quién es y dónde está en el monte Gólgota

trazamos un puente entre la teoría U de Otto Scharmer y el análisis transaccional,

entre las 3 aperturas de la teoría U

  1. OM / mente abierta,
  2. OH / corazón abierto,
  3. OW / voluntad abierta

y 3 romas de estar en el mundo,

  1. como niño natural,
  2. como madre protectora,
  3. como ser adulto,

y las 3 características que les son propias,

  1. la curiosidad,
  2. la empatía
  3. y el coraje,

y nos preguntamos dónde están

  1. estas 3 aperturas,
  2. estas 3 capacidades,
  3. y estas 3 formas de estar en el mundo,

en Belén y en el Gólgota,

y de repente entendemos, o al menos un poco mejor, el análisis transaccional, un poco mejor la teoría U, y el puente que los une, y nos volvemos a comprometer con el 3ple camino.

   así lo vimos…

en el monte Gólgota Jesús se convierte en Jesucristo, el niño en el mundo espiritual, ésa es la respuesta fácil, y te animamos a que te cuestiones quiénes son la madre protectora y el ser adulto en este momento histórico de la humanidad.

Anuncios

los dos triángulos oblongos (el triángulo exterior y el triángulo interior)

en el proceso de encontrar contrarios que expliquen el mundo, cuando llegamos al mal trato y al buen trato parece sencillo, desde el análisis transaccional, apoyándonos en el dibujo de arriba,

existe un triángulo grande, oscuro y externo, que conforma nuestro mundo en la sombra, el Perseguidor – la Víctima – la Salvadora, que se expresan por medio del miedo, la crítica, el sarcasmo, la queja,

y un triángulo pequeño, lleno de energía e interno, que constituye nuestro mundo en la luz, con nuestro Ser adulto – nuestro niño natural – nuestra madre protectora presentes, que se expresan desde el agradecimiento y el amor,

todo parece indicar que el juego de contrarios del mal trato y del buen trato está a punto de empezar.

   así lo vimos…

en el ejercicio de dibujar este doble triángulo un ajá aparece en el camino, tan tonto como sigue,

el triángulo grande, sí, mira que es muy grande, no habita en nuestro interior, pero lo tenemos muy arraigado, no es yo, son los otros, es el territorio de comparación, yo y los otros, yo y mis compañeras,

es como si necesitase defenderme de algo ahí fuera que me hostiga, que pretende molestarme, y en ese proceso me peleo con el mundo,

mientras que el triángulo interno, aunque a veces parezca muy pequeño, sí habita en mi interior, aunque no lo ejercitemos, y es como un manantial, en un territorio en el que no existe la comparación, sino la entrega,

me ofrezco acompañándote, te regalo mi escucha, te regalo mi asombro, mi alegría, mi des-enfado, mi tranquilidad o mi templanza, en ese espacio desde el que sí soy, porque desde el yo soy no hay comparación.

la figura de arriba se puede interpretar si entendemos las siglas,

  1. nn para niño natural,
  2. na para niño adaptado,
  3. nas para niño adaptado sumiso,
  4. nar para niña adaptada rebelde,
  5. mp para madre protectora,
  6. pc para padre crítico,
  7. A para Adulto,
  8. P para Perseguidor,
  9. V para Víctima,
  10. S para Salvadora,

y en una historia que ya nos suena conocida.

primera parte de la historia (o cómo llegamos aquí)

el niño natural (o bebé) se encuentra al llegar al mundo con mamá (vamos a asumir que mamá encarna el arquetipo de madre nutricia, y la figura de la madre protectora) y con padre (al que le asignamos el rol de padre crítico),

un bebé que se va a tener que adaptar para tener el cariño de mamá y de padre, generando un niño adaptado sumiso, que va a captar el cariño de sus progenitores desde la sumisión o la rebeldía,

con malas noticias para todas las partes,

el niño adaptado rebelde se va a convertir en padre crítico, que lleva la simiente del Perseguidor, el niño adaptado sumiso en Víctima,  y la madre protectora, que no ofrece su amor de forma in-condicional, se va a convertir en la Salvadora,

Perseguidor – Víctima – Salvador constituyen el triángulo de Karpman, el ser humano en la sombra, y se expresan fundamentalmente desde el juicio y la crítica (en el ejercicio del abuso del poder) y la queja (en el desvalimiento y falta de capacidades).

 

segunda parte de la historia (o cómo salimos de aquí)

cuando el Perseguidor contacta con su ser adulto, y todas las capacidades que le son innatas, la persecución cesa, y crea un espacio para que el resto de las figuras puedan evolucionar en su desarrollo personal,

cuando la Salvadora contacta con su madre protectora, y con el amor in-condicional, y todas las capacidades que le son innatas, deja de anclar a la víctima en su falta de capacidades, y promueve su desarrollo independiente,

cuando la Víctima contacta con su niño natural, empezando por la imaginación, y siguiendo con todas las capacidades que le son innatas, el victimismo cesa, y el niño natural vuelve a explorar este mundo, tan bonito, bueno y verdadero, a su alrededor.

