y nos volvemos a sentir acompañadas, otra vez

curiosidades de la vida, antesdeayer preparo, en realidad copio y pego, las cuatro leyes de la espiritualidad de la India, cuatro leyes de las que vamos a acabar hablando Isabel, Eva y yo en esta reunión con la que inicia el año, el 3 de enero,

qué curioso que Isabel acabe de recibir el mismo mensaje, que pasa a abrir y comparte con Eva y conmigo, si quieres te dejo con estas líneas, que tal vez te ayudan a cuestionarte hasta qué punto celebras la vida,

y aceptas la vida tal cual se presenta hoy.

   así lo vimos…

“En la INDIA se enseñan las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

La primera dice:
“La persona que llega es la persona correcta”. Es decir, que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotras, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el “si hubiera hecho tal cosa habría sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:
“En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última:
“Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegó a nuestras vidas hoy es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado.

y pienso en esta mañana tan rica, con Maribel, con Eva e Isabel, con Silvia, de vuelta a casa, mujeres que forman parte de la evolución de la conciencia planetaria, que avanzan en este proceso de aceptar lo que la vida nos trae, sin resignación,

en la que seguimos haciendo lo que nos toca hoy, parte de nuestro camino personal, parte de ese camino que vamos tejiendo y que según reza la segunda ley, mira que ésta me cuesta, no podía ser de otra manera.

conecto la fluidez y aceptación de este texto y de esta conversación mañanera con el ejercicio que me propone Maribel, y con esa frase que Rafael, vaya, un chico, me propone desde el ejemplo hace ya unos años, “acepto lo que la vida me trae”,

y conecto con este movimiento, dejar ir, dejar venir, que promueve la teoría U de Otto Scharmer, en ese punto abajito en la U, en el que la voluntad del ego se rinde a una voluntad mayor, una voluntad de la que podemos ser transmisoras, no dueñas,

porque no somos dueñas de la idea, ni del proyecto, ni de la vida que pasa a nuestro través, sino que pasamos a estar embarazadas por la idea, el proyecto o la vida que albergamos, en este continuo proceso de desarrollo y transformación.

…y nos volvemos a sentir acompañadas, otra vez.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

la carta a mi abuelo José

en el ejercicio de tocar diferentes palos y terapias varias para sanar mi transgeneracional, y tras probar con constelaciones familiares y biodescodificación, acudo a la consulta de Maribel, que trabaja con imanes,

y me da una noticia que desconozco, es mi elección sanar a mi abuelo paterno, al padre de mi padre, mi abuelo José, ese abuelo al que llego a conocer pero con el que el trato no es especialmente fluido,

mi padre no tiene una relación fina con él, y casi siempre que vamos a Bermeo nos acabamos juntando con los otros abuelos, con los padres de mi madre, sí, porque la cabra tira al monte, y el hombre normalmente le acompaña,

en realidad mi abuelo José no tiene una relación fina con mucha gente, ni con mi padre ni con mi madre, y no creo a la fecha que tuviese muchos amigos en el pueblo, su mote en el pueblo es José chulo,

porque mi abuelo debe ser más chulo que la pana, que ya es decir, y va a morir cuando yo tengo 9 o 10 años, no lo sabría decir bien, de un cáncer que le lleva al otro barrio más rápido que lento, le tengo que preguntar a ama qué tipo de cáncer es,

y voy a tardar en descubrir en torno a 40 años + que yo vengo a este mundo a sanar esa energía que le dice constantemente al mundo yo soy, yo soy, yo soy, mírame, esa energía que seguramente no tiene los cimientos sanos,

una auto-estima que le acompañe en su día a día, una madre que le muestre el amor in-condicional, porque José, eres válido y bueno tal y como eres, no necesitas tener más, ni destacar más, ni ganar a nadie,

no hay nadie fuera a quien ganar, tal vez lo único que necesitas es contactar con el buen niño que eres, con lo buena persona que eres, con lo bonita que es la gente y la vida a tu alrededor,

tal vez todas venimos con parte de ese dolor inicial, de esa falta de adecuación, porque en un momento de la vida todas nos sentimos, en mayor o menor medida, no adecuadas, no suficientes, no aceptables,

ése es el infierno en nuestra vida, que no nos aceptamos tal y como somos, y desde ahí es bien difícil conectar con lo que hemos venido a ser, con nuestro llamado, con nuestro propósito personal,

y aquí estoy, 40 años más tarde, re-contactando con mi abuelo no visto,

porque es muy fácil hablar y contar historias de nuestra luz y todo lo bonito que nos rodea, es muy fácil hablar de José Tambor y la fiesta y las castañuelas, pero no es tan agradable ni tan usual contactar con nuestras sombras, con nuestra otra intimidad,

y en eso estoy, escribiendo una carta que reconoce a mi abuelo paterno, para liberarlo, escribiendo una carta que voy a quemar, y dejar en un sitio en el que el agua fluya, en el mediterráneo este fin de semana, o en el cantábrico, la semana que entra,

tengo mis dudas, tal vez da lo mismo, porque todas las aguas son parte de una única agua, y lo que vemos como Mediterráneo y Cantábrico, como el golfo del Yucatán o el de Bizkaia son parte de un único agua,

que también vive en las piedras y plantas, en los animales y en las personas, sí, estamos hoy vivas aquí porque compartimos ese agua que es parte de todo, agua de creación, no sé dónde vayan a parar las cenizas, tanto da,

pero en cualquier caso me voy a reservar un rato para pegarme un chapuzón en Aritxatxu, esa recóndita playa en Bermeo, tierra de mis padres, tierra de mis abuelos y ancestros, a la que acostumbra a acercarse José, a él le gusta pescar,

para entrar en contacto íntimo con la mar, y con esa gota de agua infinita que vive aquí y allá, en un ejercicio inenarrable de libertad, también en ti y en mí.

