el tiki taka del ministerio del interior

mininterior

llega una comunicación del Ministerio del Interior, ¿será una multa?, no, no parece, viene en sobre grande, si no es eso, ¿qué puede ser?, ¿una felicitación por mi cumple?, no, es difícil, todavía faltan 3 meses para mi cumpleaños,

tiene que ser otra cosa, definitivamente,

y dejo el sobre sobre el asiento del co-piloto, voy de viaje solo a Valladolid, en un ejercicio de baby-siter, niñero, por una noche, una amiga está de viaje y me ha pedido el favor de que acompañe a su hijo y lo acerque a la casa de vuelta,

y por no pagar peaje tomo la carretera nacional, que cruza el pueblo de San Rafael, como me va a pillar un semáforo ahí al frente aprovecho para abrir el sobre, al fin y al cabo ya sé qué tiene dentro,

la resolución sobre el registro de la asociación “historias que TRANSforman”,

sólo tengo que leer un párrafo, hay algún problema o ha sido concedida, quién sabe por qué del sobre salen dos hojas, si no está en el principio del primero estará en algún sitio al final del segundo, digo, yo,

y en esto que un coche de la policía se pone a mi lado, y me pide que pare un poco más adelante, invitación a la que respondo presto, el semáforo ya está en verde, le puedo hacer caso sin saltarme los códigos de color,

y aprovecho ese tiempo en el que el policía me expide la receta para celebrar en mi interior que ese proceso que se empieza a gestar hace tres años, yo quería constituir una asociación antes que crear una sociedad limitada, pero no tocaba,

enelcaminoy que va tomando cuerpo en el primer semestre del 2015, y que nos lleva a depositar en el registro los acuerdos que dan pie a la existencia de “historias que TRANSforman” ya en setiembre, y culmina con este papel,

biennnnnn,

ha pasado ya una semana de esto, he ido a Valladolid y he vuelto, he hecho de baby siter y de mensajero, traje al niño a Madrid en el viaje de vuelta, he escrito 4 posts interesantes, me he reunido con el grupo del ulab, con Jesús, con Sergio,

hemos lanzado el MOOC “7 emociones y 3 dinámicas en el cole”, he dibujado el arco iris 3 veces, y como siga haciendo cosas sin pagar la multa, la reducción de 80 € a 40 € se va a esfumar,

en cualquier caso ya me ha salido más caro recibir la notificación del registro de la asociación, que lo que cuesta el registro de la asociación propiamente dicho, ya sabía yo que no podía ser tan barato,

maaaaal,

para que luego digan que no hay coordinación entre las fuerzas del ministerio del interior, unos que te mandan algo para que leas, y otros que te castigan por leerlo,

bueno, lo dicho, a ver si no me despisto otra semana y pago hoy la multa.

mininteriormon   así lo vimos…

y ya lo sabes, Mikel, nada de bien y mal, si lees, no conduzcas.

desde oé corazón e “historias que TRANSforman”, esa asociación de nueva constitución, lanzamos el MOOC en educación emocional “7 emociones y 3 dinámicas en el cole”, para promover el bien vivir en el sistema educativo,

matriculayregistro

educación que se convierte en apreHendizaje,

sí, yo también he apreHendido, los semáforos en rojo son para ver el color rojo, creo,

y los verdes, no hay más que ver la foto superior, para leer,

con el coche paradito, al lado de la carretera.

 

el vaso medio lleno

silvia“historias que TRANSforman la educación” es un proyecto que está a punto de terminar su recorrido en goteo, plataforma en la que lanzamos  la financiación del MOOC (curso gratuito) en emociones para todos los profesores y centros educativos en España.

con este último video queremos agradecer a todas las personas que nos han acompañado en la financiación del proyecto, y en la maduración de la idea.
muchas gracias por acompañarnos, a nosotros también nos gustáis vosotras.
un abrazo de corazón.

por cierto, una fase termina, y comienza la siguiente, porque no se hizo el peldaño para descansar en él, sino para pasar al siguiente.

faltan 3 días para cerrar el goteo, y pocos días más para abrir el MOOC, que esperamos os guste, y os sea de utilidad.

