Marat Safin, Rafa Nadal y la escuela del miedo

En medio de este comienzo de curso, abriendo carpetas tras las vacaciones de verano, leo esta entrevista a Marat Safin, que habla, entre otras cosas, del método soviético de entrenamiento, al cual, en su opinión, Nadal no habría sobrevivido,

un método basado en el miedo, entrevista titulada “En la URSS, bajo el miedo, Nadal no hubiera ganado un solo partido”, de la que me permito copiar dos preguntas y respuestas, tal cual están escritas en el País.

P. Su tío Toni empleó un método muy soviético con él, ¿no?

R. Soviético… No lo creo, de lo contrario Rafa hoy ya no estaría jugando al tenis, no hubiera tenido éxito. En la URSS tendría tantísimo peso sobre sus hombros que no podría ganar ni un solo partido, así que lo soviético mejor dejarlo a un lado… La escuela soviética es tremendamente dura, porque no solo no te aporta confianza, sino que te la arrebata. Produce miedo, así que Nadal, con miedo, no podría pasar de la mitad de la pista.

P. Habla de miedo. ¿Tan sumamente estricta era esa escuela?

R. Sí. Te ponen mucha presión en todo y todo se hace a partir del miedo. No te elevan, sino que te hunden. Y eso, tanto en un deporte individual como el tenis como en uno colectivo, es imposible porque no puedes jugar nunca con miedo. El sistema ruso del deporte era así, a partir del miedo.

Miro la imagen de Nadal, seguramente el mejor deportista español de la historia, y me pregunto qué porcentaje de verdad tiene la mirada de Safin, que le aleja a Nadal de esta historia de éxitos, qué bueno que Toni Nadal no es soviético, y Nadal tampoco,

y no puedo sino pensar en todas las cosas que están construidas con la energía del miedo en nuestras vidas, desde esa educación, muchas veces agónica, que muchas personas hemos disfrutado, en el cole y en casa.

   así lo vimos…

e intento imaginarme, aunque me cuesta, cómo sería nuestro mundo sin la energía, tan densa, tan inhibidora, tan paralizante, del miedo.

¿eres capaz de imaginarte qué serías capaz de hacer en esta vida sin miedo?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

Anuncios

¿y si intentamos conectar con la verdad?

charlamos empezando la mañana del domingo sobre esos procesos en los que vivimos inmersos, que nos ocupan mentalmente, que nos preocupan, a veces parece que damos vueltas a los pedales y la cadena patina, la cabeza en bucle,

y sobre las diferentes versiones de la realidad, ¿existe la verdad o existen formas de ver la realidad según el cristal con el que miramos lo que ocurre a nuestro alrededor?, ¿o tal vez creamos nuestra realidad, tú la tuya, y yo la mía, tan diferentes?,

y en el hilo de la conversación alejándonos de esa simplificación burda y fácil detrás de la cual muchas veces nos escondemos, que dice que hay tantas realidades como personas involucradas y formas de ver y sentir lo que ocurre,

conectamos con la posibilidad de una única verdad, con muchas capas, con muchos matices, que también incluyen lo que una situación nos hace pensar, sentir, y a veces re-accionar, lo que decimos y hacemos a continuación,

pero una verdad muy rica, bastante compleja, tal vez lo que está ocurriendo tiene que ver con una carga transgeneracional, la tuya y la mía, tal vez con nuestro camino de de desarrollo personal,

y esa creación compleja que se da cuando a lo que ocurre en el plano material, los simples hechos, le sumamos lo que yo pienso y siento en relación con lo que está pasando, mi forma de comportarme, lo que digo y lo que cayo,

realidad que se hace más grande cuando somos varias las partes involucradas en el juego, tal vez por eso, al leer el título de este libro, ¿cómo se lo digo?, el arte de las conversaciones difíciles,

pienso en todo lo que no voy ni me van a decir, todo lo sutil que subyace en cualquier situación, empezando por la intención, mucho más de lo que muchas veces somos capaces de comunicar de forma explícita, pero que muchas veces se siente,

tu intención y la mía,

y se me ocurre ese título alternativo, seguramente para otro libro que no es éste, ¿cómo se lo escucho?, un título mucho más cercano a ese programa que algún día tal vez nos ayuda en nuestra forma de relacionarnos,

porque escuchar es amar.

   así lo vimos…

en cualquier conflicto relacionado con la comunicación inter-personal, normalmente estamos movidos por una necesidad personal, mucho más que por la necesidad de la parte contratante de la primera parte, ya seas tú, ella, o ellos,

tal vez por eso nuestro interés se centra fundamentalmente en lo que yo tengo que decir, en un proceso que ensayamos mentalmente una y otra vez, con las múltiples variantes que se pueden desencadenar cuando empieza la conversación,

variantes que la realidad demuestra pequeñas, casi siempre la primera respuesta que recibimos escapa al juego de posibilidades pre-ensayadas, afortunadamente las conversaciones distan mucho del juego del ajedrez,

y seguramente vamos a tener que ajustar el curso de todos los ensayos previos al nuevo cauce que se abre, es la magia de la vida, de necesidad de compartir a acusaciones airadas al aire, de aquí para allá.

en el proceso de arreglar las cosas suele ser interesante esto de conversar, aunque todo llega hasta donde es posible, y no va más allá, a veces la situación llega a ese punto en el que tenemos que poner un límite,

esa distancia que nos ayuda a preservarnos de un ambiente insano, al menos para nosotras, de esas situaciones que no nos hacen bien, y en eso estoy cuando aparece a hacerme compañía esta canción de Rozalén, con este extraño texto,

no seré yo la que baile para ti,

en potencial,

que se transforma, en rotundo tiempo presente, porque un límite sólo funciona cuando se aplica en rotundo presente,

ya no soy yo la que baila para ti.