   así lo vimos…

en el proceso de reconocer y liberar al otro nos reconocemos y nos liberamos a nosotras mismas, de eso se trata, de la misma forma que es verdad su contraria, aunque a veces no la veamos,

en el proceso de juzgar y criticar al otro nos juzgamos y nos criticamos a nosotras mismas, y el juicio y la crítica pasan a ser parte de mi yo soy más íntimo, tal vez es por eso que de vez en cuando sea tan necesario soltar.

camino del sur-este o del norte, tanto da, agradezco este pasito, que tal vez me ayuda a abrir la vida es fácil, ese texto que está esperando ese punto de congruencia, también puedes llamarle verdad, siempre necesaria, para ver la luz,

me vuelvo a levantar de madrugada para escribir estas líneas, y las siguientes, esta noche he tenido una especie de ajá con varias características con las que le he querido vestir a mi ser adulto, como a mi abuelo José,

pero que son parte del niño natural, que todas nosotras necesitamos desarrollar en nuestro día a día, esa criatura que sólo le pide permiso a sus padres para que le dejen jugar, otro ratito más.

en el proceso de promover el desarrollo del alma consciente, una forma como otra cualquiera de nombrar nuestro desarrollo personal y profesional desde la conciencia, promovemos el 3ple camino,

o lo que viene a ser lo mismo, en otras palabras, el desarrollo consciente de 3 formas de estar en el mundo que viven en mí, por medio de el niño natural, la madre protectora y el Ser adulto, y el conjunto de características que tienen asociadas,

3 juegos de características para el buen vivir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

gestionando y TRANSformando conflictos (trabajo de procesos / process oriented psychology)

me siento a revisar los últimos conflictos de los que he sido parte, en procesos de facilitación de talleres a los que he asistido, y en procesos relacionales con los facilitadores, así como en procesos relacionales con amigas,

y siento en mis propias carnes la importancia de revisar esta dinámica en la que tanta gente raspa, ¿será, cómo en el chiste del padre con los hijos conduciendo en dirección contraria, todos los coches vienen de frente, que el que raspo soy yo?,

y en eso me encuentro, en esa revisión en la que mirando fuera acabo mirando dentro, que me topo con este vídeo relacionado con la transformación del conflicto por medio del trabajo de procesos, o la psicología orientada a procesos,

un vídeo largo, de una horita, en el que me voy a sumergir, y que voy a disfrutar, el vídeo tiene capas, y se nos explica de dónde surge esta metodología, que integra fundamentalmente 4 fuentes,

  1. un mucho de psicología jungiana,
  2. un  bastantito de física cuántica,
  3. un tanto y de chamanismo,
  4. y un poco de homeopatía,

una metodología que pretende ser transpersonal, holística y multidimensional, ya que abarca el nivel personal, con la experiencia interna, el interpersonal, y el grupal, 3 niveles de nuestra construcción y desarrollo personal,

y que busca apoyar el diálogo entre la diversidad interior y exterior, en un proceso de vivir bien, en el que saber amar es importante, y en el que Ana nos recalca la importancia de la calidad y la textura de nuestra presencia,

en nuestro estar y en nuestras relaciones sociales,

en el que acogemos el conflicto, como lo hace la homeopatía, amplificándolo, para que se pueda resolver, porque nada vamos a conseguir en la evitación, porque en la evitación el conflicto se hace pesado,

un conflicto para el que no forzamos la resolución, cada conflicto tiene sus tiempos, es importante que mantengamos el conflicto como cliente, que lo sintamos, y que sepamos observar, des-apegado de la experiencia, mira lo que me está pasando,

qué complicado es sentir el conflicto en una y verlo desde fuera, un conflicto que existe en los grupos y en las organizaciones, al igual que ocurre con las personas, en 3 niveles, qué bueno que aparece la ley del 3,

  1. a nivel estructural,
  2. a nivel subjetivo,
  3. y a nivel de esencia,

de los cuales me llaman especialmente el nivel subjetivo (nuestros sistemas de valores, los sueños), y el nivel de esencia (o de inspiración, donde residen nuestros valores más profundos, ese cuerpo de vida que nos aporta nuestra esperanza última),

ese tercer nivel que tiene que ver con nuestro significado, con nuestro llamado, con nuestro motivo último de estar aquí, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, un nivel que nos puede llevar toda una vida desgranar,

y que duerme abajito en la U (es el punto que duerme abajo en la teoría U de Otto Scharmer),

y sigo escuchando lo que pasa cuando aceptamos el conflicto como una forma de entrar en congruencia, sí, seguramente de eso se trata, de que nuestro ser se encuentre, y que nuestro pensar – sentir – hacer sea un reflejo de lo mismo,

de ese Yo soy que busca su camino de expresión en el espíritu del tiempo, que nos trae sus propios retos, entre los cuales está dónde ponemos la mirada, en el mundo del tener o en el mundo del ser.

   así lo vimos…

en el ejercicio de observar y respirar lo que escucho ayer, y de buscar una imagen en internet que refleje el conflicto, o la lucha de contrarios, encuentro una imagen del ying y el yang, de la noche y del día,

pero conecto con otra, personal, un dibujo que tengo grabado sobre una pizarra en mi casa, sí, qué divertido cuando tenemos un espacio para pintar y dibujar en nuestra casa,

con las 7 emociones, 7 emociones que hablan del baile de la luz y la oscuridad, reconvertidas en luz de sol y luz de infinito, 3 emociones del mundo del tener, 3 emociones para el desarrollo espiritual,

con el amor, que no es sino nuestra intención, la mejor u otra no tan buena, para hacer la balanza, y encuentro ese espacio en el que lo que estoy viviendo es una especie de vacuna, o un remedio homeopático,

es difícil explicar a otros lo que no necesito vivir, o lo que no vive en mí, por lo que agradezco el conflicto que reina en mi alrededor, como reflejo del mío propio, en mi interior,

con mi hermana, con mi madre, con mis dos hijos, con Lilian, Mery, Montse, Paula, qué divertido, la mayoría de mi mundo es femenino, tal vez hay una lectura ahí que puedo utilizar en el tiempo por venir.

