1000 litros de vida

1000litros

Hace una semana no tenía el gusto de conocer a Edita OLAIZOLA. Un video colgado en su perfil de linkedin, el primero que veo desde ese entorno, qué curioso, me cautiva de repente, y el interés va creciendo y mezclándose con alegría, y ese pensamiento que a veces, muy pocas, se cruza en nuestras vidas. «Qué persona más bonita. De mayor (en referencia a algún día, que espero no ser nunca mayor, o lo que es lo mismo, nunca dejamos de ser mayores y de espero que de crecer), me gustaría ser como ella».

Y lo que es la vida, el universo de las telecomunicaciones se desmiente, y detrás del cable aparece la persona, una persona cálida, agradable, bonachona,  generosa al extremo, cariñosa, tierna, que, entre otras cosas, me contacta con un amigo suyo, creando una nueva conexión, y entra en mi vida José Luis MONTES.

En las relaciones, a veces, muchas más de las que deberíamos, nos pasa como en las tiendas, que entramos de puntillas, miramos sin ver, escuchamos sin oír, pasamos sin apreciar, y salimos sin quedarnos con nada. Otras, cuando está encendido el observador, miramos y nos damos un ratito, paramos, hacemos la pausa. En el perfil de José Luis, qué gusto, he visto muchas cosas bonitas, como en su primera comunicación. Y abajo, en su correo, se me ha ocurrido, qué miedo, que ocurrencia, qué tontería, abrir un link, con el que te dejo.  http://1000litrosdevida.weebly.com/

A mí, personalmente, me ha hecho pensar. De lo ricos que somos y todo lo que tenemos. Del milagro de pulsar un clic y que se encienda una cebolleta, «se hizo la luz», y giremos un grifo y salga el agua, «un manantial en la cocina, alucino», abramos una puerta y haya comida fría, maravillas de este mundo en el que nos hemos acostumbrado a vivir.

Miro mi móvil y la balda de la hucha, y tras leer la web a la que una cadena de coincidencias tontas me lleva creo que me sobra un euro, va a ser que sí. Edita, José Luis, qué gusto el coincidir.

1000litrosmon   Así lo vimos…

Y ya que hoy parece que hablamos de emociones, esto es agua, potable, para beber y vivir, de la huella líquida de Edita y de José Luis, me he acordado de otra idea, por medio de un cuento, de otro uso del agua, del agua para tirar…

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaban de los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros.

Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba todo el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón; pero cuando llegaba, la vasija rota sólo contenía la mitad del agua.

Durante dos años completos esto fue así diariamente; desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada.

Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al aguador, diciéndole:

–          Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque, debido a mis grietas, sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.

El aguador, apesadumbrado, le dijo compasivamente:

–          Cuando regresemos a la casa quiero que observes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.

Así lo hizo la vasija. Y, en efecto, vio muchísimas flores hermosas a lo largo del trayecto; pero de todos modos se sintió apenada porque, al final, sólo quedaba dentro de sí misma la mitad del agua que quería llevar.

El aguador el dijo entonces:

–          ¿Te das cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado, y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi maestro. Si no fueras exactamente como eres, con tus defectos y todo, no hubiera sido posible crear esta belleza.

cuentosconalma

Cuentos con alma, puentes de luz. Rosario Gómez.

Porque no somos seres humanos con experiencia espiritual; somos seres espirituales con una experiencia humana.

Teilhard de Chardin

Esta entrada fue publicada en actitudes en la vida, agradecimiento, amar la vida, autores, co-crear, cualidades del alma, curiosidad, el vaso medio lleno, encontrándome con mi familia sana, flechas al viento, generosidad, Mikel, Responsabilidad Personal y etiquetada , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

2 comentarios en “1000 litros de vida

    • Y tú una persona súper generosa, Edita, como el agua que filtra y todo lo impregna, como el agua de la pajita, que da vida, como el agua que filtra de la vasija, huella líquida que suma, huella líquida que multiplica.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s