7 años de aprendemos todos

me contacta Carlos Carrera desde Kansas City, más allá de las fronteras y de las aguas que nos unen y nos separan, para recordarme que estamos de cumpleaños, ya hace 7 años, un septenio, un mundo de tiempo,

de la primera edición de aprendemos todos, ese congreso inicial en el que un grupo de locos maravillosos se unen en torno a un sueño de Marina Escalona, tan bien acompañada por Jaime Buhigas, por Fidel Delgado, por Luis Emilio Oliver, por Carlos,

y no puedo evitar acordarme de ese fin de semana precioso que paso con todos ellos, y con más gente, bailando, respirando, incorporando la risa y la emoción en esa mirada que nos anima a seguir aprendiendo, jugando, mostrándonos,

buscando preguntas nuevas, ¿cuál es el mundo que queremos a nuestro alrededor?, ¿cuál es el mundo nuevo que quiero desarrollar desde mi interior?, un juego que es mucho más bonito y posible desde la relación,

gracias, Carlos, por este recordatorio, en el que hace 7 años, el 11 del 11 del 11, un grupo de locos mayorcitos se juntan para celebrar un mundo nuevo, una nueva forma de sentir , de pensar, de hacer, en torno a la educación,

convertida en procesos de aprendizaje, porque nos encanta aprender.

   así lo vimos…

y me acuerdo de ese manifiesto, convertido en vídeo, de una nueva educación, ese sueño de Marina que va tomando forma, aquí y allá

y reviso una serie de entradas de este blog, bajo la categoría que las aglutina, aprendemos todos, qué curioso, no hay una, sino dos, aprendemos todos una nueva educación,

y hablando de revisar, Carlos, a ver si contacto con Marina, con Jaime, con Fidel, ha pasado un rato desde que les veo por última vez, ¿sabes algo de Luis Emilio?, lo dicho, Carlos, felicidades, y muchas gracias por existir en mi vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

de vuelta a mi prehistoria (tú también puedes emocionARTE en el cole)

contacto con Mari Mar, directora del colegio Trueba, tras una jornada relacionada con innovación educativa que se celebra en Madrid, qué curioso, la directora del cole en el que curso EGB (Educación General Básica) ,

8 cursos que equivalen a los seis años de primaria y los 2 primeros de secundaria, un viaje al pasado, desde los 5 a los 13 años aproximadamente, de los 6 a los 14, esa edad en el que el niño está próximo a ingresar en la adolescencia, qué lejos queda,

aunque siempre adolecemos de algo, no importa que te hagas mayor,

y quedo con ella para visitar de nuevo el cole, un viernes por la mañana, aprovechando que estoy con un par de talleres de 7 emociones en Bilbao y Vitoria, visita a los primeros años en el cole, qué rico,

en este ejercicio que me lleva de no reconocer nada de lo que veo, en la entrada, tan cambiada, con las 8 palabras clave del modelo del centro, el taller de Mindfulness, en mis tiempos no existía eso, o el centro de comunicaciones,

pasando a las salas de reuniones, en las que nos encontramos un guiño a las grandes urbes del mundo, Tokio, Nueva York y Madrid sustituidas por Tijuana, Efeso y Artxanda, qué bueno es el sentido del humor, cada vez que lo aplicamos con gusto,

para pasar a recordar poco a poco esas instalaciones en las que juego y crezco, la cancha de baloncesto, la piscina, el campo de fútbol, el corredor para coger los autobuses, el comedor con las bandejas, unas bandejas que sobreviven al tiempo,

qué recuerdos,

pasando por las aulas, el salón de actos, subiendo hasta el último piso, en el que un proyecto inesperado nos recibe, Atapuercos, una recreación en toda regla de una cueva prehistórica que no llego a visitar en profundidad,

está tan oscuro y no tenemos tiempo para prender el fuego,

una cueva que me deja entrever qué bonito es este enfoque en el que nuestros jóvenes desarrollan proyectos en los que se mezclan las materias, y las mates conviven con la historia, y con la geografía, y las ciencias naturales, y la tecnología,

y en las que las cajas se rompen, dentro de la cueva, y el grupo experimenta, y volvemos un rato a la pre-historia, como es mi caso, en este cole que no conozco, y que sí recuerdo, vaya si me acuerdo de las bandejas del comedor, Mari Mar,

muchas gracias por este paseo en el tiempo, y por este maravilloso proyecto en el que las emociones, el buen gusto, el hacer colaborativo y el cariño están presentes en cada rincón.

   así lo vimos…

de vuelta a casa busco este vídeo en el que puedes observar cómo luce la vida en la gruta, Atapuercos, en este viaje a la pre-historia, a lo que vive antes de que la historia comience, 14 años y la adolescencia, mira que ha llovido desde ahí.

y dejo para el final un par de fotos, de este concurso de fotografía que nos permite contactar, desde nuestra particular forma de ver el mundo, lente mediante, con el mundo de las emociones,

qué bueno que en un punto del camino se hacen presentes en el cole, emocionARTE, o el arte de la emoción.

