yo no soy trapacero

yonosoytrapacero quedo a tomar un té con Artemio, padre de dos enanos, a los que hemos ruleteado durante un par de años, cuando eran más niños, de ida y de vuelta del cole, junto con mis hijos, Gorka y Maitane,

la relación se ha ido conformando con el paso del tiempo, las idas y venidas, niños adelante, niños atrás, porque ellos todavía no conducen, Alejandrina, María, Artemio y Mikel de conductores.

en el horizonte la posibilidad de crear una web nueva para la asociación “historias que TRANSforman”, una web en el que podamos articular el blog, los contenidos de la metodología larga, y los contenidos de la metodología corta,

así como ejemplos de aplicación en diferentes organizaciones clientes, colegios, con acceso a personas de referencia, correo, teléfono, historia abreviada del centro, y búsquedas con diferentes criterios, temática, zonas geográficas, …

y me presenta la web de su agencia, el optimista, en la que me enseña dos campañas de ejemplo, diseñadas para un colectivo históricamente discriminado, si te parece te dejo con los videos, yo no soy trapacero,

y payo today,

http://www.rtve.es/drmn/embed/video/2900628

a ver si adivinas de qué colectivo hablamos.

terminamos el te, nos despedimos, es buena hora para seguir trabajando, él en la comunicación externa, yo en la comunicación interna, los dos en un mundo que se mueve con base en valores,

no sé por qué tengo la sensación de que me voy a volver a encontrar con Artemio, cualquier día de estos, ahora que los dos nos hemos mudado a 2 cuadras del colegio, y ya no mareamos a los niños en el coche.

yonosoytrapaceromon   así lo vimos…

si quieres acceder al portafolio del optimista, puedes empezar por este clic

eloptimista

qué gusto, Artemio

 

un paseo verde y azul, y volvemos a la carga con los valores

verdeunos meses después de contactar con Juanjo, se abre la posibilidad de una reunión en el Gredos San Diego, uno de esos coles grandes en la comunidad de Madrid que están haciendo cosas muy interesantes, yo conozco sus premios de innovación educativa, su memoria de responsabilidad social, un colegio que además es cooperativa de trabajo asociado, un proyecto educativo diferente, un colegio de cuento.

en una reunión que se retrasa un día, por un tema de agenda de última hora, y que impide que Marina Escalona, presidenta de “aprendemos todos” me pueda acompañar, ya tiene otra actividad en agenda el jueves, qué pena, a ver si se abre esa posibilidad de esa presentación a tres.

mi intención es acercarme en coche, pero finalmente opto por el transporte público, es una suerte que haya una estación de metro cerca, no sé si conoces “las Suertes”, anteúltima estación de la línea 1, muy cerquita de la M-45.

salgo del metro y me encuentro, ayudado por el navegador, con un edificio verde, que me llama la atención, inicialmente de forma positiva, hay personas que se atreven a hacer cosas diferentes, qué bueno, un edificio verde que luego voy a ver más de cerca y que no soporta una segunda mirada.

encuentro el portal de la central del Gredos San Diego, llamo, y me recibe Juanjo, en unos minutos poblamos la sala de reunión 1, Paloma, Lola, Julia, Juanjo y yo, en una reunión en la que empezamos hablando de género, los chicos como minoría.

azul WP_20150423_10_57_23_Pro

desarrollamos esa forma tonta de explicar el cuentacuentos, y localizamos los medios audiovisuales que necesitamos, Paloma me ayuda a acercar un cañón desde unas estanterías, no, eso no, lo que necesito son las hojas en blanco.

saco los estuches de colores, mis 3 juegos de pinturas, mira que me he dejado uno de los 3 en casa, y pinto azul, verde, colores fríos, naranja, rojo, colores cálidos, los conceptos en los que se basa nuestro cuentacuentos.

no sé si te has fijado que la sala de reuniones es azul, y que estamos al ladito del edificio verde, como no podría ser de otra forma, terminando la presentación, Paloma hace una pregunta relacionada con la construcción de los valores, azul,

¿nos puedes explicar cómo trabajáis los valores?, una pregunta que esconde otra, ¿realmente trabajamos con los valores de las personas que forman el grupo, o tiramos de los valores corporativos?

por azares del destino, antes de salir de la oficina, ya con la puerta cerrada, he vuelto sobre mis pasos, ¿por qué no cojo el cuaderno del cuentacuentos?, y como no he encontrado el naranja, la construcción en curso, he agarrado el rojo, la construcción orginal, el desarrollo que realizamos desde hace 2 años, y a lo largo del año pasado, cuaderno en el que se encuntra un ejemplo, qué casualidad, ¿verdad?

