todo lo que busco o necesito me encuentra

antimanualacabo de ofrecerme a la hija de Fernando, amigo de “historias que TRANSforman” para reunirme con ella, y acompañarle en el proceso de disfrutar de un par de asignaturas que le acompañan en solitario este año,

sí, Sara es un ejemplo más del fracaso escolar que puebla el paisaje de este país,

y se puede beneficiar de un momento particular, ese momento que (aquí la falta de experiencia es un grado) me permite pensar en vacío (sin mayores condicionantes) cómo puede ser una educación (mejor aprehendizaje) diferente,

un aprehendizaje (todo mi cuerpo se sumerge y se hace parte de la experiencia) en el que no hay tedio ni des-interés, sino curiosidad, esa puerta mágica que abre la caja del tiempo sin tiempo, o del no tiempo,

un aprehendizaje en el que no tenemos que volver a dibujar y sub-rayar (¿te has rayado, Sara, de la misma forma que se rayan tus profesores, papá y mamá?) de la misma forma el mismo texto,

un aprehendizaje en el que si te gusta dibujar puedes dibujar, en el que si te gusta bailar puedes bailar, tal vez nos hace falta representar los eventos de la segunda Guerra Mundial en coreografías, tal vez tenemos que dibujar acuerdos y batallas,

tal vez tenemos que ver películas de época, tal vez tenemos que abrir un gran mapa en la pared y conectar personajes, movimientos y épocas, tal vez tenemos que leer libros nuevos y hacer conexiones,

y en eso estoy, de paseo con Silvia, bajando desde Colón (la plaza de la ofrenda) hasta la puerta de Alcalá, que abre paso a un camino menos ciudanita por medio del Retiro, hasta el ángel caído, para girar 90 grados a la derecha y descender,

ya de salida, camino del centro, por la calle de los libreros, donde quedan unas pocas tiendas abiertas, nos paramos en la primera, donde miro de sopetón un libro, y lo abro, y lo ojeo (le echo un ojo), y lo hojeo (paso las hojas), y lo siento,

un libro prologado por José Antonio Marina, ¿es éste el Marina famoso del mundo de la educación?, ¿el del libro blanco de la educación que contratan tanto los del PSOE como los del PP, sin llegar a un mínimo acuerdo entre ellos?,

qué curioso, este libro que me ha gustado tan poco, qué título más feo, y qué monigote más feo, y que me ha llamado tanto la atención, me lo voy a llevar a casa, donde leo el prólogo de Marina,

y miro con atención los títulos de los capítulos, sin desperdicio alguno, por delante y por detrás, y leo los primeros textos, ya sean del autor o de los grandes filósofos que corta y pega, para conformar enfoque y opinión,

y pienso en una educación en la que Sara, fracaso escolar, lee otros libros, de asignaturas que no ha suspendido, que le conectan con su tiempo vital (adolescencia), y con sus propios valores (¿qué pienso del mundo que me rodea y de mí misma?),

ve otras películas, de asignaturas que están por venir, y crea conectores, y pinta y baila, y mientras paseo a mi perro mi mundo se asea, y dedico ese tiempo sin tiempo para crecer desde dentro,

quién sabe si lo que le voy a contar le interesa un carajo, pero no importa, porque pensándolo en alto, por de pronto, me interesa a mí, y se ha abierto la caja de mi curiosidad,

¿será posible que yo pueda aprehender, pensar e integrar, con la ayuda de Sara, a los 49 lo que no memoricé a los 17?

antimanualmon   así lo vimos…

si tienes tiempo excedente (tiempo sin tiempo), te dejo unos pocos de los títulos de este “antimanual de filosofía”, que trata de los grandes temas que ocupan a los adolescentes, y algunas veces a sus mayores,

el poder, el sexo, el alcohol, las drogas, el control, la justicia, el respeto a los demás, a las normas, a los padres y a una misma, entre otros, ahí van varios títulos,

¿podrías prescindir de tu móvil?

