y Agapito me acoge como hijo adoptivo

llego pronto a Pasajes, mi intencion es quedarme a dormir en el albergue de peregrinos, son las 12, y voy a tener que esperar con Angel a que lleguen sus amigos, que nos llevaban una hora de ventaja pero van a llegar media hora mäas tarde que nosotros,

tiempo que aprovecho para dejar mi mochila en el equipaje, no va a ser posible, el albergue abre a las 16:00, soy el primero con 4 horas de diferencia, por lo que aprovecho para volver a la fiesta,

en Pasajes celebran este finde, que causualidad el barco antiguo, por lo que tras despedir a Ángel me voy a comer, voy al museo del barco, totalmente recomendable, paseo por la bahia de Pasajes, y llego al albergue tarde, no demasiado pero tarde,

las 14 plazas del albergue están ocupadas, el primero se ha convertido en el 15, pero Agapito, por alguna extraña situación que ne puedo entender, me acoge como hijo adoptivo, y me va a permitir dormir en el suelo,

ofrecimiento que acepto encantado, mi único objetivo hoy es dormir aquí, por lo que disfruto de la compañía de Agapito y su mujer, Lourdes, hospitalera como él, en una jornada en la que quiero rememorar un pasado de 7 años atrás,

pero no puedo, está el dia tan lleno que es imposible, y como bien me dice Agapito, con cara de incredulidad, ¿7 años?, ya te estas tardando, ¿no?, pues me parece que va a tener razón,

ya va siendo hora.

asi lo vimos…

Agapito me recuerda, quien sabe por que, a Fito, nervioso, delgado, una persona muy interesante, déjame que te dé las gracias de cualquier forma, y no encuentro una mejor que con cualquier canción,

gracias por aceptarme en el albergue esta noche, el camino no puede empezar mejor, sobre 3 esterillas, en el suelo, como bien dices, Agapito, 7 años es un tiempo largo, bueno momento para ir a otra cosa, va a ser que si.

es terrible estar en un ordenador que no es el tuyo, si quieres puedes buscar en internet, Fito, me equivocaría otra vez.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que pena que Fito no nos haya ayudado como inspiración

Anuncios

la paz es el camino

retomo esta presentación del jueves a la que me invita Lilian, al final, un año y pico más tarde voy a conocer a Juan Gutiérrez, esta persona que tanto ha trabajado por la paz en el País Vasco, que va a compartir mesa con Moisés,

miembro de un movimiento, no violencia 2018, que promueve, desde diferentes ámbitos, por medio de una campaña, hacernos conscientes de los procesos de mal trato y violencia a los que nos enfrentamos en nuestro día a día,

y entro a curiosear en la web de este primer evento en ciernes, del 23 al 25 de mayo, que pone en el centro la figura de Martin Luther King, y la no violencia frente a la violencia estructural,

un evento al que me gustaría asistir, pero estoy de viaje, en proceso de solucionar, al menos dar un paso adelante, con un tema TRANSgeneracional, que es otra forma de generar paz en nuestras familias, a veces hay que hacer frente a la violencia del árbol,

quién sabe si pueda mover un día el viaje,

y como bien decía al principio, retomo esta presentación del jueves, en la que conozco de golpe a Juan y a Moisés, con los que voy a contactar, se me ocurre que los dos pueden ser parte de las conversaciones y grupos de “el futuro emerge”,

un movimiento, que al igual que “no violencia 2018” no tiene estructura ni forma jurídica alguna, un movimiento al que se juntarán afines, que quieran indagar en la sostenibilidad de las relaciones humanas,

no es de extrañar que nos caiga tan bien esta presentación en la que algo vamos a aprender de perdón y de la gestión del resentimiento, tan necesaria en procesos de re-conciliación,

un regalo, Lilian, poder asistir, y ponerle por fin voz y cara a Juan, este joven de 80 años que trabaja en el País Vasco para que un proceso tan complejo como el del terrorismo de ETA se encuentre hoy en otro estadio,

en un camino de paz, porque la paz no es el objetivo, porque la paz, aquí me quedo prendado del título de la jornada, es el camino.