Muchas gracias por tu tiempo y tu cariño, Mari Mar, txapelduna, campeona, claro que sí, la próxima te llamo para juntarnos, bandejas por medio, a comer.

y un día empezamos a sanar nuestras relaciones (femenino – masculino, el hombre y la mujer)

Silvia me remite para empezar el día un vídeo con un damero de mujeres, qué curioso cómo se anidan las cosas, en este martes en el que voy a realizar un ritual relacionado con buena parte de las mujeres que han poblado mi vida,

el matriarcado del que provengo, empezando por mi madre y mis abuelas (paterna y materna), ya son 3, mis bisabuelas, 4 más, ya van 7, mis tatarabuelas, 8 más, ya son 15, como el damero de este video,

y no dejo de sorprenderme del contenido del vídeo, mejor si lo ves que te lo explico, unos pocos minutos sazonados por mensajes sencillos, que nos introducen en la sanación entre los géneros,

qué bueno recibir este regalo que va a acompañar este ritual en el que lo femenino y lo masculino, el hombre y la mujer, entran en un juego diferente, en un juego sano, de igual a igual, no sé cómo explicarlo sin romper este mensaje,

mejor si le echas 5 minutos y piensas si a ti también te sirve, seas hombre o mujer.

   así lo vimos…

la teoría U habla de 3 des – conexiones, la des – conexión de la naturaleza, la des – conexión del otro, la des – conexión de mi ser, está claro a cuál de estas 3 des – conexiones nos enfrentamos hoy, femenino y masculino, hombre y mujer,

monta tanto, tanto monta, Isabel como Fernando, ¿no?

el azul claro es este color que asociamos a la emoción del orgullo sano, esa emoción que vive en la energía del YO SOY, que no precisa sentirse superior a nadie, porque yo soy la pera limonera, y solo yo sé lo que me costado llegar aquí,

y lo que me falta por delante, caminito, no hay camino, se hace camino al andar, juntas, en oposición, de nuevo separadas para volvernos a juntar, hasta que lo más impensable se hace obvio,

porque en el encuentro yo también soy tú, en este camino precioso del ego al eco, un camino que se hace evidente en el azul, aunque ha empezado mucho antes, como mi matriarcado, con la energía del rojo,

sigo vivo y coleando, también gracias al rojo, una energía que no vamos a mentar hoy.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

¿te imaginas al líder cantarín?

termino un capítulo de la quinta disciplina, la nueva función del líder,  un líder que se aparta de la imagen habitual, con una galería de imágenes inusuales, el líder como diseñador, el líder como mayordomo, el líder como maestro,

con un texto de Khalil Gibran, autor del profeta, un texto que conecta mi presente y mi pasado, este regalo lo he recibido antes, y con lo que está por venir, porque algún día vamos a conectar el liderazgo con nuestras funciones en casa,

el líder como padre,

un proceso vital que tiene sus etapas, qué diferente es la vida en casa con un bebé, con una niña y con un adolescente, en este proceso que pasamos del amor incondicional con el bebé a la peleíta del día a día, haz esto, haz aquello, con la niña,

para pasar a esa parte de la vida en la que tus hijos crecen desde la oposición a buena parte de lo que representas, y aparece esta frase que tanto me gusta, esto no es justo, tal vez es buen tiempo para conectar con el concepto de dejar ir,

y de aceptar la vida tal como es, mientras todo sigue siendo, a nuestro alrededor, y en nuestro interior, si te parece vamos con este texto que aparece de la nada, en este capítulo de la quinta disciplina, este texto de Khalil Gibrán, vamos con ello.

Tus hijos no son tus hijos.

Son los hijos del anhelo que siente la vida por sí misma.

Vienen a través de ti, no desde ti.

Y aunque estén contigo, no te pertenecen.

Puedes darles tu amor pero no tus pensamientos, pues ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes albergar sus cuerpos pero no sus almas, pues sus almas moran en la casa del mañana, la cual no puedes visitar, ni siquiera en sueños.

Puedes intentar ser como ellos, pero no intentes que ellos sean como tú. Pues la vida no se retrocede ni mora en el ayer.

Tú eres el arco desde la cual tus hijos se lanzan como flechas vivientes.

El arquero ve el blanco sobre la senda de lo infinito, y te curva con su vigor para que las flechas lleguen raudas a la lejanía.