“historias que TRANSforman”, 7 emociones y 3 dinámicas en el cole, que pronto se pueden convertir en 4, en 5, dinámicas para el desarrollo de procesos positivos de los que todas formamos parte,

en un proceso continuo de dejar ir a lo viejo, y acompañar el emerger de lo nuevo, según se hace presente.

silviamon   así lo vimos…

en el video de hoy nos acompañan Pablo Cueva, socio de la asociación “historias que TRANSforman”, un regalo del camino que se transforma de tanto en tanto en rey mago, Tomás Orbea Celaya, un cariño grande que se labró en el tiempo, ayer jefe y hoy compañero de innovaciones, si hay un día un juego con las emociones y tal y tal también se lo debemos a él, Carlos Carrera, fundador de la asociación “aprendemos todos”, nuestra voz y nuestro abrazo, convertido en cariño de corazón, más allá de los mares, Nacho Villoch, bilbaino de PRO, que nos regala el nombre “historias que TRANSforman” en una presentación en su casa, el centro de innovación del BBVA, y Sandra Antón, amiga de Silvia, que nos presta de tanto en tanto a sus hijas para volver a disfrutar del regalo de pintar, y de los berrinches por aquí y por allá, amigos del camino reprentativos de esta vida que más bonita es cuando más la compartimos.

creo que de eso habla el vaso medio lleno.

utheopeqla teoría U trata de ese proceso en el que dejamos ir lo viejo, y celebramos lo nuevo,

un proceso en el que el YO SOY se hace presente,

tras revisar las ataduras del pasado,

mis creencias viejas y mi voz del juicio,

mi emoción desconectada por la voz del cinismo,

mi voluntad encapsulada por el miedo,

ese YO SOY que nos permite dar el paso del mini-yo a una conciencia ECO,

amplia, diversa, bio, sistémica, en la que somos parte de un todo mayor,

para crear nuevos escenarios, nuevas reglas y juegos nuevos,

con la alegría del asombro, y la celebración del vaso,

claro que sí, siempre medio lleno.

3 regalos del 14 (la fraternidad, aprehender jugando y la escucha activa) para terminar

convoco a un grupo de amigos para hacerles llegar un movimiento personal en el que me encuentro inmerso. Por algún extraño motivo, mi preocupación personal por mí mismo se encuentra en mínimos históricos, y entiendo que lo que tenga que ser será, de la misma forma que lo que tiene que ser ya está siendo, y es perfecto.

en ese proceso de vivir el día a día como si no tuviese motivos por los que preocuparme hoy, que mañana ya veremos, me voy conectando con lo que está fuera. Todo parece indicar que ya he pasado tiempo dentro.

miro mi año 2014 y veo un año en el que desparace Prepárate, el movimiento del que soy voluntario, para que me centre en mi proyecto personal, el desarrollo de un mundo económico más sano, qué curioso, se escribe como asno, cambiando 2 letritas, en el que el respeto es una regla fundamental, respeto por las personas, respeto por los animales, respeto por las plantas y las piedritas, respeto por este magnífico universo en el que habitamos todas, y en que hay una nueva palabra a re-descubrir desde el mundo económico:

la fraternidad

miro el sinnúmero de casualidades que pueblan mi año y no puedo dejar de agradecer los regalos que me ha traído el 2014, empezando por las vacaciones de Navidad con mis hijos y mi madre en México, para seguir con el encuentro en Abril con la Indagación Apreciativa en Barcelona, en un taller que dio Miriam Subirana, y al que asistí por recomendación de Antonio Delgado, un taller al que asistí con Silvia, mi pareja y mi principal soporte sentimental en la actualidad, ese espejo creyente que todos necesitamos tener cerca, una persona que cree en tu potencialidad tanto como tú mismo.