   así lo vimos…

miro la agenda de los eventos por venir de “no violencia 2018” y apunto las siguientes fechas, 26 de Mayor, el cumple de mi hermana Susana, Mujer y no violencia, una cita imprescindible para Paula, hija de Silvia,

22 y 23 de setiembre, perdón y re-conciliación desde la no violencia, y para terminar, 2-3 de noviembre, una semana antes de “el futuro emerge”, juventud y no violencia y educadores por la noviolencia,

tal vez consigo que se mueva una semana esa convocatoria hablando con Moisés, y que donde pone 2 y 3 ponga, 9 y 10, y que este movimiento confluya en ese fin de semana con “el futuro emerge” en Madrid,

no estaría mal, por lo menos yo lo voy a intentar.

observo la imagen con la que visten esta publicación, con 20 experiencias que cambian el mundo y me llama la atención la imagen escogida, con el dedo acusador de Martin Luther King,

una imagen llena de fuerza, sí, pero que tiene mucho más de padre crítico que de madre protectora, esa energía del amor incondicional que cambia el mundo, y que encarna de forma general mucho mejor la mujer que el hombre,

no deja de extrañarme que de las 20 experiencias sólo 2 estén lideradas por mujeres, definitivamente algo tenemos que cambiar … también aquí.

y pienso cómo distribuir esta entrada a dos líneas de amigas, y surge este título,

resultados y procesos (los fines y el camino),

y este texto,

vivimos en una sociedad enferma de fines y objetivos, y huérfana, en gran medida, de procesos y caminos, hay que ver qué frase más apocalíptica para empezar la semana,

tal vez por eso me animo al pensar en contactar con estas dos iniciativas, la de Juan y  “noviolencia 2018”, 2 iniciativas relacionadas con la paz y con la re-conciliación, 2 iniciativas que ponen en el centro los fundamentos del buen trato y del camino.

y recontacto con la triple vía de sanación que tiene todo ser humano, ya sea hombre o mujer, a partir del desarrollo de 3 conjuntos de características, que también yo, en mi plan de no violencia 2018, puedo integrar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

el precio de hacer las cosas mal (y las cosas bien hechas) MOVISTAR I

hoy disfrutamos la cuarta visita en pocos días de un técnico en nuestra casa, estamos experimentando, porque tener a veces la conciencia no es suficiente, lo que implica hacer las cosas mal … y hacerlas bien,

a ver si me consigo explicar,

hace no mucho pedimos la baja en Imagenio, ante una chapuza de la compañía Movistar, que nos ha facturado durante 6 meses por duplicado un servicio que no nos ha estado prestando, y ante su falta de empatía ante una reclamación formal,

y el proceso de cambio de proveedor ha sido más o menos como sigue, que otro día explicaré el de la reclamación,

1, viene un técnico de Movistar para habilitar la segunda línea de fibra, que corresponde con el alta de servicio que va a gestionar a partir de ahora Orange, pero no tira una segunda línea de fibra hasta la casa, sino que aprovecha la primera,

2, viene el técnico de Orange, que no puede hacer la instalación, porque la línea original no sincroniza, por lo que dan parte a Movistar, que manda una persona de reparaciones, que comprueba que la linea original funciona correctamente,

3, pero no puede arreglar el problema, que consiste en que no han lanzado una segunda línea óptica hasta el domicilio, para que opere este servicio un segundo operador, por lo que el técnico de reparación se va,

para cursar una nueva incidencia, y ahora viene un técnico de altas, 4, que va a realizar lo que tendría que haber realizado el primero, que no es otra cosa que realizar el alta completa de la línea de fibra,

bajar al armario intermedio, desde el que tira la guía al domicilio, bajar al armario del garaje desde el que habilita la fibra que ahora sí ya llega al domicilio, y comprobar que la segunda línea sincroniza perfectamente,

y estamos a la espera de que venga el quinto técnico, 5, ahora de Orange, para conseguir que, ahora sí, a la quinta la vencida, tengamos tras más de un mes de retraso lo que podríamos haber tenido con la visita de dos técnicos en 2 o 3 días.

