el poder de los grupos y de los proyectos comunes

me levanto para deshojando la margarita de la convocatoria de la próxima convocatoria de el futuro emerge en Madrid, para este jueves, de esta forma, de esta otra forma, tras dejar el fin de semana en paso,

y me encuentro con unas notas en wasap relacionadas con la refundación del CIE, unas notas que se entrecruzan, nos entrecruzamos, aunque yo ayer no participo, parte de las personas integrantes del grupo,

y observo cómo la decisión que va tomando forma es la de la disolución de la asociación, todo parece indicar que el grupo tractor no ha tenido la fuerza necesaria para re-activar la energía de la asociación,

qué curioso cómo autodenominamos el grupo de trabajo, CIE_power,

y miro con cariño ese ejercicio que intento hacer allá por abril, dando un paso al frente, y proponiéndome voluntario para una serie de actividades, fundamentalmente relacionadas con la comunicación,

y proponiendo dos proyectos que podrían haber ayudado en el proceso de re-activar la energía, ya sea desde el futuro emerge, ya sea desde 7 emociones, y una convocatoria abierta por la fundación bbk a la que podemos concurrir desde la asociación

un movimiento que no recibe respuesta por parte del grupo, si acaso contraria, todo parece indicar que alguna de las personas del grupo, y pienso en Pablo, compañero y amigo de viaje, que así me lo comenta, se incomoda con mis formas,

y observo cómo la energía que no se potencia, cuando estamos un poco bajos, se acaba perdiendo por los rincones, se filtra en la tierra, qué curioso, si no aparece aquí aparecerá en otro punto en el que haga falta,

es la dinámica de la vida, personas que lanzan proyectos, personas que se juntan, personas que potencian algo que está por venir, en tanto en cuanto el balance de energía, lo que me requiere y lo que me aporta, está equilibrado,

personas que cierran proyectos, o proyectos que dejan de tener sentido, cuando la energía, el para qué, o el desde dónde, flaquean, y donde ayer nos dedicábamos a una cosa, mañana nos dedicaremos a otra,

o a la misma cosa, con distinta forma, con otras personas a nuestro alrededor, porque lo nuevo, y dentro de eso nuevo incluyo cualquier movimiento que tenga su fundamento en el desarrollo de nuestro rico mundo emocional, y de la conciencia,

porque lo nuevo, no hay de otra, se construye en comunidad.

   así lo vimos…

este mismo jueves, qué curioso, participo en la junta de socios de SOL España, la otra asociación en la que he decidido aportar mi energía este año, y en la facilitación Irene y Montse nos dibujan un cohete, qué curioso,

y mi imaginación se mueve del CIE a SOL, a ver si un día de estos tenemos un hueco en este espacio para lo que pasó después de la reunión de los socios de SOL España, con el cohete como vehículo que nos lleva la 2030,

que no es el infinito, pero está un poco más allá del aquí y del ahora que habitamos.

para la reunión de el futuro emerge en Madrid, esa reunión de este jueves que no tengo claro tenga, o tengamos, la energía suficiente para convocar, revolotea una idea relacionada con lo que acabo de vivir,

esa experiencia de 10 personas que se juntan en una sede en Madrid, en un proyecto para el desarrollo de organizaciones y comunidades conscientes, organizaciones y comunidades que aprenden,

y una multitud de chavales y chicas, una auténtica marea, que asisten a una fiesta organizada por Vogue en el centro de Madrid, en la plaza de Colón e inmediaciones, en las calles de Serrano y Velázquez, un jueves laborable a la noche,

un contrapunto que me hace pensar sobre la sostenibilidad de las relaciones humanas en diferentes territorios, en el ámbito rural profundo, en la gran urbe, ese conglomerado también profundo de personas,

dos espacios tan diferentes que sus realidades parecen tocarse, porque los contrarios muchas veces se tocan, mira que sí.