888

en este ejemplo, comento un primer enunciado de mis valores, que incluyen las palabras Respeto, Responsabilidad, Implicación, Compromiso, Ejemplo, Agradecimiento y Servicio, qué horror, en vez de Mikel parezco la madre Teresa de Calcuta.

valores1 y lo digo en el buen sentido de la palabra, ójala yo fuera capaz de integrar estos valores en mi vida, pero si los escucho, con la voz en off, el retrato robot encierra algo que no soy yo, o dicho de otra forma, yo soy otras cosas que no están ahí

pasan los meses y reformulo mis valores, en otra lista de 7, Altruismo, Responsabilidad, Perseverancia, curiosidad, ya en minúsculas, sentido del humor, me estoy aligerando, serenidad, juego, éste sí soy yo.

valores2

y a continuación explico los 4 pasos para la construcción de esos valores personales,

  • definición, o etiqueta,
  • explicación de la etiqueta, con las plabras de cada quién, porque las palabras son muy plásticas, y no es lo mismo la honestidad para mí que para tí, aunque parece que sólo haya una honestidad hay miles, por ejemplo para mí el juego consiste en hacer lo máximo que pueda con desenfado, que no soy tan importante, una definición que me lleva al desapego (hacia el resultado), esta es mi puerta a la fluidez, porque cuando yo juego me desentiendo de los resultados, y me centro en la actividad.
  • modelos que ejemplifican mis valores, personas de mi vida o de la ficción que encarnan ese valor, la pantera rosa vale como ejemplo, claro que sí,
  • y comportamientos que constituyen mi lista de chequeo, en diferentes ámbitos de mi vida de la correcta o incorrecta aplicación del valor, el juego en el trabajo se demuestra en, el juego en mi casa, como padre, se demuestra en, el juego con mi pareja se demuestra en, para pasar del valor, azul, el cielo, el ideal, al comportamiento, verde, vida que se demuestra viviendo.

vamos terminando la presentación en esta sala azul que está tan cerca de ese edificio verde que no pasa la segunda ronda evaluatoria, el arquitecto hace contraventanas verdes para hacer grande la uniformidad, debe ser muy oscuro vivir ahí dentro.

tenemos una oferta por delante, quién sabe si vaya adelante, en cualquier caso, un regalo poderme juntar con vosotras, gracia, Juanjo, por hacerlo posible.

verdenaranjamon   así lo vimos…

y me encamino, con mi mochila a cuestas, mis creencias, mis pinturas, mi pasión, y un cuaderno que encierra mis valores, esa linterna que me guía en mi caminar, al encuentro de Silvia, hoy tenemos reunión en IBM, el cuentacuentos continúa,

y un poco más tarde al encuentro de Carmen, tenemos un par de cosas que contarnos, qué día más entretenido, para no variar.

y para el que tenga 3 o 4 minutos sueltos, os dejo uno de mis videos favoritos, una creación de Marina

 

 

aprendemos todos, poco a poco, a habitar el lado activo del infinito

holaMe levanto un poco más pronto de lo habitual, y me pongo a respirar, esa práctica tan interesante que aprendí hace 3 años en la fundación “el Arte de Vivir”. Me levanto pensando en las últimas letras con las que me acosté ayer, relacionadas con la intención y el infinito, el capítulo 6 de “el poder de la intención”, un librazo escrito por Wayne Dyer.

Pienso, sin saber por qué, cuándo entré yo en lo que Wayne llama “el lado activo del infinito”. Aunque eso no tenga una fecha clara, ya que, como en todo camino, siempre tenemos avances y retrocesos, me acuerdo de un periodo hace 15 años, trabajando todavía en AENOR, en el que me olvido de las quejas, y me dedico a un proyecto voluntario, una donación a la organización para la que trabajo, un proyecto que finalmente no ve la luz. Independientemente del éxito externo, ese año, seguramente, yo consego plantar la semilla de una nueva actitud, que me ha servido con posterioridad, en mi vida profesional independiente.

Termino de mascullar ese pensamiento, y tras las respiraciones, son las 7 de la mañana, me pongo al teclado para copiar unas frases que marqué ayer, del comienzo del capítulo.

Hemos surgido de un campo universal de la Creación que yo llamo INTENCIÓN. En cierto sentido, esa mente universal es completamente impersonal. Es puro amor, cariño, belleza y creatividad, en continua expansión e infinita abundancia. Tú has emanado de esa mente universal, y, como digo incesantemente, lo universal significa en todo tiempo y en todo lugar, o en otras palabras, el INFINITO. Mientras tus deseos están alineados con el movimiento hacea ese principio imperecedero, no existe nada en la naturaleza que te impida satisfacer esos deseos.

y aquí hago un punto y aparte aunque en el texto sea un punto y seguido. Merece la pena leer con tranquilidad cada frase.

Sólamente cuando decidees que el ego se oponga al movimiento expansivo y receptivo de la mente infinita de la inteción es cuando no se realizan tus deseos.

otro punto y seguido

La vida en sí misma es eterna, y tú surges de esa NADA, de esa NO COSA llamada vida. Tu capacidad para conectar con lo eterno y vivir en el aquí y el ahora decidirá si sigues conectado con la intención.