Déjate curvar sin resistencia en la mano del arquero; pues así como él ama la flecha que vuela, también ama el arco que es estable.

   así lo vimos…

déjate curvar, sin resistencia, en la mano del arquero,

qué bonito,

dejar ir para dejar venir, qué interesante,

dejar ir todo lo viejo que no nos sirve, que no es representativo de nuestra mejor intención, para que lo nuevo, terreno inexplorado, ocupe progresivamente su lugar, tan fácil de decir, ¿verdad?

un día como hoy el arquero suelta a Amy Winehouse, ella ya ha dejado de sufrir, no sabemos si sus padres le sobreviven ni le han soltado, pero su voz no deja de emocionarnos, y su recuerdo no deja de cantar,

y me imagino un día futuro en el que hablemos de emociones y valores, de propósito y liderazgo con canciones, ¿te imaginas el líder que canta, y cantando su mal espanta?, ¿con qué canción crees que iluminaría la vida de tu grupo y de tu organización?

y mientras esta idea tonta me prende una sonrisa en esta mañana de verano, qué bonito es dejar volar la imaginación, me pregunto qué necesito, o mejor, mucho mejor, qué podría simplemente dejar ir hoy.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

des-conectado de la red / conectado con el universo

aprovecho el cambio de planes forzoso, para buscar el cable que me he dejado ayer olvidado en un bar, para experimentar lo que muchas personas en Madrid viven a diario, de 8 a 9 sumergido en el tráfico que se va convirtiendo en frustración,

y voy experimentando, cuando ya pasa más de la hora al volante, intentando integrarme en la M-30 dirección norte, para enganchar la nacional I, todavía no he llegado al nudo de Manoteras, una sensación que se convierte en ajá,

esto de la gran ciudad es un timo monumental, y le llamo a Silvia para conpartir el gran timo en el que vive la humanidad, muy en especial los ciudanitas, 2 horas o 3 horas al día pegados al coche o al transporte público,

2 o 3 horas que podrían estar dedicadas a cualquier otra actividad de nuestro interés, tocar la guitarra, aprender inglés o alemán, cultivar un huerto, o tocarnos descaradamente la bandurria,

pero no, eso no debe ser interesante para el sistema, que prefiere tener gente des-conectada, de sí misma, para empezar, la gran des-conexión, que nos permite des-conectar del otro, por medio de la competición,

y des-conectar del todo, y de la abundancia de la naturaleza.

   así lo vimos…

en el camino hacia el norte, tengo que parar en Aranda y Burgos, es una de las ventajas que tiene hacer viajes comunitarios, hoy Julio y su pareja son mis únicos compañeros de viaje, ellos eligen por mí dónde voy a parar,

y pienso qué puedo hacer con el tiempo que me va a sobrar en el camino,

son las 9 de la mañana y hasta las 16:00 no he quedado en Bilbao, y llamo a Gidor, tal vez me puedo juntar a comer con él en Legutiano, qué pena que hoy está en Donosti, ésta no va a poder ser, qué pena, y llamo a Ricardo, que trabaja en Aranda,

y hoy sí me recoge la llamada, es curioso, llevo 6 intentos de contactar con Ricardo en el último año fallidos, y hoy me invita a saludarle, aunque está a otra cosa, por Torremilanos, la finca familiar en la que desarrolla su actividad,

donde me voy a encontrar con una cuadrilla desenterrando unos nutrientes, preparado 500 les llama Ricardo, que van a servir para fertilizar el campo, en un nuevo ciclo eterno, y pienso en las causualidades de la vida,

este ritual sólo tiene lugar 1 día al año, los cuernos llevan durmiendo en el subsuelo medio año, todo el otoño y todo el invierno, y se retiran de la madre tierra en 1 día concreto, que en este caso es hoy,

y agradezco la magia de la vida, que me permite volver a saludarle a Ricardo, qué bien te veo, pirata, no me extraña que estés tan bien, tan cerca como estás de la naturaleza, conocer a tu primo, con el que quiero encontrarme desde hace 2 años,

conocer a Ángel, experto externo a la finca en biodinámica, lo que estoy viendo es un evento en el mundo de la agricultura biodinámica, yo quiero saber más de esto, mientras Silvia me pasa por wasap la imagen del libro que acaba de llegar a casa,

y me sonrío al imaginarme, sólo ha llegado un libro de los cinco que pedí, cuál puede ser, mientras todo está siendo.

en mi segunda parada en el viaje, Burgos, saco un tiempo para comer, el ticket me da margen hasta las 13:13, bonito número, en viva la Pepa, un restaurante con música chill-out, que hace un puente entre el agua y la piedra,

un bar desde el que vuelvo a llamarle a Silvia, convencido de que en un tiempo próximo ella también va a vivir así de bien, en la fluidez más absoluta, dejándose llevar a quién sabe dónde,

hoy a Aranda y a Burgos, muchas gracias, Julio, por elegir tan bien, más cerca de la tierra, más cerca de los otros, más cerca de sí misma.

