¿me lo voy a pasar bien?

escuchaporfavormonDespués de un mes de vacaciones sin contactar con Carlos, retomamos contacto por Skype, ese maravilloso invento asociado al mundo de las tecnologías de la información, y compartimos parte de nuestros últimos pasos del camino, incluyendo en mi caso la semanita en Pradoluengo con sus amigos de Aprendemos todos, y digo sus porque Carlos es uno de los iniciadores, junto a Marina y Jaime, de este maravilloso movimiento.

Le cuento mi impresión de que hay un antes y un después de Pradoluengo para Aprendemos todos, y el regalo que supone compartir 5 días con sus noches con un grupo de 50 personas, no pocas precisamente, no demasiadas como para llegar a ser anónimo para todas ellas, y de disfrutar de los regalos que Aprendemos todos tenían para todos nosotras.

Una decena larga de compañeras en el albergue, otra decena en el hotel,  otras tantas en la casa rural, en una convivencia que fue de menos a más, hasta llegar a la noche del viernes y la despedida del sábado por la mañana, y dinámicas que se van sucediendo a lo largo del días, de 9 de la mañana a 8 de la noche, quién sabe por qué Carlos no estaba ahí, parece que no le tocaba.

Seguimos hablando de cualquier cosa, historias de sus tres hijas y mis dos hijos, de las vacaciones y lo que está por venir en Setiembre, y se filtra la figura de Luis Emilio, que llega a Aprendemos todos por medio de Fidel Delgado. Carlos me cuenta la magia del encuentro y una pregunta que les hace al poco de conocerse. La pregunta merece una línea nueva. Es la siguiente:

¿voy a pasármelo bien?

Seguimos charlando de cosas varias, la posiblidad de juntarnos en diciembre en méxico, posiblidades de trabajo a explorar, la vida en la granja y el aire del mar, y nos despedimos hasta más ver, que espero que sea pronto, apoyados por skype. Me voy a cenar, y una pregunta resuena como un eco en mi cabezota.

¿voy a pasármelo bien?

La comparto con Silvia, con la que comparto mesa y cena, y vamos desgranándola poco a poco. Silvia indica una línea natural a la pregunta en forma de respuesta. “Depende de ti”. Parece natural, lógico.

Y yo me encierro en la magia de la pregunta. Porque cuando comparto una pregunta con alguien muchas veces no busco una respuesta sino que comparto una inquietud, y la inquietud que encierra la pregunta es fenomenal. Es como si dijera “¿me vais a dejar pasármelo bien?”. Es como si dijera “¿vais a propiciar el ambiente en el que me lo puedo pasar bien?”. “¿Estáis vosotros a ésta o queréis poneros muy formales y estrictos?”

Extrapolamos la pregunta, que tiene lugar dentro de una relación profesional, a una entrevista de trabajo. Me imagino una chica o un chaval que al término de una entrevista para un nuevo trabajo, quizá el primero, tiene un turno de preguntas, y en vez de

¿cuánto voy a cobrar?

¿voy a poder coger vacaciones este año?

¿cuál es el horario de  trabajo?,

va y pregunta

¿me lo voy a poder pasar bien?

Me imagino la misma pregunta cuando ese joven o esa chavala tiene ya un poco más de experiencia, y le reclaman para un nuevo puesto de responsabilidad, y en su turno de preguntas, se le ocurre una nueva

¿me lo voy a poder pasar bien?

Miro a mi alrededor y me pregunto cuántos de mis amigos hicieron esa pregunta en una entrevista, y creo que tengo una respuesta aproximada. Yo nunca lo hice. Tal vez no he llegado a donde ha llegado Luis Emilio, pero su pregunta me encanta. Creo que más que una pregunta es una actitud vital.

Porque sólo cuando estamos ahí, en ese territorio en el que nos lo pasamos bien nuestros resultados son realmente excelentes, para nosotros y para nuestra comunidad.

Ha pasado un mes y me acuerdo de una semana en la que un grupo de 50 personas se lo pasaron súper-híper-rekete-bien. Algo ha empezado a cambiar alrededor de esta comunidad. La pregunta de Luis Emilio, convertida en actitud vital, puede tener algo que ver.

atserartistacrearmon   Así lo vimos…

En organizaciones con espíritu y corazón promovemos dos ejes de trabajo. Uno convencional, con los colores azules y verde (valores convertidos en comportamientos) como enseña, el eje vertical. y un segundo con los colores amarillo y rojo (desinhibición y curiosidad como bases para la comunicación, la creatividad y la innovación), el eje horizontal.

El eje vertical es el de las personas mayores, y el eje horizontal es el de nuestro Ser interior. Generalmente se le llama niño interior, pero es curioso, porque también puede ser niña.

Me imagino el comienzo de un taller de cuentacuentos en el que una de las personas participantes nos pregunta.

“¿me lo voy a poder pasar bien?”

Qué bonita pregunta. Va a ser que sí

por cierto he tomado el compromiso de incluir en todos los posts en los que hablo de Aprendemos todos el manifiesto que han desarrollado para una nueva educación. No lo puedo evitar. Me gusta tanto…

Anuncios

iniciamos un camino lleno de historias

logo organizaciones que encuentran y cuentan cuentos 3es Julio del 2013, y estoy sentado en FresCo, una cafetería restaurante a la salida de la estación de Chamartín, al norte de Madrid, con Juanan y Antonio, compañeros de Prepárate Madrid, el primer ejercicio como persona voluntaria que he hecho realmente a conciencia en mi vida.

estoy ahí, charlando cuando me doy cuenta de que llevo ya 3 meses escribiendo un blog (haciendo), y disfrutando como un enano (emocionalmente vivo). Recapacito sobre un movimiento que empieza en un pensar corto, “¿y por qué no me animo a escribir una entrada al día y crear el blog de oé corazón?”, que se convierte en hacer. Estoy sentado, charlando y siento que me lo estoy pasando como un enano en este periodo. Una actividad que ocupa poco menos de una hora al día me ayuda a sentirme tremendamente bien. Eso es sentir. Lo que empieza por los pies, ahora convertido en emoción, ese sentimiento que se aloja en algún sitio a la altura del corazón.

un pensamiento fugaz cruza la conversación. Lo atrapo antes de que vuele muy lejos, aunque me encanta el espacio aéreo de Madrid, y lo comparto con Juanan y Antonio. Tal vez éste sea un servicio que puedo poner en el mercado.  “¿Por qué no hago esto también para mis clientes?” La pregunta de ese momento me hace gracia hoy. Porque no tengo ningún cliente en ese momento. Y lo que es peor, no tengo visos de tenerlo. Después de trabajar más de un año en el desarrollo de oé corazón, la situación es para echarse a llorar. Pero no estoy llorando. Estoy contento.

hacer que se convirtió en sentir, sentir que se convirtió en pensar. Un pensamiento largo, de 13 meses, desarrollado sin prisa pero sin pausa después de esa reunión, no exento de hacer y sentir, es el comienzo de “organizaciones que enCUENTrAN y cuentan cuentos”.

y este blog, dinámico, como nuestra vida, cuenta de lo que hacemos y cómo lo hacemos. Cuenta nuestro para qué y nuestro desde dónde. Y está cuajado de teoría sencilla, que ponemos en práctica. A esa teoría la denominamos didáctica, porque la queremos sin rollo, y de aplicación. Unos y otros, didáctica y práctica, son nuestros posts, y son los posts que nos gustan de nuestros amigos y de nuestros clientes, personas normales, personas maravillosas como tú y yo.

organizacionesqueencuentranycuentancuentosmon Así lo vimos

puedes seguir esta serie de posts en el nuevo blog que lanzamos de oé corazón, para cubrir la temática del cuentacuentos, de organizaciones que encuentran y cuentan cuentos, www.organizacionesquecuentanyencuentrancuentos.wordpress.com

Puedes encontrar esta entrada en:

http://wp.me/p4O1Qr-i

 

 

bitácora de navegaçao, 5 copas para brindar por la vida y la muerte (epílogo)

5copas 5 copas para la vida y la muerte es un regalo que nos ha sucedido. Es un regalo que nos ha sucedido a Silvia y a mí en etapas, pero que siento muy mío, y lo cuento yo porque alguien lo tiene que contar, y a al fin y al cabo a mí me encanta contar cuentos.