¿por qué vuestro instituto está construido como una cárcel?

¿escoge un educador pedófilo su sexualidad?

¿es absolutamente necesario mentir para ser presidente?

¿por qué podéis comprar libremente hachís en Amsterdam y no en vuestro instituto?

títulos y textos provocadores que articulan un pensar diferente en 3 grandes bloques,

¿qué es el hombre?

¿cómo vivir juntos?

¿qué podemos saber?

antimanualcierro el libro, quizás es un antilibro, y no sé por qué pienso que me lo voy a pasar bien con Sara, en ese proceso en el que el fracaso escolar se convierte en afirmación personal, y en el que aprehender se escribe nuevamente con hache.

 

 

educar en sensibilidad

educarenestamos hablando de valores en una sesión del cuentacuentos, y la conversación deriva a la educación, y a la figura del maestro de secundaria, y de bachillerato, ese maestro que nos ayuda a amar, o su contrario, una asignatura,

y Ana nos referencia a un chico que se encuentra nominado como uno de los mejores profesores del mundo, un chico de cuyo nombre no se acuerda pero va a buscar, y me va a remitir.

paso el fin de semana con tres enaños, ya no tan enanos, Paula, de 17, segundo de bachillerato el año que ntra, Gorka, 16, primero de Bachillerato el año que viene, y Ainhoa, 11, sexto de primaria, material de primera,

y me acuerdo de Chema, aquel profesor que me da hace unos años clases de química en aquel instituto público, a 5 minutos andando desde mi casa, al que un día me quise parecer, y de Alicia, aquel ángel que me regala el profeta en aquella adolescencia dura,

y pienso qué importante es la figura del maestro, de la profesora, en nuestras vidas.

estoy en medio del finde, y tiempo habrá para investigar sobre ese maestro que hace cosas diferente, quién sabe cuáles, cuando entre la semana, una semana que, si nadie lo remedia, empieza, como otras muchas, en lunes.

educarenmon   así lo vimos…

y el lunes llega,

y me entero que ese maestro diferente tiene como nombre César Bona,

y le pone el acento a educar en sensibilidad, educar en empatía

para él son importantes, entre otras cualidades, el espíritu crítico, la curiosidad, la creatividad y la empatía,

un maestro que entra en clase y en vez de poner el foco en el libro de texto, de hecho los tira al suelo, lo pone en otro sitio,

“lo primero es ver lo que tengo delante, el factor humano”

y les anima a los niños a subirse a las mesas, algún día les hará falta hablar en público, para lo que no está mal que vayan más sueltos de autoestima,

un maestro diferente

“yo soy maestro, no sé todo, seguro que hay cosas que vosotros me podéis enseñar a mí”,

un maestro que nos enseña a

investigar

y crear cosas

“cada día les lanzo una pregunta o un reto”, en un ejercicio que promueve la curiosidad y la creatividad, ¿por qué tenemos la oreja así de arrugada?, que no tiene nada que ver con el temario,

y me quedo mirando en el video la clase de César, con

las normas del aula,

la lista negra,

el rincón de la abogada,

la lista blanca, los altruistas,

los buscadores,

el cabecilla de los sublevados,

la cretense,

una clase en el que todas las personas que son, proque nunca dejamos de ser, y están, gracias a que hoy además tienen un rol activo, y un interés por relacionarse y aprender, se desarrollan entre continente y continente.

y me despido de un César que disfruta, qué importante es disfrutar en la clase, que es además su trabajo, porque el canal que le une al mundo de cuando era niño está abierto, y “el niño que yo era me visita”.

