electorales, con el fin de obtener representación en órganos representativos y de gobierno.

creo que cuando Christian Felber, uno de los padres de la Economía del Bien Común, habla de los 3 pilares de la democracia,

  • democracia representativa
  • democracia directa
  • democracia participativa, bien comunal democrático, presupuesto participativo, promoción del compromiso democrático,

en una evolución de lo que tenemos, partidos políticos como intermediarios del interés del pueblo, renovados cada 4 años, esto es, democracia representativa, a lo que podemos tener, pensaba en Torre, un pueblo que no es tan distinto del mío, o del tuyo.

no sé tú, pero yo me voy a aproximar este domingo a donde me toque, y a buscar esa papeleta que no es azul, que no es roja, para apoyar a ese grupo de ciudadanos que promueven el Bien Común de nuestro pueblo frente al bien de su partido, y la democracia participativa, un paso más allá de la democracia representativa (tú me representas y yo me olvido / desentiendo hasta dentro de 4 años).

a lo mejor tengo que hacer algo más para convertirme en agente “activo” dentro de mi pueblo, todo se andará, ya veremos.

lovetopía, ficción O futuro, una charla con la fuerza del Y

leeycompartetengo la suerte de conocer a Carlos Goga recientemente, en una cena del nodo de energía de la EBC en Madrid, tras una charla de Christian Felber, en la que nos intercambiamos los datos.

no hace mucho de ello, es antes de semana santa, el tiempo suficiente para que vayan creciendo las ganas de volverle a ver.

esta semana hemos quedado, tras una reunión en utópicus (suya) y antes de un taller mío (en el teléfono de la esperanza), en terreno neutral y no hostil, enfrente de su casa, una casa que mira a Madrid Río, ese espacio de convivencia y recreo al oeste de Madrid.

como sorpresa riquísima, Carlos baja con un libro, que me regala, la segunda edición de Lovetopía, en una edición reducida, que incluye una portada especial, LEE Y COMPARTE, una carta del autor y un cuadro de distribución.

50 ejemplares, con fecha de edición mayo de 2015 se ponen en circulación en un ejercicio de compartir, yo me lo leo, yo te lo paso a ti, creo que te puede gustar, y una reunión que se puede dar al término de la circulación.

dicen que una cadena es tan débil como el eslabón más débil, afirmación que acepta su contraria, porque una cadena es tan fuerte también como el eslabón más fuerte.

sé de las dificultades de la cadena que me propone Carlos, que incluye lo que me puedo tardar en leer su libro, una semana, si lo engancho con ganas, o un año si lo arrumbo en una estantería, yo, o la siguiente persona de la cadena.

charlamos animadamente, en esta tarde primaveral, en este entorno precioso que cualquiera de nosotras se puede acercar a disfrutar, en patines, con su monopatín, en bici, a pie, y vamos encontrando links de unión, a mí me gusta, a mí también.

las coincidencias, tanto en el enfoque laboral, como en este mundo altenativo de la economía colaborativa, circular, del decrecimiento, la economía verde, la Economía del Bien Común y de la felicidad se van haciendo grandes.

Carlos me cuenta los 4 ámbitos de su interés, de su desarrollo personal y profesional:

  • la tecnología digital, palanca de cambio del mundo exterior,
  • la innovación, como gestión del proceso de resistencia y cambio,
  • la empresa, como catalizador de la acción colectiva,
  • el amor, como tecnología interior del cambio

qué gusto me da un discurso tan hilado, tan congruente, bello, bueno y necesario.

y me cuenta un proceso de escritura de 4 libros para los diferentes ámbitos de su interés en un proceso de apoyo a las demandas de un taller para emprendedores, que deriva en lovetopía, 4 +1, esa visualización de futuro en la que un periodista, hombre, con energía masculina, se traslada a un universo en el que las dos energías, la femenina y la masculina, se encuentran de forma mucho más pareja, más equilibradas y armónicas.

es un mundo en el que el amor está mucho más presente, y un mundo destino que nos permite trabajar en el puente, ese puente entre el presente urgente, y el mundo que aspiramos para la siguiente generación, y para nuestra madurez.

de verdad que Madrid y la EBC se ven diferentes desde este mundo más jovial, más juguetón, más femenino también, de Madrid Río, río y soy feliz, Carlos, qué regalo volver a coincidir.

leeycompartemon   así lo vimos…

terminando el encuentro, ya nos estamos despidiendo, Carlos me cuenta de una presentación este viernes en el Matadero de lovetopía, dentro del proceso de lanzamiento de la segunda edición de este mundo ideal o amoroso, ficción o futuro que nos llama.