quién sabe por qué conecto esta jornada en el campo con los huertos urbanos que Ricardo Colmenares promociona desde la fundación de Triodos Bank, y con el jardín ecológico de calidad Pascual,

y con el buen trato que llevo en forma de semillas en una bandolera nueva, la bandolera de la madre protectora, y con el futuro emerge, ese movimiento en el que la emoción, la madre y el niño (fundamentales en cualquier familia sana) están presentes,

y no puedo evitar imaginar una mesa en la que Ricardo Colmenares, Angel Amurrio, Ricardo y Javier Estefanía, otro loco biodinámico que tiene una plantación de estevia en la vera, están presentes,

y con la triple des-conexión que Otto Scharmer nos explica en la teoría U, y con el 3ple camino de desarrollo que compartimos desde 7 emociones, un regalo que se hace visible en este mundo de la mano del proyecto “escuchar es amar (la app)”,

tal vez lo que pasa es que está creciendo mi capacidad para re-conectar, y crear lazos de infinito y puentes entre mundos separados, donde antes sólo había tierra yerma, puedes llamarle desierto, o la palabra que en ti evoque la des-conexión.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

buscando el amanecer (con la presencia del Yo soY)

me levanto a las 5 de la mañana para cruzar Madrid antes de que el pertinaz atasco de cada día haga difícil lo que a estas horas es tan sencillo, y tomar la A2, esa autovía que nos conecta todas las mañanas con el amanecer,

por ahí levanta el sol, ligeramente desde el noreste, y soy consciente de ese milagro de cada día, que nos perdemos metidos en nuestros sueños, o en nuestros coches, o en las oficinas y fábricas de nuestros días,

hoy tengo la suerte de disfrutar de todas las fases que encierra un amanecer, desde la más cerrada oscuridad, pasando por ese tenue color ahí al fondo, algo empieza a cambiar, hasta el sol bien alto, que ya molesta,

todo es cuestión de que el trayecto nos lleve 1, 2, 3, 4 horas, sí, hoy tengo que llegar a Caparroso, ese pueblo navarro en el que hay una planta de manto de roca, una planta de Rockwool, sí, porque los daneses hacen manto de roca,

un tipo de material aislante que se utiliza en construcción, y me acuerdo de mi primera visita hace la 8 años, una reunión que va a ser la base de una oferta que hablar de la construcción del yo, que se conecta con otras personas, del grupo al equipo,

para poder todas juntas, nuevos enfoques, que tienen una repercusión en la innovación (procesos creativos en los que varias de nosotras concurrimos) y en nuestra pequeña (o no tan pequeña) comunidad,

y en ese sentir me ando, y despierto como tengo el observador, veo cómo dos aviones dibujan un camino ascendente en el cielo, parecen competir por llegar más alto, allá tras el castillo,

hasta que uno se separa, y toma el camino de la derecho, no puedo sonreír, cuando veo la figura que mis dos inesperados compañeros de viaje dibujan, porque de la I latina pasamos a la Y griega,

del yo soy inglés (I am), pasamos al Yo soY español, y me acuerdo de aquella primera oferta a Rockwool para correr un proceso en un grupo de Europa sur en inglés a la visita de hoy, tras la que seguramente hagamos otra oferta similar,

ahora en rudo castellano, 8 años después, un proceso en el que la persona que se acerca, en pos del amanecer, ha cambiado, vaya si ha cambiado, y el Yo soY que apuntaba ya está presente, esa es la buena noticia,

qué bonito volver a verte, Marilú, claro que podemos ayudaros, todo empieza con un pasito, más allá de donde estamos anclados, en un programa que junta lo que queremos ir filtrando en la organización,

un viaje en el que el Yo soy se va a hacer presente, con la emoción en el centro, facilitado por lo que nuestros clientes internos quieren comprar, nuevos modelos emergentes de gestión, empezando por teoría U, y reinventar las organizaciones,

esos dos modelos de una nueva forma de pensar – sentir – hacer que tanto van a influir a los líderes de este mundo, viejo y nuevo, porque lo que está por venir lo hacemos entre todas, hoy,

no podemos escabullirnos de nuestra responsabilidad, esperando que la próxima generación haga mañana lo que tenemos que hacer nosotras hoy, y arregle lo que ya no se puede arreglar.

   así lo vimos…

Marilú, es hora de observar lo que pasa alrededor nuestro. Esther no está presente, no va a ser ella la persona que va a impulsar este programa, no te engañes, si hay alguien que tiene esa capacidad en tu organización ésa eres tú.

en la conversación surge la figura del salmón contracorriente, hoy tu esposo, mañana un extraño ser que pasa por ahí, contando historias raras, con la extraña convicción de que sí se puede hacer tantas y tantas cosas con los mimbres que tenemos hoy,

no dejes de compartir con tu pareja  las 3 escuchasel 3ple camino, a ver qué tal le suena, y no te olvides de escuchar es amar, esta iniciativa que se hace grande con la ayuda de nuestras amigas, en la plataforma goteo,

seguro que conoces alguien en Pamplona con quien podemos contactar.