(me pregunto) cómo sería este mundo si (todos fuésemos un poco César).

más info:

http://www.aulaplaneta.com/2015/01/19/noticias-sobre-educacion/el-zaragozano-cesar-bona-finalista-del-premio-al-mejor-profesor-del-mundo/

 

 

 

entendiendo un gesto de Christian Felber (el padre de la economía del bien común)

ungesto

de paseo por Chiapas, en busca del comandante Marcos, quién sabe dónde se esconde, me acuerdo de un video de Christian Felber, uno de mis videos favoritos, y reflexiono sobre uno de los gestos que repite aquí y allá.

es muy sencillo, y lo puedes ver en el video o en estas dos imágenes, un antebrazo en vertical, y el otro horizontal la punta de los dedos de una mano en contacto con el codo contrario, en sucesión,

ungesto2

derecha – izquierda, izquierda – derecha, qué sencillo.

este gesto tan tonto tiene una profundidad que no he desentrañado hasta hace bien poco, y me gustaría comentar contigo.

en su discurso Christian habla de 2 economías tradicionales, el capitalismo y la economía planificada, forma alternativa de llamar al comunismo, y de un esquema alternativo, que bautiza como la Economía del Bien Común, o la EBC.

el capitalismo, si lo entendemos en puridad, habla de la libertad del desarrollo personal en el mundo de los negocios, y corresponde al antebrazo vertical, y antepone el yo al nosotros, en una visión amplia.

si yo soy más esforzado, más lista, más enérgica, más, más, mas, consigo más, y no hay tope para ese más, porque me lo merezco, para eso me he pasado toda la vida currando por ello.

el comunismo, si nos vamos a los ideales habla de los derechos comunitarios, del grupo, el derecho a la educación, a la sanidad, a un salario justo, a una vida en el que los mínimos estás garantizados, y se encuentra en el antebrazo horizontal.

en ese antebrazo el bien común prima respecto a la libertad individual, hasta un punto que ésta, y el compromiso con el desarrollo de un proyecto económico personal se ven restringidos hasta extremos in-imaginables.

en el gesto de Christian, tan sencillo como potente, el desarrollo personal y el bienestar colectivo, los dos movimientos que forman mi canto, y el canto de ustedes que es el mimo canto, gracias, Mercedes Sosa, tienen cabida.

mi impulso personal para el desarrollo de un negocio cabe. Y el bien-estar mínimo de todas las personas dentro del sistema caben. El desarrollo personal y el desarrollo social, las dos necesidades de la persona, aprehender e influir positivamente, caben.

me acuerdo de una presentación de Christian en Madrid, y las perguntas de Iñaki Gabilondo, que tildan el movimiento de la EBC como utópico, y pienso que este movimiento es estrictamente natural, y necesario.

 

ungesto2mon   así lo vimos…

en mi paseo por México disfruto del calor, del color, de innumerables artesanías de un pueblo amable, y veo bolsas de pobreza generalizadas. Sé que Chiapas no es representativo de México, pero pienso que sí es representativo del mundo.

porque las ciudadanas europeas están un peldaño o dos por encima de la media mundial. En renta per cápita, en bien-estar. Hay otro mundo, y no está tan lejos. Un día de estos vamos a llegar a la conclusión de que que el desarrollo de la riqueza personal y la desigualdad tienen que tener un límite, por el bien de los pobres, pero también, aunque ellas no lo entiendan, por el bien de las personas ricas.

para más referencias:

Claudio Naranjo (padre, madre e hijo), la educación y el SAT

satNo sé muy bien cómo hoy topo en pared, literalmente, porque no sé cómo he llegado a un video de Claudio Naranjo. Tengo referencias suyas, y del SAT, un programa de desarrollo personal por medio de Juanan, Joan Pau y Antonio, pero no me ha dado por investigar. Hoy, literalmente, me encuentro con Claudio y un video que está relacionado con la educación, tema que me apasiona.

Después de escucharlo 2 veces, cuando voy a empezar con un guión que guíe a lo largo de los 60 minutos de recorrido, copiando frases literales del camino, pienso diferente. Me veo con una mezcla de sentimientos encontrados, que van de lo poco que sé de tantas cosas (la historia de la filosofía, grandes pensadores de la humanidad, entre otras), de la necesidad de cambiar el “rápido rápido” que impera en la sociedad actual (otra píldora de minuto y medio, por favor, que muy largo no me lo leo ni lo escucho ni lo veo), y de la necesidad de despertar el interés por el pensar y el conocimiento de personalidades de nuestros días (Marurana, Echeverría, Naranjo) entre nuestros jóvenes y sus padres (a los que no me resigno a dar por perdidos).