Sigue el capítulo y el autor nos regala con varios sentidos que se despiertan en el lado activo del infinito cuando estamos conectados con la intención, adicionales a los 5 del lado inactivo del infinito. Al gusto, tacto, olfato y los otros dos, siempre es bueno que haya listas y elementos de los que olvidarse, vista y otro, podemos sumar el sentido de destino, el sentido de lo posible, el sentido de la reverencia, el sentido de la humildad, el sentido de la generosidad, el sentido del saber, el sentido de la pasion,  y, creo que son 7 y no me dejo ninguno, el sentido de formar parte de algo.

Si algo de lo anterior te llama la atención, ya sabes, te puedes leer el libro, y seguir leyendo, para trabajar de forma más consciente ese lado inmaterial que todos tenemos, y que nos conecta con el todo y la vida.

A mí me ha llamado la atención el sentido del saber, qué bonito cuando la duda deja el camino libre a la certidumbre. Un regalazo, claro que sí.

holamonAsí lo vimos…

en estos últimos años, voy conociendo más y más gente que está en este lado, tan bonito, del infinito. Me acuerdo de cómo contacto con el movimiento de “aprendemos todos”, hace más de 3 años, a la par del curso de respiración, aquel noviembre magnífico, y me sonrío. ¿Es sentido de destino?

3 años más tarde, enamorado perdidamente de este movimiento, mi bandeja de entrada florece con otra invitación de nuestros amigos de aprendemos todos, liderados por Marina Escalona, que nos regala con un vídeo de invitación al noveno congreso.

desde aprendemos todos, me preguntan, y te preguntan a ti, si te permites estar un rato en este aula, para qué vamos al colegio.

mejor visto que leído, en este colegio al que tú también estás invitado, vamos a contar con la orientación pedagógica de profesores de arte, biología, matemáticas, coro, educación física, naturales, literatura, ritmo, y como no podía ser de otra forma, apoyados por otras funciones, apoyo escolar o jefatura de ex-tudios.

un elenco de personas maravillosas, actores conocidos, Marina Escalona, Fidel Delgado, Luis Emilio Oliver, patricia Mora, Ana Lorite, Irene Fernández, Beatriz Serrano, Olivia Recondo, Ramiroquai y Jaime Buhigas, actores por conocer, en este teatro que es la vida.

si tienes una oportunidad, pásate por el noveno congreso de aprendemos todos, déjate llevar, déjate venir, y súmate al lado activo del infinito,

Más info en http://www.aprendemostodos.com/congreso/

¿para qué vamos al colegio?, qué buena pregunta, a la que yo sumaría otra, de corte parecido:

y ya de mayores, ¿para qué vamos al trabajo?

ayer no me pude aguantar, cogí el teléfono para felicitar a Marina porque sí,

hoy, “causualidades” del destino, tengo una quedada con Jaime para tomar un cola-cao, cosas de niños

qué bonito es ir al cole, y a trabajar, así.

mi tribu, mi sangre, mi iglesia

ebcmataderoanoche me junto a cenar en casa con Silvia y su hija natural, Pau, con Pedro y su hijo adoptivo, Andrés, en una cena que tiene mucho del ambiente de una cena de Navidad. Como no nos vamos a juntar el 24 a cenar, ya que cada uno tiene compromisos con su familia de sangre, hemos decidido juntarnos a tomar un algo, mucho más informal, la noche antes.

si lo piensas, es lo que nos está pasando en la época actual, una época en la que se están moviendo los grandes cimientos que nos han sustentado hasta ahora: la tribu, la sangre, la iglesia. Todavía no han desaparecido, pero están cediendo su paso a nuevas formas de organización social, en la que los círculos de pertenencia personales, elegidos de forma consciente, priman en nuestras vidas.

la reunión de anoche es otro ejemplo más, en el que los amigos, qué pena que no estuviese Fernando, mi concubino, de vuelta en Palencia, con su mujer y sus hijos, adornan nuestros días, y nuestras noches.

en la cena nos da para cocinar, cada uno un algo, para recoger, sacar platos, ensuciar platos, limpiar platos, para recordar cómo se juega al mús, para charlar, para comentar la diferencia entre jugar y competir, cada vez soy mejor en eso del jugar, qué más dará ganar, y disfrutar en el viaje. No puedo dejar de reírme de una frase que Pedro me dirije, con cierta admiración, no exenta de sorna. Pedro comenta que, en un mundo en el que tenemos tanto miedo, “Mikel primero hace, y luego piensa, … quizás”. La frase me gusta a mí, le gusta a Silvia, nos reímos un rato. Qué bonito quizas por medio.

La partida de mus acaba con un apretado 2-2 en el que no hay vencedor ni vencido, y que los que llegan de atrás celebran más.

Echo un vistazo al 14, y veo varios grupos en evolución.

a la sal, Aprendemos Todos y la Escuela Oliver (ATEOs), el teléfono de la esperanza, la Economía del Bien Común de Christian Felber,  amigos de Andrés, grupos que pueblan mi vida hoy, 3 años después del naufragio.

me acuerdo, sin querer, pero queriendo, de ese último grupo al que me vinculo, el más reciente, al que no me une ni mi tribu, ni mi sangre, ni mi iglesia. De hecho les conozco desde hace poco, casi ayer. El 03 de Dibiembre, camino de la presentación de “historias que transforman organizaciones” en Innobasque, es la primera reunión, el viernes pasado la segunda. Se trata de Margarita, Eduardo y Luis (Huitchi), que ocupan la foto de hoy, 3 compañeros que lideran los nodos de formación y conocimiento de la Economía del Bien Común en Madrid, en la reunión en el Matadero, ese espacio reconvertido para el uso de todas en la zona de Legazpi. Nos reunimos para soñar qué queremos hacer en el 15, con una reunión el 8 de Enero para empezar, y un mapa mental compartido con el que empezar a jugar.

