¿y si hacemos un cuadro de gratitud?

tras la sesión del viernes en Mutualia, una sesión que termina a las 5 con una sensación muy curiosa, la magia se ha hecho presente entre nosotras, y parece que nadie se quiere ir, qué raro, más que raro, rarísimo,

de hecho me da la sensación que estoy echando al grupo cuando repito por tercera vez que ya se ha acabado, qué malo soy, y 3 días más tarde Fermando nos remite una propuesta extraída de un libro de Melodie Beattie,

y observo con una sonrisa que estamos plantando semillas en terreno fértil, todo parece indicar que en este grupo algo va a germinar, y va a crecer, sí, todo parece indicar que sí, muchas gracias, Fernando, por tu regalo,

un regalo cargado de gratitud.

   así lo vimos…

Un día, años después de descubrir el poder de la gratitud, me sentía atascado, bloqueado e ingrato. De nuevo. Después de unos minutos de esto, supe qué hacer. Entendí claramente cuál era el remedio para mi situación.

Fui a una tienda en la ciudad y elegí la cajita más hermosa que pude encontrar. Era plateado, con grabados en él. Alrededor de cuatro pulgadas de alto y seis pulgadas de ancho. Luego fui a casa y saqué una libreta de papel. Lo rompí en pequeñas tiras pequeñas. En cada hoja de papel, escribí una cosa que me molestaba o preocupaba: desde las finanzas, al trabajo, al amor.

Cuando terminé de escribir mi lista de problemas, comencé con otra. Ahora, en cada hoja de papel, escribí los nombres de las personas por las que quería orar, las personas que amaba, las personas a las que quería pedirle a Dios que las bendijera.
Cuando terminé, puse cada pequeña tira de papel en la caja.

Luego, sostuve la caja en mis manos y agradecí a Dios por todo lo que había dentro.
Todavía tengo mi caja de gratitud. Lo mantengo a la vista. La gente piensa que es solo una decoración bonita, pero para mí significa mucho más que eso. De vez en cuando, cuando me siento deprimido, abro la caja. Saco un trozo de papel y practico la gratitud por cualquier resbalón que haya salido. A veces, saco un nombre de alguien a quien quiero que Dios bendiga. Para ese día, mi misión es rodear a esa persona con mis oraciones.

La mayoría de los problemas que puse en esa caja se resolvieron hace tiempo. Pero la caja todavía está alrededor para recordarme el poder de la gratitud.

¿Tiene algunos problemas en su vida hoy en día, áreas que parece que no puede resolver? Si aún no tienes uno, considera hacer una caja de agradecimiento. Recuerde, hay una diferencia entre saber sobre el poder de la gratitud y realmente aplicar la gratitud en nuestras vidas.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

y me pregunto por qué hago un cuadro en vez de una caja, pero con el mismo sentido, tal vez es mi inconsciente, que me ayuda a seguir jugando, ¿qué caja?, la que sube y baja, y veo cómo mi niño natural se expresa, por aquí y por allá,

jUgando, es tan importante jUgar…

 

recientemente descubrimos el triple camino, un camino de sanación, un camino de salvación personal, que tal vez tiene cierta capacidad de contagio, te animamos a que lo pruebes, tal vez tú tienes alguna de las 3 patas más corta que las otras,

tal vez ésa es tu vía para mejorar.

si quieres jUgar sencillo puedes juntar a tu madre protectora, paciente y cariñosa, que va a pintar un mandala, una actividad que además nos conecta con una energía sutil que nos puede acompañar en el resto de las actividades del día,

y a tu niña natural, que va a juntar el dibujo con cualquier tontería, dentro de un marco hueco, quién sabe por qué a los niños les fascinan las cosas sencillas, como los palos y las piedras, unas piedras que son preciosas, gracias a la imaginación,

y dejamos que pase lo que pase, ¿qué te parece nuestro manualidad de hoy?

7 emociones es un mod0

Anuncios

responsable de mis actos, de mis pensamientos y de mis emociones

en un momento del camino ya tenemos claro que 7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional en vez de un modelo de inteligencia emocional, ¿para qué me sirve la inteligencia si luego no soy lista, y no la pongo en práctica?

en un momento del camino decidimos filtrar los ejercicios y dinámicas que queremos hacer en los talleres, como es el caso de este ejercicio tan potente, gracias, madre, gracias, padre, por lo que no me pudiste dar.

en un momento del camino buscamos la forma de que una convicción personal rotunda no sea un impedimento para la conversación, y que la persona al otro lado no se vea forzada a creer nada, ni a rebatir nada,

a mí tampoco me gusta comulgar con ruedas de molino,

y proponemos un ejercicio a la imaginación, y a que cualquier persona desarrolle su niño natural, ése que todavía se permite jugar, ese Peter Pan que todavía vive a ratitos en el País de Nunca Jamás,

y les filtramos esa pregunta preciosa, imagínate sólo por un momento que tú has elegido a tu padre y a tu madre, las dos personas que más han influido en tu mundo, ¿en qué cambiaría tu percepción del mundo y tu relación con ellas?,

y dejamos que lo que tenga que ser, sea, y que ocupe progresivamente su lugar, y en algún lugar del camino podemos imaginar un mundo en el que nos dejamos de preguntar por qué me ha ocurrido esto a mí, pobre víctima,

y empezamos a indagar para qué he elegido yo así, y nacemos a un nuevo mundo, en el que podemos vivir nuestra responsabilidad personal, y desarrollarla sin límites, un mundo de responsabilidad al 100%.

   así lo vimos…

queremos agradecer a nuestros amigos Peter Pan y Campanilla, que en un momento del camino salen a nuestro encuentro y nos ayudan con esta clave sencilla para filtrar sin resistencias una posibilidad nueva,

una posibilidad con la que nuestra imaginación se permite jugar.