y pienso en un futuro emerge en el que las personas que asisten se sientan parte, en una conversación coral, respetuosa, desde las emociones, no desde nuestro plano mental, que vamos dando forma entre todas,

un movimiento que no es de Mikel, es de todas nosotras, en el que indagamos en la sostenibilidad de las relaciones humanas, en el campo profundo y en la profunda gran urbe, para continuar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

¿qué? ¿entonces qué? ¿y ahora qué?

el lunes nos reunimos de nuevo en sesión del u.lab para todas juntas
ver la “live session”, una sesión en directo que ha tenido lugar el día 9, festivo en Madrid,

después de disfrutar, sentir y reflexionar con Jaume Plensa, guiados por Eva
Martínez, y después de la live session, en la que nos comparten la certeza de que podemos desarrollar la empatía, la compasión y la toma de perspectiva,

al menos así lo atestiguan los resultados de un estudio del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales Humanas (Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences), en la presentación de Tania Singer,

tan necesaria en procesos de prototipado de lo nuevo, la sesión en vivo, esta vez vivida en diferido está terminando, tras la que desembocamos en un “café del mundo” (world café), facilitado por María Lorente,

en el que vamos emplear un marco tan sencillo como potente que aprende de Chris Corrigan, con tres preguntas sencillas, tres preguntas clave que ligamos con las reflexiones de Julie Arts que escuchamos durante la sesión,

¿por qué éste marco de Chris Corrigan?, te puedes preguntar …

porque es sencillo para hacer que el conocimiento fluya a la superficie y poder darle sentido, y además, porque la primera pregunta define el contexto inicial de un proceso que está en acción,

porque la segunda pregunta nos ayuda a darle sentido a lo que estamos descubriendo
(sense making) de manera profunda y la tercera es la que nos ayuda a decidir
la acción,

¿QUÉ? – ¿qué ha ido ocurriendo para nosotras desde el primer día que
llegamos a ésta nueva edición del U.lab?. Hechos objetivos en la medida de
lo posible.

¿ENTONCES QUÉ? – ¿qué hemos aprendido?, ¿qué diferencias / cambios (de comportamiento, de forma de ser, de entender, de mirar, de participar …) he observado o he puesto en práctica?,

¿qué diferencias o cambios he observado en otros o visto poner en práctica a otros?. ¿Qué impacto han tenido estos cambios en mí y en los demás?

Ésta pregunta la relacionamos con el comentario de Julie Arts sobre el survey que se ha realizado (acknowledge shifts on your being-ness and your doing-ness / reconocemos cambios en nuestro ser y en nuestro hacer)

¿Y AHORA QUÉ? – ¿Cómo nos gustaría aplicar y/o consolidar el aprendizaje?.
¿Qué acciones específicas me gustaría / nos gustaría poner en marcha?, una pregunta que relacionamos con el comentario de Julie Arts sobre el survey realizado,

what shifts would you like to see in your doing-ness and on collective being-ness and doing-nes? / ¿qué cambios nos gustaría ver en nuestro particular hacer, y en el ser  y hacer colectivo?

Y, siendo nuestra intención la cosecha, además de poder trabajar todas con todas a través de las distintas rondas del world café, este café del mundo con el que cerramos esta sesión del Ulab en Sol Madrid, nos aprestamos a recoger la cosecha,

con la ayuda de estas 3 preguntas,

¿qué?, ¿entonces qué?, ¿y ahora qué?, que nos ayudan a bajar de los hechos a las sensaciones, y las musas al teatro que es la vida del hacer, un hacer provisto de emoción y sentido, no está mal para continuar.

   así lo vimos…

 

si te interesa el arte como elemento facilitador de procesos en los que el sentir está presente, tal vez te interesa estas imágenes de la obra de Jaume Plensa que nos facilita Eva en la primera dinámica,

unas imágenes qué también pueden ayudarte a sentir y a conectar,

¿hay alguna en especial con la que resuenas en tu momento actual?