 

y Gaizka me hace llegar este video, mila esker (mil gracias), Gaizka,

en un día en el que el equilibro entre la tierra y el cielo es especialmente singular, y en el que podemos observar qué hacen otras personas con las piedras, polvo de estrellas de las que no sólo se pueden hacer mantos

y otras cosas surgen en el camino, qué bonito es este mundo en el que hemos decidido vivir.

y me río al pensar la de cosas que caben en un día, dentro de una hora, también voy a llegar tiritando, 5 minutos tarde, en dkv, una organización verde que tiene la posibilidad de moverse hacia el azul, en una repetición de una presentación años atras,

todo es tan parecido y a la vez tan diferente,

y en esa reunión que va a promover Alberto, qué bonito grupo, de 5 a 7, en una primera convocatoria, y de 7 a nueve, el futuro emerge en ZGZ, qué bonitos re-encuentros, qué bonito camino en busca del amanecer,

con el Yo soY presente, acompañado de la presencia y el cariño de la madre, y el niño prendido, un niño que me dice que quiere que le compre unas raquetas de nieve para caminar por encima de la nieve en las montañas,

antes de que llegue el deshielo, quién sabe si detrás de esos montes vislumbre de dónde surge todas las mañanas la luz.

en la reunión de la tarde, jugamos un rato con esas frases que hablan de la ley de la atracción, tan relacionadas con los fundamentos del liderazgo colaborativo, qué divertido es cuando las podemos compartir,

porque dar es recibir, y no somos menos cuando más y más personas se acercan a los fundamentos de la abundancia, unas bases que todas tendríamos que traer de serie con a ayuda de papá y mamá, de la maestra y el profe,

pero que tonterías digo, ellas no sabían, les pasa como con las emociones, nadie les enseñó, y es muy difícil compartir algo que tú no conoces, y estás lejos de integrar en tu vida, … pero bueno, nunca es tarde para empezar, otra vez.

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

la vida se asienta tras la magia del arco iris

observo maravillado cómo surge la vida después de la tormenta, y cómo sale el sol tras lo mal que lo hemos pasado, y en algún punto vislumbro un arco iris en mi vida, un puente entre el cielo y la tierra,

o entre la tierra y el cielo, todo depende de en qué sentido lo recorras,

y observo cómo este mensaje, tan tonto, sirve para articular todo lo que estamos haciendo, desde talleres de responsabilidad emocional en el cole, ya sea con el claustro o con la ampa,

hasta talleres con la alta dirección de una corporación, o presentaciones con personas que están comprometidas con un proceso de apreHendizaje compartido, como es el caso de mis compañeras de SOL Spain,

SOL que viene a ser un acrónimo de Society for Organizational Learning, Asociación para el aprendizaje organizacional, una asociación que surge a nivel mundial apoyando el despliegue de “la quinta disciplina” de Peter Senge,

ese libro que me acabo de comprar en la casa del libro, y que estará disponible en la librería de Torre antes del 24 de este mes, qué bien, creo que voy a recogerlo después del finde del puente de mayo, tras mi cumple,

ese fin de semana en el que celebramos el primer taller encuentro de facilitadores de 7 emociones, en el País Vasco, en Munitibar, cerca del Urdaibai, tierra de mis ancestros (de aita y ama),

en un proceso que bien puede ser un desastre material, pero tiene todo de agradecimiento, y de celebración espiritual, aunque estas dos palabras unidas son redundantes, la celebración es un evento fundamentalmente espiritual,

ya que celebramos aquello que se escapa a la materia, aquello que supera nuestra comprensión, y muchas veces nuestras capacidades más terrenales y toda la lógica que las capacidades duras encierran,

sí, generalmente celebramos la vida,

y no puedo evitar observar la magia que se encierra tras el arco iris, y ese proceso por medio del cual compartimos los fundamentos del liderazgo colaborativo, ese liderazgo que no está en los libros de texto,

porque vivimos tiempos en los que el ego y la competición lo invaden todo, y como bien dice Maturana, cuando competimos no podemos colaborar, y es bonito observar cómo ese mensaje se va filtrando en los grupos  a los que acompañamos,

desde la visión diurna (los colores cálidos) pasando por la la visión nocturna (los fríos), para completar el puente con el verde (ese color de transición que permite integrar lo uno con la otra, lo masculino con la energía femenina),

y no puedo evitar la magia que estos últimos meses encierran, con un proceso proceso de aceleración, con las 3 escuchas y el 3ple camino de desarrollo de las personas, los grupos y las organizaciones (la comunidad),

con la magia que se despliega en los grupos de Mutualia, de Euskoges, de calidad Pascual, de SOL, de el futuro emerge, es la vida, abundante, que se manifiesta y se asienta, más allá del puente de color,

de ese arco iris que une la tierra con el cielo, o al revés, todo depende de nuestro particular punto de vista, y nuestra forma tan particular de mirar mirando, de eso se trata, de conectar nuestra atención,

y estamos cerca de enterarnos, va a ser que sí.