 

los límites son las respuestas naturales cuando aplicamos el miedo sano, sí, porque el miedo, cuya finalidad es la supervivencia, nos salva de aquellos entornos y situaciones que nos hacen mal.

y sigo rumiando una de las dificultades más grandes que tenemos en el terreno de la comunicación, la de hablar de un tema con alguien que no quiere escucharlo, y mucho menos hablar nada al respecto,

qué difícil es explicar el arco iris a un ciego, conversar con una persona sorda, razonar con un loco, o tratar con una persona cualquier tema cuando se ha instalado en la negación.

de las 3 variantes que siguen, ¿cuál te gusta más hoy?

¿cómo se lo digo?

¿cómo se lo escucho?, porque escuchar es amar

¿cómo se lo callo y me lo evito, si no me va a servir para ná de ná?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Ulises, ¿y qué hacemos si aparece un troll en el proyecto?

en un remoto lugar del País Vasco, de cuyo nombre no quiero acordarme, se reúnen los líderes de un proyecto emergente, da lo mismo también el nombre, un proyecto que se alza frente a la medianía imperante, patrocinios de marca sin corazón ni identidad,

en un fin de semana que tiene mucho de conocerse, de ver desde dónde operan, de compartir, partir con, qué bonitas palabras, de entrar en el siguiente nivel de la relación, el nivel 3, el nivel emocional, el que es propio del reino animal,

para de ahí poder construir juntas nuevas realidades, ya en el nivel 4, el reino del ser humano, ese reino que se caracteriza por ser generativo, tremendamente generativo, y TRANSformador,

un reino en el que no sólo el alma o astral (mundo emocional) está presente, un mundo en el que lo que tenemos como adicional relevante es la identidad, el yo soy, esa presencia a nivel personal,

que también tiene un desarrollo a nivel grupal, conformando el yo soy del grupo, de la organización o del proyecto,

y en eso estamos, ya en la comida del tercer día, de cierre, y Alberto explica al grupo su particular punto de vista sobre la facilitación en España, perdóname, Alberto, si mis notas de campo, notas mentales, no son fieles a tus palabras,

una facilitación que se difunde por Moisés, y en la que se hace mucho hincapié en el desarrollo de las relaciones, pero que no contempla el yo soy de la cosa, ya sea la persona, el proyecto o la organización,

que no reconoce de alguna forma la identidad de la cosa,

por lo que está carente de propósito,

y muchas veces se auto-consume en la relación,

es lógico que desde ahí a muchas personas que se han formado en facilitación les cueste mucho, por no decir un mundo, gestionar los conflictos que surgen en el grupo, ya sea pequeño o grande,

cuando el yo soy de una de las personas se manifiesta, y dice no estar en absoluto de acuerdo con lo que ahí se expone, o cómo se ha gestionado un proceso, o cómo el facilitador ha hecho por ejemplo un ejercicio grosero de manipulación,

ante lo cual, yo he vivido este proceso recientemente, el facilitador al mando le castiga ante el grupo, está siendo niño malo, está ANTEPONIENDO sus intereses particulares al interés del grupo, que es el aprendizaje conjunto de la metodología,

está siendo niño malo, lo que importa son los contenidos y el grupo, no las personas, qué curioso, lo que importa son las buenas relaciones, el buen rollito, nivel 3, cumplir con el programa, nivel 2, mental, un nivel más abajo,

en vez de el nivel identitario, nivel 4, siempre de nivel superior,

y se deja de gestionar el conflicto, en aras del bien común, nivel 3, y de la programación, nivel 2, ¿qué te parece, Montse, esta interpretación que hace Alberto de lo que juntas vivimos en el taller de dragon dreaming de hace un par de semanas?,

¿dónde estaba la facilitadora del proceso, Beatriz?, ¿era una facilitadora Ulises o era una facilitadora de cuarto nivel?, ¿dónde estabas tú, eres una facilitadora Ulises o de cuarto nivel?,

¿dónde andaba yo, en una emergencia del yo o dando por el saco al grupo, e impidiendo que se desarrollara el temario, y dificultando el proceso de apreHendizaje, que es de lo que se trata?,

porque el proceso, en dragon dreaming, como en la vida, como en la formación del color, surge del baile del sí y del no, que tienen el mismo valor, pero, qué curioso, la facilitadora del tercer nivel no quiere lidiar con el conflicto, lo aparta,

y se vuelve al nivel Anguita, “programa, programa, programa,” toda la gente muy contenta, porque su alma oveja, tercer nivel, no tiene que cuestionarse nada relativo a la identidad, ¿qué será eso de lo que hablan los libros esotéricos?,

qué buena facilitación que nos ayuda a cumplir el programa, nivel 2, evitando el conflicto de este ser irredente, porque  el jodido no se va a rendir, está dale que te pego en el desarrollo y ejercicio de su libertad personal,

una libertad que, voy a decírmelo en alto para que no se me olvide, es la aspiración del ser humano, conquistar el amor, desde la libertad, ¿o era conquistar la libertad desde el amor?

   así lo vimos…

gracias, Alberto, por tan interesante tema en el cierre de este proceso de 7 emociones, en el que 7 personas se juntan a conocerse, nivel 3, y a desarrollar cuál es la identidad propia, nivel 4, y la identidad del proyecto que quiere emerger.