y seguimos en este desarrollo del Ulab, el laboratorio de la U, este marco para liderar desde el futuro a medida que emerge, que se promueve a nivel mundial desde el instituto presencing, la plataforma edex y el M.I.T,

porque el resultado de nuestras organizaciones y de nuestro mundo depende del nivel de conciencia desde el que operamos, empezando por la primera persona del singular, que se convierte en plural, un yo convertido en nosotras,

en este campo de investigación acción que es la vida.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos talleres de investigación acción que profundizan en el liderazgo colaborativo, con base en la teoría U de Otto Scharmer y reinventando las organizaciones de Frederic Laloux,

y 7 emociones, un modelo creative commons de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, conciencia, presencia, observación, color, arte, …a nuestra entera disposición.

iniciamos el U.lab 2017 en el HUB de Sol España en Madrid

2 semanas después de la reunión preliminar, en la que nos juntamos la mayor parte de las personas que vamos a seguir este proceso, nos reunimos el 21 de Setiembre en la sede de la sociedad nuclear española,

de la mano de José María, Irene y María, en un grupo que se hace grande, ya somos más de 20, y que recibe y acoge las nuevas incorporaciones,

para conocernos un poco mejor, quién soy, de dónde vengo, y qué me gustaría cambiar en mi mundo, por medio de presentaciones triangulares, que preceden a la presentación ante el grupo grande,

y para participar en la primera sesión en vivo desde el instituto presencing,

una presentación en la que Otto, Adam, Dayna,

nos van a guiar a través de la teoría U, una U que en algún caso toma la forma de O, hay una U inferior en el proceso de presencing, y una imagen especular, una U invertida, en el proceso contrario, de absencing,

presencia y ausencia unidas por el downloading, ese proceso de descarga automática en el que nos encontramos buena parte de nuestro tiempo, repitiendo sin cuestionarnos patrones viejos, obsoletos, caducos, ineficaces,

una presentación que da pie a un momento de conexión, abajo en la U, en el que conectamos con nuestra mejor intención para el viaje que iniciamos,

un proceso, un viaje, que Adam despliega en 3, marco (framework) y contenidos, herramientas prácticas, y prácticas relacionales, que se concretan en la formación de coaching circles (círculos de coaching) y Hubs (comunidades),

nosotras, sin ir más lejos, formamos una de esas comunidades que siguen este precioso viaje,

un proceso que se va a cerrar con la cosecha,

una cosecha que nos explica una facilitadora gráfica,

y que vamos a hacer nuestra de la mejor forma que conocemos, por medio del trabajo en grupos, para que la inteligencia colaborativa emerja,

en un proceso que apenas inicia,

muchas gracias, María, Irene, José María, por acogernos en este espacio cálido, en el que podemos conocernos, y contactar con nuestra mejor intención, el viaje apenas ha comenzado, a buen seguro continuará,

y no puedo dejar de sonreír al acordarme de esa pizarra que sube una y otra vez durante la presentación de Adam, no hay forma de que pare quieta, en este viaje compartido que nos lleva indiscutiblemente hacia arriba (up, en inglés),

a una nueva forma de entender el campo social, la inteligencia colaborativa, a aprender del futuro emergente,

a una nueva dimensión.

   así lo vimos…

y así lo puedes ver tú:

http://webcast.mit.edu/u.lab1x/vod/1738/

si estás interesada, tú también puedes ser parte de este proyecto global para el cambio de la conciencia, desde la emoción, desde la conexión con nuestra fuente interior, personal y colectiva, desde el registro en la plataforma edX,

donde puedes buscar el curso leading from the emerging future, liderando desde el futuro emergente, qué bonito, qué interesante, qué necesario, que promueven conjuntamente el tecnológico de Massachusetts (M.I.T.) y el instituto Presencing.

Tienes más información de Sol España, organización para el aprendizaje organizativo, a continuación