Pedro, tienes razón, tal vez no le dedico mi medio intento al ejercicio de pensar. Cuando tenga claro lo que mis compañeros quieren, me dedico a hacer, y a hacer, y a hacer. con 1 dosis de pensamiento, 3 de emoción, y 7 de movimiento puede salir bien.

ebcmataderomon Así lo vimos…

Te dejo con Felber, y una preguntita

¿Qué aumenta en nuestra sociedad, la confianza o el miedo?

y con Marina Escalona, y el manifiesto por una nueva educación

en esta nueva vida, sin tribu, sin sangre ni iglesia, los valores, azules, convertidos en comportamientos, verdes, el cielo vivido en la tierra, es una opción a valorar. Con mis compañeros y compañeras de camino, personas bellas, buenas y nobles.

nuevas tribus, nuevas sangres y nuevos ritos nos esperan en el 15, ese numerito que esconde 3 veces el 5.

ATEOs, yo soy yo (que no falte tu luz)

quenofaltetuluz jugando a difundir un taller de esos muy bonitos en los que tenemos la suerte de participar, le mando información a Mariano, a Eva, a una, dos, tres chicas que participan en un grupo de wasap que montamos este verano en Pradoluengo, al terminar un taller de 5 días de desarrollo personal en grupo, una escuela de verano, en Burgos.

pasa el tiempo y vamos compartiendo anécdotas, tonterías, las tuyas y las mías, y nos vamos conociendo.

el vínculo que ha surgido este verano es tan bonito que pervive en el invierno, y todo indica que esta planta no va a dejar de crecer.

el mes de agosto da paso al final del verano, y recibimos una convocatoria para seguir formando grupo en Madrid, en paralelo hay otro movimiento en Burgos, en una iniciativa que junta un montón de ATEOs, personas a las que les gusta AT, Aprendemos Todos, y EO, la Escuela Oliver, dos iniciativas que van a progresar juntas.

el grupo de Aprendemos Todos en Pradoluengo (ATeP) recibe alguna información del grupo de ATEOs, y nos piden un correíto con el programa y la propuesta de “creciendo para ayudar a crecer”. Es tan bonita que no me puedo contener, y te la enlazo aquí

creciendo para ayudar a crecer

un programa que se articula en trimestres y que trabaja el autoconocimiento, siempre de dentro hacia fuera, en contra de lo que nos han enseñado, la comprensión y la trascendencia. Cualquiera de las 3 fases, qué curioso toparme otra vez con el mismo número, tiene tela..

En el tránsito de mensajes del wasap alguien pregunta quién es esa persona que viene titulada como “yo soy yo”. Responde Noelia y resulta que no, que ella ya tiene nombre asignado, respondo yo y resulta que sí, que yo sí soy “yo soy yo”, que tolonterías tiene la vida.

Yo soy el que soy, y como soy, y mientras tanto, voy siendo.

más o menos lo que te pasa a ti, que somos todas.

quenofaltetuluzmon   Así lo vimos…

Y ya puestos a imaginar el invierno y la navidad, imaginamos el próximo curso escuela de verano de aprendemos todos, que será, si toca, en el 2015. Es fácil, porque tenemos algo sobre lo que imaginar, aunque no sé qué me da que el año que viene va a ser, otra vez, totalmente diferente.

voy a cerrar la entrada con un machete y leo las felicitaciones de aprendemos todos, que nos remitieron ayer, 17 de Diciembre, ya va siendo buen tiempo para felicitar, cualquier día de estos preparamos la nuestra. Mientras, copio literal la de “aprendemos todos”

Queridos amigos:

Ya está aquí de nuevo la navidad, y como en otras ocasiones, no queremos perder la ocasión de haceros llegar 

nuestro más sincero agradecimiento por ser tan grata compañia en este viaje del que ya hemos cumplido 4 años.

 

En todo este tiempo hemos compartido con vosotros nuestras luces y nuestras sombras, sabiendo que todas

ellas forman parte de la vida y en la medida que las conozcamos podremos ser mejor compañía para nuestros

hijos y alumnos.

 

Hemos aprendido y disfrutado juntos y sobre todo, nos hemos encontrado con valiosos compañeros de viaje que buscan

hacer de su tarea de educadores un camino de inspiración, creatividad, alegría y verdad.

 

En este tiempo de tantas luces externas, que a veces nos confunden y deslumbran, queremos de nuevo llevaros hacia dentro,

hacia ti, pues ese es el lugar donde ocurren los más grandes renacimientos.