PIenso en el video que acabo de ver (escuchar), de la sensación de que en un minuto caben un montón de cosas, cuando no se tiene prisa en decirlas, y de que estamos ante una cebolla, con capas y más capas, que cada uno tiene que “trabajar”, si le llama el mensaje.

En grande, veo un Claudio crítico y lúcido, crítico con la civilización que vivimos, una barbarie autoinventada, que sacraliza la violencia, y que posterga los sentimientos y la naturalidad, que posterga a la mujer y al niño.

Un Claudio que nos habla de 3 mentes (intelecto, corazón y cuerpo), de los tres cerebros (el intelectual, que nos convierte en homo sapiens, el mamífero, que nos convierte en seres relacionales, el reptiliano, que facilita nuestra supervivencia y nuestras conductas básicas), y de las figuras que encarnan y forman 3 seres (el padre, la madre y el niño).

Claudio habla de un mundo tecnificado, productivo, eficiente, racional, en el que vivimos, que sacraliza la violencia (el poder, el estatus), un mundo hegemónico, que tiene que dar paso a un mundo en el que las otras dos figuras, la madre (la empatía, la comprensión, la compasión, el amor), y el niño, mejor la niña (la naturalidad, la espontaneidad, la conexión con la fuente) tengan cabida.

Claudio habla de una mayor comprensión de la civilización, de un viaje personal en busca de la verdad, de cambiar la educación para cambiar el mundo, de Sócrates, de Freud, de Nietzsche, del oráculo de Delfos, de Apolo, de Dionisio, de la locura que lo cura, de la escritura automática, que es la menos automática de las escrituras, de seres absortos en sí mismos, en su déficit, con mucha rabia por lo que se nos hizo, y de un camino de autoconocimiento, que transciende el ego, la neurosis y las emociones destructivas.

Sigo escuchando a Naranjo, absorto en su viaje de vida, que está ligado con personas y tradiciones orales que nos llevan al eneagrama y a esos 3 amores que dan forma a nuestras vidas, el amor erótico (el amor de Eros), el amor cristiano (el amor de Cristo), y el otro amor (ese amor del que habla Maturana, el reconocimiento del otro, ese amor admirativo o aprecio, que algo tiene que ver con la amistad, que a veces está tan cerca de la devoción, y de la adoración).

Viajo por un video que no es corto, lleno de minutos, lleno de titulares, lleno de sentido crítico y propuestas blanditas, un video al que no le pongo minutaje, si lo quieres ver sólo te lleva una horita, puedes desconectar la televisión (el telediario y similares, deportes, despelleje, el tiempo) y dedicarte un tiempo.

Me acuerdo de una frase en la película 300, una frase terrible de ese universo masculino del padre del que habla hoy Claudio. “No va a ser rápido, no te va a gustar, no soy tu Rey”. Espero que sea todo lo contrario. Espero que la hora se te pase rápido, que te guste, y que hagas del amor tu reino, también en la educación (de tus hijos, si los tienes, de ti misma, como persona, en un camino de autoconocimiento y buen trato, y de los otros, en tus relaciones).

satmon  Así lo vimos…

En la historia de mi vida resuena una idea de la conferencia de Claudio Naranjo. En el diagnóstico de Gorka, mi hijo mayor, cuando tenía 5 años, en primero de primaria,

– a Gorka le falta jugar (ojo al dato, terminando el último año de jardín de infancia),

– Gorka tiene miedo al profesor (como nosotros a nuestros jefes y mayores),

se encuentran dos de las figuras de esta conferencia: el padre y el niño, el PADRE que dicta las normas y ese universo duro y desconfiado, el de la letra con sangre entra, y el niño que ve negada su naturalidad y espontaneidad en el hacer y en el vivir.