apuntes mentales para hoy – agradezco el conflicto – lo reconozco – lo acojo – le doy su tiempo – lo siento y lo observo – una tercera fuerza va a aparecer cuando sea su tiempo – en mi interior (en mi calidad interior y en mi textura) y a mi alrededor.

vivimos negando los conflictos, no es extraño que se hagan grandes,

hasta que algo cambia en nosotras,

cuando podemos aceptarlos,

cuando les damos la bienvenida,

y empezamos a bailar con ellos,

te siento y te veo,

como bailan la luz y la oscuridad, 

en este baile eterno que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la toería U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

 

supermaSomenoS casi se muere hace 7 años en la media MAD

haciendo un poco de orden en un armario, un ejercicio nunca suficientemente bien ponderado, todas deberíamos hacer orden más a menudo, porque así está nuestro mundo exterior así está nuestro mundo interior,

y generalmente es más fácil hacer orden en el mundo de las cosas,

me encuentro con uno de esos cachibaches que tienen una lectura profunda en mi vida, una cartera que me dan en la media maratón de MADrid hace 7 años, porque yo nunca he estado más en forma que hace 7 años,

una prueba en la que supermaSomenoS se acerca con la actitud de Superman, el pobre hombre realmente estaba des-esperado, sin mayor esperanza en el futuro próximo, veía la que se le venía encima,

a supermaSomenoS también lo divorciaron al de poquito,

esa prueba en la que supermaSomenoS escucha una voz, la incorrecta, y toma una actitud, la incorrecta, y trata de ser otra cosa que no es él, y se lanza a correr como un poseso,

una prueba en la que va a tener un mareo del carajo, menos mal que no estaba volando a 2000 metros de altura, estaba corriendo, a ras del suelo, la maratón de MADrid,

un evento del que guardo este recuerdo, que aparece en el ejercicio de hacer orden en un armario, sí, re-conozco que es mentira, es muy difícil hacer orden en un armario, cuando te pones siempre acabas re-ordenado dos o 3,

una cartera que me ayuda a re-cordar, traer al corazón, ese instante de mi vida pasada, hace 7 años, en el que estoy corriendo como un poseso para no mirar lo que ocurre a mi alrededor, en mi casa, con mi pareja, en mi trabajo, con mis proyectos,

una cartera que abro, llena de electrodos, un recuerdo de cómo acabamos cuando negamos la realidad, cuando nos excedemos en nuestras capacidades, cuando corremos una carrera que no es la nuestra,

una cartera que voy a utilizar, en este ejercicio semi-periódico e intermiente de hacer un poco de orden a mi alrededor, ahora sí, ahora no, para guardar cachivaches del camino, tal vez me sirve, sí, para guardar tarjetas de visita,

para acordarme dentro de 7 años de todos esos sitios por los que pasé, ahora ya más atento, menos des-esperado, la esperanza ha vuelto a mi vida cuando he contactado con lo que soy, y con la atención de lo que ocurre a mi alrededor

y en mi interior.

   así lo vimos…

si quieres leer de otra forma este episodio de supermaSomenoS, tienes que viajar al principio de este espacio, a dos entradas que cuentan, de aquella manera, lo que sucedió en la media maratón de MADrid, aquel desmayo monumental,

y que aprovecho para contar un cuento, no hay mejor forma de vender un proyecto o una ilusión que contar un buen cuento, si es posible que sea personal y verdadero,  las pyme sucumben en la media maratón de la RSC,

y de lo que va a pasar dos semanas más tarde, en la maratón completa MAD MAD MAD, en otra entrada titulada, hay que ver qué títulos más extraños, “éxito de las pymes en la respetuosa maratón de la vida”

en este ejercicio de hacer orden en los armarios y en el ordenador, y de echar una mirada hacia atrás, me encuentro buscando en slideshare, hay cosas que encuentro ahí y me es imposible encontrar en mi equipo, 7 años después,

esta presentación en la que utilizo la historia de la media maratón, y de la maratón completa, para presentar el programa RS PYMES con Mar Aguilera, de fundación Alares, cuídate mucho, Mar,

con la ayuda de supermasSomenoS, encarnado en la figura de ficción Jack Sparrow, ese pirata loco que tanto me gusta, qué le voy a hacer si no lo puedo ni lo quiero evitar, sí, yo de mayor también quiero ser como él.

en este ejercicio de re-capitulación observo que de las 33 presentaciones que he subido a slideshare, la primera, hace 5 años, está relacionada con este recuerdo, y con esta presentación, que ocurre hace 7 años,

y la última, porque la vida continúa cuando supermaSomenoS no se muere, el tran tran del tres y los fuegos artificiales, hay que ver qué titulos más raritos, relacionada con el último proyecto en curso, el futuro emerge, la he subido ayer.

el azul clarito, el color que abre las puertas al liderazgo colaborativo, gracias a la emoción del orgullo humilde, el orgullo sano, enmarca hoy el bolsito de los electrodos, sí, no puedo dejar de sentirme orgulloso de este episodio,

una vez que he conseguido asimilar que hoy soy lo que soy también por mis errores, y que, me ponga como me ponga, en el corto plazo no vemos un carajo, yo tenía que pasar por ahí.

si hoy me preguntan qué cambiaría en mi vida para que mejorase un muchito, yo cambiaría mi campo de atención, que me permite escuchar y conversar de otra forma con todas las personas a mi alrededor,

por eso estoy tan contento, al ver cómo está emergiendo el programa de las 3 escuchas, y el 3ple camino de desarrollo personal, de los grupos y las organizaciones, por medio del proyecto y la app “escuchar es amar”.

