el deporte necesita ejemplos como el de Salah (el rey de Egipto)

re-conozco que sé de la biografía íntima de Salah lo mismo que de métodos asistidos en la reproducción del salmón del norte, nada, o prácticamente nada, es la verdad, pero hay algo en este titular que captura mi atención de pasada,

Salah, el rey solidario de Egipto,

y en las pocas líneas en las que se desarrolla que me dicen que hay algo de verdad en este chico, y que vive las dos grandes leyes sobre las que se sustentan la abundancia en esta vida, voy a copiar textualmente,

No se le conocen grandes lujos en su vida diaria. Él prefiere hacer labores sociales y ayudar a los más desfavorecidos. Son frecuentes sus donaciones a hospitales, centros de rehabilitación, escuelas y casas religiosas en Nagrig.

porque Salah, aparte de ser rico, claro, es futbolista de la Premier, esto es como ser gladiador con amplias cotas de libertad / sin tener que morir este fin de semana o el que viene en estos tiempos modernos, así yo también, dirás,

este es el primer elemento, es capaz de generar más,

es austero, “no se le conocen grandes lujos en su vida diaria”, y prefiere hacer otras cosas, labores sociales y ayudar a los más des-favorecidos, no olvidando su origen, tararí tarará,

este es el segundo elemento, necesitar menos,

y es muy fácil de ver, al menos así me lo parece, porque cuando conectamos con la magia de un mundo abundante, y en nuestra capacidad natural de generar más, una capacidad que nos rodea por doquier,

no hay más que ver lo que está lloviendo esta primavera, cuánta agua, y lo fresquita que viene, cuánto frío, y la de flores que van a brotar, cuánta vida, la abundancia nos rodea a nada que salgamos del cemento, ahí crecen pocas cosas,

y con nuestras capacidades que nos ayudan a depender menos de iguales o mayores ingresos en el futuro, ahí está una de las claves de la resiliencia, ya que no gasto tanto cuando ingreso más, con lo cual dejo de ir pillado,

se generan bolsas de abundancia, que si estoy sano puedo compartir, por medio de esta receta sencilla, capacidad de ingresos alta, necesidades derivadas de mi forma de vida comparativamente bajas,

éxito financiero, e independencia (libertad) de entidades de crédito, lalí, lalá, la receta parece sencilla cuando eres rico, futbolista de la premier, pero es igual de sencilla cuando trabajas en la ventanilla de un banco o de un lineal de alimentación.

   así lo vimos…

en las franjas de ingresos bajos, la primera parte de la ley se hace terriblemente difícil de aplicar, ya que nuestra mente entra en una dinámica de escasez, que viene a ser como sigue,

como siempre ando pillado, nunca me sobra dinero, tengo que trabajar muchas horas para sobrevivir, no elijo en qué trabajo ni me desarrollo, mis capacidades están poco diferenciadas, soy sustituible, mi salario horario es más bajo,

todas mis horas y más son necesarias para la supervivencia, a nada que gaste un poco, el universo parece confirmar que no me llega, nunca tengo suficiente, estoy acongojado, si dejo de pagar el banco me quita lo poco que tengo,

la casa sobre la que he pedido una hipoteca, y tengo menos, el propio miedo a perder me tiene atado a una vida de escasez, de penuria, no invierto en mí misma, en mi formación, en mi desarrollo, sigo siendo una persona no diferenciada en una jungla,

entiendo el concepto del pan y el circo, pero, lejos de la imagen del gladiador, vitoreado y famoso, estoy muy cerca de ser carne “barata” para los leones, o para las hienas, tanto da.

en un mundo progresado no hay tantas diferencias entre los que tienen, que hoy en día tienen demasiado, y son en general bastante in-solidarios, y los vamos conociendo según van siendo procesados por evadir impuestos al fisco,

léase Xabi Alonso, Messi, Marcelo, Alexis, Ronaldo, la lista es demasiado larga, y por su participación en casos y tramas de corrupción, aquí cambiamos de lista y pasamos a cargos y puestos políticos, y el partido de turno en el poder,

ahora PP, luego PSOE, ahora PP, luego PSOE, un juego que se va a repetir cuando cambien los partidos en el poder, ahora ciudadanos, luego podemos, ahora ciudadanos, luego podemos,

uy, se me olvida que a podemos no les van a dejar gobernar hasta que sean dóciles, bueno, van en camino, tiempo al tiempo, casi me derivo de la línea de pensamiento, ¿verdad?,

en un mundo progresado no hay tantas diferencias entre los que tienen, que hoy en día tienen demasiado, y los que tienen menos, por lo que ambos, los del mucho, que ya no es tanto, y los del menos, que ya no es tan poco,