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un Perseguidor – una Víctima – una Salvadora dentro de nosotras, 3 figuras más o menos desarrolladas, 3 figuras que configuran nuestra vida en la sombra,

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un ser Adulto – una niña natural – una madre protectora dentro de nosotras, más o menos desarrollada, 3 figuras que facilitan nuestro desarrollo personal, y la vida en la luz,

en un proceso precioso que hemos venido a denominar el 3ple camino

en lo que viene a ser la tercera parte de la historia (el desarrollo consciente de nuestro ser).

y empezamos a pensar cómo podemos plantear este juego de contrarios, con

el triángulo del ser en la sombra – el triángulo del ser en la luz

el perseguidor – el ser adulto

la salvadora – la madre protectora

la víctima – el niño natural

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

los sueños (Chambao) sueños son

y un día cualquiera, metidos como estamos en medio del verano, nuestro espíritu se simplifica, y se deja sentir, y se queda a gusto, acompañado por una canción, y ya está, y además es así…

 o así lo vimos

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, sí, somos responsables de nuestras emociones, y en la medida que entendemos la energía de nuestra emoción, construimos respuestas emocionales cada vez más energéticas,

en espirales ascendentes, que desarrollan nuestro contacto con la materia (la tierra) y el espíritu (sería muy sencillo asimilarlo con el cielo o el aire, creo que es un poco más sutil),

un modelo que se inspira en la teoría U de Otto Scharmer, porque es fundamental el concepto de dejar ir, y de dejar venir, y el tránsito del ego al eco, sí, y de los sistemas basados en el ego a los eco – sistemas,

en los que la relación del ser humano con la tierra (el ser mineral), con las plantas (los seres vegetales), con los animales (los seres animales) y con otras personas, de nuestra misma especie, es más sana,

un modelo que se inspira en la teoría del color de Goethe, porque Goethe nos regala la visión energética de la cosa, el baile de luz y oscuridad, luz focal de sol y luz difusa de infinito en continuo equilibrio y tránsito,

un modelo que compartimos, porque la cultura nace para ser compartida, para llegar a más y más personas, para cambiar poco a poco nuestra forma de pensar, de sentir, de hacer, ojalá de una forma un poco más congruente,

y todo eso lo traducimos en una frase, que se convirtió en mantra en nuestras entradas, que va casi siempre al final.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por le teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

si no lo has leído, te animamos a leerlo este verano.

7 emociones es un modelo que tiene en su centro la energía del amor, una energía que no intentamos explicar, pero que tiene algo que ver con la intención desde la que hacemos las cosas,

y crece este año con una pregunta, para ti, ¿qué es amar?,

una pregunta que compartimos contigo,

y que se convierte en proyecto, por medio de una de las muchísimas respuestas que nos mueven, para mí escuchar es amar, qué le vamos a hacer, y desarrollamos, o estamos en vía de desarrollar escuchar es amar (la app),

un proyecto en el que ojalá podamos avanzar en este tiempo entre costuras.

 si has leído 7 emociones y no lo has compartido, te animamos a compartirlo, porque compartir también es amar.

el juego de los pares (pensando la app)

pensando la app escuchar es amar, tal vez el dinero que hemos conseguido en el proceso de financiación social no es suficiente para lo que queremos, empiezo a cambiar los números por los conceptos,

y empiezo a pensar cómo se transforman la escucha de campo (4 reinos para los 4 niveles del campo) en algo más sencillo, y convertimos la escucha y la conversación en un tema dual,

en el que  hacemos una diferencia entre los dos niveles inferiores (la piedra y el vegetal, la no escucha y el debate) frente a los dos niveles superiores (la conversación empática y la generativa, niveles a los que queremos acercarnos),

y empezamos a manifestar las emociones, 7, en su modo más sencillo, desde esa conciencia dual,

el miedo en su vertiente positiva, que la tiene, ya que me ayuda a establecer límites, cuando alguien me invade mi territorio, y en su vertiente negativa, que conocemos más que de sobra, el miedo que me paraliza, estoy aquí o estoy allá,

para seguir con el resto de las emociones, la tristeza y la rabia, para completar las 3 de tierra, el orgullo, la comprensión y la alegría, las 3 del espíritu, hasta cubrir las 7 emociones, con la ayuda del amor, nuestra mejor intención,

y hacemos algo parecido en el buen trato y el mal trato, donde identificamos 2 pares,

el triángulo de Karpman, el ser en la sombra, con las figuras del perseguidor, la víctima, el salvador, 3 figuras que nos tienen atados a la nada más absoluta, por medio de la crítica y la queja,