por cierto,¿tú te escuchas?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

2 años más allá del más acá

me junto a celebrar con Pedro en la Bohemia que dos años no son nada, sobre todo después de que los has pasado, en una celebración contenida, una cerveza y una hamburguesa, que hoy pago yo, así es la vida,

después de haberme juntado con Miguel, compañero de andanzas de Pedro y de Yolanda, arquitectos de formación, que hace dos años empiezan a buscar una persona que les ayude en su actividad de tasaciones,

y me acuerdo de esa reunión, sentados en esta misma mesa, Pedro, Silvia y yo, cuando Pedro comenta que van a buscar una persona que les ayude en la actividad, y Silvia me mira, hay miradas que lo dicen todo, hay miradas que atraviesan,

Mikel, ¿por qué no te ofreces tú?,

y no dejo esa mirada en paso, voy a tardar sólo un día para llamarle a Pedro y ofrecerme, hay veces que el trabajo tiene mucho de desarrollo personal y hay otras muchas en las que tiene bastante de alimenticio,

y hoy agradezco estos dos años en los que adoptando esta actividad alimenticia, haciendo lo que no quiero, y alejándome de lo que supuestamente quiero, pago un peaje necesario, el peaje del orgullo arrogante, el malo,

y me pongo realmente a disposición del universo, para que sea lo que sea, ya sé que es difícil de entender, también lo ha sido para mí, a veces el camino se forja por la senda del sí, otras por la del quizás, y otras por la del no,

todo parece indicar que esta vez la senda ha sido la del no,

y celebro con Pedro, tras agradecerle a Miguel en su despacho en Madrid su ayuda, tan generosa, ya sólo me falta Yolanda, estos dos años de desierto, en los que he descubierto que en el desierto también hay agua, y se puede vivir,

un descubrimiento que me va a acompañar allá donde vaya, ahora ya puedo hablar desde la experiencia, mucho más allá de la teoría, de la resiliencia, y de un camino labrado gota a gota, desde el corazón.

   así lo vimos…

muchas gracias, Pedro, Miguel, Yolanda, por ayudarme a labrar los cimientos de mi casa, muchas gracias, Silvia, por esa mirada que separa a una persona que quiere hacerse el tarugo de una persona que toma las riendas de su vida.

en este tiempo moderno, no sé por qué tengo la impresión que en el 2018 todo se acelera, poco antes de pasar por el despacho de Miguel me he reunido en Liferay con Javier, que va ser nuestro anfitrión en las reuniones próximas de Meetup,

el futuro emerge MAD,

que se van a celebrar en el Paseo de la Castellana 280, frente a las 4 torres, en lo que antaño fuera la ciudad deportiva del Real Madrid, en una cafetería preciosa, en la que también va a haber espacio para algún que otro futbolín,

y me acuerdo de tiempos remotos, parezco ya el abuelo cebolleta, totalmente digital, en los que los seres humanos también jugaban al futbolín real, a punto de desaparecer por la consola y la play,

y agradezco estos tiempos modernos en los que el futuro emerge así de ligerito, con la ley del 3, en BIO, MAD, ZGZ,

muchas gracias, Javier, nos vemos, si no media nada, el primer viernes de mayo, a las 7 pm, en Liferay, ¿rayo de vida?, indagando la sostenibilidad de las relaciones humanas más allá y más acá de la tecnología.

aunque mi intención es muy otra cuando me caigo de la cama, esta imagen del pingüino me está esperando al abrir el ordenador, una imagen de la que tomo nota, como de la mirada de Silvia,

una imagen que evoca mi paso por el desierto, sí, ya sé que te has imaginado el desierto con arena, ése fue el anterior, esta vez he disfrutado del otro desierto, el del frío, hacía tanto frío ahí fuera que el blog casi se congela hace 2 años,

pero lo que no nos mata nos hace más fuertes, y nos ayuda a desarrollar capacidades de lo más insospechadas.

las capacidades que llamamos blandas (soft skills) en muchos casos son muy difíciles de desarrollar, y se necesitan condiciones extremas, extremo calor, extremo frío, extrema soledad, y pasar un desierto que no está en nuestro marco voluntario,

por eso son tan difíciles de desarrollar, a pesar de ser tan necesarias,

un desierto que pocas veces elegimos, y que, de vez en cuando, por causualidades del destino, yo no estaría hoy aquí si no pasé por donde pasé, ya no creo en la casualidad, nos toca transitar.

hoy agradezco el frío, gracias, Pedro, como agradezco el contacto con el sol y la arena, gracias, María, y no me despido del desierto, qué va, como no hay dos sin 3 sé que hay nuevos desiertos que transitar…

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este enlace.

 

 

 

del ego al eco en 7 meses

en este primer finde de la primavera del 18 hacemos recapitulación de lo que han sido los últimos 3 meses, desde el 25 de diciembre, día de navidad, qué duda cabe que han pasado muchas cosas desde entonces,

en una comida en la que nos juntamos a celebrar las fiestas con la familia de Silvia en nuestra casa de Madrid, y en las que no voy a pasar por casa de mi madre en el País Vasco,

tres meses que nos han servido para lanzar un proyecto nuevo, “escuchar es amar (la app)”, un proyecto colaborativo con impacto en la educación y en la salud, en el desarrollo personal y de las organizaciones,

tres meses en los que se consolidan las 3 visiones de 7 emociones, por medio de las las 3 escuchas, y en los que empezamos a proponer un proceso de desarrollo personal y de los grupos, por medio de los 3 caminos,

un proceso en el que se hacen presentes las figuras de la madre protectora y del niño natural, que van a acompañar el desarrollo de nuestro ser adulto, que no de nuestro padre crítico, que no es lo mismo,