en uno de los viajes Alberto me cuenta el miedo (rojo) que siente ante la posible incursión de un troll externo, uno de esos rompe-eventos que surgen aquí y allá, en eventos de un signo y de otro,

y pienso que deberíamos tener un plan, un plan anti-trolles,

y puesto a pensar en el desarrollo de la identidad, lo que pasa en mi casa y en mi familia, pienso que muchas veces la enfermedad no está fuera, sino dentro, y es posible que también surja un troll interno, creo que deberíamos tener también planes,

y esto lo cuento muy bajito, para que los que se acerquen a nosotros no se enteren, pssshhhhhhh, que también tenemos planes ante los trolles que pueden acercarse al grupo y atentar contra el grupo desde dentro.

en el taller hablamos de cuatro características a considerar para el desarrollo de equipos radiantes (no grupos ni pandas), un poco de la teoría que recibo de Luis Espiga, y que estoy testando en este mundo tan divertido en el que elijo vivir,

a saber:

  • la comunicación desde el corazón,
  • la confianza en las capacidades de las personas integrantes del grupo (no las ya desarrolladas, sino en potencial, porque confiar en lo que ya está y es evidente o manifiesto para todas no es confiar, es re-conocer),
  • la forma resolución de conflictos, toma, qué curioso, como arriba,
  • el sistema de toma de decisiones,

y les propongo que hagan un test, ¿cómo estoy yo en esos cuatro aspectos?

Gaizka, ¿qué hacemos cuando detectamos que una bestia o un troll está rompiendo la presa que estamos construyendo?, ¿compartimos, comunicamos desde el corazón, yo no he visto nada, o nos vamos al buen rollito y al desarrollo de la relación particular?

y seguimos hablando animadamente en el coche, camino de casa, un coche ha salido de BIO, otro de MAD, otro de ZGZ hace 2 días, y 3 coches vuelven a sus puntos de partida, en un viaje en el que las personas no son las mismas,

una pequeña TRANSformación se ha dado en su interior, creo que de eso se trata.

en la conversación de vuelta a casa, quién sabe por qué, surgen los piratas, el ánimo festivo y el alcohol me llevan al caribe, John Sparrow mediante, y me acuerdo de este aguerrido grupo de seres que se permiten todo,

saquear, robar, matar y violar, así es el mundo viejo, en el que sólo una acción está castigada con la muerte, en forma de vista panorámica del mar, desde una pasarela, no, no es la Cibeles, plagado de tiburones,

tal vez tenemos que plantearnos qué hacemos en el mundo nuevo con los trolles que se acercan al proyecto, y lo intentan socabar, a lo mejor no van a poder con la identidad de la cosa, eso espero, desde sus miserias y sus miedos.

en Munitibar se reúnen Gaizka, Montse y Alberto, las 3 cabezas visibles hoy de un proyecto emergente en 3 focos de actividad, 3 ejemplos de un nuevo mundo que dibujan un triángulo, o un círculo, o una U,

todo depende de nuestros gustos, usos y costumbres, a la hora de dibujar .

el futuro emerge es un proyecto que traza una línea de investigación acción en el liderazgo colaborativo, liderazgo que se desarrolla en el siglo XXI, y en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas,

un movimiento del que tú también puedes ser parte.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

y el Euskalduna de pie le pide a Rozalén “beste bat”

esta vez no voy a poder saludarle a Biotz, que está en algún sitio de este espacio precioso, el palacio Euskalduna de Bilbao, seguramente el mejor palacio Euskalduna del mundo, no iba a ser menos, que para algo estamos en Bilbao,

ya que llegamos tarde, es mi manía de meter en la agenda una cosa más, y de ahí venimos, de apurar la jornada de tarde, en el primer proceso de facilitadores de 7 emociones, que corremos en el balcón de Bizkaia, en Munitibar, en casa Garro,

ya que vamos a salir antes de tiempo, corriendo en la última canción, eso espero, Girasoles, el espectáculo además de bonito, bueno y verdadero, ha sido sensible y generoso,

y Rozalen responde al atronador y generoso “beste bat” (otra más) que el público reunido hoy en Bilbao le brinda, un público que tiene fama de ser muy buen crítico, una parroquia culta, cuando hablamos de toros, de fútbol y de canciones,

a esta gente le gusta caminar, comer y beber, hacer deportes y cantar, y es un pueblo duro con la mediocridad, y largo, muy largo con el arte, y lo que acaba de presenciar es el espectáculo de una artistaza, y de un grupo que el acompaña, que suena fenomenal,

no es extraño que unos y otras no se quieran marchar, sólo nosotros hemos llegado tarde, y sólo nosotras nos vamos a marchar despavoridas, la siguiente nos espera, hoy celebramos que mi madre cumple 52 años de vida,

y vamos a llegar justo a las 11:15, hora en la que sale de su vientre, por no hacerlo más gráfico, su primer hijo, en una cena que va a ser un poco como nuestra propia vida, un poco de esto, un poco de aquello, y un mucho de lo de más allá.

   así lo vimos…

en el taller de 7 emociones comparto una de mis creencias más absurdas, los niños elegimos a nuestros papás y a nuestras madres, una creencia que además de absurda mucha gente piensa que es infundada,

pero que a mí me sirve para preguntarme, de vez en cuándo, ¿para qué he elegido yo así?, una pregunta de poder, tan distante de esa otra que la gente normal acostumbra a hacerse,

¿por qué me habrá ocurrido esto a mí?, mucho más cercana a la víctima,

y me acuerdo que tengo un ejercicio pendiente en 7 emociones, una encuesta de entrada que me permita hacer una auto-evaluación de mi nivel de responsabilidad al principio del proceso, y al final,

para poder sacar una foto del antes y el después, del principio y el final.