y la evolución positiva de este triángulo, una evolución en la que empiezan a florecer el adulto (frente al perseguidor), el niño (frente a la víctima), y la madre protectora (frente a la salvadora), y donde florecen el agradecimiento y el pensamiento positivo,

dos triángulos bien diferentes, el triángulo exterior, porque en la queja y en la crítica todo lo malo está fuera, y el triángulo interior, porque el amor, el agradecimiento, una palabra y un gesto amable siempre salen de nuestro interior,

y empiezo a sentir este juego dual en el que podemos desarrollar la conciencia, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, no se trata de obtener grandes estadísticos, tal vez un poco de conciencia, día a día, de dónde estoy,

y hacia dónde quiero encaminarme, porque nuestra energía sigue a nuestra atención.

   así lo vimos…

en este enfoque de escuchar es amar, los números y las estadísticas pierden buena parte de su protagonismo, y empiezo a pensar en otra forma de esta aplicación, tal vez más educativa, tal vez más sencilla de desarrollar,

en la que el juego de duales puede acompañarse por imágenes, la nueva generación vive de imágenes, y por frases de resumen, o lemas, más fáciles de retener, y seguramente de integrar.

hoy agradezco que el dinero que hemos recabado en el proceso de financiación social de escuchar es amar (la app) sea el que es, y no mucho más, un dinero que tal vez nos sirve para desarrollar un concepto diferente de app.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

la carta a mi abuelo José

en el ejercicio de tocar diferentes palos y terapias varias para sanar mi transgeneracional, y tras probar con constelaciones familiares y biodescodificación, acudo a la consulta de Maribel, que trabaja con imanes,

y me da una noticia que desconozco, es mi elección sanar a mi abuelo paterno, al padre de mi padre, mi abuelo José, ese abuelo al que llego a conocer pero con el que el trato no es especialmente fluido,

mi padre no tiene una relación fina con él, y casi siempre que vamos a Bermeo nos acabamos juntando con los otros abuelos, con los padres de mi madre, sí, porque la cabra tira al monte, y el hombre normalmente le acompaña,

en realidad mi abuelo José no tiene una relación fina con mucha gente, ni con mi padre ni con mi madre, y no creo a la fecha que tuviese muchos amigos en el pueblo, su mote en el pueblo es José chulo,

porque mi abuelo debe ser más chulo que la pana, que ya es decir, y va a morir cuando yo tengo 9 o 10 años, no lo sabría decir bien, de un cáncer que le lleva al otro barrio más rápido que lento, le tengo que preguntar a ama qué tipo de cáncer es,

y voy a tardar en descubrir en torno a 40 años + que yo vengo a este mundo a sanar esa energía que le dice constantemente al mundo yo soy, yo soy, yo soy, mírame, esa energía que seguramente no tiene los cimientos sanos,

una auto-estima que le acompañe en su día a día, una madre que le muestre el amor in-condicional, porque José, eres válido y bueno tal y como eres, no necesitas tener más, ni destacar más, ni ganar a nadie,

no hay nadie fuera a quien ganar, tal vez lo único que necesitas es contactar con el buen niño que eres, con lo buena persona que eres, con lo bonita que es la gente y la vida a tu alrededor,

tal vez todas venimos con parte de ese dolor inicial, de esa falta de adecuación, porque en un momento de la vida todas nos sentimos, en mayor o menor medida, no adecuadas, no suficientes, no aceptables,

ése es el infierno en nuestra vida, que no nos aceptamos tal y como somos, y desde ahí es bien difícil conectar con lo que hemos venido a ser, con nuestro llamado, con nuestro propósito personal,

y aquí estoy, 40 años más tarde, re-contactando con mi abuelo no visto,

porque es muy fácil hablar y contar historias de nuestra luz y todo lo bonito que nos rodea, es muy fácil hablar de José Tambor y la fiesta y las castañuelas, pero no es tan agradable ni tan usual contactar con nuestras sombras, con nuestra otra intimidad,

y en eso estoy, escribiendo una carta que reconoce a mi abuelo paterno, para liberarlo, escribiendo una carta que voy a quemar, y dejar en un sitio en el que el agua fluya, en el mediterráneo este fin de semana, o en el cantábrico, la semana que entra,

tengo mis dudas, tal vez da lo mismo, porque todas las aguas son parte de una única agua, y lo que vemos como Mediterráneo y Cantábrico, como el golfo del Yucatán o el de Bizkaia son parte de un único agua,

que también vive en las piedras y plantas, en los animales y en las personas, sí, estamos hoy vivas aquí porque compartimos ese agua que es parte de todo, agua de creación, no sé dónde vayan a parar las cenizas, tanto da,

pero en cualquier caso me voy a reservar un rato para pegarme un chapuzón en Aritxatxu, esa recóndita playa en Bermeo, tierra de mis padres, tierra de mis abuelos y ancestros, a la que acostumbra a acercarse José, a él le gusta pescar,

para entrar en contacto íntimo con la mar, y con esa gota de agua infinita que vive aquí y allá, en un ejercicio inenarrable de libertad, también en ti y en mí.