 

Os deseamos un buen año 2015 

con nuevos y valiosos aprendizajes,

con nueva confianza y certeza,

con muchos momentos de gratitud a la vida,

con nuevos y sentidos encuentros,

y con muchos días de profunda satisfacción 

por ser quien sois y hacer lo que hacéis.

 

¡¡Feliz Navidad!!

 

quenofaltetuluz

 

un abrazo de vuelta a Kearney (con amor)

Recibo un correo de Carlos, poco antes de recibir el segundo, desde Kearney. Carlos, español de pro, urbanita madrileño, padre de tres rubias de madre gringa, promotor de la iniciativa “aprendemos todos”, me escribe desde el nuevo mundo, con una noticia. Tenemos un nuevo blog a leer, otro blog con corazón.

En acerca de, la presentación de Carlos, y en su blog, desde Kearney, las dos primeras entradas. 2 para empezar.

Si hacemos caso a las leyes universales, lo que ocurre una vez puede no volver a ocurrir nunca, pero lo que ocurre 2 a buen seguro volverá a ocurrir una tercera, o en castellano simple “no hay dos sin 3”, tenemos motivos más que de sobra para estar de fiesta y celebrar.

Los dos primeros están editados, Carlos. Todo lo que está por venir seguro que es precioso.

carlosredondomon   así lo vimos…

y un enlace de esa nueva educación nueva para chiquitines y para grandes (personas).

Carlos, qué pena que no nos podamos ver en el próximo congreso de “aprendemos todos” en Burgos, el 23 y 24 de Noviembre. Yo ya he empezado a hacer campaña. Te voy contando.

del middle east de Madrid al middle west de los estates

farm Cierro la noche del martes, después de cenarnos las anchoas que hemos comprado en la última tienda que ha abierto Mercadona en Madrid, en el centro este, en la zona de Arturo Soria, y después de jugar a las cartas, con una conversación por skype con Carlos, uno de los tres lanzadores de ese sueño que se está haciendo grande que es “aprendemos todos”, una propuesta por una nueva educación en España.

Carlos, compañero voluntario de Prepárate Madrid 2013, colaborador de oé corazón, me cuenta, ya desde hace unos meses, las dificultades que está encontrando para abrirse paso en el mercado laboral estadounidense, en la zona a la que se ha mudado, acompañando un movimiento familiar, que empezó con una hija y su pareja, que ha seguido con las otras dos hijas, y que ha terminado en la compra de una FARM, una granja en el midwest americano, un poco antes de llegar al far west, en tierra de sooners (pioneros del oeste que se saltaron la hora de salida para la conquista del oeste). En lenguaje coloquial un “sooner” vendría a ser un rapidillo, un tramposo, o un madrugador, depende cómo lo mires. Como salieron un poco antes, tempraneros ellos, no tuvieron que llegar más adelante / adentro. La familia de Carlos se quedó en su día cerca de Kansas City, y es ahí desde donde me llama, maravillas de las tecnologías de la información, el middle east de Madrid y el middle west de estados unidos de américa unidos a coste cero por internet.

En el proceso de charlar e intercambiar vidas, Carlos me ha ido contando de la dificultad de venderse con un curriculum “no encajado”. Como primer punto a tener en cuenta una presentación en linkedIN mejorable (nosotros le damos menos importancia que ellos, que la usan de forma normal en procesos de autoventa personal y de selección de candidatos), y como segundo un perfil más humanista y variado (estilo Leonardo da Vinci) que especializado. Con dos ingenierías a cuestas, inglés fluido, y experiencia en el mundo de las tecnológicas, los últimos años de Carlos han dibujado un perfil tan rico como desconcertante, al parecer, para los headhunters americanos.

Anoche, Carlos me cuenta que acaba de cerrar el proceso de ofrecerse, y que empieza a trabajar para una red de distribución de alimentos local, “una especie de Mercadona”, en palabras literales suyas.

Si es como Mercadona, no me cabe la menor duda de que Carlos va a cuadrar, lo va a hacer bien, y hará carrera, en caso de que ese sea su objetivo, porque capacidades y actitud tiene de sobra. Hablo con él y visualizamos un futuro en el que “organizaciones que enCUENTrAN y CUENTAN cuentos” cuenta con un corresponsal en Estados Unidos y México. Si tiene que ser, será. Hoy empezamos a trabajar la posibilidad. La que podría haber sido una colaboración desde el centro de Madrid puede convertirse en una colaboración al otro lado del Atlántico. Nuestras referencias las puede explotar él, unidas a su forma de ver el mundo, ese mundo nuevo en el que el destino, no sin su decisión, le ha puesto. Un mundo que tomará la forma que el mirar de este gran amigo grande, este gran corazón rodeado de un corpachón que es Carlos, vaya capturando y describiendo, en un blog que no sé todavía cómo se va a llamar.