quién sabe por qué voy a evitar introducir hoy en la entrada una foto del concierto, y una canción de Rozalén, eso me lo voy a permitir dudar hasta el último momento, tal vez me ayuda youtube, esa biblioteca de los videos,

y me voy a un bote de cayena que compramos en la tienda del pueblo, un espacio en el que somos claramente forasteros, y que nos cobran a su precio, 70 céntimos, qué bonito,

un 7, como 7 emociones, y un cero, como los círculos en los que pretendemos re-crear las organizaciones sin centro, unas organizaciones en las que el respeto está presente, y en el que nos tratamos todas como iguales,

y pienso en lo honrado que es este pueblo, el pueblo vasco, un pueblo rudo, duro, muy poco diplomático, claro, aquí, tan cerca de las montañas, nunca hubo corte, y las verdades las encuentra la gente en sus campos, en sus animales, en sus relaciones,

y me siento orgulloso de ser parte de este pueblo tan hosco a veces, tan sincero, casi siempre, en proceso de evolución, necesaria, y de haber elegido a papá y a madre, mamá y padre, aita y ama, en este proceso de evolución,

y conecto con este ejercicio que acabo de proponer al grupo, pocas horas atrás,

gracias, aita / ama, por todas las cosas tan bonitas que tenéis, y que son un regalo a veces no visto en mi niñez y en mi juventud, es que el pez muchas veces no es consciente del agua,

gracias, ama / aita, por todas las cosas tan bonitas que os faltan, y que no me habéis podido dar, claro, cómo me las vais a dar si no las tenéis, ¿no?, porque forman parte de mi camino de desarrollo personal.

me paso buena parte del concierto de Rozalén mirando al techo, quién sabe por qué a veces miro a sitios tan raros, ¿a quién se le puede ocurrir mirar al techo cuando es tan interesante el juego de luces, los bailes y las coreografías del escenario?,

y observo bailes de sombras preciosos, hay muchas, de diferentes colores, luces y sombras en el techo y en el escenario, al fin y al cabo eso es el color, el baile de la oscuridad y la claridad con la ayuda del órgano sensorio humano,

bailes del rojo al violeta,

quién sabe por qué hoy me subyugan estas curiosas sombras rojas, ¿será que le he visto a alguien, espejito, espejito mágico, quién es más bella que yo en este reino, incrustado en la energía del miedo y del no soy, y en la energía del no es posible?

es domingo por la mañana, y me pregunto qué me va a regalar el día de hoy, y qué le voy a regalar yo, mientras repaso los temas pendientes de este proceso en el que tenemos muchas cosas que cerrar, quizás demasiadas,

tal vez para hacer un taller de facilitación, con pausa, con cariño, necesitamos 5 días en vez de una semana, lo empiezo a percibir así, no hay tiempo para todo, y hay cosas que se van a caer, sí o sí,

porque no nos caben el coaching circle, la abundancia, los procesos de acreditación de facilitadores (ejem), el nexo de las 7 emociones con el mundo corporativo (teoría U y reinventar las organizaciones),

el turismo local (urdaibai margen derecho, Santimamiñe, Oma, Laga, e izquierdo, Mundaca, lleno de caca, Bermeo, Gaztelugatze, reconvertido en Rocadragón con la presencia de Jon nieve y la madre de ragones, la reina del miedo),

la comida, la re-capitulación de la jornada de ayer, la re-capitulación de cierre, … según lo enuncio me empiezo a marear, seguramente voy a hacer lo que aprendí hace años, en mi tiempo de auditor de AENOR,

darle sin parar, intentando meter una cosa más, y suene el gong, momento en el que el boli se cae, y sólo queda tiempo para un abrazo y la despedida, seguro que nos volvemos a ver pronto, caminante,

porque no hay camino, se hace camino al andar, tararí, tarará.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, que no de inteligencia, creative commons, inspirado por la teoría U del color y la teoría Scharmer de Goethe, ¿o era al revés?, que compartimos desde este enlace.

 

el deporte necesita ejemplos como el de Salah (el rey de Egipto)

re-conozco que sé de la biografía íntima de Salah lo mismo que de métodos asistidos en la reproducción del salmón del norte, nada, o prácticamente nada, es la verdad, pero hay algo en este titular que captura mi atención de pasada,

Salah, el rey solidario de Egipto,

y en las pocas líneas en las que se desarrolla que me dicen que hay algo de verdad en este chico, y que vive las dos grandes leyes sobre las que se sustentan la abundancia en esta vida, voy a copiar textualmente,

No se le conocen grandes lujos en su vida diaria. Él prefiere hacer labores sociales y ayudar a los más desfavorecidos. Son frecuentes sus donaciones a hospitales, centros de rehabilitación, escuelas y casas religiosas en Nagrig.

porque Salah, aparte de ser rico, claro, es futbolista de la Premier, esto es como ser gladiador con amplias cotas de libertad / sin tener que morir este fin de semana o el que viene en estos tiempos modernos, así yo también, dirás,

este es el primer elemento, es capaz de generar más,

es austero, “no se le conocen grandes lujos en su vida diaria”, y prefiere hacer otras cosas, labores sociales y ayudar a los más des-favorecidos, no olvidando su origen, tararí tarará,

este es el segundo elemento, necesitar menos,

y es muy fácil de ver, al menos así me lo parece, porque cuando conectamos con la magia de un mundo abundante, y en nuestra capacidad natural de generar más, una capacidad que nos rodea por doquier,

no hay más que ver lo que está lloviendo esta primavera, cuánta agua, y lo fresquita que viene, cuánto frío, y la de flores que van a brotar, cuánta vida, la abundancia nos rodea a nada que salgamos del cemento, ahí crecen pocas cosas,

y con nuestras capacidades que nos ayudan a depender menos de iguales o mayores ingresos en el futuro, ahí está una de las claves de la resiliencia, ya que no gasto tanto cuando ingreso más, con lo cual dejo de ir pillado,

se generan bolsas de abundancia, que si estoy sano puedo compartir, por medio de esta receta sencilla, capacidad de ingresos alta, necesidades derivadas de mi forma de vida comparativamente bajas,