La primera etapa, clarísima, la primera entrega de este regalo, es en nuestra presentación de Prepárate en Pontevedra, en el marco del congreso Ponte a punto, organizado por José Luis Bouzas. Llegamos tras una semana horribilis, con una pregunta enorme, y salimos con cero dudas de lo que está por venir, que no es otra cosa que el programa 5 copas para brindar por la vida y la muerte, un programa para el desarrollo sano de personas, equipos y organizaciones.

A este bloque se le podría llamar celebrando la vida.

 

La segunda etapa, casi inadvertida, se da durante Prepárate Madrid. Para que algo nuevo entre en tu vida, algo viejo tiene que salir. NAVEGA tenía que salir y vaya que salió, con el relato del fracaso de un emprendedor, el mío, un relato vivido en primera persona del singular. Con agradecimiento, con alegría, con una sonrisa, con cariño, con amor.

A este bloque se le podría llamar celebrando la muerte.

 

La tercera etapa se compone de tres encuentros en el País Vasco, en Madrid, y en Extremadura, para la preparación de otros prepárates, si se tienen que dar, con un epílogo final que se da en dos fases.

Primero en México, que podemos reconocer como el juego de dar y recibir, o la magia de la vida, ese juego en el que no tiene más el que más atesora, sino el que más comparte, el que más ríe, el que más se ofrece, el que más da.

A este bloque se le podría llamar la magia de dar

Después, una vez de vuelta en casa, abro un regalo de navidad, dormido dos meses. La indagación apreciativa de Miriam Subirana sirve como sentido e interpretación de todo lo hecho. Va a ser que sí.

A este bloque le llamo la magia de recibir.

Tal vez estas letras no te aporten nada. Tal vez no te ayuden a profundizar en la observación, en el gusto por degustar los pequeños momentos, más bien milagros, que plagan tu vida. Tal vez no te ayuden a ver tu día a día de una forma diferente. No obstante, nos encanta pensar que sí. Porque el mundo en el que vivimos es mágico, como lo fue Galicia, como lo fue Portugal, como lo fue Prepárate Madrid, como lo fue México, en un precioso epílogo un 1 de Enero, fecha en el que comienza el 2014, un año que esperamos que sea tan mágico como el 2013, año del desarrollo y constitución de oé corazón, y del regalo de las 5 copas para celebrar la vida y la muerte, un regalo que no sería tal si no lo supiéramos compartir. 5 copas para celebrar el no, para celebrar el sí, para brindar juntos y crecer. Como personas, como equipo, como organización, como sociedad.

El 05 de enero seguimos encontrando señales, unas señales que no dejarán de acompañarnos en la vida, en tanto mantengamos un estado de conexión con lo que nos rodea, con lo que hay a nuestro alrededor, con lo que es. En una terraza de Oaxaca, con un café con leche una niña me ofrece por enésima vez, separadores de libros, 1 por 15 pesos, 2 por 25. Miro al bebé que carga a sus espaldas y decido comprarle 2 separadores, no importa cuáles. Compro 2 que son una representación de lo que separa el 3 y el 5, y de lo que es la pareja. Literalmente, en boca de la niña, ya mujer, un perico y una paloma, en representación de la pareja.

tuyyoEn la conversación por wassap con Silvia, intercalada con otros dos amigos, Pedro y César, me doy cuenta de que 5 copas para brindar por la vida y la muerte es un regalo que nos ha ocurrido a Silvia y a mí. O que me ha ocurrido a mí, en la compañía de Silvia, en el año 2013, en el que nos conocimos, y en el que me acompañó, junto a mis amigos, en el doloroso proceso de separación de mis hijos. Un año es tiempo suficiente para muchas cosas. Oé corazón ha evolucionado de un proyecto mental, en la compañía de Mariano, a un camino vivido, plagado de señales, con Ana, con Paco, con Carlos, con Rafael, con Tomás, con Ramiro, con Mario e Irene, con Pedro y mi grupo de la escuela Micael, un grupo de locos precioso, y con Silvia, mi pareja de las 5 copas, mi pareja en esta etapa de vida, mi pareja sentimental, un regalo del 2013, un regalo de la vida en toda la regla, me debo haber portado muy bien. Mi vínculo con la mujer ha sanado. Un mundo, también de trabajo, con Silvia, y con mis compañeros y amigas de oé corazón, me espera. Lleno mi copa presta para brindar. Por las señales del camino. Por la vida y la muerte, íntimas acompañantes y amigas. Por una vida con espíritu y corazón.

5copasmon  así lo vimos…

El 17 de enero el proceso se cierra, tras un fin de semana de maduración, miradas compartidas y las 5 copas para brindar por la vida y la muerte cobran vida en la web de oé corazón en la semana posterior. El 19 sirve de elaboración y 20 de enero se diseña la primera propuesta de miradas compartidas. Este manuscrito finaliza dos días más tarde, el jueves, 23 de enero de 2014.

Publicamos las entradas correspondientes a este relato corto en el mes de agosto de 2014. El 28 de Agosto terminamos con este epílogo.

 

 

 

abro un archivo que me regala Antonio dos meses después, y miradas compartidas se hace presente

miradas compartidas Es 17, ya de vuelta de México, y me pongo a revisar una documentación que me pasó Antonio, uno de los hallazgos preciosos de este año de Prepárate. Antonio, socio de Juanan, me hizo llegar información relativa a la indagación apreciativa,  tras una charla a la que asistió en Madrid, de Miriam Subirana. En su versión, nuestra propuesta de cuenta cuentos puede articular de una forma natural las indagaciones apreciativas de Miriam. Intento contactar con ella en una gestión rápida, pero reboto con un contestador automático y pospongo la actividad hasta nuevo aviso. Han pasado 2 meses, es viernes, y tengo esa tranquilidad y tiempo, con la jornada laboral consumida, que me faltaba antes de navidad, y empiezo a leer el enfoque que Miriam propone para el desarrollo de un enfoque compartido en organizaciones y en entornos sociales, mira qué casualidad.

En un entorno poético, porque Miriam antes que otras cosas es artista, y anuncia su programa con una obra de unas flores, que intuyo suyas, me encuentro con dos hojas en las que se resume un programa para realizar cambios en cualquier entorno social. Un qué claro, una mirada positiva a nuestros momentos pasados álgidos, de máxima conexión, creatividad, fuerza y energía, una visión común, el mejor sueño de lo que podemos llegar a ser, juntos, en conexión, y un desarrollo de opciones, para elegir una de entre ellas, aquella que entre todos podemos construir, una propuesta en 5 fases, qué curioso. Reviso los principios, principio construccionista, de simultaneidad, poético, anticipatorio, positivo, de totalidad, de congruencia, de libre contribución, narrativo, de ser conscientes, 10 principios,  ajá, este sí, este también, y entiendo la afirmación de Antonio.  A otro nivel, no mental, noto cómo me gusta, y me gusta, y me gusta cada vez más.