3 meses en los que el grupo de Bilbao de el futuro emerge se consolida, en el que retomamos las reuniones del de Madrid, y en el que surge la posibilidad de Zaragoza, que va a tomar el lugar de Barcelona, todo parece indicar que ZZA es el 3, sí,

y no puedo evitar observar, desde la distancia del tiempo y del espacio, con 3 días por delante para experimentar cómo se siente en Almería el comienzo de la primavera, estos 3 meses de invierno,

ojalá la primavera sea igual de abundante y de bonita, en posibilidades y en relaciones,

y a siete meses vista, con el verano mediante, esa estación en la que nos quedamos tiesos, con tanto calor y con tanto sol, el futuro emerge, ese espacio de conversaciones para pasar progresivamente del EGO al ECO,

es muy curioso que la próxima cena del grupo de Madrid la vayamos a celebrar en EO7, un espacio en el que la G del eGo y la C del eCo se ausentan, y en el que se pueden hacer presentes nuestras 7 emociones,

y alguna más, que haberlas haylas, que son 7 sólo para empezar.

   así lo vimos…

y tú, ¿qué retrospectiva haces de tu invierno?, ese espacio del tiempo en el que el ser humano se hace fuerte en su interior, como los árboles, como la naturaleza, acosada por el frío, por las inclemencias del tiempo exterior, por los días sin luz,

¿estás con ganas de recibir la primavera y de salir al exterior?

en 7 días, desde el lunes al sábado, hemos cubierto el tramo mínimo para el desarrollo de “escuchar es amar (la app)” en la plataforma goteo, muchas gracias a todas las personas y organizaciones que nos han ayudado, con el domingo para descansar,

y muchas gracias a todas las personas que nos van a acompañar y ayudar a continuación, y en los meses que están por venir, quién sabe dónde estamos dentro de 3 meses más, o de 7, en una realidad que no para de emerger,

desde nuestra mejor intención, y en colaboración.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.

 

con la extraña sensación de estar siendo guiado

me levanto tempranito con la pregunta de qué voy a escribir hoy, quién sabe si me anima a hablar de la vida fuera de la caja, título en borrador de una jornada en ciernes en APD, junto a Javier Ondarra,

o de esta presentación en el instituto Tomás Pascual Sanz, yo ya he estado aquí antes, no sé si hace dos o 3 años, en una presentación de Christian Felber, el padre de la Economía del Bien Común,

o tal vez de este libro que empiezo a leer anoche, de Berard Lievegoed, un libro que me recomienda hace dos años Luis Espiga, mi mentor en triformación social, todo lleva un tiempo, Luis, y que compro el domingo, de camino por el rastro,

en la librería “el olor de la lluvia”, en la que Alfonso me anima a realizar una presentación de las 3 escuchas, o de escuchar es amar, el último proyecto de la factoría de “organizaciones con espíritu y corazón”,

y abro el ordenador, y la pregunta se responde sola, al ver esta imagen, en la que se despliega la ancha mar, realmente soy libre de ir hacia donde quiera, pero no sé cómo explicarlo, siento estar siendo guiado,

hay un camino que se me insinúa de una forma brutal, sólo tengo que dejarme ir, entre palito y palito, por el caminito, sin hacer mayor esfuerzo, y observo cómo estoy completando un recorrido que empieza hace 5 años,

con el cuentacuentos,  que aunque en su día creo que es una expresión del niño en realidad es una expresión de nuestro Ser Adulto, acompañado, siempre, por el cariño de la madre y la des-inhibición del niño,

con ecosistemas innovadores, y la aportación inapreciable de Otto Scharmer, con su teoría, la teoría U, esa en la que tenemos que bajar para después subir, y la de Laloux, con esa obra con ejemplos de aplicación práctica, reinventar las organizaciones,

sí, que no se me olvide, ecosistemas innovadores es territorio del niño natural, con la ayuda inestimable de la madre y del adulto,

y con organizaciones saludables, la tercera línea de investigación – acción, que se lanza desde el centro de las 7 emociones, porque entender nuestro rico mundo emocional y la vida en relación es comprender el mundo,

esta tercera línea que acabo de publicar este sábado, antes de ir de paseo a la nevera, y de pasar por esta presentación en el instituto Pascual, 3 años después de escucharle a Christian Felber,

hoy es el turno de, no te lo pierdas, “salud pública, nutrición y estilo de vida, hábitos de vida saludables”, y no puedo sino reconocer la magia de la vida que se despliega ante mí, y ante todas nosotras, en este camino guiado, o insinuado por estos palitos,

a la izquierda y a la derecha,

porque con organizaciones saludables, esta línea de investigación – acción que lidera la madre protectora, con el calor del corazón, con la ayuda de nuestro niño natural y el ser adulto, se cierra este camino inspirado por la energía del 3,

por la triformación social, de eso hablaba Chistian Felber hace 3 años en este mismo escenario, y de la triformación del ser humano, de eso hablan estas líneas hoy, el pensar – sentir – hacer congruentes,

y por la fuerza del Ser Adulto, del niño natural y de la madre protectora, o lo que es lo mismo, con la fuerza del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, en este mundo que se entiende mucho mejor cuando nos acercamos a la energía del 3.

   así lo vimos…

y no tengo ni idea de qué se va a desplegar hoy, con la presentación anual de corresponsables en Madrid, quién sabe si llegue a hablar de “escuchar es amar” con Marcos, o con Germán, o con Isabel,

quién sabe qué surja en la entrevista posterior con Carlos Malagón, ex-profesor de baloncesto de mi hijo Gorka, cuánto te extraño, campeón, y representante de la fundación Rudolf Steiner, algún día llegamos a la escuela Micael para algo,

y veo un camino con palitos, a la derecha y a la izquierda, que se va desplegando, mientras sigo escribiendo, y viajando de aquí para allá, “noraezean”, aparentemente sin rumbo, “innortado”, con esta extraña sensación de estar siendo guiado.

nora-ez-ean, a dónde – no – en, no sabiendo a dónde, es un camino que recomiendo totalmente, es el ser al servicio del camino, es el no ego al servicio de la vida, creo que MIHALYI CSIKSZENTMIHALYI  lo denomina FLUIR.

observo la imagen, la recorto dentro del monigote, y siento que este camino es un camino con corazón, tal vez por eso empiezo a enunciar esta semana el concepto “heart-tank”, en referencia a “el futuro emerge”,

un evento guiado por la energía del corazón, al igual que está guiado por esta energía el proyecto “escuchar es amar”, dos posibilidades de investigación – acción de las que tú, o tu organización, también pueden ser amigas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que compartimos, porque compartir también es amar, desde este enlace.