   así lo vimos…

nos han enseñado que entre hacer las cosas bien y hacerlas mal hay poca diferencia, pero es mentira, hacer las cosas bien cuesta un poco más al principio que hacerlas mal, pero hacerlas mal cuesta mucho más a la larga.

miro la foto de Lorgy, creo recordar que me comenta que es de República Dominicana, y pienso en esta persona amable, buen técnico, que hace las cosas con pausa y cariño, y siento que me gustaría ser como él,

así de sonriente, así de bien hecho, muchas gracias, Lorgy, por tu ejemplo.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

conectando con la forma correcta de existir

en el ejercicio de hacer orden con los papeles, ese ejercicio que me supera, actividad en la que siempre pierdo, me encuentro una postal que debo haber recogido hace años en Barcelona, en un paseo por el barrio gótico,

un paseo que imagino vuelvo hacer dentro de poco, qué bonito es prender de vez en cuando esta capacidad de la imaginación,

y siento que lo que aquí pone hace sentido en mi vida, a mí me ayuda de la misma forma que me acompaña hoy, y siento que también le va a ayudar a alguien más a mi alrededor, vaya que sí.

   así lo vimos…

el texto, que copio, me parece harto significativo,

Estoy orgullosa de la vivo, de lo que siento, de lo que sueño,

Estoy viviendo la vida que siempre quise vivir.

La vida no es siempre fácil, pero es hermosa.

Vivir es un reto, y el triunfo es tener una vida que vale la pena.

He encontrado la forma correcta de existir.

y está conectado con una de las 7 emociones, hoy el acertijo es muy fácil, a nada que las conozcas, sí, este texto es un muy buen exponente del orgullo, esa emoción que cuando es sana, nos abre las puertas a una vida plena,

tal vez por eso me levanto hoy domingo con la idea de conectar esta postal con un post que habla de 3 puertas para una vida preciosa, 3 puertas para vivir mejor, 3 puertas que siempre empiezan por la primera,

por la puerta del orgullo humilde, no hay otra, ánimo, mucho ánimo, que merece la pena atravesarla.

si quieres conectar con la energía del orgullo, es muy sencillo, sólo tienes que recordar un pequeño acto, un pensamiento pequeño, una emoción simple que te permita conectar con un momento en el que sientes esa frase tanto tonta dentro de ti,

“soy la pera limonera”,

con una pequeñita para empezar puede valer, para conectarla con otra, cuando encuentras la segunda la tercera está a la puerta de la esquina, y la vas a encontrar, sí o sí, porque no hay dos sin 3.

“yo que tú” no me perdería la entrada de las 3 puertas, mientras “yo que yo” hago lo que está en mi mano, para empezar recordándotelo, y de todas las formas que puedo y se me ocurren,  para continuar poniéndotelo fácil.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

la vida en un 7ptenio

bajo desde Alsasua hacia Donosti en coche, después de dormir en casa de Amaia y Gidor, después de tomar un cafecito con Tomás, después de hablar por teléfono con Daniel y con Silvia, personas todas ellas tan significativas en mi vida,

y me veo bajando por esta misma carretera por la que transito hace 7 años, con esa pregunta tan tonta que surge en cada bifurcación de caminos, ¿tomo el ramal de la derecha o el de la izquierda?,

y rememoro de pronto esos 3 días que paso en Fuenterrrabia y en los alrededores, incluyendo el monte Jaizkibel, la hospedería de Pasajes, y el parque natural de Aia, Aiako Harria,