Pasa el fin de semana y me pongo a jugar, desordeno los principios y su explicación, rehago el método con mis palabras. Qué somos, y vamos a ser, tomando la responsabilidad de nuestro destino. Se inicia una re-elaboración de la quinta copa desde la mirada positiva y el asombro, 2 de los 5 ejercicios , 5 otra vez (yo pienso, yo siento, yo hago, la mirada positiva y el asombro), aunque Luis nos venda que son 6 (el sexto es repetir del 1 al 5, la práctica hace al maestro), que me ha regalado el grupo de Luis Espiga este último año.

Sigo elaborando a lo largo del lunes y el martes el mensaje de la quinta copa, y una presentación que acabo denominando miradas compartidas, esa visión conjunta, que se convierte en camino vivido, y en experiencia de vida.  Miradas compartidas, qué importante es lo que das, comienza en una presentación de powerpoint, en el que está la figura de mi madre en una sala de espera de un aeropuesto, en wAshington, un par de fotos en las que salió especialmente bien, tranquila, risueña, y se prolonga en una presentación con uno, dos, tres, cuatro, cinco, cómo no, dibujos de Maitane. Dibujos , de los muchos que ha hecho, que me ha regalado, que he escaneado, y que he guardado en una carpeta de mi ordenador.

La quinta copa de oé corazón tiene un sentido claro, el qué ya lo tenía, ahora adicionalmente cuenta con un cómo, con lo que el método está terminado. Nuestro universo azul (la vida con base en el buen trato, yo me bien trato, yo te bien trato, la vida con base en valores y principios), ya cuenta con su programa enseña. 5 copas para brindar por la vida y la muerte tiene su sitio en nuestro personal universo.

Miradas compartidas, regalo de Miriam, de mi madre y de mi hija, también, esta vez en el rojo. Curiosidad de nuestro niño interior que se convierte en múltiples opciones, en un sueño compartido, en la mejor visión que podemos alcanzar como grupo, y en el trabajo posterior. Pienso en el trabajo que hemos desarrollado este año en Prepárate. 3 personas que llamaron a 30, para acabar recabando fondos de 30 organizaciones, apoyo de más de 300, hasta 500 personas voluntarias, para activar y animar a más de 3000, 5000 personas un 3 de Diciembre en Madrid. Para muestra vale un botón en el ámbito social. Vamos a por más. Falta compartir el enfoque inicial y la presentación que nace en ama y cuenta con la inestimable colaboración de los dibujos de Maitane, que entusiasma a Silvia, falta compartirlo con Tomás, con Juan, tal vez con Jaime y con Félix, quién sabe si con Joaquín y si el frontón se convierte en aire,  con la propia Miriam.

El universo de las causualidades y la magia nos desborda, está presente por todos lados. Si no me equivoco, esta historia sólo es la historia de cómo empezó.

5 copas para brindar por la vida y la muerte.

Miradas compartidas.

Regalos de la vida.

Regalos de vida.

Magia.

Sí.

miradascompartidasmon   así lo vimos…

Esta entrada corresponde con el capítulo 21 de “bitácora de navegaçao, 5 copas para brindar por la vida y la muerte”

para bailar sólo hacen falta 3 (3 reuniones en México lindo y querido para meter un goooooooooooooool)

piñata ya de vuelta en casa, tras tres semanas de turismo en México, me acuerdo de Javier Clemente, y de Bakero. Javier Clemente es uno de los entrenadores a los que más le debe el Athletic, club de futbol blanco y rojo, el club de mis amores de juventud, el club de muchos chavales vizacaínos, muchos que han pasado y muchos que están por pasar por ahí, porque si algo tiene un club de fútbol como el Athletic es que todos los chavales de la región quieren jugar ahí. Yo me acuerdo de jovencito, aunque era un tuercebotas con un balón en los pies, qué no habría dado por ser jugador del Athletic. Mi madre me recuerda que con 5 años yo decía que quería ser jugador de fútbol e ingeniero, como mi padre. Mucho me temo, mirado con suficiente distancia, que yo lo que quería es lo primero, y ella, y mi padre, lo segundo. Finalmente, soy ingeniero, jajajá, una de dos.

Recuerdo esa época de mi vida en la que iba entre semana a la uni, y el sábado o el domingo, este sí, este no, a San Mamés, con Javi, con su padre, con algún amigo, y los días que tocaba, que no eran pocos, a jugar un futbolín. Me llega un video en recuerdo del viejo San Mamés al móvil, que nos manda a la cuadrilla, cómo no, Javier. Y me acuerdo de aquellos tiempos del Athletic de Clemente, un tipo tan controvertido como buen entrenador, un tío que formó un equipo mítico.

Durante esta semana hemos estado chateando y discutiendo quién es el mejor entrenador de nuestro equipo de los últimos tiempos, y hoy pienso que es Valverde, no Clemente o Bielsa, porque antepongo la construcción de equipo a largo plazo frente a la construcción en el corto, y tanto Clemente como Bielsa tienen cierta capacidad para llevar las cosas al extremo, y en última instancia separar. Algo parecido a lo que puede pasar con Mourino, otro monstruo en el arte de la competitividad, del grupo, y de dividir.

Me acuerdo de Clemente, y de un comentario suyo, de sus tiempos de seleccionador nacional, en los que contaba que a él le encantaba Bakero, un jugador que salió de la Real Sociedad, nuestro club filial (hermano), y se hizo grande, aún más, en el Barcelona de Cruyff, que bien pudo ser el de Clemente. Un amigo, no sé si Javi, me contó un día que aquel Barca que marcó una época, el Barca de Cruyff, lo construyó en buena parte Clemente, porque fue él el que se llevó la columna vertebral vasca a Barcelona. Los Bakero, Zubi, Alexanco, Goikoetxea, Txiki fueron fichajes del vasco, a los que luego se sumarían los Koeman, Stotichkov, fichajes del holandés.

Sea cierto o mito, me quedo con la frase de Clemente, al que le encantaba Bakero, un jugador que siempre, siempre, balón o tibia del contrario, aprovechaba el viaje.

Con esa intención, la del que aprovecha el viaje, he viajado estas navidades a México. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, he hecho tres entrevistas en el DF, esa ciudad tan grande, un regalo de luces que no termina a la derecha y a la izquierda, adelante y atrás, un paisaje espectacular al aterrizar. Male, amiga de otra etapa de vida, de otros negocios, que finalmente no lo fueron, aunque contaron con el trabajo y la intención, me pasa a recoger al aeropuerto, y me siento de nuevo en casa, qué importantes son los amigos. Y aprovecho en esos días, una de fiestuqui, otra de trabajo, para reunirme con Jorge, con Male y con Miriam.

Dos de las entrevistas son antes de navidades, y la tercera, después de reyes, un día antes de despegar de vuelta a casa.

Las dos primeras reuniones me dejan la impresión de que “organizaciones que cuentan cuentos” puede ser una realidad en México, y que bien podemos encontrar un apoyo para lanzar el cuentacuentos en México. La tercera, en Arteche, que bien puede ser una realidad en este año que comienza.

La reunión del 7 viene precedida de un encuentro previo con Ávaro, director de Docor, que me pone en contacto con Laura, de Doin, la responsable de la agencia de comunicación, ya internacional, en México, que a su vez facilita el trabajo de Jon, un guipuzcoano, sangre de hermano, residente en México desde hace un año, que me acompaña a Arteche, empresa de sangre vasca también.

