me voy a ser feliz (no sé si sobra el me o falta lo que falta)

rescato esta foto de entre las imágenes navideñas, por doblemente buena, pocas palabras en las que se encierran tantas mentirijillas, de esas que nos contamos a veces, a nosotras mismas, a veces sin la participación de amigos y familiares,

mentirijillas tan propia de estas fechas,

y pienso en la frase de la puerta de la fregoneta, que acepta varios cortes, cada cual más interesante, tal vez lo que pasa es que le sobran palabras, vamos a ver cómo queda con unas cuentas palabras menos,

me voy a ser feliz y no sé cuándo vuelva,

me voy a ser feliz,

qué difícil es irse a ser feliz a algún otro sitio cuando no soy feliz aquí,

me voy y no sé cuándo vuelva,

y pienso qué tontería, si mañana vuelvo a escribir unas líneas aquí, y no sé cuándo vuelva, cuando no me dejo de hacer compañía, siempre estoy conmigo misma, es que no lo puedo evitar,

voy a ser feliz,

o por lo menos lo voy a intentar,

y no sé por qué la frase se tiñe de alguna forma de despedida, cuando se hacen presentes las palabras que faltan, tal vez no sobran palabras sino que faltan, como faltan conversaciones entre muchas personas, también en navidad,

me voy a ser feliz (lejos de ti), y no sé cuándo vuelva (a verte),

qué mensaje más raro para mandarle a alguien por navidad.

   así lo vimos…

y me imagino qué canción y qué letra suena en el interior de esa fregoneta de las mentirijillas o de las palabras no dichas, una letra que bien podría cantar Rozalén, tal que así, y cuya letra copio a continuación.

Una niña triste en el espejo me mira prudente y no quiere hablar
hay un monstruo gris en la cocina
que lo rompe todo
que no para de gritar.

Tengo una mano en el cuello
que con sutileza me impide respirar
una venda me tapa los ojos
puedo oler el miedo y se acerca.

Tengo un nudo en las cuerdas que ensucia mi voz al cantar
tengo una culpa que me aprieta
se posa en mis hombros y me cuesta andar.

Pero dibujé una puerta violeta en la pared
y al entrar me liberé
como se despliega la vela de un barco.
Desperté en un prado verde muy lejos de aquí
corrí, grité, reí
sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

Una flor que se marchita
un árbol que no crece porque no es su lugar
un castigo que se me impone
un verso que me tacha y me anula.
Tengo todo el cuerpo encadenado
las manos agrietadas
mil arrugas en la piel
las fantasmas hablan en la nuca
se reabre la herida y me sangra.
Hay un jilguero en mi garganta que vuela con fuerza
tengo la necesidad de girar la llave y no mirar atrás.

Así que dibujé una puerta violeta en la pared
y al entrar me liberé
como se despliega la vela de un barco.
Aparecí en un prado verde muy lejos de aquí
corrí, grité, reí
sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

y leo el estribillo, que me hace sonreír,

Así que dibujé una puerta violeta en la pared
y al entrar me liberé
como se despliega la vela de un barco.
Aparecí en un prado verde muy lejos de aquí
corrí, grité, reí
sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

no somos los únicos que nos dedicamos a pintar puertas.

7 emociones nos ayuda a pintar puertas de colores varios, roja, para empezar, que me permite definir ese territorio en que estoy a salvo, sí, con la energía del miedo sano, que nos permite marcar límites, ESTO NO,

puedo oler el miedo y se acerca,

sé lo que no quiero
ahora estoy a salvo.

puertas azul clarito, azul índigo, también violeta, sí, porque algún día volveremos a descubrir la magia y la alegría de hacer juntas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar desde este enlace.

 

 

Esta entrada fue publicada en 7 emociones, el miedo por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s