mi niño natural se muere de risa al ver la sencillez de este ajá, que no consiste en otra cosa que en ser consciente de que el adulto está muchas veces muy atado a su marco de creencias, un marco que llega a ser parte de su ser, incluso a definirle,

y que no podemos invocar en él un cambio, es tan difícil para el adulto cambiar…

pero podemos ayudarnos de su niño natural, que tal vez le permite jugar, y explorar de nuevo el mundo, y probar qué se siente si hacemos las cosas al revés, al niño le encanta tomarse con ligereza alguna que otra norma,

sacudiendo al padre rígido que también vive en él, para experimentar de nuevo la vida, y probar cómo sería su mundo si ponemos todo patas arriba, ¿qué te parece si experimentamos la vida sin la ley de la gravedad?

y me hace gracia que invoquemos a nuestro niño natural para que pueda entrar en nuestra vida el concepto de responsabilidad por todo, responsabilidad al 100%, esta característica propia del ser adulto,

como me muero de risa al imaginar que en vez de por la ley de la gravedad, Sir Isaac Newton y la manzana, y tanta gente seria y adusta y tal y tal, este mundo se puede regir por la ley de la ligereza y de la levedad.

y pienso en ese triple camino que todas tenemos por delante para desarrollar una vida plena, una vida radiante, ese espacio en el que nuestra madre protectora, nuestro Adulto y nuestro niño natural florecen.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace,

y que nos permite integrar teorías modernas de desarrollo social y organizacional con los fundamentos del buen trato y del campo de la atención, para el desarrollo de personas y comunidades sanas, innnovadoras,

radiantes o preciosas, sin más.

 

hibridando historias nuevas en el camino hacia la innovación

nos encantan los cuentos y las fábulas, cuando somos bebés, cuando somos enanitos, cuando somos adolescentes, cuando somos personas hechas y derechas, ése es uno de los fundamentos del cuentacuentos,

estamos programadas para escuchar y contar cuentos,

pero, y he ahí uno de los problemas, parece que el número de historias que podemos llegar a conocer es finito, y todos conocemos unas pocas historias, vamos a pensar que ésta es una limitación a esta aproximación,

hasta que un día pensamos que podemos componer o hibridar nuevas historias, juntando personajes dispares, que no se habrían conocido entre sí nunca jamás, porque, por ejemplo, pertenecen a dos cuentos diferentes,

y viven otra época, y nada tienen que ver, si te parece vamos a poner un ejemplo para ilustrarlo, ¿te imaginas cómo sería una historia en la que se juntan la Cenicienta  y Shreck?, vaya disparate, ¿verdad?,

pues mira que a mí no me lo parece, y es una dinámica que abre una puerta infinita a la imaginación, a que el niño natural que llevamos dentro juegue, y se permita explorar, eliminando barreras, limitaciones mentales que merman su creatividad,

ése es uno de los fundamentos de la innovación, barrer limitaciones mentales,

y en eso andamos este fin de semana, juntando la historia de Cenicienta, esa niña buena que limpia y limpia sin parar, en casa de su madrastra, con un padre sumiso, que le baila el agua a la bruja, para recibir unas migajas de reconocimiento,

si lo piensas bien Cenicienta encarna la anti-princesa,

y a la que vamos a juntar con Shrek, el rey de la ciénaga, el abominable monstruo de la ciénaga, aquí no hay mayor discusión, la figura prototipo del anti-príncipe, al menos así nos lo han pintado de inicio,

y juntamos a los dos protagonistas con una situación, ahí está el 3, que puede dejar volar tu imaginación, Cenicienta está triste, su mamá, ups, su madrastra, no la ve, y Shrek, que ya vive con ella, quién sabe cómo llegaron a juntarse,

será una historia rara que algo tiene que ver con su transgeneracional,

Shrek no sabe qué hacer para animarla, y se le ocurre salir de compras, ¿qué crees que le puede comprar como regalo a Cenicienta?

   así lo vimos…

escribo estas líneas después de un domingo por la mañana en el ogro de la ciénaga sale a comprar un aspirador con Silvia, no te imaginas qué ilusión le puede llegar a hacer a una anti-princesa este anti-regalo,

que además, de puro contenta, va a acabar pagando ella misma.

el ejemplo de arriba es una dinámica que podemos proponer en cualquier cole, en la dinámica de crear puentes mentales que nos permiten abrir la mente a la diversidad, al otro, a posibilidades nuevas de relación,

pero que también podemos proponer en cualquier organización, en la que el pensamiento se haya tan encorsetado, tan limitado a lo que las buenas prácticas externas dictan, copia y pega de la peor calidad,

y surge después de una conversación disparatada con Javier Goikoetxea, monstruo de la creatividad e impulsor de la economía del bien Común, yo le invito a cenar con unos amigos en Algorta, a 70 km, y el se va a la India con tal de no aceptar,

a Bombai, debe ser la bomba ir a a la India, y me responde con un proyecto que es la bomba, en el que participa en colaboración con Anesvad, y me acuerdo de un cuento, en realidad es una fábula, que puedo relacionar con este proyecto de cooperación,

y pienso en una línea que junta (en realidad barre las barreras mentales entre) un proyecto de cuentacuentos y un proyecto de responsabilidad social corporativa, o un proyecto en el cole y un proyecto en la empresa,

o un proyecto en la India, y muchos como éste, gracias, Javier, y las 7 emociones, un proyecto para extender la responsabilidad emocional en el mundo, y sigo barriendo barreras,