Afortunadamente, Gorka disfrutó de la figura de la madre, que le salvó del atropello. Gorka se encontró con la madre que le escuchó, “¿qué te pasa, hijo, por qué te haces bolita cuando tu profesora te habla?”, que le comprendió, que tuvo compasión por él, y que le acogió en un nuevo modelo de educación, lleno de artes, de atención por el Ser en desarrollo, un entorno nutritivo y amable.

Lo que Gorka recibió lo reciben otros niños sanos. Lo que reciben nuestros hijos un día lo recibimos sus mayores, con programas como el SAT de Claudio, un proceso de re-conexión con ese ser que vuelve a jugar (a des-inhibirse), a explorar (curiosidad convertida en actividad de crear, creatividad convertida en innovación), con programas innovadores que también lanzamos desde oé corazón. Un universo maternal (la madre) e infantil (y el niño) para equilibrar tanto dominio de la ciencia, la razón y el intelecto.

Por cierto, que no se me escape Claudio y su conferencia…

 

como vivimos compitiendo, siempre estamos negando a los demás

Si estás interesada en el desarrollo del liderazgo, te adjunto un par de preguntas sencillas, con sus respuestas, espectaculares, de Humberto Maturana, biólogo y filósofo chileno.

Si no tienes inconveniente, te llevo hasta el final, allá por el minuto 23.

23:49 Y a propósito de eso, en twitter nos preguntan si son compatibles, y cómo son compatibles, la colaboración con el liderazgo.

Una muy buena pregunta. Yo  creo que, como se entiende el liderazgo en general, no son compatibles. Porque en la historia, la historia de la palabra liderazgo, es una historia de aceptar la autoridad de otro. Y en el momento que usted acepta la autoridad de otro, no colabora. Obedece. Se somete. Entonces, confundimos mucho. Es totalmente distinto de la conversación, la coordinación con otros, que permite generar una idea,  y ponerse de acuerdo, y en el momento en que nos ponemos de acuerdo sobre el quehacer, es el acuerdo el que guía el quehacer, no el liderazgo.

No la dominación.

No la obediencia, efectivamente.

24:53 Y si usted atiende bien, se dará cuenta de que cada vez que uno obedece, uno se siente mal.

24:58 ¿Es importante respetar los errores? Este es un mundo que no respeta los errores.

Absolutamente. Porque si no respeto los errores, no me doy cuenta de ellos, o los oculto, o miento. Pero el otro también tiene que respetar mis errores. Cuando yo digo cometí un error, estoy diciendo una cosa muy potente. Me doy cuenta de que hice algo que era inoportuno, aunque en el momento pensaba que era así. Y eso debiera abrir la posibilidad de una conversación para corregir el error, para compensarlo. Bueno, ¿hay errores terribles? Por supuesto que sí, que hay errores terribles, que uno quisiera no quisiera haber cometido, pero resulta que cuando uno hizo lo que hizo no quería cometer un error, pensaba que era válido.

Lo que yo digo aquí es parte de lo que pensamos, hacemos en investigación humana.

http://www.matriztica.cl

maturana

y si quieres viajar hacia adelante, hay otra pregunta tonta, cuya respuesta da que pensar.

17:19 Desde twiter nos preguntan cuál es el camino alternativo a la competencia.

La colaboración. Usted suprime la competencia, y aparece la colaboración.

Entre todos lo vamos a lograr.

Bueno, entre todos. Pero claro. Porque en el momento en el que suplimos la competencia dejo de estar centrado en ser mejor que el otro. Puedo mirar lo que el otro hace, y aprender de él o ella, y el otro puede mirar lo que yo hago porque también no está compitiendo conmigo. Entonces, ¿qué aparece? La posibilidad de hacer algo juntos. Aparece la colaboración. En qué caso, en el que corresponda, en la situación en la que nos encontramos. Suspende la competencia y aparece la colaboración.

y si bajamos un poco más en el tiempo…

9:22 ¿Por qué estamos tan centrados en la lógica de la imposición de nuestras ideas?

Porque vivimos en la cultura de la competencia, del ganar, del progreso, del éxito, del competir. Fíjese que la competencia, implica la negación de lo que uno hace, porque uno hace las cosas en función de lo que hace el otro. Lo que guía mi hacer no es lo que yo quiero, …

Estamos negando a los demás para nosotros conseguir algo, porque pensamos y actuamos como si lograr algo en términos de la calidad de nuestro hacer dependiese del otro, y no es cierto. No depende del otro, depende de la calidad de lo que yo hago.

10:37 ¿Podemos vivir de manera distinta, o estamos condenados a vivir de esta forma?

No, no, no estamos condenados, los seres humanos no estamos condenados, porque siempre podemos reflexionar. Y aquí, a donde lleva la reflexión. La reflexión consiste en que uno se detiene un instante a mirar lo que está haciendo, y se pregunta, “¿me gusta lo que estoy haciendo o no? ” Pero tengo que mirarlo, y para mirarlo tengo que detenerme, tengo que aceptar que posiblemente no sé, no veo. Entonces, en ese acto de reflexión se abre la posibilidad de cambiar de dirección, se abre la posibilidad de que realmente no quiero lo que estoy haciendo. Así que vivir en la competencia, en la lucha, en este esfuerzo continuo del éxito, no hace que hagamos mejor las cosas. No nos abre espacios de reflexión que nos permitan escoger un camino u otro en función de lo que queremos vivir, según lo que queremos conservar en la convivencia.

Gracias, Humberto, por tu pensar, y por tus quehaceres en Chile.

maturanamon   Así lo vimos…

Como un pensamiento nuevo, fresco, que nos transporta a otro espacio, que es el mismo espacio, de otra manera.

 

La Indagación Apreciativa tiene 10 principios. Dos de ellos, el construccionismo (juntos construimos la realidad), y el principio de congruencia (vivimos hoy nuestro futuro / como si), los hemos agrupado en un concepto que se podría agrupar como “las palabras crean”. El coaching ontológico, con figuras como Maturana o Echeverría, es una escuela que todos podemos seguir, y practicar, siendo impecables con las palabras que pronunciamos, viviendo desde nuestras palabras nuestro futuro, un futuro responsable, lleno de reconocimiento, respetuoso, con nosotros mismos y con cualquier otra persona.

Si quieres una presentación de los 5+5 principios que mueven la Indagación Apreciativa, entre los que se encuentran los dos principios anteriores, construccionismo y congruencia, te dejamos una presentación.

Diego Costa, el reconocimiento y el respeto

diegocosta Entro en la página de Marca y tres noticias en hilera llaman mi atención. Aunque los colores sean diferentes, rojo, blanco y amarillo, nos falta algún azul y algún verde para completar el juego, creo que tratan de lo mismo. En el primero, Diego Costa va con la roja. En el segundo, la Fifa, en la figura de su presidente, ningunea a Cristiano Ronaldo, uno de los mejores jugadores de la actualidad, por no decir de la historia del fútbol. En la tercera, el entrenador de Pau Gasol reconoce que el año pasado se equivocó con Pau, al entrar en politiqueos. Sigue leyendo

un MSC (máster en sentido común) para empezar

CUCHILLOSEra uno de los últimos días de Julio y Natalia me remite un enlace a un video que no me debía perder, el mismo que me había dicho Juanan que tenía que ver, la presentación del cuchillero de Albacete. Y no sé por qué pongo Albacete donde debía poner Teruel.

María Escario presenta en Womenalia un caso de un negocio con 22.000 clientes por internet, y la historia de un chico, labrador, de Teruel; Ricardo Lop, un ejercicio brutal de sentido común.

Ricardo nos cuenta cómo empezar un negocio de cero, sin saber nada de tecnología, estábamos a final de 98, que estaba con mi tractor por ahí, Sigue leyendo