tienen, cuando han aprendido a vivir de una forma un poco más austera, bolsas de seguridad, pero estas bolsas son cada vez menos necesarias, porque todas las personas a nuestro alrededor nos pueden ayudar,

los tejidos relacionales son ricos, las relaciones son fértiles, nos sentimos arropados porque arropamos, nos sentimos capaces porque hemos tenido tiempo para progresar nuestras capacidades y dones naturales,

hemos ahorrado dinero, que se ha convertido en tiempo y libertad, que nos ha facilitado nuestro desarrollo personal y en grupo, somos seres diferenciados y valiosos, en una enorme red solidaria,

y no nos acordamos cómo empezó todo, en algunos casos ingresando más, en otros gastando menos, en otros dejando de acumular para quién sabe cuándo, una situación que tal vez nunca llegue,

porque se ha extendido en mi vida, hoy, ahora, el bien estar.

en su última gesta en el coliseo, Salah, jugador del Liverpool, y por lo tanto rojo, tumba al todopoderoso Manchester City, otrora un equipo sin prestigio, hoy en día en la cima del mundo mundial, gracias a los petrodólares,

si te fijas el sub-suelo es terriblemente generoso también, no solo pasa con la primavera, también son generosos el sub-suelo, el mar, el aire, convertido ahora en oxígeno y luego en viento, hay infinita energía renovable, qué buena noticia,

petrodólares, ya estoy de vuelta, hola, que sirven para pagar el talento de Guardiola, el nuevo mago del futbol, convertido en tiki-taca, hasta que le tumban a golpe de ariete, o de picotazos de mosquito, muchas gracias, Salah, por tus sutiliezas,

la magia del fútbol está aquí, que no siempre gana el más rico, el club más azul clarito, y a veces gana también el rojo.

en el código de colores de 7 emociones el rojo representa la energía del miedo, del no soy, del proletariado, que forja su vida a base de sangre, sudor y lágrimas, como en las minas, no sé si te suena de algo,

rojo como el cuasi – extinto partido comunista, como el PSOE, rojo como el comunismo,

y el azul clarito representa la energía del orgullo, un orgullo que en su vertiente buena es un orgullo humilde, que abre las puertas a la colaboración, y en su vertiente tenebrosa es un orgullo pendenciero y chulesco,

que amasa plusvalías del trabajo y de la corrupción, del sudor de las otras personas, con descaro, con total indiferencia del reguero de dolor que causa en las clases des-favorecidas,

azul clarito como no me acuerdo qué partido político ni qué club de fútbol, antagonista tradicional del partido rojo y del club de furgo rojo.

si me das a elegir, de mayor me gustaría encontrarme con la energía positiva del azul clarito, pero con la buena, la del orgullo humilde, un orgullo raro, yo soy la pera limonera y sólo yo sé lo que me ha costado estar aquí,

y no me olvido del camino, y te miro, y entiendo que tú también estás ahí, en un punto del camino, en medio de tu desarrollo personal, sí, yo soy la pera limonera, … y tú también.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace,

hoy ilustrado con la fábula de David y Goliath, con la ayuda de Salah.

 

Anuncios

injusto no, lo siguiente

leo un artículo de opinión en el correo mientras mis amigos juegan al mus, hoy hemos organizado un mus a 5, atraído por esta imagen del círculo, no lo puedo evitar, me encantan los triángulos y los círculos,

un artículo en el que habla de lo apropiado de un discurso evidente, lo que pasó con el terrorismo en el País Vasco fue injusto, hecho no suficientemente reconocido por la izquierda abertzale vasca,

y pienso que, lo contemos como lo contemos, no fue injusto, fue lo siguiente, fue una auténtica barbaridad, y es más, no fue algo que pasó por ahí, fue algo que en buena medida nosotras propiciamos,

la izquierda abertzale vasca y la derecha abertzale vasca, sí, el lehendakari debería haber dicho fuimos injustos, porque no es algo que ocurrió sin más, yo pasaba por ahí, y no me enteré de nada,

porque probablemente aita, y ama también, formaron parte de ese nutrido grupo de personas que pensaron un día que “algo habrán hecho”, enseñando esa forma torcida y torticera de pensar a sus hijas,

creando una densa sombra sobre la figura de las personas que sufrieron el terror en sus carnes, y sobre sus familiares, “algo habrán hecho”, qué frase más dura, que resuena en mi interior inconsciente, yo también lo pensé un día,

y me da pena que haya una parte contratante que a día de hoy no quiera ni siquiera reconocer lo obvio, la injusticia que cometimos sobre la otra parte, de la misma forma que nos quejamos de la injusticia que sobre nosotras se cometió.