¿qué organización podría estar interesada en un proyecto así? ,

y pienso en Save the children, y pienso en el movimiento de la EBC, y pienso en la fundación alares, en la fundación diversidad, en el pacto mundial, en programas para extender la educación promovidos por la Caixa o Telefónica,

y siento que alguna de estas posibilidades se va a dar, una vez que hemos barrido las barreras mentales, con escoba y pala funciona, pero no te puedes imaginar cómo de bien va con un aspirador AAAA.

este post habla de varias cosas, el cuentacuentos incluido,

pero me gustaría enmarcarlo dentro de la línea de ecosistemas innovadores, una línea que prende sí o sí, como cuando enchufamos la corriente a la aspiradora, la creatividad en las personas y despejamos el camino de la innovación en la organización.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

¿por qué responsabilidad emocional en vez de inteligencia emocional?

en un momento del camino un ajá surge y observamos la perfección de la vida que estamos viviendo, con sus zapatazos incluidos, con sus desgracias y sus siniestros totales, sí, con todo y todo,

conectamos con el principio de causalidad, y nuestra vida se llena de “causualidades” (en vez de casualidades), nos dejamos de preguntar por qué a mí (la pregunta del oso de peluche y la víctima), y conectamos con para qué a mí,

y con una comprensión que va más allá, y que integra el transgeneracional, la historia de mis padres, de mi familia más allá de mis padres, para desentrañar pequeños misterios y grandes adhesiones,

y se abre una pregunta que es difícil de integrar si no estás en esta vibración, ¿para qué elijo esta experiencia?, ¿acaso soy absolutamente responsable de todo lo que estoy viviendo, de todos y cada uno de los acontecimientos que pueblan mi vida?,

no sé por qué me da que la respuesta va a ser que sí.

te animamos a que realices un pequeño test de responsabilidad, en el que a cualquier pregunta, empezando por las 7 siguientes, puedes asignar una de las siguientes respuestas, yo – ellas (otra u otras personas) – la providencia

¿quién ha elegido a mi mamá?

¿quién ha elegido a mi padre?

¿quién ha elegido a mi primera pareja?

¿quién ha elegido este trabajo?

¿quién ha elegido esta separación?

¿quién ha elegido esta pérdida?

¿quién ha elegido este día a día sin ilusión?

en una lista que tú misma puedes completar a tu gusto, eso es responsabilidad, pero por favor no elimines las dos primeras preguntas, que son procedentes, para pasar a valorar los resultados de la siguiente manera,

cuando dices yo asumes tu responsabilidad, cuando eliges otras personas o la providencia echas balones fuera, es una forma como otra cualquiera de responder yo no, por lo que no asumes tu responsabilidad, ya sabes,

depende cuál sea tu porcentaje de respuestas en el primer saco (yo) y en el segundo saco (yo no) así es tu aproximación a la responsabilidad por todo, y por absolutamente todas las situaciones que pueblan tu vida.

 

   así lo vimos…

si observamos el origen de la palabra responsabilidad, habilidad para responder, es fácil de entender que nos gusta mucho más que la inteligencia, ya que en la responsabilidad se conjugan la teoría y la práctica, 

esto es, el conocimiento y la aplicación de este conocimiento en nuestro día a día,

es más que lógico que seamos promotoras de las responsabilidad en todos los ámbitos de nuestra vida, responsabilidad social, sí, responsabilidad medio-ambiental, responsabilidad en la rendición de cuentas (en nuestros comportamientos), sí,

responsabilidad emocional, claro que sí,

y conectamos con ese texto que acompaña la contraportada de 7 emociones, que habla del color, muchas gracias, Goethe, por regalarnos la teoría del color y la comprensión energética en la que basamos 7 emociones,

color que surge como un baile entre la claridad y la oscuridad, con la participación del Ser Humano, en el ejercicio de observar, un baile de 3 elementos, en el que el observador se hace presente,

de la misma forma que hablamos de nuestra capacidad de actuar como observadores de lo que nos rodea y de lo que en nuestro interior se encuentra,

esa persona observadora que es capaz de sentir su emoción, entenderla, y hacer con ella (no somos sujetos pasivos a los que las emociones les pasan por encima), desde su mejor intención,

hacer lo mejor,

para sí misma y para su entorno próximo,

y ahí volvemos a la primera página de este libro, a la cita de Goethe,

y conociéndome mejor a mí misma, conozco el mundo que me rodea,

y entendiéndome mejor soy capaz de entenderte mejor a ti, persona, animal, amiga planta, mundo mineral, en un viaje infinito hacia lo minúsculo y hacia lo inconmensurable, lo infinito,

es lógico entender que no termina ahí el viaje, si acaso estamos comenzando, y encadenamos preguntas nuevas,

sí, por estos dos motivos nos cuadra mucho más la responsabilidad que la inteligencia, ojalá tu reto esté en poner estos pocos fundamentos en práctica, y en pasar de las musas al teatro,

a este teatro tan bonito que es la vida.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que compartimos desde este enlace.