éxito financiero, e independencia (libertad) de entidades de crédito, lalí, lalá, la receta parece sencilla cuando eres rico, futbolista de la premier, pero es igual de sencilla cuando trabajas en la ventanilla de un banco o de un lineal de alimentación.

   así lo vimos…

en las franjas de ingresos bajos, la primera parte de la ley se hace terriblemente difícil de aplicar, ya que nuestra mente entra en una dinámica de escasez, que viene a ser como sigue,

como siempre ando pillado, nunca me sobra dinero, tengo que trabajar muchas horas para sobrevivir, no elijo en qué trabajo ni me desarrollo, mis capacidades están poco diferenciadas, soy sustituible, mi salario horario es más bajo,

todas mis horas y más son necesarias para la supervivencia, a nada que gaste un poco, el universo parece confirmar que no me llega, nunca tengo suficiente, estoy acongojado, si dejo de pagar el banco me quita lo poco que tengo,

la casa sobre la que he pedido una hipoteca, y tengo menos, el propio miedo a perder me tiene atado a una vida de escasez, de penuria, no invierto en mí misma, en mi formación, en mi desarrollo, sigo siendo una persona no diferenciada en una jungla,

entiendo el concepto del pan y el circo, pero, lejos de la imagen del gladiador, vitoreado y famoso, estoy muy cerca de ser carne “barata” para los leones, o para las hienas, tanto da.

en un mundo progresado no hay tantas diferencias entre los que tienen, que hoy en día tienen demasiado, y son en general bastante in-solidarios, y los vamos conociendo según van siendo procesados por evadir impuestos al fisco,

léase Xabi Alonso, Messi, Marcelo, Alexis, Ronaldo, la lista es demasiado larga, y por su participación en casos y tramas de corrupción, aquí cambiamos de lista y pasamos a cargos y puestos políticos, y el partido de turno en el poder,

ahora PP, luego PSOE, ahora PP, luego PSOE, un juego que se va a repetir cuando cambien los partidos en el poder, ahora ciudadanos, luego podemos, ahora ciudadanos, luego podemos,

uy, se me olvida que a podemos no les van a dejar gobernar hasta que sean dóciles, bueno, van en camino, tiempo al tiempo, casi me derivo de la línea de pensamiento, ¿verdad?,

en un mundo progresado no hay tantas diferencias entre los que tienen, que hoy en día tienen demasiado, y los que tienen menos, por lo que ambos, los del mucho, que ya no es tanto, y los del menos, que ya no es tan poco,

tienen, cuando han aprendido a vivir de una forma un poco más austera, bolsas de seguridad, pero estas bolsas son cada vez menos necesarias, porque todas las personas a nuestro alrededor nos pueden ayudar,

los tejidos relacionales son ricos, las relaciones son fértiles, nos sentimos arropados porque arropamos, nos sentimos capaces porque hemos tenido tiempo para progresar nuestras capacidades y dones naturales,

hemos ahorrado dinero, que se ha convertido en tiempo y libertad, que nos ha facilitado nuestro desarrollo personal y en grupo, somos seres diferenciados y valiosos, en una enorme red solidaria,

y no nos acordamos cómo empezó todo, en algunos casos ingresando más, en otros gastando menos, en otros dejando de acumular para quién sabe cuándo, una situación que tal vez nunca llegue,

porque se ha extendido en mi vida, hoy, ahora, el bien estar.

en su última gesta en el coliseo, Salah, jugador del Liverpool, y por lo tanto rojo, tumba al todopoderoso Manchester City, otrora un equipo sin prestigio, hoy en día en la cima del mundo mundial, gracias a los petrodólares,

si te fijas el sub-suelo es terriblemente generoso también, no solo pasa con la primavera, también son generosos el sub-suelo, el mar, el aire, convertido ahora en oxígeno y luego en viento, hay infinita energía renovable, qué buena noticia,

petrodólares, ya estoy de vuelta, hola, que sirven para pagar el talento de Guardiola, el nuevo mago del futbol, convertido en tiki-taca, hasta que le tumban a golpe de ariete, o de picotazos de mosquito, muchas gracias, Salah, por tus sutiliezas,

la magia del fútbol está aquí, que no siempre gana el más rico, el club más azul clarito, y a veces gana también el rojo.

en el código de colores de 7 emociones el rojo representa la energía del miedo, del no soy, del proletariado, que forja su vida a base de sangre, sudor y lágrimas, como en las minas, no sé si te suena de algo,

rojo como el cuasi – extinto partido comunista, como el PSOE, rojo como el comunismo,

y el azul clarito representa la energía del orgullo, un orgullo que en su vertiente buena es un orgullo humilde, que abre las puertas a la colaboración, y en su vertiente tenebrosa es un orgullo pendenciero y chulesco,

que amasa plusvalías del trabajo y de la corrupción, del sudor de las otras personas, con descaro, con total indiferencia del reguero de dolor que causa en las clases des-favorecidas,

azul clarito como no me acuerdo qué partido político ni qué club de fútbol, antagonista tradicional del partido rojo y del club de furgo rojo.

si me das a elegir, de mayor me gustaría encontrarme con la energía positiva del azul clarito, pero con la buena, la del orgullo humilde, un orgullo raro, yo soy la pera limonera y sólo yo sé lo que me ha costado estar aquí,

y no me olvido del camino, y te miro, y entiendo que tú también estás ahí, en un punto del camino, en medio de tu desarrollo personal, sí, yo soy la pera limonera, … y tú también.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace,

hoy ilustrado con la fábula de David y Goliath, con la ayuda de Salah.

