Claudio Naranjo (padre, madre e hijo), la educación y el SAT

satNo sé muy bien cómo hoy topo en pared, literalmente, porque no sé cómo he llegado a un video de Claudio Naranjo. Tengo referencias suyas, y del SAT, un programa de desarrollo personal por medio de Juanan, Joan Pau y Antonio, pero no me ha dado por investigar. Hoy, literalmente, me encuentro con Claudio y un video que está relacionado con la educación, tema que me apasiona.

Después de escucharlo 2 veces, cuando voy a empezar con un guión que guíe a lo largo de los 60 minutos de recorrido, copiando frases literales del camino, pienso diferente. Me veo con una mezcla de sentimientos encontrados, que van de lo poco que sé de tantas cosas (la historia de la filosofía, grandes pensadores de la humanidad, entre otras), de la necesidad de cambiar el “rápido rápido” que impera en la sociedad actual (otra píldora de minuto y medio, por favor, que muy largo no me lo leo ni lo escucho ni lo veo), y de la necesidad de despertar el interés por el pensar y el conocimiento de personalidades de nuestros días (Marurana, Echeverría, Naranjo) entre nuestros jóvenes y sus padres (a los que no me resigno a dar por perdidos).

PIenso en el video que acabo de ver (escuchar), de la sensación de que en un minuto caben un montón de cosas, cuando no se tiene prisa en decirlas, y de que estamos ante una cebolla, con capas y más capas, que cada uno tiene que “trabajar”, si le llama el mensaje.

En grande, veo un Claudio crítico y lúcido, crítico con la civilización que vivimos, una barbarie autoinventada, que sacraliza la violencia, y que posterga los sentimientos y la naturalidad, que posterga a la mujer y al niño.

Un Claudio que nos habla de 3 mentes (intelecto, corazón y cuerpo), de los tres cerebros (el intelectual, que nos convierte en homo sapiens, el mamífero, que nos convierte en seres relacionales, el reptiliano, que facilita nuestra supervivencia y nuestras conductas básicas), y de las figuras que encarnan y forman 3 seres (el padre, la madre y el niño).

Claudio habla de un mundo tecnificado, productivo, eficiente, racional, en el que vivimos, que sacraliza la violencia (el poder, el estatus), un mundo hegemónico, que tiene que dar paso a un mundo en el que las otras dos figuras, la madre (la empatía, la comprensión, la compasión, el amor), y el niño, mejor la niña (la naturalidad, la espontaneidad, la conexión con la fuente) tengan cabida.

Claudio habla de una mayor comprensión de la civilización, de un viaje personal en busca de la verdad, de cambiar la educación para cambiar el mundo, de Sócrates, de Freud, de Nietzsche, del oráculo de Delfos, de Apolo, de Dionisio, de la locura que lo cura, de la escritura automática, que es la menos automática de las escrituras, de seres absortos en sí mismos, en su déficit, con mucha rabia por lo que se nos hizo, y de un camino de autoconocimiento, que transciende el ego, la neurosis y las emociones destructivas.

Sigo escuchando a Naranjo, absorto en su viaje de vida, que está ligado con personas y tradiciones orales que nos llevan al eneagrama y a esos 3 amores que dan forma a nuestras vidas, el amor erótico (el amor de Eros), el amor cristiano (el amor de Cristo), y el otro amor (ese amor del que habla Maturana, el reconocimiento del otro, ese amor admirativo o aprecio, que algo tiene que ver con la amistad, que a veces está tan cerca de la devoción, y de la adoración).

Viajo por un video que no es corto, lleno de minutos, lleno de titulares, lleno de sentido crítico y propuestas blanditas, un video al que no le pongo minutaje, si lo quieres ver sólo te lleva una horita, puedes desconectar la televisión (el telediario y similares, deportes, despelleje, el tiempo) y dedicarte un tiempo.

Me acuerdo de una frase en la película 300, una frase terrible de ese universo masculino del padre del que habla hoy Claudio. “No va a ser rápido, no te va a gustar, no soy tu Rey”. Espero que sea todo lo contrario. Espero que la hora se te pase rápido, que te guste, y que hagas del amor tu reino, también en la educación (de tus hijos, si los tienes, de ti misma, como persona, en un camino de autoconocimiento y buen trato, y de los otros, en tus relaciones).

satmon  Así lo vimos…

En la historia de mi vida resuena una idea de la conferencia de Claudio Naranjo. En el diagnóstico de Gorka, mi hijo mayor, cuando tenía 5 años, en primero de primaria,

– a Gorka le falta jugar (ojo al dato, terminando el último año de jardín de infancia),

– Gorka tiene miedo al profesor (como nosotros a nuestros jefes y mayores),

se encuentran dos de las figuras de esta conferencia: el padre y el niño, el PADRE que dicta las normas y ese universo duro y desconfiado, el de la letra con sangre entra, y el niño que ve negada su naturalidad y espontaneidad en el hacer y en el vivir.

Afortunadamente, Gorka disfrutó de la figura de la madre, que le salvó del atropello. Gorka se encontró con la madre que le escuchó, “¿qué te pasa, hijo, por qué te haces bolita cuando tu profesora te habla?”, que le comprendió, que tuvo compasión por él, y que le acogió en un nuevo modelo de educación, lleno de artes, de atención por el Ser en desarrollo, un entorno nutritivo y amable.

Lo que Gorka recibió lo reciben otros niños sanos. Lo que reciben nuestros hijos un día lo recibimos sus mayores, con programas como el SAT de Claudio, un proceso de re-conexión con ese ser que vuelve a jugar (a des-inhibirse), a explorar (curiosidad convertida en actividad de crear, creatividad convertida en innovación), con programas innovadores que también lanzamos desde oé corazón. Un universo maternal (la madre) e infantil (y el niño) para equilibrar tanto dominio de la ciencia, la razón y el intelecto.

Por cierto, que no se me escape Claudio y su conferencia…

 

Esta entrada fue publicada en 4 colores, 4 elementos, actitudes en la vida, autores, corazón, el buen trato, espíritu, flechas al viento, Mikel, msc (o la maestría en sentido común), nuestras cruzadas, reverencia y admiración, una nueva educación, verde por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s