 

dejar ir, dejar venir (un último ejercicio para despedir el año)

un año termina poco a poco, languidece según la cuenta atrás se acerca, ya sólo le quedan 13 horas, está a punto de extinguirse, puede ser un buen momento para hacer un pequeño ejercicio de recapitulación, sencillo y potente,

en el que revisamos qué nos ha traído, qué hemos vivido, con sus significados, qué tenemos que agradecer, cuáles son los hallazgos fundamentales, los grandes apreHendizajes, si los ha habido, ojalá no hayas tenido ningún siniestro total,

y qué quieres dejar atrás, en forma de pensamientos, emociones y acciones disfuncionales, tu vieja piel que ya no te sirve, que ya no te protege, que no debería ser parte de tu caminar en este año nuevo,

tal vez es esa relación con ese hombre, tal vez esa relación con tu madre o con tu hermana, tal vez están metidos tu ex y tus hijos en esa ecuación a todas luces imperfecta,

tal vez es ese miedo que te come desde las entrañas y te hace conducirte cada día mirando al retrovisor del más sonoro de tus fracasos pasados, que te impide mirar con lucidez, confianza e ilusión cada día nuevo,

tal vez es esa pena por lo que pudo ser y no fue, pero tampoco es, y además es imposible que vuelva a ser, porque hay cosas en esta vida que son simplemente imposibles, y es bueno reconocerlo,

tal vez es una rabia que sigue clamando en el desierto de este mundo que a veces se te antoja tan bestia, tan grotesco y malcarado, tan desprovistro de cariño y de una mínima sensibilidad,

sea lo que sea eso que te molesta en este año que agoniza tenemos una mala y una buena noticia, la mala es que eso que te molesta no está fuera, vive en ti, la buena es que no está fuera, vive en ti, y por lo tanto sólo depende de ti dejarlo ir.

   así lo vimos…

si tienes un rato libre este día, te proponemos un ejercicio sencillo, tan sencillo como respirar, 7 respiraciones profundas durante un minuto pueden bastar, conecta con todo lo vivido, y con esos dos listados de cosas,

los apreHendizajes y los regalos, por una parte,

y todos esos viejos hábitos (pensamientos, emociones, acciones) de los que te quieres desprender,

dos listas sencillas que puedes plasmar con la ayuda de un lápiz y uno o dos papeles, mejor 2 para componer el número 3, dos papeles con lo que puedes hacer lo que quieras, los puedes quemar, los puedes guardar para revisarlos dentro de un año,

y observar cómo se han modificado, tal vez te sorprendes con la comparación, muchas cosas siguen en el mismo sitio, alguna cosa a buen seguro que se ha TRANSformado, alguna tanto que tal vez ya ni siquiera está,

también puedes asociar a los dos listados un símbolo que para ti haga significado y dos acciones bien diferenciadas, tal vez incluso asocias el símbolo con un ritual, es tan rica nuestra imaginación y tan sabia nuestra intuición…

piensa que lo que hagas es perfecto, está bien,

en este ejercicio que te conecta con tus emociones, y esperamos que de alguna forma sutil con la emoción de la comprensión, porque a veces sólo necesitamos comprender para sanar un poquito,

comprender-nos para comprender-les, recuerda,

entre tanta algarabía externa y tanto quedabien, entre tanto cava y turrón, bien regaditos esta noche con campanas y uvas, lo viejo termina, viva lo viejo, para que lo nuevo pueda tomar su lugar..

si lees esta propuesta pasado el día 31, el 1, el 2, el 3, no importa, siempre que no sea el cinco, puedes sustituir la lista de lo que quieres dejar ir por la lista de lo que quieres dejar venir.

 

dejar ir lo viejo, lo que no nos sirve, lo que es dis-funcional en nuestras vidas,

para que lo nuevo ocupe su lugar,

un ejercicio inspirado por la teoría U de Otto Scharmer.

a lo largo de este año (y años anteriores) hemos presentando 7 emociones como un modelo de inteligencia emocional, hasta que integramos que no estamos hablando de inteligencia emocional sino de responsabilidad emocional,

un sutil matiz que hace toda la diferencia,

es más que probable que en el 2018 y siguientes sigamos profundizando en ese concepto de la responsabilidad personal, también en nuestro rico y profundo mundo emocional.

7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, accesible desde este enlace. entre campana y campana, y sobre campana una.

 

Soraya no es la solución ni el referente de este pueblo descalzo

veo desde el móvil esta noticia relacionada con la campaña en las elecciones de Catalunya, y no me lo puedo creer, debe ser una broma, porque esto no es definitivamente campaña política,

es la más absoluta de las vergüenzas,

en este país en el que todo vale, porque aceptamos todo, y siento que es un buen momento para ver cómo funciona la plataforma avaaz, en la que voy a lanzar una campaña, con un texto sencillo,

en el que le pido a Soraya que ejerza su máxima responsabilidad política, y nos dé un ejemplo de lo que un político hace cuando se equivoca, que no es otra cosa que pedir perdón ante la opinión pública, y dimitir de todos sus cargos políticos,

una campaña con un texto sencillo,

Un político debería ser un ejemplo para su pueblo, y nunca al revés. Una persona que se dedica a la política debería unir, en vez de separar.

El discurso de Soraya Sáenz de Santamaría en plena campaña para las elecciones del nuevo gobierno de Catalunya es un ejemplo de todo lo contrario de lo que un político debe hacer. Ejercer su máxima responsabilidad política, mediante la dimisión de todos sus cargos, en su partido, y en el gobierno de España, es la mejor forma de pedir perdón. Otra persona, mejor preparada, y con mejor intención, le sustituirá. 

Por el bien de tu partido, Soraya, por el bien del gobierno de la nación, y de la relación con la autonomía de Catalunya, de todas las españolas y de todos los catalanes de paz, te solicito que dimitas de todos tus cargos políticos.