ideal o real, ficción o futuro, ideal o amoroso, Carlos me adelanta un juego de la presentación, que es hablar de la palabra pequeña, de la “o”, ¿qué te parece si cambiamos la o por la Y?, ¿qué te parece si no tenemos que elegir?

más info en

http://zincshower.com/programacion/lovetopia-ficcion-o-futuro/

mi mente viaja al concepto de reír, y a la cultura colaborativa, y a una canción de Delafé, Río por no llorar, que se graba el 17/04/2010 en la sala Apolo, con un esquema participativo, de BCN,

y me pregunto cómo puede ser esta canción en el 2033, 23 años después…

si no conoces el movimiento de la Economía del Bien Común, del que es voluntario Carlos Goga, puedes echarle un vistazo a este video de presentación de Christian Felber, el padre, austriaco, de este movimiento.

no sé cómo, la portada de lovetopía, que me acompaña en el pasto verde de Madrid Río, se posa sobre la carpeta verde del teléfono de la esperanza, en el asiento del copiloto, llego una vez más tarde, un poco tarde, mientras pienso en ese mundo verde.

leeycompartetel

si quieres y puedes asistir a la presentación del viernes 08 en Matadero, ficción O futuro, ideal convertido en Ydeal Y futuro, tal vez nos vemos.

la cultura capitalista es anti-vida y anti-felicidad

De vez en cuando recibes un correo que te parece interesante compartir. No es tuyo, pero te gusta. Y hay veces que te gusta tanto que no le quieres poner una coma. Este es el caso, una entrada que llega del blog de Leonardo Boff.

Si te gusta, te puedes suscribir directamente. En caso contrario, te dejo con su reflexión.

La demolición teórica del capitalismo como modo de producción comenzó con Karl Marx y fue creciendo a lo largo de todo el siglo XX con el surgimiento del socialismo. Para realizar su propósito principal de acumular riqueza de forma ilimitada, el capitalismo agilizó todas las fuerzas productivas disponibles. Pero, desde el principio, tuvo como consecuencia un alto costo: una perversa desigualdad social. En términos ético-políticos, significa injusticia social y producción sistemática de pobreza.
.En los últimos decenios, la sociedad se ha ido dando cuenta también de que no solamente existe una injusticia social, sino también una injusticia ecológica: devastación de ecosistemas enteros, agotamiento de los bienes naturales, y, en último término, una crisis general del sistema-vida y del sistema-Tierra. Las fuerzas productivas se han transformado en fuerzas destructivas. Lo que se busca directamente es dinero. Como advirtió el Papa Francisco en pasajes ya conocidos de la Exhortación Apostólica sobre la Ecología: «en el capitalismo quien manda ya no es el hombre, sino el dinero y el dinero vivo. La motivación es la ganancia… ganancia… Un sistema económico centrado en el dios-dinero necesita saquear la naturaleza para mantener el ritmo frenético de consumo que le es inherente».

.Ahora el capitalismo ha mostrado su verdadera cara: estamos tratando con un sistema anti-vida humana y anti-vida natural. Y se nos plantea este dilema: o cambiamos o corremos el peligro de nuestra propia destrucción, como alerta la Carta de la Tierra.
Sin embargo, el capitalismo persiste como el sistema dominante en todo el globo bajo el nombre de macroeconomía neoliberal de mercado. ¿En qué reside su permanencia y persistencia? A mi modo de ver, reside en la cultura del capital. Eso es más que un modo de producción. Como cultura encarna un modo de vivir, de producir, de consumir, de relacionarse con la naturaleza y con los seres humanos, constituyendo un sistema que consigue reproducirse continuamente, poco importa en qué cultura venga a instalarse. Ha creado una mentalidad, una forma de ejercer el poder y un código ético. Como enfatizó Fábio Konder Comparato en un libro que merece ser estudiado A civilização capitalista (Saraiva, 2014): «el capitalismo es la primera civilización mundial de la historia» (p. 19). El capitalismo orgullosamente afirma: «no hay otra alternativa».