Carlos, qué bonito tenerte tan cerca, al otro lado del charco. Un regalo compartir historias de este lado del este de Madrid, Mercadona, y de aquel, no me acuerdo bien del nombre de la organización para la que empiezas a trabajar, ¿era Price Chopper?

farmmon   Así lo vimos…

Cada vez que cuento algo de “aprendemos todos” me doy el permiso de incluir un video que tal vez ya conoces. No importa, pues sigue siendo vigente. Hoy lo vuelvo a ver y me gusta más que ayer, en una educación que no sólo abarca a los niños, porque nunca dejamos de desarrollarnos y aprehender.

Por cierto, es miércoles por la tarde y accedo a un correo que me manda Carlos, desde su FARM en el Middle West americano, titulado “mira que eres pesado, Mikel”. En el cuerpo del mensaje, un link a su nuevo blog, desde Kearney, en wordpress.

No puedo explicar en palabras lo contento que me siento. Todo lleva su tiempo, pero cuando la fruta madura, es hora de recoger.

davinciFelicidades, Carlos, porque ya has terminado el proceso en el que estabas. Y un abrazo cargado de amor. Ahora toca lo que toca. Hacia arriba, adelante.

Fuerza y éxito en el camino.

laetorcida

 

todos juntos aprendemos más (porque aprender es vivir)

aprenderesvivirde pequeñito, no me preguntes por qué, aprendí a hacer las cosas solo, tal vez era muy competitivo, no sé. De estudiar solo a trabajar solo hay solo un paso. Terminé la carrera, ingresé en mi primer trabajo, y del primero al segundo, y del segundo al desarrollo de un proyecto personal.

Aunque la colaboración era necesaria, y algún trabajo fue posible gracias a la fuerza del grupo, la tónica fue la de vivir solo.

Los años van y vienen y una necesidad nueva aflora poco a poco en el alma del buey solo. Lo que antes era norma, quién sabe si un mandato parental o una expresión de su ser, se va transformando, y el buey busca compañía entre los patos, las gallinas, los lobos y los búfalos. “El buey sólo bien se lame” va dando paso a una nueva dinámica.

Hace tres años conocí el movimiento “aprendemos todos”, y con el paso del tiempo me considero amigo de uno de sus tres fundadores, Carlos, que hoy habita la américa de los “farmers” y los “sooners”, aquellos primeros granjeros que habitaron el indómito oeste, y he ido cogiendo cariño a las personas que lo mueven.

Y no ha sido hasta este verano que me he vuelto a apuntar a una actividad de “Aprendemos todos”, concretamente en la escuela de verano de Pradoluengo.

Hace una semana escasa, un correo de Marina nos anuncia que el video de la escuela de verano ya esta montado, un vídeo que a mí se me antoja (qué bueno, como si fuera niño chiquitín) precioso.

Un tributo a lo que gente como Fidel Delgado, Luis Emilio Oliver, Arancha Merino, Patricia Mora, Marina Escalona, Noelia Ruiz y Jaime Buhigas son capaces de hacer con un grupo humano precioso, porque dentro de cada persona hay un tesoro, a veces muy oculto, a veces muy visible. Un tesoro o varios.

En Pradoluengo vivimos algo que es difícil de expresar en un video o en palabras. Cada uno de nosotros llevamos esa impronta con nosotros. Es parte de nuestra vida reciente, y ojalá, con el paso del tiempo, que permite que el agua filtre y nutra, de nuestro Ser.

aprenderesvivirmon   Así lo vimos…

veo una captura de pantalla del “curso de verano”, una imagen que forma parte del “libro de los momentos maravillosos de mi vida”, y surge una sonrisa. Encima de una foto del grupo, profesores y alumnos, un texto que reza

“y todos juntos, aprendimos que…”

todosjuntosaprendimos“el buey solo” se encuentra a gusto, muy a gusto, en medio de un grupo de patos, gallinas, tigres, hipopotamos, yeguas y ocas, niños y niñas que aprendieron a estar juntos, a convivir, usando todo su ser en un aprendizaje que fue personal y fue común. El grupo que se desarrolla en la medida que se desarrollan las relaciones de conocimiento del otro, de apoyo, y surge el cariño, ese cariño que busca encontrarse otra vez.

Definitivamente, este grupo de niños y niñas de “aprendemos todos” tiene razón. Aprender es vivir, y cuando ese aprendizaje es compartido, e incorpora todo nuestro ser, mucho más. Porque la vida es relación.

Si quieres más información de “aprendemos todos”, puedes trazarles en su web.

http://www.aprendemostodos.com/

y si admites un consejo,

yo no me perdería el manifiesto por una nueva educación.

San Mikel, el dragón y una nueva metodología (cómo entrenar a tu dragón)

fidelentrenaasudragonhoy es lunes 29 de Setiembre, día de San Miguel. Las líneas de hoy han empezado de una forma extraña. De aquella forma. Enlazando la última comunicación de “historias que transforman organizaciones” en el centro de innovación del BBVA, me he visto escribiendo en la línea del tiempo de la historia de mi vida, esa que lleva desde mi abuelo, que se llamaba José, a mi padre, que como nació el día de San Miguel, hijo de José, se llamó José Miguel, y termina en mí mismo, que naciendo el día de San Prudencio, nieto de José (por partida doble), hijo de José Miguel, y ahí tengo que agradecer la prudencia de mis padres, sólo me llamo Miguel, que pasado el tiempo, para no ser tan parecido a mi padre, se quedó en Mikel.