antes de pasar por casa de mi madre para compartir una mala nueva, estoy en proceso de divorcio, María me divorcia, en un proceso que comienza y que va a traer unas cuantas consecuencias, hoy, sin ir más lejos, mis hijos viven a 10.000 km de distancia,

no es poca cosa,

y siento en un momento cómo ha cambiado mi vida en este septenio, y entiendo desde dentro el proceso del duelo y la tristeza tan grande que voy poco a poco a superar, la pérdida de mi relación de pareja, que lleva aparejada la distancia con mis hijos,

fundamentalmente con Maitane, tan pequeña, que se va a posicionar muy cerca de mamá, todo parece indicar que nos va a llevar unos añitos más reconducir la situación, tal vez otro septenio,

y decido tomarme vacaciones, tengo 3 horitas por delante antes de empezar este taller, en realidad son 3, en Mutualia, en la clínica Pakea, paz, qué nombre más significativo para mí, mi espíritu se encuentra de nuevo en paz,

después de un 7ptenio que me ha llevado reconducir mi vida, mi situación personal, mi desarrollo en el ámbito profesional, que ya no es trabajo, mi relación de pareja con una persona tan diferente a mi primera pareja de vida y a mi madre,

porque hay un momento bueno para tomar una decisión inconsciente, nuestro primer amor casi siempre lo es, y hay un momento mejor para tomar una decisión más consciente, totalmente diferente a la anterior,

y mi vida, en particular estos últimos 7 años, en particular los últimos 21, 7 para el bebé, 7 para el niño, 7 para el adolescente, que dan paso al adulto, pasa por delante de mis ojos en esta carretera que me lleva de Alsasua a Donosti,

donde un día tomo una decisión inconsciente, voy hacia la derecha 3 veces, Donosti – Hondarribi – Pasajes, hoy tomo una decisión consciente, voy a parar en Pasajes y voy a celebrar cómo ha cambiado mi vida en un 7tenio,

antes de empezar este taller, que no es uno sino 3, que se centra en esa capacidad que me gustaría desarrollar de mayor, todos enseñamos lo que tenemos que apreHender, la escucha,

una escucha que no es una, en realidad son 3, desde mi mejor intención.

   así lo vimos…

y disfruto como un niño este espacio de no tiempo en el tiempo, conectado con las casualidades, con el asombro (cuando tomo fotos es que estoy conectado con esa capacidad tan bonita de mi niño interior),

3 horitas así de bonitas, de buenas, de necesarias,

3 horas que son suficientes para cambiar totalmente de chip, y pasar de lo viejo, de lo que ya no es realidad en mi vida, a lo nuevo, eso que sólo surge desde mi presencia y mi abandono,

para que venga lo mejor para mí, para ti, para el mundo, desde la apertura, desde la colaboración, gracias, Amaia, Gidor, Tomás, Daniel, Silvia, por enrutarme en esta energía que me re-conecta con mi mejor intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

una hemorragia de creac-tividad

llego a casa y me pregunto, Mikel, ¿cuántos posts puedes generar en un día, 1, 2, 3?

observo la bandeja de entrada, con 3 correos que pueden ser la base de un post, tras hablar por teléfono con Montse, tras estar reunido en Paramio, tras una reunión con Juan Carlos de la Osa, tras hablar con Paco por teléfono,

tras una reunión con tés y cervezas con Carmen, Marga y Fernando, y lleno una colección de paper-ins, la versión barata del post-it, ¿son ya 7, son 8, son 9?,

y hago un recuento de lo que puede producir un día, son 10, 11, 12 posts, a cuál más interesante, a cual más absurdo o banal, depende de quién los lea, pero no entro en el juez, y me conecto con la abundancia de este universo, una abundancia ingente,

que se manifiesta a tiempo real a nuestro alrededor, creando conexiones y puentes, creando una emoción a la que podemos ser sensibles, o de la que podemos pasar, y hacer como si sólo pasásemos por ahí,

de cuerpo presente y espíritu ausente, y entiendo desde otro sitio este mundo precioso de la causualidad… y de la conexión, y la mecánica del zoom emocional, un mecanismo para re-conectar.