   así lo vimos…

la rabia es la emoción que toca ante la injusticia, de color amarillo, como la bilis, porque la rabia toca cuando hablamos de restablecer la justicia, pero la rabia no es una emoción de destino, sino de paso,

algún día contactaremos con el orgullo bueno, humilde, que nos permite enunciar ese yo soy, estación de tránsito hacia la comprensión, yo soy tú, y hacia el violeta, con el que somos capaces de traer lo nuevo, juntas, tú y yo,

en un paseo que nos lleva de la revolución, con erre, a la evolución.

entender los fundamentos del mal trato es un paso previo para entender la evolución de nuestras vidas al buen trato, y es parte integrante de los fundamentos que compartimos desde 7 emociones,

con la magia del tres, con las 3 visiones, la diurna, la nocturna, y los cambios de visión, con las 3 escuchas, y con los 3 caminos de salvación y sanación, 3 caminos que convergen en 1,

porque en última instancia todo lo que vive fuera también mora en mi interior.

el púrpura acoge hoy la imagen del círculo, un color que se crea cuando ponemos cerca el violeta (al acción conjunta desde la comprensión) con la energía del miedo, y el terror es la expresión máxima del miedo,

tal vez por eso el círculo está todavía patas arriba,

un color que habla bien clarito de dónde estuvimos y dónde estamos, tenemos que reconocer cuán injustas fuimos para poder dar un paso más en esta evolución necesaria, en este ejercicio de sanación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

y en un momento de la vida tenemos la fuerza, la entereza y el coraje para decir “no hay mus”

me acuerdo de Claudio Naranjo, y de la entrada titulada “descendientes de tribus guerreras”, en esta mañana en la que me siento que para mí no es extraño que la familia sea una extensión del mundo externo,

y que el mal trato que se da en muchos de nuestros hogares sea una extensión del mal trato que campa por doquier, en el trabajo (tripalium en vez de desarrollo laboral), en cualquier organización social, y por qué no, en el cole,

y en unos procesos de aprendizaje que tienen mucho de aleccionamiento, adoctrinamiento y de culturización, hay autores, no pocos, Miguel Ruiz, Osho, que hablan de procesos de amaestramiento, ahí es nada,

no es extraño que en una relación de des-igualdad, porque el  niño no tiene el mismo poder ni las mismas capacidades que sus padres, por algo está en desarrollo, y no va a completar un primer ciclo de madurez hasta los 21 años aproximadamente,

no es extraño que en estas relaciones de des-igualdad, el universo familiar se cree a imagen y semejanza de papá y mamá, que en muchas ocasiones tienen un porcentaje mayor de padre y madre que de papá y mamá,

y aquí utilizo intencionadamente la letra erre, de padre crítico, una erre que está tan lejos del amor incondional que requieren el bebé y la niña,

y no es extraño que a base de repetición la enfermedad se perpetúe en la casa, a tal grado que hace falta en más de un caso llegar a la segunda madurez, 21*2=42 años, para ver el juego infame que han tejido alrededor nuestro padre y madre,

un juego infame que les beneficia por los cuatro costados a padre y madre, un juego infame que les salva, y les sitúa donde quieren estar,

a consta de una persona, supuestamente ese hijo o hija al que tanto quieren, al que le van a tildar de díscolo, de des-obediente, de contreritas o contra-sistema, simplemente porque deciden no comulgar con ruedas de molino infumables,

porque esa persona no es, afortunadamente, como padre y madre,

hasta que ese niño, ya crecido, tal vez tiene ya 50 años, es capaz de decir NO a su madre, y explicarle que ese juego perverso que promueve en su casa se va a quedar extrictamente ahí, en SU casa,

que ya no es la mía,

hasta que ese niño, ya crecido, es capaz de decir adiós (a Dios te encomiendo) a la educación (amaestramiento) que madre ha diseñado para él, y darle gracias por todo lo que le dio, y por todo lo bueno que no le pudo dar, porque ella no lo tenía,

un ejercicio que te animo a hacer, 3 características positivas de mamá y 3 características negativas de madre, 3 características positivas de papá y 3 características negativas de padre,

las 3 primeras de cada uno son su regalo natural en tu vida, y las 3 últimas, las de la erre, ésas que tanto te obsesionan y repatean, si todo va bien, se van a convertir en el faro de tu camino de desarrollo personal.

   así lo vimos…

en el ejercicio de mus, quién sabe por qué compro este juego de posavasos de kukuxumusu, pensando en Gorka, mi hijo mayor, 4 reyes son las figuras principales, 4 reyes que puedes observar,

ojalá encuentres las similitudes y las diferencias, ¿te animas a encontrar las diferencias?