Mi hijo, si la línea del tiempo tiene alguna relación más allá de mi ombligo, en vez de José cuarto, o Miguel tercero, se llama Gorka, Jordi ahora que somos todos más catalanes que nunca, con lo que se demuestra que aprendemos a cambiar cambiando.

Celebrando mi santo, y el de mi padre, además de su cumpleaños, que no es cosa pequeña, el día de San Miguel, me tomo un vinito en vez de una cerveza. Me preparo un sushi, regalo de mi hermana, una anchoas en aceite, regalo de mi familia vasca, y unas aceitunas rellenas de jalapeño, regalo de mi familia mexicana.

En la línea de mi vida se encuentra el pasado que no soy yo, pero me ha condicionado tanto. “Lo que te toca es lo que te toca en la vida”, escucho a Fidel en off. Ese regalo que es elástico, “puedes encontrar una forma que no es la que traía”, minuto 31 del video al pie del post, lo transformamos en vida. Si esa forma que has encontrado con el material que te fue depositado en custodia, es reconocible, significa que has mutado. “¿Has convencido a alguien de tu forma distinta?”

Sigo escuchando a Fidel lo que es una tontería, y la diferencia con la sabiduría, cuando me llama por teléfono para confirmar la cita que tenemos mañana a medio día, a las 12:00, que se convierte en juntada para comer si encontramos un sitio cerca del Santiago Bernabeu. Un vegetariano o un chino por la zona de Chamartín, tal vez el FresCo, enfrente de la estación, un restaurante con una historia asociada.

Y sigo y sigo escuchando, ahora lo que es estar des-traído (cerca de lo de fuera, y lejos del ser, lejos de mí mismo).

En este proceso que es la vida, me doy cuenta de que he estado un periodo muy largo de mi vida des-traido, en una vida, y una forma de mirar la vida, y de vivirla, que no es la mía. La vida de mis padres, la vida de mi pareja, que se puede perpetuar si quiero mirar como sigue mirando a las cosas mi madre, o como ven la vida mi hermana, o mis hijos, por no hacer la lista larga.

En este proceso, estoy muy contento de haberme encontrado un poquito en el camino. En este 29 de Setiembre, día de San Miguel, me acuerdo de la imagen del santo, no sé si le pones una imagen mental, generalmente caracterizado por un guerrero, montado a caballo, que sujeta, y mantiene a raya, a un dragón.

San Miguel no mata al dragón, no lo somete hasta la muerte. Sólo le mantiene a raya. Pone a raya sus miedos, pone a raya su crítica y su juicio. Pone a raya sus límites, como nosotros tenemos la obligación de marcar los límites a las personas que nos rodean. Esto sí, esto no, esto de esta forma vale, de esta otra no. De esta forma elegimos quién sí y quién no entra en nuestro territorio, en un ejercicio de “Yo soy” que se ensancha, lejos del yo pequeñito, del ego encogido en un papelín, que puedes llamar careta, tal vez muerto de miedo al fondo de la cueva, sometido por el dragón.

fidelentrenaasudragonmon Así lo vimos…

una de mis películas favoritas se titula “cómo entrenar a tu dragón”. la he visto un ciento de veces (6 o 7), y esta tarde, si el universo conspira a mi favor, me voy a dar otro atracón de ragón, y de película transformadora, porque transforma la visión que tenemos todos del ragón. San Miguel, el día de mi santo, me ha hecho el regalo de un José que se convirtió en Mikel, y de ragones que se transforman en el amor, en vez de en la guerra, pero me parece que eso es objeto de otras líneas.

comoentrenaratudragon3ragones

comoentrenaratudragon3ragonesmon

comoentrenaratudragonmonEste pensamiento florece hoy con una cita que tengo, qué curioso, mañana, con Fidel Delgado, un día antes de la cita programada, qué casualidad, para el 30 de Setiembre. Me encanta Fidel desde que le escuché en el primer congreso de “aprendemos todos”, una propuesta preciosa para una nueva educación. Fidel nos habla de los ragones, esos bichos a los que alguno se empeña en llamar miedos, y de otras cosas que no logro entender del todo, incluyendo la TRANS, una organización para la que, no tengo muy claro si he entendido bien en este ejercicio disfuncional de escuchar mientras escribo (algo tiene de femenino mi cerebro que se empeña en hacer dos cosas a la vez, cuando no tres), trabajamos todos.

Escucho a Fidel mientras escribo estas líneas y me doy cuenta de su influencia en mi forma de trabajar hoy. Allá donde voy, llevo un par de cosas, también conociaos como cachibaches. Si nada media, me acordaré de este post reunido con Fidel, un regalo para mi vida reciente.

y perdóname el rollo, cada vez que escribo algo relacionado con “Aprendemos Todos”, no puedo evitar pinchar su manifiesto, una propuesta para una nueva educación, propuesta a mi entender extensible a una nueva vida.