 

 

los recuerdos robados a las estrellas muertas

por un extraño motivo enlazo en esta charla mañanera con Silvia  la figura de su madre y la mía con un ejercicio que me propone hacer Mario hace ya unos años, gracias, mamá, por las 3 cosas que me has regalado en mi vida,

gracias, madre, por las 3 cosas que no me has podido dar en la vida, porque tú misma no las tenías, un ejercicio que se repite igual de sencillo con nuestra figura paterna, gracias, papá, gracias, padre,

enlazo esta charla con el post de hoy, una postal que nos habla del camino de los chamanes, y conecto con Agustín (Itzcoatl Paplotzin) y la familia azul, y estos dos libros que me regala su contacto con él,

Las 7 ventanas del chamanismo (la danza con la muerte el reencuentro con la vida), un libro que compro y todavía guardo en mi librería, y los secretos robados a las estrellas muertas, un libro que compro para regalar y no regalo,

y que por algún extraño motivo pierdo en uno de mis últimos cambios de casa, y me acuerdo con cariño de Agustín, el chamán de la familia azul, y aquella casa en Armenteras, antes centro de operaciones de la familia azul en España,

ahora otra cosa difícil de explicar,

y agradezco la charla de este domingo de febrero, con 3 talleres de 7 emociones en curso, en realidad son 5, 3 de ellos en la segunda sesión, 2 de ellos en la primera sesión, una charla que me va a ayudar a poner, sí o sí,

porque toca, este ejercicio fundamental en la construcción personal, y en lo que está por venir, el desarrollo del grupo y de la comunidad, porque poco o nada podemos hacer si no estamos completas y sanas,

de eso se trata, de estar bien yo, para poder estar mejor contigo.

   así lo vimos…

busco la forma de bajar gratis o comprar este libro, descatalogado, profundamente poético, un librazo, los recuerdos robados a las estrellas muertas, y no lo consigo, salvo un cachito, que encuentro en un blog en internet,

espero que te guste este recuerdo robado en la blogosfera, a veces viva, a veces medio muerta, de internet.

Háblanos del conocimiento – preguntó con gran alegría-.

– Quieres que te hable del conocimiento, Karolita, pero tus preguntas sólo llevan a que yo hable de lo que sé, y tú hables de lo que sabes tú.

Aprendamos nuevas maneras de jugar con palabras, las palabras son aire que salen en forma armónica de la boca. El conocimiento es la congruencia con la que atamos todos nuestros actos.

Si realmente quieres saber, escucha, no hables. Pero no me escuches a mí, no escuches a un intermediario, busca tú mismo la fuente. Escucha a la madrecita Tierra, a la madre creadora del Universo, al Espíritu,  a Dios, escucha una piedra o mejor escucha el latido de tu corazón, ése si sabe lo que es la disciplina y la armonía.

Mira, Karolita, tienes una gran sabiduría y tu forma de vida lo enmarca, el conocimiento te corteja y a veces lo pierdes todo por una falta de silencio externo e interno.

A ti nadie te ha regalado nada. Cada cosa de tu vida la has ganado por mérito propio. Yo nunca te he visto quejarte salvo raras ocasiones, ni criticar con mala intención. Dios, el Espíritu, te quiere mucho, por lo que eres y por lo que te has permitido ser. Tu vida no ha sido fácil. Eres una mujer de lucha, de esfuerzo, de sobreesfuerzo. Pero yo te pregunto qué es lo que vas a hacer con tu vida. Hoy en esta etapa de tu existencia necesitas ser muy congruente con “tu” conocimiento.

El silenció inundó el tipi. Chusmi había percibido el mensaje como si en realidad se lo hubiera dirigido a él y miró a Agustín. Quería hablar pero no se atrevía a romper el silencio sagrado. Agustín asintió con la cabeza y Chusmi dejó salir la confusión de su alma.

 –          Me siento derrotado y todavía no he empezado. Juego con las palabras tratando de engañarme y  de engañar al mundo – dijo con lágrimas en sus ojos-.

–          Querido Chusmito –respondió Agustín- Caminar el camino del guerrero es saber que no tenemos oportunidad alguna de conseguir la victoria, pero a pesar de eso tenemos la obligación de intentarlo una y otra vez.

“Es como estar en la falda de una gran montaña, sin equipo, sin comida, sin ayuda, y sabiendo  que lo único que  queremos es subir a la cima. Cuando uno limpia sus lazos con el Espíritu, por el camino vas encontrando lo que necesitas. Las puertas se abren, pero también descubres que la cima está mucho más alta de lo que nunca imaginabas. Y cuando llegas a lo que creías que era la cima, existe otro punto más alto todavía. Muchos se quedan en el camino. Hace falta una confianza absoluta en tu poder personal y una gran capacidad para ver el entorno. Un día, contemplando el paisaje, descubre que ya llegaste a la cima. Pero también descubres que ya no te importa.

Mira este agujero de tierra, esta madriguera. En toda mi vida no he aprendido tanto como desde que duermo aquí dentro.