¿te animas a jugar?

una de las respuestas de la pregunta es que 3 de las figuras miran a tu derecha (miran a su izquierda) mientras que solo una mira a la izquierda (su derecha), tres dicen mus (asienten), mientras que sólo una dice no hay mus (disiente),

es normal que esa persona que piensa – siente – hace diferente se sienta sola, excluida del clan de los toros, y de este mundo tan bestia que padre y madre han promovido en su casa.

Si consideras que eres una persona sensible, puedes hacer un test de alta sensibilidad, tal vez entiendes que eres una persona que simplemente tiene un umbral diferente ante la bestialidad que casi es norma en este mundo patriarcal, con doble erre.

el miedo bueno es la emoción que nos permite crear entornos seguros, es la emoción que dice ESTO NO, y que pone límites sanos ante situaciones enfermas, y que mantiene los límites sanos en el tiempo, todo el que sea necesario,

un año o tres, unas navidades o dos, o todas las que tengan que venir.

integramos los fundamentos del mal trato (el triángulo de karpman) en todos aquellos procesos en los que queremos desarrollar enfoques saludables, y generadores de salud, con los fundamentos de la escucha y de nuestro mundo emocional,

fundamentos del análisis transaccional que hibridan con la teoría U y otras obras que nos parecen fundamentales en el desarrollo de la conciencia y la salud, en un triple camino de desarrollo personal, de los grupos, de la organización.

la foto de hoy la he titulado el rey solo, quién sabe por qué, y observo cómo, al crear el monigote con la foto, le añado el sufijo -mon, que viene a decir “esto no es así, sino como yo lo veo”, no te lo tienes por qué creer, ponlo en tela de juicio,

y me río al ver que esta imagen, el rey solo que dice “no hay mus”, se llama el rey solomón.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

¿hay mus?

hay momentos en el camino que nos sentimos escasas, a todas nos ha pasado, es como si tuviésemos que elegir entre las copas y los oros, o las espadas y los bastos, es tan complicado…

y hay momentos en los que ese mundo pequeño, cutre, mezquino, se desvanece, y sentimos que hay más de lo que necesitamos en todos los órdenes de la vida, y eso se puede traducir por tiempo, dinero, espacio y cariño,

es una sensación radicalmente diferente,

es la sensación que nos cubre y nos embarga cuando conectamos con la energía del o y con la energía del y, cuando conectamos con las necesidades y cuando nos enchufamos a las posibilidades,

qué fácil es disfrutar la vida con esa energía que nos dice que sí es posible, quién sabe si eso que hoy nos pasa es una realidad nueva o simplemente un día empezamos a vivir como si fuese posible, y volvimos a creer en las posibilidades.

   así lo vimos…

el mus es un juego muy divertido desde el inicio, un juego de mentirosos, en el que con las mismas 4 cartas juegas cuatro juegos diferentes, está claro que para alguno de los 4 juegos no tienes las cartas adecuadas,

se trata, pues, de ganar todo lo que puedes en las que tienes mejores, de perder lo mínimo cuando las tienes peores, y en administrar bien las leyes del descarte, que se administra con la palabra mus, algo así como quiero más,

me descarto de varias cartas y veo qué me depara la diosa fortuna… otra vez.

en los posavasos de kukuxumusu, que no son sino una expresión de la amplitud, de tiempo, un paseo por el barrio viejo de Donosti, y de dinero, hoy sí me llega para comprar esta tontería,

una persona pide mus, otra también, y la tercera también, parece que van a jugar con cartas nuevas,hasta que una de las cuatro no concede el mus, con lo que todas juegan con las cartas que tienen en la mano.

no hay mus simboliza la energía de los límites, que también dicen esto no,en una manifestación positiva del miedo, que nos ayuda a no exponernos a relaciones y situaciones que no nos convienen, que son dañinas para nosotras.

para decir esto no la víctima tiene que hacer un esfuerzo enorme, ya que todo en su educación y su vida le lleva a admitir el mal trato, ya sea de mamá, de papá, convertidos en madre y padre, de su pareja, de sus hijos,

y tiene que estar en un estado mínimamente sano, es por ello que tenemos que celebrar ese momento, en el que la víctima empieza a salir de su caparazón, empieza a jugar su juego, que empieza por decir NO a lo que ya no quiere más en su vida,

ánimo, mucho ánimo, que se puede.

observo que el color que le toca hoy a la imagen con la que lanzo el post es el azul claro del orgullo sano, en vez del rojo del miedo, y re-conecto con una idea tonta, si hoy estamos bien es porque un día, tal vez no tan lejano,

aprendimos la magia de decir no a ese juego que tanto daño nos hacía, sí, un día dijimos NO HAY MUS, y hoy podemos celebrar los resultados, preciosos, de esa decisión, y del camino que de esa decisión deriva.