 

injusto no, lo siguiente

leo un artículo de opinión en el correo mientras mis amigos juegan al mus, hoy hemos organizado un mus a 5, atraído por esta imagen del círculo, no lo puedo evitar, me encantan los triángulos y los círculos,

un artículo en el que habla de lo apropiado de un discurso evidente, lo que pasó con el terrorismo en el País Vasco fue injusto, hecho no suficientemente reconocido por la izquierda abertzale vasca,

y pienso que, lo contemos como lo contemos, no fue injusto, fue lo siguiente, fue una auténtica barbaridad, y es más, no fue algo que pasó por ahí, fue algo que en buena medida nosotras propiciamos,

la izquierda abertzale vasca y la derecha abertzale vasca, sí, el lehendakari debería haber dicho fuimos injustos, porque no es algo que ocurrió sin más, yo pasaba por ahí, y no me enteré de nada,

porque probablemente aita, y ama también, formaron parte de ese nutrido grupo de personas que pensaron un día que “algo habrán hecho”, enseñando esa forma torcida y torticera de pensar a sus hijas,

creando una densa sombra sobre la figura de las personas que sufrieron el terror en sus carnes, y sobre sus familiares, “algo habrán hecho”, qué frase más dura, que resuena en mi interior inconsciente, yo también lo pensé un día,

y me da pena que haya una parte contratante que a día de hoy no quiera ni siquiera reconocer lo obvio, la injusticia que cometimos sobre la otra parte, de la misma forma que nos quejamos de la injusticia que sobre nosotras se cometió.

   así lo vimos…

la rabia es la emoción que toca ante la injusticia, de color amarillo, como la bilis, porque la rabia toca cuando hablamos de restablecer la justicia, pero la rabia no es una emoción de destino, sino de paso,

algún día contactaremos con el orgullo bueno, humilde, que nos permite enunciar ese yo soy, estación de tránsito hacia la comprensión, yo soy tú, y hacia el violeta, con el que somos capaces de traer lo nuevo, juntas, tú y yo,

en un paseo que nos lleva de la revolución, con erre, a la evolución.

entender los fundamentos del mal trato es un paso previo para entender la evolución de nuestras vidas al buen trato, y es parte integrante de los fundamentos que compartimos desde 7 emociones,

con la magia del tres, con las 3 visiones, la diurna, la nocturna, y los cambios de visión, con las 3 escuchas, y con los 3 caminos de salvación y sanación, 3 caminos que convergen en 1,

porque en última instancia todo lo que vive fuera también mora en mi interior.

el púrpura acoge hoy la imagen del círculo, un color que se crea cuando ponemos cerca el violeta (al acción conjunta desde la comprensión) con la energía del miedo, y el terror es la expresión máxima del miedo,

tal vez por eso el círculo está todavía patas arriba,

un color que habla bien clarito de dónde estuvimos y dónde estamos, tenemos que reconocer cuán injustas fuimos para poder dar un paso más en esta evolución necesaria, en este ejercicio de sanación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

y en un momento de la vida tenemos la fuerza, la entereza y el coraje para decir “no hay mus”

me acuerdo de Claudio Naranjo, y de la entrada titulada “descendientes de tribus guerreras”, en esta mañana en la que me siento que para mí no es extraño que la familia sea una extensión del mundo externo,

y que el mal trato que se da en muchos de nuestros hogares sea una extensión del mal trato que campa por doquier, en el trabajo (tripalium en vez de desarrollo laboral), en cualquier organización social, y por qué no, en el cole,

y en unos procesos de aprendizaje que tienen mucho de aleccionamiento, adoctrinamiento y de culturización, hay autores, no pocos, Miguel Ruiz, Osho, que hablan de procesos de amaestramiento, ahí es nada,

no es extraño que en una relación de des-igualdad, porque el  niño no tiene el mismo poder ni las mismas capacidades que sus padres, por algo está en desarrollo, y no va a completar un primer ciclo de madurez hasta los 21 años aproximadamente,

no es extraño que en estas relaciones de des-igualdad, el universo familiar se cree a imagen y semejanza de papá y mamá, que en muchas ocasiones tienen un porcentaje mayor de padre y madre que de papá y mamá,

y aquí utilizo intencionadamente la letra erre, de padre crítico, una erre que está tan lejos del amor incondional que requieren el bebé y la niña,

y no es extraño que a base de repetición la enfermedad se perpetúe en la casa, a tal grado que hace falta en más de un caso llegar a la segunda madurez, 21*2=42 años, para ver el juego infame que han tejido alrededor nuestro padre y madre,

un juego infame que les beneficia por los cuatro costados a padre y madre, un juego infame que les salva, y les sitúa donde quieren estar,

a consta de una persona, supuestamente ese hijo o hija al que tanto quieren, al que le van a tildar de díscolo, de des-obediente, de contreritas o contra-sistema, simplemente porque deciden no comulgar con ruedas de molino infumables,

porque esa persona no es, afortunadamente, como padre y madre,

hasta que ese niño, ya crecido, tal vez tiene ya 50 años, es capaz de decir NO a su madre, y explicarle que ese juego perverso que promueve en su casa se va a quedar extrictamente ahí, en SU casa,

que ya no es la mía,

hasta que ese niño, ya crecido, es capaz de decir adiós (a Dios te encomiendo) a la educación (amaestramiento) que madre ha diseñado para él, y darle gracias por todo lo que le dio, y por todo lo bueno que no le pudo dar, porque ella no lo tenía,

un ejercicio que te animo a hacer, 3 características positivas de mamá y 3 características negativas de madre, 3 características positivas de papá y 3 características negativas de padre,

las 3 primeras de cada uno son su regalo natural en tu vida, y las 3 últimas, las de la erre, ésas que tanto te obsesionan y repatean, si todo va bien, se van a convertir en el faro de tu camino de desarrollo personal.

   así lo vimos…

en el ejercicio de mus, quién sabe por qué compro este juego de posavasos de kukuxumusu, pensando en Gorka, mi hijo mayor, 4 reyes son las figuras principales, 4 reyes que puedes observar,

ojalá encuentres las similitudes y las diferencias, ¿te animas a encontrar las diferencias?