He aprendido todo lo que ya sabía, pero que no había acertado nunca a explicar con palabras.

A mí me puedes engañar pero a nuestra madrecita Tierra no hay manera. Tarde o temprano todo lo que eres regresará a ella. La Tierra sabe siempre la verdad.

No sirve de nada viajar si adonde vamos llevamos siempre los mismos problemas, las mismas preguntas y salimos con las mismas respuestas. Cambia el nombre de las calles o de las ciudades que visitamos pero todas ellas serán siempre lo mismo.

A pocas personas quiero como a ti, pero todo mi amor no moverá un centímetro la condición humana a la que te estás enfrentando. De entre todos los aprendices eres el que más alto está aspirando, te digo y escúchalo bien, volarás mas alto de lo que yo soy capaz.

No tenemos oportunidad de ganar. Lo único que nos queda es disfrutar el máximo nuestro mejor intento, crecer, evolucionar y cambiar para así adentrarnos en el viaje maravilloso que es el conocimiento y los misterios que encontraremos en el camino.

Estás solo, amigo mío, pero siempre  viajarás acompañado, un día partirás y yo te voy a extrañar mucho, cuando regreses que yo vea tus triunfos no en  palabras, sino en tu calidad de vida.

quién sabe por qué termino esta mañana y estas líneas con la certeza de que este ejercicio, gracias, mamá, gracias, madre, gracias, papá, gracias, padre, va a ser uno de los fundamentos de la sesión 2 de 7 emociones,

y si no… al tiempo,

y reviso entradas antiguas en las que ya está enunciado, por ejemplo en estas líneas, tituladas “gracias por lo que no me puedes dar”,  ahora toca llevarlo al mundo con una energía nueva, desde una nueva comprensión.

 

Nota:

“gracias, mamá, por las 3 cosas que me has regalado en mi vida” representa el reconocimiento a un regalo natural que nuestros progenitores han puesto en nuestro camino, es algo que se ha hecho presente en nuestras vidas sin esfuerzo alguno,

“gracias, madre, por las 3 cosas que no me has podido dar en la vida, porque tú misma no las tenías” se torna en agradecimiento sincero cuando me doy cuenta de que tu oscuridad es parte de la luz que yo he venido a desarrollar,

y de mi camino personal, de mi Trabajo en esta vida, esa característica negativa en ti, y que no voy a poder dejar de mirar cada vez que me encuentro contigo,y son muchas las veces, es el recordatorio, en buena medida, de para qué estoy yo aquí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

así yo también soy español, claro que sí

no puedo sino hacerme eco de esta carta que escribe Laura Moreno de Lara, hace unos días, un texto que empieza con unas pocas palabras, no cariño, tú no eres español, un texto que se hace viral en internet,

unas letras que me llegan al móvil, gracias, Rodrigo, por compartirlo con el grupo, y que me hacen ser consciente de todo lo que nos une, espero que a muchas personas más les pase lo mismo…

No cariño, tú no eres español. Ser español no es llevar la bandera, ni gritar como un berraco frases de odio que espero que no sientas. Tampoco lo es ponerse una pulserita en la muñeca, ni cantar el cara al sol. El concepto de ser español es algo totalmente distinto, o al menos lo debería ser, porque a estas alturas de la historia yo ya no sé qué decirte.

Como española que soy, te voy a contar lo que para mí es ser español:

Ser español es arder cuando arde Doñana o temblar cuando tembló Lorca; es sentarte a escuchar historias de meigas en Galicia y llegar a creértelas; es ir a Valencia y no sentir rabia por leer un cartel en valenciano, sino que te agrade poder llegar a entenderlo y es presumir de que las Canarias nada tienen que envidiarle al Caribe.

Sentirse español es sufrir por no haber podido vivir la movida madrileña, enamorarte del mar al oír Mediterráneo de Serrat, es pedirle borracha a tu amiga catalana que te enseñe a bailar sardanas, querer ir a Albacete para comprobar si su feria es mejor que la de Málaga y sorprenderte al ver lo bonita que es Ceuta.

Para mí ser español es presumir de que en Andalucía tenemos playa, nieve y desierto; sentir casi mérito mío que un alicantino esté tan cerca de un Nobel, pedirle a un asturiano que me enseñe a escanciar la sidra y morirme de amor viendo las playas del País Vasco en Juego de Tronos.

También es española la cervecita de las 13.00, el orujo gallego, la siesta, el calimotxo, la paella, la tarta de Santiago, las croquetas de tu abuela y la tortilla de patatas. Lo son las ganas de mostrarle lo mejor de tu ciudad al que viene de fuera y que tú le preguntes por la suya; es hacerte amiga de un vasco y pedirle que te enseñe los números en euskera, por si pronto vuelves a por 2 ó 3 pintxos; es enorgullecerte de ser el país ejemplo a nivel mundial en trasplantes, de formar parte de la tierra de las mil culturas y de ser los del buen humor.

No hay nada más español que se te pongan los vellos de punta con una saeta o con una copla bien cantá, atardecer en las playas de Cádiz, descubrir casi sin querer calas paradisiacas en Mallorca, hacer el camino de Santiago en septiembre maldiciendo el frío o que Salamanca y Segovia te enseñen que no hay que ser grande para ser preciosa.

Así que, acho, picha, miarma, perla, tronco, tete, mi niño… eso es ser español, lo otro es política. Pero si de política quieres impregnar este concepto, también te vuelvo a decir que te equivocas: porque ser español no es desear que le partan la cara a nadie, es sufrir la situación de paro de tu vecino o el desahucio que has visto en la tele; ser español no es oprimir el SÍ o el NO de toda una comunidad autónoma, es indignarte cuando nos llaman gilipollas con cada nuevo caso de corrupción; ser un buen español es querer que en tu país no haya pobreza, ni incultura, ni enfermos atendidos en pasillos del hospital y, joder, querer quedarte aquí para trabajar y aportar todo lo que, durante tanto tiempo, precisamente aquí has aprendido.