Como no le conozco, quedo con Jon en la puerta de la empresa 10 minutos antes de la entrevista. Estoy haciendo tiempo, apago el móvil, vuelta a encenderlo, hay redes inalámbricas, va a ser que no, cuando me encuentro con la mano de Jon y su saludo, a la vez que miro al suelo para ver qué es eso que brilla en el suelo, mira que son 5 monedas, una de 10 céntimos, otra de 20, una de 50, hasta completar un peso veinte. Enfrente de la puerta 3. Otra vez se juntan de la forma más tonta posible dos números que me persiguen sin parar.

puerta3

En la entrevista, volvemos a ser tres, miriam, Jon y yo, para charlar de un programa que puede ayudar en la motivación del personal, desde la responsabilidad personal y desde un esquema que es desconocido en gran medida en el mundo empresarial. Me refiero al círculo. Porque las organizaciones en las que vivimos están muy acostumbradas al triángulo, a la estructura piramidal, que durante los últimos años tratan de achatar, a la jerarquía y a la posición. Porque aunque llevamos ya 13 años trabajando en clave procesos (por poner un ejemplo, la iso 9001 del 2000), pocas cosas se hacen en las estructuras que rebajen la presión del triángulo y la jerarquía, al menos en mi particular punto de vista.

Queremos tener personal creativo, pero queremos que no se equivoquen, que no prueben, que no jueguen. Queremos tener personal motivado y voluntario, pero desarrollamos en los colegios, en las universidades, en los centros de formación profesional, esquemas de desarrollo de clones, y no son pocos los mensajes lanzados al personal de nuestras organizaciones para indicarles que son perfectamente sustituibles, reemplazables, por no decir de usar y tirar.

De alguna forma, queremos los resultados, pero no ponemos los ingredientes para que los resultados se produzcan.

Queremos lo nuevo, y sus ventajas, pero estamos anclado a lo viejo, y a sus reglas.

En el camino entre lo viejo y lo nuevo se pueden introducir dinámicas que sean independientes de la estructura y del trabajo, que nos permitan empezar a cultivar habilidades nuevas.

Por poner un ejemplo, en algún lugar del camino, la España de Clemente y de Camacho, pura raza, pura fuerza, puro pundonor, se convirtió en la España de Luis, que tenía mucho del Barca de Guardiola, que algo heredó de van Gaal, que luego se convierte en la España de del Bosque, en una España que es reconocida en el panorama futbolístico mundial, una España que es temida en Brasil, cuna y envidia del jogo bonito de los rojos.

Quién nos iba a decir hace 10 años que Brasil temería y envidiaría a partes iguales a España jugando al futbol, ¿verdad?

Alguien empezó a cambiar un juego en el que lo importante es ir adelante, con fuerza, y si es posible avasallar, por un juego en lo que lo importante es ganar posición, tener la posesión de la pelota, que es la que finalmente define quién marca gol, porque generalmente sólo marca gol aquel que chuta la pelota, y para chutarla, qué obviedad, tenerla cerca es fundamental. Bakero cedió su posición a Xavi, Clemente a Guardiola, Camacho a del Bosque, y la línea recta, la línea más corta entre dos puntos, se convirtió en círculo.

Me hace mucha gracia este símil. Porque en México he pintado tres círculos. El primero delante de Male, que me acercó hasta sus oficinas y me ayudó con un puñado de piedras para llevar de aquí para allá, más pequeñas de las que acostumbro a usar a este lado del charco.

El segundo delante de Jorge, qué rico desayuno, muchas gracias por tu hospitalidad, Jorge, mira que repetí dos comidas en la terraza con mi madre, Jorge, antes de navidades, y otra, ya de despedida, el 07 de Enero, una ofrenda más al tres.

Y la tercera delante de Miriam, que me pregunta cómo se consigue que esas personas que ya están motivadas, y saben mover el balón en círculo, metan gol. En la conversación se mezclan el proceso y los fines, el estilo o el camino, y los objetivos de la organización. Pienso en la selección española y me pregunto qué les convirtió en un equipo ganador.

Desde pequeñitos saben dónde está la portería, y que se gana cuando metes un goooooooooooool, saben jugar y saben chutar. Cuando les quitaron la presión de llegar de forma directa, cuando les dejaron hacer paredes, triangular, y hacer círculos sin parar, surgió otra cosa, que algunos dicen que no es fútbol, pero que también se juega con los pies, y que también termina en la portería contraria y en el gol.

fiestamexicanamon   así lo vimos…

Gracias, Clemente, por el último Athletic glorioso, fuerte, directo, temible, gracias Bielsa por enseñar a un equipo a atacar en oleadas, y devolver a un pueblo la alegría y el orgullo por unos colores, gracias Valverde, por volver a hacer equipo y unir a un grupo de buenos jugadores.

Gracias, Guardiola, por el tiki taka convertido en tiken taken, gracias, Luis, gracias, del Bosque, por hacer del círculo un sistema de jugar a un deporte, que algunos dicen que no es fútbol, que primeo despierta  admiración, y luego provoca pesadillas en todo Brasil.

Si en el fútbol, deporte centenario, en el que todo estaba inventado, el círculo es posible, de hecho lo acaban de descubrir, a pesar de que juegan con una esfera hace 100 años, por qué no lo vamos a intentar en mundo empresarial, ¿verdad?

Gracias, Male, Jorge, Miriam. Gracias, Álvaro, Laura, Jon.

España, y México, y por qué no Brasil.

Tiembla, Brasil.

Nota:

Para que en fútbol haya un rondo, hacen falta por lo menos 3 jugadores que “esconden” el balón. En el mundo empresarial pasa igual. Empezamos con grupos de 3, de 5, de 7, que pueden crecer.

El resultado siempre es el mismo, y es una palabra de tres letritas, cómo no: gooooooooooool !!!,

también conocido como gol.

 

Esta entrada corresponde con el capítulo 19 de “bitácora de navegaÇao, 5 copas para brindar por la vida y la muerte”.

una reciente y extraña obsesión con el número 3, y con el 5, ellas siempre dos más

5 de pequeñito, allá por mis cinco años, recuerdo me encantaba el número 5, y el color rojo. Supongo que fue el resultado de Meteoro, una serie de dibujos animados en el que mi héroe era el conductor de un coche de carreras. Han pasado los años y he pasado por otros números y colores. Mi madre cuenta que de pequeño, aún más pequeño, de bebé, estaba obsesionado con el 8. Todo debía ser 8 en mi vida. 8, 88, ochocientos ochenta y ocho, la lemniscata, el infinito, de aquí para allá y vuelta acá, curioso número para empezar en la vida.

En el camino, he pasado por varios números y colores. De joven, cuando jugaba a futbito, elegí unos cuantos años el 4. Me parecía que no era el 2, lateral derecho, ni el tres, lateral izquierdo, estaba más centrado. No sé por qué no elegí el 5, de verdad. Tal vez hoy puedo entender que el 4 está entre el 3, que es mi número, y el 5, que es lo que he venido a contar. Más tarde, por ejemplo, apareció en mi vida el 13. Descubrí ya rozando la treintena que el número 13 era mágico para mí, algo así como mi número de la suerte, cuando coincidí con María, la que iba a ser madre de mis dos hijos, Gorka y Maitane, en un viaje a Egipto, en el que yo ingresé cuando estaba ya cerrado. 12 personas, 6 parejas, pensé, y decidí, no obstante, apuntarme. Y me confirmaron que había plaza el día siguiente, un día antes de empezar el viaje. Definitivamente, el 13 era yo.