¿te animas a jugar?

una de las respuestas de la pregunta es que 3 de las figuras miran a tu derecha (miran a su izquierda) mientras que solo una mira a la izquierda (su derecha), tres dicen mus (asienten), mientras que sólo una dice no hay mus (disiente),

es normal que esa persona que piensa – siente – hace diferente se sienta sola, excluida del clan de los toros, y de este mundo tan bestia que padre y madre han promovido en su casa.

Si consideras que eres una persona sensible, puedes hacer un test de alta sensibilidad, tal vez entiendes que eres una persona que simplemente tiene un umbral diferente ante la bestialidad que casi es norma en este mundo patriarcal, con doble erre.

el miedo bueno es la emoción que nos permite crear entornos seguros, es la emoción que dice ESTO NO, y que pone límites sanos ante situaciones enfermas, y que mantiene los límites sanos en el tiempo, todo el que sea necesario,

un año o tres, unas navidades o dos, o todas las que tengan que venir.

integramos los fundamentos del mal trato (el triángulo de karpman) en todos aquellos procesos en los que queremos desarrollar enfoques saludables, y generadores de salud, con los fundamentos de la escucha y de nuestro mundo emocional,

fundamentos del análisis transaccional que hibridan con la teoría U y otras obras que nos parecen fundamentales en el desarrollo de la conciencia y la salud, en un triple camino de desarrollo personal, de los grupos, de la organización.

la foto de hoy la he titulado el rey solo, quién sabe por qué, y observo cómo, al crear el monigote con la foto, le añado el sufijo -mon, que viene a decir “esto no es así, sino como yo lo veo”, no te lo tienes por qué creer, ponlo en tela de juicio,

y me río al ver que esta imagen, el rey solo que dice “no hay mus”, se llama el rey solomón.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

¿hay mus?

hay momentos en el camino que nos sentimos escasas, a todas nos ha pasado, es como si tuviésemos que elegir entre las copas y los oros, o las espadas y los bastos, es tan complicado…

y hay momentos en los que ese mundo pequeño, cutre, mezquino, se desvanece, y sentimos que hay más de lo que necesitamos en todos los órdenes de la vida, y eso se puede traducir por tiempo, dinero, espacio y cariño,

es una sensación radicalmente diferente,

es la sensación que nos cubre y nos embarga cuando conectamos con la energía del o y con la energía del y, cuando conectamos con las necesidades y cuando nos enchufamos a las posibilidades,

qué fácil es disfrutar la vida con esa energía que nos dice que sí es posible, quién sabe si eso que hoy nos pasa es una realidad nueva o simplemente un día empezamos a vivir como si fuese posible, y volvimos a creer en las posibilidades.

   así lo vimos…

el mus es un juego muy divertido desde el inicio, un juego de mentirosos, en el que con las mismas 4 cartas juegas cuatro juegos diferentes, está claro que para alguno de los 4 juegos no tienes las cartas adecuadas,

se trata, pues, de ganar todo lo que puedes en las que tienes mejores, de perder lo mínimo cuando las tienes peores, y en administrar bien las leyes del descarte, que se administra con la palabra mus, algo así como quiero más,

me descarto de varias cartas y veo qué me depara la diosa fortuna… otra vez.

en los posavasos de kukuxumusu, que no son sino una expresión de la amplitud, de tiempo, un paseo por el barrio viejo de Donosti, y de dinero, hoy sí me llega para comprar esta tontería,

una persona pide mus, otra también, y la tercera también, parece que van a jugar con cartas nuevas,hasta que una de las cuatro no concede el mus, con lo que todas juegan con las cartas que tienen en la mano.

no hay mus simboliza la energía de los límites, que también dicen esto no,en una manifestación positiva del miedo, que nos ayuda a no exponernos a relaciones y situaciones que no nos convienen, que son dañinas para nosotras.

para decir esto no la víctima tiene que hacer un esfuerzo enorme, ya que todo en su educación y su vida le lleva a admitir el mal trato, ya sea de mamá, de papá, convertidos en madre y padre, de su pareja, de sus hijos,

y tiene que estar en un estado mínimamente sano, es por ello que tenemos que celebrar ese momento, en el que la víctima empieza a salir de su caparazón, empieza a jugar su juego, que empieza por decir NO a lo que ya no quiere más en su vida,

ánimo, mucho ánimo, que se puede.

observo que el color que le toca hoy a la imagen con la que lanzo el post es el azul claro del orgullo sano, en vez del rojo del miedo, y re-conecto con una idea tonta, si hoy estamos bien es porque un día, tal vez no tan lejano,

aprendimos la magia de decir no a ese juego que tanto daño nos hacía, sí, un día dijimos NO HAY MUS, y hoy podemos celebrar los resultados, preciosos, de esa decisión, y del camino que de esa decisión deriva.

celebro una partida de mus con César, mi pareja de mus favorita, con la que pierdo otra vez ante Dani y Juan Carlos, qué bonito es juntarse con los cariños, y empiezo a imaginar una vida en la que juego al mus, y al no hay mus, y gano,

ya sé, César, que casi no te lo puedes ni imaginar, ¿verdad que tiene que ser la pera limonera jugar al mus y ganar?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

¿qué es lo qué? cualquier cosa más allá de lo que necesitamos

érase una vez que se era, que le preguntaron a Rumi, maestro espiritual persa, allá por el siglo XIII:

¿Qué es el veneno?
– Cualquier cosa más allá de lo que necesitamos es veneno. Puede ser el poder, la pereza, la comida, el ego, la ambición, el miedo, la ira, o lo que sea …

¿Qué es el miedo?
– La no aceptación de la incertidumbre. Si aceptamos la incertidumbre, se convierte en aventura.