me acerco al verano y me encuentro con Ignacio Villoch en un evento de una organización que ni siquiera sabía que existiera, de la forma más rara que me pueda imaginar, Ignacio que se transforma en Nacho, que nos abre la puerta de una presentación en el centro de innovación del BBVA en Setiembre, para empezar el otoño.

es el mes de Julio y retomo el contacto con Aprendemos todos, en una escuela de verano, un intensivo de 5 días, con sus 5 noches, que me reconecta con Marina Escalona, y me conecta con Fidel, y con Jaime, y con Leo, sobre todo con Leo, esa persona que me enseña con su ejemplo qué es escuchar, ese escudero que está en la luz de Marina, y que da forma a una nueva etapa en aprendemos todos, desde el grupo de continuidad.

ya es Agosto, y me voy encantado de vacaciones, a visitar el sur, con Silvia, empezando por el oeste, por Portugal, el Alentejo, para seguir por el Algarve, cruzar la península, parando en las Alpujarras, en una noche que pudo ser mágica pero no lo fue, para encontrarnos de nuevo en Almería, esa tierra tan especial para mí, con la confianza del primer proyecto de cuentacuentos al empezar el verano, un proyecto con un cliente que se aplaza sine die, quién sabe si tenga lugar, unos días en Almería que pudieron ser normales pero fueron espectaculares, no hay nada en la vida mejor que no esperar ná.

en Setiembre aparece toda la energía del verano en forma de relaciones nuevas, y nuevos proyectos, para el desarrollo personal, por mí y por todas mis compañeras, el teléfono de la esperanza, cuando sea mayor quiero ser como Leo, Aprendemos Todos y la Escuela Oliver, un movimiento de ATEOs a seguir, las presentaciones del cuentacuentos, que se basan en esa nueva comunicación que movemos desde las personas, la emoción, lo positivo, con la fuerza del círculo, todos somos iguales, círculo que se convierte en elipse, cuando decidimos voluntariamente anular nuestra negatividad.

presentamos “historias que transforman organizaciones” en el centro de innovación del BBVA, qué buen título, Nacho, muchas gracias, Pablo y Olga me ponen en contacto con otro Pablo, Cueva, presidente del Consorcio de Inteligencia Emocional, para seguir con un hilo de continuidad. Lo que ha ocurrido en Setiembre en Madrid vuelve a ocurrir en Diciembre en Zamudio.

como nadie es profeta en su tierra, termino el año pensando que todo el mundo es mi tierra, y que no quiero ser profeta de nada.

en esas estoy cuando organizo una merienda entre amigos para conectar la triformación social, el fenómeno de aprendemos todos y la economía del bien común, ese movimiento del que ya soy voluntario, y me va a dar que hacer y que pensar, y que sentir el 2015.

hago mi listado para los 3 Reyes Magos de Oriente, con una energía renovada en el sí.

Antonio, Nacho, Miriam, Pablo, Olga, Pablo, Gaizka, Javier, Marina, Belén, Jaime, Noelia, Pedro, Óscar, Joserra, Jon, Ainhoa, un mundo de cariños en evolución pueblan el 14, el año en el que Chistian Felber, aprendemos todos, y Leo hacen aparición en mi vida.

la fraternidad, el juego en el aprendizaje, convertido en el proceso de aprehender, hacer propio, y la escucha tienen algo que ver.

gracias 14 por existir en mi vida,

gracias14

el 15 está al llegar.

 

lecciones de Hipatia de Alejandría (el círculo y la elipse)

laelipse

el principio positivo es el más importante de todos en la Indagación Apreciativa.