Y del 13 me caí, 15 años más tarde, tras 13 años de matrimonio, para pasar a frecuentar otros barrios. En estos últimos años, me doy cuenta de que huyo de los números pares como de la peste, hasta cuando hago una presentación en PowerPoint o escribo en Word. El 12, el 14, el 22, me dan no sé qué, y busco los impares, si son primos mejor. Me encanta el 13, el 17, el 19, y el 23, y volviendo a las series pequeñas, me gusta también el 3, un número que empieza a significar el poder de la comunicación, adicionalmente a la trinidad. El siete también me gusta, y no le hago ascos al uno, la unidad, y al dos, el único número par y primo a la vez, la dualidad, la pareja, la unión de lo que se separó, aún no sabemos si con o sin razón.

En eso estoy últimamente, jugando a los números desde que en Galicia se hicieron presentes dos números, el 5 y el 3, aunque para mí aparecieron en orden inverso. Estábamos en Vigo, en un congreso de desarrollo personal, Ponte a Punto, en el que repartieron cartas de la baraja española. A mí me tocó el 3 de copas, y a Silvia, mi pareja, el 5 de copas, no sé por qué las mujeres siempre son así, como nosotros y dos más, siempre dos más. Desde entonces, me fijo, observo y no dejan de aparecer treses y cincos en mi vida, o quinces (3 por 5) o veinticincos (5 por 5, por el culo ejem).

Hoy es 15, qué raro, y me he levantado con la sensación de que tengo que escribir estas líneas ya. Ayer me acosté fulminado, muy cansado para ser sólo las 10 de la noche, y hoy me he despertado como una rosa, con la sensación que esas líneas que estoy dilatando en el tiempo tienen que empezar ya.

La historia que te voy a contar comienza el 09, 3 por 3, del 11 del 13, en Vigo, y sigue hoy. El 4 de enero, y el cinco de enero, he vuelto a tener un recordatorio vivo de la importancia del 5 en mi vida, una especie de “Mikel, no te vayas a olvidar”. El 7 de enero, otro, en la única entrevista que he realizado en México para vender organizaciones que cuentan cuentos, uno de los programas que mejor viajan de oé corazón.

Si nada lo remedia, en estos tres días, que llevan del 15 de enero, al 17, o cinco, hasta el 19, qué curioso, todos primos, espero escribir la historia de 5 copas para brindar por la vida y la muerte. Es una historia de un servicio que ponemos en marcha desde organizaciones con espíritu y corazón para apoyar el desarrollo de las personas y de los equipos de trabajo en las organizaciones, pero es mucho más que eso. Es también el relato de lo que nos pasa cuando prendemos la conexión y nos dejamos llevar por un universo mágico, en el que todo, absolutamente todo, está a nuestra disposición. Sólo hay que prender las antenas, despertar el observador. El universo es pródigo y está encantado de poner a tu disposición todo lo que te hace falta para tu desarrollo, para el desarrollo de tu propósito o misión.

Yo estaba de vacaciones, estaba de parranda, y el universo me dijo, el 1 de enero, que no me olvidase del número 3, mi número, en un regalo, qué curioso, que incluía a mis hijos, un puñado de petardos para Gorka, 3 petardos más para Maitane, y uno más, para mí. Y poco más tarde, me contaría que no me olvidase del número 5, ese número del que tengo tanto que contar.

El día  4, con 5 piedras en el paseo, y un vaso de café con leche con 5 alfajores, que costaba 25 pesos, 24 y un peso de propina, con la vuelta en 5 monedas de 5 pesos, el día 5, con 2 separadores que costaban 15 pesos por individual, tres por cinco, y 25 la pareja, 5 por cinco, y el día 7, con 5 monedas tiradas en el suelo, delante de la puerta 3 de Arteche, una empresa de origen vasco con plantas en México, “despierta, Mikel, no te despistes, lo tienes que contar”. Hoy es 15, tres por cinco, o cinco por tres, que más dará, me siento fresco, muy bien, con ganas de contarte lo que nos pasó. Es tiempo de empezar. Ya toca.

5mon   Así lo vimos …

Hoy comenzamos una serie de posts, que tienen identidad propia.

Conforman 5 copas para brindar por la vida y la muerte, un programa para el desarrollo de personas y equipos de trabajo.

Un programa en la parte alta de nuestro parchís (rojo y amarillo, verde y azul). 5 copas, aunque no lo parezca, con tanto rojo, es  un programa azul.

Le mando un correo a Juan, que me contesta al de nada. Él colabora con una chica que trabaja el tarot. La energía de hoy es el 5 de copas. Se ha quedado pegado con la sincronicidad. Me manda un texto que a su vez ha recibido él.

Cinco de Copas: el amor busca un puente hacia su lugar El encuadre que provisionalmente hace posible la generación de amor trae necesariamente una convulsión a su vez llena de energía para pasar a lo siguiente. La sacudida en curso -evidente o latente y sostenida- es un foco de energía para que el amor ocupe en ti el lugar de armonía y completitud que anhelan tu corazón y tu alma. La energía disponible lo modula todo dentro y fuera de ti en cuanto reconozcas el encuadre anterior como algo necesario, pero insignificante para lo que en ti bulle. Feliz día de salto cuántico en la escucha a los órdenes del amor.

 

Esta entrada corresponde con el capítulo 18 de “bitácora de navegaçao, 5 copas para brindar por la vida y la muerte”.

 

 

 

el día de la confirmación de que menos es más / la magia de dar

petardosAnoche no nos acostamos muy tarde, considerando que cambiamos de año. Salimos al zócalo de Oaxaca a tirar petardos, y a comernos las uvas de año nuevo en familia. Mi madre, Gorka y Maitane, mis dos hijos mexicanos, y yo. Como las campanas no suenan creo que hemos empezado el año 3 minutos tarde. “No suenan, no suenan, todavía no es, pero mira que sí,…” un ruidero de cohetes y petardos impresionante, “va a ser que sí. . 1, 2, 3, … 12, ya está”. Aguantamos el tirón y nos terminamos acostando, después de pasárnoslo pipa con el ruidero, los cohetes y los petardos, a eso de la una de la madrugada. Ni tan mal.

Ya estamos a día uno, después de desayunar en el hotel, de salida de paseo, después de comprar unos botellines de agua en Soriana. En la esquina del súper, justo al lado de los taxis, nos volvemos a encontrar con la chica que vende petardos. Está sentada, como ayer, en el suelo, y tiene a su lado otros dos niños. Entablamos conversación. Ella se llama Carolina, y le acompañan Francisco, su hermano menor, de 8 años, y otra niña. Ella es la tercera de 5 hermanos, con dos niñas mayores que ella y dos niños después. Francisco se pone de pie, es chiquitín. Casi no le cabe la sonrisa en el cuerpo. Yo no le habría echado más de 6 años. La pequeñaja, Jazmín, otro ser a una sonrisa pegado, es súper pizpireta, un auténtico chile, un terremoto. Viene y va, sonríe y nos habla, casi no la entendemos. Levanta los deditos. Tiene 3 años. Echamos las cuentas y no nos cuadra. ¿Es también tu hermanita? No, es mi sobrina. Es la hija de mi hermana mayor. Echo las cuentas para dentro y pienso que Carolina no debe tener mucho más de 12 años, 1 más que Maitane, mi hija compradora, aquí a mi lado, y pienso en la edad de su hermana mayor. Y decido no preguntarle.

Nos enlazamos en la conversación, seguimos de cháchara, super a gustito, y les contamos lo bien que nos lo pasamos con sus petardos la noche anterior, y ellos nos cuentan que ellos también lo celebraron con petardos en el patio de su casa, y entre una cosa y otra, Gorka pregunta por estos, Maitane por esos que dan vuelta y suben, y hemos comprado unos pocos petardos más para la noche. Carolina y sus hermanos tal vez sigan ahí mañana a la tarde, “cuando hayamos acabado de vender los petardos”.