celebro una partida de mus con César, mi pareja de mus favorita, con la que pierdo otra vez ante Dani y Juan Carlos, qué bonito es juntarse con los cariños, y empiezo a imaginar una vida en la que juego al mus, y al no hay mus, y gano,

ya sé, César, que casi no te lo puedes ni imaginar, ¿verdad que tiene que ser la pera limonera jugar al mus y ganar?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

¿qué es lo qué? cualquier cosa más allá de lo que necesitamos

érase una vez que se era, que le preguntaron a Rumi, maestro espiritual persa, allá por el siglo XIII:

¿Qué es el veneno?
– Cualquier cosa más allá de lo que necesitamos es veneno. Puede ser el poder, la pereza, la comida, el ego, la ambición, el miedo, la ira, o lo que sea …

¿Qué es el miedo?
– La no aceptación de la incertidumbre. Si aceptamos la incertidumbre, se convierte en aventura.

¿Qué es la envidia?
– La no aceptación de la bienaventuranza en el otro. Si lo aceptamos, se torna en inspiración.

¿Qué es la ira?
– La no aceptación de lo que está más allá de nuestro control. Si aceptamos, se convierte en tolerancia.

¿Qué es el odio?
– La No aceptación de las personas como son. Si las aceptamos incondicionalmente, a continuación, se convierte en amor.

¿Qué es la madurez espiritual?
1. Es cuando se deja de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.
2. Es cuando aceptamos a las personas como son.
3. Es cuando entendemos que todos están acertados según su própia perspectiva.
4. Es cuando se aprende a “dejar ir”.
5. Es cuando se es capaz de no tener “expectativas” en una relación, y damos de nosotros mismos por el placer de dar.
6. Es cuando comprendemos que lo que hacemos, lo hacemos para nuestra propia paz.
7. Es cuando uno deja de demostrar al mundo lo inteligente que se es.
8. Es cuando dejamos de buscar la aprobación de los demás.
9. Es cuando paramos de compararnos con los demás.
10. Es cuando se está en paz consigo mismo.
11. La madurez espiritual es cuando somos capaces de distinguir entre “necesidad” y “querer” y somos capaces de dejar ir ese querer …
Por último y lo más importante! *
12. Se gana la madurez espiritual cuando dejamos de anexar la “felicidad” a las cosas materiales!

Un bello mensaje que me encontró a mí, el día de hoy, para leer y releer hasta comprender

Gracias, Izaskun, por compartir ..

   así lo vimos…

y me quedo pensando sobre la respuesta a qué es el miedo, esa emoción que nos paraliza, que nos mantiene aterrados en ningún sitio, mejor dicho, en el peor de los sitios, en el territorio del YO NO SOY,

el miedo es no aceptar la incertidumbre,

y vivimos tiempos de incertidumbre, mal tiempo para vivir con miedo,

y la respuesta a qué es el veneno, cualquier cosa más allá de lo que necesitamos,

2 respuestas que tienen telita marinera, qué bueno que ya es viernes, y que podemos aplicar esa docena de respuestas, no una, sino 12, relacionadas con nuestro desarrollo personal.

la teoría U habla de 3 voces con las que tenemos que lidiar, está claro que hoy elijo la voz del miedo, esa voz que hace la gran diferencia en un punto del camino, y que separa lo que tenemos de lo que podemos llegar a ser,

está claro que en un momento hay que dejar ir, para que lo nuevo se manifieste a nuestro alrededor…

y no sé por qué busco una imagen de la colección de la teoría U, quién sabe por qué me viene hoy a la mente la idea de cruzar el umbral, con menos cosas (in-necesarias), más ligerito,

que seguro que más allá de este paso también hay tierra firme.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

más verde y sin residuos emocionales tóxicos

Berdeago es una feria que se celebra en Durango en la que el CIE (el Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco), una asociación sin ánimo de lucro que crece al abrigo de innobasque (Agencia Vasca de Innovación),

una feria que seguramente tiene que ver algo con la ecología (Berde = verde, – ago = más), buen sitio para colar una presentación de ecología emocional, que van a presentar Igor, Platón y Pablo,

qué pena no estar más cerca para compartir este ratito con este grupo de abanderados de este mundo nuevo en el que las emociones sí están presentes en nuestras vidas, con esa idea me voy a la cama,

y no me extraña nada, cada vez me extrañan menos las “causualidades”, sólo me dejo maravillar, que al abrir un libro por la mañana, el Manual del Guerrero de la Luz, de Paulo Coelho, éste sea el texto que me recibe para empezar este día,

Existe una basura emocional: es producto de las usinas del pensamiento. Son dolores que ya pasaron y ahora ya no tienen ninguna utilidad. Son precauciones que fueron importantes en el paseo, pero de nada sirven en el presente. 