Nada tiene sentido sin el principio positivo. Ni el FOyAR (Fortalezas, Oportunidades, y Aspiraciones, Resultados), ni las preguntas, ni las imágenes, ni las palabras que construyen narraciones, ni las personas ni los grupos que constituyen comunidad, si trabajamos desde el no.

es por ello que es fundamental en nuestras vidas apagar el foco del NO.

Y si, Y SI, como diría Hipatia de Alejandría, ¿y si aprendemos a apagar el NO?

Y mucho mejor, ¿y si potenciamos en todo lo que hacemos el foco del SÍ?

laelipsemon   así lo vimos…

 

y si quieres ver presentación de los 5+5 principios que mueven la indagación apreciativa, te dejamos una presentación.

la indagación apreciativa

No hace mucho que conozco estos dos palabros juntos, si bien ya los conocía por separado.

Indagación, sustantivo, que algo tendrá que ver con el verbo indagar, que viene a ser como buscar con esmero, bucear en lo profundo para entender, algo así como lo que hace la madre con el hijo después de la verbena, el primer día que llega medio trompa, para concluir que el niño comió mucho pollo y se le revolvió el estómago, ay, qué haríamos sin madres en este mundo.

Y apreciativa, adjetivo, que algo tendrá que ver con el verbo apreciar, que viene a ser como valorar, querer o gustar. Te aprecio mucho como sinónimo de te valoro, te tengo cariño, te respeto, te tengo en consideración.

Lo pienso y dos verbos de la primera conjugación, ar er ir, ¿te acuerdas o me lo estoy inventando?, se juntan para formar un sustantivo que suena como muy serio, indagación, tan parecido a camión, a consideración, a satisfacción, nombres rotundos, y un adjetivo, apreciativa, que suena mucho más a abuelita o a tía lejana de toda la vida.

FLICKIA

Sigo pensando en las palabras en sí mismas y me doy cuenta que la terminación -ción no denota género, y aunque me suena muy fuerte no es masculina. Para comprobarlo, basta con hacer un ejercicio sencillo, que es poner el artículo omitido. La satisfacción, la consideración, la indagación, y el camión, ay, ay, ay, éste no termina en -ción. Va a terminar siendo una terminación femenina, qué raro. Aunque me entran ganas de profundizar, no lo voy a hacer, no.

Rebobino (uy qué duda más profunda entre la bobina y la bovina, qué cruel se está poniendo el post de hoy) en el tiempo y me acuerdo del primer día que me cruzo con las dos palabras juntas. Saliendo de una reunión en Aje Madrid, en la que Antonio y yo nos entrevistamos para captar el apoyo de la Asociación de Jóvenes Emprendedores a Prepárate Madrid, recuerdo que Antonio me juntó las palabras. Acababa de asistir a una presentación de Miriam Subirana con relación a una metodología que, en palabras de Antonio, “debía conocer”, muy próxima conceptualmente a nuestro producto / servicio de “organizaciones que enCUENTrAN CUENTOS”.

Ni corto ni perezoso, el día siguiente contacté con IDeIA, qué nombre más bonito, he tenido una IDeIA, no sé cómo no se me ocurren nombres tan chulos a mí para una organización o un producto, y mandé un correo de contacto. Recibí una respuesta para participar en la próxima presentación, esta vez en Barcelona. Como tenía la agenda complicada por esas fechas, me pareció que la respuesta fue “no”.

Pasó diciembre, celebramos Prepárate, llegaron las Navidades, con su carga de cava y turrón, que cava todo el turrón que cava, ¿o era quepa?, ay, qué dudas con la gramática, la sintaxis y la ortografía, me va a matar esta afición (hobbit, en inglés, que no, que no, que no pienso introducir más anglicismos), y volvimos, ya de año nuevo, esta vez impar, es curioso, pero siempre se alternan, ahora uno par, ahora uno impar, como si los hubieran barajado muy bien (los más maliciosos ya estarán pensando que alguien ha hecho trampas), y me acordé de aquel no.

