1 hora 17 minutos y 51 segundos y la máquina de coser

sigma Hace unos meses iniciamos un proyecto que tendrá por nombre, si nadie lo remedia, Proyecto de vida sin excusas. Para explicarlo brevemente se trata de diseñar tu propio proyecto de vida a partir del reconocimiento personal, a partir de ese particular «yo soy» que a todos nos toca.

Por hacer un resumen grueso llegué con tres pequeños problemas relacionales: problemas con la madre, problemas con la pareja (ya ex) y con los hijos. Hacia arriba, a mi nivel, y hacia abajo. Como lo resumió Mario, con los tres problemas que puede tener una persona. Adicionalmente, con problemas en el área de la abundancia, que se plasma en el dinero. Un dinero retenido en una represa, movimiento estancado.

Si hay 4 áreas que le tocan a una persona, a3, tocado, a4, tocado, a5, tocado, a6, yo estaba literalmente hundido. Pero como la vida es mucho más larga que el juego de los barquitos, con porta-aviones hundido y todo, seguí trabajando.

En el desarrollo de la relación con los padres, hicimos varios movimientos. La carta, a  la madre, sinceramente, no me produjo un movimiento grande. Yo le había mandado una carta un año antes de las que crean un antes y un después en una relación, pero que no había movido gran cosa nuestra relación.

Llegamos al punto de las virtudes que tienen tus padres, un ejercicio que a las personas que están estancadas en el reproche les cuesta infinito hacer, cuando me di cuenta de una característica que tiene mi madre que, de alguna forma, he heredado. Ella es una persona sumamente creativa. De hecho, de eso vivimos cuando mis padres se separaron. Ella convirtió su afición de toda la vida (la costura), en una fuente de ingresos parcial (confección casera), y en un negocio (empresa de confección de pronta moda propia). He hizo de sus dos grandes dones, el tesón y la creatividad, su vida. MI madre acertó de pleno. Gracias a su trabajo, y su imaginación, mi hermana y yo pudimos estudiar empresariales en Deusto e ingeniería. Cuando me di cuenta de que una de las características que más aprecio de mi vida actual era un regalo de mi madre, se me abrió algo en canal. Creo que se me abrió la vida y me salió el pus que infectaba la relación. Donde había rabia y dolor, donde había reproche por todo lo que no hizo, o no supo hacer mejor, incluyendo el reconocimiento a la figura de mi padre, pasó a haber agradecimiento y aceptación.

A un mes de que mis hijos se fueran a vivir con su madre a México tenía dos opciones bien diferentes. Buscar un sitio en el que disfrutar con ellos fuera de mi familia materna o acercarme a mi familia para que ellas también, mi madre, mi hermana y su hija, otra vez tres niveles familiares, abuela, madre, hija, se pudieran despedir. Opté por la segunda. Y pasamos dos semanas, la segunda y la cuarta, en casa de mi madre en Algorta. Sin reproches ni recriminaciones por lo que pudo haber sido de otra forma y no fue.

Pasó el mes de agosto, y lo que estaba bloqueado se desbloqueó. Mi madre encontró un comprador para una casa que tenía en Polop, tras 3 años sin suerte. Qué casualidad, otra más, un mes después. Y me hizo efectiva la herencia de mi padre, muerto 23 años antes.

En estos últimos tres años yo he llevado a cabo un ejercicio necesario para mi desarrollo personal, el reconocimiento de padre, aita, te quiero, muchas gracias por todo lo que me has dado, esa generosidad y ese buen corazón grande grande grande, y  el reconocimiento de madre, ama, te quiero, muchas gracias por tu ejemplo en vida de empeño y creatividad, para desarrollar tu pasión y mantener y sacar adelante a tu familia.

Además, gracias a Mario, he dejado de echarles en cara lo que no tienen, su lado oscuro. Porque ese lado es el espejo en el que no me quiero mirar. Mi trabajo ahí es muy sencillo. hacer diferente. Sin juicio. Gracias a mis padres por lo que no me pudieron enseñar, porque ahí está mi senda, mi trabajo personal, mi capacidad para desarrollar un modelo de comportamiento diferente.

Mi madre, en vez de enquistar su relación conmigo tras hacer efectiva la herencia, se liberó. En vez de recriminarme nada a mí, se puso en otro sitio. Aceptó la situación. Me aceptó a mí. Nuevamente la ley del frontón. La pelota fue al fronton, … para volver. Fue con aceptación y volvió con aceptación.

Fruto de ese movimiento, dos anécdotas. Una conversación de 1 hora, 17 minutos y 51 segundos al teléfono, y una máquina de coser de colección. Tras la conversación, inusual por el contenido como la duración (a los hombres no nos gusta hablar, y somos secos al teléfono), decidí comprar esa máquina de coser que vimos en una de nuestras visitas al rastro de Navacerrada, en una de esas visitas que Silvia aprovecha para llorar. A mí me gusta el rastro y a ella llorar, y ahí encontramos solaz para los dos gustos.

Estaba en el proceso de salir a Navacerrada, y mi madre me llama por teléfono, con una pregunta:

«Mikel, me comentaste que estas navidades vas a ir a México a visitar a los niños. Me preguntaba qué te parece que te acompañe».

No sé cómo lo vamos a hacer, seguramente alquilaremos una casa para los cuatro estas navidades, pero el plan está ahí. Donde había rencor, agua estancada, en proceso de putrefacción, hoy hay un plan con agua nueva, quién sabe si nos acerquemos a algún cenote o a algún arrecife coralino. Pero la imagen que hoy tengo en mente es esa.

sigmamon   Así lo vimos …

Por cierto. Cuando fui a comprar la máquina, que estaba expuesta en una tienda de regalos navideños, a 300 €, llamé por teléfono. Y pensé que preferiría pagar 230 que 300. La mujer me atendió me comentó que tenía un descuento, el dueño estaba al lado (su hijo, la máquina fue de la abuela), del 25%, 225 €uros. Qué curioso, pensé. CAmino de Navacerrada pensé en comprar esos cortes de sabina que tenía en la tienda, a 12 €, me acordé. 225 € + 12 = 237, 13 € de vuelta, mi número favorito, pagando con 5 billetes de 50.
Decidí comprar uno. Al decirle que me quería llevar uno, la señora me lo regaló. La máquina costo 225-12 = 213 €, otra vez 13. Una máquina que costó 213 € está en mi casa esperando como regalo de navidades de mi madre. Dos cortes de sabina, a 12 € cada uno le acompañan a los flancos. 5 billetes de 50 € se convirtieron en 13.

Y no te preocupes, que otro día hablamos de los cortes de sabina.

Este post es parte de la colección de community manager 3.0, organizaciones que cuentan cuentos, un nuevo desarrollo de oé corazón que conjugala tecnología (las redes sociales internas y externas), los cuentacuentos (con las claves para que una historia se te quede “pegada”) y la seducción (porque dejamos de vender para que nos compren, sea cual sea nuestro “producto”). Cuéntamelo otra vez, Sam.

Si quieres, también nos puedes acompañar en linkedIN, unidos dentro, qué bonito: community manager 3.0, organizaciones que cuentan cuentos, un movimiento natural como la vida misma.

Este post es parte de Proyecto de vida sin excusas, un proyecto de Mario Reyes, Irene Aparici y Mikel BILBAO… GARAY, que también tengo madre.

pdvsinexcusas

Esta entrada fue publicada en aceptación incondicional, actitudes en la vida, agradecimiento, autores, biografía, community manager 3.0, community manager 3.0, encontrándome con mi familia sana, Mikel, proyecto de vida, talleres y etiquetada , , , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s