El guerrero también posee sus recuerdos, pero consigue separar lo que es útil de lo innecesario, él se desprende de su basura emocional. 

Dice un compañero: “Pero esto forma parte de mi historia. ¿Por qué debo abandonar sentimientos que han marcado mi existencia?” 

El guerrero sonríe, pero no intenta sentir cosas que ya no siente ahora. Él está cambiando, y quiere que sus sentimientos lo acompañen.

un texto que comparto con mis compañeras del CIE, compañeras de emociones, aunque mi favorito siga siendo Pablo.

   así lo vimos…

y hay un día en el que empezamos a limpiar las basuritas emocionales, esos dolores del pasado que ya no tienen ninguna utilidad, mientras observo como mi compañera de camino y de emociones hace precisamente eso,

reciclar emociones viejas y altamente contaminantes, con la ayuda del miedo bueno, una maravillosa herramienta para separar lo que sí es parte de nuestra vida y lo que yo no tiene sitio, ¿o acaso crees que no existe eso del miedo bueno?

por medio de 7 emociones explicamos el mundo emocional, muy especialmente el para qué positivo de el miedo, de la tristeza y de la rabia, las 3 emociones que más nos atan a tierra y a estados de mal – estar y mal – vivir,

para poder transitar poco a poco en una sinfonía de emociones ascendentes, más positivas, de las que también nos gusta hablar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace

 

 

 

yo estoy equivocado, tú estás equivocada, ¿quién más está equivocado? (5 personas para cambiar el mundo)

Montse me regala este video de Eduardo Galeano, que nos habla de la vida de Domitila Barrios de Chungara, de una asamblea de mineros en la que alza su voz, entre un hombrerío, una sola mujer entre hombres rudos, y a los que les pregunta,

yo sólo quiero saber estito, una pregunta no más quiero hacer, estito quiero saber, ¿cuál es nuestro enemigo principal?,

una pregunta que abre una conversación que mejor que escuches de primera mano, de la voz de Eduardo,

y el video continua, como sigue la vida de Domitila, a la que Eduardo va a encontrar unos años después,

como parte de un grupo de 5 mujeres en huelga de hambre, sentaditas en medio de una plaza, hasta que caiga la dictadura del general Banzer, y el curioso proceso en el que 5 personas se convierten en 50, en 500, en 5000, en 50.000, en 500.000,

y la historia de todas esas personas que pasan, incrédulas en un principio, en una historia que no es muy diferente a nuestra propia historia y una actitud que no es tan diferente de nuestra forma de pensar actual,

cómo van a conseguir derribar un régimen militar 5 mujeres… 

y la historia continua, y todas esas personas que observan ese grupo de mujeres en huelga de hambre, observan con el pasar del tiempo, tú también te puedes incluir, observamos, que ellas, estas mujeres, no estaban equivocadas,

los que estamos equivocados somos nosotros, como está equivocado, no te pierdas el final del video, por favor, otro elemento que tiene un rol principal en esta historia, ¿quién más está equivocado?, sin desperdicio.

   así lo vimos…

 

la historia de las 5 mujeres entronca con uno de los regalos que nos hace Otto Scharmer en su primer libro, la teoría U, la visión TRANSformadora de que 5 personas con una intención común pueden cambiar este mundo.

este relato hablado conecta con Montse y conecta conmigo, y con un grupo de personas que promovemos una serie de conversaciones en torno a diferentes temas.que conforman nuestro mundo,

muchas gracias por compartirlo con nosotras, Montse,

en un proceso que hemos titulado “el futuro emerge”, y del que dejamos un pequeño rastro en este espacio, ojalá tengas un poco de tiempo para echarle un ojo, y ojalá te acerques, tú también puedes ser parte de este movimiento,

para que el grupo, hoy de 5 personas, sea mañana de unas pocas más, quién sabe si 50 o 15, que sea lo que tenga que ser, en este proceso lento pero inexorable del desarrollo de la conciencia en nuestras vidas, desde el campo de atención,

desde nuestras conversaciones y los espacios que generamos,

desde nuestra mejor intención.

esta historia nos habla del miedo, la emoción que dice “yo no soy”,

y del poder que despliega una mujer, que se convierte en 5 mujeres, desde un orgullo sano, humilde, desde su “yo soy”, en una evolución natural, “yo soy tú”, y “nosotras hacemos juntas”, para traer una evolución social,

porque juntas somos capaces de construir lo nuevo, y TRANSformar esta sociedad.