En este mundo hay muchas formas de clasificar a las personas. Si quieres, ya que estamos jugando, te ofrezco una nueva. Hay personas que no aceptan un no por respuesta. Hay otras que sí se conforman, segundo grupo, y hay otras, tercer grupo, muy parecido al primero, que, sin embargo, siempre prefieren dos, o tres NOes. Por cierto, ¿se dice nos o noes?

Bueno, si no es así, qué le vamos a hacer. Vamos a seguir con el relato, a ver si acabamos antes de que sea viernes 13. Buceé en internet, y encontré información adicional de estas dos palabras juntas. Para no destriparte la parte sabrosa del cuento, vamos a resumirlo mucho. Lo que vi me encantó. Y lo que sigo aprendiendo me sigue gustando, qué le voy a hacer.

Me desplacé a un taller en Barcelona en el que trabajamos la resolución de conflictos desde la indagación apreciativa, y vuelvo a viajar esta semana para bucear un poco más. En dónde, te preguntarás. Para bucear en el arte de hacer preguntas (una forma muy tonta de indagar), y en el sí (una forma muy tonta de apreciar). Preguntas desde el sí, preguntas generadoras, o generativas, ay, qué duda, mamá, preguntas para crear una nueva realidad.

Porque si lo que es no es totalmente de tu agrado, en vez de hacer grande el no con una afirmación robusta y grandotota, como todo lo que acaba en -ción, bueno es bucear en lo que sí,  que puede estar por ahí despistado, con una preguntita, y con otra, a ver si se atreve a salir. Y he dicho bien preguntita en vez de interrogación, palabra que termina en – ción, como crédito y caución, que no como camión, ni como qué tontorrón.

Luz y sombra se dan la mano una vez más, y viajo a Barcelona, ciudad condal, antes de verla transformada en capital de la república, o será del condado, qué duda, una más, independiente de Catalunya.

FLICKIAMON   Así lo vimos…

Y recuerda, que no te tomen por bicho raro, todos lo somos de tanto en tanto, por no saber lo que es la IA, o confundirla con la Inteligencia Artificial. Indagación Apreciativa, o inteligencia natural, inteligencia para volver a vivir tu vida en preguntas plenas, llenas de fuerza, llenas de la energía movilizadora y entusiasta del SÍ.

1000 litros de vida

1000litros

Hace una semana no tenía el gusto de conocer a Edita OLAIZOLA. Un video colgado en su perfil de linkedin, el primero que veo desde ese entorno, qué curioso, me cautiva de repente, y el interés va creciendo y mezclándose con alegría, y ese pensamiento que a veces, muy pocas, se cruza en nuestras vidas. “Qué persona más bonita. De mayor (en referencia a algún día, que espero no ser nunca mayor, o lo que es lo mismo, nunca dejamos de ser mayores y de espero que de crecer), me gustaría ser como ella”.

Y lo que es la vida, el universo de las telecomunicaciones se desmiente, y detrás del cable aparece la persona, una persona cálida, agradable, bonachona,  generosa al extremo, cariñosa, tierna, que, entre otras cosas, me contacta con un amigo suyo, creando una nueva conexión, y entra en mi vida José Luis MONTES.

En las relaciones, a veces, muchas más de las que deberíamos, nos pasa como en las tiendas, que entramos de puntillas, miramos sin ver, escuchamos sin oír, pasamos sin apreciar, y salimos sin quedarnos con nada. Otras, cuando está encendido el observador, miramos y nos damos un ratito, paramos, hacemos la pausa. En el perfil de José Luis, qué gusto, he visto muchas cosas bonitas, como en su primera comunicación. Y abajo, en su correo, se me ha ocurrido, qué miedo, que ocurrencia, qué tontería, abrir un link, con el que te dejo.  http://1000litrosdevida.weebly.com/

A mí, personalmente, me ha hecho pensar. De lo ricos que somos y todo lo que tenemos. Del milagro de pulsar un clic y que se encienda una cebolleta, “se hizo la luz”, y giremos un grifo y salga el agua, “un manantial en la cocina, alucino”, abramos una puerta y haya comida fría, maravillas de este mundo en el que nos hemos acostumbrado a vivir.