Realmente lo hemos pasado muy bien hablando con ellos, qué niños más majos, qué gusto estar sin prisa de mañanita, disfrutando del sol. Nos estamos despidiendo cuando Carolina le pide a Gorka que se acerque. Le abre la mano y le regala un puñado de petardos. Con Maitane hace lo mismo. Le regala 3 petardos de esos que vuelan hacia arriba en círculos, y conmigo no hace una excepción. A mí me regala uno de esos que truenan.

Como mi madre ha ido al hotel a cambiarse una ropa, estamos a escasos dos metros de Carolina, con Jazmín jugando a nuestros pies, y le comparto a Gorka el regalo que nos acaban de hacer. “Gorka, ¿te has fijado?. No es más rico el que más tiene, sino el que más da”.

En eso estamos, agradeciendo el gesto, y le preguntamos a Carolina si vende fósforos. Nos dice que no, que en el súper. La noche anterior nos las vimos y las deseamos porque mi madre no había querido comprar por 20 pesos (poco más de un euro) un paquete de 6 cajas de fósforos. Un chico ha escuchado la conversación, no sé si es taxista, se nos acerca, y nos regala un mechero verde, y una sonrisa.

Definitivamente, el uno de enero nace con una lección, que ojalá podamos conservar todo el año. 3 sonrisas como tres soles, las de Carolina, Francisco y Jazmín, nos han iluminado la mañana, y 3 regalos el alma. El chico del mechero, por si nos cabía alguna duda, nos ha dicho “sí, es cierto, puedes creértelo”.

Muchas gracias por vuestra generosidad de corazón.

Muchas gracias por ese gesto tan bonito que sale del alma. Gracias por sonreír.

petardosmon   Así lo vimos…

Me acuerdo de una frase que me dijo un señor que no acabó siendo mi jefe: “Castilla no puede dar lo que no tiene”, y me pregunto sobre el dar y el recibir. ¿Damos cuando tenemos o damos de verdad cuando no tenemos? ¿Estoy dando cuando me sobra mucho? ¿Por qué tendré la impresión de que la gente humilde es mucho más generosa en su dar?

Pienso en la diferencia que para mí hay en el aspecto material y en el inmaterial. Creo que no podemos dar un cariño que no sentimos, o que no tenemos para nosotros. La sonrisa de Carolina, de Francisco, de Jazmín, son tres ejemplos. De la misma forma que pienso que podemos dar de lo que no tenemos en el ámbito material, o de lo que no andamos muy sobrados. Y ahí el dar tiene el carácter de compartir. Pienso en la diferencia entre la limosna, doy de lo que me sobra mucho, y el gesto de quitarme un poco de lo poco que tengo, y así tenemos los dos. Sí, definitivamente, creo que es buen tiempo para compartir. Feliz 2014 a todas.

 

Esta entrada corresponde con el capítulo 17 de “bitácora de navegaçao, 5 copas patra brindar por la vida y la muerte”.

 

mira qué copa más bonita, charlando con Silvia en el Meliá Reforma

unacopaA veces es muy divertido darse cuenta hasta qué punto hemos dejado de ver o mirar, oír o escuchar, quién sabe cuál sea el verbo correcto. Llevo 3 días en México, lunes, martes y miércoles, y hasta hoy jueves por la noche no me reúno, nos reunimos, si incluyo a mi madre, que finalmente me ha acompañado de vacaciones de Navidad, con Gorka y Maitane.

Estamos en la habitación 1907, piso 19, puerta 07, dos impares más. Tras la llegada el lunes, tarde, hemos aprovechado el martes y el miércoles para pasear, eso tan peligroso que no debía nunca hacer, por el centro de la ciudad. La sensación, difícil de explicar, es de total seguridad. Ni nos miran ni nos siguen ni a nadie le importa un comino nuestra presencia aquí. Hemos hecho una visita al bosque de Chapultepec, que está relativamente cerca del Meliá Reforma, donde nos hospedamos, una visita que incluyó un poco de la zona Rosa, y que nos llevó de vuelta al hotel pasadas las 7, y otro paseo por el centro (la plaza Garibaldi, Correos y Bellas artes, el zócalo y alrededores, con vuelta en taxi de pedalos un poco más tarde.

Quedo con Silvia, y le enseño alguna foto por wasap, y le contacto por skype. Mira qué chulas vistas, echa un vistazo a la habitación. Y en eso estoy, y le enseño literalmente una copa, y luego otra copa, otro de los cuadros que decoran la habitación, que has dicho queeeeé??? 2 copones, uno más grande que el otro, como si fueran el copón macho, y el copón hembra, adornan la habitación.

Y lo que era un contacto para chulear, se convierte en un ejercicio de admiración. Y el fondo del papel, con un ritmo regular de flores, pero no flores normales, sino la flor de lys.

 

unacopamon así lo vimos…

Aunque es probable que ni tú ni yo vayamos a vivir para contarlo, Amor Crístico, Poder de la Tierra y Consciencia espiritual para comenzar, eso es 3, te dejo con un texto que explica qué simboliza esta peculiar flor, de 3 +1 + 3 pétalos, esta vez siete.

La flor de lys es muy conocida en el mundo tridimensional por dos razones: Por ser un símbolo heráldico de gran tradición en Francia y el símbolo por excelencia de la Casa Real de Borbón y más recientemente por haber sido adoptada y formar la parte principal del escudo del Movimiento Scout Internacional, al que tengo en gran estima por haber sido Boy Scout en mi adolescencia. Pero en un nivel más esotérico el lirio representa a la Casa de Judá, a Jesucristo y la simiente de su linaje llegada a Francia por medio de María Magdalena y, por tanto, a la línea dinástica merovingia. Hay interesantes estudios e información sobre ello en el libro de Laurent Gardner “La herencia del Grial”, en el Enigma Sagrado, y en otras informaciones que tal vez aborde en otra ocasión, así como la posibilidad de que el escudo de la Casa Real Borbónica provenga, con mayores o menores avatares históricos de ese lys crístico, de esos hijos de Jesucristo y María Magdalena. …

Fases Avanzadas del Desarrollo del Ser Espiritual: HOJAS INFERIORES DEL LYS. Las tres hojas inferiores de la Flor de Lys refieren tres estados fundamentales del Ser que el trabajador espiritual debe alcanzar e integrar previamente para acceder a los tres niveles superiores del Ser que representan las tres hojas superiores del Lys, pasando también previamente por la banda central. AMOR CRÍSTICO: La hoja inferior de la izquierda representa el Amor Crístico. El Amor como emoción elevada a su grado sumo, a su grado divino, extendido más allá del entorno puramente emocional, ampliado a toda la Humanidad y a la Vida, el amor que se genera con el fuego místico interno al cual, a su vez, alimenta y estimula. Todos los místicos cuando relatan sus experiencias amorosas hacen referencia al fuego interno, a la llama abrasadora en amor, a hoguera que se alimenta del amor a Dios e irradia su calor en forma de amor a los hombres. El Amor que nos enseñó Jesucristo, amor a corazón abierto, generoso y valiente, entregado y caluroso, el que nos lleva a vivir desde el corazón, a hacer del corazón el centro que guía nuestros actos y a la mente la servidora eficaz de los designios amorosos del corazón. PODER DE LA TIERRA: La hoja central inferior del lys representa el Poder emanado de la Tierra y anclado en el Ser Humano. Es un poder interno derivado y recibido de nuestra correcta conexión y relación con la Madre Tierra. Esta relación arma y cimenta una columna de alineamiento y equilibrio de los tres chakras inferiores, cuya fuerza y estabilidad es necesaria para poder mantener una apertura de corazón intensa y permanente. El cimentado de esta “columna de poder” viene de nuestro correcto asentamiento e integración en la realidad terrenal y humana, en nuestro conocimiento de la corriente energética vital que recibimos permanentemente de la Madre Tierra y que es la que nos permite mantener la vida, y en el reconocimiento de que nuestra materia biológica y nuestra inteligencia celular son un préstamo de la Madre Tierra por su infinita generosidad y que debemos reconocerlo, honrarlo y respetarlo, cuidando al máximo y bendiciendo cada día ese precioso legado biológico que la Madre ha puesto en manos de nuestro Ser Divino para que pueda cumplir su misión en esta reencarnación. Por eso este estado del Ser, su conexión con la Tierra es la hoja central inferior del lys. La “columna de poder”, que la Madre Tierra alimenta energéticamente y que permite la apertura permanente del corazón crístico, necesita pues un buen estado de salud física y energética (chakra 1º), una solución adecuada de nuestras relaciones emocionales y una amplia liberación de miedos (chakra 2º) y una fuerza de voluntad nacida de una autoestima suficiente, de una correcto posicionamiento terrenal de nuestro Ser y de la decidida intención de servir al plan (chakra 3º). CONSCIENCIA ESPIRITUAL: La hoja inferior derecha del Lys refiere al estado de Consciencia Espiritual. A medida que la persona avanza en el camino espiritual su compresión del mundo y del Universo va cambiando, mejor dicho, se va ampliando, y va tomando consciencia y percepción de una nueva realidad ampliada mucho más rica y elevada que la mera realidad tridimensional. Se va creando y ampliando la Consciencia Espiritual cuando comprendemos e integramos que somos seres divinos cumpliendo una misión en un plano tridimensional, que tenemos alma además de cuerpo y estamos unidos, interconectados e integrados en un Gran Espíritu que todo lo llena y lo interpenetra, que existe una realidad invisible formada por múltiples planos, niveles y dimensiones más allá de la realidad visible, que reencarnamos una y otra vez en el cumplimiento de nuestra misión y en la búsqueda de nuestra realización espiritual, que somos Amor, etc, etc, etc, En resumen, Amor, Poder y Consciencia. Amor Crístico, Poder de la Tierra y Consciencia Espiritual. Las tres hojas inferiores del Lys. ¿No es a la consecución de la plenitud de estos tres aspectos que estamos enfocados todos las personas en el camino espiritual?. Recorrer el camino de regreso a Dios con las dos piernas del Amor y de la Consciencia caminando firmes sobre la Madre Tierra. Las energías, las frecuencias de vibración y los conocimientos necesarios, tanto para alcanzar la plenitud en cada uno de estos tres aspectos, como para integrarlos correcta y equilibradamente sobre una misma persona están plena y permanentemente abiertos y a disposición de todos los humanos. Se abrieron en su momento cuando el desarrollo vibratorio del Planeta y de la Humanidad llegó a los niveles necesarios. Pero la Flor de Lys tiene 7 estados de Ser, o sea, que aún faltan cuatro estados más de un nivel superior. Fases Avanzadas del Desarrollo del Ser Espiritual: ANILLO CENTRAL DEL LYS. CORAZÓN DEL LOTO: El anillo central de la Flor de Lys refiere al estado de Corazón del Loto. Cuando hemos logrado una especie de masa crítica interna de cada uno de los tres estados descritos, Amor, Tierra y Consciencia, aunque no sea aún permanente, pero hemos llegado a unos niveles mínimos de cada uno de esos estados, y los hemos integrado correcta y equilibradamente en nuestro interior, se abre el camino hacia el Corazón del Loto. Este camino nos conduce a un proceso intenso y duro de purificación, de recodificación, a cuyo final nos espera una nueva apertura del corazón distinta de la anterior, la apertura del Corazón del Loto. En nuestro pecho se abre una flor de loto blanquísima y purísima que añade al fuego que alienta el Amor Crístico el Agua pura de la Misericordia. Amor más Misericordia. Fuego más Agua. Jesucristo + María Magdalena, esta fusión místico-energética del Cristo e Inana y los elevados niveles vibratorios que genera es lo que llamo El Corazón del Loto y es un estado del Ser espiritual en su camino hacia Dios. El fuego hace hervir el agua y eleva el vapor hacia el espíritu. El agua atempera al fuego en un nuevo nivel vibratorio más elevado. La vibración del Corazón del Loto aumenta y expande, como resultado del proceso de purificación necesario, las vibraciones de los tres estados anteriores. El proceso de purificación del Loto ha de ser físico, emocional, mental y kármico, y, para no alejarnos del objetivo marcado aquí, puede ser objeto de una comunicación posterior. El Corazón del Loto abraza e integra los estados anteriores y prepara el Ser para el despliegue de las tres hojas superiores del Lys. Las energías y las frecuencias vibratorias del Corazón del Loto se han ido haciendo disponibles por la gracia de Dios para los seres humanos desde la apertura de los últimos portales estelares, en particular con la apertura de los últimos portales 11:11 gracias al Amor, dedicación y visión de Solara y de todos los participantes en las aperturas, y se han consolidado plenamente estas Navidades de 2007 con la apertura del Portal del Venus. Fases Avanzadas del Desarrollo del Ser Espiritual: HOJAS SUPERIORES DEL LYS. AMOR DIAMANTE: La hoja izquierda superior del Lys hace referencia al estado de AMOR DIAMANTE. Este estado superior de muy alta vibración se caracteriza por la presencia permanente del Amor Incondicional en la persona que a él acceda, cuya manifestación física es la sensación de tener en el corazón un diamante de buen tamaño con un lado tallado en punta y el otro plano con forma de corona. De una vibración aún superior al Amor Crístico y al Corazón del Loto, el Amor Diamante o Amor Incondicional es un estado que puede describirse como un Amor no emocional, un Amor no concretable en otro individuo, ser vivo, objeto o cosa cualquiera, es un Amor que no es divisible, que no presenta movimiento ni alteración. Es como una sutil corriente energética de muy alta vibración que se emana del diamante interno hacia dentro y hacia afuera de la persona generando un campo externo de alta vibración que eleva la vibración de todo aquello que penetra, limpiándolo, purificándolo y sanándolo. Es un Amor sin movimiento, sin palabras, sin gestos, es un Amor por contagio energético, universal, ciego y limpio. Es un Amor Angélico. MAGIA: La hoja superior central del Lys hace referencia al estado de MAGIA. Por Magia hay que entender la capacidad creadora total, sin cortapisas, ambages ni limitaciones. La persona que accediese a ese estado es un creador/transformador de realidades en su entorno, un mago blanco. A través del proceso de integración mediante el Corazón del Loto ha absorbido el Poder de la Tierra, de la hoja central inferior del Lys, y lo ha convertido en Poder Creativo propio, siendo así capaz de transformar, generar o transmutar realidades por difíciles y duras que éstas sean, claro que siempre al servicio del Plan. Esta muy cerca de Dios, toca a Dios con la punta de la propia hoja del Lys que se eleva al Cielo, hace puente entre Tierra y Cielo, pero guiado y equilibrado por sus hojas laterales, la del Amor Diamante y la de la Hiperconsciencia. HIPERCONSCIENCIA: La hoja derecha superior del Lys hace referencia al estado de HIPERCONSCIENCIA. En este estado vibratorio la persona tiene acceso interno y directo a todo el conocimiento universal encerrado en su código genético y todos los registros de conocimiento externos con lo cual se convierte, una vez llegados a la plenitud de este estado en Omnisciente (que todo lo Sabe). Aquí el marco de comprensión, que antes en la hoja inferior del Lys de Consciencia Espiritual se iba expandiendo y ampliando a medida que progresábamos en el estado, se abre completamente y la visión cósmica, teológica, física y energética, junto con su comprensión, es total. El Hiperconsciente ve a la vez las múltiples realidades que se manifiestan en torno a un hecho o persona concreta, conoce los infinitos ángulos y aspectos de cada hecho, convive simultáneamente con diferentes planos y niveles de existencia y realidad y comprende a la perfección el orden y razón múltiple que subyace. En servicio y con Amor. Domingo Díaz

Regalo de una búsqueda aleatoria, http://www.trabajadoresdelaluz.com/nota_seleccionada.php?ndx=600, en internet.

 

Esta entrada corresponde con el capítulo 16 de “bitácora de navegaçao, 5 copas para brindar por la vida y la muerte”.

 

Cervezas y cierre de Prepárate en Chamartín / Prepárate para lo que tenga que venir

joseluisY después de la presentación de la vida low cost, yo estoy despistado charlando con este y con aquella persona, estoy a punto de salir de la sala, cuando observo que José Luis empieza a recolocar las sillas en su sitio, qué buen detalle. Porque en los pequeños detalles se ve a la gente. A mí me gusta dejar las cosas por lo menos como estaban cuando llegué. Me lo enseñó Gidor, mi primer amigo, y lo aprendí para toda la vida con el ejemplo de una abuelita Suiza, cuando llegó al parque en el que 5 amigos estábamos tomando un bocadillo en una parada hacia la feria de la cerveza, y antes de sentarse recogió un papelito, y lo guardó en el bolso. Desde entonces, siempre lo he intentado hacer. Esta vez estaba un poco atarantado. Dejo lo que estaba haciendo, para reordenar las sillas en su disposición habitual. Se suman 3 personas más al ejercicio y está todo ok en un plis plas.

Saliendo de la presentación, Lola nos propone a José Luis y a mí, hemos pasado ya media mañana juntos, hemos comido juntos, empezamos la tarde juntos, qué buena compañera, Lola, qué gusto estar contigo, José Luis, ir a una presentación. En el auditorio… Gustavo Bertoloto.

En el pasillo, nos encontramos con Ana y su compañera argentina, que se deciden a unirse a la conferencia, que ya ha comenzado. Entrando en la sala nos encontramos con Silvia. La pandilla de las escaleras, las lagartijas, se vuelve a juntar.

En la presentación de Bertoloto, hemos armado tanto jaleo que nos ha pedido que entremos y participemos de la presentación, Ana y Silvia suben al fono, José Luis y Lola no sé dónde van, y yo, exultante como estoy, me siento en primera fila. Gustavo, 20 minutos después me escoge como voluntario para un ejercicio, que se podría traducir de una forma muy sencilla. Si tú crees que puedes, puedes, y como creas que no, lo tienes jodido. Porque no es tu cabeza la que lo piensa. Lo vive todo tu cuerpo.

Tras la lección aprendida, gracias Gustavo, seguimos ruta, una ruta que nos lleva a la última actividad de cuerpo, el el espacio 3, que se fundió  con el 2, y a recoger. Todo lo que hemos preparado en estos últimos meses se terminó.

Reparto bocadillos que han sobrado en la comida, entre asistentes y voluntarios, para que no se los lleve la basura, recogemos proyectores, televisores, firmamos papeles de entrega, recojo una serie de equipos que recogerán mañana por la mañana en casa, y nos despedimos de los amigos, ayer desconocidos, de Prepárate.

Juanan, Miriam, Ana, Blanca, Belén, Rosa, Bea, José María, Antonio, qué grupo de gente más agradable, me voy ya cuando Juanan me pregunta si he visto el muro del agradecimiento. De salida, hacemos lo mismo que con los bocadillos. Los recogemos José Luis, Silvia y yo, que si no, mañana, el que lo vea no va a tener mayor contemplación. Desde este día los agradecimientos de Prepárate duermen conmigo.

La jornada ha sido intensa. Nos ha dado tiempo para todo, hasta para escaquearnos, hasta para tomar el sol, otro día en el que vimos la noche y el sol.

Le acerco a José Luis a Chamartín, y nos quedamos tomando una cerveza, y dos, no me acuerdo si nos llegamos a tomar 3. El día ha sido largo. El puente entre Prepárate Madrid y Galicia es mucho más fuerte hoy. Gracias, José Luis. Creo que va a ser que sí.

joseluismon   Así lo vimos…

 

Esta entrada corresponde con el capítulo 15 de “bitácora de navegaçao, 5 copas para brindar por la vida y la muerte”.

 

 

 

José Luis se hace presente en Prepárate Madrid

juanan En las semanas que median entre la visita a Galicia, el 9 de Noviembre, y la celebración de prepárate, el 3 de Diciembre, la actividad va creciendo, y creciendo, y creciendo. Hemos tenido un problema grande en el proceso de registro. 900 personas se apuntaron el primer día del registro y han acaparado todas las asesorías de emprendimiento, Coaching y orientación personal del turno de mañana, y hay que arreglarlo, coordinar temas pendientes, patrocinios de última hora, el contactar con los voluntarios logísticos que se han quedado en tierra de Juanan y mía, acabar de lanzar las actividades de cuerpo, reuniones y más reuniones se suceden, y los correos a patrocinadores, voluntarios y asistentes. Estoy al límite. El jueves de la semana anterior a Prepárate, recibo la llamada de José Luis, interesado en acercarse a Madrid, y vivir de primera mano Prepárate. Aunque estoy adiestrándome en esto de que lo que tiene que ser, será, y lo que no, simplemente no, ni aunque te formes, no dejo de pensar para adentro “bien!!!!!!!”. Todo parece indicar que el puente entre Prepárate Madrid y Galicia está bien trazado, y que la visita al puente de la verdad no fue en balde.

José Luis, como no podía ser de otra forma, vendrá con presupuesto cero, poniendo dinero de su bolsillo. Va a poner un anuncio en facebook para ver si alguno de sus contactos tiene interés en acompañarle, con lo cual vendría en coche, ver tarifas y horarios de avión y de tren. Como sea, pero va a estar en Madrid.

Metidos en actividad, ya estamos a día 2, y tenemos que hacer todos los preparativos de Prepárate, la recepción de los equipos de Samsung, de IBM, disponer ordenadores y retroproyectores en todas las salas, el muro del agradecimiento, la señalización de los espacios de cuerpo, otro día sin parar.

Metidos en actividad, ya a día 3, me acerco con Silvia al recinto ferial. Han quedado una actividad sin hacer, qué le vamos a hacer. Llegamos a donde llegamos, y a donde no llegamos… no.

Subo por las escaleras poco antes de la apertura de las puertas al público. Ver subir a los primeros asistentes me produce una sensación rara. Todo en lo que llevamos trabajando todo este tiempo, es real.

La primera hora pasa de la forma más tonta, saludando a Juan Carlos Cubeiro, apoyando a voluntarios de logística a desalojar un par de filas de información, atendiendo a una radio, recibiendo por fin a José Luis, que finalmente se acerca en tren. El resto de la mañana, hasta la 1, hora en la que desarrollo un taller de cuerpo, tengo disponibilidad, pero ya son las 12, uffff. Antes de que se me pase el día completo, les llamo a Joan Pau y a Juanan. Mi objetivo es presentarles a José Luis. El último punto de conexión está hecho. Si tienen interés, será que sí.

juananmon   Así lo vimos…

 

Esta entrada corresponde con el capítulo 13 de “bitácora de navegaçao, 5 copas para brindar por la vida y la muerte”.