   así lo vimos…

me levanto con este extraño título en mente, y saco una foto de una hoja, en la que Silvia recoge varias frases, que van a ser un ejercicio dentro de los talleres de liderazgo colaborativo en sus próximos desarrollos,

y tal vez de un taller de abundancia, eso que siempre se encuentra tras un proceso de celebración, si te fijas siempre celebramos la abundancia, párate a pensarlo y contacta conmigo si no estás de acuerdo,

frases que copio a continuación, porque escuchar es amar, y compartir también.

(en esta vida es posible…)

  • trabajar poco y disfrutar mucho,
  • leer libros y aplicar lo que los libros dicen,
  • ir a cursos y aplicar el aprendizaje,
  • dominar el lenguaje de la atracción (yo tengo algo que tú quieres y no te puedes perder),
  • hay infinitos compradores con infinito dinero,
  • muchos pocos hacen un mucho,
  • lo que yo te doy tiene + valor que lo que tu pagas por ello y tú lo sabes,
  • si no crees en ello podemos trabajar por objetivos,
  • varios juntos tienen + fuerza que 1 solo,
  • el grupo llega donde la persona sola no llega,
  • tengo mucho más de lo que necesito para vivir bien,
  • colaborar es mejor que competir,
  • “tú y yo” puede ser mucho + que la suma de “tú” + “yo”

y me hace gracia pensar que sea tan evidente, y que por eso mismo sea tan difícil verlo, los principios de la abundancia son los fundamentos del liderazgo colaborativo, por lo que mucho me temo que vamos a seguir utilizando el mismo método,

un puente intangible, lleno de colores y de magia, que se traza aquí y allá, entre la tierra y el cielo, tú decides en qué sentido lo vives, que posibilita hacer simple un tema tan complejo.

7 emociones crece desde la inspiración que junta la teoría U con la teoría del color de Goethe, hace de ello un tiempo, ¿son 2 o 3 años ya de esto?, no lo tengo claro, en este ejercicio de vivir la vida con color.

abro el correo y me muero de risa, si alguna vez hemos copiado algo del 3 de la teoría U en estas páginas, ellas ya han empezado a copiarnos, tal vez inconscientemente, con un correo titulado “7 practices”

y escribo nuevamente esta frase, si cabe de una forma mucho más consciente, más presente, esta frase que se ha convertido en un mantra, con ligerísimas variaciones, este último año…

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

forges inolvideibol (ellas te lo debemos)

en una de esas semanas en las que no caben más alfileres, termino el último taller en Mutualia, me despido de Pablo, qué gusto coincidir contigo siempre, y me reúno con Cristina en la fundación BBK, donde vamos a hacer varios dibujos juntas,

a ver si alguno de los 2 o 3 que hacemos es posible,

y me avalanzo al metro, hoy voy a entrar en el mundo subterráneo en la estación de Abando, camino del último quehacer antes de acercarme al centro de Algorta para la cena con la cuadrilla de quintos que no hicieron la mili,

y me paro de golpe al ver estos carteles con Forges como protagonista, a primera hora de la mañana había pensado pasar por aquí a sacar unas fotos con menos gente y se me había olvidado, qué buen momento para bajar una marcha, o dos,

sacar estas fotos, y sonreír un rato, con este genio del humor, y estas radiografías del hombre y la mujer de nuestro entorno, Mari Puri y Manuel, y pienso qué interesante sería filtrar una o dos de estas viñetas,

para iniciar una conversación sobre género, siendo tan estrecho el margen que existe entre en pensar y el hacer no creo que esté lejano el momento en el que simplemente lo voy a hacer.

   así lo vimos…

y así nos lo contaba él

hay personas que tienen una sensibilidad especial, que observan lo que sucede a nuestro alrededor, y lo fotografían, lo radiografían, lo caricaturizan, lo cuentan y nos lo explican, o lo ponen de tal forma que no podemos dejar de mirarlo,

muchas gracias, Forges, por tu preciosa forma de mirar y compartir, “ellas” te lo debemos.

y me imagino cómo sería una mesa redonda con Forges, con Maturana, con Claudio Naranjo, con Mafalda y Miguelito, en la que conversaran sobre esta cultura patriarcal en la que no hay sitio para las mujeres, para los niños, para nuestros mayores,

una conversación generativa en el futuro emerge,

y mi alma sonríe, una sonrisa cálida en la que reconozco a mi madre protectora, una sonrisa juguetona en la que reconozco a mi niño interior, una sonrisa que no va dejar tan fácil de sonreír, en la que reconozco a mi ser Adulto,

3 sonrisas en las que se dibujan un triple camino de desarrollo personal, y de sanación, un triple camino que también aplica a los grupos, a las organizaciones y a la sociedad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

entendiendo la blanca paloma

déjame que comparta contigo un ajá en 3 etapas, con la ayuda de 3 puentes.