Miro mi móvil y la balda de la hucha, y tras leer la web a la que una cadena de coincidencias tontas me lleva creo que me sobra un euro, va a ser que sí. Edita, José Luis, qué gusto el coincidir.

1000litrosmon   Así lo vimos…

Y ya que hoy parece que hablamos de emociones, esto es agua, potable, para beber y vivir, de la huella líquida de Edita y de José Luis, me he acordado de otra idea, por medio de un cuento, de otro uso del agua, del agua para tirar…

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaban de los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros.

Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba todo el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón; pero cuando llegaba, la vasija rota sólo contenía la mitad del agua.

Durante dos años completos esto fue así diariamente; desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada.

Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al aguador, diciéndole:

–          Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque, debido a mis grietas, sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.

El aguador, apesadumbrado, le dijo compasivamente:

–          Cuando regresemos a la casa quiero que observes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.

Así lo hizo la vasija. Y, en efecto, vio muchísimas flores hermosas a lo largo del trayecto; pero de todos modos se sintió apenada porque, al final, sólo quedaba dentro de sí misma la mitad del agua que quería llevar.

El aguador el dijo entonces:

–          ¿Te das cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado, y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi maestro. Si no fueras exactamente como eres, con tus defectos y todo, no hubiera sido posible crear esta belleza.

cuentosconalma

Cuentos con alma, puentes de luz. Rosario Gómez.

Porque no somos seres humanos con experiencia espiritual; somos seres espirituales con una experiencia humana.

Teilhard de Chardin

sin agujetas de imaginar, de creer creyendo, ni de querer

centro13me despierto a media noche, y me duele el cuerpo, una barbaridad. Vuelvo a tener agujetas. Me acuerdo de un tiempo pasado, un pasado casi remoto, hace 3 años. Por aquel entonces yo tenía una perra, txiki, un ser especial, mezcla de pincher y de chihuahua, que hoy vive más cerca de la tierra de sus ancestros. Por aquel entonces, yo la sacaba a pasear todas las mañanas. Como el paseo a veces se llevaba mal, con tanto frío y tanta oscuridad, un día empezamos a correr. 13 minutos para dar un paseo pasando por el parque de las Matas, hasta el polideportivo y de vuelta a casa, en el calle Sirena. 13 minutos de hábito diario que me sentaron fenomenal. Ese año del 2011 con poco entrenamiento más del que cuento me apunté a la media maratón de Madrid, en la que sucumbí, porque me creí Supermán, y 14 días más tarde, me apunté a la maratón, ay, que necios podemos llegar a ser, ¿verdad?, donde corrí 30 kilómetros. Llegué a salir de la casa de campo, y cuando la curva enfilaba hacia el puente de Segovia, me dije: “Mikel, para, o te vas a morir”. Dejé la sufridera para el que tuviese un perro más grande, o mejor preparación, y disfruté de los pajaritos, del aire limpio de primavera, de una mañana soleada, espectacular. Lo había conseguido, sí. Me podía volver contento a casa, claro que sí. No había terminado esa prueba tan dura pero había dado lo mejor de mí, mientras había algo que dar.

me despierto por la noche y me doy cuenta de que me duele todo el cuerpo. antes de ayer he vuelto a correr. Después de un lapso de tiempo, más o menos grande, vuelvo a correr. Y hasta ahí todo normal. Hace 3 años corría y ahora no. Es lógico que me duelan músculos que he dejado de utilizar.

pero pienso en otras actividades con las que ha pasado lo contrario, que antes no practicaba y ahora sí. En estos años, por lo menos tres.

arcoirismonLa primera. Fue allá por diciembre del 2011, fecha en la que me apunté a un taller del Arte de Vivir: el arte de respirar, una actividad, respirar conscientes, que forma parte de mi amanecer. Vamos a pensar en esta actividad como un remanso de paz, una tranquilidad de fondo que está ahí, para cuando se pueda necesitar.