.Veamos rápidamente algunas de sus características: la finalidad de la vida es acumular bienes materiales mediante un crecimiento ilimitado producido por la explotación sin límites de todos los bienes naturales, por la mercantilización de todas las cosas y por la especulación financiera, realizado todo con la menor inversión posible, buscando obtener mediante la eficacia el mayor lucro posible dentro del más corto tiempo posible; el motor es la competencia impulsada por la propaganda comercial; el beneficiario final es el individuo; la promesa es la felicidad en un contexto de materialismo raso.
Para este propósito se apropia de todo el tiempo de vida del ser humano, no dejando espacio a la gratuidad, a la convivencia fraternal entre las personas y con la naturaleza, al amor, a la solidaridad y al simple vivir como alegría de vivir. Como tales realidades no importan en la cultura del capital, pero son ellas las que producen la felicidad posible, el capitalismo destruye las condiciones de aquello que se proponía: la felicidad. Y así no es sólo anti-vida sino también anti-felicidad.

.Como se deduce, estos ideales no son propiamente los más dignos para el efímero y único paso de nuestra vida por este pequeño planeta. El ser humano no posee solamente hambre de pan y afán de riqueza; es portador de otras hambres como hambre de comunicación, de encantamiento, de pasión amorosa, de belleza y arte, y de trascendencia, entre muchas otras.

.¿Pero por qué la cultura del capital se muestra así tan persistente? Sin mayores mediaciones diría: porque ella realiza una de las dimensiones esenciales de la existencia humana, aunque la elabora de forma distorsionada: la necesidad de autoafirmarse, de reforzar su yo, de lo contrario no subsiste y es absorbido por los otros o desaparece.
Biólogos e incluso cosmólogos (citemos apenas a uno de los mayores: Brian Swimme) nos enseñan que en todos los seres del universo, especialmente en el ser humano, prevalecen dos fuerzas que coexisten y se tensionan: la voluntad del individuo de ser, de persistir y de continuar dentro del proceso de la vida; para eso tiene que autoafirmarse y fortalecer su identidad, su “yo”. La otra fuerza es la de integración en un todo mayor, en la especie, de la cual el individuo es un representante, constituyendo redes y sistemas de relaciones fuera de las cuales nadie subsiste.

.La primera fuerza gira alrededor del yo y del individuo y origina el individualismo. La segunda se articula alrededor de la especie, del nosotros y da origen a lo comunitario y a lo societario. Lo primero está en la base del capitalismo, lo segundo, en la del socialismo.
¿Dónde reside el genio del capitalismo? En la exacerbación del yo hasta el máximo posible, del individuo y de la autoafirmación, desdeñando el todo mayor, la integración y el nosotros. De esta forma ha desequilibrado toda la existencia humana, por el exceso de una de las fuerzas, ignorando la otra.

En este dato natural reside la fuerza de perpetuación de la cultura del capital, pues se funda en algo verdadero pero concretizado de forma desmesuradamente unilateral y patológica.

¿Cómo superar esta situación que viene desde hace siglos? Fundamentalmente recuperando el equilibrio de estas dos fuerzas naturales que componen nuestra realidad. Tal vez la democracia sin fin sea la institución que hace justicia simultáneamente al individuo (al yo) pero insertado dentro de un todo mayor (nosotros, la sociedad) del cual es parte. Volveremos sobre el tema.

me quedo con ganas de leer más de esa “democracia sin fin” que cita Leonardo, todo parece apuntar a un continuará, que, no sé por qué, creo me va a gustar.

midineromon

me acuerdo de un par de entrada pasadas, con dos imágenes del tío gilito,

ungesto2mon

y un gesto de Christian Felber, el padre de la economía del bien común,

templariomon

o un hombre postrado, en una entrada de un pasado ya remoto,

creo que Leonardo Boff lo explica mucho mejor que yo.

entendiendo un gesto de Christian Felber (el padre de la economía del bien común)

ungesto

de paseo por Chiapas, en busca del comandante Marcos, quién sabe dónde se esconde, me acuerdo de un video de Christian Felber, uno de mis videos favoritos, y reflexiono sobre uno de los gestos que repite aquí y allá.

es muy sencillo, y lo puedes ver en el video o en estas dos imágenes, un antebrazo en vertical, y el otro horizontal la punta de los dedos de una mano en contacto con el codo contrario, en sucesión,

ungesto2

derecha – izquierda, izquierda – derecha, qué sencillo.

este gesto tan tonto tiene una profundidad que no he desentrañado hasta hace bien poco, y me gustaría comentar contigo.

en su discurso Christian habla de 2 economías tradicionales, el capitalismo y la economía planificada, forma alternativa de llamar al comunismo, y de un esquema alternativo, que bautiza como la Economía del Bien Común, o la EBC.