   así lo vimos…

observo una dinámica que se hace fuerte en mi día a día, en la actividad de crear posts (escribir), he leído en algún sitio que las personas que escriben no han sido “escuchadas” en su juventud o infancia, me cuadra todo,

una dinámica que crece desde el compromiso, hay un punto en el camino con el que nos podemos comprometer con una actividad, me gusta y lo hago para mí, es parte de mi desarrollo personal, lo cual me hace relativamente independiente del resultado,

y es la dinámica de trazar puentes, de buscar las relaciones entre cosas aparentemente des-conectadas, modelos independientes, buscar lo que tienen en común, y ver qué pasa,

y observo cómo estos 3 últimos años de actividad han ido acercando el campo de la atención de la teoría U, un regalo de Otto Scharmer, a los fundamentos del buen trato, que podemos desarrollar si entendemos el mal trato,

y la teoría de karpman, con el perseguidor – la víctima – el salvador, el ser humano en la sombra, un poco de análisis transaccional, y veo cómo se acercan el Open Mind – Open Heart – Open Will al desarrollo del niño natural, la madre protectora y el adulto,

y otro puente se hace grande entre la escucha y las 7 emociones, un tercer catalejo que me permite observar la misma realidad, y los puentes crecen, la teoría U y reinventando las organizaciones,  un regalo de Laloux,

y en el crear me encuentro, con mis creencias, con mis pasiones, con mis valores, con la línea de la vida, y observo cómo un poquito de todo esto vive en mí, y de alguna forma sutil, también es yo.

el ser capaz de conectar con el observador, gracias al zoom emocional (hacer grande la sensación interior de la cosa) y a la teoría de puentes (trazar relaciones), y aumentar la creatividad de esta forma tan brutal hoy tiene varios problemas,

no pequeños,

empezando por el primero, si tengo hecho el trabajo de observación que da origen a 11 posts, esto es, más de una semana de publicaciones, ¿qué hago con el observador mañana, qué hago con él pasado mañana, lo echo a dormir?

y  seguimos con el segundo, una hemorragia de creac-tividad se parece en muchos casos más de lo que parece a hacer crack, mi cabeza está demasiado activa, y no para, no para, y me voy a levantar a las cuatro de la mañana, el día después del día bueno,

y el día posterior, está muy bien, he entrado en actividad, tras el proceso de hibernación y letargo, pero es cansado, a las 12 del mediodía ya hay por medio una jornada de 8 horas, y necesito echar una cabezada,

¿alguien me puede ayudar?

re-leo las líneas de arriba y  conecto con las ayudas que me prestan Paco, Montse, Silvia, en este ejercicio de mirar el mundo, desde un catalejo o desde una lupa, o desde este gesto de volver la mirada hacia una esquina, hacia ese detalle en paso,

y me hace gracia, esto también es un proceso de co-creación, una sopa de piedras, tal vez diferente a como yo me la imaginaba, en una trama de relaciones  (algo tan diferente a una lista) que se va ampliando poco a poco,

y veo cómo Montse trae a Maite, que entabla relación con Gaizka y Tomás, que ya se conocían de antes, y con Iban, y cómo llega Biotz, a ver si hoy a la noche regamos la reunión de el futuro emerge con buen vino de Alava, tienes razón, Javier,

en Bizkaia como no lo plantemos en San Mamés…

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Stephen Covey y la procastinación

recibo un artículo titulado “GENIAL PROFESOR UNIVERSITARIO TE DA EL MÉTODO Y LA MOTIVACIÓN CORRECTA PARA DEJAR DE PROCRASTINAR”, que leo con cariño y curiosidad,

y no puedo evitar acordarme de Stephen Covey y los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, y el hábito 1, la proactividad, que nos habla de un mundo que no se mueve si no movemos nuestra energía interior, si no nos activamos,