Si tienes alguna duda de las declaraciones de Soraya, puedes consultar este reportaje que se publica en la web del huffington post, titulado “Incredulidad por el discurso de Sáenz de Santamaría sobre Cataluña”, y publicado el 17 de Diciembre del 17,

un texto que tengo la intención de dejar flotar en internet, porque esto no se trata de empujar y tirar, sino de permitir que lo que tenga que ser suceda, con nuestro acompañamiento, siempre necesario, desde nuestra mejor intención.

   así lo vimos…

en el proceso de crear la campaña y compartirla con amigos, paso por diferentes emociones, desde la alegría, que tiene mucho del hacer conjunto desde la comprensión,

a cierta tristeza, según observo alguno de los comentarios y respuestas que recibo por el wasap, desde mi grupo de amigos de juventud,

Josu me indica que las desmesuras de los políticos se pagan en las urnas, y que estamos en campaña, parece ser que estar en campaña es como estar en la ciudad sin ley, en esa ciudad en la que todo vale,

y Juan me indica que Soraya sólo representa a las personas que le votan, definitivamente yo tengo una idea un tanto diferente de lo que debería representar un presidente o un vicepridente de Gobierno, incluso un ministro,

dentro y fuera de una campaña electoral

y en un grupo de personas que asisten a un taller de 7 emociones en el CIE, varias de las cuales acaban abandonando el grupo, creo que alguna emoción ha tocado el texto, y han preferido “matar al mensajero”,

ay, qué fácil es tapar en vez de gestionar, escuchar en vez de hablar, no tomarnos las cosas personalmente, ponernos siquiera por un momento en los zapatos del otro, esa característica que está relacionada con la empatía,

sí, me resulta curioso observar qué mal aguantamos el tirón de las personas que piensan diferente de nosotras, qué poco preparadas estamos para hablar de temas candentes, y qué fácil nos vamos a los extremos, tan lejos del justo medio.

y me acuerdo del chiste del vendedor de zapatos en África, el enfoque pesimista, “no hay negocio posible, nadie lleva zapatos”, y el enfoque optimista, “el negocio potencial es brutal, nadie lleva zapatos”,

y no puedo sino observar una sociedad sin zapatos, en la que no hemos integrado ni siquiera un poquito esa democracia participativa, no la representativa en la que vamos una vez a votar cada cuatro años, sino la otra,

una sociedad formada por personas activas y responsables que se implican en pequeños procesos del día a día,

una sociedad sin zapatos, durante y fuera de campaña electoral, en la que hablamos el doble de lo que escuchamos, es curioso que tengamos dos orejas y una sola boca, será para potenciar el efecto estereofónico, sin más,

y en la que escuchamos tan poco desde el corazón, ese órgano que mora en nuestro interior, tip tap, tip tap, no sé si lo notas, a mí a veces también me cuesta, y no para, afortunadamente, de latir.

en el proceso posterior intento asentar lo vivido, y recontacto con el proceso, el título que le he puesto a la foto, Soraya no es la solución, un título que representa lo que siento, sí, la solución no pasa por exabruptos de la vicepresidenta del Gobierno,

dentro ni fuera de la campaña electoral, ése no es el papel de una persona que representa un Gobierno que ha aplicado una medida sin precedentes en la historia de la democracia española,

y observo un fenómeno curioso, en el que la imagen del mitin se enmarca en el monigote con trazo azul clarito, un azul claro que representa tradicionalmente al partido popular, y algo choca,

el color del estrado, y del logo al fondo, no debe ser una casualidad, ya no es azul clarito, sino morado, un color que utiliza otra fuerza o partido de nuestro panorama político, porque poco a poco los vamos aprendiendo los colores,

y re-conociéndolos, los rojos y los azules, los naranjas y los morados, y me pregunto el por qué (o el para qué) de este desparrame que hace vomitar a esta chica estas palabras, tras la comida del tercer domingo de adviento,

tal vez ha tenido naranja de postre, o se ha ofuscado con el estrado morado, sí, está morada a naranjas, o a uvas, va a llegar un momento en el que no representamos nada, y eso es lo que nos vamos a merecer, nada, absolutamente nada,

el mejor espacio posible para que aparezca un buen vendedor de zapatos, que ojalá sea mujer, porque el pueblo, como la vieja clase política que ya no le representa, y mejor no hablamos de ser referente o ejemplo, está descalzo.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que explica el nivel energético de las emociones con la ayuda del color,

un modelo que tiene toda la cancha del mundo, como nuestro rico mundo emocional, porque el pueblo está descalzo, y, diría más, huérfano de referentes, mira que sí que hay cancha para la evolución.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.

 

 

 

 

con las emociones pasa como con la madera (i cadascú la cuina a la seva manera)

es tiempo de mercadillo de otoño en la escuela Micael, en este fin de semana que nos anuncia la llegada de la navidad, con los calendarios de adviento, un periodo que este año es más corto de lo normal,

con 4 domingos que empiezan a contar el 03 de diciembre, qué curioso, en una fecha como ésta se desarrolla el primer encuentro, y último, de prepárate en Madrid, el inicio de este cuentacuentos digital, hace ya cuatro años, cómo pasa el tiempo,

y entre puestos de ángeles de lana y artesanía de todo tipo,

se filtra este año una pareja mediterránea, Cadascú, que se presenta con una tarjeta de madera, y que nos regala una exposición preciosa de figuras de todo tipo, barcos y trenes, jirafas y elefantes, mamuts y ratones, cada pieza es única, irrepetible,

arte en madera que me conecta con mi abuelo, ebanista, que se gana la vida con una serrería y posteriormente con la fabricación y venta de muebles, y con mi padre, artesano aficionado a la madera desde su tierna infancia,

arte-sano, qué bonito, qué necesario,

como la infancia, qué necesaria,

como vivir con aquello que nos da la vida, sea lo que sea en cada caso, a cada persona, a ti y a mí, a esta pareja que se acerca hoy desde Valencia, o como bien reza la tarjeta de madera, a cadascú.

   así lo vimos…

y no puedo evitar esa pregunta, ¿qué habría sido de la vida de mi padre si en vez de vivir de la mar, profesión alimenticia y aritmética, 1 viaje, 2 viajes, 3 viajes, hubiese vivido de la madera?, pregunta que responde en off Jesús, mi primer jefe:

si mi abuela tuviese trole no sería mi abuela.

busco el significado de cadascú en internet, tú también lo puedes hacer, para copiar esta nota autoexplicativa, sobre todo si tú también hablas catalán, por lo menos en la intimidad

Cadascú i cadascun

Convé no confondre cadascú amb cadascun.

