la diferencia entre entender y comprender

copio un post de Héctor Ibáñez, que explica espectacularmente bien qué es la comprensión, la emoción oculta en nuestras vidas, muchas gracias, Silvia, por compartir.
Alguna vez hemos escuchado la frase:
¿Escuchas para comprender, o para responder?
Esta invitación a la reflexión deja entre ver que la comprensión te da un espacio de silencio, o espera tal vez, pero no una respuesta rápida, automática y mental. Aunque, ¿realmente sabemos qué es comprender? Y devenido de ello, entonces, ¿qué es entender?
Hace unos días conversando con una amiga sobre conflictos personales con sus padres, profundizamos hasta un punto muy interesante, un filón de información diría. Resulta que los padres de esta persona la critican constantemente y juzgan negativamente todo lo que ella hace. Como detalle importante, ella se comporta, y se siente, como la madre de ambos. Esto me hizo pensar, ¿qué pasará con las abuelas de mi amiga?, es decir, las madres de sus padres.
Mi amiga sentía mucha rabia, y su única intención era desahogarse de todo lo que le estaba pasando, pero al mismo tiempo, intentaba que yo le dijese algo para “ayudarla”. Ante ello observé que ella no quería comprender qué estaba sucediendo, sencillamente explotar y que le diese la razón.
Haciendo un paréntesis, desahogarse es una gran cura para esa vorágine de emociones que muchas veces nos atormenta, sin embargo, si luego no hay un cambio, o una comprensión, esto será un bucle y nada cambiará.
Le pregunté qué pasaba con sus abuelas y me dijo que, sus padres, eran huérfanos… Ahí lo vi todo claro, sin necesidad de fechas, sus padres no criticaban a mi amiga por lo que hacía o dejaba de hacer, sino que, inconscientemente, toda esa rabia y frustración que proyectaban, se lo estaban diciendo a sus propias madres a través de su hija. Sus padres tenían un gran conflicto pendiente por todos esos años sin figura materna, y que su hija reflejaba de forma inconsciente.
Por un instante, mi amiga se quedó en silencio, empezó a comprender, pero, de nuevo intentó “entender” porqué ella tenía que sufrir toda esa tormenta. Ante mi asombro, le pregunté, ¿sabes qué es entender, y qué es comprender? A lo que no supo responderme, por eso quiero compartir este pequeño detalle de la comprensión, porque es tremendamente relevante en todos los aspectos de nuestra vida.
Entender, podemos decir que es una capacidad intelectual de ser conciente de algo, un razonamiento de lo que está sucediendo.
Comprender, es sentir, empatizar, tomar consciencia. Para ello, lo que brota es un silencio profundo de aceptación y asimilación.
La gran diferencia tal vez está en ese silencio. El que entiende, luego pregunta: ¿cómo se hace?, ¿qué tengo qué hacer ahora?, pero el que comprende, siente en su corazón como vibra lo que acaba de escuchar, y sabe con toda certeza lo que significa. Es algo complejo de explicar con palabras, pero la persona sabe qué tiene que hacer en su vida a partir de ese instante, no necesita preguntar o contestar, es un “ajá”, de conexión sutil y profunda con esa sabiduría que portamos. Es una sensación similar a escuchar algo que, en el fondo ya sabíamos, pero no lo creíamos posible. Parece que en vez de tomar consciencia, estamos recordando cómo era todo, pero no es algo razonable, sencillamente se siente.
Una forma de experimentarlo, es adaptarse al silencio. Conversar respetando silencios, escuchando con total atención, tanto el exterior, como nuestro interior, y ahí sentirás comprensiones que dentro del tráfico mental de palabreos, es muy complicado palpar y escuchar.
así empieza una semana nueva, con este post tan claro, tan bonito, con una conversación con Silvia al teléfono, con la ilusión de seguir preguntando y entendiendo, o comprendiendo para influir.
   así lo vimos…
puedes descargar 7 emociones, CREATIVE COMMONS, una guía para comprender nuestro rico mundo emocional, en el que puedes encontrar, cómo no, la energía de la comprensión,
qué contento estoy de empezar el día con este texto, tan claro, tan lúcido, regalo de Héctor Ibáñez y de Silvia,
un texto relativo a la comprensión.
por cierto, el color de la comprensión, dentro de la paleta de los colores fríos (los colores del desarrollo de las personas y de los grupos) es el azul índigo, color de fondo de la teoría U, un color al que llegamos por medio de una inspiración,
en medio de una pelea entre el MAT y el modelo de emociones de Luis Emilio Oliver, dos modelos tan parecidos, y tan diferentes, todo encaja, todo encaja, pero no, no acaba de encajar, …
  y aparecen el espectro frío y cálido del color, y la teoría del color de Goethe, y de repente todo cobra sentido, con la ayuda de la emoción oculta, con la ayuda de la comprensión.
Esta entrada fue publicada en 7 emociones, la comprensión por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s