la actitud contraria a la procastinación, ese hábito de no hacer nada, de perder el tiempo de cualquier manera, de tirarlo por la ventana de nuestro día a día,

un hábito que sigue con el segundo, comenzar con un fin en mente, que nos permite alinear nuestra vida con esa visión final de la persona que queremos llegar a ser, para que nuestras acciones estén dirigidas a ese fin último,

y que se consolida con el tercer hábito, primero lo primero, por el cual empezamos a diferenciar qué es importante y qué es urgente en nuestro día a día, y somos capaces de priorizar, con un matiz fundamental, qué es importante para nosotras mismas,

no para nuestras parejas, nuestros hijos, nuestras jefas, nuestros padres, para nosotras mismas,

y me pregunto qué diferencia existe en este material que leo hace la pila de años, en torno a 25, y lo que leo en este artículo hoy, y encuentro una sutil diferencia, en este sistema de clasificación,

que nos encuadra en uno de estos 5 grupos, extraversión, apertura, responsabilidad, cordialidad y neuroticismo, y que nos permite establecer un mapa de carreteras particular, que nos alinea con lo que en verdad somos,

por medio de esa motivación tan nuestra, para los extrovertidos  tener más amigos, para los cordiales desarrollar una relación íntima, para los de alta apertura la actividad creativa, para los neuróticos la seguridad,

una visión complementaria de quién soy yo que me permite orientar y articular ese plan.

   así lo vimos…

te dejo con el artículo al que hago referencia al principio de estas líneas, ojalá te guste, y con un resumen de los siete hábitos de la gente altamente efectiva, 7 hábitos de los cuales, como puedes observar, los 3 primeros nos acercan a la victoria personal,

para pasar a los 3 que nos facilitan la victoria pública, este “yo soy” que se manifiesta de la mejor de las formas posibles en aquellos entornos en los que nos desarrollamos, en nuestro rico mundo relacional.

tomo prestada la imagen de hoy de internet, de un catálogo que conduce a una página que no visito, y que se titula “16.000 €uros por estar tumbado, ¿te apuntas?”, cobrar por estar tumbado 60 días,

todo un ejemplo de este enfoque se difunde hoy en día por la sociedad, un buen ejemplo de lo que puede significar procastinar.

3 apuntes del artículo antes de terminar,

no vamos a llegar a un estado de dicha no haciendo nada, en contra de lo que nos venden, ahí no se encuentra la felicidad, o puesto en positivo,

o mucho mejor, puesto en positivo, re-contacta con tu capacidad creadora, y con tu proactividad, esa actitud abierta, dispuesta, que te lleva a volver a hacer cosas, para acercarte a un estado de bien estar personal

Peterson observa el hecho de que cuando desperdicias tu tiempo generalmente lo que ocurre es que te sientes miserable, no entras en un estado de dicha (el gran mito de nuestra época es pensar que no tener que hacer nada, que no tener responsabilidades es lo que determina el éxito y la felicidad).

pequeños éxitos alimentan el camino,

el éxito grande se alimenta de pequeños éxitos,

busca tus primeros éxitos, que refuerzan tu confianza en tus capacidades, 

Seguramente no vas a dejar de hacer las cosas más importantes y difíciles que sabes que debes dejar de hacer, pero puedes empezar por un subconjunto de otras cosas menores que también te puede beneficiar dejar de hacer y que son más fáciles de abandonar. Cuando logres hacerlo, apoyado en tu mismo sistema de recompensa, podrás luego tener más fuerza para intentar las otras.

el camino pasa por enfrentarse al miedo,

cuando te lo encuentres en el camino vas a necesitar coraje para cruzar el umbral, ánimo, mucho ánimo, que se puede.

la forma en la que un individuo crece realmente es enfrentándose a las cosas a las que le tiene miedo, por lo cual es fundamental empezar a dejar de hacer las cosas que sabemos que nos hacen daño y comenzar a hacer las cosas que sabemos que nos hacen bien (y nos llevan a nuestra meta) pero nos cuestan trabajo o nos dan miedo. 

