sobre el esfuerzo que no es forzado, el elemento o el ikigai

ante el último post, el de ayer, en el que compartimos la diferencia sutil entre compromiso y confianza, aparece por ahí la palabra esfuerzo, una palabra que a mí no me gusta nada, no tiene connotación positiva para mí,

no hay más que ver cómo se forma su participio, esforzado, es forzado,

una idea que nos va a llevar a una conversación en la que interviene Concha, que nos comparte que, para ella, el esfuerzo y el compromiso brotan de la confianza… creo yo… lo otro sería jugar a los dados,

una idea que complementa Gaizka, 

pues no metamos al sacrificio en la ecuación que sino lo «petamos»,

«Sacrificio» tiene un componente cultural que lo desajusta… «esfuerzo» y «voluntad » sí van de la mano… y son muy liberadores. Es de las cosas que más gustito da… Esforzarse con lo que más te gusta, hasta que te gusta más…

y aparece una idea nueva, con lo que te gusta, dicen que sarna con gusto no pica, y ahí entro yo de nuevo, aprovechando este hilo que me ha regalado Gaizka,

Esfuerzo y voluntad, relacionado con algo que te gusta, se convierten en dis-fruT e y fluidez, 

Me acuerdo cuando dibujaba en primero de carrera, me pasaba dos o 3 horas de tirón, empezaba de día y terminaba medio a oscuras, ya de noche 💚 tmbn me pasaba lo mismo en primero y segundo de BUP 💙 o ahora con el blog 🌈 si fuese esforzado no lo haría, lo habría dejado hace tiempo, 

Prefiero pensar que nuestro niño natural puede encontrar numerosos espacios y actividades en los que jugar, experimentar y disfrutar sin mayor esfuerzo,

quién sabe qué tengo yo contra la cultura del esfuerzo, por lo que voy a ir a la wikipedia, a media mañana, para copiar y pegar este texto, que habla de todo esto que nos nutre y nos da la vida, es el concepto de …

Ikigai (生き甲斐 ikiɡai?) es un concepto japonés que significa «la razón de vivir» o «la razón de ser». Todo el mundo, de acuerdo con la cultura japonesa, tiene un ikigai. Encontrarlo requiere de una búsqueda en uno mismo, profunda y a menudo prolongada. Esta búsqueda es considerada de mucha importancia, ya que se cree que el descubrimiento del propio ikigai trae satisfacción y sentido de la vida.

El término ikigai se compone de dos palabras japonesas: iki (生き?), que se refiere a la vida; y kai (甲斐), que por rendaku da lugar a gai y aproximadamente significa «la realización de lo que uno espera y desea».

En la cultura de Okinawa, el ikigai se concibe como «una razón para levantarse por la mañana»; es decir, una razón para disfrutar de la vida. En una charla de TED, alrededor del minuto 10, Dan Buettner sugirió que el ikigai era una de las razones por las que la gente de Okinawa tenía una vida tan larga.

La palabra ikigai se utiliza generalmente para indicar la fuente del valor de la vida de uno, o las cosas que hacen que la vida valga la pena. En segundo lugar, la palabra se utiliza para referirse a las circunstancias mentales y espirituales en las que las personas sienten que sus vidas son valiosas. No está necesariamente ligada a la situación económica personal, o al estado actual de la sociedad. Incluso si una persona siente que el presente es sombrío, pero tiene un objetivo en mente, puede sentir el ikigai. Los comportamientos que nos hacen sentir el ikigai no son acciones que nos vemos obligados a llevar a cabo, sino acciones naturales y espontáneas.

En el artículo titulado Ikigai — jibun no kanosei, kaikasaseru katei («Ikigai: el proceso de permitir que las posibilidades de uno mismo florezcan») Kobayashi Tsukasa escribe que «la gente puede sentir el auténtico ikigai solo cuando, sobre la base de una madurez personal, de la satisfacción de diversos deseos, del amor y de la felicidad, se encuentra con los demás y con un sentido del valor de la vida, que avanza hacia la autorrealización».

está clara para mí la distancia que media entre el esfuerzo y encontrarnos con y en nuestro elemento, ahí está el libro de Ken Robinson para educadores, qué bonito cuando conectamos con nuestro elemento, o nuestro ikigai.

   así lo vimos…

volviendo a la cultura del esfuerzo que no es forzado, qué curioso, para mí el esfuerzo que no es forzado es otra cosa, ahí está la clave de mi postura en la conversación, me viene una imagen,

Luis Enrique, actual seleccionador español de fútbol, jugador elástico antaño, un ultramaratoniano, o un ultra-deportista hoy, no va a dejar que sus seleccionados duerman en la chaise longe,  sus equipos van a salir a correr y van a saber presionar,

¿se esfuerza o le encanta lo que hace, aunque tú y yo no lo podamos entender, porque para nosotras sería una tortura?, en palabras de su entrenador, «era un millonario que quería sufrir, necesitaba sufrir»,

lo que para mí sería una tortura para él es su alimento, o el conectar con su elemento, con su ikigai, tanto da, una imagen que puede tener sus equivalentes en el mundo de la conciencia y del desarrollo personal y social, por ejemplo en la teoría U,

donde nos encontramos la figura de Otto Scharmer, un hombre que ha encontrado su ikigai, despertar a la sociedad del sueño de la separación, con estas 3 des-conexiones que podemos convertir en nuevos puentes de re-conexión,

a Arawana, que le acompaña desde la corporalidad convertida en escenificación de la trama social, por medio del SPT (Social Presencing Theatre), el teatro de la presenciación, unas constelaciones de tercera generación,

a Kelvy Bird, cuya imagen nos acompaña hoy, que nutre de imágenes y de la técnica del schribing la evolución de la teoría U, es muy interesante ver cómo el arte y el cuerpo acompañan a la conciencia,

y cada quien hace lo que ha venido a hacer, dis-frutando en el viaje.

mirando hacia dentro, observo este caminar personal de Mikel, con su personal cuent cuentos, conector de ideas, librepensador, opinador, tocapelotas, integrador de mundos, creativo,

cada vez que me esfuerzo mucho, y siento ese esfuerzo, tengo que reconocer que no estoy en lo mío, estoy en otra cosa que no me corresponde, soy un im-postor, estoy impostando, estoy mintiendo, mejor si re-conduzco mi marcha, y me oriento mejor,

porque cuando no fluyo en la cosa y no estoy dis-frutando está claro que la cosa no fluye en mí, va a ser que no voy a sacar lo mejor de mí, ni a encontrar la maravilla que la actividad encierra.

y tú, ¿estás en el camino de tu ikigai?

en el fondo de la U viven extraños momentos de conexión, y habitan extrañas preguntas, quién soy yo, cuál es mi trabajo, qué bonito observar que en la cultura japonesa ése es un lugar común de toda la humanidad,

un espacio que todas habitamos, y al que podemos llegar, qué bueno, si no estamos ahí estamos de camino.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

 

 

Esta entrada fue publicada en ¿cuál es mi trabajo?, ¿qué pasa al fondo de la U?, ¿quién soy Yo?, Open Will por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s