1, 14 de Marzo, 13:30 aprox

estoy en la clínica Pakea de Donosti 1 hora antes de empezar la segunda sesión de 7 emociones, he llegado después de dormir tan poco estas dos últimas noches que me tumbo a descansar sobre el atril, debajo de una vidriera.

2, 14 de Marzo, 2 horas y media más tarde

durante el taller, no sé a cuenta de qué, hago referencia al ángel que hay en la vidriera, y varias de las chicas que me acompañan me preguntan de qué ángel hablo, y me vuelvo y me doy cuenta de que no es un ángel, sino una paloma,

en representación del Espíritu Santo.

3 21 de Marzo, 7 días más tarde

sido jUgando con la correspondencia entre el triple camino del desarrollo personal (el desarrollo del Adulto, el desarrollo de la madre protectora, el desarrollo del niño natural) y la teoría U, con esas 3 fases que aparentemente no tienen nada que ver,

OPEN MIND (mente abierta), gracias a la curiosidad, OPEN HEART (corazón abierto), gracias a la empatía y a la compasión, OPEN WILL (voluntad abierta a lo que tenga que ser, a la mejor opción posible por venir), gracias al coraje,

y encuentro una pasarela lógica entre lo uno y lo otro, que se convierte en pregunta a las personas con las que me encuentro y todavía me toleran, sois unos pocos pero os quiero mucho,

de los 3 caminos de desarrollo personal, ¿cuál tiene relación con la mente abierta y la curiosidad?, todo el mundo está de acuerdo en que ahí está el niño natural, y trazo el primer puente entre el análisis transaccional y la teoría U,

desarrollo del niño natural – open mind (curiosidad),

de los 3 caminos de desarrollo personal, ¿cuál tiene relación con el corazón abierto y la empatía?, todo el mundo está de acuerdo en que ahí está la madre protectora, y trazo el segundo puente entre el análisis transaccional y la teoría U,

desarrollo de la madre protectora – open heart (empatía – compasión),

de los 3 caminos de desarrollo personal, ¿cuál tiene relación con la voluntad abierta y el coraje?, todo el mundo está de acuerdo en que ahí está el adulto, y trazo el tercer puente entre el análisis transaccional y la teoría U,

desarrollo del adulto – open will (coraje),

y me da por buscar un puente entre estos dos conjuntos de 3 y el misterio de la santísima trinidad, Dios Padre, Dios Hijo, Espíritu Santo, y en una primera aproximación asocio el Padre con el adulto, el Hijo con el niño natural,

y me sonrío al ver qué bien casa la figura de Jesucristo con el niño natural, extrovertido, sociable, juguetón (camina sobre las aguas), que se asombra y asombra (hay un par de ejemplos en los que juega con el vino, con los peces, con los panes),

y me quedo pensando en la blanca paloma debajo de la que duermo una semana antes, en representación del Espíritu Santo, y no puedo sino pensar que esta tercera figura, tan poco entendida, no es otra cosa sino el amor que une a todas las personas,

ese pegamento intangible que nos aporta la madre protectora en el análisis transaccional, y el movimiento de abrir el corazón en la teoría U, y busco la correlación entre el amor incondicional, María en el pesebre, y la paloma,

y todo lo que estoy haciendo es claro,

porque el triple camino de desarrollo personal, 3 en 1, 3 en mí, es el misterio último de nuestra existencia, Dios es amor en mí y en nosotras, en todas y cada una de nosotras, y le acogemos cuando le dejamos que se manifieste,

en nuestro Adulto viajado, en nuestra madre protectora y su amor incondicional, y en nuestro niño natural que se permite jugar y volver a jugar, como el chico de la barba y las sandalias, el de los panes y los peces, el del agua y el vino,

dejad que los niños se acerquen a mí,

que vuelve a jUgar… otra vez.

   así lo vimos…

es tal mi estado de alegría que no puedo evitar compartir este hallazgo con Miguel, con Gidor, al que le llamo ex profeso para esto, y aprovecho para preguntarle si se anima un año más a ser el anfitrión turístico de el futuro emerge en el Urdaibai, con Silvia,

con este grupo de personas tan bonito que me rodea, y con el que siento esa energía, quién sabe por qué se representa con una paloma, quién sabe por qué se representa por una paloma, como la que Picasso pinta, con un laurel en el pico,

la paloma de la paz, y del amor, que se extiende entre nosotras, y todas nuestras compañeras.