¿Qué es la envidia?
– La no aceptación de la bienaventuranza en el otro. Si lo aceptamos, se torna en inspiración.

¿Qué es la ira?
– La no aceptación de lo que está más allá de nuestro control. Si aceptamos, se convierte en tolerancia.

¿Qué es el odio?
– La No aceptación de las personas como son. Si las aceptamos incondicionalmente, a continuación, se convierte en amor.

¿Qué es la madurez espiritual?
1. Es cuando se deja de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.
2. Es cuando aceptamos a las personas como son.
3. Es cuando entendemos que todos están acertados según su própia perspectiva.
4. Es cuando se aprende a “dejar ir”.
5. Es cuando se es capaz de no tener “expectativas” en una relación, y damos de nosotros mismos por el placer de dar.
6. Es cuando comprendemos que lo que hacemos, lo hacemos para nuestra propia paz.
7. Es cuando uno deja de demostrar al mundo lo inteligente que se es.
8. Es cuando dejamos de buscar la aprobación de los demás.
9. Es cuando paramos de compararnos con los demás.
10. Es cuando se está en paz consigo mismo.
11. La madurez espiritual es cuando somos capaces de distinguir entre “necesidad” y “querer” y somos capaces de dejar ir ese querer …
Por último y lo más importante! *
12. Se gana la madurez espiritual cuando dejamos de anexar la “felicidad” a las cosas materiales!

Un bello mensaje que me encontró a mí, el día de hoy, para leer y releer hasta comprender

Gracias, Izaskun, por compartir ..

   así lo vimos…

y me quedo pensando sobre la respuesta a qué es el miedo, esa emoción que nos paraliza, que nos mantiene aterrados en ningún sitio, mejor dicho, en el peor de los sitios, en el territorio del YO NO SOY,

el miedo es no aceptar la incertidumbre,

y vivimos tiempos de incertidumbre, mal tiempo para vivir con miedo,

y la respuesta a qué es el veneno, cualquier cosa más allá de lo que necesitamos,

2 respuestas que tienen telita marinera, qué bueno que ya es viernes, y que podemos aplicar esa docena de respuestas, no una, sino 12, relacionadas con nuestro desarrollo personal.

la teoría U habla de 3 voces con las que tenemos que lidiar, está claro que hoy elijo la voz del miedo, esa voz que hace la gran diferencia en un punto del camino, y que separa lo que tenemos de lo que podemos llegar a ser,

está claro que en un momento hay que dejar ir, para que lo nuevo se manifieste a nuestro alrededor…

y no sé por qué busco una imagen de la colección de la teoría U, quién sabe por qué me viene hoy a la mente la idea de cruzar el umbral, con menos cosas (in-necesarias), más ligerito,

que seguro que más allá de este paso también hay tierra firme.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

más verde y sin residuos emocionales tóxicos

Berdeago es una feria que se celebra en Durango en la que el CIE (el Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco), una asociación sin ánimo de lucro que crece al abrigo de innobasque (Agencia Vasca de Innovación),

una feria que seguramente tiene que ver algo con la ecología (Berde = verde, – ago = más), buen sitio para colar una presentación de ecología emocional, que van a presentar Igor, Platón y Pablo,

qué pena no estar más cerca para compartir este ratito con este grupo de abanderados de este mundo nuevo en el que las emociones sí están presentes en nuestras vidas, con esa idea me voy a la cama,

y no me extraña nada, cada vez me extrañan menos las “causualidades”, sólo me dejo maravillar, que al abrir un libro por la mañana, el Manual del Guerrero de la Luz, de Paulo Coelho, éste sea el texto que me recibe para empezar este día,

Existe una basura emocional: es producto de las usinas del pensamiento. Son dolores que ya pasaron y ahora ya no tienen ninguna utilidad. Son precauciones que fueron importantes en el paseo, pero de nada sirven en el presente. 

El guerrero también posee sus recuerdos, pero consigue separar lo que es útil de lo innecesario, él se desprende de su basura emocional. 

Dice un compañero: “Pero esto forma parte de mi historia. ¿Por qué debo abandonar sentimientos que han marcado mi existencia?” 

El guerrero sonríe, pero no intenta sentir cosas que ya no siente ahora. Él está cambiando, y quiere que sus sentimientos lo acompañen.

un texto que comparto con mis compañeras del CIE, compañeras de emociones, aunque mi favorito siga siendo Pablo.

   así lo vimos…

y hay un día en el que empezamos a limpiar las basuritas emocionales, esos dolores del pasado que ya no tienen ninguna utilidad, mientras observo como mi compañera de camino y de emociones hace precisamente eso,

reciclar emociones viejas y altamente contaminantes, con la ayuda del miedo bueno, una maravillosa herramienta para separar lo que sí es parte de nuestra vida y lo que yo no tiene sitio, ¿o acaso crees que no existe eso del miedo bueno?

por medio de 7 emociones explicamos el mundo emocional, muy especialmente el para qué positivo de el miedo, de la tristeza y de la rabia, las 3 emociones que más nos atan a tierra y a estados de mal – estar y mal – vivir,

para poder transitar poco a poco en una sinfonía de emociones ascendentes, más positivas, de las que también nos gusta hablar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace