volver a jugar tu juego

junuhEs miércoles por la tarde. Estoy hablando con Silvia de cosas varias, al hilo de unos ejercicios del taller de “conocimiento de Mí mismo” que estamos realizando en la fundación que mueve el teléfono de la esperanza, primer taller de 3 a realizar en el camino del voluntariado. Por algún extraño motivo, Silvia empieza a buscar videos que nos pasaron en el curso de fin de semana, hace algo más de un mes, mientras yo chateo por wasap con Pedro, aprovechando su 54 cumpleaños.

Sin venir a cuento, Silvia me hace llegar un corto colgado en youtube, esa magnífica biblioteca digital, de una peli deliciosa que vimos juntos hace ya unos meses, “la leyenda de Bagger Vance”.

en la Leyenda de Bagger Vance, Rannulph Junuh (Matt Damon) es un jugador de golf que es enviado a combatir en  la 1ª guerra mundial. Se celebra un torneo de golf de exhibición para hacer publicidad del campo de golf y de Savanah, pueblo de donde procede Junuh. En el torneo participan los dos mejores jugadores y Junuh es invitado a tomar parte para representar al pueblo. Es un duelo a 3.

Junuh se encuentra consumido por dentro de vuelta de la guerra. Su vida, su mundo, el amor que no fue, todos sus fantasmas, incluidos los que le alejan de su mejor época como golfista amateur, salen a relucir.

Antes de comenzar el torneo aparece un peculiar caddie (Will Smith), un hombre de color que ayudará a Junuh a encontrar el juego que perdió al irse a la guerra, comparando con sutiles metáforas, la vida misma con el deporte que ama, el golf.

En esta deliciosa película, yo que tú la vería, yo que yo pienso volverla a ver, Will Smith, en representación de una energía superior que viene a acompañarnos y a re-conectarnos cuando más lo necesitamos, llámale Dios, llámale autoconocimiento, llámale confianza en uno mismo, va ayudando a Matt (Bagger Vance) en ese caminito de volver a Ser. Unas pocas palabras se entrecruzan entre los dos en este video de poco más de 4 minutos, de las que entresaco 3 líneas, sólo 3.

– No puedo,

– Sí que puede, y no está solo, yo estoy con usted. Siempre lo he estado. Vuelva a jugar, su juego, el único que Usted puede jugar, el que se le concedió cuando vino a este mundo.

Golpee esa bola, Junuh, no se reserve nada, entréguelo todo, es el momento. Permítase recordar. Ahora es el momento.

junuhmonAsí lo vimos…

En la vida hay un momento para todo, y hay un momento continuo para creer en uno mismo. Creer en el sí que llevamos depositado, en esa semilla que hemos venido a cuidar, hasta que germine, y se manifieste esa planta preciosa que es nuestro Ser.

Y sin venir a cuento, como antes le pasa a Silvia, me encuentro buscando en you tube una canción de color negro.

Machín se preguntaba hace unos años si los angelitos podían ser negros, que también se van al cielo todos los negritos buenos.

Pintor, si pintas con amor, por qué desprecias su color, si sabes que en el cielo también los quiere dios.

Visto lo visto, el presidente de estados unidos de América, Obama, tostadito, 1, los angelitos negros de Machín, 2, por qué no un Dios negro (Will Smith), para terminar como empezamos este duelo de golf, “la leyenda de Bagger Vance”, con el 3.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 4 elementos, actitudes en la vida, autores, creer, espíritu, fuentes externas, Mikel, Silvia y etiquetada por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s