la alegría es la emoción que toca cuando construimos juntas lo nuevo, violeta, desde una comprensión ampliada, azul índigo, a la que llegamos desde el orgullo sano, un orgullo humilde, azul clarito,

en un camino que se hace amplio, porque las puertas son cada vez más grandes, y nos permiten internarnos en territorios más amplios, con mejor energía, con más tiempo y espacio, con todos esos mases que el dinero no puede comprar,

con todos esos mases que no se gastan cuando se comparten, sino que crecen, inevitablemente, porque en el mundo espiritual, el del desarrollo positivo de las personas, de los grupos y de las organizaciones,

dar es recibir,

con la ayuda de la paloma y de la luz.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

del azul al rojo, y del rojo al azul (y el día en el que me hice de la Real Sociedad)

observo con gusto el proceso por el que Iñigo Martínez ficha por el Athletic de Bilbao, tras haber dejado en titulares, no hace muchos años, aquel titular, con letras grandes, de yo NUNCA jugaría para el enemigo,

y es un gusto que no tiene nada que ver con la rivalidad entre vecinos, no hay inquina ni ganas de molestar en el comentario, lo veo desde otro punto de vista, un sitio raro, lo reconozco,

tras pasar un par de horas la semana pasada en el pueblo de Pasajes, ese espacio en el que resucito hace 7 años, tras un proceso de ruptura que no es doloroso, podemos decir que es lo siguiente,

un proceso en el que observo cómo el fracaso empresarial lleva al fracaso de la pareja, a la ruptura familiar, sí, y posteriormente a la separación de mis hijos, que viven ahora al otro lado del charco, de este mar que nos separa y nos une,

porque podría llegar a las costas de Veracruz desde el puerto de Bermeo, en la costera vizcaína, la casa de mis padres y el origen de mi primer nacimiento, de la misma forma que podría llegar desde el puerto de Pasajes, en mi segundo nacimiento,

y observo cómo soy vizcaíno de origen y guipuzcoano de resurrección, rojo de origen y azul en mi nueva vida, no sé cómo van a llevar mis amigos de juventud, mi cuadrilla, esto de vivir con el enemigo,

pero sienta muy bien este proceso, en el que nos quitamos una etiqueta de la frente, nos quitamos un condicionamiento, un prejuicio y 3 postjuicios, y miramos en el ojo de nuestro vecino para vernos dentro, no reflejadas, sino dentro,

para observar que yo también moro ahí, y que yo soy tú.

   así lo vimos…

Si quieres saber algo más de procesos de cambio de camiseta, puedes abrir este enlace, qué curioso, 13 jugadores han cambiado en la historia las rayas azules por las rayas rojas, qué bonito número, 13, mi número favorito,

con el blanco de los ojos en común.

y observo con cariño la historia de mi vida, a veces nos hacen falta 7 años para recuperarnos de un batacazo, sí, 7 años, todo un septenio, se dice rápido, pero a ratos te desesperas, viendo pasar el tiempo, y observando que nada cambia,

o eso parece, y me acuerdo de la fábula del bambú, y me sonrío al ojear esta entrada, qué bonito es recordar, no hace tanto tiempo yo también pasaba por aquí, metidito en el rojo del miedo, en la energía del YO NO SOY.

poco a poco integro las emociones en mi vida, y entiendo mejor el azul clarito, ese orgullo sano, humilde, que me permite transitar a un espacio en el que el EGO es menor, en el que las otras personas existen,

en realidad son el espejo de mi existir, si lo que veo ahí fuera no es bueno, bonito y verdadero mejor si miro con cariño hacia mi interior, si lo que veo me complace buen síntoma, puedo seguir caminando,

hasta que nos encontramos con esa frase hecha, convertida en realidad en nuestro día a día, YO SOY TÚ, 3 palabras de las que es difícil arrepentirse, y dar un paso atrás, estamos llegando poco a poco a una nueva comprensión.

el rojo en 7 emociones, no te lo pierdas, hincha del Athletic, simboliza el miedo, tela marinera, esa energía que no queremos ni ver, mientras el azul clarito representa el orgullo humilde, la energía a la que me gustaría llegar cuando sea mayor,

y el azul oscuro, índigo, ¡¡¡aupa, Erreala!!!, representa la comprensión, esa emoción a la que prestamos tan poco caso en el mundo occidental, tan preocupados como estamos de lo externo, de los dineros y del tener, de la expresión facial,

y me quedo con ganas de seguir, mientras miro con una sonrisa ese día en el que me hago un poco de la Real Sociedad de San Sebastián, cerca del puerto de Pasajes, del puerto comercial y del pequeño embarcadero del pueblo pesquero,

siempre he confundico Pasajes San Pedro y Pasajes San Juan, creo que entre estos dos también hay rivalidad, un día tenemos que mapear la costera de nuestra infancia, con los puertos de Bermeo y el Abra de Bilbao, de la Concha y Pasajes,

los puertos y prados de nuestra vida, buen sitio para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.