el capitalismo, si lo entendemos en puridad, habla de la libertad del desarrollo personal en el mundo de los negocios, y corresponde al antebrazo vertical, y antepone el yo al nosotros, en una visión amplia.

si yo soy más esforzado, más lista, más enérgica, más, más, mas, consigo más, y no hay tope para ese más, porque me lo merezco, para eso me he pasado toda la vida currando por ello.

el comunismo, si nos vamos a los ideales habla de los derechos comunitarios, del grupo, el derecho a la educación, a la sanidad, a un salario justo, a una vida en el que los mínimos estás garantizados, y se encuentra en el antebrazo horizontal.

en ese antebrazo el bien común prima respecto a la libertad individual, hasta un punto que ésta, y el compromiso con el desarrollo de un proyecto económico personal se ven restringidos hasta extremos in-imaginables.

en el gesto de Christian, tan sencillo como potente, el desarrollo personal y el bienestar colectivo, los dos movimientos que forman mi canto, y el canto de ustedes que es el mimo canto, gracias, Mercedes Sosa, tienen cabida.

mi impulso personal para el desarrollo de un negocio cabe. Y el bien-estar mínimo de todas las personas dentro del sistema caben. El desarrollo personal y el desarrollo social, las dos necesidades de la persona, aprehender e influir positivamente, caben.

me acuerdo de una presentación de Christian en Madrid, y las perguntas de Iñaki Gabilondo, que tildan el movimiento de la EBC como utópico, y pienso que este movimiento es estrictamente natural, y necesario.

 

ungesto2mon   así lo vimos…

en mi paseo por México disfruto del calor, del color, de innumerables artesanías de un pueblo amable, y veo bolsas de pobreza generalizadas. Sé que Chiapas no es representativo de México, pero pienso que sí es representativo del mundo.

porque las ciudadanas europeas están un peldaño o dos por encima de la media mundial. En renta per cápita, en bien-estar. Hay otro mundo, y no está tan lejos. Un día de estos vamos a llegar a la conclusión de que que el desarrollo de la riqueza personal y la desigualdad tienen que tener un límite, por el bien de los pobres, pero también, aunque ellas no lo entiendan, por el bien de las personas ricas.

para más referencias:

el monopoly se españoliza (tú también puedes ser socia de civio)

españopolyhace unas semanas comparto con unos amgios de Villa Micael una idea, el desarrollo de un juego basado en valores, para acompañar la educación de la siguiente generación.

comparto también la idea con mis compañeros del círculo de Madrid de la Economía del Bien Común.

pasan los días, y recibo un correo, que se convierte en dos correos, que apuntan en la misma dirección, un libro recién publicado en España, el Españopoly, que habla un poco de todo eso, y de un par de cosas más.

pienso en lo importante que es esa nueva educación en valores, para que poco a poco, esas niñas en primaria, en secundaria, en bachillerato, vayan interiorizando la diferencia entre verbos con estructuras similares, de la tercera declinación, casi iguales, y sin embargo tan diferentes, compartir y competir, poco cambia entre uno y otro, todo cambia entre los dos.

españopolycom   así lo vimos…

copio a continuación el correo que me hace llegar Javier Goikoetxea Seminari, compañero de bikonsulting.

Ya a la venta en librerías

Si algo hemos descubierto en estos años es que España funciona como un gran Monopoly. Una partida a la que sólo están invitados determinados jugadores que se mueven saltando de casilla en casilla, haciendo y deshaciendo, acumulando bienes, cargos y condecoraciones y logrando, sin mucho esfuerzo en algunos casos y por razones poco transparentes, importantes beneficios en forma de contrato, de indulto, de subvención o de ley a medida.

Hoy sale por fin a la venta Españopoly, un libro de Eva Belmonte y Civio que nace con la pretensión de explicar cuáles son las reglas del juego, quiénes son los principales y jugadores y a qué intereses responden. Porque, como se decía en The Wire…

“… las reglas cambian, pero el juego permanece”.

Aquí puedes descargar y leer un fragmento:
Las reglas del juego” y “Partida modelo“.

Conocer las reglas nos permite jugar un papel más activo e informado en la vida pública. Con esa vocación surge este libro, un trabajo periodístico minuciosamente documentado para comprender mejor las bambalinas del sistema. Con el mismo rigor y meticulosidad con que cada mañana pasa la lupa sobre los renglones menos conocidos de lo público, Eva extrae en este libro todo el jugo informativo y didáctico de la labor que desarrollamos en Civio para denunciar la opacidad y los puntos negros del sistema. Sin generalizar y con datos, alejándose del mero ensayo de opinión y del discurso demagogo. Periodismo, en suma.