CADASCÚ (o cada u)

Cadascú és un pronom invariable referit a persones que vol dir ‘cada persona’.

  • El xef explica la recepta i cadascú la cuina a la seva manera.

CADASCUN (o cada un)

Cadascun és un determinant que va seguit de la preposició de i un nom. Té forma per al femení (cadascuna) però no per al plural. Es refereix tant a persones com a coses i vol dir ‘cada cosa o persona (que forma part d’un conjunt)’.

  • Per al seu aniversari dóna un caramel a cadascun dels nens de la classe.

De vegades es pot ometre el nom que acompanya si pel context queda clar el referent. En aquest cas, doncs, cadascun és un pronom.

  • Les dues entitats, amb més de 300 socis cadascuna, reben subvencions des de fa més de 10 anys.

y me imagino, o al menos eso intento, una vida en el que cada persona vive su propia vida, sin tanta carga transgeneracional, de mi padre, de mi abuelo, de mi bisabuelo, 1 – 2 -3, y quién sabe de cuántas generaciones más.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, responsabilidad que entendemos y desarrollamos según la definición y el ejemplo de arriba,

el xef explica la recepta i cadascú la cuina a la seva manera.

la magia del auditorio Rafael del Pino me recuerda que si tiene que ser, será

la presentación de Deedee Trotter, campeona olímpica de atletismo, en el congreso máshumano, que se celebra en el auditorio Rafael del Pino, ufff, qué americanada, sólo nos faltan un ejército de porristas y los pompones,

va a girar a una historia de superación personal bien contada, a pesar de mi endeble inglés,

una historia que va del éxito de una medalla de oro en las olimpiadas del 2004, a la no calificación para las olimpiadas del 2008, tras sufrir una grave lesión de rodilla, de la que Deedee no se opera para apurar los plazos y las posibilidades,

si se opera sólo tiene un 10% de posibilidades de volver a correr a nivel profesional,

una historia que habla de presión,

¿cuántas de las personas de la sala trabajan bien bajo presión?, sólo dos o tres manos se alzan,

una presión que Deedee nos ayuda a redirigir, en vez de ponerla arriba, una presión que nos aplasta, la podemos poner abajo, una presión que nos eleva, o detrás nuestro, una presión que nos empuja a nuestros objetivos,

en una camino que a veces es desesperante,

Deedee entrena desde el 2008, año en el que se opera, tras fallar en las pruebas de accesos a las olimpiadas, sólo logra ser cuarta, y la cuarta es la primera que pierde, porque sólo la primera, la segunda y la tercera mejores tienen plaza,

hasta el 2011, sin ningún éxito, sus patrocinadores le abandonan, sus amigos le abandonan, sus apoyos le abandonan, tal vez está acabada para el atletismo, eso dice el mundo que le rodea,

pero ella insiste, y empieza a observar pequeños progresos en sus marcas, todavía lejanas a las de 8 años antes, cuando está en el punto más alto de su carrera, la duda y el miedo son los 2 grandes enemigos de nuestros sueños y de nuestros éxitos,

y siguen insistiendo hasta la calificación final, carrera en la que entra séptima en la última recta, 100 metros que la separan de ser o no ser, y Deedee pone la presión a su espalda, séptima, sexta, quinta, cuarta, ¿ha llegado a alcanzar y superar a la tercera?,

pregunta que resuelve la foto finish, sí, Deedee ha conseguido calificar para las olimpiadas de Londres 8 años después, 4 años más tarde de su lesión de rodilla, de ese 90% de posibilidades de no volver a correr nunca a nivel profesional,

sueño imposible que se ha convertido en realidad, con la ayuda de esa presión buena que la empuja en el logro de sus objetivos,

Deedee va a competir en Londres 2012, donde va a ganar el bronce en la prueba individual, la chica que 4 años antes le arrebata la calificación para las olimpiadas, la que ocupa la tercera prueba en la calificación, es ahora campeona del mundo,

ella, cuarta en las calificatorias hace cuatro años, la perdedora, es medallista olímpica, un bronce con sabor a oro, tras esta preciosa historia de superación personal, tras lidiar con la enfermedad, el entorno y las posibilidades,

con la sombra del miedo y de la duda, que nos matan,

muchas gracias por compartir con nosotros tu historia personal, con esta fuerza que tenéis los americanos en el contar, con ese énfasis tan grande en el “sí se puede”, I CAN, I MUST, I WILL,

yo puedo, yo debo , yo lo conseguiré,

y esas 3 recomendaciones para que este enfoque positivo forme parte de tu energía y de tu día a día,

escríbelo en un papel,

cuéntaselo a tu espejo todas las veces que puedas,

cuéntaselo a todas las personas con las que te cruces, todas las veces que puedas,

Deedee, muchas gracias por compartir con todas nosotras tus medallas y las claves de tu historia de superación.