como causualidad de esta entrada, la diosa fortuna le regala a este hombre tumbado el color púrpura, que se forma mezclando el violeta (la alegría, el nivel energético superior en 7 emociones) y el rojo (el miedo, el nivel energético más bajo),

ese punto raro en el que se juntan el máximo desarrollo personal y de los grupos con la dura supervivencia, quién sabe por qué me viene a la cabeza la palabra nini, ni estudio ni trabajo, o la palabra sin, sin hacer nada.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

vuélveme a la edad aquella en que vivir es soñar

 Agranda la puerta, Padre,

porque no puedo pasar.

La hiciste para los niños, yo he crecido, mi pesar.

Si no me agrandas la puerta,

achícame, por piedad,

vuélveme a la edad aquella

en que vivir es soñar.

Unamuno

mañana de noche de reyes, desayunando con Silvia en la cocina, damos otro paso en la comprensión de nuestra historia de vida, y la historia de madre, y de la madre de madre, 

no me extraña que Silvia quiera recontactar con la más tierna infancia, y con niños de menos de 7 años, lo que normalmente conocemos como bebés, tal vez su historia de vida la lleva ahí, y la mía es perfecta para acompañarle en el viaje,

y me llega este mensaje de Lorenzo, amigo trinitario de juventud, padre trinitario en la edad adulta, que se conecta de forma sutil con nuestra conversación, esta charla en la que imaginamos una nueva actividad vital, porque no estamos hablando de negocios,

mientras imaginamos un centro en el que por las mañanas hay un jardín de infancia, y por las tardes actividades con jóvenes y con familias, en las que desarrollamos nuestro mundo relacional, y acompañamos procesos generadores de salud,

un sueño al que se juntan esos otros jóvenes, de muchos años, nuestros mayores, abuelos y abuelas, que muchas veces queman su últimos días en centros especializados en la atención de la tercera edad, geriátricos les llamamos,

y tendría que mirar la etimología de la palabra, algo a lo que me resisto, tal vez ahora no toca, ahora tal vez vale con ese sueño de un entorno transgeneracional en el que la tercera edad entra en contacto con la primera edad,

y en la que por las tardes la  segunda se hace presente, un sueño bonito en esta mañana en la que todavía no estamos en Reyes, pero sí que nos acercamos al belén del pueblo de el Escorial,

en un paseo de aproximación a lo que viene, o a lo que está por venir.

   así lo vimos…

si tiene que ser, será,

mientras empezamos a pensar los contactos que pueden acercar ese sueño a una primera aproximación, para explorar esa posibilidad, y sin quererlo ya tenemos una lista con 5 actividades para este año nuevo,

el encuentro con Carlos este domingo 7, una charla con Betina, propietaria del jardín de infancia Piruetas, una conversación con Kalia, madre de día, otra con Iñaki, copropietario de un grupo de geriátricos, con Gabirel su hermano,

no está mal para empezar, en este camino en el que seguimos una estrella que acaba de emerger en nuestras vidas, porque la vida cobra sentido cuando tenemos un sueño al que seguir.

y me quedo repitiendo por los bajinis,

vuélveme a la edad aquella en que vivir es soñar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, inspirado por la teoría del color de Goethe y por la teoría U de Otto Scharmer, que compartimos desde este enlace.

 

preparados, listos … ya

todos los preparativos listos para recibir esta noche a la familia, cubertería, cristalería, comida, intendencia y logística asociada, hay hasta 3 huevos para la sopa de ajo, menos mal, todo parece indicar que nada puede salir mal,

porque a última hora, revisando la receta, me he dado cuenta de que no se hace sólo con pan, agua y ajo, 3 ingredientes, y que también lleva un poco de pimentón, aceite y huevo, otros 3 más, y como bien sabes 3 + 3 =7,

perdona que no me alargue en estas letras, pero me he pegado una panzada de la que no sé si voy a salir con bien, si tienes algún problema con la entrega esta noche te adjunto el correo de contacto,

nadapuedesalirhoymal@santa.org

   así lo vimos…

y si algo sale mal, no te preocupes, que la siguiente saldrá mejor.

si no te salen las cuentas de la suma anterior, 3 + 3 =7, puedes bajar el texto de las 7 emociones, 3 emociones que vienen de la luz del sol, cálidas, calientitas, y 3 emociones que tienen su origen en la luz de oscuridad,

reformulada como luz de infinito, frías, sí, no sé por qué las asocio con el polo norte, será por el efecto papá Noel, muy interesante este link que nos cuenta su historia, y nos habla de su color, parece que originalmente no es rojo, sino verde,

3 + 3 =7 emociones, 6 de las cuales nos hablan del campo de la atención, y una última, que las integra y les da sentido, relacionada con la intención, ese algo intangible que seguro que no falta en tu mesa esta noche,

verde, sí, como Santa, como la energía del amor, una energía que podemos entender como nuestra mejor intención, ese alimento etéreo pero verdadero que ojalá no des-aparezca de nuestras vidas con el efecto “navidad”.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del  color de Goethe.

 

 

 

 

hijo de Expósito

aprovechando el viaje que me acerca a una reunión de el futuro emerge en Bilbao, tras reunirme con Amaia y Gabirel en Kirikiño, decido darme un paseo a Bermeo, y adelanto esta visita que tengo prevista para el viernes,

que crea un día más tarde, hoy, esa sensación de vacío tan grande, no tengo nada programado para hacer, y poco o nada hago, y claro, como no estamos programados para hacer nada me dejo sentir esta sensación de desasosiego,

tras recoger unos cuantos papeles en el juzgado de familia del pueblo de mis padres, en el que me han preparado unas cuantas actas, de nacimiento y de esponsales, empezando por la de mi padre Miguel,

siguiendo por la de su padre, la de su madre, la del tío Alejo, una relación de documentos que dejan claro que Antonio no se llamaba Antonio, y que Ignacio no se llamaba Ignacio, sino Dionisio,

y que nuestro apellido, Bilbao, no proviene de una historia de contrabandistas y forajidos, sino de este hombre, Dionisio, hijo de Expósito, de padres desconocidos, de fecha de nacimiento desconocida, un niño de la inclusa,

en esta primera aproximación,

que se casa a los 23 años con una chica que es 3 años mayor que él, un hombre que muere a temprana edad, una historia a la que le van a faltar datos y detalles, pormenores y color, la historia de mi bisabuelo paterno,

con la magia de este número que tanto me gusta, hay qué ver qué poca cosa parece, y cómo se agranda en algunos casos, con la magia del 3, en este caso 3 son las generaciones que nos unen y nos separan,

que me deja en este viernes encapotado y lluvioso, ahora llueve, luego graniza, con esta sensación de desasosiego, en esta mañana en la que tan poco hago, y en la que me perdono, tal vez no sea el mejor momento para volver a la acción,

tal vez sea buen momento para sentir.

   así lo vimos…

observo como un acta de nacimiento lleva estampillada una nota con datos del fallecimiento, vida y muerte, quién sabe dónde podamos encontrar esa hoja que relaciona muerte y vida, en este ejercicio infinito de vivir viviendo

y pienso la historia de mi familiar paterna,

con Dionisio, hijo de Expósito, con Miguel, su nieto, hijo huérfano de madre desde los 7 añitos, y me cuesta imaginarme cómo sería la casa de mis padres, que a mi madre le puede tocar en otro rato, sin tanto sufrimiento y dolor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, en el que integramos fundamentos de la atención y del buen trato,

atención e intención,

en este juego tan bonito del color, producto del baile de la luz y la oscuridad en nuestras vidas, un baile a tres en el que nuestra participación es estrictamente necesaria, porque no hay color, ni vida, si no hay observador.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde esta página