Españopoly está a la venta tanto en tiendas físicas como online. En la sección de libros electrónicos de Amazon ya figura como el segundo libro más vendido (en preventa) de las secciones de Política y también de Sociedad y Cultura para Kindle. Si deseas encargar un ejemplar por internet, además de en Amazon, también lo encontrarás en las principales distribuidoras: en la Casa del Libro, en el Corte Inglés y en la FNAC. Puedes adquirirlo tanto en tapa blanda como en ebook. Además, la Editorial Ariel distribuye en toda España, por lo que deberías poder encontrarlo (o encargarlo) en tu librería preferida. Esperamos que lo leas y lo disfrutes.

Hazte cómplice de Civio
ahora y llévate un ejemplar

 

Nuestro presente y nuestro futuro pertenece a nuestros cómplices, a donantes que nos ayudan con una pequeña aportación mensual. Sin ellos, ni nuestra labor ni este libro habrían sido posibles. Por eso, si decides dar ahora un paso activo en favor de la transparencia y te haces cómplice de Civio antes del 1 de mayo, te regalamos un ejemplar de Españopoly (en formato electrónico o en tapa blanda). No tienes que hacer nada: nosotros nos encargamos y te lo haremos llegar. Tenemos grandes ideas para este año y usaremos tu contribución para ponerlas en marcha.
Gracias por tu apoyo y tu confianza.

El equipo de Civio

lo negro y lo blanco, los dos movimientos que tiene mi canto (antes de la última cena con Christian en Madrid)

valoreses el cumple de Paula, hija pequeña de Silvia, ya son 17 añazos, cumpleaños para las 2, madre e hija, 17 años de madre, 17 años de hija, y salimos a comer y a celebrar.

La tarde se va a completar con una conferencia de Christian Felber, titulada “Otras economías alternativas”, auspiciada por la Red de Industrias Creativas, la IED de Madrid, y la fundación Santillana, a la que sigue una cena en la que Christian se junta con las personas voluntarias del grupo de la Economía del Bien Común de Madrid. Si no me equivoco, la tarjeta de baile está completa.

la comida, para empezar por el principio, es muy agradable, en un chino de diseño, un menú de 6,90 €uritos que incluye entrante, arroz, segundos, vino o cerveza, pan y postre. Me acuerdo de una època en la que los menús en España costaban 1000 pesetas. Eso era antes del €uro, que lo que pasa después ya lo conocemos, 100 pesetas, 1 €urito, 1000 pesetas, 10 €uracos, qué bien que ya no gastamos al cambiar pesetas por francos.

luzde la foto de uno de los lavamanos más bonitos que he visto en mi vida en mi bar, paso casi sin transición a la presentación de Christian en el IEC, y aquí estoy a punto de mentir, si no reconozco que me tomo un par de pildoritas (medician) para curarme, en forma de siesta. Dos comprimidos de media hora para comletar la horita, no me acuerdo de haber hecho esto recientemente, no era yo de siestas.

reddeindustriascreativas

Llego a la presentación de Christian, y me instalo en una de las últimas filas, junto a Jesús Peiró, compañero de viaje, y quién sabe si un día de estos también de trabajo, a ver si hacemos algo juntos, Jesús.

En la presentación de Christian, pausada, calientita, empezamos con una reflexión interesante, él se siente una persona creativa, y entiende que todas las personas lo somos, es una característica con-sustancial al ser humano, todos tenemos el potencial, un potencial que tenemos que decidir si potenciamos o enterramos, no puedo estar más de acuerdo.

De la misma forma todos podemos hacer uso de nuestra libertad, una libertad que puede ser negativa, positiva o cualitativa, pienso que tengo que volver sobre este punto, y habla de un doble movimiento que tiene que ver con lo personal y lo colectivo.