 

¿me lo voy a pasar bien?

escuchaporfavormonDespués de un mes de vacaciones sin contactar con Carlos, retomamos contacto por Skype, ese maravilloso invento asociado al mundo de las tecnologías de la información, y compartimos parte de nuestros últimos pasos del camino, incluyendo en mi caso la semanita en Pradoluengo con sus amigos de Aprendemos todos, y digo sus porque Carlos es uno de los iniciadores, junto a Marina y Jaime, de este maravilloso movimiento.

Le cuento mi impresión de que hay un antes y un después de Pradoluengo para Aprendemos todos, y el regalo que supone compartir 5 días con sus noches con un grupo de 50 personas, no pocas precisamente, no demasiadas como para llegar a ser anónimo para todas ellas, y de disfrutar de los regalos que Aprendemos todos tenían para todos nosotras.

Una decena larga de compañeras en el albergue, otra decena en el hotel,  otras tantas en la casa rural, en una convivencia que fue de menos a más, hasta llegar a la noche del viernes y la despedida del sábado por la mañana, y dinámicas que se van sucediendo a lo largo del días, de 9 de la mañana a 8 de la noche, quién sabe por qué Carlos no estaba ahí, parece que no le tocaba.

Seguimos hablando de cualquier cosa, historias de sus tres hijas y mis dos hijos, de las vacaciones y lo que está por venir en Setiembre, y se filtra la figura de Luis Emilio, que llega a Aprendemos todos por medio de Fidel Delgado. Carlos me cuenta la magia del encuentro y una pregunta que les hace al poco de conocerse. La pregunta merece una línea nueva. Es la siguiente:

¿voy a pasármelo bien?

Seguimos charlando de cosas varias, la posiblidad de juntarnos en diciembre en méxico, posiblidades de trabajo a explorar, la vida en la granja y el aire del mar, y nos despedimos hasta más ver, que espero que sea pronto, apoyados por skype. Me voy a cenar, y una pregunta resuena como un eco en mi cabezota.

¿voy a pasármelo bien?

La comparto con Silvia, con la que comparto mesa y cena, y vamos desgranándola poco a poco. Silvia indica una línea natural a la pregunta en forma de respuesta. “Depende de ti”. Parece natural, lógico.

Y yo me encierro en la magia de la pregunta. Porque cuando comparto una pregunta con alguien muchas veces no busco una respuesta sino que comparto una inquietud, y la inquietud que encierra la pregunta es fenomenal. Es como si dijera “¿me vais a dejar pasármelo bien?”. Es como si dijera “¿vais a propiciar el ambiente en el que me lo puedo pasar bien?”. “¿Estáis vosotros a ésta o queréis poneros muy formales y estrictos?”

Extrapolamos la pregunta, que tiene lugar dentro de una relación profesional, a una entrevista de trabajo. Me imagino una chica o un chaval que al término de una entrevista para un nuevo trabajo, quizá el primero, tiene un turno de preguntas, y en vez de

¿cuánto voy a cobrar?

¿voy a poder coger vacaciones este año?

¿cuál es el horario de  trabajo?,

va y pregunta

¿me lo voy a poder pasar bien?

Me imagino la misma pregunta cuando ese joven o esa chavala tiene ya un poco más de experiencia, y le reclaman para un nuevo puesto de responsabilidad, y en su turno de preguntas, se le ocurre una nueva

¿me lo voy a poder pasar bien?

Miro a mi alrededor y me pregunto cuántos de mis amigos hicieron esa pregunta en una entrevista, y creo que tengo una respuesta aproximada. Yo nunca lo hice. Tal vez no he llegado a donde ha llegado Luis Emilio, pero su pregunta me encanta. Creo que más que una pregunta es una actitud vital.

Porque sólo cuando estamos ahí, en ese territorio en el que nos lo pasamos bien nuestros resultados son realmente excelentes, para nosotros y para nuestra comunidad.

Ha pasado un mes y me acuerdo de una semana en la que un grupo de 50 personas se lo pasaron súper-híper-rekete-bien. Algo ha empezado a cambiar alrededor de esta comunidad. La pregunta de Luis Emilio, convertida en actitud vital, puede tener algo que ver.

atserartistacrearmon   Así lo vimos…

En organizaciones con espíritu y corazón promovemos dos ejes de trabajo. Uno convencional, con los colores azules y verde (valores convertidos en comportamientos) como enseña, el eje vertical. y un segundo con los colores amarillo y rojo (desinhibición y curiosidad como bases para la comunicación, la creatividad y la innovación), el eje horizontal.

El eje vertical es el de las personas mayores, y el eje horizontal es el de nuestro Ser interior. Generalmente se le llama niño interior, pero es curioso, porque también puede ser niña.

Me imagino el comienzo de un taller de cuentacuentos en el que una de las personas participantes nos pregunta.

“¿me lo voy a poder pasar bien?”

Qué bonita pregunta. Va a ser que sí

por cierto he tomado el compromiso de incluir en todos los posts en los que hablo de Aprendemos todos el manifiesto que han desarrollado para una nueva educación. No lo puedo evitar. Me gusta tanto…