La segunda, más reciente, como consecuencia de otro taller que fomenta incorporar hábitos nuevos en nuestras vidas. El vaso medio lleno y el asombro son dos características que he introducido en mi día a día. Y me acompaña en el proceso del recuerdo, porque tengo memoria de teflón un invento que se ha hecho fuerte en nuestras vidas, la cámara del móvil, que a veces comparte su espacio con una cámara digital.

epiyblasmonLa tercera, es la combinación de los números y las letras con las formas, y aquí sí que voy a tener que explicar, este es un regalo del cole de mis hijos. En la escuela Micael los niños aprenden por bloques lectivos. Números, letras y formas. Periodos de un mes. Cualquier niño o enanita que pase por un sistema de educación similar habrá probado por igual las ciencias (números), las letras (sin confusión) y el arte (formas), mira qué curioso. En un esquema que se parece bastante a la escuela escandinava, en la que no tienen prisa para que los niños se pongan como fieras a leer y a escribir, justo lo contrario del movimiento que ahora promueve el ministro de educación de turno, que piensa que como las habilidades lecto-escritoras de nuestros niños están a la cola del informe pisa hay que darles más y más pronto al leer y al escribir, anegando un territorio precioso, la infancia, de fichas y caca, perdón, competitividad. Este regalo de mis hijos, Gorka nos llevó allí, y Maitane lo disfrutó al 100, lo voy incorporando en mi vida poco a poco.

Estudié una ingeniería, números a mogollón, y me estoy dedicando a escibir (letras) y a pintar (formas). Pinto y escribo nuevos modelos para el desarrollo de personas, equipos y organizaciones, y como no soy rencoroso, utilizo algún número, como en el título de las “5 copas para brindar por la vida y la muerte”, o a la hora de enumerar, fase 1, fase 2, fase 3, cardinales, y primer movimiento, segundo movimiento, tercer movimiento, ordinales, o expresión delos resultados de nuestros programas, derivadas.

Pero lo que más me gusta de las matemáticas hoy en día son las integrales. Personas íntegras e integradas en su pensar, sentir y hacer, en organizaciones integradoras, con espíritu y corazón, que mente y cuerpo (procesos) tienen a más no poder.

me levanto de la cama y estoy contento porque hay músculos que no me duelen. No me duele el músculo de querer, ni el músculo de soñar, el músculo de imaginar ni el de compartir.

3 ejercicios, que tal vez son 5, tienen la culpa, la respiración, la mirada positiva, presta al asombro, las letras y las formas. un abrazo muy cálido con el músculo de querer.

123  así lo vimos…

la vida, al final al final, es un hábito.

Si siembras una accion cosechas un hábito, si siembras un hábito cosechas un carácter, si siembras un carácter cosechas un destino.

1

gracias, Artemio, por trazarme a el Arte de Vivir. Gracias, Bea, por el regalo de la respiración consciente y la responsabilidad por todo.

2

gracias, Mariano, por trazarme a Luis Espiga y el movimiento de la triformación social. Gracias, Luis, por el regalo de 5 ejercicios a incorporar en una vida consciente, y por la visión de cómo apoyar en las organizaciones y en los movimientos sociales en este mundo nuevo.

3

gracias, José Luis, por trazarnos el camino a la escuela Micael, ese sitio en el que Gorka se libró del ritalín. Gracias, Antonio y Mariana, por aceptar a Gorka, y con él a todos nosotros, en vuestra comunidad. Un espacio para jugar, sin miedo al profesor, miedo que se convirtió en respeto, para crecer en libertad, y para pintar.