Libertad personal y colectiva, innovación personal y colectiva.

en el discurso de Christian veo la fuerza unificadora del y. Frente al comunismo, que niega el impulso individual, y al capitalismo neoliberal, que niega el impulso colectivo (que se las apañen los pobres, que por algo estarán tan jodidos), la economía del Bien Común es un movimiento que contempla el desarrollo de la persona Y el desarrollo de la sociedad, lo negro Y lo blanco, las características femeninas Y las masculinas.

seguimos escuchándole y se adentra en esos dos fetiches del sistema, la innovación y la creatividad, porque, ¿qué organización o empresa puede declararse en contra de la innovación y de la creatividad?, y en 2 trampas a evitar.

la primera trampa se encuentra en una pregunta, ¿creatividad para qué?, que esconde una segunda, ¿creatividad ligada a la ética?, y una tercera, ¿creatividad ligada a los valores?

porque la creatividad no es un fin en sí mismo, y deberíamos estar de acuerdo en los valores de base que mueven y dan soporte a esa creatividad, actividad de crear e innovación.

la segunda trampa se encuentra en el foco de esa creatividad. ¿Innovación dentro del sistema o innovación del propio sistema? Porque si somos muy creativos dentro de un sistema podrido, sin cambiar las reglas del juego, el alcance de la creatividad está muy restringido, muy condicionado por las reglas del juego actuales, que han provocado una crisis holística (y esta es la primera vez que escucho estas 2 palabras juntas).

holística es una palabra muy “new age” que hemos asociado con lo integral, lo sano, la espiritualidad, el yoga, la meditación, el feng-shui, y va este pedazo de monstruo y la asocia con la crisis, toma ya, la crisis es holística, la crisis es integral.

como dicen mis amigos Carmen y Nacho, 2 directivos del entorno corporativo con los que también tengo interés en trabajar, no estamos en una época de cambio, estamos en un cambio de época.

la crisis holística actual y los valores están relacionados. No es la falta de valores, sino los valores que SÍ están presentes en el origen de esta crisis, y si queremos cambiar este mundo, la propuesta tiene que ser holística (integral), basada en valores.

veo una de las colecciones que me ha traido, quién sabe para qué, ¿verdad?, Jesús, una colección relacionada con los valores en la educación, “valores cívicos escolares”, una tirita de valores impresa en Correos.

valores

Christian sigue hablando pero tengo la impresión de que ya he captado lo más interesante de la charla de hoy, él quería estudiar ciencias universales, una carrera que le conectase con el todo, y le ofrecen opciones formativas que le conectan con las cajitas, él no es economista, como no es economista Aristóteles, que diferencia la koinomía (perdón por la ortografía, o el arte del dinero al servicio del todo) de la krematistike (el arte del dinero al servicio del dinero),  nos reímos con las universidades, unum versum, un todo conectado y coherente, convertidas en perversidades, partes separadas del todo.

y habla de las leyes, que no impiden la generación de dinero no sea el objetivo último de los negocios, un enfoque creativo de nuevo, que me parece espectacular, yo aquí intentaría parar y respirar la frase.

¿por qué las leyes no limitan la generación ilimitada de dinero de forma des-conectada de la generación de bien-estar, en el sentido más amplio, en los entornos en los que ese mismo dinero se genera?

el comercio justo, según Christian, tiene una penetración en Austria del 2% tras 30 años de vida, lo que le hace cuestionarse si no son las propias leyes las que facilitan el comercio injusto, tratando iguala a los que mal-tratan que a los que bien-tratan.

según Christian, los comportamientos no éticos deberían estar abocados al fracaso, defiende la palabra competencia, cumpetere, buscar juntos, win win, frente a lo que vivimos en el día a día del mercado, que es contra-petencia, yo contra tí, win-loose.

sigo el hilo de este mensaje innovador, holístico, que se plantea re-formar el sistema en vez de jugar dentro del sistema, cambiar las reglas que no nos llevan, ni nos pueden llevar, porque están diseñadas para todo lo contrario, a donde queremos ir.

este hombre está sembrado, me alegro mucho de volver a escucharle, esta vez en un círculo de innovación, al lado de Jesús, que no puede terminara la presentación, Guadalajara como destino en transporte público, muchas gracias por los sellos, Jesús.

camara

las preguntas van y vienen, muchas muy interesantes, y dentro de un rato estamos cenando con este hombre innovador, que con su gesto amable promueve la pequeña acción, personal y del grupo, el negro y el blanco, hombres y mujeres, en el tejido empresarial y en el social, ayuntamientos, territorios, y un nuevo pueblo soberano, un movimiento de abajo a arriba que es tan interesante aprehender.

valoresmon   así lo vimos…

y camino de la cenita, no sé por qué se me va la pinza a un disco de Bebo & Cigala, Blanco y Negro, tal vez en la cena encuentre la pista que ahorita mismo, para qué voy a negarlo, me falta

como está bien terminar antes de que el público presente des-aparezco, eso queda para otro post, como la curiosa colección de sellos, gracias, Jesús, que en este evento viene a acompañarnos.

valores escolares en el cumple de Pau, qué curioso, valores para la nueva generación…