Eso es ser español, o al menos, eso espero.

… y siento la diferencia que surge cuando desarrollamos cualquier acción desde lo que nos separa o desde lo que nos une, cuando nos sentimos vistos o no vistos, sí, qué importante que es poner el acento, siempre, en todo lo que nos une.

   así lo vimos…

si te fijas bien, el concepto de español de este texto se construye a partir de las singularidades positivas de cada región, de cada comunidad, de cada pueblo, de tal forma que todas y cada una de nosotras se siente vista,

y nos podemos reconocer en esa realidad mayor, rica, diversa, heterogénea,

todo lo contrario de lo que nos pasa cuando sentimos que alguien pasa el rodillo de la uniformidad, homogeneiza la mezcla, y atribuye las particularidades que le interesan al todo, a esta mezcla ahora informe, insípida, des-naturalizada.

tal vez por eso, leyendo este texto me dejo sentir, y selecciono una imagen con  las banderas de cada comunidad, de cada región, elegiría las de cada pueblo, ¿dónde ha quedado el txakoli gorri de Bakio y los tomates de Deusto?,

que nos permita construir, entre todas, esa imagen mayor, incluyente, respetuosa, que trata con cariño nuestras particularidades, y también nuestros demonios, que también los hay, en este baile de claridad y oscuridad que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, que nos permite comprender que la calidad de los resultados de un sistema depende del nivel de conciencia de las personas que lo lideran,

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría del color de Goethe, que nos permite aproximarnos al baile que la luz y la oscuridad nos ofrecen, baile a 3 en el que es imprescindible el ojo del Ser humano,

cuando prendemos al observador, convertido en persona presente, atenta, consciente, no es mal punto para comenzar.

puedes despertar 7 emociones, creative commons, en este enlace

 

 

haz lo máximo que puedas

recontacto con esta propuesta que nos regala los 4 acuerdos de Miguel Ruiz, “haz lo máximo que puedas”, y recontacto con la relatividad de la propuesta, ya que lo máximo que puedo hacer hoy es relativo a mi energía y mi nivel de ilusión,

a mi estado a día de hoy,

¿me encuentro sano o estoy enfermo?, ¿he dormido bien o estoy en estado patatónico?, ¿tengo energía para mover montañas o me desplomo al mover el boli?, ¿tengo ilusión en ese proyecto tan bonito o estoy en horas valle?,

y siento que si hago lo máximo que puedo mi mundo está bien hoy, y mañana, cuando vuelva a hacer lo máximo que pueda estará igualmente bien, en un ejercicio que tiene mucho con el cuidado personal,

cuando yo me exijo más de lo que estoy capacitado para ofrecer hoy, en realidad me estoy machacando, me estoy persiguiendo, no necesito perseguidor externo, ya que el perseguidor lo llevo incorporado, el perseguidor soy yo,

mientras que cuando acepto la relatividad de esa máxima, “hago lo máximo que puedo”, me empiezo a cuidar, tal vez lo que tengo que hacer ahora es dar un paseo por la naturaleza, respirar, meditar 5 minutos, echar la siesta, llamarle a un amigo,

felicitarle el cumpleaños a mi madre y pasarme un rato al teléfono, sin prisa, atendiéndole, y juntarme con personas que me nutren, que me acogen y que me devuelven el cariño que tengo por ellas, y reírme de una tontería,

que mañana, con el nivel de batería más alto, energía e ilusión un punto más arriba, seguro que esa montaña que veo hoy se ha convertido en una cuesta, y lo irresoluble e imposible tiene otra forma que voy a encontrar,

porque siempre hay dos o tres formas de responder ante una situación, tal vez hoy mi creatividad y mi intuición andan de aquella manera, apagadas o nubladas, tal vez mañana se van a desatascar, gracias, también, a los cuidados de hoy.

   así lo vimos…

poderes

jugando con el azul del agua llego a la emoción del orgullo, esa emoción que encarna la energía del yo soy, y que nos abre la puerta para hablar de consecuciones, logros y expectativas, altas capacidades y energía,

recontacto con ese ejercicio que proponemos algunas veces en la visión nocturna, esa sesión enfocada en el desarrollo personal y de los grupos, orgullo y energía, curiosa pareja, un ejercicio que tú también puedes hacer,

un listado de las situaciones y actividades que te aportan energía, con su complementario, un listado de las actividades que te restan energía, un ejercicio que puedes complementar con personas,

personas que te nutren y personas que toman de ti, personas que en algún caso pueden llegar a ser tóxicas en su relación contigo,

ánimo, mucho ánimo con el ejercicio que no encuadramos en el capitulo de deberes, sino en el de poderes, lo puedes hacer, claro que sí, es muy sencillo, y tal vez te puedes, en una de éstas, llegar a sorprender.

llegamos por la mañana al coche y no arranca, nos hemos dejado una luz encendida, la batería se ha descargado, está claro que hacer lo máximo que podemos pasa por conectarla con las pinzas a otro coche, encender el motor y procurar que se recargue,

cosas del verano, hace mucho calor, el sol y las altas temperaturas se chupan el agua de nuestro alrededor, las plantas están secas, necesitan agua y las regamos, el adorno de piedras y agua también necesita que lo recarguemos,

¿es tan difícil aceptar que a veces también tenemos que cuidarnos como personas, y recargar nuestros depósitos de energía, de ilusión, nuestro depósito emocional, y cubrirlo de agua fresquita, agua nueva?

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional que traza un itinerario energético para el desarrollo del bien estar en este mundo material y espiritual, un itinerario en el que son tan importantes las necesidades como las aspiraciones,

7 emociones, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, accesible desde el azul del agua