   así lo vimos…

en el proceso de reconocer y liberar al otro nos reconocemos y nos liberamos a nosotras mismas, de eso se trata, de la misma forma que es verdad su contraria, aunque a veces no la veamos,

en el proceso de juzgar y criticar al otro nos juzgamos y nos criticamos a nosotras mismas, y el juicio y la crítica pasan a ser parte de mi yo soy más íntimo, tal vez es por eso que de vez en cuando sea tan necesario soltar.

camino del sur-este o del norte, tanto da, agradezco este pasito, que tal vez me ayuda a abrir la vida es fácil, ese texto que está esperando ese punto de congruencia, también puedes llamarle verdad, siempre necesaria, para ver la luz,

me vuelvo a levantar de madrugada para escribir estas líneas, y las siguientes, esta noche he tenido una especie de ajá con varias características con las que le he querido vestir a mi ser adulto, como a mi abuelo José,

pero que son parte del niño natural, que todas nosotras necesitamos desarrollar en nuestro día a día, esa criatura que sólo le pide permiso a sus padres para que le dejen jugar, otro ratito más.

en el proceso de promover el desarrollo del alma consciente, una forma como otra cualquiera de nombrar nuestro desarrollo personal y profesional desde la conciencia, promovemos el 3ple camino,

o lo que viene a ser lo mismo, en otras palabras, el desarrollo consciente de 3 formas de estar en el mundo que viven en mí, por medio de el niño natural, la madre protectora y el Ser adulto, y el conjunto de características que tienen asociadas,

3 juegos de características para el buen vivir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

buen tiempo para disfrutar de otras cosas (de la voluntad blandita y de la co-laboración)

una lagartija se ha colado en nuestra cocina tras la noche de San Juan, esa noche mágica en la hace no tanto nos reunimos alrededor de una hoguera, costumbre que se desvanece en la medida que nos hacemos más civilizados,

y las normas y la seguridad lo invaden todo, no se puede jugar a la pelota en el jardín, los niños en fila de la manita, prohibido sonreír, prohibido dis-frutar, sólo estoy esperando el día en el que se prohíba prohibir,

va a ser un gran día ése,

y mientras ese día llega, empiezo a sentir los rigores del verano, el calor intenso se ha sumado a la noche corta, y me quedo enganchado al ver esta lagartija que se ha colado en la cocina,

un animal que me sonríe, juguetón, con mortal desenvoltura, y observo la dedicación que conlleva, mejor que trabajo, esta agrupación de teselas, pequeñas piezas seleccionadas con cariño,

éstas para las manos, éstas para la cabeza, éstas para el tronco, y con éstas podemos formar la colita, y me hago uno con este tiempo en el que las constantes vitales bajan, se me hace imposible no entender el ritmo de los países del sur,

quién sabe por qué esta idea del cariño y la dedicación sin prisa, podríamos haber hecho lo mismo de otra forma, me lleva a conectar con la figura de la persona voluntaria,

que ofrece lo mejor de sí misma también tras la noche de San Juan, ahora que el calorcito aprieta, buen tiempo para seguir disfrutando de lo mismo, de otra forma, haciendo parecidas cosas,

buen tiempo para las personas voluntarias.

 así lo vimos…

el color azul claro, que representa la emoción del orgullo, tiene connotaciones relacionadas con el alto rendimiento y los objetivos, con la realización de la cosa, con la emoción que nos embarga en estas circunstancias,

con el contacto con nuestras altas capacidades, un contacto que nos va a permitir conectar, humildad mediante, con nuestro yo soy, un espacio en el que la persona voluntaria emerge,

no es mi santa voluntad, mi voluntad dura, sino una voluntad blandita, que se ofrece para colaborar en el desarrollo de la mejor opción posible, buena para mí, buena para ti, buena para el resto de las lagartijas que habitan en esta casa,

y de las personas reunidas alrededor del fuego, o de la mesa, o de la alberca que nos aligera el calorcito creciente en este verano que acaba de hacer presencia, alrededor nuestro, y en nuestro interior.

el orgullo humilde, curioso oximorón, es una de las inspiraciones que hacen posible el modelo de 7 emociones, un ajá que  tiene su origen en la teoría U de Otto Scharmer, y es la primera de las 3 puertas que nos conduce del ego al eco,

3 puertas que nos permiten evolucionar de sistemas enfermos,

que enfrentan tu bien-estar con el mío (tú pierdes – yo gano) o que supeditan el bien-estar de la comunidad (casi todas pierden) a nuestro bien-estar particular (tú ganas y yo mucho más),

a sistemas más sanos, que entienden el 3ple ganar.

el azul clarito es la puerta del liderazgo colaborativo, y de las personas voluntarias, una puerta que tú y yo también podemos pasar.

si te preguntan de qué color pintarías una lagartija colaborativa, no tienes más que observar el mosaico, que te guía de cabeza a la respuesta, cualquier cosa, animal o persona colaborativa es de color azul.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, del ego al eco, y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

el portanto del juicio

celebramos una de nuestras míticas conversaciones, qué agradable es sentarse en torno a la mesa, a primera hora, a media mañana, después de comer, a cualquier hora, y charlar sobre las cosas de la vida,

hoy le toca el turno a nuestras relaciones, esos vínculos con otras personas, empezando por nuestras familias, nuestros padres, nuestras hijas, nuestra pareja, en los que nos descubrimos, o en los que nos vamos encontrando,

hasta que Silvia salta esa perla, deberíamos conectar con la compasión y el agradecimiento, con la compasión hacia nuestros hijos, con la compasión hacia nuestras madres, con la compasión hacia nosotras mismas,

y en la medida que conectamos con la compasión, y con el agradecimiento, volvemos a esa energía en la que la vida fluye,

porque cuando no agradecemos entramos en la pelea con la vida, lo que hemos hecho mal, lo que falta por hacer, lo que no tuvo el resultado deseado, y el juicio crece, un juicio hacia nosotras mismas y hacia nuestros series queridos,

tal vez nuestros hijos sólo necesitan que les dejemos de molestar, no necesitan nuestros consejos, si estuviésemos tan bien seguramente de alguna forma ya los estarían siguiendo, tal vez no estamos tan bien, y ellos lo saben,

no está de mas que les dejemos de molestar y les intentemos calzar esos esquemas de pensamiento, tan nuestros, que ni siquiera a nosotros parecen servirnos, al menos de vez en cuando.

   así lo vimos…

si te animas puedes hacer un ejercicio muy sencillo, con un vaso, o con un recipiente de cristal traslúcido, y un poco de agua y aceite, si es pequeñito vas a necesitar menos aceite, que el agua es casi gratis,

tan sencillo como sigue, se trata de llenar el recipiente con aceite, en representación del juicio, y con agua, en representación de la compasión y el agradecimiento, así de sencillo,

y puedes pararte a observar en qué medida está llena tu vida de lo uno (el juicio) y de lo otro (de agradecimiento y compasión.

Evoluzzione

si quieres evolucionar el ejercicio, esto es muy sencillo, sólo tienes que ir cambiando la proporción de agua y aceite día a día, para reflejar tu evolución personal, si aumenta tu juicio le echas más aceite, si aumenta tu compasión más agua.

esto, que parece muy sencillo, es más fácil de decir que de hacer, tal vez te pasa como a mí, que aunque sabes que el aceite y el agua no se juntan, y quedan uno encima del otro, nunca has hecho la prueba,

por lo que te animo a probar, tal vez tú tampoco sabes qué va a quedar arriba, el agua o el aceite, y eso que es tu situación inicial, va a evolucionar con el tiempo, si echas más agua te va a sobrar aceite y viceversa,

tal vez sea más fácil quitar antes de echar más, ¿te animas a hacer este ejercicio?

elementos adicionales:

aunque no es estrictamente necesario para este ejercicio, puede venirte bien una jeringuilla, sobre todo si necesitas vaciar un poco del líquido elemento de la capa inferior.

en la teoría U, Otto Scharmer plantea 3 voces que podemos evitar en nuestras vidas, la voz del juicio, la voz del cinismo, y la voz del miedo, 3 voces que dificultan el desarrollo en nosotras de la curiosidad, la empatía / compasión, y el coraje,

es curioso observar cómo en este post se correlacionan la empatía (el movimiento del corazón abierto), con la voz del juicio (la voz de la cabeza que evita el desarrollo de nuestra curiosidad y nuestro niño interior),

tal vez es porque cuando en un sistema se activa el perseguidor (en última instancia es el perseguidor el que lo juzga todo, conforme a su libro de la ley, ejerciendo el poder), y el juicio es tan pero que tan fuerte:

  1. nuestro niño natural (nuestra curiosidad) se inhibe,
  2. nuestra madre natural (la empatía) des-aparece,
  3. y el miedo campa a sus anchas, eliminando de enmedio al ser adulto, con todas las características que le son propias, empezando por el coraje,

aunque también es posible que estemos equivoca2.

en paralelo con las 7 emociones explicamos los fundamentos del mal trato, que derivan hacia el buen trato, cuando eliminamos progresivamente de nuestra vida el juicio y la crítica (elementos que incorpora el perseguidor) y la queja (tan propia de la víctima),

e incorporamos, como en este ejercicio, la compasión y el agradecimiento,

buen trato que se hace grande en nuestra vida cuando descubrimos los 3 caminos del desarrollo personal, el camino del niño, el camino de nuestra madre protectora, y el camino de nuestro ser adulto,

animo, mucho ánimo, que tú también puedes.

tienes más información de 3 juegos de características para el bien vivir y de el 3ple camino, siguiendo el azul.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

aprendiendo a leer la energía (con la ayuda de los Simpson)

metido en este mundial como en ningún otro, me topo con un vídeo sorprendente, en el que los Simpson predicen la final del mundial 2018, entre la actual campeona de Europa, Portugal, y México, una auténtica outsider,

y no puedo sino sonreír, quién nos iba a decir que alguien le diese la más mínima oportunidad a México al comenzar el torneo, me gustaría revisar las probabilidades que les daban las máquinas, qué pena que no las encuentro,

y contacto con Gorka, mi hijo, que vive en la actualidad en México, y me imagino el buen ambiente que va a disfrutar estos días, hoy, segunda jornada, a las 5 de la tarde, tras ganar a Alemania, actual campeona del mundo, en el partido previo,

creo que es la primera vez que México le gana a Alemania en un mundial, y además jugando bien, quién sabe si un día de estos pueda ver ese partido, que marca un antes y un después en la historia de un país, a nivel deportivo,

y el primer paso de un camino que nadie podría haber predicho, salvo los Simpson, de la misma forma que “adivinan”, por llamarlo de alguna forma, el atentado contra las gemelas, o la presidencia de Donald Trump,

tal vez empiezo a cambiar mi impresión respecto a esta serie de dibujos animados para adultos, tan ácida, y empiezo a leer entre las líneas de la energía que destila, porque esta vida es más sencilla cuando aprendemos a leer la energía.

   así lo vimos…

reviso el cuadro del mundial y es factible que México y Portugal coincidan en la final, para lo cual hay dos posibilidades, que México sea primera de su grupo, el F, y que Portugal sea segunda del suyo, el B, o al revés, segunda y primera,

y en ambos casos, para que eso se produzca, México le gana a España en la semifinal, no sería mala noticia, si no hemos caído antes, como poco somos cuartas, y jugamos el partido del perdedor, en la peleíta por el bronce, contra no sé qué selección,

que los Simpson no llegan a predecir todo el cuadro del mundial.

no teniendo ni idea de cuál es la más improbable de estas 3 predicciones para ti,

  1. un atentado tumba las 2 torres gemelas,
  2. Trump es presidente de los Estados Unidos de América,
  3. México y Portugal disputan la final del mundial de fútbol,

las dos primeras ya son historia universal, no sé lo que vas a hacer tú, que yo me voy a poner a animar a México ya.

en este mundo tan material, en el que nos han contado que es tan importante pensar y hacer, dos manifestaciones de la voluntad dura, la emoción desterrada quién sabe dónde, seguramente en la maleta de las cosas sutiles,

nos olvidamos muchas veces de las manifestaciones energéticas de la cosa, E=mc2, somos energía, y estamos en mantillas en nuestros niveles de comprensión, presente – pasado – futuro, universos paralelos, realidades paralelas,

y no queremos reconocer que hay gente que sabe leer la historia del universo, todo está escrito en los registros akáshikos, la historia del ayer y del mañana, la historia de siempre, qué pena que la wiki no tiene una entrada todavía, o no la encuentro,

a ver si Eva y Fernando se apuntan, ellos ya han aprendido a leer, qué envidia, y me ayudan como editores de esta entrada, y seguimos complementando estas líneas, que no están mal para empezar,

Los registros akásicos o registros akáshicos son una especie de memoria de todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos que estaría registrada en el éter. Allí se almacenaría todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos y todos los conocimientos del universo.

qué le vamos a hacer, mientras aprendo a leer akáshicos tal vez me apunto a ver los Simpson, y vuelvo a ver el mundial con una nueva curiosidad, ¿quién va a eliminar a Alemania, Argentina, España, Brasil, Bélgica para que se dé esta final?

7 emociones es un modelo emocional que entiende el nivel energético del universo, del ser humano, y los puentes que existen entre el ser y la materia, el mundo del ser y del tener, y el baile de la luz y la oscuridad, con el ser humano presente, no hay dos sin 3,

algo que no vamos a intentar demostrar, qué absurdo intentar demostrar algo que la contraparte no quiere aceptar, mejor si lo experimentas, desde el campo de la observación prendida, ay, qué bonito es observar.

por cierto, ¿qué tal se te da eso de observar?, ¿mejor o peor que leer?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

hoy todos los grandes fracasadores del mundo somos un poco Messi

no veo el partido de Argentina y Croacia ayer noche, ya que hemos quedado a cenar con Marga y Javier, pero sí reviso antes de acostarme el resultado, 0 – 3, contundente como pocos, en un deporte en el que se gana muchas veces por un gol,

un resultado que deja a Argentina contra las cuerdas, por no hablar de dónde le deja a Messi, éste tenía que ser el mundial de Messi, en la opinión de Relaño, algo que no tiene pinta de llegar a producirse,

no parece que Argentina ni Messi levanten vuelo de esta espesura, des-ánimo que se convierte casi en depresión, si recopilamos las fotos que los diarios deportivos nos muestran tras el partido,

des-ilusión que se ceba año tras año en un país que vive como pocos el fútbol, y que no entiende que tanta pólvora, si juntamos a Messi con Higuaín, al Kun Agüero con Dybala, no tenga mecha que la prenda,

tal vez ahí radica una de las claves de este juego tan raro, que los hombres practican con el pie, con lo fácil que es jugar con las manos, un deporte de equipo que requiere un balance,

atrás – adelante, pasando por el medio, derecha – izquierda, pasando por el medio, tal vez por eso Ceballos se rinde al partidazo de Modric, ese jugador que también ostenta el número 10, que juega en el medio,

en el Madrid y en la selección de Croacia, un jugador que se harta a jugar, a la menor ocasión, y tiene muchas en un partido, en una situación del campo, un poco más atrás, un poco más al centro, que le permite llevar la manija de su equipo,

tal vez a Messi le hace falta que Modric esté en su equipo.

   así lo vimos…

en la mirada al suelo me acuerdo de una tira de Mafalda, también argentina, y del des-ánimo que prende en su amigo Felipe, el depre de la cuadrilla, un depre que a veces también es un poco flojo,

y me pregunto qué es antes, el huevo o la gallina, no tengo ilusión porque sé que no voy a conseguirlo, o no lo consigo, por lo que no tengo confianza para la próxima, y la ilusión se difumina, y con la ilusión el enfoque, y el trabajo orientado al resultado,

y me pregunto cómo se sale de esa dinámica de bajas prestaciones, en la que de vez en cuando también cae un joven de 10, que algunas personas consideran el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos.

Messi tiene un tono melancólico en la derrota que es bien diferente al tono rabioso de otros jugadores, no sé por qué no me imagino a Alfredo di Stéfano melancólico, ni a Ronaldo, ni a Pelé, tampoco a Maradona,

tal vez por eso hoy estamos hablando de la depresión y la des-esperanza, en vez de hablar de la ira y la re-volución, y de ese genio que a veces hace falta para dar un puntapié en la cancha, o a un contrario, y darle la vuelta a la situación.

hoy, todos los melancólicos del mundo nos hacemos uno con Messi, uno de los grandes fracasadores de este mundial, si un milagro no lo arregla.en el código de colores de 7 emociones la tristeza es naranja, como la equipación de Willy Caballero, otro que podría estar bien triste, después del regalo, gol del portero, porque no hay tercero sin el segundo, ni segundo sin el primero,

en vez de azul, ya sé que en otros modelos el azul está relacionado con el sentirse bajo, I´m feeeling blue, me siento depre, o como el blues, sentimiento descarnado hecho música.

el azul oscuro (o índigo) en 7 emociones sirve para identificar la emoción de la comprensión, la menos visible de las emociones, es tan invisible que no voy a ponerme con ella hoy, la dejamos en paso,

mientras que el azul clarito (o celeste) está asociado con el orgullo, esa emoción que a la albiceleste, y mucho me temo que a Messi, le va a costar recuperar, porque la energía se ha ido al traste,

vibrando en la tristeza, sí, porque tenemos una pérdida que aceptar, tal vez no somos tan favoritos como dice nuestra historia, quién sabe si desde ahí seamos capaces de recuperarnos, trazar un plan,

o tenemos que llegar al rojo, al miedo, y tocar fondo, para iniciar desde ahí, desde esa energía que me dice “no soy” un proceso de re-construcción personal, que acompañe a la re-construcción del yo soy del grupo, 

un proceso que no siempre es instantáneo, tal vez lleva unas pocas semanas, unos meses, unos años, en una aventura que acompaña al grupo, mientras otras personas siguen escribiendo la historia de este mundial.


7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Schamer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

gestionando y TRANSformando conflictos (trabajo de procesos / process oriented psychology)

me siento a revisar los últimos conflictos de los que he sido parte, en procesos de facilitación de talleres a los que he asistido, y en procesos relacionales con los facilitadores, así como en procesos relacionales con amigas,

y siento en mis propias carnes la importancia de revisar esta dinámica en la que tanta gente raspa, ¿será, cómo en el chiste del padre con los hijos conduciendo en dirección contraria, todos los coches vienen de frente, que el que raspo soy yo?,

y en eso me encuentro, en esa revisión en la que mirando fuera acabo mirando dentro, que me topo con este vídeo relacionado con la transformación del conflicto por medio del trabajo de procesos, o la psicología orientada a procesos,

un vídeo largo, de una horita, en el que me voy a sumergir, y que voy a disfrutar, el vídeo tiene capas, y se nos explica de dónde surge esta metodología, que integra fundamentalmente 4 fuentes,

  1. un mucho de psicología jungiana,
  2. un  bastantito de física cuántica,
  3. un tanto y de chamanismo,
  4. y un poco de homeopatía,

una metodología que pretende ser transpersonal, holística y multidimensional, ya que abarca el nivel personal, con la experiencia interna, el interpersonal, y el grupal, 3 niveles de nuestra construcción y desarrollo personal,

y que busca apoyar el diálogo entre la diversidad interior y exterior, en un proceso de vivir bien, en el que saber amar es importante, y en el que Ana nos recalca la importancia de la calidad y la textura de nuestra presencia,

en nuestro estar y en nuestras relaciones sociales,

en el que acogemos el conflicto, como lo hace la homeopatía, amplificándolo, para que se pueda resolver, porque nada vamos a conseguir en la evitación, porque en la evitación el conflicto se hace pesado,

un conflicto para el que no forzamos la resolución, cada conflicto tiene sus tiempos, es importante que mantengamos el conflicto como cliente, que lo sintamos, y que sepamos observar, des-apegado de la experiencia, mira lo que me está pasando,

qué complicado es sentir el conflicto en una y verlo desde fuera, un conflicto que existe en los grupos y en las organizaciones, al igual que ocurre con las personas, en 3 niveles, qué bueno que aparece la ley del 3,

  1. a nivel estructural,
  2. a nivel subjetivo,
  3. y a nivel de esencia,

de los cuales me llaman especialmente el nivel subjetivo (nuestros sistemas de valores, los sueños), y el nivel de esencia (o de inspiración, donde residen nuestros valores más profundos, ese cuerpo de vida que nos aporta nuestra esperanza última),

ese tercer nivel que tiene que ver con nuestro significado, con nuestro llamado, con nuestro motivo último de estar aquí, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, un nivel que nos puede llevar toda una vida desgranar,

y que duerme abajito en la U (es el punto que duerme abajo en la teoría U de Otto Scharmer),

y sigo escuchando lo que pasa cuando aceptamos el conflicto como una forma de entrar en congruencia, sí, seguramente de eso se trata, de que nuestro ser se encuentre, y que nuestro pensar – sentir – hacer sea un reflejo de lo mismo,

de ese Yo soy que busca su camino de expresión en el espíritu del tiempo, que nos trae sus propios retos, entre los cuales está dónde ponemos la mirada, en el mundo del tener o en el mundo del ser.

   así lo vimos…

en el ejercicio de observar y respirar lo que escucho ayer, y de buscar una imagen en internet que refleje el conflicto, o la lucha de contrarios, encuentro una imagen del ying y el yang, de la noche y del día,

pero conecto con otra, personal, un dibujo que tengo grabado sobre una pizarra en mi casa, sí, qué divertido cuando tenemos un espacio para pintar y dibujar en nuestra casa,

con las 7 emociones, 7 emociones que hablan del baile de la luz y la oscuridad, reconvertidas en luz de sol y luz de infinito, 3 emociones del mundo del tener, 3 emociones para el desarrollo espiritual,

con el amor, que no es sino nuestra intención, la mejor u otra no tan buena, para hacer la balanza, y encuentro ese espacio en el que lo que estoy viviendo es una especie de vacuna, o un remedio homeopático,

es difícil explicar a otros lo que no necesito vivir, o lo que no vive en mí, por lo que agradezco el conflicto que reina en mi alrededor, como reflejo del mío propio, en mi interior,

con mi hermana, con mi madre, con mis dos hijos, con Lilian, Mery, Montse, Paula, qué divertido, la mayoría de mi mundo es femenino, tal vez hay una lectura ahí que puedo utilizar en el tiempo por venir.

apuntes mentales para hoy – agradezco el conflicto – lo reconozco – lo acojo – le doy su tiempo – lo siento y lo observo – una tercera fuerza va a aparecer cuando sea su tiempo – en mi interior (en mi calidad interior y en mi textura) y a mi alrededor.

vivimos negando los conflictos, no es extraño que se hagan grandes,

hasta que algo cambia en nosotras,

cuando podemos aceptarlos,

cuando les damos la bienvenida,

y empezamos a bailar con ellos,

te siento y te veo,

como bailan la luz y la oscuridad, 

en este baile eterno que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la toería U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.