    así lo vimos…

en el proceso de presentar la historia, Deedee circula entre el público sus medallas, un objeto siempre ayuda a tangibilizar las ideas, la de oro individual del 2004 viaja a la parte derecha del auditorio, la de bronce individual del 2012 viaja a la parte izquierda,

y la de relevos del 2012 repite en la derecha,

sí, no sólo va a ganar el bronce individual en Londres, también se trae de vuelta a casa la medalla de oro de relevos, 4 * 400,

por lo que, estando como estoy, ubicado en la última fila a la izquierda del auditorio Rafael del Pino, voy a disfrutar de la medalla de bronce, que simboliza ese gran éxito personal de esta atleta,

porque para ella ese bronce es más valioso que el oro anterior, tras esta historia de superación personal, al igual que es más valiosa para la fundación máshumano, es mucho más potente un héroe cuando nos ha demostrado toda su humanidad,

con una historia de logro, de servicio, de contacto con otras personas y con la naturaleza, una historia con la que lo mejor que hay en mí puede contactar.

en este ejercicio del auditorio en el que compartimos pocas palabras con pocas personas, cruzo una conversación casual con mi compañero de adelante, al que me ofrezco para sacarle unas fotos con la medalla,

de la misma forma que hace dos años entablo conversación con otro chico, sentado a mi izquierda, en el que va a ser el inicio del desarrollo de 7 emociones, tras ese correo suyo que recibo en Septiembre,

“Mikel, mira esta información, tal vez os interesa”,

claro que nos va a interesar, una posibilidad que va a abrir nuestra participación imposible en el II desafío talento solidario, promovido por la fundación Botín,

ahora estoy charlando con Raúl, de Save the children, una organización en la que 7 emociones / escuela de familias puede navegar, si tiene que ser será, si no tiene que ser ni aunque me forme en la fila,

qué gusto compartir asientos, historias y medallas, en este caso la de bronce, oro envejecido y mejorado por la experiencia de vida, Raúl, si tiene que ser será, mientras me sonrío, y me doy cuenta de que ya está siendo.

la historia de Deedee es una historia de logro, de consecución personal, una de esas historias que relacionaríamos con la energía del orgullo, Deedee está orgullosa, vaya que sí, y cómo se nota,

una historia que pasó por el rojo del miedo, con la sombra presente del miedo y la duda, que pasa por el naranja de la tristeza, hay una pérdida que aceptar, y un plan a desarrollar, y con el amarillo de la rabia,

Deedee siente rabia cuando sus propios patrocinadores le obligan a no participar en una carrera, asignándole el premio del ganador, una rabia que le sirve de acicate, para seguir entrenando, corriendo, para presentarse a pruebas de segundo nivel,

hasta que pequeños logros, predecesores siempre de los grandes, se van haciendo presentes, sí, el camino del orgullo no siempre es fácil ni rápido, hace falta a veces una buena dosis de rabia, convertida en compromiso con el plan,

convertida en acción perseverante, amarilla, sí la perseverancia necesaria para muchos logros está en territorio amarillo, un territorio por el que es necesario pasar para llegar al azul clarito.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional que integra fundamentos del buen trato y del campo de la atención, creative commons, un modelo inspirado en la teoría del color de Goethe y en la teoría U de Otto Scharmer.

puedes descargar 7 emociones desde este enlace azul clarito, claro que sí.

la carta de Dani Alves

Mierda, vine de la nada.

Estoy aquí.

Es irreal, pero estoy aquí.

estas frases, sacadas de la carta que escribe Dani Alves, de forma previa a jugar la final de la Champions, marcan un antes y un después, para mí, en la forma de entender a una persona, qué poco sabemos de alguien y qué fácil la juzgamos,

la verdad es que me acuesto el jueves leyendo la carta que escribe Alves, y me parece un ejercicio que todas deberíamos hacer, poner negro sobre blanco nuestra vida, nuestras luces y nuestras sombras,

en este ejercicio tan bonito que es la biografía, no puedo negar que después de leer a Dani me cae infinitamente mejor, no ya por lo dura que es su historia, no por el empeño a hacer frente a la adversidad,

me cae infinitamente mejor por su valentía, en el campo, y en la vida, no todo el mundo tiene el cuajo que tiene este chaval a la hora de reconocer que no tenemos que gustar a todo el mundo, hay gente a la que gustamos,

y hay gente a la que no vamos a poder caer bien en 100 vidas,

y se vale, es aceptable, es más, es normal, es bueno, no tenemos que gustar a todo el mundo, con que gustemos a una persona empieza a construirse un mundo diferente, no me imagino cómo nos iría de bien si nos cayésemos mejor a nosotras mismas,

en un ejercicio de presente continuo, ahora, ahora, ahora.

   así lo vimos…

yo que tú no me perdería la historia de Dani Alves, una historia que le lleva a un chaval a decirse,

Mierda, vine de la nada.

Estoy aquí.

Es irreal, pero estoy aquí.

y lo celebra, y lo disfruta, y se le nota, claro que se le nota, el orgullo necesita expresarse, como le pasa a Dani, una historia en la que una persona es fiel a su filosofía de vida, Ataque, ataque, ataque, ojalá le veamos hoy atacar con alegría.

en el orgullo conectamos con nuestras capacidades, sólo nosotros sabemos lo que nos ha costado llegar aquí, estamos orgullosos de nuestros logros, sí, y cuando ese orgullo se ve acompañado con la humildad, yo me reconozco,

y soy capaz de reconocerte a ti.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, CREATIVE COMMONS, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y la teoría del color de Goethe.

 

lo abundante y lo escaso

chirlas

en el ejercicio de diseñar el futuro, a veces somos tan brutos que pensamos que el mundo se va a plegar a nuestra voluntad pequeña, a veces, tenemos errores de cálculo gruesos,

y ahí me estoy acordando de nuestro cuentacuentos, un programa muy bonito pero que tiene muy poco de diseño para el gran público, seguramente, es hora de reconocerlo, tiene mucho de camino de desarrollo personal para unas pocas personas,

y todo parece confirmar este pensamiento reciente, que se empieza a anidar en mi cabezota hace cosa de un año, en el que dejo de buscar presentaciones en el mundo corporativo, del que me alejo temporalmente,

para dar paso natural a un programa emergente, 7 emociones, en un ámbito que des-conozco, el mundo educativo, aunque no me es ajeno, gracias a mis hijos y a mi experiencia personal, la educación, convertida en procesos de apreHendizaje,

con Hache intercalada, porque sólo aprendemos de verdad con Hache intercalada, cuando todo nuestro cuerpo incorpora una nueva realidad,

un programa que nace con la intención primera de ser un regalo, de hecho es un MOOC gratuito para profesores y maestras que vamos a re-lanzar este año, quizás con el curso nuevo,

y como todo regalo tiene una devolución, dando nos habilitamos para recibir, dejando ir nos vaciamos y nos hacemos presentes para lo nuevo que puede irrumpir en nuestras vidas,

y pasa el primer trimestre, y pasa el segundo trimestre, y pasa el tercer trimestre del 2016, y no pasa nada en la educación, un mundo nuevo que no nos re-conoce, que no nos tiene en el rádar, y que no nos va a aceptar de buenas a primeras,

y surge una idea, ¿por qué no nos giramos, y desarrollamos el regalo, y todo lo apreHendido en el camino en el mundo corporativo?, y llega esa presentación en Correos, ya en el cuarto trimestre del 2016, que abre una puerta nueva,

por medio de una pregunta, casi todas las preguntas dibujan puertas nuevas, es curioso, “¿habéis pensado que este programa no sólo es interesante en este organización?, este programa puede ser interesante en cualquier corporativo”,

y decidimos explorar esta idea, sin prisa pero sin pausa, tal vez no es nuestra prioridad número uno hoy, y realizamos unas pocas presentaciones adicionales, en adif, en Euskaltel, en Kutxabank, en Zte, en Leroy Merlin, en Triodos Bank,

y todo parece indicar que 7 emociones se deja querer, genera curiosidad y atracción,

y en eso estamos, tras una reunión de martes en Seat, en la que pudiendo hablar de otras cosas aprovechamos para hablar de 7 emociones, en eso estoy, sentado en la playa de Sitges, es invierno pero el día huele a primavera,

y siento que hay presentaciones nuevas de este programa tan bueno, bonito y necesario, 7 emociones, en Mutualia, en la fundación Adecco, en calidad Pascual, firmas imponentes todas ellas, alguna de las cuales se va a convertir en portaestandarte de 7 emociones,

sólo necesitamos 3 clientes, porque 2 o 3 casos de éxito ponen un programa en el rádar del mundo corporativo,

y reflexiono a semana pasada, con esta sensación de la playa de Sitges, arena y chirlas por medio, sobre lo abundante y lo escaso, sobre el cuentacuentos y las 7 emociones, sobre nuestra voluntad pequeña y la voluntad grande de la que somos parte,

los dibujos que nuestra voluntad pequeña hace, y otros dibujos que no tengo ni idea quién pinta, tan bonitos,

mientras hoy, si nada lo remedia, 3 amigas nos juntamos en una reunión del cuentacuentos, mañana le toca el turno a 2 presentaciones de 7 emociones, y me pregunto qué más da si es arena o es chirla, si lo uno y lo otro nace desde el amor,

con nuestra mejor intención.

chirlasmon   así lo vimos…

círculo de regalos es un ejercicio regalo de Luis Espiga, maestro de triformación social, que integramos en los bloques de la visión nocturna y los cambios de visión de las 7 emociones, hay ejercicios que merece la pena repetir,

está relacionado con la energía de dar y la energía de recibir, una energía que ayudamos a interpretar, y que nos sirve en los ámbitos social y corporativo, es muy sencillo de desarrollar, si te parece bien te lo explico en unas pocas líneas,

creas un círculo con personas, a cada una le das un objeto similar, puede ser una piedra, una tiza, un caramelo, una chirla, el ejercicio trata de pasar los objetos en sentido contrario de las agujas del reloj,

nuestra mano derecha coge el objeto depositado en nuestra mano izquierda, y lo pasa a la mano izquierda de la persona situada a nuestra derecha, si lo haces es muy sencillo,

nuestra mano izquierda recibe de forma despreocupada, simplemente está ahí, y recibe lo que tenga que venir, y nuestra mano derecha recoge ese objeto y lo da, y los objetos se ponen en circulación,

y creamos un flujo continuo, siempre y cuando nuestra intención y nuestra atención están en la energía de dar, si quieres puedes probar también lo que pasa cuando nuestra energía, intención y atención se ponen en “modo recibir”.

chirlas

este ejercicio, extremadamente simple, ejemplifica el concepto de dejar ir y dejar venir de la teoría U de Otto Scharmer, y lo podemos poner en práctica en nuestra vida, es un ejercicio que nos pone en contacto con la fluidez,

todas podemos contactar con nuestras capacidades, la escucha, la empatía, el cariño, …, unas capacidades que crecen cuando las ejercitamos, con la energía de nuestro amor, el amor es inagotable, cuanto más lo usamos más tenemos,

¿has pensado que en el mundo material cuando más damos menos tenemos, y que en el mundo espiritual la ley funciona de forma exactamente al revés, más tengo cuanto más doy, y más tenemos cuanto más damos?

tal vez por eso 7 emociones tiene esa energía que le falta a nuestro cuentacuentos, 7 emociones nace con la energía, intención y atención puestas en el proceso de dar, tal vez ésa sea la clave última de la abundancia y la escasez.

chirlas

puedes descargar 7 emociones desde esta página, creative commons, gratis, como los granitos de arena y las chirlas, sin publicidad.