si quieres leer de la emociones que nos atan a tierra, empezando por el miedo, rojo, y de las que nos elevan y nos permiten crear nuevas comunidades, empezando por el orgullo humilde, azul clarito,

te invitamos a un paseo por las 7 emociones, creative commons, un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

me voy a ser feliz (no sé si sobra el me o falta lo que falta)

rescato esta foto de entre las imágenes navideñas, por doblemente buena, pocas palabras en las que se encierran tantas mentirijillas, de esas que nos contamos a veces, a nosotras mismas, a veces sin la participación de amigos y familiares,

mentirijillas tan propia de estas fechas,

y pienso en la frase de la puerta de la fregoneta, que acepta varios cortes, cada cual más interesante, tal vez lo que pasa es que le sobran palabras, vamos a ver cómo queda con unas cuentas palabras menos,

me voy a ser feliz y no sé cuándo vuelva,

me voy a ser feliz,

qué difícil es irse a ser feliz a algún otro sitio cuando no soy feliz aquí,

me voy y no sé cuándo vuelva,

y pienso qué tontería, si mañana vuelvo a escribir unas líneas aquí, y no sé cuándo vuelva, cuando no me dejo de hacer compañía, siempre estoy conmigo misma, es que no lo puedo evitar,

voy a ser feliz,

o por lo menos lo voy a intentar,

y no sé por qué la frase se tiñe de alguna forma de despedida, cuando se hacen presentes las palabras que faltan, tal vez no sobran palabras sino que faltan, como faltan conversaciones entre muchas personas, también en navidad,

me voy a ser feliz (lejos de ti), y no sé cuándo vuelva (a verte),

qué mensaje más raro para mandarle a alguien por navidad.

   así lo vimos…

y me imagino qué canción y qué letra suena en el interior de esa fregoneta de las mentirijillas o de las palabras no dichas, una letra que bien podría cantar Rozalén, tal que así, y cuya letra copio a continuación.

Una niña triste en el espejo me mira prudente y no quiere hablar
hay un monstruo gris en la cocina
que lo rompe todo
que no para de gritar.

Tengo una mano en el cuello
que con sutileza me impide respirar
una venda me tapa los ojos
puedo oler el miedo y se acerca.

Tengo un nudo en las cuerdas que ensucia mi voz al cantar
tengo una culpa que me aprieta
se posa en mis hombros y me cuesta andar.

Pero dibujé una puerta violeta en la pared
y al entrar me liberé
como se despliega la vela de un barco.
Desperté en un prado verde muy lejos de aquí
corrí, grité, reí
sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

Una flor que se marchita
un árbol que no crece porque no es su lugar
un castigo que se me impone
un verso que me tacha y me anula.
Tengo todo el cuerpo encadenado
las manos agrietadas
mil arrugas en la piel
las fantasmas hablan en la nuca
se reabre la herida y me sangra.
Hay un jilguero en mi garganta que vuela con fuerza
tengo la necesidad de girar la llave y no mirar atrás.

Así que dibujé una puerta violeta en la pared
y al entrar me liberé
como se despliega la vela de un barco.
Aparecí en un prado verde muy lejos de aquí
corrí, grité, reí
sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

y leo el estribillo, que me hace sonreír,

Así que dibujé una puerta violeta en la pared
y al entrar me liberé
como se despliega la vela de un barco.
Aparecí en un prado verde muy lejos de aquí
corrí, grité, reí
sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

no somos los únicos que nos dedicamos a pintar puertas.

7 emociones nos ayuda a pintar puertas de colores varios, roja, para empezar, que me permite definir ese territorio en que estoy a salvo, sí, con la energía del miedo sano, que nos permite marcar límites, ESTO NO,

puedo oler el miedo y se acerca,

sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

puertas azul clarito, azul índigo, también violeta, sí, porque algún día volveremos a descubrir la magia y la alegría de hacer juntas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar desde este enlace.

 

 

el miedo – la ira – el odio – el sufrimiento

buceando en internet me encuentro con el blog de filmoterapia, y la web de HODGSON & BURQUE psicólogos, de esta página a aquella, y de aquella a la wikipedia, intentando entender qué tipo de psicología y terapia practican,

la terapia cognitiva o la cognitivo-conductual, pero sobre todo disfruto de alguna de sus entradas, de alguno de sus citas, de alguno de sus posts, entre otras ésta de la guerra de las galaxias,

en la que Yoda ve algo en el alma de Anakin, ese proyecto de Jedi que puede ser la llave de un nuevo futuro, sí, Yoda ve miedo, y le regala esta frase que habla bien claro de esta emoción básica,

“El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti”.

Y siento que puede haber algunas derivaciones intermedias en primera persona del singular, pero coincido que el principio y el fin, el miedo y el sufrimiento, suelen estar en ese mismo sitio.

   así lo vimos…

y se me ocurre contactar un día con Hodgson & Burque, o tal vez con Jaime, para que me cuente cómo junta psicología y películas, dos de sus pasiones, si no me equivoco, para preguntarle si le puedo poner como ejemplo en alguno de nuestros talleres,

y si le apetece, no hay dos sin 3, colaborar con nosotros en una de las 3 dinámicas asociadas a 7 emociones, que nos permite contactar con las emociones desde esas películas que tanto nos han gustado, y nos han impactado, en nuestras vidas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional (yo soy responsable de mis emociones), a partir de una mínima conciencia del para qué positivo y negativo de las emociones básicas,

una propuesta inspirada por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de goethe, dos teorías en las que los dos autores componen sobre el baile de la luz y la oscuridad, la conciencia (presencing) y la falta de conciencia (absencing),

con el Ser humano como tercer elemento imprescindible, en este baile a 3 que es la vida.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

el viaje a la positividad (y las digresiones del dragón)

Recibo este correo de Pablo Cueva, que nos invita con esta foto de dragones vascos aunque mucho me temo que la foto está sacada en otros territorios, quién dijo miedo, a un viaje que espero te parezca la mitad de interesante que a mí …

En el viaje a la positividad emocional encontramos tres paradas que aportan al viajero distintas herramientas con las que profundizar en el tránsito a realizar. En esta charla explicaremos de forma específica la importancia de la ilusión y de la alegría como emociones que nos orientan hacia la positividad. También abordaremos algunas técnicas para conseguir captar más de ambas emociones en nuestra vida cotidiana y, con ello, facilitar el objetivo que nos proponemos.

entradas al evento en eventbrite

y me sonrío al observar esta extraña foto en la que el mundo no está a nuestros pies sino a nuestras espaldas, ¿tal vez nos ponemos el mundo por montera, en nuestra mochila particular?,

un mundo en la mochila de un extraño ser, parece un ser humano, un humanita en vez de un dragón, que exhala humo, quién sabe si es el preludio del fuego o es el final de las llamas que acaba de exhalar.

   así lo vimos…

aupa y poziktiba son dos palabros que me recuerdan a mis orígenes, en el remoto norte, ese extraño y rudo territorio, tan parecido a la irredenta aldea gala de Asterix, en el que parece que nos preguntamos continuamente:

¿quién dijo miedo?

y pienso en el tránsito emocional que todas nosotras tenemos que hacer para que la ilusión y la alegría sean estados consistentes en nuestras vidas, porque las energías más lentas son muy potentes, y nos atan a la tierra,

y aquí estoy hablando de las 3 emociones de nuestro mundo material, la  ira – la tristeza – el miedo, qué difícil es mantener una relación consistente con la ilusión y la alegría cuando el miedo campa a nuestro alrededor,

ya sea bajo nuestros pies o bien dentro en nuestra mochila, tal vez por eso hoy termino el desayuno con Silvia hablando de un par de actividades, convertidas en rutinas, que nos permiten contactar con esa energía positiva,

de una forma sostenida en el tiempo, hoy sí, hoy otra vez, hoy también,

y me cuestiono cómo vibrar más continuo en las energías altas de la alegría y la ilusión, voy a preguntarle a Pablo, tal vez él le conoce al chico que era dragón y no tenía miedo a los jabalíes ni a los romanos, ni a los benditos Asterix y Obelix,

tal vez porque todos ellos le temen a él, el chico dragón.

y en la digresión en la que me encuentro sumido esta mañanita de otoño, en un viaje de la positividad – la ilusión – la alegría al miedo, mira que sí que hemos evolucionado a peor, esto es involución en vez de evolución,

me pregunto a qué le tendrá miedo un dragón.

en el viaje a los hábitos positivos, actividades positivas, convertidas en rutinas, alrededor del té,

re-contactamos con esas prácticas diarias de respiración consciente del Arte de Vivir (a retomar), y la auto-hipnosis que Silvia acaba de aprender en un taller con Jean Guillaume Sales, a ver cómo la integra/mos en el día a día (a incorporar),

la comida sana, el paseo o el ejercicio diario, y este espacio que se va abriendo en nuestras vidas, un ratito para hablar de cómo nos sentimos (en proceso), ejercicios sencillos con los que podemos contactar con una energía,

no necesariamente relacionada con el aroma a chamusquina ni con el humo de nuestro amigo el dragón, que nos permite este ejercicio en elevación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional que nos permite viajar de forma consciente desde el miedo a la alegría, del rojo al violeta, de nuestra energía más densa a nuestra energía más vibrante,

desde la energía del miedo, tan cercana al “no soy”, a la energía de la alegría, en la que nos permitimos, de nuevo, hacer juntas, en colaboración, desde nuestra mejor intención,

facilitando que lo nuevo se asiente en nuestras vidas, y a nuestro alrededor.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace